LA SANTA BIBLIA

Otro blog blog.terra.com.mx más

Agosto 19, 2010

EL LIBRO DE LAS SIETE EDADES

El Libro De Las Siete Edades

Capítulo 1
La Revelación De Jesucristo

La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró, enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan, que ha dado testimonio de la palabra de Dios, y del testimonio de Jesucristo, y de todas las cosas que ha visto.
Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca.

Juan a las siete iglesias que están en Asia: Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir, y de los siete espíritus que están delante de su trono;

y de Jesucristo, él testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra.  Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre,

y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos.  Amén.

He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él.  Sí, amén.

Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.

Yo Juan, vuestro hermano, y copartícipe vuestro en la tribulación, en el reino y en la paciencia de Jesucristo, estaba en la isla llamada Patmos, por causa de la palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo.

Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta, que decía.- Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último.  Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea.
Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro,
y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro.
Su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve; sus ojos como llama de fuego;
y sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno; y su voz como estruendo de muchas aguas.

Tenía en su diestra siete estrellas; de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza.

Cuando le vi, caí como muerto a sus pies.  Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último;

y el que vivo, y estuve muerto; más he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.

Escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que han de ser después de estas.

El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias.

Apocalipsis 1: 1-20

Introducción Al Capítulo Uno
La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas, que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan,
que ha dado testimonio de la palabra de Dios, y del testimonio de Jesucristo, y de todas las cosas que ha visto.

Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca.

Apocalipsis 1: 1-3

 1  El escriba (no el autor) de este libro, es San Juan el divino.  Historiadores concuerdan en que él vivió la última parte de su vida en Efeso, aunque para el tiempo de la escritura de este libro, él estaba en la Isla de Patmos.  Este libro no es la historia de la vida de Juan, sino la revelación de Jesucristo en las edades futuras de la Iglesia.  En el versículo tres es llamado una ‘profecía’ y así es precisamente.

2   Casi siempre, este libro es llamado la Revelación de San Juan,
pero eso es incorrecto.  Es la revelación de Jesucristo, dada a Juan para los Cristianos de todas las edades.  Es el único libro en toda la Biblia que está escrito por Jesús mismo, presentándose personalmente a un escriba.

3     Es el último libro de la Biblia, sin embargo, relata el principio y el final de las dispensaciones del Evangelio.

4    Ahora, la palabra griega para revelación es “apocalypse” que quiere decir “quitar el velo.” Quitando el velo se ilustra perfectamente en el caso de un escultor mostrando su obra esculpida, exponiéndola al espectador.  Es un descubrimiento, revelando lo que previamente estaba escondido.  Ahora, el descubrimiento no es solamente la revelación de la Persona de Cristo, sino la revelación de Sus obras futuras en las Siete Edades venideras de la Iglesia.

5   La importancia de revelación por medio del Espíritu a un verdadero creyente nunca podrá ser enfatizada demasiado.  Revelación significa más para Ud. que quizás Ud. se da cuenta.  Ahora, yo no estoy hablando de este libro de Apocalipsis y Ud., pero estoy hablando de toda revelación y es tremendamente importante para la Iglesia. ¿Recuerda Ud. la pregunta que Jesús le hizo a Sus discípulos?:

¿Quién dicen los -hombres que es el Hijo del Hombre?
Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías, o alguno de los profetas.
El les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?
            Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.
Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.
Mateo 16:13-18
6 Los Católicos Romanos dicen que la iglesia está edificada sobre Pedro.  Ahora, eso es verdaderamente carnal. ¿Cómo podría Dios edificar la Iglesia sobre un hombre tan indeciso que negó al Señor Jesús y


aun maldijo al hacerlo?  Dios no puede edificar Su Iglesia sobre ningún hombre nacido de pecado.  Y no fue sobre alguna piedra por allí, como si Dios hubiese santificado la tierra en ese lugar.  Tampoco es como dicen los Protestantes, que la Iglesia está edificada sobre Jesús.  Fue sobre la revelación.  Léalo así como está escrito: “No te lo reveló carne ni sangre, sino Mi Padre te lo ha revelado, y sobre esta piedra (revelación) edificaré Mi Iglesia.” La Iglesia está edificada sobre revelación - sobre el ASÍ DICE EL SEÑOR.

7  ¿Cómo supo Abel qué debía hacer para ofrecer un sacrificio perfecto a Dios?  Por fe él recibió la revelación de la sangre.  Caín no recibió tal revelación (aunque sí tenía un mandamiento), así que él no podía ofrecer un sacrificio correcto.  Fue una revelación de parte de Dios lo que hizo la diferencia y concedió a Abel la Vida Eterna.  Ahora, Ud. puede recibir lo que dice el pastor, o lo que el seminario enseña.  Y aunque se lo enseñen con la mayor elocuencia, pero hasta que Dios no le revela a Ud. que Jesús es el Cristo, y que Ud. es purificado por la sangre, y que Dios es su Salvador, Ud. nunca tendrá la Vida Eterna.  Consiste en la revelación espiritual.

8   Ahora, he dicho que este libro de Apocalipsis es la revelación de Jesús y lo que El está haciendo en las iglesias a través de las siete edades.

9  Es una revelación porque los mismos discípulos no conocían estas verdades registradas.  No les habían sido previamente reveladas.  Ud. recuerda que vinieron a Jesús en el libro de los Hechos y le preguntaron: “¿Restituirás el reino a Israel en este tiempo?” Y El les dijo: “No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones.” Aquellos hombres todavía estaban pensando en Jesús con un reino terrenal.  Pero era un reino espiritual el que El iba edificar.  Aun El no les podía declarar Su posición en el reino, porque el Padre no se lo había revelado.

10  Pero después de Su muerte y resurrección, y en este preciso tiempo de Su ministerio de intercesión, El puede mostrar aquí en esta revelación de Sí mismo a Juan, lo que haría y significaría Su gloria y presencia en la Iglesia.

11   En esta revelación El nos dice cuál será el final del diablo.  Nos dice cómo es que va a lidiar con el diablo y echarlo en el lago de fuego.  El revela el final de los impíos, los cuales siguen a Satanás.  Y Satanás
odia eso.

12  ¿Ha notado Ud. cómo Satanás odia dos libros de la Biblia más que todos los demás?  Por medio de teólogos liberales y científicos falsos, él siempre está atacando el libro de Génesis y el libro de Apocalipsis.  En ambos libros hallamos el origen de Satanás, sus obras terribles y también su destrucción.  Por eso es que él los ataca.  El aborrece ser descubierto, y en estos libros él ha sido descubierto exactamente como es.


13  Jesús dijo de Satanás: “El no tiene parte conmigo, y Yo no tengo parte con él.” Al diablo le gustaría probar que no es así; pero no puede, por lo tanto hace todo lo que puede para destruir confianza en la Palabra.  Pero cuando la Iglesia descree a Satanás, y cree la revelación de la Palabra por medio del Espíritu, entonces las puertas del infierno no pueden prevalecer contra ella.
14  Permítame incluir aquí un ejemplo de mi propio ministerio, si no es demás.  Todos saben que este don que se manifiesta en mi vida, es sobrenatural.  Es un don por el cual el Espíritu Santo puede discernir las enfermedades y los pensamientos de los corazones de los hombres, y otras cosas escondidas que sólo Dios podría saber, y entonces me las revela.  Quisiera que Ud. pudiera estar conmigo y ver el rostro de la gente cuando Satanás sabe que va a ser descubierto.  Ahora, no me estoy refiriendo a la gente.  Es que Satanás ha dominado sus vidas por medio del pecado, la indiferencia y la enfermedad.  Pero, ¡ojalá Ud. pudiera ver sus rostros!  Satanás sabe que va a ser descubierto, y cambios tan raros se manifiestan en los rostros de las personas.  Satanás tiene miedo.  El sabe que el Espíritu de Dios está a punto de mostrar sus obras al pueblo.  Por eso es que él odia tanto estas reuniones.  Satanás odia cuando se mencionan nombres y se revelan enfermedades.
15  Ahora, ¿qué es esto?  No es adivinación de los pensamientos ajenos, no es telepatía, ni tampoco es brujería.  Es una revelación por medio del Espíritu Santo.  Esa es la única manera por la cual yo lo puedo saber.  Desde luego, la mente carnal lo llamará de todo, menos el Espíritu Santo.
16  Permítame mostrarle otra razón por la cual Satanás odia este libro de la Revelación de Jesucristo en la Iglesia.  El sabe que Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos, y que no cambia.  Lo sabe mejor que el noventa por ciento de los teólogos.  El sabe que así como Dios es inmutable en Su naturaleza, El es igual de inmutable en Sus modos.  Por lo tanto, Satanás sabe de seguro que la Iglesia original de Pentecostés,
con el poder de Dios (Marcos 16 en operación), es la Iglesia
Verdadera que Jesús reclama como Suya.  Todo lo demás es falso,
tiene que ser.
17  Ahora, recuerde esto: Cristo en la Iglesia Verdadera es la continuación del libro de los Hechos.  Pero el libro de Apocalipsis muestra cómo es que el espíritu del anticristo entraría en la Iglesia y la corrompería, convirtiéndola así en una iglesia tibia, formal y sin poder.
18  También descubre a Satanás, revelando sus obras (el intento de destruir al pueblo de Dios y desacreditar la Palabra de Dios) hasta el momento en que él es echado en el lago de fuego.  El combate eso, no puede soportarlo.

19  El sabe que si el pueblo recibe la revelación verdadera de la iglesia verdadera y lo que ella es, lo que ella representa y que ella puede obrarlas obras mayores, ella será un ejército invencible.  Si ella recibe una revelación verdadera de los dos espíritus dentro de la estructura de la Iglesia Cristiana, y por medio del Espíritu de Dios discierne y resiste al espíritu del anticristo, Satanás estará sin poder ante ella.  El estará tan definitivamente contrarrestado como lo estuvo cuando Cristo resistió sus múltiples esfuerzos por obtener poder sobre El allá en el desierto.

20  Sí, Satanás odia la revelación.  Pero nosotros la amamos.  Con revelación verdadera en nuestras vidas, las puertas del infierno no pueden prevalecer en contra de nosotros; pero nosotros sí prevaleceremos en contra de ellas.

21  Recordará Ud. que mencioné al principio de este mensaje que este libro que estamos estudiando es la revelación real de Jesucristo en la Iglesia y Su obra en las edades futuras.  Entonces mencioné que solamente por medio del Espíritu Santo obtendremos revelación, o nos pasará por alto.  Uniendo estos dos pensamientos, veremos que no será solamente estudio y pensamiento natural lo que hará que este libro sea real.  Se necesitará la operación del Espíritu Santo.  Eso quiere decir que este libro no puede ser revelado a nadie más que a un pueblo especial.  Será una clase de gente con percepción profético.  Se necesitará la habilidad de poder oír de Dios.  Se necesitará instrucción sobrenatural, y no ser solamente un estudiante comparando versículo con versículo, aunque eso está bien.  Pero un misterio requiere la enseñanza del Espíritu o nunca será claro. ¡Cómo necesitamos oír de Dios, y abrir nuestros corazones, y llegar a estar rendidos al Espíritu para oír y entender!

22  Como ya he dicho, este libro (Apocalipsis) es la consumación de las Escrituras.  Aun está colocado correctamente en el canon de las Escrituras - al final.  Ahora Ud. puede entender porqué es que dice que todo aquel que lo lee y aun lo oye, es bienaventurado.  Es la revelación de Dios lo que le dará a Ud. la autoridad sobre el diablo.  Y Ud. puede ver porqué es que aquellos que le agregan o le quitan, serán condenados.  Tendrá que ser así, porque ¿quién puede agregar o quitar de la revelación perfecta de Dios y vencer al enemigo?  Así es de sencillo.  No hay ningún poder tan prevaleciente como la revelación de la Palabra.

23  En el versículo tres, una bendición es prometida para aquellos que prestan atención especial a este libro.  Yo pienso que eso se refiere a la costumbre de los sacerdotes en el Antiguo Testamento cuando leían la Palabra a la congregación por la mañana.  Muchos no podían leer, y los sacerdotes tenían que leerles la Palabra.  Con tal de que fuera la Palabra, habla bendición.  No había diferencia si fuese leída u oída.

24  “Porque el tiempo está cerca.” Previo a esto el tiempo no estaba cerca.  En la sabiduría y la economía de Dios, esta revelación tan tremenda no podía ser manifestada hasta entonces (aunque Dios ya la conocía enteramente).  Entonces de inmediato aprendemos una regla: la revelación de Dios para cada edad solamente puede venir en esa edad, y en un tiempo preciso.

25  Fíjese en la historia de Israel.  La revelación de Dios a Moisés vino en un determinado momento de la historia; y aun más determinadamente, vino cuando el pueblo clamaba a Dios.  Jesús mismo vino en el cumplimiento del tiempo, siendo El la revelación completa de la Deidad.  Y en esta edad (de Laodicea), la revelación de Dios vendrá a su debido tiempo.  No se atrasará, ni tampoco se adelantará.  Piense en esto y obsérvelo bien, porque hoy estamos en el tiempo del fin.

El Saludo
Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir, y de los siete espíritus que están delante de su trono;
y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra.  Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre,
y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos.  Amén.

Apocalipsis 1:4-6
26 La palabra “Asia” realmente es Asia Menor.  Es una área pequeña como del tamaño del estado de Indiana.  Las siete iglesias allí fueron escogidas especialmente de entre las demás iglesias por razón de sus características, las cuales serían halladas en las edades sucesivas, siglos después.

27 Los siete Espíritus ante el trono son el Espíritu que estaba en cada uno de los siete mensajeros, dándoles su ministerio para la edad en que cada uno vivió.

28 Ahora, todas estas expresiones: “El que es,” “El que era,” “El que ha de venir,” “El Testigo fiel,” “El Primogénito de los muertos,” “Príncipe de los reyes de la tierra,” “El Alfa y la Omega,” y “El Todopoderoso,” son títulos y descripciones de una y la misma Persona, el Señor Jesucristo, Quien nos lavó de nuestros pecados en Su propia sangre.

29  El Espíritu de Dios en Juan, se expresa así para mostrar la Deidad Suprema de Jesucristo, y para revelar la Deidad como un solo Dios.  Hoy día hay un tremendo error, el cual enseña que hay tres Dioses en vez de uno.  Esta revelación, tal como fue dada a Juan por Jesús mismo, corrige ese error.  No es que hay tres Dioses, sino un Dios con tres oficios.  Hay un Dios con tres títulos: Padre, Hijo, y Espíritu Santo.  Esta poderosa revelación es la que tuvo la iglesia primitiva, y tiene que ser restaurada en este último día, juntamente con la fórmula correcta para el bautismo en agua.

30  Ahora, los teólogos modernos no concuerdan conmigo, porque esto es lo que salió publicado en una gran revista Cristiana: “Esa enseñanza (sobre la Trinidad) se halla en el mero centro y corazón del Antiguo Testamento.  Está igualmente centralizada en el corazón del Nuevo Testamento.  Tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento está opuesto a la idea de que hay más de un Dios; sin embargo, el Nuevo Testamento enseña con semejante claridad que el Padre es Dios, y el Hijo es Dios, y el Espíritu Santo es Dios, y que estos tres no son tres aspectos de la misma persona; sino tres personas en una verdadera relación personal entre sí mismas.  Allí tenemos la gran doctrina de tres personas pero un solo Dios.”

31  También dicen: “Dios, según la Biblia, no es solamente una persona, sino tres personas en un Dios.  Ese es el gran misterio de la Trinidad.”

32  ¡En verdad lo es! ¿Cómo pueden tres personas estar en un Dios?  No es solamente el caso de que no hay Biblia para probar eso, sino que aun muestra una falta de razonamiento inteligente.  Tres personas distintas, aun siendo de sustancia idéntica, forman tres dioses, o el idioma ha perdido su sentido completamente.

33  Escuchen estas palabras otra vez: “Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.” Esto aquí es Deidad.  Esto no es simplemente un profeta, un hombre, sino Dios.  Y no es una revelación de tres dioses, sino de un Dios, el Todopoderoso.

34  Allá en el principio de la iglesia no creyeron en tres dioses.  Ud. no puede encontrar esa clase de doctrina entre los apóstoles.  Fue después de la edad apostólica que entró esta teoría y verdaderamente llegó a ser un punto estratégico y una doctrina cardinal en el concilio de Nicea.

35  La doctrina de la Deidad causó en Nicea una separación en dos sentidos.  Y esa separación terminó en dos extremos.  Uno realmente fue al politeísmo, creyendo en tres dioses; y el otro fue al unitarianismo.  Desde luego, esto tomó un tiempo en desarrollarse, pero sí sucedió, y lo tenemos hasta el día de hoy.  Pero la revelación a través de Juan, dada por el Espíritu a las iglesias, fue: “Yo soy el Señor Jesucristo, y Yo soy la plenitud.  No hay ningún otro Dios.” Y El puso Su sello sobre esta revelación.

36  Considere esto: ¿Quién fue el Padre de Jesús?  Mateo 1:18 dice: “Se halló que había concebido del Espíritu Santo.” Pero Jesús mismo dijo que Dios era Su Padre.  Dios el Padre y Dios el Espíritu Santo, como
frecuentemente expresamos estos términos, hacen al Padre y al Espíritu uno, y en verdad son uno, de otra manera Jesús tuvo dos padres.  Pero note que Jesús dijo que El y Su Padre eran uno - no dos.  Eso produce un solo Dios.

37  Ya que esto es verdad históricamente y también según las Escrituras, la gente pregunta: ¿de dónde aparecieron los tres?  Llegó a ser una doctrina fundamental en el concilio de Nicea en el año 325 D.C. Esta trinidad (una palabra que no aparece en ninguna parte de las Escrituras) fue basada en la gran cantidad de dioses que tenían en Roma.  Los Romanos tenían muchos dioses a los cuales oraban.  También oraban a sus antepasados por considerarlos como mediadores.  Solamente fue un hecho para dar nombres nuevos a dioses antiguos, y ahora tenemos santos para hacerlo más bíblico.  Así que en vez de Júpiter, Venus, Marte, etc., tenemos a Pablo, Pedro, Fátima, Cristóbal, etc., etc.  Ellos no podían hacer que su religión pagana funcionara con un solo Dios, por lo tanto lo dividieron en tres, e hicieron intercesores de los santos, igual como lo habían hecho con sus antepasados.

38  Desde entonces, el mundo no ha podido comprender que hay solamente un Dios con tres oficios o manifestaciones.  Saben que hay un Dios según las Escrituras, pero procuran formar la teoría fantástica de que Dios es como un racimo de uvas: tres personas con la misma Divinidad distribuida igualmente entre todas.  Pero aquí en Apocalipsis dice plenamente que Jesús es “El que es,” “El que era,” “El que ha de venir.” El es el “Alfa y Omega,” lo cual quiere decir que El es desde la “A hasta la Z,” o más bien el todo.  El es el Todopoderoso.  El es la Rosa de Sarón, el Lirio de los Valles, la Estrella Resplandeciente de la Mañana, el Ramo Justo, el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo.  El es Dios, Dios Todopoderoso, el único Dios.
E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu,
Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria.

1 Timoteo 3:16

39 Esto es lo que dice la Biblia.  Aquí no dice nada de primera, segunda o tercera persona.  Dice que Dios fue manifestado en carne, un solo Dios.  Aquel ‘Dios’ fue manifestado en carne.  Eso debiera poner fin al asunto.  Dios vino en forma humana.  Eso no le hizo otro Dios.  El era Dios, el mismo Dios.  Fue una revelación entonces, y es una revelación hoy: un solo Dios.

40  Volvamos a la Biblia para ver lo que El era en el principio,
según la revelación que El dio de Sí mismo.  El gran Jehová pareció a Israel
en una Columna de Fuego.  Como el Ángel del Pacto, El vivió en esa
Columna de Fuego y guió a Israel diariamente.  En el Templo, El anunció Su venida con una gran nube.  Entonces un día El fue manifestado en un cuerpo nacido de una virgen, el cual fue preparado para El.  El Dios que moró sobre las tiendas de Israel, ahora moró en una tienda de carne, y vivió como un hombre entre los hombres; pero El era el mismo Dios.

41  La Biblia enseña que Dios estaba en Cristo; el Cuerpo era Jesús.  En El moraba toda la plenitud de la divinidad, corporalmente.  Nada puede ser más claro que eso. ¿Misterio?  Sí, pero es la plena verdad y no puede ser más claro.  Si El no fue tres personas allá, tampoco puede ser tres personas hoy.  Un solo Dios: y este mismo Dios fue hecho carne.

42  Jesús dijo en San Juan 16:27 y 28: “Salí de Dios, y vuelvo a Dios.” Eso es exactamente lo que sucedió.  El desapareció de la tierra por medio de Su muerte, sepultura, resurrección y ascensión.

43   Entonces Pablo se encontró con El en el camino a Damasco, y le
habló a Pablo, y dijo: “Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?”
Pablo dijo: “¿Quién eres, Señor?”

44  El dijo: “Yo soy Jesús.” El era la Columna de Fuego, una luz
enceguece dora.  El se había vuelto, exactamente como dijo que haría.  Volvió a la forma que era antes de venir a morar en un tabernáculo de carne.  As! es exactamente como lo vio Juan.

A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.

San Juan 1: 18

Note dónde dice Juan que está Jesús, está en el seno del Padre.

Que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo el Señor.

Lucas 2:11
45  El nació el Cristo, y ocho días después cuando fue circuncidado, fue llamado Jesús, así como el ángel les había dicho.  Yo nací un Branham, y cuando nací me pusieron el nombre de William.  El era el Cristo, pero le fue dado un nombre aquí entre los hombres.  El tabernáculo de afuera que los hombres podían ver, fue llamado Jesús.  El era el Señor de la Gloria, el Todopoderoso manifestado en carne.  El es Dios el Padre, Hijo y Espíritu Santo.  El es todo eso.

46  Padre, Hijo y Espíritu Santo son solamente títulos, no son nombres.  Por eso es que bautizamos en el Nombre del Señor Jesucristo, porque ese es un nombre, no un título; es el nombre de esos títulos.  Es como cuando Ud. toma un niño recién nacido y le da un nombre.  Niño es lo que es, hijo es un título, entonces Ud. le pone nombre, Juan José Hernández, o lo que fuera.

47  Uno no debe bautizar solamente en ‘el Nombre de Jesús.’ Hay miles de Jesuses en el mundo, y también los hubo antes de Jesús, nuestro Salvador.  Pero solamente hay uno nacido el Cristo, “Señor Jesucristo.”

48  Hay gente que dice que Jesús es el Hijo Eterno de Dios.  Ahora,
¿no es esa una contradicción? ¿Quién ha oído de un hijo siendo eterno?
Los hijos tienen principio, pero lo que es eterno, nunca tuvo principio.
El es el Dios Eterno (Jehová) manifestado en carne.

49  En el Evangelio de San Juan dice: “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios y el Verbo era Dios.  Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros…”

50  El fue el Testigo Fiel y Verdadero de la Palabra Eterna del Padre.  El era un Profeta, y solamente podía decir lo que el Padre le mandaba decir.  El dijo: “Mi Padre está en Mí.” Eso es lo que dijo Jesús, el tabernáculo, “Mi Padre está en Mí.”
si Dios tiene muchos títulos: ‘Nuestra Justicia,’ ‘Nuestra Paz,’ ‘Ser Eterno,’ ‘Padre,’ ‘Hijo,’ y ‘Espíritu Santo;’ pero tiene un solo Nombre humano, y ese Nombre es Jesús.

52  No esté Ud. confundido por el hecho de que El tiene tres oficios o tres manifestaciones.  En la tierra El era un Profeta; en el Cielo El es el Sacerdote; y regresando a la tierra, El es el Rey de Reyes.  “El que era” - ese es Jesús, el Profeta.  “El que es” - ese es el Pontífice haciendo intercesión, uno que puede compadecerse de nuestras flaquezas.  “El que ha de venir” - ese es el Rey venidero.  En la tierra El era la Palabra, el Profeta.  Moisés dijo de El:

El Señor vuestro Dios os levantará profeta de entre vuestros hermanos, como a mí,- a él oiréis en todas las cosas que os hable,
y toda alma que no oiga a aquel profeta, será desarraigada del pueblo.

Hechos 3:22, 23

53  Note Ud. estos datos acerca de Jesús: En la tierra fue Profeta, Oveja e Hijo.  Esto no quiere decir que era tres; solamente fueron manifestaciones o oficios de la misma Persona: Jesús.

54  Ahora, hay una Escritura favorita de los trinitarios, que, según ellos, respalda su pensamiento de que hay más de una Persona en la Deidad.

Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra.
Y vino, y tomó el libro de la mano derecha del que estaba sentado en el trono.

Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos;

Apocalipsis 5:6-8
55  En verdad, si separamos estos versículos, parecerían probar su punto.  Ud. se fijará que dije si separamos estos versículos.  Pero, leamos lo siguiente:

Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado.
Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra de jaspe y de cornalina; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en aspecto a la esmeralda,

Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos,

los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo. Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.

Apocalipsis 4:2-3, 9-11
56  Note cuidadosamente que en el versículo dos dice: uno (no dos o tres, sino uno) estaba sentado en el trono.  En el versículo tres
dice: él (no ellos) tenía aspecto semejante a una piedra de jaspe.
En el  versículo nueve dice que los seres vivientes le dan honor a
él (no a ellos).  En el versículo diez dice que los ancianos se postran
delante de él (no de ellos).  En el versículo once nos dice que decían: “Señor, digno eres,” (no Señores).  También en el versículo once dice que este que estaba en el trono era el Creador, el Cual es Jesús (Juan1:3), que es Jehová-Espíritu-Dios del Antiguo Testamento (Génesis 1: l).  Pero no nos detengamos en ese punto.  Leamos:

Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.                                                               Apocalipsis 3:21

Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios.
                                                                                      Hebreos 12:2
57  Note que según Jesús mismo, el Cual escribió el Apocalipsis, El está sentado con el Padre.  El Espíritu en Pablo (el cual es el Espíritu de Cristo, porque ese es el Espíritu de la Profecía por el cual viene la Palabra) dice que El está sentado a la diestra de Dios.  Pero cuando Juan miró, solamente vio a uno sobre el trono.  Y no fue hasta Apocalipsis 5:6-8 (lo cual sigue a Apocalipsis 4:2-3 en sucesión de tiempo) que vemos al Cordero tomando el libro de Aquel que estaba sentado en el trono, como indica Apocalipsis 4:2-3 y 9-1 1. ¿Qué es?  Es el misterio de un Dios.  El (Jesús) salió de Dios, fue manifestado en carne, murió, resucitó y volvió al seno del Padre.  Como dijo San Juan en el capítulo
1, versículo 18: “…el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.”

58  Ahora era tiempo para que Dios (el Mesías) volviera para recoger
a Su Novia, y luego presentarse (darse a conocer) a Israel.  Así que vemos a Dios viniendo nuevamente para tomar una relación humana con el hombre como el Hijo de David, Rey de Reyes y Señor de Señores, y como el Novio de la Novia gentil.  No son dos dioses, sino simplemente un solo Dios manifestando Sus poderosos oficios y títulos triples.

59  La gente sabía que El era Profeta.  Ellos conocían la señal del Mesías, la cual solamente podía manifestarse a través de un profeta.

Y Felipe era de Betsaida, la cuidad de Andrés y Pedro.

Felipe halló a Natanael, y le dijo: Hemos hallado a aquel de quien escribió Moisés en la ley, así como los profetas: a Jesús, el hijo de José, de Nazaret.
Natanael le dijo: ¿De Nazaret puede salir algo de bueno?  Le dijo Felipe: Ven y ve.

Cuando Jesús vio a Natanael que se le acercaba, dijo de
él: He aquí un verdadero israelita, en quien no hay engaño.
Le dijo Natanael: ¿De dónde me conoces?  Respondió Jesús y le dijo: Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi.
         Respondió Natanael y le dijo: Rabí, tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel.
Respondió Jesús y le dijo: ¿Porque te dije: Te vi debajo de la higuera, crees?  Cosas mayores que estas verás.
           Y le dijo: De cierto, de cierto os digo: De aquí adelante veréis el cielo abierto, y a los ángeles de Dios que suben y descienden sobre el Hijo del Hombre.
San Juan 1:44-51
60  La habilidad para discernir los pensamientos de los corazones de los hombres hizo que los escogidos de Dios entendieran que allí estaba el Mesías - la Palabra ungida de Dios.

Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

Hebreos 4:12
61  Cuando la mujer junto al pozo le escuchó discernir los pensamientos de su corazón, ella le llamó profeta, declarando que el Mesías sería conocido por medio de esa gran habilidad.
Vino una mujer de Samaria a sacar agua; y Jesús le dijo: Dame de beber.
Pues sus discípulos habían ido a la ciudad a comprar de comer.
La mujer samaritano le dijo: ¿Cómo tú, siendo judío, me pides a mí de beber, que soy mujer samaritano?  Porque judíos y samaritanos no se tratan entre sí.
Respondió Jesús y le dijo: Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva.

La mujer le dijo: Señor, no tienes con qué sacarla, y el pozo es hondo. ¿De dónde, pues, tienes el agua viva?

¿Acaso eres tú mayor que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo, del cual bebieron él, sus hijos y sus ganados?

Respondió Jesús y le dijo: Cualquiera que bebiere de esta agua volverá a tener sed,-

mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.
La mujer le dijo: Señor, dame esa agua, para que no tenga yo sed, ni venga aquí a sacarla.
Jesús le dijo: Ve, llama a tu marido, y ven acá.
Respondió la mujer y dijo: No tengo marido.  Jesús le dijo: Bien has dicho: No tengo marido;
porque cinco maridos has tenido, y el que ahora tienes no es tu marido; esto has dicho con verdad

Le dijo la mujer: Señor, me parece que tú eres profeta.
Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que en Jerusalén es el lugar donde se debe adorar.

Jesús le dijo: Mujer, créeme, que la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre.
    
Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos; porque la salvación viene de los judíos.
Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad,- porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.
Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.
Le dijo la mujer: Sé que ha de venir el Mesías, llamado el Cristo,- cuando él venga nos declarará todas las cosas.
Jesús le dijo: Yo soy, el que habla contigo.
San Juan 4:7-26
Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso, justos y verdadero son tus caminos, Rey de los santos.

Apocalipsis 15:3
62  ¿Lo puede ver Ud.? El Cordero, el Pontífice reteniendo Su sangre como expiación en el propiciatorio por nuestros pecados, es el Señor Dios Todopoderoso.  Ese es Su oficio presente.  Eso es lo que está haciendo ahora; abogando con Su sangre por nuestros pecados.  Pero algún día aquel Cordero será el León de la Tribu de Judá.  El vendrá con poder y gloria y tomará Su autoridad para reinar como Rey.  El es el Rey venidero de esta tierra.

63  Por su puesto, eso no quiere decir que no es Rey hoy, porque El
es nuestro Rey, Rey de los santos.  Hoy día es un reino espiritual.  No es
de este sistema mundano, as! como nosotros tampoco somos de este
mundo.  Por eso es que nos conducimos diferente a los del mundo.  Nuestra ciudadanía está en los Cielos.  Reflejamos el Espíritu del reino de nuestro nuevo nacimiento, donde Jesús es el Rey.  Por eso es que nuestras mujeres no se visten con ropa de hombre, ni se cortan el cabello, ni usan todos esos cosméticos y otras cosas que el mundo ama tanto.  Por eso es que nuestros hombres no beben ni fuman, ni andan en el pecado.  Nuestro dominio es el dominio sobre el pecado, y está en vigor por medio del poder del Espíritu de Cristo que mora en nosotros.  Todo reino de la tierra será quebrantado, pero el de nosotros permanecerá.

64  Hemos estado hablando de los oficios y las manifestaciones del único Dios verdadero, y contemplando Su gloria en un estudio Escritural.  Pero Dios no es conocido intelectualmente.  El es conocido espiritualmente, por revelación espiritual.  Este mismo Ser que fue conocido como Jesús, según la carne, volvió a la Columna de Fuego; pero prometió volver otra vez y morar entre Su pueblo por medio del Espíritu.  Y en el día de Pentecostés, aquella Columna de Fuego bajó y se repartió en lenguas de fuego sobre cada uno de ellos. ¿Qué estaba haciendo Dios?  Se estaba repartiendo a Sí mismo entre la Iglesia, dando a todos aquellos hombres y aquellas mujeres una parte de Sí mismo.  El se repartió entre la Iglesia igual como dijo que lo haría.
Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre:
el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.
No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.
     Todavía un poco, y el mundo no me verá más; pero vosotros me veréis; porque yo vivo, vosotros también viviréis.
En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros.
El que tiene mis ‘Mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él
Le dijo Judas (no el Iscariote): Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo?
Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él.

San Juan 14:16-23

65  El dijo que le rogaría al Padre, Quien mandaría otro Consolador, el Cual ya estaba con ellos (los discípulos), pero no estaba en ellos.  Ese era Cristo.  Entonces en el versículo veintitrés, hablando de Sí mismo y del Padre, dijo: “vendremos”.  Allí está: “El Espíritu está viniendo, el mismo Espíritu de Dios que fue manifestado como Padre, y como Hijo, y también se manifestará en los muchos.” Un Dios que es Espíritu.

66  Por eso es que nadie puede decir que el hombre santo es el Papa o el obispo o el sacerdote.  El Hombre Santo es Cristo - el Espíritu Santo en nosotros. ¡Cómo se atreve a decir la jerarquía que el laico no tiene
nada que decir!  Cada uno tiene algo que decir.  Cada uno tiene una obra; cada uno tiene un ministerio.  El Espíritu Santo vino allá en Pentecostés y se repartió en cada uno para que se pudiera cumplir lo que dijo Jesús:

En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros.

San Juan 14:20
67  El gran “Yo Soy,” el Dios Todopoderoso, ha venido como Espíritu para llenar Su verdadera Iglesia.  El tiene el derecho de moverse donde y sobre quien El quiera.  Nosotros no hacemos ningunos “hombres santos” en nuestro medio, pero toda la verdadera congregación del Señor es santa, por causa de la presencia del Espíritu Santo.  Es El, el Espíritu Santo, el Cual es santo, no la congregación en sí misma.

68  Ahora, esa es la revelación: Cristo Jesús es Dios.  El Jehová del Antiguo Testamento es el Jesús del Nuevo.  No importa cuánto se esfuerce Ud., no puede probar que hay tres Dioses.  Pero también se necesita una revelación por medio del Espíritu Santo para que Ud. pueda entender la verdad de que El es uno.  Se necesita una revelación para ver que el Jehová del Antiguo Testamento es el Jesús del Nuevo.

69  Satanás entró en la Iglesia y cegó la gente respecto a esta verdad.  Y cuando fueron cegados, no fue mucho tiempo después cuando la iglesia de Roma cesó de bautizar en el Nombre del Señor Jesucristo.

70 Reconozco que se necesita una verdadera revelación del Espíritu
Santo para poder ver la verdad de la Deidad, viviendo en estos días
cuando existe la perversión de tanta Escritura.  Pero la Iglesia
vencedora y prevaleciente está edificada sobre la revelación;
entonces podemos esperar que Dios nos revele Su Verdad.

71  Sin embargo, en realidad Ud. no necesita una revelación sobre el bautismo en agua.  Allí lo tiene de frente. ¿Sería posible, aun por un minuto, que los apóstoles fueran desviados del mandamiento directo del Señor que bautizaran en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, y entonces encontrarlos en desobediencia voluntaria?  Ellos conocían el Nombre, y no hay ningún lugar en las Escrituras donde bautizaron de algún otro modo, sino en el Nombre del Señor Jesucristo.

72 El sentido común le diría a uno que el libro de los Hechos es la Iglesia en acción; y si así bautizaron, entonces así es como se debe bautizar.  Ahora, si Ud. piensa que eso es fuerte, ¿qué piensa de esto?  Cualquiera que no había sido bautizado en el Nombre del Señor Jesús, tenía que ser bautizado de nuevo.

Aconteció que entre tanto que Apolos estaba en Corinto, Pablo, después de recorrer las regiones superiores, vino a Efeso, y hallando a ciertos discípulos,
les dijo: ¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis?  Y ellos le dijeron: Ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo.
Entonces dijo: ¿En qué, pues, fuisteis bautizados?  Ellos dijeron: En el bautismo de Juan.
Dijo Pablo: Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyesen en aquel que vendría después de él, esto es, en Jesús el Cristo.
Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús.
Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas, y profetizaban.
Hechos 19:1-6
73  Allí está.  Esta buena gente de Efeso había oído de un Mesías venidero, Juan se lo había predicado.  Ellos fueron bautizados en el bautismo del arrepentimiento para remisión de pecados, mirando hacia adelante, hacia la creencia en Jesús.  Pero ahora era tiempo de mirar para atrás hacia Jesús, y ser bautizados para perdón de los pecados.  Era tiempo de recibir el Espíritu Santo.  Y cuando fueron bautizados en el Nombre del Señor Jesucristo, Pablo impuso sus manos sobre ellos y el Espíritu Santo cayó sobre ellos.

74  Ahora, estas gentes de Efeso eran unas personas muy finas; y si algunos tenían el derecho de sentirse tranquilos, serían ellos.  Fíjese hasta donde habían progresado.  Habían llegado hasta el punto de aceptar el Mesías que estaba por venir, lo estaban esperando.  Pero ¿no puede ver Ud., que a pesar de todo esto, se les escapó?  El había venido y se había ido.  Ellos tenían necesidad de ser bautizados en el Nombre del Señor Jesucristo.  Ellos tenían necesidad de ser llenados con el Espíritu Santo.

75 Si Ud. ha sido bautizado en el Nombre del Señor Jesucristo, Dios le llenará con Su Espíritu.  Esa es la Palabra.  Hechos 19:6 fue el cumplimiento de:

Pedro les dijo: Arrepentios, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.

Hechos 2:38

76   ¿Lo puede ver?  Pablo, por medio del Espíritu Santo, dijo exacta-
mente lo que dijo Pedro por medio del Espíritu Santo.  Y lo que fue dicho
no se puede cambiar.  Tiene que ser lo mismo desde Pentecostés hasta
que el último escogido haya sido bautizado.

Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciara otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.

Gálatas 1:8

77 Algunos de Uds. de la Unidad, bautizan equivocadamente.  Uds. bautizan para la regeneración como si siendo sumergidos en agua los salvara.  La regeneración no viene por medio del agua; es una obra del Espíritu.  El hombre que por inspiración del Espíritu Santo dio el mandamiento: “Arrepentios, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre del Señor Jesús,” no dijo que el agua regeneraba.  El dijo que sólo era la evidencia de una “buena conciencia delante de Dios.” Eso era todo.

El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo.

1 Pedro 3:21
78  Yo así lo creo.  Si alguien tiene alguna idea falsa de que la historia puede probar el bautismo en agua de cualquier otro modo que no sea en el Nombre del Señor Jesucristo, yo le aconsejo que lea los registros históricos y vea por sí mismo.

79  Lo siguiente es el registro verídico de un bautismo que tuvo lugar en Roma en el año 100 D.C., y fue publicado en la revista Time, el 5 de diciembre de 1955:

80 “El diácono alzó su mano, y Publios Decius entró por la puerta del bautisterio.  Parado en el bautisterio, con el agua hasta la cintura, estaba Marcos Vasca, el vendedor de madera.  El tenía una sonrisa mientras Publios llegó a su lado en el bautisterio.  ‘¿Credis?’ le preguntó. ‘Credo,’ respondió Publios.  ‘Yo creo que mi salvación viene de Jesús el Cristo, Quien fue crucificado bajo Poncio Pilato.  Con El he muerto para que con El pueda tener Vida Eterna.’ Entonces él sintió los brazos que le sostenían mientras él se dejaba caer hacia atrás en el bautisterio, y oyó la voz de Marcos en su oído: ‘Yo te bautizo en el Nombre del Señor Jesús,’ mientras el agua fría se cerró sobre él.”

81  Hasta el tiempo en que se extravió la Verdad (y no volvió sino hasta esta última edad  desde Nicea hasta el comienzo de este siglo), bautizaron en el Nombre del Señor Jesucristo; pero ha vuelto.  Satanás no puede impedir la revelación cuando el Espíritu la quiere dar.

82  Sí, si hubieran tres dioses, uno bien podría bautizar para un Padre, un Hijo, y un Espíritu Santo; pero la Revelación dada a Juan fue que hay un solo Dios, y Su Nombre es el Señor Jesucristo, por lo tanto se bautiza para un Dios y solamente uno.  Por eso es que Pedro bautizó de esa manera allá en Pentecostés.  El tuvo que mantenerse fiel a la revelación, la cual fue: “Sepa pues ciertísimamente toda la casa de Israel, que a este Jesús quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo.” Allí está El: “El Señor Jesucristo.”

83  Si Jesús es Señor y Cristo, entonces El (Jesús) es, y no puede ser otra cosa menos que, “Padre, Hijo y Espíritu Santo” en una Persona, manifestada en carne.  No es “Dios en tres personas, bendita trinidad,” sino un Dios, una persona con tres títulos mayores, con tres oficios manifestando aquellos títulos.  Escúchenlo una vez más.  Este mismo Jesús es “Señor y Cristo.” Señor (Padre) y Cristo (Espíritu Santo) son Jesús, porque El (Jesús) es ambos (Señor y Cristo).

84  Si eso no nos muestra la verdadera revelación de la Deidad, entonces nada lo hará.  Señor no es otro; Cristo no es otro.  Este Jesús es el Señor Jesucristo, un solo Dios.

85  Un día Felipe le dijo a Jesús: “Señor, muéstranos el Padre, y nos
basta. “

86  Jesús le dijo: “¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no
me has conocido?  El que me ha visto, ha visto el Padre; ¿cómo pues, dices tú: Muéstranos el Padre?  Yo y mi Padre, Uno somos.”

87 Yo cité es o una vez, y una dama dijo:”Un momento, Sr. Branham. Ud. y su esposa son uno.”

Dije: “Pero no de es ‘ a manera.”
Ella dijo: “¿Cómo dice Ud.?”
Dije: “¿Ud. me ve a mí?”
Ella dijo:”Sí.”
Le pregunté: “¿Ve Ud. a mi esposa?”
Ella dijo: “No.”

88  Dije: “Entonces esa unidad es de otra clase, porque El dijo: ‘Cuando me veis a Mí, veis al Padre’.”

89  El profeta dijo que habría luz en el tiempo de la tarde.  En un himno
está escrito:

Habrá Luz en el atardecer,
El sendero de gloria seguramente encontrarás.
A través del bautismo en agua, es la Luz de hoy:
Sepultados en el Nombre precioso de Jesús.
Jóvenes y ancianos arrepiéntanse de sus pecados.

El Espíritu Santo de seguro recibirán.  La Luz del atardecer ha venido,
Es un hecho de que Dios y Cristo uno son.

90  No hace mucho yo estaba hablando con un Rabí judío.  El me dijo: “Uds. los gentiles no pueden dividir a Dios en tres partes y dárselo así a un judío.  Nosotros tenemos mejor conocimiento que eso.”

91  Le dije: “Rabí, esa es la cosa, nosotros no dividimos a Dios en tres partes.  Ud. cree a los profetas, ¿verdad?”
El dijo: “Seguro que sí.”
       Le pregunté: “¿Cree Ud.  Isaías 9:6?” Respondió: “Sí.”
Pregunté: “¿De quién estaba hablando el profeta?”
       Dijo: “Del Mesías.”
Dije: “¿Qué relación tendrá el Mesías con Dios?”
El dijo: “Será Dios mismo.” ‘
Dije: “Eso es correcto.” Amén.

92  Ud. no puede dividir a Dios en tres personas o tres partes.  Ud. no puede decirle a un judío que hay un Padre, un Hijo, y un Espíritu Santo.
El le dirá a Ud. rápidamente de dónde vino esa idea.  Los judíos saben
Que esta doctrina fue establecida en el Concilio de Nicea.  Con razón
Nos censuran como paganos.

93  Nosotros hablamos de un Dios que no cambia.  Los judíos creen
eso también.  Pero la iglesia cambió su Dios invariable de un Dios a tres.
Pero la luz está volviendo al atardecer. ¡Cuán admirable es que esta verdad ha venido en el tiempo en que los judíos están regresando a la Palestina.  Dios y Cristo uno son, este Jesús es Señor y Cristo.

94  Juan tuvo la revelación, y Jesús era la Revelación; y El se produjo a Sí mismo aquí en la Escritura: “Yo soy el que era, el que es y el que ha de venir, el Todopoderoso.  Amén.”

95  Si la revelación está fuera de su alcance, entonces mire hacia arriba y pídasela a Dios, esa es la única manera por la cual Ud. la llegará a recibir.  Una revelación tiene que venir de Dios; nunca viene por la vía humana, o por dones humanos, sino por la dotación espiritual.

96  Ud. puede aprender las Escrituras de memoria, y aunque seria algo maravilloso, esa no es la respuesta.  Tiene que ser una revelación de Dios.  Dice en la Palabra que ningún hombre puede decir que Jesús es el Cristo, sino por el Espíritu Santo.  Ud. tiene que recibir el Espíritu Santo, y solamente entonces es cuando el Espíritu le puede dar a Ud. la revelación que Jesús es el Cristo: Dios, el Ser Ungido.

97  Ningún hombre conoce las cosas de Dios, solamente el Espíritu de Dios y aquel a quien el Espíritu de Dios se lo revela.  Nosotros necesitamos orar a Dios en busca de revelación más que cualquier otra cosa en el mundo.  Hemos aceptado la Biblia, y hemos aceptado las maravillosas verdades allí contenidas, pero para la mayoría de la gente, todavía no es genuinamente efectiva porque no hay revelación del Espíritu.  La Palabra no ha sido vivificada.

98  La Biblia dice en II de Corintios 5:21 que nosotros hemos sido hechos la justicia de Dios por medio de nuestra unión con Jesucristo. ¿Lo entendió Ud?  Dice que nosotros somos la mera justicia de Dios mismo, al estar en Cristo.  Dice que El (Jesús) fue hecho pecado por nosotros.  No dice que El se hizo pecaminoso, sino que fue hecho pecado
por nosotros para que por medio de nuestra unión con El, pudiéramos
ser hechos la justicia de Dios.

99 Si nosotros aceptamos el hecho (y tenemos que hacerlo) que El
literalmente llegó a ser pecado por nosotros por medio de Su substitución por nosotros, entonces también tenemos que aceptar el hecho de que nosotros por medio de nuestra unión con El, hemos llegado a ser la mera justicia de Dios.  Al rechazar uno, rechazamos el otro.  Pero al aceptar uno, también tenemos que aceptar el otro.  Ahora, sabemos que la Biblia dice eso, no puede ser negado.  Pero la revelación está faltando.  Para la mayoría de los hijos de Dios, no es genuinamente efectivo, solamente es un buen versículo en la Biblia.  Pero necesitamos que nos sea vivificado, y para eso se necesita revelación.

100 Permítame decirle algo que le asombrará y también le ayudará.  Casi no hay estudiante que no crea que el Nuevo Testamento fue escrito originalmente en el griego.  Todos nuestros ilustres estudiantes bíblicos han dicho que Dios dio al mundo tres grandes naciones con tres grandes contribuciones para el bien del Evangelio.  Nos dio a los griegos, quienes nos dieron una lengua universal.  Nos dio a los judíos, quienes nos dieron la religión verdadera y el verdadero conocimiento de Dios por medio del Salvador.  Nos dio a los romanos, quienes nos dieron un imperio unido con leyes y un sistema de carreteras.  Así que tenemos la religión verdadera, la lengua para expresaría a muchas gentes y el gobierno y carreteras para difundirla.  Y hablando históricamente, esto parece cuadrar perfectamente bien,

101 Y hoy día nuestros estudiantes griegos dicen que la lengua griega de los días bíblicos es tan perfecta y tan exacta que si el estudiante griego es un gramático puntual y perfeccionado, verdaderamente puede saber exactamente lo que enseña la Palabra del Nuevo Testamento. ¿Pero no es esto solamente una teoría? ¿Será cierto esto? ¿No es cierto que todo estudiante griego de estimación en una denominación debate con los estudiantes de otra denominación, y no es cierto que sus contiendas están basadas en palabras idénticas del griego y reglas idénticas de gramática?  Ciertamente así es.

102 Aun allá en la Edad de Pérgamo, un poco antes del Concilio de Nicea, celebrado en el año 325 D.C., hablan dos estudiantes ilustres, Atrio y Atanasio, los cuales llegaron a combatir doctrinalmente sobre una palabra griega.  Su controversia llegó a ser tan ardiente y tan conocida por todo el mundo que los historiadores dijeron que el mundo estaba dividido sobre un diptongo (el sonido de dos vocales en una sola sílaba).

103 Ahora, si el griego es tan perfecto y tan ordenado por Dios, ¿por qué es que hubo tanta controversia?  Seguramente que no era la intención de Dios que todos supiéramos el griego.

104 Hoy mismo tenemos argumentos sobre el griego.  Tome por ejemplo el libro La Paralizada Iglesia de Cristo, Sujetada a Rayos X, por el Dr. McCrossan.  En este libro él muestra numerosas citas de célebres dramáticos griegos, y prueba para su propia satisfacción que las reglas invariables de la gramática griega prueban, sin duda alguna, que la Biblia enseña que un hombre es bautizado con el Espíritu Santo después de su renacimiento.  El también dice que una mujer puede tomar posesión del púlpito porque la palabra ‘profecía’ quiere decir predicar. ¿Ha convencido a otros estudiantes del griego que son tan capaces como él?  Nunca.  Uno sólo tiene que leer los escritos de los estudiantes que mantienen la opinión contraria y escuchar sus citas eruditas.

105 Ahora, no solamente es verdad lo que he dicho, pero avancemos un paso más.  Hoy día tenemos algunos estudiantes que reclaman que los manuscritos originales fueron escritos en arameo, el idioma de Jesús y la gente de Su día.  Ellos dicen que la gente no hablaba ni escribía el griego como es tan comúnmente creído.  Y la verdad es que nuestros historiadores están divididos sobre eso.

106 Por ejemplo, el Dr. Schonfield, un estudiante muy sobresaliente, por medio de una investigación sistemática y científica, ha probado para su propia satisfacción, que el Nuevo Testamento fue escrito en el vernáculo de la gente que hablaba griego en aquel día.  El construye un magnífico caso para fortalecer sus creencias, basado en los documentos a su disposición.

107 Pero por otra parte tenemos a otro estudiante célebre, el Dr. Lamsa, quien está convencido que el Nuevo Testamento fue escrito en arameo, y él tiene al historiador sobresaliente, Toynbee, respaldando su argumento que el idioma de la gente era el arameo y no el griego.  Así que puede ser posible que el Nuevo Testamento fue escrito originalmente en el arameo.

108 Sin embargo, antes de que nos interesemos demasiado en esto, leamos la versión de Valera y la traducción del Dr. Lamsa.  Para nuestra satisfacción hallamos que las palabras en ambas versiones son asombrosamente iguales, así que en realidad no hay diferencia en el contenido o en la doctrina.

109 Aun podríamos concluir que Dios ha permitido que salgan a la luz estos manuscritos recientemente descubiertos y estas publicaciones recientes de escrituras ya conocidas, para probar la autenticidad de lo que ya teníamos.  Y hallamos que aun cuando traductores puedan diferir el uno del otro, los manuscritos concuerdan.

110 Ahora, Ud. puede ver que no se puede basar la interpretación en el profundo conocimiento que el estudiante tenga del idioma en que fue escrita la Biblia.  Pero si aún no lo puede ver porque tiene su mente velada con tradiciones, aquí está una ilustración final.  Nadie puede dudar que los escribas, los fariseos y los estudiantes ilustres del año 33, conocían perfectamente las reglas de la gramática, y exactamente lo que querían decir las palabras con las cuales fue escrito el Antiguo Testamento; pero no obstante toda su excelente sabiduría, los pasó por alto la revelación de la Palabra prometida de Dios, la cual fue manifestada en el Hijo.  El fue anunciado desde Génesis hasta Malaquías, con capítulos enteros dedicados a El y a Su ministerio, pero sin embargo, se les escapó completamente, con la excepción de unos pocos que fueron iluminados por el Espíritu.

111 Ahora llegamos a una conclusión, la cual ya hemos hallado en la Palabra.  Por más que tratemos de hallar los más antiguos y acreditados manuscritos para obtener el mejor registro posible de la Palabra, nunca hallaremos el significado verdadero por medio del estudio y comparación de las Escrituras.  No importa cuan sinceros seamos.  Se requiere una revelación de parte de Dios para obtenerlo.  Eso es exactamente lo que dijo Pablo:

Lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, si . no con las que enseña el Espíritu,

1 Corintios 2:13

112 La revelación genuina es Dios interpretando Su propia Palabra, al vindicar lo que está prometido.

113 Ahora, no vaya a ser que alguien se confunda por lo que he dicho, y esté pensando que yo no creo en la exactitud de la Palabra como la tenemos hoy.  Yo creo que esta Biblia es exacta.  Jesús autenticó cabalmente el Antiguo Testamento cuando anduvo en la tierra, y aquello fue recopilado igual como fue el Nuevo Testamento.  No tenga cuidado, hoy día tenemos la infalible Palabra de Dios, y ningún hombre se atreve a quitarle o agregarle.  Pero necesitamos que nos la enseñe el mismo Espíritu que la inspiró.

114 ¡Oh, cuánto necesitamos la revelación por el Espíritu!  No necesitamos una Biblia nueva, no necesitamos una traducción nueva, aunque algunas de ellas son muy buenas, y yo no estoy en contra de ellas; pero necesitamos la revelación del Espíritu.  Y gracias a Dios, podemos tener lo que necesitamos porque Dios quiere revelarnos Su Palabra por medio de Su Espíritu.

115 Que Dios nos comience a dar, pormedio de Su Espíritu ,revelación prevaleciente y continuamente vivificante. ¡Oh, si la iglesia tan sólo pudiera obtener una revelación fresca, y por medio de ella, llegar a ser la Palabra Viva manifestada; haríamos las obras mayores y glorificaríamos a Dios nuestro Padre que está en el Cielo!

Libertado Del Pecado

Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre.
Apocalipsis 1:5

116 La palabra “lavado” en realidad es “libertado.”"Nos ha libertado de nuestros pecados por Su sangre.” ¿No es maravilloso?  Pero, ¿tiene Ud. mente espiritual? ¿Lo discernió Ud.? Fue Su propia sangre que nos libertó completamente de nuestros pecados.  No fue sangre humana, fue la sangre de Dios.  Pedro la llamó la sangre de Cristo.  Pablo la llamó la sangre del Señor, y la sangre de Jesús.  No son tres personas, sino una Persona.  Allí está nuevamente esa revelación, un solo Dios.  Aquel Jehová Dios omnipotente, bajó y se hizo un cuerpo por medio del nacimiento virginal, y moró en él, para que pudiera ser la sangre de Dios la que nos libertara (libertarnos completamente) de nuestros pecados y nos presentara sin mancha delante de Si mismo con grande alegría.

117 ¿Desea Ud. un tipo en el Antiguo Testamento?  Volvamos al Huerto del Edén.  Cuando la primera noticia llegó a la Gloria de que el hijo, Adán, se había perdido ¿mandó Dios a un ángel? ¿Mandó a un hijo? ¿Mandó a otro igual como nosotros?  No, El mismo vino para redimir a aquel hijo perdido. ¡Aleluya!  Dios no confió Su plan de salvación a otro, solamente confiaba en Sí mismo.  Dios fue hecho carne y habitó entre nosotros, y nos redimió para El mismo; somos salvos por “la sangre de Dios.” El Dios Eterno habitó en un cuerpo mortal para quitar el pecado.  El llegó a ser el Cordero para derramar Su sangre y entrar con ella detrás del velo.

118 Considere esto: Siendo que es la sangre de Dios, es sangre perfecta; y si la sangre perfecta nos ha libertado del poder y la servidumbre y la contaminación del pecado, entonces es una libertad completa y perfecta.  Ahora pues, no hay condenación.

¿Quién acusará a los escogidos de Dios?  Dios es el que justifica (declara que somos justos).
¿Quién es el que condenará?  Cristo es el que murió…

Romanos 8:33-34

119 Allí está.  Su muerte nos dio la sangre.  La sangre nos ha libertado.  Ahora ya no hay condenación. ¿Cómo puede haber?  No hay nada por lo cual podamos ser condenados, porque la sangre nos ha libertado del pecado.  Somos libres, sin tacha.  No escuche Ud. al hombre, escuche la Palabra, Ud. es libertado por la sangre.

120 Ahora, no vaya Ud. a ligarse de nuevo con las tradiciones, las organizaciones y los credos.  No vaya a ser desviado escuchando a aquellos que niegan el poder de la Palabra y niegan que Jesús salva, sana, y llena del Espíritu Santo y poder.  Ud. es uno que Dios ha librado, libertado por Su propia sangre.  Si todavía tiene su fe en credos y denominaciones, es seguro, por esta evidencia, que Ud. ha perdido su fe en la Palabra.
Reyes Y Sacerdotes
Y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos.  Amén.

Apocalipsis 1:6

121 “El nos ha hecho.” ¡Oh, hay ciertas verdades que debemos acentuar!  Esta es una de ellas.  El, El nos ha hecho.  Salvación es obra de El.  La salvación pertenece al Señor, es completamente por gracia.  El nos redimió con un propósito.  El nos compró con un propósito.  Somos reyes espirituales.  Oh, seremos reyes sobre la tierra con El cuando El se siente en Su trono; pero ahora somos reyes espirituales y reinaremos sobre un reino espiritual.

Pues si por la trasgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de Injusticia.

Romanos 5:17

El cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo;

Colosenses 1:13
122 Ahora mismo reinamos con Cristo, teniendo dominio sobre el pecado, el mundo, la carne, y el diablo.  Mostrando Su alabanza y Su gloria; El mismo mostrándose, porque es Cristo en nosotros efectuando el querer y el hacer por su buena voluntad.  Sí, ciertamente, aun ahora mismo estamos sentados en lugares celestiales en Cristo Jesús.

123 “Y nos ha hecho sacerdotes.” Sí, sacerdotes para El, ofreciendo la alabanza espiritual que procede de labios santificados.  Rindiendo a El nuestras vidas como una ofrenda dulce, adorándole en Espíritu y en Verdad, intercediendo y suplicando; sacerdotes y reyes de nuestro Dios.  Con razón no deseamos el mundo.  Y además, somos un pueblo propio, celosos de buenas obras.  Hemos sido recreados en El para ser hijos a la semejanza de nuestro Padre.
El Dios Venidero
He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él.  Sí, amén.

Apocalipsis 1:7

124 El viene.  Jesús viene.  Dios viene.  El Profeta viene.  Viene el Sacerdote y Rey.  El Todopoderoso viene.  Así sea, Señor Jesús, ven prontamente.  Amén.

125 El viene.  El viene con las nubes, nubes de gloria como fue visto en el Monte de la Transfiguración, y Sus vestidos estaban brillando con el poder de Dios que le cubría, y todo ojo le verá.  Eso quiere decir que esto aquí no es el Rapto.  Esto es cuando El venga a tomar Su debido lugar como Gobernador del Mundo.  Entonces es cuando aquellos que le han traspasado con sus credos y doctrinas denominacionales se lamentarán y toda la gente llorará atemorizada por causa de El, el Cual es la Palabra.

126 Este es el relato, en Apocalipsis, de Zacarías 12:9-14.  Zacarías profetizó esto hace 2,500 años.  Está casi a punto de suceder.  Escuche:

Y en aquel día yo procuraré destruir a todas las naciones que vinieren contra Jerusalén.
Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron…

Zacarías 12:9-10
127 Ahora,¿cuándo volverá el Evangelio a los judíos? Cuando se haya terminado el día de los gentiles.  El Evangelio está listo para volver a los judíos.  Oh, si tan sólo les pudiera decir algo que está a punto de suceder ahora mismo.  Esta gran cosa que está a punto de suceder recorrerá hasta Apocalipsis 11; y aquellos dos testigos, aquellos dos profetas, Moisés y Elías, llevarán el Evangelio de nuevo a los judíos.  Estamos listos.  Todo está en orden.  Así como los judíos trajeron el Evangelio a los gentiles, igualmente los gentiles se lo llevarán de regreso a los judíos, y el Rapto acontecerá.

128 Ahora, recuerden lo que hemos leído en Apocalipsis y en Zacarías.  Ambas cosas vienen directamente después de la tribulación.  La Iglesia del Primogénito no pasa por la tribulación, lo sabemos, la Biblia lo enseña.

129 En aquel tiempo, dice que Dios va a derramar Su Espíritu sobre la casa de Israel.  Es el mismo Espíritu que fue derramado sobre los gentiles en su día.

..,y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito.
En aquel día habrá gran llanto en Jerusalén como el llanto de Hadadrimón en el valle de Meguido.

Y la tierra lamentará cada linaje aparte; los descendientes de la casa de David por sí, y sus mujeres por sí,- los descendientes de la casa de Natán por sí, y sus mujeres por sí.

Zacarías 12:10-12

130 Cada una de las casas por sí, cuando El venga en las nubes de gloria en Su segunda venida, aquellos judíos que le horadaron, le verán como dice en otra Escritura:

Y le preguntarán: ¿ Qué heridas son estas en tus manos?
Y él responderá: Con ellas fui herido en casa de mis amigos.

Zacarías 13:6

131 No será un tiempo de tristeza solamente para los judíos que le rechazaron como el Mesías, sino también para los gentiles que se habrán quedado y que le rechazaron como Salvador en este día.

132 Habrá llanto y lamentación.  Las vírgenes fatuas estarán lamentándose, ellas representan la iglesia que rechazó obtener el aceite (símbolo del Espíritu Santo) para sus lámparas (símbolo del cuerpo o lo que retiene el aceite) hasta que fue demasiado tarde.  Eran personas buenas, eran vírgenes; y eso significa una categoría moral muy alta.  Pero no tenían aceite en sus lámparas, por lo tanto fueron echadas en las tinieblas de afuera donde está el lloro y el crujir de dientes.

133 En el libro de Génesis, capítulo 45, podemos tipificar esto con José, cuando él se encontró con sus hermanos en Egipto y se dio a conocer a ellos.

No podía ya José contenerse delante de todos los que estaban al lado suyo, y clamó: Haced salir de mi presencia a todos.  Y no quedó nadie con él, al darse a conocer José a sus hermanos.
Entonces se dio a llorar a gritos,- y oyeron los egipcios, y oyó también la casa de Faraón.
Y dijo José a sus hermanos: Yo soy José; ¿vive aún mi padre?  Y sus hermanos no pudieron responderle, porque estaban turbados delante de él.

Entonces dijo José a sus hermanos: Acercaos ahora a mí. Y ellos se acercaron.  Y él dijo: Yo soy José vuestro hermano, el que vendisteis para Egipto.

Ahora, pues, no os entristezcáis, ni os pese de haberme vendido acá; porque para preservación de vida me envió Dios delante de vosotros.

Pues ya ha habido dos años de hambre en medio de la tierra, y aún quedan cinco años en los cuales ni habrá arada ni siega.
Y Dios me envió delante de vosotros, para preservaras posteridad sobre la tierra, y para daros vida por medio de gran liberación.

Génesis 45:1-7

134 Ahora, ¿no cuadra eso perfectamente con Zacarías 12?  Uniendo estas dos porciones, sin duda, obtendremos exactamente la verdad.

135 Cuando José era aún muy joven, fue odiado por sus hermanos. ¿Por qué fue odiado por sus hermanos?  Porque él era espiritual.  No fue culpa de él que viera aquellas visiones, ni que soñara aquellos sueños e interpretara, eso estaba dentro de él.  El no podía manifestar ninguna otra cosa más de lo que estaba dentro de él.  Por lo tanto, el odio de sus hermanos fue sin causa.  Pero él fue el amado de su padre, su padre era profeta y entendía.  En eso se forma el tipo perfecto de Cristo.  Dios el Padre amaba al Hijo, pero los hermanos (escribas y fariseos) le odiaban porque podía sanar a los enfermos, obrar milagros, predecir el futuro, ver visiones e interpretarlas.  Esa no fue causa para odiarle, pero lo hicieron; e igual como los hermanos de José, le odiaron sin causa.

136 Ahora, recuerde cómo fue que aquellos hijos de Jacob trataron a José: Lo echaron en una cisterna, tomaron la ropa de colores que su padre le habla dado y la tiñeron con sangre para hacer a su padre creer
que el muchacho había sido devorado por algún animal; lo vendieron a unos negociantes de esclavos que lo llevaron a Egipto, y allí fue vendido a un general.  La esposa del general lo acusó falsamente, pero dentro de poco tiempo su habilidad como profeta lo trajo a la atención de Faraón; y fue exaltado a su diestra con tal autoridad que ninguno podía llegar a Faraón sin primeramente entrevistarse con José.

137 Ahora, examinemos la vida de José mientras él estaba en Egipto, porque aquí es donde lo veremos como el tipo perfecto de Cristo.  Cuando él estaba en la casa del general fue acusado falsamente, castigado y aprisionado sin causa, igual como hicieron con Jesús.  Allí en la prisión él interpretó los sueños del copero y del panadero que también eran prisioneros juntamente con él.  El copero fue perdonado y restaurado a la vida, pero el otro fue condenado a muerte.  Cristo fue aprisionado en la cruz, abandonado por Dios y el hombre.  A cada lado tenía un ladrón, uno murió espiritualmente, pero al otro le fue concedida la Vida.  Y note, cuando Jesús fue quitado de la cruz, él fue exaltado al Cielo, y ahora está sentado a la diestra del gran Espíritu de Jehová; y ningún hombre puede llegar a Dios, sino por El.  Hay un mediador entre Dios y los hombres, y El es todo lo que uno necesita.  No hay Marías ni santos como mediadores, solamente Jesús.

138 Siguiendo con este tipo, fíjese que todo lo que José hizo en Egipto prosperó.  Su primer trabajo con el general, prosperó; aun prosperó la cárcel.  Cuando vuelva Jesús, el desierto florecerá como la rosa.  El es “El Hijo de Prosperidad.” Así como nunca hubo una edad tan próspera como la de José, así también hay un tiempo de bendición que viene a esta tierra como el mundo jamás ha conocido.  Cada uno de nosotros podremos sentamos bajo nuestra propia higuera, reírnos, y regocijarnos y vivir para siempre en Su presencia.  En Su presencia hay gozo completo y en Su diestra hay placeres para siempre jamás. ¡Gloria a Dios!

139 Ahora, note que dondequiera que iba José, sonaban la trompeta para anunciar su llegada.  La gente gritaba: “¡Doblen la rodilla delante de José!” Sin importar lo que estuvieran haciendo, cuando la trompeta sonaba, todos doblaban la rodilla.  Alguien podría haber estado vendiendo algo en la calle, y era el momento de tomar el dinero, pero él tenía que suspender la venta y doblar la rodilla cuando sonaba aquella trompeta.  Si él aun fuera un actor, él tenía que suspender su acto y doblar la rodilla a José cuando su presencia fuese anunciada con esa llamada de trompeta.  Y uno de estos días, todo lo que es tiempo cesará cuando la trompeta de Dios sonará, y los muertos en Cristo resucitarán y el alba eterna romperá en claridad.  Entonces toda rodilla se doblará, porque está escrito:

Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre,
para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;

y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

Filipenses 2:9-11

140 Pero note otra revelación gloriosa en esta tipificación de José.  Mientras estaba en Egipto, le fue dado una novia gentil, y en la unión con ella tuvo dos hijos: Manases y Efraín.  José le pidió a su padre que bendijera a los dos muchachos.  El los colocó frente a Jacob para que Manases, el primogénito, estuviera a la diestra de Jacob, y Efraín a la siniestra.  Cuando Jacob estaba a punto de bendecidlos, cruzó las manos, colocando la mano derecha sobre el menor.  José clamó: “¡No así, padre mío, este es el primogénito a tu derecha!” Pero Jacob dijo: “Dios cruzó mis manos.”

141 Aquí en tipo, vemos que la bendición que pertenecía al primogénito (el judío) fue dada al menor (el gentil) por medio de la cruz (manos cruzadas) del Señor Jesucristo.  La bendición viene por medio de la cruz.

Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero),
para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu.

Gálatas 3:13-14

142 La bendición de Abraham vino por medio de la cruz a los gentiles.  Los judíos rechazaron la cruz; por lo tanto, Jesús obtuvo la Novia gentil.

143 Ahora, volvamos a la historia de José encontrándose con sus hermanos.  Ud. recordará que no todos los hermanos vinieron.  José sabía eso e insistió en que todos los hermanos aparecieran ante él, de otra manera no podía darse a conocer ante ellos.  Al fin y al cabo trajeron al que había faltado, Benjamín.  Fue el pequeño Benjamín, el hermano de José, de sangre pura, que hizo arder su alma.  Y cuando nuestro José, Jesús, venga al pueblo que ha guardado los mandamientos de Dios, los cuales han regresado a la Palestina, Su alma arderá.

144 El pequeño Benjamín fue tipo de los 144,000 israelitas de toda la tierra que han vuelto a la Palestina para su redención.  Ellos estarán allí listos para recibirle, Quien conociendo acertadamente es Vida Eterna.  Ellos dirán: “Este es nuestro Dios a Quien hemos esperado.” Entonces verán al que traspasaron.  Y ellos le preguntarán: “¿De dónde vienen estas heridas tan terribles? ¿Cómo sucedió?” Y llorarán y se lamentarán cada familia por sí, todos por sí en la angustia de su tristeza.

145 Ahora, ¿dónde estará la Novia gentil mientras Jesús se está dando a conocer a sus hermanos?  Recuerden que la novia de José, juntamente con los dos niños, estaban en el palacio, porque José había ordenado: “Haced salir a todos de mi presencia.” Así que la novia gentil estaba segura en el palacio de José ¿A dónde irá la Novia gentil en el rapto?  Al palacio.  La Novia será quitada de la tierra, ella será levantada antes de la gran tribulación para encontrar a su Señor en el aire.  Por tres años y medio, mientras la ira de Dios es derramada sobre la tierra, ella estará en la gran Cena de la Boda del Cordero.  Entonces El volverá, dejando Su Novia en “La Casa de Su Padre,” para darse a conocer a Sus hermanos.

146 En ese mismo tiempo será roto el pacto del anticristo que los judíos han hecho con Roma.  Entonces Roma y sus aliados mandarán sus tropas para destruir a todos los judíos que temen a Dios y que se mantienen con la Palabra.  Pero al llegar a la ciudad para destruirla, aparecerá en los Cielos la señal de la venida del Hijo del hombre con Sus ejércitos poderosos para destruir a aquellos que han estado destruyendo la tierra.  Con el enemigo derrotado, Jesús entonces viene y se presenta a los 144,000.

147 Habiendo visto Sus obras poderosas de salvación, han llegado a conocer Su poder.  Pero también viendo Sus heridas y sabiendo que ellos le habían rechazado hasta ese momento, les causa llanto en la agonía del terror y temor así como hicieron sus hermanos cuando vinieron ante
José: Se atemorizaron, pensando que él les daría muerte.  Pero como dijo
José: “No os pese de haberme vendido acá.  Está bien.  Dios estaba en
todo esto.  El lo hizo para preservación de vida.” Asimismo Jesús les hablará palabras de paz y amor.

148 ¿Por qué rechazaron los judíos a Jesús?  Dios estaba en todo eso.  Fue la única manera para El poder sacar a la Novia gentil.  El murió en la cruz para preservar la vida de la Iglesia gentil.

149 Ahora, estos 144,000′no forman parte de la Novia.  En Apocalipsis 14:4 son llamadas vírgenes y siguen al Cordero dondequiera que fuere.  El hecho de que no se hayan contaminado con mujeres prueba que son eunucos (Mateo 19:12).  Los eunucos eran los que guardaban las cámaras de los desposados, eran siervos.  Note que ellos no se sientan en el trono, pero están delante del trono.  No, ellos no forman parte de la Novia, pero estarán en el glorioso reino Milenial.

150 Entonces vemos que cuando este remanente de Israel haya sido unido en amor al Señor, y el enemigo haya sido destruido, Dios preparará Su monte santo, Su nuevo Huerto del Edén para la Novia y los siervos de El y Ella, para la luna de miel de mil años sobre la tierra.  Como Adán y Eva que estuvieron en el Huerto y no terminaron los mil años, ahora Jesús, nuestro último Adán, y Su Eva (la Iglesia Verdadera) cumplirán todo el plan de Dios.

151 ¡Oh, cómo se repite la Biblia!  La escena de José y sus hermanos está a punto de repetirse, porque Jesús viene pronto.

152 Y al terminar el tipo de José, hay una cosa más que quiero traer a su atención acerca de este tiempo del fin.  Recuerde cuando José habló con sus hermanos, y Benjamín no estaba con ellos, él les habló por medio de un intérprete, aunque sabía el hebreo perfectamente bien.  El habló a sus hermanos en otro idioma. ¿Sabía Ud. que la primera edad gentil (la cabeza de oro, la Edad de Babilonia) terminó con un mensaje en lenguas escrito en la pared?  Esta edad terminará de la misma manera.  La abundancia de lenguas en este día es otra prueba de que los tiempos de los gentiles han terminado, y Dios está volviendo a Israel.

153 El viene pronto.  El Alfa y Omega, el Profeta, Sacerdote y Rey, el
Todopoderoso, el Señor Dios de los Ejércitos, viene pronto. ¡Sea así,
Señor Jesús, el Único Dios Verdadero, ven prontamente!

         
Capítulo 2
La Visión De  Patmos

Juan en Patmos
Yo Juan, vuestro hermano, y copartícipe vuestro en la tribulación, en el reino y en la paciencia de Jesucristo, estaba en la isla llamada Patmos, por causa de la Palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo.

Apocalipsis 1:9

1  Esta serie de visiones de la Revelación de la Persona de Jesucristo, le fue dada a Juan mientras él se encontraba desterrado en la Isla de Patmos.  Esta pequeña isla está a treinta millas (48 kms.) de la costa de Asia Menor en el Mar Egeo.  Siendo que era muy peñascosa e infestada con serpientes, lagartos y alacranes, tenía muy poco valor comercial; y fue usada por el Imperio Romano como una colonia penal adonde confinaban los criminales más violentos, los prisioneros políticos, etc.

2  Ud. notará que Juan se identificó entre los Cristianos como un hermano en tribulación.  Fue en este tiempo cuando la Iglesia primitiva estaba pasando por una persecución tremenda.  No era solamente que ,,en todas partes se hablaba en contra de su religión,” sino que la gente misma era encarcelada y asesinada.

3  Juan, al igual que multitudes anteriores, ahora estaba sufriendo
encarcelamiento por la Palabra de Dios y el testimonio de Jesucristo.  Cuando lo tomaron preso, procuraron en vano matarlo, hirviéndolo en aceite por veinticuatro horas.  Entonces los oficiales enfurecidos y sin poder, lo confinaron a Patmos, sentenciándolo como un brujo.  Pero
Dios estaba con El, y le fue permitido dejar la isla y volver a Efeso
donde de nuevo continuó como pastor hasta el tiempo de su muerte.

4  Las visiones que Juan recibió abarcaron un período de dos años,
de 95 a 96 D.C. Son las visiones más sobresalientes en toda la Palabra.  El libro entero es dado en símbolos, y por lo tanto es el centro de mucha crítica y controversia.  Sin embargo, tiene sobre sí el sello de Dios.  Eso indica que es auténtico y de tremendo valor para todo aquel que lee o escucha la lectura de sus páginas sagradas.

En El Espíritu En El Día Del Señor
Yo estaba en el Espíritu en el día del Señor, y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta.

Apocalipsis 1: 1 0

5  “Yo estaba en el Espíritu.” ¿No es en verdad hermoso? ¡Cómo amo eso!  Se podría decir de esas palabras: “El todo de la vida Cristiana.” Si vamos a vivir como Cristianos, tenemos que estar en Su Espíritu.  Juan no estaba diciendo que estaba en su propio espíritu.  Eso no hubiera producido estas visiones.  Tenía que ser el Espíritu de Dios.  Tiene que ser el Espíritu de Dios en nosotros también, de otra manera todos nuestros esfuerzos son en vano.

6  Pablo dijo: “Yo oraré en el Espíritu, cantaré en el Espíritu, y viviré en el Espíritu.” Si algo bueno ha de venir a mí, tiene que ser revelado por el Espíritu, confirmado por la Palabra, y hecho manifiesto por medio de los resultados que produce.  Tan seguro como Juan tuvo que estar en el Espíritu para recibir directamente de Jesús estas revelaciones tan tremendas, así también nosotros necesitamos estar en el Espíritu para entender las revelaciones que Dios nos ha dado en Su Palabra, las cuales nos muestran como vivir, porque es el mismo Espíritu.

7  Véalo de esta manera.  Muchísimas personas leen la Biblia en Hechos 2:38, “Arrepentios, y bautícese cada uno de vosotros en el Nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo,” y siguen adelante.  No lo ven.  Si lo vieran, por medio de haber entrado en el Espíritu, sabrían que si desean recibir el Espíritu Santo, necesitan arrepentirse y ser bautizados en el Nombre del Señor Jesús, y entonces Dios estaría obligado a cumplir Su Palabra llenándolos con el Espíritu Santo.  Nunca entran en Su Espíritu, de otra manera sucedería con ellos exactamente como dice la Palabra.  Ore Ud. a Dios para que le dé revelación por Su Espíritu.  Ese es el primer paso.  Entre en el Espíritu.

8  Permítame usar otra ilustración.  Supongamos que Ud. necesita sanidad. ¿Qué dice la Palabra?  Pues, todos lo hemos leído innumerables veces, pero no entramos en el Espíritu cuando lo leíamos. ¿Le pedimos a Dios que Su Espíritu nos enseñara la verdad genuina del asunto?  Si lo hubiéramos hecho, llamaríamos a los ancianos, confesaríamos nuestros pecados, seríamos ungidos, orarían por nosotros, y allí sería el fin del asunto.  Puede ser que no venga de inmediato, pero en Su Espíritu ya está concluido.  No hay ninguna otra corte de apelación.  Dios cumplirá Su Palabra.  Oh, necesitamos entrar en el Espíritu, entonces las cosas se lograrán.  No vaya a dar primero los pasos.  Primero entre en el Espíritu, luego dé los pasos y observo lo que Dios hará.

9  ¿Ha notado Ud. cómo es que el mundo entra en el espíritu de las
cosas que son del mundo?  Asisten a sus juegos de pelota, sus eventos deportivos y sus bailes.  Ellos entran en el espíritu del asunto.  No están sentados allí como flores pintadas en papel de tapiz, como algún palo seco y muerto.  Entran en el mero sentir y llegan a ser parte de las cosas. ¡Pero cómo odian al Cristiano cuando entra en el Espíritu de la Palabra de Dios!  Nos llaman de fanáticos y aleluyas.  No hay nada que no harán para demostrar su odio y desaprobación.  Pero ignore Ud. todo eso.  Eso se puede anticipar, sabiendo de donde viene.  Ud. siga adelante y entre en el Espíritu de adoración.

10  Nuestro espíritu es limpio, fresco, genuino, tranquilo y serio, pero no obstante, lleno del gozo del Señor.  El Cristiano debiera estar igual de exuberante y lleno de su placer en el Señor que los del mundo cuando saborean y se deleitan en sus placeres.  Ambos son humanos y ambos tienen emociones.  La diferencia consiste en que el corazón y las emociones del Cristiano están enteramente enfocadas en el Señor de la Gloria y Su amor, mientras que el mundo satisface la carne.

11 Ahora, dice que Juan estaba en el Espíritu en el Día del Señor.  Oh, aquí está un versículo que en verdad causa contienda.  No que debiera ser así, pero algunos simplemente no pueden ver lo que en realidad dice la Palabra.

12  En primer lugar, hallamos a unas personas muy finas que interpretan el Día del Señor como el día de reposo, que para ellos es el día sábado.  Luego hay otros que llaman el Día del Señor el día domingo, el primer día de la semana.  Pero, ¿cómo podría ser uno o el otro, o aun los dos días juntos, cuando Juan estaba en el Espíritu recibiendo aquellas visiones por el espacio de dos años?

13 En realidad, lo que sucedió fue que Juan fue llevado en el Espíritu y fue transportado al Día del Señor, lo cual está aún por venir.  La Biblia habla del Día del Señor, lo cual está en el futuro, y Juan estaba viendo las cosas de ese día futuro.  Pero entre tanto, para calmar nuestras mentes, resolvamos exactamente lo que es el día de reposo.
14  El día de reposo, como lo conocemos en el Nuevo Testamento, no es el guardar determinado día.  No tenemos ningún mandamiento para guardar el día sábado como día de reposo, como tampoco tenemos mandamiento para guardar el primer día de la semana, o sea el día domingo.  Aquí está la verdad respecto al día de reposo, lo cual significa “descanso.”

Porque si Josué les hubiera dado el reposo (o día de reposo), no hablaría después de otro día.
Por tanto, queda un reposo (el guardar el día de reposo) para el pueblo de Dios.

Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas.
Hebreos 4:8- 1 0

15  ¿Captó Ud. la frase clave en la última parte del versículo 10?  “Dios reposó de sus obras.” Dios dio al pueblo de Israel el séptimo día para su día de reposo, en conmemoración de Su propia obra cuando El creó el mundo y todo lo que contiene, y entonces cesó de crear.  El cesó de Sus labores.  El reposó.  Estaba muy en orden dar un día de reposo a una gente que estaba toda en un lugar a un mismo tiempo para que pudieran todos guardar un determinado día.  Hoy día la mitad del mundo tiene luz mientras que la otra mitad está en tinieblas, así que eso no funcionaría.  Pero eso solamente es un argumento desde el punto de vista natural.

16  Veamos lo que la Biblia nos enseña respecto a este día de reposo.  “Porque el que ha entrado en su reposo…” Esto no es solamente entrar, sino permanecer en el reposo.  Es un “reposo eterno,” del cual el séptimo día sólo es un, tipo.  “Siete” es consumación.  “Ocho” es nuevamente el primer día.  La resurrección de Jesús ocurrió en el primer día de la semana, concediéndonos la Vida Eterna y un eterno día de reposo.  Entonces podemos ver porqué Dios no nos pudo dar un cierto día de la semana como día de reposo.  Hemos “entrado” y “permanecemos” en nuestro reposo, lo cual el pueblo de Israel no pudo hacer, teniendo sólo una sombra de la verdadera sustancia que nosotros gozamos. ¿Por qué volver a una sombra cuando ahora tenemos la realidad?  La manera de recibir este descanso, o continuo día de reposo, es por la invitación de Jesús.  El dijo:

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.
Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí .. y hallaréis descanso (o el guardar el día de reposo, no un cierto día, sino Vida Eterna, reposo) para vuestras almas.

Mateo 11: 28,29
17 No importa cuánto tiempo Ud. tiene caminando bajo la carga de su pecado, ya sean diez, treinta, o cincuenta años, o aun más, venga con su vida cansada y agobiada y hallará Su descanso (el verdadero reposo).  Jesús le dará descanso.  Ahora, ¿cuál es exactamente el descanso que Jesús le dará?

Porque toda mesa está llena de vómito y suciedad, hasta no haber lugar limpio.

¿A quién se enseñará ciencia, o a quien . en se hará entender doctrina? ¿A los destetados? ¿a los arrancados de los pechos?

Porque mandamiento tras mandamiento, mandato sobre mandato, renglón tras renglón, línea sobre línea, un poquito allí, otro poquito allá;

porque en lengua de tartamudos, y en extraña lengua hablará a este pueblo,

a los cuales él dijo: Este es el reposo (día de reposo); dad reposo al cansado (o bien, el guardar Su día de reposo); y este es el refrigerio; mas no quisieron oír.

Isaías 28:8-12

18  Aquí en Isaías está profetizado.  Y tuvo su cumplimiento como 700 años más tarde en el día de Pentecostés cuando fueron todos llenos del Espíritu Santo, exactamente como fue predicho que sucedería.  Este es el verdadero día de reposo que fue prometido.  Por lo tanto, cuando fueron llenos del Espíritu Santo cesaron de sus obras mundanas, sus costumbres mundanas, y sus caminos errados.  El Espíritu Santo tomó cargo de sus vidas.  Ellos entraron en un reposo.  Allí está el descanso.  Allí está el día de reposo.  No es un determinado día, o año, sino la eternidad de ser lleno y bendecido en el Espíritu Santo.  Es Ud. cesando y Dios obrando.  Es Dios en Ud. deseando y obrando de Su buena voluntad.

19  Permítame hacer hincapié una vez más respecto a los Sabatistas que dicen que estamos errados al reunimos el día domingo, el primer día.  Aquí está lo que dijo Justino, en el segundo siglo: “El día domingo se reúnen todos aquellos que viven en las ciudades y en las aldeas, y se lee una porción de los escritos y las biografías de los apóstoles, hasta donde el tiempo permite.  Cuando se termina la lectura, el que preside da un discurso en el que amonesta y exhorta a que se deben de imitar esas cosas tan nobles.  Después nos ponemos todos de pie para orar unánimes.  Al terminar la oración, como ya hemos dicho, nos presentan el pan y el vino y se ofrece el agradecimiento, y la congregación responde con ‘Amén.’ Luego el pan y el vino se distribuye a cada uno, de lo cual todos participan, y los diáconos les llevan a los ausentes.  Luego los pudientes y los que tienen el deseo, contribuyen voluntariamente y esta colección se entrega al que preside, de donde él ayuda a los huérfanos, las viudas, los prisioneros y los extranjeros con necesidad.  “

20  Por lo tanto, vemos que aquellos que reclaman que la iglesia primitiva perseveró con la costumbre judaica de congregarse en el último día de la semana están gravemente ignorantes de lo que la historia en realidad tiene registrado, y por lo tanto no son dignos de confianza.

21  ¡Oh, que la gente pudiese venir a El y hallar ese descanso!  Existe un clamor en todos los corazones por ese descanso pero la mayoría no conoce la respuesta.  Así que tratan de apaciguar ese clamor por medio de un procedimiento religioso de guardar ciertos días o aceptando credos y dogmas denominacionales.  Pero al fallar en eso, muchos se van tras la botella, la parranda, y todo exceso físico, pensando que a través de los placeres mundanos puede haber alguna clase de satisfacción.  Pero en tales cosas no existe el descanso.  Fuman y toman píldoras para calmar los nervios.  Pero no hay descanso en las pociones terrestres.  Necesitan a Jesús.  Necesitan el remedio celestial, el reposo del Espíritu.

22  La mayoría asiste a la iglesia el día domingo.  Eso está bien, pero aun allí no tienen la menor idea de cómo llegar ante Dios ni cómo adorarle.  Jesús dijo en Juan 4:24 que la adoración verdadera era en Espíritu y en verdad.

23  Pero ¿qué clase de adoración se espera hallar en una iglesia que conoce tan poquito de Dios que ponen un Santa Claus en tiempo de navidad y conejitos en tiempo de la pascua? ¿De dónde obtuvieron tales cosas?  Lo obtuvieron con los paganos y lo fijaron como parte de la doctrina de la iglesia.  Pero cuando uno se entrega al Señor y es lleno del Espíritu Santo entonces deja todo aquello.  El tiene un reposo en su alma.  En realidad comienza a vivir, y amar a Dios y adorarle.

24  Ahora, volvamos a nuestra Escritura.  Sabemos lo que no es el Día del Señor.  Si no es el sábado ni el domingo, entonces ¿qué es?  Pues, podemos decir esto con certeza, hoy ciertamente no es el Día del Señor.  Este es el día del hombre.  Es la hechura del hombre, el trabajo del hombre, la iglesia del hombre, la idea del hombre respecto a la adoración, todo del hombre por cuanto es el mundo del hombre (cosmos).  Pero el Día del Señor está por venir.  Así es.

25  El caso es que en este tiempo de la Revelación de Jesucristo, Juan
fue llevado por el Espíritu y transportado por el Espíritu a aquel Gran
Día que está por venir.  El Día del Señor es cuando los días del hombre
Han terminado.  Los reinos de esta tierra entonces serán los reinos de
nuestro Dios.  El Día del Señor será cuando caigan los juicios, y después viene el Milenio.

26  Hoy día el mundo hace lo que desea con el Cristiano.  Le llaman de toda clase de nombres inmundos, burlándose de él.  Pero viene aquel día grande y notable cuando lamentarán y sollozarán porque el Cordero viene en ira para juzgar al mundo.  Entonces es cuando los justos tendrán su día con el Señor, porque los malvados quemarán y los justos entrarán al Milenio, caminando sobre sus cenizas.

Hollaréis a los malos, los cuales serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies, en el día en que yo actúe, ha dicho Jehová de los ejércitos.

Malaquías 4:3

La Voz Como De Trompeta
y oí detrás de mí una gran voz como de trompeta.

Apocalipsis 1: 1 0

27  Juan estaba en el Espíritu, y allí él vio el grande y maravilloso Día del Señor Jesús y todo Su santo poder.  El futuro estaba por desenvolverse porque Dios le iba a instruir.  Juan no dijo que era trompeta, sino como trompeta.  Ahora, cuando una trompeta es tocada, tiene algo de urgencia en el sonido.  Es como el heraldo, el mensajero del rey, que viene ante el pueblo.  El le sopla a la trompeta, y es un llamado urgente.  La gente se reúne para escuchar.  Israel siempre se reunía al sonar la trompeta.  “Algo importante está a la mano, escúchenlo.” Así que esta voz tenía la misma urgencia como de trompeta.  Era clara y fuerte, alarmante y despertadora.  Oh, que nosotros pudiésemos oír la Voz de Dios en este día como una trompeta, por cuanto es la “Trompeta del Evangelio” resonando la “Palabra de Profecía” para alertarnos y prepararnos para lo que está por venir sobre la tierra.

El Mando A Escribir
Que decía: Yo soy el Alfa y la Omega, el primero y el último.  Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias que están en Asia: a Efeso, Esmirna, Pérgamo, Tialira, Sardis, Filadelfia y Laodicea.

Apocalipsis 1: 11
28 Allí está.  El Primero y el Ultimo, el Alfa y la Omega, eso es todo.  El único y verdadero Dios.  La Voz y la Palabra de Dios.  Realidad y Verdad están a la mano. ¡Qué cosa es estar en el Espíritu!  Oh, el estar en la presencia de Dios y oír de El.  “Escribe en un libro lo que ves, y envíalo a las siete iglesias.” La Voz que habló Su Palabra en el Huerto del Edén y sobre el Monte de Sinaí, la cual también fue oída en la gloria excelsa del Monte de la Transfiguración, una vez más estaba sonando, y esta vez a las siete iglesias con una completa y final revelación de Jesucristo.

29  “Juan, escribe las visiones.  Haz un registro de ellas para las edades que han de seguir, por cuanto son las profecías verdaderas, las cuales tienen que cumplirse.  Escríbelas y envíalas, haciéndolas notorias.” Juan reconoció esa Voz.  Si Ud. es uno de los Suyos, Ud. también reconocerá esa Voz.
Las Lámparas De Oro
Y me volví para ver la voz que hablaba conmigo; y vuelto, vi siete candeleros de oro.

Apocalipsis 1: 12

30  Juan no dice que volvió para ver a aquel que hablaba, sino que volvió para ver la voz. ¡Oh, cómo me gusta eso!  El volvió para ver la Voz.  La Voz y la Persona son la misma.  Jesús es la Palabra.

En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.  ‘
Este era en el principio con Dios.

Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.

San Juan 1: 1-3

31  Si Ud. en realidad puede llegar a ver la Palabra, estará mirando a Jesús.  Cuando Juan volvió, él estaba mirando siete candeleros de oro.  En realidad eran lámparas.  Y según el versículo 20, son las siete iglesias: “los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias.” No podrían ser candelas o velas para representar las iglesias.  Una vela arde por un tiempo y se acaba, muere, allí termina.  Pero lámparas poseen una calidad duradera que no se encuentra en las velas.  Si Ud. desea obtener una figura hermosa de la lámpara, lea esto:

Volvió el ángel que hablaba conmigo, y me despertó, como un hombre que es despertado de su sueño.
Y me dijo: ¿Qué ves?  Y respondí.- He mirado, y he aquí un candelabro todo de oro, con un depósito encima, y sus siete lámparas encima del candelabro, y siete tubos para las lámparas que están encima de él;

Y junto a él dos olivos, el uno a la derecha del depósito, y el otro a su izquierda.

Proseguí y hablé, diciendo a aquel ángel que hablaba conmigo: ¿Qué es esto, señor mío?

Y el ángel que hablaba conmigo respondió y me dijo: ¿No sabes qué es esto?  Y dije: No, señor mío.
Entonces respondió y me habló diciendo: Esta es palabra de Jehová a Zorobabel, que dice: No con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos.
Zacarías 4:1-6

32  Aquí está otra lámpara de oro puro.  Está ardiendo brillantemente porque tiene suficiente aceite, el cual obtiene de los dos olivos que están de ambos lados.  Los dos árboles representan el Antiguo y el Nuevo Testamento, y por su puesto, el aceite tipifica el Espíritu Santo, siendo El solo quien puede dar la luz de Dios al pueblo.  El ángel que le habló a Zacarías estaba diciendo en tantas palabras, “lo que has visto significa
que la iglesia no puede lograr nada por su propia fuerza o poder, sino
por el Espíritu Santo.”

33  Ahora, examinemos esta lámpara.  Notará Ud. que tiene un vaso
grande, o depósito que es céntrico para los siete brazos que de allí salen.  Este vaso se llena con aceite de olivo que a su vez fluye a través de las siete mechas colocadas en los siete brazos.  Es el mismo aceite que arde y produce la luz en el extremo de los siete tubos o canales.  Esta luz nunca se apagaba.  Los sacerdotes se mantenían añadiéndole aceite al vaso.

34  La lámpara se encendía de una manera especial.  Primero, el sacerdote tomaba fuego del altar sagrado que fue encendido originalmente por el fuego de Dios.  El encendía primeramente la lámpara que estaba encima del vaso.  Luego encendía la segunda lámpara con fuego de la primera.  La tercera lámpara recibía su fuego de la segunda, así como la cuarta recibía su fuego de la tercera, y así sucesivamente hasta que las siete lámparas estaban encendidas.

35  Este fuego santo del altar, que pasó de lámpara a lámpara, es un maravilloso tipo del Espíritu Santo en las Siete Edades de la Iglesia.  El derramamiento original en el día de Pentecostés (que procedió directamente de Jesús sobre el propiciatorio) está dotando a Su Iglesia a través de las Siete Edades, y mostrando perfectamente que Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por todos los siglos, el Dios que no cambia, ni en Su esencia ni en Sus modos.

36  En San Juan 15, Jesús dijo: “Yo soy la vid, vosotros los pámpanos.” El es la Vid principal que viene desde la raíz original de la simiente original en donde está la Vida.  Ahora, la vid no produce el fruto, sino las ramas.

37  Ahora observe esto: Se puede injertar en un árbol cítrico, como el naranjo, una rama de toronja, una de limón, y otras clases de la misma variedad, y todas las ramas prosperarán.  Pero esas ramas injertadas no producirán naranjas, no señor.  La rama de limón dará limones, la rama de toronja dará toronjas, etc.  No obstante, esas ramas estarán viviendo de la vida en ese árbol.  Pero si de ese árbol llegara a salir otra rama propia, será una rama de naranjo y producirá naranjas. ¿Por qué?  Porque la vida en el tronco y la vida en la rama nueva es la misma, sin embargo no fue así con las ramas injertadas.  Esas ramas injertadas tuvieron su principio en otra clase de vida de otros árboles, de otras raíces, de otras simientes.  Seguramente producirán fruto, pero no serán naranjas.  No pueden por cuanto no son los originales.

38  Así mismo es la iglesia.  La vid ha sido partida y se han injertado otras ramas.  Han injertado ramas Bautistas, ramas Metodistas, ramas Presbiterianas, y ramas Pentecostales.  Y dichas ramas están produciendo fruto Bautista, Metodista, Presbiteriano y Pentecostal (lo cual viene de sus simientes denominacionales).

39  Pero si la Vid llegara a producir otra rama propia, será igual a la
Vid.  Será una rama igual a la que fue producida allá en Pentecostés.  Tal
Rama hablará en lenguas, profetizará, y tendrá el poder y las señales del
Jesucristo resucitado. ¿Por qué?  Porque estará prosperando de los recursos naturales de la misma Vid.  Vea Ud., no fue injertada en la Vid, nació en la Vid.  Cuando aquellas otras ramas fueron injertadas, sólo podían producir de su propio fruto porque no habían nacido de esa Vid.  Ellas no saben nada de la vida original ni del fruto original.  No pueden saber por cuanto no nacieron allí.  Pero si de allí hubieran nacido, la misma vida que estaba en el tronco original (Jesús) hubiera pasado por ellas, y por medio de ellas se hubiera manifestado.

De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre.

San Juan 14:12

40 Denominaciones que son dirigidas por el hombre no pueden haber nacido de Dios, por cuanto es el Espíritu que da la vida y no el hombre.

41  Cuán admirable es pensar en las siete lámparas obteniendo vida y luz de los recursos de aquel vaso principal porque tenían sus mechas sumergidas allí.  Aquí está representado cada mensajero de las edades de la iglesia.  Su vida está encendida con el fuego del Espíritu Santo.  Su mecha (su vida) ha sido sumergida en Cristo.  Por medio de esa mecha él está extrayendo la misma Vida de Cristo, y por medio de la misma está dando luz a la iglesia. ¿Qué clase de luz está dando?  La misma clase de luz que estaba en la primera lámpara que se encendió.  Y por todas las edades hasta el tiempo presente del mensajero del último día, la misma vida y la misma luz es manifestada por medio de una vida que está escondida con Cristo en Dios.

42  No sólo podemos hablar así de los mensajeros, sino que todo verdadero creyente está dramáticamente representado aquí.  Todos están obteniendo del mismo recurso.  Todos han sido sumergidos en el mismo vaso.  Están muertos para sí mismos y sus vidas están escondidas con Cristo en Dios.  Están sellados por el Espíritu Santo.

Y no contrastéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.

Efesios 4:30

43  Ningún hombre los puede arrebatar de Su mano.  Sus vidas no se pueden alterar.  La vida visible está ardiendo y brillando, dando luz y manifestaciones del Espíritu Santo.  La vida invisible, de adentro, está escondida en Dios y alimentada por la Palabra del Señor.  Satanás no los puede tocar.  Ni siquiera los puede dañar la muerte, porque la muerte ha perdido su aguijón; la tumba ha perdido su victoria.  Gracias a Dios, ellos tienen esta victoria en, y por los méritos de, el Señor Jesucristo.  Amén y amén.

Ya No Es El Sacerdote

Y en medio de los siete candeleros, a uno semejante al
Hijo del Hombre, vestido de una ropa que llegaba hasta los pies, y ceñido por el pecho con un cinto de oro.

Apocalipsis 1: 13

44  Allí está parado, uno semejante al Hijo del Hombre.  Como la joya
es embellecida por el engaste del anillo, as! también El es glorificado
en medio de las iglesias.  Es el Día del Señor; porque Juan lo ve parado,
no como sacerdote, pero como el Juez por venir.  El cinto de oro ya no
está rodeando la cintura, como lo debe llevar el sacerdote mientras ministra a Dios en el Lugar Santísimo, pero ahora está sobre los hombros, por cuando ya no es sacerdote sino el Juez. Para entonces se ha  cumplido San Juan 5:22, donde dice, “Porque el Padre a Nadie juzga; sino que todo el juicio dio al Hijo.” Su servicio ha sido desempeñado.  El sacerdocio ha cesado.  Los días de la profecía han terminado.  El está ceñido como el Juez.

La Gloria Séptuple De Su Persona
Su cabeza y sus cabellos eran blancos como blanca lana, como nieve; sus ojos como llama de fuego;
y sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno; y su voz como estruendo de muchas aguas.

Tenía en su diestra siete estrellas; de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza.

Apocalipsis 1: 14-16

45  Cuán conmovedora e inspirativa fue la aparición de Jesús a Juan, el cual estaba desterrado por causa de la Palabra.  Y he aquí, de frente tenía a la Palabra Viviente.  Qué visión tan iluminadora, porque todo atributo descriptivo tiene un significado. ¡Qué revelación de Su glorioso Ser!

-uno-
SU CABELLO BLANCO COMO LA NIEVE

46  Primeramente Juan ve y hace mención de la blancura de Su cabello.  Era blanco y tan brillante como la nieve.  Esto no era debido a Su edad.  No, no.  El cabello brillantemente blanco no significaba edad, sino experiencia, madurez y sabiduría.  El Ser Eterno no envejece. ¿Qué es el tiempo para Dios?  El tiempo significa muy poco para Dios, pero sabiduría significa mucho.  Es como cuando Salomón clamó a Dios por sabiduría para poder juzgar al pueblo de Israel.  Ahora El viene como el Juez de toda la tierra y será coronado con sabiduría.  Eso significa el cabello blanco y brillante.

Estuve mirando hasta que fueron puestos tronos, y se sentó un Anciano de días, cuyo vestido era blanco como la nieve, y el pelo de su cabeza como lana limpia; su trono llama de fuego, y las ruedas del mismo, fuego ardiente.
Un río de fuego procedía y salía de delante de El; millares de millares le servían, y millones de millones asistían delante de él,- el Juez se sentó, y los libros fueron abiertos.

Yo entonces miraba a causa del sonido de las grandes palabras que hablaba el cuerno; miraba hasta que mataron

a la bestia, y su cuerpo fue destrozado y entregado para ser quemado en el fuego.

Habían también quitado a las otras bestias su dominio, pero les había sido prolongada la vida hasta cierto tiempo.

Miraba yo en la visión de la noche, y he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre, que vino hasta el Anciano de días, y le hicieron acercarse delante de él.

Y le fue dado dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y lenguas le sirvieran; su dominio es dominio eterno, que nunca pasará, y su reino uno que no será destruido.

Daniel 7:9-14

47  Allí está.  Daniel lo vio con el cabello blanco.  El era el Juez abriendo los libros y de ellos juzgaba.  Daniel lo vio que venía en las nubes.  Es lo mismo que vio Juan; ambos lo vieron igual.  Vieron al Juez con su cinto de juicio por los hombros, parado puro, santo, lleno de sabiduría, completamente apto para juzgar el mundo en justicia.  Aleluya.

48  Aun el mundo entiende este simbolismo, porque en tiempos pasados el juez llegaba y convocaba la corte, estando vestido con una peluca blanca y un manto largo (que llegaba hasta los pies) que significaba autoridad completa para impartir justicia.

-dos-
SUS OJOS COMO FUEGO

49  Piénselo, aquellos ojos que una vez fueron nublados con lágrimas
de tristeza y piedad, aquellos ojos que lloraron de compasión frente a
la tumba de Lázaro, aquellos ojos que no vieron la maldad de los
asesinos que le colgaron en una cruz, antes con tristeza clamó: “Padre, perdónalos.” Ahora esos ojos son una llama de fuego, los ojos del Juez que recompensará a aquellos que le rechazaron.

50  Esta era la emoción que El manifestó más cuando apareció como Hijo de Hombre, con frecuencia lloró.  Sin embargo, detrás de aquel llanto y tristeza aún estaba Dios.  Esos mismo ojos vieron visiones.  Miraron hasta lo profundo de los corazones de los hombres y conocieron sus pensamientos y todos sus diversos caminos.  Era Dios quien ardía a través de esos ojos mortales y clamó a aquellos que no le reconocieron:
              … porque si no creéis que yo soy, en vuestros pecados moriréis.
San Juan 8:24

Si no hago las obras de mi Padre, no me creáis.
Mas si las hago (las obras de mi Padre), aunque no me creáis a mí, creed a las obras, para que conozcáis y creáis que el Padre está en mí, y yo en el Padre.
San Juan 10:37,38

si Así como Jeremías de la antigüedad, El era el profeta de lágrimas porque los hombres no recibieron la Palabra de Dios y pusieron a un lado la revelación.

52  Esos ojos ardientes y llameantes del Juez están grabando las vidas de toda carne aun ahora mismo.  Recorriendo toda la tierra, no hay nada que El no sabe.  El conoce los deseos del corazón y lo que cada uno piensa hacer.  No hay nada que no será revelado porque todas las cosas están desnudas ante los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta.  Piénselo, El aun conoce lo que Ud. está pensando ahora mismo.

53  Sí, allí está parado como Juez con ojos como llama para pronunciar juicio.  El día de misericordia ha cesado.  Oh, que los hombres se arrepienten y busquen Su presencia en justicia mientras aún hay tiempo.  Que pudieran hacer de Su seno su almohada mientras el mundo se deshace en fuego.

-tres-
LOS PIES DE BRONCE

54  “Y Sus pies semejantes al bronce bruñido, refulgente como en un horno.” El bronce se conoce por su dureza.  No se conoce alguna cosa que se puede mezclar con el bronce para templarlo.  Pero este bronce que describe Sus pies es aún más sobresaliente porque ha resistido la prueba del horno ardiente, lo cual ningún otro ha resistido.  Y así es, por cuanto el bronce significa Juicio Divino, un juicio que Dios determinó y trajo a cumplimiento.

Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado,
para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.

El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.
Y esta es la condenación: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas.

San Juan 3:14-19

Y Jehová dijo a Moisés: Hazte una serpiente ardiente, y ponla sobre una asta; y cualquiera que fuere mordido y mirare a ella, vivirá.
Y Moisés hizo una serpiente de bronce, y la puso sobre
una asta; y cuando alguna serpiente mordía a alguno, miraba a la serpiente de bronce, y vivía.

Números 21:8,9

55  Israel había pecado, y el pecado tenía que ser juzgado.  Por lo tanto
Dios mandó a Moisés que colocara una serpiente de bronce sobre una
asta, y todo aquel que la mirare fue salvo de la pena de su pecado.

56  La serpiente ardiente en el asta simbolizaba el pecado desde el
Huerto del Edén en donde la serpiente engañó a Eva y la hizo pecar.  El bronce habla de juicio, como es evidente en el altar ardiente, donde el sacrificio fue ofrecido sobre el altar por la pena del pecado.  Cuando Dios juzgó a Israel por sus pecados en los días de Ellas, El detuvo la lluvia y los cielos ardientes eran como bronce.  Ahora, en esta ilustración vemos que la serpiente sobre el asta representa pecado ya juzgado, por haber sido de bronce, mostrando que el juicio Divino ya había sido decretado sobre el pecado.  Entonces quien sea que mirare a la serpiente sobre el asta, aceptando el significado, fue sanado, por cuanto esta era la obra o salvación del Señor.

57  La serpiente sobre el asta es un tipo de lo que Jesús vino al mundo para lograr.  El fue hecho carne para poder llevar sobre Sí mismo los juicios de Dios respecto al pecado.  El fundamento del altar de sacrificio era de bronce sólido, tipificando el Cordero inmolado desde antes de la fundación del mundo.  Juicio ya había sido decretado sobre El cuando aún no había pecadores.  La salvación siendo enteramente del Señor, El pisó solo el lagar del vino de la ira de Dios.  Su vestimenta fue teñida de color carmesí por Su propia sangre.  Su porción fue el horno ardiente del justo juicio y la ira de Dios.  El sufrió, el justo por los injustos.  “Tú eres digno, o Cordero de Dios, porque nos has redimido por Tu propia sangre.  “

Más él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.
…mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.

Isaías 53:5,6

58  El sufrió como ningún hombre jamás ha sufrido.  Aun antes de la cruz El había derramado en el sudor grandes gotas de sangre, anticipando la intensa agonía que estaba por delante, hasta la sangre se le estaba separando en las venas.

Y estando en agonía, oraba más intensamente; y era su sudor como grandes gotas de sangre que caían hasta la tierra.

Lucas 22:44

59  Pero algún día esos pies de bronce pisarán esta tierra.  Y entonces El será el Juez de toda la tierra y juzgará a la humanidad con rectitud y perfección, y no habrá manera de evadir ese juicio.  No habrá manera de cambiar o de templar ese juicio.  Entonces el que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía.  El Ser Inmutable no cambiará entonces, porque nunca lo ha hecho y nunca lo hará.  Esos pies de bronce destruirán al enemigo, destruirán al anticristo, a la bestia, la imagen y todo lo que es vil ante Su vista.  El destruirá los sistemas eclesiásticos que han tomado Su Nombre sólo para corromper su brillantez, y los abrumará juntamente con el anticristo.  Allí estarán todos los malvados, los ateos, los agnósticos, los modernistas, los liberales, como también la muerte, el infierno y la tumba.  Así será.  Porque cuando El viene entonces los libros serán abiertos.  Entonces es cuando aparecerán hasta las vírgenes fatuas y la iglesia tibia.  El separará las cabras de las ovejas.  Cuando El viene se apoderará del reino porque es Suyo, y juntamente con El vendrán los miles de diez miles, Su Novia, los cuales vienen para ministrarle.  Gloria.  Oh, es ahora o nunca.  Arrepiéntanse antes de que sea demasiado tarde.  Despierten de entre los muertos y busquen a Dios para que les llene de Su Espíritu, porque de otra manera perderán la Vida Eterna.  Háganlo ahora mientras hay tiempo.

-cuatro-
SU VOZ ERA COMO ESTRUENDO DE MUCHAS AGUAS
¿Qué representan las aguas?
Me dijo también, Las aguas que has visto donde la ramera se sienta, son pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas.

Apocalipsis 17:15

60  Su Voz era como el sonido de multitudes hablando. ¿Qué es?  Es el juicio.  Porque estas son las voces de las multitudes de testigos, quienes por medio del Espíritu Santo en todas las edades han testificado de Cristo y han predicado Su Evangelio.  Será la voz de todo hombre siendo elevado enjuicio contra el pecador que no quiso recibir el aviso.  Las voces de los siete mensajeros se oirán fuerte y claro.  Aquellos predicadores fieles que predicaron el poder salvador de Jesús, el bautismo en el Nombre de Jesús, el bautismo y el poder del Espíritu Santo, los cuales se mantuvieron con la Palabra más que con sus propias vidas; todos ellos eran la Voz de Jesucristo por medio del Espíritu Santo a través de las edades.

Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos.

San Juan 17:20

61  ¿Alguna vez ha pensado Ud. cuán horroroso es para el hombre que va con la corriente irremediablemente hacia la cascada?  Piense ahora de aquel rugido mientras él se acerca a su ruina cierta e inevitable.  Y de la misma manera viene el día del juicio cuando el rugido de la multitud de voces lo condenará a Ud. por no haber prestado atención antes de que fuera demasiado tarde.  Tome cuidado ahora mismo, porque en este instante se están grabando sus pensamientos en el Cielo.  Allá sus pensamientos hablan más fuerte que sus palabras.  Como el fariseo que reclamaba tanto con la boca, pero al no escuchar al Señor, su corazón llegó a ser corrupto y malvado hasta que ya era demasiado tarde.  Ahora mismo pudiera ser su último llamado para escuchar la Palabra y recibirla para Vida Eterna.  Será demasiado tarde cuando llegue ante el rugido de aquellas voces de juicio y perdición.

62  Pero ¿ha notado Ud. cuán dulce y reposable puede ser el sonido del agua?  Me gusta salir a pescar, y me encanta hallar un lugar donde se puede apreciar el murmullo quieto de las aguas.  Allí puedo recostarme y escuchar el agua apaciguando mi corazón con paz, gozo y contentamiento. ¡Cuánto gozo tengo por estar anclado en el puerto de reposo donde la Voz del Señor habla paz, así como lo ha declarado la Palabra de las aguas de separación! ¡Cuán agradecidos debiéramos de estar al oír Su Voz de amor y ternura, dirección y protección!

63  Y algún día oiremos aquella misma dulce Voz hablarnos, no en juicio, sino en bienvenida, porque nuestros pecados han sido perdonados por Su sangre, nuestras vidas han sido llenas del Espíritu, y nuestro andar ha sido en la Palabra. ¿Qué podría ser más precioso que oír las multitudes de voces de bienvenida y estar rodeado por las multitudes que han creído para Vida Eterna?  Oh, no hay nada como eso.  Mi oración
es que Ud. oiga Su Voz y que no vaya a endurecer su corazón, sino que
lo reciba como su Rey.

64 Oh, si Ud. solamente lo viera.  Fueron las aguas que destruyeron
al mundo, pero fueron las mismas aguas que salvaron a Noé, y que
también salvaron a la tierra entera para Noé.  Escuche Su Voz, la voz de Sus siervos, mientras esa Voz llama a arrepentimiento y Vida.

-cinco-
EN SU DIESTRA HABÍA SIETE ESTRELLAS

65  “Tenía en su diestra siete estrellas.” Desde luego, ya sabemos
según el versículo veinte qué son las siete estrellas: “El misterio de las
siete estrellas son los ángeles (mensajeros) de las siete iglesias.” Ahora,
de ninguna manera pudiéramos errar en esto porque El mismo nos lo interpreta.  Estas siete estrellas son los mensajeros a las siete edades sucesivas de la iglesia.  No son llamados por sus nombres.  Solamente están mostrados como siete, uno para cada edad.  Desde la edad de Efeso hasta esta edad de Laodicea cada mensajero trajo el mensaje de verdad al pueblo, nunca fallando en vigilar que fuera la Palabra de Dios para dicha edad de la iglesia en particular.  Cada uno se mantuvo fiel.  Fueron firmes en su lealtad hacia la luz original.

66 A medida que cada edad se separó de Dios, Su mensajero fiel tornó esa edad hacia la Palabra.  Sus fuerzas venían del Señor, de otra manera ellos nunca hubieran podido rendir la marea.  Estaban seguros en Su cuidado, porque nada podía sacarlos de Su mano, ni tampoco había nada que pudiera separarlos del amor de Dios, ya fuera enfermedad, peligro, desnudez, hambre, cuchillo, vida o muerte.  Ellos estaban verdaderamente rendidos a El, y guardados por Su omnipotencia.  No tenían temor de la persecución que les esperaba en el camino.  Dolor y burla solamente eran motivos para dar gloria a Dios de que fueran contados dignos de sufrir por El.  Y en gratitud por Su salvación, ellos ardían con la luz de Su Vida, y reflejaban Su amor, paciencia, mansedumbre, templanza, benignidad y fidelidad.  Y Dios los respaldaba con prodigios, señales y maravillas.  Fueron acusados de ser fanáticos y aleluyas.  Fueron denunciados por organizaciones y puestos en mofa.  Pero se mantuvieron fieles a la Palabra.

67 Ahora, no es difícil mantenerse fiel a un credo, es fácil porque el diablo está detrás de todo eso.  Pero es algo muy distinto ser fiel a la Palabra y volver a lo que la Palabra produjo originalmente después de Pentecostés.

68 No hace mucho un hombre me dijo que la iglesia Católica Romana tenía que ser la iglesia verdadera, por cuanto ella se había mantenido fiel a lo que creía a través de todos los años y que no había cambiado, sólo había crecido.  De ninguna manera es cierto eso.  Cualquier iglesia con el respaldo del gobierno, y con su propio credo (que de ninguna manera es la Palabra), y sin ningún ministerio manifestado que provoque al diablo, seguramente podría continuar.  Eso no es criterio aceptable.

69  Pero cuando uno piensa en aquel grupo pequeño, cuyos miembros fueron aserrados, entregados a los leones, perseguidos y expulsados para allá y para acá, y sin embargo se mantuvieron fieles a la Palabra, ahora eso definitivamente tendría que ser Dios.  Cómo es que sobrevivieron la batalla de la fe y aún perseveraron, ese es el milagro.

70  Y este consuelo no es únicamente para los mensajeros de las siete edades de la iglesia.  Todo verdadero creyente está en la mano de Dios y puede experimentar de Su amor y poder, y recibir el beneficio completo de todo lo que Dios es para el creyente.  Lo que Dios le da al mensajero, y como lo bendice y lo usa, es un ejemplo para todo creyente de Su bondad y cuidado para con todos los miembros de Su cuerpo.  Amén.

-seis-
LA ESPADA DE DOS FILOS

De Su boca salía una espada aguda de dos filos la cual es la Palabra de Dios.

De Su boca salía una espada aguda de dos filos.

Apocalipsis 1: 16

Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

Hebreos 4:12

Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea.
Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo.

Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre
es: El Verbo de Dios.
Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo,
blanco y limpio, le seguían en caballos blancos.

De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso.
Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: Rey De Reyes Y Señor De Señores.

Apocalipsis 19:11-16

Le dijo Natanael. ¿De dónde me conoces?  Respondió Jesús y le dijo: Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera, te vi.

San Juan 1:48

71  Allí está.  Cuando El venga, aquella Palabra vendrá en contra de toda nación y todo hombre, ninguno podrá pararse en contra de ella, Revelará lo que hay en cada corazón así como hizo con Natanael.  La Palabra de Dios mostrará quién hizo la voluntad de Dios y quién no.  Dará a conocer las obras secretas de cada hombre y porqué las hizo, separará.

¿Y piensas esto, oh hombre, tú que juzgas a los que tal hacen, y haces lo mismo, que tú escaparás del juicio de Dios?

Romanos 2:3

72  Entonces sigue relatando en los siguientes versículos cómo es que Dios va a juzgar a los hombres.  El corazón duro e impenitente será juzgado.  Las obras serán juzgadas, Los motivos serán juzgados.  No habrá acepción de personas ante Dios; pero todos serán juzgados por esa Palabra, nadie se escapará.  Aquellos que oyeron y no quisieron poner atención serán juzgados por lo que oyeron.  Aquellos que confiaron y dijeron que la creían, pero no la vivieron, también serán juzgados.  Todo secreto saldrá a la luz y será publicado desde los terrados.  Oh, entonces sí entenderemos la historia.  De todas las edades no quedará ni
un solo misterio.

73  Pero, ¿sabe Ud. que El está revelando los secretos de los corazones
de los hombres y de las mujeres en esta edad en que estamos viviendo?
¿Quién aparte de la Palabra podría revelar los secretos de los corazones?

Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

Hebreos 4:12
74  Es la Palabra.  Está obrando para lo que fue enviada, porque Ella (la Palabra) está llena de poder.  Es el mismo Espíritu que estaba en Jesús (la Palabra) lo cual está de nuevo presente en la iglesia en esta última edad como una señal final, procurando desviar a la gente del camino que conduce al juicio, porque todo aquel que lo rechaza a El (la Palabra) ya ha entrado en el juicio, habiéndole crucificado nuevamente.

Y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio.

Hebreos 6:6

75  Ahora, Pablo dijo que la Palabra vino tanto en voz como también en poder.  La Palabra siendo predicada, en realidad se demostró a Sí misma.  Como una espada llameante y aguda, fue a las conciencias de los hombres, y como cuchillo de cirujano, quitó las enfermedades y libertó a los cautivos.  Por dondequiera que fueron aquellos creyentes primitivos, “salieron predicando el Evangelio (la Palabra), y Dios confirmó aquella Palabra con las señales que seguían.” Los enfermos fueron sanados, demonios fueron echados fuera, y hablaron en nuevas lenguas.  Esa era la Palabra en acción.  Esa Palabra nunca ha fallado en la boca de Cristianos que creen.  Y en esta última edad está presente en una forma más grande y más fuerte que nunca, en la verdadera Novia de la Palabra.  Oh, manada pequeña, Uds. que forman la minoría, manténganse con la Palabra, llenen sus bocas y sus corazones de ella, y algún día Dios les dará el reino.

-siete-
SU ROSTRO COMO EL SOL

Y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza.

Apocalipsis 1: 16

Seis días después, Jesús tomó a Pedro, a Jacobo y a Juan su hermano, y los llevó aparte a un monte alto;
y se transfiguró delante de ellos, y resplandeció su rostro como el sol, y sus vestidos se hicieron blancos como la luz.

Y he aquí les aparecieron Moisés y Elías, hablando con
él.

Entonces Pedro dijo a Jesús.- Señor, bueno es para
nosotros que estemos aquí,- si quieres, hagamos aquí tres
enramadas: una para ti, otra para Moisés, y otra para Elías.

Mientras él aún hablaba, una nube de luz los cubrió; y he aquí una voz desde la nube, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia; a él oíd.

Al oír esto los discípulos, se postraron sobre sus rostros, y tuvieron gran temor.

Entonces Jesús se acercó y los tocó, y dijo: Levantaos, y no temáis.

Y alzando ellos los ojos, a nadie vieron sino a Jesús solo.

Cuando descendieron del monte, Jesús les mandó, diciendo: No digáis a nadie la visión, hasta que el Hijo del Hombre resucite de los muertos.

Entonces sus discípulos le preguntaron, diciendo: ¿Por qué, pues, dicen los escribas que es necesario que Ellas venga primero?

Respondiendo Jesús, les dijo: A la verdad, Elías viene primero, y restaurará todas las cosas.

Mas os digo que Ellas ya vino, y no le conocieron, sino que hicieron con El todo lo que quisieron; así también el hijo del Hombre padecerá de ellos.

Entonces los discípulos comprendieron que les había hablado de Juan el Bautista.

Mateo 17:1-13

76  Ahora, en Mateo 16:28, lo cual está antes del texto que acabamos
de leer, Jesús había dicho:

De cierto os digo que hay algunos de los que están aquí, que no gustarán la muerte, hasta que hayan visto al Hijo del Hombre viniendo en su reino.

77  Y los tres apóstoles vieron precisamente eso: el orden de Su Segunda Venida.  Lo vieron transfigurado allí sobre el monte.  Su vestidura era resplandecientemente blanco y Su rostro brillaba como el sol en su cenit.  Y allí junto a El aparecieron Moisés y Ellas.  Precisamente de esa manera es que El viene otra vez.  A la verdad, Ellas viene primero y hará volver el corazón de los hijos (la Novia) hacia la Doctrina Apostólica de la Palabra de los padres.
He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el día de Jehová, grande y terrible.
El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres, no sea que yo venga y hiera la tierra con maldición.
                                                                                         Malaquías 4:5,6
78  Israel ya es una nación.  Ella ahora está establecida con sus ejércitos, su marina, sistema postal, bandera, y todo lo que tiene que ver una nación.  Pero aún está por cumplirse la Escritura que dice en Isaías: “…¿Nacerá una nación de una vez?”

79  Ese día viene pronto.  La higuera ha brotado.  Los israelitas están esperando al Mesías.  Lo están esperando y sus esperanzas están por cumplirse.  Israel renacerá espiritualmente porque su Luz y su Vida están por serle revelado.

La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que brillen en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera.

Apocalipsis 21:23

80  Esta es la Nueva Jerusalén.  El Cordero estará en esa ciudad, y por causa de Su presencia, no habrá necesidad de luz.  Allí no saldrá ni se pondrá el sol, porque El mismo es el Sol y la Luz.  Las naciones que entran allí caminarán en Su Luz. ¿No está Ud. contento de que aquel día está sobre nosotros?  Juan vio ese día que venía. ¡Así sea, Señor Jesús, ven presto!

Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama.
Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada.

Hallaréis a los malos, los cuales serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies, en el día en que yo actúe, ha dicho Jehová de los ejércitos.

Malaquías 4:1-3

81  Allí está nuevamente, el Sol brillando en toda su fuerza.  Oh, la fuerza del Hijo de Dios brillando en medio de los siete candeleros de oro.  Allí está parado El, el Juez, Aquel que sufrió y murió por nosotros.  El tomó sobre Sí mismo la ira de la justicia Divina.  El solo piló el lagar del vino del furor de la ira de Dios.  Como ya hemos dicho, para el pecador Su Voz es como el rugido de la cascada o como el mar furioso golpeando la costa peñascoso con golpes de muerte.  Pero para el santo, Su Voz es como el dulce murmullo de un arroyo mientras uno reposa satisfecho con Cristo.  Brillando sobre nosotros con Sus rayos cálidos de amor, nos dice: “No temáis, Yo soy el que era, el que es, y el que ha de venir; Yo soy el Todopoderoso.  Aparte de MI no hay otro.  Yo soy el Alfa y la Omega, el Todo.” El es el Lirio de los Valles, la Estrella resplandeciente de la Mañana.  Para mi alma El es el más hermoso entre diez mil.  Sí, aquel gran día está por manifestarse, y el Sol de Justicia nacerá y en sus alas traerá salvación.

El Cristo Victorioso
Cuando le vi, caí como muerto a sus pies.  Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último;
y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén.  Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.

Apocalipsis 1:17,18

82  Ningún ser humano podría aguantar el efecto completo de aquella visión.  Con sus fuerzas totalmente agotadas, Juan cayó a Sus pies como muerto.  Pero la mano amorosa del Señor le tocó, y en voz de bendición le dijo: “No temas.  No tengas miedo.  Yo soy el Primero y el Ultimo.  Soy el que vive, y estaba muerto; y he aquí vivo para siempre jamás.” ¿Qué hay que temer?  El juicio que cayó sobre El en la cruz, en la tumba, y cuando descendió, todo fue por nosotros.  El absorbió completamente la desgracia de la herida del pecado, y ahora ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús.

83  Vea Ud. como cosa cierta que nuestro “Abogado” a la vez es nuestro “Juez.” El es Abogado y Juez.  Como Juez, “el caso está arreglado,” queda concluido.  Ahora pues, no hay condenación. ¿Por qué debiera temer la iglesia? ¿Cuál promesa ha dejado El de manifestar ante nosotros? ¿Por qué debiera temer castigo o muerte?  Todo ha sido vencido.  Aquí está el conquistador poderoso.  Aquí está el que conquistó los dos mundos, el visible y el invisible.  No como Alejandro Magno que conquistó al mundo a la edad de treinta y tres años, y al no tener otra cosa que conquistar, murió víctima del pecado y de una vida licenciosa.  No como Napoleón que conquistó a toda Europa, pero finalmente fue derrotado en Waterloo, y fue deportado a Elba, sólo para encontrar que había sido conquistado.

84  ¡Pero nada pudo conquistar a Cristo!  El que descendió ahora ha ascendido sobre todos, y a El ha sido dado un Nombre que es sobre todo nombre.  Sí, El conquistó la muerte, el infierno, y la tumba, y tiene las llaves de ellos.  Lo que El desata es desatado, y lo que El liga es ligado; no se puede cambiar.  No hubo conquistador antes de El y no hay ninguno aparte de El.  Sólo El es el Salvador y Redentor.  El es el único Dios, y “Señor Jesucristo” es Su Nombre.

85  “No temas Juan.  No teman Uds., manada pequeña.  Uds. son herederos de todo lo que Yo soy.  Todo Mi poder es para Uds.  Mi omnipotencia es de Uds. mientras estoy parado entre Uds.  No he venido para traer temor y derrotas, sino amor, valor y habilidad.  Todo poder me ha sido dado, y está a la disposición de Uds.  Hablen la Palabra y Yo la pondré por obra.  Ese es Mi pacto y nunca podrá fallar.”
Las Siete Estrellas Y Los Siete Candeleros
El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles (mensajeros) de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias.

Apocalipsis 1:20

86  Ya hemos descubierto la verdad de estos dos misterios.  Es cierto que no hemos revelado quiénes son estos siete mensajeros, pero con la ayuda de Dios lo haremos y ese misterio quedará resuelto.  Conocemos las siete edades, están registradas en la Palabra.  Y trataremos con cada una hasta llegar a esta última edad en que vivimos.

87  Pero dando una mirada final a este capítulo, veámoslo a El allí en medio de los candeleros de oro con las siete estrellas en Su diestra.  Oh, casi lo deja a uno sin aliento al verlo allí en Su Deidad Suprema.  El es el Juez, el Sacerdote, el Rey, el Águila, el Cordero, el León, el Alfa, la Omega, el Principio y el Fin, el Padre, Hijo y Espíritu Santo, El que era, que es, que ha de venir, el Todopoderoso, el todo en todo.  Allí está, el Autor y el Consumador. ¡Digno es aquel Cordero!  El probó Su mérito cuando El solo compró nuestra salvación.  Ahora se encuentra en todo Su poder y en toda Su gloria, con todas las cosas entregadas a El como Juez.

88  Sí, allí está parado entre los candeleros, con las estrellas en Su diestra.  Es de noche, porque entonces es cuando usamos lámparas para alumbrar, y entonces es cuando se ven las estrellas brillando y reflejando la luz del sol.  Y está oscuro.  La iglesia camina por fe en la oscuridad.  Su Señor partió de este mundo pero el Espíritu Santo aún brilla a través de la iglesia, dando luz a este mundo corrupto por el pecado.  Y aquellas estrellas también reflejan Su luz.  La única luz que tienen es Su luz.  Cuán oscuro está, cuánto frío hace espiritualmente.  Sin embargo, cuando El llega a la escena entonces hay luz y calor, y la iglesia recibe poder, y por medio de El, ella hace las obras que El hizo.

89  Oh, que pudiéramos verlo como lo vio Juan. ¡Qué tipo de gente debiéramos ser, parados ante El en aquel día!

90  Si Ud. aún no le ha entregado su vida, ojalá que lo haga en este momento, y arrodíllese allí donde está, y pida Su perdón por sus pecados, y rinda su vida a El.  Entonces juntos procuraremos entrar en las Siete Edades de la Iglesia; y al hacerlo ruego que Dios ayude a este siervo indigno para que pueda revelar Su Palabra a Ud. 

                
Capítulo 3
La Edad De Efeso

Introducción A Las Edades De La Iglesia
1  Con el fin de que Ud. pueda entender completamente el Mensaje de Las Edades de la Iglesia, yo quisiera explicar los diversos fundamentos que me permitieron llegar a dar con los nombres de los mensajeros, el tiempo de cada edad y otros factores importantes.

2   Como este estudio habría de ser el más importante que yo jamás había hecho hasta este tiempo, acudí a Dios por varios días para hallar la inspiración del Espíritu Santo.  Entonces fue cuando leí las Escrituras sobre las Edades de la Iglesia y estudié profundamente as diversas versiones de la historia de la Iglesia, escritas por los historiadores más imparciales que pude encontrar.  Dios no falló en contestar mi oración, porque mientras yo leía la Palabra y la historia, fui permitido por el
Espíritu Santo ver desenvolverse un plan que corre a través de los siglos
Y hasta el tiempo presente, el tiempo final.

3   La clave que me dio el Señor, por la cual pude determinar el mensajero para cada edad, es una clave muy escrituras.  En efecto, se podría decir que es la clave principal de la Biblia.  Es la revelación de que Dios nunca cambia y que Sus modos también son tan inmutables como El mismo.

Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.

Hebreos 13:8
He entendido que todo lo que Dios hace será perpetuo; sobre aquello no se añadirá, ni de ello se disminuirá; y lo hace Dios, para que delante de él teman los hombres.
Aquello que fue, ya es; y lo que ha de ser, fue ya; y Dios restaura lo que pasó.

Eclesiastés 3:14-15

4  Aquí está, un Dios inmutable con modos inmutables.  Lo que El hizo en el principio, tendrá que continuar haciéndolo hasta que haya sido hecho por última vez.  Eso nunca cambiará.  Aplique Ud. eso a las Edades de la Iglesia.  El tipo de hombre que Dios escogió para la primera edad, y como fue que Dios se manifestó en el ministerio de aquel hombre, ese sería el ejemplo para las demás edades.  Lo que Dios hizo en la primera edad es lo que quiere hacer en todas las demás edades.

5  Sabemos exactamente por medio de la Palabra que fue registrada por el Espíritu Santo, cómo fue fundada la primera, o sea la Iglesia original, y cómo se manifestó Dios en ella.  La Palabra no puede cambiar, ni ser cambiada porque la Palabra es Dios.

                          En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y
                       el Verbo era Dios.
                                                                           San Juan 1: 1

6  Cambiar una sola palabra, como lo hizo Eva, trae pecado y muerte
 como  dice la misma Biblia:

… Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él
        las plagas que están escritas en este libro.
    Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta
     profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la
santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.
                                                                             Apocalipsis 22:18-19

7  Entonces, lo que la Iglesia fue en el día de Pentecostés, ésa es la

norma.  Ese es el patrón, no hay ningún otro.  No importa lo que digan los eruditos, Dios no ha cambiado aquel patrón.  Lo que Dios hizo en el día de Pentecostés tiene que continuar haciéndolo hasta que se terminen las Edades de la Iglesia.

8  Aunque los eruditos le digan a Ud. que la edad apostólica ha cesado, no lo crea.  Tal declaración está errada por dos razones.  Primeramente, es un error suponer que ya no hay apóstoles por cuanto los doce originales han muerto.  Un apóstol quiere decir un “enviado;” y hoy día hay muchos enviados, pero ahora les llamamos misioneros. Mientras haya hombres llamados y enviados con la Palabra de Vida, entonces continúa la edad apostólica.

9 En segundo lugar, ellos hacen referencia a que la edad de “la manifestación del poder del Espíritu Santo” ha cesado desde que la Biblia ha sido completada.  Eso no es cierto.  No hay ni una sola Escritura que sugiera eso, n ‘ o obstante muchas declaran decisivamente lo contrario.  Aquí está la evidencia que prueba que estas dos declaraciones son falsas:

Pedro les dijo: Arrepentios, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.
Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare.

Hechos 2:38-39

10  La promesa del poder con la cual los apóstoles fueron dotados en el día de Pentecostés, es para “Uds.  Judíos), y para sus hijos Judíos), y para todos los que están lejos (gentiles), y para cuantos el Señor nuestro Dios llamare Judío y gentil).” Hasta que El deje de llamar, el Mensaje y el poder de Pentecostés no cesarán.

11  Lo que la Iglesia tuvo en el día de Pentecostés es su derecho inajenable.  Originalmente ella tuvo la pura Palabra de Dios.  Ella tuvo el poder del Espíritu manifestado en diversas señales y prodigios y dones del Espíritu Santo.

Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos.
Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda trasgresión y desobediencia (a la Palabra) recibió justa retribución,

¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?  La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron,

testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad.

Hebreos 2:1-4

12  Aquella Iglesia primitiva no fue organizada por hombres, fue guiada por el Espíritu Santo.  No fue muy grande.  Fue odiada y despreciada.  Fue agraviada.  Fue perseguida hasta la muerte.  Pero fue fiel a Dios.  Permaneció con el plan original de la Palabra.

13  Ahora, no se vaya a extraviar.  Cuando dije que Dios y Sus modos
no cambian, no dije que la iglesia y sus mensajeros no podían cambiar.
La iglesia no es Dios, por lo tanto sí puede cambiar.  Pero lo que dije
fue que por ser Dios inmutable con Sus modos inmutables, nosotros podemos volver al principio y ver ese primer y perfecto acto de Dios, y entonces juzgar por medio de aquella norma.  Así es como se hace.

14  La Iglesia Verdadera siempre se esforzará por ser igual a la original del día de Pentecostés.  La Iglesia Verdadera de este día presente procurará acercarse a lo que fue la primera.  Y los mensajeros de las iglesias, teniendo el mismo Espíritu de Dios, procurarán aproximarse a lo que fue el apóstol Pablo.  No serán exactamente como él; pero los verdaderos mensajeros serán los que más se asemejan a Pablo, el cual estaba libre de toda ligadura humana, completamente entregado a Dios, y solamente declaraba la Palabra de Dios y manifestaba al Espíritu Santo en poder.  Nada menos serviría.  Uno tiene que basarse en el original.  Así como cosas idénticas producen según su género, la Iglesia Verdadera siempre será la que procurará seguir en los pasos de sus fundadores en Pentecostés; y sus mensajeros seguirán al apóstol Pablo, el mensajero de la primera edad.  Así es de sencillo y maravilloso.

15  Con esta clave tan sencilla y tan maravillosa, yo pude, con la ayuda del Espíritu Santo, leer el libro de Apocalipsis y la historia de la Iglesia, y hallar cada edad, cada mensajero, la duración de cada edad, y la parte que cada una tuvo en el propósito de Dios desde Pentecostés hasta la consumación de las mismas edades.

16  Ahora ya que Ud. entiende la manera en que juzgamos como era la Iglesia Verdadera (lo que era allá en Pentecostés y en la edad apostólica, según lo relata la Palabra en el libro de los Hechos), podemos aplicar la misma norma para ver cómo fue que la iglesia falló.  El error fundamental, o errores que entraron en la primera iglesia y que fueron revelados en los libros de los Hechos, Apocalipsis y en las epístolas, llegarán a ser más y más visiblemente manifiestos en cada edad subsiguiente, hasta que llegamos a un oscurecimiento completo de fe en la última edad, o sea la de Laodicea.

17  Ahora, de esta primera clave que hemos recibido del Señor, viene
otra verdad un poco menos maravillosa.  Yo dije que la Iglesia Verdadera
siempre procurará ser como fue en el libro de los Hechos.  Eso es
exactamente la verdad.  Pero hemos descubierto que la Palabra también enseña que hay una invasión de error que termina con un oscurecimiento completo de la Verdad en el último día, cuando la venida del Señor es inminente.  Ahora la pregunta en nuestras mentes es: ¿abandona Dios a los Suyos y hasta los deja caer completamente en un estado de engaño?  De ninguna manera, porque la Escritura dice claramente que los escogidos no pueden ser engañados:

Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.

Mateo 24:24

18  ¿Entonces qué?  La respuesta está clara ante nosotros.  Hay una Iglesia Verdadera y una iglesia falsa.  Hay una Viña Verdadera y una viña falsa.  Desde luego, aquel cuerpo que incorpora la iglesia y la viña falsa, siempre procurará usurpar la posición de la Iglesia Verdadera y afirmar que ella, y no el cuerpo escogido, es la verdadera y la auténtica.  La falsa procurará matar a la verdadera.  Así sucedió en el libro de los Hechos; así es presentado en las siete edades; y así está declarado en las diversas epístolas.  Así es como ha sido.  Así es como es ahora.  Así es como será.  No puede cambiar.

19  Ahora, tengamos mucho cuidado de que no estemos confundidos aquí en este punto.  Por eso acudiremos a la Palabra para confirmar esta declaración.  Volvamos al libro del principio, el Génesis.  En el Huerto del Edén hubieron dos árboles, uno era bueno; el otro era malo.  Uno produjo Vida; el otro produjo muerte.  Hubieron dos hijos que originalmente ofrecieron sacrificio a Dios.  Permítanme repetir eso, ambos ofrecieron sacrificio a Dios.

Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová.
Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas.  Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda;

pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya.  Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante.

Génesis 4:3-5

20  Pero uno (Caín) era malo, siendo que así era su padre (aquel maligno), mientras que Abel era justo delante del Señor.

21  En otra ocasión, hubieron dos hijos que tenían los mismos padres.
Eran los gemelos de Isaac y Rebeca.  Uno era el escogido de Dios y el
Otro era un réprobo.  Ambos adoraban a Dios.  En cada uno de estos casos
había adoración a Dios.  En cada caso el malo odiaba y perseguía al justo.  En algunos casos el malo destruía al justo.  Pero note Ud. que fueron sembrados juntos, vivían juntos, ambos reclamaban conocer a Dios, y adoraban a Dios.

22  Estas ilustraciones demuestran perfectamente la parábola del Señor Jesucristo cuando El dijo que el reino de los Cielos era semejante a uno que sembró buena simiente, luego vino el enemigo y sembró cizaña entre aquella buena simiente.  Dios no sembró la cizaña.  Satanás sembró la cizaña, allí entre la simiente buena de Dios.  Las dos clases de plantas (gente), de dos simientes diferentes, crecieron juntamente.  Ambas gustaron del alimento de la misma tierra, compartieron del mismo sol, lluvia y demás beneficios, y cada una fue segada en su tiempo. ¿Lo ve Ud.?

23  Nunca vaya a olvidar estas verdades mientras estudiamos las Edades de la Iglesia y después los Sellos.  Y sobre todo, no se olvide que es aquí en esta última edad cuando la cizaña, que está siendo juntada para ser quemada, abandonará al trigo que ha de ser segado por el Señor.

24  Quiero continuar con este pensamiento hasta el fin, así que procedamos, dando un paso más adelante. ¿Ha estudiado Ud. la historia de los avivamientos?  Un avivamiento significa un movimiento del poder de Dios.  Y cada vez que Dios obra, allí está Satanás para obrar también.  Eso nunca falla.

25  En los días del gran avivamiento de Gales (la mayoría de la gente no sabe esto), los asilos para los enfermos mentales se llenaron rápidamente, y hubo una gran demostración del poder demoníaco para desviar la atención de la obra Dios.  Está escrito que en el tiempo de Juan Wesley, la gente hacía cosas muy raras que absolutamente eran de Satanás, para procurar hacer mofa de la bondad y el poder de Dios.

26  En el tiempo de Lutero, se dice que el milagro de su ministerio no consistió en el hecho de que tuvo éxito en protestar contra la iglesia Católica Romana; mas bien el milagro fue que él pudo mantenerse sano en su mente mientras estaba rodeado de tantos fanáticos poseídos y guiados por espíritus de error.  Y si Ud. se ha dado cuenta de este ministerio de los últimos días, Ud. habrá notado la misma invasión de espíritus falsos y malignos.  Tiene que ser así.  Ahora, espero y confío que Ud. tenga suficiente mente espiritual para captar eso y aprovecharse
del beneficio.

27  Solamente para sellar este asunto de las dos viñas, la Verdadera y
la falsa, que están mezcladas y que están demostrando las obras de los
dos espíritus, veamos las siguientes Escrituras:

Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo.
En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios;

y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo.
Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido (espíritu del anticristo); porque mayor es el que está en vosotros (el Espíritu de Dios), que el que está en el mundo.

I Juan 4:1-4

Amados, por la gran solicitud que tenía de escribimos acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribimos exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos.
Porque algunos hombres (no santos) han entrado encubiertamente (éstos no han entrado al redil por medio de la Puerta, por lo tanto son ladrones), los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo.

Estos son manchas en vuestros ágapes, que comiendo impúdicamente con vosotros se apacientan a sí mismos;…

Judas 3,4,12

28  Según lo vemos en estas Escrituras, no puede ser negado que la Iglesia Verdadera y la iglesia falsa están entrelazadas, siendo que fueron sembradas juntas, pero de simientes diferentes.

29  Ahora pues, pienso que hay otra cosa que Ud. debe saber.  Las siete iglesias a las cuales Juan se dirige, están en Asia Menor y todas son iglesias gentiles.  El no le dice nada a la iglesia de Jerusalén que en su mayor parte estaba integrada por judíos y quizás unos pocos gentiles.  La razón es que Dios se había tornado de los judíos a los gentiles.  Así que el todo de las Edades de la Iglesia es Dios lidiando con los gentiles, y llamando a una Novia gentil para Sí mismo.  Por lo tanto, las ‘Edades de la Iglesia’ y la ‘Plenitud de los Gentiles’ son una misma cosa.

El siguiente día de reposo se juntó casi toda la ciudad para oír la palabra de Dios.
Pero viendo los judíos la muchedumbre, se llenaron de celos, y rebatían lo que Pablo decía, contradiciendo y blasfemando.

Entonces Pablo y Bernabé, hablando con denuedo, dijeron: A vosotros a la verdadera necesario que se os hablase primero la palabra de Dios; mas puesto que la desecháis, y no os juzgáis dignos de la vida eterna, he aquí, nos volvemos a los gentiles.

Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo:
Te he puesto para luz de los gentiles,

a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra.

Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna.

Hechos 13:44-48

Digo, pues: ¿Ha desechado Dios a su pueblo?  En ninguna manera.  Porque también yo soy israelita, de la descendencia de Abraham, de la tribu de Benjamín.
No ha desechado Dios a su pueblo, al cual desde antes conoció. ¿O no sabéis qué dice de Ellas la Escritura, cómo invoca a Dios contra Israel, diciendo:

Señor, a tus profetas han dado muerte, y tus altares han derribado; y sólo yo he quedado, y procuran matarme?

Pero ¿qué le dice la divina respuesta?  Me he reservado siete mil hombres, que no han doblado la rodilla delante de Baal.
Así también aun en este tiempo ha quedado un remanente escogido por gracia.
Y si por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no es gracia.  Y si por obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no es obra.
¿Qué pues?  Lo que buscaba Israel, no lo ha alcanzado; pero los escogidos sí lo han alcanzado, y los demás fueron endurecidos;
como está escrito: Dios les dio espíritu de estupor, ojos con que no vean y oídos con que no oigan, hasta el día de hoy.

Romanos 11: 1-8

Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles;
y luego todo Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sion el Libertador, que apartará de Jacob la impiedad.

Y este será mi pacto con ellos, cuando yo quite sus pecados.
Así que en cuanto al evangelio, son enemigos por cause de vosotros, pero en cuanto a la elección, son amados por causa de los padres.

Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios.

Romanos 11:25-29
30  Estas siete iglesias situadas en Asia Menor tenían ciertas características en sí, en aquel tiempo antiguo, las cuales llegaron a ser el fruto maduro en las edades subsiguientes.  Las que apenas eran plantitas allá, salieron después en una cosecha madura, como dijo Jesús:

Porque si en el árbol verde hacen estas cosas, ¿en el seco, qué no se hará?

Lucas 23:31

El Mensaje A La Edad De
La Iglesia De Efeso

Escribe al ángel de la iglesia en Efeso: El que tiene las siete estrellas en su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro, dice esto:
Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos;

y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado.

Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.

Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido.

Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco.

El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.  Al que venciere le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.
Apocalipsis 2:1-7
El Mensajero

31  El mensajero (ángel) de la iglesia de Efeso fue el apóstol Pablo.  No puede ser negado que él fue el mensajero de la primera edad de la era gentil.  Aunque a Pedro le fue concedida la autoridad de abrir las puertas del Evangelio a los gentiles, fue a Pablo a quien le fue dado ser su apóstol y profeta.  El fue el Profeta-Mensajero a los gentiles.  Su oficio profético, por medio del cual recibió la revelación completa de la Palabra para los gentiles, le vindicó como su mensajero apostólico.  En Jerusalén, los demás apóstoles estaban de acuerdo con esto.

Pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo.
Porque ya habéis oído acerca de mi conducta en otro tiempo en el judaísmo, que perseguía sobremanera a la iglesia de Dios, y la asolaba;

y en el judaísmo aventajaba a muchos de mis contemporáneos en mi nación, siendo mucho más celoso de las tradiciones de m ís padres.
Pero cuando agradó a Dios, que me apartó desde el vientre de mi madre, y me llamó por su gracia,

revelar a su Hijo en mí, para que yo le predicase entre los gentiles, no consulté en seguida con carne y sangre,

ni subía Jerusalén a los que eran apóstoles antes que yo; sino que fui a Arabia, y volví de nuevo a Damasco.

Después, pasados tres años, subí a Jerusalén para ver a Pedro, y permanecí con él quince días;

pero no vi a ningún otro de los apóstoles, sino a Jacobo el hermano del Señor.

Gálatas 1: 12-19

Pero subí según una revelación, y para no correr o haber corrido en vano, expuse en privado a los que tenían cierta reputación el evangelio que predico entre los gentiles.

Gálatas 2:2

Pero de los que tenían reputación de ser algo (lo que hayan sido en otro tiempo nada me importa; Dios no hace acepción de personas), a mí, pues, los de reputación nada nuevo me comunicaron.
Antes por el contrario, como vieron que me había sido encomendado el evangelio de la in circuncisión, como a Pedro el de la circuncisión

(pues el que actuó en Pedro para el apostolado de la circuncisión, actuó también en mí para con los gentiles),

y reconociendo la gracia que me había sido dada, Jacobo, Cefas y Juan, que eran considerados como columnas, nos dieron a mí y a Bernabé la diestra en señal de compañerismo, para que nosotros fuésemos a los gentiles, y ellos a la circuncisión.        Gálatas 2:6-9
Porque a vosotros hablo, gentiles.  Por cuanto yo soy apóstol a los gentiles, honro mi ministerio.

Romanos 11: 13

32   Pablo fundó la iglesia en Efeso como a mediados del primer siglo.
Esto nos permite fijar la fecha del comienzo de la Edad de la Iglesia de
Efeso: cerca del año 53 D.C.

33  Su manera de ministrar estableció el ejemplo al cual todo mensajero futuro habría de aspirar; y en verdad establece el patrón para todo verdadero ministro de Dios, aunque no tuviera tal elevación en el orden profético como Pablo.  El ministerio de Pablo se podría calificar en tres partes:

34   Primeramente, Pablo fue absolutamente fiel a la Palabra.  Sin
importar cuál fuere el costo, él nunca se apartó de ella.

Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciara otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.
Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.

Gálatas 1:8-9

Pero cuando Pedro vino a Antioquia, le resistí cara a cara, porque era de condenar.
Pero cuando vi que no andaban rectamente conforme a la verdad del evangelio, dije a Pedro delante de todos: Si tú, siendo judío, vives como los gentiles y no como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a judaizar?

Gálatas 2:11, 14

¿Acaso ha salido de vosotros la palabra de Dios, o sólo a vosotros ha llegado?
Si alguno se cree profeta, o espiritual, reconozca que lo que os escribo son mandamientos del Señor.

1 Corintios 14:36-37

35  Note que Pablo no estaba organizado, pero fue guiado por el Espíritu, como cuando Dios obró con Moisés para sacar a Israel de Egipto.  Pablo no fue enviado por el concilio de Jerusalén, ni tampoco estaba él bajo su poder ni su jurisdicción.  Dios y solamente Dios lo enviaba y lo guiaba.  Pablo no pertenecía a los hombres sino a Dios.
Pablo, apóstol (no de hombres ni por hombre, sino por Jesucristo y por Dios el Padre que lo resucitó de los muertos)
Gálatas 1: 1

Mas ni aun Tito, que estaba conmigo, con todo y ser griego, fue obligado a circuncidarse;
y esto a pesar de los falsos hermanos introducidos a escondidas, que entraban para espiar nuestra libertad que tenemos en Cristo Jesús, para reducirnos a esclavitud,

a los cuales ni por un momento accedimos a someternos, para que la verdad del evangelio permaneciese con vosotros.

Gálatas 2:3-5

36    En segundo lugar, su ministerio se desarrollaba en el poder del
Espíritu, demostrando así la Palabra escrita y la Palabra hablada.

Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría.
Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado.

Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor;
y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder,

para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.

1 Corintios 2:1-5

Y cierto hombre de Listra estaba sentado, imposibilitado de los pies, cojo de nacimiento, que jamás había andado.
Este oyó hablar a Pablo, el cual fijando en él sus ojos, y viendo que tenía fe para ser sanado,

dijo a gran voz: Levántate derecho sobre tus pies.  Y él saltó, y anduvo.

Hechos 14:8-10

Y un joven llamado Eutico, que estaba sentado en la ventana, rendido de un sueño profundo, por cuanto Pablo disertaba largamente, vencido del sueño cayó del tercer piso abajo, y fue levantado muerto.
Entonces descendió Pablo y se echó sobre él, y abrazándole, dijo: No os alarméis, pues está vivo.

Después de haber subido, y partido el pan y comido, habló largamente hasta el alba; y así salió.

Y llevaron al joven vivo, y fueron grandemente consolados.

Hechos 20:9-12

En aquellos lugares había propiedades del hombre principal de la isla, llamado Publio, quien nos recibió y hospedó solícitamente tres días.
Y aconteció que el padre de Publio estaba en cama, enfermo de fiebre y de disentería; y entró Pablo a verle, y después de haber orado, le impuso las manos, y le sanó.

Hecho esto, también los otros que en la isla tenían enfermedades, venían, y eran sanados.

Hechos 28:7-9

Con todo, las señales de apóstol han sido hechas entre vosotros en toda paciencia, por señales, prodigios y milagros.

II Corintios 12:12

37    En tercer lugar, él tenía el fruto evidente de su ministerio que le
había sido dado por Dios.

Me he hecho un necio al gloriarme; vosotros me obligasteis a ello, pues yo debía ser alabado por vosotros; porque en nada he sido menos que aquellos grandes apóstoles, aunque nada soy.

II Corintios 12:11

Si para otros no soy apóstol, para vosotros ciertamente lo soy,- porque el sello de mi apostolado sois vosotros en el Señor.

I Corintios 9:2

Porque os celo con celo de Dios; pues os he desposado con un solo esposo, para presentaras como una virgen pura a Cristo.

II Corintios 11:2

38    Pablo había sido el instrumento para traer multitudes de ovejas
gentiles; él los alimentaba y los cuidaba hasta que llevaban fruto digno

y estaban preparados para conocer al Señor como parte de la Novia gentil.

39  Al tiempo de la entrega de la revelación, según la tradición, Pablo
ya había muerto como mártir, pero Juan continuaba en su lugar haciendo exactamente igual como Pablo había obrado en los días de su
ministerio.  La muerte de Pablo antes de que la revelación fuese entregada, no revoca de ninguna manera el hecho de que él fue el mensajero de la Edad de la Iglesia de Efeso.  Porque el mensajero para cada edad, a pesar de cuando viene o cuando se va, es aquel que enfoca esa edad hacia Dios por medio de un ministerio en el cual se manifiesta la Palabra.  Pablo fue aquel hombre.

La Ciudad De Efeso
40  Efeso era una de las tres más grandes ciudades de Asia.  Frecuentemente le decían la tercera ciudad de la fe Cristiana, siendo Jerusalén la primera y Antioquia la segunda.  Era una ciudad muy rica.  El gobierno era romano pero el idioma era el griego.  Los historiadores creen que Juan, María, Pedro, Andrés y Felipe fueron enterrados en esta hermosa ciudad.  Pablo, el fundador de la verdadera fe en esta ciudad, fue pastor en ella solamente por unos tres años; pero cuando él estaba ausente del rebaño, continuamente estaba pensando en ellos y orando por ellos.  Timoteo fue su primer obispo.

Pablo, apóstol de Jesucristo por mandato de Dios nuestro Salvador, y del Señor Jesucristo nuestra esperanza,
a Timoteo, verdadero hijo en la fe: Gracia, misericordia y paz, de Dios nuestro Padre y de Cristo Jesús nuestro Señor.

Como te rogué que te quedases en Efeso, cuando fui a Macedonia, para que mandases a algunos que no enseñen diferente doctrina.

1 Timoteo 1: 1-3

41 El mismo nombre, Efeso, tiene un extraño sentido compuesto: ,,apuntado a,” y “descansado.” Los anhelos elevados de esta edad que habían empezado con la plenitud del Espíritu (la profundidad de Dios), por medio de la cual estaban prosiguiendo a la soberana vocación de Dios, comenzaron a dar lugar a una actitud menos vigilante.  Una moderada dedicación a Jesucristo empezó a manifestarse como un pronóstico de que en las edades futuras el vehículo físico conocido como la iglesia se hundiría hasta la horrorosa “profundidad de Satanás.” Había llegado a un nivel de despreocupación y se estaba dejando llevar por la corriente.  La edad ya se estaba recayendo.  Ya había dejado su primer amor.  Esa pequeña simiente sembrada en la edad de Efeso algún día crecería en el espíritu de error hasta que toda ave inmunda del aire vendría a reposar en sus ramas.  Aquella planta pequeña aparecería tan inofensiva al, razonamiento humano de la nueva Eva (la Iglesia Nueva) que ella sería engañada de nuevo por Satanás.  La edad de Efeso le había presentado a ella la oportunidad para obtener lo mejor de Dios, y por un tiempo ella prevaleció, pero luego descansó, y en aquel momento de descuido, Satanás sembró su simiente de ruina completa.

42  La misma religión de Efeso tipifica perfectamente esta primera edad de la Iglesia y fija el curso de las edades por venir.  En primer lugar, el magnífico templo de Diana, que estuvo tantos años en construcción, tenía en sus cortes sagradas la imagen de Diana tan modesta y discreta como uno jamás podría imaginarla.  No era semejante a las otras imágenes colocadas en otros templos dedicados a ella.  Era simplemente una figura femenina casi sin forma, que al fin terminaba en el trozo de madera del cual había sido tallada.  Sus dos brazos fueron formados por
dos simples barras de hierro.

43  ¡Cuán perfectamente representa esto el espíritu del anticristo que
fue  soltado en la primera edad!  Allí fue soltado en medio de la gente,
sin  embargo aún no había tomado forma como para alarmar al pueblo.
Pero, los dos brazos de hierro mostraban que su intención era aplastar la obra de Dios a medida que hacía su invasión.  Y nadie parecía fijarse en él o en lo que hacía.  Pero algún día se fijarían, cuando con aquellos brazos de hierro, sus ‘obras’ llegaran a ser ‘doctrina,’ y su doctrina llegara a ser la ley de un imperio.

44  El orden del servicio en el templo también es muy revelador.  En primer lugar, habían sacerdotes que eran eunucos.  Este sacerdocio estéril pronosticó la esterilidad de una gente que se iría alejando de la Palabra; porque una gente que dice que conoce a Dios aparte de la Palabra, está tan estéril de vida como lo es un eunuco estéril.

45 En segundo lugar, el templo tenía dentro de sus límites a las sacerdotisas, vírgenes que desempeñaban los actos religiosos del templo.  Esto preanunciaba el día en que ceremonias y formas, rituales y obras, tomarían el lugar del Espíritu Santo y entonces la manifestación carismática jamás inundaría el templo de Dios.

46 Sobre todos, estaba el pontífice, un hombre de poder político e influencia pública, representando lo que ya estaba en progreso, aunque no se manifestaba demasiado; es a saber, dentro de poco tiempo la iglesia sería entregada a la dirección del hombre con los planes del hombre y los deseos del hombre, y el Así Dice El Espíritu Santo jamás sería una realidad viva.

47  Y debajo de todos, estaban los esclavos del templo, quienes no tenían ni de donde escoger, sólo les tocaba obedecer la jerarquía religiosa. ¿Qué puede significar esto?  Que llegaría el día cuando el
clero investido esclavizaría al laico por medio de maniobras políticas, ayudas del estado, y la imposición de credos, dogmas y dirección humana en vez de la Palabra y el Espíritu, mientras que los líderes vivirían en lujos no obtenidos legalmente, y se gozarían en sus placeres inmundos, y la gente pobre que debería ser servido de acuerdo con el plan de Dios, llegarían entonces a ser los siervos.

Jesús, Su Mensajero Y Sus Iglesias
El que tiene las siete estrellas en su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro, dice esto:

Apocalipsis 2:1

48  Este es Aquel de Quien fue dicho: ‘Este mismo Jesús es Señor y Cristo.’ Allí está El, el único Señor y Dios Todopoderoso, y fuera de El no hay otro.  Allí está el Salvador (La salvación es de Jehová.  Jonás 2:9), andando en medio de las Iglesias a través de las siete edades.  Lo que El fue en la primera edad, lo será en todas las edades.  Para todo creyente, El es Jesucristo, el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.  Lo que El hizo una vez, todavía lo está haciendo, y lo continuará haciendo.

49  Ahora, Ud. se dará cuenta que Jesús anda solo en medio de Sus Iglesias.  No hay nadie más con El.  Ni tampoco puede haberío, porque El obró solo su salvación, y habiéndole comprado con Su propia sangre, El la posee.  El es su Señor y Maestro.  Ella le da a El toda la gloria, y esa gloria El no la compartirá con otro.

50 Con El no hay ningún ‘papá,’ ni ‘arzobispo.’ María, la madre de Su cuerpo terrestre, no está con El.  No es cuestión de que El hable y luego se voltea hacia un Padre, porque El es el Padre; tampoco voltea a un lado para dar órdenes a un Espíritu Santo, porque El es Dios Espíritu eterno - y es Su Vida que está fluyendo y pulsando en la Iglesia, dándole Vida, y sin El no habría Vida.  La salvación es del Señor.

51  No había nadie con El cuando pisó el furor de la ira del horno ardiente.  No fue otro, sino El mismo Quien colgó sobre la cruz y derramó Su sangre.  El es el Autor y Consumador de nuestra fe.  El es el Alfa y la Omega de nuestra salvación.  Nosotros estamos casados con El y no con otro.  No pertenecemos a la iglesia, pertenecemos a El.  Su Palabra es ley.  Credos, dogmas, estatutos y constituciones no tienen ningún efecto en nosotros.  Sí, es Jesús Quien anda solo en medio de las Iglesias.  Es Dios en ella, obrando el querer como el hacer por Su buena voluntad. ¡Nunca olvide eso!  Ud. solamente tiene una relación con Dios y Dios solamente tiene una relación con Ud. - Jesús, y sólo Jesús.
52  Allí está El con las siete estrellas en Su diestra.  La mano o el brazo derecho significa el poder y la autoridad de Dios.

Porque no se apoderaron de la tierra por su espada, ni su brazo los libró; sino tu diestra, y tu brazo, y la luz de tu rostro, porque te complaciste en ellos.

Salmo 44:3
53 En esa diestra de poder están siete estrellas, las cuales, según Apocalipsis 1:20, son los siete mensajeros de la Iglesia.  Esto significa que el poder y la autoridad de Dios están respaldando a Sus mensajeros en cada edad.  Ellos salen en el fuego y el poder del Espíritu Santo con la Palabra.  Ellos son estrellas porque reflejan luz.  La luz que reflejan, es Su Luz; no tienen luz de sí mismos.  Ellos no encienden sus propios fuegos para que los hombres anden en la luz de sus centellas (Isaías 50:1 l).  Es de noche, porque entonces es cuando salen las estrellas.  Es la noche, la oscuridad del pecado, porque todos (aun el mundo entero)
han pecado y están destituidos de la gloria de Dios (Romanos 3:23).

54  Estos siete mensajeros están dando a conocer a Dios al pueblo.  El
que los recibe, recibe a Quien los envió (Juan 13:20).  Ellos hablan y
obran de acuerdo con Su autoridad.  El los respalda con todo el poder de la Deidad.

Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.
Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;

enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo (hasta la consumación de las edades). Amén.

Mateo 28:18-20

55 Así que allí están, llenos del Espíritu Santo y fe, encendidos con el Fuego de Dios, mostrando la Palabra de verdad y allí está El respaldándolos.  Y fíjese en esto: ningún creyente de cualquier edad ha tenido razón de clamar en su corazón: “¡Oh que yo hubiera estado allá en la primera edad cuando los apóstoles fueron enviados!” No hay porqué mirar hacia atrás. ¡Mirad hacia arriba!  He aquí, El que anda ahora mismo en medio de las Iglesias a través de todas las edades.  He aquí, El que es el mismo, ayer, y hoy, y por los siglos; y no cambia en Su esencia ni en Sus modos.  Donde dos o tres están congregados en Su Nombre, allí está El entre ellos.  Y no solamente está allí como un espectador apacible, o como un ángel registrador, sino que allí está
expresando exactamente lo que El es: la Vida, Sostenedor y Dador de toda buena dádiva a la Iglesia. ¡Aleluya!

56  “…el que anda en medio de los siete candeleros de oro…” Cuán significativas son esas palabras a la luz de la Escritura que lo describe a El como “Cristo, Quien es nuestra Vida.” Porque Cristo, en verdad, es la vida de la Iglesia.  Ella no tiene ninguna otra vida.  Sin El, ella solamente es una sociedad religiosa, un club, una reunión sin sentido.  Así como un cadáver enjoyado y vestido sigue siendo un cadáver, igualmente la iglesia, no importa lo que sus programas y esfuerzos benévolos puedan producir; sin Cristo, ella también es un cadáver.  Pero con El en su medio, con El motivándola, ella llega a ser ante la admiración de todos: “Su Cuerpo, la plenitud de El que inunda completamente.  ” Y en esta misma hora El anda en medio del candelero de oro de la última hora.  Lo que El fue mientras anduvo en la primera edad, es aun ahora en esta última edad.  Jesucristo, el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.

Harás además un candelero de oro puro; labrado a martillo se hará el candelero; su pie, su caña, sus copas, sus manzanas y sus flores, serán de lo mismo.

Exodo 25:31

57  “Siete candeleros de oro.” La verdadera Iglesia de Jesucristo, la Novia, es comparada con el oro puro.  Su justicia es la justicia de El.  Sus atributos son los mismos atributos gloriosos de El.  Su identidad se encuentra en El.  Ella está sujeta a reflejar lo que El es.  Ella está sujeta a manifestar lo que El tiene.  En ella no hay culpa.  Ella es gloriosa por dentro y por fuera.  Desde el principio hasta el fin, ella es la obra de su Señor, y todas Sus obras son perfectas.  En efecto, en ella está resumido y manifestado el propósito y la sabiduría eterna de Dios. ¿Cómo puede uno comprenderlo? ¿Cómo puede uno entenderlo?  Aunque no podemos, sí podemos aceptarlo por la fe, porque Dios lo ha dicho.

58  El candelero no es solamente de oro, sino que es de oro martillado.
Hecho a mano de oro martillado, de acuerdo con los planes que fueron
Dados por el Espíritu.  Aparte de su Señor y Maestro, Jesucristo, ¿ha
habido jamás una gente tan martillada y purificada como la Novia de Jesucristo?  En verdad ella está experimentando los sufrimientos que Cristo experimentó.  Ella está despojada de sus bienes.  Su vida está en peligro.  Ella está estima como oveja para el matadero.  A cada día es muerta.  Ella sufre mucho, pero con todo eso no se venga, ni tampoco causa sufrimientos a otros.  Digna del Evangelio es esta hermosa Novia de Cristo.  Y como el oro es maleable, mientras que el latón se quiebra con el golpe del martillo, este oro de Dios cargará su sufrimiento por el Señor.  No agobiada, no quebrada, no destruida, sino formada por medio de las pruebas y las aflicciones de esta vida como una joya de hermosura y gozo para siempre.

Cristo Ensalza Los Suyos
Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos;
y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado.

Apocalipsis 2:2-3

59  ¡Cuán hermosamente ensalza y encomienda el Salvador a Sus hijos!  El se da cuenta de sus buenas actitudes espirituales y de su conducta.  El sabe que existen flaquezas entre ellos, pero todavía no dice nada en contra. ¿No es así nuestro Señor?  El sabe como animarnos en las cosas justas y como desanimarnos en las cosas injustas.

60 Aquí mismo cada uno de nosotros podríamos aprender algo muy importante en cuanto a la dirección de nuestras iglesias y nuestras familias.  Y aun más, cada uno podría aprender algo bueno, y es que Dios trata con cada uno exactamente de esta manera.  Nunca vaya a desanimarse, santo de Dios, porque Dios no es falto de gracia como para olvidar su obra de amor.  Todo lo que podamos hacer, aun en darle a alguien tan sólo un vaso de agua fría, tendrá recompensa y bendición
del Señor.

61  “Conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia.” Mientras El
anda en medio de Su Iglesia, está consciente del sufrimiento de Su
pueblo, y en verdad tiene cuidado.  Así como fue en los días de la cautividad en Egipto, cuando El oyó sus llantos, El que nunca cambia, todavía oye el llanto de los oprimidos mientras anda en medio de ellos.  La misma palabra, ‘trabajo,’ significa ‘cansancio por causa de la opresión.’ El pueblo de Dios no sólo trabaja por El en una obra de amor, sino que sufre por El con gozo; y con paciencia lleva el yugo.

62  Esta primera edad sufrió grande persecución.  Tuvieron que trabajar duro para predicar el Evangelio y esparcir la Verdad.  Su soberana vocación en esta vida era servir a Dios, y cuando sus esperanzas en la vida fueron nubladas, ellos fueron pacientes y cometían todo a El, Quien les había prometido una recompensa perpetua en los Cielos por lo que habían dejado por causa de El aquí en la tierra.

63  Pienso que debemos detenernos aquí para meditar sobre el pensamiento de que el pueblo de Dios ha sido y siempre será perseguido.  Ud. sabe que el Génesis es el libro de los principios, y lo que vemos comenzado allí, continuará a través del Apocalipsis y nunca cambiará.  Allí vemos como Caín persiguió y mató a Abel porque éste agradó a Dios.  Y entonces vemos un ejemplo perfecto en el hijo de Abraham (según la carne), Ismael, quien atormentaba y peleaba con el hijo de la promesa, Isaac.  Y luego Esaú, quien aborrecía a Jacob y le hubiera matado si Dios no hubiera intervenido.  En el Nuevo Testamento hallamos a Judas traicionando a Jesús, mientras que las sectas religiosas del primer siglo intentaron destruir a aquellos primeros creyentes.  Los hijos de este mundo, controlados por el diablo, aborrecen a los hijos de Dios que están controlados por el Espíritu.

64  No importa cuan justo y recto sea un Cristiano ante el público, y cuánta cortesía muestre hacia su compañero, haciendo nada más que lo bueno, deje que él confiese a Cristo como su Salvador y reconozca la operación de los dones del Espíritu Santo en lenguas, profecía, sanidad y milagros, y él será censurado.  El espíritu de este mundo aborrece al Espíritu de Dios, y por cuanto no puede vencer al Espíritu del Seflor, procura entonces destruir el vaso en el cual mora el Espíritu de Verdad.

65  Persecución y pruebas son una parte natural y normal de la vida cristiana.  Hay una sola cosa que Ud. puede hacer con ellas: entregárselas todas a Dios; no juzgue, y deje la decisión final de tales cosas con El.

66  “No puedes soportar a los malos y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos.” Estos efesios creían que el pueblo de Dios debiera ser santo.  Según este versículo, tomaron cuidados para que no hubiera levadura de pecado en el cuerpo.  Por lo que se ve, la apostasía ya había comenzado.  El pecado había entrado en la Iglesia.  Pero fueron obedientes a las palabras de Pablo cuando les dijo que echaran a los malos de en medio de ellos.  Era una gente separada.  Una gente que había salido del mundo, y ahora no iba a permitir que el mundo se metiera entre ellos.  No iban a tolerar el pecado en la Iglesia.  La santidad no era para ellos un dicho ni tampoco
una figura gramatical; era más bien un modo de vivir.

67  “Has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los
has hallado mentirosos.” ¡Que declaración tan directa!  “Has probado
a los que se dicen ser apóstoles.” ¿No es eso algo presuntuoso? ¿Qué derecho tiene una gente de probar a aquellos que se dicen ser apóstoles?
¿Y cómo los probaron? ¡Oh, como amo esto!  Aquí está:

Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciara otro evangelio diferente del que (ya) os hemos anunciado, sea anatema.

Gálatas 1:8

68  Fueron los apóstoles quienes trajeron la Palabra original al pueblo.  Aquella Palabra original no podía cambiar ni siquiera en un punto ni en un tilde.  Pablo sabía que era Dios Quien le había hablado, y por eso dijo: “Aun si yo viniera y procurara darles una segunda revelación, si tratara de hacer un solo cambio en lo que les entregué originalmente, sea yo anatema.” ¿Ve Ud.? Pablo sabía que aquella primera revelación era correcta.  Dios no puede dar una primera revelación y después una segunda revelación.  Si lo hiciere, entonces demostraría que tuvo cambio en pensamiento.

69  El puede dar una revelación y después agregar a esa revelación, como lo hizo en el Huerto del Edén cuando prometió la Simiente a la mujer, y luego estableció que aquella Simiente tenía que venir a través de Abraham, y después dijo que vendría por la sangre de David.  Pero era la misma revelación.  Solamente daba a la gente mayor información para ayudarles a recibirla y a entenderla.  Pero la Palabra de Dios no puede cambiar.  La Simiente vino exactamente como fue revelado. ¡Aleluya!

70  ¿Y ve Ud. lo que estaban haciendo aquellos apóstoles falsos?  Ellos vinieron con su propia palabra.  Los efesios conocían la Palabra como Pablo la había enseñado.  Ellos estaban llenos del Espíritu Santo por medio de la imposición de las manos de Pablo.  Se encontraron cara a cara con aquellos apóstoles falsos y les dijeron: “Uds. no están diciendo lo que dijo Pablo.  Por eso, Uds. son falsos.” Oh, eso hace arder mi corazón. ¡Vuelva a la Palabra!  No es Ud. el que en verdad prueba al apóstol y profeta y maestro.  Es la Palabra la que los prueba.

71 Alguno de estos días vendrá un profeta a la Iglesia de la edad de Laodicea y Ud. sabrá si él es el verdadero enviado de Dios o no.  SI, lo sabrá.  Porque si él es de Dios, él estará en esa Palabra exactamente como Dios se la dio a Pablo.  El no se desviará de esa Palabra ni por un momento, ni por un tilde.  En esa última edad, cuando aparecerán muchos profetas falsos, fíjese como es que le dirán constantemente que si Ud. no les cree a ellos y lo que ellos dicen, entonces Ud. estará condenado.  Pero cuando llegue a la escena ese profeta del último día, si él en verdad es aquel profeta, él estará clamando: “vuelva a la Palabra o Ud. será condenado!” El no edificará sobre revelación o interpretación privada, sino sobre la Palabra. ¡Amén y amén!

72  Estos apóstoles falsos son los lobos rapaces de los cuales habló Pablo, cuando dijo: “Cuando yo me haya ido, ellos vendrán y procurarán reclamar semejante revelación; pero su propósito no es de ayudarlos sino de destruirlos.”

Porque no he rehuido anunciamos todo el consejo de Dios.
Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha  puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre.

Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño.
Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas (sus propias palabras e ideas, no las de Dios) para arrastrar tras sí a los discípulos.

Por tanto, velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno.

Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, la cual es poderosa para sobreedificaros y caros herencia con todos los santificados.

Hechos 20:27-32

Juan también supo de ellos porque dijo:

… porque muchos falsos profetas (ya) han salido por el mundo.

1 Juan 4:1

73  Aquel espíritu de anticristo ya estaba infiltrándose en la Iglesia, y lo estaba haciendo oponiéndose a la Palabra.  Pues aquí es donde todo esto empezó, en la primera edad de la Iglesia.  Ya estaban negando la Palabra, y edificando sus propios credos y filosofías en vez de la Palabra.  Eso es anticristo porque Jesús es la Palabra.  Ser anti Palabra, es ser anti Jesús.  Ser anti Palabra es ser anticristo, porque el Espíritu y la Palabra son uno.  Si Ud. es anti Palabra, tendrá que ser anticristo.  Y si eso empezó en la primera iglesia, tendrá que crecer hasta el fin cuando tomará posesión por completo.  Y eso es exactamente lo que Ud. verá a medida que recorremos todas las edades.  Empieza muy pequeño en la edad de Efeso y crece en cada edad hasta que el sistema anti Palabra, anticristo, se apodera enteramente, y la infalibilidad de la Palabra es repudiada por los apóstoles falsos de la iglesia falsa.

74  Ahora, sería fácil obtener una idea equivocada de lo que estamos hablando, por cuanto estoy poniendo tanto énfasis en esto.  Puede ser que Ud. entienda que este espíritu de anti Palabra o anticristo sea un repudio completo de la Palabra, una negación de la Biblia que culmine en su rechazo.  No señor, no es eso.  Es mas bien lo que vemos en este texto:

Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro.
Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.

Apocalipsis 22:18-19

75  Es cambiar una sola palabra, quitando o añadiendo.  Ese fue el truco original de Satanás en el Huerto del Edén.  El solamente agregó una sola palabrita a lo que Dios había dicho.  Eso fue suficiente.  Eso trajo muerte y destrucción.  Y en Efeso fue exactamente igual.  Solamente una palabra agregada o una palabra quitada, y el espíritu anti Palabra, anticristo, empezó a prosperar.

76  ¿Ahora lo entiende?  Allí están de nuevo esos gemelos.  Allí están de nuevo esos dos árboles, creciendo lado a lado en la misma tierra, aprovechando del mismo alimento, tomando de la misma lluvia, y beneficiándose del mismo sol.  Pero vienen de diferentes simientes.  Uno de los árboles está con la Palabra de Dios exactamente como Dios la dio, la ama y la obedece.  El otro árbol es de la simiente que es anti Palabra y por eso la cambia donde quiere.  Sustituye sus propios credos y dogmas por la verdadera Palabra viva, exactamente como hizo Caín, que terminó matando a Abel.  Pero no teman rebaño pequeño, quédense con la Palabra.  Mantengan esa Palabra entre Uds. y el diablo; Eva no lo hizo, y ella falló.  Y cuando la Iglesia deja deslizar la Palabra, entonces entra a los abismos de la oscuridad de Satanás.

Y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado.

Apocalipsis 2:3

77  Esto es casi igual a lo que dice en el versículo dos.  Pero en el versículo dos, el trabajo, la obra y la paciencia eran los resultados de haber guardado la sagrada Palabra que habla sido encomendada a ellos. ¡Cómo es que rechazaron a los adversarios! ¡Qué crédito eran para Pablo!  Pero en este versículo, sus persecuciones, pruebas y paciencia eran por causa del bendito Nombre de Jesús.

78  Ahora Ud. notará que eso no es nada extraño, porque es la Palabra y el Nombre los que hacen que el enemigo corra tras nosotros como un río.  Aquella Palabra poderosa que fue manifestada en sanidades, señales, prodigios y otras demostraciones, hizo que los fariseos clamaran por la muerte de los verdaderos creyentes.  Y ahora ese mismo Nombre, odiado y despreciado por los judíos, fue motivo de mofa por los intelectuales, quienes se reían al pensar en que alguien fuese tan insensato como para creer que un hombre murió, luego resucitó y ahora está sentado en los Cielos.  Así que aquí estaban los perseguidores religiosos, los judíos, maldiciendo a este Jesús, el cual era para ellos un Mesías falso; y aquí estaban los demás riéndose con gusto y mofándose ásperamente del Nombre de un dios nuevo, que para ellos ni siquiera era dios.

79 Ahora, aquí está otra cosa que empezó en aquella edad y que continuará a través de las edades, llegando a ser más profunda y más oscura.  Es el hecho de que la gente estaba repudiando aquel Nombre.

No era la Iglesia fiel de Efeso la que lo estaba haciendo, no señor, eran los falsos apóstoles.  Era el de afuera tratando de entrar para corromper a los creyentes.  Los efesios conocían aquel Nombre y lo amaban.

80  Recordemos el origen de la Iglesia de Efeso.  Era un grupo pequeño, que estaba esperando al Mesías; supieron de un profeta que decía que era el precursor del Mesías, el cual había aparecido en el desierto de Palestina y estaba bautizando a la gente hacia el arrepentimiento de pecados.  Luego ellos recibieron el bautismo de Juan.  Pero cuando Pablo llegó por ahí, les mostró que aquel profeta había muerto, y que Jesús había venido y había ofrecido Su vida como sacrificio por el pecado, y que ahora el Espíritu Santo había descendido para entrar en y llenar a todo verdadero creyente en Jesús, el Mesías.  Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el Nombre del Señor Jesús, y cuando Pablo impuso sus manos sobre ellos, todos fueron llenos del Espíritu Santo.  Conocían lo que era obedecer la Palabra y ser bautizados en Su Nombre (Señor Jesucristo), y de esa manera sabían que serían llenos del Espíritu Santo.  Ud. no podía hacer que esa gente cambiara.  Ellos conocían la verdad (Hechos 19:1-7).

81  Ellos conocían el poder de aquel Nombre.  Vieron que aquel Nombre era tan poderoso que aun pañuelos del cuerpo de Pablo se enviaban en el Nombre de Jesús a gente que sufría, y los enfermos eran libertados de toda clase de enfermedades, y los espíritus inmundos eran lanzados.  Aquel Nombre obraba tan manifiestamente admirable que judíos réprobos en Efeso trataron de usarlo para conjurar demonios.

Y hacía Dios milagros extraordinarios por mano de Pablo,
de tal manera que aun se llevaban a los enfermos los paños o delantales de su cuerpo, y las enfermedades se iban de ellos, y los espíritus malos salían.

Pero algunos de los judíos, exorcistas ambulantes, intentaron invocar el nombre del Señor Jesús sobre los que tenían espíritus malos, diciendo: Os conjuro por Jesús, el que predica Pablo.

Había siete hijos de un tal Esceva, judío, jefe de los sacerdotes, que hacían esto.

Pero respondiendo el espíritu malo, dijo: A Jesús conozco, y sé quién es Pablo; pero vosotros, ¿quiénes sois?

Y el hombre en quien estaba el espíritu malo, saltando sobre ellos y dominándolos, pudo más que ellos, de tal manera que huyeron de aquella casa desnudos y heridos.

Y esto fue notorio a todos los que habitaban en Efeso, así judíos como griegos; y tuvieron temor todos ellos, y era magnificado el nombre del Señor Jesús.

Hechos 19:11-17
82   Ellos conocían la vida justa que acompañaba el llevar aquel Nombre, porque “apártese de iniquidad todo aquel que invoca el Nombre de Cristo” (11 Timoteo 2:19).  “Purificaos los que lleváis los utensilios de Jehová” (Isaías 52:1 l).  “No tomarás el Nombre de Jehová tu Dios en vano” (Éxodo 20:7).  Estos efesios eran Cristianos.  Ellos llevaron un Nombre, y aquel Nombre era Cristo, el Cual era el Espíritu de Dios morando dentro de ellos, y era uno de los Nombres triples de su Señor.

83  “…y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado.” El trabajo de estos creyentes no era para Pablo o para una organización.  No estaban comprometidos a programas e instituciones por medio de las cuales se estaban enriqueciendo.  Ellos trabajaban para el Señor; eran Sus siervos, no los esclavos de una organización.  No iban a la iglesia el domingo para hablar acerca del Nombre, y luego olvidarlo el resto de la semana.  No ofrecían servicio de labios a aquel Nombre.  No señor.  Fueron sus vidas lo que ellos dieron.

84  Todo lo que hicieron, lo hicieron en aquel Nombre.  Obraban en aquel Nombre, pero si no podían obrar en aquel Nombre, entonces no obraban.  Estos fueron Cristianos colocados celestialmente cuyo comportamiento armonizaba con el Señor.

85  Pero el grupo de la viña falsa que deseaba corromper aquel Nombre, se mantenía en la oscuridad como lobos ocultos, esperando entrar y destruir.  Pero los santos de Dios soportaron la prueba y preservaron la Palabra y el Nombre.

La Queja De Dios
Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.

Apocalipsis 2:4

86  Para entender esto, Ud. tiene que comprender que el Espíritu no estaba hablando solamente a aquellos primeros santos de Efeso.  Este Mensaje era para la edad entera que duró como unos 120 años.  Entonces el Mensaje era para todas las generaciones en ese espacio de tiempo.  Ahora, la historia sigue repitiéndose.  En las generaciones de Israel vemos avivamiento en una generación, sólo para ver que los fuegos están decayendo en la siguiente.  En la tercera generación puede ser que
el rescoldo esté encendido un poco, pero para la cuarta puede ser que
no haya ninguna señal del fuego original.

87  Entonces Dios enciende el fuego de nuevo y se repite el mismo
procedimiento.  Simplemente es la manifestación de la verdad, que Dios no tiene nietos.  La salvación no es engendrada por el nacimiento natural, igualmente como no hay verdad alguna en la sucesión apostólica.  No está en la Palabra.  Se comienza con creyentes verdaderamente renacidos, y cuando llega la siguiente generación no son sencillamente Cristianos, sino que han tomado un nombre denominacional y ahora son Bautistas, Metodistas, etc.  Eso es exactamente lo que son.  No son Cristianos.  Para ser salvo, uno tiene que ser nacido de la voluntad de Dios, no de la voluntad del hombre.  Pero ahora todas estas gentes se están juntando por la voluntad del hombre.  Yo no digo que algunos no están bien con Dios.  Ni por un momento digo eso, pero el fuego original ha muerto.  Ya no son los mismos.

88  El deseo ferviente de honrar a Dios, la pasión de conocer Su Palabra, el lloro de avanzar más en el Espíritu, todo eso empieza a decaer y en vez de que aquella iglesia esté ardiendo con el fuego de Dios, se ha enfriado y se ha hecho un poco formal.  Eso es lo que estaba sucediendo allá con los efesios.  Estaban llegando a ser un poco formales.  El rendimiento completo a Dios estaba decayendo y la gente no tenía cuidado de lo que Dios pensaba a medida que comenzaron a tomar en cuenta lo que el mundo pensaba acerca de ellos.  La segunda generación era igual a Israel.  Ellos pidieron un rey para ser igual a las demás naciones.  Cuando hicieron eso, rechazaron a Dios.  Pero de todos modos
lo hicieron.

89  Esa es la historia de la iglesia.  Cuando ella piensa más en ajustarse
con el mundo en vez de ajustarse con Dios, no tardará mucho tiempo
para que Ud. comience a ver que dejan de hacer las cosas que hacían y empiezan a hacer cosas que no hicieron originalmente.  Cambian su modo de vestir, sus actitudes y su comportamiento.  Llegan a ser flojos.
Eso  es lo que quiere decir Efeso: ‘descansado y desatado.’

90  El ciclo de avivamiento y muerte nunca ha fallado.  Uno sólo tiene
que recordar esta última obra de Dios en el Espíritu cuando hombres y
mujeres se vestían como Cristianos, asistían a la iglesia, oraban toda la noche, predicaban en las calles y no tenían vergüenza de las manifestaciones del Espíritu.  Dejaban sus iglesias muertas y adoraban a Dios en hogares y en edificios comerciales.  Ellos tenían realidad.

91  Pero no pasó mucho tiempo hasta cuando empezaron a tener suficiente dinero para construir magníficas iglesias nuevas.  Instalaron un coro en vez de cantar a Dios por sí mismos.  Vistieron al coro con togas.  Organizaron un movimiento dirigido por el hombre.  Empezaron a leer libros que no eran dignos de ser leídos.  Bajaron la cerca y los chivos entraron y se apoderaron del redil.  Ya no existía el clamor de gozo.  Ya no existía la libertad del Espíritu.  Continuaron con una forma, pero el fuego había muerto y lo negro de la ceniza era casi todo lo que les quedaba.
92  Hace unos momentos mencioné que Juan entendía lo que era amar
a Dios.  Aquel gran apóstol de amor ciertamente se daría cuenta cuando
la Iglesia comenzara a perder aquel primer amor de Dios.  El dijo:

Pues este es el amor dios, que guardemos sus mandamientos (Su Palabra).

1 Juan 5:3
93  Un pequeño desvío de la Palabra era un paso alejándose de Cristo.  La gente dice que ama a Dios, va a la iglesia, aun grita y se regocija, canta y tiene un gran tiempo emocional.  Pero cuando todo ha cesado, fíjese y vea si esa gente está en la Palabra, caminando en ella, viviendo en ella.  Si hacen todo lo demás y luego no caminan en la Palabra, tales personas pueden decir que aman a Dios, pero sus vidas demuestran lo contrario.

94  Tengo curiosidad por saber si Juan no vio mucho de eso antes de
morir: gente diciendo que amaba a Dios, pero no obedeciendo Su Palabra. ¡Oh, iglesia de Efeso!  Algo está sucediendo con Uds.  Alguien está tratando de agregar o quitar de aquella Palabra; pero lo están haciendo tan astutamente que Uds. no lo pueden notar.  No han hecho todavía algo tan grande que se pueda notar abiertamente.  Lo están haciendo solapadamente, y lo están introduciendo por medio del razonamiento y el entendimiento humano, y es algo que los dominará si no lo rechazan. ¡Vuelvan a Pentecostés antes de que sea demasiado tarde!

95  Pero como siempre, la gente no hace caso al aviso de Dios.  Aquella antorcha de avivamiento edificada sobre la sagrada Palabra es tan maravillosa, y la manifestación del Espíritu tan bendita, que un poquito de temor entra y una voz quieta dice al corazón: “¿Cómo podemos proteger esta verdad que tenemos? ¿Qué podemos hacer para asegurar que este avivamiento continúe?”

96  Entonces es cuando entra el espíritu anticristo y dice: “Mira, ahora tú tienes la verdad, torna cuidado que no se pierda.  Organízate y establece tu credo de lo que crees.  Ponlo todo en un manual eclesiástico.” Y así lo hacen.  Se organizan.  Le agregan a la Palabra.  Y se mueren igual como Eva, por haber tomado solamente una palabra equivocada.  Es la Palabra de Dios la que trae Vida.  Y lo que cuenta no es lo que nosotros decimos acerca de la Palabra, sino lo que dijo Dios.

La Amonestación De Dios
Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete,
y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y
quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido.

Apocalipsis 2:5
97  Dios les dice que recuerden.  Claro está que algo se les había escapado de la mente.  Se habían olvidado de algo.  El les dijo que volvieran en sus mentes al punto de origen.  El origen de la primera edad fue Pentecostés, pero ellos habían caído de ese nivel.  Se habían olvidado de la gloria y la maravilla de Pentecostés.  Era tiempo de volver mentalmente, y luego también en realidad.  Volver a donde podían decir: “Porque para mí el vivir es Cristo.” Volver a la pureza como cuando trataron con Ananías y Safira.  Volver a la puerta la Hermosa. ¡Oh, qué infamia es desviarse del camino de Dios y apoyar aquellos hechos que deshonran Su Nombre!  Todo aquel que invocare Su Nombre, apártese de iniquidad y mantenga su vaso puro para Dios.  Fíjese en lo que Ud. era antes en su corazón, y en su mente, y en su vida.  Entonces vuelva a eso.

98  Y ¿cuál es la manera de volver?  El camino a seguir es el camino del arrepentimiento.  Si un pecador tiene que venir a Dios por el camino del arrepentimiento, entonces el Cristiano tibio o el que ha resbalado tendrá que arrepentirse mucho más. ¡Arrepiéntase!  Muestre los frutos dignos de arrepentimiento.  Pruébelo por medio de su vida.  Dios dice: “Si no se arrepientan, les quitaré su candelero.” Ciertamente.  Una iglesia en esa condición no puede impartir luz al mundo.  Su luz se ha vuelto en oscuridad.  Entonces Dios quitará su mensajero fiel y sus pastores fieles y los dejará solos, y así continuarán hablando del Cristianismo, pero estarán privados de ello.

99  ¡Arrepiéntase pronto! ¡No dilate!  Claro está que Efeso dilató, porque su tiempo de vida no fue muy largo.  La gloria de Dios disminuyó rápidamente.  No pasó mucho tiempo hasta cuando la ciudad quedó convertida en ruinas.  Su templo glorioso terminó en escombros.  La tierra llegó a ser un pantano habitado por aves del agua; la población se había ido por completo, con excepción de unos cuantos incrédulos en una aldea sucia.  No quedó ni un solo Cristiano.  El candelero fue quitado de su lugar.

100 Ahora, esto no quiere decir que ella no pudo haberse arrepentido.  No quiere decir tampoco que nosotros no podemos arrepentirnos.  Sí podemos.  Pero lo tenemos que hacer pronto.  Tiene que ser un arrepentimiento ante Dios con lágrimas y gemidos que procedan del corazón, y entonces Dios restaurará.  La gloria vendrá de nuevo.

                         La Simiente Del Nicolaísmo

Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco.

Apocalipsis 2:6

101 Ahora bien, hay dos pensamientos sobre lo que eran los nicolaítas.  Algunos dicen que era un grupo de apostatas que tenía como fundador a Nicolás de Antioquia, un prosélito, que llegó a ser uno de los siete diáconos en Jerusalén.  Celebraban fiestas paganas y fueron muy impúdicos en su comportamiento.  Enseñaron que para controlar la sensualidad uno primero tenía que conocer por experiencia la profundidad completa del asunto.  Naturalmente, se entregaron a tal grado de abandono que su degradación fue total.  Por lo tanto les hablan puesto los dos nombres del Antiguo Testamento que simbolizaban tales extravagancias: Balaam y Jezabel.  Así como Balaam corrompió a la gente y de esa manera los conquistó, dicen que Nicolás hizo lo mismo.  Según se dice, este grupo fue echado de Efeso y halló un lugar donde establecerse en Pérgamo.

102 Pero el problema con esta creencia es que no es la verdad.  No hay nada en la historia para respaldarla; cuando mucho, puede ser una tradición.  Al aceptar tal punto de vista haría que la Edad de la Iglesia de Efeso fuera solamente histórica, sin ninguna relación con la edad presente.  Esto no es verdad, porque lo que comienza en la iglesia primitiva tiene que continuar en cada edad hasta que al fin es bendecido y exaltado por Dios, o destruido como una cosa inmunda en el Lago de Fuego.

103 Para probar que esta tradición es en contra de la Escritura, simplemente fíjese en Apocalipsis 2:2, donde dice que la iglesia de Efeso no podía sufrir a los malos.  Así que los tuvieron que echar fuera, de otra manera no habría razón en decir que no los podían sufrir.  Si no los echaron, entonces los estaban sufriendo.  En el versículo seis, dice que aborrecían sus hechos.  Así que este grupo Nicolaíta permaneció como parte de la primera edad, continuando con sus hechos.  Los hechos fueron aborrecidos, pero la gente no quedó sin fuerza.  Entonces vemos simientes en Efeso que continuarán y llegarán a ser una doctrina que finalmente terminará en el Lago de Fuego.

104 Entonces, ¿qué son estos nicolaítas?  La palabra viene de dos palabras griegas: ‘nikao,’ que quiere decir, conquistar, y ‘laos,’ que quiere decir, laico.  La plena verdad es que alguien estaba haciendo algo en la Iglesia primitiva que estaba conquistando al laico.  Si se estaba conquistando al laico, entonces debía existir allí alguna ‘autoridad’ haciéndolo.

105 ¿Qué era lo que estaba sucediendo en aquella iglesia lo cual Dios aborrecía?  Lo que estaba sucediendo allá y lo que también está sucediendo hoy, es exactamente lo que quiere decir la palabra nicolaíta.  La gente estaba siendo sujetada de alguna manera que era completamente contraria a la Palabra de Dios.

106 Ahora, para obtener el verdadero significado de lo que vamos a estudiar, les debo advertir que siempre tengan presente en la mente que la religión (o más bien dicho, las cosas espirituales, si así más les gusta), está compuesta de dos partes entrelazadas pero tan opuestas como blanco y negro.  La religión y el mundo espiritual están compuestos de aquellos dos árboles que tuvieron sus raíces en el Edén.  En el Huerto del Edén estaba el Árbol de la Vida y el árbol de la ciencia del bien y del mal; y no hay duda de que las ramas de estos dos árboles se entrelazaban.

107 Y en la iglesia de Efeso encontramos esa misma paradoja.  La iglesia está compuesta de lo bueno y lo malo.  Las dos viñas constituyen la iglesia.  Es como el trigo y la cizaña creciendo juntos, pero uno es el verdadero, y el otro es el falso.  Ahora, Dios hablará a cada uno y El hablará de cada uno.  El los llamará “la iglesia.” Y solamente los escogidos sabrán cual es el espíritu verdadero.  Solamente los escogidos no serán engañados.

Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.

Mateo 24:24

los Así que aun allá en la Iglesia primitiva (un breve tiempo después de Pentecostés) la viña falsa se entrelazó con la Viña Verdadera, y allí hallamos estos hechos de los nicolaítas.  Y aquel espíritu se encontrará combatiendo la Viña Verdadera hasta que Dios lo destruya. ¿Ahora lo entienden?  Bien.

109 Ahora, ¿cuál era el clima espiritual de aquella iglesia?  Había dejado su primer amor.  Dejando su primer amor, que era la Palabra de Dios, nos fue revelado como habiendo caído de su origen, Pentecostés.  En sencillas palabras eso quiere decir que esta iglesia estaba en peligro de perder la dirección y dominio del Espíritu Santo.

110 Esto es exactamente lo que sucedió después de que Moisés sacó a Israel de Egipto.  La manera de Dios guiarlos era por medio de: la Nube de Fuego, la palabra profético, maravillas, señales y prodigios dados por Dios.  Esto habría de efectuarse por medio de hombres seleccionados, ordenados, equipados, y enviados por Dios; y con la congregación entera siendo dominada por el Espíritu Santo.  Ellos se rebelaron; pues querían una serie de reglamentos y credos por los cuales regirse, querían un rey.  Luego querían ser iguales al mundo, y entraron en apostasía y olvido completo de Dios.  Así es exactamente como empezó la primera edad de la Iglesia, e irá de mal en peor hasta que el Espíritu Santo sea rechazado por completo y entonces Dios tendrá que destruir al pueblo.

111 ¿Se fijan cómo esto comenzó en la primera iglesia?  Fue llamado “hechos,” luego llegó a ser una doctrina, llegó a ser la norma, llegó a ser la regla incambiable; al fin se apoderó, y Dios fue echado a un lado.  Oh, empezó tan pequeño, tan quietamente, tan inofensivamente.  Parecía ser algo bueno, algo tan sólido.  Entonces se apoderó, y como una serpiente pitón aplastó a la iglesia hasta exprimirle su aliento, y acabó con toda la espiritualidad en la iglesia. ¡Ay, cómo es engañosa aquella viña falsa!  Es como un ángel de luz, hasta que se apodera de uno.

112 Ahora, yo quiero decirles que creo en ser dirigido, pero no por la dirección del hombre.  Yo creo en la dirección del Espíritu Santo que viene por medio de la Palabra.  También creo que Dios ha puesto hombres en la Iglesia, hombres que tienen dones del Espíritu; los cuales mantendrán el orden en la Iglesia.  Creo eso.  También creo que la Iglesia es gobernada por hombres que Dios envía para que tomen control; pero ese gobierno es por medio de la Palabra, entonces en realidad no son hombres gobernando directamente la Iglesia, sino el Espíritu de Dios, porque la Palabra y el Espíritu son uno.

Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios; considerad cuál haya sido el resultado de su conducta, e ¡mitad su fe.

Hebreos 13:7

113 Pero fíjense bien en lo que estaba sucediendo allá.  Aquella viña falsa estaba apoderándose y enseñando que el dominio humano estaba bien.  Enseñó que la iglesia tenía que ser gobernada.  Enseñó en tipo de control sobre el pueblo; pero en vez de hacerlo de acuerdo con el plan de Dios, ellos simplemente tomaron la autoridad y revistieron sus propias manos de todo el poder espiritual, dando como resultado un sacerdocio santo entremetido entre Dios y el pueblo.  Volvieron directamente al antiguo sistema de Aarón.  Llegaron a ser anticristo porque tomaron para sí mismos Su oficio de Mediador (1 Timoteo 2:5).  Dios aborreció eso; los efesios lo aborrecieron, y todo verdadero creyente lo aborrecerá también.

114 Tendríamos que estar completamente ciegos para no ver esa misma cosa obrando a través de todas las edades; y nuestra edad es la peor de todas.  Es que era una organización.  Eso separó al pueblo.  El pueblo de Dios debe ser uno.  Por un Espíritu son todos bautizados en un cuerpo, y el Espíritu debe moverse sobre cada uno y cada uno debe participar en la adoración de Dios.  Pero los hombres querían la preeminencia, así que tomaron el control.  Obispos llegaron a ser arzobispos, y con sus títulos imponentes sobrepasaron la Palabra de Dios y enseñaron sus propias doctrinas.  Insistieron en la obediencia total de la gente hasta cuando su forma de adoración ya no era en ninguna manera semejante a los primeros días después de Pentecostés.  Estos hechos eran el principio de la sucesión apostólica.  De sucesión apostólica a “miembro de la iglesia” era un paso rápido y fácil como el medio de la gracia salvadera.  La Palabra fue reducida a un credo.  El anticristo, por medio de su espíritu, estaba predominando en la iglesia.

115 Vea lo hoy día. Si Ud. leyera Hechos2:1-4,como algunos lo leen, lo podría leer de esta manera: “Y como se cumplieron los días de
Pentecostés, vino un sacerdote con una hostia y dijo, ’saque la lengua.’
Puso la hostia en la lengua y él mismo se tomó el vino y dijo, ‘ahora,
Ud. ha recibido al Espíritu Santo’.”

116 ¿Increíble?  Eso es exactamente a lo que ha llegado el Nicolaísmo hoy día.  Ellos dicen: “No haga caso a lo que dice la Palabra de Dios.  Ud. no la puede entender.  Nosotros se la tenemos que interpretar.  Además, la Biblia no está concluida.  Tiene que cambiar con los tiempos, y nosotros le diremos cuales son los cambios.” Cuan contrario es eso a la Palabra de Dios que dice enfáticamente, cuando surge alguna contienda con la Verdad: “…antes bien sea Dios verdadero, mas todo hombre mentiroso.” Los Cielos y la tierra pasarán, pero no fallará ni una sola Palabra de Dios.  Así que el pueblo está guiado por líderes que se suponen ser lo que no son.  Dicen que son vicarios de Cristo, pero más bien son anticristo.

117 Aquí está otra situación muy triste.  Esa es la historia del bautismo en agua.  En los días de Jesús y en los días después de Pentecostés, fueron sumergidos en agua.  Nadie puede negar eso.  Los hombres educados dicen que todo lo que hicieron allá fue rociarles agua porque era muy fácil hallar pequeños pozos de agua en muchos lugares.  Y ahora cuando les rocían agua, lo hacen en el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo, como si esos títulos fueran nombres efectivos, y como si hubieran tres dioses en vez de uno.  Pero quédese Ud. en esa organización y procure predicar la verdad de la inmersión en el Nombre del Señor Jesucristo, y Ud. será expulsado.  Ud. no podría ser guiado por Dios y quedarse allí.  Es imposible.

118 Ahora, Pablo era un profeta instruido por el Espíritu Santo.  Si Pablo bautizó en el Nombre del Señor Jesucristo y a la vez dijo que cualquiera que hiciere diferente de lo que él predicó el tal sería anatema, entonces es tiempo de despertar y ver que la iglesia ya no está controlada por el Espíritu Santo, sino que es controlada por los nicolaítas.

Porque no he rehuido anunciamos todo el consejo de Dios.
Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre.

Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño.
Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos.

Hechos 20:27-30

119 Pablo vio que esto venía.  Pero les advirtió acerca de este sacerdocio engañoso que vendría y que se apoderaría con sus doctrinas falsas.  El sabía que ejecutarían una forma de adoración que excluiría a la gente de cualquier aspecto en un ministerio del Espíritu Santo.  Y aun hoy día entre aquellos que proclaman estar libres y llenos del Espíritu no hay mucha libertad entre los laicos.  Y cuando mucho, podemos ver unos cuantos predicadores con una predicación inspirada mientras el rebaño está allí sentado procurando absorberlo.  Esto está muy lejos de lo que dijo Pablo cuando dijo que al estar todos juntos, todos tenían la misma dirección del Espíritu, y todos participaban en la adoración espiritual.

120 La iglesia incorporada nunca ha aprendido esto de las Escrituras o de la historia.  Cada vez que Dios da una visitación del Espíritu Santo y la gente obtiene su libertad, después de un tiempo se esclavizan en la misma cosa de donde salieron.  Cuando Lutero salió del Catolicismo, la gente quedó libertada por un tiempo.  Pero cuando él murió, la gente simplemente organizó lo que pensaba que él creía, y establecieron sus propios credos e ideas, y repudiaban a todo aquel que profesaba algo distinto a lo que ellos decían.  Volvieron directamente al Catolicismo con una forma un poco diferente.  Y aun hoy día hay muchos Luteranos que están dispuestos a volver hasta el principio.

121 ¡Oh, sí!  En Apocalipsis 12, aquella ramera tuvo muchas hijas.  Estas hijas son iguales a su madre.  Dejan a un lado la Palabra, niegan la obra del Espíritu de Dios, subyugan al laico, y al laico le hacen imposible que adore a Dios sino viene a través de ellos o a través de su plan, lo cual es nada menos que un plan de incredulidad que procede del mismo Satanás.

122 ¿Dónde pues estamos espiritualmente?  Estamos en un desierto oscuro. ¡Cuán lejos hemos vagado de la primera iglesia!  Pentecostés ni está a la vista, y la Palabra no puede ser hallada.  Sucesión apostólica, lo cual abunda hoy día, no se encuentra en la Palabra.  Es una invención humana.  Eso impide, ilegalmente, la verdad que Dios y no el hombre ha puesto a Sus líderes en la iglesia.  Pedro nunca estuvo en Roma.  Sin embargo, aquellos mienten y dicen que sí estuvo.  La historia prueba que no estuvo.  Hay gente que lee la historia, pero encoge los hombros y vuelve a creer una mentira. ¿Dónde es que Ud. puede hallar ‘el vicario de Cristo’ en la Palabra?  Nadie toma Su lugar; sin embargo, se ha establecido y la gente lo acepta. ¿Dónde puede Ud. hallar que ‘revelación agregada’ es aceptada por Dios, y particularmente una revelación  contraria a la que ya fue dada anteriormente?  Sin embargo, ellos la aceptan y en ella confían. ¿Dónde halla Ud.  ‘purgatorio?’ ¿Dónde halla Ud. ‘misa?’ ¿Dónde halla Ud.  ‘pagando dinero para salir del infierno?’ Nada de eso está en la Palabra, pero los hombres pusieron eso en su propio libro y por medio de eso subyugaron a la gente, dominándola por medio del temor. ¿Dónde halla Ud. que ‘el hombre tiene el poder para perdonarnos como si él fuera Dios?’ “Lobos rapaces” ni siquiera es un término suficientemente fuerte para describirlos. ¡Nicolaísmo, organización, el hombre gobernando al hombre!

123 Vuelva a Dios. Arrepiéntase antes deque sea demasiado tarde. Vea la escritura en la pared; está escribiendo juicio.  Igualmente como los vasos sagrados fueron profanados y por esa causa fue derramada la ira de Dios, hoy la sagrada Palabra ha sido profanada y el Espíritu ha sido contristado, y el juicio está aquí a la puerta. ¡Arrepiéntase! ¡Arrepiéntase!  Vuelva a Pentecostés.  Vuelva a la dirección del Espíritu Santo.  Vuelva a la Palabra de Dios, ¿por qué moriréis?

La Voz Del Espíritu
El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.  Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.

Apocalipsis 2:7

124 “El que tiene oído oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.” Puede ser que millones oigan o lean estas palabras, pero ¿cuántos prestarán atención?  Eso no lo sabemos.  Pero aquel que prestará su oído y querrá conocer las palabras de verdad, hallará al Espíritu de Dios iluminándole.  Si su oído está atento a la Palabra, el Espíritu de Dios le manifestará la Palabra a Ud.  Ahora, esa es una obra del Espíritu.  Yo le puedo enseñar la verdad, pero si Ud. no abre su oído para oírla y su corazón para recibirla, entonces Ud. no obtendrá la revelación.

125 Ahora fíjese, dice que el Espíritu está hablando a las iglesias.  Eso es en plural, no en singular.  El Espíritu no dejó a Juan escribir esto para una iglesia local en Efeso, ni tampoco era solamente para la primera edad.  Es para todas las edades de la Iglesia.  Pero esta es la iglesia de principios.  Y en eso es como el libro de Génesis.  Lo que empezó en el Génesis es la verdad a través de la Palabra entera y al fin termina en Apocalipsis.  Igualmente, esta iglesia empezando en los Hechos, es el plan de Dios para todas las edades hasta que termina en la edad de Laodicea.  Véalo cuidadosamente.  Cada edad debe tomar cuidado, porque lo que está ocurriendo aquí solamente es el principio.  Aquel arbolito que fue sembrado, crecerá.  Crecerá a través de las edades.  Este entonces es un Mensaje para todo Cristiano de cada edad hasta que vuelva Jesús.  Sí, así es, porque es el Espíritu hablando.  Amén.

La Recompensa Prometida
126 “Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.” Esta es la recompensa para todos los vencedores de todas las edades.  Cuando la última llamada a la batalla haya sido hecha, cuando hayamos dejado nuestra armadura, entonces reposaremos en el paraíso de Dios y nuestra porción será el Árbol de la Vida para siempre.

127 “El Árbol de la Vida.” ¿No es esa una expresión hermosa?  Se menciona tres veces en Génesis y tres veces en Apocalipsis.  Es el mismo árbol y simboliza la misma cosa en cada una de las seis Escrituras.

128 Pero ¿qué es el Árbol de la Vida?  Ahora, en primer lugar tenemos que saber qué es lo que significa el árbol.  En Números 24:6, cuando Balaam describía a Israel, dijo que eran “como lináloes plantados por Jehová.” Árboles, a través de las Escrituras se refieren a personas como dice en el primer Salmo.  Entonces el Árbol de la Vida tiene que ser la Persona de la Vida, Jesús.

129 Ahora, habían dos árboles en medio del Huerto del Edén.  Uno era el Árbol de la Vida, y el otro era el Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal.  El hombre habría de vivir por medio del Árbol de la Vida; pero no habría de tocar el otro árbol porque al hacerlo moriría.  Pero el hombre tomó del otro árbol,,y cuando lo hizo, la muerte entro en él por medio de su pecado, y él fue separado de Dios.

130 Ahora, aquel Árbol allá en el Edén, aquel Árbol que era la fuente de Vida, era Jesús.  En San Juan en los capítulos seis al ocho, Jesús se presenta como la fuente de Vida Eterna.  El mismo dijo que era el Pan del Cielo.  El habló del ofrecimiento de Sí mismo, diciendo que si algún hombre comiere de El, nunca moriría.  El proclamó que conocía a Abraham, y que antes de que Abraham fuera, El era.  Profetizó que El mismo les daría agua viva y que todo aquel que bebiere de esta agua, nunca jamás tendría sed, sino que viviría eternamente.  Se mostró como el Gran “Yo Soy.” El es el Pan de Vida, el Pozo de Vida, el Ser Eterno, el Árbol de la Vida.  El estuvo allá en medio del Huerto del Edén así como también estará en medio del paraíso de Dios.

131 Algunos tienen la idea que aquellos dos árboles en el huerto eran iguales a los demás que Dios había puesto allí.  Pero estudiantes esmerados saben que esto no es cierto.  Cuando Juan el Bautista clamó que el hacha estaba puesta a la raíz de todos los árboles, él no estaba simplemente hablando de árboles naturales, sino de fundamentos espirituales.  Ahora, en 1 Juan, dice:

Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo.

1 Juan 5:11

Y no queréis venir a mí para que tengáis vida.
San Juan 5:40

132 Así que el testimonio, la Palabra de Dios, dice claramente que Vida, la Vida Eterna, está en el Hijo.  No está en ninguna otra parte.

El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.

1 Juan 5:12

133 Entonces, siendo que el testimonio no puede cambiar (quitado de, o agregado a), el testimonio queda en que la Vida está en el Hijo.  Siendo que esto es la verdad, el Árbol de Vida en el Huerto, tiene que ser Jesús.

134 Bien.  Si el Árbol de la Vida es una persona, entonces el Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal es también una persona.  No puede ser de otra manera.  Así que el Ser Justo y el ser maligno estaban allí lado a lado en medio del Huerto del Edén.

En Edén, en el huerto de Dios estuviste (Satanás).

Ezequiel 28:13

13s Aquí es donde recibimos la verdadera revelación de la simiente de la serpiente.  Aquí está lo que verdaderamente sucedió en el Huerto del Edén.  La Palabra dice que Eva fue engañada por la serpiente.  Ella en realidad fue seducida por la serpiente.

Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho…
Génesis 3:1

136 Esta bestia era tan semejante al ser humano(empero era totalmente animal) que podía razonar y hablar.  El era una criatura que se paraba recto y era entre el chimpancé y el hombre, pero más semejante al hombre.  Y era tan semejante al ser humano que su simiente podía, y hasta se unió con la de la mujer e hizo que ella concibiera.  Cuando esto sucedió, Dios maldijo la serpiente.  Cambió todos los huesos en el cuerpo de la serpiente de manera que tuvo que arrastrarse como una víbora.  La ciencia puede esforzarse hasta lo sumo y nunca hallará el
eslabón perdido, Dios tomó cuidado de eso.  El hombre es sabio, y puede ver alguna relación entre el hombre y el animal, y procura probarlo por medio de la evolución.  No hay tal evolución, pero el hombre y el animal sí se mezclaron.  Ese es uno de los misterios de Dios que ha permanecido escondido, pero aquí está revelado.  Sucedió allá en medio del Edén cuando Eva rechazó la Vida para aceptar la muerte.  Fíjese en lo que Dios les dijo en el huerto:

Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañal.

Génesis 3:15

137 Si damos crédito a la Palabra que la mujer sí tuvo una Simiente, entonces la serpiente seguramente también tuvo una simiente.  Si la Simiente de la mujer fue un varón que vino sin el concurso del hombre, entonces la simiente de la serpiente tendrá que venir en la misma forma, o sea, otro varón tendrá que nacer aparte de la instrumentalidad humana.  No hay ningún estudiante que no sepa que la Simiente de la mujer fue Cristo, Quien vino por la instrumentalidad de Dios, aparte del concurso humano.  Es igualmente conocido que la predicción de la herida en la cabeza de la serpiente era en efecto una profecía tocante a lo que Cristo lograrla en contra de Satanás, en la cruz.  Allí en la cruz, Cristo heriría la cabeza de Satanás, mientras que Satanás heriría el calcañal del Señor.

138 Esta porción de la Escritura es la revelación de cómo la simiente literal de la serpiente fue sembrada en la tierra, así como tenemos el registro de Lucas 1:26-35, donde está registrado exactamente cómo la Simiente de la mujer llegó a la manifestación física aparte de la instrumentalidad humana.

Al sexto mes el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret,
a una virgen desposada con un varón que se llamaba José, de la casa de David,- y el nombre de la virgen era María.
       Y entrando el ángel en donde ella estaba, dijo: ¡Salve, muy favorecida!  El Señor es contigo; bendita tú entre las mujeres.
Mas ella, cuando le vio, se turbó por sus palabras, y pensaba qué salutación sería esta.
Entonces el ángel le dijo: María, no temas, porque has hallado gracia delante de Dios.
Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre Jesús.

Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre;
y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin.

Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón.

Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios

Lucas 1:26-35

139 Como la Simiente de la mujer fue Dios literalmente reproduciéndose en carne humana, así también la simiente de la serpiente fue la manera literal por la cual Satanás halló como abrirse la puerta para entrar en el género humano.  Fue imposible para Satanás reproducirse de la misma manera en que Dios se reprodujo a Sí mismo (porque él solamente es un ser-espíritu que fue creado), así que el registro en Génesis relata como fue que él produjo su simiente y se introdujo, o más bien se inyectó en el género humano.  También recuerde que Satanás es llamado ‘la serpiente.’ Es la inyección de su simiente en el género humano de lo que estamos hablando.

140 Antes de que Adán conociese carnalmente a Eva, la serpiente ya la había conocido.  Y el que nació de ese acto, fue Caín.  Caín fue (nacido de, engendrado de) “del maligno” (1 Juan 3:12).  El Espíritu Santo en Juan no podía en un lugar llamar a Adán “el maligno” (porque eso sería si fuera el padre de Caín), y en otro lugar llamarlo el “hijo de Dios,” lo cual era por creación (Lucas 3:38).  Caín fue en carácter como su padre, uno que trae muerte, un asesino.  Su reto atrevido hacia Dios cuando fue confrontado con el Todopoderoso, según Génesis 4:5,9,13 y 14, muestra características completamente inhumanas, y aun parece exceder cualquier relato registrado en las Escrituras tocante a una confrontación entre Dios y Satanás.

Pero no miró con agrado a Caín y a la ofrenda suya.  Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante.
Y Jehová dijo a Caín: ¿Dónde está Abel tu hermano?  Y él respondió: No sé. ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano?

Y dijo Caín a Jehová: Grande es mi castigo para ser soportado.

He aquí me echas hoy de la tierra, y de tu presencia me esconderé, y seré errante y extranjero en la tierra; y sucederá que cualquiera que me hallare, me matará.
Génesis 4:5, 9, 13, 14

141 Note la manera exacta en que el registro de Dios promulga los
nacimientos de Caín, Abel y Set.
Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caín, y dijo: Por voluntad de Jehová he adquirido varón.
Después dio a luz a su hermano Abel…
Génesis 4:1 y 2

Y conoció de nuevo Adán a su mujer, la cual dio a luz un hijo, y llamó su nombre Set…

Génesis 4:25

142 Nacieron tres hijos de dos actos de conocimiento camal de Adán.  Ahora, siendo que la Biblia es la perfecta y exacta Palabra de Dios, esto no es un error sino que es un registro para nuestra iluminación.  Siendo que nacieron tres hijos, pero Adán sólo tuvo dos actos con Eva, Ud. sabe positivamente que uno de aquellos tres hijos no era de Adán.  Dios ha registrado esto de esta manera tan exacta para mostramos algo.

143 La verdad del asunto es que Eva traía en sí dos hijos (gemelos) de fecundaciones distintas.  Ella llevaba gemelos, con la concepción de Caín producida un poco antes de la de Abel. ¿Ve Ud. aquellos gemelos de nuevo?  Un tipo perfecto como siempre.

144 Para todos aquellos que no creen que esto sea posible, sepan que hoy mismo los registros médicos están llenos de tales casos en que mujeres han tenido gemelos que eran de óvulos distintos y fecundaciones distintas, con la fertilización de los óvulos ocurriendo días aparte.  Y no solamente es cierto eso, sino que algunos de los registros muestran que los gemelos fueron engendrados por varones distintos.

145 Hace poco se publicó por todo el mundo la historia de una madre noruega que estaba demandando judicialmente de su esposo sostén para ella y sus gemelos, de los cuales uno era blanco y el otro negro.  Ella admitió que tenla un amante negro.  El tiempo entre las dos concepciones era como de tres semanas.  En Beaumont, Texas, en 1963, los registros mostraron otra vez un nacimiento múltiple en el cual las fecundaciones fueron separadas por varios días, y ciertamente fue tan tremendo el caso, que la mujer casi murió juntamente con un hijo durante el parto.

146 Ahora, ¿por qué tuvo que ser esto? ¿Por qué tuvo que venir de esta manera la simiente de la serpiente?  El hombre fue creado para Dios.  El hombre habría de ser el templo de Dios.  El lugar del reposo de Dios (del Espíritu Santo) era el hombre, el templo.

Este halló gracia delante de Dios, y pidió proveer tabernáculo para el Dios de Jacob.
Mas Salomón le edificó casa;
si bien el Altísimo no habita en templos hechos de mano, como dice el profeta:

El cielo es mi trono, y la tierra el estrado de mis pies. ¿Qué casa me edificaréis? dice el Señor; ¿ 0 cuál es el lugar de mi reposo?

¿No hizo mi mano todas estas cosas?
¡Duros de cerviz, e incircuncisos de corazón y de oídos!  Vosotros resistís siempre al Espíritu Santo; como vuestros padres, así también vosotros.                                                                        Hechos 7:46-51

147 Satanás ha sabido esto todo el tiempo.  El también quiere morar en el hombre así como lo hace Dios.  Pero Dios ha reservado para Sí mismo aquel derecho.  Satanás no lo puede hacer.  Sólo Dios apareció en carne humana.  Satanás no pudo y nunca podrá hacerlo.  El no tiene poderes creativos.  La única manera como Satanás podía lograr lo que deseaba, era entrar en la serpiente en el Edén, así como entró por medio de los espíritus inmundos en los puercos en Gadara.  Dios no entra en animales; pero Satanás lo puede hacer y lo hará para lograr sus propósitos.  El no pudo tener un hijo directamente por Eva como Dios lo tuvo por María, así que entró en la serpiente y engañó a Eva.  El la sedujo, y por medio de ella Satanás tuvo un hijo vicariamente.  Caín manifestó completamente las características espirituales de Satanás y las características bestiales (sensuales, carnales) de la serpiente.  Con razón el Espíritu Santo dijo que Caín era del maligno, en verdad lo era.

148 Ahora quiero considerar algunas pruebas ciertas que tenemos, para demostrar que en verdad hay una afinidad entre el hombre y el animal.  Es una cosa física. ¿Sabe Ud. que se pueden tomar las células embriona-rias del feto, que aún no ha nacido, y se pueden inyectar en el ser humano?  Entonces las células de la tiroides, irán directamente a la tiroides humana, y las células de riñón, irán directamente a los riñones humanos. ¿Se da cuenta cuán estupendo es esto?  Alguna inteligencia dirige aquellas células de animal exactamente a su debido lugar.  Aquella inteligencia recibe esas células y las coloca en el lugar correcto.  Hay una afinidad entre el hombre y el animal, pero las simientes no se pueden mezclar para reproducirse, lo han intentado.

149 Pero allá en el huerto aquel intercambio sucedió y la afinidad química que todavía existe, lo prueba.  Porque allá en el Edén la serpiente era una criatura vertical.  Era semejante al hombre, casi era hombre.  Satanás se aprovechó de las características físicas de la serpiente para usarlo a él para engañar a Eva.  Luego Dios destruyó aquella forma de la serpiente.  Ningún otro animal puede mezclarse con el hombre, pero todavía existe la afinidad.

150 Ya que hemos llegado hasta aquí, déjeme tratar de cristalizar el pensamiento sobre este asunto para que Ud. pueda ver la necesidad de haber entrado en este estudio de la doctrina de la simiente de la serpiente.

151 Empezamos con el hecho de que hubieron dos árboles en medio del huerto.  El Árbol de la Vida era Jesús.  El otro árbol definitivamente era Satanás por causa de lo que vino como fruto de aquel árbol.  Ahora bien, sabemos que ambos árboles tenían algo que ver con el hombre, de otra manera nunca hubieran sido puestos allí.  Tuvieron que tener parte en el plan y propósito soberano de Dios, en su relación particular con el hombre y con Dios mismo, porque de otra manera no podríamos atribuir omnisciencia a Dios.  Hasta aquí todo es verdad, ¿no es así?  Ahora, la Palabra definitivamente muestra que desde antes de la fundación del mundo el propósito de Dios era compartir Su Vida Eterna con el hombre.

Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,
En amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad,
para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado,

en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia,

que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia,

dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo,

de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra.

En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad.

Efesios 1:4-11

Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.

Apocalipsis 13:8

152 Pero aquella Vida no podía ser, y no sería compartida de ninguna otra manera sino a través de “Dios manifestado en carne.” Esto era parte de Su predestinado propósito eterno.  Este plan era para la alabanza de la gloria de Su gracia.  Era el plan de la Redención.  Era el plan de la Salvación.  Ahora escuche bien: “Dios siendo un Salvador, fue necesarío que predestinara a un hombre que necesitara salvación para así darse razón y propósito de existencia.” Eso es ciento por ciento correcto, y hay multitudes de Escrituras que lo prueban así, como por ejemplo:

Porque de él, y por él, y para él, son todas las cosas.  A él sea la gloria por los siglos.  Amén.

Romanos 11:36

153 El hombre no podía venir directamente y tomar del Árbol de la Vida en medio del huerto.  Esa Vida Eterna primeramente tenía que llegar a ser carne.  Pero antes de que Dios pudiese haber traído y salvado a un pecador, tenía que tener un pecador para traer y salvar.  El hombre tenía que caer.  La caída que sería causada por Satanás, tenía que tener carne para así ocasionar la caída.  Y Satanás también tenía que venir por carne.  Pero Satanás no podía venir a través de carne humana para ocasionar la caída igual como Cristo vendría en carne humana para restaurar a los caídos.  Pero había un animal, la serpiente, tan semejante al hombre que Satanás podía hacer contacto con esa bestia, y por medio de esa bestia él podía llegar a ser carne humana y causar la caída, y así inyectarse en el género humano; así como Jesús algún día se inyectaría en el género humano, en cuerpos humanos, a la altura de una resurrección en la cual nosotros tendremos cuerpos semejantes a Su Cuerpo glorificado.

154 Entonces, lo que Dios obró en el huerto era Su plan predestinado.  Y cuando Satanás ocasionó lo que era necesario para cumplir el propósito de Dios, entonces el hombre no podía llegar al Árbol de la Vida en el huerto, ciertamente que no.  No era tiempo.  Pero un animal (¿no fue un animal lo que causó la caída? dejemos entonces que muera un animal) fue tomado y su sangre fue derramada, y entonces Dios tuvo comunión de nuevo con el hombre.  Entonces habría de llegar un día cuando Dios aparecería en carne; y por medio de Su humillación, El restauraría al hombre caído y le haría participante de aquella Vida Eterna.  Ya una vez que Ud. ve esto, entonces puede entender la doctrina de la simiente de la serpiente y que no fue una manzana que se comió Eva.  No, fue la degradación de la humanidad por causa de la mezcla de la simiente.

155 Ahora, yo sé que dando respuesta a una pregunta, otra siempre aparece; y la gente me pregunta: “Si así cayó Eva, ¿qué hizo Adán, porque Dios siempre descarga la culpa sobre Adán?” Eso es sencillo.  La Palabra de Dios es para siempre fijada en los Cielos.  Antes de que fuese hecha la más pequeña partícula de materia, aquella Palabra (la ley de Dios) estuvo allí exactamente como está escrita en nuestras Biblias.  Ahora, la Palabra nos enseña que si una mujer deja a su esposo y se va con otro hombre, ella es una adúltera y ya no es casada, y el esposo no debe reconciliarla.  Esa Palabra fue verdad en el Edén igual como fue verdad cuando Moisés la escribió en la ley.  La Palabra no puede cambiar.  Adán la tomó de nuevo.  El sabía exactamente lo que estaba haciendo, pero de todos modos lo hizo.  Ella era parte de él y él estaba dispuesto a tomar su responsabilidad sobre sí mismo.  El no la dejarla ir. Entonces Eva concibió por Adán, él sabía que sería así.  El sabía exactamente lo que sucedería con el género humano, y él vendió el género humano al pecado para poder tener a Eva, porque la amaba.

156 Y entonces nacieron esos dos hijos, los cuales serían los padres del género humano, lo cual ya estaba contaminado. ¿Y qué dice el registro acerca de ellos?  Leamos el registro en Judas 14: “De éstos también profetizó Enoc, séptimo desde Adán…” El capítulo 5 de Génesis es el capítulo de la genealogía de Enoc.  Así es como da la genealogía: (1) Adán, (2) Set, (3) Enós, (4) Cainán, (5) Mahalaleel, (6) Jared, (7)Enoc.  Se puede notar que no menciona a Caín.  La línea de Adán sigue por Set.  Si Caín fuera hijo de Adán la ley de la primogenitura le hubiera dado a Caín el derecho en el linaje.  También hay que tomar en cuenta cuidadosamente lo que dice aquí:

Y vivió Adán ciento treinta años, y engendró un hijo a su semejanza, conforme a su imagen, y llamó su nombre Set.

Génesis 5:3

157 No dice en ninguna parte que Caín era a la semejanza de Adán, pero tendría que ser si fuera su hijo, porque la ley de la reproducción es enfática en que cada especie trae según su semejanza.  También tenemos que dar crédito al hecho de que en las dos genealogías, en Génesis y en Lucas, Caín no aparece.  Si Caín fuera hijo de Adán, entonces estaría registrado en alguna parte: “Caín, quién era hijo de Adán, quién era hijo de Dios.” No dice eso, porque no puede decirlo.

158 Desde luego, han habido estudiantes que desde hace mucho han promulgado la idea de dos líneas de hombres: una que procede de la línea piadosa fundada por Set y la otra siendo la línea impía fundada por Caín.  Y aunque es extraño, pero es la verdad, estos mismos estudiantes nunca nos han dicho cómo es que Caín fue un tipo tan malvado, mientras que Abel y Set fueron de la línea piadosa y espiritual.  De hecho, Caín debiera haber sido más espiritual que Abel, y aun más que Set y así sucesivamente con cada uno de los siguientes, porque cada generación siempre se ha ido alejando más de Dios.  Pero no, Caín se manifiesta como el hombre más malvado que jamás se haya definido, pues él se puso violentamente en contra de Dios y Su Palabra.

159 Ahora, tome nota de esto: la Escritura no juega con palabras. Todo lo que está en el Registro, está allí para que los ojos ungidos lo vean, tiene un propósito al estar allí.  La Palabra dice:

Y llamó Adán el nombre de su mujer, Eva, por cuanto ella era madre de todos los vivientes.
                                                                                               Génesis 3:20

160 Pero en ninguna Escritura dice que Adán era el padre de todos los vivientes.  Si esta connotación no se puede poner sobre Génesis 3:20, ¿por qué entonces sería mencionado que Eva es la madre de todos, y nada fue dicho acerca de Adán?  El hecho es que aunque Eva fue la madre de todos los vivientes, Adán no fue el padre de todos los vivientes.  Eva dijo en Génesis 4: 1: “…de Jehová he adquirido varón.” Ella no da crédito a Adán de ser el padre de Caín, sino que dice:

Porque Dios (dijo ella) me ha sustituido otro hijo en lugar de Abel, a quien mató Caín.

Génesis 4:25

161 Ella no dice que Dios le había dado otra simiente; esa hubiera sido Cristo, porque El es dado.  Este hijo, Set, fue sustituido en lugar de Abel.  Ella reconoce su hijo quien vino a través de Adán; ella no reconoce ahora a Caín porque él vino a través de la serpiente.  Cuando ella dice, ,,otra simiente en lugar de Abel,” ella está diciendo que Caín era diferente a Abel, porque si ellos hubieran sido de¡ mismo padre, ella hubiera tenido que decir, “Me ha sido dada más simiente.”

162 Yo no creo todo lo que leo, pero en verdad es una cosa curiosa que en la revista Life, la edición del 10 de marzo de 1963, los psiquiatras estuviesen hablando de la misma cosa que estamos tratando aquí.  Ahora yo sé que no todos los psiquiatras concuerdan entre sí mismos, pero aquí está.  El temor a la serpiente no es una reacción consciente, sino una reacción inconsciente.  Si fuera un temor natural, la gente estaría igualmente encantada ante la jaula del león o el gorila.  Sus pensamientos inconscientes los mantienen mirando a las serpientes.  Ese engaño de serpientes es inconscientemente sexual.  Que ha sido así a través de las edades es visto en la gente generación tras generación pasando por la misma cosa.  Serpientes siempre han sido y siempre serán repugnantemente atractivas.  La serpiente siempre ha significado lo que es bueno y malo.  Ha sido un símbolo fálico a través de las edades.  Exactamente de acuerdo con la descripción del Huerto del Edén, hallamos en la serpiente la personificación de la maldad apasionada.

163 Es casi universal entre las muchas tribus sin cultura que la serpiente está asociada con el sexo y frecuentemente es adorada en conjunción con ello.  El estudio de la sexología trae eso a la luz en muchos casos.  Ahora, yo quisiera saber de dónde es que esta gente saca eso, siendo que es gente analfabeta y nunca ha leído la Biblia.  Pero así como la historia del diluvio es conocida a través del mundo, también es conocida esta verdad de la caída del hombre.  Ellos saben lo que sucedió allá en el Edén.

164 Ahora, en este momento alguien me va a hacer esta pregunta: ¿Le dijo Dios a Eva que se cuidara de la serpiente, o que la serpiente la seduciría?  Ahora escuche, Dios no tenía que decir nada respecto a lo que iba a suceder.  Solamente obtenga Ud. el punto clave de la historia.  El simplemente dio la Palabra.  El les dijo que no probaran de la ciencia.  Prueben de la Vida.  La Vida era la Palabra de Dios.  La muerte era cualquier otra cosa aparte de la Palabra de Dios.  Ella permitió que se cambiara una sola palabra y con eso la sedujo Satanás.

165 Dios pudo haber dicho: “No vayan a tomar fruto de los árboles más de lo que puedan comer.” Entonces Satanás podía decir: “Mira, pues eso es correcto.  Se fijan que si toman demás, se les va pudrir.  Pero aquí está un método para preservar la fruta; de modo que pueden tomar todo lo que quieran.  Así que ¿ya ven? pueden hacer lo que Uds. quieren y también lo que Dios quiere.” Allí mismo es donde el diablo la seduciría.  Aquel que ha ofendido en un punto de la ley es culpable de toda la ley.  No juegue con esa Palabra.  Eso es exactamente lo que sucedió en la edad de Efeso antes que terminará como en el año 170 D.C.

166 ¿Y qué fue lo que produjo aquel árbol?  El Árbol de la Ciencia produjo muerte.  Caín mató a su hermano Abel; el malvado mató al justo.  Allí se fijó una orden.  Se mantendrá esa orden hasta la restauración de todas las cosas como ha sido dicho por los profetas.

167 El Árbol de la Ciencia produjo hombres mañosos, hombres de renombre; sin embargo sus caminos son caminos de muerte.  La gente de Dios es una gente sencilla, pero de mente espiritual, inclinada hacia Dios y la naturaleza, calmadamente labrando la tierra, estimando más a la verdad que a las riquezas.  La simiente de la serpiente ha traído tremendos comercios, invenciones maravillosas, pero con todo esto viene la muerte.  Su pólvora y sus bombas atómicas matan en la guerra; y en tiempo de paz sus invenciones mecánicas, como el automóvil, matan a mayor número de personas en tiempo de paz que lo que matan las invenciones de guerra en tiempos de aflicción.  Muerte y destrucción son los frutos de sus labores.

168 Pero ellos son religiosos, creen en Dios.  Ellos son como su padre, el diablo, y su antepasado, Caín.  Ambos creían en Dios.  Estos van a la iglesia, se mezclan con los justos así como también la cizaña se mezcla con el trigo.  Al hacer así corrompen y producen una religión Nicolaíta.  Ellos riegan su veneno con todo el esfuerzo por destruir a la simiente de Dios, así como Caín mató a Abel.  Ante sus ojos no hay temor de Dios.

169 Pero Dios no dejará que ninguno de los suyos se pierda.  El los guarda aun en la muerte, y ha prometido que en el día postrero los levantará.

                                     La Conclusión

… Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.

Apocalipsis 2:7

170 ¡Qué pensamiento tan hermoso es este !Aquel Árbol de la Vida en el Huerto del Edén, al cual ni podían llegar por causa de la caída de Adán, ahora es dado al vencedor.  La espada encendida del querubín que guardaba el huerto ha sido envainada.  Pero no fue antes de que la hoja fuese ensangrentada con la sangre del Cordero.  Meditemos sobre este punto mientras consideramos porqué el Árbol le fue negado a Adán y a sus descendientes, pero ahora ha sido ofrecido de nuevo.

171 La intención de Dios para Su creación, el hombre, es que éste pueda expresar Sus Palabras.  En Génesis, le fue dada a Adán la Palabra por la cual vivir.  Una vida vivida por la Palabra sería la Palabra expresada. ¿No es cierto eso?  Pero ¿vivió Adán por esa Palabra?  No, porque él habría de vivir por toda Palabra, y él no hizo caso a toda Palabra.

172 Entonces vino Moisés.  Que hombre tan tremendo y poderoso fue él. Sin embargo, él también falló en vivir toda la Palabra.  Y aquel profeta, el tipo del Gran Profeta por venir, al enojarse falló en obedecer la Palabra.  También David, el gran rey de Israel, un hombre según el corazón de Dios, falló por medio del adulterio, cuando fue tentado.

173 Pero oportunamente, en el cumplimiento del tiempo, llegó Uno, la Cabeza, Jesús, Quien también tuvo que ser tentado para probar si El viviría por toda Palabra que procede de la boca de Dios.  Entonces Satanás fue anulado.  Porque allí estaba Uno, Quien vivía por medio del ,,escrito está,” y aquella Obra Maestra de Dios, venció, reflejando la Palabra de Dios.  Entonces este Ser Perfecto manifestado fue entregado a la cruz, como el Cordero Perfecto de Dios para el sacrificio perfecto.  Y en el ‘árbol’ El recibió las heridas de la muerte, para que nosotros, por medio de El y por causa de El, podamos comer del Árbol de la Vida, y entonces esa Vida ofrecida gratuitamente nos fortalecería para vencer y expresar la Palabra de Dios.

174 Y ahora, a estos Hijos de Dios, quienes vencen por medio de El, les es dado el privilegio del paraíso de Dios, y el compañerismo continuo de Jesucristo.  Jamás habrá separación de El.  Donde va El, también irá Su Novia.  Lo que le pertenece a El, El lo comparte con Su Amada en un estado coheredero.  Las cosas secretas serán reveladas.  Las cosas ocultas serán hechas claras.  Conoceremos como somos conocidos, y seremos como El.  Esta es la herencia del vencedor que ha vencido por la sangre del Cordero y la Palabra del testimonio de Jesucristo.
175 ¡Cómo deseamos aquel día cuando los caminos torcidos serán enderezados, y estaremos con El, por un tiempo sin fin! ¡Qué aquel día apresure su llegada, y que nosotros nos apresuremos en obedecer Su Palabra y así probar nuestro mérito de compartir con El Su gloria!

176 “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.” ¡Cuán trágico fue para esta primera edad no haber escuchado al Espíritu! En Su lugar escuchó al hombre.  Pero gracias a Dios, en la última edad habrá un grupo que se levantará, la Verdadera Novia del último día, ella escuchará al Espíritu.  En aquel día de densa oscuridad, la Luz volverá por medio de la Palabra pura y nosotros volveremos al poder de Pentecostés para dar la bienvenida al regreso del Señor Jesucristo.
              
Capítulo 4
La Edad De Esmirna

Y escribe al ángel de la iglesia en Esmirna: El primero y el postrero, el que estuvo muerto y vivió, dice esto:
Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico), y la blasfemia de los que se dicen ser judíos, y no lo son, sino sinagoga de Satanás.

No temas en nada lo que vas a padecer.  He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días.  Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.
El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.  El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte.          Apocalipsis 2:8-11
                                                  Introducción
1  A fin de refrescar su mente, quiero dar a conocer otra vez cómo fue que llegamos a hallar los nombres de los mensajeros a las diferentes edades.  Dios en Su Soberana Voluntad tomó cuidado de que la historia de la iglesia del Nuevo Testamento no se perdiera, así como tomó cuidado de que la historia de Israel tampoco se perdiera, fijándola en la Biblia y corroborándola con múltiples rollos, vasos de barro y otros artefactos que los arqueólogos han descubierto e interpretado.  En realidad tenemos un relato continuo de la historia de la Biblia, desde la primera página hasta ahora.  Así que por medio de la lectura de la historia podemos hallar cuál hombre u hombres en las diversas edadesfueron más semejantes al plan original de Dios, el apóstol Pablo.  Aquellos que Dios usó para tornar Su pueblo hacia la Palabra de Verdad, serán los que merecen nuestro estudio.  Entonces de entre ellos habrá uno para cada edad, el cual sobresaldrá más claramente como el más semejante en relación al plan de la Palabra y en el poder.  Aquel será el mensajero.

2  También se encuentran las Edades de la Iglesia en un estudio de la historia.  Uno simplemente necesita leer las Edades como se encuentran en Apocalipsis, y todo armoniza perfectamente con la historia, como en verdad tiene que ser.  Siendo que las Edades de la Iglesia fueron predichas por Dios, y sus mismas condiciones fueron reveladas, entonces de hecho la historia que seguirla sería igual a lo que dice la Biblia.  Así es de sencillo; pero desde luego sencillez es la clave de la Palabra.

3  Ahora, con todo esto, no he sido simplemente un estudiante y un
historiador, he procurado ser un hombre de mente Espiritual; y fue solamente por la absoluta aprobación del Espíritu de Dios que escogió a los hombres que he escogido.  Esto es verdad y Dios conoce mi corazón.

El Mensajero
4  Usando la regla que nos fue dada por Dios para escoger el mensajero para cada edad, declaramos sin lugar a dudas que Ireneo fue exaltado por el Señor a esa posición.  El fue el discípulo de Policarpo, aquel gran guerrero y santo de la fe.  Y no hay duda de que mientras él estaba sentado a los pies de aquel gran hombre, aprendió las virtudes Cristianas que procedían de su vida consagrada, porque Policarpo en verdad fue uno de los santos ilustres de todas las edades en vista de una vida irreprensible.

5  Ud. recordará por su propia lectura, que Policarpo fue martirizado.  Siendo demasiado viejo para huir y demasiado sincero para permitir que otro lo escondiera y luego que aquel sufriera el castigo por haberío hecho, él se entregó a la muerte.  Pero antes de morir él pidió, y le fue concedido permiso para orar dos horas por sus hermanos en el Señor, por el gobernador, por sus enemigos y por los que le habían capturado.  Como los poderosos santos de todas las edades, y deseando una mejor resurrección, él se mantuvo firme, negando renunciar al Señor, y murió con una conciencia libre.  El fue puesto en la pira (sin que le amarraran, por su propia petición) y fue encendido el fuego.  Las llamas rechazaban tocar su cuerpo, entonces fue traspasado con una espada.  Cuando esto fue hecho, brotó agua de su costado apagando las llamas.  Realmente se vio la partida de su espíritu en la forma de una palomita blanca que salió de su seno.

6  Sin embargo, aun con un testimonio tan maravilloso, este estudiante de Juan el Revelador no militó en contra del sistema Nicolaíta, porque él mismo se inclinaba hacia la organización, sin darse cuenta de que el deseo de compañerismo y lo que parecía ser un buen plan para nutrir la obra de Dios, en verdad era una trampa del enemigo.

7  Con Ireneo no fue así, más bien él luchó en contra de cualquier
forma de organización.  También la historia de su vida, durante la cual sirvió al Señor, fue una vida de muchas manifestaciones del Espíritu Santo; y la Palabra fue ensenada con una claridad y conformidad extraordinaria a los preceptos originales.

8  Es conocido que sus iglesias en Francia tuvieron los dones del Espíritu en operación, porque los santos hablaron en lenguas, profetizaron, levantaron a los muertos, y sanaron a los enfermos por la oración de fe.  El vio el peligro en cualquier clase de hermandad organizada entre los ancianos, pastores, etc.  El se mantuvo sólidamente a favor de una iglesia local, unida, llena del Espíritu, y en la cual se manifestaban los dones.  Y Dios le honró porque el poder de Dios se manifestó entre
los  santos.

9   El también tenía un entendimiento claro en cuanto a la Deidad.  Y
como él era discípulo de Policarpo, quien fue discípulo de San Juan,
podemos saber con seguridad que él tuvo la enseñanza más perfecta que se podía tener sobre este tema.  En el Volumen 1, página 413 de Los Padres Ante Nicea, tenemos esta declaración que él hizo acerca de la Deidad: “Todas las demás expresiones, asimismo, muestran el titulo de uno y el mismo ser: El Señor del Poder, el Señor, el Padre de todos, Dios Todopoderoso, Altísimo, Creador, Hacedor, y así, estos no son los nombres y los títulos de una sucesión de distintos seres, sino de uno y el mismo.” El declaró claramente que estos solamente son títulos como también es Rosa de Sarón, Estrella Resplandeciente de la Mañana, el más Bello entre Diez Mil, etc.  Ni tampoco hay más que un solo Dios y Su nombre es: Señor Jesucristo.

10  Así que con su fidelidad exacta a la Palabra, su entendimiento maravilloso de las Escrituras y la asistencia del poder de Dios sobre aquel ministerio, él es la selección correcta para la edad.  Es en verdad desafortunado que las otras edades no tuvieron en sus mensajeros tal combinación de frutos, poder y dirección en el Espíritu Santo y en la Palabra.
                                            Esmirna

11   La ciudad de Esmirna estaba un poco al norte de Efeso, en la boca
del golfo de Esmirna.  Por razón de su puerto tan fino, era un centro
comercial conocido por sus exportaciones.  También se distinguía por sus escuelas de Retórica, Filosofía, Medicina, Ciencias y Arquitectura.  Muchos judíos vivían allí y estaban opuestos violentamente al Cristianismo, aun más que los mismos romanos.  Hasta por cierto, Policarpo, el primer obispo en Esmirna, fue martirizado por los judíos, y se dice
que los judíos profanaron su día santo (sábado) para acarrear la leña
que habría de ser su pira fúnebre.

12 La palabra Esmirna quiere decir “amargo,” siendo derivado de la
palabra mirra.  La mirra se usaba en el embalsamamiento de los muertos.  Así que tenemos un doble significado en el nombre de esta edad.  Era una edad amarga, llena de muerte.  Las dos vides en la armazón de la iglesia se estaban separando aun más con una amargura acrecentada hacia la Vid Verdadera de parte de la vid falsa.  La muerte no era únicamente la simiente de la vid falsa, sino que aun en la Vid Verdadera había una parálisis progresiva y una impotencia, porque ya se habían separado de la verdad genuina de los primeros arios después de Pentecostés; y ningún verdadero creyente es más fuerte y más vivo y de mejor salud espiritual que su mismo conocimiento y fidelidad a la pura Palabra de Dios, como es visto en múltiples ejemplos en el Antiguo Testamento.  La organización estaba creciendo rápidamente, confirmando y aumentando la muerte de la membresía, porque la dirección del Espíritu Santo fue depuesta y la Palabra fue sustituida con credos, dogmas y ritos establecidos por el hombre.

13  Cuando Israel entró en alianzas ¡legales con el mundo y formó uniones por el matrimonio, por fin llegó el día en que el mundo se apoderó y Babilonia llevó cautivo al pueblo de Dios.  Ahora, cuando ellos entraron en la cautividad, entraron teniendo un sacerdocio, un templo y la Palabra.  Pero cuando volvieron tenían rabíes, una orden teológico de fariseos, una sinagoga y el Talmud.  Y cuando vino Jesús, ellos estaban tan corrompidos que El los llamó de su padre, el diablo, y esto a pesar del hecho que eran de Abraham según la carne.  Vemos la misma cosa sucediendo en esta edad.  Sin embargo, como ‘todo Israel’ no es Israel; sino que un grupo pequeño eran los verdaderos Israelitas espirituales, así también siempre habrá un grupo pequeño de verdaderos Cristianos - la Novia de Cristo - hasta que El vuelva por los Suyos.

14  En esta ciudad habían dos templos famosos.  Uno era el templo edificado para la adoración a Zeus y el otro fue edificado para Cybele.  Y entre estos dos templos se encontraba el camino más hermoso de tiempos antiguos, el cual se llamaba La Calle Dorada.  Para mí, esto muestra una incursión más profunda en el paganismo que había empezado en la primera edad, pero solamente se sabía que existía en Roma.  La unión de los dos templos, para un dios y una diosa, es la simiente de Mariolatría, en la cual María es llamada la madre de Dios y recibe honor, títulos y poderes que la hacen coigual con Jesucristo.  La Calle Dorada que los une es un cuadro de la codicia que hizo que los organizadores  Nicolaítas unieran el Estado con la iglesia, porque sabían de las riquezas y el poder que estaría a su disposición.

15  Así como en la edad de Efeso se sembró la semilla para la trágica edad de Pérgamo que todavía estaba en el futuro, esta edad de Esmirna era la lluvia, el sol y el nutrimiento que aseguraba la vil corrupción que confirmaría la iglesia en idolatría, la cual es fornicación espiritual, de la cual ella nunca saldría.  La muerte estaba penetrando desde la raíz hasta las ramas y todos aquellos que tomaron de ella, tomaron amargura y muerte.  Esta edad fue desde 170 hasta 312 D.C.

El Saludo
El primero y el postrero, el que estuvo muerto y vivió, dice esto:
Apocalipsis 2:8

16  “El primero y el postrero, el que estuvo muerto y vivió.” Ahora estas palabras no son de un hombre.  Un hombre (si aun pudiera hablar desde la tumba) diría: “Yo soy el primero y el postrero que fue vivo y es muerto.” La primera cosa que sucede con el hombre es el nacimiento (es vivo) y la última cosa que sucede es la muerte.  Así que aquí no es un hombre el que habla, es la Deidad.  El hombre (Adán) recibió vida y la tornó en muerte.  Pero este Hombre (Jesús) tomó muerte y la tomó en Vida.  Adán tomó inocencia y la volvió en culpa.  Este Ser Justo tomó la culpa y la volvió en Justicia.  Adán tomó un paraíso y lo tornó en un desierto desolado; pero este Ser Justo viene para tomar un mundo que está oscilando y meciéndose con destrucción para volverlo en otro Edén.  Adán tomó una vida de compañerismo y gozo con Dios y la volvió en un desierto de oscuridad espiritual que produjo todo el pecado, decadencia moral, dolor, sufrimiento, decepción y la corrupción que lucha entre el alma del hombre.  Pero este Ser Justo, de toda la muerte y degradación trágica que sobreabundaba en el género humano, produjo una vida de justicia y hermosura, para que así como el pecado en un tiempo reinaba hasta la muerte, así también podrían los hombres ahora reinar en justicia por medio de uno, Cristo Jesús; y no como fue la ofensa, aunque en verdad fue terrible, pero ahora cuanto más es Su Don de Vida Eterna.

17aquí está El, andando entre aquellos que ha redimido, Su Iglesia.  Y ¿qué eran aquellos que fueron redimidos? ¿No fueron muchos de ellos como Pablo, asesinos y corruptores? ¿No fueron muchos como el ladrón que moría en la cruz, ladrones y homicidas?  Todos son trofeos de Su gracia.  Todos siendo resucitados, hechos Vivos en Cristo Jesús, el Señor.
18  Quisiera saber si Ud. notó el saludo a la primera edad y luego si notó el saludo a esta edad.  Póngalos juntos: “El que tiene las siete estrellas en su diestra, el cual anda en medio de los siete candeleros de oro, dice esto.  El primero y postrero, que estuvo muerto, y vivió, dice esto.” Esta es una y la misma persona.  Y El nos está dando a conocer que la Iglesia es Suya.  Como la semilla del fruto está en medio del fruto, así también El, la Simiente Real, está en medio de la Iglesia.  Como la semilla es lo único que tiene vida, así también El es el Autor de Vida para la Iglesia.

19  El hecho de que El está andando, significa Su cuidado inagotable
por ella.  El es el Pastor Supremo vigilando sobre lo Suyo.  Ese es Su
derecho, porque El compró la Iglesia con Su propia sangre.  Aquella sangre es la sangre de Dios.  Quien es el dueño de esa Iglesia, es Dios, Dios mismo.  El es el ‘Primero y Ultimo,’ ese título significa Eternidad.  El murió y está vivo.  El pagó el precio, así que El tiene la posesión única del templo de Dios.  El lo gobierna.  Allí es donde él es adorado.  El está en contra de cualquiera que trata de tomar Su Señorío y Su autoridad.  No hay duda de que la razón por la cual El se presenta a cada edad como Deidad, es para avisar y animar al pueblo.  El avisa a la vid falsa y da ánimo a la Vid Verdadera.  Este es el Único y Verdadero Dios Todopoderoso.  Escúchele y tenga Vida.

Las Condiciones De La Edad

Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico), y la blasfemia de los que se dicen ser judíos, y no lo son, sino sinagoga de Satanás.

Apocalipsis 2:9

20  La clave de esta edad claramente es tribulación.  Si hubo tribulación en la primera edad, ahora hay una tribulación más intensa predicha para la segunda edad.  No hay duda de que las siguientes palabras de Pablo son dirigidas a todo Cristiano dondequiera que estuviese en el mundo y en cada edad.

Pero traed a la memoria los días pasados, en los cuales, después de haber sido iluminados, sostuvisteis gran combate de padecimientos;
por una parte, ciertamente, con vituperios y tribulaciones fuisteis hechos espectáculo; y por otra, llegasteis a ser compañeros de los que estaban en una situación semejante.
Porque de los presos también os compadecisteis, y el despojo de vuestros bienes sufristeis con gozo, sabiendo que
tenéis en vosotros una mejor y perdurable herencia en los cielos.
No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón; 0
porque os es necesaria la paciencia, para que habiendo hecho la voluntad de Dios, obtengáis la promesa.

Porque aún un poquito, y el que ha de venir vendrá, y no tardará.

Mas el justo vivirá por fe; y si retrocediera, no agradará a mi alma.

Hebreos 10:32-38

21  La sola asociación de gente de buen corazón con el verdadero creyente muy bien podría traer muerte a cambio de su bondad.

22  Ahora, el Señor Dios Todopoderoso dice: “Yo sé.” Allí está El andando en medio de Su pueblo.  Allí está el Pastor Mayor del rebaño.  Pero, ¿detiene El la persecución? ¿Refrena la tribulación?  No, no lo hace.  El simplemente dice: “Yo sé tu tribulación; de ninguna manera estoy negligente de tu sufrimiento.” Esto aquí es una piedra de tropiezo para muchas personas.  Igual que Israel, se ponen a pensar que si Dios verdaderamente los ama, “¿cómo puede Dios ser justo y amante si El se mantiene a un lado mirando el sufrimiento de Su pueblo?” Eso fue lo que preguntaron en Malaquías 1: 1-3:

Profecía de la palabra de Jehová contra Israel, por medio de Malaquías.
Yo os he amado, dice Jehová; y dijisteis: ¿En qué nos amaste? ¿No era Esaú hermano de Jacob? dice Jehová.  Y amé a Jacob,

y a Esaú aborrecí, y convertí sus montes en desolación, y abandoné su heredad para los chacales del desierto.

23 ¿Ve Ud.? Ellos no podían comprender el amor de Dios.  Pensaban que en el amor no habría sufrimiento.  Pensaban que el amor era como un niño bajo el cuidado de sus padres.  Pero Dios dijo que Su amor era amor ‘electivo’.  La prueba de su amor es elección: Que sin importar lo que sucediera, Su amor sería probado fielmente por el hecho de que ellos fueron escogidos para salvación (porque Dios os ha escogido a salvación por medio de la santificación del Espíritu y la creencia de la Verdad).

24  Puede ser que lo entregue a Ud. a la muerte como hizo con Pablo.  Puede ser que lo entregue al sufrimiento como hizo con Job.  Esa es Su prerrogativa, El es soberano.  Pero todo es con un propósito.  Si El no tuviera un propósito, entonces sería el autor de confusión en vez de paz.  Su propósito es que después de que hayamos sufrido por un tiempo, seamos hecho perfectos, establecidos, fortalecidos y afirmados.  Como
dijo Job: “El nos atenderá” (Job 23:6). ¿Ve Ud.? El mismo sufrió.  Aprendió la obediencia por medio de las cosas que sufrió.  El, en efecto,
fue hecho perfecto por las cosas que sufrió.

Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia;
y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen.

Hebreos 5:8-9

25  En lenguaje claro, el mismo carácter de Jesús fue perfeccionado por el sufrimiento, y según Pablo, El ha dejado para Su Iglesia una medida de sufrimiento para que ella también, por medio de su fe en Dios, mientras sufre por El, llegue a una estatura de perfección. ¿Por qué quería El esto?

Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas,
sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.
Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna.

Santiago 1:2-4

¿Por qué se queda El a un lado?  La razón está en Romanos 8:17-18:

Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.
Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse.

26  Si no sufrimos con El, entonces no podremos reinar con El.  Ud. tiene que sufrir para reinar.  La razón de esto es simplemente que el carácter nunca se obtiene sin sufrimiento.  Carácter es una victoria, no un don.  Un hombre sin carácter no puede reinar porque el poder aparte del carácter es satánico.  Pero poder con carácter es digno de reinar.  Y siendo que El quiere que nosotros compartamos aun de Su trono de la misma manera en que El venció y se sentó en el trono de Su Padre, entonces nosotros tenemos que vencer para sentarnos con El.  Y el sufrimiento temporal por el cual estamos pasando, no es digno de ser comparado con la excelsa gloria que será revelada en nosotros cuando El venga. ¡Oh, cuán grandes tesoros están almacenados para aquellos que están dispuestos a entrar a Su Reino por medio de mucha tribulación!

27  Pedro dijo en 1 Pedro 4:12, “No os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido…” ¿Es extraño que Dios desea que desa-rrolle-mos un carácter como Cristo, que solamente viene a través del sufrimiento?  No señor.  Todos tenemos pruebas.  Todos somos probados y corregidos como hijos.  No hay ni uno que no pase por eso.  La iglesia que no está sufriendo, y no está siendo probada, no lo tiene, no es de Dios.

Porque el Señor al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo.
Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?

Hebreos 12:6 y 7

28  Ahora, esta condición especial en Esmirna tiene que ser aplicada a cada edad.  No hay edad que esté libre de ella.  No hay creyente verdadero que esté libre de ella.  Esto es de Dios.  Esta es la voluntad de Dios.  Es necesario.  Necesitamos que el Señor nos enseñe la verdad de que debemos sufrir, y al hacerlo ser como Cristo.  “El amor es sufrido, es benigno…”

Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo.
Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.

Mateo 5:11 y 12

29 Los cielos nublados y las tormentas de la vida no son señales de la desaprobación de Dios.  Ni tampoco son los cielos resplandecientes y las aguas de reposo señales de Su amor y aprobación.  La aprobación de cualquiera de nosotros solamente está en el Amado.  Su amor es electivo, el cual tuvo para con nosotros desde antes de la fundación del mundo. ¿Nos ama? ¡Oh sí! ¿Pero cómo lo sabremos?  Sabremos porque El lo dijo, y demostró que nos ama porque nos trajo a Sí mismo y nos dio de Su Espíritu, colocándonos como hijos.  Y ¿cómo mostraré yo mi amor para El?  Creyendo lo que El dijo, y conduciendo mi vida con gozo en medio de las pruebas por donde El en Su sabiduría me permite pasar.

30  “Yo conozco tu pobreza (pero tú eres rico).” Allí está de nuevo.  Véalo Ud. andando en medio de Su Iglesia.  Como un padre, El está velando sobre Su familia.  El es la Cabeza de Su casa.  El es el proveedor.  El es el protector.  Sin embargo, El mira su pobreza. ¡Ay, cómo tropieza aquí el creyente que no ha sido instruido! ¿Cómo puede Dios mirar sobre los Suyos en un tiempo de necesidad y no arreglarlo todo, rendirse y derramar sobre ellos todas las cosas materiales?

31 Aquí es donde Ud. tiene que creer de nuevo en el amor, bondad y sabiduría de Dios.  Esto también es necesario.  Recuerde, El nos amonestó: “No tomen cuidado de mañana de lo que van a comer o cómo se van a vestir.  Su Padre sabe de las cosas de las cuales tienen necesidad.  El Quien viste al lirio del campo y alimenta a los pajarillas hará mucho más para Uds.  Estas cosas físicas no son las verdaderas necesidades básicas de su vida, porque la vida de un hombre no consiste de las cosas que él posee.  Mas busquen primeramente el reino de Dios y Su justicia y todas las necesidades materiales les serán añadidas.”

32 El pueblo de Dios no es del pensar material, sino que tienen la mente de Cristo.  Ellos no buscan los tesoros de abajo, sino de arriba.  Es absolutamente la verdad, la mayoría de los Cristianos no son ricos, más bien son pobres.  Así fue en los días de Jesús y en los días de Pablo y así debiera ser hoy.  Pero hoy día no es exactamente así porque la edad de Laodicea tiene abundantes riquezas en donde muchas veces el criterio de espiritualidad es una abundancia de bienes materiales. ¡Ay, cuán rica es la iglesia en bienes terrenales!  Pero cuán pobre es en Espíritu.  “Bienaventurados Uds. que son pobres, porque de Uds. es el reino de Dios.  El reino de Dios no es alimento y bebida.” No es material.  Está dentro de nosotros.  Un hombre rico es rico en Dios, no en las cosas del mundo.

33  El Espíritu clama: “Oh, yo veo tu pobreza, veo tu necesidad; no tienes mucho, ni aun algo de que gloriarte.  Lo que tenías te ha sido quitado.  Tú, con gozo, entregaste tus posesiones a cambio de aquellas posesiones eternas.  Todos serien de ti, todos te hacen mofa.  Tú no tienes recursos materiales sobre los cuales puedes confiarte; pero en vista de todo esto, tú eres rico.  Tu seguridad está en El, Quien es tu escudo y tu gran recompensa.  Tu reino está por venir, y sí vendrá; y será un reino sin fin.  Sí, yo sé tus pruebas y problemas.  Yo sé cuan duro es proseguir.  Pero yo me acordaré de todo esto cuando vuelva para reclamarte como Mío y entonces te recompensaré.”

34 Ahora, esto no es nada en contra de hombres ricos, porque Dios sí puede salvar a los ricos.  Algunos de los hijos de Dios son ricos.  Pero el dinero puede ser un engaño tan tremendo, tanto para los que lo tienen como para los que no lo tienen.  Allá en la primera edad, Santiago amonestó a aquellos que reverenciaban a los ricos: “Hermanos míos, que vuestra fe en nuestro glorioso Señor Jesucristo sea sin acepción de personas.” Los pobres estaban ensalzando a los ricos para obtener sus favores, en vez de confiar en Dios.  “No lo hagan,” dice Santiago.  “No lo hagan, el dinero no es todo, el dinero no es la respuesta.  ” Ni tampoco es la respuesta para hoy.  Tenemos más riquezas que jamás hemos tenido, pero se está logrando menos espiritualmente.  Dios no obra por medio del dinero; El se mueve por Su Espíritu.  Y ese movimiento del Espíritu solamente viene a una vida consagrada a la Palabra.

La Sinagoga De Satanás

Yo conozco la blasfemia de los que se dicen ser judíos y no lo son, sino sinagoga de Satanás.

Apocalipsis 2:9b

35  Aquí está un versículo que merece mucho estudio, no solamente por razón de sus palabras tan raras, sino también porque está virtualmente repetido en una edad que existe más de mil años después.

36  Para comenzar, la palabra judíos, no describe la religión del pueblo judío; más bien se refiere a la gente de Judá, y tiene el mismo sentido como si yo dijere: “Yo soy irlandés por nacimiento.” Estas personas estaba diciendo que en verdad eran judíos, judíos verdaderos por nacimiento.  Eran mentirosos.  No eran judíos por nacimiento, ni tampoco eran judíos por religión.

37  Si todo esto es verdad, entonces ¿qué eran?  Eran personas engañadas, que ya eran parte de la iglesia; pertenecían a la vid falsa.  No eran de la Iglesia Verdadera sino de la iglesia falsa, porque Dios dijo: “Ellos son la sinagoga de Satanás.”

38  Ahora, la palabra sinagoga no es la misma que nosotros usamos
para iglesia.  En la Biblia, iglesia quiere decir: “Los llamados fuera,” o
“los convocados.” El salmista dijo acerca de este pueblo escogido:

Bienaventurado el que tú escogieres y atrajeras a ti, para que habite en tus atrios; seremos saciados del bien de tu casa, de tu santo templo.
Salmo 65:4

39  Pero el significado de sinagoga es “asamblea” o “junta.” La cual puede ser buena o mala, pero en este caso era mala porque estos eran aquellos cuya asamblea no era de Dios, sino de sí mismos.  Isaías dijo
acerca de ellos:

Si alguno conspirara contra ti, lo hará sin mí,- el que contra ti conspirara, delante de ti caerá.
Isaías 54:15

40  Y siendo que estos seguramente estaban en contra de la Vid Verdadera, algún día Dios lidiará con ellos en destrucción.

41  Ahora, ¿por qué es que tenemos a una gente en la armazón de la iglesia que se está llamando judíos?  La razón es ésta: Siendo que eran mentirosos, podían reclamar cualquier cosa, podían decir lo que querían como si fuera verdad y persistir en ello.  Y en este caso estarían

mintiendo con un pensamiento muy poderoso en la mente. ¿No era verdad que la Iglesia primitiva fue compuesta casi enteramente de judíos, y así constituyéndolos a ellos los miembros originales de Su Cuerpo?  Los doce apóstoles fueron judíos, y los apóstoles que siguieron si no fueron judíos, fueron prosélitos.  Así que al jurar que eran judíos les daba preeminencia y un derecho a la originalidad.  Diga Ud. una mentira, persista con ella, no se entere de la historia ni de los hechos actuales, solamente dígala y continúe diciéndola a la gente, y al poco tiempo la gente la recibirá.

42  Ahora, ¿notó Ud. algo allí? ¿No es ese el mismo espíritu que está en la iglesia hoy? ¿No hay un grupo que dice que es la iglesia verdadera y original y que la salvación se halla solamente en ella? ¿No dicen que tienen las llaves del reino, las cuales obtuvieron de Pedro? ¿No dicen que Pedro fue su primer papa, que él radicó en Roma, cuando no hay ningún hecho histórico para respaldarlo?  Y aun sus miembros de más educación y conocimiento creen sus mentiras. ¡Sinagoga de Satanás!  Y si Satanás es su padre, siendo el padre de la mentira, entonces no es extraño que aquellos en su sinagoga sean mentirosos también.

43 Considere el pensamiento de blasfemia.  Estos de la sinagoga de Satanás no estaban blasfemando a Dios en este caso (aunque eso ya se sabe de antemano), pero estaban blasfemando a la Iglesia Verdadera.  Ciertamente.  Como Caín persiguió y mató a Abel porque él (Caín) era del maligno; y como los seguidores muertos, formales, del judaísmo (Jesús dijo que eran de su padre, el diablo) trataron de destruir a los Cristianos en los primeros años de la primera edad; ahora este mismo grupo (la vid falsa) está aun más fuertemente tratando de destruir al verdadero creyente en la segunda edad.  Aquel espíritu de anticristo estaba creciendo.
44  El grupo que por pulgadas entró tan lentamente a la iglesia por
medio de sus obras (el nicolaísmo), ya no teme ser expuesto, sino que
está plenamente organizado en un grupo de su propia convocación, y
está viniendo en contra de la Iglesia Verdadera en abierta hostilidad.

45  Ahora, cuando yo digo que esta fue una iglesia organizada, y
anticristiano, le estoy dando la verdad de la auténtica historia.  La primera iglesia fundada en Roma (trazaremos su historia en la edad de Pérgamo) ya había vuelto la verdad de Dios en una mentira por medio de la introducción de una religión pagana con nombres y significados Cristianos.  Ya para el tiempo de la segunda edad, era tan pagana (aunque decía que era la iglesia verdadera), que hasta Policarpo viajó como una distancia de 2,000 kilómetros, ya estando en una edad avanzada para pedirles que volvieran a la verdad.  Ellos no lo harían.  Tenían una jerarquía sólida, una organización bien fundada, y un abandono completo de la Palabra.  Esto pues es la sinagoga de Satanás, llena de blasfemias, en la cual ya estaban las semillas de la doctrina del Nicolaísmo, y lo que muy pronto sería el centro o poder de la religión Satánica.  Y esto es exactamente la verdad porque Apocalipsis 2:9b no dice que estas gentes son de la sinagoga de Satanás, más bien dice que son la sinagoga de Satanás.

46  Este espíritu del anticristo no es algo nuevo; no es algo que apenas
brotó en las Edades de la Iglesia, ha estado aquí todo el tiempo.  Para
tener un entendimiento claro de cómo es que funciona, cómo es que va
en contra de Dios y se apodera de la iglesia, fíjese en el Antiguo Testamento y véalo allí.  Examinemos este espíritu tal como fue manifestado en Israel cuando ella salió de Egipto para ser la iglesia en el desierto.

47 Así como la Iglesia primitiva empezó bajo la ministración pura del Espíritu Santo, con señales, prodigios y manifestaciones como profecía, lenguas e interpretaciones, sabiduría, conocimiento y sanidad, así también en los días de Israel cuando ellos salieron de Egipto, estaban bajo la guianza del Espíritu de Dios manifestándose con dones.  Dios era el que guiaba al pueblo.  En realidad, El era su Rey.  El era un Padre-Rey.  El cuidaba de Israel como un hombre cuida de su familia.  El los alimentó, peleó sus batallas, arregló sus dificultades y resolvió sus problemas.  El se ocupó enteramente de ellos.  Ellos fueron la única nación de la cual El en verdad era su Dios.  Pero llegó el día cuando empezaron a mirar alrededor, y vieron que los filisteos y las otras naciones tenían reyes; eso les llamó la atención, y entonces decidieron que debían humanizar su gobierno, y querían un rey.  Ahora, Dios mismo iba a humanizar el gobierno en la Persona del Señor Jesucristo, pero ellos se adelantaron.  Satanás conocía el plan de Dios, as! que él instigó el corazón del pueblo para que se adelantaran a Dios (la Palabra).

48  Cuando ellos llegaron ante Samuel y le pidieron un rey, Samuel estuvo tan acongojado que su corazón casi desfalleció.  Dios había estado guiando Su pueblo por medio de este profeta consagrado y vindicado por la Palabra, y él sintió que habla sido rechazado.  Juntó al pueblo y les rogó que no dejasen a Dios, Quien los había cargado como hijos, los había prosperado y los había bendecido.

49 Pero ellos persistieron y le dijeron a Samuel: “Tú nunca has estado errado en tu dirección, tú nunca has sido deshonesto en tus tratos monetarios; has hecho lo mejor posible para mantenernos alineados con la Palabra del Señor; estamos agradecidos por los milagros, la sabiduría, la provisión y la protección de Dios.  Nosotros creemos en todo esto, y nos gusta.  Y lo que es más, no queremos estar sin ello.  Solamente queremos un rey para conducimos en las batallas.  Ahora, desde luego, cuando salgamos a las batallas todavía es nuestra intención salir teniendo a los sacerdotes adelante y Judá siguiendo; y tocaremos las trompetas, cantaremos y gritaremos.  No es nuestra intención suspender nada de esto.  Pero queremos un rey que sea uno de nosotros, para guiarnos.”

50 Y Dios le dijo a Samuel: “¿Ves?  Ellos no te han rechazado a ti,
sino que me han rechazado a Mí para que no gobierne más sobre ellos.”

51 Cuán trágico fue eso.  Es que no reconocieron que cuando le
estaban pidiendo a Dios que los dejara ser como el resto del mundo, lo estaban rechazando a El, porque Dios había ordenado que Su pueblo se portara diferente de los del mundo.  Ellos no son del mundo, no se parecen al mundo y no actúan como el mundo.  Ellos están crucificados para el mundo y el mundo está crucificado para ellos.

Por lo cual, salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y yo os recibiré,
Y seré para vosotros por Padre, y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso.

11 Corintios 6:17 y 18

52  Ud. notará que la única diferencia entre Israel y las demás naciones era Dios.  Poniendo a Dios a un lado, Israel era igual a cualquier otra nación.  Cuando Sansón se cortó el cabello, él fue igual a cualquier otro hombre.  Ponga a un lado la dirección del Espíritu Santo y la iglesia no es más que el mundo con el Nombre de Dios ligado.  El mundo y la iglesia son de la misma masa, como Jacob y Esaú eran de los mismos padres, pero el Espíritu de Dios constituye la diferencia.

53  No importa que Ud. se llame Cristiano, cualquiera puede hacer eso.  La cosa es si Ud. tiene o no el Espíritu de Dios en su ser; porque sin ese Espíritu Ud. es un réprobo, no es de los Suyos.  Amén.

54  No hace mucho le pregunté a una dama que si era Cristiana, y ella me dijo: “Yo quiero que Ud. sepa, que yo enciendo una vela cada noche.” ¿Y eso qué tiene que ver con el asunto?  “Yo soy Metodista, yo soy Bautista, yo soy Pentecostal.” Eso no tiene nada que ver con el asunto.  Es tener el Espíritu Santo o perecer.

55  Pues, empezando aun allá en la primera iglesia, la gente comenzó a pensar y a razonar cómo podría mejorar a Dios.  Los hechos de los Nicolaítas empezaron a manifestarse, luego se formó un grupo; se desviaron del plan de la Palabra.  Todo lo que se necesita es cambiar una sola palabra y entonces aquel poquitito de levadura leuda toda la masa.  El que ofendiere en un punto de la ley será culpable de toda la ley.  Eva solamente cambió una palabrita.  Eso lo hará.

56  Y cuando se formó aquel grupo, del cual Satanás era el centro, empezó a odiar y a pelear con los verdaderos creyentes; insistiendo que ellos (los extranjeros) eran la iglesia de Dios.

57 Note Ud. como es que la organización crea odio, destruye el compañerismo y da lugar a la amargura.  Eso es lo que quiere decir mirra.  De esto estaba llena Esmirna, de amargura.  Una raíz de amargura contamina a muchos.  Así que estaba entrando más y más contaminación.  Cada edad sentiría su cicatriz.

58  La iglesia de Esmirna se había ido con la corriente, lejos del original.  Había llegado a ser híbrida, se había cruzado así como Eva.  Ud. bien sabe que un híbrido es el resultado de la mezcla de dos especies; lo que nace de esa mezcla ya no es puro como el original, es mestizo.  Así pues, cuando Eva permitió que la bestia mezclara su simiente con la de ella, entonces concibió una criatura llamada Caín que no era puramente humana, él era de aquel maligno.  Note Ud. cuán diferente era de Abel.  Note cuán diferente era de Set.  El odiaba a Dios y no obedecía la Palabra, perseguía y mataba a los justos.  El se consideraba más alto que la Palabra de Dios.

59  La iglesia también se ha apartado de lo que era originalmente.  Ella es una híbrida, es decir, la iglesia nominal es una híbrida.  La gente dice: “Yo soy Bautista.” No fue así en el principio.  “Yo soy Metodista.  ” No fue así en el principio.  En vez de la Palabra de Dios directamente, en vez de los hombres en la iglesia llenos del Espíritu, guiados por revelación dada por el Espíritu, ahora hay credos, estatutos y suposiciones educadas de hombres educados.  La enseñanza ha tomado el lugar de la revelación, el razonamiento ha reemplazado la fe y programas han reemplazado la alabanza espontánea en el Espíritu Santo.  No fue así en el principio.  La especie entera ha cambiado.  Ha llegado a ser una iglesia híbrida.

60  Ahora pues, cuando la iglesia llega a ser híbrida, ¿podrá producir Cristianos puros?  No puede.  La Vida o Simiente que lleva Cristianos al nacimiento no está en ellos.  Cosas semejantes tienden a reproducirse.  Los Bautistas producen más Bautistas y se portarán como Bautistas.  Los Metodistas producen Metodistas y se portarán como Metodistas.  No hay ni uno de ellos que sea conocido por el poder de Dios ni tampoco podrán serlo porque eso no está allí.  Ellos son conocidos por su adoración ceremonial a Dios y por sus credos y dogmas.

61  Hablando acerca de los híbridos, ¿conoce Ud. el híbrido más famoso en el mundo?  Ha estado aquí con nosotros por muchas edades, es el mulo.  El mulo es el resultado del cruce entre el asno y el caballo.  Es un animal muy raro, no puede reproducirse.  El no tiene el tipo de vida que puede hacer eso, pero en cuanto al trabajo, puede trabajar más que el caballo o el asno.  Pero fíjese en su naturaleza.  El es testarudo y no se le puede tener confianza.  El es un cuadro perfecto de la religión híbrida, un cruzamiento entre la verdad y la oscuridad; porque el caballo es un tipo del creyente verdadero, y el asno es un tipo del ser inicuo.  Si Ud. los mezcla, tendrá una religión formal y estéril.  No tiene la simiente de Vida, está muerta.  Ella puede hablar acerca de la verdad, pero no la puede producir.  No tiene a Dios en su medio, sin embargo se reúne y habla acerca de Dios, mientras que sistemáticamente está negando el poder.  Ellos negarán la Palabra en el mismo Nombre del Señor.  No hay esperanza para tales. ¿Se da cuenta Ud. de que nunca ha habido religión organizada que haya tenido avivamiento? ¡Nunca!  Ya una vez que se organizaban, allí morían.  Ya nunca podrán volver.  No señor.  Yo le puedo mostrar eso en tipo.

Mas todo primogénito de asno redimirás con un cordero; y si no lo redimieres, quebrarás su cerviz.  También redimirás al primogénito de tus hijos.
Éxodo 13:13

62 ¿Ve Ud.? El asno puede ser redimido.  Todo miserable pecador puede ser redimido por el sacrificio de la sangre de Jesucristo, o rechazando a Cristo ser rechazado él mismo.  Pero el mulo no se puede redimir, para él no hay redención, para él no hay sangre; no puede haberla porque el mulo se refugia en la iglesia, mientras el asno se refugia en la sangre.  El mulo no tiene ’simiente’ en sí que pueda ser vivificada, pero el asno sí tiene simiente.

63  Hace unas pocas semanas leí un editorial, sí, era un editorial escrito por un negociante no convertido, no era Cristiano.  El decía que estaba asombrado al ver las iglesias.  El no las podía entender.  Ellas tienen seminarios llenos de profesores que enseñan la Palabra de Dios con el fin de destruirla.  Ahora, este hombre no podía entender eso.  Esto lo desalentaba.  Decía que podía entender si un ateo o un comunista, o un libre pensador o alguien así, hiciera eso; pero cuando la iglesia misma destruía la Palabra de Dios, eso era equivalente a un homicidio premeditado.  Allí está la religión híbrida.  América, despiértate antes de que sea demasiado tarde.

64  Cuando la iglesia se aparta de la Palabra, creerá cualquier cosa, es como Eva.  Cuando nació Caín, ella dijo: “He adquirido varón por Jehová.” Ahora, ¿se da cuenta Ud. de que eso es en verdad lo que ella quiso decir?  Ella pensaba que tenía un varón por Jehová. ¿Ve Ud.?  Cuando ya fue engañada al tomar la palabra de Satanás en vez de la Palabra de Dios, entonces pensaba que todo lo que decía estaba correcto. Si ella dijo que tenía un varón por Jehová, entonces tenía un varón por Jehová.  Pero Dios ha puesto leyes en Su universo.  Una simiente buena puede producir solamente fruto bueno, y la simiente mala, producirá solamente fruto malo.  Ahora, cada simiente, aun siendo diferente, utilizará la misma tierra, el mismo alimento, la misma humedad y el mismo sol, pero cada una también producirá de su misma especie.  Note la historia de la línea de Caín, y la historia de la línea de Set; hay una sola diferencia entre las dos: la simiente original, nada más.

65  Si Ud. se fija bien en la declaración de Eva, notará que ella tenía mucho más conocimiento de lo que algunos piensan.  Ella no atribuía su hijo a Satanás porque eso lo pondría al par con Dios.  Solamente Dios podía crear el óvulo en el vientre de María.  Satanás no podía hacer eso, y Eva lo sabía.  Satanás solamente puede pervertir.  Así que él engañó a Eva con la simiente errada; fue la simiente de la serpiente que produjo a Caín, y la simiente de Adán produjo a Abel y a Set.  Aquellas simientes pasaron por los mismos procesos, pero los hijos eran diferentes porque
eran de diferentes simientes.

66  Ella creyó que Caín era de Dios.  Ella aceptó la mentira del diablo
como verdad de Dios.  Eso es exactamente lo que tenemos hoy día.  Las
iglesias se muestran como fuentes de la verdad pero en ellas no está la verdad; sin embargo, los hijos que han engendrado, juran por ellas y aun matarán para sostener su error.

67 Si Ud. cree que eso es una exageración, entonces lea todo el capítulo 3 de Segunda de Timoteo y los primeros cinco versículos del capítulo 4. Dice así:

Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino,
que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.
Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias,
y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.
Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio.

2 Timoteo 4:1-5

68  Cuando la iglesia permitió la separación del original, como hizo Adán y Eva, entonces entró la muerte.  En ella no hay fuerza.  Ella ha llegado a ser una monstruosidad.

69 En el mismo momento en que la iglesia empezó a inclinarse hacia formas y ceremonias y hacia un sacerdocio, organizando a los ministros en un grupo que decidió tener su propia dirección, aparte de la dirección del Espíritu Santo y Su Palabra; en ese mismo momento entró la muerte, y ella empezó a enfermarse, y a medida que se enfermaba se convirtió en un grupo de gente sin poder, cuya sola arma era el argumento.  Ella no podía producir nada en el Espíritu, porque sus esperanzas estaban basadas en un programa y no en fe en Su Palabra.  Sembraron programas y segaron programas; sembraron perversión y segaron hijos perversos.

70  Juegue Ud. con Dios y segará exactamente lo que sembró.  El hombre debía de aprender eso de la naturaleza.  El ha jugado con la naturaleza, introduciendo sus propias ideas en la naturaleza, y ha cambiado el orden de las moléculas, etc., y ahora está segando un torbellino.  Fíjese como es que han producido a la gallina.  Está tan altamente manufacturada que solamente es una máquina que pone huevos y al poco tiempo no sirve para nada.  Para alimento ya no sirve porque es tan insípida y no nutre bien.  Se inyectan substancias en las carnes que comemos, y por razón de eso el cuerpo humano está cambiando; pues las mujeres están llegando a ser más angostas de cadera y más anchas de hombros; y los hombres están llegando a ser lo contrario.  Ahora, si Ud. juega con la naturaleza, y resulta con una monstruosidad y le sale el tiro por la culata, ¿qué sucederá si cambia la verdad en una mentira?  La respuesta es: Ud. producirá un sistema de religión sin Dios y además siendo un anticristo, será tan pervertido que no se parecerá al original ni tampoco producirá lo que produjo el original.  La única respuesta que Dios tiene para tal situación es el Lago de Fuego.

71  Aquella pobre edad de Esmirna estaba muriendo, y cuando murió, jamás volvió a vivir.  Ninguna edad vuelve jamás.  Jamás vuelve un avivamiento.  No se puede tener la vida de Dios por medio de la generación natural.  Se necesita la regeneración de arriba.  Esta última edad empezó con las lumbres de un avivamiento Pentecostal, y allí mismo la organizaron de nuevo.  En vez de tomar la Palabra, tomaron sus propias ideas e hicieron exactamente lo que cada edad ha hecho.  Sustituyeron el manual por la Palabra.  Dé Ud. un paso fuera de aquel manual y verá lo que le sucederá.  Ud., hermano, será echado fuera, y le perseguirán y le echarán la culpa a Dios.  Y ¡cuánto aman su organización!  Con razón.  Ellos son Pentecostales de segunda generación, y como Dios no tiene nietos, entonces ellos solamente son hijos de sus propios padres, conocidos por sus credos y su forma de adoración.  Pueden hablar acerca de lo que hubo antes, pero no lo pueden producir.  En una ocasión ellos tuvieron el relámpago pero casi todo lo que les queda hoy es el trueno.  Pero permítales que le hablen acerca de las glorias de su movimiento, y le dirán: “Sí señor, yo quiero que Ud. sepa que este es un movimiento que ningún hombre empezó.  Esto vino espontáneamente.  El Espíritu cayó por todo el mundo.  Sí señor, nosotros tenemos lo que tuvieron allá en Pentecostés.  Esto no fue de hombres sino de Dios.” Entonces, ¿por qué no lo mantuvieron así?  Si Dios lo empezó, ¿por qué no pudo mantenerlo y terminarlo?  Si Dios no escribió un manual de credos, fórmulas y dogmas en el principio, entonces ¿qué derecho tuvieron ellos para hacerlo?

72  Dios derramó Su Espíritu sobre Bautistas, Metodistas, Nazarenos, Adventistas, Presbiterianos, Hermanos, Iglesia de Dios (varios así llamados) etc.  Todos estos hermanos fueron criados en diferentes doctrinas, leyes, manuales de iglesias, etc.  Dios lo echó todo a un lado; El destruyó sus teorías dispensacionales y restauró los dones del Espíritu, probando que El es el mismo ayer y hoy y por los siglos.  Pero, ¿aprendieron aquellos Pentecostales su lección sobre organización?  No señor.  Ellos se organizaron de nuevo y han escrito sus propios textos, leyes, manual de la iglesia, libro de compañerismo, etc., con una sola idea: probar que ahora ellos tienen la verdad entera y que saben todas las respuestas, y que por razón de eso ellos son los escogidos de Dios quienes conocen el camino y lo pueden mostrar a otros como los guías elegidos por Dios.  Pero ellos no lo tienen.  Ellos se han hibridizado, igual que los grupos de donde salieron.  Si desean ser parte de la Novia, tendrán que salir igual como lo hicieron sus antepasados.

73  Ellos son como todos los demás.  El avivamiento ha terminado.  Están tratando de vivir un nombre, pero están muertos.  Tomaron la organización y siguieron hablando del Espíritu de Dios todo el tiempo.  Están hablando de la evidencia del Espíritu Santo; pero se olvidan de que el diablo también puede hablar en lenguas.  La confusión total de Babel está en medio de ellos pero dicen que es el Espíritu de Dios.  Una vez más vemos al hombre diciéndole a Dios en vez de Dios diciéndole
al hombre.

74  Ahora, es posible que Ud. quiera reprenderme por lo que he dicho.
Muy bien.  Ellos se llaman Pentecostales y del Evangelio Completo.  Que
lo prueben.  En el Día de Pentecostés el fuego vino en una nube y se repartió y posó sobre cada uno en forma de lenguas de fuego. ¿Dónde está el fuego?  Hablaron en lenguas en el Día de Pentecostés y la gente que escuchaba entendía. ¿Dónde está eso?  Toda la multitud de creyentes se portaban como una sola familia.  Los Pentecostales están tan divididos como cualquier grupo en la historia.  Ningún hombre se atrevía a unirse a la Iglesia primitiva, solamente Dios los agregaba.  Ellos tienen tantos cabritos como cualquier otra denominación.  Declaran que son del Evangelio Completo pero no lo pueden probar.  Sus iglesias están tan vacías de poder como cualquier otra.  Si en verdad son del Evangelio Completo, entonces debemos admitir que la Biblia falló cuando describió a los hombres del Evangelio Completo del Día de Pentecostés.  Ellos cantan: “Ha habido un gran cambio en mí.” Correcto. Pero el cambio no ha sido para mejor.  Es tiempo de volver a Dios.

75  Ellos tienen un nombre que proclaman pero están muertos.  Hablar
en  lenguas no es la evidencia de avivamiento, es más bien la evidencia
de muerte.  Las lenguas proclamaron la evidencia de que la religión
ceremonial de los judíos estaba llegando a su fin y que la era nueva había empezado.  Las lenguas en nuestro día están bajando el telón para las edades de la iglesia gentil, y el Evangelio está volviendo a los judíos.  La gente está hablando acerca de que las lenguas están anunciando un gran movimiento espiritual.  Los ha dejado el tren.  La verdad es que las lenguas están escribiendo el fin de todas las ideas, programas, y reinos del hombre; y el Reino de Dios está siendo introducido. ¡Despierten, pueblo de Dios! ¡Despierten!
76  Si Ud. piensa que esto no es verdad, escuche esto.  Por todo el mundo en los grupos Pentecostales tanto como en los grupos fundamentalistas, están organizando a los hombres de negocios.  Estos han

invadido el púlpito sin llamamiento de Dios.  Se han presentado como pescadores de hombres y fundadores de un movimiento de Dios; y dicen que ha fallado el ministerio de los dones descritos en Efesios 4:10-13 que Dios dio a la iglesia, y por lo tanto están tomando el dominio.  Aquí estamos en el mero centro del cumplimiento de la profecía llamada “la contradicción de Coré” (Judas 1 l), y ni siquiera saben que la han cumplido.  Siguen ciegamente predicando experiencias en lugar de la verdad. ¡Qué Dios tenga misericordia de ellos!  Ojalá que sus ojos sean abiertos antes de que sea demasiado tarde.

77  ¡Oh, escúcheme! ¿Cuándo fue que el prestigio del dinero, la dirección social, la habilidad comercial o la proeza mental calificó a un hombre para la dirección espiritual o concedió importancia a la Palabra de Dios?  Y cuando de cualquier manera lo material o los valores humanos empiezan a manifestarse como el medio por el cual Dios está obrando en lugar de solamente el Espíritu Santo, entonces estamos luchando en contra de Dios, y no a Su favor.

78  Ahora, yo quiero que esto quede bien registrado.  No estoy ha-blando en contra de los ancianos en la iglesia.  No señor.  Y aquel anciano puede ser tan pobre como cualquier otro, o puede ser el hombre más rico del mundo, con tal de que sea un anciano de corazón y hechos.  Yo no vacilaría en ordenar a un hombre que tenga las verdaderas calificaciones espirituales de un anciano o un diácono, no importando sus condiciones económicas o su posición social.  Pero cuando Ud. ve a un elemento social o económico entrar en la iglesia, que divide a la gente de cualquier modo, eso no es de Dios.  Es otra señal de los tiempos en esta Edad de Laodicea en la cual estamos viviendo; está rica materialmente, pero espiritualmente está empobrecida.

79  “Conozco tu pobreza.” ¿Se dio cuenta Ud. de que su pobreza está ligada con la sinagoga de Satanás en ese mismo versículo?  Sí, es la organización rica y poderosa que tiene la riqueza, y siempre echa para fuera a la gente pequeña que sirve a Dios.  Cuando el Espíritu de Dios se mueve en los corazones de los hombres, ¿quién es el que deja los edificios y las propiedades?  El rebaño pequeño siempre sale perdiendo a la organización grande.  Y entonces ¿a dónde va la gente?  Adoran en hogares, tiendas viejas y sótanos, igual como hicieron en el pasado cuando fueron a las catacumbas.

80  Estas gentes eran pobres en los bienes de este mundo.  Ciertamente.
Pero eran ricos en Espíritu.

81  “Conozco su blasfemia.” Ahora, el pensamiento aquí no es que
estos mentirosos estaban blasfemando a Dios, aunque eso está sobreentendido, más bien estaban blasfemando contra la Iglesia Verdadera.  Siempre es as!.  Los judíos de Jerusalén blasfemaron contra la iglesia en el principio.  Los politeístas gentiles hicieron lo mismo.  Si hay alguien que será menospreciado, ha de ser la simiente verdadera.  En el tiempo de Nerón, a los Cristianos se les echaba la culpa de toda calamidad; hasta los hicieron culpables del incendio de la ciudad de Roma.  En países comunistas el rebaño pequeño siempre es el primero en ser exterminado, aunque en tamaño sea insignificante.  Aunque los Cristianos son personas buenas y leales que hacen solamente bien, serán perseguidos hasta el fin con el propósito de que sean físicamente eliminados.

82  La razón de esto es porque ellos son una reprensión a los infieles.  Como un dedo hinchado, son algo muy notable ante los malvados.  Y aunque la intención de los justos no es hacer daño a los malvados, pues solamente quieren hacer bien, invariablemente se hallan enredados como Juan el Bautista con Herodes.  Juan no quería causarle daño a Herodes ni a su esposa, más bien quería salvarlos de la ira de Dios.  Esto no solamente fue totalmente mal entendido y absolutamente rechazado, sino que por causa de esto, Juan fue muerto.  Y por todo el bien que el pueblo de Dios hace, es entregado al ridículo público y a la muerte.  Seguramente hay alguna fuerza vil respaldando a aquellos que son tan vacíos de conciencia que pagarían con mal a los que les hacen bien.  Sí, hay tal fuerza, es Satanás.  La solución está en el siguiente versículo.

Diez Años De Tribulación
No temas en nada lo que vas a padecer.  He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días.  Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.
Apocalipsis 2: 1 0

83  Cada vez que el Señor emplea estas palabras: “No temas,” hay algo cerca que tiene que ver con gran peligro, sufrimientos y privaciones.  Ahora, El no dice en una manera vaga y lacónica: “Viene tribulación,” eso nos espantaría; sino como una madre cuando va a apagar la luz le dice a su hijo para que no se asuste: “No temas, porque la luz se va a apagar y entonces será oscuro.  Pero recuerda, yo estoy aquí contigo.” Así también El dice: “No temáis al hombre o lo que él os pueda hacer.  Yo estoy con vosotros y mi gracia es suficiente para vosotros.  Cuando pasaréis por las aguas, ellas no os anegarán.  Ni aún en la muerte sois derrotados.  Sois más que vencedores.” El gran apóstol Pablo, conocía por experiencia la realidad de esas palabras y por lo tanto nos escribió:
¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿ Tribulación, angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, espada?
Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero.
Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.

Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,
Ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Romanos 8:35-39

84  No, no debemos temer.  Su amor arroja todo temor.  Pero note lo que El dice: “El diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados.” Los judíos estaban haciendo eso en ese mismo tiempo.  Los sacerdotes paganos también estaban haciendo lo mismo.  Los gobernadores, que trataban de ganar el aprecio del pueblo (al cual le encantaba el circo), lanzaban los Cristianos a millares a su muerte, destruyéndolos con leones y gladiadores. ¿Qué tenía el diablo que ver con eso? ¿Por qué hacerlo culpable?  Oh, pero es el odio del diablo el que respaldaba todo eso.  El estaba detrás de todo porque odia a Dios.  Lo que Dios dispuso en Su corazón para hacer, sin duda, eso es lo que el diablo se propone a destruir.  Pero fíjese, aquí hay algo de iluminación: Si Satanás estaba detrás de los judíos, los cuales estaban trayendo los Cristianos a la ley, entonces estos judíos no eran de la religión de Dios, sino de la religión del diablo.  Su reunión también era “la sinagoga de Satanás.” Y si la Iglesia Católica Romana mató a multitudes de creyentes en las Edades del Oscurantismo, sí, y aun en todas las edades, entonces ella también es del diablo y pertenece a Satanás.

85  Y si Ud. piensa que esto es ofensivo, solamente espere que se cumpla la profecía de Apocalipsis 13.  Es abundantemente claro que los Estados Unidos de América se encuentra en ese capítulo.  El mismo número trece es un símbolo de esta nación.  Empezó con trece colonias.  Su bandera originalmente tenía trece estrellas y trece rayas.  Y allí está su destino en el capítulo trece.  En la imagen que es mencionada en este capítulo se hallará toda la maldad de la bestia que fue antes de ella.  Así como la bestia salió del Concilio de Nicea, la imagen saldrá del Concilio Mundial de Iglesias con todo poder impío y satánico para dar lugar a la ira del diablo sobre la Vid Verdadera de Dios.  Será una repetición de
toda crueldad y astucia diabólica.

86  Aquellos que luchan en contra de los humildes de Dios y hacen
mofa y destruyen, déjelos que sigan.  Y en verdad lo harán.  Y todo esto
lo hacen en el Nombre de Dios y religión; pero mienten, ellos no son de Dios: Son de su padre, el diablo.  Ellos, por medio de sus hechos en contra de cualquier persona, manifiestan lo que en verdad son.  Déjelos

que se organicen y que repudien al rebaño pequeño.  Solamente están mostrando claramente a todos que son del diablo.  Son de la vid falsa, la vid que asesina.  Su odio prueba quiénes son: La iglesia nicolaíta del anticristo.

87  “Serán echados en la cárcel.” Sí, son llevados ante la ley y acusados falsamente y probados y encarcelados.  Y desde luego todo es hecho en el nombre de religión, decencia y total inocencia.  Todo es hecho para una causa noble.  Esto me hace pensar de la decisión de la Corte Suprema tocante a la oración y la lectura de la Biblia en las escuelas. ¿Quién está detrás de todo eso?  Satanás.  Solamente es otra explosión de ira en contra de Dios.

88  “Tendréis tribulación por diez días.” Aquí está una profecía.  Y juntamente con ella está un modo de determinar el tiempo que duró la Edad de Esmirna.  Diocleciano, el emperador más cruel de todos los emperadores, lanzó una campaña de terror en contra de los santos de Dios, que si no hubiera sido por la misericordia de Dios, hubiera acabado con todos los creyentes.  Fue la campaña más sangrienta en la historia y duró diez años (los diez días de Apocalipsis 2: 10 b), de 3 02 a 312 D.C.

89  “Sé fiel hasta la muerte.” El no dice sé fiel solamente hasta la muerte, sino que hasta en la muerte.  Puede ser que Ud. tenga que sellar su testimonio con su propia sangre.  Miles y aun millones han muerto a través de todas las edades.  Murieron en la fe.  Como Antipaz, el mártir fiel, no estimaron preciosa su vida aun en la muerte.  Frecuentemente pensamos que sería casi imposible ser un mártir.  Pero recuerde Ud. que la fe que empleamos diariamente para triunfar en Cristo Jesús es la misma fe que sostuvo a los Policarpos y a todos los mártires.  La fe suprema dará gracia suprema para la hora suprema. ¡Alabado sea Dios para siempre!

90  “Y yo te daré la corona de la vida.” Siendo que aun el dar un vaso de agua fría en el Nombre del Señor tendrá recompensa, cuán grande será la recompensa de aquel que da su vida como mártir por el Nombre del Señor Jesús.  Quizás podremos tener una pequeña idea si comparamos esta corona con la corona que se gana en una carrera atlética.

¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno sólo se lleva el premio?  Corred de tal manera que lo obtengáis.
1 Corintios 9:24

91  La corona que se le daba al que ganaba la carrera Olímpica era una guirnalda de ramas de olivo.  Pero la corona mencionada aquí en la revelación, dada a un mártir, es la corona de realeza.  Jesús la llama la corona de la vida.  Una corona es para aquellos que se han esforzado; la otra corona es para aquellos que se han entregado.  Ambas son incorruptibles, no perecerán.  Los que ganaron la carrera de la vida mundana muy pronto perderán el gozo de la aclamación del mundo.  Su gloria se desvanecerá.  Pero aquellos que ofrecen sus vidas a Dios, ya sea por el esfuerzo diario, o por el derramamiento de su sangre como el sacrificio supremo de sus vidas, a ellos les será dada la corona de la vida.

92  Demasiado poco es el tiempo que se invierte en obrar por las recompensas eternas de Dios.  La recompensa de Dios se tiene en poca estimación.  Si nosotros creemos en la realidad de la resurrección del cuerpo, y en un reino de sustancia eterna, entonces debiéramos guardar en el Cielo los buenos tesoros que están al alcance de los santos.

La Recompensa Por Haber Vencido
El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.  El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte.
Apocalipsis 2:11

93  Ahora, una vez más el Espíritu está hablando a todas las edades.  Este mensaje es para alentarnos a nosotros hoy, as! como también ha alentado a nuestros hermanos en todas las demás edades.  Y El nos dice que la muerte segunda no nos dañará.  Todos sabemos que la segunda muerte es el Lago de Fuego.

Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego.
Esta es la muerte segunda.
Apocalipsis 20:14

94  Desde luego ‘ eso quiere decir que todos los que estaban en aquel estado fueron lanzados en el Lado de Fuego.  Ahora pues, yo quiero sacar algo aquí para Ud.  Sin duda, esto ocasionará que mucha gente hable acerca de mi doctrina extraña.  Pero yo me mantengo firme sobre la autoridad de la Palabra de Dios, y niego que el incrédulo va a un infierno eterno y que allí se quema eternamente.

95  En primer lugar, el infierno, o el Lago de Fuego, o como Ud. lo quiera llamar, no es eterno. ¿Cómo puede serlo si tuvo un principio?  En Mateo 25:41, la Biblia dice, “al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.” Ahora, si fue preparado, entonces tuvo principio.  Si tuvo principio, entonces no puede ser eterno.  Desde luego, puede ser que Ud. tropiece en la palabra “eterno.” Pero, esa palabra como viene usada aquí, quiere decir “de las edades hasta las edades,” y tiene diferentes significados.  En 1 Samuel 3:13-14, Dios le dijo a Samuel que El iba a juzgar a la casa de Eli  para siempre y que ellos jamás ofrecerían sacrificios como Sus sacerdotes.  Y luego en 1 Reyes 2:27, Salomón echó al último descendiente de El¡ del sacerdocio.  Eso fue como cuatro generaciones después.  Ahora Ud. puede ver que “eterno” (perpetuo) no se debe confundir con lo que en verdad es eterno, o sea aquello que no tuvo principio ni fin.  Aquí en este caso, la palabra “eterno” quiere decir “hasta el punto de desvanecer.” Eso fue lo que sucedió: Desvanecieron.

96  Fíjese en la palabra “perdición” en 11 Tesalonicenses 1:9: “Los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder.” En el griego, perdición ciertamente quiere decir aniquilación.  Y la palabra “perdición” de ninguna manera quiere decir destruyendo.  Ahora, “destruyendo” quiere decir algo que está continuamente en decadencia.  Así que, ¿qué puede significar aniquilación perpetua?  No quiere decir continuar aniquilando, porque eso produciría la palabra “destruyendo” en vez de la palabra “perdición.  ” Quiere decir destruir hasta el punto de aniquilación.  Finalizarlo.

97  Puede ser que Ud. ahora se pregunte: “¿Cuándo puedo usar la palabra ‘eterno,’ y no usarla de la manera en que nos han enseñado?” Eso es fácil.  Cuando se aplica a Dios, quiere decir sin principio ni fin, que perdurará y nunca termina.  Y cuando Ud. habla de Vida Eterna, tiene en la mente aquello que es la Vida de Dios.

Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo.  El que tiene al Hijo, tiene la vida:

1 Juan 5:11-12a

98  Ahora pues, solamente los hijos de Dios tienen Vida Eterna, aquella Vida que nunca tuvo principio, sino que siempre ha existido.  Eso es correcto.  Ud. tiene algo en sí mismo en este momento que es eterno, sin principio ni fin: Es el Espíritu de Dios.  Es una parte de Dios mismo.  Es la Vida de Dios.

99  Ahora, si un pecador va ir al infierno, y allí sufrir igual tiempo como Ud. que va al Cielo y goza del Cielo, entonces él ya tiene la misma clase de vida que Ud.

100 Entonces puede haber aquellos que dicen que Vida Eterna significa el bienestar de los hijos de Dios.  Es precisamente su bienestar y su felicidad que está en peligro.  De otra manera el pecador va a su castigo, y así podemos reducir la muerte segunda a un asunto de castigo y lugar.  Vida Eterna quiere decir el Cielo, y castigo eterno quiere decir el infierno.  Le sorprendería a Ud. saber el número de hombres que han sido elevados a la posición de teólogos que creen eso.  Pero, ¿sabe Ud. lo que hace eso?  Eso hace que Vida Eterna consista en una cuestión de geografía en vez de una Persona.  Vida Eterna es Dios, el Señor Jesucristo.  Es más de lo que yo puedo comprender cómo es que alguien puede creer tal cosa, que Vida Eterna es un asunto de lugar.  Solamente al pensar en ello me hace desmayar.

101 No señor.  Hay una sola clase de Vida Eterna.  Dios la tiene.  Si tenemos a Dios, tenemos Vida Eterna, en y por medio de El.

102 Entonces Ud. puede ver que esa palabra “eterno” o “perpetuo” puede ser aplicada de varias maneras, pero cuando se aplica a Dios, siendo lo que es, solamente tiene un significado.  Es la eternidad de Dios.  No se puede aplicar así a ninguna otra cosa.  Sólo Dios es Eterno y porque El vive, nosotros vivimos con El.

103 Ahora, no permita que alguien le diga que yo no creo en un Lago de Fuego y en el castigo.  Sí creo.  Yo no sé cuánto tiempo durará, pero eventualmente será quitado.  En Apocalipsis 21:8, la Biblia dice de aquellos pecadores mencionados, que su parte será en el Lago de Fuego.  Pero la interpretación más exacta de la palabra no es ‘parte’ sino ‘tiempo.’ ¿Lo ve?  Allí lo tiene.

104 Así que los malvados serán echados al infierno(Hades o la tumba) y entonces el infierno al Lago de Fuego, separado de Dios. ¡Qué cosa tan terrible será!

105 Pero con los justos no será así.  Ellos no tienen que temer.  Ellos han sido redimidos por Dios.  Están en Su seno.  Son los vencedores.  Y ¿quién es el que vence?  Aquel que cree que Jesús es el Cristo.

106 ¿Por qué es que escapará este vencedor, el creyente, y entrará en los reinos de Vida Eterna y felicidad?  Porque Jesús pagó un precio para rescatamos del pecado.  El cerró la brecha de separación, y nosotros que estábamos muy lejos, ahora hemos sido traídos cerca por medio de Su sangre.

107 Y ellos nunca llegarán a la condenación.  Nunca estarán en aquel Lago de Fuego.  Nunca se perderán porque a El no se le perderá ni uno solo.  Donde esté Jesús, allí estarán todos los redimidos.

108 ¿Sabe porqué es eso? Se lo ilustraré. Yo tengo un hijo, José. Venga lo que venga, él es parte de mi.  Si yo fuese un hombre rico, lo peor que pudiese hacer sería desheredarlo, pero no hay nada que yo podría hacer para negarlo.  No puedo porque él es una parte de mí.  Venga pues, probemos la sangre.  Comparemos su sangre con la mía.  Eso probará que José es mi hijo.  El es mío.  Es la prueba de la sangre la que muestra si Ud. pertenece a Dios o no.

109 Hablando de esto, recuerdo la ocasión cuando yo andaba de vaquero con los Hereford de sangre pura allá en Colorado.  Teníamos que traer aquel ganado para la inspección del agente federal si queríamos alimentarlos en terreno del gobierno federal.  Pero no admitían ni un solo animal que no tuviera la cédula de la sangre en la oreja.  La cédula señalaba que era de sangre pura.  Los inspectores que los estaban revisando nunca miraban la marca, solamente miraban la cédula para ver si la sangre era la sangre correcta. ¡Aleluya!  Si es la sangre correcta, tiene que estar bien.

110  Dios se fijó en el mundo y declaró: “El alma que pecare, morirá.  Será separado de Mí.  No puede allegarse a Mí.” Sabemos que todos han pecado y están destituidos de la gloria de Dios.  Eso quiere decir que todos murieron, todos fueron separados; y llegaría el tiempo cuando aun esa vida sería quitada y terminaría todo.  Pero Dios, en amor, tomó un animal y recibió su vida en lugar de la vida del pecador.

111 En el Antiguo Testamento el pecador traía un cordero. El colocaba su mano sobre el cordero mientras el sacerdote cortaba la garganta del cordero.  El sentía la sangre y oía el balido.  El sentía el endurecimiento del cuerpo en la muerte.  El veía el humo de la sangre esparcida subir hacia Dios.  El sabía que el cordero había tomado su lugar.  El sabía que la vida del cordero había sido dada por la de él.  Pero la vida de aquel cordero era vida animal y no podía volver sobre el pecador para limpiarlo.  Así que se iba con el mismo deseo de pecar.  El salía con pecado en la mente, y volvía un año después para ofrecer un sacrificio por la misma cosa.

112 Pero no es así en el Nuevo Testamento. Nuestro Cordero que murió es el Hijo de Dios, Quien dio Su sangre como rescate por muchos.  Por fe venimos y ponemos nuestras manos en aquel Cordero - lo vemos con las heridas sangrientas, la espalda lacerada, las espinas crueles rasgándole la frente; sentimos Su dolor y le oímos clamar: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?” Y ¿qué sucedió?  La Vida que partió de aquella célula de sangre, vino sobre el arrepentido.  La vida que estaba en El vino sobre nosotros.  Regresamos sin el deseo de pecar, y ahora odiamos las obras y las codicias de la carne.

113 Fíjese en nosotros. ¿Qué es nuestra vida?  Solamente una pequeña célula que vino de nuestro padre.  La hembra no tiene la hemoglobina, solamente produce el óvulo, ella es la incubadora.  Pero la sangre viene del varón.  Por esa razón la mujer toma el nombre del varón.  Los hijos toman su nombre también.  La madre es la incubadora para los hijos que le presenta a él.

114 Eso fue lo que sucedió para nuestra redención.  El Espíritu Santo vino sobre María y ella dio a luz un Hijo y le llamó Jesús.  El gran Creador bajó y se hizo sacrificio por nuestros pecados.  Su sangre era la sangre de Dios.  Eso es exactamente lo que era.  Aquella sangre de Dios fue derramada y el Espíritu partió de El mientras murió en agonía.  Entonces, la misma vida (Espíritu) regresó para morar en el pecador arrepentido, y para libertarlo.  Ese pecador no viene año tras año, sacrificio tras sacrificio, porque no hay necesidad de ello.  Por medio de un sacrificio, una vez y por siempre, él ha sido libertado del dominio del pecado, y ha recibido la Vida de Cristo por la cual reina en victoria sobre el pecado, el mundo, la carne y el diablo.

115 Dios lo hizo. El lo hizo todo. El clamó al mundo esclavizado en el pecado: “Os daré una señal.  Una virgen tendrá un niño, una virgen concebirá y parirá un hijo.  Eso será vuestra señal.  Será una señal eterna.  Lo que ella dé a luz será Emanuel, Dios con nosotros.”

116 Dios bajó en una célula de sangre, no por medio del hombre, sino por el Espíritu Santo, y en aquel vientre virgen fue creado un tabernáculo con el propósito de morir.  La Simiente de la mujer vino con el fin de que fuera herida para así traernos nuestra salvación.  Cuando el Espíritu Santo vino sobre María, El creó dentro de su vientre la célula que se multiplicaría y llegaría a ser el cuerpo de nuestro Señor.  Aquella célula fue creada.  Fue el Principio de la Creación de Dios.  Eso es lo que es Jesús.  Y aquel Ser Santo fue lleno de sangre Santa, la sangre de Dios.  Aquel tabernáculo nació.  El creció hasta ser un hombre.  El fue al Jordán y allí el Sacrificio fue lavado por Juan en el río del Jordán.  Cuando el Sacrificio Aceptable salió del agua, Dios vino y moró en El, llenándole con el Espíritu sin medida.  Y cuando El murió y derramó Su sangre, la Vida perfecta de Dios fue liberada para entonces poder regresar sobre el pecador que aceptaría a Cristo como su Salvador.

117 ¡Oh, cuán extraordinario es!  Jehová nació llorando allí entre las vacas.  Jehová nació en un pesebre de paja.  Allí está la señal eterna para los seudo intelectuales, los orgullosos e hinchados que han producido sus propias teorías y han negado la verdad de Dios.  Jehová Dios, un niño  llorando en un establo hediondo.  Y luego nosotros pensamos que tenemos derecho de ser orgullosos, alzando la nariz, criticando y portándonos como si fuéramos alguien.  Aquí está la señal verdadera, esta es la correcta: Jehová jugando como un niño, Jehová trabajando en una carpintería, Jehová lavando los pies de pescadores.

118 “Os daré una señal,” dijo Dios, “no la señal de un sacerdocio de cuello blanco; no la señal de riquezas y poder; no hay nada en esta señal que habréis de querer, ni pensaréis que sea adecuado.  Pero es una señal eterna.  Es la mayor señal de todas.” Jehová en el patio de la corte, herido y sangrando con espinas en Su frente, saliva en la cara, mofado y puesto en desprecio.  Jehová siendo despreciado y rechazado, colgando desnudo allí en la cruz, mientras que los hipócritas le escarnecían y le desalaban que se bajara de la cruz.  Jehová muriendo.  Jehová orando y nada sucediendo.  Entonces Jehová murió.  Esa es la señal para todo hombre hoy, no hay otra semejante, esa es la mayor.

119 Entonces vino oscuridad sobre la tierra. Lo pusieron en una tumba. Allí se quedó aquellos tres días con sus noches, hasta que un terremoto interrumpió las tinieblas de la noche y El resucitó.  Jehová salió de la tumba.  Jehová ascendió a lo alto.  Entonces Jehová volvió para morar en Su Iglesia.  Jehová regresó con un viento recio que corría y con llamas de fuego.  Jehová regresó para andar en medio de Su Iglesia y para dar poder a Su pueblo.  Una vez más vino Jehová, y esta vez para habitar entre Su pueblo.  Y una vez más Jehová sana a los enfermos, levanta a los muertos y se manifiesta por el Espíritu.  Jehová regresó, hablando en lenguas y dando la respuesta en interpretación.

120 Jehová bajó y levantó a la prostituta para que no pecara más.  El vino al borracho con cresas en la cara, tirado inconsciente allí en la calle.  Sí, Jehová vino para manifestarse en la carne y por medio de la carne.  Jehová vino, Dios en nosotros, la esperanza de gloria.

121 Sí, Jesús vino y derramó Su sangre y libertó a los cautivos. El vino y redimió Sus ovejas perdidas.  El les dio Vida Eterna y ellas jamás perecerán.  El no perderá ni una de ellas, sino que las resucitará en el día postrero.

122 ¡Aleluya! La muerte segunda no puede dañar a los Suyos; no tiene ningún poder sobre ellos, porque son del Cordero y le siguen donde quiera que El vaya.

El Espíritu Santo En Cada Edad

El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

Apocalipsis 2:11

123 En cada una de las Edades de la iglesia  se menciona este versículo.  Cada edad tiene la misma admonición para la gente de cada edad.  “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice.” Pero es absolutamente imposible que todos los hombres oigan lo que el Espíritu dice a las diferentes edades.

Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que perecen.
Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria,
la que ninguno de los príncipes de este siglo conoció; porque si la hubieran conocido, nunca habrían crucificado al Señor de gloria.
Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman.
Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.
Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él?  Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.
Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual.
Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.
En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie.
Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá?  Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.

1 Corintios 2:6-16

Por eso les hablo por parábolas: porque viendo no ven, y oyendo no oyen, ni entienden.
De manera que se cumple en ellos la profecía de Isaías, que dijo: De oído oiréis, y no entenderéis; y viendo veréis, y no percibiréis.

Porque el corazón de este pueblo se ha engrosado, y con los oídos oyen pesadamente, y han cerrado sus ojos; para que no vean con los ojos, y oigan con los oídos, y con el corazón entiendan, y se conviertan, y yo los sane.
Pero bienaventurados vuestros ojos, porque ven; y vuestros oídos porque oyen.
Mateo 13:13-16
Jesús entonces les dijo: Si vuestro padre fuese Dios, ciertamente me amaríais; porque yo de Dios he salido, y he venido; pues no he venido de mí mismo, sino que él me envió.
¿Por qué no entendéis mi lenguaje?  Porque no podéis escuchar mi palabra.
Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer.  El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él.  Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.

San Juan 8:42-44

124 Estas Escrituras ponen muy en claro que un hombre de sí mismo no puede oír de Dios.  Esa capacidad tiene que serle dada por Dios.

Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos.
Mateo 16:17
125 Juntando estos versículos, vemos que hay solamente un grupo de personas, y ese es por cierto un grupo especial, que es capaz de oír lo que el Espíritu dice en cada edad.  Es un solo grupo especial que recibe la revelación para cada edad.  Aquel grupo es de Dios porque el grupo que no puede oír, no es de Dios (San Juan 8:42-44).  El grupo que puede y está oyendo lo que el Espíritu está diciendo, y recibe la revelación de ello, es el grupo definido en 1 Corintios 2:6-16.  Son aquellos que tienen el Espíritu de Dios.  Son los que han nacido de Dios; son bautizados en el Cuerpo del Señor Jesucristo por Su Espíritu; son bautizados con el Espíritu Santo.

126 Para aclarar mejor lo que acabamos de decir, y también para usar una Escritura que debe ser recordada mientras hablamos de los que son bautizados con el Espíritu Santo, veamos lo que dijo Jesús en San Juan 6:45, y también el texto en Isaías de donde esto fue citado:

Escrito está en los profetas: Y serán todos enseñados de Dios.
San Juan 6:45
                     Y todos tus hijos serán enseñados por Jehová.
Isaías 54:13
127 Los todos de Dios, son los hijos de Dios.  Así que la evidencia de ser un verdadero hijo de Dios (aquel sobre el cual el Espíritu está y en el cual el Espíritu mora), de nuevo se nos muestra como uno que es enseñado en la Palabra por el Espíritu Santo.

128 Ahora Ud. ya puede empezar a ver por qué es que las lenguas no son la evidencia de ser bautizado con el Espíritu Santo.  No se ha dicho para ninguna edad que “el que tiene lengua, diga lo que el Espíritu dice.” Eso pone las lenguas, la interpretación de ellas, la profecía, etc., a un lado como evidencia.  La evidencia es poder oír lo que el Espíritu dice.  El Espíritu está hablando.  Sí, el Espíritu está enseñando.  Eso es exactamente lo que dijo Jesús que haría cuando viniera.

Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho.
San Juan 14:26
129 Y eso es exactamente lo que sucedió.  Así es como fueron escritos los Evangelios.  El Espíritu Santo trajo a las mentes de estos hombres las mismas Palabras que Jesús habló.  Por eso es que los Evangelios son exactos, son perfectos.  Pero el Espíritu no solamente trajo todas estas cosas a sus mentes, sino que también les enseñó más profundamente sobre la verdad que ya tenían.  Así fue como Pablo recibió sus revelaciones.  El fue instruido por el Espíritu Santo.

Mas os hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado por mí, no es según hombre;
Pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo.
Gálatas 1: 11 y 12

130 Cuando Jesús estuvo aquí en la tierra, un día le vino a visitar un hombre muy importante.  Este hombre le dijo: “Rabí, sabemos que eres un maestro enviado de Dios.” Pero Ud. notará que Jesús no le permitió terminar.  El se volvió hacia Nicodemo, y las palabras que habló, bien se pudieran decir así: “Yo no soy maestro, Yo soy el Cordero del Sacrificio para el pecado.  Yo estoy haciendo posible el Nuevo Nacimiento por Mi Espíritu.  Pero viene Uno que es el Maestro: es el Espíritu Santo.” Cuando Jesús estaba sobre la tierra, El vino como el Cordero, y como el Profeta.  Pero cuando El regresó sobre la Iglesia por Su Espíritu, entonces fue el Maestro.

131 Y en cada edad oímos la misma verdad: “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las Iglesias.” Pero solamente un hombre lleno del Espíritu puede oír la revelación para esa edad.  Ningún otro puede, no señor.  No pueden porque eso es exactamente lo que dijo Pablo en I Corintios 2:6-16.

132 Ahora esto debe causarle regocijo.  Hay una doctrina muy rara en estos días que está causando mal entendimiento y malos sentimientos.  Porque cuando los Pentecostales dicen que uno tiene que hablar en lenguas o de otra manera no ha sido bautizado con el Espíritu Santo, ellos están negando que los grandes hombres como Knox, Moody, Taylor, Goforth y otros, hayan recibido el Espíritu Santo; o de otra manera están diciendo que todos estos hombres hablaron en lenguas secretamente y no sabían lo que estaba ocurriendo.  Ahora eso no es verdad.  No señor.  Es un error grave.

133 Las lenguas no son la evidencia de ser lleno del Espíritu. Solamente es una de las nueve manifestaciones mencionada en 1 Corintios 12.  No hay ninguna Escritura que diga que uno recibe el Espíritu Santo hablando en lenguas, o que uno recibe el Espíritu Santo por medio de hablar en lenguas.  Pero sí dice que “fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas,” y más adelante también dice que profetizaron.

134 Hoy día, entre mucha gente se da por sentado que todos los que dicen que han recibido el Espíritu Santo por el hablar en lenguas, hablan en una verdadera lengua Espiritual.  Pero esto no es verdad porque mucha gente habla en una lengua conocida, pero bajo la influencia de un espíritu malo.  Ahora digamos que estamos en una reunión y toda la gente está hablando en lenguas. ¿Cómo puede Ud. saber cuál lengua es del Espíritu y cuál es del diablo?  Yo he estado entre los paganos donde sus brujos bebieron sangre de un cráneo, hablaron en lenguas y las interpretaron, y profetizaron.  Y aun pueden escribir en lenguas.

135 Ahora, si las lenguas son la evidencia de haber recibido el Espíritu Santo, entonces toda lengua tendría que ser de Dios.  Pero gente que cree que lenguas son la evidencia reconoce que hay lenguas falsas y lenguas verdaderas; porque Dios tiene lo verdadero y Satanás tiene lo falso.  Así que mis preguntas son: ¿Quién sabe lo que es verdadero? ¿Quién entendió el idioma para saber lo que fue dicho? ¿Quién tiene el don de discernimiento para saber?  Cuando tengamos las respuestas a esas preguntas entonces tendremos algo qué considerar, pero hasta entonces no sabremos con certidumbre el origen de las lenguas.

136 Ud. ya puede ver que si respalda la creencia de que la evidencia son las lenguas, y no sabe lo que se está diciendo, Ud. tendrá que llegar por fin a decir que todas las lenguas tienen que ser de Dios.  Eso nos llevaría entonces a creer que el diablo no puede hablar en lenguas.  Eso no es cierto.  No, ni por un momento.  Cualquier misionero fiel, en una tierra extranjera, sabe bien que los demonios hablan en otras lenguas, igual como lo sé yo por experiencia.

137 Teólogos Pentecostales admiten que no tienen ninguna Escritura para mostrar que la gente habló en lenguas cuando fue bautizada por el Espíritu Santo.  Conceden que lo infieren de las experiencias mostradas en el libro de los Hechos, en cuales casos la gente habló en lenguas en tres de las cinco ocasiones.  Y también dicen (sin ninguna base en la Escritura) que hay dos clases de lenguas; una es aquella empleada cuando uno está recibiendo el Espíritu Santo, y esa es la ‘evidencia,’ mientras que después, si uno cree, puede recibir el don de lenguas por el cual puede hablar frecuentemente.  Pero, dicen ellos, ya una vez habiendo hablado en lenguas como la evidencia de haber recibido el Espíritu Santo, entonces puede ser que no hable jamás en lenguas.
138 Una vez más estamos ansiosos de saber dónde se encuentra esto en la Palabra; y si no está, entonces Dios no lo ha hablado y ¡ay de aquel que agregue a la Palabra!  Pero sí hay algo en la Palabra acerca de este asunto que ellos ignoran por completo: 1 Corintios 13.  En este capítulo se mencionan las lenguas de hombres y de ángeles.  Estas serían lenguas conocidas y lenguas extrañas.  Los Pentecostales modernos dicen que pueden recibir el Espíritu Santo hablando en lenguas no conocidas, o más bien, lenguas angélicas.  Tienen la carreta antes del caballo, porque en Hechos 2, hablaron en dialectos perfectos que aun los incrédulos oyeron y entendieron.

139 Ahora, cuando Dios no habla, nosotros debemos guardar silencio.  Pero también, donde El ya ha hablado, debemos hablar y decir lo que El ha dicho.  El nos dijo que la evidencia, o lo que sucedería después de haber sido bautizado con el Espíritu Santo, sería que tendríamos al Maestro que vendría y nos enseñaría toda verdad.  Pero el Maestro sería un maestro adentro, no un maestro exterior.  Si el Espíritu no estuviera adentro, Ud. no oiría la verdad y ni la recibiría por revelación aun oyéndola cada momento del día.  Esa fue la señal del Espíritu en los días de Pablo.  Aquellos que fueron llenos del Espíritu Santo oían la Palabra, la recibían y por medio de ella vivían.  Aquellos que no tenían el Espíritu, la oían solamente como hombres carnales; le ponían una interpretación equivocada y entraban en el pecado.

140 En cada edad (y cada edad es la edad del Espíritu Santo para el verdadero creyente) yo digo, en cada edad la evidencia era la misma.  Aquellos que tenían el Espíritu, el Maestro, oían la Palabra; y el Espíritu que estaba en ellos tornaba la Palabra y se las enseñaba (revelaba), y ellos eran del grupo que oía el mensajero y su Mensaje y lo tomaba y lo vivía.

141 Yo sé que es una gran tentación referirse al Día de Pentecostés y también al día cuando el Espíritu Santo cayó en la casa de Cornelio, y por lo tanto fijar estas dos experiencias idénticas como la evidencia del bautismo del Espíritu Santo.  Pero en ambas ocasiones las lenguas fueron entendidas por los oyentes.  Esta es una cosa muy aparte de la confusión de la babel moderna en las reuniones Pentecostales.

142 Y si esto no fuera suficiente para persuadimos a dejar tales razonamientos, ¿qué haremos cuando nos encontramos frente al hecho de que hay personas que nunca han hablado en lenguas, pero tienen algunas de las otras ocho manifestaciones en sus vidas; como por ejemplo, la palabra de sabiduría, el discernimiento de espíritus, la palabra de conocimiento, fe, sanidad y aun maravillas?  Y esta observación es aun más interesante en vista de que el don de lenguas es el menor de los nueve dones.  Así que cuando vemos a gente que no habla, y nunca ha hablado en lenguas, pero más bien tiene mayores dones que aquellos que hablan en lenguas, tenemos que desechar absolutamente tal doctrina, aun más que antes.

143 Así que, como Ud. puede ver, nosotros no podemos decir lo que la Biblia no ha dicho.  Cuando la Escritura nos enseña que la obra del Espíritu Santo y la manifestación de la bendita Persona es de revelar la verdad para cada edad a la simiente verdadera de esa edad, entonces sabemos que el Espíritu tiene que estar morando en aquella persona porque de otra manera él no puede recibir la verdad para esa hora.  Amén.  Eso es completamente correcto.  Y si estas edades muestran algo, en realidad muestran y testifican de esta verdad.

144 Ahora, antes de que dejemos este tema, quiero aclarar definitivamente lo que es el bautismo del Espíritu Santo, según las Escrituras; no según mi pensamiento ni tampoco el suyo.  Tiene que ser según ASÍ DICE EL SEÑOR, o de otra manera estaremos falsamente guiados.  Amén.

145 En primer lugar, Ud. notará que en mis reuniones cuando he acabado de predicar un sermón evangelístico, o algún mensaje de doctrina, extiendo la red y hago una invitación a los congregantes.  Yo les invito a que vengan al frente a recibir el Espíritu Santo.  Mis amigos Pentecostales, al oírme decir esto, creen que estoy invitando a la gente a que venga a recibir el Espíritu Santo porque ya es gente renacida.  Así que cuando invito a aquellos que son llenos del Espíritu para que vengan a ayudarnos con estos que han respondido a la invitación a recibir el Espíritu, estas personas preciosas vienen y obran con los arrepentidos de tal modo que los animan a rendirse a Dios y creer en el hablar en lenguas.  Esto ha causado una gran confusión y yo les diré exactamente lo que he querido decir.  Lo que yo he querido decir es que el pecador venga para ser renacido, lo cual equivale a ser bautizado en el Cuerpo de Cristo por medio del Espíritu Santo, que fue realmente lo que sucedió en el Día de Pentecostés, cuando la Iglesia tuvo su principio.  En otras palabras, ser nacido del Espíritu, es ser verdaderamente bautizado con el Espíritu Santo.  Es una y la misma cosa.

146 Ahora, yo me doy cuenta de que esto está confuso por el momento, como es que la mayoría sabe que yo fui ordenado como ministro Bautista y he declarado invariablemente que los Bautistas se han desviado al decir que uno recibe el Espíritu Santo cuando cree, porque no es así.  Ud. lo recibe “después que cree.”

Les dijo: ¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis?  Y ellos le dijeron: Ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo.
Entonces dijo: ¿En qué, pues, fuisteis bautizados?  Ellos dijeron: En el bautismo de Juan.
Dijo Pablo: Juan bautizó con bautismo de arrepentimiento, diciendo al pueblo que creyesen en aquel que vendría después de él, esto es, en Jesús el Cristo.
Cuando oyeron esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús.
Y habiéndoles impuesto Pablo las manos, vino sobre ellos el Espíritu Santo; y hablaban en lenguas y profetizaban.
Hechos 19:2-6

147 (Nota del editor - En las versiones más antiguas, el versículo dos dice “¿habéis recibido el Espíritu Santo después que creísteis?”) Ahí está.  Pablo preguntó: “¿Habéis recibido el Espíritu Santo después (no cuando) creísteis?” Y allí hay una gran diferencia, porque es después de que creemos que lo recibimos.  Efesios 1: 1 3 es una repetición exacta de lo que sucedió en Efeso según Hechos 19:

En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él (no cuando creísteis), fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa.
Efesios 1: 13
148 Ahora, aquí está mi punto.  Muchos modernistas, y aun los fundamentalistas (así-llamados) creen en la salvación como un cierto momento, que en muchos casos es llamado “haciendo una decisión,” y eso ha sido llamado “recibiendo a Cristo” o “siendo renacido.” Ahora, recibir a Cristo es recibir Su Espíritu.  El recibir Su Espíritu es ser renacido.  El recibir Su Espíritu es ser bautizado con el Espíritu Santo.  Amén.  Estas personas creen.  Eso es maravilloso, pero allí se detienen.  Uno recibe el Espíritu Santo después que cree.  Siempre ha sido así y siempre será.  La primera palabra de orientación a la gente fue por Pedro en el Día de Pentecostés, y él dijo:
Arrepentios, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.
Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare.

Hechos 2:38 y 39
149 Estas instrucciones vinieron como una respuesta directa de Pedro en relación a lo que había sucedido en el Día de Pentecostés.  Lo que aconteció fue que Dios, de acuerdo con Joel 2:28, estaba derramando Su Espíritu sobre toda carne.  El no había sido derramado o dado antes de este tiempo.  Este era el tiempo.  Pero esto habría de venir de aquí en adelante por medio del arrepentimiento y al ser bautizado en el Nombre del Señor Jesucristo; entonces Dios estaría comprometido a llenar a aquellos que vinieran.  Ni Pedro ni ninguno de los otros apóstoles dijo: “Os es necesario nacer otra vez y luego seréis llenos del Espíritu Santo.”

150 De que ésta es la experiencia con relación al derramamiento del Espíritu Santo, se nota claramente en la ocasión cuando el Espíritu cayó sobre los creyentes en Samaria.

Entonces Felipe, descendiendo a la ciudad de Samaria, les predicaba a Cristo.
Y la gente, unánime, escuchaba atentamente las cosas que decía Felipe, oyendo y viendo las señales que hacía.

Porque de muchos que tenían espíritus inmundos, salían éstos dando grandes voces; y muchos paralíticos y cojos eran sanados;

así que había gran gozo en aquella ciudad.
Pero había un hombre llamado Simón, que antes ejercía la magia en aquella ciudad, y había engañado a la gente de Samaria, haciéndose pasar por algún grande.
A éste oían atentamente todos, desde el más pequeño hasta el más grande, diciendo: Este es el gran poder de Dios.
Y le estaban atentos, porque con sus artes mágicas les había engañado mucho tiempo.
Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios, y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombres y mujeres.
También creyó Simón mismo, y habiéndose bautizado, estaba siempre con Felipe; y viendo las señales y grandes milagros que se hacían, estaba atónito.
Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido la palabra de Dios, enviaron allá a Pedro y a Juan;
los cuales, habiendo venido, oraron por ellos para que recibiesen el Espíritu Santo;
porque aún no había descendido sobre ninguno de ellos, sino que solamente habían sido bautizados en el nombre de Jesús.
Entonces les imponían las manos, y recibían el Espíritu Santo.

Hechos 8:5-17

151 Según el versículo 12, ellos creyeron la Palabra, entonces fueron bautizados en el Nombre del Señor Jesús.  Pero según el versículo 16, y en vista de todo esto, todavía no habían recibido el Espíritu Santo. Fue solamente después de haber creído y de ser bautizados correctamente, cuando recibieron el Espíritu Santo.  Esta es exactamente la forma enseñada por Pedro en Hechos 2:38-39.  Otra Escritura que arroja luz sobre este asunto, está en Gálatas:

Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero),
Para que en Cristo Jesús la bendición deabraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu.

Gálatas 3:13 y 14
152 Ahora, de ninguna manera se puede decir que la “bendición de Abraham” es el nuevo nacimiento, y que la “promesa del Espíritu” es el bautismo del Espíritu Santo, como dos cosas separadas.  Porque esta Escritura se puede leer así: “Jesús murió en la cruz, y por medio de aquella muerte y resurrección la bendición de Abraham vino a los gentiles, dejando los judíos.  Esto transcurrió para que el Espíritu fuese disponible para los gentiles.”

153 Al entender lo que acabo de decir, se pone en claro por qué los estudiantes nunca han hallado en ninguna parte de la Escritura que Pablo diga: “Os es necesario ser nacido de nuevo y entonces ser llenado del Espíritu.” Ellos han inferido que existe, y han puesto sus propias interpretaciones para que diga así, pero la Escritura no dice eso.  Ni tampoco lo dijo Jesús.  Vea esta Escritura y léalo ahora con entendimiento.

En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí, y beba.
El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.
Esto dijo del Espíritu, que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado.
San Juan 7:37-39

154 Ahora, aquí dice enfáticamente que el creyente al beber, por medio de venir a Jesús en fe, tendría ríos de agua viva saliendo de sí mismo.  Y esta experiencia quedó establecida en el Día de Pentecostés.  Ahora, con este pensamiento en la mente, leamos:

Respondió Jesús y le dijo: Si conocieras el don de Dios, y quién es el que te dice: Dame de beber; tú le pedirías, y él te daría agua viva.
Mas el que bebiere de¡ agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna.
San Juan 4: 1 0 y 14

155 Esta misma agua viva es mencionada aquí, pero esta vez no es llamada un río, sino un pozo artesiano.  Allí es donde la gente comete su error.  Por el hecho de que es llamado un pozo y un río, piensan que en un lugar es Vida Eterna dada por el Espíritu; y en el siguiente lugar, donde es llamado un río (implicando un gran dinamismo), tiene que ser el Espíritu dado como una investidura de poder. ¡No es así!  Es uno y el mismo.  Es el Espíritu que da vida y poder, el cual vino en el Día de Pentecostés.

156 ¿Qué fue lo que causó este mal entendimiento?  La respuesta es: ‘experiencia.’ Nos hemos basado en la experiencia y no en la Palabra. ¡Fuera con la experiencia como regla!  Solamente hay una plomada, una sola vara para medir, y esa es la Palabra.

157 Ahora, fíjese bien y reciba eso.  Pedro dijo: “Arrepentios, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.” Pablo dijo: ¿Habéis recibido el Espíritu Santo después que creísteis?” Aquí está nuestro problema: La gente se arrepiente de su pecado, se bautiza en agua, pero no continúa hasta recibir el Espíritu Santo.  Ud. cree hacia el recibimiento del Espíritu.  Creer en Jesús es dar un paso en la dirección correcta, la cual es hacia el Espíritu Santo.  Pero allí se detienen.  Ellos van hasta el agua y allí se detienen.  Creen y entonces se detienen.  La Biblia no dice que uno lo recibe cuando cree; más bien dice: “¿Habéis recibido el Espíritu Santo después que creísteis?” La traducción literal y exacta es: “¿Habéis recibido el Espíritu Santo, habiendo creído previamente?” La gente cree y luego se detiene.  Uno no recibe el Espíritu Santo creyendo hacia El, habiéndose arrepentido.  Pero continúa y recibe el Espíritu Santo. ¿Lo ve Ud.? Eso es lo que tienen de mal los fundamentalistas; no tienen poder porque no llegan hasta Pentecostés.

158 Son como los israelitas que salieron de Egipto y se detuvieron antes de llegar a la Tierra Prometida.  Ahora, cuando salieron de Egipto, eran como dos millones.  Todos viajaron juntos, todos vieron las mismas maravillas de Dios, todos se aprovecharon del maná, y del agua de la piedra herida, todos siguieron la misma Nube de día y la Columna de Fuego de noche; pero solamente dos llegaron a la Tierra Prometida.  Solamente dos eran verdaderos creyentes.  Eso es correcto porque la Palabra nos dice que los demás murieron por causa de incredulidad; y por razón de la incredulidad, no pudieron entrar (Hebreos 3:19).  Siendo que esto es verdad, y solamente entraron dos, entonces los demás no eran creyentes verdaderos. ¿Cuál era la diferencia?  Dos se mantuvieron con la Palabra.

159 Cuando el corazón de cada uno de los diez espías empezó a fallar en Cades-barnea, Josué y Caleb no titubearon porque ellos creyeron la Palabra, y dijeron: “Podemos muy bien poseer esta tierra.” Sabían que lo podían hacer porque Dios había dicho: “Os he dado la tierra.” Después de que todos aquellos israelitas habían visto el poder, la bondad y la liberación de Dios, todavía no entraron en el reposo, lo cual es un tipo del Espíritu Santo.  Así que aquí mismo Ud. puede ver que muy pocos creerán hasta el punto de recibir el Espíritu de Dios.

160 Ahora bien, hemos llegado hasta aquí; yo quiero seguir un poco más adelante, y al hacerlo sé que voy a causar que suba la emoción de algunas personas.  Pero eso es algo de lo cual no soy responsable.  Soy responsable ante Dios y Su Palabra y ante el pueblo al cual Dios me ha enviado.  Tengo que ser fiel en todo lo que el me dé para decir.

Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí,- y al que a mí viene, no le echo fuera.
Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.
San Juan 6:37 y 44

Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre les dio potestad de ser hechos hijos de Dios;
los cuales no son engendrados de sangre, ni de voluntad de carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios.
San Juan 1: 12 y 13

Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él,
en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad. 
Efesios 1:4 y 5

161 Ahora, sin llegar a envolvernos demasiado en el tema de la soberanía de Dios (porque eso sería otro libro en sí mismo), déjeme mostrar aquí, que según estos versículos, Jesucristo está escogiendo Su Novia así como los hombres escogen sus novias hoy día.  La novia hoy día no decide simplemente en sí misma que va a tomar cierto hombre como su esposo.  No señor.  Es el novio quien decide y escoge a cierta mujer como su esposa. (”No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros.” San Juan 15:16)

162 Ahora según la Palabra de Dios, la Novia fue escogida desde antes de la fundación del mundo.  Este escogimiento de la Novia fue propuesto en Sí mismo (Efesios 1:9).  Y en Romanos 9:1 1, dice: “…para que el propósito de Dios conforme a la elección permaneciese.” No se puede leer de ninguna otra manera.  El propósito central, el propósito eterno de Dios, fue de tomar una Novia de Su propia elección y aquel propósito estaba en Sí mismo; y siendo eterno, fue decretado antes de la fundación del mundo.

163 Fíjese bien en esto. Antes deque hubiese la más pequeña partícula de polvo estelar, y antes de que Dios fuera Dios y solamente era conocido como Espíritu Santo (Dios significa objeto de adoración y no habiendo nadie ni nada para adorarle, entonces sólo era Dios potencialmente), la Novia ya estaba en Su mente.  Sí, allí estaba.  Ella existía en Sus pensamientos.  Y ¿qué de aquellos pensamientos de Dios? ¿No son eternos?

164 ¡Los pensamientos eternos de Dios!  Permítame preguntarle: ¿Son eternos los pensamientos de Dios?  Si Ud. puede ver esto, entonces entenderá muchas cosas.  Dios es inmutable tanto en esencia como también en Sus modos.  Ya hemos estudiado y probado eso.  Dios es infinito en Sus habilidades; por lo tanto como Dios, El tiene que ser omnisciente.  Si El es omnisciente, entonces no está ahora aprendiendo, ni tampoco está tomando consejo, ni aun de Sí mismo, ni tampoco está en ningún tiempo añadiendo a Su conocimiento.  Si El puede añadir a Su conocimiento, entonces no es omnisciente.  En dado caso lo mejor que podríamos decir es que algún día será omnisciente; pero eso no es Escritural.  El es omnisciente.  El nunca ha tenido un pensamiento nuevo acerca de algo porque todos Sus pensamientos siempre los ha tenido y siempre los tendrá; y El conoce el fin desde el principio porque El es Dios.  Por lo tanto los pensamientos de Dios son eternos, son reales.  No son simplemente como los pensamientos de un hombre con un plano dibujado que algún día lo transformará en sustancia y forma, sino que ya son reales y eternos, y son una parte de Dios mismo.

165 ¿Ve Ud. cómo funciona esto?  Dios siempre tenía Sus pensamientos acerca de Adán.  Adán, como Sus pensamientos, no estaba aun expresado.  En este Salmo Ud. lo entenderá.

No fue encubierto de ti mi cuerpo, bien que en oculto fue formado.  Y entretejido en lo más profundo de la tierra.
Mi embrión vieron tus ojos, y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas.

Salmo 139:15 y 16

166 Esto, como dije, no fue escrito de Adán pero le da a Ud. la idea y el conocimiento que el pensamiento estaba allí en Su mente y aquel pensamiento era eterno y tenía que ser expresado.  Así que cuando Adán fue formado del polvo de la tierra y su ser Espiritual fue creado por Dios, entonces Adán llegó a ser el pensamiento de Dios expresado, y aquellos pensamientos eternos ahora se estaban manifestando.

167 Podríamos ir a través de los siglos.  Hallamos a un Moisés, un Jeremías, un Juan el Bautista; y cada uno de ellos fue el pensamiento de Dios expresado en su debido tiempo.  Entonces llegamos a Jesús, el Logos.  El era el completo y perfecto pensamiento expresado y llegó a ser conocido como la Palabra.  Eso es lo que es y para siempre será.

168 Ahora dice que “El nos ha escogido en él (Jesús) desde antes de la fundación del mundo.” Eso quiere decir que estábamos allí con El en la mente y en los pensamientos de Dios antes de la fundación del mundo.  Eso da una calidad Eterna a los escogidos.  Ud. no se puede apartar de eso.

169 Permítame introducir un pensamiento aquí.  Aun nuestro nacimiento natural está basado en elección.  Los ovarios de la hembra producen muchos óvulos.  Pero ¿por qué es que en un cierto tiempo un cierto óvulo baja y no otro?  Y luego entre la esperma del varón, por alguna razón desconocida un cierto germen se junta con el óvulo, mientras otros que hubieran podido juntarse con la misma facilidad, o aun tuvieron una oportunidad mejor para hacerlo, no lo hicieron y perecieron.  Hay una inteligencia detrás de todo esto, de otra manera ¿qué es lo que determina en un infante si es hembra o varón, rubio o moreno, ojos negros o azules etc.?

170 Con estos pensamientos piense en Josué y Caleb. ¿No dijo Jesús en San Juan 6:49: “Vuestros padres comieron el maná en el desierto, y murieron?” Aquellos padres que murieron fueron necesarios como los antecesores de aquellos a quien Jesús estaba hablando.  Ellos perecieron, pero aún estaban en la elección natural de Dios como Josué y Caleb en lo Espiritual.

171 Ahora sigamos.  Estos escogidos no solamente eran los pensamientos eternos de Dios que habrían de ser expresados en carne en su debido tiempo, pero estos mismos escogidos son llamados por otro nombre.

Por tanto, es por fe, para que sea por gracia, afín de que la promesa sea firme para toda su descendencia; no solamente para la que es de la ley, sino también para la que es de la fe de Abraham, el cual es padre de todos nosotros.

Romanos 4:16
Ni por ser descendientes de Abraham, son todos hijos; sino: En Isaac te será llamada descendencia.
Esto es: no los que son hijos según la carne son los hijos de Dios, sino que los que son hijos según la promesa son contados como descendientes.
Porque la palabra de la promesa es esta: Por este tiempo vendré, y Sara tendrá un hijo.
Y no sólo esto, sino también cuando Rebeca concibió de uno, de Isaac nuestro padre,
(pues no habían aún nacido, ni habían hecho aún ni bien ni mal, para que el propósito de Dios conforme a la elección permanecí . ese, no por las obras sino por el que llama),
Se le dijo: El mayor servirá al menor.
Como está escrito: A Jacob amé mas a Esaú aborrecí.

Romanos 9:7-13
Ahora bien a Abraham fueron hechas las promesas, y a su simiente.  No dice: Y a las simientes, como si hablase de muchos, sino como de uno: Ya tu simiente, la cual es Cristo.
Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa.

Gálatas 3:16 y 29

172 Según Romanos 4:16, hallamos que Dios ha dado una promesa segura a toda la simiente de Abraham; y Pablo se coloca juntamente con todo creyente bajo esa promesa, porque él dice: “Abraham, quien es el padre de todos nosotros.” Luego Pablo continúa no solamente hasta reducir su definición, sino hasta finalizarla, porque en Gálatas 3, él identifica la Simiente (singular) con Jesús, y contó los “hijos de la Simiente” como hijos de la promesa, y la promesa como teniendo que ver con “elección” o “la escogencia de Dios.”

173 Y eso es exactamente lo que hemos estado diciendo.  Estos que son de la Simiente Real, son los escogidos de Dios; ellos son los predestinados, los antes conocidos de Dios que estaban en Su mente y en Sus pensamientos.  En palabras sencillas, la Verdadera Novia de Cristo estuvo en la mente de Dios eternamente, aunque cada uno vino a ser expresado en el tiempo designado.  A medida que cada miembro apareció, llegó a ser expresado y tomó su lugar en el Cuerpo.  Así que esta Novia es la Novia literal de la simiente de la Palabra hablada.  Y aunque es femenina en designación, también es llamada el “Cuerpo de Cristo.” Es muy aparente que debe ser llamada así porque fue predestinada en El, vino de¡ mismo origen, era eterna con El, y ahora está manifestando a Dios en un cuerpo de muchos miembros, mientras Dios una vez fue manifestado en un miembro, nuestro Señor Jesucristo.

174 Ahora pues, aquí estamos llegando a una conclusión.  Como el Logos (Dios) eterno fue manifestado en el Hijo, y en Jesucristo moró toda la plenitud de la divinidad corporalmente, y aquel Ser Eterno era el Padre manifestado en carne, y por ese medio obtuvo el título de Hijo, así también nosotros siendo eternos en Sus pensamientos, en nuestro debido tiempo llegamos a ser los muchos miembros de la Simiente de la Palabra hablada, manifestados en carne, y aquellos pensamientos eternos ahora manifestados en la carne, son los hijos de Dios, como así somos llamados.  No llegamos a ser Simiente por medio del nuevo nacimiento, éramos simiente y por eso fuimos nacidos de nuevo porque sólo los escogidos pueden ser nacidos de nuevo.  Porque éramos Simiente es la razón por la cual podemos ser vivificados.  En el que no es Simiente no hay nada que vivificar.  Guarde esto en la mente.

175 Ahora tome el paso siguiente.  ‘Redimir’ quiere decir comprar de nuevo.  Es el acto de ser restaurado al dueño original.  Dios por medio de Su muerte (la sangre derramada) compró de nuevo lo Suyo.  El compró de nuevo la Novia de la Simiente de la Palabra hablada.  “Mis ovejas oyen mi voz (la Palabra) y me siguen” (Juan 10:27).  Ud. siempre ha sido una oveja, no es un cerdo o un perro convertido en una oveja.  Eso es imposible porque cada clase de vida produce la misma clase y no hay cambio en la especie.  Como nosotros estábamos en los pensamientos de Dios y entonces fuimos expresados en carne, tuvo que llegar el día cuando oiríamos Su Voz (la Palabra) y al oír esa Voz, nos daríamos cuenta que era nuestro Padre llamándonos y entonces reconocer que somos los hijos de Dios.  Oímos Su Voz y clamarnos como hizo el hijo pródigo: “Sálvame Padre.  Estoy volviendo a ti.”

176 Un hijo de Dios puede continuar por mucho tiempo sin reconocer que es un hijo.  Por cierto, muchos verdaderos Cristianos son como la historia del aguilucho que fue criado en el nido de la gallina. (Ud. sabe que el águila es un tipo del verdadero creyente.) Pues había este agricultor que tomó un huevo del nido del águila y lo puso debajo de la gallina.  En su debido tiempo todos los huevos debajo de la gallina empollaron.  Los pollitos se llevaban bien con la mamá pero el aguilucho no podía entender la búsqueda de alimento en el campo de estiércol.  Poco a poco se mantuvo pero estaba muy confundido con todo eso.

177 Pero un día, desde muy alto en el aire, el águila madre que había puesto el huevo, se fijó en aquel aguilucho en la tierra.  Ella bajó con una velocidad tremenda y gritó lo más fuerte posible: “¡Sube acá conmigo!” El nunca había oído el grito del águila, pero cuando oyó aquel primer grito, algo empezó a incitarse dentro de él y anhelaba arrojarse hacia aquel grito.  Pero tenía miedo experimentar.  Otra vez la madre pasó y le gritó que se arrojara al viento para seguirla.  El respondió que tenla miedo.  Otra vez la madre gritó que hiciese el esfuerzo.  Sacudiendo las alas se lanzó al aire y respondiendo a la llamada de su madre, se elevó hacia los cielos azules.  El siempre había sido un águila.  El se condujo como un pollo, por un tiempo, pero no estaba satisfecho.  Pero cuando él oyó la llamada de la gran águila, entonces fue a su lugar.  Y una vez que un verdadero hijo de Dios oye el grito del Espíritu por la Palabra, él también se dará cuenta de quién es y correrá al gran Águila-Profeta para estar con El para siempre, sentado en lugares celestiales con Cristo Jesús.

178 Ahora viene nuestra triunfante piedra angular sobre el bautismo del Espíritu Santo.

Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley,
para que redimiese a los que estaban bajo la ley, a fin de que recibiésemos la adopción de hijos.
Y por cuanto sois hijos, Dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡Abba, Padre!
Así que ya no eres esclavo, sino hijo; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo.

Gálatas 4:4-7

179 Allí está.  Jesucristo vino, murió en la cruz y efectuó la Redención (restaurando al dueño original por medio de la compra o pagando un precio) y en eso nos colocó como hijos.  El no nos hizo hijos, porque ya éramos Sus hijos, pero nos colocó como hijos; porque por tanto tiempo que estuvimos en el mundo, en la carne, no podíamos ser conocidos como hijos.  Estábamos detenidos presos por el diablo.  Sin embargo, éramos hijos.  Y oiga esto: “Y porque sois hijos, Dios ha enviado el Espíritu de Su Hijo a vuestros corazones por el cual clamáis: Padre, Padre.” ¿Sobre quién cayó el Espíritu en el Día de Pentecostés?  Sobre los hijos. ¿En Corinto?  Sobre los hijos mientras oían la Palabra.

180 ¿Qué es el bautismo con el Espíritu Santo?  Es el Espíritu bautizándole a Ud. en el Cuerpo de Cristo.  Es el nuevo nacimiento.  Es el Espíritu de Dios entrando y llenándole después de que se haya arrepentido, (habiendo oído Su Palabra) y haya sido bautizado en agua como la demanda de una buena conciencia delante de Dios.

181 Lo que acabamos de estudiar sería mucho más fácil de entender si todos creyeran la doctrina de la unidad de Dios.  Porque no hay tres personas en la Deidad, sino una.  Por consiguiente no nacemos de nuevo por el Espíritu de la Vida de Jesús entrando, y posteriormente entra el Espíritu Santo para darnos poder.  Si así fuera, ¿por qué entonces estamos deshonrando al Padre en no darle una parte en nuestra salvación completa?  Porque si la salvación es del Señor y hay tres Señores, entonces el Padre de hecho tiene que tener algo que hacer también.

182 Pero seguramente se puede ver que Jesús aclaró esto: Que El y solamente El es Dios y que El y solamente El es Quien entrará en el creyente.  Juan 14:16 dice que el Padre mandará otro Consolador.  Pero el versículo 17 dice que El (Jesús) mora con ellos y que debía estar en ellos después.  En el versículo 18, dice que El vendrá a ellos.  En el versículo 23, hablando a los discípulos, El dijo: “Nosotros (Padre e Hijo) vendremos a él.” Así que es el Padre, Hijo y Espíritu Santo, todos entrando a la misma vez porque es una Persona abarcando la Deidad.  Ese advenimiento tomó lugar en el Día de Pentecostés.  No hay dos venidas del Espíritu, solamente una.  El problema es que la gente no conoce la verdad, y simplemente cree en Jesús para el perdón de los pecados pero nunca sigue adelante hasta recibir el Espíritu.

183 Antes de concluir este asunto, sé que hay una pregunta en su mente.  Ud. quiere saber si yo creo en la doctrina de la preexistencia.  Yo no creo en la doctrina de los Mormones de la preexistencia de las almas, como tampoco creo en reencarnación o la trasmigración de las almas.  Tenga cuidado y vea esto.  No es la persona la que viene eternamente predestinada por Dios, es la Palabra o Simiente.  Eso es.  Allá muy atrás, tanto que la mente humana no puede comprenderlo, el Dios eterno con pensamientos eternos pensó y decretó: “A Jacob amé, mas a Esaú aborrecí” (Romanos 9:13), cuando ninguno de los dos había nacido y cuando ninguno de ellos había hecho ni bien ni mal. ¿Ve Ud.? Era el Pensamiento, y luego aquel pensamiento llegó a ser expresado, y Dios compró de nuevo a Jacob, porque sólo Jacob era simiente.  Solamente Jacob tenía la simiente; por eso fue que tuvo respeto a la primogenitura y al pacto de Dios.

184 Si Ud. es verdadera simiente, Ud. oirá esa Palabra; el Espíritu le bautizará en el Cuerpo de Cristo, llenándole y dándole poder, y entonces recibirá la Palabra para su día y su edad. ¿Ve Ud. cuán claro llega a ser la verdadera evidencia cuando le es revelada la Palabra?  Note de nuevo, Jesús era la Simiente Real.  El vivió en un cuerpo humano.  Cuando el Espíritu le llamó (el Pensamiento manifestado por la Palabra), El fue al Jordán y allí fue bautizado en agua.  Al obedecer la Palabra, vino sobre El el Espíritu Santo y una Voz dijo: “Este es mi hijo amado, oídle.” La Voz no dijo: “Este ha llegado a ser mi hijo.” Jesús fue el Hijo.  El Espíritu Santo lo colocó como aquel Hijo ante todos.  Entonces habiendo sido llenado así (y la misma forma continuó en el Día de Pentecostés y siempre hasta hoy), El salió en poder manifestado, recibiendo de Dios y de parte de Dios la revelación completa para aquel día.

185 Ahora, hemos estado diciendo constantemente que la verdadera evidencia de haber sido bautizado con el Espíritu Santo es que el creyente reciba la Palabra para la edad en que vive.  Déjeme mostrarlo claramente.

186 Las Siete Edades, como están en los capítulos 2 y 3 del Apocalipsis, abarcan el tiempo completo de la Plenitud de los Gentiles, o sea el tiempo en que Dios está tratando con los gentiles para la salvación.  En cada edad sin excluir ninguna, dice la misma cosa al empezar y al terminar el Mensaje.  “Al mensajero de la edad de (Efeso, Esmima, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Filadelfia y Laodicea) escribe: estas cosas dice El, etc., etc……… El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.” Note aquí que Jesús (por el Espíritu) en cada edad se dirige solamente a una persona, en relación a la Palabra para esa edad.  Sólo un mensajero en cada edad recibe lo que el Espíritu tiene que decir a esa edad y aquel mensajero es el mensajero a la Iglesia Verdadera.  El habla por revelación de parte de Dios a las ‘iglesias’ tanto a la Verdadera como a la falsa.  As! que el Mensaje es transmitido a todos; pero aunque es transmitido para todos los que están al alcance del Mensaje, tal Mensaje es recibido individualmente sólo por un cierto grupo calificado y de cierta manera.  Cada individuo en aquel grupo es uno que tiene la capacidad para oír lo que el Espíritu está diciendo por medio del mensajero.  Aquellos que lo están oyendo, no están recibiendo su propia revelación, ni tampoco está (el grupo) recibiendo su revelación colectiva; pero cada persona está oyendo y recibiendo lo que el mensajero ya ha recibido de Dios.

187 Ahora no piense Ud. que este siendo el caso, sea muy extraño, porque Pablo estableció esta norma bajo la mano de Dios.  Sólo Pablo tenía la revelación completa para su día como fue comprobado al confrontarse con los otros apóstoles, quienes aceptaron que Pablo era el Mensajero-Profeta a los gentiles para ese día.  También note por la ilustración clara de la Palabra que cuando Pablo quiso ir a Asia, Dios lo detuvo porque las ovejas (Sus hijos) estaban en Macedonia y ellos (la gente de Macedonia) oirían lo que el Espíritu tenía que decir por Pablo, mientras que la gente en Asia no oiría.

188 En cada edad tenemos exactamente la misma norma.  Por eso es que la luz viene a través de algún mensajero levantado por Dios en un cierto lugar, y luego de aquel mensajero la luz se difunde por medio del ministerio de otros que han sido fielmente instruidos.  Pero, desde luego, todos aquellos que salen no siempre comprenden cuán necesario es decir solamente lo que el mensajero ha dicho.  Recuerde: Pablo advirtió a la gente que dijera solamente lo que él dijo:

¿Acaso ha salido de vosotros la palabra de Dios, o sólo a vosotros ha llegado?
Si alguno se cree profeta, o espiritual, reconozca que lo que os escribo son mandamientos del Señor.

1 Corintios 14:36 y 37
189 Le agregan aquí o le quitan allá, y dentro de poco tiempo el Mensaje ya no es puro y el avivamiento se muere.  Cuánto cuidado debemos tener de oír una Voz, porque el Espíritu solamente tiene una Voz, la cual es la Voz de Dios.  Pablo les advirtió que dijeran lo que él dijo, como también lo hizo Pedro.  El les advirtió que ni aun él (Pablo) podía cambiar una sola palabra de lo que había dado por revelación.  Oh, ¡cuán importante es oír la Voz de Dios por medio de Sus mensajeros, y luego decir lo que les ha sido dado a ellos para decir a las iglesias!

190 Ojalá que Ud. haya empezado a entenderlo.  Puede ser que ahora ‘ Ud. pueda entender por qué no me voy con los fundamentalistas ni con los Pentecostales.  Tengo que quedarme con la Palabra as! como la reveló el Señor.  Ahora, no lo he abarcado todo.  Para eso se necesitaría un libro aparte, pero con la ayuda de Dios presentaremos muchos sermones, cintas y mensajes sobre todos estos puntos para ayudarle a entender y ensamblar toda Escritura.

191 “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias de cada edad.” En cada edad fue el mismo clamor: Oiga lo que el Espíritu dice.  Si Ud. es Cristiano volverá a lo que el Espíritu está enseñando, eso es: La Palabra de esta edad.  Cada mensajero a cada edad predicará esa Palabra.  Cada avivamiento fresco y verdadero será porque los hombres han vuelto a la Palabra para su edad.  El clamor de cada edad es la reprensión: “Han dejado la Palabra de Dios.  Arrepiéntanse y vuelvan a la Palabra.” Desde el primer libro de la Biblia (Génesis) hasta el último (Apocalipsis) hay una sola razón por la cual Dios se disgusta: Dejar la Palabra.  Y hay un solo remedio para obtener de nuevo Su favor: Volver a la Palabra.

192 En la edad de Efeso, en esta edad y en cada edad que contemplaremos, veremos que esto es verdad.  Y en la última edad, nuestra edad, encontraremos el oscurecimiento de la Palabra, la apostasía completa que finalizará con la gran tribulación.

193 Si Ud. es simiente verdadera, si es en verdad bautizado con el Espíritu Santo, Ud. estimará Su Palabra más que su alimento físico, y anhelará vivir por toda Palabra que sale de la boca de Dios.

194 Esta es mi oración sincera por todos nosotros: Oigamos lo que el
Espíritu está trayendo de la Palabra para nosotros hoy día.

La Edad
De Pérgamo

Y escribe al ángel de la iglesia en Pérgamo: El que tiene la espada aguda de dos filos dice esto:
Yo conozco tus obras, y dónde moras, donde está el trono de Satanás; pero retienes mi nombre, y no has negado mife, ni aun en los días en que Antipaz  mi testigo fiel fue muerto entre vosotros, donde mora Satanás.
Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes ahí a los que retienen lo doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación.
Y también tienes a los que retienen la doctrina de los nicolaítas, la que yo aborrezco.
Por tanto, arrepiéntete; pues si no, vendré a ti pronto, y pelearé contra ellos con la espada de mi boca.
El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.  Al que venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe.                  Apocalipsis 2:12-17

Pérgamo

1    Pergamum, (nombre antiguo) estaba situada en Mysia, en un
distrito regado por las aguas de tres ríos, siendo uno de ellos el medio
de comunicación con el Mar Egeo.  Fue descrita como la ciudad más ilustre de Asia.  Era una ciudad de cultura con una biblioteca que solamente era superada por la de Alejandría; sin embargo, era una ciudad muy pecaminosa, entregada a ceremonias licenciosas de la adoración a Esculapio, a quien adoraban en la forma de una serpiente viva que tenían y alimentaban en el templo.  En esta bella ciudad de arboledas irrigadas, parques y veredas públicas, vivía un pequeño grupo de creyentes consagrados, quienes no fueron engañados por aquella apariencia de hermosura, y aborrecían la adoración Satánica que inundaba el lugar.

La Edad
Capítulo 5
La Edad de Pérgamo

Duró casi trescientos años,
       desde el año 312 al 606 D.C.

El Mensajero
2  Usando la regla dada por Dios para escoger el mensajero para cada edad, eso es: escogemos a aquel cuyo ministerio se aproxima más al ministerio del primer mensajero, Pablo, y prontamente declaramos que el mensajero a Pérgamo fue Martín.  Martín nació en Hungría en el año 315 D.C. Sin embargo, el desarrollo de su vida fue en Francia donde obró en y alrededor de Tours como un obispo.  El murió en el año 399 D.C. Este gran santo fue tío de otro maravilloso cristiano, San Patricio de Irlanda.

3   Martín fue convertido a Cristo mientras proseguía su carrera de soldado profesional.  Fue mientras todavía estaba en esta ocupación cuando ocurrió un milagro extraordinario.  Está registrado que un limosnero enfermo estaba tirado en una de las calles del pueblo en que Martín estaba designado.  El frío del invierno era mucho más de lo que él podía soportar porque estaba muy escasamente vestido.  Nadie prestaba atención a sus necesidades hasta que llegó Martín.  Viendo la situación de este pobre hombre, pero no teniendo una vestidura adicional, se quitó su capa, la cortó por la mitad con su espada, y con ella cubrió al hombre que se estaba congelando.  Le atendió lo mejor posible y continuó su marcha.

4  Esa noche se le apareció el Señor Jesús en una visión.  Allí estaba, como un limosnero, envuelto en la mitad de la capa de Martín.  El le habló a Martín y le dijo: “Martín, aunque él es solo un catecúmeno, me has vestido con esta vestidura.” Desde ese tiempo en adelante, Martín se esforzó por servir al Señor con todo su corazón, y su vida llegó a una
serie de milagros que manifestaban el poder de Dios.

5  Después de haber dejado el ejército, y habiendo llegado a ser un
líder en la iglesia, él tomó una posición muy combativo en contra de la idolatría.  El cortó sus bosques, quebró las imágenes y derribó los altares.  Cuando fue confrontado por los paganos, en vista de sus hechos, él los desafió de la misma manera como lo hizo Elías con los profetas de Baal.  Se ofreció para ser atado a un árbol del lado cuesta abajo, el cual creció inclinado hacia la tierra, de manera que cuando fuese cortado él quedaría aplastado si Dios no intervenía para cambiar la dirección del árbol mientras caía.  Los paganos astutos le amarraron a un árbol que estaba creciendo al lado de un cerro, seguros de que la atracción natural de la gravedad causaría que el árbol cayera de tal manera que quedara triturado.  En el justo momento en que el árbol comenzó a caer, Dios le cambió su dirección hacia la cumbre del cerro, contrario a todas las leyes naturales.  Algunos de los paganos que huían fueron aplastados por el árbol cuando cayó.

6 Historiadores reconocen que cuando menos en tres ocasiones él levantó muertos por fe en el Nombre de Jesús.  En una ocasión oró por un niño muerto.  Como Elíseo, él se echó sobre el niño y oró y el niño volvió a la vida.  En otra ocasión fue llamado para ayudar a libertar a un hermano que estaba preso, el cual era llevado a la muerte en un tiempo de gran persecución; pero cuando él llegó, el hombre ya estaba muerto.  Lo habían colgado de un árbol.  Su cuerpo estaba sin vida y sus ojos estaban fuera de sus cuencas; pero Martín lo bajó del árbol, y cuando hubo orado, el hombre fue restaurado a la vida y regresó a su familia gozosa.

7 Martín nunca temía al enemigo, sin importarle quien fuera.  Así que él fue personalmente a entrevistarse con un emperador malvado quien era responsable de la muerte de muchos santos llenos del Espíritu.  El emperador no le quería conceder audiencia, así que Martín fue a ver a un amigo del emperador, llamado Dama sus, un obispo cruel de Roma; pero el obispo, siendo un Cristiano nominal de la vid falsa, no quería interceder.  Martín regresó al palacio, pero para entonces las puertas estaban cerradas con llave y no le dejaban entrar.  El se postró sobre su rostro delante del Señor y oró que pudiese entrar al palacio.  El oyó una voz que le invitaba a levantarse; cuando se levantó, vio que las puertas del palacio se abrían solas.  El caminó hacia la corte, pero el emperador arrogante no quiso volver su cabeza para hablar con Martín.  Martín oró de nuevo.  De repente un fuego vino espontáneamente de la silla del trono y el desdichado emperador se levantó apresuradamente.  Seguramente el Señor humilla a los orgullosos y ensalza a los humildes.

8 Tal fue su ardor en servir al Señor que el diablo fue provocado grandemente.  Los enemigos de la verdad alquilaron asesinos para matar a Martín.  Estos vinieron ocultamente a su casa y cuando estaban a punto de matarlo, él se levantó y con la cabeza en alto, puso su garganta al paso libre de la espada.  Cuando ellos se lanzaron hacia él, repentinamente el poder de Dios los lanzó hacia atrás al otro lado de la habitación.  Fueron tan vencidos en medio de aquella atmósfera tan santa y terrible que se acercaron a Martín sobre sus manos y rodillas pidiendo perdón por haber atentado contra su vida.

9  Con demasiada frecuencia, cuando los hombres son usados por el Señor de una manera especial, llegan a levantarse con orgullo; pero no fue así con Martín.  El siempre se mantuvo como un siervo humilde de Dios.  Cierta noche cuando se estaba preparando para entrar al púlpito, un limosnero llegó a su oficina y le pidió ropa.  Martín se lo encomendó a su diácono principal, el cual de manera arrogante le mandó que se fuera.  Entonces él regresó a ver a Martín, quien salió y le dio su propio traje fino; y al diácono le dijo que le trajera otro traje, el cual era de inferior calidad.  Esa noche mientras Martín predicaba la Palabra, el pueblo de Dios vio el resplandor suave de una luz blanca alrededor de su persona.

10  Sin duda éste fue un gran hombre, un verdadero mensajero a esa edad.  Nunca deseoso de nada menos que de agradar a Dios, él vivió una vida muy consagrada.  Nunca pudo ser inducido a predicar sin haber orado primero y que estuviera en tal estructura espiritual para conocer y entregar el consejo completo de Dios por medio del Espíritu Santo enviado del Cielo.  Frecuentemente mantenía a la gente esperándole mientras oraba por una completa seguridad.

11  Solamente al conocer acerca de Martín y su poderoso ministerio, uno podría pensar que la persecución de los santos había disminuido.  Pero no fue así.  Todavía sufrían destrucción del diablo por medio de la instrumentalidad de los malvados.  Fueron quemados en la estaca, clavados en troncos con la cara hacia el tronco, y luego soltaban sobre ellos perros salvajes que despedazaban la carne y las entrañas, dejando así a las víctimas morir en terrible tortura.  Niños fueron sacados del vientre materno y echados a los cerdos.  A las mujeres les cortaban los senos y las obligaban a mantenerse de pie mientras que cada palpitación del corazón hacía brotar la sangre hasta que caían muertas.  Y al pensar en estas cosas, la tragedia se hace peor cuando nos damos cuenta que todo esto no fue solamente la obra de los paganos, sino que en muchas ocasiones fue causado por los llamados ‘Cristianos,’ quienes pensaban que le estaban rindiendo servicio a Dios al exterminar a estos fieles soldados de la cruz, quienes se mantuvieron fieles a la Palabra y obedientes al Espíritu Santo.

Os expulsarán de las sinagogas; y aun viene la hora cuando cualquiera que os mate, pensará que rinde servicio a Dios.

San Juan 16:2
Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre.
                                                                                 Mateo 24:9

12  Martín en verdad fue vindicado como el mensajero a esa edad por medio de señales y prodigios del poder del Espíritu.  Y no solamente fue dotado con un gran ministerio, sino que él mismo fue siempre fiel a la Palabra de Dios.  Combatió la organización.  Resistió al pecado en altos niveles.  El fue campeón de la verdad en palabra y en hechos, y vivió una vida de completa victoria Cristiana.

13  Un biógrafo escribió sobre él: “Nunca nadie lo vio enojado, o perturbado, o agraviado, o riéndose.  Siempre era uno y el mismo y su apariencia era algo más que mortal, llevando en su semblante una especie de gozo celestial.  Nunca había nada más en sus labios que Cristo, nunca había nada más en su corazón que piedad, paz y compasión.  Frecuentemente lloraba aún por los pecados de sus detractores, quienes le atacaban con labios malvados y lenguas venenosas cuando él estaba tranquilo y ausente.  Muchos le odiaban por sus virtudes, las cuales ellos no tenían y no podían imitar. ¡Oh, sus atacantes más amargos eran obispos!”
El Saludo

El que tiene la espada aguda de dos filos, dice esto.
Apocalipsis 2:12b

14  El mensaje a la tercera edad está a punto de manifestarse.  La tercera escena de este drama que se está realizando, “Cristo en medio de Su Iglesia,” está a punto de revelarse.  Con una Voz como de trompeta, el Espíritu presenta al Ser sin igual, “El que tiene la espada aguda de dos filos.  ” Cuán incomparable y diferente es esta presentación a aquella cuando Pilato introdujo al Cordero de Dios, vestido mofadamente de púrpura, herido y coronado de espinas, diciendo: “He aquí vuestro Rey.” Pero ahora, con un manto real y coronado de gloria, está el Señor resucitado, “Cristo, el poder de Dios.”

15  En estas palabras, “El que tiene la espada aguda de dos filos,” está otra revelación de la Deidad.  Ud. recordará en la edad de Efeso donde El fue manifestado como el Dios Invariable.  En la edad de Esmirna, lo vimos como el Único Dios Verdadero y fuera de El no hay otro.  Ahora en esta edad de Pérgamo, hay una revelación más fina de Su Deidad, mostrada por Su asociación con la espada aguda de dos filos, la cual es la Palabra de Dios.

Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.
Hebreos 4:12
                  Y tomadla espada del espíritu;  que es la palabra de dios.
Efesios 6:17

Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre
es: EL VERBO DE DIOS.
De su boca sale una espada aguda…
Apocalipsis 19:13 y 15a

En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.     Este (la Palabra) era en el principio con Dios.

Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.

San Juan 1: 1-3
      Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno.
1 Juan 5:7

16 Ahora podemos ver Su asociación con la Palabra.  El es la Palabra.  Eso es lo que es.  La Palabra es Su Nombre.

17  En San Juan 1: 1 dice: “En el principio era el Verbo.” La raíz de donde viene nuestra traducción ‘Verbo,’ es ‘Logos’ que quiere decir ‘el pensamiento o concepto.’ Tiene el doble significado de ‘pensamiento’ y ‘expresión.’ Ahora, un ‘pensamiento expresado’ es una ‘palabra o palabras.’ ¿No es eso maravilloso y hermoso?  Juan dice que el concepto de Dios fue expresado en Jesús.  Y Pablo dice la misma cosa:

Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas,
en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo (Logos), a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo; el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas.
                                                                                          Hebreos 1: 1-3

18  Dios se expresó en la persona de Jesucristo.  Jesús era la Imagen Expresada de Dios.  San Juan 1: 14 nos dice, “Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros…”

19 La sustancia misma de Dios fue hecha carne y habitó entre nosotros. 
El gran Espíritu-Dios, hacia el Cual ningún hombre podía aproximarse y el
Cual ningún hombre habla visto ni podía contemplar, ahora estaba
morando en carne y habitaba entre los hombres, expresando la plenitud de
Dios a los hombres.

A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.
San Juan 1: 1 8

20  Dios, que en diversas ocasiones manifestó Su presencia a través de la Nube o la Columna de Fuego que llenaba de temor los corazones de los hombres; este Dios, que dio a conocer las características de Su corazón solamente por revelación de palabras a través de profetas, ahora se estaba declarando y llegó a ser Emanuel, Dios con nosotros.  La Palabra, ‘declarar’ viene de la raíz griega que frecuentemente traducirnos como ‘exégesis’ que quiere decir ‘explicar profundamente y hacer claro.’ Eso es lo que hizo la Palabra Viviente, Jesús.  El trajo Dios a nosotros, porque El era Dios.  El reveló Dios a nosotros con tal grado de claridad que Juan podía decir de El:

Lo que era desde el principio, lo que hemos oído (’Logos’ quiere decir ‘expresión’), lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida
(Porque la vida fue manifestada, y la hemos visto, y testificamos, y os anunciamos la vida eterna, la cual estaba con el Padre, y se nos manifestó); lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo.

1 Juan 1: 1-3
21    Cuando Dios verdaderamente fue revelado, fue manifestado en la
carne.  “El que me ha visto, ha visto al Padre.”

22  En Hebreos 1: 1-3, mencionamos que Jesús era la Imagen Expresada de Dios.  El era Dios expresándose a Sí mismo en forma de hombre al hombre.  Pero hay algo más qué notar en estos versículos, especialmente en el uno y en el dos.  “Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo.” Quiero que Ud. se fije que después de un examen muy cuidadoso de los manuscritos más antiguos, hallamos que la palabra ‘por’ no es una traducción correcta.  Debe ser  “en,” “no” “por.” Entonces se lee correctamente: “Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo en los profetas por medio de la Palabra.”

… porque Jehová se manifestó a Samuel en Silo por la palabra de Jehová.

1 Samuel 3:21b

23  Eso muestra perfectamente a 1 Juan 5:7: “El Espíritu y la Palabra son UNO.” Jesús reveló al Padre.  La Palabra reveló al Padre.  Jesús era la Palabra Viviente. ¡Gloria a Dios, hoy día F-1 todavía es aquella Palabra Viviente!

Cuando Jesús estuvo en la tierra, El dijo:

¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí?  Las palabras que yo os hablo, no las hablo por m i propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras.

San Juan 14: 1 0

24  Aquí está mostrado claramente que la manifestación perfecta de Dios en el Hijo fue por medio del Espíritu morando en El, manifestándose en Palabra y en obras.  Eso es exactamente lo que hemos estado enseñando todo el tiempo.

25  Cuando la Novia regrese a ser una Novia de la Palabra, ella producirá las mismas obras que produjo Jesús.  La Palabra es Dios.  El Espíritu es Dios.  Todos son UNO sólo.  No podemos obrar uno aparte del otro.  Si uno verdaderamente tiene el Espíritu de Dios, tendrá también la Palabra de Dios.  Así es como fue con los profetas.  Tenían el Espíritu de Dios morando en sus vidas y la Palabra vino a ellos.  Así mismo fue con Jesús.  En El estaba el Espíritu sin medida y la Palabra
vino a El. (”Jesús comenzó a hacer y a enseñar.” “Mi doctrina no es
mía, sino de aquél que me envió.” Hechos 1: 1 y San Juan 7:16.)

26  Recuerde, Juan el Bautista era tanto el profeta como el mensajero
en su día.  Fue lleno del Espíritu Santo aun desde el vientre de su madre.  Cuando él estaba bautizando en el Jordán, a él vino la Palabra de Dios (Jesús).  La Palabra siempre viene a los que en verdad son llenos del Espíritu.  Esa es la evidencia de ser lleno del Espíritu Santo.  Eso es lo que Jesús dijo que sería la evidencia.  El dijo:

Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre:
el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir.
                     San Juan 14:16-17a
Santifícalos en tu verdad (ahora sabemos lo que es la verdad); tu palabra es verdad.                                                           San Juan 17:17b

¿Por qué no entendéis mi lenguaje?  Porque no podéis escuchar mi palabra.
San Juan 8:43

27  ¿Se fijó Ud. que Jesús dijo que el mundo no podía recibir el Espíritu Santo?  Pues en este versículo que acabo de leer, El dijo que tampoco podían recibir la Palabra. ¿Por qué?  Porque el Espíritu y la Palabra son UNO, y si Ud. tiene el Espíritu Santo como lo tuvieron los profetas, la Palabra vendría a Ud. y la recibiría.

Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas y os recordará todo lo que yo os he dicho.

San Juan 14:26

28  Aquí de nuevo hallamos que la Palabra viene por razón del Espíritu de Dios.

Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él (la Palabra) os guiará a toda la verdad (tu Palabra es verdad); porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará (la Palabra) todo lo que oyere (palabra de dios), y os hará saber las cosas que habrán de venir (el Espíritu trayendo la Palabra de profecía).

San Juan 16:13

29  Quiero que se fije bien que Jesús no dijo que la evidencia de ser bautizado con el Espíritu Santo era hablar en lenguas o interpretarlas, profetizar, gritar o danzar.  El dijo que la evidencia sería que Ud. estaría en la Verdad, y en la Palabra de Dios para su edad.  La evidencia tiene que ver con recibir esa Palabra.

Si alguno se cree profeta, o espiritual, reconozca que lo que os escribo son mandamientos del Señor.

1 Corintios 14:37

30 ¿Ve Ud. eso?  La prueba del Espíritu morando en una persona era reconocer y seguir lo que el profeta de Dios daba para su edad a medida de que ponía a la Iglesia en orden.  Pablo tuvo que decir a aquellos que afirmaban otra revelación:

Acaso ha salido de vosotros la palabra de Dios?¿o sólo a vosotros ha llegado?

1 Corintios 14:36

31  La evidencia de un genuino creyente Cristiano lleno del Espíritu, no es producir la verdad (la Palabra), sino de recibir la verdad (la Palabra), de creerla y obedecerla.

Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven.  Y el que oye, diga:
Ven.

Apocalipsis 22:17

32 ¿Había notado Ud. ese versículo antes?  La Esposa habla la misma Palabra que habla el Espíritu.  Ella es una Esposa de la Palabra, probando que ella tiene el Espíritu.  En cada Edad de la Iglesia oímos estas palabras: “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.” El Espíritu da la Palabra.  Si Ud. tiene el Espíritu, Ud. oirá la Palabra para su edad, así como aquellos verdaderos Cristianos recibieron la Palabra para su edad.

33  ¿Captó bien Ud. ese último pensamiento?  Repito: cada Edad de la Iglesia termina con la misma admonición: “El que tiene oído, oiga (individualmente) lo que el Espíritu dice a las iglesias.” El Espíritu de la Palabra.  El tiene la verdad para cada edad.  Cada edad ha tenido sus propios escogidos, y esos escogidos siempre han oído la Palabra y la han recibido, probando que tuvieron en sí la Simiente.

El que es de Dios, las palabras de Dios oye; por esto no las oís vosotros, porque no sois de Dios.

San Juan 8:47

34  Ellos negaron la Palabra (Jesús) y Sus Palabras para ese día, pero la Simiente verdadera recibió la Palabra porque eran de Dios.

Y todos tus hijos serán enseñados por Jehová (el Espíritu
Santo).

Isaías 54:13a

35  Jesús dijo la misma cosa en San Juan 6:45.  Siendo uno con la Palabra, prueba si Ud. es de Dios y si está lleno de Su Espíritu.  No hay
otra regla.

36  Pero, ¿qué son las lenguas e interpretaciones y los demás dones?
Son manifestaciones.  Eso es lo que enseña la Palabra.  Podemos leerlo
en 1 Corintios 12:7: “Pero a cada uno le es dada manifestación del Espíritu para provecho.” Luego Pablo menciona las manifestaciones.

37  Ahora llegamos a esta pregunta genuina que sé que Ud. está ansioso por hacer. ¿Por qué no es la manifestación una evidencia de ser bautizado con el Espíritu Santo, ya que seguramente nadie podría manifestar al Espíritu Santo sin ser verdaderamente lleno del Espíritu?  Ojalá pudiera yo afirmar eso, porque a mí no me gusta ofender a la gente ni pisotear su doctrina; pero yo no sería un fiel siervo de Dios si no les anuncio todo el consejo de Dios. ¿Es la verdad, o no lo es?

38 Fijémonos por un momento en Balaam.  El era religioso, él adoraba a Dios.  El entendía la manera correcta del sacrificio y cómo llegar a Dios; pero no era un profeta de la Simiente Verdadera, porque recibió el pago de la injusticia, y lo peor de todo es que guió al pueblo de Dios al pecado de fornicación e idolatría.  Sin embargo, ¿quién se atrevería a decir que el Espíritu de Dios no se manifestó a través de él en una de las más hermosas porciones proféticas, absolutamente exactas, que el mundo jamás haya conocido?  Pero él nunca tuvo el Espíritu Santo.

39  Ahora, ¿qué piensa Ud. de Caifás, el pontífice?  La Biblia dice que él profetizó la clase de muerte que el Señor habría de padecer.  Todos sabemos que no hay ningún registro de él siendo un hombre lleno y guiado por el Espíritu como lo fue el precioso anciano Simeón o aquella santa amada llamada Ana.  Sin embargo, él tenía una manifestación genuina del Espíritu Santo.  No podemos negar eso.  Así que ¿dónde queda la manifestación como evidencia?  No existe.  Si Ud. verdaderamente es lleno del Espíritu de Dios, Ud. tendrá la evidencia de la Palabra en su vida.

40  Déjeme mostrarle cuán profundamente siento y entiendo esta verdad por medio de una revelación que Dios me dio.  Ahora, antes de decirla, quiero decir esto: Muchos de Uds. creen que soy un profeta.  Yo no digo que lo soy, Uds. lo han dicho.  Pero ambos sabemos que las visiones que Dios me da, nunca fallan, ni en una sola ocasión.  Si hay alguien que pueda probar que una visión falló, quiero que me lo muestre.  Ya que me han seguido hasta aquí, esta es mi historia.

41  Hace muchos años, cuando por primera vez me encontré con gente Pentecostal, yo estaba en uno de sus campamentos donde había mucha manifestación de lenguas, interpretación de lenguas y profecía.  Dos predicadores en particular estaban empeñados en esta forma de hablar más que cualquiera de los demás hermanos.  Me gocé realmente en los cultos y estaba verdaderamente interesado en las diversas manifestaciones, porque tenían un sonido de realidad.  Era mi sincero deseo aprender todo lo que podía acerca de estos dones, así que me propuse hablar al respecto con estos dos hermanos.

42 Por medio del don de Dios que está en mí, me propuse conocer el espíritu del primer hombre para ver si en verdad era de Dios o no.  Después de una corta conversación con ese hermano tan amable y humilde, yo discerní que él era un Cristiano genuino y sólido.  El era real.  El segundo joven no era en ninguna manera como el primero.  El era orgulloso y jactancioso, y mientras hablaba con él, una visión pasó frente a mí y vi que él estaba casado con una mujer rubia, pero a la vez estaba viviendo con una mujer de cabello castaño y hasta tenía dos hijos con ella.  Si alguna vez hubo un hipócrita, él fue uno.

43 Ahora, déjeme decirle que yo estaba confundido. ¿Y cómo no iba a estarlo?  Aquí estaban dos hombres, uno de los cuales era un verdadero creyente y el otro era un personificador pecaminoso.  Sin embargo, ambos estaban manifestando dones del Espíritu.  Yo estaba muy perturbado por causa de esta confusión.

44 Me fui de aquel lugar para acudir a Dios en busca de una respuesta.  Me fui solo a un lugar secreto, y allí con mi Biblia oré y esperé en Dios por la respuesta.  No sabiendo dónde leer en las Escrituras, casualmente abrí la Biblia en el libro de Mateo.  Leí por un rato y entonces puse la Biblia a un lado.  De repente un viento sopló por el cuarto y movió las páginas de la Biblia hasta el Libro a los Hebreos, capitulo seis.  Lo leí y me interesaron en particular estos extraños versículos.

Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados y gustaron del don celestial, y fueron hechos partícipes del Espíritu Santo, y asimismo gustaron de la buena palabra de Dios y los poderes del siglo venidero,
y recayeron, sean otra vez renovados para arrepentimiento, crucificando de nuevo para sí mismos al Hijo de Dios y exponiéndole a vituperio.
Porque la tierra que bebe la lluvia que muchas veces cae sobre ella, y produce hierba provechosa a aquellos por los cuales es labrada, recibe bendición de Dios; pero la que produce espinos y abrojos es reprobada, está próxima a ser maldecida, y su fin es el ser quemada.
Pero en cuanto a vosotros, oh amados, estamos persuadidos de cosas mejores, y que pertenecen a la salvación, aunque hablamos así.
Hebreos 6:4-9

45  Cerré la Biblia, la puse a un lado, medité un rato y oré.  Todavía
no tenla la respuesta.  De nuevo abrí la Biblia a la ventura pero no la leí.
De repente, el viento sopló de nuevo en el cuarto, y una vez más las
páginas se abrieron en Hebreos capítulo seis y en ese momento el viento cesó.  Leí aquellas palabras de nuevo y cuando lo hice, entonces entró el Espíritu de Dios al cuarto y tuve una visión.

46  En la visión vi a un hombre vestido con una vestidura de blanco puro, quien estaba sembrando grano en un campo recientemente arado.  Era un día resplandeciente y la siembra se hacía en la mañana.  Pero ya cuando era de noche, después que el sembrador vestido de blanco se había ido, vino un hombre vestido de negro y audazmente sembró más semilla entre aquella que el hombre vestido de blanco había sembrado.  Pasaron los días y el sol y la lluvia bendijeron la tierra; y un día apareció el trigo. ¡Qué lindo era!  Pero al día siguiente apareció la cizaña.  El trigo y la cizaña crecieron juntos.  Aprovecharon del nutrimento de la misma tierra.  Participaron del mismo sol y la misma lluvia.

47  Entonces llegó el día en que los cielos se tornaron como el latón
y todas las plantas empezaron a entristecerse y a morirse.  Oí al trigo que levantaba la cabeza y clamaba a Dios por lluvia.  La cizaña también alzaba su voz y lloraba por lluvia.  Entonces los cielos se oscurecieron
y vino la lluvia, y entonces el trigo, lleno de fuerza, alzó su voz y clamó en adoración, “Alabado sea el Señor.” Y a mi asombro, vi también a la cizaña refrescada mirar hacia arriba y decir: “Aleluya.”

48 Entonces conocí la verdad del campamento y la visión.  La parábola del Sembrador y la Simiente, el sexto capítulo de Hebreos, y la manifestación evidenciar de los dones espirituales en una congregación mezclada; todo llegó a ser maravillosamente aclarado.  El Sembrador vestido de blanco era el Señor.  El sembrador vestido de negro era el diablo.  El mundo era el campo.  Las semillas eran personas, tanto escogidos como réprobos.  Ambos aprovecharon del mismo alimento, agua y sol.  Ambos oraron.  Ambos recibieron ayuda de Dios, porque El hace que Su sol y lluvia caigan sobre buenos y malos.  Y aunque ambos tuvieron la misma maravillosa bendición y manifestaciones, todavía existía esa gran diferencia: eran de distintas simientes.  Aquí también estaba la respuesta a esta Escritura:

No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos.
Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?
           Y entonces les declararé: Nunca os conocí,- apartaos de mí, hacedores de maldad.

49  Jesús no niega que ellos hicieron las grandes obras que solamente el Espíritu Santo puede obrar por medio del hombre.  Pero El sí negó que jamás los había conocido.  Estos no eran apostatas.  Eran más bien réprobos malvados y blasfemos.  Estos eran de la simiente de Satanás.

50  Allí está la cosa.  Ud. no puede decir que alguna manifestación es la evidencia de ser nacido o lleno del Espíritu.  No señor.  Yo reconozco que verdaderas manifestaciones son evidencia del Espíritu Santo obrando grandes cosas, pero no es la evidencia de que el individuo haya sido lleno del Espíritu, aunque tal individuo tenga abundancia de dichas manifestaciones.  La evidencia de haber recibido el Espíritu Santo hoy día, es igual como fue en los días de nuestro Señor.  Es recibir la Palabra de verdad para el día en que Ud. vive.  Jesús nunca puso el énfasis sobre la importancia de las obras, tanto como la Palabra.  El sabía que si la gente recibía la Palabra, entonces las obras les seguirían.  Eso es la Biblia.

51   Ahora, Jesús sabía que iba a haber una gran desviación de la Palabra en la edad de Pérgamo, que aun estaba a doscientos años de la visión de Patmos.  El sabía que esa llevada por la corriente les causaría a entrar en la Edad del Oscurantismo.  El sabía que el camino original por el cual el hombre se apartó de Dios era primeramente por haber dejado la Palabra.  Si Ud. deja la Palabra, Ud. ha dejado a Dios.  Así que El se está presentando a la iglesia de Pérgamo y en verdad a todas las iglesias de todas las edades diciendo: “Yo soy la Palabra.  Si quieren la Deidad en su medio, entonces reciban y den la bienvenida a la Palabra.  Nunca dejen que nada o nadie se interponga entre Uds. y esa Palabra.  Esto que les estoy dando (la Palabra) es una revelación de Mí mismo.  Yo soy la Palabra, recuérdenlo.”

52  A veces me pongo a pensar si estamos suficientemente impresionados
con la Palabra en nuestro medio.  Déjenme darles un pensamiento aquí.
¿Cómo es que oramos? ¿No es verdad que oramos en el Nombre de Jesús?
Toda oración debe ser hecha en Su Nombre o no hay respuesta. Sin
embargo la Biblia nos dice:

Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye.
Y si sabemos que él nos oye en cualquiera cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.

1 Juan 5:14-15

53    Ahora preguntamos, ¿Qué es la voluntad de Dios?  Solamente hay
una manera de conocerla, y es por medio de la Palabra de Dios.
¿ Quién será aquel que diga que sucedió algo que el Señor no mandó?
Lamentaciones 3:37

54  Allí está.  Si no está en la Palabra, Ud. no lo puede tener.  Entonces no podemos pedir si no está en la Palabra; y no podemos suplicar o pedir sin que sea en Su Nombre.  Allí está de nuevo.  Jesús (el Nombre) es la Palabra (voluntad).  Ud. no puede separar a Dios de la Palabra, son uno.

55  Ahora, esta Palabra que El ha dejado en la página impresa es una parte de El, cuando Ud. lo acepta por fe en una vida llena del Espíritu.  El dijo que Su Palabra era vida (San Juan 6:63 b).  Pero eso es exactamente lo que El es: “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida” (San Juan 14:6 a).  “Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo, no es de él” (Romanos 8:9b).  Allí está, El es Espíritu y El es Vida.  Eso es exactamente lo que es la Palabra; eso es exactamente lo que es Jesús.  El es la Palabra.  Así que cuando un hombre nacido y lleno del Espíritu, recibe esa Palabra en fe en su corazón y la pone sobre sus labios, pues eso es igual a que si hablara la Deidad.  Toda montaña tiene que desvanecerse.  Satanás no puede pararse ante ese hombre.

56  Si la iglesia, allá en aquella tercera edad, tan sólo hubiera retenido la revelación de la Palabra viviente en su medio, entonces el poder de Dios no hubiera decaído como sucedió en las Edades del Oscurantismo.  Y hoy mismo, cuando la iglesia vuelve a la Palabra en fe, podemos decir sin ninguna duda que la gloria de Dios y Sus maravillosas obras estarán
de nuevo en su medio.

57  Una noche, mientras estaba buscando al Señor, el Espíritu Santo
me dijo que tomara mi pluma y escribiera.  Mientras yo tomaba la pluma,
Su Espíritu me dio un mensaje para la iglesia.  Se los quiero traer, pues
tiene que ver con la Palabra y la Novia.

58 Aquí está lo que estoy tratando de decirles. La ley de la reproducción es que cada especie produce según su propio género, según Génesis 1:11:

Después dijo Dios: Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla; árbol de fruto que dé fruto según su género, que su semilla esté en él, sobre la tierra.  Y fue así.

59 Cualquiera que fuera la vida que estaba en la simiente, vino en la planta y luego en el fruto.  La misma ley se aplica a la iglesia hoy día. Cualquier simiente que empezó en la iglesia, vendrá y será igual a la simiente original, porque es la misma simiente.  En estos últimos días la verdadera Novia-Iglesia (la Simiente de Cristo) llegará a la piedra angular, y ella será la súper iglesia, una súper raza, a medida que se acerca a El.  Ellos, que están en la Novia, serán tan igual a El que serán
Ellos serán la mera manifestación de la Palabra del Dios viviente. Denominaciones no pueden producir esto, por ser de la simiente falsa. Ellos producirán sus credos y dogmas mezclados con la Palabra.  Este mestizaje produce un producto híbrido.

60 El primer hijo (Adán) era la Palabra-Simiente hablada de Dios.  Le fue dada una esposa para reproducirse.  Para eso le fue dada la esposa, para reproducirse, para producir otro hijo de Dios.  Pero ella cayó.  Ella cayó por la hibridización e hizo que él muriera.

61 Al segundo Hijo (Jesús), también una Palabra-Simiente hablada de Dios, le fue dado una novia así como Adán.  Pero antes de que El se pudiera casar con ella, ella también había caído.  Ella, como la esposa de Adán, fue puesta a prueba para ver si creería la Palabra de Dios y así vivir, o dudar la Palabra y morir.  Ella dudó, dejó la Palabra y por eso murió.

62 De un grupo pequeño de la verdadera simiente de la Palabra Dios presentará a Cristo una Novia amada.  Ella es una virgen de Su Palabra.  Es una virgen porque no conoce ningún credo ni dogma hecho por el hombre.  Por y a través de los miembros de la Novia será cumplido todo lo prometido por Dios que habría de ser manifestado en la virgen.

63 La Palabra de promesa vino a la virgen María, y esa Palabra prometida era El mismo, Quien habría de ser manifestado.  Dios fue manifestado.  El mismo actuó en ese tiempo y cumplió Su propia Palabra de promesa en la virgen.  Fue un ángel quien le había traído el mensaje, y el mensaje de ese ángel fue la Palabra de Dios (Isaías 9:6). El cumplió en ese tiempo todo lo que estaba escrito acerca de El, porque ella aceptó Su Palabra.

64 Los miembros de la Novia virgen le amarán  y tendrán Sus potenciales, porque El es su cabeza y todo poder le pertenece a El.  Ellos están sujetos a El, así como los miembros de nuestros cuerpos están sujetos a nuestra cabeza.

65 Note la armonía entre el Padre y el Hijo.  Jesús nunca hizo nada sin que primeramente le fuese mostrado del Padre (San Juan 5:19). Esta armonía ahora habría de existir entre el Novio y la Novia.  El le enseña a ella Su Palabra de Vida, la cual ella recibe y nunca la duda. Así que nada la puede dañar, ni aun la muerte.  Porque si la simiente fuere sembrada, el agua la hará brotar de nuevo.

66 Aquí está el secreto de esta cosa: la Palabra está en la Novia (así como estuvo en María).  La Novia tiene la mente de Cristo porque sabe lo que El quiere que se haga con la Palabra.  Ella lleva a cabo el mandamiento de la Palabra en Su Nombre porque ella tiene un ASÍ DICE EL SEÑOR.  Entonces la Palabra es vivificada por el Espíritu y llega a suceder.  Así como una simiente que es sembradas regada, llega a la cosecha madura, cumpliendo su propósito.

67 Aquellos que están en la Novia hacen solamente Su Voluntad, nadie puede hacer que procedan de otra manera.  Si no tienen un ASÍ DICE EL SEÑOR, se quedan callados.  Saben que tiene que ser Dios en ellos haciendo las obras, cumpliendo Su propia Palabra.  El no completó toda Su obra cuando estuvo aquí en Su ministerio terrenal, así que ahora obra en y por medio de la Novia.  Ella sabe eso, porque no era el tiempo para hacer ciertas cosas que ahora El tiene que hacer; pero El ahora a través de la Novia dará cumplimiento a esa obra que dejó para este tiempo en particular.

68 Ahora mantengámonos firmes como Josué y Caleb. Nuestra tierra prometida está apareciendo aun como la de ellos.  Ahora, Josué significa ‘Jehová-Salvador’ y él representa el líder del tiempo del fin que vendrá a la Iglesia así como vino Pablo como el líder original.  Caleb representa a aquellos que permanecieron fieles con Josué.  Recuerden, Dios había puesto a Israel inicialmente como una virgen juntamente con Su Palabra, pero ellos deseaban algo diferente, así como también la iglesia del último día.  Fíjense cómo es que Dios no movió a Israel o no lo dejó entrar a la tierra prometida hasta que fuese en Su propio tiempo asignado.  Ahora, el pueblo hubiera podido haber presionado sobre Josué el líder, diciendo: “La tierra es nuestra, avancemos a tomarla.  Josué, tú estás acabado, a lo mejor perdiste tu comisión, no tienes el poder que antes tenías.  Antes oías de Dios y conocías la voluntad de Dios y actuabas eficazmente.  Algo anda mal contigo.  “

69 Pero Josué era un profeta enviado por Dios y él conocía las promesas de Dios, y en ellas esperaba.  El esperaba hasta obtener una decisión clara y definitiva de Dios, y cuando llegó el tiempo para moverse, Dios colocó en las manos de Josué la dirección completa, porque él se había quedado con la Palabra.  Dios podía confiar en Josué, pero no en los demás.  Así se repetirá en este último día.  El mismo problema, las mismas exigencias.

70 Tomemos el ejemplo que vemos en Moisés.  Este profeta poderosamente ungido de Dios tuvo un nacimiento bastante raro, habiendo nacido en el tiempo correcto para la liberación de la simiente de Abraham de Egipto.  El no se quedó en Egipto para discutir las Escrituras con ellos, ni tampoco para contender con los sacerdotes.  Mas bien se fue al desierto hasta que el pueblo se encontraba listo para recibirlo.  Dios llamó a Moisés al desierto.  El tiempo de espera no era departe de Moisés, sino por causa de que el pueblo no estaba listo para recibirlo.  Moisés pensó que la gente entendería, pero no entendió.

71 Entonces tenemos a Elías, a quien vino la Palabra del Señor. Cuando él terminó de predicar la verdad, y aquel grupo allá (que es el tipo de la jezabel americana no quiso recibir la palabra Dios lo llamó del campo y castigó a aquella generación por haber rechazado al profeta y al Mensaje que Dios había dado.  Dios lo llamó al desierto y él no saldría ni aun para ver al rey.  Aquellos que trataban de persuadirlo a salir, murieron.  Dios le habló a Su profeta fiel por medio de una visión.  Salió de su escondite y trajo de nuevo la Palabra a Israel.

72 Luego vino Juan el Bautista, el fiel precursor de Cristo, el poderoso profeta para su día.  El no fue al seminario de su padre, ni tampoco a la escuela de los fariseos, ni a ninguna denominación, sino que se dirigió al desierto, a donde fue llamado por Dios.  Allí se quedó hasta que el Señor lo envió con el Mensaje, proclamando: ‘El Mesías está a la mano.  “

73 Ahora, recibamos aquí una advertencia de las Escrituras.¿No fue en los días de Moisés, a quien Dios había vindicado, cuando se levantó Coré contra ese poderoso profeta?  Este disputaba con Moisés y decía que tenía semejante dotación de Dios para guiar al pueblo y que otros también compartían de la revelación Divina así como Moisés.  El negó la autoridad de Moisés.

74 Ahora, aquel pueblo, no obstante haber escuchado la verdadera Palabra y haber conocido perfectamente el hecho de que un verdadero profeta había sido vindicado por Dios, aquella gente creyó a Coré y sus contradicciones.  Coré no era un profeta de las Escrituras, pero gran número del pueblo, juntamente con sus líderes, le creyeron.

75 Cómo se asemeja esto a los evangelistas de este día con sus proyectos de ‘becerros de oro’ así como los proyectos de Coré.  Estas cosas le parecen bien al pueblo así como las de Coré allá entonces. Tienen sangre en la frente, aceite en sus manos y bolas de fuego en la plataforma.  Permiten mujeres predicadoras, dejan que las mujeres se corten el cabello, que usen pantalones (largos y cortos); y se desvían de la Palabra de Dios por causa de sus propios credos y dogmas.  Eso muestra qué clase de simiente está en ellos.

76 Pero no todo el pueblo le dio la espalda Moisés y no todos dejaron la Palabra de Dios.  No. Los escogidos se quedaron con él.  Lo mismo está sucediendo hoy día.  Muchos están dejando la Palabra, pero hay algunos que se están quedando con la Palabra.  Pero recuerden la parábola del trigo y la cizaña.  La cizaña tiene que ser juntada para ser quemada.  Estas iglesias apostatas se están ligando y juntando más cada día, preparándose para el fuego del juicio de Dios.  Pero el trigo será juntado para el Maestro.

77 Ahora, quiero que tengan mucho cuidado aquí y vean esto: Dios ha prometido que en el tiempo delfín Malaquías 4 será cumplido.  Tiene que ser cumplido porque es la Palabra de Dios vivificada por el Espíritu, hablada por el profeta Malaquías.  Jesús se refirió a esta Escritura.  Es inmediatamente antes de que Jesús venga por segunda

La dispensación gentil estará en la edadfinal de la iglesia cuando venga el mensajero de Malaquías.  El estará perfectamente con la Palabra.  El tomará la Biblia entera, desde Génesis hasta Apocalipsis. El empezará con la Simiente de la Serpiente y continuará hasta el mensajero en la lluvia tardía.  Pero él será rechazado por las denominaciones.

78 Tiene que ser así porque eso es solo la historia repitiéndose desde el tiempo de Acab.  La historia de Israel bajo Acab está sucediendo aquí mismo en América, donde aparece el profeta de Malaquías.  Así como Israel salió de Egipto para adorar en libertad, echando fuera a los nativos, levantando una nación con poderosos líderes como David, etc. y luego teniendo en el trono a un Acab con una Jezabel detrás de él para dirigir, igualmente así hemos hecho en América.

79 Nuestros antepasados partieron hacia esta tierra para vivir y adorar en libertad.  Echaron fuera a los indígenas y se adueñaron de la tierra.  Surgieron hombres poderosos como Washington y Lincoln; pero después de un tiempo se levantaron otros de una calidad tan inferior a estos hombres ilustres, y al poco tiempo un Acab fue colocado en la silla presidencial, con una Jezabel detrás de él para dirigirlo.  Es en un tiempo como éste en que el mensajero de Malaquías debe venir.

80  Luego en la lluvia tardía vendrá un reto semejante a aquel en el Monte Carmelo.  Fíjense bien en esto para poder verlo en la Palabra. Juan fue el precursor de Malaquías 3. El sembró la lluvia temprana y fue rechazado por las organizaciones de su día.  Jesús vino y tuvo un reto en el Monte de la Transfiguración.  El segundo precursor de Cristo sembrará para la lluvia tardía.  Jesús será el reto con las denominaciones y sus credos, porque El vendrá para respaldar Su Palabra y para llevar Su Novia en el rapto.  El primer reto fue en el Monte Carmelo; el segundo fue en el Monte de la Transfiguración; y el tercero será en el Monte Sion.

81 El comportamiento extraño de Moisés, Elías y Juan, apartándose del pueblo a la soledad, trajo confusión entre muchos.  Ellos no se dieron cuenta de que esto sucedió porque sus mensajes habían sido rechazados; pero la simiente había sido sembrada.  La siembra estaba terminada, ahora seguía el juicio.  Ellos habían cumplido su propósito como una señal al pueblo, así que el juicio era lo que seguía.

82 De acuerdo a Apocalipsis 13:16, yo creo que la Novia tendrá que suspender la predicación porque la bestia estará demandando la marca en la mano o en la frente al conceder permiso para predicar.  Las denominaciones tomarán la marca o serán forzadas a suspender la predicación.  Entonces el Cordero vendrá por Su Novia y juzgará a la gran ramera.

83 Ahora, recuerde que Moisés nació para determinada obra, pero habilitarían para dicha obra.  El tenía que salir al desierto y allí esperar, porque Dios tenía un tiempo señalado.  Habría de haber cierto Faraón en el trono, y la gente tenía que estar gimiendo por el Pan de Vida antes de que Dios lo pudiese enviar de nuevo.  Esta es la verdad para nuestro día.

84 Pero, ¿qué es lo que tenemos en este día?  Multitudes están obran-
do señales a tal grado que tenemos hoy una generación de buscadores
de señales que conocen muy poco o nada de la Palabra o de un
verdadero movimiento del Espíritu de Dios.  Si ven sangre, aceite y fuego, están contentos; no les importa lo que está en la Palabra.  Ellos respaldarán a cualquier señal, aun las que no están de acuerdo con las Escrituras.  Pero Dios nos ha prevenido acerca de eso.  El dijo en Mateo 24 que en los últimos días los dos espíritus serían tan semejantes que solamente los escogidos podrían diferenciarlos, porque sólo ellos no serían engañados.

85 ¿Cómo se puede diferenciar entre los espíritus?  Sometiéndolos a la prueba de la Palabra.  Si no hablan conforme a la Palabra, entonces son del maligno.  Así como el maligno engañó a las dos primeras novias, también tratará de engañar a la Novia de este último día, intentando que se mezcle con credos, o simplemente desviándola de la Palabra hacia cualquier señal que le agrade.  Pero Dios nunca colocó las señales antes de la Palabra.  Las señales siguen a la Palabra, como cuando Elías le dijo a la viuda que le hiciera una torta primeramente a él, de acuerdo con la Palabra del Señor.  Cuando ella hizo como le dijo la Palabra, entonces vino la señal correcta.  Venga primeramente a la Palabra y luego observe el milagro.  La Palabra de la Simiente es vivificada por el Espíritu.

86 ¿Cómo puede cualquier mensajero enviado de Dios creer solamente una parte de la Palabra y negar otra?  El verdadero profeta de Dios en este último día proclamará toda la Palabra.  Las denominaciones le odiarán.  Sus palabras pueden ser tan ásperas como las de Juan el Bautista, quien les llamó víboras; pero los predestinados oirán y estarán preparados para el rapto.  La Simiente Real de Abraham, con fe como la de Abraham, se aferrará a la Palabra juntamente con él, porque ambos son predestinados.

87 El mensajero del último día aparecerá en el tiempo señalado por Dios.  Ahora, como todos ya saben, estamos en el tiempo delfín, porque Israel está en su propia tierra.  En cualquier momento él vendrá según Malaquías.  Cuando lo veamos, él estará dedicado a la Palabra.  El estará señalado en la Escritura, según Apocalipsis 10: 7, y Dios vindicará su ministerio.  El predicará la verdad como lo hizo Ellas y estará listo para el reto del Monte de Sion.

88 Muchos lo entenderán mal porque les ha sido enseñada la Escritura de cierta manera que ellos consideran ser la verdad.  Cuando él venga en contra de esas cosas, ellos no le creerán.  Aun algunos verdaderos ministros entenderán mal al mensajero porque han considerado como la verdad de Dios lo que les ha sido enseñado por engañadores.

89 Pero este profeta vendrá y así como clamó el precursor de la primera venida: “He aquí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo, ” sin duda él también clamará: “He aquí el Cordero de Dios viniendo en gloria.  ” El hará esto, porque así como Juan fue el mensajero de verdad a los escogidos, así también será este último mensajero a la Novia escogida y nacida de la Palabra.
Cristo Elogia A La Iglesia
Yo conozco tus obras, y dónde moras, donde está el trono de Satanás,- pero retienes mi nombre, y no has negado mife, ni aun en los días en que Antipaz mi testigo fiel fue muerto entre vosotros, donde mora Satanás.

Apocalipsis 2:13

90  “Conozco tus obras.” Estas son las mismas palabras pronunciadas a cada uno de los siete mensajeros en relación al pueblo de Dios en cada edad.  A medida que estas palabras sean habladas a las dos vidas (verdadera y falsa), traerán gozo y felicidad a los corazones de un grupo, pero deberán producir terror a los corazones del otro.  Porque aun siendo salvos por gracia, no por las obras, la verdadera salvación producirá obras o hechos que agradarán a Dios.

Hijitos, nadie os engañe; el que hace (obra) justicia es justo, como él es justo.
1 Juan 3:7

91  Si este versículo tiene significado alguno, el significado es que lo que un hombre hace, eso es.

¿Acaso alguna fuente echa por una misma abertura agua dulce y amarga?
Santiago 3: 11

Porque los que hemos muerto al pecado, ¿cómo viviremos aún en él?
Romanos 6:2

0 haced el árbol bueno, y su fruto bueno, o haced el árbol malo, y su fruto malo; porque por el fruto se conoce el árbol. ¡Generación de víboras! ¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos?  Porque de la abundancia del corazón habla la boca.

El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosas; y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas.

Mateo 12:33-35

Ahora, si un hombre es nacido de la Palabra, él producirá Palabra.

Siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios, que vive y permanece para siempre.

1 Pedro 1:23

92  El fruto o las obras de su vida serán un producto de la clase de simiente o vida que está en él.  Así que, sus obras estarán de acuerdo con las Escrituras. ¡Oh, que acusación es esta verdad en contra de la edad de Pérgamo!  Allí está aquel Ser Incomparable y en Su mano la espada aguda de dos filos, la Palabra de Dios.  Y esa Palabra nos juzgará en el día postrero.  Por cierto, la Palabra está juzgando aun ahora, porque ella discierna los pensamientos e intenciones del corazón, separa lo cama] de lo Espiritual, nos hace epístolas vivientes leídas y conocidas de todos los hombres para la gloria de Dios.

93 “Yo conozco tus obras.” Si un hombre teme que quizás no esté agradando a Dios, entonces déjelo que cumpla la Palabra.  Si un hombre duda que oirá estas palabras: “Bien, buen siervo y fiel,” déjelo que cumpla la Palabra de Dios en su vida, y seguramente él oirá esas palabras de alabanza.  La Palabra de verdad era la regla ayer, y todavía es la regla hoy.  No hay otra norma; no hay otra plomada.  Como el mundo será juzgado por Uno, Cristo Jesús, ciertamente será juzgado por la Palabra.  Si un hombre quiere saber como está viviendo, déjelo que haga como dijo Santiago, “Fíjese en el espejo de la Palabra de Dios.  “

94 “Yo conozco tus obras.” Mientras El estaba allí con la Palabra, examinando sus vidas a la luz del plan que El había decretado para ellos, El habría de haber sido agradado en gran manera; porque ellos, así como los que ya habían pasado antes, estaban sufriendo la persecución de los injustos y todavía se mantenían con gozo, asidos del Señor.  Aunque les fue difícil a veces servir al Señor, le sirvieron y le adoraron en Espíritu y en verdad; pero con la vid falsa no era así. ¡Ay, ellos habían repudiado la vida que es edificada sobre la Palabra, y ahora se estaban al ‘ando más y más de la verdad!  Sus acciones mostraban las profundidades adonde habían caído.

Retienes Mi Nombre

¿A quién iremos?  Tú tienes palabras de vida eterna.

San Juan 6:68

95  En aquel tiempo la retuvieron, la estaban reteniendo ahora; pero no con el temor funesto como hombres que viven vidas estériles.  Ellos estaban reteniendo en Su fuerza, en la seguridad del Espíritu que eran uno en El.  Tenían el seguro conocimiento del perdón de sus pecados y llevaban el nombre de ‘Cristiano’ como testimonio de esa verdad.  Conocían y amaban ese Nombre que era sobre todo nombre.  Sus rodillas se habían doblado a ese Nombre.  Sus lenguas habían confesado ese Nombre.  Todo lo que hacían, lo hacían en el Nombre del Señor Jesús.  Habían clamado a ese Nombre y se habían separado del mal, y habían tomado su posición; ahora estaban preparados para morir por ese Nombre, teniendo la plena seguridad de una mejor resurrección,

Lleva el Nombre de Jesús contigo,
 Hijo de pesares y angustias.
        Te dará gozo y consuelo,
        Llévalo, pues, doquier que vayas.
Nombre precioso, ¡oh, cuán dulce!
Esperanza de la tierra y gozo del Cielo.

96  Ya para el segundo siglo, esas palabras: “Padre, Hijo y Espíritu Santo,” significaban ‘Trinidad’ para muchos, y la idea politeísta de tres dioses había llegado a ser una doctrina en la iglesia falsa.  No pasaría mucho tiempo hasta cuando eliminarían el Nombre, como ciertamente fue el caso en esta edad; y en Su lugar los títulos del único Dios grande serían sustituidos por el Nombre, Señor Jesucristo.  Mientras que la mayoría apostataron y aceptaron una trinidad, y bautizaron empleando los títulos de la Deidad, el Rebaño Pequeño todavía bautizaba en el Nombre del Señor Jesucristo, y así retuvieron la verdad.

97  Con tantos que deshonraron a Dios, partiéndolo en tres dioses, y cambiando Su afable Nombre por títulos, uno se pondría a pensar si las señales y prodigios que eran sinónimos con tan grande Nombre, todavía estarían entre el pueblo.  Ciertamente, aquellas señales fueron manifestadas poderosa y maravillosamente, aunque no en la vid falsa.  Hombres como Martín fueron grandemente usados y Dios testificó de ellos por medio de señales y prodigios y dones del Espíritu Santo.  Aquel Nombre
todavía era efectivo como siempre ha sido y siempre será donde los santos le honran a El por medio de la Palabra y la fe.

No Has Negado Mi Nombre
98 En Hechos 3:16, cuando le preguntaron a Pedro cómo había hecho el poderoso milagro en el cojo en la puerta del templo llamada la Hermosa, él lo explicó así: “Y por la fe de su (Jesús) nombre, a éste (antes cojo) que vosotros veis y conocéis, le ha confirmado su (Jesús) nombre: y la fe que es por (de) él (Jesús), ha dado a éste (el hombre), esta completa sanidad en presencia de todos nosotros.” Fíjese bien, allí está.  El Nombre y la Fe de Jesús trajeron a cumplimiento el milagro.  Pedro no dijo que era su propia fe humana como tampoco dijo que era su propio nombre.  El dijo que el Nombre de Jesús usado en la fue que viene de Jesús, obró ese gran milagro.  Esta fe es aquella de la cual hablaba el Señor en Apocalipsis 2:13.  Era Su fe.  No era fe en El.  Pero era Su propia Fe que El había dado a los creyentes.

… conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno (según el versículo 1, los hombres son hermanos).                    Romanos 12:3

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto (fe) no de vosotros, pues es don de Dios.
Efesios 2:8

Hermanos míos (note que él también está hablando a hermanos), que vuestra fe en nuestro glorioso Señor Jesucristo sea sin acepción de personas.

Santiago 2:1

99  En esta edad de Pérgamo cuando los hombres estaban humanizando la salvación, habiéndose desviado de la verdad que establece que la salvación es del Señor,” habiendo echado a un lado la doctrina de la elección y habiendo abierto la puerta de la iglesia y la puerta de su compañerismo para todos los que querían creer sus proposiciones (”no hagan caso a la Palabra”): en esta edad de rápida degradación, todavía existía aquel pequeño número que tenía la medida de aquella fe de nuestro Señor Jesucristo y no solamente emplearon esa fe en obras de poder, sino que con ella también resistieron a aquellos que se atrevían a decir que estaban salvos simplemente por haberse unido a una iglesia.

100 Ellos sabían que ningún hombre podía realmente creer hacía la Vida Eterna y la justicia de Dios sin la medida de fe del mismo Señor Jesús.  Así como la iglesia hoy día está llena de creyentes intelectuales que armonizan con el nacimiento virginal del Señor Jesucristo, la sangre derramada, asistiendo a la iglesia y tomando la Cena del Señor, sin ser de ninguna manera renacidos; así también en aquella tercera edad tenían el mismo problema.  La fe humana no fue suficiente allá en aquel entonces, y tampoco lo será hoy.  Se necesita que caiga la mera fe del Hijo de Dios en el corazón del hombre para que él así pueda recibir al Señor de Gloria en el templo no hecho de manos.

101 Esta era una fe viviente.”Yo vivo en la fe del Hijo de Dios.”Pablo no dijo que vivía por fe en el Hijo de Dios.  Era la fe del Hijo de Dios que le había dado vida y lo mantenía viviendo en la victoria Cristiana.

102 No, ellos no habían negado que la salvación era sobrenatural de principio a fin.  Ellos mantenían viva la verdad de Su Nombre y Su Fe y fueron bendecidos por el Señor y fueron considerados dignos de El.
Antipas, Mi Testigo Fiel
103 No hay ningún otro registro en la Palabra o en ninguna historia secular con relación a este hermano.  Ciertamente no hay necesidad que lo haya.  Es más que suficiente que él fue preconocido y conocido por el Señor.  Es más que suficiente ver su fidelidad al Señor registrada en la Palabra viviente.  El era Cristiano.  El tenía el Nombre de Jesús.  El tenía la fe de nuestro Señor Jesucristo y estaba entre aquellos que vivían por medio de esa fe.

104 El había respondido a las palabras de Santiago: “Que vuestra fe en nuestro glorioso Señor Jesucristo sea sin acepción de personas.” Lleno del Espíritu Santo y de fe como fue Esteban, él no tenía respeto de nadie, no temía a nadie; y cuando la sentencia de muerte fue pronunciada sobre todos los que tomaban aquel Nombre y andaban en la fe de Jesucristo, él tomó su lugar con aquellos que no se retractaron.

105 Sí, él murió, pero como Abel, obtuvo un testimonio de Dios (su nombre está escrito en la Palabra), y aunque muerto, su voz todavía habla en las páginas del Registro Divino.  Otro mártir fue llevado a su reposo.  Pero en esta ocasión Satanás no triunfó, así como no triunfó cuando dio muerte al Príncipe de Paz; porque así como Satanás fue despojado en la cruz, así también ahora la sangre de Antipas el clamará a centenares más, quienes tomarán sus cruces y seguirán al Señor.

Donde Está La Silla De Satanás
106 La razón por la cual esto es parte del elogio del Espíritu es porque estos valientes soldados de la cruz estaban venciendo a Satanás allí en medio de su propio trono.  Estaban obteniendo la victoria en la batalla por medio del Nombre y la Fe de Jesús, allí mismo en el campo de los líderes de las tinieblas. ¡Qué encomio tan tremendo!  Así como los poderosos hombres de David que invadieron el campo del enemigo para traerle a David agua para saciar su sed, así también estos gigantes de la fe invadieron el reino de la fortaleza terrestre de Satanás; y por medio de la predicación y exhortación, trajeron el agua de salvación a aquellos que vivían bajo la sombra de la muerte.

107 Ahora, así como estas palabras acerca del trono y el reino de Satanás son parte del encomio de Dios para Sus escogidos, en verdad también fijan la escena para la denuncia del mal que había logrado supremacía en la iglesia.

108 Pérgamo: El trono y la morada de Satanás.  Para muchos, estas frases han sido simplemente gráficas en vez de ser verdaderamente históricas.  Pero verdaderamente son reales y la historia lo prueba.  Pérgamo en verdad era el trono y la morada de Satanás.  Así es como sucedió.

109 Pérgamo no era el lugar donde Satanás originalmente moraba (en relación a los asuntos humanos).  Babilonia siempre ha sido literal y figuradamente su centro de operación.  Fue en la ciudad de Babilonia donde la adoración Satánica tuvo su origen.

Y Cus engendró a Nimrod, quien llegó a ser el primer poderoso en la tierra.
Este fue vigoroso cazador delante de Jehová; por lo cual se dice: Así como Nimrod, vigoroso cazador delante de Jehová.
Y fue el comienzo de su reino Babel, Erec, Acad Y Caine, en la tierra de Sinar.
Génesis 10:8-10

Tenía entonces toda la tierra una sola lengua y unas mismas palabras.
Y aconteció que cuando salieron de oriente, hallaron una llanura en la tierra de Sinar, y se establecieron allí.
            Y se dijeron unos a otros: Vamos, hagamos ladrillo y cosámoslo con fuego.  Y les sirvió el ladrillo en lugar de piedra, y el asfalto en lugar de mezcla.
           Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra.
            Y descendió Jehová para ver la ciudad y la torre que edificaban los hijos de los hombres.
            Y dijo Jehová: He aquí el pueblo es uno, y todos éstos tienen un solo lenguaje; y han comenzado la obra, y nada les hará desistir ahora de lo que han pensado hacer.
            Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero.
Así los esparció Jehová desde allí sobre la faz de toda la tierra, y dejaron de edificar la ciudad.
         Por esto fue llamado el nombre de ella Babel, porque allí confundió Jehová el lenguaje de toda la tierra, y desde allí los esparció sobre la faz de toda la tierra.
Génesis 11: 1-9

110 Babel es el nombre original para Babilonia, el cual quiere decir confusión.  Fue literalmente comenzado por Cus, el hijo de Cam, pero fue convertido en un reino de poder y grandeza bajo su hijo, Nimrod, el cazador vigoroso.  Según el registro de Génesis 11, y también según la historia secular, Nimrod se propuso hacer tres cosas.

iii El quería edificar una nación poderosa, lo cual hizo.  Quería propagar su propia religión, lo cual hizo.  Y quería hacerse un nombre, lo cual también realizó.  Sus hechos fueron tan monumentales que el reino de Babilonia fue llamado la cabeza de oro entre todos los gobiernos del mundo.  Está probado que su religión logró prominencia por el hecho de que las Escrituras la identificaba completamente con Satanás, según Isaías 14 y Apocalipsis capítulos 17 y 18.  Por medio de la historia podemos probar que invadió al mundo completamente, y que es la base para todo sistema de idolatría y tema de la mitología, aunque los nombres de los dioses varían en las diferentes tierras según el idioma del pueblo.  Es bien conocido que se hizo un nombre para sí mismo y para sus seguidores, porque durante el tiempo que esta edad presente continúe (hasta que Jesús se presente a Sus hermanos), él será adorado y honrado, aunque bajo un nombre diferente al de Nimrod, y en un templo un poco diferente donde fue adorado originalmente.

112 Siendo que la Biblia no registra en detalles la historia de otras naciones, será necesario escudriñar los antiguos registros seculares para hallar nuestra respuesta a esta pregunta: ¿cómo es que Pérgamo llegó a ser el centro de la religión satánica de Babilonia?

113 Las mayores fuentes de información serán los registros de cultura
Egipcia y Griega.  La razón de esto es que Egipto recibió de los caldeos
la ciencia y las matemáticas y Grecia las recibió de Egipto.  Ahora, siendo que los sacerdotes tenían a su cargo la enseñanza de estas ciencias, las cuales fueron empleadas como parte de la religión, entonces ya conocemos la clave de cómo fue que la religión de Babilonia logró su tremenda influencia en estas dos naciones.  También es cierto que cuando una nación vencía a otra, entonces dentro de poco tiempo la religión del vencedor llegaba a ser la religión del vencido.

114 Es bien conocido que los griegos tenían las mismas señales del Zodiaco que los babilonios; y ha sido hallado en los antiguos registros egipcios que ellos les dieron a los griegos sus creencias politeístas.  Así que los misterios de Babilonia se esparcieron de nación a nación hasta que aparecieron en Roma, China, India, y aun en América del Norte y del Sur hallamos básicamente la misma clase de adoración.

115 Las historias antiguas concuerdan con la Biblia en que esta religión de Babilonia ciertamente no era la religión original de los primeros pobladores de la tierra.  Fue la primera en separarse de la fe original, sin embargo no fue ella misma la original.  Historiadores como Wilkinson y Mallett han probado, según conclusiones derivadas de los documentos antiguos, que allá en un tiempo todas las gentes de la tierra creían en un solo Dios supremo, eterno e invisible, Quien por la Palabra de Su boca habló todas las cosas a existencia, y que en Su carácter El era amante, bondadoso y justo.

116 Pero como Satanás siempre corromperá todo lo que pueda, ha-llamos que está corrompiendo las mentes y los corazones de los hombres para que rechacen la verdad.  Como él siempre se ha esforzado por recibir adoración como si fuera Dios, y no el siervo y la creación de Dios, él desvió la adoración de Dios para atraerla a sí mismo y así ser exaltado.  Ciertamente él logró su propósito de esparcir su religión por todo el mundo.  Esto está autenticado por Dios en el libro de los Romanos: “Habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, antes se desvanecieron en sus discursos, y por medio de la necedad de sus corazones aceptaron una religión corrupta a tal grado de adorar a las criaturas y no al Creador.”

117 Recuerde, Satanás era una criatura de Dios (Hijo de la Mañana).  Entonces hallamos que donde una vez la verdad fue diseminada entre los hombres, y todos se apegaron a esa sola verdad, después llegó el día cuando un grupo grandísimo se separó de Dios y esparcieron una forma de adoración diabólica alrededor del mundo.  La historia muestra que los de la tribu de Sem que se mantuvieron con la verdad invariable, estuvieron en completa oposición a los de la tribu de Cam, quienes se apartaron de la verdad a la mentira del diablo.  No hay tiempo para entrar en una discusión sobre esto; solamente es introducido para que Ud. pueda ver que hubo dos religiones, y solamente dos, y que la falsa llegó a cubrir el mundo.

118 En Babilonia el monoteísmo se tornó en politeísmo.  En aquella ciudad, la mentira y los misterios del diablo se levantaron en contra de la verdad y los misterios de Dios.  Satanás ciertamente llegó a ser el dios de este mundo y exigió adoración de aquellos que había engañado, haciéndoles creer que él ciertamente era el Señor.

119 La religión politeísta del enemigo comenzó con la doctrina trinitaria.  Fue allá en la antigüedad que la idea de “un Dios en tres personas” vino a existencia.  Cuán raro es que nuestros teólogos modernos no hayan visto esto; pero, tan igual como fueron engañados sus antepasados, ellos todavía creen en tres personas en la Deidad. ¡Qué nos muestren una sola Escritura donde se encuentre autoridad alguna para esa doctrina!

120 ¿No es algo extraño que mientras los descendientes de Cam siguieron en su camino de adoración satánica, la cual abarcaba un concepto básico de tres dioses, que no hay ni una sola señal que muestre a los descendientes de Sem creyendo tal cosa, o alguna adoración ceremonial que implicara algo semejante? ¿No es extraño que los hebreos creyeran: “Oye Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es” si hubieran tres personas en la Deidad, como algunos afirman?  En Génesis 18, Abraham, el descendiente de Sem, solamente vio a un Dios con dos ángeles.

121 Ahora, ¿cómo fue expresada esta trinidad?  Fue expresada por medio de un triángulo equilátero, así como es expresado hoy día en Roma.  Lo raro es que los hebreos no tenían tal concepto.  Ahora, ¿quién tiene la verdad - los hebreos o los de Babilonia?

122 En Asia, la idea politeísta de tres dioses en uno fue expresada en una imagen de un cuerpo con tres cabezas; es expresado como tres inteligencias.  En la India, lo han expresado como un dios en tres formas.  Ahora realmente esa ya es buena teología moderna en este día.  En Japón hay una imagen de Buda con tres cabezas como la que previamente describimos.

123 Pero el más revelador de todos es aquel que muestra el concepto de Dios en una forma trina: (1) La cabeza de un anciano que simboliza a Dios el Padre; (2) Un círculo, que en los misterios significaba “Simiente”, lo cual significa el Hijo; (3) Las alas y la cola de una ave (la paloma).  Aquí estaba la doctrina de Padre, Hijo, y Espíritu Santo, tres personas en la Deidad, una verdadera trinidad.  Ud. puede ver la misma cosa en Roma.

124 Ahora, déjeme preguntarle una vez más, ¿no es extraño que el diablo y sus adoradores tuvieran más verdad revelada que aun el padre de la fe (Abraham) y sus descendientes? ¿No es extraño que los adoradores de Satanás conocieran más acerca de Dios que los mismos hijos de Dios?  Ahora, eso es lo que los teólogos modernos se esfuerzan por decirnos cuando hablan de una trinidad.  Solamente recuerde esta cosa de aquí en adelante: estos registros son verdaderos, y esto también es la verdad: Satanás es un mentiroso y el padre de la mentira.  Y aun cuando él venga con alguna luz, todavía eso es mentira.  El es un homicida y su doctrina trinitaria ha destruido a las multitudes y continuará destruyendo hasta que venga Jesús.

125 Según la historia, no tardó mucho tiempo en efectuarse un cambio en este concepto de un Padre, un Hijo y un Espíritu Santo.  Satanás lo guió paso a paso, apartándolos en la verdad.  El concepto de la Deidad que se vino desarrollando ahora era: (1) El Padre eterno; (2) El Espíritu de Dios encarnado en una madre humana (¿lo hace pensar?); (3) Un Hijo Divino, el producto de aquella encarnación (la simiente de la mujer).

126 Pero el diablo no está contento.  Todavía él no ha logrado la adoración de sí mismo, sólo de una manera indirecta.  Así que lleva a la gente aun más lejos de la verdad.  Por medio de sus misterios, él revela a la gente que ya que el gran Padre-Dios invisible no se interesa en los asuntos de los hombres, sino que mantiene silencio respecto a tales cosas, entonces lo obvio es que El muy bien puede ser adorado en silencio.  Efectivamente lo que se propone es que El sea ignorado lo más posible, si no por completo.  Esta doctrina también se extendió alrededor del mundo y hoy día en la India, Ud. puede ver que los templos edificados al gran Creador, el dios silente, son en verdad muy pocos.

127 Siendo que no era necesario adorar al Padre-Creador, entonces fue muy natural que la adoración fuese dirigida a “la madre e Hijo,” como los objetos de exaltación.  En Egipto hubo la misma combinación de madre e hijo, llamada Isis y Osiris.  En la India era Isi e Iswara. (Note Ud. aun la semejanza de los nombres).  En Asia era Cybele y Deoius.  En Roma y en Grecia era igual, como también en la China.

128 Imagínese Ud. la sorpresa de algunos misioneros Católicos Romanos cuando entraron a la China y hallaron allí a una señora e Hijo, con rayos de luz procediendo de la cabeza del niño.  La imagen muy bien se podría haber intercambiado con la que estaba en el Vaticano, con la excepción de ciertas características del rostro.

129 Ahora, nos conviene descubrir la madre e hijo original.  La diosa madre original de Babilonia era Semiramis, quien fue llamada Rhea en los países orientales.  En sus brazos cargaba un hijo, quien aun siendo niño, fue descrito como alto, fuerte, hermoso y especialmente encantador para las mujeres.  En Ezequiel 8:14, él fue llamado Tamuz.  Entre los escritores clásicos fue llamado Bacchus.  Para los de Babilonia era Ninus.  La razón por la cual es representado como un niño en brazos y a la vez descrito como un hombre grande y fuerte, es que es conocido como el “Esposo-Hijo”.  Uno de sus títulos era “Esposo de la Madre”, y en la India donde los dos son conocidos como lswara e Isi, él (el esposo) es representado como un niño amamantándose del pecho de su misma esposa.

130 Podemos afirmar que este Ninus es el Nimrod de la Biblia, comparando la historia con lo que está registrado en el Génesis.  Pompeius dijo: “Ninus, rey de Asiría, cambió las antiguas maneras moderadas de vida con el deseo de la conquista.  El fue el primero que hizo guerra en contra de sus vecinos.  Conquistó todas las naciones desde Asiría hasta Libia, debido a que estos hombres no conocían las artes de la guerra.”

131 Diodorus dijo: “Ninus era el rey Asirio más antiguo mencionado en la historia.  Siendo guerrero por inclinación, él entrenó rigurosamente a muchos jóvenes en las artes de la guerra.  Subyugó a Babilonia cuando aun no existía la ciudad de Babilonia.” Así que vemos que este Ninus empezó a llegar a ser grande en Babilonia; edificó a Babel y se apoderó de Asiría, llegando a ser su rey y entonces procedió a conquistar otros grandes territorios donde la gente no estaba al tanto de guerrear y vivía de una manera moderada, como dijo Pompeius.  Ahora en Génesis 10, hablando del reino de Nimrod, la Biblia dice:

Y fue el comienzo de su reino Babel, Erec, Acady Calne, en la tierra de Sinar.
De esta tierra salió para Asiria, y edificó Nínive, Rehobot, Cala.

Génesis 1 0: 1 0 y 1 1

132 Los traductores erraron al traducir Asiría como nombre, porque es un verbo que en caldeo quiere decir, ‘hacer fuerte.’ Así que Nimrod, habiendo sido hecho fuerte (estableció su reino al edificar el primer ejército en el mundo, al cual entrenó según la instrucción y los rigores de la cacería), fue más allá de Shinar con su gran ejército y subyugó naciones y edificó ciudades como Nínive, la cual fue nombrada por él mismo, y hasta el día de hoy una mayor parte de las ruinas de esa ciudad son llamadas Nimrod.

133 Siendo que hemos descubierto quién fue Ninus, ahora nos es necesario descubrir quién era su padre.  Según la historia, es Bel, el fundador de Babilonia. (Se debe notar aquí que Bel fundó la ciudad en el sentido de que él comenzó la obra entera, pero fue su hijo, Ninus, quien la estableció y fue su primer rey, etc.) Pero según la Escritura, el padre de Nimrod fue Cus: “Y Cus engendró a Nimrod.  ” No solamente es cierto eso, sino que hallamos que Cam engendró a Cus.  Ahora, en la cultura egipcia, Bel fue llamado Hermes, y Hermes quiere decir: “El hijo de Cam.” Según la historia, Hermes fue el gran profeta de la idolatría.  El fue el intérprete de los dioses.  Otro nombre por el cual también fue llamado, fue Mercurio (véase Hechos 14:11-12).

134 Hyginus dice esto acerca de ese dios quien fue conocido como Bel, Hermes, Mercurio y etc., “Por muchas edades los hombres vivían bajo
el gobierno de Jove (no el Jove romano, sino el Jehová de los hebreos, Quien fue antes de la historia romana), sin ciudades ni leyes y todos hablaban el mismo idioma.  Pero después de que Mercurio (Bel, Cus) interpretó los idiomas de los hombres (por consiguiente un intérprete es llamado Hermenéutico), el mismo individuo distribuyó las naciones.  Entonces empezó el desacuerdo.”

13s De esto se ve que Bel o Cus, el padre de Nimrod, originalmente fue el líder que apartó a la gente del Dios verdadero y animó a la gente, como el “intérprete de los dioses,” a tomar otra forma de religión.  El les animó a seguir con la torre que su hijo en realidad construyó.  Esta sugerencia fue la que produjo la confusión y división de los hombres, por lo tanto él fue ‘intérprete’ y ‘confundidor.’

136 Cus fue el padre del sistema politeísta y cuando los hombres fueron deificados por otros hombres, desde luego, él llegó a ser el padre de los dioses.  Ahora, Cus fue llamado Bel.  Be¡ en la mitología romana era Janus.  El fue figurado como teniendo dos caras, y llevaba un palo con el cual confundía y ‘desparramaba’ a la gente.  Ovid escribe que Janus dijo de sí mismo: “Los de la antigüedad me llamaban Caos.” Entonces hallamos que el Cus de la Biblia, el rebelde original en contra del monoteísmo, fue llamado Bel, Belus, Hermes, Janus, etc. entre la gente de la antigüedad.  Según él mismo, era portador de revelaciones e interpretaciones de los dioses al pueblo.  Al hacer esto, él causó la dispersión de la gente por medio de la ira de Dios, trayendo división y confusión.

137 Ahora, hasta aquí hemos visto de donde es que vino el politeísmo o la adoración de muchos dioses.  Pero, ¿notó Ud. que también hallamos mencionado a un hombre llamado Cus, a quien le fue dado un título de
1 el padre de los dioses’? ¿Notó Ud. aquí el tema de las mitologías antiguas, en que los dioses se identifican con los hombres?  De allí es donde viene la adoración a los antepasados.

138 Así que nos conviene examinar la historia para conocer más de cerca la adoración a los antepasados.  Pues, fue mostrado que Cus introdujo una adoración de tres dioses: padre, hijo, y espíritu.  Tres dioses que eran iguales.  Pero él sabía que venía la simiente de la mujer; así que tenía que haber una mujer y su simiente en el cuadro.  Esto fue traído a cumplimiento cuando murió Nimrod.  Su esposa, Semiramis, lo deificó a él y así se hizo ella la madre del hijo y también la madre de los dioses. (Exactamente igual como la iglesia Romana ha deificado a María.  Dice que ella era sin pecado y que era la Madre de Dios.) Ella (Semiramis) llamó a Nimrod, “Zeroashta” lo cual quiere decir, “la simiente prometida de la mujer.”

139 Pero no había pasado mucho tiempo cuando la mujer empezó a atraer más la atención que el hijo, y en breve ella fue representada venciendo a la serpiente.  La llamaron “la reina del cielo” y la hicieron

divina.  Cuán semejante es esto al día presente en que María, la madre de Jesús, ha sido elevada a la inmortalidad, y ahora mismo, desde septiembre de 1964, el concilio del Vaticano está intentando darle a María una posición que ella no posee; porque la quisieran llamar “María la Mediadora,” “María la Madre de todos los Creyentes,” o “Madre de la Iglesia.” Si en verdad ha habido adoración Babilónica a los antepasados en una religión, es en la religión de la Iglesia de Roma.

140 No solamente fue originada en Babilonia la adoración a los antepasados, sino también la adoración a la naturaleza.  Fue en Babilonia donde los dioses fueron identificados con el sol y la luna, etc.  El objeto principal en la naturaleza era el sol, el cual tiene cualidades de dar luz y calor, y al hombre le parece una bola de fuego en los cielos.  Así que el dios principal sería el dios sol, a quien ellos llamaban Baal.

141 Frecuentemente el sol fue representado como un círculo en llama donde aparecía una serpiente alrededor.  Al poco tiempo la serpiente llegó a ser símbolo del sol, y por consiguiente fue adorada.  Así que el deseo del corazón de Satanás llegó a su cumplimiento completo.  El fue adorado como Dios.  Su trono fue establecido.  Sus esclavos se inclinaban ante él.  El fue adorado allí en Pérgamo en la forma de una serpiente viva.  El Árbol de la Ciencia del Bien y del Mal, simbolizado ahora en la forma de una serpiente viva, no solamente había seducido a Eva, sino también a la mayoría de la humanidad.

142 Pero ¿cómo es que Pérgamo llegó a ser la silla de Satanás si la silla fue Babilonia?  De nuevo la respuesta está en la historia.  Cuando Babilonia cayó bajo el dominio de los Medo-Persas, el sacerdote-rey, Attalus, huyó de la ciudad y se fue a Pérgamo con sus sacerdotes y sus misterios sagrados.  Allí edificó su reino fuera del imperio Romano y prosperó grandemente bajo el cuidado del diablo.

143 Este ha sido un resumen muy corto de la historia de la religión Babilónica y su culminación en Pérgamo.  No hay duda de que se han dejado muchas preguntas sin respuestas, y que también se pudo haber dicho mucho más para iluminarnos, pero esto no ha sido presentado para ser un estudio de historia, sino más bien ha sido presentado para ser una ayuda en el estudio de la Palabra.
La Denuncia
Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes ahí a los que retienen la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación.
Y también tienes a los que retienen la doctrina de los nicolaítas, la que yo aborrezco.
Apocalipsis 2:14 y 15

144 En esta edad de Pérgamo, el Señor denuncia dos doctrinas que El aborrece: (1) La doctrina de Balaam que trajo idolatría y excesos pecaminosos a Israel en Baal-peor; y (2) La doctrina de los Nicolaítas, la cual apenas eran hechos en la edad de Efeso.  Junte este denuncia con el hecho de que El ha estado poniendo énfasis sobre Pérgaino como el asiento de Satanás y es muy fácil y propio concluir que de alguna manera la religión de Babilonia ha llegado a ser mezclada con el Cristianismo.

145 Ahora, esta no es solamente una suposición, sino que es un hecho histórico que probaremos al regresar en la historia hasta el año 36 D.C. y avanzando hasta el Concilio de Nicea en el año 325 D.C. Cuando los Cristianos (la mayoría siendo judíos por nacimiento) fueron esparcidos desde Jerusalén, ellos fueron por todas partes predicando el Evangelio, particularmente en las sinagogas.  Así que al cabo de tres años, por el año 36 D.C., el Evangelio había sido llevado a Roma por Junias y Andrónico, quienes según Romanos 16:7, eran apóstoles.  La obra prosperó allí por varios altos hasta que por causa de las continuas controversias entre los mismos judíos causó que el Emperador Claudio los expulsara de Roma.  Con los judíos desterrados de esa ciudad, la espina dorsal de aquella iglesia quedó casi quebrada.  Quizás aun los ancianos habían sido judíos, y tampoco habrán quedado.  El rebaño quedaría solo, y por cuanto la Palabra no había sido escrita como gula, sería muy fácil que este rebaño se fuera apartando o fuera inundado por los filósofos y paganos de ese día.  Con lobos rapaces en asechanza y el espíritu del anticristo suelto, hallamos en la historia que esta pequeña iglesia en Roma llegó a una condición de apostasía, sin esperanza de recuperación, y empezó a introducir ceremonias paganas bajo títulos Cristianos.

146 Como el tiempo del destierro duró 13 años, los fundadores Junias y Andrónico no regresaron sino hasta el año 54 D.C. Imagínese Ud. el horror de ellos al hallar una iglesia con un título Cristiano siendo tan despreciablemente pagana.  Había altares en la iglesia sobre los cuales colocaban incienso y celebraban ritos paganos.  No podían acercarse a los líderes establecidos de esa iglesia.  Por lo tanto, con los pocos que se esforzaron por permanecer fieles, empezaron una iglesia nueva o sea la Segunda Iglesia de Roma.  Dios afablemente obró entre ellos con señales y maravillas y se empezó una tercera iglesia.  Y aunque la Primera Iglesia fue reprobada por ser pagana y no Cristiana en su adoración, ella no cedería su título, sino que permaneció y todavía permanece la Primera Iglesia de Roma, La Iglesia Católica Romana.

147 Ahora, la mayoría de nosotros tenemos la idea errada de que cualquier y toda persona que se dice ser Cristiana sería el blanco del diablo y consecuentemente el golpe de tiranía política; pero no es así.  Esta primera iglesia había empezado a florecer y a multiplicarse tanto en número que los emperadores y diversos oficiales del gobierno en realidad favorecían aquella iglesia por razones políticas.  Y cuando los líderes de la Primera Iglesia en Roma se hallaron favorecidos, tomaron la oportunidad para tomar el gobierno en contra de los verdaderos creyentes y demandar su persecución si no entraban a su redil.

148 Uno de los obispos de tales pensamientos en la Primera Iglesia de Roma fue Aniceto, quien vivió en el segundo siglo y fue contemporáneo de Policarpo.  Cuando el venerable Policarpo supo que la Primera Iglesia Cristiana de Roma estaba envuelta en ceremonias paganas y que había corrompido la verdad del Evangelio, él fue a implorarles que cambiaran.  El los vio que se postraban ante imágenes con nombres de apóstoles y santos.  El vio que encendían velas y quemaban incienso en el altar.  Vio que celebraban la Pascua paganamente elevando el pan en forma de disco en honor al dios sol, y entonces vaciaban el vino como una libación a los dioses.  Pero este santo anciano, quien había viajado como 2,000 Km. no podía impedir su decadencia tan avanzada.  Dios habló por medio de él cuando estaba a punto de despedirse: “Efraín es dado a ídolos; déjalo” (Óseas 4:17).  Policarpo nunca regresó.

149 Después de Aniceto siguió el malvado obispo de Roma llamado Víctor.  El introdujo aún más fiestas y ceremonias paganas en la Primera Iglesia, y también se esforzó mucho de persuadir a las verdaderas iglesias Cristianas a que incorporaran las mismas ideas.  Ellas no se doblaban a su deseo, así que persuadió a los oficiales del gobierno que persiguieran a los creyentes, trayéndolos ante la ley, echándolos a la prisión y aun dando muerte a muchos.  Un ejemplo de sus hechos tan viles se halla en la historia cuando el Emperador Séptimus Severus fue persuadido por Callistus (el amigo de Víctor) a matar a 7,000 Cristianos en Tesalónica porque estos verdaderos creyentes celebraban la Pascua según el mandamiento del Señor Jesús y no según la adoración de Astarte.

150 La vid falsa ya estaba desatando su furor en contra del Dios viviente dando muerte a los escogidos, igual como hizo su antepasado Caín cuando mató a Abel.

151 La Iglesia Verdadera continuó esforzándose por hacer que la Primera Iglesia se arrepintiera, pero no lo haría.  Ella aumentó en número e influencia.  Inició una campaña continua para desacreditar a la simiente verdadera.  Reclamaban que ellos y solamente ellos eran los verdaderos representantes del Señor Jesucristo y ostentaron el hecho de que eran la iglesia original en Roma y que eran la Primera Iglesia.  En verdad eran la Primera Iglesia, y en verdad lo son.

152 Así que al tiempo de esta tercera edad de la Iglesia, tenemos dos iglesias que llevan el mismo nombre, pero con una diferencia amarga entre las dos.  La una se ha apartado de la verdad, se ha casado con los ídolos y no tiene nada de vida.  Ella se ha hibridado y las señales de la muerte (no de vida) siguen en sus pasos.  Ella es poderosa con muchos miembros, y es favorecida por el mundo.  La otra es un pequeño grupo perseguido; pero sigue la Palabra y las señales le siguen.  Los enfermos son sanados y los muertos son levantados.  Ella vive con la Vida y Palabra de Dios.  Ella no ama su vida, pero se afirma en Su Nombre y en Su Fe aun hasta la muerte.

153 Y así la terrible persecución oficial de Roma cayó sobre los verdaderos creyentes hasta que Constantino llegó al poder y concedió libertad de adoración religiosa.  Parece que hay dos razones por las cuales fue concedida esta libertad.  En primer lugar, varios emperadores buenos no habían permitido la persecución, pero al morir ellos, fueron sucedidos por aquellos que mataban a los Cristianos.

154 Esto fue hecho tan sin razón que por fin la opinión pública se manifestó en que dejaran en paz a los Cristianos.  La segunda razón, es la más conocida.  Constantino tenía delante de él una batalla que afrontar, bastante dificultosa, de la cual dependía el control del imperio.  Una noche él vio en un sueño una cruz blanca que aparecía delante de él, y sintió que esto era como un presagio para él, que si los Cristianos oraban por una victoria, entonces él ganaría la batalla.  El prometió les libertad en el caso de que saliera victorioso.  Fue victorioso y la libertad de cultos fue concedida en el edicto de Nantes en el año 312 D.C.

155 Pero esta libertad de persecución y muerte no fue tan magnánima como primeramente apareció.  Constantino ahora era el patrón.  Como un patrón, su interés era algo más que la de un observador, porque él decidió que la iglesia necesitaba su ayuda en sus asuntos.  El los había visto en desacuerdo entre sí mismos en relación a ciertas cosas, entre las cuales una tenía que ver con Arrió, Obispo de Alejandría, quien enseñó a sus seguidores que Jesús no era verdaderamente Dios, sino que era un ser de menor importancia, siendo que fue creado por Dios.  La Iglesia Occidental sostenía una posición opuesta, creyendo que Jesús era la primera esencia de Dios y como decían ellos, ‘co-igual con el Padre.’

156 Con tales asuntos, juntamente con la intromisión de ceremonias paganas en la adoración, el emperador convocó el Concilio de Nicea el año 325 D.C., con el pensamiento de reunir a todos los diferentes grupos bajo un solo techo, donde pudieran resolver sus diferencias y llegar a un entendimiento común y ser todos uno. ¿No es extraño que aunque esto empezó allá con Constantino, no murió sino que está realmente vivo hoy en la forma de “El Concilio Mundial de Iglesias”?  Y lo que él no logró obtener, será en verdad logrado en este día por medio del movimiento ecuménico.

157 Esta intervención del Estado en la iglesia es una cosa necia porque el mundo no entiende, ni la verdad hallada en la Palabra, ni los caminos de la iglesia.  Pues la misma decisión dada por el concilio respecto a que Arrió estaba equivocado, fue cambiada dos años después por el emperador y por muchos años aquella doctrina falsa fue impuesta sobre el pueblo.

158 La unión de la iglesia y el Estado fue anticipadamente conocida por el Señor.  El mismo nombre ‘Pérgamo’ significa “completamente casado.” Y ciertamente, el Estado y la iglesia estaban casados; la política y la religión fueron unidas.  Los resultados de aquel matrimonio han traído como consecuencia los híbridos más horribles que el mundo jamás haya conocido.  La verdad no está en ellos, más bien en ellos están todos los caminos malvados de Caín (el primer híbrido).

159 En esta edad, no solamente el Estado y la iglesia fueron casados, también la religión Babilónica fue oficialmente unida con la Primera Iglesia.  Satanás ahora tenía acceso al Nombre de Cristo y él fue colocado como Dios en el trono, en la adoración.  Con la ayuda del auxilio federal, las iglesias fueron herederas de edificios hermosos, los cuales tenían altares de mármol blanco e imágenes de santos ya difuntos.  Y aquí en esta edad es cuando la ‘bestia’ (de Apocalipsis 13:3) que fue herida de muerte (el Pagano Imperio Romano) volvió a la vida y al poder como el “Santo Imperio Romano.” Roma, como una nación material, había sufrido mucho decaimiento y muy pronto lo sufriría por completo; pero ahora ya no importaba, porque su imperio religioso la mantendría sobre todo el mundo, gobernando desde adentro donde no aparentara hacerlo desde afuera.

160 Permítame mostrarles la verdad exacta de las Escrituras sobre este asunto, porque no quiero que nadie piense que yo estoy dando una revelación propia que no se halla en las Escrituras.

Tú, oh rey, veías, y he aquí una gran imagen.  Esta imagen, que era muy grande, y cuya gloria era muy sublime, estaba en pie delante de ti, y su aspecto era terrible.
La cabeza de esta imagen era de oro fino; su pecho y sus brazos, de plata; su vientre y sus muslos, de bronce;
        sus piernas, de hierro; sus pies, en parte de hierro y en parte de barro cocido.
Estabas mirando, hasta que una piedra fue cortada, no con mano, e hirió a la imagen en sus pies de hierro y de barro cocido, y los desmenuzó.
      Entonces fueron desmenuzados también el hierro, el barro cocido, el bronce, la plata y el oro, y fueron como tamo de las eras del verano, y se los llevó el viento sin que de ellos quedara rastro alguno.  Mas la piedra que hirió a la imagen fue hecha un gran monte que llenó toda la tierra.
Este es el sueño; también la interpretación de él diremos en presencia del rey.
           Tú, oh rey, eres rey de reyes; porque el Dios del cielo te ha dado reino, poder, fuerza y majestad.
Y dondequiera que habitan hijos de hombres, bestias del campo y aves del cielo, él los ha entregado en tu mano, y te ha dado el dominio sobre todo; tú eres aquella cabeza de oro.
            Y después de ti se levantará otro reino inferior al tuyo; y luego un tercer reino de bronce, el cual dominará sobre toda la tierra.
Y el cuarto reino será fuerte como hierro; y como el hierro desmenuza y rompe todas las cosas, desmenuzará y quebrantará todo.
           Y lo que viste de los pies y los dedos, en parte de barro cocido de alfarero y en parte de hierro, será un reino dividido; mas habrá en él algo de la fuerza del hierro, así como viste hierro mezclado con barro cocido.    Y por ser los dedos de los pies en parte de hierro y en parte de barro cocido, el reino será en parte fuerte, y en parte  frágil.

Así como viste el hierro mezclado con barro, se mezclarán por medio de alianzas humanas; pero no se unirán el uno con el otro, como el hierro no se mezcla con el barro.
          Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre, de la manera que viste que del monte fue cortada una piedra, no con mano, la cual desmenuzó el hierro, el bronce, el barro, la plata y el oro.  El gran Dios ha mostrado al rey lo que ha de acontecer en lo por venir; y el sueño es verdadero, y fiel su interpretación.
Daniel 2:31-45

161 Aquí está revelado un registro detallado de historia futura que fue profetizado que vendría sobre la tierra desde el tiempo de Daniel hasta que Jesús viniera a reinar como el Hijo de David.  Es conocido como “Los Tiempos de los Gentiles.” Este tiempo abarcaba cuatro etapas históricas, las cuales fueron conocidas como el imperio dominante en cada etapa: Babilónica, Medo-Persa, Griega y Romana.

162 La monarquía más grande y más absoluta fue la de Babilonia, que fue tipificada por la cabeza de oro.  La que le seguía en grandeza fue el reino Medo-Persa, que como muestra la historia, ciertamente fue menos gloriosa, y fue tipificada como el pecho y los brazos de plata.  Después le seguía la edad Griega cuyo rey fue el líder militar más ilustre que el mundo jamás haya conocido, así que bien fue tipificada como el vientre y muslos de metal.  Fue menos gloriosa que las otras dos anteriores.  Al fin tenemos el último reino, el cual fue el Imperio Romano, representado como las piernas y los pies.  Los reinos anteriores fueron representados como minerales puros (oro, plata, y metal puro), pero este último imperio fue hierro puro solamente en las piernas, porque cuando llegó a los pies, era una mezcla de hierro y barro; tierra y mineral sencillamente no se pueden mezclar para producir consistencia y fuerza.  Pero no solamente es cierto esto, sino que lo más asombroso es que este último imperio (Romano) continuaría en su ‘estado mezclado’ hasta el regreso de Jesús.

163 Este Imperio Romano de hierro (el hierro significando poder y gran fuerza destructivo en contra de la oposición) habría de ser compuesto de dos etapas mayores.  Y ciertamente fue así, porque el imperio literalmente se dividió en dos: Oriente y Occidente.  Ambas partes fueron muy poderosas, destruyendo todo lo que se le oponía.

164 Así como disminuye la gloria y el poder de todos los imperios, también este imperio empezó a decaer.  Y Roma cayó.  El pagano imperio Romano ya no era de hierro, se desmoronó; fue herido de muerte.  Ahora no podía gobernar Roma.  El fin le había llegado, según pensaba el mundo; pero cuan errado estaba, porque aquella cabeza (Roma) aunque herida, no fue herida hasta el punto de morir. (La traducción de Apocalipsis 13:3, según Wuest es: “Y una de sus cabezas pareció haber sido herida mortalmente por la cuchillada recibida en la garganta.  Y su herida de muerte fue sanada.  Y el mundo entero, asombrado, siguió en pos de la Bestia Salvaje”).

165 La gente se fija en Roma, se fija en la nación de Italia.  Y no obstante, no se da cuenta de que Roma, con sus límites tan estrechos donde el Papa tiene en realidad una área como su dominio, es literalmente una nación dentro de una nación; y ella tiene embajadores y recibe embajadores.  Roma papal, falsamente llamada Cristiana (aun es llamada la ciudad eterna - ¡Qué blasfemia!) ahora domina por medio de la religión aun mas eficazmente que cuando Roma pagana imperial controlaba por medio del hierro puro de la fuerza.

166 Roma tomó un nuevo aspecto de vida cuando Constantino juntó la iglesia y el Estado y respaldó esa unión con la fuerza.  El espíritu que motivaba a la Roma pagana es el mismo espíritu que ahora motiva a la (falsamente llamada) Roma Cristiana.  Ud. puede ver que eso es así porque ahora sabe que el cuarto imperio nunca dejó de existir, solamente cambió su ropaje exterior.

167 Una vez que el Concilio de Nicea hubo entregado el poder político de Roma a la iglesia, parecía que para la Primera Iglesia Cristiana no había límites.  El nombre “Cristiano” que originalmente traía persecución, ahora era el nombre de los perseguidores.

168 Fue en esta edad en que Agustín de Hipona (de 354 D.C. a 430 D.C.) expresó el precepto de que la iglesia debiera y tenia que usar la fuerza si era necesaria para traer a sus hijos de nuevo al redil, y que estaba en armonía con la Palabra de Dios el matar a los apostatas y herejes.  En su controversia con los Donatistas, él escribió: “Ciertamente, es mejor que los hombres sean guiados a adorar a Dios por medio de la enseñanza, en vez de ser estimulados a hacerlo por razón de temor al castigo o el dolor; pero no es razón de concluir que porque la enseñanza produce mejores hombres, entonces debemos olvidarnos de los que no se rinden.  Porque muchos han hallado ventaja (como hemos probado y estamos probando diariamente por experiencia práctica) en ser primeramente constreñidos por medio de temor o dolor, para después ser influidos por la enseñanza, para que así también puedan continuar a hacer lo que han aprendido en palabras… Mientras que aquellos que son guiados directamente por amor son los mejores, ciertamente son más numerosos los que son corregidos por el temor.  Porque ¿cómo sería posible que alguien nos amara más que Cristo, Quien dio Su Vida por las ovejas?  Sin embargo, después de haber llamado a Pedro y a los otros apóstoles solamente por Sus Palabras, cuando vino para llamar a Pablo, no sólo le constriñó con Su Voz, sino que lo tumbó a tierra con Su poder; y así traer a la fuerza a uno que andaba en violencia entre las tinieblas de incredulidad para desear la luz del corazón, primeramente lo hirió con ceguedad física. ¿Por qué entonces no debiera la Iglesia usar la fuerza para constreñir a sus hijos perdidos a que regresen?  El Señor mismo dijo: ‘Ve por los caminos y por los vallados, y fuérzalos a entrar.’ Por lo tanto, si el poder que la Iglesia ha recibido por decreto divino en su debido tiempo, por medio del carácter religioso y la fe de reyes, sea el instrumento por el cual aquellos que son hallados en los caminos y vallados (eso es en herejías y en cismas) son constreñidos a entrar, entonces que no critiquen el ser constreñido.”

169 La inclinación a derramar sangre estaba acrecentando. La vida falsa en España ahora estaba influenciando al Emperador Máximo a que se juntara en el ataque contra los verdaderos creyentes, quienes tenían con ellos la Palabra, las señales y las maravillas.  Entonces algunos Prisillianistas fueron traídos atreves por el Obispo lthacus en el año 385 D.C. El les acusó de brujería e inmoralidad, y muchos fueron asesinados.  Martín de Tours y Ambrosio de Milán protestaron esta acción y rogaron que cesara la persecución, pero sin resultados.  Cuando la persecución fue prolongada, estos dos obispos negaron tener compañerismo con el Obispo Hydatus y otros semejantes a él.  Tan extraño como parece, el sínodo de Treves dio su aprobación a los asesinos.

170 De aquí en adelante, particularmente durante la Edad del Oscurantismo, veremos a los hijos de la carne perseguir y destruir a los hijos del Espíritu, aunque ambos reclaman ser del mismo Padre, como fue en el caso de Ismael e Isaac.  La oscuridad de corrupción espiritual se profundizaría y la verdadera luz de Dios disminuiría hasta que, en términos de números, apenas estaría encendida.  Sin embargo, la promesa de Dios permanecería verdadera: “La luz en alumbra en la oscuridad y la oscuridad no puede impedirla.”

171 Ahora, hasta aquí no he hablado acerca de aquel punto de la historia como lo prometí hacer, eso es: la mezcla de la religión de Nimrod con la religión Cristiana.  Ud. recordará que Attalus huyó de Babilonia a Pérgamo y edificó su reino fuera del alcance del Imperio Romano.  A través de los años su reino floreció, siendo nutrido por el dios de este mundo.  Una sucesión de sacerdotes-reyes siguieron a Attalus hasta el reino de Attalus III, cuando por razones conocidas solamente por la soberanía de Dios, él, por medio de su testamento, entregó el reino a Roma.

172 Julio César entonces tomó el reino físico y el reino espiritual, y siendo sacerdote-rey, llegó a ser Máximo Pontífice de la religión Babilónica.  Este título pasó a los emperadores que le siguieron hasta el tiempo de Máximo 111, quien lo rechazó.  Según la historia de Stevens, entonces fue cuando el Papa tomó la jefatura que el emperador rechazó y hoy día todavía hay un pontífice en el mundo y ciertamente es Máximo Pontífice.  El tiene una triple corona y radica en Roma.  Y en Apocalipsis 17, Dios ya no se refiere a Pérgamo como la silla de Satanás, ni tampoco dice que allí es donde mora Satanás.  No, el trono ya no es en Pérgamo, pero es Misterio Babilonia.  No es en Babilonia, sino Misterio Babilonia.  Es en una ciudad sobre siete montes.  Su cabeza es anticristo, porque él ha usurpado la posición de Cristo, Quien solo es mediador y Quien solo puede perdonar pecados.  Sí, el Máximo Pontífice está presente hoy día.
La Doctrina De Los Nicolaítas

Y también tienes a los que retienen la doctrina de los nicolaítas, la que yo aborrezco.
Apocalipsis 2:15

173 Ud. recordará que en la edad de Efeso expliqué que la Palabra “Nicolaita” viene de dos vocablos griegos: nikao, que quiere decir conquistar, y lao, que quiere decir el laico.  Nicolalta quiere decir “conquistar el laico.” Ahora, ¿por qué es esto algo tan terrible?  Es terrible porque Dios nunca ha puesto a Su Iglesia en las manos de una jefatura elegida que se conduce con mentalidad política.  Mas bien ha puesto a Su Iglesia bajo el cuidado de hombres que son ordenados por Dios, llenos del Espíritu, que viven por la Palabra, y quienes guían al pueblo por medio de la alimentación de la Palabra.

174 El no ha dividido al pueblo en clases para que las multitudes fueran guiadas por un sacerdocio santo.  Es verdad que la dirección tiene que ser santa, pero así también tiene que ser la congregación entera.  Además, no hay nada en la Palabra que respalde a sacerdotes o ministros como mediadores entre Dios y el pueblo, ni tampoco hay lugar en la Escritura donde están separados en su adoración al Señor.  Dios quiere que todos le amen y le adoren juntos; pero el Nicolaismo destruye estos preceptos y a la vez, separa a los ministros del pueblo y hace mayordomos de los líderes, en vez de siervos.

175 Ahora esta doctrina empezó sencillamente como un hecho en la primera edad.  Parece que el problema está en dos palabras: ‘ancianos’ (presbíteros) y ’sobrestante’ (obispo).  Aunque las Escrituras muestran que hay varios ancianos en cada iglesia, algunos (entre ellos Ignacio) empezaron a enseñar la idea de que un obispo era uno de preeminencia o autoridad y control sobre los ancianos.  Ahora la verdad del asunto es que la palabra ‘anciano’ significa quién es la persona, mientras que la palabra ‘obispo’ significa el oficio del mismo hombre.  El anciano es el hombre; obispo es el oficio del hombre.  ‘Anciano’ siempre se ha referido y siempre se referirá simplemente a la edad cronológica que un hombre tiene en el Señor.  El es un anciano, no porque sea ordenado o elegido, sino porque es de mayor edad.  El es más maduro, enseñado, no es un neófito, es digno de confianza por razón de su experiencia y la prueba fija de su experiencia Cristiana.

176 Pero los obispos no se quedaron con las epístolas de Pablo, sino más bien regresaron al registro en la ocasión cuando Pablo llamó a los ancianos de Efeso a Mileto en Hechos 20.  En el versículo 17, son llamados “ancianos,” pero en el versículo 28, son llamados “obispos”.  Y aquellos obispos (ciertamente con mentalidad política y ansiosos de poder), insistieron en que Pablo había dado al obispo un significado mayor que el de un anciano local con capacidad oficial solamente en su propia iglesia.  Para ellos un obispo era alguien con autoridad extendida sobre muchos líderes locales.

177 Tal concepto no era según las Escrituras ni según la historia.  Sin embargo, un hombre aun de la estatura de Policarpo se inclinaba hacia tal forma de organización.  Así que lo que empezó como hecho en la primera edad, llegó a ser una doctrina literal y así es hoy.  Obispos todavía dicen que tienen poder para controlar a los hombres y hacer con ellos como desean, colocándolos en el ministerio donde les parece mejor.  Esto niega la dirección del Espíritu Santo, Quien dijo, “Sepárame a Pablo y a Bernabé para la obra a la cual los he llamado.” Esto entonces es anti-Palabra y anticristo.

Entonces Jesús, llamándolos, dijo: Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad.
Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor,
           y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo;
como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

Mateo 20:25-28

Pero vosotros no queráis que os llamen Rabí; porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos.
Y no llaméis padre vuestro a nadie en la tierra; porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos.
Mateo 23:8 y 9

178 Para aclarar esto aun más, permítame explicar el Nicolaísmo de esta manera: Recuerde Ud. que la Biblia dice:

Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia.

Apocalipsis 13:3

179 Sabemos que la cabeza herida fue el pagano Imperio Romano, aquel gran poder político mundial.  Esta cabeza se levantó de nuevo como el “Imperio Católico Romano Espiritual.” Ahora fíjese cuidadosamente. ¿Qué hizo la Roma política pagana, lo cual fue la base de su éxito?  Ella “dividió y conquistó.” Esa era la simiente de Roma: dividir y conquistar.  Sus dientes de hierro desgarraron y devoraron.  Cualquiera que ella desgarrara y devorara, aquel ya no podía levantarse, como cuando destruyó a Cartago y la sembró con sal.  La misma simiente de hierro permaneció en ella cuando se levantó como la iglesia falsa, y su teoría ha permanecido igual: dividir y conquistar.  Eso es el Nicolaísmo, y Dios lo aborrece.

18o Ahora, es un hecho bien conocido en la historia que cuando este error entró en la iglesia, los hombres empezaron a competir para el oficio de obispo, resultando en el otorgamiento de esta posición a los más educados, los más favorecidos económicamente y los más aventurados en la política.  El conocimiento y el programa humano empezaron a reemplazar la sabiduría Divina, y el Espíritu Santo ya no controlaba.  Esto era en verdad un mal trágico porque los obispos empezaron a decir que ya no se exigía un carácter transparente para ministrar la Palabra o los ritos de la iglesia, porque los elementos y las ceremonias eran lo que más importaban.  Esto permitió que hombres malvados (engañadores) desgarraran el rebaño.

181 Con la doctrina humana de la elevación de obispos a un lugar no concedido por las Escrituras, el siguiente paso fue la otorgación de títulos clasificados que culminó en la edificación de una jerarquía religiosa; y dentro de poco tiempo aparecieron arzobispos sobre los obispos y cardenales sobre arzobispos, y al llegar el tiempo de Bonifacio III, había un Papa sobre todos, un Pontífice.

182 Ya con la doctrina Nicolaíta y la mezcla de Cristianismo con Babilonismo, los resultados tenían que ser lo que vio Ezequiel:

Entré, pues, y miré; y he aquí toda forma de reptiles y bestias abominables, y todos los ídolos de la casa de Israel, que estaban pintados en la pared por todo alrededor.
Ezequiel 8: 1 0

Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios, y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible.
Apocalipsis 18:2

183 Esta doctrina Nicolaíta (esta regla que fue establecida en la iglesia) fue censurada por mucha gente que podía leer la rara epístola o artículo escrito por alguna persona piadosa acerca de la Palabra. ¿Qué hizo entonces la iglesia?  Excomulgó a los maestros justos y quemó los pergaminos.  Dijeron: “Se necesita una educación especial para leer y entender la Palabra.  Pues aun dijo Pedro que muchas cosas que escribió Pablo eran difíciles de entender.” Habiéndoles quitado la Palabra, pronto llegaron a donde solamente oían lo que el sacerdote tenía que decir, y hacían lo que él les indicaba.  A eso llamaron: ‘Dios y Su Santa Palabra.’ Estos se apoderaron de las mentes y de los corazones de la gente, y los hicieron esclavos de un sacerdocio déspota.

184 Ahora, si Ud. quiere la prueba de que la Iglesia Católica demanda las vidas y las mentes de los hombres, escuche el edicto de Teodosio X. El Primer Edicto de Teodosio X. (Este edicto fue despachado inmediatamente después de haber sido bautizado por la Primera Iglesia de Roma.) “Es la voluntad de nosotros, los tres emperadores, que nuestros súbditos se adhieran firmemente a la religión que fue enseñada por San Pedro a los Romanos, la cual ha sido fielmente preservada por la tradición, y la cual también es ahora profesada por el pontífice,  Damasus de Roma, y Pedro, obispo de Alejandría, un hombre de santidad apostólica, según la institución de los Apóstoles y la doctrina de los Evangelios.  Creamos en una Deidad de Padre, Hijo, y Espíritu Santo, de igual majestad en la Santa Trinidad.  Ordenamos que los seguidores de esta fe sean llamados ‘Cristianos Católicos;’ y señalamos a todos los seguidores insensatos de las demás religiones con el nombre infamante de ‘herejes,’ y prohibimos que sus conventículos asuman el nombre de ‘iglesia.’ Además de la condenación de juicio divino, ellos deben estar en espera del grave castigo que nuestra autoridad, guiada por la sabiduría celestial, vea conveniente aplicar.”

185 Las quince leyes penales que este emperador despachó en el mismo número de años, restaron de los evangélicos todos los derechos de ejercer su religión; los excluyó de todo oficio civil, y los amenazaron con multas, decomisos, destierros y en algunos casos la muerte.

186 ¿Sabe Ud. que nos encontramos rumbo a lo mismo hoy día?  La Iglesia Católica Romana se llama a sí misma, ‘La Iglesia Madre.’ Se dice ser la iglesia primera u original y eso es absolutamente la verdad.  Ella fue la primera y original Iglesia de Roma, que cayó y entró en el pecado.  Fue la primera que se organizó, y en ella fueron hallados los hechos y luego la doctrina del Nicolaísmo.  Nadie negará que ella es una madre.  Es una madre y ha producido hijas.

187 Ahora, una hija viene de una mujer. Una mujer vestida de escarlata está sentada sobre los siete montes de Roma.  Ella es una ramera y ha engendrado hijas.  Aquellas hijas son las iglesias Protestantes que salieron de ella, y luego volvieron a entrar en la organización y el Nicolaismo. Esta madre de las hijas-iglesias es llamada una ramera, una mujer que no ha sido fiel a sus votos matrimoniales.  Ella estaba casada con Dios pero luego salió a fornicar con el diablo, y de sus fornicaciones ha producido hijas que son exactamente iguales a ella.  Esta combinación de madre e hija es anti-Palabra, anti-Espíritu, y por lo tanto, anticristo.  Ciertamente - anticristo.

188 Ahora, antes de que me adelante mucho, quiero decir que estos primeros obispos pensaban que eran superiores a la Palabra.  Ellos decían a la gente que podían perdonarles sus pecados al solamente confesarlos.  Eso nunca ha sido verdad.  En el segundo siglo empezaron a bautizar a los infantes.  Pusieron en práctica el bautismo regenerativo.

189 Con razón la gente está toda confundida hoy día. Si estuvieron tan confundidos allá, estando tan cerca a Pentecostés, hoy están en una condición desesperada estando a 2,000 años más lejos de la verdad original.

190 ¡Oh, Iglesia de Dios, solamente hay un remedio: volver a la Palabra y mantenerse con ella!

La Doctrina De Balaam
… que tienes ahí a los que retienen la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación.

Apocalipsis 2:14

191 Ahora, es imposible tener la tendencia de Nicolaísmo en la iglesia y no tener también esta otra doctrina.  Vea esto, al restar la Palabra de Dios y el movimiento del Espíritu como los medios de adoración (”los que me adoran es necesario que me adoren en Espíritu y en verdad”), entonces se le tendrá que dar al pueblo otra forma de adoración como sustituto, y sustitución significa Balaamismo.

192 Si esperamos entender lo que es la doctrina de Balaam en la iglesia en el Nuevo Testamento, nos conviene regresar y ver lo que era en la iglesia en el Antiguo Testamento y aplicar eso a aquella tercera edad, y luego traerla al presente.  El relato se halla en Números del capítulo 22 al 25.

193 Sabemos que Israel era el pueblo escogido de Dios.  Eran los Pentecostales de su día.  Ellos habían tomado refugio bajo la sangre, y todos habían sido bautizados en el Mar Rojo, y salieron de entre las aguas cantando en el Espíritu y danzando en la fuerza del Espíritu Santo, mientras que María la profetisa, tocaba su pandero.  Después de un cierto tiempo de viaje, estos hijos de Israel llegaron a Moab. ¿Recuerda Ud. quién fue Moab?  El fue el hijo de Lot por una de sus mismas hijas, y Lot fue el sobrino de Abraham, así que Israel y Moab eran parientes.  Quiero que Ud. vea eso.  Los Moabitas conocían la verdad, ya sea que la viviesen o no.

194 Israel llegó a la frontera de Moab y mandó mensajeros al rey diciendo: “Nosotros somos hermanos, permítenos pasar por tu tierra.  Si nuestra gente o nuestros animales comen o beben algo, con gusto te lo pagaremos.” Pero el rey Balac se perturbó mucho.  Como cabeza de aquel grupo Nicolaíta, de ninguna manera estaba dispuesto a permitir que la iglesia pasase por su tierra con sus señales y maravillas y diversas manifestaciones del Espíritu Santo, con sus rostros luciendo la gloria de Dios.  Era demasiado peligroso, siendo que había la posibilidad de que perdiese algunos de sus miembros.  Así que Balac prohibió el paso a Israel.

195 Pero a la verdad fue tan grande su temor de ese pueblo que fue y buscó a un profeta asalariado que se llamaba Balaam, y le rogó que intercediera por él ante Dios, y que le suplicara al Todopoderoso que maldijera a Israel y lo dejara sin poder.

196 Y Balaam, ansioso de tomar parte en asuntos políticos, y as! ser un hombre grande, estaba dispuesto y feliz en hacerlo.  Pero viendo que tenía que allegarse ante Dios para recibir el permiso para poder impartir la maldición al pueblo, porque no lo podía hacer de sí mismo; entonces fue a preguntarle a Dios si podía obtener Su permiso para dicha tarea.  Ahora, ¿no es esa la misma actitud de, los Nicolaítas que tenemos hoy día, los cuales maldicen a todos los que no les siguen por su mismo camino?

197 Cuando Balaam le pidió permiso a Dios para ir, Dios se lo prohibió. ¡Eso le dolió!  Pero Balac persistió, prometiéndole aun mayores recompensas y honores.  Entonces Balaam volvió a hablar con Dios.  Ahora, una sola respuesta de Dios debiera haber sido suficiente; pero no fue así para el obstinado Balaam.  Cuando Dios vio su perversidad, le dijo que se levantara y que fuera.  Prontamente ensilló el asno y se fue.  El debiera haberse dado cuenta de que esto solamente era la voluntad permisivo de Dios y que no le iba a ser posible maldecir a esa gente aunque tratara de hacerlo veinte veces.

198 ¡Cuán semejante a Balaam es la gente hoy día!  Creen en tres dioses, se bautizan en tres títulos en vez del Nombre; sin embargo, Dios manda el Espíritu sobre ellos como hizo con Balaam y continúan creyendo que están exactamente bien, y son en realidad perfectos Balaamitas. ¿Ve Ud. lo doctrina de Balaam?  Continúe pues; hágalo de su propia manera.  Ellos dicen: “Pues, Dios nos ha bendecido, tiene que estar bien.” Yo sé que El les ha bendecido, no niego eso; pero es la misma ruta organizacional que tomó Balaam.  Es un desafió a la Palabra de Dios, es enseñanza falsa.

199 Así que Balaam corrió impetuosamente por su camino hasta que un ángel de Dios se puso en el camino, prohibiéndole el paso.  Pero aquel profeta (obispo, cardenal, encargado, presidente o sobrestante) estaba tan cegado a las cosas espirituales por la idea de honor, gloria y dinero, que no pudo ver el ángel parado en el camino con la espada desenvainada para cerrarle el paso al profeta enfurecido.  El asno lo vio y trató de evadirlo por un lado y por el otro, hasta que por fin le quebró el pie a Balaam, aplastándolo contra una pared de piedra.  El asno se detuvo y no siguió más adelante, no podía.

200 Balaam saltó del animal y empezó a azotarlo.  Entonces sucedió que el asno empezó a hablar a Balaam.  Dios permitió que aquel asno hablara en una lengua.  Aquel asno no era híbrido, él era simiente original.  Le dijo al profeta cegado: “¿No soy yo tu asno y no te he cargado fielmente?”

201 Balaam respondió, “Sí, sí, tú eres mi asno y me has cargado fielmente hasta ahora; y si no puedo hacer que te muevas, te voy a matar … ¡Oh qué es esto! ¿Hablando con un asno?  Eso es raro, pensé que oía al asno hablar y yo le estaba respondiendo.”

202 Dios siempre ha hablado en una lengua.  El habló en la ocasión de la fiesta de Belsasar y luego en Pentecostés.  Lo está haciendo de nuevo hoy.  Es una amonestación de juicio que viene pronto.

203 Entonces Balaam vio el ángel, y éste le dijo que si no hubiera sido por el asno, él ya hubiera muerto por haber tentado a Dios.  Pero cuando Balaam prometió volver a casa, le fue dicho que siguiera, pero con la admonición de decir solamente lo que Dios le diera.

204 Balaam fue y edificó siete altares para el sacrificio de los animales limpios.  El mató a un carnero, significando la venida del Mesías.  El sabía qué hacer para llegar ante Dios.  La mecánica la tenía perfectamente bien, pero no la dinámica; igual como hoy. ¿No lo pueden ver, Uds.  Nicolaítas?

205 Allá en el valle estaba Israel ofreciendo los mismos sacrificios, haciendo las mismas cosas, pero sólo uno tenía las seriales que seguían.  Solamente uno tenía a Dios en su medio.  Ceremonia formal no le conducirá a ninguna parte; no puede tomar el lugar de la manifestación del Espíritu.  Eso es lo que sucedió en Nicea.  Ellos persuadieron a la gente a recibir la doctrina de Balaam en vez de la doctrina de Dios.  Allí tropezaron, y cayeron, llegaron a ser hombres muertos.

206 Después de que se hizo el sacrificio, Balaam estaba listo para profetizar.  Pero Dios le enredó la lengua y no podía maldecidlos, mas bien los bendijo.

207 Balac estaba muy enojado, pero Balaam no podía hacer nada con respecto a la profecía.  Había sido dicha por el Espíritu Santo.  Así que Balac le dijo a Balaam que descendiera al valle y que viera sus imperfecciones para ver si había alguna posibilidad para maldecidlos.  La táctica que usó Balac es la misma táctica que usan hoy día.  Las denominaciones grandes miran a los grupos pequeños y cualquier cosita que hallan entre ellos para producir un escándalo, lo sacan y lo gritan.  Si los modernistas viven en el pecado, nadie dice nada; pero permita que uno de los escogidos se meta en un problemita, y todos los periódicos en la nación lo publican.

208 Sí, Israel tuvo sus imperfecciones (carnalidades), tenían su lado que no era digno de alabanza.  Pero a pesar de sus imperfecciones, por el propósito de Dios, Quien obra por medio de la elección, por gracia y no por obras, ellos tenían la nube de día y la columna de fuego de noche, tenían a la piedra herida, la serpiente ardiente y las señales y las maravillas.  Ellos estaban vindicados, no en sí mismos, sino en Dios.

209 Dios no tuvo respeto para con aquellos Nicolaítas con sus grados de educación de PHD, LLD, DD y todas sus finísimas organizaciones y lo mejor que el hombre podía producir; pero sí tuvo respeto para con Israel porque ellos tenían la Palabra vindicada en su medio.  Es muy cierto que Israel no estaba en sus mejores condiciones, recién habiendo salido de Egipto en huida precipitada, pero de todas maneras era un pueblo bendecido.  Todo lo que habían conocido por más de trescientos años era cuidar el ganado, labrar los campos y ser esclavos bajo temor de la muerte de los egipcios.  Pero ahora estaban libres.  Era un pueblo bendecido por medio de la soberanía de Dios.  Cierto, Moab despreciaba a Israel, todas las demás naciones la despreciaban también.  La organización siempre desprecia a los que no son organizados, y si no logran organizarlos por medio la determinación entonces los destruyen por no haberse sujetado.

210 Ahora, alguien me podrá preguntar,”Hermano Branham,¿porqué piensa Ud. que Moab estaba organizado e Israel no? ¿De dónde saca tal idea?” De esta misma Biblia.  Aquí todo está tipificado.  Todo lo que está escrito en el Antiguo Testamento en forma de relato, está escrito para nuestra admonición para que de ello podamos aprender.  Aquí está en Números:

Porque de la cumbre de las peñas lo veré, y desde los collados lo miraré; He aquí un pueblo que habitará confiado, y no será contado entre las naciones.
Números 23:9

211 Allí está, Dios mirando desde la cumbre de las peñas, no allá en algún valle buscando sus puntos malos para condenarlos.  Dios mirándolos como quería verlos, de la altura de amor y misericordia.  Ellos moraban confiados y no estaban organizados.  Ellos no tenían rey.  Tenían más bien a un profeta y el profeta tenía a Dios en él por el Espíritu; y la Palabra vino al profeta, y la Palabra salió para el pueblo.  Ellos no pertenecían a las Naciones Unidas.  No pertenecían al Concilio Mundial de Iglesias, a los Bautistas, Presbiterianos, Asambleas de Dios o cualquier otro grupo.  No tenían necesidad de pertenecer a ningún grupo.  Ellos estaban unidos a Dios.  No tenían necesidad del consejo de los concilios; tenían el ASÍ DICE EL SEÑOR. ¡Aleluya!

212 Ahora, a pesar de que Balaam conocía la forma correcta para llegar a Dios y podía traer una revelación del Señor por medio de un don especial de poder, todavía, con todo eso, él era un obispo en el grupo falso.  Porque ¿qué hizo ahora para obtener gracia con Balac?  Formuló un plan por el cual Dios estaría forzado a obrar con muerte sobre Israel.  Así como Satanás sabía que podía engañar a Eva (hacerla caer en pecado carnal) y así causar que Dios fijara su sentencia de muerte pronunciada en contra del pecado, así también Balaam sabía que si él podía hacer que Israel pecara, Dios tendría que tratar con ellos con muerte.

213 Así que él formuló una manera para hacer los que viniesen a ligarse con el pecado.  Envió invitaciones para que viniesen al banquete de Baal-Peor (”vengan a adorar con nosotros”).  Ahora, no hay duda de que Israel había observado los banquetes de los egipcios, así que no sentía que fuera gran pecado ir a ver y quizás comer con la gente. (¿Qué pues hay de malo en el compañerismo?  Debemos amarlos, ¿o no es así? ¿O cómo es que los vamos a ganar?) Teniendo amistad no puede dañar a nadie, o así lo pensaron.  Pero cuando aquellas moabitas sensuales empezaron a bailar y a desvestirse mientras bailaban su ‘rock and roll’ y su ‘twist,’ el deseo aumentó en los israelitas y fueron llevados al adulterio, y Dios en Su ira quitó la vida de 42,000 israelitas.

214 Y eso es lo que hizo Constantino y también sus sucesores en Nicea y después de Nicea.  Invitaban al pueblo de Dios a su convención.  Y cuando la iglesia se sentó a comer, y luego se levantó para jugar (participando en formalidades eclesiásticas, y en ceremonias y fiestas paganas llamadas según ritos Cristianos) ya estaba atrapada; había cometido fornicación y Dios se apartó de ella.  Cuando cualquier hombre se desvía de la Palabra de Dios y se junta con una iglesia en vez de recibir el Espíritu Santo, aquel hombre muere. ¡Muerto!  Así es.  No se una Ud. a ninguna iglesia.  No se meta en ninguna organización ni se deje llevar por credos y tradiciones, ni por cualquier cosa que tome el lugar de la Palabra y el Espíritu; de otra manera Ud. estará muerto, estará terminado. ¡Ud. estará muerto, eternamente separado de Dios!

215 Así ha sucedido en cada edad desde entonces. Dios libra al pueblo. Ellos salen por medio de la sangre, son santificados por la Palabra, caminan a través de las aguas del bautismo y son llenados del Espíritu.  Pero después de un tiempo, el primer amor se enfría un poco, y a alguien se le ocurre que se deben organizar para preservarse y para hacerse un nombre; y se organizan de nuevo en la segunda generación y a veces aun antes.  Ya no tienen al Espíritu de Dios, sino solamente una forma de adoración.  Están muertos.  Se han mezclado con credos y ceremonias, y no en ellos no hay vida.

216 Así que Balaam causó que Israel cometiera fornicación. ¿Sabe Ud. que fornicación física es el mismo espíritu que está en la religión organizada?  Yo dije que el espíritu de fornicación es el espíritu de la organización.  Y todos los fornicarios tendrán su parte en el Lago de Fuego.  Eso es lo que Dios piensa de la organización.  Sí señor, la ramera y sus hijas estarán en el Lago de Fuego.

217 Denominaciones no son de Dios; nunca han sido y nunca serán.  Es un espíritu errado el que separa al pueblo de Dios en clases de jerarquía y laicos.  Por lo tanto, es un espíritu errado el que separa al pueblo del pueblo.  Eso es lo que hacen las organizaciones y denominaciones.  Al organizarse se separan de la Palabra de Dios y se sujetan al adulterio espiritual.

218 Ahora, note que Constantino preparó fiestas especiales para la gente.  Eran fiestas paganas antiguas con nombres nuevos tomados de la iglesia, o en algunos casos eran ritos Cristianos que fueron abusados con ceremonias paganas.  El tomó la adoración del dios sol y lo cambió al Hijo de Dios.  En vez de celebrarlo el día 21 de diciembre, que era cuando antes celebraban la fiesta del dios sol, lo adelantaron al 25 de diciembre y lo llamaron el cumpleaños del Hijo de Dios.  Pero nosotros sabemos que el Señor nació en abril cuando la vida empieza, no en diciembre.  Y tomaron la fiesta de Astarte y la llamaron la celebración de la pascua, en la cual el Cristiano debe celebrar la muerte y resurrección del Señor.  En verdad era una fiesta pagana a Astarte.

219 Colocaron altares en la iglesia.  Pusieron también imágenes.  Dieron al pueblo lo que llamaron ‘el credo apostólico’ aunque no se encuentra en la Biblia.  Enseñaron al pueblo la adoración a los antepasados y así haciendo de la Iglesia Católica Romana la iglesia espiritista más grande del mundo.  Toda ave inmunda estaba en esa jaula.  Y Ud. encuentra a los Protestantes con sus organizaciones haciendo la misma cosa.

220 “Comían de las cosas sacrificadas a ídolos.” Ahora, yo no digo que esto en verdad significa que ellos estaban literalmente comiendo carnes sacrificadas a ídolos.  Porque aunque el concilio en Jerusalén había hablado en contra de tales cosas, Pablo no dijo mucho al respecto, solamente que los ídolos no eran nada.  Solamente era un asunto de conciencia exceptuando algún caso donde se ofendía algún hermano más débil, y entonces no era permitido.  Lo que es más, esta revelación tiene que ver con gentiles y no con judíos, siendo que estas son iglesias gentiles.

221 Yo veo esto en la misma luz en que veo las palabras de nuestro Señor, “Si no comiereis mi carne y bebiereis mi sangre, no tendréis vida.  No solo de pan vivirá el hombre sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.” Ud. entiende que comer, en realidad es participar en un sentido espiritual.  Así que cuando esta gente estaba inclinándose ante imágenes, encendiendo velas, participando en días festivos de los paganos, confesando sus pecados a hombres (lo cual todo pertenece a la religión del diablo), fueron participantes con el diablo y no con el Señor.

222 Estaban en la idolatría, ya sea que lo admitieran o no.  Pueden hablar todo lo que quieran y decir que los altares y el incienso son solamente para recordar las oraciones del Señor o lo que ellos crean que signifique; y pueden decir que cuando oran ante la imagen es solamente para mayor énfasis; y que cuando se confiesan al sacerdote, en verdad lo están haciendo a Dios en sus corazones; y cuando dicen que el sacerdote los perdona, sencillamente lo está haciendo en el Nombre del Señor.  Pueden decir lo que quieran, pero están participando en la bien-conocida religión satánica, babilónico, y se han unido a ídolos y han cometido fornicación espiritual, lo cual significa muerte. ¡Están muertos!

223 Entonces la iglesia y el estado se casaron.  La iglesia se unió con ídolos.  Con la fuerza del estado respaldándolos, ellos sintieron que ahora “El reino habla venido y la voluntad de Dios había sido ejecutada en la tierra.” Con razón la Iglesia Católica Romana no está esperando la venida del Señor Jesús.  No son de los que creen en el Milenio.  Ya tienen su milenio aquí mismo.  El Papa está reinando ahora mismo y Dios está reinando en él.  Así que cuando El venga (según ellos) tiene que ser cuando la tierra nueva y los cielos nuevos sean preparados.  Pero están equivocados.  Aquel Papa es la cabeza de la iglesia falsa.  Y en verdad va a haber un milenio, pero mientras eso está sucediendo, él no participará de ello.  El estará en alguna otra parte.

La Amonestación
Por tanto, arrepiéntete; pues si no, vendré a ti pronto, y pelearé contra ellos con la espada de mi boca.
Apocalipsis 2:16

224 ¿Qué más puede decir? ¿Puede Dios pasar por alto el pecado de aquellos que han tomado Su Nombre en vano?  Hay una sola manera para recibir gracia en la hora de pecado: ¡arrepentirse!  Confiese que está equivocado.  Venga a Dios para obtener el perdón y el Espíritu de Dios.  Este es un mandamiento de Dios; para desobedecer es muerte, porque El dice: “Pelearé contra ellos con la espada de mi boca.” La bestia hizo guerra contra los santos, pero Dios hará guerra contra la bestia.  Aquellos quienes combatieron la Palabra, algún día hallarán la Palabra combatiendo en contra de ellos.

225 Es una cosa grave quitarle o agregarle a la Palabra de Dios.  Y aquellos que la alteraron e hicieron con la Palabra como quisieron, ¿cuál será su fin sino muerte y destrucción?  Pero todavía la gracia de Dios clama: “¡Arrepentios!” ¡Oh, cuán dulces son los pensamientos de arrepentimiento!  Nada traigo en mis manos, simplemente a Tu cruz me acojo.  Traigo mi tristeza.  Me arrepiento de ser lo que soy y de lo que he hecho.  Ahora es la sangre, nada más que la sangre de Jesús. ¿Qué será? ¿Arrepentimiento o la espada de muerte?  La decisión es suya.

Las Recompensas
El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.  Al que venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce, sino aquel que lo recibe.

Apocalipsis 2:17

226 El mensaje a cada edad tiene un incentivo para el creyente, animándole a que sea un vencedor y así ser recompensado por el Señor.  En esta edad, el Espíritu está prometiendo el maná escondido y un nombre escrito en una piedrecita blanca.

227 Ahora, siendo que cada uno de estos mensajes es dirigido al ‘ángel’ (mensajero humano), su porción es una grande responsabilidad como también un privilegio maravilloso.  A estos hombres Dios hace promesas especiales, como en el caso de los doce apóstoles estando sentados en doce tronos juzgando a las doce tribus de Israel.  Luego, acuérdese de Pablo, a quien le fue dada una promesa especial: la de presentar a los componentes de la Novia de su día a Jesús.

Porque os celo con celo de Dios; pues os he desposado con un solo esposo, para presentaras como una virgen pura a Cristo.

2 Corintios 11:2

228 Así será con cada mensajero que ha permanecido fiel a la Palabra de su hora y su edad.  Así será en el último día.  Será la misma recompensa especial que fue dada a Pablo.  Creo que todos Uds. recuerdan que les dije que siempre había tenido miedo de morir, porque no fuese que al encontrarme con el Señor, El no estuviese agradado conmigo por las tantas veces que le he fallado.

229 Pues había estado pensando en eso una madrugada mientras estaba así acostado en la cama, cuando de repente fui llevado en una visión muy extraña.  Digo que era extraña porque he tenido miles de visiones y en ninguna había sentido que salía de mi cuerpo.

230 Pero fui transportado y miré para atrás para ver a mi esposa y vi mi cuerpo allí a su lado.  Entonces me hallé en el lugar más hermoso que jamás he visto.  Era un paraíso.  Vi a multitudes de personas, las más contentas y hermosas que jamás he visto.  Todos parecían ser tan jóvenes (de 18 a 21 años de edad).  Entre ellos no había ninguno con canas, arrugas, ni deformaciones.  Todas las jóvenes tenían su cabello hasta la cintura, y los jóvenes eran tan varoniles y fuertes.

231 ¡Oh, cómo me dieron la bienvenida!  Me abrazaron y me dijeron: “precioso hermano,” y me decían repetidamente que estaban contentos en verme.  Mientras trataba de razonar quiénes eran estas personas, uno que estaba a mi lado me dijo: “Son tu pueblo.”
Estuve tan sorprendido.  Pregunté, “¿Son todos estos Branham?”

232 El dijo, “No, ellos son tus convertidos.” Entonces él señaló a una dama en particular y dijo, “¿Ves esa joven que estabas admirando hace unos momentos?  Ella tenía 90 años cuando la guiaste al Señor.”
Dije: “¡Ay, ay, y pensar que esto era lo que yo temía!”

233 El hombre dijo: “Aquí estamos reposando mientras esperamos la venida del Señor.”
Respondí: “Quiero verle a El.”

234 El dijo: “Todavía no lo puedes ver; pero El viene muy pronto.  Y cuando venga, vendrá a ti primero y tú serás juzgado según el Evangelio que has predicado, y nosotros seremos tus súbditos.”

235 Dije: “¿Ud. me quiere decir que yo soy responsable por todos estos?”
El dijo: “Todos.  Tú naciste un líder.”

Le pregunté: “¿Será responsable cada uno? ¿Qué de San Pablo?” Me respondió: “El será responsable por su día.”

236 Entonces dije:”Pues, yo prediqué el mismo Evangelio que predicó
Pablo.  ” Y la multitud clamó: ” ¡En eso estamos confiando!  “

237 Sí, yo puedo ver que Dios va a dar una recompensa especial a Sus mensajeros quienes han cumplido fielmente con la responsabilidad que El ha encomendado.  Si ellos han recibido la revelación de la Palabra para esa edad y la han predicado fielmente en su día, y han vivido lo que han predicado, entonces recibirán una gran recompensa.

238 Ahora, con esta idea en la mente, ve a el versículo de nuevo:”Daré a comer del maná escondido.” Todos sabemos que el maná era alimento angelical, fue lo que Dios envió sobre la tierra para Israel durante el tiempo de su peregrinación.  Era alimento perfecto.  Es asombroso como era que aquel alimento los mantenía en perfecta salud.  Nadie se enfermó. Era todo lo que necesitaban.  Cuando el arca fue construida, pusieron una cierta cantidad de maná en ella.  Entonces el arca fue colocado detrás del velo, y sólo el pontífice se atrevía a acercarse a ella, y tenía que llevar la sangre del sacrificio.  El Pan del Cielo, simbolizado por el maná, un día bajó del Cielo y llegó a ser Vida para todos los que creen en El.  El dijo:

Yo soy el pan de vida.
Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno comiere de este pan, vivirá para siempre.
San Juan 6:48, 51

Cuando El se fue, nos dejó Su Palabra:

No sólo sepan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.
Mateo 4:4

239 Su Palabra fue pan.  Fue el maná perfecto, el cual, si un hombre viviere por él, nunca morirá.  Pero inmediatamente después de la muerte de los padres, nadie parecía conocer exactamente bien la verdad, y en poco tiempo, este maná parecía estar escondido de la gente.  Pero en cada edad Dios empezó a dar de nuevo, por revelación, aquello que estaba escondido hasta que en este último día, según Apocalipsis 10:7, un profeta vendrá y revelará todos los misterios y entonces regresará el Señor.

240 Ahora, yo digo que en cada edad los mensajeros recibieron verdad escondido, pero no la recibieron solamente para ellos mismos; más bien es como cuando a los discípulos se les ordenó que sirviesen pan y pescado a las multitudes.  Jesús les dio a ellos el alimento partido, y ellos a su vez lo dieron al pueblo.  Dios da Su maná escondido al vencedor.  No puede ser de otra manera.  El no abriría Sus tesoros a aquellos que rechazan lo que ya está revelado.

241 Lo que he estado diciendo acerca del mensajero de cada edad recibiendo de Dios una porción de la verdad original de Pentecostés, está tipificado en el Antiguo Testamento cuando a Moisés le fue ordenado tomar un gomer de maná y colocarlo en un vaso de oro detrás del velo en el lugar santísimo (Éxodo 16:32-36).  Allí podía entrar el pontífice de cada generación con la sangre del sacrificio.  Podía tomar una pequeña porción de este maná (porque no se corrompía) que original y se la comía.

242 Ahora, en cada edad, al mensajero del Señor en esa edad le es dada la revelación de Dios para ese periodo en particular.  Y una vez que el mensajero era iluminado con la verdad, él traía esa verdad al pueblo, y aquellos cuyos oídos habían sido abiertos por el Espíritu, oían esa verdad, la creían y la vivían.

243 También hay el pensamiento de la participación futura del maná escondido.  Yo pienso que será la participación eterna de la revelación de Jesucristo en las eternas edades venideras. ¿De qué otra manera podríamos empezar a conocer las riquezas inescrutables de Su propio Ser?  Todo lo que hemos anhelado conocer, todas nuestras preguntas no contestadas, todo eso será revelado.  Será de Cristo, Quien es nuestra vida, que lo recibiremos. ¡Oh, a veces pensamos cuan rico es cuando aquí empezamos a aprender un poco acerca de El y de Su Palabra y nos hace regocijar!  Pero algún día cuando nuestra carne sea cambiada, aquella Palabra y El llegarán a ser lo que nosotros nunca pensábamos posible.

244 También dice aquí que El va a dar al vencedor una piedrecita blanca y no sobre pero en la piedra un nombre nuevo, el cual, solamente el dueño conoce.  Ahora, la idea de un nombre nuevo, es una idea bien conocida.  Abram fue cambiado a Abraham, Sara¡ a Sara, Jacob a Israel, Simón a Pedro, y Saulo a Pablo.  Estos nombres produjeron un cambio o fueron dados por causa de un cambio.  Fue solamente después de que los nombres de Abram y Sara¡ fueron cambiados por el Señor que se encontraban listos para recibir al hijo prometido.  En el caso de Jacob, él tenía que vencer y después fue llamado príncipe.  En el caso de Simón y de Saulo, su cambio vino cuando ellos recibieron al Señor.

245 Y hoy día, cada uno de nosotros, los verdaderos creyentes, hemos tenido un cambio de nombre.  Somos Cristianos.  Es un nombre que es común entre todos nosotros.  Pero algún día tendremos otro cambio; ciertamente recibiremos un nombre nuevo.  Muy bien puede ser que ese nombre sea nuestro nombre original y verdadero escrito en el Libro de la Vida del Cordero desde antes de la fundación del mundo.  El conoce nuestro nombre pero nosotros no.  Algún día, según Su buena voluntad, nosotros también lo conoceremos.

246 Una piedrecita blanca. ¡Cuán hermoso!  Aquí está otro cuadro donde el santo recibe recompensa de la mano de Dios por sus aflicciones en la tierra. ¿Sabe Ud. que después de Constantino, a la iglesia falsa le fue posible meter su mano en la tesorería del estado y por ese medio construir edificios hermosos llenos de estatuas hermosas?  Estas estatuas hechas de mármol blanco, en realidad eran ídolos romanos que habían sido nombrados nuevamente como santos.  Las iglesias y sus contenidos eran excepcionalmente bellas, aun como se ven hoy día, pero Dios no estaba en ellas.

247 ¿Dónde estaba Dios?  Con Sus santos en algún hogar o en alguna cueva o en alguna región salvaje en la sierra donde estaban escondidos de los miembros de la iglesia falsa.  Ellos no tenían edificios hermosos, ni coros con batas, ni ropa fina, ni las demás atracciones mundanas.  Pero ahora en esta promesa especial a los verdaderos creyentes de todas las edades, Dios ha declarado que les dará recompensas de gran hermosura y de duración eterna.

248 Deje que los ricos desprecien a los pobres.  Déjelos que den grandes cantidades a la iglesia para que ella honre al donador fijando una placa de mármol o alguna estatua en su honor en un lugar público para que todos aplauden.  Algún día el Dios que ve y sabe todo, una vez más recompensará a la viuda por darlo todo, aunque sea apenas dos blancas; y El mismo la recompensará con los tesoros del Cielo.

249 Sí, maná escondido y un nombre nuevo en una piedrecita blanca. ¡Cuán bondadoso es el Señor para con nosotros al recompensarnos tan maravillosamente, siendo nosotros tan indignos! ¡Oh, yo quiero estar listo a toda hora para hacer Su voluntad y para acumular tesoros en el Cielo! 
Capítulo 6
La Edad De Tiatira

Y escribe al ángel de la iglesia en Tiatira: El Hijo de Dios, el que tiene ojos como llama de fuego, y pies semejantes al bronce bruñido, dice esto:
Yo conozco tus obras, y amor, y fe, y servicio, y tu paciencia, y que tus obras postreras son más que las primeras.
Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos.
Y le he dado tiempo para que se arrepienta, pero no quiere arrepentirse de su fornicación.
He aquí, yo la arrojo en cama, y en gran tribulación a los que con ella adulteran, si no se arrepienten de las obras de ella.
Ya sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras.
Pero a vosotros y a los demás que están en Tiatira, a cuantos no tienen esa doctrina, y no han conocido lo que ellos llaman las profundidades de Satanás, yo os digo: No os impondré otra carga;
pero lo que tenéis, retenerlo hasta que yo venga.
Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones,

y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre;
y le daré la estrella de la mañana.
El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.
Apocalipsis 2:18-29
Tiatira
1  Históricamente, Tiatira era la ciudad de menos importancia entre las siete ciudades de la revelación.  Estaba situada sobre la frontera de Mysia e lonia, y se encontraba rodeada por ríos, los cuales estaban llenos de sanguijuelas.  Su característica más meritoria fue su prosperidad económica debido a los gremios colectivos de alfareros, curtidores, tejedores, tintoreras, fabricantes de ropa, etc.  Fue de esta ciudad de donde vino Lidia, la vendedora de púrpura, que fue la primera convertida de Pablo en Europa.

2  Ahora, la razón por la cual el Espíritu escogió a esta ciudad como la que contenía los elementos espirituales para la cuarta edad, fue por causa de su religión.  La religión mayor de Tiatira fue la adoración de Apolo Tyrimnaios, la cual estaba mezclada con la secta que adoraba a los emperadores.  Apolo era el dios del sol y también el que seguía en poder a su padre Zeus.  El fue conocido como el ’separador de maldad’ y gobernaba sobre la ley religiosa y la expiación (el medio de expiación, haciendo enmiendas por injusticias o culpas).  Platón dijo de él: “El explica a los hombres la institución de templos, sacrificios y servicios a deidades, además de los ritos ligados con la muerte y después de la vida.  ” El comunicaba su conocimiento de ‘el futuro’ y ‘la voluntad de su padre’ a los hombres por medio de profetas y oráculos.  En tiatira, este rito fue conducido por una profetisa sentaba en una silla de tres patas y entregaba los mensajes mientras estaba en trance.

3  El dominio de esta religión era extraordinario.  Su formidable poder no consistía exclusivamente en el dominio de misterios, sino en el hecho de que nadie podía pertenecer a los gremios, los cuales ofrecían a la gente su vivienda, sin pertenecer al templo donde se adoraba a Apolo.  Cualquier hombre que se negaba a participar en las fiestas idólatras y las orgías licenciosas era excluido de estos gremios del primer siglo.  Para pertenecer a la vida social y comercial, uno tenía
que ser un verdadero pagano e idólatra.

4  Es demasiado interesante notar que el mismo nombre Tiatira quiere decir “Mujer Dominante.” Así que esta edad es caracterizada por una fuerza dominante, una fuerza que cruelmente invade a todo, conquista a todo, y despóticarnente controla.  Ahora, una mujer dominante es la maldición más grande en todo el mundo.  El hombre más sabio que el mundo jamás conoció fue Salomón, y él dijo:

Me volví y fijé mi corazón para saber y examinar e inquirir la sabidurías la razón,  y para conocer la maldad de la insensatez y el desvarío del error.
Y he hallado más amarga que la muerte a la mujer cuyo corazón es lazos y redes, y sus manos ligaduras.  El que agrada a Dios escapará de ella; mas el pecador quedará en ella preso,
            He aquí que esto he hallado, dice el Predicador, pesando las cosas una por una para hallar la razón;
Lo que aún busca mi alma, y no lo encuentra: un hombre entre mil he hallado, pero mujer entre todas éstas nunca hallé.
Eclesiastés 7:25-28

Y San Pablo dijo:

Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio.
1 Timoteo 2:12

s Desde el Huerto del Edén en adelante, la mujer se ha esforzado constantemente, y con buen éxito, por tomar el dominio sobre el hombre; y hoy mismo, el mundo es de la mujer, siendo la diosa de América una mujer desnuda.  Como el ídolo femenino cayendo del cielo (recuerde que sus brazos eran barras de hierro) caracterizaba la primera edad o sea la edad de Efeso, así su poder ha aumentado a tal grado que ella ha obtenido autoridad absoluta, siendo usurpada tal autoridad por
su actitud de hierro.

6  Ahora, la mujer no ha sido diseñada para tener una actitud o
disposición férrea.  Según la Escritura, ella debe ser sumisa al varón.  Para ella, eso es un mandamiento.  Una mujer que en verdad sea femenina, toda femenina, tendrá esa actitud.  No será como alfombra donde uno se limpia los pies, porque ningún hombre que en verdad sea un varón hará de ella una alfombra; pero ella querrá estar bajo la autoridad y no gobernar sobre el varón porque él es la cabeza del hogar.  Si ella rompe esa imagen que Dios ha hecho para ella, se pervierte.  Cualquier hombre que le permite a la mujer tome autoridad sobre él, también ha roto esa imagen, tomándose en un pervertido.

7  Por eso es que una mujer no debe ponerse la ropa que le corresponde al hombre, ni tampoco debe cortarse el cabello.  Ella nunca debe ponerse la ropa que le corresponde al varón ni debe cortarse el cabello.  Cuando hace estas cosas está entrometiéndose en el dominio del varón, tomando autoridad y se está pervirtiendo.  Y cuando una mujer invade el púlpito, lo cual le es mandado que no lo haga, entonces muestra de qué espíritu es.  Siendo una mujer dominante es anti-cristo, y las simientes de la Iglesia Católica Romana están en ella, aunque quizás ella niegue esto calurosamente.  Pero cuando es cuestión de la Palabra, antes bien sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso (Romanos 3:4).  Amén.

8 Volvamos al principio.  En la creación original (física) como la conocemos hoy día, Dios hizo todo en pares, varón y hembra.  En todo hubo dos: el gallo y la gallina, la vaca y el toro, y as! sucesivamente.  Pero respecto al hombre, solamente había uno, no había dos.  Adán había sido hecho a la semejanza de Dios.  El era un hijo de Dios.  Como hijo de Dios, él no podía ser tentado y luego caer.  Eso sería imposible.  Así que Dios tomó un sub-producto del hombre para permitir la caída.

9  La mujer no salió directamente de la mano de Dios como un producto original; ella fue formada del hombre.  Y cuando Dios hizo que ella fuese sacada del hombre, ella fue en gran manera diferente de las demás hembras que El había creado; ella tenía la capacidad de ser engañada.  Ninguna otra hembra en la creación puede ser inmoral; pero la hembra humana puede ser tomada en casi todo tiempo.  Y esa debilidad en ella permitió que Satanás la engañara por medio de la serpiente, y ha traído a la mujer a una posición muy extraordinaria delante de Dios y Su Palabra.

10  Por un lado, ella es tipo de toda cosa vulgar, inmunda y aborrecible, mientras que por el otro lado, ella es tipo de toda cosa limpia, hermosa y santa, como el receptáculo del Espíritu y las bendiciones de Dios.  Por un lado, ella es llamada la ramera que está emborrachado con el vino de sus fornicaciones, y por otro lado, ella es llamada la Novia de Cristo.  Por un lado, es llamada Misterio Babilonia, la abominación delante de Dios; y por otro lado es llamada la Nueva Jerusalén, nuestra madre.  Por un lado, ella es tan aborrecible, malvada y lujurioso que es echada sumariamente en el Lago de Fuego como el único lugar digno que merece; y por el otro lado, ella es exaltada hasta el Cielo, compartiendo del mismo trono de Dios como el único lugar propio para una reina como ella.

11 Y en esta edad de Tiatira, ella es una mujer dominante.  Ella es Misterio Babilonia.  Ella es la gran ramera.  Ella es Jezabel, la profetisa falsa. ¿Por qué?  Porque la mujer verdadera es sumisa a Dios.  Cristo es su cabeza.  Ella no tiene otra palabra que la de El, ni pensamientos fuera de los de El, ninguna guianza más que la de El.  Pero ¿qué de esta iglesia?  Ella ha echado fuera a la Palabra y ha destruido las Biblias y los documentos dignos de los piadosos.  Ella ha dado muerte a los que predican la verdad.  Se ha apoderado de reyes, príncipes y naciones.  Ella domina ejércitos e insiste en que ella es el verdadero Cuerpo de Cristo y que sus Papas son los vicarios de Cristo.  Ella ha sido completamente seducida por el diablo, y en cambio ahora ella ha llegado a ser la seductora de otros.  Ella es la novia de Satanás y ha producido sus religiones de sus hijos bastardos.

12  Ella ha dominado a través de las Edades del Oscurantismo.  Por más de novecientos años ella despojó y destruyó; terminó con las artes, destruyó las ciencias, y lo único que produjo fue muerte a tal grado que la Luz de la Verdad estaba ya casi completamente apagada y solamente quedaba un débil rayo de Luz.  El aceite y el vino casi habían cesado de fluir; pero aunque dominaba los reinos de la tierra y demandaba de todos los hombres que hallasen su ciudadanía en ella, había un pequeño grupo que pertenecía a Dios, cuya ciudadanía estaba en el Cielo; y a éstos, ella no podía destruir.  Dios cuidó de Su manada pequeña; ellos no podían ser destruidos.

13 Esta iglesia de Roma era toda pagana y malvada así como la Reina Athalía, quien trató de destruir a toda la simiente real y casi logró hacerlo, pero Dios preservó a uno, y de él llegó a haber más piadosos.  Así que Dios preservó a una manada pequeña en aquella larga y oscura noche y de su verdad al fin salió un Lutero.

14 Cualquiera que conozca un poco de la Iglesia Católica Romana y su forma de adoración, podrá entender porqué la ciudad de Tiatira fue escogida por el Espíritu para representar a la iglesia en las Edades del Oscurantismo.  Allí está ante nuestros ojos.
La Edad
La Edad de Tiatira fue la más larga de todas las
                Edades de la Iglesia.  Duró como novecientos años,
desde el año 606 hasta el 1520 D.C.

El Mensajero
15 Por mucho tiempo la iglesia había estado dividida en dos grupos, el grupo occidental y el grupo oriental.  De vez en cuando un reformador salía de uno o de ambos grupos, y por un tiempo guiaba a una porción de la iglesia a una relación más profunda con Dios.  Tal hombre en el occidente fue Francisco de Asís.  El verdaderamente prosperó por un tiempo, pero por fin su obra fue aniquilada por la jerarquía de Roma.  Pedro Waldo de Lyons, un negociante que renunció a su vida secular, llegó a ser muy activo en el servicio del Señor y guió a muchos a Dios, pero fue contrarrestado en su obra y fue excomulgado por el Papa.

16  Ni los grupos occidentales como tampoco los orientales tenían entre ellos a un hombre con la posibilidad de ser el mensajero para esta edad, examinándolo a la luz de la Escritura.  Sin embargo, hubo dos hombres en las Islas Británicas, cuyos ministerios en Palabra y en hechos podían soportar la prueba de la Verdad.  Ellos fueron San Patricio y San Colombo.  Es a San Colombo a quien le corresponde el oficio de ser el mensajero.

17  Aunque el mensajero a la edad de Tiatira fue San Colombo, yo quiero comentarles un poco acerca de la vida de San Patricio como un ejemplo para nosotros y también para mostrarles la mentira acerca de la pretensión de Roma de que San Patricio pertenecía a ella, así como tampoco pertenecía Juana de Arco.  Patricio nació de la hermana de San Martín, en la pequeña ciudad de Bonavern que estaba situada en las riberas del río Clyde.  Cierto día mientras estaba jugando en las playas del río con sus hermanas, llegaron unos piratas y se llevaron a los tres niños.

18  Nadie sabe qué sucedió con las niñitas, pero Patricio (su nombre era Saccat) fue vendido a un comandante en el norte de Irlanda.  Su obligación era atender los cerdos.  Para hacer esto, él amaestró a unos perros.  Sus perros fueron tan perfectamente amaestrados que mucha gente venía de lejos y de cerca para comprarlos.  El, en su soledad, se rindió a Dios y fue salvo.  Entonces en él despertó el deseo urgente de escapar y volver a su casa y a sus padres.

19 El formuló un plan en el cual su habilidad como amaestrador le sirvió de gran utilidad.  Enseñó a los perros que se acostaran sobre él, cubriendo su cuerpo cuidadosamente, y que no se moviesen hasta que él les diera la orden de hacerlo.  Entonces cierto día cuando su dueño vendió varios perros, Patricio ordenó a los perros (con excepción del líder del grupo) a que se metieran al barco.  El líder del grupo, al cual le había dado una orden secreta, corrió y rehusó subirse a bordo.  Mientras el dueño y el comprador trataban de atrapar al perro, Patricio se subió al barco y ordenó a los perros que le cubrieran; entonces con un silbido llamó también al líder a la barco y que se echara sobre él.  Siendo que no podían encontrar a Patricio en ningún lado, el negociante alzó la vela y salió al mar.  Después de asegurarse de que el capitán estaba demasiado lejos para regresarse, Patricio dio otra señal que hizo que los perros se pelearan.  El vino ante el capitán y le dijo que si no lo llevaba a su casa, él mandaría a los perros que siguieran peleando y él tomaría posesión del barco.  Sin embargo, por cuanto el capitán era un Cristiano, cuando oyó el relato del joven, con mucho agrado lo llevó a las riberas cerca de su casa.

20  Patricio ingresó en la escuela Bíblica y luego regresó a Irlanda donde ganó a miles para el Señor por medio de la Palabra y el poder de Dios en muchas señales y maravillas.  El, en ninguna ocasión fue a Roma ni tampoco fue comisionado por Roma.  La verdad del asunto es que Roma, cuando al fin estableció un fundamento seguro en la isla y vio que el tiempo era oportuno, mató a más de 100.000 Cristianos, quienes a través de los años, habían crecido de aquel grupo original que había venido al Señor bajo la guianza de San Patricio.

2l Aproximadamente 60 años después de la muerte de San Patricio, Colombo nació en la familia real de Fergus, en el norte de Irlanda, en el condado de Donegal.  El llegó a ser un estudiante consagrado y sobresaliente, aprendiendo de memoria la mayor parte de las Escrituras.  Dios le llamó en una Voz audible a ser un misionero.  Después de haber oído la Voz de Dios, nada lo pudo detener, y su maravilloso ministerio hizo que muchos historiadores lo colocaran juntamente con los apóstoles.  Tan magnífico fue su ministerio, seguido de señales sobrenaturales, que algunos (especialmente los estudiantes de Roma) pensaron que los relatos fueros exagerados.

22 En uno de sus viajes misioneros, él llegó a una ciudad amurallada, cuyas puertas estaban cerradas para que él no entrara.  Alzó su voz en oración a Dios y le pidió que interviniera, permitiéndole entrar para predicar a la gente.  Mientras oraba, los magos de la corte empezaron a hacerle mofa con ruidos estrepitosos.  Entonces él empezó a cantar un salmo.  Mientras cantaba, Dios aumentó el volumen de su voz hasta sobrepujar el bullicio de los paganos.  De repente las puertas se abrieron por su cuenta.  El entró y predicó el Evangelio ganando a muchos para el Señor.

23  En otra ocasión cuando también le fue prohibido el paso a cierta aldea, se dio la vuelta para marcharse y repentinamente el hijo del jefe se enfermó, como para morir.  Rápidamente buscaron a San Colombo y lo llamaron.  Cuando ofreció la oración de fe, el niño fue sanado instantáneamente y el pueblo se abrió para la evangelización por la Palabra de Dios.

24  El Evangelio puro predicado por Colombo y sus colaboradores se esparció por toda Escocia, tornándola a Dios.  También llegó a Irlanda y al norte de Europa.  Su modo de esparcir el Evangelio fue que tal vez una docena de hombres, bajo un líder, entrarían a un campo nuevo y literalmente construirían una ciudad basada y centralizada en Dios.  Entre estos doce hombres habrían carpinteros, maestros, predicadores, etc., todos maravillosamente versados en la Palabra y en una vida Santa.  Esta pequeña colonia estaría rodeada por un muro.  Dentro de poco tiempo este recinto estaría rodeado por estudiantes y sus familias en sus propias casas, aprendiendo la Palabra y preparándose para salir y servir al Señor como misioneros, líderes y predicadores.  Los hombres tenían libertad de casarse, aunque muchos no se casaron para así servir mejor al Señor.  Se mantuvieron libres de la ayuda del Estado y así también de la política.  En vez de atacar las demás religiones, ellos enseñaron la verdad porque creyeron que la verdad era suficiente arma para cumplir los resultados que Dios tenía en mente para ellos.  Eran totalmente independientes de Roma.

25  San Colombo fue el fundador de una gran escuela Bíblica en la isla de Hy (situada cerca de la costa suroeste de Escocia).  Cuando él fue allí, la isla era tan estéril y peñas cosa que no podía producir suficiente alimento para todos ellos.  Pero Colombo sembró semilla con una mano mientras mantenía la otra alzada en oración.  Hoy día aquella isla es una de las más fértiles de todo el mundo.  Desde esta isla centralizada en la Biblia, salieron poderosos estudiantes dotados con sabiduría y con el poder de Dios.

26  Cuando leí la historia de este gran siervo de Dios y la maravillosa obra que realizó, me entristeció el corazón al hallar que el poder del Papa, en su deseo de traer a todos los hombres bajo su dominio, vino y con el tiempo corrompió estos campos misioneros, destruyendo la Verdad como fue enseñada por Colombo.

El Saludo
El Hijo de Dios, el que tiene ojos como llama de fuego, y pies semejantes al bronce bruñido, dice esto:                 Apocalipsis 2: 1 8

27   La revelación de la Deidad a la edad de Tiatira, es que Jesús es el Hijo de Dios.  En los días de Su carne, El fue conocido como el Hijo del hombre.  Pero ya no lo conocemos según la carne.  Ya no es el Hijo del hombre, el gran Profeta, Quien en Sí mismo juntó todas las profecías.  El Unigénito está de nuevo en el seno del Padre.  Ahora le conocemos según el poder de la resurrección.  El ha resucitado y ha tomado a Sí mismo Su gran poder, el cual es sobre todo para la alabanza de Su propia gloria.  El no compartirá Su gloria con otro.  La dirección de Su Iglesia El no la entregará a ningún hombre.

28  El se fija en Tiatira, en aquella ciudad y en aquella cuarta edad, y allí ve que ha sido dado a otro el honor que le pertenece solamente a El. Sus ojos arden con el fuego de Su ira y justicia mientras ve que Apolo es reverenciado como el Hijo de Dios, cuando El y solamente El es el Unigénito del Padre.  Cuán terrible ha de ser Su juicio sobre la religión de la edad de Tiatira, en la cual los miembros de la iglesia, así como los adoradores del hijo de dios (Apolo, el hijo de Zeus), elevan a un líder humano al puesto de adoración, respaldados por el poder del estado.  Porque eso es exactamente lo que vio.  La Iglesia Católica Romana estaba completamente entregada a la idolatría, basada en los ritos del dios del sol (Apolo), y había elevado a un hombre (el Papa) a la posición de Deidad por medio del matrimonio de la iglesia con el Estado.

29 Tomás Aquinas y Alverus Pelagius formularon y afirmaron que: “El Papa parece ser, para aquellos que lo miran con ojos espirituales, no un hombre sino un dios.  No hay límites en cuanto a su autoridad.  El puede declarar ser correcto en lo que él desea, y puede quitar los derechos de cualquiera como a él le parezca conveniente.  El dudar este poder universal resulta en ser apartado de la salvación.  Los grandes enemigos de la iglesia son los herejes, los cuales no se sujetan al yugo de la verdadera obediencia.”

Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, (el Hijo de Dios).

1 Timoteo 2:5

30 Pero el Papa de Roma ha cambiado la Palabra.  El ha hecho que diga: “Un mediador entre Dios y el hombre (no hombres).” Así que ahora él intercede entre el Mediador y los hombres.  Pero no hay ningún otro mediador más que el Hijo.  El Papa pronuncia salvación a través de la iglesia de Roma.  Pero no hay ninguna salvación fuera del Hijo de Dios.  Con razón los ojos resplandecen con juicio ardiente, y los pies son como latón fino mientras El está listo para reducir a polvo los reinos malvados de este mundo.  Gracias a Dios por aquellos pies fuertes de latón que han pasado a través del juicio en nuestro lugar.  Ahora son nuestro fundamento, porque lo que El ganó es nuestro.  Nos encontramos identificados en El, en Jesús el Hijo de Dios.

31  Fue en esta edad en que vimos el ascenso del Mahometismo, el cual negó al Hijo de Dios y pronunció muerte sobre todos los que se llamaban Cristianos.

32  Fue también en esta edad cuando la iglesia falsa desafió el primer mandamiento del Dios Todopoderoso y se lanzó precipitadamente al quebrantamiento del segundo al colocar a su Papa en el lugar de Jesucristo; y estableció y a la fuerza impuso la adoración de ídolos, enjuiciando con muerte a todos aquellos que negaban un lugar para los ídolos dentro de la iglesia.  Bajo la emperatriz Teodora, quien reinó desde al año 842 hasta 867, más de 100,000 santos fueron muertos simplemente porque estimaron las imágenes sin ningún valor.

33  Seguramente esta edad tiene que arrepentirse o perder todo.  Allí está el Señor de la Gloria, Dios mismo, Su Palabra echada a un lado, Su Persona rechazada.  Sin embargo, manos y corazones humanos no pueden destronarle.  Aunque lo rechacen, El permanece fiel.  “No temáis, manada pequeña, porque a vuestro Padre le ha placido daros el reino (Lucas 12:32).  Y cuando Yo venga con pies de latón y ojos como llama de fuero, entonces recompensaré.  El juicio es Mío, Yo pagaré,” dice el Señor.

El Elogio
Yo conozco tus obras, y amor, y fe, y servicio, y tu paciencia, y que tus obras postreras son más que las primeras.
Apocalipsis 2:19

34 De nuevo, aquí hallamos las mismas palabras de introducción: “Conozco tus obras.” El mismo Hijo de Dios dijo: “Creedme por las mismas obras” (Juan 10:38).  El puso énfasis en Sus propias obras mientras estuvo en la tierra.  Las obras que El obró fueron ordenadas por Dios para inspirar fe en El, y fueron gran parte de Su ministerio.
Su Espíritu Santo en Pablo dijo:

Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.
Efesios 2: 1 0

35 Estas obras fueron para inspirar fe en El, porque mostrarían el parentesco con El, el cual Pablo describió como “creados en El.”

36 Ahora, las obras nunca tomarán el lugar de la fe en Dios para nuestra salvación.  Pero las obras sí mostrarán nuestra fe ya puesta en El. Las buenas obras no lo salvarán a Ud., pero saldrán de una vida salva como fruto hacia el Señor.  Yo creo en las buenas obras.  Aunque un hombre no sea salvo, él debe hacer buenas obras y hacer lo mejor que pueda.  Lo que es horrible a los ojos de Dios, es que los hombres hagan obras malvadas y luego digan que están haciendo la voluntad del Señor.  Eso es lo que estaban haciendo los obispos, los Papas y toda la jerarquía de Roma.  Estaban asesinando, mutilando, y obrando toda clase de maldad en el Nombre del Señor.  Vivían vidas totalmente opuestas a lo que la Palabra enseña.  En aquel día malvado los verdaderos creyentes resplandecieron como una luz en la oscuridad, al continuar haciendo el bien; devolvían bendición por maldición e hicieron lo correcto para honrar a Dios, aunque por hacerlo muchos murieron.

37  En este versículo El está alabando a Sus hijos porque estaban viviendo vidas transformadas.  Sus obras testificaban de un nuevo Espíritu morando dentro de ellos.  La gente veía sus buenas obras y glorificaba a Dios.  Sí señor, si Ud. es un Cristiano, Ud. hará lo que es correcto.  Sus obras testificarán que su corazón está bien.  Y no será algo que Ud. estará fingiendo, porque Ud. hará Su voluntad aunque nadie más que Dios lo esté mirando; y además, Ud. hará Su voluntad aunque le cueste la vida.

38   “Yo conozco tus obras, y amor, y fe, y servicio, y tu paciencia……
Ud. notará que amor es puesto entre ‘obras’ y ’servicio,’ y ese es su
Lugar correcto, porque sin amor nuestras obras no son aceptables ante
Dios, ni tampoco nuestro servicio.  Pablo, hablando a los corintios,
dijo: “Sin amor no soy nada, y lo que hiciere será sin provecho si no
es hecho con amor.” Ud. allí puede ver que estos creyentes no eran de la misma clase que los Nicolaítas, los cuales hacían las obras como un medio de salvación o para ser admirados de los hombres.  Ellos hacían sus obras como consecuencia del amor de Dios derramado en sus corazones por el Espíritu Santo.  Aquel amor en sus corazones era el amor de Dios para los Suyos.  Jesús dijo:

En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.
San Juan 13:35

39  Los paganos que vieron las vidas de los primeros Cristianos
dijeron: “Mirad pues, como se aman los unos a los otros.” Juan dijo en 1 Juan 4:7, “Todo aquel que ama, es nacido de Dios.”

40  Aquí quiero dar una advertencia.  La Biblia dice tocante a los últimos días, que por la abundancia de iniquidad, el amor de muchos se resfriará.  En la edad de Laodicea, o sea la última edad, el amor a sí mismo y el amor a las cosas materiales ocupará el lugar del verdadero amor de Dios.  Nos es necesario guardamos del poder del pecado en estos últimos días.  Muchos se están endureciendo porque no se han dado cuenta del efecto de este espíritu del último día.  Es tiempo de acercamos a Dios y dejarlo que llene nuestras vidas con Su amor, de otra manera sentiremos la frialdad de la iglesia del último día y rechazaremos la verdad de Dios, lo único que nos puede ayudar.

41 En aquellos años oscuros y temerosos, la Vid Verdadera mantuvo su amor para con Dios y para con los hermanos, y por hacerlo Dios los encomendó.

42  “Conozco tu servicio.” Jesús dijo: “Aquel que es sobre todos es el siervo de todos.” Una vez un hombre sabio comentó sobre este versículo y dijo: “Solamente la historia probará la verdad de esas palabras.” Aquel hombre dijo la verdad.  Todos los hombres de la historia que en verdad llegaron a ser grandes, fueron siervos.  Aquellos que demandaron ser servidos, que oprimieron, que siempre tuvieron como meta estar a la cabeza de todos, todos ellos han terminado en vergüenza.  Aun los más ricos han sido condenados por Dios al no haber utilizado sus riquezas correctamente.  Pero fíjese en la historia y notará que aquellos que en verdad fueron algo grande, a la vez fueron los que sirvieron a otros.  La historia nunca podrá alabar a aquellos por los cuales se hizo mucho, pero para siempre alabará a aquellos que hicieron mucho por otros.

43 Ahora, apliquemos eso a nosotros mismos.  Por cuanto el Hijo del hombre no vino para ser servido sino para servir, así también nosotros debemos seguir el ejemplo.  Fíjese en El mientras se postra a los pies de los apóstoles y les lava los pies tan cansados y sucios.  El dijo: “Vosotros no entendéis ahora lo que estoy haciendo, pero lo entenderéis después.  Mas lo que veáis que yo hago, vosotros también debéis hacerlo.  ” El llegó a ser un siervo de manera que Dios pudiese elevarlo a las alturas.  Y algún día en el juicio de los santos, le oiremos decir: “Bien hecho, buen y fiel siervo, entrad pues al gozo del Señor.”

44 No es siempre fácil ser un siervo, pero aquellos que sirven y son gastados en servicio a otros, algún día serán sentados con El en Su Trono.  Entonces valdrá todo.  “Trabajemos por el Maestro, desde el alba al vislumbrar; siempre hablemos de Su amor y fiel bondad.  Cuando todo aquí fenezca y nuestra obra cese ya, y que sea pasada lista, allí estaré.”

45 “Conozco tu fe.” Ahora, El no dice aquí como dijo a la iglesia en
Pérgamo: “No has negado mi fe.” El ahora no está hablando de Su fe, sino que los está encomendando por su fidelidad.  Y a medida que lo está haciendo, también menciona su paciencia.  Fidelidad y paciencia van juntamente.  Por cierto, la paciencia es el resultado de la fidelidad, porque en Santiago 1:3 dice así:

Sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.

46  No hay ninguna otra manera para obtener la paciencia, tiene que venir como resultado de la prueba de su fe.  “Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia” (Romanos 5:3).  Es visto en este versículo la alta consideración que Dios tiene en cuanto al desarrollo de nuestra fe:

Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que osfalte cosa alguna.
Santiago 1:4

47  La Voluntad de Dios para nosotros es la perfección.  Y esa perfección es paciencia, esperando a Dios y esperando en Dios.  Este es el proceso del desarrollo de carácter.  Cuan altamente Dios ha encomendado a estos santos de la edad del Oscurantismo.  Pacientes como ovejas guiados al matadero, fielmente sirvieron a Dios con amor.  Es todo lo que ellos deseaban en esta vida: servicio a su Señor. ¡Cuán grande habría de ser su recompensa!

48  “He conocido que tus obras postreras son más que las primeras.” Esto ciertamente es admirable.  A medida que la oscuridad de la edad aumentó, y la lista de honor de los mártires llegó a ser más larga día tras día, ellos obraron cuanto más, sirviendo hasta lo máximo, y su fe fue creciendo.  Cuan trágico fue que en la edad de Efeso el amor disminuyó.  Y verdaderamente, nada es mencionado de¡ aumento de la labor de amor en las otras edades; pero en esta edad, la más oscura de todas, le sirvieron a Dios cuanto más. ¡Qué grande lección es esa!  No hubo merma de este afable servicio de amor hacia el Señor, sino más bien un aumento de labor.  Ese es el secreto.  Que el enemigo trate de impedir nuestro servicio al Señor, y nuestra respuesta será un aumento de servicio.  Cuando los abatidos están clamando de temor, entonces es el tiempo de gritar la victoria.

49  “He conocido que tus obras postreras son más que las primeras.”
Ahora, como ya hemos dicho, esta edad es llamada la Edad de¡ Oscurantismo, porque en verdad fue la época más oscura de la historia.  Fue la edad del Papa Inocencio 111, el cual reclamó ser el “vicario de Cristo, soberano y supremo sobre la iglesia y el mundo,” quien también instituyó la inquisición, la cual, bajo su dirección, derramó más sangre que en cualquier otro tiempo, con excepción del tiempo de la Reforma.  Fue la edad de la pornogracía, el dominio de las rameras.  Sagario III tuvo una amante, y “llenó el coro papal con amantes e hijos bastardos y tomó el palacio papal en una habitación de ladrones.” Anastasio 111 murió por sofocación por la mano de Marozia, quien fue una amante de Segario.  Juan XI fue el hijo ¡legítimo de Marozia.  Juan XII fue el nieto de Marozia y él “violó a las viudas y a las vírgenes, y mientras estaban en un acto de adulterio, fue muerto por el esposo enfurecido de la mujer.” Fue la edad del cisma papal, porque las dos líneas papales (una reinando desde Aviñón, Francia, y la otra reinando desde Roma) se maldecían y se peleaban entre sí mismos.  Estos Papas no solamente eran culpables de actos sexuales inmorales (engendrando cientos de niños ¡legítimos, cometiendo sodomía, etc.), sino también fueron culpables de haber vendido los oficios sacerdotales a los que pagaban el mejor precio.

50 Fue la edad cuando la luz brilló más débilmente, sin embargo, los pocos creyentes que habían obraron más fervientemente a media que la oscuridad aumentaba, hasta que al final de la edad muchos intentaron hacer reformas.  Sus labores fueron tan fervorosos que en realidad aparejaron el camino para la reforma que estaba por venir.  Y como la Palabra dice acerca de esa edad: “tus obras postreras (al fin de la edad) son más que las primeras.”

51 La palabra ‘Tiatira,’ tiene varios significados entre los cuales está “Sacrificio continuo.” Muchos retienen la creencia que esto es una profecía tocante a la misa, lo cual es una presentación continua del sacrificio de Cristo.  Ese es un pensamiento excelente, pero también puede ser que signifique el sacrificio continuo en cuanto a vidas y labores de los verdaderos creyentes del Señor.

52  Seguramente estos santos de Tiatira eran excelentes, llenos del Espíritu Santo y fe, criados para buenas obras, mostrando Su alabanza, no teniendo sus vidas en aprecio personal, sino más bien rindiéndose totalmente como un sacrificio agradable al Señor.
La Reprensión
Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos.
Apocalipsis 2:20

53  Ahora, juntamente con este versículo, quiero que se dé cuenta del versículo 23 y note la prueba de una gran verdad que he estado trayendo a su atención.

Ya sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón…
Apocalipsis 2:23

54  A través de este mensaje yo he estado diciendo que en realidad hay dos iglesias, aunque en cada edad el Espíritu habla a las dos como si fueran solamente una.  Aquí está enfáticamente declarado que hay iglesias; y también declara plenamente que algunas de estas iglesias claramente no saben que El es Aquel que escudriña los riñones y los corazones.  El va a probarles a ellos que esto es cierto.  Ahora pues, ¿cuales serán las iglesias que no conocen esta verdad?  Desde luego, serán aquellas que proceden de la vid falsa, porque los verdaderos creyentes ciertamente saben que el juicio comienza en la casa de Dios, y siendo ellos temerosos de Dios, se juzgan a sí mismos para así no ser juzgados.

55  Ahora, ¿por qué es que Dios llama a estas iglesias Sus iglesias, aunque son de la vid falsa?  La verdad del asunto es que sí son Cristianos.  Pero no son Cristianos de espíritu.  Son más bien Cristianos
de la carne.  Están llevando Su Nombre en vano.

Pues en vano me honran, enseñando como doctrinas mandamientos de hombres.
Marcos 7:7

56  Pero ciertamente son Cristianos, porque ¿qué más podrían ser?  Un Mahometano es un Mahometano.  Esa es su religión, sea como quiera que la viva, porque se somete en teoría a lo que el Corán enseña.  Del mismo modo, un Cristiano es un Cristiano por cuanto él se somete al hecho de que Jesús es el Hijo de Dios, nacido de una virgen, que fue crucificado y murió y resucitó, que El es el Salvador de la humanidad, etc. (Por cierto, en la edad de Laodicea, habrán aquellos que se llamarán Cristianos porque se someten a las finas calidades de Jesús, mientras que reservan para sí mismos el derecho de negar Su Deidad. Los Cristianos Científicos ya han hecho eso como también multitudes que predican un Evangelio Social.) Este individuo es un Cristiano nominal y pertenece a la iglesia.  Pero él no es un creyente verdadero o Espiritual.  Este tipo de creyente es aquel que ha sido bautizado en el Cuerpo de Jesucristo y es un miembro de El.  Pero sin embargo, está en el orden de Dios que la cizaña crezca juntamente con el trigo y no debe ser desarraigada.  Ese es el mandamiento de Dios.  El día de su juntada y quemada está por venir, pero todavía no.

57  Así que el Espíritu está hablando a este grupo mezclado.  Por un lado El está alabando, y por el otro lado está reprendiendo.  El ha dicho lo que es correcto al verdadero creyente.  Ahora El advierte a la vid falsa lo que debe hacer si es que ha de ser justificada ante el Señor.

Aquella Mujer Jezabel
Sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido.
Entonces la concupiscencia, después que ha concebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luz la muerte.

Santiago 1: 14 y 15

58  En este versículo el Apóstol Santiago nos muestra el curso que toma el pecado.  Ahora, eso es una semejanza exacta de lo que está sucediendo en las Edades de la Iglesia.  Así como el pecado empezó con nada menos que una sensación, así también la muerte de la iglesia empezó con los hechos sencillos y poco notados de los Nicolaítas.  De los hechos pasó a ser una doctrina.  De la doctrina pasó a abarcar el poder del estado y la introducción del paganismo.  Ahora, en esta edad pasa a su propia profetisa (maestra), y así continua hasta que se halla algún día en el Lago de Fuego, porque allí es exactamente donde va a encontrar su fin, en la muerte segunda.

59 Ahora, todo el clamor de Dios en contra de esta cuarta edad se encuentra en Su denuncia de esta profetisa Jezabel.  Y para entender mejor el porqué de esa denuncia, tendremos que escudriñar su historia en la Biblia, y cuando hallemos lo que ella hizo en el pasado, entonces sabremos lo que está sucediendo en este tiempo.

60  Lo primero y muy importante que aprendemos acerca de Jezabel es que ella no es una hija de Abraham, ni tampoco fue su admisión en las tribus de Israel una de carácter espiritual como en el caso de Rut la moabita.  No señor.  Esta mujer era la hija de Etbaal, rey de los sidonios (1 Reyes 16:3 l), quien fue el sacerdote de Astarte.  El había obtenido el trono asesinando a Pheles su predecesor.  Claramente vemos que es la hija de un asesino. (Ciertamente esto nos hace recordar a Caín).  Y la manera en que ella llegó a ser una parte de Israel no fue por medio de los canales espirituales que Dios había ordenado para la admisión del gentil; ella más bien entró por medio del matrimonio con Acab, el rey de las diez tribus de Israel.  Ahora esta unión, como hemos visto, no fue espiritual, fue más bien política.  Y así esta mujer que estaba tan compenetrada en la idolatría, no tenía ningún deseo de llegar a ser una adoradora del Único Dios Verdadero, antes por el contrario ella vino con las intenciones declaradas de apartar a Israel del Señor.  Ahora, Israel (las diez tribus) ya tenía el conocimiento de la adoración de los becerros de oro, pero todavía no estaba completamente dado a la idolatría porque aun se adoraba a Dios y se reconocía la ley de Moisés.  Pero desde el tiempo del matrimonio de Acab y Jezabel, la idolatría progresó de una manera mortal.  Fue cuando esta mujer llegó a ser sacerdotisa en los templos que ella edificó a Astarte (Venus) y a Baal (dios del sol) cuando Israel llegó al punto más crítico de su vida.

61  Con este conocimiento, podemos empezar a ver lo que el Espíritu
de  Dios está dando a conocer en esta edad de Tiatira.  Aquí está.

62  Acab se casó con Jezabel y lo hizo como una maniobra política
para fortalecer y asegurar su reino.  Es exactamente lo mismo que hizo la iglesia cuando se casó bajo Constantino.  Los dos se juntaron por razones políticas, aunque le dieron una apariencia espiritual al asunto.  Ahora, nadie me va a convencer a mí que Constantino fue un Cristiano.  El era un pagano con un disfraz de Cristiano.  El pintó cruces blancas en los escudos de los soldados, fue el originador de los Caballeros de Colón, colocó una cruz en la torre de la iglesia de Santa Sofía y así dio comienzo a una tradición.

63 Fue idea de Constantino juntar a todos los paganos, los Cristianos nominales y los verdaderos Cristianos.  Y por un tiempo parecía que tendría éxito porque los verdaderos creyentes vinieron para ver si podían persuadir a los que se habían apartado de la Palabra a que volvieran.  Cuando vieron que no los podían persuadir a que volviesen a la verdad, fueron obligados a apartarse de aquel cuerpo político.  Entonces cuando hicieron esto, fueron llamados herejes y fueron perseguidos.

64 Déjeme decirle claramente que hoy mismo está sucediendo la misma cosa.  Todos se están juntando.  Están escribiendo una Biblia que será conveniente para todos, ya sea judío, católico o protestante. Tienen su propio Concilio de Nicea, pero lo llaman el Concilio Ecuménico.  Y ¿sabe Ud. a quiénes son los que estas organizaciones están combatiendo?  Guerrean contra los verdaderos Pentecostales.  No me refiero a la organización llamada Pentecostal, me refiero a los que son verdaderos Pentecostales porque son llenos de¡ Espíritu Santo y tienen las señales y los dones en su medio porque caminan en la Verdad.

65 Cuando Acab se unió con Jezabel por razones políticas, él vendió su primogenitura.  Cuando Ud. se une con una organización, Ud. vende su primogenitura aunque Ud. quiera creerlo o no.  Cada grupo protestante que una vez salió y luego regresó de nuevo, vendió su primogenitura; y cuando Ud. vende su primogenitura, Ud. es exactamente como Esaú.  Ud. puede llorar y arrepentirse todo lo que quiera, pero no tendrá resultados.  Hay una sola cosa que Ud. puede hacer y eso es: “¡Salid de ella mi pueblo y dejad de participar en sus pecados¡ ” Ahora, si Ud. piensa que esto no es correcto, contésteme esta sola pregunta: ¿Me puede decir alguien cuál iglesia o movimiento de Dios que en alguna ocasión tuvo un avivamiento, y que después de haberse organizado y llegar a ser una denominación haya regresado a ese avivamiento?  Lea la historia.  Ud. no podrá hallar ni una sola.

66 Era la hora de la medianoche para Israel cuando se unió con el mundo y dejó lo Espiritual por lo político.  Era la hora de la medianoche para la iglesia cuando en Nicea hizo la misma cosa.  Es la hora de la medianoche ahora mismo cuando las iglesias se están juntando.

67 Cuando Acab se casó con Jezabel, él permitió que ella tomara el dinero del estado para edificar dos enormes edificios para la adoración a Astarte y Baal.  La casa que edificó para Baal fue suficientemente grande que todo Israel podía entrar y adorar allí.  Y cuando Constantino y la iglesia se casaron, él regaló edificios a las iglesias y colocó altares e imágenes y organizó la jerarquía que ya se había estado formando.

68 Cuando Jezabel obtuvo el respaldo de estado, ella impuso su religión sobre el pueblo y mató a los profetas y a los sacerdotes de Dios.  Este asunto llegó a tal grado de perversión, que Elías, el mensajero de su día, pensó que sólo él había quedado; pero Dios tenía a otros 7,000 que no habían doblado sus rodillas a Baal.  Y hoy mismo, entre esas denominaciones de Bautistas, Metodistas, Presbiterianos, etc., hay algunos que saldrán y regresarán a Dios, Yo quiero que Ud. sepa que yo nunca he estado en contra de la gente.  Es contra la denominación, el sistema organizado, el cual, según mi modo de pensar, no es correcto.  Tengo que estar en contra de eso porque Dios lo aborrece.

69 Ahora, detengámonos aquí por un momento para repasar lo que hemos descubierto acerca de la adoración en Tiatira.  Yo dije que adoraban a Apolo (quien era el dios del sol) juntamente con el emperador.  Este Apolo fue llamado el ’separador de maldad.’ El apartaba la maldad de la gente.  El les bendecía y les fue un verdadero dios. Supuestamente les estaba enseñando.  Les explicaba acerca de la adoración, los ritos de¡ templo, los servicios a los dioses, los sacrificios, la muerte y la vida después de la muerte.  La manera en que hacía esto, era a través de una profetisa embelesada sentada en una silla de tres patas. ¡Oh! ¿Lo puede ver Ud.? Aquí está aquella profetisa llamada Jezabel enseñando a la gente.  Y su enseñanza está seduciendo a los siervos de Dios y haciéndoles cometer fornicación.  Fornicación quiere decir ‘adoración idólatra.’ Ese es su significado espiritual.  Es una unión ¡legal.  La unión de Acab y la unión de Constantino eran igualmente ¡legales.  Ambos cometieron fornicación espiritual.  Todo fornicario tendrá su fin en el Lago de Fuego porque así lo dijo Dios.

70 Ahora pues, la enseñanza de la Iglesia Católica (la iglesia es femenina, es una mujer) reniega la Palabra de Dios.  El Papa, que literalmente es Apolo en una versión moderna, ha enseñado a la gente cómo unirse a los ídolos.  La Iglesia Romana ahora ha llegado a ser una profetisa falsa para la gente, porque ella ha quitado de entre la gente la Palabra del Señor y ha impuesto sus propias ideas en cuanto a lo que constituye el perdón de pecados, y lo que trae las bendiciones de Dios.  Y los sacerdotes han llegado al extremo de declarar categóricamente que no solamente tienen poder sobre la vida, sino también sobre la muerte.  Enseñan por su cuenta que existe un purgatorio, pero Ud. no puede hallar eso en la Palabra.  Enseñan que las oraciones, las misas y el dinero pueden sacarlo a uno del purgatorio y llevarlo al Cielo.  El sistema entero, que está basado sobre sus enseñanzas, es falso.  No está basado sobre el seguro fundamento de la revelación de Dios en Su Palabra, sino que está basado sobre las arenas movedizas y sumergibles de sus propias mentiras diabólicas.

71  La iglesia fue directamente de organización a denominación, y de allí a la enseñanza falsa.  Eso es correcto.  Los Católicos Romanos no creen que Dios está en Su Palabra.  No señor.  Si lo creyeran tendrían que arrepentirse y retroceder, pero ellos dicen que Dios está en Su iglesia.  Eso haría entonces que la Biblia fuera la historia de la Iglesia Católica, pero no es así.  Fíjese en lo que hicieron solamente con el bautismo en agua.  Lo convirtieron de ser Bautismo Cristiano en un bautismo pagano de títulos.

72  Déjeme citarle una experiencia que tuve con un sacerdote Católico. En una ocasión, yo bauticé a una jovencita, la cual después se volvió Católica, y luego el sacerdote me quería entrevistar y obtener algunos informes acerca de ella.  Me preguntó qué clase de bautismo había tenido la joven.  Yo le respondí que la bauticé en el Bautismo Cristiano, el cual, según mi conocimiento, era el único que había.  La había sumergido en el agua en el Nombre del Señor Jesucristo.  El sacerdote comentó que en el tiempo pasado la Iglesia Católica hacía eso.  Inmediatamente le pregunté cuándo era que la Iglesia Católica había hecho eso, porque yo había leído sus historias y no había encontrado lo que él decía.  Me dijo que se encontraba en la Biblia, y que Jesús había organizado la Iglesia Católica.  Le pregunté que si él creía que Pedro en verdad era el primer Papa.  El dijo enfáticamente que Pedro sí fue el primer Papa.  Yo le pregunté que si las misas se decían en latín para así asegurar que estaban correctas y que nunca cambiaran.  El dijo que eso era cierto.  Entonces le dije que yo pensaba que se habían alejado bastante de lo que tenían en el principio.  Le hice saber que si la Iglesia Católica en verdad creía en el libro de los Hechos, entonces yo era como los primeros Católicos.  El me dijo que la Biblia era el registro de la Iglesia Católica y que Dios estaba en la iglesia.  Yo estuve en desacuerdo con él porque Dios está en Su Palabra.  Que Dios sea verdadero, mas todo hombre mentiroso.  Si Ud. le agrega o le quita a ese Libro, Dios ha prometido que El agregará plagas a aquellos que le agregan y quitará su parte del Libro de la Vida si se atreven a quitarle algo (Apocalipsis 22:18-19).

73 Déjeme mostrarle cómo es que la Iglesia Católica Romana cree que Dios está en la iglesia en vez de la Palabra.  Aquí está una cita del diario del Papa Juan XXIII: “Mi experiencia durante estos tres años como Papa, desde que en ‘temor y temblor’ acepté este servicio en obediencia pura a la Voluntad del Señor, comunicada a mí por medio del Sagrado Colegio de Cardenales en conclave, testifica a este máximo y es una razón durable y conmovedora por la cual debo ser fiel a ello; confianza absoluta en Dios, en todo lo que tiene que ver con el presente y perfecta tranquilidad en cuanto al futuro.” Este Papa declara que Dios habló por medio de la iglesia para revelar Su Voluntad. ¡Cuán falso!  Dios está en Su Palabra y habla por medio de la Palabra, revelando Su Voluntad.  También dijo que ponía confianza absoluta en la palabra de los hombres y consecuentemente la obedecía con tranquilidad.  Todo esto suena tan hermoso, pero es tan falso.  Igual a la perversión en el Huerto del Edén.

74  Ahora, pasemos al capítulo 17 de Apocalipsis para ver esta mujer, la iglesia, que está viviendo por profecías falsas y no por la Palabra de Dios.  En el versículo uno, Dios la llama la gran ramera. ¿Por qué es una ramera?  Porque está en idolatría, y ha conducido a la gente a la misma cosa. ¿Cuál es el remedio para la idolatría?  La Palabra de Dios.  Entonces esta mujer es una ramera porque ha dejado la Palabra.  Allí está sentada sobre muchas aguas, lo cual significa multitudes de gente.  Esto seguramente tiene que ser la iglesia falsa, porque la iglesia de Dios es pequeña: “Y pocos son los que la hallan” (Mateo 7:14).

75 Fíjese cómo aparece ella a los ojos de Dios.  No importa cuán maravillosa parezca a la gente y cuán filosófica suene, ella está sumamente embriagada con sus fornicaciones.  Ahora, ella estaba embriagada con la sangre de los mártires, igual como Jezabel, quien mató a los profetas y sacerdotes, y destruyó a la gente de Dios porque no se arrodillaba para adorar a Baal.  Y eso es exactamente lo que hizo la Iglesia Católica.  Mató a todos aquellos que no se sujetaban ante la autoridad del Papa.  Aquellos que desearon mejor la Palabra de Dios que las palabras de los hombres, fueron asesinados generalmente por métodos sumamente crueles.  Pero esta iglesia que aplicaba la muerte, ella misma estaba muerta y no lo sabía.  No había nada de vida en ella y ninguna señal jamás la siguió.

Tiempo Para Arrepentirse
Y le he dado tiempo para que se arrepienta, pero no quiere arrepentirse de su fornicación.                                   Apocalipsis 2:21

76 ¿Sabe Ud. que esta iglesia fue en realidad más malvada que Acab? ¿Sabía Ud. que él se arrepintió por un tiempo y anduvo rectamente delante de Dios?  Uno no puede decir eso de la Iglesia Católica Romana.  No señor.  Ella nunca se ha arrepentido, antes ha destruido obstinadamente a cualquiera y a todos los que se han esforzado por persuadirla a que se arrepienta.  Eso es historia.  Ahora, Dios no solamente siguió levantando a los mensajeros para cada edad, sino también levantó a unos maravillosos ayudantes para aquellos mensajeros.  El dio a cada edad maravillosos hombres de Dios y ellos hicieron todo lo que pudieron para traer la iglesia de nuevo a Dios.  Dios ciertamente le concedió a ella la oportunidad y la ayuda para arrepentirse. ¿Hubo alguna ocasión cuando ella se arrepintió y mostró por medio de su fruto que lo había hecho?  No señor.  Ella nunca lo ha hecho y nunca lo hará.  Ella está embriagada y ha perdido sus facultades en cuanto a las cosas espirituales.

77 Ahora, no se confunda Ud. pensando que la iglesia de Roma se ha arrepentido de la matanza de los santos sólo porque se está esforzando por unirse con los Protestantes al cambiar sus credos para que estén más en línea con los credos Protestantes.  Ni una sola vez se ha disculpado diciendo que había errado en sus enormes matanzas.  Y nunca lo hará tampoco.  Y no importa cuan dulce y agradable aparezca en este tiempo, aún se levantará para matar, porque eso es lo que mora en su corazón malvado e impenitente.
La Sentencia Es Dictada Sobre La Ramera
He aquí, yo la arrojo en cama, y en gran tribulación a los que con ella adulteran, si no se arrepienten de las obras de ella.
Ya sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón, y os daré a cada uno según vuestras obras.

Apocalipsis 2:22 y 23

78  Qué es esto? ¿Esta mujer tiene hijos siendo ella una ramera?  Si ese es el caso, que haya tenido hijos por medio de sus fornicaciones, entonces tiene que ser quemada con fuego como la Palabra lo ha dicho.  Eso es exactamente correcto.  Ese es su fin porque ella será quemada con fuego.  Su fin es el Lago de Fuego.  Pero deténgase un momento para pensar sobre estos hijos.  La mujer es el medio a través de la cual vienen los hijos.  Es evidente que esta mujer tuvo hijos que vinieron por ella, y ellos hicieron la misma cosa que hizo ella.  Muéstreme una sola iglesia que salió de una organización que no entró de nuevo en ella.  No hay ni una sola, ni una.  Los Luteranos salieron y luego se organizaron de nuevo, y hoy día están mano a mano con este movimiento ecuménico.  Los Metodistas salieron y se organizaron de nuevo.  Los Pentecostales salieron y luego se organizaron.  Habrá otro movimiento que saldrá, pero gloria a Dios, ellos no se organizarán, porque conocen la verdad.  Aquel grupo será la Novia del último día.

79 Ahora, aquí nos es dicho que esta ramera tuvo hijos.  Ahora, ¿qué fueron?  Fueron hijas (hembras) porque eran iglesias iguales a ella.  Ahora, aquí hay un punto muy interesante.  Acab y Jezabel tuvieron una hija, la cual se casó con Joram, hijo de Josafat, y en 11 Reyes 8:18, la Palabra dice que Joram anduvo en el camino de su suegro.  Por medio de ese matrimonio, él entró directamente a la idolatría.  Impuso la idolatría en Judá, siendo éste un pueblo que temía y adoraba a Dios.  Eso es exactamente lo que han hecho todas estas hijas (iglesias), así como se los he mostrado.  Ellas comienzan en la verdad y se casan con organizaciones y dejan la Palabra por las tradiciones, los credos, etc.  Ahora, déjeme aclarar esto.  En Hebreos 13:7, la Palabra dice:

Acordaos de vuestros pastores, que os hablaron la palabra de Dios…

80  La Palabra es quien nos gobierna, no los hombres.  Ahora, un hombre como esposo es la cabeza de la mujer, ella gobierna.  La iglesia también es una mujer y su cabeza es la palabra.  Jesús es la Palabra.  Si ella rechaza la Palabra y toma cualquier otra cabeza, ella es una adúltera.  Ahora dígame Ud. de una sola iglesia que no haya rechazado
la Palabra por las tradiciones y los credos.  Todas son adúlteras; así como es la madre, también serán las hijas.

81 ¿Cuál será el castigo de la ramera y sus hijas?  Pues será un doble castigo.  Primeramente, El dijo: “Yo la echo en una cama.” Según la última parte del versículo 22, será una cama de tribulación, o sea la gran tribulación.  Eso es exactamente lo que Jesús dijo en Mateo 25:1-13.  Habían diez vírgenes.  Cinco eran prudentes y cinco eran fatuas.  Las cinco prudentes tenían aceite (el Espíritu Santo), pero las otras cinco no tenían aceite.  Cuando se oyó el clamor: “He aquí el Esposo viene,” las cinco vírgenes fatuas tuvieron que correr a buscar aceite, mientras que las cinco vírgenes prudentes entraron a las bodas.  Las cinco que permanecieron afuera, fueron dejadas para sufrir la gran tribulación.  Eso es lo que sucederá con todos los que no suben en el rapto.  Eso es lo que vendrá sobre la ramera y sus hijas.

82 En segundo lugar, la Palabra dice que El las matará con muerte, o como dice una traducción literal, “Que sean puestos a muerte con muerte.” Esta es una cosa extraña.  Puede ser que nosotros digamos: “Que muera por medio de la horca o por medio de la silla eléctrica, o de alguna otra manera.” Pero aquí dice: “Que sean puestos a la muerte por muerte.” La muerte misma es la causa de su muerte.

83  Ahora quiero que vea esto claramente.  Por eso tomaremos de
nuevo la ilustración de la hija de Jezabel uniéndose con la casa de Judá
y asi trayéndola directamente a la idolatría y haciendo que Dios entregara
a Judá a la muerte.  Eso es lo que hizo Balaarn también.  Entonces aquí
estaba Jezabel con su paganismo.  Allá está Judá justamente adorando a
Dios y viviendo bajo la Palabra.  Entonces Jezabel une su hija con Joram. 
En el momento en que se llevó a cabo eso, Joram hizo que la gente fuera
idólatra.  En el momento en que se realizó aquel matrimonio, allí murió
Judá; la muerte espiritual entró.  En el momento en que la primera iglesia
de Roma se organizó, allí mismo ella murió.  En el momento en que los
Luteranos se organizaron, allí entró la muerte y murieron.  Últimamente
llegaron los Pentecostales y también se organizaron.  El Espíritu salió de
en medio de ellos, aunque ellos no lo creen.  Pero sí se fue.  Aquel
matrimonio produjo muerte.  Entonces llegó la luz sobre la Unidad de la
Deidad y ellos también se organizaron y murieron.  Después que el Fuego
de Dios cayó sobre el Río Ohio (en Jeffersonville, Indiana, E.U.A.) en
1933, un avivamiento de sanidad rodeó el mundo, pero no vino por medio
de ninguna organización.  Dios obró fuera de los grupos Pentecostales, y
fuera de la organización.  Y lo que El hará en el futuro será también fuera
de la organización.  Dios no puede obrar por medio de los muertos;
solamente puede obrar a través de los miembros vivientes.  Aquellos
miembros vivientes están fuera de Babilonia.

84 Así que Ud. puede ver que vino muerte u organización y la iglesia murió; o para ser más claro, la muerte llegó a ser un habitante en donde
un poco antes sólo reinaba la Vida.  Como la Eva original trajo muerte a la humanidad, as! también ahora la organización ha traído muerte, porque organización es un producto de una doble corrupción, Nicolaísmo y Balaamismo, las cuales fueron propagadas por la profetisa Jezabel.  Ahora, Eva debió haber sido quemada juntamente con la serpiente por causa de su hecho horrible, pero Adán se interpuso, tomándola rápidamente a sí mismo para que fuera salva.  Pero cuando esta religión satánica haya recorrido el curso completo de las edades, entonces no habrá nadie que se pueda interponer, y ella será quemada juntamente con su engañador, porque la ramera, sus hijas, el anticristo y Satanás, todos, hallarán su lugar en el Lago de Fuego.

85  Aquí me estaré adelantando un poco y quizás deba reservar esto para el mensaje sobre la última edad, pero parece ser tan perfecto introducirlo aquí, pues trata tan claramente con la organización y lo que va a suceder por medio de la organización, y quiero prevenirle.

Me paré sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas, un nombre blasfemo.
Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león.  Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad.
        Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia,
y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo.- ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?
          También se le dio boca que hablaba grandes cosas y blasfemias; y se le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses.
Y abrió su boca en blasfemias contra Dios, para blasfemar de su nombre, de su tabernáculo, y de los que moran en el cielo.
           Y se le permitió hacer guerra contra los santos, y vencerlos.  También se le dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación.
Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.
Si alguno tiene oído, oiga.
            Si alguno lleva en cautividad, va en cautividad,- si alguno mata a espada, a espada debe ser muerto.  Aquí está la paciencia y la fe de los santos.
Después vi otra bestia que subía de la tierra,- y tenía dos cuernos semejantes a  los de un cordero, pero hablaba como dragón.
           Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal í” le sanada.
         También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres.
          Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió.
         Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase.
Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente;
            y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre.
           Aquí hay sabiduría.  El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre.  Y su número es seiscientos sesenta y seis.
Apocalipsis 13:1-18

86  Este capítulo muestra el poder de la Iglesia Católica Romana y lo que ella hará por medio de la organización.  Recuerde que esta es la vid falsa.  Déjela que invoque el Nombre del Señor, sólo lo hace mentirosamente.  Su dirección no proviene del Señor, sino de Satanás.  En el final se halla completamente identificada con la bestia.  La ramera montada sobre la bestia bermeja claramente muestra que su poder es el dios de fuerza (Satanás), y no nuestro Dios, el Señor Jesucristo.

87 El versículo 17 enfáticamente muestra que ella obtendrá dominio completo del comercio de la tierra, porque ningún hombre puede vender o comprar fuera de ella.  Esto está afirmado en Apocalipsis 18:9-17, donde habla de sus tratos con reyes, príncipes y comerciantes, los cuales todos tienen que ver directamente con Roma y con el comercio.

88  En Apocalipsis 13:14, aprendemos que la bestia esparce su influencia por medio de la imagen que fue edificada en su honor.  La imagen es un concilio ecuménico mundial, en el cual todas las iglesias organizadas se juntarán con los Católicos Romanos (lo están haciendo ahora mismo).  Es muy posible que se realice esta unión para parar el poder del comunismo; pero siendo que el comunismo, así como Nabucodonosor, ha sido traído a existencia para quemar la carne de la ramera, Roma será subyugada y destruida.  Note Ud. que dondequiera que iba la iglesia de Roma, el comunismo la seguía.  Así tiene que ser.  Y déjeme advertirle, no vaya Ud. a pensar que el Comunismo es su único enemigo, no señor.  También lo es la Iglesia Católica, y aun peor.

Me paré sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas, un nombre blasfemo.
Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león.  Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad.
          Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia,
y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella?
Apocalipsis 13:1-4

Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas.
Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento.
            También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas, y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra.  Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese.
Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono.
Apocalipsis 12:1-5

89 Satanás y su religión satánica están en ambas bestias.  En Apocalipsis 13, la bestia que fue herida de muerte pero vivió de nuevo fue la Roma pagana imperial que cayó bajo el asalto de los bárbaros salvajes y por eso perdió su poder temporal, pero ella recobró este poder en la Roma papal. ¿Lo puede ver Ud.? La nación que reinó sometiendo bajo sus pies a todos los demás, llegando a ser el imperio más poderoso que jamás se había conocido, al fin fue herida de muerte.  Su poder, así como el control que ejerció por medio de ejércitos, estaba terminado.  Pero bajo Constantino, ella volvió a vida, porque la Roma papas se ha infiltrado en el mundo entero, y su poder es absoluto.  Ella utiliza reyes y comerciantes, y en su venenoso poder religioso y financiero, ella está gobernando como la diosa de esta edad presente.  Ella también es el dragón que estuvo esperando para devorar al hijo varón cuando naciese.  Herodes trató de matar al Señor Jesucristo y falló.  Después Jesús fue crucificado por los soldados romanos, pero ahora está en el Trono.

90 Ahora, juntamente con lo que acabo de decir, recuerde la visión de Daniel.  La última parte de la imagen, la última fuerza mundial, estaba en los pies, compuestos de hierro y barro.  El hierro representaba al Imperio Romano.  Pero ahora ya no es hierro puro, sino que está mezclado con barro, sin embargo, está allí y está dirigiendo los asuntos mundiales, tanto en las naciones democráticas como también en las naciones más despóticas.  La iglesia Romana está en toda nación.  Está metida en todo.

91 Déjemelos traerle algo a cerca del hierro y el barro. ¿Recuerda Ud. la ocasión cuando Krushchev golpeó su zapato en el escritorio en las Naciones Unidas?  Pues en aquella ocasión, estuvieron presentes cinco naciones occidentales y cinco orientales.  El Sr.  Krushchev habló por el oriente y el Presidente Eisenhower habló por el occidente.  En el idioma ruso, Krushchev quiere decir barro y Eisenhower quiere decir hierro.  Los dos líderes más importantes del mundo, los dos dedos grandes de los dos pies de hierro y barro estaban lado a lado.  Estamos en el fin de todo.

92 En el versículo 4 está la pregunta: “¿Quién podrá luchar (guerrear) con la bestia?” Hoy día hay ciertos nombres grandes en el mundo, hay varias naciones poderosas, pero ahora mismo Roma está dirigiendo el asunto.  El Papa está en el lugar del conductor y su poder va en aumento.  Nadie puede contender con él.

93 El versículo 6 dice “Y abrió su boca en blasfemias…… (Enseñando doctrinas y mandamientos de hombres, arrebatados, hinchados, amadores de los deleites, teniendo apariencia de piedad, mas habiendo negado la eficacia de ella.) El blasfemó el Nombre de Dios al cambiarlo por títulos, y rechazando todo fuera de eso.

94 El versículo 7 dice: “Y se le permitió hacer guerra contra los santos…… Persecución, muerte para el verdadero creyente, y todo esto
fue hecho en el Nombre del Señor, de manera que el Nombre de Dios
fue blasfemado, aun como es en Rusia, por lo que la religión Católica
hizo allí.

95  El versículo 8 dice: “Y la adoraron todos los moradores de la
tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.”

96 Gracias a Dios que las ovejas no la adorarán.  Todos menos los escogidos serán engañados; ellos no serán engañados, porque oyen la voz del Pastor y le siguen.

97 Ahora pues, fíjese en esto, lo que le he tratado de mostrar: Esta simiente de muerte, la simiente de organización que empezó en la primera edad, ha crecido y ha llegado a ser el árbol en el cual mora toda ave inmunda.  A pesar de sus reclamos de ser la fuente de vida, ella es la fuente de muerte.  Su fruto es muerte.  Aquellos que toman de ella están muertos.  Este poderoso sistema religioso mundial que engaña al mundo, diciendo que en ella mora salvación espiritual y física, está engañando y destruyendo a las multitudes.  No solamente es muerte personificada, sino que esta misma creación, esta carroña de muerte, será muerta con muerte, lo cual será en el Lago de Fuego. ¡Ay, que los hombres percibieran lo que será su fin al quedarse dentro de ella!  “Salid de ella, ¿por qué moriréis?”

Una Amonestación Final
Ya sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras.
Apocalipsis 2:23

98 Dios mira al corazón, eso nunca ha cambiado ni tampoco cambiará jamás.  Aquí, como a través de todas las edades, hay dos grupos y ambos reclaman tener revelación de y parentesco con Dios.

Pero el fundamento de dios está firme, teniendo este sello.- Conoce el Señor a los que son suyos…
11 Timoteo 2:19

99  “El Señor escudriña la mente.” La palabra escudriñar quiere
decir: seguir la huella o examinar minuciosamente.  Dios examina nuestros pensamientos (mente), El sabe lo que está en nuestros corazones, El ve nuestras obras, las cuales son una manifestación clara de lo que mora en nosotros.  Es del corazón de donde procede Injusticia o la maldad.  Nuestros motivos, nuestros propósitos, todo es conocido por El, siendo que El toma en cuenta de toda acción.  Y toda acción y toda palabra será traída a juicio cuando sea presentada la cuenta de nuestra vida.  No hubo temor de Dios en la vid falsa, y caramente pagarán.  Todos los que invocan Su Nombre, que vivan como conviene a santos.  Puede ser que engañemos a la gente, pero nunca engañaremos a Dios.

La Promesa En Aquellos Días Oscuros
Pero a vosotros y a los demás que están en Tiatira, a cuantos no tienen esa doctrina, y no han conocido lo que ellos llaman las profundidades de Satanás, yo os digo: No os impondré otra carga;
pero lo que tenéis, retenerlo hasta que yo venga.

Apocalipsis 2:24 y 25

100 Ahora, antes de entrar en la promesa, déjeme mostrarle de nuevo que la iglesia, así como el Espíritu habla de ella en este libro, está compuesta de dos vidas entrelazadas “Pero a vosotros y a los demás que están en Tiatira, y a cuantos no tienen esa doctrina.” Allí está.  El está hablando a los dos grupos.  Uno tiene la doctrina, el otro no la tiene.  Allí están, esparcidos entre las naciones con la doctrina de uno en oposición a la de¡ otro.  Uno es de Dios, conociendo Sus profundidades; y el otro es de Satanás, conociendo las profundidades de Satanás.

101 “No os impondré otra carga.” La palabra carga significa peso o presión.  La presión de las edades del Oscurantismo era sujetarse o ser quebrantado, doblar la rodilla o morir.  Era la inquisición, el poder del imperio respaldando la adoración satánica. 0 uno se organizaba o pagaba con su vida.  Cada edad tuvo sus presiones.  Por ejemplo, una gran carga de la última edad es la presión de las riquezas, el vivir cómodo, y las tensiones nerviosas en una edad compleja, en la cual no parece que estarnos hechos para vivir.  Parece que esta cuarta edad tuvo una carga definida, la cual era de oponerse a Roma, manteniéndose con la Palabra aun hasta la muerte.

102 “Y no han conocido lo que ellos llaman las profundidades de Satanás.” Parece que los comentaristas han omitido este versículo porque no les fue posible averiguar cuál doctrina o experiencias significaba esta frase.  En realidad es sencillo conocer lo que esto quiere decir.  Primeramente conozcamos cual es la profundidad de dios, y entonces lo opuesto será claramente la profundidad de Satanás.

para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu;
para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor,

seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura,
y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.
Efesios 3:16-19

103 Ahora, según estos versículos, cuando un hombre conoce la profundidad de Dios en su vida, es en realidad una experiencia personal del Espíritu de Dios viniendo a morar en él, y su mente es iluminada por la sabiduría y el conocimiento de Dios por medio de la Palabra.  Pero la profundidad de Satanás será que se esforzará por destruir esto.  El se esforzará, como siempre, por manufacturar un sustituto para esta realidad de dios. ¿Como lo hará?  Quitará el conocimiento de la verdad de Dios, y destruirá la Palabra al interponer su propia (”¿con que Dios os ha dicho … ?”) Entonces él sustituirá al Cristo personal en nuestros espíritus.  Satanás lo hará así como logró que Israel lo hiciera cuando pidieron que un hombre reinara sobre ellos en lugar de Dios.  La experiencia del renacimiento será reemplazada con unirse a una iglesia.  En esa edad habían entrado en las profundidades de Satanás, y entonces se manifestaron los frutos de esa profundidad, los cuales fueron mentiras, asesinatos y crímenes horribles.
Las Recompensas
Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones
y las regirá con vara de hierro: y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre;
y le daré la estrella de la mañana.
            El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.
Apocalipsis 2:26-29

104 “Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin.  ” Es muy claro, según las palabras del Espíritu respecto a obras, que el Señor se está esforzando por hacer que los Suyos vean Su opinión de las obras justas.  El menciona obras cuatro veces.  Y ahora dice que aquel que sigue haciendo Sus obras fielmente hasta el fin, a él le será dada potestad sobre las naciones, y será fuerte y capaz, y gobernará con justicia, y podrá resistir tan poderosamente cualquier situación, que aun el enemigo más peligroso será quebrantado si fuere necesario.  Su demostración de un régimen de poder será semejante a la del mismo Hijo.  Esto es muy asombroso.  Pero veamos esta promesa a la luz de la edad.

105 La Roma poderosa, con el respaldo del estado y empleando reyes, ejércitos y legisladores, quebranta y destruye todo lo que se le opone.  Ella ha matado a millones y tiene hambre de matar a otros millones más que no se arrodillan ante ella.  Intolerantemente, cuando pueda, ella pone o quita a tal o cual rey.  Ciertamente, su intervención ha causado la caída de naciones porque ella se ha propuesto destruir a los elegidos de Dios.  Sus obras son las obras del diablo, porque ella asesina y miente así como él.  Pero viene el día cuando el Señor dirá: “Traed mis enemigos ante Mí y matadlos.” Entonces cuando Su justa indignación caiga sobre los blasfemos, será cuando los justos estarán con su Señor.  Los justos, viniendo con El en gloria, destruirán a aquellos que destruyeron la tierra e hicieron ruina a los santos de Dios.  Esta era la edad de volver la mejilla, de sufrimiento terrible; pero viene un día cuando la verdad prevalecerá, y ¿quién podrá resistir su fuego y permanecer salvo?  Solamente los redimidos del Señor.

… Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana.
Apocalipsis 22:16

… hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones….
11 Pedro 1: 19

106 “Y le daré la estrella de la mañana.”Según estos versículos, Jesús es la Estrella de la Mañana.  El Espíritu está haciendo una promesa a los escogidos de las edades del Oscurantismo en relación a Sí mismo, y luego en las edades por venir.

107 Como ya hemos mencionado, Jesús se identifica con el mensajero de cada edad.  Los mensajeros reciben de El la revelación de la Palabra para cada edad.  Esta revelación de la Palabra saca del mundo a los escogidos de Dios y los coloca en unión completa con Cristo Jesús.  Estos mensajeros son llamados estrellas porque brillan con una Luz prestada o reflejada, la Luz del Hijo, Jesús.  También son llamados estrellas porque son ‘portadores de luz’ en la noche.  Así que en la oscuridad del pecado ellos traen la Luz de Dios a Su pueblo.

108 Esta es la edad del Oscurantismo, Es especialmente oscuro porque la Palabra del Señor está casi enteramente escondida de la gente.  El conocimiento del Altísimo casi ha cesado.  La muerte se ha llevado a gran número de creyentes, hasta que sus filas han sido casi destruidas.  Las cosas de Dios estaban en su nivel más bajo hasta la fecha, y parecía que Satanás ciertamente conquistarla al pueblo de Dios.

109 Si en alguna ocasión alguna gente ha tenido necesidad de una promesa de una tierra donde no hubiese noche, fue la gente de la edad del Oscurantismo.  Y por eso es que el Espíritu les está prometiendo la Estrella de la Mañana.  El les está diciendo que la Estrella Mayor, Jesús, Quien mora en una Luz a la cual ningún hombre puede allegarse, en el reino futuro los iluminará por medio de Su presencia personal.  El ya no estará utilizando las estrellas (mensajeros) para dar Luz en la oscuridad.  Será Jesús mismo hablando con ellos cara a cara, mientras El comparte Su reino con ellos.

110 Es la estrella de la mañana que se ve cuando la luz del sol empieza a brillar.  Cuando venga nuestro Sol (Jesús), no habrá más necesidad de mensajeros.  El mismo nos traerá Su Mensaje de Regocijo.  Y a medida que El gobierna Su reino, y nosotros vivimos en Su presencia, la Luz de la Palabra llegará a ser más y más brillante en nuestro día perfecto.

111 ¿Qué más podríamos desear que a Jesús mismo? ¿No es El el todo, el Todo Perfecto?

112 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.  Amén.  Y así, Señor Dios, por medio de Tu Espíritu, déjanos oír Tu Verdad.

Capítulo 7
La Edad De Sardis

Escribe al ángel de la iglesia en Sardis: El que tiene los siete espíritus de Dios, y las siete estrellas, dice esto: Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto.
Sé vigilante, y afirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios.
          Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete.  Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti.
Pero tienes unas pocas personas en Sardis que no han manchado sus vestiduras; y andarán conmigo en vestiduras blancas, porque son dignas.
         El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles.
El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.
Apocalipsis 3:1-6

Sardis

1 Sardis era la capital de la antigua Lidia.  El gobierno de Sardis pasó de los monarcas lidios a los persas y luego a Alejandro el Grande.  Fue saqueada por Antíoco el Grande.  Los reyes de Pérgamo dominaron allí por un tiempo hasta que los romanos la tomaron.  Durante el reino de Tiberio, Sardis fue desolada por plagas y terremotos.  Hoy día, es un montón de ruinas sin habitantes.

2 En una época, esta ciudad fue muy importante comercialmente.  El historiador Plinio dijo que en esta ciudad se inventó el arte de teñir la lana.  Era el centro de comercio de teñir lana y tejer alfombras.  En esa región había una considerable cantidad de plata y oro, y se dice que las monedas de oro se empezaron a fabricar primeramente en Sardis.  Además tenían un mercado de esclavos.

3  La religión de esta ciudad era la adoración impura a la diosa
Cibeles.  Las ruinas monumentales del templo todavía se pueden ver.

4 Ud. recordará que en la edad de Pérgamo, yo dije que el concepto babilónico de “madre e hijo” conocido como Semiramis y Ninus, llegó a ser Cibeles y Deoius de Asia.  Los atributos concedidos a estos dos son muy reveladores cuando los comparamos:
          El era el dios del sol; ella era la diosa de la luna.  El era el señor del                           cielo; ella era la reina del cielo.
El era el revelador de bondad y verdad; ella era la reveladora de gentileza y misericordia.
  El era el mediador; ella era la mediadora.
El con la llave que abre y cierra las puertas del mundo invisible; ella con una llave idéntica, haciendo lo mismo.
  El como el juez de los muertos; ella parada a su lado.
El siendo muerto, levantado y ascendido al cielo; ella llevada allí corporalmente por el hijo.

5 En Roma, a este mismo dios se le dio el título de “nuestro Señor.” El es llamado “el Hijo de dios” mientras que ella es llamada “la madre de Dios.”

6 Ahora, eso es lo que hallamos en las dos edades anteriores, donde el concepto de ‘madre e hijo’ alcanzó tan grandes proporciones.  Pero note Ud., así como fue allá en Babilonia, cuando la adoración al hijo comenzó a disminuir en favor de la adoración a la madre, y literalmente ella comenzó a ocupar el lugar del hijo.  Vemos en esta edad que la adoración pagana de Sardis era la adoración a la mujer.  Es Cibeles sola, no Cibeles y Deoius.  La madre literalmente ha ocupado el lugar del hijo, dotada con los méritos de la Deidad.  Todo lo que tiene uno que hacer es revisar sus numerosos títulos y recordar los bellos atributos conferidos a María por la iglesia Romana, para entender de dónde vino la religión de nuestra edad presente.

7 Mientras estudiaba esta adoración a Cibeles, me quedé asombrado de dos cosas en particular.  Primero era el hecho de que ella tenía una llave igual a la de Janus, lo cual le daba la misma autoridad que tenía él, (la llave de la tierra, el cielo, y los misterios); y segundo, el hecho de que los que la adoraban se flagelaban ellos mismos hasta que la sangre brotaba de sus cuerpos, igual como lo hacen hoy día los Católicos, quienes sienten que están sufriendo como el Señor.

8 El hecho de que esta es la edad en que tuvo éxito la primera y verdadera ruptura con la Roma papal, sin duda hizo que la profetisa Jezabel consolidara y pusiera énfasis en su doctrina de la adoración a María, en abierta oposición contra los Protestantes, quienes le negaban cualquier parte en el plan de la Salvación, aparte de haber hallado gracia ante Dios como la virgen escogida para traer al Niño.  A medida que Lutero cristalizaba la doctrina de justificación por la fe, ellos seguían con las obras, las penitencias, las oraciones y demás medios no respaldados por la Palabra.  Mientras los Cristianos libres glorificaban al Hijo, los Católicos Romanos aumentaron la deificación de María hasta que en el siglo veinte hemos visto al Papa Pío XII (en oposición a la mayoría de los grandes teólogos Católicos) literalmente exaltar a María a la glorificación en un cuerpo resucitado.  Esta doctrina es definitivamente la doctrina Babilónica del hijo llevando a la madre corporalmente
al Cielo.

9 Con razón esta quinta edad continuó juntamente con las otras edades, y
así proseguirá hasta terminar en el Lago de Fuego, donde la ramera y sus
hijas son muertas en la muerte segunda.  Allí está, la Mariolatría, la
adoración a María, la adoración a Cibeles.  De paso, ¿sabía Ud. que
Cibeles fue la misma Astarte de quien Jezabel fue sacerdotisa e hizo que
Israel tropezara por los ritos licenciosos que ella condujo?  Sí, así es como
ella es descrita en la Biblia.

La Edad
La quinta edad de la Iglesia, o sea la edad de Sardis, duró desde el año 1520 hasta el 1750 D.C. Es conocida comúnmente como la Edad de la Reforma.
El Mensajero

10  El mensajero a esta edad es el mejor conocido de todas las edades.
Fue Martín Lutero.

11  Martín Lutero fue un brillante estudiante de disposición apacible.
El estaba estudiando para abogado cuando la prolongada enfermedad y muerte de un íntimo amigo le hizo enfocar seriamente en a la condición espiritual de su vida.  El entró en el convento Agustino en Erfurt, Alemania, en el año 1505.  Allí estudió filosofía y también la Palabra de Dios.  Vivió la vida sometida a la más estricta penitencia, pero todas sus obras exteriores no podían levantar el peso de su pecado.  El dijo: “Me afligí casi hasta la muerte, buscando paz con Dios, pero yo estaba en oscuridad y no la hallé.  ” El vicario general de su orden, uno llamado Staupitz, le ayudó a lograr el conocimiento de que su salvación tendría que ser la experiencia de una obra interior en vez de un rito.  Con este ánimo, él buscó a Dios más intensamente.  Después llegó a ser un sacerdote, sin embargo todavía no era salvo.  Llegó a ser un ávido y profundo estudiante de la Palabra, y de las grandes obras teológicas que existían en aquel tiempo.  Fue muy buscado como predicador y maestro por sus profundos conocimientos y gran sinceridad.  Para cumplir con un voto que se había hecho a sí mismo, fue a Roma.  Allí vio la futileza de las obras impuestas por la iglesia que habrían de traer salvación, y entonces fue cuando la Palabra de Dios fue vivificada en su corazón: “El justo en su fe vivirá.” Al regresar a su hogar, la verdad evangélica de esta Escritura inundó su mente y fue librado del pecado y nacido en el reino de Dios.  Poco después de esto, él fue elevado a doctor en Divinidad y fue comisionado: “para dedicar su vida completa a estudiar, exponer y defender fielmente la Santa Escritura.” Eso lo hizo con tal esfuerzo que su corazón y los de aquellos que le rodearon fueron, profundamente arraigados sobre la verdad de la Palabra.  Poco después la Palabra entró en conflicto abierto con los abusos de los credos y las doctrinas de la iglesia.

12 Por lo tanto, cuando León X llegó a ser Papa y Juan Tetzel vino vendiendo indulgencias para el pecado, Lutero no tuvo otra alternativa sino la de oponerse a esta enseñanza tan anti Palabra.  Primeramente, desde el púlpito él tronó en contra de tal cosa y luego escribió sus famosas 95 tesis, las cuales clavó en la puerta de la iglesia del castillo el día 31 de octubre de 1517.

13 En corto tiempo Alemania estaba encendida, y la reforma estaba en marcha.  Ahora, que esto quede claro, Martín Lutero no fue el único que protestó contra la Iglesia Católica Romana, él solamente fue uno de muchos.  Otros ya habían negado el poder temporal y espiritual de los Papas (concedido por ellos mismos) y aun entre los mismos Papas hubo pequeñas reformas temporales.  Ciertamente hubo otros que enfocaron en ciertos temas, pero en el caso de Lutero, el tiempo de Dios estaba a la mano para iniciar un movimiento definitivo, que sería el comienzo de la restauración de la iglesia hacia un derramamiento del Espíritu Santo en una fecha futura.

14 Ahora, Martín Lutero era un Cristiano lleno del Espíritu y de una viva sensibilidad.  Definitivamente él era un hombre de la Palabra, porque no solamente tenía una profunda pasión por estudiarla, sino también de ver que estuviera al alcance de todos, de tal manera que todos pudiesen vivir pormedio de ella.  El tradujo el Nuevo Testamento y lo distribuyó al pueblo.  Esta obra tan laboriosa la hizo él mismo, corrigiendo un pasaje aun hasta veinte veces.  Luego congregó a su derredor un grupo de estudiantes hebreos, entre los cuales habían algunos judíos, y tradujo el Antiguo Testamento.

15 Sobre esta obra monumental de Lutero están basadas todas las
demás obras sucesivas de las Sagradas Escrituras en Alemania.

16 Fue un poderoso predicador y maestro de la Palabra e insistió, muy
especialmente en los primeros años de su ministerio público, que la Palabra era el único criterio.  Por lo tanto, estaba en contra de las obras como un medio de obtener la salvación y del bautismo como un medio de obtener la regeneración.  El enseñó la mediación de Cristo aparte del hombre, el cual fue el concepto original de Pentecostés.  El era un hombre de mucha oración y había aprendido que cuando más tenía que hacer y más limitado era su tiempo, entonces era cuando más dedicaba su tiempo en oración a Dios para así asegurar resultados satisfactorios.  El conocía lo que era batallar con el diablo, y se dice que cierto día, Satanás se le apareció visiblemente y Lutero, arrojándole el tintero, le ordenó irse.  En otra ocasión, vinieron a él dos fanáticos a persuadirle a unirse con ellos para acabar con todos los sacerdotes y las Biblias, pero él discernió el espíritu en ellos y los despidió.

17  Está registrado acerca del Dr. Martín Lutero en la historia escrita
por  Sauer, volumen 3, página 406, que él fue: “un profeta, evangelista,
uno  que hablaba e interpretaba lenguas, y en fin, estaba dotado con los
nueve dones del Espíritu.”

18 Lo que conmovió su corazón por el Espíritu Santo, y lo que también fue el pequeño tallo verde que significaba que la verdad estaba regresando a la Iglesia, así como fue conocida en el Día de Pentecostés, fue la doctrina de la justificación: salvación por gracia, sin obras.  Yo reconozco que el Dr. Lutero no sólo creía y sólo predicaba la justificación, pero sí era su tema principal, como en verdad tenía que ser, porque esa es la doctrina básica de la verdad de la Palabra.  El será conocido por siempre como el instrumento en la mano de Dios que revivió esta verdad.

19 El fue el quinto mensajero, y su Mensaje fue: “El justo en su fe vivirá.” Sin lugar a duda admitimos que él conocía y enseñaba que debemos ir de fe en fe.  Su maravilloso entendimiento de soberanía, elección, predestinación y otras verdades, muestra que él fue un gran hombre en la Palabra; sin embargo, digo de nuevo (como también dicen los historiadores), que Dios lo usó para traer a la gente Su estandarte en contra de las obras: “El justo en su fe vivirá.”

20 Ahora, como ya mencioné, esta edad ha sido llamada por los historiadores: “La Época de la Reforma.  ” Eso es exactamente correcto. Tuvo que ser así, porque Martín Lutero fue un reformador, no un profeta.

21 Ahora, yo sé bien que la historia lo llama un profeta, pero eso no quiere decir que tal concepto sea correcto, porque no hay ningún registro que califique a Martín Lutero como un verdadero profeta de Dios en el gran sentido Bíblico de esa palabra.  El fue un maestro muy fino, con algunas manifestaciones del Espíritu en su vida, y por esas cosas damos gracias a Dios; pero a él no le fue posible guiar la iglesia de regreso a la verdad completa, como lo sería para un hombre como el apóstol Pablo, el cual fue apóstol y profeta.

22 Ahora, al transcurrir el tiempo, vemos un gran cambio en la forma en que Lutero conducía los asuntos en los cuales estaban envuelto.  Al principio fue muy amable, sin temor, paciente y constantemente esperando que Dios resolviera los problemas; pero luego gran número de personas empezaron a identificarse con su movimiento.  Sus propósitos no eran verdaderamente espirituales, sino de carácter netamente político. Estos querían romper el yugo del Papa, se disgustaron con tanto envío de dinero a Roma, algunos se tornaron en fanáticos.  Al poco tiempo, Lutero se encontró envuelto en asuntos y decisiones políticas que estaban fuera del dominio de la iglesia, con la sola excepción de que por medio de oración, predicación, y conducta, ella pudiera establecer un estandarte que el pueblo temiera.  Estos problemas políticos crecieron hasta que Lutero fue forzado a tomar una posición insostenible de mediador entre terratenientes y campesinos.  Sus decisiones fueron tan equivocadas que causó una insurrección donde miles fueron muertos, Sus intenciones fueron buenas, pero al permitirse ser mezclado de nuevo en un evangelio de iglesia y estado, tuvo que segar el torbellino.

23 No obstante todo eso, Dios usó a Martín Lutero. Que nunca se diga que sus intenciones no fueron buenas, sino que simplemente falló en sus juicios.  Realmente, si los Luteranos pudieran regresar a sus enseñanzas y servir a Dios como lo hizo este precioso hermano, entonces esa gente sería en verdad un reconocimiento y una alabanza al gran Dios y Salvador, Jesucristo.

El Saludo
El que tiene los siete espíritus de Dios, y las siete estrellas, dice esto:
Apocalipsis 3:1

24  Una vez más, como en las cuatro edades anteriores, el Espíritu nos está revelando nuestro bondadoso Señor por medio de la manifestación de Sus maravillosos atributos.  Esta vez, mientras El está en medio de la Iglesia, lo vemos como el Ser con los siete Espíritus de Dios y las siete estrellas.  Ya conocemos quienes son las siete estrellas, pero nos falta hallar el significado de los siete espíritus.  Esta misma frase se halla cuatro veces en el libro de Apocalipsis.

y de los siete espíritus que están delante de su trono.
Apocalipsis 1:4

El que tiene los siete espíritus de Dios, y las siete estrellas, dice esto.
Apocalipsis 3:1

Y del trono salían relámpagos y truenos y voces; y delante del trono ardían siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios.
Apocalipsis 4:5

Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra.
Apocalipsis 5:6

25 En primer lugar, sabemos con certeza que estos versículos no están enseñando una doctrina nueva y contraria a San Juan 4:24a, donde dice: “Dios es (un) Espíritu.” Pero esto es igual a 1 Corintios 12:8-1 1, donde hallamos a un Espíritu manifestándose de nueve maneras.  Entonces sabemos que los siete espíritus de Dios significan el único y mismo Espíritu manifestándose en una manera séptuple.

26 Ahora, en Apocalipsis 4:5, estos mismos siete espíritus son llamados “siete lámparas de fuego que estaban ardiendo” ante el Señor.  Y siendo que Juan sólo usó símbolos del Antiguo Testamento en Apocalipsis, entonces podemos acudir al Antiguo Testamento y hallar en Proverbios 20:27: “Lámpara de Jehová es el espíritu del hombre.” Estos siete espíritus están asociados con el hombre.

27 En Juan 5:35, Juan el Bautista fue llamado “antorcha que ardía.” También en Apocalipsis 5:6, los siete Espíritus son identificados como siete ojos.
Porque los que menospreciaron el día de las pequeñeces se alegrarán, y verán la plomada en la mano de Zorobabel. Estos siete son los ojos de Jehová, que recorren toda la tierra.

Zacarías 4: 1 0

28 En este pasaje está muy claro que los ojos del Señor son hombres.  Desde luego, serán hombres ungidos, llenos del Espíritu Santo, porque los ministerios de Dios no son en el poder de los hombres, sino en el poder del Espíritu Santo.

29 Juntando nuestros conocimientos Bíblicos, es evidente que los siete Espíritus de Dios se refieren al ministerio continuo del mismo Espíritu Santo en las vidas de siete hombres con los cuales Dios se identifica inseparablemente.  Ellos son sus ojos y también Sus lámparas.  Es fácil conocer quienes son estos siete hombres, porque la frase que sigue los llama “las siete estrellas,” las cuales ya conocemos como los siete mensajeros a las siete edades. ¡Cuán hermoso es eso! ¿Ve Ud.? La estrella es para reflejar la luz durante la noche porque el sol está ausente.  Así también el mensajero (tipificado como una estrella) a cada edad, era para reflejar la Luz del Señor Jesús.  Todos hicieron esto por medio del Espíritu Santo.

30 Pablo fue el primer mensajero y él dijo en Gálatas 1:8, que si algún ángel, mensajero o vicario, no importara quién fuera, si el tal predicase cualquier otro evangelio, diferente del que predicó Pablo, que sea anatema.  Pablo sabía que después de su partida muchos lobos rapaces entrarían.  El sabía que Satanás mismo podía aparecer como un ángel de luz, cuánto más sus ministros.  Entonces él advierte que este Evangelio jamás cambiaría.

31 Pablo bautizó en el Nombre del Señor Jesucristo y bautizó de nuevo a aquellos que no habían sido sumergidos de esa manera.  Puso en orden a la Iglesia de Dios, y enseñó el uso correcto de los dones del Espíritu y confirmó que éstos dones deberían permanecer en la Iglesia hasta el regreso de Jesús.

32  Así mismo los seis mensajeros que quedaban por delante, por
medio del mismo Espíritu Santo arderían con el mismo fuego, darían la
misma luz del Evangelio de Jesucristo y las señales les seguirían.
¿Calificó Ireneo?  Sí. ¿Calificó Martín?  Sí. ¿Calificó Colombo?  Sí. ¿Calificó Martín Lutero?  Ciertamente. ¿Calificó Wesley?  Sí señor, él tuvo un tremendo ministerio, y aun oró por su caballo para que se aliviara y así sucedió.  Allí los tiene Ud., siete edades de la Iglesia y siete mensajeros que eran semejantes; y Pablo pronunció una maldición sobre el que se dijera ser un mensajero, y tenía un evangelio diferente y vivía en una luz distinta.

33 Ahora, esa última frase que hablé, ¿cuadra bien con el resto de la Palabra?  Sí, porque en la Palabra está escrito que si algún hombre agregare o quitare de este libro, sería sujeto a las plagas de este libro y sería juzgado a condenación por Dios, Quien dijo:

Yo testifico a todo aquel que oye las palabras de la profecía de este libro: Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro.
          Y si alguno quitare de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del libro de la vida, y de la santa ciudad y de las cosas que están escritas en este libro.

Apocalipsis 22:18-19

34 Entonces vemos que los Siete Espíritus en realidad se refieren al Único Espíritu de Dios, obrando Su voluntad y cumpliendo Su Palabra en todas las generaciones.  Me gustaría ilustrar eso con la Palabra.  El Espíritu de Dios estuvo poderosamente sobre Elías.  Luego ese mismo Espíritu vino en una doble porción sobre Elíseo.  Siglos después, aquel mismo Espíritu, el cual nosotros llamamos el Espíritu de Elías (para clasificar su ministerio), vino sobre Juan el Bautista.  Algún día aquel mismo Espíritu, identificado con la misma clase de ministerio, vendrá sobre un hombre para el fin de la edad de la Iglesia Gentil.

35 Ahora, leemos de nuevo en la Biblia que dice que Dios ungió a Jesús de Nazaret con el Espíritu Santo y con poder, y anduvo haciendo bien, y sanando a todos los que estaban oprimidos por el diablo.  Cuando Jesús ascendió, le dijo a Sus discípulos que esperaran hasta el Día de Pentecostés, y que al cumplirse este tiempo el mismo Espíritu que estaba sobre El regresaría y caería sobre ellos y los llenaría.  Entonces aquel cuerpo llamado fuera’ (la iglesia) estaría sobre la tierra, tomando Su lugar.  Y como el mismo Espíritu que estaba en El, estaría en ellos, ellos harían las mismas obras.  Y cualquier grupo de gente que en verdad sea el Cuerpo de Jesucristo (la iglesia verdadera), manifestará las mismas obras que manifestó Jesús y la iglesia Pentecostal original, porque el mismo Espíritu estaría en ellos.  Cualquiera otra iglesia que no tenga el Espíritu y las manifestaciones, tendrá que dar cuenta a Dios.

36 También dice aquí que estas siete estrellas, o siete mensajeros a las siete edades, están en Su mano.  El los está cuidando.  Uno sabe de antemano que si están en Su mano, entonces están asociados con Su poder, eso es lo que significa la mano. ¡Significa el poder y la autoridad de Dios!  Ninguno de ellos vino en su propio poder o autoridad, así dijo Pablo.  Ningún hombre se atrevería a hacer eso.  Se necesita la autoridad de Dios y el poder del Espíritu Santo.  El Evangelio se predica por medio de la autoridad de Dios en el poder del Espíritu.  Todos estos hombres fueron habilitados por el Espíritu Santo.  Todos se opusieron al mundo. Podían hacer eso porque estaban llenos de Dios.  Fueron enviados o autorizados por Dios, no por sí mismos ni por otros hombres.

37 Ahora ellos tenían lo que el mundo no tenía.  Jesús dijo que cuando El se fuera, mandaría Su Espíritu, el cual el mundo no podía recibir.  Eso es correcto.  El mundo, o los sistemas mundiales, no lo podían recibir a El.  Eso es la organización, el sistema mundial.  Muéstreme una sola iglesia del sistema mundial que esté llena del Espíritu Santo, yo la quiero ver.  Si Ud. me la puede mostrar, entonces ha encontrado un error en la Palabra.  No señor.  Ninguno de estos mensajeros fue organizado; o fueron echados, o salieron por su propia voluntad porque fueron convencidos del pecado de la organización. ¿Cómo puede el Espíritu Santo estar en la organización, cuando ésta es la que toma el lugar del Espíritu y las denominaciones toman el lugar de la Palabra?  Recuerde, ,,organización” es muerte.  No puede ser de otra manera.  Si el mundo se apodera, el Espíritu se aparta.

38 Sí, el Espíritu no es siete espíritus sino uno.  El siempre permanecerá y actuará igual; y los siete mensajeros tendrán el mismo Espíritu, enseñarán la misma Palabra y tendrán el mismo poder.  Y si la iglesia es la Iglesia Verdadera, entonces tendrá el mismo Espíritu, y la misma Palabra y las mismas obras que tuvieron en el Día de Pentecostés.  En cuanto a experiencia, será una Iglesia Pentecostal, y habrán lenguas e interpretaciones, profecías y sanidades.  Dios estará en medio de ella y se declarará en medio de ella como siempre lo ha hecho. ¡Aleluya!  Y ella no estará organizada. ¡No olvide eso!

39 Ahora podemos ver que Jesucristo se está revelando a través de
las edades por medio de Su Espíritu en los mensajeros.  Ellos son como
fue Moisés para los israelitas; y así como él tuvo la revelación para su
día, cada mensajero ha tenido el ministerio y la revelación de Dios para su día.  Además, cuando vemos que los mensajeros están en Su mano, vemos al Señor identificándose con estos hombres y concediéndoles Su poder.  No es suficiente que El se haya asociado con la Iglesia entera, lo cual notamos cuando lo vimos parado entre las siete lámparas de oro.  Tampoco es suficiente que podamos ver el ministerio quíntuple de Efesios 4 (apóstoles, profetas, maestros, evangelistas y pastores).  Porque en cada edad la iglesia se desvía, y no son sólo los laicos, sino los pastores están equivocados igual que las ovejas.  Entonces llega Dios a la escena como el Gran Pastor en los ministerios de estos siete hombres para guiar Su pueblo de nuevo a la Verdad y a la abundancia del poder de esa Verdad.  Dios está en Su pueblo, en todo Su pueblo.  Porque si algún hombre no tiene el Espíritu de Cristo, entonces el tal no es de El, y El es la Palabra.  Esa sería la Palabra reconocida en el pueblo.  Pero de Su preferencia El ha puesto un liderato especial en estos hombres por medio del consejo determinado de Su propia Voluntad.  Ellos aparecen una vez en cada edad.  Es el mismo Espíritu en cada uno de ellos.

40 ¡Qué cosa tan distante es ésta a la herejía de Roma!  Ellos tienen a un hombre de su propia preferencia, uno tras otro, y ninguno de ellos ha manifestado el poder de Dios, ni se han anclado en la Palabra de Dios; cada uno es diferente al anterior y agrega lo que desea como si él fuera Dios. ¡Dios no está en eso!  Pero sí está en Su mensajero, y todo aquel que deseara la plenitud de Dios sigue al mensajero, así como el mensajero sigue al Señor por medio de Su Palabra.

41 “El que tiene los siete Espíritus de Dios, y las siete estrellas” (Apocalipsis 3:1).  Así como este mismo Señor se identificó con el hombre en la encarnación, lo está haciendo nuevamente por medio de Su Espíritu dentro del hombre.  “Estos son míos,” dice el Señor.  Los siete mensajeros llenos del Espíritu son del Señor.  Puede que sean interrogados y repudiados, y en verdad puede ser que para la mente humana no parezcan ser calificados; sin embargo, ellos son los mensajeros para sus respectivas edades.  Dios usó un Abraham (él mintió), usó un Moisés (él rebeló), un Jonás (él desobedeció), un Sansón (él pecó), un David (él mató).  También usó un Josué y un José.  Y todos aquellos con defectos notorios exceden en número a aquellos cuyas historias parecen ser perfectas.  Todos fueron y son Suyos.  Nadie puede negar esto.  El los usó por medio del Espíritu Santo que puso en ellos.  Ante su propio Amo permanecieron o cayeron.  Y en todos ellos fue ejecutada la Voluntad soberana de Dios.  Que la historia mundana se empeñe en negar esto, todavía permanecerá.  El Dios Eterno todavía anda entre las lámparas de oro y envía Sus mensajeros por medio de Su Espíritu, con la Palabra, al pueblo de cada edad.

La Denuncia
Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto.

Porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios.
Apocalipsis 3:1 y 2

42 Ahora, aquí ciertamente hay una cosa muy extraña.  En cada edad hasta aquí el Espíritu en primer lugar ha alabado a los verdaderos creyentes y luego ha denunciado a la vid falsa.  Pero en este período, evidentemente hubo tal grado de negligencia desenfrenada en cuanto al Señor y Su Palabra que el mensaje entero a esta quinta edad suena con condenación.

43 “Yo conozco tus obras.” ¿Qué obras fueron estas que llegaron ante el Señor y causaron Su disgusto?  Ud. sabe que cada edad se extendió sobre la siguiente edad, así que tenemos en la quinta edad una continuación de las obras de la cuarta edad.  Como Ud. bien sabe, estas obras fueron:

1. La dirección del Espíritu Santo fue reemplazada por una jerarquía humana.
       2. La Palabra pura de Dios y Su beneficio libre para todo hombre fue desalojada por credos, dogmas, reglamentos de la iglesia, etc.
       3. La adoración en el Espíritu, los dones del Espíritu y todo lo que tiene que ver con el verdadero compañerismo fraternal de los santos, fue echado a un lado para admitir liturgia, adoración literal de los ídolos, fiestas paganas, etc.

4. La Mariolatría (la adoración a María) estaba ganando un lugar más preeminente en la adoración Cristiana, a tal grado de haber asumido un lugar de Deidad, y el Hijo había sido quitado de Su alta posición de “sobre todo,” a ser subordinado a un hombre llamado el Papa, quien se tituló a sí mismo como “el vicario de Cristo.”

44 Todos aquellos que lucharon en contra de esta iglesia anticristo, fueron destruidos.  Todo aquel que se quedó con el sistema llegó a ser semejante a un peón de ajedrez en la iglesia, ya fuese campesino o rey.  Sus vidas ya no les pertenecían, ni tampoco pertenecían a Cristo, sino que pertenecían en ‘cuerpo, alma y espíritu’ a la iglesia de Roma.  Ellos hablaban acerca de la sangre de Cristo, sin embargo, obtenían su salvación con dinero y compraban el perdón del pecado con uno de los dos: oro o penitencia.  Las personas de más riquezas hallaron la situación muy formidable cuando el Papa León X les permitió comprar indulgencias por los pecados que todavía no habían cometido, y así, con libre conciencia podían planear sus terribles crímenes, para luego llevarlos a cabo, sabiendo que el mismo Papa ya les había remitido los pecados.  A esta gente se le había prohibido la Palabra de Dios, por lo tanto ¿quién habría de conocer la verdad?  Siendo que la verdad solamente viene de la Palabra, la gente estaba encerrada en el calabozo de la iglesia Romana, esperando la muerte y después el juicio.  Pero la gran ramera, embriagada con la sangre de los mártires y sin ningún pensamiento del juicio, continuó salvajemente matando al pueblo con muerte física y espiritual.

45 Ahora, a fines de la cuarta edad y a principios de la quinta, la invasión a Constantinopla por los turcos causó la huida de los hombres de enseñanza del oriente hacia el occidente, los cuales se llevaron consigo los manuscritos griegos.  En este tiempo, la pureza de la Palabra y las enseñanzas de los verdaderos creyentes fueron esparcidas.  Y no solamente fueron de gran importancia estos maestros tan finos, sino que también fue descubierta la invención que fue la base de la imprenta moderna, facilitando así la producción de libros.  Hallamos entonces que la grande hambre y la demanda que había por la Biblia, podían ser saciadas.

46 Dios levantó a muchos hombres poderosos, entre los cuales Lutero era uno.  Calvino y Zwinglio fueron otras lumbreras y además de estos, hubo muchos otros que no fueron tan notables.  Sin embargo, aunque todo esto no fue en vano, la poderosa obra de Dios fue dañada por estos mismos hombres.  En primer lugar, ellos no se opusieron al matrimonio del estado con la iglesia en el Concilio de Nicea, sino que en realidad apoyaron esa unión.  Dieron la bienvenida a la defensa del Evangelio por medio del estado, aunque en la Palabra no hay respaldo para tal cosa.  Y aunque podemos ver “la ira del hombre alabando a Dios” en tales casos como cuando Enrique VIII se pronunció al lado de la Reforma y el rechazo de la autoridad del Papa, todavía era una cosa muy aparte de la verdad de Pentecostés y la protección de un Dios Omnipotente.

47 A pesar de la continua enseñanza de Lutero en contra de la intervención de afuera en los asuntos de la iglesia local, no le fue posible borrar de las mentes de los hombres el concepto de “obispo y arzobispo” en el gobierno de la iglesia.  Así que la iglesia tomó un paso en la dirección correcta, pero permaneció encadenada y prontamente estaba aprisionada de nuevo en la misma prisión de donde procuró escapar.

48 Todavía no estaba lleno el vaso de las obras abominables.  Lutero, con sus juicios equivocados, no solamente incitó a la batalla, sino que consecuentemente causó la muerte de multitudes; pero el partido de Zwinglio persiguió hasta la prisión al piadoso Dr. Hubmeyer, y aunque no lo sometieron a la hoguera, ellos en realidad fueron mayormente los responsables de su muerte con fuego.  Y Calvino hizo semejantemente, porque demandó la aprehensión de Servet, quien conocía y enseñaba la singularidad de la Deidad.  Entonces el estado juzgó a este hermano, y para consternación de Calvino, Servet fue quemado vivo en la hoguera.

49 Si en algún tiempo hubo fervor denominacional, fue en este tiempo tan trágico.  Las palabras de Cormenio describen la mayor parte de esta edad.  Cormenio escribió “Una Cosa Necesaria.” En esta obra él compara al mundo con un laberinto y muestra que el camino de salida se halla al dejar lo que no se necesita y escoger la cosa que se necesita, Cristo.  El dice que el gran número de maestros es la causa de la multitud de sectas, para las cuales muy pronto ya no quedarán nombres.

50 Cada iglesia cree que es la verdadera, o cuando menos la parte más pura y verdadera de la iglesia, entre tanto se persiguen mutuamente con el odio más entonado.  No hay esperanza de reconciliación entre ellas; porque le hacen frente a la enemistad con enemistad irreconciliable.  De la misma Biblia inventan sus diversos credos, y estos son sus fortalezas y baluartes detrás de los cuales se fortifican, y allí resisten todo ataque.  Yo no diré que estas confesiones de fe son erradas en sí mismas, aunque en la mayoría de los casos podemos decir que lo son.  Sin embargo, llegan a ser así porque alimentan el fuego de la enemistad; y solamente apartándolas a un lado completamente, entonces sería posible hacer el esfuerzo en curar las heridas de la Iglesia.

51 “A este laberinto de sectas y variadas confesiones pertenece otra, el amor a contender. ¿Qué se gana con la contención? ¿Ha habido un solo argumento lógico que se haya arreglado por medio de contienda?  Nunca.  El número solamente se ha engrandecido.  Satanás es el sofista más grande que jamás ha habido; él nunca ha sido vencido en una contienda de palabras.  En el servicio Divino, casi siempre se oyen más las palabras de los hombres que la Palabra de Dios.  Cada uno cotorrea como le da la gana, o pierde el tiempo en disertaciones difíciles de entender o reprobando los puntos de vista de otros.  No se oye casi nada del nuevo nacimiento, o como el hombre tiene que ser cambiado a la semejanza de Cristo para ser participante de la naturaleza Divina (11 Pedro 1:4).  Del poder de las llaves, la iglesia casi ha perdido el poder de ligar, solamente le queda el poder de desatar.  Los sacramentos, administrados como símbolos de unidad, amor y de nuestra vida en Cristo, han sido la causa de amargos conflictos, de odio mutuo y el punto céntrico de sectarismo.  En pocas palabras, el Cristianismo ha llegado a ser un laberinto.

52 La fe ha sido dividida en mil partecitas y uno es considerado como hereje si hay una de esas partes que no acepta. ¿Qué puede ayudamos?  Solamente aquella cosa necesaria, volver a Cristo, mirando hacia Cristo como el único líder, y caminar en Sus pisadas, poniendo aun lado todas las demás cosas hasta que lleguemos a la meta, y hayamos llegado a la unidad de la fe (Efesios 4:13).

53 Así como el Maestro Celestial edificó todo sobre la base de las Escrituras, también nosotros debemos dejar todos los pormenores de nuestros credos particulares y estar satisfechos con la Palabra revelada de Dios, la cual nos pertenece a todos.  Con la Biblia en la mano debemos clamar: ‘Yo creo lo que Dios ha revelado en este Libro; obedientemente guardaré Sus mandamientos; tengo esperanza en lo que
El ha prometido.’ ¡Cristianos, escuchen!  Solamente hay una vida, pero
La muerte nos llega de mil maneras.

54 Solamente hay un Cristo, pero hay mil anticristos.  Así que ya
sabéis, oh Cristiandad, cuál es la única cosa que es necesaria. 0 regresáis a Cristo o iréis a la destrucción como el anticristo.  Si sois sabios y queréis vivir, seguid al Líder de la Vida.

55 Pero Cristianos, regocijaos en el arrebatamiento; oíd las Palabras de nuestro Guía Celestial: ‘Venid a mí Contestad con una sola voz: ‘Así también, venimos “

56 Yo acabo de decir que esta edad dio lugar a un gran desarrollo del espíritu denominacional.  Si la actitud de los Corintios de “Yo soy de Pablo, yo de Cefas” en alguna ocasión fue manifestada, fue en este tiempo.  Hubo Luteranos, Hussitas, el partido de Zwinglio, etc.  Tal fragmentación del Cuerpo fue deplorable, estaban viviendo un nombre pero estaban muertos.  Ciertamente estaban muertos, murieron en el mismo momento en que se organizaron.  Los grupos grandes se organizaron y se unieron en matrimonio con el estado.  Allí encontraron el fin, fueron liquidados.

57 Allí estaban aquellos Luteranos que habían censurado a la Iglesia Romana.  Ellos conocían la injusticia de las uniones espirituales y políticas.  Aun Lutero (como Pedro cuando fue influenciado por los judíos en Gálatas 2) fue e hizo del estado el defensor de la fe, en vez de Dios.  Esta es la primera denominación conocida que salió de la ramera, y cuando murió Lutero, no tardó mucho tiempo para que tuvieran una jerarquía igual a aquella contra la cual habían luchado.  Este movimiento de Dios, para el tiempo que apareció la segunda generación, estaba nuevamente debajo del ala de su madre.  Ella había regresado y no se había dado cuenta.  Habían tomado su propio nombre sobre Su Nombre.  También estaban viviendo su propio nombre.

58 Y hoy día, todas las denominaciones están haciendo igual.  Están viviendo su propio nombre y no el Nombre del Señor Jesucristo.  Eso se ve claramente, porque cada iglesia es conocida por su forma de adoración, pero ninguna es conocida por razón del poder de Dios.  Allí está la prueba.  Y quiero que se dé cuenta aquí mismo que esta edad no tuvo en su medio las señales y las maravillas.  Ellos renunciaron al poder de Dios por el poder del estado.  Se mantuvieron con su propio nombre, y engrandecieron sus nombres.  La misión de aquel espíritu antiguo era traer a todos a su propio redil.  Hoy día los Bautistas quieren que los Metodistas vengan con los Bautistas, los Metodistas están esforzándose por convertir a los Presbiterianos, y los Pentecostales quieren ganarse a todos.  Cada uno dice que ofrece lo mejor y que tiene las mejores esperanzas, una clase de puerta al Cielo, o cuando menos, el camino a una entrada más abundante. ¡Cuán trágico es todo esto!

59 Este espíritu denominacional ha causado que todas las denominaciones escribieran su propio manual y que enseñaran sus propios credos, que edificaran sus propias oficinas y gobiernos eclesiásticos y luego cada una dice que ella, y solamente ella, verdaderamente habla en lugar de Dios, porque sólo ella es la mejor capacitada.  Ahora, ¿no es eso exactamente lo que están haciendo el Papa y la Iglesia Romana?  Allí están de nuevo con su madre, la ramera, y no lo saben.

60 Llegando al fin de nuestro comentario sobre este versículo, “tienes nombre de que vives y estás muerto,” yo no puedo impresionar demasiado sobre su mente que esta edad, aunque trajo la reforma, fue severamente reprendida por Dios en vez de ser alabada, porque también sembró la simiente de la denominación, la cual se organizó de nuevo con la ramera, después que Dios había abierto una puerta de escape.  Cuando se efectuó la separación de la Iglesia Católica, fue una separación mayormente política que Espiritual.  La mayoría de la gente se identificó con el Protestantismo, porque como ya he dicho, ellos odiaban el sistema Romano de servidumbre política y económica.  Así que, en vez de esto llegar a ser un gran movimiento Espiritual, con todas las señales de la influencia del Espíritu Santo como allá en Pentecostés, cuando Dios usó medios puramente Espirituales para efectuar Sus planes; fue más bien una obra donde la ira del hombre alabó a Dios, y los resultados fueron paralelos con la historia de Israel cuando salió de Egipto y caminó por el desierto, sin llegar nunca a la tierra de Canaán.

61 Sin embargo, mucho fue logrado en el hecho de que el yugo de Roma fue agrietado un poco, y ahora los hombres podían recibir la Palabra de Dios y sujetarse a la influencia del Espíritu sin ese gran temor como antes.  Esto abrió la puerta a la gran edad misionera que siguió.

62 La Jezabel de Tiatira de ninguna manera estaba dispuesta a rendir el poder que tenía sobre la gente, y así vemos a su hija, Athalía, que levanta su cabeza en la edad de Sardis, con la esperanza de poder ahorcar a la simiente verdadera por medio de sus planes de organización.

La Amonestación
Sé vigilante, y afirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios.
Apocalipsis 3:2

63 ¡Como quisiera que se pudiera decir que la edad de Sardis fue una edad de restauración y no de reforma!  Pero no puedo decir eso.  La Palabra no la llama una restauración, sino ciertamente la llama una reforma.  Si hubiera sido una restauración, aquella edad hubiera sido
otra edad Pentecostal, pero no lo fue, y lo mejor que se pudo decir de
ella fue: “Afirma las otras cosas que están para morir.”

64 Ciertamente había algo que estaba faltando.  Esta edad tenía
justificación, pero le faltaba la santificación y el Bautismo del Espíritu
Santo.  Ese fue el plan original de Dios.  Eso es lo que tuvieron en el Día
de Pentecostés.  Fueron justificados, santificados y llenos del Espíritu
santo.  Fíjese bien: la razón de ser justificado y santificado es con el fin de
que Ud. sea bautizado con el Espíritu Santo.  Por eso existe una iglesia. 
Es el templo de Dios, lleno de Dios, el mismo Espíritu Santo.

65 El mismo Espíritu que moró en Jesús mientras El estuvo aquí en la tierra, efectuando las grandes obras que El hizo, regresó sobre la Iglesia en el Día de Pentecostés, y así ellos hicieron las mismas obras que El hizo.  Esta edad no tuvo aquellas obras. ¡Oh, ellos tenían la Palabra escrita (pero no tenían la Palabra revelada)!

66 Esta era la época de la Reforma.  “Pero no temáis manada pequeña,” dijo Dios, “Yo restauraré,” y esta Reforma habría de ser el principio.  En la edad del Oscurantismo, El iba a tomar la Iglesia (según Su promesa) de la profundidad de Satanás, a la Profundidad de Dios que tuvieron en el Día de Pentecostés y en los primeros años de la existencia de la Iglesia.

67 Ahora tenga cuidado, y capte esto: Dice en el segundo versículo: “Porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios.” ¿Conoce Ud. en verdad el significado de ‘no perfectas?’ Sencillamente es: no cumplido.  Esta edad no fue cumplida completamente.  Apenas fue el comienzo del regreso.  Por eso dije que la Biblia la llamó la Reforma, y no la Restauración.  Había comenzado en la doctrina de justificación,
que significaba que la salvación era totalmente de Dios.

68 ¡Cómo predicó Lutero la soberanía y la elección de Dios!  El sabía
que todo era por gracia.  El separó la iglesia de la dirección de jerarquía
eclesiástica; derribó los ídolos, puso fin a las confesiones a sacerdotes y denunció al Papa.  Fue maravilloso su comienzo, pero Dios habla dicho 1500 años antes: “Lutero, tú vas a iniciar las cosas, pero tu edad no verá la culminación de ellas, porque estoy dejándolo para más tarde.” ¡Aleluya, nuestro Dios reina!  El conoce el fin desde el principio.

69 Sí, Lutero fue Su mensajero, aunque cuando examinamos sus errores no parecía ser as¡.  Pero hubo también un hombre llamado Jonás que tuvo errores en su vida y fue un profeta, aunque Ud. y yo no querremos reconocerlo por causa de su comportamiento, pero Dios conoce a los que son Suyos y Su Voluntad se cumple así como fue con Jonás y con Lutero en aquella edad, y así continuará cumpliéndose hasta la consumación.

70 Ahora, esta fue una edad sin total cumplimiento.  Fue una edad de reforma.  Porque así fue como la quiso Dios.  Quiero ilustrarle a Ud. este punto así como lo hice con un maravilloso hermano Luterano, quien es presidente de un buen seminario en el occidente.  Yo había sido invitado a cenar en su hogar y a hablar con él acerca del Espíritu Santo.  El estaba confuso acerca de muchas cosas y me preguntó:
“¿Qué es lo que tenemos nosotros los Luteranos?”
                                              Le respondí: “Pues, tienen a Cristo.”

71 El dijo: “Nosotros anhelamos el Espíritu Santo. ¿Piensa Ud. que
lo tenemos?”
                    Respondí: “Potencialmente, están creyendo hacia ese fin.”
72 El inquirió: “¿Qué quiere decir Ud. con potencialmente?  Nosotros estamos hambrientos de Dios.  Leímos un libro acerca de Pentecostés y los dones del Espíritu, y algunos de nosotros fuimos a California para conocer el autor y cuando llegamos, él nos dijo que a pesar de haber escrito el libro, no tenía los dones.  Entonces, hermano Branham, cuando vimos la operación de los dones en su ministerio, deseamos hablar con Ud., porque seguramente Ud. sabe algo al respecto.”

73 Este seminario está algo retirado de la cuidad y alrededor tiene muchas hectáreas de tierra cultivada, donde los estudiantes pueden trabajar y así pagar el costo de sus estudios.  También tienen fábricas juntamente con la agricultura para proveer empleo adicional.  Usando estos campos como ilustración, dije: “Una vez salió un hombre a su propio terreno para sembrar maíz.  Arrancó todos los árboles, quitó todas las piedras, preparó la tierra y sembró el maíz.  Cada día observaba aquella tierra; pero un día en vez de la misma tierra seca, él vio miles de hojitas verdes, y dijo, ‘Bendito sea el Señor, tengo un campo de
maíz” Entonces le pregunté: “¿Tenía maíz aquel hombre?”
El respondió: “Pues en un sentido sí lo tenía.”

74 Dije, “Potencialmente, sí; y así fue con Uds.  Luteranos en la
Reforma, brotando la hojita, ¿ve Ud.? El maíz empezó a crecer (después de que se había podrido en la tierra durante la Edad del Oscurantismo).  Después de varias etapas, se formaron unos tallos muy finos, y un día apareció la borla de seda.  Aquella borla de seda miró a las hojas y dijo, ‘Uds.  Luteranos formales no tienen nada, fíjense en nosotros, que somos los criadores, los grandes misioneros.  Nuestro día es la época misionera Aquella edad de la borla de seda fue la edad de Wesley.  Ellos fueron los grandes misioneros y aun sobrepasaron nuestra edad en cuanto a la propagación del Evangelio. ¿Qué hizo aquella edad?  Esparció el Evangelio como el polen en el viento.

75 “Ahora, ¿cuál es el paso siguiente?  Lógicamente creemos que es la formación y la cosecha del grano, terminando el ciclo.  Pero no es así.  Hay todavía otra etapa, cuando el forro es formado para cubrir el grano.  Eso es exactamente lo que sucedió en este ciclo Espiritual.  A la entrada del siglo veinte, en el comienzo de la edad de Laodicea, hubo la creencia universal de que el Espíritu Santo estaba cayendo igual como en el Día de Pentecostés.  La gente hablaba en lenguas y testificaba que había sido bautizado con el Espíritu Santo, con la evidencia de hablar en lenguas.  Muchas veces he caminado por los campos de trigo ya para el fin del verano, y he tomado las cabecitas de trigo en la mano para ver el grano, cuando sorprendidamente he visto que no había ningún grano de trigo en aquel forro, aunque aparentemente parecía que lo hubiera.  Este es un cuadro perfecto del así llamado movimiento Pentecostal.  Es un hecho comprobado que esta gente se organizó bajo una doctrina y se ligaron de nuevo, igual que la organización anterior, probando que en vez de ser la verdadera simiente, solamente eran el forro que cubriría el trigo que habría de venir.  Esta edad del forro es la época de peligro del cual Jesús habló en Mateo 24:24 diciendo: ‘Engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos ¡Oh, el hombre sintió que este forro, la así llamada edad Pentecostal, fue la simiente verdadera!  Pero probó ser solamente el conductor para llevar la vida a la edad en la cual vendría la verdadera restauración, y la Novia (el trigo) es manifestada en poder, según las palabras de Ezequiel:

Y me sacó por el camino de la puerta del norte, y me hizo dar la vuelta por el camino exterior, fuera de la puerta, al camino de la que mira al oriente; y vi que las aguas salían del lado derecho.
Y salió el varón hacia el oriente, llevando un cordel en su mano; y midió mil codos, y me hizo pasar por las aguas hasta los tobillos.
       Midió otros mil, y me hizo pasar por las aguas hasta las rodillas, Midió luego otros mil, y me hizo pasar por las aguas hasta los lomos.
Midió otros mil, y era ya un río que yo no podía pasar, porque las aguas habían crecido de manera que el río no se podía pasar sino a nado.
Ezequiel 47:2-5

76  “Y la manera en que se hizo fue por medio de la dirección y la perfecta Voluntad de Dios.  Los Luteranos tuvieron el Espíritu Santo potencialmente bajo justificación; los Metodistas lo tuvieron potencialmente bajo santificación y hoy día está aquí de nuevo, una restauración, el Espíritu Santo está aquí.”

77 “Sé vigilante y afirma las otras cosas que están para morir.”
Ahora, las ideas expresadas en las palabras, “vigilante” y “afirma” son
estas: “Vigilar,” contiene no solamente la idea de estar despierto sino
también de estar alerto.  Cualquier otra disposición contraria a ésta, significa peligro y pérdida.  “Afirmar” significa más que dando fuerza, quiere decir fijar y establecer para permanencia.  Estos dos mandatos se refieren a lo que queda de la Verdad, lo cual está para morir.

78 Yo veo esta expresión del Espíritu como una ilustración.  Un grupo de hombres en esclavitud total, física y moral, se han levantado y se han escapado de sus opresores (y en verdad eso es lo que significa Sardis: ‘los escapados’).  Son perseguidos y sus grandes y gloriosas ganancias están casi perdidas.  No han sido cautivados de nuevo, pero casi todo lo que se puede decir de ellos es que han escapado, pero no fue un verdadero escape puro como fue el de algunos según la Palabra.  Ellos habían perdido muchas de sus libertades.

79 Ahora, el Señor dice: “Están potencialmente en cautiverio: vigilen para que no vayan a regresar.  Para estar seguros de no regresar, manténganse alertos y vigilantes respecto a las cosas de su cautiverio, o perderán todo.  Confírmense ahora en lo que les queda, de tal manera que puedan establecer permanentemente lo que tienen y así asegurarse en contra de pérdidas futuras.  Esta será su oportunidad para cumplir lo que no han cumplido.”

80 Pero, ¿siguieron?  No señor.  No consideraron la Voz del Espíritu
y otra edad pasó a cautiverio, y Dios levantó a otros que habrían de cumplir Su Voluntad.  Dios pasó por encima de la denominación Luterana así como lo ha hecho con las demás, y ellas nunca regresarán.  Dios
tuvo que continuar adelante, y en una nueva edad, traer más verdad y más restauración.

Juicio

Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete.  Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti.
Apocalipsis 3:3

81 Quiero leer también otra traducción de este versículo (la traducción de Wuest): “Acuérdate pues, en qué manera has recibido (la verdad como un depósito permanente) y en qué manera (lo) has oído y asegúralo, y ten un cambio de mente instantáneamente.”

82 Es muy evidente por este versículo, que Dios les había dado la verdad como un depósito permanente.  Fue recibida y es irrevocablemente de ellos.  Ahora está por manifestarse lo que ellos harán con la Verdad, si la considerarán o no.  Y eso es verdad.  A ellos les había sido dada la verdad básica del Evangelio completo,

83 “El justo en su fe vivirá,” “La Salvación es del Señor.” Habían escuchado la verdad de la Biblia que retó las doctrinas de Roma y aniquiló toda autoridad papas.  Conocían la verdad de que la iglesia no salva, entendían la Santa Cena, tenían luz sobre el bautismo en agua y echaron fuera las imágenes. ¿Hubo verdad?  Pues nunca hubo una edad con mayor número de hombres con más luz para difundir.

84 Ellos tuvieron suficiente luz para rehabilitar completamente el sistema antiguo, o empezar de nuevo y dejar que Dios los guiara, renglón sobre renglón y mandato sobre mandato.  Recibieron la verdad, la quisieron y la oyeron.  Pero la pregunta era: ¿Cómo la oyeron? ¿La oyeron para edificar sobre ella, o la oyeron con la misma actitud que tenían muchos de los griegos: algo más para discutir y de donde desarrollar teorías?  Evidentemente la rica Palabra de Verdad estaba siendo escuchada de una manera intelectual, en vez de ser oída para obrar prácticamente, porque Dios estaba demandando un cambio en el modo de pensar en cuanto a la Palabra.

85 Si esta es la Palabra de Dios, y en verdad lo es, entonces tiene que ser obedecida.  Desobediencia a la Palabra traerá el juicio.  Cuando encontraban dormidos a los guardias del templo sagrado, los azotaban
y su ropa era quemada. ¿Qué hará el Señor con aquellos que en esta
edad han bajado la guardia?

86 “Vendré sobre ti como ladrón.” La ciudad antigua de Sardis fue
constantemente acosada por bandidos que salían de los montes alrededor y robaban los bienes de la gente.  Y así ellos sabían muy bien lo que el Espíritu estaba advirtiendo cuando dijo que la venida del Señor sería como ladrón en la noche.  Vigilancia y preparación son suficientes para estar listo para Su venida.

87 Sabemos que esto es un mensaje para la vid falsa porque la venida del Señor será como fue en los días de Noé.  Los ocho que fueron salvos estaban al tanto del diluvio que venía, y estando en alerta estaban preparados y fueron salvos.  Pero el mundo de los impíos fue arrasado, aunque estaban en contacto diario con los justos y oyeron la verdad, pero la rechazaron hasta que fue demasiado tarde.  Aquella gente completamente carnal de esta época antigua, tipifica hoy día a los Cristianos nominales, cuyas vidas están llenas de cosas mundanas y toman tanto placer en ellas a tal grado que no tienen ningún deseo por lo Espiritual, y de ninguna manera se dan cuenta ni están preparados para Su aparición.

El Elogio
Pero tienes unas pocas personas en Sardis que no han manchado sus vestiduras; y andarán conmigo en vestiduras blancas, porque son dignas.
Apocalipsis 3:4

88 Ahora, para mí, esta palabra personas tiene un significado mucho más amplio que la palabra gente; muestra aquella verdad que fue expuesta en cada edad y del cual nos habló nuestro Señor con gran énfasis, y es esta: El sistema de la iglesia en estas edades está representado por dos vidas: una verdadera y otra falsa.  En Su plan soberano, Dios las ha puesto juntas, llamándolas La Iglesia.

89 Vea Ud. en esta edad cómo El las ha reprendido, diciendo, “al ángel de la iglesia en Sardis”, no, “..iglesias que están en Sardis,” sino colocándolas juntas……. la iglesia que está … Yo conozco tus obras … estás muerto … tus obras están incompletas…” Y luego continúa, “Tienes unas pocas personas que andan bien y no están equivocadas como la mayoría.  Estas andan con vestiduras limpias y son dignas de Mí.” Esta gente que eran en verdad los santos de Dios, andaban “completamente aceptos en los ojos del Señor.” Sus vestiduras estaban limpias.  En aquellos días las vestiduras rozaban el suelo y juntaban mucha suciedad, pero éstos tenían cuidado cuando caminaban para no ser contaminados por el mundo.  Estaban en el Espíritu y caminaban en el Espíritu.  Eran santos y sin mancha delante de El; estaban cumpliendo su propósito, porque ese es el propósito de Dios para nosotros: “para que fuésemos santos y sin mancha delante de él en amor,” según Efesios 1:4.

90 Ahora, de este versículo que señala a los escogidos de Dios como  unas pocas personas,” Ud. puede ver claramente lo que hemos estado

enseñando acerca de esta edad.  Fue una edad desordenada, sin cumplimiento, y fue dividida en varias maneras, la cual Dios reprendió casi en su totalidad.  Era débil, enferma y lista para morir.  No fue la época gloriosa que los historiadores camales Protestantes se han esforzado en presentar.  Una sola mirada al árbol dio a conocer que estaba gangrenoso y marchito, despojado de hojas y carente de fruto, con la excepción de algunos frutos mal fon-nados y otros llenos de gusanos que caían al suelo.  Pero ¡espere un momento!  Fíjese bien en el árbol.  Allá en lo alto del árbol, donde da la luz del sol, estaban algunas primicias, unas pocas personas, perfectas en El porque nacieron en El, las cuales fueron llenas con El y estaban caminando con El por medio de Su Palabra.  Gracias a Dios por aquellas pocas.

91 “Y andarán conmigo.” Eso es lo que Dios dice que concederá a aquellos que caminaron rectamente.  Esa es de parte de Su herencia que El les tiene reservada.  Si ellos se disponen a andar con El a través de las trampas y peligros de la vida y ser un honor a El, entonces El los ha de recompensar.  El no se olvida de nuestra obra de amor.  Dios siempre
nos recompensará por nuestros esfuerzos para complacerle.

92  Sí, ellos habían caminado por el mundo pero no habían participado
del mundo, ni habían dejado que los sistemas del mundo se apoderaran
de ellos.  Cuando las personas ilustres de aquella edad se habían rendido al halago del estado y habían escogido la mente política en vez de la mente Espiritual, y estaban encaminados de nuevo al mundo, estos pocos se mantuvieron con la Palabra de Dios y así honraron al Señor.  Ahora El los honraría a ellos.  Caminarán con El en vestiduras blancas.  Se habían identificado con El en la tierra y ahora El se identificará con ellos en la Nueva Jerusalén. ¡Y cuán maravillosa será aquella identificación!  Eso me hace regocijar, pero también me hace llorar al contemplar Su condescendencia, porque Ud. notará que El no está vestido de un color diferente al de los santos, como los líderes terrestres lo harían.  No, ellos serán como El, El será como ellos, tal como dijo Juan, “porque le veremos tal como El es.”

93 “Porque son dignas.” ¿Se da Ud. cuenta de Quién es el que dice esto?  Es Jesús, el mismo Ser Digno.  Este es el único Ser Quien es considerado digno de tomar el libro de la mano de Aquel que está sentado en el trono.  Y ahora este Ser Digno está diciendo a Sus santos, “Vosotros sois dignos.” Aquí está este Ser, el único apto para juzgar (y en verdad todo juicio es sometido a El), y El dice, “Sois dignos.” Estas palabras son tan asombrosas como aquellas de Romanos 8:33b, “Dios dice, Yo soy justo” (traducción de Way).  En la luz blanca de la justicia de Dios, oiga la dulce Voz de Jesús cuando El dice, “Estos son míos.  Son Justos.  Son dignos.  Andarán conmigo en vestidura blanca.”

La Promesa Del Vencedor

El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles.
Apocalipsis 3:5

94 “El que venciere será vestido de vestiduras blancas.” Esto es en realidad una repetición del versículo 4, donde se hace referencia a unas pocas que no han ensuciado sus vestiduras.  Hace muchos años teníamos un dicho inglés que sin duda fue tomado de este versículo.  El dicho era, “No te ensucies las faldas.” El significado era: “no te envuelvas en cosas dudosas; otros estarán envueltos y puede ser que seas tentado a envolverte también, o alguien aun te querrá envolver; pero mantente lejos del asunto guiando tu vida en un sentido opuesto.”

95 Ahora Dios recompensará aquellos que siguen esta advertencia.  Estarán vestidos de blanco así como El está vestido de blanco.  Pedro, Jacobo, y Juan lo vieron en el Monte de la Transfiguración, y Su vestidura fue tan blanca como la luz.  Así es como estarán vestidos los santos.  Sus vestiduras serán resplandecientes, extraordinariamente blancas.

96 Ud. sabe que estamos viviendo en el tiempo del fin. Es en esta edad cuando las iglesias se van a unir.  Y así como ya están controlando la situación política mundial, también controlarán muy pronto el sistema económico del mundo.  Entonces, si Ud. no pertenece a la organización mundial de iglesias, no podrá comprar o vender.  Ud. perderá todo.  Aquellos que se mantienen puros ante Dios y no dejan que su vestidura se ensucie con la contaminación de este ’sistema mundial’ eclesiástico, serán despojados físicamente.  Se les presentará la gran tentación de ceder.  Predicadores se rendirán con el pretexto de que servirán a Dios dentro de la estructura del sistema de la bestia y del anticristo.  Se rendirán a las adulaciones y halagos de la jerarquía.  Y la gente seguirá a estos falsos pastores al matadero.  Pero en el juicio, todos se hallarán desnudos.  No les serán dadas las vestiduras blancas; ni tampoco andarán con El.  No se puede andar en esta vida en vestiduras manchadas con el mundo, estando asidos de la mano del diablo, y luego esperar estar con Dios.

97 Es tiempo de despertar y oír la Voz de Dios que clama: “Salid de ella (religión organizada) mi pueblo, para que no seáis partícipes de sus pecados, y para que no recibáis de sus plagas.” Amén.  Dios está hablando.  Evite Ud. las religiones de este mundo así como evitaría la peste.  Deje de caminar con el mundo y emblanquezca sus vestiduras medio del arrepentimiento y la sangre del Cordero. ¡Pero hágalo hoy, porque mañana puede ser demasiado tarde!

98 “E] que venciere, no borraré su nombre del libro de la vida.” Llegamos nuevamente a una porción de la Palabra que es muy difícil de entender.  Este versículo, tomado superficialmente, será usado tanto por los Armenios como también por los Calvinistas para complacer sus creencias.  Los Armenios declararán que este versículo seguramente anula lo que dice en San Juan:

Todo lo que el Padre me da, vendrá a mi; y al que a mí viene, no le echo fuera.
Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió.
        Y esta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero.
Y esta es la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquel que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.
        Murmuraban entonces de él los judíos, porque había dicho: Yo soy el pan que descendió del cielo.
Y decían: ¿No es éste Jesús, el hijo de José, cuyo padre y madre nosotros conocemos? ¿Cómo, pues, dice éste: Del cielo he descendido?
Jesús respondió y les dijo: No murmuréis entre vosotros.
         Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.
San Juan 6:37-44
99 Los Armenios dicen que la voluntad del Padre no es un propósito soberano, sino que solamente es un deseo afable, y El se mantiene a un lado para ver qué harán los hombres con Sus dones tan ricos, y aun con la Vida Eterna.

100 Los Calvinistas no lo interpretan así.  Ellos ven en este versículo una gran consolación para los santos bajo grandes cargas y sufrimientos, y no importa cuán terribles sean los tiempos o la persecución, por cuanto el creyente es uno que “cree que Jesús es el Cristo,” su nombre no será quitado de aquel libro.  Algunos también dicen que este “Libro de la Vida” no es “El Libro De La Vida del Cordero,” pero, como siempre sucede, cuando uno se interesa superficialmente en un versículo, el entendimiento que se obtiene también es superficial.

101 La posibilidad de quitar un nombre de los registros de Dios merece más que un estudio ligero, porque hasta ahora la mayoría de los estudiantes de la Biblia han llegado a la conclusión de que Dios escribe en el Libro de la Vida del Cordero los nombres de aquellos que son renacidos en el mismo instante en que son renacidos.  Y si por alguna razón aquel nombre tiene que ser quitado, el renglón en el registro simplemente quedará vacío, como estaba antes de que el nombre fuese escrito.  Esto es cien por ciento opuesto a lo que la Palabra en verdad enseña.

102 Aquí, al iniciar este estudio, déjese establecido que no hay ni una sola Escritura que enseña que Dios está en el tiempo presente redactando un registro de nombres.  Todo esto fue hecho antes de la fundación del mundo, como veremos en seguida.  También, no es cuestión de interesamos simplemente en dos grupos de gente, que tuvieron la oportunidad de recibir Vida Eterna, y en que un grupo la recibió y sus nombres fueron escritos en el registro, mientras que a los del otro grupo que rechazaron la Vida Eterna no les fue concedido tener sus nombres registrados.

103 Mostraremos por medio de la Escritura, que multitudes que ni siquiera fueron renacidos, entrarán a la Vida Eterna.  Tan raro como esto suena, ciertamente es la verdad.  También mostraremos que hay un grupo de personas, cuyos nombres han sido puestos en aquel registro desde antes de la fundación del mundo, y que no pueden, bajo ningunas circunstancias, ser quitados.  Pero también mostraremos otro grupo de personas, cuyos nombres estaban en aquel registro desde antes de la fundación del mundo, los cuales serán quitados.

104 En primer lugar, no hay fundamento para las conclusiones de que El Libro de la Vida del Cordero no es el mismo que El Libro de la Vida.  El Libro de la Vida puede ser llamado El Libro de la Vida del Cordero o El Libro de la Vida de Cristo o aun Tu Libro, y El Libro de los Vivientes.  En este Libro solamente hay nombres escritos.

Y la (bestia) adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.
Apocalipsis 13:8

La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir a perdición; y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida, se asombrarán viendo la bestia que era y no es, y será.

Apocalipsis 17:8

Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.
Y el mar entregó los muertos que había en él,- y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras.
Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda.
Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.

Apocalipsis 20:12-15

los Ud. puede ver claramente que aunque se mencionan otros libros, siempre hay la referencia a un libro que contiene los nombres.  En Apocalipsis es llamado “El Libro de la Vida del Cordero” o “El Libro de la Vida.” Ahora, ¿donde está colocado este libro?

Volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre.
Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo.

He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará.

Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, si . no regocijados de que vuestros nombres están escritos en los cielos.
En aquella misma hora Jesús se regocijó en el Espíritu, y dijo: Yo te alabo, oh Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y entendidos, y las has revelado a los niños.  Sí, Padre, porque así te agradó.
          Todas las cosas me fueron entregadas por mi Padre,- y nadie conoce quién es el Hijo sino el Padre; ni quién es el Padre, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quiera revelar.
Y volviéndose a los discípulos, les dijo aparte: Bienaventurados los ojos que ven lo que vosotros veis;
         porque os digo que muchos profetas y reyes desearon ver lo que vosotros veis, y no lo vieron,- y oír lo que oís, y no lo oyeron.

Lucas 10:17-24

106 El Libro de la Vida claramente está situado en el Cielo ya parecerá en el juicio del Gran Trono Blanco.  En estos versículos, Jesús dijo que sus nombres estaban escritos en el Cielo Estaban escritos en el Libro de la Vida porque allí es donde se registran los nombres.  Jesús estaba hablando a los setenta (versículo 17), pero también estaba hablando a los doce (versículo 23).  Todos estos estaban gozosos porque aun los demonios les eran sujetos en el Nombre de Jesús.

107 La respuesta de Jesús fue: “Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan; sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos (Libro de la Vida).” Ud. notará aquí que Judas era uno de aquellos que estaban lanzando demonios en el Nombre de Jesús, pero sabemos que él era un diablo, el hijo de perdición.

Jesús les respondió: ¿No os he escogido yo a vosotros los doce, y uno de vosotros es diablo?
Hablaba de Judas Iscariote, hijo de Simón,- porque éste era el que le iba a entregar, y era uno de los doce.
San Juan 6:70-71

Cuando estaba con ellos en el mundo, yo los guardaba en tu nombre; a los que me diste, yo los guardé, y ninguno de ellos se perdió, sino el hijo de perdición, para que la Escritura se cumpliese.
San Juan 17:12

Jesús le dijo.- El que está lavado, no necesita sino lavarse los pies, pues está todo limpio; y vosotros limpios estáis, aunque no todos.
Porque sabía quién le iba a entregar; por eso dijo.- No estáis limpios todos.

No hablo de todos vosotros; yo sé a quienes he elegido; mas para que se cumpla la Escritura: El que come pan conmigo, levantó contra mí su calcañal.

San Juan 13:10-11, 18
108 Ahora, si el lenguaje tiene sentido alguno, tenemos que admitir que Judas fue elegido por Jesús (San Juan 13:18), pero aun no estaba limpio (San Juan 13: 1 0-1 l), y también Judas fue dado a Jesús por el Padre (San Juan 17:12). (Quede bien claro aquí que la ‘elección’ y la entrega es el mismo paralelo como en la ilustración de Moisés y Faraón, Jacob y Esaú, porque aunque Esaú y Faraón fueron preconocidos, fueron predestinados para ira, mientras que el fin de Moisés y Jacob era para glorificación. 1 Pedro 2:8-9a muestra a ambos, réprobos y elegidos: “A aquellos que tropiezan en la palabra, siendo desobedientes; a lo cual fueron también destinados.  Mas vosotros sois linaje escogido.”) Judas fue contado con los doce y en realidad tuvo una parte con ellos en el ministerio antes de Pentecostés.

Varones hermanos, era necesario que se cumpliese la Escritura en que el Espíritu Santo habló antes por boca de David acerca de Judas, que fue guía de los que prendieron a Jesús,
Y era contado con nosotros, y tenía parte en este ministerio.

Hechos 1: 16-17

109 La parte que Judas tuvo entre los doce y que luego perdió no fue inferior a los ministerios de los otros once, ni tampoco fue un ministerio extraño y diabólico entremetido en los ministerios de los demás.

Para que tome la parte de este ministerio y apostolado, de que cayó Judas por trasgresión, para irse a su propio lugar.

Hechos l:25

110 Judas, un diablo, perdió el ministerio del Espíritu Santo que le fue dado por Dios, se mató y se fue a su propio lugar.  Su nombre aun estaba en el Libro de la Vida, pero fue borrado.

111 Ahora, antes de seguir con este estudio de Judas, volvamos al Antiguo Testamento para ver cómo Dios hizo lo mismo allá en ese tiempo.

112 En Génesis35:23-26, los hijos de Jacob fueron doce en número y sus nombres fueron: Rubén, Simeón, Leví, Judá, Isacar, Zabulón, José, Benjamín, Dan, Neftalí, Gad y Aser.  Los descendientes de estos doce hijos formaron las doce tribus de Israel con la excepción de José que no tuvo una tribu que llevara su nombre, porque en la providencia de Dios habría de haber trece tribus, y a los dos hijos de José les fue concedido el honor de aumentar las doce tribus a trece.  Ud. sabe desde luego, que esto fue necesario, siendo que Leví fue separado por Dios para el sacerdocio.  Cuando Israel partió de Egipto, y Dios les dio el tabernáculo en el desierto, hallamos a la tribu de Leví sirviendo a las doce tribus: Rubén, Simeón, Isacar, Judá, Zabulón, Benjamín, Dan, Neftalí, Gad, Aser, Efraín y Manasés (así son nombrados en Números 10: 1 1-28).  No hay mención alguna de José o de Leví.  Pero cuando nos fijamos en Apocalipsis 7:4-8, donde dice que “ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel,” los nombra así: Judá, Rubén, Gad, Aser, Neftalí, Manasés, Simeón, Leví, Isacar, Zabulón, José y Benjamín.  Estamos de nuevo con las doce tribus, con Leví y José nombrados entre ellos, pero con la ausencia de Dan y Efraín.  Ahora surge la pregunta: ¿por qué fueron quitadas estas dos tribus?  Aquí está la respuesta:

Porque vosotros sabéis cómo habitamos en la tierra de Egipto, y cómo hemos pasado por en medio de las naciones por las cuales habéis pasado;
y habéis visto sus abominaciones y sus ídolos de madera y piedra, de plata y oro, que tienen consigo.
           No sea que haya entre vosotros varón o mujer, o familia o tribu, cuyo corazón se aparte hoy de Jehová nuestro Dios, para ir a servir a los dioses de esas naciones; no sea que haya en medio de vosotros raíz que produzca hiel y ajenjo,
y suceda que al oír las palabras de esta maldición, él se bendiga en su corazón, diciendo: Tendré paz, aunque ande en la dureza de mi corazón, a fin de que con la embriaguez quite la sed.
         No querrá Jehová perdonarlo, sino que entonces humeará la ira de Jehová y su celo sobre el tal hombre, y se asentará sobre él toda maldición escrita en este libro, y Jehová borrará su nombre de debajo del cielo.
Deuteronomio 29:16-20

113 Aquí está la maldición pronunciada en contra de la idolatría o la fornicación espiritual.  La tribu que se tomaba a la idolatría, su nombre sería quitado.  La historia de las dos tribus, cuyos nombres fueron borrados por causa de la idolatría, se halla en Primera de Reyes:

Entonces reedificó Jeroboam a Siquem en el monte de Efraín, y habitó en ella; y saliendo de allí, reedificó a Penuel.
Y dijo Jeroboam en su corazón: Ahora se volverá en reino a la casa de David, si este pueblo subiere a ofrecer sacrificios en la casa de Jehová en Jerusalén; porque el corazón de este pueblo se volverá a su señor Roboam rey de Judá, y me matarán a mí, y se volverán a Roboam rey de Judá.
           Y habiendo tenido consejo, hizo el rey dos becerros de oro, y dijo al pueblo: Bastante habéis subido a Jerusalén; he
aquí tus dioses, oh Israel, los cuales te hicieron subir de la tierra de Egipto.
Y puso uno en Bet-el, y el otro en Dan.
Y esto fue causa de pecado; porque el pueblo iba a adorar delante de uno hasta Dan.
1 Reyes 12:25-30

Efraín es dado a ídolos; déjalo.
Oseas 4:17

114 Fíjese particularmente que el castigo tocante ala idolatría consistió en que el nombre de aquella tribu habría de ser borrado “de debajo del cielo” (Deuteronomio 29:20).  No dice que sería borrado “en el cielo” sino de debajo del Cielo.  Y así es exactamente, porque Israel ahora está en La Palestina y dentro de poco tiempo el Señor sellará a 144,000 de ellos.  Pero Dan y Efraín no están en ese número:

Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel.
De la tribu de Judá, doce mil sellados.  De la tribu de Rubén, doce mil sellados.  De la tribu de Gad, doce mil sellados.
           De la tribu de Aser, doce mil sellados.  De la tribu de Neftalí, doce mil sellados.  De la tribu de Manasés, doce mil sellados.
De la tribu de Simeón, doce mil sellados.  De la tribu de Leví, doce mil sellados.  De la tribu de Isacar, doce mil sellados.
          De la tribu de Zabulón, doce mil sellados.  De la tribu de José, doce mil sellados.  De la tribu de Benjamín, doce mil sellados.
Apocalipsis 7:4-8

115 Ahora, juntamente con esto, vemos en Daniel 12: 1, que se refiere a estos 144,000, los cuales son sellados durante el sexto Sello y el tiempo de la Gran Tribulación, o sea, el tiempo de angustia para Jacob.

En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro.
Daniel 12:1

116 Sin embargo, después de este período de tribulación, (durante el Milenio), según Ezequiel 48:1-8 y 22-28, vemos a las tribus de nuevo en el orden Divino.  Pero, desde el tiempo que Dan y Efraín se unieron a los ídolos, ellos murieron y aquellas tribus jamás son reconocidas.  Ahora, yo sé que desde la destrucción de Jerusalén, todos los registros de las tribus se extraviaron y por ese hecho, nadie puede decir con certeza a cuál tribu pertenece, pero Dios sí lo sabe.  El Gran Dios, Quien está trayendo a Israel de nuevo a la Palestina, conoce exactamente a cuál tribu pertenece cada verdadero Israelita, y de toda la congregación de los 144,000, Dan y Efraín estarán ausentes.  Aquí están las tribus de Israel:

Estos son los nombres de las tribus.- Desde el extremo norte por la vía de Hetlón viniendo a Hamat, Hazar-enán, en los confines de Damasco, al norte, hacia Hamat, tendrá, Dan una parte, desde el lado oriental hasta el occidental
Junto a lafrontera de Dan, desde el lado del oriente hasta el lado del mar, tendrá Aser una parte.
         Junto al límite de Aser, desde el lado del oriente hasta el lado del mar, Neftalí, otra.
Junto al límite de Neftalí, desde el lado del oriente hasta el lado del mar, Manasés, otra.
         Junto al límite de Manasés, desde el lado del oriente hasta el lado del mar, Efraín, otra.
Junto al límite de Efraín, desde el lado del oriente hasta el lado del mar, Rubén otra.
         Junto al límite de Rubén, desde el lado del oriente hasta el lado del mar, Judá, otra.
Junto al límite de Judá, desde el lado del oriente hasta el lado del mar, estará la porción que reservaréis de veinticinco mil cañas de anchura, y de longitud como cualquiera de las otras partes, esto es, desde el lado del oriente hasta el lado del mar,- y el santuario estará en medio de ella.
Ezequiel 48:1-8

De este modo la parte del príncipe será la comprendida desde la porción de los levitas y la porción de la ciudad, entre el limite de Judá y el límite de Benjamín.
En cuanto a las demás tribus, desde el lado del oriente hasta el lado del mar, tendrá Benjamín una porción.
        Junto al límite de Benjamín, desde el lado del oriente hasta el lado del mar, Simeón, otra.
Junto al límite de Simeón, desde el lado del oriente hasta el lado del mar, Isacar, otra.
         Junto al límite de Isacar, desde el lado del oriente hasta el lado del mar, Zabulón, otra.
         Junto al límite de Zabulón, desde el lado del oriente hasta el lado del mar, Gad, otra.
        Junto al límite del Gad, al lado meridional al sur, será el límite desde Tamar hasta las aguas de las rencillas, y desde Cades y el arroyo hasta el Mar Grande.
         Esta es la tierra que repartiréis por suertes en heredada las tribus de Israel, y estas son sus porciones, ha dicho Jehová el Señor.

Ezequiel 48:22-29

117 Otra ilustración que podríamos mencionar es la historia de Israel saliendo de Egipto en el camino hacia Canaán.  El propósito de Dios en aquella edad fue de sacar a Israel de Egipto y traerlos a Canaán con el fin de que le sirviesen.  Así que cuando partieron de Egipto, todos salieron bajo la sangre del cordero del sacrificio, todos pasaron por medio de las aguas del bautismo en el Mar Rojo; todos gozaron de las grandes maravillas; todos comieron del maná; todos bebieron del agua de la peña; y en cuanto a las manifestaciones y bendiciones externas, todos participaron de una manera igual.  Pero, cuando llegaron a Moab, todos aquellos que se unieron a la fiesta en Baal-peor, murieron.  Sus cadáveres cayeron en el desierto porque allí fue donde rechazaron y se apartaron de la Palabra de Dios.  Esto es lo que habla Hebreos 6:1-9, lo cual fue explicado tan claramente en la edad de Pérgamo.  Uno no puede tomar solamente una porción de la Palabra, tiene que tomar la Palabra completa.

lis Hay gente que parece estar envuelto casi cien por ciento en las cosas de Dios, pero son como Judas.  Solamente Jesús conocía exactamente qué tipo de persona era Judas.  Y llegó el día en que Judas hizo lo mismo que Israel en Baal-peor.  El decidió unirse a las fuerzas de la vid falsa, y entrar en la organización política y financiera de la religión anticristo y anti Palabra, y así lo hizo. ¡El fue engañado!  Los otros once no fueron engañados.  No podían ser engañados porque eran de los elegidos.  Entonces cuando Judas dejó y traicionó al Señor, su nombre fue quitado del Libro de la Vida (Apocalipsis 22:19).

119 Ahora, estoy seguro de que Ud. ha notado que aquellos cuyos nombres estaban en el Libro de la Vida, eran parte del orden religioso de ese día, que tuvo como su centro y adoración al Dios verdadero, aunque no adoraban según la verdad (la Palabra).  Así como Judas, ellos no perseveraron hasta el fin.  Judas fue escogido por Dios, fue instruido en la verdad, compartió del conocimiento de los misterios, le fue concedido un ministerio de poder, sanó a los enfermos y lanzó demonios en el Nombre de Jesús.  Pero cuando llegó el reto, él se vendió por el oro y el poder político.  El no llegó a Pentecostés para recibir el Espíritu de Dios, él fue privado del Espíritu.  No tenga Ud. dudas sobre esto: una persona que es verdaderamente bautizada por el Espíritu Santo en el Cuerpo de Cristo, recibiendo la plenitud del Espíritu, estará en la Palabra completamente.  Esa es la evidencia de ser bautizado con el Espíritu Santo.  Judas falló.  Allí es donde fallan multitudes.  Y cuando ellos fallan en continuar en esa Palabra, sus nombres son quitados del Libro de la Vida.

120 Para clarificar mejor este asunto de quitar un nombre del Libro de la Vida, sería bueno extender nuestros pensamientos al pueblo de Israel en los días de Moisés.

Y aconteció que el día siguiente dijo Moisés al pueblo: Vosotros habéis cometido un gran pecado, pero yo subiré ahora a Jehová; quizá le aplacaré acerca de vuestro pecado.
Entonces volvió Moisés a Jehová y dijo.- Te ruego, pues este pueblo ha cometido un gran pecado, porque se hicieron dioses de oro,
      que perdones ahora su pecado, y si no, ráeme ahora de tu libro que has escrito.
Y Jehová respondió a Moisés.- Al que pecare contra mí, a éste raeré yo de mi libro.
          Ve  pues, ahora, lleva a este pueblo a donde te he dicho; he aquí mi ángel irá delante de ti; pero en el día del castigo, yo castigaré en ellos su pecado.
Éxodo 32:30-34
121 Es evidente que muchos nombres han sido y serán quitados del Libro de la Vida hasta que el tiempo no sea más.  Particularmente en este caso, fue por idolatría, así como cuando Dan y Efraín fueron privados de sus derechos como tribus de Israel porque adoraron a los becerros de oro.  Todos aquellos que adoraron ídolos, sus nombres fueron quitados del Libro de la Vida.

122 Cuando Israel rechazó el liderato de Dios manifestado en la forma de la Columna de Fuego, y se tornaron a adorar a los becerros de oro, sus nombres fueron borrados del Libro de la Vida: “Al que pecare contra mí, a este raeré yo de mi libro” (Éxodo 32:33).  Si el tomar a los ídolos demandó como castigo quitar los nombres del Libro de la Vida, entonces, ciertamente el rechazo de Jesucristo como el Mesías, por parte de Israel, demanda un castigo semejante.  Eso es exactamente correcto.  En el Salmo 69, donde habla de la humillación de Jesús, dice de la siguiente manera:

Me pusieron además hiel por comida, y en mi sed me dieron a deber vinagre.
Sea su convite delante de ellos por lazo, y lo que es para bien, por tropiezo.
         Sean oscurecidos sus ojos para que no vean, y haz temblar continuamente sus lomos.
Derrama sobre ellos tu ira, y el furor de tu enojo los alcance.
Sea su palacio asolado; en sus tiendas no haya morador.
          Porque persiguieron al que tú heriste, y cuentan del dolor de los que tú llagaste.
Pon maldad sobre su maldad, y no entren en tu justicia.
         Sean raídos del libro de los vivientes, y no sean escritos entre los justos.
Salmos 69:21-28

123 Cuando los judíos rechazaron a Jesús, literalmente Dios se volvió de ellos a los gentiles.

Entonces Pablo y Bernabé, hablando con denuedo, dijeron: A vosotros a la verdad era necesario que se os hablase primero la palabra de Dios; mas puesto que la desecháis, y no os juzgáis dignos de la vida eterna, he aquí, nos volvemos a los gentiles.
Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de los gentiles, a fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra.
       Los gentiles, oyendo esto, se regocijaban y glorificaban la palabra del Señor, y creyeron todos los que estaban ordenados para vida eterna.

Hechos 13:46-48

124 Esto no sugiere, en ninguna manera que no que darán más nombres de las tribus de Israel en el Libro de la Vida, porque muchos de estos (pero no multitudes) por medio del hecho de la elección, estarán en la edad de la iglesia gentil y entrarán al Cuerpo de Jesucristo, mostrando que sus nombres en verdad permanecieron en el Libro de la Vida.

125 Además, como mostraremos, según el quinto Sello, a multitudes de mártires judíos les serán dadas ropas blancas y Vida Eterna por el Señor.  También, los 144,000 serán sellados al cumplirse Su Venida, probando as! que sus nombres tampoco fueron borrados.  Pero así como el Salmo 69 nos muestra perfectamente, son los malvados, los injustos repudiadores de Cristo, y los destructores de Su pueblo, cuyos nombres serán quitados.

126 Como Israel (el pueblo escogido de Dios), en su mayoría cedió sus derechos en el Libro de la Vida al rechazar a Jesús, así también la mayoría de la iglesia gentil entrará a la condenación, con el resultado de que sus nombres serán borrados del Libro de La Vida, por causa de su rechazamiento de la Palabra y de entrar al movimiento ecuménico mundial, el cual es la imagen edificada a la bestia.

127 También hay otro punto para considerara aquí. En el Juicio del Gran Trono Blanco, habrá una separación de gente.  El Libro de la Vida será abierto y también otro libro será abierto.

Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria,
y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos.
           Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda.
Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.

Porque tuve hambre, y me disteis de comer,- tuve sed, y me disteis de beber,- fui forastero, y me recogisteis;
            estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí.
Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber?
           ¿ Y cuándo vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos?
¿ 0 cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti?
              Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis.
      Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.
            Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber,-

Fui forastero, y no me recogisteis; estuve desnudo, y no me cubristeis; enfermo, y en la cárcel, y no me visitasteis.
           Entonces también ellos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, sediento, forastero, desnudo, enfermo, o en la cárcel, y no te servimos?

Entonces les responderá diciendo: De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis.
            E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna.
Mateo 25:31-46

Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos.
Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.
           Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras.
Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda.
            Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al                                                                                                                                             lago de fuego.
Apocalipsis 20:11-15

128 Aquí dice que tanto los justos como también los injustos estarán en este juicio.  Estos justos no serán la Novia porque la Novia está sentada con El en el trono.

¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo?  Y si el mundo ha de ser juzgado por vosotros, ¿sois indignos de juzgar cosas muy pequeñas?
¿ 0 no sabéis que hemos de juzgar a los ángeles? ¿Cuánto más las cosas de esta vida?

1 Corintios 6:2-3
          Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así    como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.

Apocalipsis 3:21

129 Ud. puede ver que la Novia está con El en el trono. Siendo que ella
ha de juzgar el mundo, tiene que estar sentada con El en el juicio.  Eso
es exactamente lo que vio Daniel:

Estuve mirando hasta que fueron puestos tronos, y se
sentó un Anciano de días, cuyo vestido era blanco como la
nieve, y el pelo de su cabeza como lana limpia; su trono llama de fuego, y las ruedas del mismo, fuego ardiente.
Un río de fuego procedía y salía de delante de él; millares de millares le servían, y millones de millones asistían delante de él,- el Juez se sentó, y los libros fueron abiertos.
Daniel 7:9- 1 0

130 ¿Ve  Ud.? Es la misma escena, porque los millares de millares que
le están sirviendo, esa es la Novia, porque, ¿quién asiste al esposo sino
la esposa?

131 Ahora, viene la pregunta: ¿porqué están en el juicio estos que son llamados justos?  Porque no hay ningún otro lugar donde pueden salir, porque solamente hay dos resurrecciones; y siendo que no califican para la primera resurrección, entonces tienen que salir en la segunda, la cual es una resurrección para juicio.  Aquellos que calificaron para la primera resurrección (la Novia) no serán juzgados.

 De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; (eso quiere decir que el creyente ya es uno que ha recibido la vida eterna, la cual él ya tiene en su posesión ahora mismo), y no vendrá a condenación, (no entrará al juicio es el significado verídico), mas ha pasado (permanentemente) de muerte a vida.
 San Juan 5:24

132 Fíjese bien. Jesús habrá de tener en mente a una otro grupo, el cual recibirá Vida Eterna en una determinada resurrección.  Recibirán Vida en la resurrección, no habiéndole recibido previamente como un miembro de la Novia.

No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz;
y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo mal, a resurrección de condenación.

San Juan 5:28-29

133 Ahora, todos sabemos que San Juan 5:28-29 no es el Rapto, porque solamente los muertos en Cristo saldrán de los sepulcros en aquel tiempo juntamente con la Novia viviente, la cual todavía estará sobre la tierra.

Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.

Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

1 Tesalonicenses 4:16-17

134 Pero dice en San Juan 5:28-29 que todos saldrán de los sepulcros.  Esta es la misma resurrección que hallamos en Apocalipsis 20:11-15, en la cual los muertos fueron traídos ante el Señor y juzgados según sus obras, y todos aquellos cuyos nombres no estaban en el Libro de la Vida, fueron lanzados en el Lago de Fuego.

135 Ahora encaramos esta pregunta: ¿por qué les es concedida Vida Eterna en el juicio, ya que parece que las Epístolas enfáticamente enseñan que uno tiene que poseer el Espíritu de Cristo o perecer?

136 Aún cuando así parezca, no debemos desacreditar las palabras de Jesús, Quien muestra claramente que hay algunos registrados en el Libro de la Vida que recibirán Vida Eterna antes o después de la resurrección general.  Pablo no trató de evadir esta verdad porqué él dijo claramente:

Si en alguna manera llegase a la resurrección de entre los muertos.

Filipenses 3:11

137 Ahora, esta declaración es muy rara.  Nosotros sabemos que todos vamos a estar en una resurrección, querremos o no.  Todos seremos resucitados.  Así que Pablo no puede estar diciendo: “Si en alguna manera llegase a una resurrección de los muertos.” La verdad del asunto es que él no está diciendo eso.  La traducción literal es: “Si de alguna manera llegase a la ‘resurrección salidera’ de entre los muertos.” Esto no es llegar a la resurrección general o sea a la segunda resurrección, sino que esto se refiere a la primera resurrección, de la cual es dicho:

Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años.

Apocalipsis 20:6

138 La primera resurrección no tiene nada que ver con la segunda muerte, porque eso viene al fin de los mil años cuando todos los demás muertos viven otra vez.  Y en aquel día aparecerán aquellos que saldrán para Vida Eterna y también aquellos captados por la muerte segunda.  Ahora, no tenemos que adivinar quienes son aquellos a los cuales les será dada Vida en la segunda resurrección.  Nos es dicho que les es dada Vida por el hecho de haber sido benignos y misericordiosos con los “hermanos.” En cambio, aquellos que son resucitados y echados en el Lago de Fuego, son tratados así por causa de su mal comportamiento para con los “hermanos.” Siendo que esto es Palabra de Dios, nosotros sencillamente lo aceptamos.  Aquí no hay lugar para argumentos, es simplemente una afirmación de los hechos.

139 Para hacer más claro esto, notemos detalladamente las palabras de Mateo 25:31-46.  No dice aquí que un pastor está literalmente separando las ovejas de los cabritos, sino que es como un pastor separando las ovejas de los cabritos.  En este período de tiempo (el Juicio  del Trono Blanco) estas no son ovejas; las ovejas ya están en Su redil; ellas oyeron Su Voz (la Palabra) y le siguieron.  Ellas ya tienen Vida Eterna y no pueden entrar al juicio.  Pero éstos no tienen Vida Eterna y están en el juicio.  A estos les ha sido concedido permiso para entrar a la Vida Eterna.

140 Pero ¿cuál es la norma por la cual ellos entran a la Vida Eterna?  Ciertamente no es por el hecho de poseer ya Su Vida como la tiene la Novia, sino que la reciben porque fueron benignos con Sus hermanos.  Ellos no son Sus hermanos; porque eso haría que fueran coherederos con Cristo.  Ellos no son herederos a nada, sino a la Vida, no comparten el Trono con El ni nada de lo demás.  Sus nombres habrían de haber estado en el Libro de la Vida y no fueron quitados.  Ahora, por causa de su amor para con el pueblo de Dios, ellos son reconocidos y son salvos.  No hay duda de que estos sirvieron y ayudaron a los hijos de Dios, y puede ser que fueron como Nicodemo y Gamaliel, quienes se pararon al lado de los hijos de Dios en un tiempo de angustia.

141 Si esto le suena como “restauración,” fíjese bien, porque los injustos no son restaurados, sino que son echados en el Lago de Fuego.  Los nombres de muchos de aquellos que fueron destruidos también estaban en el Libro de la Vida; pero fueron borrados porque no honraron al pueblo de Dios, quienes fueron la Palabra viviente manifestada (epístolas vivientes) de su día.

142 Ahora, queremos que esto quede bien claro.  Estas no son naciones que son juzgadas y que están entrando al Milenio porque han protegido y ayudado a los judíos.  Eso está muy claro en vista de la conclusión de estos versículos:

E irán éstos (los malvados) al castigo eterno (el Lago de Fuego), y los justos a la vida eterna.
Mateo 25:46

143 No hay ningún registro de dos juicios en que los malvados son lanzados en el Lago de Fuego.  Solamente la bestia y el falso profeta son juzgados al fin de la gran tribulación.  No, este más bien es el juicio del Trono Blanco y ellos son juzgados según lo que está escrito en los libros.

144 Es en la segunda resurrección en que a las “almas debajo del altar,” como está escrito en Apocalipsis 6: 9-1 1 (el quinto Sello), son dadas vestiduras blancas, y desde luego Vida Eterna; de otra manera no habría razón para darles vestiduras blancas.

Cuando abrió el quinto sello, vi bajo el altar las almas de los que habían sido muertos por causa de la palabra de Dios y por el testimonio que tenían.
Y clamaban a gran voz, diciendo.- ¿Hasta cuándo, Señor, santo y verdadero, no juzgas y vengas nuestra sangre en los que moran en la tierra?
           Y se les dieron vestiduras blancas, y se les dijo que descansasen todavía un poco de tiempo, hasta que se completara el número de sus consiervos y sus hermanos, que también habían de ser muertos como ellos.
Apocalipsis 6:9-11

145 Ahora, fájese que ninguno de estos que están debajo del altar fueron muertos por el testimonio que tenían de Jesús.  Ellos no fueron como Antipas, que fue muerto por haber retenido Su Nombre.  Estas no son personas renacidas con Vida Eterna como su posesión.  Ellos salen en la resurrección y reciben Vida por causa de su posición sobre la Palabra.  Y note Ud. como están clamando por venganza.  No pueden ser del mismo material de la novia.  La Novia vuelve la otra mejilla y clama, “Perdónalos Padre, porque no saben lo que hacen.  Estos son judíos, tienen que serlo, porque están en el quinto Sello, y es en el cuarto Sello donde la Novia gentil es llevada en el Rapto.  Estos judíos no son nacidos de Su Espíritu, ni siquiera creen que Jesús es el Mesías; pero como fueron cegados por Dios por causa de los gentiles, Dios les concedió Vida Eterna sobre la base de que aún cuando ellos no podían llegar a El, sin embargo fueron verdaderamente fieles a toda la Palabra que conocían, y por ella murieron, así como multitudes murieron bajo Hitler, Stalin, etc., y aun morirán.

146 Es en la segunda resurrección donde saldrán las cinco vírgenes fatuas.  Note Ud. que eran vírgenes, pero no tenían el Espíritu Santo, por lo tanto no estaban en la Novia como las otras cinco vírgenes prudentes que tenían aceite.  Pero esta gente, siendo un pueblo separado, que ama a Dios y que se está esforzando por permanecer en la Palabra, de acuerdo a toda la Palabra que conoce, siendo una ayuda en la obra del Señor, saldrá al fin del tiempo.  No participarán del Milenio, lo cual como Ud. puede empezar a notar por medio de estas verdades, es mucho más importante y maravilloso de lo que nosotros jamás habíamos pensado o creído.

147 Toda esta gente tenía sus nombres en el Libro de la Vida y sus nombres permanecieron.  Ahora, ¿de quiénes fueron los nombres que no permanecieron?  Son los nombres de aquellos de las iglesias del sistema mundial que lucharon en contra de la Novia, ellos serán aquellos cuyos nombres serán quitados.  Ellos son los que se perderán y serán lanzados en el Lago de Fuego.

148 Ahora demos un paso más adelante, pero antes, revisemos lo que hemos visto.  Primero, sabemos ciertamente que el propósito de Dios está basado el la elección, estaba propuesto en Sí mismo.  Fue el propósito de Dios traer a manifestación una gente igual a Sí mismo, quien sería una Novia de la Palabra.  Ella fue escogida en El desde antes de la fundación del mundo; fue preconocida y amada antes de que fuese manifestada sobre la tierra a través de las edades; fue redimida por Su sangre y nunca podrá entrar en condenación; nunca estará en el juicio porque el pecado no puede ser imputado sobre ella.

Bienaventurado el varón a quien el Señor no inculpa de pecado.
Romanos 4:8

149 Pero ciertamente ella estará con El en Su trono de juicio, juzgando al mundo y aun a los ángeles.  Su nombre (el nombre de cada uno de sus miembros) fue escrito en una parte del Libro de la Vida del Cordero, antes de la fundación del mundo.

150 Segundo, hay otra clase de personas, cuyos nombres también están en el Libro de la Vida y ellos saldrán en la segunda resurrección.  Tales son las vírgenes fatuas y los justos mencionados en Mateo 25.  También en esta clase están aquellos que no adoraran a la bestia ni se unieron al sistema del anticristo, pero mueren por su fe aunque no están en la Novia, no habiendo sido renacidos.  Pero estos saldrán en la segunda resurrección y entrarán a Vida Eterna.

151 En tercer lugar tenemos a los Cristianos fronterizos, así como vimos con Israel, saliendo de Egipto.  Estos tenían sus nombres en el Libro de la Vida y sus obras escritas en los libros.  Estos, por haber fallado en la obediencia a Dios y estar de provistos del Espíritu, aunque las señales y las maravillas estaban entre ellos, sus nombres fueron quitados del Libro de la Vida.  Entre estos estarán aquellos como Judas, los cuales están completamente de provistos del Espíritu, aunque son religiosos, y con manifestaciones en sus vidas, pero en los libros no fueron elegidos en El.  También estarán en ese grupo aquellos como Balaam.

152 En cuarto y último lugar, están aquellos cuyos nombres nunca han estado ni jamás estarán escritos en los libros, tales se hallan en las siguientes Escrituras:

Y la adoraron todos los moradores de la tierra cuyos nombres no estaban escritos en el libro de la vida del Cordero que fue inmolado desde el principio del mundo.
La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir a perdición; y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida, se asombrarán viendo la bestia que era y no es, y será.

Apocalipsis 13:8 y 17:8

153 Jesús dijo que un cierto grupo aceptaría a uno que viniese en su propio nombre, y ese es el anticristo.  Y eso es exactamente lo que dice de esta gente en las dos Escrituras anteriores.  Estos fueron ordenados por Dios, pero no para elección.  En este grupo están aquellos como Faraón.

154 Porque la Escritura dice a Faraón: Para esto mismo te he levantado, para mostrar en ti mi poder, y para que mi poder, y para que mi nombre sea anunciado por toda la tierra.

¿ Y qué, si Dios, queriendo mostrar su ira y hacer notorio su poder, soportó con mucha paciencia los vasos de ira preparados para destrucción,
y para hacer notorias las riquezas de su gloria, las mostró para con los vasos de misericordia que él preparó de antemano para gloria,
         a los cuales también ha llamado, esto es, a nosotros, no sólo de los judíos, sino también de los gentiles?
Romanos 9:17, 22-24

155 Ninguno de estos tendrían sus nombres escritos en los registros de Vida.  No estoy diciendo que no existe ningún registro de ellos; indudablemente tiene que haber alguna clase de registro, pero no en los registros de Vida.  El propósito de su existencia ya ha sido mencionado brevemente en otras partes de este libro, pero podemos agregar otras dos Escrituras más.

Todas las cosas ha hecho Jehová para sí mismo, y aun al impío para el día malo.
Proverbios 16:4

¿ Que el malo es preservado en el día de la destrucción?  Guardado será en día de la ira.
Job 21:30

156 Siendo que esta porción de la Palabra es muy difícil para que la mente humana la capte, tiene que ser aceptada y creída por la fe.  Algunos se ofenderán por lo que he dicho, porque no entienden la soberanía de Dios, la cual establece que Dios es Dios, y por cuanto El es Dios, no podemos abrogar Sus consejos, ni evadir Su Voluntad o propósitos.  Pero El, siendo Omnipotente, reina en todos los asuntos, hace lo que quiere con toda Su creación, porque todo fue creado para Su buena Voluntad como dice Pablo: “Si Dios toma un poco de barro y forma un vaso para honra y otro para deshonra, ¿quién podrá ofenderse y hablar en contra de Dios?” Nosotros no podemos negar que El tiene el derecho de hacerlo, y eso tan solo por razón de la creación.  Sin embargo, El continuó un poco más adelante, porque según Romanos 14:7-9, tenemos la prueba irrefutable de que Jesús pagó el precio por el mundo entero; con razón El puede hacer lo que quiere con los Suyos.  El pensamiento aquí es posesión legítima, no el parentesco.

Porque ninguno de nosotros vive para si, y ninguno muere para sí.
Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos.  Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos.
          Porque Cristo para esto murió y resucitó, y volvió a vivir, para ser Señor así de los muertos como de los que viven.
Romanos 14:7-9

Como le has dado potestad sobre toda carne, para que dé vida eterna a todos los que le diste.
San Juan 17:2

157 Ahora, si nosotros imputamos omnisciencia a Dios, entonces también tenemos que aceptar que El es perfecto en sabiduría y en justicia.  Este plan de elección y reprobación es la sabiduría de Dios revelada en todas las edades, como dice en esta Escritura:

Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad, para alabanza de la gloria de su gracia, con la cual nos hizo aceptos en el Amado, en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados según las riquezas de su gracia, que hizo sobreabundar para con nosotros en toda sabiduría e inteligencia, dándonos a conocer el misterio de su voluntad, según su beneplácito, el cual se había propuesto en sí mismo, de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en la tierra. En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad.
Efesios 1:3-11

158 Entonces, si Dios ha designado en Su plan que en una sección del Libro de la Vida del Cordero estén escritos aquellos nombres que no pueden ser borrados, porque son los nombres de los miembros de Su Novia, entonces tenemos que aceptarlo así.

159 Si también dice que hay aquellos cuyos nombres fueron puestos en el registro del Libro de la Vida, pero que en el preconocimiento de Dios habrían de caer y sus nombres serían borrados, pues también tenemos que aceptar eso.  Si hay aquellos cuyos nombres nunca fueron puestos en el registro de la Vida, también tenemos que aceptarlo.

160 Y si hay aquellos que entrarán a la Vida Eterna después del Juicio del Gran Trono Blanco, solamente por los méritos de haber sido benignos y misericordiosos con los elegidos de Dios, los cuales son Sus hermanos, también tenemos que aceptarlo, porque ¿Quién conoce la mente del Señor que le pueda instruir?  Mas bien, sujetémonos en fe a El Quien es nuestro Padre y vivamos.

161 Para entender esto aun mejor, será de beneficio estudiarlo desde el punto de vista de la Iglesia a través de las edades.  Hasta aquí sólo hemos hecho referencia a individuos cuyos nombres son borrados.  Ahora queremos considerar, no a los individuos, sino a los grupos representados en las iglesias.  Para hacer esto, compararemos a la Iglesia con la planta de trigo a través de las edades.

162 Un grano de trigo es sembrado con el fin de que se reproduzca y se multiplique por medio de un proceso que dura cierto tiempo.  Aquel grano morirá, pero al morir, la vida que estaba en él saldrá en una planta que a su vez será la portadora o la que llevará aquella vida que ha de venir de nuevo a su originalidad en una forma multiplicada.  Jesús, la gran Simiente Real, murió.  Aquel Ser Inigualable, Quien es la Vida de la Iglesia, está presente en medio de ella durante todas las siete edades de la Iglesia, dando Su Vida a la Iglesia (la portadora o cargadora) con el fin de que Su Vida sea reproducida en cuerpos semejantes a la de El en la resurrección.  Es en el Día de la Resurrección cuando la Simiente Real verá muchas simientes reales, semejantes a El, y ellos serán como El es, porque Juan dice: “Seremos semejantes a él.” A esto se estaba refiriendo Juan el Bautista cuando dijo que Jesús juntará el trigo en su alfolí (Lucas 3:17).  En esa resurrección es donde aparecen los redimidos que fueron elegidos para Vida Eterna.

163 Ahora, el Libro de la Vida es el registro de esta planta de trigo, cuyo fin es el de reproducir la simiente original en una forma multiplicada.  Repito: la historia o registro de esta planta de trigo es el Libro de la Vida, del cual, una parte es el Registro de Vida Eterna (una sección del Libro de la Vida).  Esto se ve claramente en un examen de la planta de trigo.  Una simple semilla es sembrada; a los pocos días brota una hojita, pero eso todavía no es el trigo.  Entonces crece hasta ser un tallo, que tampoco es trigo; allí está la vida pero todavía no es el trigo.  Después, en el extremo del tallo sale la borla de seda.  Todavía es una planta de trigo pero sin fruto.  Luego la planta es fecundada por el polen y vemos crecer el forro.  Esto se parece mucho al trigo pero todavía no es la simiente.  Entonces se forma el trigo dentro del forro, llegando a ser como fue originalmente.  Luego el trigo maduro es cosechado.

164 Jesucristo murió, El dio Su vida.  Aquella Vida habría de venir de nuevo sobre la Iglesia y traería a gloria a muchos hijos semejantes a El mismo en la resurrección.  Así como el trigo tuvo que tener un portador para traer a manifestación la simiente multiplicada del trigo, también tuvo que haber una Iglesia que sería la portadora de la Vida de Cristo.  Tal como la hojita, el tallo, la espiga y el forro fueron los portadores de la simiente pero no fueron la simiente propia, así también la Iglesia colectiva, a través de las edades, ha sido la portadora de la Simiente verdadera, aun no siendo la simiente propia.  Por eso podemos decir que el Libro de la Vida es la entera planta de trigo.

165 Repasemos este asunto de nuevo.  Aquí está la simiente original que fue sembrada.  Produjo una hojita, pero esa no era el trigo.  Después de la hojita se originó un tallo que tampoco fue el trigo.  Posteriormente aparecen los forros en los cuales se han de forman los granos de trigo; eso tampoco es el trigo.  Aparece la inflorescencia, entonces cae el polen sobre los pistilos, y una parte de aquella planta es vivificada.  Una parte de aquella simiente original, que vino a través del resto de la planta, se vuelve simiente. ¿Por qué no se tomó en simiente toda la planta?  Porque así fue creada.  Solamente cierta parte de ella puede volver a ser simiente, porque solamente cierta parte de esa planta es trigo o sea Vida Eterna.

166 Israel saliendo de Egipto es un tipo perfecto de esto.  Al salir, eran aproximadamente dos millones.  Todos escaparon por medio de la sangre del sacrificio.  Todos fueron bautizados en el Mar Rojo; todos salieron de las aguas, gozándose de las bendiciones y las manifestaciones del Espíritu Santo.  Todos comieron alimento Angélico.  Todos bebieron de la roca que les seguía (I Corintios 10:4).  Sin embargo, con la excepción de unos pocos, todos fueron únicamente portadores de los hijos que les seguirían y entrarían a la tierra de Canaán.  Todo Israel no es Israel (Romanos 9:6).  Y aparte de una pequeña minoría, todos sus nombres borrados del Libro de la Vida.

167 Hoy día tenemos lo mismo en la Iglesia.  Nombres van a ser borrados del Libro de la Vida.  Ningún nombre será quitado del Libro de la Vida Eterna, porque ese es otro registro aunque está contenido en el mismo Libro de la Vida.

Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida (Eterna); el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida (Eterna).

1 Juan 5:11-12

168 Y los que tienen aquella Vida estaban en El desde antes de la fundación del mundo, fueron escogidos en El desde antes de la fundación del mundo.  Aquella Gran Simiente Real, Jesucristo, fue sembrado (El murió) y la Vida que estaba en El, salió a través de la planta de trigo y se está reproduciendo en multitudes de simientes de trigo, teniendo la misma Vida en sí mismos y siendo semejantes al Original, porque por el Espíritu son originales.

169 Ahora podemos ver porqué es que la Novia (ella estaba en El así como Eva estaba en Adán) redimida (comprada de nuevo por el dueño original) jamás puede tener los nombres de sus miembros quitados del registro.  Ella es parte de El.  Ella está en el trono y nunca puede ser juzgada.  Cada uno que está en la Novia es miembro de El y al Señor no se le pierde nada (Juan 6:39).

170 Pero no es así en cuanto a los “todos” en el Libro de la Vida.  Porque entre ellos están aquellos como Judas, etc., que tienen parte en el registro, pero sus nombres son borrados.  Allí podemos ver a los que vienen en los últimos días, y después de haber obrado señales maravillosas, Jesús les dirá que nunca los había conocido.  No es cuestión de que El ignora Su existencia, porque Su Omnisciencia impide eso.  El asunto es que no fueron preconocidos como los de la Novia, ni tampoco fueron preconocidos como los justos de la segunda resurrección.  No llevaban fruto (porque estaban fuera de la Palabra, no moraban en ella) y por eso fueron sentenciados a muerte.

171 Luego, como hemos mostrado anteriormente, hay aquellos que se pararon a favor de la Novia y le fueron de ayuda y consuelo.  Sus nombres permanecieron en el Libro de la Vida y entran a la Vida Eterna.  Al final hay aquellos como Faraón, que nunca tuvieron sus nombres escritos en el Libro de la Vida, los cuales también serán echados en el Lago de Fuego.

172 El grano de trigo que llegó a ser una planta para la cosecha, es el registro de la Iglesia.  Y así como no toda la planta de trigo es grano de trigo, y no toda la planta es utilizada en la cosecha, así también es con la Iglesia; no toda la Iglesia es la Novia, ni tampoco le es dada Vida Eterna a toda la iglesia.  Pero una parte es juntada en el alfolí y la otra parte es reservada para que pueda entrar a Vida Eterna en la segunda resurrección, mientras que otra parte, que es conocida como la paja, es quemada en el Lago de Fuego.

173 Esto es exactamente lo que dijo Juan el Bautista y también Jesús.  Juan dijo que el trigo sería juntado en el alfolí y la paja sería quemada (Lucas 3:17).  Jesús dijo: “Coged primero la cizaña y luego recoged el trigo” (Mateo 13:30).  El movimiento ecuménico juntará a las iglesias cizañas, porque la cizaña tiene que ser juntada primero, y aunque su fin es ser quemada, ellas no son quemadas cuando son juntadas sino que son reservadas para un tiempo futuro, el cual es al fin de los mil años, o sea la segunda resurrección.  Pero una vez que la cizaña haya sido juntada, el Rapto puede ocurrir, y en realidad sucede en algún momento entre el tiempo cuando la cizaña es juntada y cuando el anticristo es revelado.

174 Entonces vendrá el día cuando todos estarán juntos como es visto en Daniel7:10.El Rey estará allí con Su Esposa, y frente a ellos estarán las multitudes que han de ser juzgadas.  Sí, todos estarán presentes.  Se abrirán todos los libros y se hará una disposición final de todo.  Entonces la cosecha ciertamente habrá terminado.  Los libros que antes estaban abiertos, para siempre serán cerrados.

175 Para concluir este tema por ahora, déjeme referirme a algo que expresé al empezar este estudio del Libro de la Vida, donde dije que ninguna Escritura habla del Señor redactando un registro de nombres en el tiempo presente.  Y así es.  Sin embargo, sí hay una Escritura que señala una futura compilación, y se encuentra en el Salmo 87.  Este Salmo habla del Señor escribiendo los nombres de todos aquellos que nacieron en Sión.  De ninguna manera se puede suponer que Dios tenga que esperar hasta el fin de las edades, o sea aquella época que tiene que ver con Sión, para conocer a todos aquellos que han de nacer en Sión.  Repitiendo, eso pondría fuera del cuadro la Omnisciencia de Dios.  Seguramente El conoce a todos aquellos que están en ese número.  Pero, ¿qué es? ¿No es simplemente una lista renovada en la cual Dios coloca en un registro nuevo los nombres de aquellos que tenían que ver con Sión y permanecieron después de la segunda resurrección?  Seguramente, eso es.  “Y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles.” ¡Se está pasando la lista en el Cielo!

Si el hombre muriera, ¿volverá a vivir?  Todos los días de mi edad esperaré, hasta que venga mi liberación. Entonces llamarás, y yo te responderé; tendrás afecto a la hechura de tus manos.
Job 14:14-15

176 El Gran Pastor está llamando a sus ovejas por sus nombres individuales.  La Voz creadora de Dios las está llamando del polvo de la tierra, o está transformando sus átomos aunque todavía no habían dormido.  Es el Rapto.  Es la gran Cena de las Bodas del Cordero y Su Esposa.

177 Pero el Rapto no es la única ocasión en que se pasa lista.  Allí en la segunda resurrección, en el juicio del Gran Trono Blanco, nombres serán confesados ante el Padre y Sus ángeles.

178 Ahora, los que saben acerca de esto, me han dicho que el sonido más dulce al oído del ser humano, es el sonido del nombre de tal persona.  La gente se goza al tener su nombre ante el público. ¡Cómo ama la aclamación!  Pero ninguna voz en este mundo pronunciará su nombre tan dulcemente como lo hará la Voz de Dios, si es que su nombre está en el Libro de la Vida y permanece allí para ser revelado ante los santos ángeles.  Qué gran día será cuando oigamos a Jesús decir: “Padre, ellos confesaron mi Nombre delante de los hombres en los días de sus peregrinaciones terrestres.  Ahora yo confesaré sus nombres delante de Ti y de todos los ángeles celestiales.”

179 “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.  ” Una vez más el Espíritu ha hablado.  Una vez más, hemos revisado el registro de lo que el Espíritu dijo a otra edad, y hemos hallado que el registro está correcto.  Otra edad ha pasado y fue cumplida exactamente como El dijo que sería.  Qué gran consolación es eso para nosotros, los que esperamos estar en la Novia de la última edad, porque causa gran contentamiento en nuestros corazones al comprender que El es fiel y que cumplirá todas Sus promesas.  Si El fue fiel y verdadero para con aquellos en la edad de Sardis, entonces es igualmente fiel y verdadero para con ésta, nuestra edad.  Si ellos, por medio de Su gracia y poder, serán recibidos y recompensados por El, entonces nosotros también.  Continuemos pues, hacia la perfección, para recibir al Señor en el aire, y para estar siempre con El.


Capítulo 8
La Edad de Filadelfia

Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre:  Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar,- porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre. He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado. Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. He aquí, yo vengo pronto,- retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona. Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí,- y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

Apocalipsis 3:7-13

Filadelfia
1 La ciudad de Filadelfia estaba situada a unos 120 kilómetros al sudeste de Sardis.  En la provincia de Lydia, fue la segunda ciudad en cuanto a tamaño y fue edificada sobre varios montes en una región que tenía grande fama por su excelente vino.  Sus monedas llevaban la figura de Baco y también la semejanza de una Bacante (sacerdotisa de Baco).  Entre los habitantes había judíos, Cristianos que originalmente eran judíos, y también algunos convertidos del paganismo.  La ciudad sufrió frecuentes terremotos, sin embargo, tuvo la más larga duración de todas las siete ciudades de la Revelación.  Por cierto, la ciudad todavía existe hoy día bajo el nombre turco de Alasehir (la ciudad de Dios).

2 El braceaje de monedas, sugiere que la deidad de la ciudad fuera
Baco.  Ahora este Baco es el mismo Ninus, o Nimrod.  El es el “ser lamentado, ” aunque la mayoría de nosotros pensamos de él en términos de jarana y borrachera.

3 Cuan maravillosa iluminación nos muestra esto.  Aquí está una moneda con el dios por un lado y la sacerdotisa o profetiza por el otro.  Ahora, tire aquella moneda al aire. ¿Importa de qué manera cae al suelo?  No señor, es la misma moneda.  Esa es la religión romana de Jesús y María.

4  Pero no estamos pensando solamente en Roma.  No, no tenemos
solamente a la gran ramera.  Desde luego que no; porque ella, por sus fornicaciones, ha llegado a ser una madre.  Sus hijas ahora son monedas del mismo braceaje.  Por un lado de la moneda han redactado una adoración de Jesús y por el otro lado tienen a su sacerdotisa, o profetiza, y ella escribe sus credos y dogmas y aserciones y los vende al mundo como salvación, insistiendo que ella, y solamente ella, tiene la luz verdadera.

5 Cuan significante es que esta edad es caracterizada por una moneda. Porque la madre y todas las hijas están comprando su pasaje al Cielo.  Para ellos el precio que se paga es dinero en vez de la sangre.  El poder que los hace prosperar es el dinero y no el Espíritu.  El dios de este mundo (mamón) les ha cegado los ojos.

6  Pero sus obras de muerte vendrán a un fin muy pronto porque esta es la edad en que el Espíritu clama.  “He aquí, yo vengo en breve.” Amén, sea así. ¡Ven pronto, Señor Jesús!

La Edad
La edad de la iglesia de Filadelfia fue desde 1750 hasta aproximadamente 1906.  Esta edad, por razón del significado del nombre de la ciudad, ha sido llamada la Edad de Amor Fraternal, siendo que Filadelfia quiere decir, “amor de los hermanos.”
El Mensajero
7 El mensajero de esta edad fue, sin duda alguna, Juan Wesley.  El Hermano Wesley nació en la ciudad de Epworth en Inglaterra, el día 17 de junio de 1703, y fue uno de diez y nueve hijos de Samuel y Susana Wesley.  Su padre fue un capellán en la Iglesia de Inglaterra; pero es mucho más probable que la mente de Juan tomó la vía religiosa por razón de la vida ejemplar que vivió su mamá, en vez de la teología de
su padre.

8  Juan fue un estudiante extraordinario.  Fue mientras él estaba
estudiando en el Colegio de Oxford que él y su hermano Carlos, fueron parte de un grupo que fue conmovido espiritualmente a adorar según el fundamento de vivir la verdad por razón de haber experimentado la verdad en vez de hacer que la doctrina sola fuera su norma.  Los componentes del grupo redactaron un guía espiritual de obras, como por ejemplo, ayudando a los pobres, visitando los enfermos y los encarcelados.  Por esto fueron llamados Metodistas y también otros nombres no tan honrados.

9 Ahora Juan fue tan infundido por su visión de la necesidad de religión para las gentes del mundo que él viajó a América del Norte (el estado de Georgia) como un misionero entre los indios.  Durante el viaje se dio cuenta que muchos de los pasajeros eran moravos y fue muy impactado con su mansedumbre, paz y valentía ante toda clase de circunstancia.  A pesar de la abnegación de sí mismo y el arduo trabajo, sus labores en Georgia fueron un fracaso.  Volvió a Inglaterra con la lamentación, “Yo fui a América para convertir a los indios, pero ¡oh! ¿quién me convertirá a mi?”

10 En Londres, de nuevo se encontró con los moravos.  Fue Pedro Boehler quien le mostró el camino de la salvación.  El fue verdaderamente renacido aunque le causó delíquio y enojo a su hermano, Carlos, quien no podía entender cómo podía ser posible que un hombre tan espiritual como Juan pudiera decir que no estaba previamente bien con Dios.  Sin embargo, no fue largo el tiempo hasta que Carlos también fue salvo por la gracia de Dios.

11 Wesley ahora empezó a predicar el Evangelio en los púlpitos de aquellas iglesias a las cuales antes tenía la bienvenida; pero dentro de poco tiempo lo echaron para fuera.  Entonces fue cuando su amigo de muchos años, el Hermano Jorge Whitefield, le ayudó y le animó mucho porque le invitó que viniera a ayudarle a predicar el aire libre, donde miles estaban escuchando la Palabra.  Al empezar, Wesley dudaba que debía predicar al aire libre en vez de un edificio, pero cuando vio las multitudes y también la obra del Evangelio en el poder del Espíritu, él se rindió enteramente a esta forma de predicar.

12 La obra creció a tal grado que él empezó a enviar numerosos laicos para predicar la Palabra.  Esto parecía ser un paralelo al Día de Pentecostés cuando el Espíritu levantó a hombres con poder para predicar y enseñar la Palabra, casi de un día para otro.

13 Hubo enorme oposición a esta obra pero Dios estaba con él.  La obra del Espíritu fue manifestado grandemente y frecuentemente el espíritu de convicción tomaba posesión de las personas a tal grado que les quitaba toda su fuerza y caían al suelo lamentando con sufrimiento agudo su condición como pecador.

14 Wesley fue un hombre de fuerza extraordinaria.  El dijo de sí mismo que no se acordaba de haber sentido flaqueza de espíritu ni siquiera por un cuarto de hora desde su nacimiento.  Dormía cuando mucho seis horas de cada veinticuatro.  Se levantaba para empezar a predicar alas cinco de la madrugada casi todos los días de su ministerio.  Predicaba hasta cuatro veces en un solo día y así tenía un promedio de más de 800 sermones al año.  El viajaba miles y miles de kilómetros como también hacían sus ayudantes, llevando el Evangelio a todo hombre.  Por cierto, Wesley mismo viajaba como seis mil kilómetros por año, a caballo.

15 El fue un gran creyente en el poder de Dios y oraba por los enfermos con enorme fe y resultados maravillosos.  La manifestación de dones Espirituales estaba presente en muchas de sus reuniones.

16 Wesley no estaba a favor de organización.  Sus asociados si tenían una “Sociedad Unida” la cual era “una compañía de hombres teniendo la forma, y anhelando el poder de la piedad, unidos para orar juntos, y para recibir la Palabra de exhortación, y para cuidar el uno al otro en amor, para poder ayudar el uno al otro a obrar su salvación.” El único requisito de aquellos entrando era que tenían que ser de aquellos quienes tenían el deseo de huir de la ira, y de ser salvos de sus pecados.” Al pasar el tiempo, ellos redactaron una lista de reglamentos para ser usados en disciplina de sí mismos y para el bien de sus almas.  Wesley reconoció que después de su partida, sería posible que el movimiento fuera a organizarse y que el Espíritu de Dios los dejaría y cristo.  Su hecho tan terrible trajo su propia sangre sobre sus propias cabezas por siglos; y todo eso porque rechazaron a Jesús como su Mesías, Quien en verdad fue el Mesías.  Para ellos El no era Aquel que venía, ni tampoco el Hijo de David; sino para ellos fue Beelzebub, o algún ser injusto digno solamente para destrucción. ¡Pero no fue así¡ El en verdad fue Emanuel, Dios manifestado en carne.  A la verdad es el Mesías.  Seguramente, El fue exactamente como ahora se muestra ser.  Allí está, el mismo Jesús, “Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.”

21 Aquel Ser Santo allí en medio de los candeleros es el mismo Jesús quien caminó por las riberas del mar de Galilea, Quien sanó a los enfermos, levantó a los muertos, y a pesar de las pruebas tan indisputables, fue crucificado y muerto.  Pero El resucitó y está sentado a la diestra de la Majestad en las alturas.  En aquel tiempo, los judíos no le llamaban Santo.  No le llaman Santo hoy.  Pero de todas maneras, El es el Ser Santo.

Porque no dejarás mi alma en el Seol, ni permitirás que tu santo vea corrupción.
Salmos 16: 1 0

22 Ellos buscaron su justicia según la ley y fracasaron miserablemente, porque por la ley ninguna carne será justificada (Gálatas 2:16).  Por la ley ningún hombre puede ser santificado, santidad es del Señor.

Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención.

I Corintios 1:30

Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.

11 Corintios 5:21

23 Era Cristo o perecer, y ellos perecieron porque lo rechazaron.  Y los hombres aquella edad, así como los de hoy, estaban cometiendo el mismo error.  Así como los judíos estaban tomando refugio en la forma de adoración de la sinagoga, también estaban tomando refugio en la iglesia en la edad de Filadelfia.  No es uniéndose uno a la iglesia lo que cuenta.  La Vida no está en la iglesia.  La vida está en Cristo.

Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al Hijo de Dios no tiene la vida.
1 Juan 5:11-12

24 El hombre es hecho santo por medio del Espíritu.  Es el Espíritu de Santidad que resucitó a Jesús de entre los muertos y que también mora en nosotros y nos santifica con Su Santidad.  Allí está El, el Ser Santo.  Y nosotros estaremos con El, vestidos con Su Justicia y santificados con Su Santidad.

25 Ahora esta es la sexta edad.  En los ojos de Dios, el tiempo está por terminar.  Muy pronto El estará regresando a la tierra.  Dentro de poco tiempo se oirá el clamor que acompaña Su venida:

El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique Injusticia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía.
Apocalipsis 22:11

26 Cuan gozoso estoy en que mi santidad no es de mí mismo.  Estoy contento porque estoy en Cristo, con todos Sus maravillosos atributos de justicia imputados y aun concedidos sobre mí. ¡Alabado sea Dios
para siempre!

27 “Esto dice el Verdadero.” Esta palabra verdadero es una palabra
muy maravillosa.  No quiere decir verdadero solamente en el sentido
de ser opuesto a lo falso, sino que expresa la realización perfecta de una idea en contraste a la realización parcial de dicha idea.  Por ejemplo, recordamos que Jesús:

Y Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: No os dio Moisés el pan del cielo, mas mi Padre os da el verdadero pan del cielo.
San Juan 6:32

Yo soy la vid verdadera y mi Padre es el labrador.
San Juan 15:1

Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios.
Hebreos 9:24

Sin embargo, os escribo un mandamiento nuevo que es verdadero en él y en vosotros, porque las tinieblas van pasando, y la luz verdadera ya alumbra.
                      1 Juan 2:8

28    Siendo que esta palabra en verdad expresa realización perfecta
como estando opuesto a realización parcial (como está ilustrado en estos versículos), ahora podemos entender mucho más claro el antitipo en contraste al tipo, y la sustancia en contraste a la sombra.  Tomemos el ejemplo del maná que vino del Cielo.  Dios mandó pan angélico del Cielo para Israel.  Pero aquel pan no satisfacía; era suficiente solamente para un día; todo aquel que lo había comido tenía hambre para el día siguiente; si sobraba algo, se contaminaba.  Pero Jesús es el Pan Verdadero del Cielo, del cual el maná solamente era un tipo.  Y cuando alguno come de aquel Pan que vino del Cielo, jamás volverá a tener hambre.  No hay necesidad de comer de nuevo.  En el mismo instante cuando él participó del Pan, entonces tenía Vida Eterna.  Ciertamente aquí estaba la realidad, ya no había necesidad de la sombra; ya no había necesidad de una salvación parcial.  Aquí estaba el asunto entero.  De igual manera, Jesús no es una parte de Dios, El es Dios.

29 Nadie puede negar que Israel tuvo Luz.  Fue la única gente que tuvo Luz como una nación.  Fue como cuando Egipto estaba tan oscuro que uno lo podía sentir; pero había Luz en los hogares de los israelitas.  Pero ahora ha llegado la Luz Verdadera.  La Luz del mundo es Jesús.  Moisés y los profetas trajeron la Luz por medio de la Escritura, en relación al Mesías; por eso fue que Israel tuvo Luz.  Pero ahora ha venido el cumplimiento de la Luz, y lo que antes era solamente la Palabra ardiendo, ahora ha brotado en la brillantez de Dios manifestado entre Su pueblo.  As! como la Columna de Fuego dio luz por la noche, y eso por cierto fue maravilloso, ahora Luz y Vida fueron manifestados en la plenitud corporal de la Deidad.

30 En los días antiguos, Israel traía una vaca bermeja y la sacrificaban sobre el altar para el perdón de los pecados (Números 19:2).  Los pecados del culpable fueron cubiertos por un alío.  Pero aquel cubierto no podía quitar el deseo del pecado.  No era una ofrenda perfecta.  Fue solamente una sombra hasta que viniera el verdadero.  Cada alío el hombre sacrificaba y cada año volvía porque todavía tenía el mismo deseo de pecar.  La vida del animal expiaba por sus pecados, pero siendo sangre de animal que había sido derramada, y vida de animal que había sido dada, esta vida no podía volver a venir sobre el hombre.  Y si hubiese vuelto, de todos modos no hubiera sido provechoso.  Pero cuando fue presentado el Sustituto Perfecto (Cristo), y Su sangre fue derramada, y entonces la Vida que estaba en Cristo volvía sobre el pecador arrepentido, y la Vida siendo la Vida perfecta de Cristo (sin pecado y justa) entonces el culpable podía salir libre porque ya no tenía el deseo de pecar.  La Vida de Jesús había vuelto sobre él.  Eso quiere esta Escritura:

Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.
Romanos 8:2

31 Pero los judíos en los días de Jesús no quisieran aceptar aquel sacrificio.  La sangre de los toros y de los machos cabríos no perfeccionó nada (Hebreos 10:4).  En un tiempo fue el método ordenado por Dios.  Pero ahora Jesús ya ha venido en la carne, y por medio del sacrificio de Sí mismo nos ha hecho perfectos.  Los judíos quisieran aceptar eso.  Pero, ¿qué de la edad de Filadelfia y también, qué de las otras edades? ¿En verdad aceptaron esta realidad en Cristo?  No señor.  Aunque Lutero trajo la verdad de justificación, la Iglesia Romana y también su contraparte, la Iglesia Ortodoxa, todavía se contaban en las obras.  Las obras son maravillosas pero no le salvan; las obras no perfeccionan.  El criterio es Cristo o perecer.  Y no es aun Cristo y las obras; es Cristo solo.

32 Con esta edad empezaron los años de Arminianismo: aquellos que no creen en Cristo como la Realidad.  Esta secta no canta el himno “Sólo de Jesús la Sangre,” sino que cantan “La Sangre de Jesús, más mi propia conducta.  ” Ahora, yo creo firmemente en la buena conducta.  Si una persona es salva, se conducirá justamente.  Ya hemos estudiado eso ampliamente.  Pero déjeme decirle ahora, la salvación no es “Jesús, más esto y aquello.” La salvación es sólo por Jesucristo.  La salvación es del Señor.  Desde el principio hasta el fin, todo es de Dios.  Que Su Vida esté en mí.  Que sea Su sangre la que me purifica.  Que sea Su Espíritu lo que me llena.  Que sea Su Palabra en mi corazón y en mi boca.  Que sea Sus azotes lo que me sana.  Que sea Jesús, solo Jesús.  No es por las obras de justicia que yo he obrado, no señor.  Cristo es mi vida.  Amén.

33 Siento que podría seguir y seguir hablando de estas verdades, pero les daré un pensamiento más, y tiene que ver con el hermoso himno escrito por A.B. Simpson:
Antes era la bendición, pero ahora es el Señor.  Antes era el sentir, pero ahora es Su Palabra.

Antes yo deseaba Su don, pero ahora poseo el Dador.
Antes yo buscaba sanidad, pero ahora sólo El.
Todo en todo eternamente,
        De Jesús cantaré.
Todo está en Jesús,
       Y Jesús todo lo es.

34 De todo lo que hay en esta vida, y tan satisfactorio y tan bueno y fino como pueda ser, Ud. hallará la suma y total perfección de todo en Cristo.  Ante El, todo es reducido a insignificante.

35 “El que tiene la llave de David.” Esta frase tan hermosa sigue y se derive de la frase anterior: “El Verdadero” el cual es Cristo, la realización perfecta en contraste a una realización parcial.  Aquí está.  Moisés fue un profeta de Dios, pero Jesús (semejante a Moisés) fue el profeta de Dios.

36 David (varón conforme al corazón de Dios) fue rey de Israel, pero Jesús es el David Mayor, Rey de Reyes y Señor de Señores, Dios mismo.  David nació de la tribu de Judá, de cual tribu no había sacerdotes, sin embargo, David comió del pan de la proposición reservado para los sacerdotes.  El fue el gran guerrero quien derrotó al enemigo, estableciendo al pueblo.  Como rey, se sentó sobre el trono.  El fue un profeta.  El fue un maravilloso tipo de Cristo.

Y pondré la llave de la casa de David sobre su hombro; y abrirá, y nadie cerrará; cerrará, y nadie abrirá.

Isaías 22:22

37 El Espíritu emplea esta referencia del Antiguo Testamento concerniente a Jesucristo y Su ministerio en la Iglesia.  Lo que la llave de David significaba en aquel tiempo apenas era una sombra, cual sombra ahora es cumplida en Jesús, estando en medio de los candeleros.  Esto tiene que ver con nuestro Señor después de Su resurrección y no durante Su peregrinación terrenal.  Pero, ¿qué significa esta llave?  La respuesta está en la posición de la llave.  La llave no está en Su mano, no está colgando de Su cuello.  La llave no es puesta en las manos de otros hombres, porque entonces el versículo no podría estar diciendo que solamente El tiene el uso de dicha llave - porque solamente El abre y cierra y ningún hombre tiene aquel derecho sino Jesús mismo. ¿No es cierto?  Pero, ¿dónde está la llave?  Está sobre su hombro.  Ahora, ¿qué
tiene que ver el hombro con esto?

Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz.

Isaías 9:6

38 Pero ¿qué quiere decir esto?  Pues, la frase “principado sobre Su hombro,” viene de la ceremonia matrimonial de los países orientales.  Cuando la novia ha sido entregada al novio, ella se quita el velo y lo coloca sobre los hombros del novio, y con esto ella significa que no solamente está bajo su dominio (que ella efectivamente ha entregado todos sus derechos a su esposo y que él en verdad es la cabeza) pero que sobre él, y solamente él, está la responsabilidad y el cuidado de ella y que nadie más, ningún otro hombre, ningún otro poder, tiene este derecho y responsabilidad.  Eso, oh amados, es la llave de David.

39 Dios siendo soberano, preconoció por decreto Divino exactamente
quién sería parte de Su Novia.  El la escogió a ella.  Ella no lo escogió
a El.  El la llamó.  Ella no vino de su propia voluntad.  El murió por
ella.  El la lavó en Su propia sangre.  El pagó el precio.  Ella le pertenece a El y solamente a El.  Ella está completamente confiada en El y El acepta la obligación.  El es su cabeza porque Cristo es la cabeza de Su Iglesia.  Así como Sara llamó a Abraham, “señor” así también la Novia se goza en que El es su Señor.  El habla y ella obedece porque ese es su deleite.

40 Pero ¿han considerado los hombres esta verdad? ¿Han estimado Su persona, Quien sólo tiene la completa autoridad soberana sobre Su Iglesia?  Yo digo, no.  Por que en cada edad la iglesia ha sido gobernada por una jerarquía, un sacerdocio, una sucesión apostólica, efectivamente cerrando la puerta de misericordia y gracia a quien quiera; y en vez de tomar el amor y la responsabilidad de la iglesia, este sistema ha ido consumiendo la vida de la iglesia con lujuria mercenaria y la ha destruido.  El clero vivía en lujo mientras la pobre iglesia se alimentaba con las cáscaras de abuso.  Y ninguna edad fue diferente.  Cada uno se ligó con organización y puso el gobierno sobre hombres y cometió la iglesia a este gobierno.  Cuando el pueblo se atrevía a levantarse en contra del sistema, fue brutalmente impedido o echado para fuera.  Toda denominación tiene el mismo espíritu.  Cada denominación jura que ella tiene la llave del gobierno de la iglesia.  Cada denominación clama que ella abre la puerta, pero esa no es verdad.  Es Jesús y solamente Jesús.  El coloca los miembros en el Cuerpo.  El los dota con sus ministerios.  El pone los dones a su disposición.  El la cuida y la guía.  Ella es propiedad única de El, y El no tiene a nadie más que ella.

41 ¡Que cosa más lejos de realidad es esta edad de la iglesia en que estamos viviendo hoy!  Y apresuradamente viene el día en que estos hombres quienes implican hablar de parte de la iglesia, se levantarán en el movimiento ecuménico para colocar un anticristo viviente a la cabeza de su organización, la cual destrona al Señor y le hallaremos a El (Cristo) afuera de la iglesia diciendo:

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.
Apocalipsis 3:20

42 Pero permíteme decir esto: nuestro Señor no ha sido derrotado.  Los hombres claman que ellos abren y cierran la puerta que conduce a Dios pero ellos mienten.

Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí, y al que a mí viene, no le echo fuera. Porque he descendido del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió. Y esta es la voluntad del Padre, el que me envió: Que de toda lo que me diere, no pierda yo nada, sino que lo resucite en el día postrero.
San Juan 6:37-39

43 Y cuando entrare aquel último miembro elegido de¡ Cuerpo de Cristo, entonces aparecerá nuestro Señor.

44 La llave de David. ¿No fue David el rey sobre todo Israel?  Y ¿no es Jesús el Hijo de David según el hecho que El estará sentado sobre el trono de David durante el Milenio y reinará y regirá sobre Su herencia?  Seguramente.  Entonces la llave de David significa que es Jesús Quien dará comienzo al milenio.  Aquel que tiene las llaves de la muerte y del infierno levantará a los Suyos para que puedan compartir de Su reino de justicia sobre la tierra.

45 Cuan hermoso es que nuestro Señor tiene todas las respuestas.  Ciertamente en El son cumplidas todas las promesas de Dios.  Precisamente por el hecho de que estamos en El, somos herederos a todo lo que El ha adquirido para nosotros.

46 Sí, allí está, el Señor de la Gloria.  Como el padre, El estaba rodeado por los ángeles, los arcángeles, los querubines, los serafines, y todo el ejército del Cielo, quienes clamaban: “Santo, Santo, Santo es el Señor Dios de los Ejércitos.” Tal fue Su santidad que ningún hombre podía acercarse a El.  Pero ahora lo vemos en la Iglesia, compartiendo Su santidad con nosotros, hasta que en El hemos llegado a ser la misma justicia de Dios.  Sí, allí está, “Jesús, el Todo Perfecto,” el Lirio de los Valles, la Estrella Resplandeciente de la Mañana, el más Hermoso de Diez Mil, el Alfa y la Omega, el Raíz y el Linaje de David, Padre, Hijo, y Espíritu Santo - el Todo en Todo.

Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz.
Isaías 9:6

47 En El hallamos cumplimiento perfecto.  Aunque en una ocasión no lo estimamos, ahora le amamos con gozo inefable y glorificado.  El está en medio de la Iglesia y nosotros cantaremos Sus alabanzas, porque El, el Conquistador Fuerte, es la cabeza sobre la Iglesia, la cual es Su Novia.  El pagó el precio por esa Novia y ella es de El.  Ella pertenece a El y solamente a El, y El tiene cuidado de ella.  El es nuestro Rey y nosotros somos Su Reino, Su posesión eterna.

48 Ahora, cuando empezamos a estudiar el versículo 7, yo dije que el versículo 9 nos ayudaría a entenderlo.  Espero que Ud. se haya dado cuenta de lo que quería decir.  Jesús se mostró como Aquel Quien es santo, verdadero (o sea la única realidad), Aquel con la llave de David, el que abre y cierra.  Y eso es exactamente la verdad.  Esas frases lo describen perfectamente.  Pero los judíos de Su día lo rechazaron juntamente con todo lo que representaba.  Rechazaron al Salvador y  todo lo que El significaba para ellos.  Y el Cristiano nominal de este día ha hecho lo mismo.  Han hecho exactamente igual como los judíos.

49 Los judíos crucificaron al Señor y entonces empezaron a perseguir los creyentes verdaderos.  Los Cristianos nominales han crucificado a Cristo de nuevo y están persiguiendo a la Iglesia verdadera con el fin de destruirla.  Pero Dios es verdadero, y Aquel Quien está sobre todo vendrá aun otra vez, y cuando vuelve, El mostrará quién es el único Potentado.  Y en cuanto El se prueba ante el mundo, y todo el mundo se arrodilla ante sus pies, en aquel tiempo el mundo entero se arrodillará ante los pies de los santos, probando que ellos fueron correctos en su posición firme con El. ¡Alabado sea Dios para siempre!

La Edad De La Puerta Abierta
Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre.

Apocalipsis 3:8

50 La primera frase de este versículo, “Yo conozco tus obras,” es analizada en el complemento del versículo porque sus obras tenían que ver con la “puerta abierta,” la “poca potencia,” y la “Palabra y el Nombre.”

51 Con el fin de entender la riqueza del significado envuelto en “he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar,” nos es necesario recordar lo que ha sido dicho de que cada edad se extiende sobre la próxima edad.  Hay una extensión, una fundición, un aparecimiento gradual, en vez de un fin definitivo y un principio claro.  Esta edad en particular, se extiende sobre la edad que sigue.  Y no solamente se extiende esta edad sobre la última edad, pero la última edad es, en muchos sentidos, simplemente una extensión de la sexta edad.  La séptima edad (una edad muy corta) se junta en si misma, para una obra rápida y corta, toda la maldad de todas las edades y a la vez toda la realidad de Pentecostés.  Ya una vez que la edad de Filadelfia casi ha recorrido su curso, la edad de Laodicea empieza, rápidamente trayendo la cizaña y el trigo a la cosecha.

Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero.
Mateo 13:30

52    Recuerde, por favor, que la Reforma empezó en la edad de Sardis
y tiene que continuar hasta que la simiente que fue sembrada en el Día de Pentecostés pasa por el ciclo completo de siembra, agua, alimento, etc., y llega de nuevo como la simiente original.  Mientras esto ocurre, la cizaña que fue sembrada también tendrá que pasar por su ciclo y ser cosechada.  Eso es exactamente lo que estamos viendo suceder.  Si Ud. puede pensar en las temporadas del año, puede entonces ver esto claramente.  La planta que Ud. ve creciendo formidablemente en el verano, de repente parece que va a producir la semilla.  Uno no puede ver exactamente cuando el verano se cambió a otoño, apareció gradualmente.  Así son las edades, y especialmente estas dos últimas.

53 Es a esta edad que Jesús dice (en el versículo 11 ): “Yo vengo pronto.” Eso significa que la última edad es una edad muy corta.  Laodicea es la edad de la obra rápida.  La obra es acortada.  Ahora nos fijaremos directamente en la puerta abierta, la cual ningún hombre puede cerrar.  En primer lugar, quiero que nos fijemos en la puerta abierta como significando la tremenda obra misionera de aquella edad.  Pablo llamó un nuevo esfuerzo misionero para el Señor, una puerta abierta.

Cuando llegué a Troas para predicar el evangelio de Cristo aunque se me abrió puerta en el Señor,

11 Corintios 2:12

54 Comparando Escritura con Escritura, podemos ver que esta puerta abierta significaba la más extensa propagación del Evangelio que el mundo jamás ha conocido.

55 Quiero que Ud. se fije aquí en un detalle.  Dios obra en series de tres, ¿verdad?  Fue en la edad de Pérgamo (la tercera edad) cuando la iglesia se juntó con el estado.  ‘Los hechos de los Nicola’itas’ habían llegado a ser ‘la doctrina de los Nicolaítas.’ Aquella edad fue la puerta abierta’ para la vid falsa.  Ya una vez que fue respaldada por el poder del estado, llegó a ser en realidad un sistema mundial aunque llevaba el nombre de Cristiano.  Por esta razón la cosa se esparció con gran rapidez.  Pero ahora, tres edades más tarde, después de una larga y fuerte batalla de fe, aquí viene ‘la puerta abierta’ de la Verdad.  Ahora la Palabra del Señor tiene Su día.  Desde luego, la quinta edad había preparado casi todo para este gran movimiento porque fue durante esta edad cuando hubo gran exploración y colonización de tierras nuevas, se empezó a imprimir libros, etc., etc.
 
56 Hubiera sido maravilloso si esta puerta abierta hubiera seguido el
plan Divino de Pentecostés:

Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos.
Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme, y toda trasgresión y desobediencia recibió justa retribución, ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande?  La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron, testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad.
Hebreos 2:1-4

57    Ahora Ud. bien sabe que este es el plan porque Jesús mismo lo
dice.

Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado. Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas; tomarán en las manos serpientes, y si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán. Y el Señor, después que les habló, fue recibido arriba en el cielo, y se sentó a la diestra de Dios. Y ellos, saliendo, predicaron en todas partes, ayudándoles el Señor y confirmando la palabra con las señales que la seguían, Amén.
Marcos 16:15-20

58 El Señor nunca les dijo que fueran por todo el mundo estableciendo seminarios teológicos; ni tampoco les dijo que fueran a repartir folletos.  Ahora esas cosas tienen su lugar, pero Jesús les dijo que predicaran el Evangelio, que se mantuvieran con la Palabra, y entonces seguirían las seriales.  La primera introducción que tenemos de la manera en que el Reino de Dios habría de ser predicado fue cuando el Señor envió a los doce.  El los comisionó y los instruyó de esta manera:

Entonces llamando a sus doce discípulos, les dio autoridad sobre los espíritus inmundos, para que los echasen fuera, y para sanar toda enfermedad y toda dolencia. Los nombres de los doce apóstoles son estos: primero Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano; Jacobo hijo de Zebedeo, y Juan su hermano; Felipe, Bartolomé, Tomás, Mateo el publicano, Jacobo hijo de Alfeo, Lebeo, por sobrenombre Tadeo, Simón el cananita, y Judas Iscariote, el que también le entregó. A estos doce envió Jesús, y les dio instrucciones, diciendo: Por camino de gentiles no vayáis, y en ciudad de samaritanos no entréis, sino id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel. Y yendo, predicad, diciendo: El reino de los cielos se ha acercado. Sanad enfermos, limpiad leprosos, resucitad muertos, echad fuera demonios; de gracia recibisteis, dad de gracia.
Mateo 10: 1- 8

59 Este ministerio que Jesús les dio, en realidad fue un compartimiento de Su propio ministerio porque Mateo dice:

Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. Rogad, pues, al Señor de las mies, que envíe obreros a su mies.
Mateo 9:35-38

60 Ahora mucha gente cree que este ministerio solamente fue dado a los apóstoles y que cuando ellos murieron, entonces el ministerio terminó.  Esa no es la verdad.  Aquí en Lucas, hallamos que en los días de Su morada terrenal, El ya había comenzado a dar ministerios de poder a los Suyos:

Después de estas cosas, designó el Señor también a otros setenta, a quienes envió de dos en dos delante de él a toda ciudad y lugar adonde él había de ir. Y les decía: La mies a la verdad es mucha, mas los obreros pocos; por tanto, rogad al señor de la mies que envié obreros a sus mies. Id, he aquí yo os envío como corderos en medio de lobos. No llevéis bolsa, ni alforja, ni calzado; y a nadie saludéis por el camino. En cualquier casa donde entréis, primeramente decid. Paz sea a esta casa. Y si hubiere allí algún hijo de paz, vuestra paz reposará sobre él,- y si no, se volverá a vosotros. Y posad en aquella misma casa, comiendo y bebiendo lo que os den; porque el obrero es digno de su salario.  No os paséis de casa en casa. En cualquier ciudad donde entréis, y os reciban, comed lo que os pongan delante; y sanad a los enfermos que en ella haya, y decidles: Se ha acercado a vosotros el reino de Dios.
Lucas 10: 1-9

61 ¿Quién se atrevería a negar el poderoso ministerio de Felipe? ¿Quién se atrevería a negar los poderosos ministerios de Ireneo, Martín, Colombo, Patricio, y miles de otros quienes han tenido la unción de Dios en sus vidas?  Sí.  La vía de la Biblia es la vía verdadera de la puerta abierta.

62  Y yo quiero agregar mi propio testimonio a esto.  La razón por esto
es que solamente puedo hablar con certeza concerniente a lo que Dios
ha hecho en mi propia vida.  Si Ud. me dispensa este relato personal,
yo le contaré cómo es que sé con certeza que Jesús es el mismo ayer,
hoy, y por los siglos, y que el poder de Dios todavía está al alcance de todo aquel que creyere y recibiera.

63 Durante mi viaje misionero a Sudáfrica, Dios bendijo de tal manera que cuando llegué a Durban, el único lugar que podía acomodar a la gente era la enorme pista de carreras de caballos, la cual es la segunda en tamaño en todo el mundo.  La multitud numeraba mucha más de 100,000.  Para preservar el orden y la ley, tuvieron que edificar cercas para separar a las diversas tribus.  Hubo centenares de policías para mantener la paz entre la gente.  Aquellas almas tan hambrientas habían venido desde muchos kilómetros.  Una reina de Rodesia había venido con un tren de 27 carros llenos de su propia gente.  Estas gentes habían venido a través de los llanos y los montes y valles, cargando sobre sus espaldas a algún ser querido quien necesitaba ayuda.  El país entero había sido sacudido por las poderosas obras que habían sido manifestadas por el Espíritu Santo.

64 Un cierto día cuando empecé a ministrar, vino a la plataforma uno de los miles de Mahometanos que estaban presentes.  Mientras esta dama estaba allí en frente de mí, un misionero quien obraba con esta gente empezó a orar, “Oh, Señor, salva esta alma.  Salva esta alma, oh Señor.” El había obrado entre los Mahometanos por muchísimos años, y según su propio testimonio, solamente había visto a un solo Mahometano recibir al Señor Jesucristo como su Salvador.  Ellos fueron originalmente los Medos-Persos, cuyos leyes no cambian.  Es una gente muy difícil para ganar para el Señor.  Parece que entre ellos tienen una ley: “Una vez una Mahometano, siempre un Mahometano.” Pues, mientras ella estaba a mi frente, empecé a hablarle a ella y a los miles en la congregación por medio de los intérpretes.  Le pregunté, “¿Es verdad que los misioneros le han contado a Ud. de un Jesús Quien vino para salvarle?” Ud. hubiera visto como la gente se miraba el uno al otro cuando dije eso.  Cuando ella hubo contestado que eso era la verdad, entonces continué, “¿Pero le leyeron a Ud. los misioneros de este Libro,” (levanté mi Biblia para que todos loa vieran) “que este mismo Jesús fue un gran sanador, y que El viviría en Su pueblo a través de las edades hasta volver nuevamente para recibirlos a Sí mismo? ¿Le dijeron que por razón del mismo Espíritu morando en ellos que estaba en Jesús, que por esto ellos podían hacer las mismas obras aun como hizo Jesús? ¿Le dijeron que Ud. puede ser sanada así como puede ser salva? ¿Cuántos de Uds. desean ver a este mismo Jesús descender en nuestro medio y hacer las mismas cosas que hizo cuando estuvo aquí en la tierra en aquel tiempo pasado?” Todos querían ver eso.  Esa fue una cosa en que verdaderamente estaban de acuerdo.

65 Seguí hablando: “Si Jesús, por medio de Su Espíritu, hará lo que hizo cuando estuvo aquí en la tierra, entonces ¿creerán Uds.  Su Palabra?” Allí estaba esa dama mahometana frente a mí.  El Espíritu comenzó a moverse a través de mí.

66 Le dije a ella: “Ahora Ud. sabe que yo no la conozco a Ud. Y o ni siquiera puedo hablar su idioma.” Ella reconoció eso.

67 Dije,”En cuanto a su sanidad, Ud. sabe que yo no la puedo sanar. Pero Ud. escuchó y entendió el mensaje de esta tarde.” Su intérprete contestó por ella que sí entendía, porque había leído el Nuevo Testamento.

68 Ahora los Mahometanos son descendientes de Abraham.  Ellos creen en un solo Dios.  Pero rechazan a Jesús como el Hijo de Dios y a la vez toman a Mahoma como Su profeta.  Ellos dicen que Jesús nunca resucitó de los muertos.  Eso es lo que sus sacerdotes enseñan y eso creen.

69 Dije: “Pero Jesús en verdad murió y resucitó.  Envió Su Espíritu de nuevo sobre la Iglesia.  Aquel Espíritu que estaba en El es el mismo Espíritu que está ahora en la Iglesia y aquel Espíritu puede producir, y en verdad producirá lo que Jesús produjo.  El dijo:
De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que el Padre hace, también lo hace el Hijo igualmente.
San Juan 5:19

70 “Ahora, si Jesús viene y me revela a mí cuál es su problema o su
razón de estar aquí, si El me puede mostrar su pasado, seguramente Ud.
puede creer para el futuro.”
Ella dijo a través del interprete, “Sí, yo creeré.”
Dije, “Está bien.  A ver qué hace El.”

71 Todos aquellos Mahometanos estaban mirando intensamente.  Todos
estaban muy atentos para ver lo que sucedería.

72 Entonces habló el Espíritu Santo: “Su esposo es un hombre bajito, gordo y tiene bigotes negros.  Ud. tiene dos hijos.  Ud. fue a ver al médico hace como tres días y él la examinó.  Ud. tiene un quiste sobre el vientre.”
Ella inclinó su cabeza y dijo, “Eso es la verdad.”

73 Le pregunté, “¿Por qué viene Ud. a mí, yo siendo un Cristiano?
¿Por qué no fue a su profeta Mahometano?”
Dijo, “Yo creo que Ud. me puede ayudar.”

74 Le dije: “Yo no la puedo ayudar, pero si Ud. acepta a Jesucristo
como su Salvador, El Quien está aquí ahora y conoce su vida entera, El
la ayudará.  “

75 Ella dijo, “Yo acepto a Jesús como mi Salvador.” Eso fue suficiente.  Ella fue sanada y como diez mil Mahometanos vinieron a Cristo aquel día porque el Evangelio fue predicado tanto en Palabra como en poder.  Dios nunca le dijo al hombre que obrara por treinta años sin segar nada.  El nos dio la puerta abierta de la Palabra y el poder y eso es lo que debemos usar.  Eso es lo que le concedió a Pablo su ministerio
tan grande y eficaz.

Y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder.
1 Corintios 2:4

76 Escúcheme bien.  Durante este mismo viaje, yo estaba a punto de abordar un avión en New Salisbury, Rodesia, cuando vi un grupo de cuatro personas con pasaportes americanos.  Me acerqué para saludarlos y dije, “Buenos días, noté que cargan pasaportes americanos. ¿Viajan para alguna parte?”

77    El joven contestó: “No, nosotros somos misioneros aquí en este
país.”

78    “Muy bien,” respondí.  “¿Andan solos o trabajan con alguna
organización?”

79 El dijo, “Somos Metodistas.  Vinimos de Wilmore, Kentucky, E.U.A.”
Respondí, “Pues eso es muy cerca de donde vengo yo.”

80 “Por casualidad, ¿Ud. no sería el Hno.  Branham quien viene de
por allá?”

81 Dije, “Sí, yo soy.” Con eso se calló y no le podía hacer que dijera
más nada.  Y él y las tres señoritas se quedaron mirando el uno al otro.
Entonces dije, “Espérense un momentito, quiero decirles algo acerca de unos fundamentos, siendo que todos somos Cristianos y estarnos aquí con una gran responsabilidad.  Ahora, Uds. cuatro me han dicho que han estado aquí dos años completos. ¿Pueden decir en el Nombre de Jesús que hay una sola alma que saben que han ganado al Señor?” No podían hacerlo.

82 “Ahora señoritas, no quiero dañarles el ánimo,” dije, “pero todas Uds. debieran estar en sus casas ayudando a sus madres a lavar los platos.  Uds. no tienen ningún negocio en el campo misionero sin estar llenas del Espíritu Santo y predicando el Evangelio verdadero en la demostración y el poder del Espíritu Santo.  Si no están viendo los resultados que Jesús dijo que verían, entonces no están predicando el Evangelio verdadero.”

83 Déjeme seguir un paso más adelante para mostrarle cómo pueden ser las cosas en el campo misionero.  Yo no digo que el campo misionero es completamente así, pero temo que en gran parte es así.  En este mismo viaje, el alcalde de Durban me estaba paseando alrededor de la ciudad, cuando vimos un nativo que tenía un distintivo alrededor de su cuello y cargaba un ídolo.  Le pregunté a mi amigo acerca de ese distintivo y me dijo que cuando un nativo se identificaba como Cristiano, le ponían ese distintivo.  Eso me sorprendió mucho porque aquí estaba un hombre que se decía ser Cristiano y cargaba un ídolo, y le pregunté a mi amigo por qué era esto así.

El dijo: “Yo puedo hablar su idioma, vamos a preguntarle.”

84 Con el alcalde como intérprete, le pregunté al nativo si era Cristiano.  El contestó afirmativamente que lo era.  Entonces le pregunté: “¿Por qué cargas un ídolo si eres Cristiano?” El respondió que era un ídolo que su padre había cargado y se lo había dejado.  Cuando le dije que ningún Cristiano debía cargar ídolos, me respondió que ese ídolo había sido de gran beneficio para su padre.  Nos contó que cierto día un león perseguía a su padre en la selva; su padre se paró, hizo fuego y habló al ídolo, como el hechicero o médico brujo le había enseñado.  Al ver eso, el león huyó.  Yo le dije que el fuego fue lo que hizo huir al león, porque todo animal salvaje se espanta con el fuego.  Nunca olvidaré su respuesta: “Bien, es de esta manera: si Amoyah (el espíritu) me falla, este ídolo no fallará.”
85 La fuerza de las multitudes Cristianas es semejante a esto, porque
la Palabra no les ha sido presentada a través de la puerta abierta original
de Pentecostés.

86 Ahora, volvamos a la puerta abierta misionera de la edad de Filadelfia. 
Esta edad no tuvo la puerta abierta de poder que debiera haber tenido. 
Note Ud. que en este mismo versículo donde habla de la puerta abierta,
también dice: “Porque tienes poca fuerza.” Eso es Correcto.  El poder del
Espíritu estaba ausente en aquella edad.  La Palabra fue bien predicada, y
fue suficiente para dar el conocimiento de la salvación a las almas.  Pero el
gran poder de Dios que mostró Sus maravillosas obras, y el brazo fuerte
del Señor a favor de los suyos no se encontraba sino solamente en los
grupos esparcidos.  Sin embargo, gloria a Dios, el poder estaba creciendo
y había aumentado sobre lo que hubo en la Reforma.

87 Fue en esta edad cuando salió el hombre que muchas veces llamamos el padre de misiones.  William Carey, un pobre zapatero, quien pastoreaba la Iglesia Bautista Particular en Moulton, Inglaterra, poderosamente despertó a la gente cuando predicó sobre, “si el mando dado a los Apóstoles para enseñar a todas las naciones no fue obligatorio para todos los ministros que seguían hasta el fin del mundo, siendo que la promesa que acompañaba este mando era de semejante duración.” El fue combatido por los Calvinistas quienes habían ido al extremo de la doctrina de elección, creyendo que todos los que habrían de ser salvos serán salvos y la obra misionera sería en contra de la obra del Espíritu.  Pero el Sr.  Carey fue ayudado por Andrés Fuller con su predicación y su modo de conseguir ayuda económica.  Tal fue su eficacia que en 1792, una sociedad fue formada para esparcir el Evangelio por todo el mundo.

88 Esta sociedad envió a Carey, quien fue singularmente bendecido por Dios en la salvación de muchos indígenas en la India.  En 1795 se formó la Sociedad Misionera de Londres, la cual, como sabemos, levantó millones de libras (la moneda nacional de Inglaterra-editor) y envió miles de misioneros a través de los años para llevar a cabo los deseos del Señor.  El Espíritu de Dios se estaba moviendo y el clamor de los corazones de aquellos creyentes tan sólidos bien podría haber sido, “Ovejas adicionales, Señor.”

89 “He puesto delante de ti una puerta abierta.” Quiero revisar estas palabras una vez más.  Esta vez, aunque no voy a desunir estas palabras de misiones, voy a presentar un pensamiento que corre profundamente hasta la última edad.  Como ya he dicho, esta edad se extendió sobre la última edad.  Fue en esta edad que Jesús dijo, “yo vengo pronto” (versículo 11).  Y hablando de la última edad dijo:

Porque el Señor ejecutará su sentencia sobre la tierra en justicia y con prontitud.
Romanos 9:28

90 Note el orden del versículo ocho en Apocalipsis 3: “puerta abierta, poca fuerza, Palabra, Nombre.” Esta puerta abierta tiene que ver con las otras tres cosas.  Ahora, ¿qué significa la puerta?

Volvió, pues, Jesús a decirles: De cierto, de cierto os
digo: Yo soy la puerta de las ovejas.
San Juan 10:7

91 Eso es correcto.  “Yo Soy” en verdad es la puerta de las ovejas.  Ahora esta no es solamente una expresión cualquiera.  En verdad así es.  Note en San Juan capítulo 10, donde Jesús relata esta parábola, se dice
de Sí mismo que El es el pastor.  Entonces se dice ser la puerta.  Eso es
el pastor para las ovejas.  El en verdad es su puerta.

92 Cuando yo estuve en el oriente, vi que cuando llegaba la noche, el
pastor juntaba todas las ovejas a sí mismo.  Las ponía en el redil, y al entrar las contaba.  Cuando estaba seguro que todos estaban adentro, entonces se acostaba en la puerta abierta de¡ redil y literalmente era la puerta del redil.  Nadie ni nada podía entrar o salir sin pasar por él.  El era la puerta.  Al día siguiente un amigo me llevaba de paseo en su “jeep” y noté que un pastor estaba llevando su manada por la ciudad.  Todo el tránsito se paraba para dejar pasar las ovejas.

93 Las ciudades en el oriente no son como las de aquí.  Nosotros mantenemos toda la mercancía adentro de las tiendas; pero allá todo está al aire libre en la calle para que las personas lo vean y compren al pasar.  Pensé, “Ahora aquí es donde empieza el alboroto, si aquellas ovejas ven estos alimentos y estas cosas aquí.” Pero cuando pasó el pastor, cada oveja le seguía exactamente en sus pasos.  Ellas miraban los bienes, pero no tocaron nada.  Oh, hermano, si solamente hubiera podido hablar su idioma, yo mismo hubiera parado el tránsito y les hubiera predicado un mensaje sobre lo que acababa de ver.

94 Cuando Ud. es oveja del Gran Pastor, Ud. sigue en cada una de Sus pisadas, exactamente como hacían aquellas ovejas.  Ud. no será tentado a volverse para un lado para tomar una florecita (el nombre de una iglesia) o para escuchar la voz de un DD o un Ph .Do un LLD (siglas, representando altos niveles de educación), pero Ud. se quedará con el Pastor.  La Biblia dice que las ovejas conocen Su Voz y le siguen, pero la voz de un extranjero solamente les causa que huyan en pos de su Pastor verdadero.  Alabado sea Dios.

95 Pero eso no es todo lo que vi y aprendí en aquella tierra.  Un día me puse a pensar en los distintos animales que había visto en los campos y los hombres quienes los cuidaban.  Un hombre atendía los cerdos, otro atendía a cabras, otro atendía los camellos, otro atendía los mulos, etc.  Le pregunté a un amigo mío que vivía allí: “¿Cómo llaman a aquellos hombres?”
El respondió, “Pues esos son pastores.”

96 Yo no podía aceptar eso.  Dije entonces, “¿Ud. me quiere decir que
todos son pastores?  Yo creía que los pastores solamente atendían a las
ovejas.  “

97 El dijo, “No, un pastor es un apacentador, o mas bien, uno que cuida animales en el campo es un pastor.”

98 Pues eso en verdad me sorprendió.  Pero noté una diferencia entre los hombres que cuidaban las ovejas y los que cuidaban los demás animales.  Cuando llegaba la noche, todos menos los que atendían las ovejas dejaban sus animales en el campo y se iban a sus casas.  El pastor llevaba las ovejas al redil y entonces se acostaba, siendo la puerta de las ovejas.  Oh, ¡alabado sea el Señor, nuestro Pastor nunca nos deja ni nos abandona!  Cuando llega la noche, yo quiero estar en Su redil.  Yo quiero estar bajo Su cuidado.

99 Ahora pues, podemos ver que Jesús es la puerta.  El es la puerta de las ovejas.  Y note Ud. que ahora habla de que la puerta se abre. ¿Qué es eso sino una revelación de El?  Y aquella revelación está mostrándose para damos fuerza, para iluminar la Palabra y glorificar Su Nombre.  Fue durante las dos últimas edades que broto ante nuestra vista la revelación de la Deidad de Jesucristo.  Desde luego, nosotros sabíamos que era Dios. ¿De qué otra manera podría El ser nuestro Salvador?  Pero para saber que El era únicamente Dios, que El era el Alfa y la Omega, que este Jesús fue Señor y Cristo, mostrando que era el Señor Jesucristo, el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo, todos una sola Persona, eso había sido perdido desde los primeros años de la Iglesia, pero ahora lo estamos viendo de nuevo.  La revelación de quién era El había vuelto.

100 Por cierto, la Deidad no es un Dios de tres personas con una sola personalidad, porque se requiere una personalidad para hacer una persona.  Si hay una sola personalidad entonces hay una sola Persona.  Pero todos aquellos que creen en tres personas tienen una Deidad de tres dioses y son culpables del quebrantamiento del primer mandamiento.  Pero ha vuelto la revelación de la Deidad.  Ahora puede la Iglesia verdadera crecer de nuevo con fuerza.  Después de todo este tiempo ella por fin conoce Quién es su Señor.  Una vez más estamos bautizando en el Nombre del Señor Jesucristo como hacían en el Día de Pentecostés.

101 Déjeme contarle un sueño que Dios me dio acerca del bautismo trino.  Esto no fue una visión, sino que un sueño.  Estoy seguro de que una de las bendiciones de las edades de la Iglesia es el recibir sueños del Espíritu Santo, así como también uno puede recibir visiones.  Eran como las tres de la madrugada de un día sábado.  Acababa de levantarme para darle un vaso de agua a mi hijo José.  Cuando me acosté de nuevo, caí dormido instantáneamente y soñé este sueño.

102 Vi a un hombre que supuestamente era mi padre.  El era un hombre muy grande y robusto.  También vi a una mujer que supuestamente era mi mamá, pero no se parecía a mi mamá, así como el hombre tampoco se parecía a mi padre.  Este hombre trataba a su mujer demasiado mal.  El tenía un garrote grande con tres ángulos.  Ud. sabe cuando uno toma un palo y lo coloca así parado y le da con la hacha, se producen pedazos de leña que tienen tres lados y tres ángulos agudos.  Así era.  El tomaba este garrote y le pegaba a la mujer, tumbándola al suelo.  mientras ella estaba en el suelo llorando, él daba vueltas a su derredor con un paso orgulloso y parecía que tomaba gran orgullo y satisfacción en poder golpear una mujercita.  Cada vez que ella se atrevía a levantarse él la golpeaba.

103 A mí no me gustaba lo que él estaba haciendo, pero cuando consideré poner fin a la cosa, pensé, “Yo no puedo ganarle, él es demasiado grande.  Además, supuestamente es mi padre.” Pero por dentro, yo sabía que él no era mi padre, y también sabía que ningún hombre tenía el derecho de tratar así a una mujer.  Me acerqué y le agarré por el cuello y lo voltié y le dije: “Tú no tienes ningún derecho de golpearla.” Cuando dije eso, mis músculos crecieron y yo parecía un gigante.  Cuando el hombre vio mis músculos, me tuvo miedo.  Le dije, “Si le pegas una vez más, tendrás que tratar conmigo.” El se detuvo antes de golpearla otra vez.  Entonces el sueño se me pasó.

104 Yo desperté inmediatamente después del sueño.  Estaba pensando en lo raro del sueño y no me explicaba porqué había soñado de aquella mujer, cuando de repente allí estaba El, reconocí la presencia de Dios y la interpretación del sueño vino de El. (Ahora Uds. saben que no solamente he interpretado sus sueños exactamente, pero en muchísimas ocasiones les he contado sus sueños de manera que ni me tuvieron que relatar el sueño.) La mujer representa la iglesia del mundo hoy día.  Yo nací en esta corrupción, en la cual ella se encuentra.  Supuestamente ella era alguna clase de madre (es la madre de las rameras).  Su esposo es las denominaciones que la gobiernan.  El pedazo de leña con los tres ángulos agudos es el bautismo falso de la trinidad.  Cada vez que ella trataba de levantarse (mostrando que las congregaciones comenzaron a aceptar la verdad) él la tumbaba de nuevo con aquella doctrina falsa.  El era tan grande que al principio yo le tenía miedo, pero cuando por fin me enfrenté con él, descubrí que tenía músculos grandes y poderosos.  Esos fueron músculos de fe.

105 El resultado del sueño era que, “siendo que Dios está conmigo, y me puede dar tal fuerza, entonces yo me pondré al lado de ella en contra del poder denominacional del mundo y haré que él no la golpea más.”
106 Ahora, yo no estoy tratando de edificar una doctrina sobre un sueño.  Ni tampoco estoy tratando de vindicar alguna doctrina, que creo que es verdad, con un sueño.  La singularidad de la Deidad se encuentra desde Génesis 1:1 hasta Apocalipsis 22:21.  Pero el pueblo ha sido cegado por el dogma de una trinidad (no contenida en la Biblia), y aquel dogma es tan universalmente aceptado que para tratar de ver a “Dios como una sola Persona” es casi imposible.  Si la gente no puede ver la verdad de la Deidad, pero en vez la combate; nunca podrá ver lo demás de la Verdad porque la revelación es Jesucristo en Su Iglesia y Sus obras en la Iglesia durante las siete edades. ¿Lo entiende bien?  Ahora estoy seguro que lo entiende.

107 “Tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi Nombre.” Ya hemos mencionado que la fuerza estaba volviendo.  En verdad estaba volviendo.  El poder de la inquisición había disminuido.  Las gentes habían dejado sus países nativas y estaban demandando la libertad de adoración.  El yugo de la jerarquía estaba siendo quebrado.  Los gobiernos estaban descubriendo que era mejor no tomar parte en guerras religiosas.  Por cierto, gente con buenas intenciones pero con dirección no tan buena, estaba dispuesto a guerrear para defender sus derechos religiosos.  Puede ser que la demostración más grande de la fuerza religiosa de esta edad fue en el hecho de que aunque Francia cayó en revolución, el gran avivamiento de Wesley detuvo la revolución de la Gran Bretaña y la salvó para ser un instrumento en la mano de Dios por muchos años gloriosos.

108 La predicación de la Palabra nunca fue más tremenda. mientras Satanás levantaba sus multitudes de pensadores libres, y mientras se levantaron los originadores de Comunismo, y mientras los teólogos liberales difundieron su material tan sucia, Dios levantó poderosos guerreros de fe, y las obras más grandes de literatura Cristiana, predicación, y enseñanza, salieron de esta edad.  Sus predicadores y sus maestros nunca han sido y nunca serán comparados.  Los hombres Spurgeon, Parker, McCIarens, Edwards, Bunyan, Mueller, Brainard, Bames, Bishop, todos vinieron de esta edad.  Ellos predicaron, enseñaron y escribieron la Palabra, glorificaron Su Nombre.
El Juicio Del Judío Falso
He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado.

Apocalipsis 3:9
109 Inmediatamente sabemos que este problema del judío falso o creyente falso ya estaba en existencia en la segunda edad.  Estos que se decían falsamente ser judíos aparecieron inmediatamente después de la primera edad, cual edad vio el primer derramamiento del Espíritu, y ahora aparecen de nuevo en la segunda edad después de la Reforma.  Esto no sucedió accidentalmente; es más bien un fundamento de Satanás.  Este fundamento es organizar y demandar originalidad y en eso tener derecho a ciertos derechos y privilegios.  Deje mostrarle.

110 Allá en la Edad de Esmirna aquellas personas mintieron y dijeron que eran judíos (o creyentes) cuando en verdad no eran.  Ellos eran de la sinagoga de Satanás.  Eran de la congregación organizada de Satanás, porque fue en esa edad donde vimos el comienzo de hombres en el ministerio tomando dirección, y eso sin razón, sobre sus hermanos colaboradores (obispos puestos en ciertos distritos sobre los ancianos, y etc.). La siguiente cosa que vimos fue un lugar definido llamado “la silla de Satanás” en la tercera edad.  Esa edad produjo el matrimonio del estado con la iglesia.  Con el poder del estado respaldándola, la iglesia era físicamente invencible.  Pero Dios quebró aquella fuerza a pesar del poder del estado, y la Reforma trajo gran iluminación.  Pero ¿qué sucedió?  Los Luteranos se organizaron y se unieron con el estado y vemos de nuevo la manifestación de la sinagoga de Satanás en esta sexta edad.

111Pero desde luego, este grupo de la sinagoga no dirían que son de Satanás.  No señor.  Ellos dicen que son de Dios, pero mienten.  Porque el que es un verdadero judío (eso es lo que decían que eran) es un judío por dentro, en el Espíritu.  Entonces si son judíos falsos, significa que son como dice Judas en el versículo 19: “que no tienen al Espíritu.” Los hijos de Dios son nacidos del Espíritu.  Estos no tienen el Espíritu y por esa razón no son los hijos de Dios y no importa cuan ansiosamente protestan y hasta que grado alegan para probar que son.  Son muertos.  Son hijos de organización y los frutos verdaderos no los acompañan.  Están edificados sobre sus mismos credos, dogmas, y doctrinas, y la verdad no está en ellos porque han tomado por mayores riquezas sus propios consejos sobre la Palabra de Dios.

112 Déjemelos traerle ahora lo que he tratado de enseñar acerca delas dos vidas que vienen de dos espíritus distintos.  Tomemos ahora el ejemplo de Jesús y Judas.  Jesús era el Hijo de Dios y Judas era el hijo de perdición.  Dios entró en Jesús, Satanás entró en Judas.  Jesús tuvo un ministerio completo del Espíritu Santo porque:

Cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de
Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él.
Hechos 10:38

Y era (Judas) contado con nosotros, y tenía parte en este ministerio.
Hechos 1: 17

Entonces llamando a sus doce discípulos, les dio autoridad sobre los espíritus inmundos, para que los echasen fuera, y para sanar toda enfermedad y toda dolencia.
Mateo 1 0: 1

113 Aquel espíritu que estuvo en Judas siguió el ministerio de Jesús.  Entonces ambos llegaron a la cruz.  Jesús fue colgado sobre la cruz, generosamente entregando Su Vida para los pecadores y encomendó Su Espíritu a Dios.  Su Espíritu fue a Dios y luego fue derramado sobre la Iglesia en el Día de Pentecostés.  Pero Judas se colgó y su espíritu regresó a Satanás; pero después de Pentecostés, aquel mismo espíritu que estaba sobre Judas, vino sobre la vid falsa que crece juntamente con la Vid verdadera.  Pero fíjese en que el espíritu de Judas nunca llegó a Pentecostés.  Nunca fue a recibir el Espíritu Santo.  No podía.  Pero ¿qué fue lo que seguía aquel espíritu de Judas?  Seguía la bolsa de oro. ¡Cómo amaba el dinero!  Todavía ama el dinero.  Si este espíritu sale en el Nombre de Jesús obrando muchas cosas poderosas y teniendo enormes campañas, todavía habla más de dinero, edificios, educación, y todo lo que tiene un concepto material.  Fíjese bien en aquel espíritu que está sobre ellos y no sea engañado.

114 Judas salió como uno de los doce y también obró maravillas.  Pero él no tenía el Espíritu de Dios como algo propio.  Sí tuvo un ministerio.  Pero nunca llegó a Pentecostés porque no era simiente verdadera.  No era un verdadero hijo de Dios.  No señor.  Y así es ahora mismo en la sinagoga de Satanás.  No sea Ud. engañado.  Ud. no será engañado si es uno de los escogidos.  Jesús mismo dijo que Ud. no sería engañado.  Sí, esta gente dice que es Cristiana pero no es.

115 “He aquí, yo haré que vengan y se postran a tus pies, y reconozcan que yo te he amado…… ¿O no sabéis que los santos han de juzgar al mundo ?” (1 Corintios 6:2) No solamente habrá doce apóstoles sobre doce tronos juzgando las doce tribus de Israel, pero los santos también juzgarán al mundo.  Entonces es cuando todos estos que dicen que son de Dios y dicen que Dios los ama, hallarán exactamente quiénes son los hijos de Dios y quiénes son los amados del Hijo.  Sí, aquel día se acerca cuando estas cosas serán hechas manifiestas.  Estas personas que ahora están gobernando el mundo por medida, y quienes en la última edad edificarán una imagen a la bestia por la cual en realidad regirán el mundo, algún día serán humillados cuando Jesús viene con Sus santos para juzgar al mundo en justicia.  Eso es exactamente lo que vimos en

Mateo 25 cuando todos los que no salieron en la primera resurrección se presentarán ante el Juez y Su Novia.

El Elogio Y La Promesa
Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra.
Apocalipsis 3: 1 0

Porque cuando Dios hizo la promesa a Abraham, no pudiendo jurar por otro mayor, juró por sí mismo,
diciendo: De cierto te bendeciré con abundancia y te multiplicaré grandemente. Y habiendo esperado con paciencia, alcanzó la promesa.
Hebreos 6:13-15

116 ¿Ahora puede Ud. ver lo que El quiere decir con “la palabra de mi paciencia?” El Espíritu está hablando acerca de la Palabra de Dios que nos es dada.  Para esperar el cumplimiento de aquella Palabra se requería paciencia así como en el caso de Abraham.  El perseveró como viendo a Aquel Quien es invisible.  El fue paciente y luego por fin la Palabra fue cumplida.  Esta es la manera en que Dios enseña paciencia a Su pueblo.  Si Dios cumpliera Su Palabra en manifestaciones físicas en el mismo instante en que Ud. oraba, Ud. nunca aprendería paciencia, sino que llegaría a estar impaciente con la vida.  Deje mostrarle esta verdad con más claridad.

Por la fe Abraham, cuando fue probado, ofreció a Isaac; y el que había recibido las promesas  (la Palabra de Dios) ofrecía su unigénito.

Hebreos 11: 17

117 Allí está.  Abraham fue probado después de que había recibido la Palabra de Promesa.  Por la mayor parte, nosotros pensamos que en cuanto oramos en el Nombre de Jesús sobre las buenas promesas de Dios, que entonces no puede haber pruebas.  Pero aquí dice que Abraham fue probado después de que recibió la promesa.  Eso es exactamente correcto según el Salmista refiriéndose a José:

Hasta la hora que se cumplió su palabra, el dicho de
Jehová le probó.
Salmo 105:19

118 Dios nos da promesas tremendas y preciosas.  El ha prometido cumplirlas y lo hará.  Pero desde el tiempo que oramos hasta el tiempo que recibimos la respuesta, debemos aprender tener paciencia en nuestras almas porque solamente en paciencia poseemos Vida.  Oh, que Dios nos ayude a aprender esta lección aun como sabemos que la gente de esta sexta edad aprendió paciencia.  Leemos la historia de las vidas de estos Cristianos tan ilustres; que gran contraste vemos entre sus vidas y las nuestras porque ellos fueron tan pacientes y tranquilos, y hoy día por poco nos lleva la impaciencia y el apuro.

119 El continua, diciendo: “Porque has tomado mi palabra y la has vivido y como resultado eres paciente, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero para probar a los que moran sobre la tierra.” Aquí vemos nuevamente la tras la pasión de las dos edades, porque esta promesa tiene que ver con el fin de la época gentil la cual culmina en la Gran Tribulación.

120 “Te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra.” Este versículo no declara que la iglesia verdadera entrará y pasará por la tribulación.  Si ese fuere el significado, entonces diría eso.  Pero dice más bien: “Te guardaré de la hora de la prueba.” Esta prueba es exactamente como la tentación en Edén.  Será una proposición muy seductiva, puesta en oposición directa a la Palabra mandada por Dios, y sin embargo, del punto de vista del razonamiento humano, será tan correcto, tan iluminante, y tan vivificante, que engañará al mundo.  Solamente los escogidos no serán engañados.

121 La prueba vendrá de la siguiente manera: El movimiento ecuménico que ha comenzado sobre lo que parece ser un fundamento tan hermoso y bendito (dando cumplimiento a la oración de Cristo, que todos seamos uno), llega a ser tan poderoso políticamente, que presiona al gobierno para causar que todos se unan con él (movimiento ecuménico), si no directamente entonces a través de adherencia a fundamentos establecidos como ley para que así ninguna gente sea reconocida como una iglesia sino bajo el dominio directo o indirecto de este concilio.

122 Los grupos pequeños perderán sus títulos, privilegios, etc., hasta que pierden todos los derechos de terreno y derechos espirituales con la gente.  Por ejemplo, ahora mismo uno no puede rentar un edificio para tener servicios religiosos en muchas ciudades, si no en la mayoría de ellas, si no tiene la aprobación de la asociación pastoral de dicha ciudad.  Para llegar a ser capellán hoy día en el servicio militar y los hospitales, etc., casi es obligatorio ser reconocido como aceptable entre los grupos ecuménicos trinitarios.

123 A medida de que esta apretura aumenta, y aumentará, será mas difícil resistirla, porque al resistirla uno pierde sus privilegios.  Entonces muchos serán tentados a irse con la corriente, porque creerán que es de más beneficio servir a Dios públicamente en la armazón de esta organización que no servir a Dios de ninguna manera públicamente.  Pero ellos están en error.  Al creer la mentira del diablo, uno sirve a Satanás, aunque le quiera llamar Jehová.  Pero los escogidos no serán engañados.

124 Además, los escogidos no solamente serán guardados, pero a medida de que este movimiento llega a ser “La imagen edificada a la bestia,” los santos habrán subido en el rapto.  Y este pequeño movimiento tan atractivo y encantador que empezó en compañerismo en Efeso, llegará a ser el monstruo de Satanás que corrompe y engaña al mundo entero.  Porque el sistema eclesiástico (la unión de la Iglesia Católica Romana y la Iglesia Protestante) controlará completamente las riquezas del sistema mundial y forzará a todos los habitantes de la tierra en su trampa religiosa, o los matará por medio de negarles el privilegio de vender y comprar, por lo cual ganarían su vivienda.  Esto se llevará a cabo muy sencillamente, porque a las hijas de la ramera les falta muy poco para volver completamente a su madre.  Entre tanto, Roma ha adquirido casi todas las reservas de oro.  Los judíos tienen todos los bonos y todos los papeles.  En el tiempo oportuno la ramera destruirá el sistema monetario del día presente por medio de mandar llamar todo el papel, y demandar oro.  Sin oro, el sistema cae.  Los judíos estarán atrapados y entrarán en la alianza, y la iglesia ramera tomará dominio del mundo entero.

La Promesa Para Los Suyos

He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona. Al que venciera, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí,- y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.
Apocalipsis 3:11-12

125 No es necesario comentar sobre el pensamiento de que El viene pronto.  Sabemos que El viene pronto porque estamos viviendo en los últimos días, ¿es verdad?  Pero El sigue y dice: “Retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona.”

126 Jesús vendrá en medio de un tiempo de grandes orden y confusión.  Y juntamente con Su venida ha y una resurrección.  Muchos saldrán del polvo para ir con los vivos quienes esperan Su regreso.  Y estos recibirán coronas. ¿Por qué?  Porque son Hijos de Dios, son reyes juntamente con El, están reinando con El.  Eso significa la corona, reinando y gobernando con el Gran Rey.  Esa es la promesa para todos los que sufren con El aquí en la tierra, todos aquellos que perseveraron pacientemente, sabiendo que Dios, el Juez Justo, los recompensaría.  Todo aquel que renunció todo en favor de El y cometió todo a El, ellos se sentarán en Su Trono y compartirán de Su glorioso reino.

127 Oh, aquí tenemos una palabra necesaria para todos nosotros en este día: “Retén,”persevera, no te desanimes.  Vestios con toda la armadura de Dios; usemos todas las armas que El nos ha dado; usemos todos los dones que están a nuestro alcance y fijémonos al frente con gozo; porque vamos a ser coronados por Aquel Quien es Rey de Reyes y Señor de Señores.

128 Ahora, El no solamente está dando coronas pero dice que estos en la Novia serán hechos columnas en el templo de Dios.  Pero ¿qué es el templo de Dios?  Jesús habla de Su Cuerpo siendo el templo.  En verdad fue el templo de Dios.  Pero ahora que nosotros somos Su Cuerpo, la Iglesia verdadera es el templo de Dios por medio del Espíritu Santo en nosotros.  Ahora El va a colocar al vencedor como una columna en aquel templo.  Pero ¿qué es una columna?  Una columna en realidad es parte de la fundación porque sostiene al edificio. ¡Gloria a Dios!  Esto coloca al vencedor juntamente con los apóstoles y los profetas porque la Palabra dice:

Así que ya no sois extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos, y miembros de la familia de Dios, edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, en el quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.
Efesios 2:19-22

129 Sí, el versículo 22 dice que somos juntamente edificados con ellos.  Todo pasó por la puerta (Jesús) y es parte de aquel cuerpo o templo.  Ahora, cuando Dios coloca a un hombre en el templo como una columna y lo hace parte de aquella fundación, ¿qué está haciendo?  Le está dando la revelación de la Palabra y de Sí mismo, porque eso es exactamente lo que tuvieron los apóstoles y los profetas (Mateo 16:17).  Allí está en la Palabra.  Allí está firme.  Nadie lo puede sacar de aquel lugar.

130 Medite en esta frase: “El que venciere.” Juan hace la pregunta, “Quién es el que vence?” (I Juan 5:5).  Y la respuesta, es: “Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo (1 Juan 5: l).  El no dice el que vence es uno que cree en un Jesús y en un Cristo, sino que cree que Jesús es el Cristo, una sola Persona, no dos.  El que vence es aquel quien es bautizado en el Nombre de¡ Señor Jesucristo.

131 Aquí Dios ha estado hablando de la Novia, ¿desea Ud. ver otro aspecto de ella?

Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel
De la tribu de Judá, doce mil sellados.  De la tribu de Rubén, doce mil sellados.  De la tribu de Gad, doce mil sellados.

De la tribu de Aser, doce mil sellados.  De la tribu de Neftalí, doce mil sellados.  De la tribu de Manasés, doce mil sellados.
De la tribu de Simeón, doce mil sellados.  De la tribu de Leví, doce mil sellados.  De la tribu de Isacar, doce mil sellados.

De la tribu de Zabulón, doce mil sellados.  De la tribu de José, doce mil sellados.  De la tribu de Benjamín, doce mil sellados.

Después de esto miré, y he aquí una gran multitud, la cual nadie podía contar, de todas naciones y tribus y pueblos y lenguas, que estaban delante del trono y en la presencia del Cordero, vestidos de ropas blancas, y con palmas en las manos;

y clamaban a gran voz, diciendo: La salvación pertenece a nuestro Dios que está sentado en el trono, y al Cordero.

Y todos los ángeles estaban en pie alrededor del trono, y de los ancianos y de los cuatro seres vivientes; y se postraron sobre sus rostros delante del trono, y adoraron a Dios,

diciendo: Amén.  La bendición y la gloria y la sabiduría y la acción de gracias y la honra y el poder y la fortaleza, sean a nuestro Dios por los siglos de los siglos.  Amén.

Entonces uno de los ancianos habló, diciéndome: Estos que están vestidos de ropas blancas, ¿ quiénes son, y de dónde han venido?

Yo le dije: Señor, tú lo sabes.  Y él me dijo: Estos son los que han salido de la gran tribulación, y han lavado sus ropas, y las han blanquecino en la sangre del Cordero.

Por esto están delante del trono de Dios, y le sirven día y noche en su templo; y el que está sentado sobre el trono extenderá su tabernáculo sobre ellos.

Ya no tendrán hambre ni sed, y el sol no caerá más sobre ellos, ni calor alguno;
porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fi¿entes de aguas de vida; y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos.
Apocalipsis 7:4-17

132 Ahora, aquí vemos a dos grupos de gente.  Para entonces Jesús ya ha venido y ha sellado o señalado a los 144,000 tomando 12,000 de cada tribu (versículos 1-8).  Estos, desde luego, son judíos.  En versículos 9-17, vemos a otro grupo de gente, la cual no pertenece a los 144,000. ¿Quiénes son ellos?  Estos son parte de la Novia y son tomados de entre los gentiles.  Están ante Su trono día y noche y también le sirven en el templo.  Ellos son un cargo especial del Señor, son Su Novia.  La Novia va donde está el Novio, El nunca la dejará.  Ella siempre estará a Su lado.  Ella compartirá el Trono con El.  Ella será coronada con Su gloria y honor.

133 “Y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios.” Y ¿cuál es el nombre de Dios?  El fue Dios con nosotros, o mas bien, Emanuel, pero eso no fue el nombre que le pusieron.  “Y llamarás su nombre Jesús” (Lucas 1:3 l).  Jesús dijo, “Yo he venido en nombre de mi Padre, y no me recibís” (Juan 5:43).  Por lo tanto, el Nombre de Dios es Jesús, porque en ese Nombre vino El.  El es Señor Jesucristo.  Y ¿qué nombre toma una mujer cuando se casa con el hombre?  Ella toma su nombre.  Será Su Nombre que es dado a la Novia cuando El la toma a Sí mismo.

Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más.
Y yo Juan vi la santa ciudad, la nueva Jerusalén, descender del cielo, de Dios, dispuesta como una esposa ataviada para su marido.
Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios.
Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor, porque las primeras cosas pasaron.
Apocalipsis 21:1-4

134 ¡Cuan maravilloso!  Todas las maravillosas promesas de Dios son cumplidas.  Todo será terminado.  El cambio ya habrá ocurrido.  El Cordero y Su Esposa para siempre estarán acomodados en todas las perfecciones de Dios.  Es imposible que alguien lo pueda describir. Pero sí podemos pensar y soñar acerca de ello y podemos leer acerca de ello en la Palabra.  Pero aun con estas cosas solamente podemos conocer una parte infinitamente pequeña hasta que llegue el gran día de la primera resurrección cuando todo esto llegue a ser una realidad.

135 “Y escribiré sobre él mi nombre nuevo.” Mi Nombre nuevo.  Cuando todo llegue a ser nuevo, entonces El también tendrá un Nombre nuevo y ese Nombre también será el nombre de la Novia.  Lo que aquel Nombre es, nadie se atreve a conjeturar.  Tendría que ser una revelación del Espíritu dada tan conclusivamente que nadie se atrevería a negarla.  Pero sin duda, El dejará aquella revelación para el día en que El desea mostrar el Nombre.  Es suficiente conocer que este Nombre será mucho más maravilloso de lo que nosotros jamás podríamos imaginar.
El Consejo Final Para La Edad
El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

Apocalipsis 3:13

136 Cada edad termina con esta misma admonición.  Es la súplica constante que las iglesias oigan la Voz del Señor.  En esta edad la súplica es aun más enfática que en las edades anteriores, porque en esta edad la venida del Señor en verdad se acerca.  Es posible que haya la pregunta: “¿Si hubiera otra edad después de esta, entonces por qué la urgencia?” Aquí está la respuesta.  La última edad será una edad muy corta, una obra rápida de consumación.  Y además de esta verdad, uno siempre tiene que acordarse de que en los ojos de Dios el tiempo es tan transitorio, mil años son apenas un solo día.  Y si El está por venir dentro de unas cuantas horas (en Su manera de ver el tiempo), entonces con razón nos tiene que precaver con toda urgencia y Su Voz tiene que sonar continuamente en nuestros corazones para prepararnos para aquella venida.

137 Oh, hay tantas voces en el mundo, tantos problemas y necesidades clamando y suplicando atención; pero nunca habrá una voz tan importante y tan digna de atención como la Voz del Espíritu.  As! que, “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.”
Capítulo 9
La Edad de Laodicea

Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto:
Yo conozco tus obras, que ni eres   caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente!
Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.
Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad,- y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.

Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.
Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete.
He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.
Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.
El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.
Apocalipsis 3:14-22

La Ciudad De Laodicea

1 El nombre “Laodicea” quiere decir derechos de la gente, y fue un nombre muy común y dado a varias ciudades en honor de damas reales con este nombre.  Esta ciudad fue una de las ciudades de más importancia política y de más prosperidad económica en la Asia Menor.  Enormes cantidades de terreno fueron donados a la ciudad por ciudadanos distinguidos.  En esta ciudad se encontraba un gran colegio de medicina.  Los habitantes sobresalieron en las artes y las ciencias.  Frecuentemente la llamaban “la metrópoli” porque era la capital de distrito para otras veinticinco ciudades.  El dios pagano que se adoraba en Laodicea era Zeus.  Por cierto en una ocasión, la ciudad fue llamada Diopolis (Ciudad de Zeus) en honor a su dios.  En el cuarto siglo allí se llevó a cabo un importante concilio de iglesias.  El subsiguiente abandono completo de Laodicea fue causado por terremotos frecuentes.

2 ¡Cuán adecuadas fueron las características de esta última edad para representar la edad en que estamos viviendo ahora mismo!  Por ejemplo, ellos adoraban un solo dios: Zeus, quien era el mayor y padre de los dioses.  Esto pronosticó la base religiosa del siglo veinte de “un dios padre de todos” que da a entender la confraternidad del hombre, y está juntando ahora mismo a los Protestantes, Católicos, Judíos, Hindúes, etc., con la intención de que una forma mutua de adoración aumentará nuestro amor, entendimiento, y cuidado del uno para con el otro.  Los Católicos y los Protestantes ahora mismo se están esforzando por obtener esta unión, y en verdad están progresando con el propósito declarado de que todos los demás seguirán.  Este mismo pensamiento se dio a conocer en la Organización de las Naciones Unidas cuando los líderes mundiales negaron reconocer cualquier concepto individual de adoración espiritual y más bien recomendaron poner a un lado todos aquellos conceptos distintos, con la esperanza de que todas las religiones se anivelaran a una sola, porque todas anhelan las mismas metas, todas tienen los mismos propósitos, y todas son básicamente correctas.

3 Fíjese en el nombre, Laodicea, “los derechos de la gente” o “la justicia de la gente.” ¿Ha habido una edad como la edad de la iglesia del siglo veinte que ha visto a todas las naciones levantándose y demandando igualdad social y económica?  Esta es la edad de los comunistas, en que todos los hombres deben ser iguales, aunque esto solamente existe en teoría.  Esta es la edad de partidos políticos, los cuales toman por nombres: Demócratas Cristianos, Socialistas Cristianos, Federación Política Cristiana, etc.  Según nuestros teólogos liberales, Jesús fue un socialista, y la Iglesia Primitiva, bajo la dirección del Espíritu Santo, practicaba el socialismo, y por eso nosotros debemos hacerlo hoy.

4 Cuando la gente de la antigüedad le dio a la metrópoli el nombre
de Laodicea, estaban anticipando al mundo con un solo gobierno, el cual ahora estamos poniendo en orden.  A medida de que pensamos en aquella ciudad siendo la localidad de un gran concilio eclesiástico, vemos la sombra anticipada del movimiento ecuménico que se está efectuando hoy, en el cual muy pronto veremos juntarse todos los ,,así-llamados” Cristianos.  En verdad, la iglesia y el estado (la religión y la política) se están uniendo.  La cizaña está siendo juntada.  Dentro de poco el trigo estará listo para el alfolí.

5 Fue una ciudad de terremotos, y tales terremotos por fin la destruyeron.  Esta edad terminará con Dios dando una sacudida al mundo entero, que ha ido a cortejar a la gran ramera.  No solamente se derrumbarán los sistemas mundiales, sino que la misma tierra será sacudida y luego renovada para el reino milenial de Cristo.

6 La ciudad era rica, tenía muchos habitantes ricos.  Fue una ciudad de mucha cultura.  La ciencia abundaba. ¡Cuán semejante a hoy¡ Las iglesias son ricas.  La adoración es hermosa y formal, pero a la vez fría y muerta.  La cultura y la educación han tomado el lugar de la Palabra dada por el Espíritu, y la fe ha sido superada por la ciencia.  Todo esto demuestra que el hombre es una víctima del materialismo.

7 En todo atributo, la antigua Laodicea se halla renacida en la edad de Laodicea del siglo veinte.  Por la misericordia de Dios, todo aquel que tiene oído para oír, salga de ella para no ser partidario de sus pecados y del juicio inevitable.

La Edad De Laodicea
8 La edad de Laodicea empezó alrededor del principio del siglo veinte, quizás durante el año 1906. ¿Cuánto tiempo durará?  Como un siervo de Dios que he tenido multitudes de visiones, de las cuales no ha habido ni una sola que haya fallado, déjeme predecir (no dije profetizar, sino predecir) que esta edad terminará alrededor de 1977.  Por favor perdone esta nota personal.  Esta predicción está basada en una serie de siete visiones mayores que me llegaron en un día domingo en junio de 1933.  El Señor Jesús me habló y me dijo que Su venida estaba cerca; pero antes de que El viniera, siete eventos mayores sucederían.  Anotaba estas cosas a medida que las recibía, y esa mañana en el culto di a conocer la revelación del Señor.  La primera visión era que Mussolini iba a invadir a Etiopía, y esa nación “caería a sus pasos.” Esa visión causó mucha repercusión, y muchos se enojaron cuando lo dije, y no lo quisieron creer.  Pero así sucedió.  El simplemente entró allí y con sus armas modernas se apoderó de la nación.  Los etiopes no tuvieron ninguna alternativa.  Pero la visión también mostró que Mussolini tendría un fin horrible, en el cual su propia gente se volvería contra él.  Eso sucedió exactamente como fue dicho.

9 La segunda visión predijo que un Austríaco con el nombre de Adolfo Hitler se levantaría como dictador de Alemania, y que él conduciría el mundo entero a una guerra.  Mostró la línea Siegfried y además que nuestras tropas tendrían una lucha muy fuerte para vencerla. También mostró que Hitler tendría un fin misterioso.

lo La tercera visión fue en el dominio de la política, porque me mostró que habrían tres grandes “ismos” - el Fascismo, el Nazismo, y el Comunismo, pero que los dos primeros serían absorbidos por el tercero.  La voz me advirtió: “Fíjate en la Rusia.  Fíjate en el Rey del Norte.  “

11 La cuarta visión mostró los grandes adelantos científicos que se efectuarían después de la Segunda Guerra Mundial.  La visión culminó mostrando un carro con techo de plástico en forma de globo, y este carro iba corriendo por carreteras muy hermosas, bajo control remoto, y la gente parecía estar sentada en el carro sin volante, y ellos estaban entreteniéndose con un juego.

12 La quinta visión tuvo que ver con el problema moral de nuestra edad, y principalmente con las mujeres.  Dios me mostró que las mujeres comenzaron a salirse de su lugar cuando les fue concedido el voto político. [Nota del editor: El privilegio de votar en las elecciones políticas fue concedido a la mujer en los Estados Unidos de América en 1919,1 Luego se cortaron el cabello, significando que ya no estaban bajo la autoridad de ningún hombre, e insistiendo en obtener derechos iguales, y en muchos casos hasta se extralimitaron.  Ella adoptó las vestiduras del hombre y luego pasó a un estado de desnudez, hasta que lo último que vi fue una mujer completamente desnuda con la excepción de un pequeño delantal en la forma de una hoja de higuera.  En esta visión vi la terrible perversión y el estado moral del mundo entero.

13 En la sexta visión se levantó en América una mujer muy hermosa pero a la vez muy cruel.  Ella tenía la gente completamente bajo su poder.  Yo creí que esto era el adelanto de la Iglesia Católica Romana, aunque sabía que podía ser la visión de alguna mujer levantándose con gran poder en América, elegida por el voto popular femenino.

14 En la séptima y última visión oí una explosión terrible.  Cuando di la media vuelta para ver, lo único que vi fue ruinas, cráteres y humo sobre la tierra de América.

15 Basándome en estas siete visiones, juntamente con los cambios tan rápidos que han transcurrido en el mundo en los últimos cincuenta años, doy esta predicción (no es profecía): que estas siete visiones habrán llegado a cumplirse todas para el año 1977.  Y aunque muchas personas juzgan que este es un pronóstico irresponsable, en vista de que Jesús dijo que “Empero de aquel día y de la hora, nadie sabe” (Marcos 13:32), y todavía me mantengo firme con mi predicción después de treinta años, porque Jesús no dijo que nadie podía conocer el año, mes o semana en que Su venida habría de ser completada.  Así que repito, yo sinceramente creo y mantengo como un estudiante particular de la Palabra, juntamente con la inspiración Divina, que el año 1977 debe poner fin a los sistemas mundiales e introducir el milenio.

16 Ahora, déjeme decir esto: ¿Hay alguien que pueda probar que una de estas visiones falló? ¿No fueron cumplidas todas?  Sí, cada una se ha cumplido, o ahora mismo está en proceso.  Mussolini invadió a Etiopía con gran éxito, y luego cayó del poder y perdió todo.  Hitler empezó una guerra que no pudo terminar y murió misteriosamente.  El Comunismo absorbió los otros dos “ismos.” El carro plástico, con techo en forma de globo, ha sido construido y solamente se está esperando un mejor sistema de carreteras.  Las mujeres están vistiendo casi desnudas y aun ahora están usando trajes de baño sin la parte superior.  Y por cierto, hace pocos días vi en una revista el mismo vestido que vi en la visión (si acaso se puede llamar ‘vestido’).  Era una tela de plástico transparente con dos lugares oscurecidos que cubrían los dos pechos y luego había un lugar oscurecido abajo como un pequeño delantal.  La Iglesia Católica está en progreso rápido.  Hemos tenido un presidente Católico y sin duda tendremos otro. ¿Qué es lo que queda?  Nada, con la excepción de este versículo:

La voz del cual conmovió entonces la tierra, pero ahora ha prometido, diciendo: Aún una vez, y conmoveré no solamente la tierra, sino también el cielo.

Hebreos 12:26

17 Una vez más Dios sacudirá la tierra y esta vez caerá todo lo que puede ser derrumbado.  Entonces El la renovará.  En marzo de 1964, el terremoto en Alaska (el Viernes Santo) conmovió al mundo entero, aunque no lo desequilibró.  Dios solamente estaba avisando con un temblor mundial lo que muy pronto hará en una escala mucho más grande.  El va a castigar con truenos y temblores a este mundo maldito por el pecado.  Hermano y Hermana, hay un solo lugar que puede soportar tales sacudidas, y ese lugar es en el redil del Señor Jesús.  Yo le ruego, mientras la misericordia de Dios todavía esté disponible para Ud., que entregue su vida completa, sin reservas a Jesucristo, quien como fiel pastor le salvará, le cuidará y le presentará sin arruga y sin mancha en gloria con muy grande gozo.

El Mensajero

18 Yo dudo mucho que cualquier edad en verdad haya conocido el mensajero que Dios le había enviado, con excepción de la primera edad donde Pablo fue el mensajero.  Y aun en aquella edad muchos no le conocieron por lo que era.

19 La edad en que estamos viviendo será una edad muy corta.  Los acontecimientos van a transcurrir rápidamente.  Por esa razón, el mensajero a la edad de Laodicea tiene que estar aquí ahora mismo, aunque puede ser que aun no lo conozcamos.  Pero tiene que venir el tiempo cuando él llegue a ser conocido.  Ahora yo puedo probar eso porque tenemos las Escrituras que describen su ministerio.

20 En primer lugar, este mensajero será un profeta.  El ocupará el oficio de profeta, tendrá el ministerio profético.  El ministerio será basado sólidamente sobre la Palabra, porque cuando él profetice o tenga una visión, siempre será “según la Palabra” y siempre llegará a suceder.  El será vindicado como profeta por razón de su exactitud.  La prueba de
que él es profeta la hallamos en esta Escritura:

Sino que en los días de la voz del séptimo ángel, cuando él comience a tocar la trompeta, el misterio de Dios se consumará, como él lo anunció a sus siervos los profetas.

Apocalipsis 10:7

21 Ahora esta persona, que en este versículo es llamado un ‘ángel’ no es un ser Celestial.  El sexto ángel de las trompetas, quien es un ser Celestial, está en Apocalipsis 9:13, y el séptimo, según este mismo orden, está en Apocalipsis 11: 15.  Este ángel aquí en Apocalipsis 10:7 es el mensajero de la séptima edad y es un hombre.  El ha de traer un mensaje de Dios, y Su mensaje y su ministerio van a consumar el misterio de Dios como El lo ha anunciado a Sus siervos los profetas.  Dios va a tratar a este último mensajero como un profeta, porque él es un profeta.  Eso es lo que Pablo fue en la primera edad, y la última edad tiene uno también.

¿Se tocará la trompeta en la ciudad, y no se alborotará el pueblo? ¿Habrá algún mal en la ciudad, el cual Jehová no haya hecho?
 Porque no hará nada Jehová el Señor, sin que revele su secreto a sus siervos los profetas.

Amós 3:6-7

Fue en el tiempo delfín cuando salieron los siete truenos de Jesús.

Y clamó a gran voz, como ruge un león; y cuando hubo clamado, siete truenos emitieron sus voces.

Cuando los siete truenos hubieron emitido sus voces, yo iba a escribir; pero oí una voz del cielo que me decía: Sella las cosas que los siete truenos han dicho, y no las escribas.

Apocalipsis 10:3-4

22 Nadie conoce el contenido de aquellos truenos, pero tenemos necesidad de este conocimiento.  Y se necesitará un profeta para obtener la revelación, porque Dios no tiene ningún otro medio para mostrar Sus revelaciones Bíblicas, sino a través de un profeta.  La Palabra siempre vino y siempre vendrá a través de un profeta.  Por medio de un simple escudriñamiento de las Escrituras podemos ver que esta es la ley de Dios.

23 El Dios invariable con modos invariables, siempre envió Su profeta en cada edad cuando el pueblo se había desviado del orden Divino.  Por cuanto los teólogos y el pueblo se habían desviado de la Palabra.  Dios mandó Su profeta a esta gente (pero aparte de los teólogos) con el fin de corregir la enseñanza falsa y de guiar al pueblo nuevamente a Dios.  Entonces vemos que viene un mensajero a la séptima edad, y él es un profeta.

24 No solamente vemos que viene este mensajero aquí en Apocalipsis 10:7, pero vemos que la Palabra habla de que viene Elías antes del regreso de Jesús.

Entonces sus discípulos le preguntaron, diciendo: ¿Por qué, pues, dicen los escribas que es necesario que Elías venga primero?
Respondiendo Jesús, les dijo: A la verdad, Elías viene primero, y restaurará todas las cosas.

Mateo 17:10-11

25 Antes de la venida de nuestro Señor, Elías tiene que regresar para efectuar una obra de restauración en la iglesia.  Esto es según la Escritura:

He aquí, yo os envío el profeta Ellas, antes que venga el día de Jehová, grande y terrible.
El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres, no sea que yo venga y hiera la tierra con maldición.

Malaquías 4:5-6

26   No hay ninguna duda de que Ellas tiene que volver antes de la
venida de Jesús.  El tiene una obra en particular que llevar a cabo.  Esa obra es la parte del versículo 6 que dice: “él hará volver el corazón de los hijos hacia los padres.” Sabemos que esta obra le toca solamente a él para aquel tiempo, porque ya se cumplió la parte que dice: “él hará volver el corazón de los padres hacia los hijos,” cuando el ministerio de Elías estuvo aquí en Juan el Bautista.

E irá delante de él con el espíritu y el poder de Elías, para hacer volver los corazones de los padres a los hijos y de los rebeldes a la prudencia de los justos, para preparar al Señor un pueblo bien dispuesto.

Lucas 1: 17

27 En el ministerio de Juan, “los corazones de los padres” fueron convertidos a los hijos.  Sabemos eso porque Jesús mismo lo dijo.  Pero El no di . o que los corazones de los hi . os fueron convertidos a los padres, eso todavía está por suceder.  Los corazones de los hijos de los últimos días serán convertidos a los padres del Día de Pentecostés.  Juan preparó a los padres para que Jesús pudiera dar la bienvenida a los hijos al redil.  Ahora este profeta, sobre el cual caerá el Espíritu de Elías, preparará a los hijos para dar la bienvenida a Jesús.  Y Juan el Bautista fue llamado
Elías por Jesús.

Mas os digo que Elías ya vino, y no le conocieron, sino que hicieron con él todo lo que quisieron; así también el Hijo del Hombre padecerá de ellos.

Mateo 17:12

28 Jesús se refirió a Juan como Elías porque el mismo Espíritu que estuvo sobre Elías había vuelto sobre Juan, de la misma manera que había estado sobre Elíseo después del reino del rey Acab.  Y aquel mismo Espíritu volverá otra vez sobre otro hombre un poco antes de la venida de Jesús, El será un profeta y será vindicado como tal por Dios mismo.  Siendo que Jesús mismo no estará sobre la tierra en la carne para vindicarlo (como hizo con Juan), esto será hecho entonces por el Espíritu Santo, resultando en que el ministerio de este profeta será acompañado por grandes y maravillosas manifestaciones.  Siendo un profeta, toda revelación será vindicada, porque toda revelación llegará a cumplirse.  Maravillosas obras de poder serán hechas cuando él hable en fe.  Entonces será traído el Mensaje que Dios le ha dado en la Palabra para volver al pueblo a la verdad y al verdadero poder de Dios.  Algunos escucharán, pero la mayoría seguirá igual como ha sido en el pasado, y le rechazará.

29 Siendo este mensajero-profeta de Apocalipsis 10:7 es el mismo de Malaquías 4:5-6, él naturalmente será igual a Elías y a Juan.  Ambos eran hombres separados del sistema religioso aceptado en su día.  Ambos eran hombres del desierto.  Ambos actuaban solamente cuando tenían un ASÍ DICE EL SEÑOR directamente de Dios por revelación.  Amos hablaban sin ningún temor en contra de los sistemas y los líderes religiosos de su día.  Y además no se cuidaban para hablar en contra de todo aquel que era corrupto o que andaba corrompiendo a otros.  Note Ud., ambos profetizaron mucho en contra de mujeres inmorales y de sus malas costumbres.  Elías habló en contra de Jezabel, y Juan reprendió a Herodias, la esposa de Felipe.

30 Aunque él no será popular, sí será vindicado por Dios.  Así como
Jesús autenticó a Juan, y el Espíritu Santo autenticó a Jesús, podemos
Tener la plena confianza que este hombre será primeramente autenticado
por el Espíritu obrando en su vida con hechos de poder que serán indiscutibles y no hallados en ningún otro lugar; y Jesús mismo, al volver, le autenticará así como lo hizo con Juan.  Juan testificó que Jesús venía.  Este hombre también, como Juan, testificará que Jesús viene.  Y el mismo regreso de Cristo probará que este hombre en verdad era el precursor de Su segunda venida.  Esta es la evidencia final que este hombre es en verdad el profeta de Malaquías 4, porque Jesús mismo aparecerá al fin de la edad gentil.  Entonces será demasiado tarde para aquellos que le han rechazado.

31 Con el fin de hacer una presentación más clara de este profeta de la última edad veamos cuidadosamente que el profeta de Mateo 11: 12 fue Juan el Bautista, quien fue anunciado por Malaquías:

He aquí, yo envío mi mensajero, el cual preparará el camino delante de mí,- y vendrá súbitamente a su templo el Señor a quien vosotros buscáis, y el ángel del pacto, a quien deseáis vosotros.  He aquí viene, ha dicho Jehová de los ejércitos.

Malaquías 3:1

Cuando Jesús terminó de dar instrucciones a sus doce discípulos, se fue de allí a enseñar y a predicar en las ciudades de ellos.
Y al oír Juan, en la cárcel, los hechos de Cristo, le envió dos de sus discípulos,

para preguntarle: ¿Eres tú aquel que había de venir, o esperaremos a otro?

Respondiendo Jesús, les dijo: Id, y haced saber a Juan las cosas que oís y veis.

Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos son resucitados, y a los pobres es anunciado el evangelio;

y bienaventurado es el que no halle tropiezo en mí.

Mientras ellos se iban, comenzó Jesús a decir de Juan a la gente: ¿Qué salasteis a ver al desierto? ¿Una caña sacudida por el viento?
¿O qué salasteis a ver? ¿A un hombre cubierto de vestiduras delicadas?  He aquí, los que llevan vestiduras delicadas, en las casas de los reyes están.
Pero ¿qué salasteis a ver? ¿A un profeta?  Sí, os digo, y más que profeta.

Porque éste es de quien está escrito: He aquí, yo envío mi mensajero delante de tu faz, el cual preparará tu camino delante de ti.

De cierto os digo: Entre los que nacen de mujer no se ha levantado otro mayor que Juan el Bautista; pero el más pequeño en el reino de los cielos, mayor es que él.

Desde los días de Juan el Bautista hasta ahora, el reino de los cielos sufre violencia, y los violentos lo arrebatan.

Mateo 11:1-12

32 Esto ya ha sucedido, ya ha transcurrido, está finalizando.  Pero note
esta otra Escritura:

Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama.
Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada.

Hollaréis a los malos, los cuales serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies, en el día en que yo actué, ha dicho Jehová de los ejércitos.

Acordaos de la ley de Moisés mi siervo, al cual encargué en Horeb ordenanzas y leyes para todo Israel.

He aquí, yo os envío el profeta Ellas, antes que venga el día de Jehová, grande y terrible.

El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos ha los padres, no sea que no venga y hiera la tierra con maldición.

Malaquías 4:1-6

33 Ahora, inmediatamente después de la venida de este Elías, la tierra será purificada con fuego y los malos serán convertidos en ceniza.  Desde luego, esto no sucedió en el tiempo de Juan el Bautista (el Elías de su día).  El Espíritu de Dios que profetizó la venida del mensajero de

Malaquías 3:1 (Juan), solamente estaba repitiendo Su profecía anterior
De Isaías, que habla sido hecha aproximadamente 300 años antes.

Voz que clama en el desierto: Preparad camino a Jehová; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios.

Isaías 40:3

34 Ahora, Juan por medio del Espíritu Santo, manifestó a Isaías como también a Malaquías en Mateo 3:3:

Pues éste es aquel de quien habló el profeta Isaías, cuando dijo: Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor, Enderezad sus sendas.

35 Podemos ver claramente en las Escrituras que el profeta de Malaquías 3 quien fue Juan, no fue el profeta de Malaquías 4, aunque por cierto Juan como también este profeta del último día, tienen sobre ellos el mismo Espíritu que estaba sobre Ellas.

36 Ahora, este mensajero de Malaquías 4 y de Apocalipsis 10:7, hará
dos cosas.  Pritnero: Según Malaquías 4, él convertirá los corazones de
los hijos a los padres.  Segundo: El revelará los misterios de los siete
truenos de Apocalipsis 10, los cuales son las revelaciones contenidas en los Siete Sellos.  Serán estos “misterios-verdades” revelados Divinamente los que literalmente convertirán los corazones de los hijos a los padres de Pentecostés.  Exactamente así será.

37 Pero considere esto también.  Este profeta-mensajero será en su naturaleza y sus modos como fueron Ellas y Juan.  El pueblo del día de este profeta-mensajero será igual a la gente de los días de Acab y también de Juan.  Y siendo los corazones de los hijos solamente los que serán convertidos, entonces serán solamente los hijos los que escucharán.  En los días de Acab hubo solamente 7,000 israelitas de simiente verdadera.  En los días de Juan también hubo muy pocos.  En ambas edades, el pueblo en general estaba en la fornicación de idolatría.

38 Quiero hacer una comparación más entre el profeta-mensajero de Laodicea y Juan el profeta-mensajero que anunció la primera venida de Jesús.  La gente en el tiempo de Juan, lo confundió con el Mesías.

Este es el testimonio de Juan, cuando los judíos enviaron de Jerusalén sacerdotes y levitas para que le preguntasen: ¿Tú, quién eres?
Confesó, y no negó, sino confesó: Yo no soy el Cristo.

San Juan 1: 19-20

39   Ahora este profeta-mensajero del último día tendrá tal grado de
poder ante el Señor que habrán aquellos que le confundirán con el Señor Jesús.  Habrá un espíritu en el mundo, en el tiempo del fin, que engañará muchos y hará que crean esto.

Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.
Ya os lo he dicho antes.
Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis.

Mateo 24:24-26

40 Pero no lo crea Ud., él no es Jesucristo.  El no es el Hijo de Dios.  El es uno de los hermanos, un profeta, un mensajero, un siervo de Dios.  El no necesita ningún honor más grande del que recibió Juan cuando fue la voz que clamó: “Yo no soy, pero El viene después de mí.”

41 Antes de concluir esta parte que tiene que ver con el mensajero a la edad de Laodicea, debemos considerar seriamente estos dos pensamientos.  En primer lugar, esta edad tendrá un solo profeta-mensajero.  Apocalipsis 10:7 dice: “cuando él (singular) comenzara a tocar.” Nunca ha habido una edad en que Dios haya mandado a Su pueblo dos profetas mayores a la vez.  El mandó a Enoc (solo); mandó a Noé (solo); mandó a Moisés (él solo tenía la Palabra, aunque otros también profetizaron); Juan el Bautista vino solo.  Y en este último día debe venir un profeta (no una profetisa - aunque en esta edad, entre todos aquellos que pretenden exponer la Palabra, el número de mujeres es mayor que el número de hombres), y la Palabra infalible dice que él (el profeta) revelará los misterios al pueblo de la última edad y convertirá el corazón de los hijos a los padres.

42 Hay aquellos que dicen que el pueblo de Dios se va a unir por medio de una revelación colectiva.  Yo desafío esa declaración.  Esa es una proposición atrevida e inválida en vista de Apocalipsis 10:7.  Yo no niego que habrá gente en esta última edad que profetizará y que sus ministerios pueden ser y aun serán correctos.  No niego que habrán profetas aun como en los días de Pablo, cuando hubo uno llamado Agabo, un profeta, que profetizó que había de haber un gran hambre.  Estoy de acuerdo que estas cosas son así: pero, hablando yo, según la evidencia infalible de la Palabra, digo que no hay más que un solo profeta mensajero mayor, quien revelará los misterios contenidos en la Palabra, y quien a la vez tiene el ministerio para convertir el corazón de los hijo a los padres.

43 ASÍ DICE EL SEÑOR permanece por medio de Su Palabra que no falla, y permanecerá y será vindicada.  Hay un profeta-mensajero para esta edad.  Basándome únicamente en el comportamiento humano, cualquier persona sabe que donde hay mucha gente, aun también hay opiniones divididas tocante a puntos menores de una doctrina mayor en
la cual todos concuerdan. ¿Quién entonces tendrá el poder de infalibilidad, lo cual ha de ser restaurado en esta última edad?  Porque esta última edad volverá a manifestar la Novia de la Palabra pura.  Eso indica que tendremos de nuevo la Palabra como fue dada y entendida perfectamente en los días de Pablo.  Le voy a decir quién tendrá este poder.  Será un profeta tan cabalmente vindicado, o aun más cabalmente vindicado que cualquier otro profeta en todas las edades, desde Enoc hasta hoy; porque este hombre de hecho tendrá el ministerio profético de la piedra que corona, y Dios lo mostrará.  El no necesitará hablar por si mismo, Dios hablará por él por medio de la voz de la señal.  Amén.

44 El segundo pensamiento que debe ser sellado sobre nuestros corazones es que las siete edades de la iglesia empezaron con el espíritu de anticristo como también con el Espíritu Santo, Quien debe ser alabado
para siempre.

Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo.

I Juan 4:1

45 ¿Lo vio Ud.? El espíritu del anticristo es identificado con los falsos profetas.  Las edades empezaron con falsos profetas, y así también terminarán.  Desde luego, habrá el verdadero falso profeta en el gran sentido de aquel hombre mencionado en Apocalipsis 16:13.  Pero por ahora, antes de que él sea revelado, han de aparecer muchos falsos profetas.

Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no lo creáis.
Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.

Ya os lo he dicho antes.

Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis.

Mateo 24:23-26

Estos falsos profetas nos son señalados en varias otras Escrituras:

Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.

Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado.

11 Pedro 2:1-2

Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias,
y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.

11 Timoteo 4:3-4

Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios.

1 Timoteo 4:1

46 Ahora, en todo caso Ud. notará que el falso profeta es uno que está fuera del margen de la Palabra.  Así como mostramos que ‘anticristo’ significa anti palabra, estos falsos profetas vienen pervirtiendo la Palabra, atribuyéndole un significado según sus propios propósitos diabólicos. ¿Ha notado Ud. como es que aquellos que guían a otros a la perdición, los atraen a sí mismos por medio del temor?  Dicen que si la gente no hace lo que ellos dicen, o si se van, entonces vendrá la destrucción.  Ellos son falsos profetas porque un verdadero profeta siempre guiará a la Palabra, y unirá la gente a Jesucristo y no le diría a
la gente que tema lo que él dice, sino que tema lo que dice la Palabra.

47 Note Ud. que esta gente está en busca de dinero, igual que Judas.
Le constriñen a uno que venda todo lo que tiene para dárselo a ellos
para sus proyectos.  Toman más tiempo para las ofrendas que para la Palabra.  Aquellos que se atreven a usar los dones, harán uso de un don que tiene un margen de error, y luego piden dinero y se olvidan de la Palabra, y dicen que esto es de Dios.  Hay aquellos que siguen a tales, los sostienen, sufren con ellos y le creen, no sabiendo que es la vía de la muerte.  Sí, el mundo está lleno de personificadores carnales.

48 En los últimos días se esforzarán por imitar al profeta-mensajero.  Los siete hijos de Sceva trataron de imitar a Pablo.  Simón el mago trató de imitar a Pedro.  Y con éstos, sus personificaciones serán carnales.  No podrán producir lo que produce el verdadero profeta.  Cuando él dice que el avivamiento ha terminado, ellos saldrán por todas partes anunciando una gran revelación y diciendo que lo que el pueblo tiene es exactamente correcto, y que Dios hará cosas más grandes y más maravillosas entre la gente.  Y la gente creerá esta cosa.  Estos mismos falsos profetas dirán que el mensajero del último día no es un teólogo, y por eso no debe ser escuchado.  Ellos no podrán producir lo que produce el mensajero; no serán vindicados por Dios como lo será el profeta de¡ último día, pero con sus elocuentes palabras y con el peso de su fama mundial amonestarán a la gente que no escuche a este hombre (el mensajero), y dirán que enseña equivocadamente.  Ellos son exactamente como sus padres, los Fariseos, quienes eran del diablo, porque dijeron que Juan y Jesús enseñaron equivocadamente.

49 ¿Por qué será que estos falsos profetas se oponen al profeta verdadero y desacreditan sus enseñanzas?  Porque son exactamente como fueron sus antepasados en los días de Acab cuando se opusieron a Micheas (1 Reyes 22).  Hubo cuatrocientos falsos profetas en aquellos días y todos estaban de acuerdo, y por cuanto todos dijeron la misma cosa, engañaron al pueblo.  Pero un solo profeta (solamente uno) tenía la verdad y todos los demás estaban equivocados porque Dios había dado la revelación a uno solo.

50 Tenga Ud. mucho cuidado con estos falsos profetas porque son
lobos rapaces.

51 Si Ud. todavía tiene dudas acerca de esto, pídale a Dios que por
medio de Su Espíritu y le guíe y le llene, porque los escogidos no pueden ser engañados. ¿Entendió Ud. eso?  No hay ningún hombre que le puede engañar a Ud.  Pablo, aun si hubiese estado en error, no hubiera podido engafiar a ningún escogido.  Y en aquella edad de Efeso los escogidos no podían ser engañados porque ellos probaron a los falsos apóstoles y falsos profetas y hallaron que eran mentirosos y los echaron fuera. ¡Aleluya!  Sus ovejas oyen Su Voz y le siguen a El.  Amén.  Yo lo creo.

El Saludo
Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto:

Apocalipsis 3:14

52 ¡Ay, ay, ay! ¿No es esa la más hermosa descripción de los atributos de nuestro benigno Señor y Salvador, Jesucristo?  Estas palabras me dan ganas de gritar.  Traen a mi corazón un espíritu de realidad.  Solamente leyéndolas, aun sin esperar una completa revelación del Espíritu, me encantan sin medida.

53 Jesús nos está dando esta descripción de Si mismo en relación a la última edad.  Los días de gracia están por terminar.  El ha mirado desde el primer siglo hasta el presente siglo veinte, y nos ha dicho todas las cosas concernientes a estas edades.  Antes de revelarnos las características de la última edad, nos da una descripción final de Su propia Deidad, benigna y suprema.  Esta es la revelación coronadora de Sí mismo.

54 “Así dice el Amén.” Jesús es el Amén de Dios.  Jesús es el “Así sea” de Dios.  Amén significa lo final, significa aprobación, significa promesa prevaleciente, significa promesa que no cambia, significa el sello de Dios.

55 Quiero que se fije bien ahora para que vea algo muy precioso y hermoso.  Dije que esta es Su revelación del tiempo del fin de Sí mismo.  Cuando el día de la gracia termine, entonces sigue rápidamente el Milenio. ¿Verdad?

El que se bendijera en la tierra, en el Dios de verdad se bendecirá; y el que jurare en la tierra, por el Dios de verdad jurará; porque las angustias primeras serán olvidadas, y serán cubiertas de mis ojos.
Porque he aquí que yo crearé nuevos cielos y nueva tierra; y de lo primero no habrá memoria, ni más vendrá al pensamiento.

Mas os gozaréis y os alegraréis para siempre en las cosas que yo he creado; porque he aquí que yo traigo a Jerusalén alegría, y a su pueblo gozo.

Y me alegraré con Jerusalén, y me gozaré con mi pueblo; y nunca más se oirán en ella voz de lloro, ni voz de clamor.

Isaías 65:16-19

56 Esto se refiere a la nueva Jerusalén.  Este es el Milenio.  Pero al entrar nosotros al Milenio, oiga Ud. lo que El dice acerca de ser un cierto tipo de Dios (versículo 16): “El que se bendijera en la tierra, en el Dios de verdad se bendecirá.” Sí, eso es correcto, pero la traducción más correcta es “Dios del Amén” en vez de “Dios de verdad.” Entonces lo leemos: “El que se bendijera en la tierra, en el Dios del Amén se bendecirá: y el que jurare en la tierra, por el Dios del Amén jurará; porque las angustias primeras serán olvidadas, y serán cubiertas de mis ojos.” ¡Aleluya!  Aquí está Jehová del Antiguo Testamento, “el Dios del Amén.” Aquí está Jesús del Nuevo Testamento, “el Dios del Amén.” “Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.” Allí está de nuevo, el Jehová del Antiguo Testamento es el Jesús del Nuevo Testamento.

57 El Nuevo Testamento no revela a otro Dios, es una revelación más detallada del único y del mismo Dios.  Cristo no bajó para darse a conocer a Sí mismo.  El no vino para revelar al Hijo.  El vino para revelar y dar a conocer al Padre.  El nunca habló de dos Dioses; habló de un Dios.  Y ahora en esta última edad, hemos regresado a la revelación coronadora, la revelación más importante de la Deidad en la Biblia entera: Jesús es Dios, El y el Padre uno son, hay un solo Dios, y Su Nombre es: Señor Jesucristo.

58  El es el Dios del Amén.  El nunca cambia.  Lo que El hace nunca cambia.  El lo habla y así queda.  El lo hace y para siempre es hecho.  Nadie puede quitar o agregar a lo que El dice.  Así sea.  Amén.  Así sea. ¿No está Ud. contento que sirve a un Dios como este?  Ud. puede conocer su posición exacta con El en cualquier momento.  El es el Dios de Amén y no cambiará.

59 “He aquí dice al Amén.” A mí me gusta eso.  Significa que lo que dice es final.  Significa que lo que El dijo a la primera edad y a la segunda edad y a todas las edades acerca de Su Iglesia verdadera y acerca de la vid falsa, todo es exactamente la verdad y no cambiará.  Significa que lo que El empezó en Génesis, lo completará en Apocalipsis.  Tiene que hacerlo así porque El es el Amén, así sea.  Ahora podemos ver nuevamente porqué el diablo odia los libros de Génesis y Apocalipsis.  El odia la verdad.  El sabe que ésta prevalecerá.  El conoce cómo será su fin, y cómo lucha en contra de eso.  Pero nosotros estamos del lado victorioso.  Nosotros (quiero decir con esto solamente los creyentes
de Su Palabra) estamos al lado del Amén.

60 “He aquí dice el testigo fiel y verdadero.” Ahora quiero mostrarle
lo que veo en el pensamiento de fiel.  Ud. sabe que frecuentemente
hablamos de un gran Dios que no cambia, y cuya Palabra tampoco cambia.  Y cuando hablamos de El en esta manera, muchas veces nos imaginamos a un Dios muy impersonal.  Es como si Dios hizo el universo completo y todas las leyes que pertenecen al universo y luego se alejó y llegó a ser un Dios impersonal.  Es como si Dios hizo una vía de salvación para la humanidad perdida (esa vía siendo la cruz), y cuando la muerte de Cristo fue la propiciación por nuestros pecados, y Su resurrección nos dio una puerta abierta a Su presencia, Dios simplemente se cruzó los brazos y se hizo a un lado.  Es como si pusiésemos gran importancia en creer en El como el gran Creador, Quien habiendo creado todo perdió el interés personal en Su creación.  Ahora yo digo que así es como mucha gente es capaz de pensar.  Pero esos son pensamientos equivocados porque Dios está gobernando en los asuntos de los hombres ahora mismo.  El es tanto el creador como el sostenedor.

Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.
Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten.
Colosenses 1: 16-17

61 El es un Dios soberano.  Por medio de Su propio consejo El determinó el plan de Salvación de Sus propios escogidos, a quienes conoció anticipadamente.  El Hijo murió en la cruz para establecer el medio de salvación, y el Espíritu Santo con diligencia ejecuta la Voluntad del Padre.  El está obrando todas las cosas en este mismo momento según el propósito de Su propia Voluntad.  El está en medio de todo.  El está en medio de Su Iglesia.  Este gran Creador, Dios-Salvador, está obrando fielmente entre los Suyos en este momento como el gran Pastor de las ovejas.  Su misma existencia es por causa de los Suyos.  El los ama y los cuida.  Su ojo está siempre sobre ellos.

62 Cuando la Palabra dice que “vuestra vida está escondida con Cristo en Dios,” significa exactamente lo que dice. ¡ Oh, qué gozo tengo al saber que mi Dios permanece fiel!  En Sí mismo es verdadero, y no miente.  El es verdadero para con la Palabra, y la respaldará.  El es verdadero para con nosotros, no perderá a ninguno sino que nos resucitará en el día postrero.  Estoy gozoso reposando en Su fidelidad.

Estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.

Filipenses 1:6

63 “El es el testigo verdadero.” Ahora esta palabra verdadero es la misma palabra que vimos allá en Apocalipsis 3:7.  Ud. recordará que no significa verdadero como en contraste con falso.  Tiene un significado mucho más profundo y rico.  Esta palabra expresa realización perfecta en contraste a realización parcial.  En la edad de Filadelfia la venida del Señor estaba cerca.  Cuan grande amor manifestó aquella edad para El.  Me hace recordar aquellas hermosas palabras de este versículo:

A quien amáis sin haberle visto, en quien creyendo, aunque ahora no lo veáis, os alegráis con gozo inefable y glorioso.

1 Pedro 1:8

64 Nos gozamos también juntamente con ellos.  No le hemos visto, pero le hemos sentido.  Conocemos a Dios hasta el límite de nuestros sentidos.  Pero algún día será cara a cara.  Eso es para esta edad.  El viene al fin de esta edad.  Realización parcial será hecha realización perfecta, realización completa. ¡Aleluya!  Hemos estado mirando a través de un espejo oscuro, pero muy pronto será cara a cara.  Hemos estado caminado de gloria en gloria, pero muy pronto será directamente a la gloria, y en Su Gloria brillaremos. ¡Seremos semejantes a El, maravillosamente como El - Jesús nuestro Divino Salvador! ¿No es maravilloso?  Somos completos en El.  Eso es correcto.  El no nos miente en cuanto a eso.  Pero un día seremos cambiados en los átomos.  Nos vestiremos de inmortalidad.  Seremos consumidos en vida.  Entonces experimentaremos realización.

65 “El es el testigo fiel y verdadero.” Ahora pensamos en aquella palabra, testigo.  Pues, de esta palabra obtenemos la palabra mártir.  La Biblia habla de Esteban y Antipas y otros como mártires.  Fueron mártires, y también fueron testigos.  Jesús fue un mártir fiel.  El Espíritu Santo es testigo de eso.  El Espíritu da testimonio de ello.  El mundo odiaba a Jesús, y hasta lo mataron.  Pero Dios lo amó y El fue al Padre.  La prueba de que El fue al Padre es que el Espíritu Santo vino.  Si Jesús no hubiera sido recibido por el Padre, el Espíritu no hubiera venido.

Pero yo os digo la verdad.- Os conviene que yo me vaya; porque si no me fuere, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré.
Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.

De pecado, por cuanto no creen en mí, de justicia, por cuanto voy al Padre, y no me veréis más; y de juicio, por cuanto el príncipe de este mundo ha sido ya juzgado.

San Juan 16:7-11

66 La presencia del Espíritu Santo en lugar de Jesús en este mundo, prueba que Jesús fue justo y que fue al Padre.  Pero la Biblia también dice en San Juan 14:18: “No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros.” El mandó al Consolador.  El era el Consolador.  El volvió en forma de Espíritu sobre la Iglesia verdadera.  El es el testigo fiel y verdadero en medio de la Iglesia.  Pero algún día volverá otra vez en forma de carne.  Entonces probará quién es el único Ser Poderoso y Sabio, es El, Cristo Jesús el Señor de la Gloria, el Testigo Fiel y Verdadero, Creador y Sustentador, Realización perfecta, el Amén de Dios. ¡Oh, cuánto le amo, cuánto le adora, Jesús el Hijo de Dios!  Quiero finalizar mis pensamiento sobre esta parte del saludo con estas palabras.

Mas, como Dios es fiel, nuestra palabra a vosotros no es Sí y No.
Porque el Hijo de Dios, Jesucristo, que entre vosotros ha sido predicado por nosotros, por mí, Silvano y Timoteo, no ha sido Sí y No; mas ha sido Sí en él;

porque todas las promesas de Dios son en él Sí, y en él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios.

Y el que nos confirma con vosotros en Cristo, y el que nos ungió, es Dios,

el cual también nos ha sellado, y nos ha dado las arras del Espíritu en nuestros corazones.

11 Corintios 1: 18-22

67 “El principio de la creación de Dios.” Esto es lo que el Señor Jesús dice que El es.  Pero estas palabras no significan exactamente como nos suenan.  Tomándolas así como suenan ha dado la idea a multitudes de personas que Jesús fue la primera creación de Dios; y así dando a entender que El fuera algo menos que la Deidad.  Luego esta primera creación creó todo el universo y su contenido.  Pero eso no es correcto.  Ud. bien sabe que eso no concuerda con el resto de la Biblia.  Las palabras son, “El es Aquel que da Principio o más bien el Autor de la creación de Dios.” Ahora, sabemos ya por cierto que Jesús es Dios, Dios mismo.  El es el Creador.

Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.

San Juan 1:3

En el principio creó Dios los cielos y la tierra.
Génesis 1: 1
Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó.

Éxodo 20:11

68 ¿Ve Ud.? Ya no hay ninguna duda de que El es el Creador.  El fue el Creador de una completa creación física.

69 Ciertamente ahora podemos entender el significado de estas palabras.  Al tener cualquier otra interpretación significaría que Dios creó a Dios. ¿Cómo podría Dios ser creado cuando El mismo es el Creador?

70 Pero ahora está aquí en medio de la Iglesia.  Mientras está aquí en esta última edad, revelándonos Quien es, El dice de Sí mismo que es el “Autor de la creación de Dios.” Esta es otra creación.  Esto tiene que ver con la Iglesia.  Esta es una designación especial de Sí mismo.  El es el Creador de aquella Iglesia.  El Esposo Celestial creó Su propia Novia.

71 Como el Espíritu de Dios, El bajó y creó en la virgen María las células de las cuales nació Su cuerpo.  Repitiendo: El creó las mismas células para aquel cuerpo en el vientre de María.  No era suficiente que el Espíritu Santo simplemente diera vida a una pequeña célula humana suplida por María.  Eso sería el hombre pecaminoso produciendo un cuerpo.  Eso no hubiera producido el “postrer Adán” (I Corintios 15:45).  De El fue dicho: “Mas me preparaste (hablando del Padre) cuerpo.” Dios proveyó aquel cuerpo; María no lo proveyó.  María fue la incubadora humana, y ella cargó aquel Ser Santo y lo trajo a nacimiento.  Fue un Dios-hombre, tanto Dios como hombre.  El fue el Hijo de Dios.  El era de la nueva creación.  Dios y el hombre se encontraron y se juntaron; El fue el primero de esta nueva raza.  El encabeza esta raza nueva.

Y él es la cabeza del cuerpo que es la iglesia, él que es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia.

Colosenses 1:18

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

11 Corintios 5:17

72 Aquí podemos ver que aunque el hombre fue de la creación u el orden antiguo; ahora en unión con Cristo, ha llegado a ser la nueva creación de Dios.

Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.

Efesios 2: 1 0

Y vestios del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.

Efesios 4:24

73 Esta nueva creación no es la creación vieja hecha de nuevo; si fuera así, entonces no se podría decir que es la creación nueva.  La 11 nueva creación” es exactamente lo que es.  Es otra creación distinta y aparte de la antigua.  Ya no está obrando por medios carnales.  Así fue como obró con Israel.  El escogió a Abraham y la simiente de Abraham a través de la línea piadosa de Isaac.

74 Pero ahora El ha decretado una creación nueva, de todo parentesco, tribu y nación.  El es el primero de esta creación.  El fue Dios creado en la forma de hombre.  Y ahora, por medio de Su Espíritu está creando muchos hijos para Sí mismo.  Dios el Creador, creándose una parte de Su creación.  Esta es la revelación verdadera de Dios.  Este fue Su propósito.  Este propósito tomó forma por medio de la elección.  Por eso es que El podía ver hasta la última edad, cuando todo sería terminado, y verse a Sí mismo todavía en medio de la Iglesia como el Autor de esta nueva creación de Dios.  Su poder soberano lo trajo a cumplimiento.

75 Por Su propio decreto El eligió los miembros de esta nueva creación.  El los predestinó para ser adoptados hijos según el puro afecto de Su voluntad.  El lo trajo a cumplimiento por medio de Su omnisciencia y Su omnipotencia.  Si El no se hubiera asegurado de este detalle, ¿de qué otra manera podría saber que estaría en medio de la Iglesia recibiendo gloria de Sus hermanos?  El sabía todas las cosas y obró todas las cosas según lo que sabía para que se cumpliera Su propósito y Su puro afecto.

En él asimismo tuvimos herencia, habiendo sido predestinados conforme al propósito del que hace todas las cosas según el designio de su voluntad.

Efesios 1: 11

¡Aleluya! ¿No está Ud. gozoso porque pertenece al Señor?

El Mensaje Para La Edad De Laodicea
Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente!
Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.

Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.

Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.

Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete.

Apocalipsis 3:15-19

76 ¿Ha notado Ud. que el Espíritu no ha dicho una sola cosa a favor de esta edad?  El hace dos acusaciones y pronuncia Su sentencia sobre ellos.  La primera:

Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente!
Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.

Apocalipsis 3:15-16

77 Ahora, vamos a considerar esto con mucho cuidado.  Aquí dice que esta gente de la iglesia de la edad de Laodicea está tibia.  Esta tibieza demanda un castigo de Dios.  El castigo es que serán vomitados de Su boca.  Aquí es donde queremos tener mucho cuidado para que no vayamos a extraviarnos como hacen muchos.  Dicen imprudentemente que Dios puede vomitar a uno de Su boca, y por lo tanto eso prueba que no hay ninguna verdad en la doctrina de la perseverancia de los Santos.

78 En este punto quiero corregir su modo de pensar.  Este versículo no es dado a un individuo.  Es para la Iglesia entera.  El está hablando a la Iglesia.  Además si Ud. sencillamente piensa en las Escrituras, recordará que en ninguna parte dice que estamos en la boca de Dios.  Estamos grabados en las palmas de Sus manos.  Somos cargados en Su seno.  Allá en las edades no conocidas, antes del tiempo estábamos en Su mente.  Estamos en Su redil, en Sus campos, pero nunca en Su boca.  Pero ¿qué
está en la boca del Señor?  La Palabra.

El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá
el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

Mateo 4:4

79 La Palabra debe estar en nuestras bocas también.  Sabemos que la Iglesia es Su cuerpo.  Está aquí tomando Su lugar. ¿Qué estará en la boca de la Iglesia?  La Palabra.

Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios;

I Pedro 4:11

Porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.

II Pedro 1:21

80 Entonces ¿qué pasa con esta gente del último día?  Se han apartado de la Palabra.  Ya no tienen el fervor hacia la Palabra como antes lo tenían.  Están en una condición tibia.  En seguida voy a probar estas cosas.

81 Los Bautistas tienen su propios credos y dogmas basados en la Palabra, y Ud. no los puede mover.  Dicen que los días apostólicos de maravillas han pasado y que no hay bautismo del Espíritu Santo después de creer.  Los Metodistas dicen (basados en la misma Palabra) que no hay bautismo en agua (echando agua sobre uno no es bautismo) y que la santificación es el bautismo del Espíritu Santo.  La Iglesia de Cristo se ocupa mayormente de bautismos regenerativos, y en la mayoría de los casos bajan al agua como pecadores secos y salen del agua como pecadores mojados.  Sin embargo, claman que su doctrina está en el Palabra.  Uno puede recorrer la lista entera hasta llegar a los Pentecostales. ¿Tienen ellos la Palabra?  Dé les la prueba de la Palabra, y verá.  Casi en todo caso ellos dejan la Palabra por razón de alguna sensación.  Si uno puede producir alguna manifestación como aceite, sangre, o cualquier otra señal, la mayoría lo creerá, no importando si está en la Palabra o no, o si está correctamente interpretado de la Palabra.

82 Pero ¿qué ha pasado con la Palabra?  La Palabra ha sido puesto a un lado, y por esa razón Dios dice: “Estoy en contra de todos Uds.  Les vomitaré de mi boca.  Este es el fin.  En cada una de las Siete Edades yo he visto a los hombres que siempre estiman sus palabras más importantes que las mías.  Por esa razón al fin de esta edad, los voy a vomitar de mi boca.  Este es el fin.  En verdad voy a hablar.  Sí, aquí estoy en medio de la Iglesia.  El Amén de Dios, el fiel y verdadero se revelará, y será por medio de Mi profeta.

Sino que en los días de la voz del séptimo ángel, cuando él comience a tocar la trompeta, el misterio de Dios se consumará, como él lo anunció a sus siervos los profetas.

Apocalipsis 10:7

83 Allí está.  El está enviando un profeta vindicado.  El está enviando un profeta después de casi dos mil años.  El está enviando a alguien quien está tan alejado de las organizaciones, de la educación y del mundo religioso, quién oirá solamente de Dios como Juan el Bautista y como Elías en la antigüedad; y tendrá ASÍ DICE EL SEÑOR y hablará por Dios.  El será la boca de Dios; y él, como está declarado en Malaquías 4:6, convertirá el corazón de los hijos nuevamente a los padres.  El rescatará los escogidos del último día, y ellos oirán la verdad exacta por medio de un profeta vindicado así como fue en los días de Pablo.  El restaurará la verdad así como la tuvieron ellos.  Y aquellos elegidos juntamente con él en aquel día, serán los que en verdad manifestarán al Señor, y serán Su Cuerpo, Su Voz y producirán Sus obras. ¡Aleluya! ¿Lo ve Ud.?

84 Una breve consideración de la historia de la iglesia probará cuan exacto es este pensamiento.  En la edad del Oscurantismo, la gente, casi totalmente, se había separado de la Palabra.  Pero Dios mandó a Lutero con la Palabra.  Los Luteranos hablaron por Dios en aquel tiempo.  Pero ellos se organizaron, y otra vez la Palabra pura de Dios quedó perdida; porque la organización tiende a juntarse con dogmas y credos en vez de
la Palabra sencilla.  Ya no podían hablar por Dios.

85 Entonces Dios mandó a Wesley, y él fue la voz con la Palabra en
su día.  La gente que aceptó la revelación que Dios le había dado a
Wesley, llegó a ser las letras vivas, leídas y sabidas de todos los hombres para esa generación (11 Corintios 3:2).  Cuando los Metodistas fracasaron, Dios levantó a otros, y así ha continuado a través de los años, hasta que en este último día hay nuevamente una gente en la tierra, que bajo su mensajero, será la voz final en la última edad.

86 Sí, señor.  La iglesia ya no es la boca de Dios.  Es más bien su propia boca.  Por eso Dios está volviéndose en contra de ella.  El la confundirá por medio del profeta y la Novia, porque la Voz de Dios estará en ella (la Novia).  Sí, porque dice en Apocalipsis 22:17: “Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven.” Una vez más el mundo oirá directamente de Dios como fue en el Día de Pentecostés; pero desde luego, aquella Novia de la Palabra será repudiada como fue también en la primera edad.

87 Ahora, El ha clamado a esta edad: “Uds. tienen la Palabra, tienen Biblias como nunca han tenido, pero no están haciendo nada con la Palabra; excepto de que están dividiéndola y haciéndola pedazos, tomando lo que quieren y dejando lo que no quieren.  No tienen ningún interés en vivirla, solamente en discutirla.  Quisiera más bien que fueran fríos o calientes.  Si fueran fríos y la rechazaran, yo podría aguantar eso.  Si fueran ardientes hasta el punto de volverse al rojo vivo como el hierro ardiente, y conocieran Su verdad y vivieran, yo les alabaría por eso.  Pero cuando toman mi Palabra y no la honran, de hecho, yo tengo que rehusar honrarles a Uds.  Yo los vomitaré de mi boca porque me producen náuseas.”

88 Ahora, cualquiera sabe que el agua tibia descompone el estómago.  Si Ud. necesita un vomitivo, el agua tibia es lo mejor que hay para eso.  Una iglesia tibia ha causado náuseas a Dios, y El ha declarado que la vomitará.  Nos hace recordar cómo se sintió El antes del diluvio.

89 ¡Ojalá que la iglesia fuese fría o caliente!  Lo más deseable es que
fuese ardiente.  Pero no es.  La sentencia ha sido decretada.  Ella ya no
es la voz de Dios para el mundo.  Ella seguirá diciendo que es, pero Dios
ha dicho lo contrario.

90 Dios todavía tiene una voz para la gente del mundo, as! como ha dado una voz a la Novia.  Esa voz está en la Novia como ya hemos dicho, y veremos eso más adelante en una forma más detallada.  Pero ahora, la segunda sentencia:

Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad,- y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.
Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.

Apocalipsis 3:17-18

91 Ahora, fíjese bien en la primera frase del primer versículo: “Porque tú dices…” ¿Ve Ud.? Ellos estaban hablando, y estaban hablando como la boca de Dios.  Esto prueba exactamente lo que dije que significaban los versículos 16 y 17.  Y aun cuando ellos lo digan, eso no significa que sea correcto.  La Iglesia Católica dice que ella habla por Dios, afirmando que ella es la voz asegurada de Dios.  Pero lo que yo no puedo comprender es cómo una gente puede ser tan malvada espiritualmente.  Pero ellos producen según la simiente que tienen por dentro, y nosotros ya sabemos de donde vino aquella simiente. ¿Verdad?

92 La iglesia de Laodicea está diciendo: “Yo soy rico y estoy enriquecido y no tengo necesidad de ninguna cosa.” Esa fue la opinión de sí misma.  Ella se miró a sí misma eso es lo que vio.  Dijo: “Soy rica,” significando que es muy próspera en los bienes de este mundo.  Ella se está jactando, no obstante lo que dice Santiago:

Hermanos míos amados, oíd.- ¿No ha elegido Dios a los pobres de este mundo, para que sean ricos en fe y herederos del reino que ha prometido a los que le aman?
Pero vosotros habéis afrentado al pobre. ¿No os oprimen los ricos, y no son ellos los mismos que os arrastran a los tribunales?

¿No blasfeman ellos el buen nombre que fue invocado sobre vosotros?

Santiago 2:5-7

93 Ahora, yo no estoy diciendo con esto que una persona rica no puede ser espiritual, pero todos sabemos que la Palabra dice que muy pocos ricos lo son.  Son los pobres que predominan en el cuerpo de la Iglesia verdadera.  Ahora, si la iglesia llega a una condición muy próspera, entonces sabemos una sola cosa: “Ichabod” ha sido escrito sobre sus puertas.  Ud. no puede negar eso porque es la Palabra.

94 Ahora, en cuanto a riquezas en la iglesia, jamás ha habido tal grado de prosperidad como ahora.  Los santuarios hermosos abundan más que nunca.  Los diferentes grupos contienden entre sí para ver quién puede construir el edificio más grande y más hermoso.

95 Edifican centros de educación valorados en millones y millones; y aquellos edificios solamente se utilizan una o dos horas a la semana.  Ahora eso no seria una cosa tan terrible; lo peor es que esperan que este tiempo tan corto que los niños dedican al estudio de la Palabra en la planta de educación, de alguna manera tome el lugar de las horas de estudio que deben recibir en el hogar.

96 El dinero ha caído en manos de la iglesia tan abundantemente que diferentes denominaciones son dueñas de acciones y mercancías disponibles, fábricas, pozos petroleros y compañías de seguros.  Han puesto mucho dinero en fondos de bienestar y retiro.  Ahora esto suena muy bien, pero ha llegado a ser una especie de trampa para los ministros, porque si ellos deciden salirse de su grupo para buscar más luz o más amor de Dios, pierden su pensión de retiro.  La mayoría no pueden aguantar tal pérdida y se quedan con sus grupos bajo esa presión.

97 No olvide que esta es la última edad. Sabemos que esta es la última edad porque Israel ha vuelto a la Palestina.  Si nosotros creemos que El en verdad viene, entonces tiene que haber algo errado con aquellos que están construyendo tan extensamente.  Le hace a uno pensar que esta gente tiene el propósito de quedarse aquí para siempre, o que la venida de Jesús está todavía a centenares de años en el futuro.

98 ¿Sabe Ud. que hoy día la religión es conocida como un negocio próspero?  Es un hecho conocido que están colocando gerentes de negocios en las iglesias para hacerse cargo de las finanzas. ¿Es esto lo que desea Dios? ¿No nos enseña Su Palabra en los Hechos, que siete hombres llenos del Espíritu Santo y de fe sirvieron al Señor en asuntos de negocio?  Ciertamente podemos ver porqué dijo Dios: “Tú dices que eres rico; pero Yo nunca dije así.”

99 Hay programas radiales, programas en la televisión y numerosos esfuerzos de la iglesia que están costando millones de dólares.  El dinero cae en las manos de la iglesia en abundancia, y los miembros aumentan juntamente con el dinero; sin embargo la obra no es hecha con la eficacia de los resultados como cuando no hubo dinero y los hombres contaban completamente en la habilidad que les había sido concedida por el Espíritu Santo.

100 Hoy día, en el sistema religioso, hay pastores asalariados, co-pastores asalariados, ministros de música y de educación asalariados, coros asalariados, conserjes asalariados, programas diversiones, etc., y todo esto cuesta enormes cantidades.  Pero por todo eso, el poder está disminuyendo.  Sí, la iglesia es rica, pero el poder está ausente.  Dios obra por medio de Su Espíritu, no por medio de la cantidad de dinero o el número de dones que hay en la iglesia.

101 Ahora quiero mostrarles cuan diabólica ha llegado a ser esta urgencia para obtener dinero.  Las iglesias se ha esforzado en gran manera para obtener más y más miembros, especialmente entre la gente más próspera.  Por dondequiera se halla fervor para hacer la religión tan atractiva y encantadora de modo que los ricos y los educados y todos los que tienen prestigio mundano, entren y sean activos en la iglesia. ¿No pueden entender ellos que si las riquezas son el criterio de espiritualidad, entonces el mundo ya tiene a Dios, por cierto la plenitud de Dios, y la iglesia no tiene nada?

102 “Porque tú dices: estoy enriquecido.” Esto quiere decir literalmente “Tengo riquezas espirituales.” Esto parece ser el Milenio con las calles de oro y la presencia de Dios.  Pero tengo dudas que esto es así. ¿Está la iglesia verdaderamente prosperada en las cosas espirituales de Dios?  Examinemos esta jactancia de la iglesia del siglo veinte (Laodicea), a la luz de la Palabra.

103 Si la iglesia en verdad fuese rica espiritualmente, se sentiría su influencia en la vida del pueblo.  Pero ¿qué clase de vida están viviendo estos llamados “hombres espirituales” e influyentes del pueblo?  Allá en los suburbios, en los barrios de gran comodidad económica, abunda esta costumbre de prestar la esposa al vecino, abunda la prostitución; grupos de jóvenes entran a una casa donde están celebrando alguna fiesta y destruyen los muebles, etc., causando enorme daño.  La inmoralidad ha subido a un nuevo nivel en actos sexuales promiscuos, dedicación a los narcóticos, garitear (azar), robos y toda clase de maldad.  Y la iglesia sigue diciendo cuan buena es esta generación, cuan llenas están las iglesias, y aun cuan maravillosa es la obra misionera entre los indígenas.  La iglesia ha entregado la gente a los doctores, especialmente a los psiquiatras.  Yo no entiendo como ella puede andar jactando de ser rica espiritualmente.  No es cierto.  Ellos están arruinados (en quiebras) y no lo saben.

104 Fíjese bien a todo su alrededor.  Examine la gente cuando pasa frente a Ud.  En las multitudes que Ud. ve, ¿puede distinguir a los que tienen apariencia de Cristianos?  Fíjese cómo se visten, cómo se portan, oiga cómo hablan, fíjese a dónde van.  Ciertamente debería haber algún porcentaje de evidencia verdadera del nuevo nacimiento entre todos aquellos que vemos pasar, pero son muy pocos.  Sin embargo, hoy día las iglesias fundamentales nos están diciendo que millones están aceptando a Cristo, y aun son llenos del Espíritu. ¿Llenos del Espíritu? ¿Puede Ud. llamar llenas del Espíritu a mujeres que salen con el cabello cortado, con pantalones de hombre y pantalones cortos, y demás inmundicias, todas pintadas como Jezabel?  Si estas personas son ataviadas en hábitos honestos (1 Timoteo 2:9) como conviene a mujeres Cristianas, ¡qué cosa sería ver una demostración de indecencia!

105 Ahora yo sé que las mujeres no establecen las modas, Hollywood se encarga de eso.  Pero escúchenme, damas: todavía venden telas y máquinas de coser.  Uds. no tienen que comprar los vestidos que venden en las tiendas y luego usar eso como pretexto.  Esto a que estamos entrando es un asunto gravemente serio. ¿No ha leído Ud. en la Escritura que cuando un hombre mira a una mujer para codiciaría ya adulteró con ella en su corazón?  Y ¿qué tal si Ud. se viste de tal manera para causar eso?  Entonces Ud. es la compañera de él en el pecado, aunque Ud. esté absolutamente ignorante del asunto, siendo una virgen completamente libre de tales deseos; sin embargo, Dios la hará responsable, y Ud. será juzgada.

106 Ahora, yo sé que a Uds. las damas, no les gusta esta clase de predicación, pero hermana, Ud. está completamente equivocada en lo que está haciendo.  La Biblia le prohíbe cortarse el cabello.  Dios dio el cabello como cubierta (1 Corintios 11).  El mandó que Ud. usara el cabello largo, es su gloria.  Cuando Ud. se cortó el cabello, dio a conocer con eso que dejó de estar bajo la potestad de su esposo.  Como Eva, Ud. salió y se fue por su propia cuenta.  Obtuvo el voto.  Se apoderó del empleo del hombre.  Dejó su posición de mujer.  Ud. debe arrepentirse y volver a Dios.

107 Y como si todo esto no fuera suficiente mal, muchas de Uds. fueron de la idea y la opinión de que podían invadir los púlpitos y las oficinas de las iglesias, cargos que Dios reservó para hombre y solamente para hombres.  Oh, allí di en un punto muy delicado, ¿verdad?  Pues muéstreme una sola Escritura en la Biblia donde Dios ordenó a una mujer que predicara o que tomara una posición de autoridad sobre el hombre, y entonces yo lo pediré a Ud. que me perdone por lo que he dicho.  Pero Ud. no puede hallar error en lo que he dicho.  Estoy correcto porque estoy parado con la Palabra y en la Palabra.  Si Ud. fuera rico espiritualmente, sabría que eso es correcto.  No hay nada verdadero, sino la Palabra de Dios.  Pablo dijo:

Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio.

1 Timoteo 2:12

108 Es imposible que Ud. se identifique en uno de los ministerios de Efesios 4:1 1, y a la vez no tomar autoridad sobre los hombres. ¡Hermana, le conviene escuchar la Palabra!  No fue el Espíritu de Dios manifestado en una vida llena del Espíritu, que le dijo a Ud. que fuera a predicar, porque el Espíritu y la Palabra son uno, ambos dicen la misma cosa.  Alguien erró, alguien fue engañado.  Despierte antes de que sea demasiado tarde.  Satanás engañó a Eva, su madre; ahora está engañando a las hijas.  Que Dios le ayude.

109 “No tengo necesidad de ninguna cosa.” Ahora, cuando alguien dice: “No tengo necesidad de ninguna cosa,” podría significar con eso que lo tiene todo, o también: “no quiero más porque estoy lleno.” Uno puede expresar esta idea de cualquier manera y el resultado es el mismo: que la iglesia está satisfecha y complacida. 0 piensa que lo tiene todo, o que tiene suficiente.  Y eso es exactamente lo que hallamos hoy día. ¿Cuál de las denominaciones no está afirmando que ella solamente tiene la revelación y el poder y la verdad?  Escuche a los Bautistas, ellos lo tienen todo; escuche a los Metodistas, ellos también lo tienen todo; escuche a la Iglesia de Cristo, y todos menos ellos están en error; escuche a los Pentecostales, y ellos tienen la plenitud de la plenitud.

110 Ahora todos ellos saben que yo estoy diciendo la verdad porque ninguno de sus manuales dice lo contrario.  Lo escribieron todo tan elocuentemente, y firmaron sus nombres y lo concluyeron.  Según ellos, Dios no tiene más.  Y hay aquellos quienes no quieren más.  No creen en sanidad y no la desean, aunque está en la Palabra.  Hay aquellos quienes no aceptarían el Espíritu Santo aun si Dios abriera los Cielos y les mostrara una señal.

111 Ahora, todos están diciendo y están tratando de probar que lo tienen todo, o que tienen suficiente.  Pero ¿es la verdad?  Compare esta iglesia del siglo veinte con aquella del primer siglo.  Hágalo. ¿Dónde está el poder? ¿Dónde está el amor? ¿Dónde está la iglesia purificada que resistió al pecado y que caminó con fe hacia Jesús? ¿Dónde está la unidad?  No está.  Si esta iglesia tiene todo lo que necesita, entonces ¿por qué estaban clamando y rogando por más de Dios en el libro de los Hechos como si no lo tenían todo, y sin embargo, tenían mucho más de lo que tienen hoy?
-El Diagnóstico De Dios
112 Lo que Dios vio fue completamente diferente a lo que ellos dijeron que vieron.  Ellos dijeron que estaban enriquecidos en bienes materiales y ricos espiritualmente, habían llegado a la meta.  No tenían necesidad de ninguna cosa.  Pero Dios los vio de otra manera.  El dijo, “Uds. no lo saben, pero son unos desventurados, miserables, pobres, ciegos, y desnudos.” Cuando una gente se encuentra en esta condición, especialmente desnudo y no lo sabe, tiene que haber algo radicalmente equivocado.  Seguramente algo debe estar sucediendo. ¿No será que Dios les ha cegado los ojos como hizo con los judíos? ¿Estará volviendo el Evangelio a los judíos? ¿Estará repitiéndose la historia?  Yo digo que sí.

113 Dios dice que la iglesia de Laodicea es un “desventurado.” Esta palabra viene de dos palabras griegas que significan “aguantar” y “prueba.” Y esto no tiene nada que ver con las pruebas que llegan a un verdadero Cristiano, porque Dios, hablando de un Cristiano en tiempo de prueba, dice que es “bienaventurado,” y su disposición es gozo, mientras que esta definición es expresada como “desventurado y miserable.”

114 ¡Cuán raro en esta edad de abundancia, en esta edad de progreso! ¿Cómo puede haber pruebas?  Pues en verdad es raro; pero en esta edad de abundancia y oportunidad, cuando todos tienen tanto y hay tanto más para obtener, y con todos los inventos que hacen el trabajo para nosotros, y tantas cosas para divertirnos y darnos placer, hallamos a las enfermedades mentales apoderándose de la gente a tal grado que la nación está alarmada.  Cuando todos debieran estar contentos, no teniendo en verdad nada por lo cual estar tristes, millones y millones están tomando sedativos (calmantes) al acostarse en la noche, y al levantarse en la mañana toman medicina para aumentar el ánimo; están corriendo con frecuencia al médico, están entrando a las instituciones mentales, y con alcohol tratan de ahogar temores que ni aun conocen.

115 Sí, esta edad se jacta de sus enormes almacenes de bienes mundanos, pero la gente tiene menos felicidad.  Esta edad se jacta de sus logros espirituales, pero la gente tiene menos confianza y seguridad.  Esta edad se jacta de que tiene mejores valores morales y es la más corrupta que cualquiera otra edad desde el diluvio.  En esta edad hablan del conocimiento y de la ciencia, pero están perdiendo la batalla por todos lados, porque la mente y el espíritu y el alma humana no pueden comprender ni mantenerse al tanto de los cambios que han venido sobre la tierra.  En una sola generación hemos avanzado desde la edad del caballo hasta la edad del espacio, y esto nos da mucho orgullo.  Pero por dentro está una caverna oscura y vacía que está clamando en tormento; y sin razón conocida, el corazón del hombre está fallando por el temor, y el mundo está tan oscurecido que esta edad bien pudiera llamarse la edad de los neuróticos.  Esta edad se jacta, pero no puede respaldar sus jactancias.  Claman “paz,” pero no hay paz.  Dicen que tienen abundancia de todas las cosas, pero siguen ardiendo con el deseo de obtener como un fuego que nunca se satisface.  “No hay paz, dijo mi Dios, para los impíos.” (Isaías 57:21)

116 “Son miserables.” Eso quiere decir que son dignos de lástima. ¿Dignos de lástima?  Ellos desprecian la lástima.  Están llenos de orgullo.  Hacen gala de lo que tienen, pero lo que tienen no permanecerá a través de la prueba del tiempo.  Han edificado sobre la arena movediza en vez de edificar sobre la piedra de la revelación de la Palabra de Dios.  Pronto viene el terremoto y dentro de poco tiempo vendrán las tempestades de la ira de Dios en juicio.  Entonces viene destrucción súbita, y a pesar de todas sus preparaciones carnales, aún no estarán de ninguna manera preparados para lo que viene sobre la tierra.

117 Estos son aquellos que a pesar de todos sus esfuerzos carnales, en realidad están en oposición a sí mismos, y no lo saben.  En verdad son dignos de lástima.  Lástima debiéramos tener para esta gente que está en este movimiento ecuménico de estos últimos días porque dice que es de Dios, cuando es nada menos que el movimiento de Satanás.  Tengamos lástima de aquellos que no conocen que la organización es maldición.  Tengamos lástima de aquellos que tienen tantas iglesias hermosas, hogares tan hermosos para los pastores, coros tan perfectamente entrenados, tan grandes manifestaciones de riquezas, y una forma de adoración tan serena y reverente.  Tengamos lástima de ellos, no envidia.  Volvamos a los edificios despreciados, a los lugares sin mucha luz, a los sótanos; volvamos a como fue cuando teníamos más de Dios y menos del mundo.  Tengamos lástima de aquellos que hacen sus enormes jactancias, y hablan de sus dones; tengamos compasión de ellos como objetos de lástima, porque muy pronto serán objetos de ira.

118 “Son pobres.” Desde luego, eso quiere decir pobres espiritualmente.  La señal de esta edad, cuando vaya terminado, es de iglesias más grandes y más cómodas, con más y más gente, con más y más manifestación de lo que se supone ser demostraciones del Espíritu Santo.  Pero los altares llenos de gente, los dones del Espíritu en operación, la numerosa asistencia, todo esto no es respuesta de parte de Dios.  Aquellos que vienen al altar, rara vez se quedan para continuar con Dios, y cuando haya terminado la gran campaña, ¿dónde están todos aquellos que llenaron los pasillos para llegar al altar?  Oyeron a un hombre, escucharon la imploración, entraron a la red, pero no eran peces; y siendo como la tortuga, se arrastraron de nuevo a sus propias aguas.

119 Luego hay todo esto que ha se ha comentado respecto a las lenguas, que se suponen que es la evidencia del Bautismo del Espíritu Santo, y la gente cree que está en un gran avivamiento.  El avivamiento ha terminado.  América del Norte tuvo su última oportunidad en 1957.  Las lenguas ahora son la señal de Dios de un desastre inminente, así como fueron cuando aparecieron sobre la pared en la fiesta de Belsasar.

120 En los últimos días muchos vendrán y dirán, “Señor, Señor, ¿no hemos hecho muchas obras maravillosas en Tu nombre, aun hasta echar fuera demonios?” Entonces El dirá, “Nunca os conocí, apartaos de mí, obradores de iniquidad” (Mateo 7:22-23).  Jesús dijo que eran obradores de iniquidad.  Sin embargo, si pueden conseguir algún hombre que pueda venir para orar por los enfermos, uno que pueda hacer que aparezca aceite y sangre en la congregación, hablando profecía y toda clase de cosas sobrenaturales, la gente lo respaldará y afirmará que él es del Señor; aunque en verdad él esté haciendo un negocio próspero de la religión y esté viviendo en pecado.  La única respuesta que esta gente tiene es aquella respuesta completamente lejos de las Escrituras: “Pues él obtiene resultados, tiene que ser de Dios.” ¡Cuán terrible!  En verdad, cuán pobre es esta edad en cuanto al Espíritu de Dios, y los pobres despreciados ni aun lo saben.

121 “Estás ciego y desnudo.”Esta en verdad es una condición desesperada. ¿Cómo puede uno estar ciego y desnudo y no saberlo?  Sin embargo, aquí dice que están ciegos y desnudos y no lo pueden percibir.  La explicación es que están ciegos y desnudos espiritualmente. ¿Se acuerda Ud. de aquella ocasión cuando Eliseo y Giesi estaban cercados por el ejército de los Siros (11 Reyes 6)?  Ud. también recordará que Elíseo los hirió con ceguedad por medio del poder de Dios.  Sin embargo, sus ojos estaban abiertos y podían ver por donde iban.  La ceguedad era algo raro en que podían ver ciertas cosas, pero no podían ver otras cosas, como por ejemplo, a Elíseo y a su criado y al ejército de Israel.  Lo que este ejército podía ver de nada les servía.  Lo que no podían ver causó su cautividad.  Ahora, ¿qué significa esto para nosotros?  Significa exactamente lo que significó allá en el ministerio terrenal de Jesús.  El trató de enseñarles la Verdad, pero no la quisieron escuchar.
Entonces algunos de los fariseos que estaban con él, al oír esto, le dijeron: ¿Acaso nosotros somos también ciegos?
Jesús les respondió: Si fuerais ciegos, no tendríais pecado; mas ahora, porque decís: Vemos, vuestro pecado permanece.

San Juan 9:40-41

122 La disposición de la edad presente es exactamente lo que fue en aquel tiempo.  La gente tiene todo, sabe todo, no se le puede enseñar nada.  Si un hombre ve una verdad en la Palabra y lo trata de explicar a otro que tiene un punto de vista opuesto, el oyente no escucha para aprender sino que escucha para contradecir lo que el otro le dice.  Ahora yo quiero hacer una pregunta sincera. ¿Puede una Escritura combatir otra?  Puede contradecirse la Biblia? ¿Puede haber dos doctrinas verdaderas en la Palabra que se contradigan o que se opongan una a la otra?  No. No puede ser así.  Sin embargo, ¿cuánta gente que se dice ser de Dios, tiene sus ojos abiertos a esta verdad?  Ni siquiera el uno por ciento, según sé yo ha aprendido que toda Escritura es dada por Dios y que toda Escritura es útil para doctrinar, para redargüir, para corregir, etc.

123 Si así es dada toda Escritura, entonces cada versículo armonizará a su tiempo.  Pero ¿cuántos creen en predestinación para elección, y reprobación para destrucción?  Aquellos que no creen así, ¿escucharán?  No. Sin embargo, ambas doctrinas están en la Palabra, y nada lo puede cambiar.  Pero para aprender acerca de estas cosas y reconciliar la verdad de estas doctrinas con otras verdades que parece que están opuestas, ellos no tomarán el tiempo para eso.  Mas bien se tapan los oídos y crujen los dientes, y en el fin salen perdiendo.  Al fin de esta edad vendrá un profeta, pero ellos estarán cegados a todo lo que él hace y dice.  Están tan seguros de que están correctos, y en su ceguedad perderán todo.

124 Ahora Dios dice que están desnudos como también ciegos.  No me puedo imaginar nada más trágico que un hombre que está ciego y desnudo y no lo sabe.  La única explicación es que está fuera de sí: ya está profundamente en un estado de demencia.  Ha perdido sus facultades, y ha entrado en amnesia espiritual. ¿Qué más puede significar? ¿Puede significar que el Espíritu Santo ha tomado Su vuelo de esta iglesia del último día? ¿Puede significar que los hombres han puesto a Dios fuera de sus mentes a tal grado que está sucediendo como está escrito en Romanos?

Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen.

Romanos 1:28

125 Seguramente parece que algo como esto ha sucedido.  Aquí está una gente que dice que es de Dios y que conoce a Dios y que tiene el Espíritu Santo; sin embargo es una gente ciega y desnuda y no lo sabe.  Ya está engañada y tiene el espíritu contrario.  Los escogidos no pueden ser engañados, pero es evidente que estos si están engañados.  Estos son aquellos quienes han llegado a ser ciegos porque rechazaron la Palabra de Dios.  Estos son aquellos quienes se han desnudado al dejar el cuidado y la protección de Dios por tratar de edificar su propio camino de salvación, su propia torre de Babel, por medio de sus organizaciones.  Mientras ellos forman sus asambleas generales, sus concilios, etc., en sus propios ojos parecen estar hermosamente vestidos; pero ahora Dios les está quitando todo, y están desnudos, porque estas organizaciones solamente los han conducido al campo del anticristo, el campo de la cizaña, donde serán juntados y quemados.

126 En verdad son objetos de lástima.  Sí, sin hacer caso a los avisos, las súplicas, y la lástima, continúan precipitadamente en su camino a la destrucción, rechazando Curiosamente todo esfuerzo de salvación.  En verdad son miserables y no lo saben.  Endurecidos y sin esperanza, se glorían en lo que realmente es para su vergüenza.  Están abiertamente opuestos a la Palabra; sin embargo algún día serán juzgados por la Palabra y pagarán el precio de sus terribles acusaciones.
El Ultimo Consejo De Las Edades
Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.
Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete.

Apocalipsis 3:18-19

127 El consejo de Dios es breve y comprensivo.  El dirige esta iglesia del último día a una sola esperanza.  Esa esperanza es El mismo.  El dice, “Ven a mi y compra.” Es evidente por esta frase, “que de mí compres,” que la iglesia de Laodicea no está tratando con Jesús con el interés de obtener los productos Espirituales del Reino de Dios.  Sus negociaciones no pueden ser Espirituales.  Ellos pueden pensar que son Espirituales, pero ¿cómo pueden ser?  Las obras manifestadas entre ellos de ninguna manera son como dice Pablo,
Porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad.

Filipenses 2:13

128 Entonces, ¿qué de tantas iglesias, escuelas, hospitales, empresas
misioneras, etc.? Por cuanto son de la simiente y el espíritu denominacional y no de la Simiente y del Espíritu de Dios, Dios no está en tales cosas.

129 “Yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico.” Esta gente tenía bastante oro pero no era el oro correcto.  Era aquel oro que compraba la vida de los hombres y los destruía.  Era el oro que torcía y deformaba el carácter humano, porque su amor era la raíz de toda maldad.

Después de esto vi a otro ángel descender del cielo con gran poder; y la tierra fue alumbrada con su gloria.
Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible.

Porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites.

Y oí otra voz del cielo, que decía; Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas;

porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades.

Dadle a ella como ella os ha dado, y pagadle doble según sus obras; en el cáliz en que ella preparó bebida, preparadle a ella el doble.

Cuanto ella se ha glorificado y ha vivido en deleites, tanto dadle de tormento y llanto; porque dice en su corazón: Yo estoy sentada como reina, y no soy viuda, y no veré llanto;

por lo cual en un solo día vendrán sus plagas; muerte, llanto y hambre, y será quemada con fuego; porque poderoso es Dios el Señor, que la juzga.

Y los reyes de la tierra que han fornicado con ella, y con ella han vivido en deleites, llorarán y harán lamentación sobre ella, cuando vean el humo de su incendio,

parándose lejos por el temor de su tormento, diciendo: ¡Ay, ay, de la gran ciudad de Babilonia, la ciudad fuerte; porque en una hora vino tu juicio!

Y los mercaderes de la tierra lloran y hacen lamentación sobre ella, porque ninguno compra más sus mercaderías;

mercadería de oro, de plata, de piedras preciosas, de perlas, de lino fino, de púrpura, de seda, de escarlata, de toda madera olorosa, de todo objeto de madera preciosa, de cobre, de hierro y de mármol;

y canela, especias aromáticas, incienso, mirra, olíbano, vino, aceite, flor de harina, trigo, bestias, ovejas, caballos y carros, y esclavos, almas de hombres.

Los frutos codiciados por tu alma se apartaron de ti, y todas las cosas exquisitas y espléndidas te han faltado, y nunca más las hallarás.

Apocalipsis 18:1-14

130 Esto es exactamente las iglesias organizadas del último día, porque dice en el versículo cuatro: “Salid de ella, pueblo mío.” El rapto todavía no ha tomado lugar.  La Novia todavía estará sobre la tierra cuando existan estas condiciones en esta iglesia falsa y rica.  Pero hay un oro de Dios.

Para que sometida aprueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo.

1 Pedro 1:7

131 El oro de Dios es un carácter semejante al de Cristo, el cual es producido en el horno ardiente de aflicción.  Este es el oro propio.

132 Pero, ¿qué clase de oro tiene la iglesia hoy día?  Solamente tiene el oro mundano que perece.  Está rica y satisfecha y ha hecho que la opulencia sea el mayor criterio de espiritualidad.  La evidencia de la bendición de Dios y la exactitud de la doctrina, etc. ahora está basada en el número de gente rica que está envuelta en el asunto.

133 “Vale más que vengas antes de que sea demasiado tarde,”dice el Señor, “y de Mí compres oro refinado en fuego, y entonces serás verdaderamente rico.” ¿Estamos viendo el significado?  Escúcheme: “Llegamos al mundo desnudos (físicamente), pero no saldremos del mundo desnudos (espiritualmente).” No señor, nos vamos a llevar algo, y lo que es ese algo, es todo lo que podemos llevar, ni más ni menos.  Entonces nos conviene tomar mucho cuidado de llevarnos algo que nos haga justos ante Dios. ¿Qué nos llevaremos?  Hermano, nos llevaremos nuestro carácter.

134 ¿Ahora, qué clase de carácter se va a llevar Ud.? ¿Será como el de Aquel, Cuyo carácter fue formado por medio del sufrimiento en el horno ardiente de aflicción, o será un producto de la blandura de esta gente sin carácter de Laodicea?  La respuesta está con cada uno individualmente, porque en aquel día cada hombre cargará su propia carga.

135 Ahora, yo dije que la ciudad de Laodicea era una ciudad muy próspera.  Allí fabricaban monedas de oro con inscripciones por los dos lados.  Monedas de oro caracterizaban la edad, y como resultado existía un comercio muy próspero.  Hoy día también tenemos la moneda de oro de dos lados.  Nos compramos la entrada y también la salida.  En la iglesia tratamos de hacer la misma cosa.  Nos compramos la purgación de los pecados y también nos compramos la entrada al Cielo, o cuando menos así decimos.  Pero Dios no dice así.

136 La iglesia es dueña de riquezas tan fenomenales que en cualquier momento dado, ella puede tomar el mando completo del sistema mundial del comercio; y por cierto, uno de los directores en el Concilio Mundial de Iglesias ha profetizado abiertamente que la iglesia en el futuro visible debe, puede y en verdad hará eso.  Pero su torre de Babel de oro caerá.  Solamente permanecerá el oro que es refinado en el fuego.

137 Y a través de las edades, así siempre ha hecho la iglesia.  Ella ha dejado la Palabra de Dios y ha tomado sus propios credos y dogmas; se ha organizado y se ha unido al mundo.  Por lo tanto está desnuda y Dios está juzgando su lascivia.  La única manera como ella puede escapar de esta situación tan horrorosa, es obedecer al Señor y regresar a Su Palabra.  “Salid de ella, pueblo mío.”

No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿ Y qué comunión la luz con las tinieblas?
¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿ 0 qué parte el creyente con el incrédulo?

¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos?  Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: Habitaré y andaré entre ellos, y seré su Dios, y ellos serán mi pueblo.

Por lo cual, salid de en medió de ellos, y apartaos, dice el Señor, y no toquéis lo inmundo; y yo os recibiré,

Y seré para vosotros por Padre, y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso.

2 Corintios 6:14-18

138 Las vestiduras empleadas para cubrir la desnudez tienen un precio, el precio de la separación.

139 “Y unge tus ojos con colirio, para que veas.”El no dice que uno tiene que comprar este colirio.  No señor.  El Espíritu Santo no tiene precio.

Esto solo quiero saber de vosotros: ¿Recibisteis el Espíritu por las obras de la ley, o por el oír con fe?

Gálatas 3:2

140 Sin el Bautismo del Espíritu Santo, Ud. nunca podrá tener sus ojos abiertos a una verdadera revelación Espiritual de la Palabra.  Un hombre sin el Espíritu está ciego a Dios y a Su Verdad.

141 Cuando pienso en este colirio abriendo los ojos del pueblo, me hace recordar de los días cuando yo era un niñito y vivíamos en el estado de Kentucky.  Mi hermano y yo dormíamos en el desván (una especie de segundo piso) sobre un colchón hecho de paja.  Las rendijas en la casa permitían que pasara el aire.  A veces en el invierno la temperatura bajaba demasiado, y despertábamos en la madrugada con un resfriado en los ojos y tanto era que los ojos los teníamos completamente cerrados por la inflamación.  Llorábamos por nuestra madre y al rato ella subía con un poco de grasa caliente que ella hacía y nos limpiaba aquella cosa de los ojos y entonces podíamos ver.

142 Han habido unos vientos muy fríos que han pasado por la iglesia en esta generación, y temo que sus ojos se han congelado y está ciega a las cosas que Dios tiene para ella.  Ella necesita del aceite caliente del Espíritu de Dios para abrir sus ojos.  A menos que ella reciba el Espíritu de Dios, continuará sustituyendo programas en lugar del poder, y credos en lugar de la Palabra.  Para juzgar el éxito de su obra, ella cuenta los números en vez de buscar el fruto.

143 Los doctores de la teología han cerrado la puerta que conduce a la fe y prohíben la entrada a todos.  Ni entran ni permiten que otros entren.  Su teología sale de un libro de sicología escrito por un incrédulo.  Hay un libro de sicología, uno que todos necesitamos: La Santa Biblia.  Es escrito por Dios y contiene la sicología de Dios.  Ud. no necesita que algún doctor se lo explique.  Reciba Ud. el Espíritu Santo y permita que El se lo explique.  El lo escribió y El le puede decir lo que el Libro contiene y lo que significa.

Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman.
Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.

Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él?  Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.

Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido,

lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual.

Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.

En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie.

Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá?  Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.

1 Corintios 2:9-16

144 Ahora, si están presentes en esta edad todas las cosas de las cual es el Espíritu nos está amonestando, entonces necesitamos que alguien llegue a la escena como hizo Juan el Bautista, para retar a la iglesia como jamás ha sido retada.  Y eso es exactamente lo que está viniendo a nuestra edad.  Otro Juan el Bautista viene y él clamará exactamente como lo hizo el primer precursor.  Y sabemos que eso es así porque el siguiente versículo dice

Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete.

Apocalipsis 3:19

145 Este es el mismo Mensaje que predicó Juan mientras clamaba en aquel desierto religioso de fariseos, saduceos, y paganos: “¡Arrepiéntanse!  ” En aquel día no había otro remedio, tampoco hay otro remedio hoy.  En aquel día no había otra manera para volver a Dios, y tampoco hay otra manera hoy.  La única manera es: arrepentimiento.  Cambie su mente, dé la media vuelta, arrepiéntase ¿por qué querrá morir?

146 Ahora examinemos esta frase:”a todos los que amo.”En el griego el énfasis está sobre el pronombre personal Yo, el que está iniciando el amor.  El no dice como muchos sienten que El debe decir: “a todos los que me aman.” No señor.  Nunca debemos hacer que Jesús sea el objeto del amor humano en este versículo. ¡De ninguna manera!  Son los “muchos” quienes son los amados de Dios.  Lo que se está considerando aquí es Su amor, no el de nosotros.  Una vez más nos hallamos gloriando en Su salvación, en Su propósito, y en Su plan; y somos confirmados aun más fuertemente en la verdad de la doctrina de la Soberanía de Dios.  Así es como dice en Romanos 9:13, “a Jacob amé.” Ahora, ¿se puede sacar de esto que El amó a todos y que ahora está en un estado de satisfacción esperando el amor de aquellos que no se han acercado a El? Esto de ninguna manera puede ser cierto, porque también declaró en Romanos 9:13, “mas a Esaú aborrecí.” Y en el versículo once, el Espíritu dice claramente:

(Pues no habían aún nacido, ni habían hecho aún ni bien ni mal, para que el propósito de Dios conforme a la elección permaneciese, no por las obras sino por el que llama.)

Romanos 9:11

147 Este amores “Amor electivo.”Es, mejor dicho, Su amor para Sus elegidos.  Y Su amor para con ellos es aparte del mérito humano, porque dice que el propósito de Dios está en la elección, lo cual está exactamente contrario a las obra o cualquier cosa que el hombre tiene en sí.  Porque “antes de que hubiesen nacido los niños,” El ya había dicho, 11 a Jacob amé, mas a Esaú aborrecí.”

148 Ahora, El dice a los Suyos: “Yo reprendo y castigo a todos los que amo.” Reprender es reprobar.  Reprobar es “exponer con el fin de corregir.” Castigar no quiere decir maltratar, sino que significa más bien, “disciplinar, teniendo en mente la enmienda del sujeto.” Esto es exactamente lo que hallamos en las Escrituras:

y habéis ya olvidado la exhortación que como a hijos se os dirige, diciendo: Hijo mío, no menosprecies la disciplina del Señor, ni desmayes cuando eres reprendido por él,-
Porque el Señor al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo.
Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina?

Pero si es os deja sin disciplina, de la cual todos han sido participantes, entonces sois bastardos, y no hijos.

Por otra parte, tuvimos a nuestros padres terrenales que nos disciplinaban, y los venerábamos. ¿Por qué no obedeceremos mucho mejor al Padre de los espíritus, y viviremos?

Y aquellos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad

Es verdad que ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, sino de tristeza; pero después da fruto apacible de justicia a los que en ella han sido ejercitados.

Hebreos 12:5-11

149 Aquí vemos el amor de Dios.  En amor, El deseaba una familia de hijos; hijos que se parecieran a El.  Ante El está toda la humanidad como una sola masa de barro.  De esta misma masa de barro El hará vasos para honra y vasos para deshonra.  La elección será Su propia elección.  Entonces aquellos seres escogidos, nacidos de Su Espíritu, serán entrenados para ser conformes a Su imagen en su modo de vivir.  El reprende con toda tolerancia, benignidad y misericordia.  El castiga con Sus manos heridas de clavos.  A veces este Alfarero tiene que tomar el vaso con el cual está trabajando y quebrarlo completamente para así reconstruirlo exactamente como El lo desea.  Pero es en amor.  Así es Su amor.  No hay y no puede haber otra manera para mostrar Su amor.

150 Oh, manada pequeña, no tengan temor. Esta edad se está terminando rápidamente.  Y cuando ya esté para terminarse, aquella cizaña será juntada, y así como un cordón de tres dobleces no se rompe fácilmente, ellos tendrán una tremenda fuerza de tres partes: poder político, físico y espiritual (de Satanás.  Y tratarán de destruir a la Novia de Cristo.  Ella sufrirá pero perdurará.  No tenga Ud. temor de aquellas cosas que vendrán sobre la tierra, porque:

… como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta elfin.

San Juan 13:1

151 “Sé, pues, celoso, y arrepiéntete.” Ahora esta iglesia falsa tiene celo (fervor).  Su celo ha sido literalmente como el de los judíos, “El celo de tu casa me consume” (San Juan 2:17).  Pero es un celo incorrecto, es para la casa de su propia edificación.  Es para sus propios credos, sus dogmas, organizaciones y su propia justicia.  Han echado fuera la Palabra de Dios para dar lugar a sus propias ideas.  Destronaron al Espíritu Santo y pusieron a hombres como líderes.  Han puesto a un lado la Vida Eterna que es una Persona y han sustituido por ella las buenas obras, y aun han aceptado la conformidad a la iglesia en vez de las buenas obras.

152 Pero Dios está exigiendo otra clase de celo.  Es el celo de clamar: “¡Estoy equivocado!  ” Ahora ¿quién dirá que está equivocado? ¿Sobre qué están basadas todas estas denominacionales?  Sobre el derecho a la originalidad, y eso de Dios, el derecho a que cada una tienen la razón.  Ahora, todas no pueden estar correctas.  Por cierto, ni una sola de ellas está correcta.  Son sepulcros blanqueados, llenos de huesos de muertos.  No tienen Vida, no tienen vindicación.  Dios nunca se ha dado a conocer en una denominación.  Dicen que están correctos porque son los que lo dicen, pero diciéndolo no lo hace ser la verdad.  Necesitan la vindicada ASí DICE EL SEÑOR de Dios, y no la tienen.

153 Ahora, déjeme decir esto: Yo no creo que Dios está llamando solamente la iglesia falsa al arrepentimiento.  En este versículo El está hablando a Sus elegidos.  Ellos también tienen algunas cosas de las cuales necesitan arrepentirse.  Muchos de Sus hijos todavía están en las iglesias falsas.  La Biblia habla de ellos:

Por lo cual dice: Despiértate, tú que duermes, y levántate de los muertos, y te alumbrará Cristo.

Efesios 5:14

154 Estar dormido no significa estar muerto. Estos aquí están durmiendo entre los muertos; están en las denominaciones muertas y simplemente están siguiendo la corriente.  Dios está clamando: “¡Despiértate! Arrepiéntete de tus necedades.” Están prestando su influencia, dando generosamente de su tiempo y de su dinero, y aun sus mismas vidas a estas organizaciones del anticristo, y todo el tiempo están pensando que todo está correctamente bien.  Necesitan arrepentirse. ¡Tienen que arrepentirse!  Necesitan tener un cambio de mente y volver hacia la Verdad.

155 Sí, esta es la edad que tiene más necesidad de arrepentimiento.  Pero, ¿lo hará? ¿Traerán la Palabra de nuevo? ¿Colocarán de nuevo al Espíritu Santo en el trono de las vidas de los hombres? ¿Reverenciarán a Jesús como el único Salvador?  Yo digo que no, porque el siguiente versículo nos revela la verdad sobresaliente y espantosa de la conclusión de esta edad.

Cristo Fuera De La Iglesia
He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.
Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.

El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

Apocalipsis 3:20-22

156 Ahora, hay mucha confusión en cuanto a este versículo porque muchos Cristianos, obrando en evangelización personal, usan este versículo para dar a entender que Jesús está tocando la puerta del corazón de cada pecador buscando entrada.  Por consiguiente, dicen que si el pecador abre la puerta, el Señor entrará.  Pero este versículo no está dirigido a pecadores.

157 Este mensaje entero tiene un resumen, así como lo tiene el mensaje a cada edad.  En el versículo 22, dice: “El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.” Entonces este es el Mensaje a la iglesia de la última edad.  Esta es la condición de la iglesia de Laodicea al llegar el fin.  No es un mensaje individual para una sola persona; es más bien el Espíritu diciéndonos dónde se encuentra Jesús.  Cristo ha dejado a la iglesia. ¿No es este el resultado lógico si la Palabra es puesta a un lado para aceptar credos; si el Espíritu Santo es destronado para admitir papas, obispos, consejeros, etc., y el Salvador puesto a un lado para dar lugar a un programa de obras, o el unirse a una iglesia, o a alguna clase de conformidad o a un sistema eclesiástico? ¿Qué más se puede hacer en contra de El? ¡Esto es la apostasía!  Esta es la puerta abierta para el anticristo, porque si Uno (Jesús) vino en el Nombre de Su Padre y no fue recibido, sino rechazado; entonces vendrá otro en su propio nombre (mentiroso, jactancioso) y a él recibirán (San Juan 5:43).  El hombre de pecado, el hijo de perdición se apoderará.

158 En Mateo 24, dice que habrá señales en los cielos en estos últimos días antes de la venida de Jesús. ¿Vio Ud. la señal que hubo en los cielos recientemente, la cual vino a cumplimiento como para representar esta misma verdad que hemos estado estudiando?  Esa verdad es que Jesús constantemente ha sido puesto a un lado hasta que en esta última edad ha sido puesto fuera de la iglesia.

159 Recuerde Ud. que en la primera edad vimos a una iglesia casi completamente llena de verdad.  Sin embargo hubo una manchita de error conocida como los hechos de los Nicolaítas, la cual impidió que el círculo de luz fuera completamente lleno.  Luego en la próxima edad entró más oscuridad y el circulo de luz brilló menos.  En la tercera edad fue cubierta aun más por la oscuridad, y en la cuarta edad, o sea la edad del Oscurantismo, la luz estaba casi aniquilada.

160 Ahora, piense en esto: La iglesia brilla con la Luz reflejada de Cristo.  El es el sol y la iglesia es la luna.  Entonces este círculo de luz es la luna y habla disminuido de una luna llena en la primera edad hasta apenas un rayito de luz en la cuarta edad.  Pero empezó a crecer en la quinta edad.  En la sexta edad tomó un gran paso de avance, y en la séptima edad todavía estaba creciendo cuando de repente la obra cesó y la luz disminuyó a casi nada.  Y en vez de luz, estaba presente más bien la oscuridad de la apostasía, y al fin de la edad la luz ya no brillaba porque la oscuridad había tomado posesión completa.  Cristo ahora estaba fuera de la iglesia.  Aquí está la señal que apareció en los cielos.

161 La última etapa del eclipse de la luna fue un eclipse total.  La luz disminuyó a una oscuridad completa en una serie de siete etapas.  La oscuridad se completó en la séptima etapa, al mismo tiempo que el Papa de Roma (Paulo VI) fue a la Palestina en un plan de turismo de Jerusalén.  Este fue el primer Papa que haya ido a Jerusalén.  El se llama Pablo VI.  San Pablo fue el primer mensajero y este hombre ahora lleva ese nombre.  Note Ud. que es el número seis, o sea el número de hombre.  Todo esto es más que una simple coincidencia.  Cuando él fue a Jerusalén, la luna (la iglesia) entró en una oscuridad completa.  Este es el fin.  Esta generación no pasará sin que todo sea cumplido.  “Amén, sea así.  Ven, Señor Jesús.”

162 Ahora podemos ver porqué hubo dos viñas, una verdadera y una falsa.  También podemos ver porqué Abraham tuvo dos hijos, uno según la carne, el cual persiguió al otro hijo que fue según la promesa.  También podemos ver cómo de los mismos padres nacieron dos hijos gemelos, el uno conociendo y amando las cosas de Dios, y el otro conociendo muchas de las mismas verdades pero no siendo del mismo Espíritu, y por consiguiente, persiguiendo al hijo elegido.  Dios no reprobó simplemente por el hecho de reprobar.  El reprobó por causa del elegido.  Un elegido no puede perseguir a otro elegido.  Un elegido no puede dañar a otro elegido.  Son los réprobos quienes persiguen y destruyen a los elegidos.  Y aquellos réprobos son muy religiosos, son muy inteligentes.  Vienen de la línea de Caín, la simiente de la serpiente.  Edifican sus torres de Babel y sus ciudades y sus imperios y a la vez orando y alabando a Dios.  Odian la simiente verdadera y harán todo lo posible (aun en el Nombre del Señor) para destruir a los elegidos de Dios.  Pero ellos tienen su lugar, son necesarios.  “¿Qué tiene que ver la paja con el trigo?” (Jeremías 23:28).  Si no hay paja, no hay trigo.  Pero en el fin, ¿qué pasa con la paja?  Es quemada con un fuego inextinguible. ¿Y el trigo?  El trigo es juntado en el alfolí, donde está el Señor.

163 Oh, elegido de Dios, guárdese, estudie bien, tenga mucho cuidado.  Ocúpese en su salvación con temor y temblor (Filipenses 2:12).  Confíe en Dios y sea Ud. fortalecido en Su poder.  El adversario, que es el diablo, anda ahora mismo como un león rugiente, buscando a quién devorar.  Persevere en oración y sea firme.  Este es el tiempo del fin.  La viña falsa y la verdadera están llegando a madurez, pero antes de que madure el trigo la cizaña madura tiene que ser juntada para el fuego inextinguible.  Fíjese: todos están uniéndose al Concilio Mundial de Iglesias.  Allí es donde se juntan.  Dentro de poco se llevará a cabo el almacenamiento del trigo.  Pero por ahora los dos espíritus están obrando en las dos viñas. ¡Salga Ud. de entre la cizaña Empiece a vencer para que así sea considerado digno de la alabanza de su Señor y listo para reinar y gobernar con El.

El Trono Del Vencedor
Al que venciera, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.

Apocalipsis 3:21

164 Ahora,¿qué debemos vencer? Esta seria la pregunta normal en este punto.  Pero ese no es el pensamiento clave de este versículo porque no es tanto qué debemos vencer, sino cómo debemos vencer.  Ahora esto es lógico, porque ¿importa tanto qué tenemos que vencer, si es que sabemos cómo podemos vencer?

165 Un breve estudio de las Escrituras que tienen que ver con el Señor Jesucristo en Sus horas de tentación mostrarán la verdad de esta afirmación.  En Mateo 4, vemos a Jesús siendo tentado del diablo.  El venció las tentaciones personales del diablo por medio de la Palabra, y solamente la Palabra.  En cada una de las tres pruebas mayores que correspondieron directamente a la tentación en el Huerto de Edén, el deseo de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, Jesús las venció todas por medio de la Palabra.  Eva cayó a la tentación personal de Satanás al no emplear la Palabra.  Adán cayó por desobediencia directa a la Palabra.  Pero Jesús venció por la Palabra.  Déjeme decirle esto: ésta es la única manera de ser un vencedor, también es la única manera de saber si Ud. está venciendo, porque la Palabra no puede fallar.

166 Notemos de nuevo cómo Jesús venció los sistemas religiosos del mundo.  Cuando El fue acusado continuamente por los teólogos de Su día, El seguidamente aplicó la Palabra.  El habló solamente lo que el Padre le daba para hablar.  No hubo ni una sola ocasión cuando el mundo no fue completamente confundido por Su sabiduría, porque era la sabiduría de Dios.  En su vida personal, contendiendo consigo mismo, Jesús venció por la obediencia a la Palabra.

Y Cristo, en los días de su carne, ofreciendo ruegos y súplicas con gran clamor y lágrimas al que le podía librar de la muerte, fue oído a causa de su temor reverente.
Y aunque era Hijo, por lo que padeció aprendió la obediencia;

y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen.

Hebreos 5:7-9

167 ¿A qué fue obediente?  A la Palabra de Dios.  Ahora, no habrá ni una sola persona sentada en el trono del Señor Jesucristo que no haya vivido la Palabra, Sus oraciones, sus ayunos, sus arrepentimientos (no importa lo que Ud. presenta a Dios), ninguna de esas cosas le darán a Ud. el privilegio de sentarse en aquel Trono.  Esto será concedido solamente a la Novia de la Palabra.  Como el trono del rey es compartido con la reina porque ella está unida a él, así también solamente aquellos que son de la Palabra (como El es de la Palabra) compartirán de aquel Trono.

168 Hemos mostrado claramente a través del estudio de las edades que así como Adán y Eva cayeron por dejar la Palabra, así también la edad de Efeso cayó al mirar fuera del margen de la Palabra; y cada edad que siguió se apartó un poco más, hasta que ahora tenemos un rechazamiento final de la Palabra de parte del Sistema Mundial de Iglesias.  Esta edad de Laodicea termina en un oscurecimiento completo de la Palabra, causando la salida del Señor de entre la iglesia.  El está parado afuera llamando a los Suyos quienes le siguen por medio de la obediencia a la Palabra.  Después de una corta y poderosa demostración del Espíritu, este pequeño grupo tan perseguido y molestado se irá a estar con Jesús.

La Consumación De Las Edades Gentiles
169 Esta edad es la última de las Siete Edades de la Iglesia.  Lo que empezó en la primera, la edad de Efeso, tiene que venir a una fruición completa y luego la cosecha en la edad de Laodicea.  Las dos viñas rendirán su fruto final.  Los dos espíritus finalizarán sus manifestaciones en el destinación final de cada uno.  La siembra, el riego, el crecimiento, todo ha llegado a su fin.  El verano ha pasado.  La hoz es puesta en la cosecha.

17o En los versículos 15 al 18 de este capítulo tres, hallamos el verdadero cuadro de la madurez de la gente de la vid falsa, del espíritu falso, y de la iglesia falsa:

Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente!
Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.
Porque tú dices: Yo soy rico, y me ha enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad,- y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.

Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.

Apocalipsis 3:15-18

171 No hay palabras para pronunciar una denuncia más áspera, y a la vez jamás ha habido una gente tan orgullosa, tan arrogante y religiosa que lo mereciera más.  Sin embargo, en el versículo 21 hallamos la gente de la Vid verdadera, del Espíritu verdadero, y de la Iglesia verdadera, exaltada al mismo Trono de Dios con el honor más alto que se haya atribuido a un humilde y firme grupo Espiritual:

Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mí trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.

Apocalipsis 3:21

172 Las palabras de Juan el Bautista, quien tan claramente mostró al
Cristo en relación a la iglesia falsa y la Iglesia verdadera, ahora llegan
a su cumplimiento:
Yo a la verdad os bautizo en agua para arrepentimiento;
pero el que viene tras mí, cuyo calzado yo no soy digno de
llevar, es más poderoso que yo; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego.

Su aventador está en su mano, y limpiará su era; y recogerá su trigo en el granero, y quemará la paja en fuego que nunca se apaga.

Mateo 3:11-12

173 Cristo, el Gran Segador, ahora mismo está segando el fruto de la tierra.  El junta el trigo en el alfolí cuando viene por los Suyos y los recibe para siempre a Sí mismo.  Entonces vuelve para quemar a los malvados con fuego insaciable.  También vemos el cumplimiento del misterio de la cizaña y el trigo de Mateo 13:

Les refirió otra parábola, diciendo: El reino de los cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero m ¡entras dormían los hombres, vino s u enemigo y sembró cizaña entre el trigo, y se fue.
Y cuando salió la hierba y dio fruto, entonces apareció también la cizaña.

Vinieron entonces los siervos del padre de familia y le dijeron: Señor, ¿no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, tiene cizaña?

El les dijo: Un enemigo ha hecho esto.  Y los siervos le dijeron: ¿Quieres, pues, que vayamos y la arranquemos?

El les dijo: No, no sea que al arrancar la cizaña, arranquéis también con ella el trigo.

Dejad crecer juntamente lo uno y lo otro hasta la siega; y al tiempo de la siega yo diré a los segadores: Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla; pero recoged el trigo en mi granero.

Mateo 13:24-30

174 El trigo y la cizaña, que desde la primera edad hasta ahora han crecido juntos, son cosechados.  Lo que Nicea se propuso hacer, por fin ha llegado a suceder.  Con todo el poder de la organización, la iglesia falsa se aparta de cualquier rayito de verdad, y se fortalece con poder político con el respaldo del estado, y se propone a erradicar para siempre al verdadero creyente.  Pero cuando ya parece que su plan de cobardía ha tenido éxito, el trigo es juntado en el alfolí.  Jamás crecerán junto el trigo y la cizaña y jamás recibirá la cizaña las bendiciones de Dios por causa de la presencia del trigo, porque el trigo estará en el alfolí, y la ira de Dios será derramada en el sexto sello, terminando en la completa destrucción de los malvados.

175 Ahora, un poco atrás yo dije que la vid falsa viene a una fruición completa en esta edad, que su fruto madurará.  Eso es correcto.  Esta iglesia de espíritu tan malvado, llena de iniquidad, será manifestada como la simiente de mostaza que creció y llegó a ser un árbol en el cual moraban todas las aves del cielo.  Su cabeza será el anticristo, el misterio de iniquidad.  Todo esto es verdad.  Y si esto es verdad, entonces también tiene que ser verdad que la Iglesia verdadera, la Novia, madurará; y su madurez será una identificación con su Señor por medio de la Palabra.  Y su Cabeza, Quien vendrá por ella, es el Misterio de la Piedad, Cristo Jesús.

176 Y a medida que la iglesia falsa venga en contra de la Vid verdadera con todo poder astuto y diabólico formado de la fuerza política, física y los demonios de las tinieblas, la Vid verdadera con la plenitud del Espíritu y la Palabra, hará las mismas obras de poder que hizo Jesús.  Luego, al acercarse a su Piedra de Corona, llegando a ser como El por medio de la Palabra, Jesús vendrá para así unir como uno a la Novia y al Novio para siempre.

177 Ya podernos ver por todos lados las manifestaciones de estas cosas.  El movimiento ecuménico de la cizaña ya es una cosa establecida. Pero también es un hecho que el profeta de la última edad tiene que estar trayendo un Mensaje de Dios que precederá la segunda venida del Señor; porque por medio de su Mensaje serán convertidos los corazones de los hijos a los padres Pentecostales, y juntamente con la restauración de la Palabra vendrá la restauración del poder.

178 ¡Qué tiempos tan decisivos son estos en que vivimos!  Cuanto cuidado debemos tomar para permanecer fiel hacia esta Palabra y no quitar de ella ni tampoco agregarle; porque aquel que habla donde Dios no ha hablado hace de Dios un mentiroso.

179 Particularmente estoy refiriéndome a esto: Al empezar el siglo veinte, el hambre por las cosas de Dios que había sido despertado en la edad de Filadelfia, trajo a la vista un gran clamor por el Espíritu de Dios.  Cuando Dios dio respuesta a este clamor y envió las manifestaciones de lenguas, la interpretación y la profecía, un cierto grupo redactó una doctrina completamente contraria a la Palabra, la cual fue que las lenguas eran la evidencia de ser bautizado con el Espíritu Santo.  Las lenguas no eran la evidencia.  Eran una manifestación pero no la evidencia.

180 La falsedad de esta doctrina se puede ver no solamente por la falta de Escrituras para respaldarla, sino también en que todos aquellos que la creyeron inmediatamente se organizaron sobre dicha doctrina, probando que no estaban en la verdad como querían que todos creyeran.  Oh, parecía algo bueno.  Parecía la restauración de Pentecostés, pero se probó que no era.  No podía ser porque se organizó, y eso es muerte, no es vida.  Se parecía tanto al verdadero que miles fueron engañados.

181 Ahora, si no fue lo genuino, entonces ¿qué fue?  Fue la cáscara, la paja.  En la forma verde y suave, parecía ser la cosa verdadera.  Pero así como uno puede andar por el campo y ver lo que parece ser trigo pero sin embargo únicamente es la cáscara (porque el grano de trigo no se ha formado todavía), así esto era apenas la cáscara suave que se parecía al grano verdadero que todavía estaba por venir.  El grano de trigo original de Pentecostés estaba por regresar en esta última edad.  Fue enterrada en Nicea.  Mostró una hojita en Sardis.  En Filadelfia brotó la inflorescencia, y estaba por madurar en Laodicea.  Pero no podía estar de nuevo como el original hasta que hubiese sido restaurada la Palabra.  El profeta todavía no había llegado a la escena.  Pero ahora, según el tiempo, estamos en la edad de Laodicea, y el Profeta-Mensajero de Apocalipsis 10:7 ya debe estar sobre la tierra.  Una vez más debe estar aquí el ASí DICE EL SEÑOR, listo para ser manifestado con vindicación infalible.  Por eso, la simiente verdadera ya se está madurando, y luego la cosecha.

182 Sí, el tiempo de la cosecha.  Las dos vides que crecieron juntas y mezclaron sus ramas, ahora están al punto de ser separadas.  Los frutos de cada vid, que son tan distintos, serán recogidos en alfolíes distintos.  Los dos espíritus irán a sus diferentes destinos.  Hoy es el tiempo de escuchar la última llamada que viene solamente para la Novia en el tiempo de la madurez del trigo: “Salid de ella, pueblo mío (el trigo), para que no seáis participantes de sus pecados, y que no recibáis de sus (la cizaña) plagas (la gran tribulación del sexto sello y Mateo 24).”
La Ultima Amonestación Del Espíritu
El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

Apocalipsis 3:22

183 Esta es la última advertencia.  Ya no habrá otra.  El trono ha sido preparado.  Han sido colocados los doce fundamentos.  Las calles de oro han sido pavimentadas.  Las puertas hechas de perlas gigantescas han sido alzadas y colocadas.  En la forma de pirámide, allí está la ciudad tan hermosa y gloriosa.  Los seres Celestiales, quienes la han preparado, la miran casi sin respirar, porque la ciudad brilla y resplandece con una gloria que no es terrenal.  Cada detalle de su belleza relata una historia de gracia admirable y del amor de Cristo.  Es una ciudad preparada para una gente preparada.  Solamente está esperando sus habitante; y dentro de poco, ellos llenarán sus calles con gozo.  Sí, es la última llamada.  El Espíritu no hablará en otra edad.  Las edades han terminado.

184 Pero gracias a Dios, en este momento esta edad todavía no se ha acabado.  El todavía está llamando.  Y Su llamada no está solamente en los oídos espirituales de hombres, por Su Espíritu, sino que una vez más hay un profeta sobre la tierra.  Una vez más Dios revelará la verdad como hizo con Pablo.  En los días del séptimo mensajero, en los días de la edad de Laodicea, el mensajero revelará los misterios de Dios como fueron revelado a Pablo.  El hablará, y todo aquel que recibiera a aquel profeta en su mismo nombre, recibirá también el efecto benéfico del ministerio de este profeta.  Y todo aquel que le escucha será bendecido y formará parte de la Novia del último día mencionado en Apocalipsis
22:17: “Y el Espíritu y la Esposa dicen: Ven.”

185 El grano de trigo (la Novia) que fue enterrada allá en Nicea, ha
vuelto otra vez a ser el Grano Original de la Palabra. ¡Alabado sea Dios
para siempre!  Sí, escuche Ud. al autenticado profeta de Dios, quien aparece en esta última edad.  Lo que él diga, será de Dios, y la Novia dirá lo mismo.  El Espíritu, el profeta, y la Novia dirán la misma cosa.  Y lo que ellos digan, ya habrá sido dicho en la Palabra.  Lo están diciendo aun ahora: “Salid de entre ella ahora mismo para ser un pueblo separado.” El clamor ha salido; aun está saliendo. ¿Por cuánto tiempo clamará la Voz?  Eso no lo sabemos, pero una cosa sí sabemos: No será por mucho tiempo porque esta es la última edad.

“El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.”

186 El Espíritu ha hablado.  En cuanto a las Edades de la Iglesia, el sol que se está poniendo está casi al punto de pasar a la eternidad.  Entonces todo quedará concluido.  Entonces será demasiado tarde para venir.  Pero si en alguna parte de esta serie de mensajes Dios ha obrado con Ud. por Su Espíritu, vale más que Ud. ahora mismo se entregue a El en arrepentimiento, para que El, por medio de Su Espíritu, le pueda conceder Vida Eterna.

Capítulo 10
Un Resumen De Las Edades

1 Debido a que nuestros estudios han sido una exposición, versículo por versículo, de las Escrituras que tratan con las Siete Edades de la Iglesia, no hemos mostrado un plan continuo de la historia de la iglesia como debiéramos haber hecho.  Es pues nuestro propósito ahora en este capítulo, empezando con la edad de Efeso, trazar a través de las edades la Iglesia y su historia como fue dada a Juan por el Espíritu de Dios.  No agregaremos material nuevo, sino solamente poner en correlación lo que ya tenemos.

2 De nuestros estudios, ya hemos aprendido que mucha de la revelación es totalmente mal
entendida porque no conocíamos previamente que la “iglesia” a la cual y de la cual se
habla en este libro, no se refiere a la iglesia pura, los “escogidos,” el “Cuerpo de Cristo,”
la “Novia,” sino que se refiere al cuerpo entero de gente que se dice ser Cristiano, ya sean
verdaderos o nominales.  Así como todo Israel no es Israel, todos los Cristianos no son
Cristianos.

3 Aprendimos que la iglesia es compuesta de dos vides, la verdadera y la falsa.  Las dos vides son motivadas por dos clases de espíritus: una tiene el Espíritu Santo mientras que la otra ha sido dotada con el espíritu del anticristo.  Ambas claman conocer y ser conocidas por Dios.  Ambas dicen que hablan de parte de Dios.  Ambas creen ciertas verdades básicas y están opuestas en otras.  Pero siendo que ambas llevan el Nombre del Señor (siendo llamadas Cristianas), y por razón de llevar el Nombre, reclaman un parentesco a El (Dios lo llama matrimonio), Dios las hace responsables a El, y por eso habla a las dos.

4 Además, aprendimos que estas dos viñas crecerían lado a lado hasta el fin de las edades cuando las dos llegarían a madurez y serían cosechadas.  La vid falsa no puede vencer como para destruir a la vid verdadera; pero tampoco sería posible para la verdadera traer la vid falsa al conocimiento de la salvación de Jesucristo.

5 Aprendimos la verdad tan sobresaliente: que el Espíritu Santo
podía caer y en verdad caería sobre Cristianos no regenerados de la vid
falsa y se manifestaría poderosamente en diversas señales y maravillas;
aun como Judas tuvo un ministerio definitivo en el Espíritu Santo, aunque él fue declarado ser un diablo.  Con estos fundamentos básicos
a la vista, empezamos a trazar a la iglesia a través de las Siete Edades.

6 El nacimiento de la iglesia fue en el Día de Pentecostés.  Al primer
Adán le fue dado una esposa directamente de la mano de Dios, y ella
fue libre de mancha por un tiempo breve.  Ahora al Cristo, el postrer Adán también le fue dado una esposa pura y nuevecita en el Día de Pentecostés, y ella se mantuvo aparte y sin mancha por un tiempo.

De los demás, ninguno se atrevía apuntarse con ellos.

Hechos 5:13

Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.

Hechos 2:47

7 No sabemos por cuanto tiempo continuó esto, pero un día, así como Eva fue tentada y engañada por Satanás, la iglesia fue contaminada por la entrada de un espíritu de anticristo.

Y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo.

1 Juan 4:3

Y Jesús dijo esto en relación a Su Novia allá en la primera edad:

Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.

Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido.

Apocalipsis 2:4-5

8  En la primera edad la iglesia ya era una mujer caída.  Así como Satanás conoció a Eva antes que Adán, ahora Satanás había engañado a la iglesia, la Novia de Cristo, antes de la cena del Cordero. ¿Qué cosa tenía ella a su derredor que causó la caída?  Únicamente Apocalipsis 2:6,

“Los hechos de los Nicolaítas.” La primera edad ya se había apartado de seguir solamente la pura Palabra de Dios.  Ellos se apartaron de Dios y Su demanda de una iglesia absolutamente dependiente de El (dependiendo enteramente de Dios para que El cumpla Su Palabra principio a fin, aparte de gobiernos humanos), para seguir un sistema de Nicolaismo, lo cual significa organizar un gobierno humano dentro de la iglesia para hacer como cualquier otro gobierno: Legislar para el pueblo.  Hicieron exactamente igual como hizo Israel.  Ellos tomaron la oportunidad de un gobierno humano en vez de la Palabra y el Espíritu.

9 La muerte había entrado. ¿Cómo sabemos?  Oímos la Voz del Espíritu que salió en aquella primera edad para que todos oyeran: “Al que venciere, daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.” La iglesia ya había bebido demasiado del árbol de la muerte (vid falsa, denominacional), cuyo fin es el lago de fuego.  Pero ahora ya no hay querubines con espadas encendidas para cuidar el Árbol de la Vida.  Dios no se ausenta de la iglesia como se ausentó del Huerto del Edén.  No, El estará en medio de Su iglesia hasta la edad final.  Y hasta aquel tiempo, El extiende la invitación a todos para que vengan.

lo Ahora aquí tenemos que tener mucho cuidado.  Este mensaje al ángel de la iglesia que está en Efeso no es un mensaje a la iglesia local de Efeso.  Es más bien un mensaje para la edad.  Aquella edad tenía en ella la simiente de la verdad y la simiente del error; exactamente como está ilustrado en la parábola del trigo y la cizaña.  Las Edades de la Iglesia es el campo, y en este campo hay trigo y cizaña.  La iglesia falsa se organizó y humanizó el gobierno y la Palabra, y peleó en contra del Cristiano verdadero.

11 La cizaña siempre prospera más que el trigo o que cualquiera otra planta cultivada.  La iglesia de la cizaña creció rápidamente en esta primera edad.  Pero la iglesia del trigo también estaba prosperando.  Para el fin de la primera edad los hechos de los Nicolaitas estaban aumentando en las iglesias locales de la vid falsa, y esto juntamente con acrecentados esfuerzos de difundir su influencia más allá de su propio cuerpo de creyentes.  Su influencia fue conocida entre la iglesia verdadera, porque hombres como el venerable Policarpo estaban llamándose obispos, implicando en este título una referencia que no se encontraba en la Palabra.  También en esa edad, la iglesia había perdido su primer amor.  Aquel amor fue tipificado como el amor entre esposo y esposa en el tiempo del matrimonio y en el tiempo de los primeros años de su vida conyugal.  Hubo un enfriamiento de aquel amor y abandono completo hacia Dios.

12 Pero fíjese en Apocalipsis 2: 1, donde las Escrituras describen al Señor Jesús en medio de Su iglesia sosteniendo los mensajeros en Su mano derecha.  El no abandona la iglesia porque ella ha caído y porque la iglesia colectiva llegó a un estado de mezcla de lo verdadero con lo falso.  Ella es de El, y según estos versículos en Romanos, esto es exactamente la verdad.

Porque ninguno de nosotros vive para sí, y ninguno muere para sí.

Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos.  Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos.

Porque Cristo para esto murió y resucitó, y volvió a vivir, para ser Señor así de los muertos como de los que viven.

Romanos 14:7-9

13 En la cruz El compró al mundo entero.  La gente del mundo es de El. El es el Señor de los vivos y de los muertos (en cuanto a dominio, no parentesco).  Y El anda en medio de aquel cuerpo que tiene entre sí
la vida y la muerte.

14 Lo que fue sembrado en la primera edad, se desarrollará en la
segunda y progresivamente en las demás edades hasta que llegue a madurar y luego la cosecha.  Ahora en la edad de Esmirna, estamos bajo la expectativa de la historia de la iglesia colectiva en una forma más amplia y más clara por medio de una revelación del Espíritu.

15 En esta edad el odio de la vid falsa aumenta.  Por medio del versículo 9, vemos que se han separado de la compañía de la vid verdadera.  Se apartaron y se alejaron de ellos.  Fueron mentirosos; se llamaban lo que no eran.  Pero ¿los destruyó Dios?  No. “Dejadlos, ambos perdurarán hasta el tiempo de la cosecha.”

16 “Pero Señor, ellos deben ser aniquilados porque están destruyendo a tu pueblo, los están matando.”

17 “No, dejadlos.  Pero a mi Novia, digo esto: ‘Sé tú fiel aun hasta la muerte.  Ámame aun más’.”

18 Aprendimos de una manera inequívoca que esta vid falsa es la vida de Satanás.  Su reunión es de él (Satanás).  Ellos se reúnen en el Nombre de Dios y mienten diciendo que son de Cristo.  Predican, enseñan, bautizan, adoran y participan en distintos ritos que Cristo dio a la iglesia; sin embargo, no son de Dios.  Pero porque dicen que son de Dios, Dios los guardará responsables y en cada edad El habla de ellos, y a ellos.

19 Nos hace recordar a Balaam.  El ocupaba el puesto profético.  El conocía la manera correcta de llegar a Dios como fue mostrado en el sacrificio de los animales limpios.  Sin embargo, él no fue un verdadero profeta de la Palabra porque cuando Dios le dijo que no fuera para honrar a Balac con su presencia, él de todos modos buscó la manera de ir porque fue motivado por su deseo de oro y prestigio.  Entonces Dios le dejó ir.  La perfecta voluntad de Dios dio lugar a la voluntad permisivo de Dios por razón del “deseo del corazón” de Balaarn.  Dios dijo claramente: “Ve pues.” ¿Cambió Dios su modo de pensar?  No señor.  Aunque Balaam fue, la voluntad de Dios se cumplió.  Balaam no anuló la voluntad de Dios.  De todas maneras se cumplió la voluntad de Dios.  Fue Balaam Quien salió perdiendo porque él pasó por alto la Palabra.

20 Y hoy día tenemos la misma cosa: mujeres predicando, organizaciones, doctrinas falsas, etc., y la gente adorando a Dios, manifestando en el Espíritu, y siguiendo adelante como hizo Balaatn, clamando que Dios le ha hablado aun cuando la comisión recibida es contraria a la Palabra revelada.  Y yo no niego que Dios les haya hablado.  Pero es exactamente como cuando Dios le habló a Balaam por segunda vez.  Sabiendo que Balaam quería el deseo de su propio corazón más que la Palabra, se lo concedió, mas sin embargo, en el fin todavía viendo el cumplimiento de Su propia Voluntad; también hoy día Dios le dice a la gente que prosiga con el deseo de su propio corazón, porque ya ha rechazado la Palabra.  Pero a pesar de todo, la voluntad de Dios se cumplirá.  Amén. ¡Ojalá que Ud. pueda ver esto!  No solamente aclarará mucho de lo que se ha visto a través de las edades, pero nos ayudará especialmente en esta última edad cuando tenemos gran cantidad de manifestaciones, bendiciones externas, y cuando la época entera está opuesta a la “Voluntad Revelada por la Palabra” de Dios.

21 Esta edad recibió un Mensaje de Dios fuerte y claro.  Fue y es aquella verdad del Antiguo Testamento: “El hijo de la sierva afligirá al hijo de la mujer libre hasta que el hijo de la sierva fuere echado.” Eso nos da a conocer que el odio y la blasfemia de Satanás, en contra del verdadero Cristiano, vendrá a través de un grupo de gente que es Cristiano falso y nominal.  Esta condición prosperará hasta que Dios desarraigue a la vid falsa al fin de la edad de Laodicea.

22 La tercera edad reveló por el Espíritu de profecía que la iglesia mundana aceptaría al Nicolaismo como una doctrina.  La separación entre el clero y el laico creció de la verdad Bíblica de los ancianos (pastores de manadas locales) gobernando la manada por medio de la Palabra hasta llegar a los “hechos de los Nicolaítas.  ” En esta situación el clero se colocó en grados de dignidad, uno sobre el otro, fórmula que no tiene ningún fundamento en las Escrituras.  Y luego esto se transformó en un sacerdocio que colocaba al clero entre Dios y el hombre, concediendo al clero ciertos derechos mientras tanto negando al laico los derechos que Dios le había dado.  Eso fue usurpación.  En esta edad llegó a ser una doctrina.  Fue establecido en la iglesia como si fuera Palabra de Dios, lo cual no lo era en ninguna manera.  Pero el mismo clero lo llamó la Palabra de Dios, y en eso la doctrina fue anticristo.

23 Siendo que el gobierno humano no es nada menos que política, la iglesia llegó a estar mezclada en la política.  Esta ligadura fue muy del agrado de un emperador-dictador quien unió la política de la iglesia con la política de estado, y por la fuerza estableció la iglesia falsa (la religión falsa de Satanás) como la religión verdadera.  Y por medio de distintos edictos de muchos emperadores, hallamos a la iglesia falsa, con poder del estado, destruyendo la vid verdadera aun más ávidamente.

24 Aunque duele decirlo, la vid verdadera no estaba totalmente libre de esta doctrina.  Con eso no quiero decir que la vid verdadera haya establecido en alguna ocasión las ideas Nicolaítas como una doctrina.  No fue así.  Pero aquel gusanito de muerte continuó chupando la vida de la vid verdadera con la esperanza de que algún día cayera.  Aun entre la misma iglesia verdadera había quienes Dios había llamado como sobrestantes que estaban cargando ese título para significar un poco más que solamente una responsabilidad local.  No existía el entendimiento
claro de Pablo en la iglesia en este tiempo.  Porque Pablo había dicho: Y glorificaban a Dios en mí.

Gálatas 1:24

25 Sin importar qué autoridad tenía Pablo, él mantenía a la gente mirando a Dios, de Quien procede toda autoridad.  Pero el clero siempre estaba mirando hacia la dirección Divina, además de la dirección humana, y así dando honra donde ésta no correspondía, y hallamos que la iglesia verdadera estaba manchada con humanismo.  Con Nicolaismo ya establecido, sucesión apostólica, ministros colocados, pastores elegidos por votos, etc., solamente era un paso más para que la iglesia falsa entrara en Balaamismo.  El segundo paso hacia la “profundidad de Satanás” ya estaba en progreso.

26 Este segundo paso fue la doctrina de Balaam (Apocalipsis 2:14),
con la cual Balaam enseñó a Balac cómo hacer tropezar a los israelitas
por medio de una reunión unida.  Allí, los huéspedes harían dos cosas
adicionales en contra de la Palabra de Dios.  Ud. recordará que Balac necesitaba ayuda para preservar su reino.  El llamó al hombre más espiritual de su día, Balaam, quien dio el consejo que enredó y destruyó a Israel.  Fue, en primer lugar, la sugerencia que se unieran para hablar acerca de los asuntos, comer juntos y aparejar las cosas.  Porque desde luego, en entenderse el uno al otro se aprovecha mucho; pues una vez que ya se entienden entonces se puede proseguir.

27 El siguiente paso sería adorar juntos, y, desde luego, un poco de esfuerzo de parte del amo de casa, por lo regular, logra que los huéspedes procedan mucho más allá de lo que tenían pensado.  Ahora, eso no sucedió solamente allá en la iglesia de Dios en el Antiguo Testamento, sino también en la iglesia del Nuevo Testamento.  Porque hubo un emperador que, como Balac, necesitaba ayuda para asegurar su reino.  Constantino invitó a la Primera Iglesia Cristiana de Roma, el Cristiano nominal, para que le ayudara a conseguir el respaldo de los Cristianos, siendo que era un cuerpo muy numeroso.  El resultado fue el Concilio de Nicea del año 325.  Allí se congregaron los Cristianos nominales y los Cristianos verdaderos, según la invitación de Constantino.  Los Cristianos verdaderos no tenían ningún negocio asistiendo a tal reunión.

28 A pesar de todo lo que Constantino pudo hacer para unirlos, los creyentes verdaderos reconocieron que no estaban en su debido lugar y se fueron.  Pero a los que permanecieron, Constantino dio parte de la tesorería del estado, juntamente con poder político y físico.  La gente fue introducida a la adoración de ídolos y al espiritismo, porque estatuas con los nombres de santos fueron colocados en los edificios, y la gente fue ensenada a conferir con los muertos y orar a los santos, lo cual es nada menos que el espiritismo.  En lugar del alimento que el hombre en verdad necesita (la Palabra de Dios), fueron dados credos, dogmas y ritos, los cuales también fueron ejecutados por el estado, y sobre todo les dieron tres dioses con el nombre triple y compuesto, del Único Dios Verdadero.  Y el bautismo en agua en el Nombre del Señor Jesucristo fue puesto a un lado para dar lugar al bautismo pagano en tres títulos.

29 Los creyentes verdaderos no debieran haber ido.  Pero ya habían perdido mucho de la verdad, y ahora ellos también perderían el entendimiento de la Divinidad (Deidad) y aceptarían los títulos en vez del Nombre para el bautismo en agua.

30 Ahora, fíjese bien en esta doctrina de Balaam.  Dese cuenta sobre todo que es la maniobra deliberada y precisa de un clero corrupto tratando de ligar la gente a ellos mismos, guiando el pueblo deliberadamente al pecado de incredulidad.  La doctrina Nicolaita fue la corrupción del clero cuando se esforzaba por obtener poder político entre ellos mismos; mientras que el Balaamismo es el acto de sujetar la gente a su sistema de credos y adoración para mantener control.

31 Ahora, fíjese bien en esto. ¿Qué fue lo que ligó la gente a la iglesia nominal y por medio de lo cual la gente fue destruida?  Fueron los credos y dogmas convertidos en afirmaciones o reglamentos de la iglesia.  Fue la doctrina de la Iglesia Católica Romana.  No les fue dado el alimento verdadero: la Palabra.  Les fue dado más bien el alimento que procedía de la adoración de ídolos, el paganismo Babilónico forrado en terminología Cristiana.  Y ese mismo espíritu y doctrina están ahora mismo entre todos los Protestantes, y se llama denominación.

32 Nicolaísmo es organización, humanizando el liderato de la iglesia y, en efecto, echando fuera al Espíritu.  Balaamismo es denominacionalismo, lo cual toma el manual eclesiástico en vez de la Biblia.  Y aún en esta hora tan avanzada, muchos de los hijos de Dios están enredados en el lazo del denominacionalismo, y Dios está clamando:

Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas,

Apocalipsis 18:4
33 ¿Ve Ud.? Ellos son ignorantes.  Pero si el rapto llegara a suceder en este mismo instante, la ignorancia no sería ninguna excusa en el juicio de Dios, por estar en las filas del enemigo.

34 Esto del clero organizándose por grados jerárquicos hasta llegar a una cabeza, un presidente, es una manifestación del espíritu del anticristo.  No importa cuan maravilloso y necesario parezca.  Es nada menos que el razonamiento humano tomando el lugar de la Palabra.  Y cualquier persona que esté en las denominaciones organizadas está en el mero centro del sistema de anticristo.  Ahora, déjeme decir esto para aclarar este detalle: Yo no estoy en contra de la gente. ¡Estoy en contra del sistema!

35 Con la unión del estado y la iglesia, todo quedaba preparado para
las Edades el Oscurantismo.  Y por cierto, por mil años, la iglesia entró
en la profundidad de la oscuridad, conociendo la profundidad de Satanás.  Cuando cualquier gente religiosa acepta el Nicolaísmo y el Balaamismo, y además tiene el respaldo del poder político, físico y económico, hay una sola camino en que puede seguir.  Y ese camino conducirá directamente a la doctrina de Jezabel.

36 Ahora, ¿por qué decimos esto?  Porque como vimos en el estudio de la cuarta edad, Jezabel fue una Sidonia, la hija de Ethbaal, quien fue el sacerdote-rey de Astarte; y él era un asesino.  Esta mujer se casó con Acab (rey de Israel) por conveniencia política.  Entonces se apoderó de la religión de la gente y asesinó a los Levitas, y edificó templos en donde mandó a la gente que adoraran a Astarte (Venus) y a Baal (el dios del Sol).  Ella redactó las enseñanzas y ordenó a sus sacerdotes que las proclamaran, y ellos a su vez mandaron a la gente que las aceptaran.  Allí puede Ud. ver lo que la iglesia nominal fue en las edades de Oscurantismo.

37 Se apartaron completamente de la Palabra de Dios, con la excepción de los nombres y títulos de la Divinidad y unos pocos fundamentos Escritúrales.  Torcieron lo poco que sacaron de la Biblia, cambiando su significado.  Su colegio de obispos, y otros escribieron voluminosos discursos; sus papas se declararon infalibles y dijeron que recibían revelación de Dios y hablaban al pueblo de parte de Dios.  Todo esto se les enseñaba a los sacerdotes, quienes, por medio del temor, hicieron que la gente lo creyera.  Disentir (diferencia de opinión) era muerte o excomunión, lo cual podía ser aún peor que la muerte.

38 Ahora fue la iglesia con la voz asegurada la que se apoderó de la situación, y locos con el poder, bebieron la sangre de los mártires hasta que los verdaderos Cristianos quedaron casi exterminados y no quedaba casi nada de la Palabra, y muy poca manifestación del Espíritu Santo.  Pero la vid verdadera luchó y sobrevivió.  Dios fue fiel hacia la manada pequeña, y a pesar de lo que Roma quizás haría con sus cuerpos, Roma no podía matar al Espíritu dentro de ellos; y la Luz de la Verdad siguió brillando, respaldada por el poder del Espíritu Santo.

39 Aquí quiero traer una observación muy iluminante.  Los hechos y las doctrinas de los Nicolaítas, la doctrina de Balaam, y la enseñanza de la falsa profetisa Jezabel, no constituyen tres espíritus ni son tres fundamentos espirituales.  Estas tres únicamente son las diversas manifestaciones del mismo espíritu mientras baja de una profundidad a otra.  Realmente es el espíritu organizacional del anticristo en sus tres distintas etapas.  Ya una vez que el clero se había separado y organizado, oprimieron a la gente, guiándola y uniéndola también a la organización.  Esta organización estaba basada sobre los credos y los dogmas que ellos enseñaban a la gente en vez de la Palabra pura de Dios.  Los ritos y las ceremonias aumentaron en la adoración; y dentro de poco tiempo este sistema era completamente un poder diabólico y militante que se esforzó por controlar todo por medio de la persuasión de discursos o por la fuerza literal.  Recibió su energía de sus mismas profecías falsas, y no de la Palabra de Dios.  Ahora era absolutamente anticristo aunque vino en el Nombre de Cristo.

40 Después de lo que parecía ser un tiempo sin fin, durante el cual la
Verdad seguramente tenía que morir, hubo hombres quienes empezaron a protestar la infamia de la Iglesia Católica Romana, porque por ninguna exageración de la imaginación podía Dios estar en tales enseñanzas y en tal conducta.  Estas protestas fueron pasadas por alto y murieron por falta de atraer la atención, o fueron sofocadas por Roma.  Pero entonces, Dios en Su gracia soberana mandó a un mensajero con el nombre de Martín Lutero, para empezar una reforma.  El obró en una situación donde la Iglesia Católica Romana había obtenido tanto poder que estaba al punto de ahorcarse con ese mismo poder.  Cuando Lutero predicó “Justificación por la Fe,” por primera vez en muchos siglos la vid verdadera empezó a crecer de una manera abundante.

41 La iglesia nominal había utilizado el poder del estado para respaldarla pero ahora aquel mismo poder estaba empezando a irse en contra de ella.  Y aquí es donde Lutero cometió su error, juntamente con los demás creyentes verdaderos.  Permitieron que el estado los mantuviera, por lo tanto esta edad no avanzó mucho en la Palabra.  Pero gracias a Dios que llegó hasta donde pudo.  Pero por cuanto confió en gran manera en el poder político, esa edad terminó en organización.  Y este mismo grupo, que en la generación de Lutero se había separado de la vid falsa, ahora había vuelto para ser una hija de la ramera porque entró directamente al Nicolaísmo y al Balaamismo.

42 Esta edad tuvo muchas divisiones dentro de sí misma; aun la historia prueba que estaban lejos de la vid verdadera, porque allí se encuentra cómo se perseguían unas a otras, y a veces aun hasta la muerte.  Mas hubo unas pocas personas entre ellas, como siempre las ha habido en cada edad.

43 Nos regocijamos en esta edad por esta razón: La Reforma había empezado.  No fue una resurrección sino una reforma.  Tampoco fue una restauración.  Pero el grano de trigo que había muerto allí en Nicea y que se había podrido en las Edades el Oscurantismo, ahora sacó un renuevo de verdad, significando que en algún tiempo futuro, en el fin de la edad de Laodicea, inmediatamente antes de la venida de Jesús, la iglesia volvería a ser una Novia de la simiente de trigo mientras que la cizaña sería cosechada y quemada en el lago de fuego.

44 Siendo que la quinta edad había traído una gran diseminación de la Palabra por medio de la imprenta, la sexta edad con eficacia aprovechó de esto.  Esta edad fue la segunda etapa de la restauración, y como hemos dicho ya antes, fue la edad de la inflorescencia.  La educación abundaba.  Esta fue la edad de hombres intelectuales, quienes amaban y servían a Dios.  Abundaban misioneros, y la Palabra rodeó al mundo.  Fue una edad de amor fraternal.  Fue una edad de la puerta abierta.  Fue la última edad de larga duración, porque después de ella vendría la edad de Laodicea, la cual sería muy corta.

45 La vid verdadera prosperó en esta edad como en ninguna otra
respecto a números en la iglesia local y en el exterior.  Esta edad trajo hombres santos a la primera fila.  La vid verdadera creció y la vid falsa disminuyó.  Dondequiera que fue la vid verdadera, Dios dio luz, vida y felicidad.  La vid falsa fue desenmascarada y se pudo ver lo que verdaderamente era: oscuridad, miseria, pobreza, analfabetismo y muerte.  Y así como la vid falsa en su día de poder no pudo aniquilar a la vid verdadera, tampoco podía la vid verdadera traer de nuevo la vid falsa a Jesucristo.  Pero la vid falsa se estableció firme, esperando la última parte de la última edad cuando obtendría todo de nuevo, con la excepción de aquella pequeña manada, quienes son los escogidos, la vid verdadera de Dios.

46 Pero cuan triste nos hace sentir esta edad cuando nos damos cuenta de que cada gran movimiento de Dios (y hubo muchos) se descuidó en este detalle: no arrojó la doctrina del Nicolaísmo, pues todos se organizaron y murieron.  Entonces entraron en denominaciones para retener a los muertos espiritualmente en campos sin alimento.  Ellos no lo sabían, pero cada grupo estaba manchado con ese mismo error, y cuando la lumbre del avivamiento iba menguando, la organización se apoderó, y la gente le convirtió en denominaciones.  Apenas eran Cristianos nominales, aunque cada grupo reclamaba con la misma seguridad con que lo hacía la Iglesia Católica Romana, que cada uno era el correcto, y todos los demás estaban errados.  Ciertamente todo estaba listo para que las hijas regresaran a su hogar en la última edad, regresar a Roma, buscando amparo bajo la gallina madre.

47 Y así llegamos a la última edad, la edad de la Laodicea.  Esta es nuestra edad.  Sabemos que es la última edad porque los judíos ya están de nuevo en la Palestina.  No importa cómo llegaron, la cosa es que allí están.  Y este es el tiempo de la cosecha.  Pero antes de que pueda haber una cosecha, tiene que haber madurez, un tiempo en que ambas vides maduren.

48 La edad Luterana fue la primavera.  La edad de Wesley fue el tiempo de verano, tiempo de crecimiento.  La edad de Laodicea es el tiempo de la cosecha, cuando se junta la cizaña para la quema, y el trigo para el Señor.

49 ¿Ha notado Ud. que en el tiempo de la cosecha hay una aceleración en la madurez, y a la vez un estancamiento en el crecimiento, hasta que ya no se nota el crecimiento? ¿No es eso exactamente lo que estamos viendo en estos días?  La vid falsa está perdiendo miles que terminan con los Comunistas y varios otras creencias.  Sus números no están aumentando como quisieran que pensáramos.  Su dominio de la gente no es lo que era, y en tantos casos asistencia a la iglesia es solamente una exhibición.

50 Y ¿qué de la vid verdadera? ¿Está creciendo? ¿Donde están aquellas enormes
cantidades de gente que siguen viniendo a los avivamientos y responden a la invitación? 
En la mayor parte ¿no vienen en una actitud emocional, o deseosos de algo físico en vez
de algo verdaderamente Espiritual? ¿No es esta edad semejante al día en que Noé entró