LA SANTA BIBLIA

Otro blog blog.terra.com.mx más

Agosto 19, 2010

LA BIENAVENTURANZA OLVIDADA

Predicado por
 William Marrion Branham
 Abril 25, 1961. Chicago, Illinois, U.S.A.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 Te damos gracias desde el fondo de nuestro corazón por el Señor Jesús, quien es nuestra Vida, y no encontramos ninguna falla en El, encontramos fallas en nosotros cuando miramos Su vida y examinamos nuestra vida por la de El.  Oramos que Tú nos perdones, pedimos que Tú te encuentres con nosotros así como lo prometiste, que dondequiera que estuvieran dos o tres reunidos, Tú estarías en medio, que si pedíamos cualquier cosa sería hecha.
 Padre, es esta noche nuestro motivo y nuestro objetivo y esta espera en nuestro corazón es para ver a Cristo glorificado. Así que oramos que nuestros esfuerzos en esta noche al continuar, serán el traer gente a la fe viva, en un Dios vivo el cual no está muerto, si no que está vivo para siempre.
 Oramos Padre que Tú tocarás nuestras almas en esta noche con tu presencia, lo pedimos a través del Nombre de Jesucristo.  Amén.  Ud. puede sentarse.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 2  Solo un poquito tarde, un poquito cansado porque he estado moviéndome desde Navidad sin ningún descanso, así que estoy muy cansado.  Me dio mucho gusto ver al Hno. José Bozé en esta noche, al cual he estado buscando por algún tiempo, al retornar de los campos de Ultramar.
 Y me apena de decir en esta noche que a nuestro precioso hermano y amigo aquí, el Hno. Tommy Hicks, nos está dejando mañana por la mañana, sale para Canadá a tener un servicio.  Yo traté de que él viniera y predicara por mí en esta noche, porque yo estaba tan cansado, o que yo tuviera la línea de oración y él me respaldara, así que él dijo “La próxima vez, la próxima vez”, él siempre se mantiene diciéndome eso.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 3  Yo sé que el Hno. Tommy Hicks es… los días que yo estuve con él, y por las veces y el compañerismo, por eso es que ciertamente tengo una gran confianza en Tommy Hicks de que es un siervo del Dios vivo, una gran obra maestra que…

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 4  Yo no creo que hubiera alguien que pudiera decir algo en contra de la guianza del Espíritu Santo con el Hno. Hicks, Ud. oyó de su mensaje cuando fue a Argentina.  El ni aún tenía dinero para ir, pero el Señor lo envió, Ud. sabe acerca de el servicio, y una persona que puede permitir que Dios…

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 5  Ud. sabe, Dios solamente puede usar parte de Ud. si Ud. lo permite.  Ud. vea, como dije un día en algún lado, “Yo he hablado mucho de esto en diferentes lugares, en los cultos de las mañanas  y tardes y los demás” (Pero yo he dicho esto, de que Dios puede usar lo que Ud. le permite así como Sansón).

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 6  Sansón no dejó su corazón a Dios, El se lo dio a Dalila, pero él le dio su fuerza a Dios y El únicamente podía usar su fuerza.  Eso es todo.  Pero si un hombre pudiera solo rendir su ser completo a Dios, ahora, eso es …

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 7  Si Ud. puede dejar su cuerpo a Dios, El lo usará.  Si Ud. le permite su mente, su corazón o lo que sea, Dios usará lo que Ud. le de para usarlo.  El está esperando encontrar a alguien que se rinda de esa forma.
 Dios sea con Ud. Hno. Tommy, y le de un gran éxito.  Oraremos por Ud. en sus servicios, en unos cuantos días yo también estaré en Canadá pero en otro lado, así que Dios le dé un gran éxito y un viaje seguro.  Le damos las gracias a Ud. Hno. Tommy.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 8  Tuvimos un gran tiempo de compañerismo en esta mañana alrededor de la mesa del Señor, donde pedimos las bendiciones y tuvimos un desayuno ministerial, es la primera vez que he tenido el privilegio de conocer al grupo ministerial  de esta ciudad.  Ciertamente me encontré a algunos grandes hombres, grandes hombres de Cristo con grandes corazones trabajando por Dios.
 Y yo confío que en alguna ocasión pueda regresar a donde puedan tener un lugar completo y estar todos juntos en un culto en grande compañerismo, tener un gran servicio juntos aquí en Chicago.
 Ahora, anoche pensé que estábamos orando por los enfermos, el domingo por la tarde prediqué sobre el tema de Abraham y su simiente después de él. Anoche prediqué sobre el tema de “Las mas grandes noticias relampagueando que jamás han golpeado al mundo en la historia”.  Y en esta noche si Uds. voltearan en las escrituras, iremos a Mateo capítulo 11 y el verso 6, leeré esas palabras.
 Y bienaventurado es el que no halle tropiezo en mí.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 9  Voy a llamar este tema “La bienaventuranza olvidada”, todos estamos identificados con las bienaventuranzas.  Aquí en el libro de Mateo capítulo 5 Jesús enseñó las bienaventuranzas cuando llevó a la gente, y subió al monte justamente cuando su ministerio principió.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 10  El se convirtió en su líder, y subió y enseñó las bienaventuranzas, y comenzó con esto “Habéis oído a los antiguos decir, pero yo les digo a Uds.” y todo lo demás.  Ahora, Moisés fue un tipo de Jesús perfecto.  Jesús fue el anti-tipo de Moisés.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 11  Moisés era un profeta, un dador de la ley, era como una clase de rey sobre la gente -Israel en el desierto, él nació un profeta, se escondió de Faraón así como Jesús se escondió del imperio romano.  Y su ministerio y su vida siempre fueron un buen tipo.  Y cuando Moisés llevó a los hijos de Israel al desierto, él fue al monte y obtuvo los mandamientos y luego descendió y comenzó a enseñarlos.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 12  Y Jesús cuando El vino en su poder, fue arriba de la montaña y se sentó y comenzó a enseñar a la gente “Bienaventurados los de limpios de corazón, porque ellos verán a Dios; bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de Dios; bienaventurado sois cuando sois perseguidos y burlados y todo lo demás, porque ellos persiguieron a los profetas los cuales fueron antes de nosotros. Regocígense y alégrense excedentemente porque grande es su recompensa en los cielos”.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 13  Y El estaba tipificando  a Moisés exactamente… o Moisés era un tipo de El.  Todos estamos identificados con esos tipos que Moisés cumplió, y lo que Jesús era al enseñar las bienaventuranzas.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 14  Pero en esta bienaventuranza que está aquí en el capítulo 11 y en el verso 6, si Ud. no la observa, leerá encima de ella y no la verá.  Está como una cuña entre otras palabras, pero es una bienaventuranza. Y El dijo, “Bienaventurado es aquél que no se ofende de mí”.  Vea, bienaventurados son los de limpio corazón, bienaventurados son los pacificadores, bienaventurados son …

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 15  Y al llegar aquí El mete otra vez esta bienaventuranza, “Bienaventurado es el que no es ofendido en mí”.  Oh, fue un gran tiempo en esos días.  Encontramos que lo que causó esto fue justamente después del ministerio de este gran profeta, el Elías del Nuevo Testamento, Juan el bautista, y a él es a quien el mensaje fue enviado, y Juan había sido puesto en prisión a causa de su ministerio.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 16  Oh qué hombre tan rudo fue Juan, y él verdaderamente fue el mensajero que Jesús dijo “Irá delante de mí”.  El era un hombre de campo, cuando ellos lo atraparon era perfectamente como Elías, quien… su espíritu estaba ungido, y él fue el Elías ungido del Nuevo Testamento.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 17  Como aquél Elías un tipo de hombre que no le gustó como vivía  esa mujer inmoral Jezabel, y Juan era la misma cosa.  Y Elías vivió en el desierto, Juan hizo lo mismo. Juan se quedó solo justamente como lo hizo Elías, aquél gran hombre del desierto.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 18  Y entonces lo tenían ahí en esa celda lodosa y vieja y mojada, eso debió haber sido una experiencia horrible para Juan, un hombre que había sido libre allá afuera en el desierto, comiendo langostas y miel - y viviendo allá en el desierto a donde podía él matar lo que iba a comer, o tomar lo que él quisiera allí afuera en el desierto-.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 19  Y ahora aquí está en una pequeña y vieja, lodosa y sucia celda, quizás obscura, en un galeón en algún lado porque la esposa de Herodías lo había arrojado ahí, porque él le había dicho que no era correcto que Herodes la tomara como su esposa porque era la mujer de su hermano Felipe, y él estaba viviendo con ella.  No era legal que él hiciera eso.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 20  Y Juan era de esos hombres que no se quedaba con ningún golpe, él solo la dejó volar.  No había para él diferencias si era una cosa mala, era una cosa mala (Eso es todo), así como Elías.  El salió con lo que él tenía que decir y llamó lo que era correcto “Correcto”, y si estaba mal, eso estaba mal.  Dios, necesitamos mas hombres como esos hoy, hombres quienes se pararán en las mismas condiciones de la Palabra de Dios, que la hablen y que no se detengan.  Solo que la hablen.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 21  Entonces encontramos a Juan aquí en esta pequeña, vieja, lodosa y dura celda comiendo algún pan sucio que alguien probablemente le echaba de vez en cuando, y probablemente él adelgazó.  Y no tenía manera de leer su Biblia, y él como que… así como un escritor escribió acerca de él en una ocasión y dijo “Qué a sus ojos de águila se le había terminado el rollo de película”.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 22  Ud. sabe, los profetas son tipificados como águilas, y Dios llama a sus profetas Águilas, y es porque un águila es el más poderoso de todos los pájaros y él puede ir mas alto, volar mas alto que cualquier otro pájaro, y tiene una mejor vista que cualquier otro pájaro, se habla acerca de que un halcón tiene una gran vista, de que es capaz de volar en el aire, pero si ese halcón tratara de seguir a un águila se desintegraría en el aire.  Seguro que lo haría.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 23  ¿Qué bien le haría a esa águila elevarse allá si no tiene suficiente vista para ver de nuevo a la tierra?  Es como si nosotros fuéramos a saltar muy alto, ¿pero si no sabemos por qué estamos saltando? ¿Ve? ¿y por qué testificamos tan alto o hacemos mucho ruido si no tenemos nada de que hacerlo? Ahora, el ruido está bien si tiene algo para hacerlo.  Pero espere hasta que eso primero venga y entonces será un ruido por toda su vida.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 24  Encontramos que este ojo de águila se había gastado porque lo habían sacado fuera de su habitación ahí en el desierto, lo habían puesto abajo en una vieja, sucia, y lodosa celda.  Y este gran hombre quien podía ser un águila para  elevarse en el aire…

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 25  Ahora, lo más alto que sube Ud. es lo más lejos que puede ver.  Ahora ellos se suben en esos globos y cosas tan alto en el aire que pueden tomar una fotografía de la tierra completa y su curvatura.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 26  Yo supongo que en este nuevo artefacto que Rusia tiene y que puede cruzar alrededor del mundo en una hora y cuarenta y cinco minutos, bueno, ellos pueden tomar la película completa de ella al dar vueltas.  Pero lo más alto que Ud. sube es lo más que Ud. puede ver.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 27  Por lo tanto los profetas en la Biblia fueron aquellas águilas que podían volar alto y sobre la congregación, y ellos descubrían lo que era “Así dice el Señor”, entonces bajaban y traían las nuevas, por lo tanto la Palabra del Señor viene a los profetas.  Juan al ser atrapado, eso acabó con esa vista de águila.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 28  Me sentí muy triste en una ocasión por una grande águila -no puedo soportar ir a los zoológicos y ver a esos pobres animales enjaulados, así como leones, y… sólo estar en prisión de por vida.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 29  Y la pequeña Sara y yo fuimos una vez al zoológico de Cinccinnati, estábamos caminando por allí.  Mamá estaba preparando nuestra comida, y llevé a los niños ahí, a ellos les gusta hacer esos paseos en bote y ver a los changos y todo lo demás.  Así que nosotros estábamos caminando un poquito mientras mamá  estaba preparando la comida.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 30  Y escuché un ruido, y fui y bajé al fondo de la colina para ver que era, y apenas habían atrapado a una grande águila y la habían puesto en una jaula. Miré a esa pobre ave ahí que estaba sangrando por toda su cabeza, sus plumas estaban todas alborotadas ahí en la cabeza y al final de sus alas.  Yo veía a ese gran animal caminar ahí.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 31  Y ella se preparó, tratando de despegar así como lo hacen las águilas, y  golpeaba sus cabeza en contra de esos barrotes y lo lanzaba hacia atrás y caía sobre el piso, estaba ahí y entonces enrollaba sus grandes ojos así alrededor mirando de esta forma.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 32  Volvía de nuevo, y aquí venía otra vez, se golpeaba contra esos barrotes de nuevo, y sangraba y sus plumas salían de ella, y volvía a acostarse sobre su espalda, movía esos grandes ojos y miraba.  ¿Por qué?  era un pájaro celestial, estaba mirando ahí a donde debería de estar, pero algunas cosas astutas del hombre la habían puesto en una jaula.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 33  Yo pensé que era el cuadro mas horrible y lastimoso.  Yo hubiera comprado esa águila y la hubiera soltado si hubiera tenido mi primera ofrenda,. Pensé “Esa pobre criatura”. “¿No es lastimoso?”.  Nació para ser un pájaro celestial y aquí está atrapado a causa de las astucias del hombre.  Y solo estaba golpeando su cerebro, pero estaba ahí atrapada.  Yo pensé “Esa es la vista mas horrible que yo jamás he visto”.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 34  Entonces me volteé para alejarme y pensé “Sí, esa es la vista más horrible, pero he visto algo más horrible que eso y es ver a hombres y mujeres que nacieron para ser hijos e hijas de Dios y estar atrapadas en algún tipo de jaula, donde ellos pueden mirar hacia arriba y saber que hay un Dios del cielo, y saber que es un Gran Sanador, un Gran maestro, y un Gran Salvador.  Y entonces el estar en una jaula eclesiástica en donde golpean su cabeza en todo tipo de sociedades, y todo lo demás, y nunca son capaces de salirse de esa jaula.  Esa es una condición lastimosa”.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 35  Decirles a ellos de un Dios que fue y ponerlos bajo expectación, entonces solamente decirles de que El murió y fue puesto en una tumba, y que ese es todo el asunto.  Que El no es como solía ser.  Esa es una vista lastimosa, y es  al ver a la gente, hombres y mujeres quienes son nacidos para ser hijos de Dios y estar atrapados en esa cosa.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 36  Y Juan se preocupó porque su ojo de águila verdaderamente se había gastado.  El y Elías tenían un gran parecido porque el mismo espíritu estaba sobre diferentes hombres.  Vea, Dios nunca toma su espíritu, sólo toma su hombre.  Dios se llevó a Elías, El tomó el espíritu de Elías y lo puso sobre Elíseo, entonces tomó ese  espíritu y lo puso sobre Juan, y prometió ponerlo otra vez justamente en el tiempo del fin sobre otro que viene en el tiempo del fin, otro Elías así como nosotros los lectores bíblicos sabemos que está prometido a nosotros.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 37  Dios tomó a Elías, tomó el espíritu de Elías y lo puso en Elíseo. Entonces lo tomó de Elíseo y lo puso sobre Juan, y prometió ponerlo otra vez, justamente al tiempo del fin -otro que viene en el tiempo del fin, otro Elías- el cual todos nosotros, como lectores bíblicos, sabemos que se nos ha prometido.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 38  Ahora, encontramos que el diablo toma a su hombre pero nunca su espíritu y él solo se mantiene bajando, así de la misma forma.  Y encontramos que esos dos están juntos.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 39  Encontramos que Elías y Juan fueron muy parecidos, ellos eran hombres muy nerviosos -ambos de ellos, casi llegaron a un quebrantamiento nervioso los dos, y los hombres quienes viven cerca de Dios mayormente son considerados neuróticos o que algo está mal con ellos.  Eso es cierto.  Siempre son considerados así.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 40  (En esta mañana estaba hablándole al grupo ministerial) hablando de Pablo, como Festo le dijo “Las muchas letras te vuelven loco”.  El dijo “No estoy loco, estoy sobrio, estoy bien”.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 41  Y ellos dicen que William Cowper, creo que fue él, yo estuve en su tumba ahí en Londres, él fue el que escribió ese canto tan famoso, “Hay una fuente llena con la sangre derramada de las venas de la sangre de Emmanuel, a donde los pecadores se sumergieron debajo de la sangre y perdieron todos sus pecados”.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 42  Ese hombre estaba tan inspirado que… después él trató de tomar un lazo y colgarse, y ese lazo se rompió, trató de ir al río para suicidarse, y el taxi ni aún podía encontrar el río porque estaba tan neblinoso.  Eso es solo para mostrar que… como esa inspiración viene a un hombre y lo atrapa y se lo lleva, y entonces cuando él sale de eso…

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 43  Así como Stephen Foster le dio a esta nación sus más grandes canciones folklóricas tales como “El viejo negro Joe” “Ahí abajo en el río Suwanee”, “Mi viejo hogar de Kentucky”.  Cada vez que él recibía la inspiración escribía una canción, entonces se emborrachaba.  Finalmente se salió de la inspiración, llamó a un siervo, tomó una navaja y se suicidó.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 44  Yo pienso acerca del profeta Jonás, Dios inspiró a esa grande águila del aire de aquel día.  Lo inspiró tanto que fue allá abajo, y entró en la panza de una ballena por días y sus noches, salió allí y dio un mensaje que hizo que aún aquella gente pusiera saco de silicio sobre sus animales.  Y cuando el Espíritu lo dejó él fue a la cima de la colina y se sentó y le pidió a Dios que lo dejara morir.  Eso es cierto.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 45  Y encontramos  a este gran Elías de quien Juan fue un tipo, esa gran águila de ese día, ese hombre rudo y poderoso, un gran hombre del bosque que vivía en una cueva ahí en los bosques.  Y él salió y se metió entre la gente.  Y Dios lo llevó hacia los lugares que Israel no sabía nada acerca de ellos, le declaró el mensaje y le dijo “Así dice el Señor”, y regresó de nuevo hacia el desierto.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 46  Encontramos esa grande águila cuando salió allí y le dijo a ese rey “No habrá lluvia ni rocío saliendo de los cielos sino por mí palabra”.  Caminó de regreso hacia allá atrás.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 47  Cuando él fue ese día por ese camino samaritano con esa vara en su mano y esa pieza de piel de oveja envolviéndole, esa cabeza calva brillándole, barbas colgándole, y esos pasos tan firmes como podían serlo al venir y bajar a ese camino samaritano.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 48  Pero él sabía ante qué presencia había estado, no tenía temor de lo que Acab iba a decir porque él había estado en la presencia de alguien más grande que Acab, había estado en la presencia y tenía “Así dice el Señor”.  Esos ojos viejos estando allí con esas arrugas mirando hacia el cielo, caminando firmemente porque sabía que tenía “Así dice el Señor”. Oh, él era el águila.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 49  Fue a la cima de la montaña, y bebió del arroyo allí hasta que se secó, y regresó ahí abajo y anunció una reunión.  Cuando Dios le dio una visión fue hacia arriba de la montaña y dijo “Probemos quien es Dios, veamos quién es Dios, si Él alguna vez fue Dios, aún lo es”.  Eso es cierto.  Cómo me gustan esas águilas.  Si señor.  Fue allí arriba y dijo “Si El es Dios vamos a probarlo”.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 50  Y él actuó en la forma que Dios le había dicho en la visión, él dijo “Tomen un buey, yo tomaré un buey, Uds. llamen a Balaam y yo llamaré a Dios, y el que conteste con fuego que ese sea Dios”.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 51  El estaba tan cierto de sí mismo, tan cierto de su visión.  Mientras ellos estuvieron llamando a Balaam toda la mañana y cortándose así mismos y gritando y saltando, él caminó alrededor y dijo “Hey, quizás deberían de gritar un poco más alto, quizás él está ocupado, o tomando una siesta” Oh, él sabía dónde estaba parado.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 52  Pero después que él había probado a Dios, sus ojos de águila se desgastaron, y cuando Jezabel dijo que lo mataría, él corrió hacia el desierto.  Dios encontró a su siervo recostado sobre un árbol de enebro, corriendo, después de que él había probado de que Dios era Dios, estaba nervioso y triste.  Cuando El sube a esas esferas hace algo que el corazón humano… pero cuando El desciende…

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 53  Ud. no puede explicar eso, eso lo lleva a algún lado, no hay necesidad de tratar de hablar de eso, esas visiones y todo lo demás lo parte a Ud. en pedazos, así que Ud. no puede decirle a la otra gente porque no lo entiende, ellos nunca han estado allí, ¿Así que cómo podría Ud. saber de eso?.  Eso sólo lo despedaza. 
 Dios fue tan bondadoso con Su siervo, que pensó en alimentarlo y darle ánimo allí bajo ese enebro.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 54  Pero él había tenido tanta confianza en Jehová, estaba tan seguro que él pudo caminar ante el rey y decir “Ni aún lluvia ni rocío caerán sino por mí palabra” y luego salió de allí de ese palacio del rey estando ungido.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 55  Entonces él tuvo la visión de lo que tenía que hacer, y luego salió hacia esa montaña, y luego tomó y llamó que bajara fuego de los cielos probando que El era Dios, entonces llamó por lluvia de los cielos en el mismo día, y entonces mató a cuatrocientos sacerdotes, hombres paganos, cortó sus cabezas y entonces corrió cuando la visión lo dejó.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 56  Y ahí estaba sentado nervioso y diciendo “Yo no soy mejor que el resto de mis padres, no soy mas que cualquiera de los otros profetas, ahora Señor, toma mi vida, yo soy el único que queda, soy el único que está predicando el Evangelio correcto, así que solo toma mi vida, déjame ir”.  Ellos se ponen todos frustrados así.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 57  Pero Dios dijo “No, yo tengo siete mil mas que no han doblado sus rodillas a Baal” El dijo “Eso está bien Elías, tú estás haciendo un gran trabajo pero aún tengo otro montón que tú no conoces todavía”.  “Pero toma mi vida, yo no soy mas de lo que fueron los profetas antes que yo, déjame morir”.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 58  Y aquí Juan, siendo muy parecido a él, y estando en la prisión dándose de baja, después de que había estado en las riveras del Jordán, después de que había salido del desierto, habiendo recibido el Espíritu Santo en la matriz de su madre tres meses antes de que aún naciera.  Ciertamente que sí. ¿Cómo?  Cuando él primero escuchó el nombre de Jesucristo.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 59  Cuando María vino allí, y aún ella no había sentido nada, el ángel sólo le había hecho sombra, el Espíritu  Santo apenas se lo había dicho.  Y ella partió a Judea y le dijo a Elizabeth que iba a ser madre.  Y le dijo “Dios ha hecho sombra sobre mí y voy a tener un hijo, y lo llamaré Jesús”.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 60  Y el pequeño Juan tenía ya seis meses, Elizabeth estaba en su preñez de madre, y ella aún no había sentido vida, así que mientras estaba ahí parada mirando al rostro de María, y María diciéndole lo que el Espíritu Santo le dijo que iba a suceder… y le dijo acerca de la experiencia que había tenido (Una vieja mujer coincidiendo) como su esposo estaba mudo.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 61  Mientras estaban allí ella dijo “Voy a tener un hijo, y le pondré por nombre Jesús” y tan pronto como ese nombre precioso y glorioso de Jesús fue hablado por primera vez en labios humanos, el pequeño bebé muerto estando allí en la matriz brincó y vino a vida, y recibió el Espíritu Santo en la matriz de su madre.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 62  Ella dijo, “¿Por qué  viene a mí la madre de mi Señor?” “Porque tan pronto como tu saludo vino a mis oídos, mi bebé brincó de gozo en la matriz”  Y la Biblia dice que él nació lleno del Espíritu Santo desde la matriz de su madre.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 63  Un hombre llamado de Dios que salió al desierto a la edad de nueve años, sin educación y partió al desierto para ser un leñador.  A los treinta años de edad salió del desierto predicando un tal mensaje de el Mesías viniendo, que hizo que las regiones se estremecieran.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 64  Y él no tuvo miedo de la doctrinas de los fariseos, porque les dijo “Uds. serpientes en el pasto, no vengan aquí diciendo que tenemos a Abraham como nuestro padre, ¡Generación de víboras! ¿Quien les enseñará a huir de la ira que vendrá?.”.  Vea, él era rudo.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 65  El dijo “Les estoy hablando de un Mesías que está viniendo con un aventador en su mano”. Amén.  “El limpiará el suelo, llevará su trigo al granero, quemará la paja con fuego inextinguible”.  El sabía de lo que estaba hablando.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 66  Ahora, cuando finalmente este Mesías vino, y Juan tuvo el honor de bautizarlo, vino exacta y correctamente, todas las señales eran correctas, él mostró la señal mesiánica, y Juan sabía eso, sabía que El era el Mesías.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 67  ”Ese es el Mesías, no hay duda de eso”  Juan dijo “Vi la luz del Pilar del fuego descendiendo sobre de El en la forma de una paloma, y una voz hablando de ese Pilar de fuego diciendo, este es mi hijo amado en el cual me complazco morar”.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 68  El sabía que El era el Mesías, él dijo “Yo no lo conocía pero aquél que estaba en el desierto, me dijo que yo fuera a bautizar con agua, y que sobre quien yo viera el Espíritu descender y permanecer sobre de él, que él sería el que bautizaría con el Espíritu Santo y fuego, y estoy seguro que este es El”.  así que él lo predicó.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 69  Pero cuando vinieron los problemas… Jesús vino y mostró que era el Mesías, pero entonces algo comenzó a ir mal, Juan había introducido al Mesías con un aventador en su mano yendo a quemar la paja.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 70  Pero él encontró en las obras de Jesús, que El era manso y tranquilo.  Así que eso lo preocupó porque no sabía qué decir, él pensó “Ahora, hay algo equivocado aquí en algún lado”.  Parecía como que él había creído la cosa equivocada, parecía como que no estaba trabajando correctamente.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 71  Hay muchas veces que nosotros pensamos también que no está obrando correctamente.  Pero lo está.  Mientras sepamos que El está aquí, ¿Qué diferencia hay?  Eso está obrando correctamente.  Quizás no obre de acuerdo a la manera que pensamos que debería de obrar, pero está obrando de acuerdo a la forma que Dios quiere que obre.  Ud. dice “Bueno”.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 72  Juan pensó “Bueno, yo introduje al Mesías, aquél que tenía su aventador en su mano y que iba a purgar los suelos y llevar su trigo al granero, y yo les dije que el hacha ya había sido puesta a la raíz de los árboles y que El iba a tomar toda la basura y quemarla, y aquí está El, en lugar de ser un hombre poderoso y grande viene aquí humilde y manso, algo debió haber salido mal en algún lado”.  El pensó que no estaba correcto. 

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 73  Así que él se desanimó como muchos de nosotros lo hacemos, cuando vemos cosas que caminan y que no van en la forma que pensamos que son correctas entonces nos desanimamos, pero no se preocupe, todo estará bien.
 El diablo de ahí lo agarró, el diablo pensó “Ahora, lo tengo en la jaula, lo lancé aquí, así que lo maltrataré muy bien mientras lo tenga aquí, Dios no está usándolo a él en este momento, lo tengo en la jaula, así que sólo  pondré lo mas que pueda, todo tipo de dudas sobre de él , lo tengo prisionero, tengo al águila en la jaula, así que haré, que él no hubiera deseado predicar jamás el Evangelio.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 74  Esa es la manera que él lo hace a muchos, hay muchos buenos hombres en esa misma condición el día de hoy.  Eso es exactamente correcto.  Pensamos que no está trabajando bien, pero está obrando correctamente.  Todo está bien.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 75  Veo a mucha gente que viene y dice “Hno. Branham, se oró por mí, pero realmente no sentí ninguna diferencia, bueno, hay algo equivocado”. No, no lo hay, no hay nada equivocado con el sistema, no hay nada equivocado con Dios, no hay nada equivocado con la Biblia, no hay nada equivocado con el Espíritu Santo.   La cosa de ello es que hay algo equivocado con Ud.  Todo estaba corriendo bien.  Era Juan, eso era todo.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 76  Una dama vino hace como un mes de la ciudad de Zión (ella pudiera estar aquí ahora), esa mujercita y su esposo -una hermosa pareja- vinieron a mí casa con algunos buenos amigos míos, con los Hnos. Simms también de Zión. Pudieran estar ellos sentados aquí esta noche, es lo que sé.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 77  Y ella tenía un pequeño bebé que creo nació con el pie colgándole así y no podía bajarlo, y ella sólo dijo “Si tan sólo pudiera ver al Hno. Branham poner sus manos sobre éste bebé, ese pie se bajaría”, y ella trajo sus zapatos para usarlos en casa y todo lo demás. Si Señor.
 Así que estaba yo predicando en el tabernáculo, y cuando terminé estaba tratando de salir a otro servicio en Bloomington, Illinois.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 78  Entonces cuando comencé a dejar la plataforma… Creo que íbamos a tener lavamiento de pies, nosotros creemos en eso, creo que la Biblia enseña eso y estamos supuestos a hacerlo hasta que El venga. Así que tratamos de mantener cada palabra que El diga, y estabamos observando esto en nuestra iglesia, por treinta años siempre lo hemos tenido.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 79  Y estábamos entrando para el lavamiento de pies, mi hijo vino y dijo “Papá, hay gente que viene de Zión, ellos están esperando tener oración por los enfermos en ésta noche, traen a un bebé que esa mujer cree que si oras por él, que esa piernita se bajará. Porque él tiene mal una pierna”. Yo dije, “tráiganlo aquí”. Y vino una hermosa madrecita. Y ella dijo “Hermano Branham, mi esposo y yo hemos creído que cuando Ud. ponga sus manos sobre éste bebé que la pierna se va a enderezar y que va a estar todo bien”. Yo dije “¿Requiere Ud. que  encuentre una visión del Señor?”. Ella dijo, “No señor, sólo ponga sus manos sobre él”  Yo dije “Muy bien, haré eso” Puse mis manos sobre él y oré, y me salí del cuarto.
 Y al siguiente día estaba en la oficina contestando ahí sentado algunas llamadas, y trabajando ahí, llegó un carro y salió una damita con su esposo y ellos vinieron ahí.  Dijo, “Hno. Branham, algo estuvo mal”. Yo dije, “¿Qué es lo que quiere decir?” Ella dijo, “Bueno, la pierna del bebé aún no se ha bajado”.  Le dije, “Bueno, ¿Qué tiene que ver eso?” Y ella dijo, “Bueno Hno. Branham, yo creí que si Ud. ponía sus manos sobre mi bebé que Dios lo sanaría, bueno, yo lo creí y algo está mal en algún lado, quizás sea mejor que tenga Ud. una visión”. Yo dije, “No, no hay nada equivocado, ni una cosa mal, la única cosa que está mal es Ud., Ud. solo créalo”.  Ella dijo, “Solo le pido una cosa Hno. Branham, ¿Ud. cree que es la voluntad de Dios que mi bebé esté paralítico?” Le dije, “No creo que sea la voluntad de Dios”.  Ella dijo “Eso es todo lo que quería decirle”.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 80  Vea, nosotros nos frustramos, es todo.  Todo corre bien, todo es de acuerdo al tiempo.  Así que encontramos que el diablo solo trata de hacer que la gente no crea.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 81  Así que el diablo estaba tratando que Juan no creyera que El era el Mesías.  Así que juntó a dos de sus discípulos y los envió, les dijo “Vayan y vean dónde está predicando y cuando lo hagan, vayan y pregúntenle si he estado yo equivocado. (¿Podría imaginarlo?) ¿Podría haber estado equivocado?, ¿Realmente es el mismo? Yo sé que la señal estuvo correcta, vi la señal mesiánica y sé que estuvo correcta, pero no entiendo, no puedo figurar a éste siendo manso y apacible, no puedo ligar esto.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 82  No se supone que Ud. debe atar cabos, si yo lo dijera todo, y Ud. lo supiera todo, ¡Y yo también!. No habría más fe, ya no es fe todo lo que pueda explicar perfectamente, Ud. es salvo por fe, sanado por fe, Ud. sólo créalo, no puede explicarlo, sólo créalo.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 83  Así que él dijo, “Vayan y pregúntenle si debiéramos buscar a otro, es mi fe, mi confianza en mí… yo vi la señal mesiánica sobre él, pero ¿He estado equivocado?, ¿He estado confundido?, ¿Salió algo equivocado?.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 84  Cuando esos discípulos vinieron con ese mensaje de ese gran profeta a Jesús, El nunca les contestó “Les diré que haré, le enviaré a Juan literatura para que se contente en la prisión” No, nunca le dijo eso, no dijo, “Le daré un libro sobre la paciencia, y díganle a Juan cómo ser paciente mientras está en la cárcel, será bueno, odio verlo en la cárcel, pero le diré cómo ser feliz allí” No, El nunca dijo eso.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 85  ¿Sabe Ud. lo que dijo? Solo dijo, “Sólo quédense hasta el culto de la tarde, sólo permanezcan, entonces después de eso podrán partir, sólo observen el servicio de esta tarde”.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 86  Luego, cuando Jesús tenía ese culto, me imagino a esos discípulos de Juan sentados allí vigilando cada movimiento que hacía, porque Juan les había enseñado que era ese Mesías y cómo era eso, y allí estaban sus discípulos comenzando a ver lo que estaba aconteciendo.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 87  Así que después que el servicio terminó, cuando los dos discípulos regresaron a ver a Juan, El les dijo “Vayan y díganle a Juan que los paralíticos andan, el ciego ve, el sordo oye, y que todos esos que vienen a los servicios son pobres, que a toda la gente pobre se les está predicando el evangelio.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 88  Y díganle a Juan que no tema, que no piense nada diferente, que estoy bien en mi programa, que todo corre bien, que todo está muy bien, que estoy justo a tiempo, díganle que un servicio de sanidad está aconteciendo, que a los pobres se les predica el evangelio, que el Poder de Dios se mueve entre ellos, que el programa está en orden” ¡Oh, vaya! “Bienaventurado es aquél que no se ofendiere en Mí”, ahora no se ofenda Ud.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 89  Creo que hay más gente ofendida en Jesús, que cualquier otra persona que haya vivido sobre la tierra, ellos rápidamente se ofenden, Jesús ahora pone aquí esta bienaventuranza dislocada y la coloca acá, para que en esta noche la pudiéramos ver, porque El dijo “Bienaventurado el que no se escandalizare en Mí”, entonces no se escandalice.  Lo más que puede suceder… todo está obrando bien en orden, así que sólo siga Ud. adelante y créalo, es todo.  Todo está bien.  Sólo continúe y créalo.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 90  Vea, Jesús nunca reprendió allí a Juan por eso, nunca dijo “Bueno, me avergüenzo de mi profeta” No, nunca dijo eso, no dijo “¿Qué va el mundo a pensar de esto cuando venga predicando, oh, ¡Qué Mesías!, ¡Qué tan grande Mesías!, ¡Qué tan grande Mesías!”. El nunca le reprendió.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 91  Pero cuando Juan le dijo a Jesús lo peor que podía decirle, El dijo lo mejor que Juan hubiera dicho acerca del El, sí.  Juan dijo “Vayan y vean si El es”.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 92  Después que se fueron, Jesús les dijo “¿Qué salieron a ver al desierto?. Salieron a ver a un hombre vestido de finas…” Ud. sabe, El estaba muy lejos con eso de Hollywood.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 93  Así que El dijo “¿Salieron a ver un hombre con vestiduras finas?” Dijo “Esos están en los palacios de los reyes”, pero, ¿Qué salieron a ver?, ¿una vara que cualquier denominación pueda mover en cualquier forma?, oh no, ciertamente que no.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 94  Dijeron, “¿Qué salieron a ver?, ¿Un profeta?” Dijo “Sí, Uds. salieron a ver un profeta, pero él es más que un profeta, éste es aquel Elías, éste es aquél que fue dicho por el profeta “He aquí envío mi mensajero delante de mi faz”. Dijo, “Verdaderamente les digo que nunca había habido un hombre nacido de mujer más grande que Juan el bautista”.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 95  Y El nunca lo condenó porque sabía que él estaba ungido con el espíritu de Elías, y ese espíritu estaba sobre él, eso fue.  El sabía que todo estaba corriendo muy bien, todo estaba de acuerdo al plan.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 96  ¿Por qué fue Juan más grande que todos los profetas?. Si Ud. es espiritual, capte algo, ¿Por qué fue el mas grande?. Todos los otros profetas habían hablado del Mesías, pero Juan lo introdujo, fue el que lo presentó.  Así será en el tiempo final, todo va de acuerdo al programa, no se ofenda, sólo créalo.
 Las iglesias hoy se ofenden en El.  Las iglesias son ofendidas, la gente es ofendida, ellos están todos frustrados; no saben pensar si es telepatía o algo mas… no se ofenda.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 97  Nuestro mensaje del domingo pasado fue para tratar de mostrarle lo que Dios hizo con Abraham y su muerte después de él.  Y encontramos por cada cruce que El llevó a Abraham, también llevaría a su simiente, por Justificación, Santificación, a través del Espíritu Santo, a través de la colocación del hijo, entonces Dios vino en carne humana, volteó Su espalda a Sara allí en la carpa y le dijo lo que pensaba en su corazón.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 98  No se asuste, El está bien en Su programa, El está aquí, no se ofenda. “Bienaventurado aquél que no fuere escandalizado en Mí”. Si estuviera aquí para hablarnos esta noche, diría lo mismo, El está bien en Su programa.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 99  El profeta dijo que habría un tiempo que no sería ni de día ni de noche, pero en el tiempo de la tarde habrá luz.  El está bien en Su programa, El ha venido a través de Justificación (La edad de Lutero), Santificación (La edad de Wesley), la edad pentecostal; colocó los dones en la iglesia, y ahora apareció a nosotros en nuestra carne, Jesús dijo que El lo haría.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 100  No se ofenda en El, El está a tiempo, Juan, ¡Sal de la prisión!, sal de esa organización a la cual no perteneces, saca la pluma de tus ojos, eres un hombre libre si lo crees.  El está a tiempo; y habrá luz en el tiempo de la tarde. Amén, las luces del atardecer están brillando.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 101  ¿Qué es El? El mismo Jesús, el mismo sol que sale en el Este a el mismo que se pone en el Oeste.  El Hijo de Dios se levantó con El.  La gente oriental, ¿Qué hizo para probarle a los samaritanos y judíos que El era el Mesías?. Fue mostrarles la señal de que El era el profeta del cual Moisés habló.  La mujer samaritana fue testigo de la misma al decir “Sabemos que cuando el Mesías venga nos dirá todas estas cosas, pero quien era?”, “Yo soy El” dijo.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 102  Ella corrió a la ciudad y dijo, “¿No es el mismo Mesías?, el hombre me dijo qué estaba mal conmigo, lo que estoy haciendo. ¿ No es ese el Mesías? y la gente lo creyó.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 103  El hizo eso a los Samaritanos y a los judíos pero no a los Gentiles, antes que el Evangelio fuera a ellos, El ya estaba glorificado y en Gloria. Pero habrá luz en el tiempo del atardecer.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 104  ¿ Que fue lo que hizo la iglesia? Se fue al catolicismo y organizó una iglesia, entonces Lutero trajo justificación para la simiente, entonces Wesley salió de Lutero con santificación y entonces los pentecostales… y ellos se organizaron, y siguieron para abajo con sus sistemas.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 105  Y ahora llegamos a los últimos días, y ¿ que es? Pero en el tiempo de la tarde, antes que el cuerpo de Abraham y Sara fuera cambiado para recibir el hijo prometido, El vino y se sentó con ellos, platicó con ellos, e hizo una señal ante ellos, y Jesús se refirió a eso.
 Nosotros no estamos detrás, no mire a lo que Lutero dijo, o lo que Wesley dijo, mire a lo que dijo Jesús, mire a la señal en que estamos, no mire a lo que alguien mas dice pero mire a lo que El dice. El fue quien lo dijo. Y el mismo sol que se levanta en el este es el mismo que se pone en el oeste, ha sido un día un día lúgubre, ciertamente que ha habido suficiente luz para ver cómo unirse a las iglesias y hacer organizaciones y todo lo demás.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 106  Pero el genuino Poder y manifestaciones de la presencia de Dios no ha sido visto por años, y años, y años. Lo sentimos, sabemos que está aquí, y hemos visto dones trabajar con eso.  Pero cuando nosotros le veamos venir visiblemente entre nosotros con Poder en Su iglesia para alcanzar sobre el borde de la vestidura de ese maestro y tocarlo, traer Su Poder de regreso aquí y hablar a través de su gente aquí, y revelar… hacerlo a El Dios, Dios con nosotros. Oh si.
 Juan, que Dios abra las puertas de la prisión en esta noche y salgas, “Bienaventurado el que no es ofendido en Mí”, ningún lector de la mente o telepatía, sino un Poder de un Cristo levantado y quien viene pronto. Oremos.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 107  Querido Dios, así como las luces de la tarde están brillando y saca los ojos de muchos, pero otros están usándolo para caminar en eso.  Yo oro Dios, que en esta noche darás las luces del atardecer otra vez a esta gente del atardecer, y que ellos puedan ver el Poder de Tu resurrección.  Porque Tú mismo dijiste que “Las obras que yo hago Uds. también las harán” y pensamos qué obras hiciste Tú.

61-0425 (o) La Bienaventuranza Olvidada @
 108  Entonces encontramos en San Juan 5:17 que Tú dijiste “No hago nada hasta que primero vea al Padre hacerlo”, entonces Tú prometiste eso y sabemos que es verdad.
 Ahora, por una vez más Señor, y entonces estará completo, y muchos de los cuales están callados hoy en prisión, hombres y mujeres finos que te conocen como su Salvador, y que han estado indecisos, oh Dios que ellos puedan ver que Tú estás correcto en el programa, que Tú estás justo a tiempo. Permítelo Señor, te lo pedimos en el Nombre de Jesús.  Amén.
 Ahora, antes de que tengamos nuestro llamamiento al altar…  yo llegué un poco tarde esta noche, pensé que anoche prediqué…  voy a decirle a Billy que seguro lo hice en esta noche.  El me dijo que yo no podría predicar menos de una hora y media, pero seguro que terminé a tiempo con la ayuda del Señor.
 Ahora, creo que les dimos tarjetas de oración ayer, ¿Les dio él alguna hoy, o qué pasó con ellas?.  Creo que ayer les dio del uno al cien, ¿o no?…
 B
 [El Hno. Branham comienza a preparar la línea de oración.-Traductor].              

 Traducido y Editado en México por:
 Fondo Para Alcance Misionero

criado por elgranamordedios    8:43 pm — Categoría: Sin categoría — Tags:

DESDE AQUEL TIEMPO

Por William Marrion Branham
 Abril 15, 1961. Bloomington, IL. U.S.A.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Gracias Hermano, he estado sentado aquí tomándolo, y lo aprecio mucho, y antes que vayamos más adelante (estoy seguro que lo pasamos por alto), pienso que ha sido un desayuno maravilloso que esta gente nos ha servido aquí en esta mañana. He tenido desayunos en todo el mundo, en diferentes naciones, pero éste fue uno realmente muy bonito. Y creo que… que nosotros como damas y caballeros cristianos deberíamos dejar una pequeña propina en la mesa para esas damitas que tan amablemente nos sirvieron. Ud. sabe, si Ud. tiene una pequeña… es una costumbre americana el dejar una propina en la mesa, y por cierto, que yo no debería decir eso cuando ni aun he pagado mi propia cuenta, se la debo a alguien, así que sólo me imagino que… ¿Por qué no deja eso en su charola y deja que las damas…? ¿Estará eso bien? Antes de irnos dejemos algo en la mesa.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Espero que ellas no estén escuchando, pero vea, nosotros damos un ejemplo, seamos un ejemplo, seamos cristianos genuinos en todo lo que decimos o hacemos, en cada hecho seamos genuinos cristianos. Yo sé que está en nuestros corazones… A veces podemos olvidar fácilmente cositas como esas, pero sólo pensé en mencionarlo.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Creo que hay una escritura que dice: “Que precioso es habitad todos los hermanos juntos, es como el óleo que cae de la barba de Aarón, hasta los flecos de su vestidura”. Ciertamente creemos eso en esta mañana con genuina veracidad del corazón, que ha sido un compañerismo muy bonito. Yo he tenido muchos servicios, por la gracia de Dios he visto muchas cosas, pero nunca encontré ningún otro grupo de hombres más finos, Hermanos cristianos genuinos aquí con nosotros tan unidos, sé que éste es sólo un pequeño desayuno, pero espero que esto…

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Y esto no es un chiste - es algo que sucedió que podría cambiar nuestros pensamientos por unos momentos. Yo amo la pesca, y a veces voy a las montañas a pescar, ahora, tengo aquí muchos hermanos, yo sé, sólo los miré observarse uno a otro, es la misma cosa. Así que hermana, no argumente con él, déjelo que vaya de pesca, es bueno para él, vaya con él.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Mi niñita Rebeca me dijo el otro día, “Cuando me case, nunca lo haré con un cazador, veo por dónde ha pasado mi madre”. Le dije, “Muy bien, entonces cásate con un jugador de Golf y deja que salga todo el día con esas mujeres a medio vestir y todo lo demás”. Ella pensó acerca de eso y regresó y me dijo, “¿Sabes papá?, acabo de cambiar de parecer, quiero casarme con un predicador y dejar que él sea un cazador, entonces quiero ir con él”. Ella lo tenía todo calculado. Cierto.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Una ocasión estaba pescando allá en la cima del norte de New Hampshire, ese es el lugar de la pequeña trucha café. Ud. consigue las truchas nativas que están muy altas y son buenas para luchar, pero los otros peces son muy blandos y no dan mucha pelea, así que yo solía poner una pequeña tienda sobre mi espalda y caminaba como un kilómetro y medio o como tres o cuatro días hacia las alturas de las montañas donde pasan las presas y todo lo demás y entra hacia donde está la genuina trucha nativa. Oh, cómo amo atrapar a esos pequeñitos y luego soltarlos, sólo para pescarlos, eso es todo, es para relajarse, Ud. tiene que tener algo para relajarse, especialmente en este tipo de ministerio. Y el Sr. Goad me está enseñando aquí cómo… y estoy aprendiendo eso muy bien.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Así que un día allá arriba tenía puesta esta pequeña tienda de campaña, y yo no soy un buen cocinero, no podría hervir agua sin chamuscarla, soy tan mal cocinero. Pero yo puedo cocinar “pan cakes”, allá en el oeste las llamamos panecillos dulces. ¿Sabe Ud. lo que es un panecillo dulce? Eso va debajo de la silla de montar, Ud. sabe, así que nosotros en Kentucky los llamamos “flap jacks”, y por supuesto que ellos son realmente “pan cakes”. Ud. no tiene que batirlos, sólo póngales un poquito de esta leche evaporada, bátalo, y sáquelos, y Uds. saben por supuesto que yo fui un bautista y creo en la inmersión, no me gusta rociarlas, pero realmente derramar sobre de ellas, sólo cubrirlas con miel. Y me gusta la miel porque es bueno para la moral bautista, Ud. sabe; así como Juan que comía la miel. Así que entonces yo tenía como dos litros en un garrafón lleno de miel.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Y una mañana adentro, a lo largo del arroyo tenía un lugar, un hueco a donde estaba lleno de pequeños peces cafés, eran como de doce o catorce pulgadas de largo y parecía como un equipo de mulas casi al final de esas cuerdas. Pero había algunos arbustos sobre mi camino y yo no podía mover esa cuerda lo suficiente, Ud. sabe, ni llegar ahí a donde ellos pudieran ver mi sombra en el agua. Así que entonces tomé mi pequeña cachucha y fui allí en la mañana muy temprano. Yo pensé, “Voy a descender y cortar esos arbustos para que pueda mover la cuerda y regresar y atrapar algunos de esos peces grandes debajo de ese lugar a donde caía el agua. Así que descendí y los corté, atrapé unos cuantos y tomé mi camino de regreso. Traje dos pescados para mi desayuno.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Antes de llegar a mi tienda escuché un ruido, y esa parte del país está lleno de esos pequeños y viejos osos negros, algunos de ellos crecen a un buen tamaño y pesan como quinientas o seiscientas libras. Era el mes de mayo, y la madre osa y sus dos cachorros se habían metido a mi tienda. Bueno, no es lo que ellos comen, sino lo que destruyen, a ellos les encanta destruir todo. Así que tenía una estufita ahí para cocinar y ellos bajaron y tomaron esa estufa y brincaron arriba y abajo sobre de ella sólo para oírla quebrarse, y ellos rompieron todo lo que estaba ahí.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Y uno de ellos había encontrado mi garrafón de miel, ellos aman todo lo que es dulce, así que cuando subía, la vieja madre osa me oyó venir (es muy sensitiva) y ella corrió y llamaba a sus cachorros. Bueno, los pequeños y simpáticos cachorros… Usualmente cuando sucede algo así Ud. no tiene su cámara para fotografiarlos. Y uno de los cachorritos corrió y el otro se quedó ahí. Bueno, pensé, “¿Qué es lo que sucede con ese pequeño?. Y ella volvió a llamarlo, pero él se quedó ahí, tenía su cabeza agachada, yo pensé, “¿Qué es lo que pasa con ese amiguito?” Bueno, yo tenía una vieja hacha en mi mano y un viejo rifle colgando en la tienda, pero creo que estaba todo roto en pedazos para entonces. Y yo no quería matarla, porque de todas formas hubiera dejado dos huérfanos en el bosque. Y yo mantenía un árbol en mente porque esos cachorros lo pueden desgarrar. Así que pensé, “Bueno, si yo pudiera ver en qué tiene curiosidad ese cachorro, ¿Por qué él no vino cuando su mamá lo llamó?”. Así que seguí caminando y observando un árbol. Caminé alrededor y pensé “¿Qué pasa?” Le dije, “Eh, sal de ahí”. Y la vieja madre y el otro cachorro caminaban llamándolo y él no se movía. Yo pensé “Hay algo que él ha encontrado y en lo cual está interesado”.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Cuando llegué allí ese cachorro tenía mi garrafón de miel y lo tenía sobre su hocico, y él la estaba bebiendo. Ahora, él no sabía cómo comerla realmente, así que él tenía su pequeño hocico y lo metió así, y lambía. Y yo llegué allí y me reí un poquito de él y dije, “Sal de ahí”. Y él se volteó y miró, y sus ojos estaban tan llenos de miel que no podía verme, él estaba todo bañado de miel mirándome así, estaba todo lleno en su estomago, Ud. sabe, tan lleno de miel como podía estarlo. Y yo pensé, “Si él no está teniendo un jubileo pentecostal jamás vi uno”. El no tenía ninguna condenación, ningún miedo, él sólo tenía su mano en el garrafón de miel y sólo estaba bebiéndola.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Pienso que eso es algo que tuvimos esta semana, no importando quien diga algo, o lo que los demás piensen, estamos adorando a Dios. Sólo pusimos las manos en la tina de la miel y la empinamos a nuestras gargantas y hemos estado bebiéndola. Quizá no se vea muy lejos pero estamos llenos de miel.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Para terminar nuestra historia, la cosa extraña que pasó, ¿Sabe que fue? Cuando él finalmente se acabó la miel, yo sólo me quedé y dejé que tuviera un buen tiempo, así que después que terminó, el fue allá, y los otros lo lambieron. Así que si no estuvieron los otros en los servicios, si Ud. testifica ellos lamberán. Si la madre y el otro sólo lo lamieron tan arduo como pudieron, ellos estaban tomando de lo que sobró, vea, pero él tuvo su mano en la tina de miel.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 No hay nada como el compañerismo. El viejo Dr. Boswrth me dijo un día, “Hno. Branham, ¿Ud. sabe lo que es compañerismo?” Le dije, “Creo que sí”. El dijo, “Son dos en un barco”. Así que eso es verdad.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Me dio gusto ver a mi vecino aquí esta mañana, es el Hno. Fred Sothmann, uno de los síndicos de mi iglesia, y el Hno. Banks Wood que es otro de los síndicos del tabernáculo en Jeffersonville. Sólo deseo que se pongan de pie por un momento, si pudieran. Hno. Fred, esto es para que la gente los conozca. Ahí están dos de nuestros síndicos de la iglesia. Y tenemos otros amigos aquí junto con sus esposas y amados.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Y me gustaría decir acerca del Hno. Wood y de su esposa que están aquí sentados y que son mis vecinos. El Sr. Wood es un contratista, el Sr. Sothmann es un agricultor de Canadá, el Hno. Welch Evans que está aquí sentado en la esquina es otro fiel hermano, esos dos hermanos sentados allá junto con sus esposas, uno es un canadiense y el otro de Georgia. Ellos manejan como 1400 kilómetros sólo de ida cada domingo cuando predico en el tabernáculo. Eso es ser fiel y venir. Muy buenos amigos.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Y el Sr. Wood que es un contratista, fue creado en una fiel familia de los testigos de Jehová, y él tenía un niño paralítico con una parálisis infantil que había encogido su pierna hacia arriba. Y creo que su esposa pertenecía a la iglesia Anderson de Dios, o a la metodista. Hna. Wood, ¿Cuál era?, ¿Era la Anderson? La iglesia de Dios. Así que dice que alguien les dijo que yo iba a tener un servicio en Louisville, y ellos fueron allí y una noche vieron a un niñito que fue sacado de la silla de ruedas y que tenía una parálisis, y que caminó en la plataforma; este niñito estaba tan ungido con el Espíritu Santo y predicó sobre la plataforma. Una dama joven que los doctores habían desahuciado que tenía esa enfermedad que a Ud. lo vuelve… Y ella por cuatro o cinco años no se había movido de su cintura para arriba, y ella se levantó de esa camilla con “Así dice el Señor”, corrió perfectamente normal y sana para arriba y para abajo de la plataforma y por todos lados. Sus corazones comenzaron a hambrear por Dios y el Sr. Wood, que en ese tiempo era un contratista y que tenía un trabajo que tenía que terminar rápidamente, y él su esposa fueron a Houston, Texas adonde el ministro bautista hizo el reto en un debate. Y Ud. sólo déjelos retar, que Dios siempre obra perfectamente. Ahí fue donde la fotografía del Ángel del Señor fue tomada para que Ud. la viera. El Sr. Wood estaba presente cuando eso descendió.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Y yo fui de allí a Finlandia y a Suiza, esos países escandinavos. Y de regreso fui a la ciudad próxima a donde este joven vino al Señor cuando estaba predicando. (Este es uno de mis hijos del ministerio, el Hno. Hill. Pienso que eso estuvo correcto Hno. Hill). Y oyendo a estos otros Hermanos de cómo es que las diferentes cosas que salieron… Y yo me estoy haciendo viejo y eso me hace pensar de estos jóvenes que vienen y tomarán mi lugar después de un rato. Estoy contento de verles a ellos.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Y lo que he esperado largamente que acontezca, es ver a las asambleas, iglesias de Dios, Peregrinos y diferentes clases de… yo estaría listo de decir esta mañana así como Simón: “Señor, deja a Tu siervo partir en paz”. Cuando pueda verles en un corazón y en un acuerdo, reunidos. Satanás los tiene peleando el uno al otro, él no tiene que pelear para nada, Uds. sólo se golpean así mismos. Cuando yo vea esa gran Iglesia de Dios redimida venir juntos en una gran unidad, yo cerraré el libro entonces y se lo daré a mi hijo José y diré, “Billy, cárgala hijo”. Ese es mi otro hijo, mis hijos se moverán y permanecerán así. Cuando eso acontezca será el milenio.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Hno. Wood, ¿Cómo se llama esa ciudad en Ohio? Cleveland. Nosotros tuvimos un gran servicio de carpa allí, y Ud. difícilmente podía acercarse. Y siendo él un testigo de Jehová, y su padre y su madre siendo estrictos testigos de Jehová, su padre era un lector… y estando sentado en la parte de atrás en el servicio con su niñito paralítico, el Espíritu Santo se movió, y no sé las palabras que dijo, pero fue algo como esto: “El hombre allá atrás que carga al muchacho junto con su esposa (Que es quizá de Kentucky, o Ud. sabe como esto es usualmente)”. Que, “El muchacho que tenía la pierna paralítica es sanado ahora, esto es “Así dice el Señor”. El muchacho ni aun sabe cuál pierna era hasta que tuvo que sentarse y estudiar, fue tan perfectamente enderezada.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Y su hermano siendo un testigo de Jehová, vino y… a él lo excomunicaron rápidamente cuando hizo eso. El Sr. Wood paró su trabajo y puso una casita en la próxima puerta de mí, y él es un verdadero cristiano pentecostal, no digo porque esté aquí sentado, pero ellos han sido verdaderos vecinos, verdadera gente, no tengo que preocuparme de nada acerca de mi casa porque él está ahí. Si el jardín necesita cortarse, él lo hace; y eso es con todo lo demás, sólo por estar cerca.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 El Hno. Fred Sothmann, y el Hno. Tom Simpson y muchos de los Hermanos aquí sentados que vienen de Canadá, están acampando allá afuera. Han estado ahí por dos años en un trailer sólo para estar cerca cuando tengamos servicios. Oh, amigos como esos son los que significan algo para Ud. Ahora, es muy glorioso tener amigos preciosos.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Así que el Hno. Lyle, hermano del Hno. Wood, vino un día y creo que él quería preguntarle qué tipo de anzuelo tenía. Así que él dijo, “Ahí está el hermano afuera cortando el pasto”. Entré con mis overoles puestos y mi sombrero, y él estaba platicando con él. Y sucedió que el Espíritu Santo vino cerca y comenzó a decirle a él siendo un hombre casado y que tenía dos hijos y demás. Así que él pensó, “Bueno, Banks le dijo eso” y yo percibí eso que estaba pensando. Cuando la gente dice eso, no entienden que yo sé lo que están pensando, Dios revela lo que hay en sus corazones, pero vea, ellos realmente no lo creen.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Así que le dije, “Pero hay una cosa que Banks no me dijo. Anoche estuviste muy cerca de que te arrancara la cabeza con un disparo, tu esposa con la que te casaste… pero tú estabas con una mujer pelirroja anoche, y ella te tenía escondido en el cuarto y alguien tocó a la puerta y tú le enviaste allí, si no lo hubiera hecho, ese hombre te hubiera volado tu cerebro”. Y eso lo agarró a él, supo que era verdad.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Nosotros fuimos juntos a pescar al estanque y se nos acabó la carnada, así que estábamos sentados allí una maña…Estaba atrapando esos pececitos de branquia azul en una cuerda voladora para que mordieran esa noche, y yo dije, “El Espíritu Santo está cerca, algo va a suceder”, dije, “Quizá va a acontecer una resurrección”. Tenía como quinientos allí en la lista, niños y demás, y dije, “Algo quizá…”

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Entonces pensé, quizá… antes de partir… (Perdonen hermanas esto) No me gustan los gatos, no los puedo aguantar, no les temo, pero oh, ese espíritu tenebroso, que me dan… Así que mi niñita vino a la línea; ella y otra niñita vinieron y ella dijo; “Oh, papá” (Ud. sabe, ella tiene esa mirada realmente triste) Dijo, “Alguien tiró un pobre gato y él comió algo”, y dijo, “Está en la condición más terrible; está envenenado y va a morir. Papá, ¿No te importaría si conservo ese gato, ¿Lo harías?”. Le dije, “Bueno, si va a morir, creo que no”. Dijo, “¿Orarías por él?”. Ud. sabe, nosotros oramos por un perrito que estaba muriendo y él sanó, un fino perro grande, y Uds. leyeron la historia de esa zarigüeya y todas las demás cosas. Bueno, esa es la creación de Dios, lo mismo que…

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Así que dije, “Déjame ver ese gato”. Así que ella y la otra niñita lo llevaron a la casa, y le dije, “Bueno, sí, consérvalo, ve y consigue una caja”. A la mañana siguiente tuvimos como diez gatitos. Así que mi pequeño José salió y vio uno de ellos, él es sólo un niño pequeño, y él lo apretó mucho y lo aventó. Pensé que había matado esa pobre cosa, se encogió varias veces. Pensé, “Quizás es ese gatito, cuando regrese ese gatito estará muerto y el Señor sólo lo levantará”.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Así que a la mañana siguiente estábamos pescando con el Hno. Wood, su hermano y nos jalamos [halamos] hacia una ensenada pequeña, y estabamos atrapando unos peces de orilla muy grandes y bonitos -creo que así los llaman aqui -nosotros en Kentucky los llamamos de branquia azul. La ventisca estaba soplando en las montañas, era una hermosa mañana, y Lyle estaba sentado allí sin una cuerda voladora, pero me parecía que con ese anzuelo iba a atrapar ballenas. Y él tenía un gusano en él, y él lo arrojó allí y en lugar de pescar el pez, sólo dejó que se tragara el anzuelo, que se metiera y bajara por su estómago pequeño, y cuando lo sacó dijo, “Miren lo que agarré” Era un pecesito de este largo, así que sólo lo agarró con sus manos y sacó su estómago, y las branquias y todo lo demás… era todo lo que podía hacer, porque el anzuelo estaba metido en su pequeño vientre; en vez de atraparlo como es, él sacó su estomaguito y lo tiró en el agua, se retorció cuatro o cinco veces y sus aletitas se estiraron; y él dijo, “Pequeño, has hecho tu último chapoteo” él es un muchacho campesino grande.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Y estando allí sentados platicando el pecesito estuvo en el agua como por media hora, y una pequeña brisa se levantó y lo empujó hacia la orilla. Y estábamos allí platicando y atrapando esos peces y soltándolos, no para matar el pez, porque yo tenía por lo menos doscientos o más, el Hno. Wood estaba en la cuerda de trucha. Así que habíamos pescado el día anterior y los habíamos cortado y puesto en la línea.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Sólo para mostrarle lo que Dios hace, cómo El está interesado en todo… De repente algo como un viento vino barriendo esas colinas; se levantó en el bote. El dijo, “Ponte de pie”, me levanté, él dijo, “Habla y así será”. Dije, “¿Qué?”, Dijo, “Allí está ese pez muerto”. Yo dije, “Pecesito, yo te doy tu vida en el Nombre de Jesucristo”. El pecesito se volteó así y se fue nadando a través del agua. Estando allí con su estómago y su branquia sacado, tirado por su boca. Ahora la Biblia está abierta ante mí. ¿Es eso verdad Hno. Wood?.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Y el Sr. Lyle Wood sólo lo tiró sobre el bote y dijo, “Eso me sorprende porque yo dije a ese pecesito (Había estado muerto por media hora) yo dije, tú has hecho tu último chapoteo” yo dije “No”, él dijo, “Hno. Branham, ¿Por qué usaría Dios Su Poder para traer ese pecesito a la vida y ver en ese libro docenas de hijos espáticos? Yo no entiendo eso”. Le dije,” El salió una vez de la ciudad de Jerusalén donde había gente que estaba postrada con lepra y muriéndose, y en todo tipo de condición. Salió y vio un árbol que no tenía fruto y dijo, ‘Yo maldigo ese árbol’ y el árbol se secó. El usó Su Poder en maldecir un árbol y la gente estaba muriendo por cientos con lepra y todos los demás tipos de enfermedades. Eso es sólo para mostrar de que Dios está interesado, no importa cuan insignificante sea, cuan pequeño, cuan grande, El está interesado en todo, es Su naturaleza”. Así que si nuestras iglesias son pequeñas, o largas, o Ud. es un miembro, o un ama de casa, lo que Ud. sea, Dios sabía eso y está interesado en Ud., en lo que Ud. está haciendo por El, eso es verdad. Así que estamos felices en esta mañana de saber que servimos a un Dios como Ese.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 (Ahora, tengo mis papeles de hacienda ahí en la oficina postal, y va a cerrar a las once de la mañana, así que no puedo predicar sobre tres horas estoy seguro. Ud. perdone por mis tonterías. Supongo que aun Dios tiene un sentido de humor, Ud. sabe. Así que nosotros… tengo que decir algo para desatarme un poco). Y mi precioso hermano, hermana nadie sabe lo que hacen esas visiones. Anoche después de que entré a la audiencia, lo que me recuerdo es… Todo parece un sueño para mí después de que sucede. Ud. debería de seguir a Billy Paul alguna vez o a esos quienes tienen que llevarme y moverme, y patearme en la espinilla o hablarme acerca de ir a pescar o algo a sí para sacarme de eso. No es mientras Ud. está allí, ni cuando está acá abajo. Es cuando Ud. está en medio, vea. Entonces, es como cuando el profeta dio su mensaje y llamó a que saliera fuego del cielo y entonces por cuarenta días él anduvo vagando en el desierto. Dios lo encontró en una cueva, vea, es entre el medio. No mientras estoy parado como ahora, no cuando Ud. está acá arriba, cuando Ud. siente que podría voltear el mundo para arriba y para abajo, pero es cuando Ud. está entre el medio, esas ocasiones.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Creo que ellos van a tener un baile aquí después de un rato, y yo espero también hacer eso esta mañana, ¡Gloria, un baile pentecostal!.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Y noto otra cosa que me gustaría decir entre la gente pentecostal, hay una cosa la cual estamos olvidando amigos, y es nuestra cortesía. A veces en los estacionamientos he notado cómo nuestros hermanos. -cuando Ud. podría realmente salir y darle a alguien más una oportunidad de estacionarse al lado de Ud., sólo manejar en cualquier dirección. Porque realmente alguien hace un… lo que nosotros llamamos un “Boe boe” en la carretera, Ud. falla en eso y eso derriba cosas. Escuche, esa no es la forma de ser de un cristiano. Consideremos a los demás. Si él está mal deje que él lo esté, si Ud. es como él está equivocado. Vea, pensemos en los otros.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Y sólo trate de hacer bien y pensar correctamente. Yo tengo un dicho: “Obra bien (ese es su deber a Dios), piensa bien (ese es su deber a Ud. mismo) y saldrás bien”. Y si Ud. trata de practicar las cosas correctas eso crecerá alrededor de Ud. así como una vid, se abrazará alrededor de Ud. Y si no puede amar a su enemigo tanto como ama a aquéllos que le aman, entonces hay algo incorrecto en algún lado, ahora, no sólo piense, “Es mi deber amar a mi enemigo”, Ud. tiene que realmente amarlo.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Recientemente fui patrocinado por un grupo de gente, gente muy fina, nada en contra de ellos. Sus ideas eran sus ideas, yo no tendí líneas. Pero este grupo como de setenta y dos iglesias que patrocinaron, tiene una forma de bautizar al sumergirlos, cosa que los otros no creen en bautizar de esa manera. Así que, este Presbítero de Distrito me llamó y me dijo, “Hno. Branham, Ud. tuvo en la plataforma un hombre anoche que fue bautizado equivocadamente”. Le dije, “Bueno, quizás él lo fue”.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 El dijo, “Bueno, nosotros sólo vamos a tener una pequeña línea y Ud. también está comprometido”. Le dije, “Espere un minuto, ese hermano tenía el Espíritu Santo, ¿O no lo tenía?”. El dijo, “Bueno, él no podía haber tenido sus pecados remitidos porque no fue bautizado por la remisión de sus pecados”. Le dije, “Pero Dios le dio el Espíritu Santo, así que si El lo aceptó así yo también ” Y escuche, yo preferiría estar escrituralmente equivocado y tener la clase correcta de Espíritu, que estar bien escrituralmente y tener la clase de Espíritu incorrecto. Eso es cierto. Es lo que está en Ud. lo que se exhibe. Su vida prueba lo que Ud. es.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 El dijo, “Vamos a hacer un pequeño círculo, y vamos a sacarlo a Ud. fuera de nuestros círculos”. Yo le dije, “Entonces yo voy a poner un pequeño círculo y lo voy a meter a Ud. de nuevo”. Vea, eso es, hacer que vuelva a entrar. Ud. no puede sacar porque Dios me puso dentro, vea. Así que Ud. no me puede sacar. Así que esa es la forma que nosotros queremos hacerlo, creer eso.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Uds. son un maravilloso grupo de Hermanos, “Benditos sean los lazos que atan nuestros corazones en amor cristiano, el compañerismo de mentes bondadosas es como aquello que está arriba”. Déjeme decirle esto como su hermano… Yo sólo cumplí veintiséis años el otro día, Ud. sabe eso, ¿No lo sabía? Quiero decir por segunda vez, vea. Así que yo no sé cuánto tiempo esté con Uds., yo no sé acerca de eso, pero déjenme decirles un secretito.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 La fuerza más poderosa en mi mundo no es hablar en lenguas o interpretarlas, o ser honrado por Dios al ser un ministro, o un evangelista, o un profeta. El arma más poderosa que yo jamás he encontrado en mi vida es el amor. El amor phileo, el cual la palabra en griego viene de “amistad”, así como Ud. tiene por su esposa… Hay una diferencia. Eso hará que una madre corra por su bebé a través de un fuego abrasador -su vida no significa nada. Eso es phileo. ¿Qué es lo que Agapo, el Amor Divino hará? Debemos amar, amarnos divinamente el uno al otro.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Entonces Ud. no ve el error de su hermano si él lo comete, Ud. verá por encima de ello, y lo amará de todas formas, eso es, amar a todos que lo aman a Ud., ¿No hacen la misma cosa los pecadores? Pero amar a aquéllos quienes no lo aman, eso es lo que muestra el Espíritu de Dios en Ud., porque El lo amó cuando Ud. era su enemigo, y si ese Espíritu está en Ud. hará que Ud. ame a su enemigo así como lo hace con sus amigos. ¿Podemos inclinar nuestras cabezas por un momento después de esta pequeña plática… podríamos tomar la palabra?.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Gran Jehová, somos una gente atada a la Eternidad, estamos inclinando nuestros rostros hacia el polvo de donde fuimos tomados. Y si Tú tardas, algún día uno por uno iremos de regreso hacia ese polvo. Pero nos encontraremos en la mañana de resurrección. Y así como miro a través de la mesa en esta mañana, así como lo he hecho en muchos servicios, yo he mirado esta línea para arriba y para abajo allá afuera, y he visto hombres, predicadores del Evangelio sentados aquí, que quizás predicaron el Evangelio cuando yo era un joven pecador. Están aqui esas madres canosas que racionaron a sus hijos en la mesa, para ayudar a construir estas iglesias que ahora ellos representan.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Quizá ya nunca más los vea otra vez después de que el servicio termine, pudiéramos jamás encontrarnos en un desayuno en esta tierra, pero hay una cosa segura, y es que alguna vez nos encontraremos en las cenas en una tierra mejor. Cuando nosotros pensamos acerca de esa gran reunión en el cielo, cuando esa mesa sea extendida a través de las bóvedas, de Eternidad a Eternidad y todos los redimidos de todas las edades se sienten alrededor de esa mesa, y miremos a través de la mesa el uno al otro, no dudo que una pequeña lágrima correrá de nuestras mejillas, recordando esos cultos y tiempos, apretando la mano uno del otro y agarrándola con amor de hermanos y hermanas. Entonces el Gran Rey saldrá y limpiará toda lágrima en nosotros y dirá, “No lloren hijos, todo es terminado, entra al gozo del Señor que ha sido preparado para Uds. desde la fundación del mundo” Padre, déjanos trabajar con todo lo que está en nosotros mientras es este día para conseguir cada persona que podamos para sentarse en ese gran compañerismo.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Bendice a esos hombres, a esos hermanos, esos jóvenes y ancianos y esas mujeres con sus hijitos, oramos que Tú Poderosamente nos bendecirás con Tu Poder y Presencia. Que este servicio crezca hacia un avivamiento constante de iglesia a iglesia. Pueda estar brazo con brazo y corazón con corazón, que podamos unir nuestros esfuerzos para el Reino de Dios hasta que veamos a Jesús. Lo pedimos en Su Nombre y para Su Gloria. Amén.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 En el libro de Mateo capítulo 4 y el verso 17, leeremos estas palabras:

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Desde entonces comenzó Jesús a predicar, y a decir:

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Arrepentíos, que el reino de los cielos se ha acercado,

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Voy a tomar el pequeño tema “Desde aquel tiempo”, que podamos decir “Desde aquel tiempo”. Hay veces que así como los jóvencitos, otros ministros podrían decir, “Yo estaba en la iglesia, estaba en el campo, estaba leyendo la Biblia y desde aquel tiempo…”. Un niñito o un anciano, tenemos un cierto tiempo que algo sucede y decimos, “Desde entonces”.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 El niñito podrá decir, “Ud. sabe, yo nunca mentí en mi vida, y un día hice un cigarrillo con hoja de maíz y me escondí detrás de la vieja chimenea y fumé este cigarrillo, y tomé café y lo puse en mi boca para que así mamá no pudiera olerlo”. Y ella dijo, “¿Has estado fumando?”. Viene una luz roja: “No mientas muchachito, no mientas”. Es la conciencia que dice, “No mientas”. “No mamá”. Ud. rompe cada barrera entonces, y desde ese tiempo yo comencé a mentir”.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Esa es la forma en que comenzamos, tenemos que marcarlo desde alguna vez, algo que sucedió. Y desde ese tiempo cambiaron las cosas, todos hemos tenido esa clase de tiempos. La mujer inmoral camina en la calle y dice, “Una vez fui tan pura como un lirio y salí con un muchacho que pensé que era un caballero. Una noche él me dio un tipo de droga en una Coca, me besó en tal forma que no debía haberlo hecho, y en lugar de alejarme de él y abofetearle en la cara e irme a casa, me arrojé en sus brazos. Y desde ese tiempo (Siempre hay algo) eché a perder mi vida”.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Platiqué el otro día con cierta mujer, la tenían en un lugar psiquiátrico, entré a orar por ella, y ellos dijeron: “Regrese en bata ajustada”.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Eso es lo que debió haber sido anoche, las visiones fueron saliendo al llamar a esa gente de sus camillas. Pero cuando la gloria de Dios bajó en el edificio, yo ya no podía oír más. ¿Sabe por qué envié aquí a esos ministros? Quiero que esta audiencia y esta gente sepa que cuando yo parta de aquí, que no tengan que enviar por mí para que ore por ellos, quiero que sepan que esos siervos de Dios pueden poner sus manos sobre los enfermos, no sólo es una persona, nosotros somos un grupo de gente, una familia de Dios.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Y al entrar a ese cuarto de emergencia estaba allí sentada una hermosa mujer joven, de grandes ojos cafés y cabello obscuro. Se miraba como que ella había sido una reina en el palacio de algún hombre. “¿Cómo está Ud.?” Ella dijo, “¿Cómo está Ud. Hno. Branham?”.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Miré alrededor y ellos estaban en camisas de fuerzas, y estaban gritando y maldiciendo y una mujer usando la bacinica y metiendo su cara en ella (Perdóneme por decir esto después de tomar su desayuno) pero era sólo insanidad, allí es donde su fe tiene que… Cuando Ud. predica sanidad divina. Yo le dije, “Bueno, no sé dónde comenzar primero”. Y la joven dijo, “Yo deseo que comience conmigo”. Le dije, “¿Es Ud. una paciente?” Y ella dijo, “Sí señor” dije, “Bueno, ¿Qué es lo que pasa?”. Ella dijo, “Señor Branham, yo fui criada en un hogar cristiano para honrar a Dios; una vez salí con un muchacho, mi padre y mi madre me habían advertido que no saliera con él, pero él era agradable y tenía hermoso cabello”.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Oh, por supuesto que eso está bien, seguro. Yo no culpo que toda mujer quiera verse lo mejor posible y ser limpia, y una dama… eso está bien, pero yo odio ver a alguien que se desfigura así misma, esas mujeres que ni se miran como un humano, vea. Pero luzca limpia, sea una dama. Y que el hombre no sea descuidado, eso no es humildad, sino suciedad. Sea limpio pero no trate de hacer cosas así, sólo sea un hermano ordinario, sólo Ud. mismo. Odio ver a alguien que trata de ser algo que realmente no es.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Discúlpeme por dejar este tema por un minuto. Estaba en Florida y alguien me dijo… estaba allí para ayudar a este pequeño predicador David, eso fue hace algunos años. Y él tenía unos problemas allí y fui a ayudarlo. El Señor nos dio una gran audiencia, una gran multitud y había tanta gente que yo no podía visitarlos a todos. Así que uno de ellos me dijo, “La duquesa quiere verlo”. Yo dije, “¿La qué?”. Yo nunca escuché tal nombre. Me dijo, “La duquesa”. Le dije, “Bueno, ¿Qué es eso?”. Me dijo, “Es una mujer que posee todo este estado, ella nos dejó poner aquí esta carpa”. Le dije, “Bueno, sólo vea los cientos de enfermos que tratan de verme para orar por ellos”. Le dije, “¿Está ella enferma?”. Me dijo, “No, ella sólo quiere hablar con Ud. un poco”. Yo dije, “Oh, si yo tuviera un tiempo, déjenme ocuparlo con esa gente que realmente lo necesita”.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Bueno, ellos la tenían detrás de los escalones que yo bajaba allí en la carpa. Espero que no esté diciendo algo malo, era una grande mujer que estaba parada allí con suficientes joyas en sus manos para patrocinar un misionero diez veces alrededor del mundo, parada allí con un par de guantes, con unos lentes en una vara y sosteniéndolas así. Ahora, Ud. y yo sabemos que no va a mirar con unos lentes como esos para ver algo, ¿Pero qué era eso? Poniéndolos sobre el perro, vea. Y ella miraba a través de eso. Ella me dijo, “¿Es Ud. el doctor Branham?”. Le dije, “No señora, soy el Hno. Branham”. Ella estiró su mano así y me dijo, “Estoy encantada en conocerle”. Me estiré, agarré esa mano grande y gorda y le dije, “Bájela aquí para que yo la conozca a Ud. cuando la vuelva a ver”. Vea, ¿Qué era? Ella sólo estaba tratando de ser algo que no era, ¿Qué es Ud. de todas maneras? Seis pies de polvo, eso es todo. Un nombrecito como duquesa, o doctor con títulos nada tiene que ver con Ud. Porque Ud. es una criatura de tiempo en la tierra.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Ahora, yo le dije a esta joven “¿Qué pasó?”. Ella dijo, “Bueno, este muchacho fumaba y trató de hacer que yo fumara y yo no lo hacía. Una noche me dio un pedazo de dulce que había sido alterado (algún tipo de droga)… ‘Mosca española’. Uds. veterinarios o doctores saben lo que eso significa. Así que ella dijo, “Eso me llevó al camino equivocado, entonces yo comí dulce pensando que todo estaba bien, yo no supe qué pasó, hasta el siguiente día, y mi moral como una joven fue arruinada”. Y ella dijo, “Entonces pensé, ‘¿Cuál es la diferencia?’ y comencé a beber”.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Ella dijo, “Me uní a la iglesia, hice todo lo que sabía hacer y entonces finalmente serví un tiempo en el hogar del buen pastor en la Institución católica, me uní a la iglesia católica, pensando que eso me ayudaría, pero no lo hizo. Cuando salí, hice lo mismo; era una callejera, una prostituta, una alcohólica, tomadora, y cuando dejé eso, ellos me recogieron de nuevo, y estuve dos años en la cárcel de mujeres, y cuando salí de allí me uní a otra iglesia, pero no me hizo ningún bien, oía hablar de sus servicios y pensé en venir y ver si Ud. me podía ayudar”.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 La miré. Era una hermosa mujer. Pensé, “¿No sería una reina para un pequeño evangelista regresando del campo cansado y desgastado? una pequeña y dulce esposa poniendo sobre él los brazos y diciendo ‘Querido, yo sé que estás cansado”. Ud. no sabe lo que le ayuda, Sí, cuando pasa el tiempo, nadie puede tomar el toque de una esposa realmente dulce, bueno, si Dios hubiera podido haber dado algo mejor al hombre lo hubiera hecho.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Pensé, “Qué cosita tan dulce podría ser ella”. Le dije, “Quiero preguntarte algo, “¿Nunca sentiste jamás en tu vida como que te gustaría tener un esposo y tener hijos?” Ella dijo, “Seguro Hno. Branham, ese es el deseo de mi corazón”. Bueno, una mujer no puede pensar eso y estar tan lejos de la línea. Y ella dijo, “¿Pero quien me querría?, no podría decir ante un ministro las cosas bajas que he hecho”. Y aún siendo una joven como de veinte años, le dije, “¿Podemos orar?” Y dijo, “Sí”. Descendí y le dije, “Quiero que tú ores y le pidas a Dios que te perdone esas cosas”. Ella dijo, “Lo he hecho muchas veces, y eso no funciona”. Le dije, “Bueno, trata de nuevo”. Ella se inclinó y oró, y ella se levantó y dijo, “Ahora Hno. Branham, en esta noche estoy volteando una nueva página”.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Le dije, “Sí, y mañana no servirá el volverla a voltear” Le dije, “Quiero preguntarte algo, tú no quieres hacer esas cosa, ¿O no querida?”. Ella dijo, “No, no quiero”. Le dije, “Esto puede parecer muy anticuado, pero podrías unirte a cada iglesia Metodista, Bautista, Católica, y ser tú la misma cosa”. Y le dije, “Es un demonio”. Y esos grandes ojos brillantes me miraron y dijo, “Señor Branham, yo siempre he creído eso, algo me empuja a hacer esas cosas que no quiero hacer”. Le dije, “Eso es un demonio, un poder diabólico”, y ella contestó, “Yo siempre lo he creído”. Así que le dije, “Ahora de nuevo”. Ella se inclinó y oró y me volvió a mirar, oré y puse mis manos sobre de ella, así que permaneció un poco ahí y me volvió a mirar y dijo, “¿Cree Ud. que se ha terminado?”. Yo dije, “Sólo manténte orando”.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Bueno, ella oró más largamente. Yo estaba tomando suficiente tiempo con ella hasta que eso terminó, después de un rato como que ella golpeó el fuego y cuando lo hizo, se levantó y esos ojos habían cambiado. Y ella dijo, “Algo sucedió”. Le dije, “Ahora, está terminado hermana. ahora no tienes que unirte a nada. Ella se casó y tuvo hijos, y no bebió más.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 ¿Rosella estás aquí?, ¿Rosella Griffín, la alcohólica? Ella era algo así. ¿Cuántos conocen a Rosella?. Seguro, muchos de Uds. conocen a Rosella.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Desde aquel tiempo, una cierta cosa… entonces desde aquélla vez eso cambió. Eso es lo que la mujer inmoral, o el borracho podría decir, “Yo fui criado correctamente, mi familia no creía en tomar, pero una vez estaba con algunos muchachos y me llamaron afeminado si no tomaba, y se ocupó mi primer trago, y desde aquel tiempo tomé mi primer trago, y desde entonces… ese fue el tiempo que comenzó, una noche en un bar, una noche me estacioné al lado del camino y mi novia me dio una bebida, y desde aquel tiempo principió eso”.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Ellos voltean una nueva página con buenas intenciones en año nuevo, eso no hará ningún bien, eso no ayudará en nada. Yo solía ver a mi padre tirar su tabaco de mascar en año nuevo y decir, “Nunca más lo mascaré”. Y él miraba dónde lo había tirado para que así pudiera recogerlo al siguiente día, Ud. vea. Y yo lo veía tirar su botella y entonces vigilar lo que había hecho con ella, Ud. vea. Porque el voltear páginas no hace ningún bien, se necesita algo que suceda por dentro. Y cualquier doctor le dirá que si Ud. no pone algo en la parte de afuera y sana lo malo en lo interior, eso sólo lo empeorará si no… tiene que sanar de adentro hacia fuera, y esa es la forma que es el cristianismo. No es unirse a la iglesia o algo. Es la sanidad desde lo interno viniendo hacia fuera. Su conversión viene de adentro del corazón, del Espíritu, la vida.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Después de la primer guerra mundial muchos de Uds…. jóvenes no recuerdan esto, nosotros los hombres viejos lo recordamos. Yo sólo era un niño de nueve años, pero recuerdo que ellos decían, “Se terminó, no tendremos más guerras (después de la primer guerra mundial). Ellos descubrieron el gas, y nosotros no podemos… dijeron ” no seremos capaces de sobrevivir otra guerra porque eso es un… vamos a arreglar algo para que nunca más tengamos guerra, eso es todo. Estamos arreglándolo para bien”. Pero ellos tuvieron otra guerra.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Ellos finalmente organizaron otra cosa llamada… creo que era la liga de las naciones. “Vamos a tomar tantos soldados de cada nación y vamos a tener una guardia policiaca, y vamos a formar la liga de las naciones”, pero ellos tuvieron guerra de igual forma. Ahora ellos tienen las naciones Unidas, pero tenemos guerra de todas formas, Ud. vea. Así que cuando nosotros formamos las Naciones Unidas y metimos todas las naciones ahí… ahora Rusia está afuera, y éste y aquél, vea. No es ninguna de esas cosas. Ud. no puede poner sus manos en eso, de ninguna forma.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Una vez había una pareja joven (Juan y María) que se casaron, y pudieran haber dicho… cuán bien vivían ellos juntos, (Quizá estoy tomando demasiado tiempo y retardar este servicio muy largo. ¿A qué hora debemos de partir Hermano?, ¿A qué hora?, oh, yo no sabía, lo sentimos Hermano Sólo unos cuantos minutos y entonces nosotros… si señor, no sabíamos eso, lo sentimos, tenemos que abandonar esto a las diez. Sólo sigamos un poquito más adelante) y eso estaba muy bien y bonito hasta que una vez un vendedor de cabello ondulado vino y la llevó hacia algo malo, y rompió su hogar desde aquel tiempo.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Ud. dice, “Hno. Branham, Ud. nos está diciendo esta mañana de cuántas cosas han sucedido y demás, ¿Hay algo que pueda suceder que permanezca eternamente? Sí, cuando un hombre se encuentra con Dios. Había un hombre llamado Abraham, y era sólo un hombre ordinario, pero un día se encontró con Dios, y desde aquel tiempo él fue cambiado para siempre, vio algo que no podía ver. Cuando encontró a Dios fue cambiado.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Moisés, un siervo fugitivo que suponía libertar a los hijos de Israel, pero corrió, y no sabía qué hacer, su entrenamiento militar no lo dejaba hacerlo. Pero un día se encontró con Dios y fue un hombre cambiado. Y cuando un hombre se encuentra con Dios lo hace ser diferente de lo que alguna vez actuó. ¿Podría Ud. imaginarse a Moisés?… Cuan ridículo es cuando Ud. se encuentra con Dios, cómo lo hará actuar. Billy, ¿Dijiste que teníamos diez minutos? Diez minutos, muy bien. Mire a Moisés, un día él es un pastor de ovejas, un príncipe de Egipto corriendo hacia la parte trasera del desierto, atrás en del desierto cuidando ovejas, temeroso de ir a Egipto, y aquí está él, en la parte de atrás del desierto. A la mañana siguiente está sentado con su esposa y ensillando una mula con un niño arriba y su barba colgándole a esta altura, con ochenta años de edad y su cabeza calva brillándole, y una vara en su mano. Y aquí él va caminando, ¡Gloria a Dios!, ¡Aleluya!, “¿Adónde vas Moisés?”, “Voy a Egipto a conquistarlo”. La invasión de un hombre. ¿Por qué? El había encontrado a Dios a donde él estaba corriendo y ahora estaba regresando a conquistarlo. Y él lo hizo porque se había encontrado con Dios. Y desde aquel tiempo, -El pilar de fuego- Moisés fue un carácter diferente después de que se encontró a Dios. Eso es cierto.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 La pequeña virgen María… nunca una mujer había dado a luz a un hijo sin tener relaciones con un hombre, nunca habían sido capaz de aún tener un hijo sin el poder natural. Pero ella creyó en Dios. Y antes de que sintiera alguna vida o cualquier cosa, la palabra del Ángel era suficiente para ella. Ella encontró al Señor. Dijo, “Bienaventurada María, bendita seas tú entre las mujeres, tú vas a tener un hijo sin conocer ningún hombre”. Ella dijo, “He aquí la sierva del Señor”. Y desde aquel tiempo… María nunca esperó hasta que estuvo positivamente segura. ¿Por qué esperaríamos hasta que estuviéramos positivos? Tenemos que ver nuestra mano enderezarse, nuestro pie, detenerse el dolor de estómago, pero no ella, el Ángel de Señor y Su mensaje eran suficientemente buenos para ella y comenzó a testificar alrededor, “Aleluya, voy a tener un bebé sin conocer un hombre”, ¿Por qué? Ella se encontró con Dios. Esa fue la diferencia.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Cuando Pedro encontró a Dios y Jesús le reveló quién era El, desde aquel tiempo fue un apóstol. Pablo ese pequeño judío de nariz aguileña, sarcástico, descendiendo ahí con una carta en su bolsillo para arrestar a toda aquella gente que gritaban y hablaban en lenguas, iba a ponerlos en la cárcel, él tenía una orden de la iglesia más alta para hacerlo. Pero él se encontró con Dios, y desde aquel tiempo… Oh vaya, él fue un hombre diferente cuando se encontró con Dios. Una vez un leproso apestoso y sucio que estaba sentado en la puerta, y Jesús vino, le dijo a El, “Si tú quieres puedes limpiarme” Desde aquel tiempo no tuvo más lepra, ¿Por qué? El se encontró con Dios. Eso es todo.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Una mujer inmoral se encontró con Dios una vez ahí en el pozo, ella había tenido cinco maridos y vivía con el sexto y El le dijo a ella los mismos secretos de su corazón, y desde aquel tiempo ella fue una mensajera de Dios a la ciudad, “Vengan y vean a un hombre que me ha dicho lo que he hecho, ¿No será éste el Mesías?”. Cuando Ud. se encuentra con Dios, eso cambia las cosas. Desde aquel tiempo, eso cambia las cosas. Ciertamente que sí, lo hace para toda la gente. Una vez había un hombre ciego que se encontró con Dios y desde aquel tiempo él podía ver. Ciertamente, tan pronto como él se encontró con Dios.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Ahora, tenemos más que pudiéramos hablar, pero para apurarme quiero hacer aquí una declaración. La muerte se encontró con Dios una vez, y nunca más fue la misma después de eso. El diablo siempre dudó si El era el Hijo de Dios, “Si El que estaba arriba de la montaña era El, ¿Por qué no hizo un milagro ante mí?” Cuando lo llevó allá y puso ese trapo alrededor de Su cabeza y le dijo, “Si Tú eres un profeta, si puedes discernir los pensamientos del corazón, dinos ahora quién te pegó y te creeremos”. Ellos pensaron, “Seguramente que El no puede ser Dios y dejar que alguien más le jale la barba de su rostro… con un escupitajo de un soldado borracho, un escupitajo en su cara y El ser Dios, y luego pararse y no decir ninguna palabra acerca de eso?. El dijo, “Ese no podría ser Dios, Dios lo hubiera matado”. Vea, él no conoce la naturaleza de Dios.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Mucha gente trata de ser y decir, “Yo soy fulano de tal” y se paran así. Eso no es Dios. Bajarse es subir, vea. Su humildad le probó que El era Dios, lo que El fue, humilde y dulce.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Ahora el diablo pensó que ese no era Dios. Demos una mirada hacia El, así como observamos, vigile cómo la muerte lo encontró y qué le sucedió a ella. “¿Cómo podía ser Dios siendo un hombre?, ¿Por qué?, El nació fuera de matrimonio, Su madre probablemente tuvo ese bebé de José, ese viejo hombre de cuarenta y cinco años de edad y ella de dieciséis. Bueno, él era el padre de cuatro o cinco hijos y luego va y se casa con esta jovencita. ¿Por qué? Bueno, ese bebé nació fuera del santo matrimonio. Así es como ellos tuvieron que voltear…” Esa es exactamente la forma que la gente creyó que El nació de fuera del santo matrimonio. Ellos creyeron eso, que era un hijo ilegítimo, ¿Cómo podía ser ese Dios?.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Así que yo lo veo a El subir a la colina. Vayamos a Jerusalén por los próximos tres o cinco minutos, vamos caminando, oímos un ruido. Vayamos y miremos por la ventana, levantémosla. Oigo algo viniendo, “Bump, bump, bump” es una vieja cruz viniendo por la calle, y El tenía una vestidura en su espalda que se movía por todos lados sin tener una costura. Un rugiente… veo una mujercita correr enfrente y decir, “¿Qué es lo que El ha hecho sino sólo sanar a sus enfermos, hacer de los criminales caballeros?, ¿Qué es lo que El ha hecho sino traernos esperanzas de vida?.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Una mano grande y ruda la apartó de ahí en la calle y dijo, “¿Escucharían Uds. a esa mujer en lugar de su obispo o sacerdote?”, “¿Qué es lo que El ha hecho?”. Lo miro, El es pequeño, arrastra una cruz. Y veo algunas manchitas rojas sobre la espalda de su vestidura que El tiene en Sus hombros. ¿Qué son? Y El va subiendo esa colina, esas manchas comienzan a hacerse más grandes y más grandes, y más largas, después de un rato ellas comienzan todas a correr en una cosa más grande. Ahora se inunda. Es sangre, poniendo las huellas de los pies ahí así como El viene.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Puedo ver la abeja de muerte decir, “¿Quieres que yo vaya ahora Satán?”. Sí, ese no es Dios, ni aún es un profeta, porque El no actuaría así. El maldeciría ese montón de gente si fuera un profeta, pero no es El. Ve y pícalo abeja, insértalo. Lo tenemos ahora”.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 La abeja de la muerte comenzó a zumbar alrededor de El, Hermanos, todos saben que los insectos tienen un aguijón así como una abeja, y si lo inserta profundamente ya no lo tendrá. Y El entonces insertó su aguijón en la carne que no debía, porque lo hizo en la Sangre de Emanuel, la abeja de la muerte lo picó, la muerte se encontró con Dios y desde entonces no tiene ningún aguijón, él lo haló en su carne, lo hizo polvo, no podía picar ya más.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Uno llamado Pablo, cuando estaban construyendo un armazón en Roma para cortarle su cabeza, esa abeja comenzó a zumbar alrededor de él y a hacer un ruido, él dijo, “Oh muerte, ¿Dónde está tu aguijón, sepulcro, dónde está tu victoria? Pero gracias sean dadas a Dios quien nos ha dado la victoria a través de Cristo”. Y cuando la muerte se encontró con Dios, El jaló el aguijón de la muerte, algo le sucedió a la muerte cuando se encontró con Dios. Y hoy cuando vamos a encontrarle, esa muerte puede zumbar, pero no puede picar porque no tiene más aguijón. Oremos.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Padre, estoy contento de que la muerte no tiene aguijón. Puede hacer ruido tratando de asustarnos, pero podemos pararnos como el viejo Pablo porque hemos tenido esa misma experiencia de que hemos pasado de la muerte, porque hemos sido escondidos en un cuerpo llamado Jesucristo, que haló al mismo aguijón de la muerte. Así que, tenemos… la tumba lodosa no puede ya más detener al creyente para que él se levante otra vez. Y así como El se levantó nosotros nos levantaremos con El, porque aquéllos que están muertos en Cristo Dios los traerá con El en Su venida.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Dios, si alguien aquí en esta mañana quien nunca ha conocido a Cristo así como me hubiera gustado haber hablado de eso, que puedan ellos encontrarle en esta mañana y que sean cambiadas sus vidas desde ahora. Permítelo Señor. Ahora, te pediríamos que Tú bendijeras estas mujeres amorosas que nos han ayudado y a esta institución de este colegio Metodista por su cortesía de dejarnos usar este salón. Dios, yo oro que los jóvenes que han venido, sean genuinos misioneros y hombres de Dios. Permítelo Señor. Que algo pueda ser hecho o dicho que haga que volteen sus corazones a Dios, y que sean unos segundos Juan Wesley saliendo. Permítelo Señor, bendice a los decanos y todos, bendícenos a todos juntos, bendice los servicios en esta noche y en los servicios venideros, bendice a nuestros Hermanos ministros aquí y a todos los que se han reunido juntos, y te alabamos a través de este nuestro tiempo y por la eternidad. Lo pedimos en el Nombre de Jesús, Amén.

61-0415 (o) Desde Aquel Tiempo @
 Ahora, no olvide si puede las propinas de las hermanas. sobre la mesa, y Dios sea con Uds. hasta que nos volvamos a encontrar en esta noche. Muy bien. Dios les bendiga.

 Traducido y Editado en México por:
 FONDO PARA ALCANCE MISIONERO

criado por elgranamordedios    8:40 pm — Categoría: Sin categoría — Tags:

LA MARCA DE LA BESTIA

Predicado por:
 William Marrion Branham
 17  de febrero de 1961 Long Beach, California

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Permanezcamos así de pie mientras inclinamos nuestros rostros para orar. Mientras tenemos los rostros inclinados, ¿habrán algunos aquí que desean ser recordados en oración? Si así fuera, muéstrenlo alzando la mano, y con eso está diciendo, “Dios, ten misericordia de mí, yo tengo una gran necesidad esta noche.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Nuestro Padre Celestial, llegamos ante Tu gran Trono de misericordia en el Nombre del Señor Jesús, nuestro Salvador. Llegamos de esa manera porque así nos dijo El que viniéramos; y así recibiríamos lo que estuviéramos pidiendo. Y estamos tan contentos en saber que podemos tener la confianza en nuestro corazón de que lo que has dicho, también Eres poderoso para cumplir. Porque en esta noche sentimos que por fe somos simiente de Abraham, y cualquier cosa contraria a la Palabra de Dios, la contamos como si no existiera, porque Dios ha hablado la Verdad y creemos que El tiene la Verdad. Y El es la Verdad.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora, rogamos por todos los que levantaron la mano. Señor, cada mano, Tú conoces La necesidad de cada uno, y conoces lo que está en cada corazón, el mismo pensamiento de su mente en el momento cuando alzaron la mano. Yo ruego que Tú canceles sus pecados, canceles sus enfermedades, y Señor, dales el deseo de su corazón, y que vivan vidas largas y felices y si fuera posible, hasta ver la Venida del Señor per segunda vez.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Rogamos que bendigas la Palabra en esta noche mientras nos gozamos en el compañerismo de la misma; hablando sobre esta cosa grande y tremenda que está ahora mismo en nuestra puerta, y está corriendo por todas nuestras ciudades por todo el mundo.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Rogamos que nos des de Tu Palabra, Tu unción oh, Señor, para que podamos saber exactamente cómo hablar, según las Palabras de Dios. Pedimos todo esto en el Nombre de Jesús. Amén. Pueden tomar sus asientos.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Es algo grande y tremendo el poder venir a la Casa del Señor. Nos hemos gozado mucho en esta serie de cultos, aquí en la iglesia con nuestro Hermano Buntane y los ministros asociados en este gran compañerismo que hemos tenido, y todo el pueblo, todos los laicos de las distintas iglesias, todo credo, toda raza y tipo.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Cuando venía hacia la plataforma en esta noche me encontré con algunos amigos. Vi al Hermano Ayelstock, la primera vez que lo había visto en muchos años. Recuerdo la primera vez que estuve en Edmonton, Canadá, creo que Ud. estaba allí con nosotros durante esa reunión. Los hermanos de Holanda están por acá. Mucho gusto de verlos a ellos. Y varios otros a lo largo del camino.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Quisiera tener tiempo para estrechar la mano de cada uno e ir a su casa. Yo sé que cada uno tiene la mejor cocinera en todo el país, ya lo sé. Quisiera poder ir a casa con cada uno, pero… Creo que dije algo semejante a eso hace catorce años allá en Canadá, pero lo estoy esperando cumplir un día de estos, allá el gran Milenio, donde gozaremos de suficiente tiempo. No tendremos que estar apurados; los niños no van a sufrir ningún daño, no hay nada que los dañe.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Yo amo las montañas, y he pensado que durante el Milenio, quisiera pasar varios millones de años, caminando entre las montañas, mirando. Me gusta eso. Pienso que quizás me encontraría con una hermana allá en las montañas, quizás ella ya habría estado allí por varios millones de años, caminando. Y no sería una dama con un perrito, pero con un tigre o algo. Yo le diría, “¿Cómo está Ud. Hermana?”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y ella me respondería, “Pues, Hermano Branham. Sí, ¿cómo está Ud.? Me da mucho gusto verlo.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ”Ahora, contando tiempo (si hubiera tal cosa) ¿cuánto tiempo piensa Ud. que ha estado por aquí?” “Oh, quizás algunos millones de años, es todo. Solamente vine por caminar un poco por aquí.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ¿No sería eso maravilloso? Y no es un sueño místico, es la pura verdad. Es verdad. Vamos a un lugar y seremos alguien cuando llegamos. Me gusta eso.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora, anoche estábamos en el Libro de Apocalipsis, hablando sobre el tema de El Sello de Dios y La Marca de la Bestia. Los ligué, y de paso les digo que tenía algunas Escrituras apuntadas y las dejé en la mesa del hotel. Billy se ha regresado para traerlas. Escuché que me estaba llamando, y me apuré.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Pero pensé que mientras él anda buscando mis Escrituras, quisiera dar un repaso a lo de anoche. Y también hacer algunos anuncios.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Mañana me toca predicar tres mensajes. Y la contaminación de aquí no me está ayudando la garganta, me hace mucho daño. Y mañana por la mañana, me toca hablar por la radio en el desayuno de los Hombres Cristianos del Evangelio Completo en La cafetería Clifton, y creo que está en la calle Broadway. Hay dos y ésta es la que está en la calle 7 con Broadway, donde normalmente tienen el desayuno. Allí estaré hablando por la radio. Luego de inmediato estaré hablando a los creyentes que estén presentes. Eso es mañana temprano.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Luego mañana por la tarde, nuevamente acá en la iglesia. Mañana creo que debemos estar terminando esta serie aquí en la iglesia, y fuera bueno si tuviéramos una línea de oración, mañana por la tarde. ¿Piensan igual? Después del mensaje podríamos tener la línea de oración. Entonces voy a enviar los muchachos mañana exactamente a las seis de la tarde para que no estorben en el culto, y así repartirán las tarjetas de oración, y llamaremos la línea de oración mañana por la tarde y oraremos por todos, para la sanidad de sus cuerpos.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Luego, el domingo por la tarde, estaremos en el auditorio municipal, el auditorio principal. Creo que es un lugar muy amplio. Y esperamos que traigan unos amigos, porque creo que tiene capacidad para cuatro mil quinientos. La última vez que estuve hace como doce a catorce años el Hermano Charles Fuller estaba teniendo reuniones allí en ese tiempo, un tremendo cristiano. Creo que todos conocen al Hermano Fuller, de aquí mismo. Sí, eso es para el domingo en la noche, a las siete. Eso es este domingo próximo, para cerrar esta campaña.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Luego de allí vamos a subir la Visalia. Ay, estos nombres que tienen acá. Yo me confundo con estos nombres hispanos, los tengo todos mezclados. Pero donde vamos es entre Fresno y Bakersfield. Y allá tenemos el patrocinio del grupo ministerial, y tenemos cinco noches, comenzando el día 22 hasta el domingo. Muchas gracias. Allí tenemos los cinco días de cultos, y si tienen amigos por allá estaríamos encantados de verlos y que nos visiten. Agradecemos que puedan venir.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora, cuando nos vamos, no queremos que dejen de asistir a la iglesia. Queremos que sigan viniendo. Si yo viviera por aquí este quizás sería donde yo asistiría a la iglesia, aquí mismo, si viviera aquí. Me gusta, es una maravillosa iglesia, y tienen un maravilloso pastor. Estoy seguro que cualquier hombre que predica el Evangelio completo, yo allí estaría representado porque yo creo… Y nada en contra de ninguno de los demás, pero para mí, mi gusto, mi asociación sería eso.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora, no se les olviden los anuncios: mañana por la mañana en la cafetería Clifton, Uds. que lo estarán sintonizando. ¿Es en vivo o es grabado? En vivo, muy bien, mañana por La mañana. No sé cuál sea La estación pero, ¿no tiene Ud. hermano un programa el domingo? No, él no tiene programa.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y los demás ministros, apreciamos mucho el grupo fino de los ministros que nos ha estado ayudando aquí en los cultos. Muchos de sus feligreses están presentes. Ciertamente aprecio estos varones, y quiero decir algo directamente para ellos. Hice todo lo posible para convencerle a mi precioso amigo que no llevara esta campaña allá al auditorio municipal. Sí. Pero él tenía un gran sentir por el pueblo que según él estarían parados.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Pero hermanos, esta es La razón por la cual no quise ir allá. Yo sé que me oyen darles duro a las denominaciones, pero no me refiero a los hombres en las denominaciones, es más bien la denominación misma. Ahora, me doy cuenta que si vamos allá mañana por La noche… si tuviéramos la cooperación completa de todos los ministros, fuera bien congregarnos allí, claro. Si tuviéramos la completa cooperación de todos los ministros, donde cerrarán sus iglesias; pero el ir allá, algunas personas enfermas van a llegar para que se ore por ellos, y quizás los ministros no lo sabían, y ya tienen sus programas para esa noche. Y no me gusta hacer eso, hermanos. No me gusto eso, porque la verdad es que esta cobija se estira en ambas direcciones. Correcto.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y si hay algo por lo cuál yo tengo gran respeto, es por los hombres, los siervos de Dios. Y hallamos que Las personas más sospechosas de todo el mundo son los predicadores. Son Los más sospechosos de todos. Pero quiero darles el porqué: es que son pastores y están guardando sus ovejas. Tienen el derecho de ser sospechosos, esperando y vigilando.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Pero cuando uno ve la Palabra y Dios obrando juntamente, entonces es tiempo de prestarle atención, cuando uno ve la Palabra y Dios juntos. Simplemente quería que los hermanos ministros supieran la razón por la cual estaremos allá es porque el hermano pensó que quizás le daría oportunidad a toda la gente para estar sentada. Su corazón esta bien enfocado, y veo su intención. Pero para mí, yo deseaba que nos quedáramos aqui en la iglesia y seguir. Pero dijo que el domingo por la noche hubo tantos que no pudieron entrar y luego al haber anunciado el culto de sanidad Divina, habrán muchos más que van a venir. Entonces mañana por la tarde a las seis. Y tendremos una línea de oración mariana por la noche, Dios mediante.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Para mí, a como yo siento, podríamos tener una línea de oración cada noche. Porque “estas señales seguirán a los que creen.” Cada noche en las últimas tres o cuatro, el Espíritu Santo ha entrado en el culto entre nosotros; salía entre la gente y los llamaba y les decía quiénes son y de dónde vienen, y qué hacen, etc., lo que tienen mal, lo que les va pasar, cosas así. Luego la fe sube entre la congregación y hago la pregunta, ¿cuántos aquí son creyentes?” Manos suben por todo el edificio. “Ahora, pongan sus manos sobre alguien más. No ore por sí mismo, pero por otro, porque ellos estarán orando por Ud.” Ahora, si eso no es Escritural, no sé qué será. “Confesaos vuestras ofensas unos a otros y orad unos por otros. . .” [Santiago 5:1 61] “Estas señales seguirán a los que creen: sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán.” [Marcos 16:17, 18] Es la Escritura.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Entonces yo siento que cada noche, cada persona ha recibido oración y se le impuesto las manos. Ahora mis manos no serían más que las de cualquiera. Es simplemente otro hombre, pero es la mano de Dios la que Ud. desea que se le ponga. Y es Dios quien hizo la promesa, “Estas señales seguirán a los que creen: si ponen sus manos sobre los enfermos, sanarán.” Es lo que Dios prometió. Entonces desde allí es que nos basamos.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora, volviendo a nuestra Escritura y a nuestra lección. Hermano Borders, ¿leyó Ud. la Escritura? Me gusta escuchar que se lea la Biblia. Apocalipsis capítulo siete es de donde vamos a hablar.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora, revisemos lo de anoche un poco. Nuestro tema es.. . Primero tuvimos cultos de sanidad, luego pasamos a predicación evangelistico, y ahora tenemos dos noches de enseñanza, y mañana y el domingo serán para cultos de sanidad.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Anoche comenzamos enseñando sobre los dos temas que yo pienso que son muy claves. Y yo no diría nada de esto si no pensara que fuera necesario.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Lo primero es advertir la iglesia por eso es que está parado en la torre el guarda. Cuando él ve que viene el enemigo entonces advierte a los que están en la ciudad. Y si el guarda no avisa, entonces Dios le hará responsable por la sangre de la ciudad. Correcto. Pero si avisa y la gente no le hace caso, entonces la sangre está sobre ellos mismos. Y por eso es que yo la presento tal cual como esté escrito aqui. Entonces la decisión está con Ud. En el Día del Juicio, o cuando yo pase de este mundo, si aún estoy consciente y estoy partiendo, quiero poder decir como Pablo, “estoy limpio de la sangre de todos; porque no he rehuido anunciaros todo el consejo de Dios.” [Hechos 20:26.27] Y sé que así lo hice.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Muchas gracias por sus cartas, sus comentarios, se los agradezco mucho.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora, la Marca de la Bestia y el Sello de Dios. ¿Cuántos estuvieron anoche, que estuvieron en la clase? Casi todos. Muy bien. Entonces para revisar un poco y ver hacia donde vamos en esta noche.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Tuve que juntar los dos temas, porque corren en paralelo, el uno con el otro. Y yo anuncié lo que pensé que ambos eran en el principio. Y ahora empleando las Escrituras para probar lo que pienso es la verdad.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Pienso que el Sello de Dios es el Espíritu Santo. La Biblia lo respalda. La marca de la bestia es el rechazar el Espíritu Santo. Hay solamente dos clases de gente. Y con respecto a la salvación y el rechazo, eso comenzó allá en Génesis como también comenzó todo lo demás.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Hoy recibí una nota que decía, ¿Puede Ud. probar que las Asambleas de Dios comenzó en Génesis?” No puedo decir en cuanto a la organización pero el espíritu que está en las Asambleas de Dios sí comenzó en Génesis. Exactamente.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y todas las demás iglesias renacidas comenzaron en Génesis y todas las supuestas iglesias, las iglesias nominales, ellas también comenzaron en Génesis. Y ambas fueron representadas en los primeros dos hijos, Caín y Abel.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Caín recibió la marca de la bestia y fue despedido. Nos damos cuenta que la serpiente, el cual había engañado a la madre de Caín, era una bestia y no un reptil. Era el más astuto de todas las bestias del campo.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y en Génesis 4:15 nos dice que Dios marcó a Caín, y tan pronto como Caín fue marcado, él salió de la presencia del Señor. ¿Lo captaron bien anoche, lo leyeron? Tan pronto como recibió la señal, él salió de la Presencia del Señor y se tomó una esposa de la tierra de Nod. ¿Lo captan? ¿Ven cómo es eso?

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 La iglesia. . . Ahora Caín era igual al hombre cualquiera. Era igual como Esaú y Jacob, donde podríamos trazar el patrón nuevamente. Y a través de toda la Biblia, vemos ese espíritu moviendo, subiendo y subiendo, y por fin viene a su culminación aquí en esta edad en que estamos viviendo ahora, según creo yo.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora, si se dan cuenta, Caín era un hombre natural del mundo, igual como Esaú; y tenía su tendencia religiosa, y por lo tanto sabía que existía un Dios, él lo creía. Y allí es donde no concuerdo con las iglesias que dicen que uno solamente tiene que creer y Dios lo reconoce como justicia. En cierto sentido sí es cierto, es parte de la Verdad, pero no es toda la Verdad.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Un fino hermano bautista vino conmigo no hace mucho, y me dijo, ¿Hermano Branham, ¿qué más pudo haber hecho Abraham aparte de creer? Abraham creyó y le fue contada por justicia.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Dije, “Correcto. Pero Dios le dio una señal, el sello de circuncisión, mostrando que El había reconocido su creencia.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y el Espíritu Santo es el Sello de Dios ahora; y si Ud. dice que cree y no ha recibido el Espíritu Santo, entonces Dios aún no ha reconocido su fe. Correcto.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Porque el sello es el reconocimiento que Dios ha finalizado Su obra en Ud. Correcto. Alguien me dijo, ¿Por qué lo pinta Ud. tan fácil, Hermano Branham citando a San Juan 5:24 como el comienzo del Espíritu?

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Correcto. Yo creo que un hombre, en el momento en que él cree en el Señor Jesucristo, allí recibe una porción del Espíritu Santo. Cuando Ud. es santificado, recibe otra porción del Espíritu Santo, lo limpia. Luego Ud. es llenado del Espíritu Santo. Correcto.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora, “El que oye mi palabra, y cree al que me envió tiene vida eterna. . .” Y hay una sola clase de Vida Eterna, la Vida de Dios.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora nos damos cuenta que Caín edificó su altar, y allí colocó el sacrificio. Se arrodilló y confesó su fe en Dios: y adoró a Dios. En otras palabras, sería como el hombre religioso de hoy en día. Noventa y nueve de cada cien llegan y dicen, “Aquí está. Es lo mejor que puedo producir (como dijo Caín). Voy a edificar un altar, pertenezco aquí a la iglesia, ya traje mi sacrificio. Es lo mejor que puedo producir. O lo recibes o lo rechazas. Allí está.” Esa es la actitud de la gente hoy.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ”Yo asisto a la iglesia. Yo les he ayudado con todo. Construimos un buen edificio, hemos hecho todo esto y todo aquello. He cooperado con el fondo para las viudas, y hago todo esto. Allí está. Es lo mejor que tengo, o lo recibes o lo rechazas.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y Dios lo rechazará. Se lo rechazó a Caín, y se lo rechazará a Ud. “Hay camino que al hombre le parece derecho; pero su fin es camino de muerte.” [Proverbios 14: 12] Hay un solo camino provisto por Dios, y es por la fuente de la Sangre hasta el Espíritu Santo. Sin eso Ud. no tiene remedio, y nunca entrará. Noten, “El que no naciere de nuevo no puede entrar en el Reino.” Correcto. Uno tiene que venir no, importa cuán religioso sea y tanto que ha hecho, eso no tiene nada que ver. Eso lo hace un buen ciudadano, quizás de este reino, pero no ciudadano de aquel otro Reino. Pero el Reino de Dios está dentro de Ud., Ud. nace en el Reino. El Reino de Dios es el Espíritu Santo. Ud. pertenece a ese Reino.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y por esa razón las mujeres no se cortan el cabello, no visten inmoralmente. Por esa razón los hombres no fuman, y tales cosas. Es que son de arriba y su espíritu les instruye en justicia y santidad. No andan hablando mal. ¿Por qué? Porque son nacidos de arriba, son distintos son ciudadanos de arriba.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y ahora noten. En el mundo dicen, “Yo pertenezco a la iglesia. Yo pertenezco a las asambleas. Yo pertenezco a la cuadrangular. Allí está. Es lo mejor que puedo producir. O lo recibes o no lo rechazas.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Si a Ud. le sirven un plato de sopa y allí viene una araña, Ud. no se la va comer. Más bien demandaría a la compañía que se la sirvió. Correcto. Lo haría. Por nada se la comería. Pero a la vez permite que le metan cualquier clase de dogma por el pescuezo y hasta el alma. Y de todas maneras, el cuerpo va morir.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Hace un tiempo estaba en un museo y allí tenían el análisis del hombre que pesaba unos 70 kilos. La química en su cuerpo valía ochenta y cuatro centavos. Tenía suficiente cal como para darle una rociada al nido de una gallina, el calcio, y otras cosas, y al sumar todo eso valía ochenta y cuatro centavos.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Habían dos muchachos parados allí, y el uno le dijo al otro, “Juan, no valemos casi nada. ¿Verdad?”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y le respondió “Pues tienes razón. No creo que valemos mucho.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Entonces cuando uno pesa 70 kilogramos tiene un valor de ochenta y cuatro centavos. Pues uno no vale casi nada para comenzar. Pero, ay, cómo cuidamos de esos ochenta y cuatro centavos. Ud. le pone un abrigo de piel de visón de quinientos dólares y anda con la nariz en el aire y si lloviera la ahogaría. Pero qué bien cuida de los ochenta y cuatro centavos. Sí señor.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Pero adentro tiene un alma que vale diez mil mundos, y permite que el Diablo le meta cualquier cosa, y lo llama justicia y religión; en vez de tomar el camino correcto de Dios al respecto. Correcto. Su alma vale diez mil mundos, pero el cuerpo vale apenas ochenta y cuatro centavos. El uno lo trae jalando por todas partes, y el otro lo cuida mucho. Lo rasuramos y lo ajustamos, y lo vestimos. Pero el alma, a ese no lo viste, y permite que le metan cualquier cosa.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Si le sirven una araña, Ud. haría demanda con el restaurante que se la sirvió pero una iglesia le puede decir, “salude al pastor, y diga que cree en Dios, adora y no tiene que hacer más.” Si eso es correcto entonces Caín también estaba correcto.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Pero recuerden, Dios le dijo a Caín: “Adora como tu hermano y harás bien.” Pero él no quiso. Y así es hoy. No quieren adorar a Dios en Espíritu y en Verdad. Desean asistir a la iglesia y adorar según les exige la iglesia. iAdoren lo que Dios dijo que adoráramos!

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Jesús dijo, “Dios es un espíritu, y los que le adoran tienen que adorarle en espíritu y en verdad.” Sí, tienen que ir juntos, el Espíritu y la Palabra. Si el Espíritu está en la Palabra entonces la Palabra se manifestará. Y es precisamente la razón que ven discernimiento y sanidades y cosas así, porque es la Palabra hecha manifiesta.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Jesús dijo “Id por todo el mundo y predicad el evangelio.” Nunca dijo, “Id por todo el mundo y construid iglesias u otras cosas.” Esas cosas están bien, pero no dijo “Id por todo el mundo y enseñad el evangelio,” pero “predicad el evangelio.” En otras palabras, predicar el Evangelio significa demostrar el Poder del Espíritu Santo.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Pablo dijo, “El evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en poder y manifestaciones del Espíritu Santo.” [1 Tesalonicenses 1:51] Tiene que ser así, la siguiente palabra dice: “Y estas señales seguirán a los que creen.” Sí. Tiene que dar manifestación a la Palabra. Y si el Espíritu está en la Palabra, el verdadero Espíritu de Dios en la Palabra: “Si permanecéis en mí y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.” [San Juan 15:7] Todo vuelve directamente a las Escrituras. Uno no puede salirse de las Escrituras. Cada vez vuelve por sí misma y produce el balance.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Pero Caín deseaba algo hermoso. Anoche estaba hablando de la hermosura, si recuerdan, la atracción del ojo. La iglesia católica aprendió eso hace mucho. Que por medio del ojo está la puerta del alma. Hicieron todo hermoso, y la gente se fue con eso. Hollpvood lo aprendió hace mucho. Y el Diablo lo conocía antes de todos. Exactamente. Y esa es la táctica que él empleó, la misma. Deseaba edificarse un reino más hermoso. Siempre ha sido hermoso. El Diablo, aún después que recibió la maldición y llegó a ser la serpiente, todavía es una criatura muy hermosa. Vean con qué gracia puede moverse, y cuán hermosos son sus colores. Ni la maldición le quitó—le quitó lo hermoso.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ¿Piensan que Judas Iscariote era algún borracho con el cuello torcido y el pelo parado? El era un tipo bien suave. Sí señor. El Diablo es demasiado sabio para tales cosas. Cuando fui a Pig Alley en París, el Hermano Moore yo y otros amigos pensamos que iríamos para ver. ¿Piensan que las prostitutas de Pig Alley son algunas feas tiradas por allí? Satanás es demasiado listo para tal cosa. Son entre las mujeres más bellas que uno puede imaginarse. El es sabio.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 El pecado es atractivo y encantador. El pecado es hermoso. ¡pero es muerte! Correcto. ¡No se fije en hermosura, sino fíjese más bien en la Verdad, no en la hermosura! Ese es el problema con la iglesia hoy. Está siempre corriendo tras la hermosura y se está muriendo. Correcto. Porque allí obtiene muerte. No queremos quedarnos mucho tiempo en eso, porque comenzamos a predicar de ello.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Sin embargo, hallamos que Caín se apartó de Dios y se halló una esposa de entre otro grupo, allá en la tierra de Nod. Eso es exactamente lo que hace el hombre que no viene y adora a Dios en Espíritu y en Verdad. El se va lejos y se consigue una iglesia que sí le satisface. Se va. Pero recuerden, Abel siendo el que fue muerto, Set tomó su lugar y allí fue la señal de la muerte, entierro y resurrección del Señor, colocado nuevamente. Noten cómo esas simientes vinieron bajando, anoche.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora, vamos a ver algunas de las Escrituras que estábamos usando. Un sello siendo la marca, y cómo fue usado en lugar de un nombre. Así sellaban. Y el Nombre de Jesucristo es el Sello de Dios, la justicia de Dios. “Torre fuerte es el nombre de Jehová; a él corren los justos y están seguros.” [Proverbios 18:10] ¿Es el Sello de Dios? “Todo lo que pidiereis al padre en mi nombre, lo haré.” [San Juan 14:13] ¿Correcto? “Todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús.” [Colosenses 3:17] ¿Correcto? Todo cuánto hagan.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Pedro dijo en el Día de Pentecostés: “Arrepentíos y bautícese cada uno en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo,” el Sello de Dios. El Sello que El pone para marcar e identificar es el Nombre del Señor Jesús. Y cuando Jesús viene en Ud. con eso coloca Su Espíritu. No importa cuántos nombres se le pone afuera si no está presente, el Espíritu, el Cual da testimonio de la Verdad.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Entonces hallamos que en Edén Dios marcó a Caín y lo despidió; pero Set se mantuvo en la Presencia de Dios y Dios le dio su esposa. Así es con la Iglesia verdadera se mantiene en la Presencia de Dios.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Oh, ¡cómo quisiera traer aquí al Hermano Paul Boyd, el historiador! Y de paso les digo que él tiene tres años esperando verme en una entrevista personal. Vienen de Asia, de África, de la India, de todos lados, esperando por años por una entrevista. Cuando entran, nos quedamos hasta que el Espíritu Santo nos hable.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y en esta mañana mientras hablábamos, las visiones llegaron… Estos son cultos evangelísticos. Allá donde vivo, y en otros lugares, allá es donde ocurre lo profético. Personas vienen que no saben qué deben hacer. Y nos quedamos allí hasta cuando… Y no decimos nada, esperamos que el Espíritu Santo nos hable. Y El viene y revela el asunto y les dice qué han hecho, qué deben hacer; así con una persona a la vez.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ¡Oh, cómo Dios tan maravillosamente..! Fue tan tremendo hoy en la mañana que tuve que ir caminando allá por la playa, y allá me encontré con el pastor cuando estaba tratando de… Es que aquello me dejó tan estremecido y estaba queriendo recobrar la fuerza nuevamente después de haber estado con las tremendas y poderosas visiones que habían descubierto y declarado, lo que uno hizo, lo que no debió haber hecho, y lo que tiene que hacer, y qué ocurrirá después de hacerlo. Oh, eso es Dios. Y reto a cualquiera aquí presente o en cualquier lugar, jamás se le ha dicho algo que no ocurrió exactamente cada vez. No puede mentir por cuanto es Dios. Dios no puede mentir. Oh, viviendo bajo el Espíritu Santo.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Recuerden, Set consiguió su esposa, y debe ser que Dios se la dio porque él se quedó con Dios. Y ahora el creyente que se queda con la Biblia, y se mantiene con Dios, entonces la verdadera Iglesia será la Novia de Jesucristo. La otra tendrá una novia del mundo, cualquier cosa. Hallamos eso anoche.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 También leímos de cuando comenzaron Caín y Abel, y lo trajimos a Babilonia; y cómo fue que Babilonia aparece en Génesis, en el centro de la Biblia y en el fin de la Biblia.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Vimos cuando apareció Jesús, y cuando desapareció de la escena. Y Judas vino de semejante manera. El anticristo y el Espíritu Santo vienen también de semejante manera. Vimos las Escrituras relacionadas en Génesis 26.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Luego hallamos a Israel y la comparamos con Moab. Israel se mantuvo fiel en cuanto a la línea de la sangre. Y hallamos a Moab, un ilegítimo, pero muy fundamental, igual que Israel. Pero Israel, que tenía la sangre pura, tenía señales y maravillas que les seguía Tenían la serpiente de bronce, la sanidad Divina. Tenían júbilo del rey en el campamento. Tenían una roca herida para su salvación. Tenían un Padre Celestial que les alimentaba desde arriba. Estaban gozando de un tiempo glorioso; no ligados a nada, sino interdenominacionales flotando. Pero otros se estaban burlando de ellos porque ni siquiera eran una nación, solamente un pueblo esparcido.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ¡Pero aquí está! Ojalá lo puedan captar: Esteban en camino a su patria. Un tipo perfecto de la verdadera Iglesia de hoy, encaminados hacia la Patria. Amén. “… anduvieron de acá para allá cubiertos de pieles de ovejas y de cabras, angustiados, etc.” pero estamos buscando “”la ciudad que tiene fundamentos cuyo arquitecto y constructor es Dios.” Así es como se está moviendo la verdadera Iglesia hoy día.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y los tremendos fundamentalistas, como Moab, salieron con su sacrificio perfecto, igual al de Israel. Eran igual de fundamentales como Israel, pero no tenían el Espíritu.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Luego pasamos a Esaú y Jacob. Dios dijo para que el previo conocimiento, la predestinación de Dios… No que Dios tenía deseo de condenar a Esaú, pero ya conociendo lo que era. Dios es Dios y El conoció todo. . . El conoció todo piojo que habría en la Tierra. El conoció toda mosca que habría en la Tierra, y eso antes de que la Tierra fuera creada. Sabía cuántas veces las moscas abrirían y cerrarían los ojos, y cuánto sebo habría de producir. ¡El infinito! ¿Quién puede decir lo que significa infinito? Y si El no es infinito, entonces no es Dios. Y si es infinito, ya conocía todas las cosas desde el principio. Por lo tanto, El podía elegir - no porque así lo deseaba sino porque Su preconocimiento le permitió saber quién sería y quién no sería. Y por eso la Iglesia entera - toda persona que formará parte del Rapto - sus nombres fueron colocados en el Libro de la Vida del Cordero antes de la fundación del mundo. Así dice la Biblia. Correcto. Dios lo sabía.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Jesús vino por medio del previo conocimiento de Dios, y Jesús vino para redimir o sea comprar de nuevo esa Iglesia. Los predicadores son como el pescador que va a la laguna y echa la red y la jala El Reino de Dios es semejante a un hombre que fue a la orilla del mar. Cuando sacó la red, tenía arañas, serpientes, ranas y de todo. Pero también tenía peces. Ahora nosotros no sabemos cuáles son peces y cuáles no son. Lo único que nos toca es echar la red. El Hermano Buntane ya tiene buen tiempo aquí echando la red. Yo he venido y echo mi red al lado del suyo, Hermano Buntane. Yo la echo, y allí vienen al altar, confesando a Cristo. Yo no sé cuál es oveja ni cuál es cabra, o araña o rana. Pero Dios ya sabía cuál es cual, antes de la fundación del mundo. “Todo lo que el Padre me ha dado, vendrá a Mí. Y ninguno puede venir a menos que mi Padre le atrae primero.” “Todo lo que el Padre me ha (tiempo pasado) dado, vendrá.” Correcto. El lo dijo.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora, yo no sé quiénes son, solamente echo la red y digo, “Vengan todos los cargados y trabajados,” y Dios sabe quiénes son; yo no sé, ni tampoco lo sabe nadie más. Todo está con Dios. Es nuestra obligación de seguir hasta cuando El venga. Entonces la gran iglesia se está alistando.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Hallamos que Esaú y Jacob, antes de que ambos naciesen, Dios dijo que amaba al uno y odiaba al otro. Y recuerden, ellos eran gemelos. La misma madre y el mismo padre. ¿Lo están captando? Gemelos. Cada avivamiento produce sus gemelos. Cierto. Los gemelos nacen al hombre natural y también al hombre espiritual. En el huerto del Edén fueron Caín y Abel, lo mismo comenzó desde allá y viene bajando.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y vean la iglesia. Jesús el Pastor, y Judas el tesorero - hermanos de la misma tribu, del mismo grupo, la misma iglesia. Uno era el Pastor y el otro el tesorero. Uno era diablo y el otro era Dios. Así es. Jesús dijo que en los últimos días los dos espíritus serán tan semejantes que engañaría hasta los mismo escogidos, si fuere posible - si fuere posible. Pero no es, y nunca se logrará. Muy bien.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Pero él recibe el verdadero Sello, y el Sello de Dios es el Espíritu Santo. Ahora estamos listos para comenzar donde terminamos anoche, en Ezequiel capitulo 9. ¿Cuántos lo leyeron? Léanlo.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Allí es donde el profeta vio Pentecostés de antemano y relaté lo que ocurriría. El vio a seis hombres bajando de las puertas de arriba. Y traían instrumentos de destrucción. Recuerden, ¿notaron que esto solamente fue designado para Jerusalén? Solamente para Jerusalén, porque allí es donde los Judíos… Dios obra con los gentiles como individuos; pero Israel es una nación, la nación de Dios. Sí.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Un misionero vino a mi iglesia. Escucho al Hermano Fred Sothmann decir “Amén” de vez en cuando, está por allí en la congregación, algunos de los hermanos del tabernáculo… Y hay un hermano judío que ha estado intentando por mucho tiempo, queriendo hacer algo a favor de los judíos; y es que los quiere ganar para el Señor. Y vino al tabernáculo en una cierta mañana, y se levantó cuando estaba presente la unción, y dijo, “Hermano Branham deseo hacerle esta pregunta: ¿cómo voy a lograr entrar a Jerusalén? Lo he intentado por todas las vías posible.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Le dije, “Yo no sé qué decirle.” Y en ese momento el Espíritu Santo bajó y dijo “No es así porque Israel nacerá en un solo día.” Oh estamos cerca. Ya vamos a ver eso en unos momentos, Dios mediante.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y hallamos que antes que salieran aquellos verdugos… (i Escuchen bien, no se les vaya a pasar por alto) Antes de que comenzara la destrucción, él vio a un hombre que venía, vestido de blanco. ¿Qué representa blanco? Justicia de los santos. Y en la cintura traía un tintero de escribano; primero él fue por toda Jerusalén, colocando una señal en la frente de todos los que gemían y clamaban a causa de las abominaciones ocurridas en la ciudad. ¿Es correcto, Uds. que son lectores de la Biblia?

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Luego, cuando comenzó la matanza, les dijo, “No tengan misericordia, ya sea viejo, joven, niño, bebé, lo que sea; destruyan todo lo que no tenga esta señal.” Y no quedó nada. O recibían la señal, o no la tenían. Por eso es que en este día a que estamos llegando —ya pronto lo vamos a ver aquí en el Nuevo Testamento—el Sello de Dios es el Espíritu Santo, y fuera de eso forma parte de la matanza, y serán perdidos.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora, anoche vimos algunos escritos de Josefo y otras cosas, a las cuales me referí. De entre los historiadores de la antigüedad, Josefo vivió y escribió de los mismos días cuando Jesús de Nazaret caminó sobre la Tierra. Y él habló de esto, que aquella gente, a los cuales él se refirió como “caníbales” porque estaban comiendo el cuerpo de Jesús de Nazaret. Desde luego, era la comunión que estaban celebrando; él no sabía, siendo un historiador de mente inconversa. Pero ellos huyeron lejos de Jerusalén cuando vieron que venía el cumplimiento de estas palabras. Se fueron a Judea, lejos. Pero los judíos, las grandes organizaciones, se unieron y declararon, “Iremos a la Casa del Señor, Jehová es nuestra protección. Hemos vivido aquí. Jehová construyó esta Casa y aquí vive. Salomón dedicó el Templo, y este es un lugar muy santo.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ¡Pero habían rechazado al Mesías, cuando vino directamente a ellos, precisamente conforme a la profecía! E hizo las mismas cosas que la Biblia dijo que haría. Pero no vino según su teología. Ojalá eso no hiera, pero espero que penetre bien profundo. Ellos vinieron, El mostró Su señal de Mesías exactamente como la Biblia dijo que lo haría. ¿Cuántos creen eso? Seguro. Y ¿cuál fue la señal de Mesías? El era el profeta conforme a Dios.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Luego, al hacer eso, ¿cómo llamaron ellos aquella señal de Mesías? ¿Alguien me lo puede decir? ¿Cómo la llamaron? Belcebú, un diablo, un adivino; por razón de que El podía discernir sus pensamientos. Sabía lo que estaban pensando y les podía decir estas cosas. Y los genuinos judíos ¿qué dijeron que era? “Esa es la señal de Mesías.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Natanael dijo, “Seguramente Tú eres el Hijo de Dios. Seguramente eres el Rey de Israel.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Le respondió, “¿Y eso lo dices porque te dije que te vi antes de venir acá al culto, y por eso lo crees? Aún mayores cosas vas a ver.” ¿Ven? Primero uno tiene que creer. Crea, y luego verá cosas mayores.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Entonces vimos lo que ocurrió. Pero las iglesias grandes, las organizaciones, los fariseos, los saduceos y los herodianos y todos ellos, dijeron, “Es Belcebú.” Tenían que dar alguna clase de respuesta a sus congregaciones, y dijeron, “Es del Diablo.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora, con eso en mente, recuerden que eran hombres religiosos, hombres santos y piadosos. A como piensa el mundo, un solo pecado que tuvieran en su contra y serían apedreados. Eran eruditos, graduados de seminario, y de una ascendencia de hombres eclesiásticos; pero fueron condenados cuando Jesús dijo, “Sois de vuestro padre, el Diablo.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Entonces no vayan Uds. a condenar al Espíritu Santo cuando los señala y les dice lo que son. Si el ciego guía a los ciegos, ¿no caerán todos al hoyo? Ciertamente.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Vigilen bien las Escrituras y vigilen bien la promesa. Conozcan bien la hora que se está aproximando. Aquellos discípulos, llenos del Espíritu Santo, señalados con esa señal en la frente, teniendo ese Sello de Dios, ellos comenzaron a vigilar. Y cuando vieron el cumplimiento de las palabras de Jesús, entonces huyeron de allí. Y permítame decirle hermano, conviene que Ud. también huya. Esperen para cuando terminemos en unos cuantos momentos. Para que descubran qué tan cercano estamos.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Jesús dijo que esa misma cosa ocurriría nuevamente antes de Su Venida. “Así como fue en los días de Sodoma? así también será en la venida del Hijo del hombre.” Lo prometió, Dios lo ha jurado, y tiene que llegar.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora quiero que en verdad se quiten el impermeable que tienen tapando el corazón. Guarden el paraguas. Dejen sus paraguas metodistas allá en el rincón, sus paraguas bautistas en el rincón y sus paraguas pentecostales en el rincón’ y veamos la Palabra de Dios. Pónganlas todas allá y fijémonos.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 La Biblia lo predijo por medio de Ezequiel, el profeta, y el Espíritu Santo vino y obró exactamente de esa manera y aun los niñitos, dijo el historiador… Y recuerden, la Biblia dijo, “No tengan misericordia sobre pequeño,joven, viejo, nada.” Todos los que no tienen este sello de Dios serían marcados de otra manera. Y ¿quiénes son los que fueron marcados y quedaron afuera? Hombres que por toda la vida habían dado su vida por el sistema eclesiástico - sacerdotes y hombres de renombre, sacerdotes grandes y eruditos. ¿Cuántos saben que esa es la verdad? Sí, es la verdad.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Eran tan santos, tan dulces, quizás personas muy finas, ciudadanos de ese país. Pero con eso no quedaron exentos. Cuando Dios envía algo y Ud. falla en alinearse, Ud. queda afuera. Eso es todo. O sí, o no. Y así fue.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Todos los que no se subieron al arca, perecieron. Y eso fue todo. No importaba quiénes eran. Y hoy día, todos los que no están en Cristo perecerán sin Cristo. Es la verdad.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Entonces Ud. no puede decir, “Yo soy metodista, o bautista, o pentecostal, o cualquier otra cosa.” ¡Tiene que estar en Cristo! Y si Ud. está en Cristo, hará las obras de Cristo, así da testimonio y prueba que así es. Es lo más claro de las Escrituras que yo sé decirlo. Es tan claro como esta nariz tan grande en mi frente. Correcto.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora, noten cómo fue que lo logró. Los que recibieron el aviso, huyeron. Y todos los demás se reunieron en la ciudad; y el historiador dice que comieron el zacate y la corteza de los árboles. Tito había rodeado la ciudad de Jerusalén, la que estaba designada. Ahora, en nuestro tiempo tenemos designado todo el mundo. Pero esto allá entonces fue para la ciudad de Jerusalén, solamente para los judíos.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y cuando Tito llegó, rodeó la ciudad y allí los mantuvo unos dos o tres años. Y al hacerlo, comieron el zacate, la corteza de los árboles, y hasta hirvieron los niños los unos de los otros, y se los comieron. Madres hirvieron sus bebés, y se los comieron. Estaban enloquecidos, como salvajes. Y por fin, cuando entró, mató a todos hasta que la sangre corrió por los portones de la ciudad.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ”Un gran Dios, lleno de amor…” Sí, está lleno de amor. Pero para tener amor, El tiene que tener juicio, para ser justo. Entonces en esta noche El es un Dios misericordioso. Pero mi amigo, cuando Ud. se pare ante el juicio en aquel día nublado y tenebroso, El será un Dios lleno de ira. Así dice la Biblia, “… en su ira.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Andaba yo por aquí en la costa y había un cantero con piedra del estado de Colorado, y me estaba cortando una piedrita que deseaba llevar a mi hija, para un collar, una cruz. Y él me dijo, “Muéstreme dónde desea que lo corte.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y era una piedra clara, pero en una parte parecía nubes colgando. Y puse eso en la parte superior de la cruz. Y la mujer me preguntó, “Por qué lo quiere así? ¿Por qué no cortar la cruz de esta parte clara?”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Le dije, “La cruz no es algo bonito. Es un emblema de sufrimiento y vergüenza.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Dijo, “¿Por qué?”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Le dije, “Esas son las nubes de la ira de Dios. Dios vació Su ira sobre Cristo, el Cual tomó mi lugar en el Calvario. El murió bajo la ira y los juicios de Dios; Dios vació sobre El su ira más tremenda. Y El tomó mi lugar. Yo era un pecador, y El tomó mi lugar.” Y noté las lágrimas en los ojos de la mujer. Le dije, “Nosotros somos pecadores y no tenemos ninguna esperanza, pero Dios conocía que ateníamos que soportar estos juicios, y Jesús los tomó en nuestro lugar. Esas nubes sobre la cruz son la ira de Dios vaciada sobre El. Y El llevó la ira de Dios en Su propio cuerpo para que nosotros fuéramos libres.” Oh, qué tremenda historia, qué verdad. La ira de Dios.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Entonces ¿pueden ver cómo fue representado en Ezequiel capitulo 9 en Jerusalén?

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora estamos llegando a Apocalipsis. Y ahora, Uds. que traen lápiz, deseo que apunten Apocalipsis 14:6-12. Allí están los últimos tres Ángeles, tres Ángeles. Después de los últimos siete Ángeles hay tres Ángeles especiales que aparecen, ¿lo sabían? Y ahora deseo que se fijen en estos tres últimos Ángeles.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 El primer Ángel había tocado la trompeta del Evangelio, y en eso se predicó el Evangelio Eterno a todo el mundo. El segundo Ángel predicó un Evangelio como de santidad, porque dijo que la iglesia había cometido fornicaciones ¡Y el tercer Ángel rugió que debieran escapar la marca de la bestia!

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Vean bien. El primer ángel, en el tiempo de la reforma, Lutero, predicó el Evangelio. Segundo ángel, Wesley, santificación; la fornicación con que tuvo que lidiar, para enderezar la iglesia. Pero el tercer mensaje, el mensaje pentecostal, debiera ser el mensajero verdadero amonestando que debieran escapar de la marca de la bestia, diciendo: “Cualquiera que recibe la marca de la bestia, el mismo beberá de la ira de Dios vaciado puro en el cáliz de su ira, el cual será vaciado sobre el pueblo.” [Apoc. 14:9, 10] Y ese es el mensaje de hoy. El tercer ángel, el tercer mensaje, el último mensaje.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 El mensaje luterano fue de justificación, el mensaje wesleyano fue de santificación, y el mensaje pentecostal es del Sello de Dios: “¡Escapen la marca de la bestia salgan de esos muros de Babilonia, y sean sellados en el Reino de Dios!”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Noten, el siguiente versículo, el trece.. “Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor.” Y ¿qué sigue? ¡Armagedón! Entonces, después del Mensaje del tercer ángel. la iglesia se va.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 El otro día estaba predicando en la iglesia de estos ángeles, y mostrando los siete últimos ángeles, y los mensajes de los ángeles. Y bajó esta unción especial de esas tres edades, de esos tres últimos ángeles.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora noten en Apocalipsis 7, Juan llevado a la Gloria por el Espíritu, y vio que esto venía, y dijo, “Después de esto vi a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían los cuatro vientos (escuchen bien, y estén listos para apuntar las Escrituras) de la tierra, para que no soplase viento alguno sobre la tierra… hasta que habían sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora, comparen eso con Ezequiel 9, viendo como allá venían con instrumentos de destrucción y fueron detenidos mientras salía el jinete y los sellaba. Noten acá: “Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo…” [Apoc. 7:2] Venía del oriente y habría de sellar en la frente a los siervos de nuestro Dios.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora, sabemos que la Iglesia nunca es llamada de siervos. La Iglesia es hijos e hijas. Israel es el siervo de Dios. Abraham no era Su siervo. Israel es el siervo de Dios, pero la Iglesia es llamada Sus hijos y Sus hijas.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ¿Notaron que debían detener los cuatro vientos, hasta cuándo? “Hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos (Israel) de nuestro Dios.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Permítanme regresar a la historia antes de proseguir más. Fíjense lo que ocurrió. Bien, “los siervos de nuestro Dios…” —Israel. En una ocasión Israel fue desparramada en Babilonia. La primera vez fue en Egipto, y luego en Babilonia, y luego desparramados por el Imperio romano.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y Jesús dijo en el capitulo 24 de San Mateo, “Aprended la parábola…” Donde comencé anoche, mostrando… Le hicieron tres preguntas y les respondió a las tres preguntas. Pero cuando querían saber el tiempo de Su Venida, El dijo “Mirad la higuera y todos los árboles. Cuando ya brotan, viéndolo, sabéis por vosotros mismos que el verano está ya cerca.” [Lucas 21:29,30]

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora el hipócrita y el incrédulo se agarran de allí y dicen, “Esa y otras cuantas generaciones pasaron, y EI ha mentido.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 El no ha mentido. Es que aquellos no tienen la aplicación espiritual de la Palabra. El no dijo que sería esa generación de allá entonces. Dijo más bien que sería la generación que viera la higuera brotando.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Fíjense allá en Joel, capítulo 2, de donde prediqué no hace mucho, de los cuatro insectos. “Lo que quedó de la oruga comió el saltón, y lo que quedó del saltón comió el revoltóm; y la langosta comió lo que del revoltón había quedado.” [Joel 1 :4] ¿Se acuerdan cuando prediqué eso? Creo que fue aquí en California, en un desayuno. Creo que fue en Phoenix.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Lo que los metodistas dejaron se lo comieron los bautistas, y lo que dejaron los bautistas se lo comieron los pentecostales, y así acabaron por completo con la viña. Pero “os restituiré,” dice el Señor. Y vean, es el mismo insecto pero en distintas etapas. La oruga se vuelve en el saltón etc.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y ese insecto comenzó a comerse el amor fraternal, quitando la Biblia y poniendo otra cosa en su lugar. Mostré las cuatro cosas principales y lo probé por las Escrituras, las cosas que se comieron. La enseñanza de la verdadera Palabra de Dios, amor fraternal —como dijo Pablo que ya había comenzado en l Corintios 13—y así todas las cosas que se comieron. Y comieron a tal grado que la iglesia apenas era una cepa, pero El dijo, “Yo restituiré, dice el Señor.” Correcto. Todos los años que se habían comido. Y todas las cosas que habían hecho

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Noten, Israel siempre ha sido esta higuera. “Cuando viereis esta higuera brotando, (¿qué?) la generación que viere Israel llegando a ser una nación, esa generación no pasará hasta que todo sea cumplido.” Fíjense bien. ¿No lo ven? Fíjense

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Dios siempre ha tenido que empujar a losjudios. Ellos nunca han tenido el Espíritu Santo. Muchos ni siquiera querían creen en sus profetas, sus mensajeros, Y El ha tenido que empujar o impulsarlos. Y eso mismo tendrá que hacer con la gran iglesia gentil’, tendrá que romper estas barreras denominacionales. Estamos permitiendo que el comunismo entre por todos lados, y entonces a fuerza tendremos que unirnos. Dios hará que se cumpla Su Palabra porque el pacto es sin condiciones. No es, “si tu haces, Yo haré, sino: “Ya lo he hecho.” Correcto. ¡oh, cómo amo eso! Eso me hace sentirme religioso.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Noten lo que El hizo. No era “Si tú haces, Yo haré.” E so terminó cuando Adán rompió su pacto, y también Israel rompió su pacto, allá en Éxodo 19 etc. Pero este pacto es por gracia. Dios juró y le dijo a Abraham; y juró por Sí mismo que así sería. Tomó un Juramento por Sí mismo. Entonces por medio de la verdadera simiente de Abraham, Jesucristo, lo cual es la gracia de Dios, y ya no contiene nada de la Ley, no señor. La Ley no tiene nada que ver con esto. Uno ahora se encuentra sobre y más arriba que la Ley. Ahora es amor. El amor está sobre la Ley. La gracia.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 La Ley vino a Moisés, pero gracia y Verdad vinieron por medio de Jesucristo. Ojalá tuviera unas noches más y predicaría sobre el tema “Escuchadle” que tiene que ver con esto. En el Monte de la Transfiguración se puede entender claramente, como es que Dios… Tomamos eso y lo mostramos todo con respecto a las leyes, los tutores, y todo lo que ocurre.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora noten, con respecto a Israel, Dios tuvo que endurecer el corazón de Faraón para que los corriera la primera vez. Y ahora en este caso ha hecho lo mismo. Endureció el corazón de Hitler en contra de los judíos. Eso fue lo que dio comienzo a la guerra.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Recuerden, Dios ha dicho: “El que maldice a Israel, Yo lo condenaré; el que bendice a Israel, Yo lo bendeciré. [Génesis 12:13] Y así fueron desparramados por todo el mundo. Luego endureció el corazón de Hitler, endureció el corazón de Mussolini, endureció el corazón de Satín. Endureció corazones en todos los países, y por fin El abrió camino, e Israel está volviendo, y ahora ya están en su patria.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Si desean saber qué día es del mes, miren el calendario; pero si desean saber qué día es en tiempo de la Venida del Señor, miren dónde está colocada Israel. Es el reloj de Dios. Allí esta en su patria, la bandera más antigua del mundo, con la estrella de David, de seis puntas. La bandera más antigua del mundo está en alto una vez más por primera vez en dos mil quinientos años. Sí señor. La insignia que habría de ser levantada. Israel o Palestina brotando como una rosa. Uds. han leído en las revistas; y fíjense cómo es que están volviendo. Allá en Irán y en otros lugares — la revista Look traía los relatos — cómo es que fueron allá en busca de los judíos. Ellos no querían subirse al avión. Pero salió el viejo rabino y dijo, “Nuestro profeta Isaías nos dijo hace centenares y hasta miles de años, que cuando volviéramos a la patria, sería en alas de águila. Allí está.” Amén. Se subieron, y se fueron.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Cuando uno de nuestros hermanos, el Hermano Arganbright, el que me invitó a la costa en esta ocaslón, él estaba allá filmando. Tiene otra que se llama, “Faltan Tres Minutos Para La Medlanoche”. Y la ciencla dice que así es, faltan tres minutos para la medlanoche. Y miramos allá y vemos todos aquellos judíos colocados en su patria.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ¿Cuántos conocen a Lewi Pethrus, de la iglesla en Estocolmo, Suecla? Es un hermano maravilloso. Me dijo, “Hermano Branham, los judíos siempre han creído a sus profetas. Si Ud. solamente fuera a Israel.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Le respondí, “Muy bien. Me parece bien a mí.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 El dijo, “Mire, les he enviado un millón de estos Testamentos. (Ellos leen de atrás hacia adelante.) Y ellos han leído esos Nuevo Testamentos.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Les hicieron esta pregunta a aquellos judíos, “¿Por qué están volviendo a esta tierra? Están trayendo a sus padres, y algunos están ciegos y enfermos, vienen cargándolos. ¿Vienen acá para morir?”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Les dijeron, “Venimos para ver al Mesías.” Amén.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Hermanos gentiles, no se preocupen, su día está por acabarse. Permítanme darles este aviso, en el Nombre del Señor: la puerta de los gentiles se está cerrando, y eso es tan seguro como el hecho de que estoy aquí parado.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Jesús dijo que los mahometanos hollarán los muros de Jerusalén hasta el fin o el cumplimiento de la dispensación de los gentiles. [Lucas 21:24] Y allí está, Israel en su patria: una nación con su propio ejército y su propia moneda. Amén. Ya es completamente una nación. La higuera está brotando y ya están floreando.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Entonces cuando fueron, les dieron estos Nuevo Testamentos. (Pregúntenle a Lewi Pethrus.) Y leyeron el Nuevo Testamento respecto a lo que era Jesús. Nunca habían oído de El. Dijeron, “si este es el Mesías, entonces no está muerto. Queremos ver que obre la señal de Mesías, y le creeremos. Queremos ver la prueba. Nosotros creemos a nuestros profetas. Y el Mesías será profeta. Queremos ver que obre la señal de profeta, y le creeremos como Mesías.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Oh, ¡qué arreglo tan perfecto! Dije, “Señor, permítame ir.” Y cuando me bajé en el Cairo, Egipto, antes de encontrarme con el Rey Farouk en Roma… Pero estaba en Cairo, Egipto, y tenía el boleto en la mano para ir. Ya habían hecho la llamada para el vuelo. Y el Espíritu Santo me habló y dijo, “No es ahora. Esta todavía no es la hora. Falta más trabajo de espigar.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Se me hizo muy difícil de creer. Salí afuera, atrás del hangar, Dios es mi juez. Y me hinqué a orar y dije, “Padre Celestlal, una hora o dos y estaré en Palestina. Retaré a esos judíos y les diré, ‘¿No han dicho Uds. que el Mesías será el verdadero Mesías si pueden ver que obre la señal de profeta, y que con eso creerán?’ (Y si Ud. logra que un judío le promete algo, él guarda su palabra.) ‘Entonces si ese fue el Mesías de la Biblla, y en verdad fue profeta, y aún es profeta. Ahora, si El obra la señal de profeta ¿le creerán?’ Y allí en el mismo terreno, les diré, ¿Escójanse unos varones y tráiganlos a cierto lugar. Descubramos si todavía es el Profeta o no. Permítanos verlo obrar. Y todo esto aquí en el mismo terreno donde vuestros antepasados rechazaron el Espíritu Santo. Un judío lo trajo a los gentlles, y ahora un gentil lo está trayendo nuevamente a los judíos.’”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y cuando los judíos reciben el Evangelio, allí mismo terminan los días gentiles. Pero El no me permitió ir. ¿Por qué? Yo no sé. Aquí en unos momentos les mostraré el porqué en las Escrituras.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Noten, endurecieron sus corazones. Ahora ¿cuándo fue que hubo un pleito mundlal, después de aquel tiempo? Fue en el tiempo de la Primera Guerra Mundial. Todas las naciones con sus ejércitos se estaban reuniendo, y estaban aprovechándose del declive de la Primera Guerra Mundial. Y hasta la fecha nadie sabe quién propuso la paz.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 El Emperador Wilhelm dice que no fue él. Ningún general dice que fue él. Pero noten, qué tan raro fue eso. Fue el día once de noviembre, a las once de la mañana. Día once del mes, el mes once del año, y a la hora undécima del día, y faltaban once para las once. ¿Qué fue? “¡Detengan..!” Se detuvo misteriosamente. ¿Qué lo hizo? Salíó el mando de Dios para que se detuviera. “Detengan los cuatro vientos… (Vientos significa “guerras y pleitos,” lo sabemos.) hasta cuando tengamos a Israel una vez más en Palestina. Detengan los cuatro vientos.” ¡Y en eso se detuvo, allí mismo en la hora undécima! Y eso fue porque… ¿Se acuerdan de cuando Jesús habló de la gente de la hora undécima? Y el que entró en la hora undécima, ¿qué dice de él? No sean torpes, sean espirituales. Miren. ¿Cómo dijo? Dijo que aquellos que entraron a la hora undécima recibieron el mismo pago que los que entraron en la primera hora.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Entonces el bautismo del Espíritu Santo tiene que volver directamente para sellar a los judíos, igual como fueron sellados los primeros, los de la hora undécima. “Detengan los cuatro vientos. No permitan que sea destruido el mundo, hasta que sellemos en la frente a los siervos de nuestro Dlos.” Eso ya hace casí cincuenta años, y el Espíritu Santo vino desde el oriente, fue derramado sobre la gente, y dio comienzo a los pentecostales, la calle Azusa, etc.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora, ¿qué va pasar? Tienen que detenerlo… “No vayan a destruir el mundo,” y la verdad es que de todas maneras no lo pudieron haber hecho. Pero ahora tienen la bomba que sií podrá destruir el mundo entero. Correcto. “Detengan…” ¿Hasta cuando? “Hasta que hallamos sellado en la frente los siervos de nuestro Dios.” Y luego sigue y dice, “Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil…” Y dice que son doce mil de cada tribu. Oh, ¿no pueden captar lo que estoy diciendo? La Escritura colocando todo perfectamente. Ahora, recuerden, todos aquellos que no lo tuvieron, perecieron.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora, la Primera Guerra Mundial, Segunda Guerra Mundial, y ahora estamos listos para la Tercera Guerra Mundial; tambaleando por todos lados.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ¿Qué es? Israel está en su patria, esperando su Mesías. La iglesla gentil, la edad pentecostal — Lutero, Wesley, y ahora la edad pentecostal — se ha enfriado y ha vomitado al Señor Jesús, y ahora El los está vomitando a ellos. Correcto, la edad pentecotal. Perojustamente al fin, antes de que sea destruido el mundo, Jesús dijo, “Así como fue en los días de Sodoma, así también será en la venida del Hijo del hombre.” Que la iglesia gentil recibiría el mismo poder, el mismo Angel, el mismo Testigo. Seguramente pueden ver eso. Es tan claro como claro puede ser. Hasta un niño podría verlo. Allí lo tienen, estamos en el tiempo del fin.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ¿Qué es? Israel está en su patria, esperando su Mesías. La iglesla gentil, la edad pentecostal — Lutero, Wesley, y ahora la edad pentecostal — se ha enfriado y ha vomitado al Señor Jesús, y ahora El los está vomitando a ellos. Correcto, la edad pentecotal.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Perojustamente al fin, antes de que sea destruido el mundo, Jesús dijo, “Así como fue en los días de Sodoma, así también será en la venida del Hijo del hombre.” Que la iglesia gentil recibiría el mismo poder, el mismo Angel, el mismo Testigo. Seguramente pueden ver eso. Es tan claro como claro puede ser. Hasta un niño podría verlo. Allí lo tienen, estamos en el tiempo del fin.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Todo lo declara, a dondequiera que desea leer en la Biblia. Vean esto: “El mundo está nervioso.” ¿Qué pasa? Todo, hasta las naciones están temblando.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Naciones temblando Israel despertando,Son señales que la Blblia ha predicho. Los días de los gentiles contados han sido,con múltiples horrores.Oh, dispersados, vuelvan a su patria. (Correcto.)

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 El día de redención cerca está. Corazones de los hombres están fallando por razón del temor. (Es correcto, ¿verdad?) Sé lleno del Espíritu, con lámparas limplas y aparejadas, Miren hacia arriba. La redención cercana está.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Profetas falsos están mintiendo. La Verdad de Dios están negando, que Jesús el Cristo es nuestro Dios…

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ¿Qué pasa con este mundo? ¿En dónde está el problema? Oh, pueblo, despierten y vuélvanse hacia Dios. ¿Qué les pasa? ¿No pueden ver el gran sacudimiento de Dios, Su Angel bajando, obrando las mismas señales y maravillas, exactamente como dijo que haría? ¡Relampagueando ante sus ojos!

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ”Pero parece que debieran saber de esto en Washington D.C.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 El no fue allá con Caifás, sino más bien vino a los Suyos. Este Angel no bajó a Sodoma, no fue allá con el [tipo del] moderno Billy Graham ni los otros. Ellos fueron y trataron de llamarlos fuera, pero este Angel se quedó con la Iglesla Elegida: Abraham y los que le siguieron. Amén. Glorla. ¡Qué tremendo!

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ¿Cuál es el Sello de Dlos? Efesios 4:30, “Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día en que sea redimida la Iglesla a la Gloria.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y otra Escritura, Efeslos 1:13, donde habla Pablo. En Gálatas 1:8, dijo, “Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, seas anatema.” Sí. “… y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora mi hermano bautista, presbiteriano, permítame hacerle esta pregunta. Dice Ud. que recibe el Espíritu Santo cuando cree. Pablo aquí dice, “habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo.” Eso fue después.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 En Hechos 19, Pablo se encontró con unos bautistas, Apolos, un abogado convertido, uno de los discípulos de Juan. Y estaba allá predicando el Evangelio, con gran gozo, clamando y alabando a Dios. Y con todo eso no tenían aún el Espíritu Santo. Pablo llegó y pasó la noche con Aquila y Priscila, los cuales habían estado encarcelados por predicar el Evangelio y lanzando el Diablo de una joven. Y luego llegó con esta gente, y ellos se dedicaban a hacer tiendas y se quedó con ellos, luego subieron a la reunión de Apolos. Después de la reunión, Pablo les preguntó: “¿Habéis recibido el Espíritu Santo desde que creisteis?”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Algún hombre me dijo el otro día, “Así no dice en el original.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Yo reto eso. Vaya y busque en el Emphatic Diaglot y vea si no dice lo mismo: “¿Habéis recibido el Espíritu Santo desde que creísteis?” Y acá dice, “… y habiendo creído entonces fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa.” No se quede allá afuera con esa novia tibia, venga acá adentro. Venga al buen camino de Cristo, el Espíritu Santo, y oiga del Cielo.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
  “¿Habéis recibido el Espíritu Santo desde que creísteis?”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Dijeron, “Ni siquiera hemos oído si hay Espíritu Santo.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Les preguntó, “¿Cómo fuisteis bautizadosr?”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ”En el bautismo de Juan. Ya fuimos bautizados.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 El dijo, “Eso ya no funciona.” Y los mandó a que fueran rebautizados en el Nombre de Jesucristo. Impuso sus manos sobre ellos, y el Espíritu Santo bajó en ellos y hablaron en lenguas profetizaron, y alabaron a Dios. Después de que habían creído, estaban clamando y gozándose de gran manera y aún no tenían el Espíritu Santo. ¿Qué dijo Pablo?

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ”Si un ángel del Cielo les predica algún otro evangelio, sea

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 anatema.” Porque Satanás se puede transformar pero Ud. quédese con la Palabra. Correcto.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora, después de haber creído, entonces Ud. llega a ser simiente de Abraham, verdaderamente simiente de Abraham. ¿Cómo es que llegamos a ser simiente de Abraham? Estando muerto en Cristo. Entonces somos la simiente de Abraham, y herederos juntamentecon Abraham según promesa.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Despúes significa “una obra concluida”. “Después de haber creído. Después significa que hubo algo antes y ahora ésta es una obra concluida. Un sello indica una obra concluida. Cuando Ud. termina de escribir su carta (lo que sea) le pone su sello, su firma. Después de que se termina de forrar el paquete, se sella.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Por un tiempo yo trabajaba con mi padre en el ferrocarril. Tuvimos meter ramal corto y allá es donde cargábamos los vagones. Cuando terminábamos de cargar vagón lo mejor que pudimos, entonces pasaba el inspector y sacudía todo para ver si algo estaba suelto. Si había algo suelto, él daba de baja esa carga. Y ese es el problema con el inspector que está pasando esta noche. El pasa por las vidas de muchos de nosotros, y por eso no recibimos el Espíritu Santo. Oh, nos portamos como si lo tuviéramos, pero uno es conocido por los frutos. Así es como uno es conocido.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 El le da una sacudida y halla un lugar suelto acá: incredulidad. Otro lugar suelto allá, otro lugar suelto acá y por eso la da de baja y nuevamente lo echa hacia atrás. Es que tiene que estar empacado bien ajustado (amén), porque queda por delante un camino muy difícil. Y cuando Dios le da el Espíritu Santo a un hombre o a una mujer, El les sacude todas las plumas sueltas. Por delante tienen una jornada. Amén. Gloria. Y tiene que estar bien empacado.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ¿Qué hizo? Justificación, la llamó. Santiticación, la limpió. Y el Espíritu Santo, la selló. Muy bien empacado. Luego cierran puerta. Y ¿qué queda por último? Le ponen un sello al vagón del ferrocarril, lo cual queda intacto hasta su destino. Amén. No es solamente hasta el próximo avivamiento, pero hasta su destino.Amén.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ”Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados par el día…” del próximo avivamiento. No. Hasta que le dé la gana de unirse a la otra iglesla. No. “… para el día de la redención.” Cuando Dios le da a Ud. el Espíritu Santo, es una obra terminada. Amén.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Como dije la otra noche, cuando nace un niño, ¿qué es lo primero en la vida natural? Primero es el agua en un parto natural. ¿Y lo siguiente? Sangre. ¿Y lo siguiente? Vida. Es por medio de los mismos elementos que salíeron de Cristo por donde nosotros pasamos para entrar nuevamente a Su Cuerpo. ¿Qué fue lo primero que salíó cuando le metieron la lanza al costado? Salió agua, luego salió sangre, y ” … en tus manos encomiendo mi espíritu.” En Primera Juan 5:7 y 8, dice: “Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo (el cual es el Hijo) y el Espíritu Santo; y estos tres son uno. Y tres son los que dan testimonio en la tierra: el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres (no son uno, pero) concuerdan.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 No se puede tener al Padre sin tener al Hijo, no se puede tener al Hijo sin tener el Espíritu Santo. Pero uno su sí puede ser justificado sin ser santificado, y puede ser santificado sin tener el Espíritu Santo. Pero ¿qué pretexto? Ambos: justificación  y santificación, el Sello del Seior Jesucristo por medio del bautismo ha sido puesto sobre Ud. Amén. (Me quedan 10 minutos, ojalá no tengamos que extender esto para mañana.) Después significa “una obra concluida.” Es algo que ya se terminó.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora mis preciosos amigos, yo no distingo entre las iglesias. Para mí, todas son iguales, las denominaciones. Si acaso tengo que pronunciar el nombre de alguna iglesia, no es que lo haga con alguna intención, hay igual número de personas buenas en esa  iglesia como las hay en cualquiera; porque hay una sola Iglesla.  no es cuestión de  unirnos a ella, no tenemos nombre es esta Iglesia, solamente es el Cuerpo de Cristo,el Cuerpo Mfstico.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Aquí tienen sus organizaciones y todo eso está perfectamente bien, tal y cuando no edifican un muro para prohibirle la entrada a su hermano, o lo que vayan a condenar. Lo correcto  es reconocer que “aquí hay un hermano” y “acá hay un hermano.” Así está bien. Pero cuando se forma la organización, la gente confía en la organización en vez de la cruz y Cristo. Por lo tanto, si usted forma su organización y lo termina con una coma: “Nosotros creemos todo esto, más todo aquello que el Señor nos desea revelar,” así está bien. Pero cuando Ud. lo termina con un punto y aparte, allí mismo muere. Y muéstrenme una sola que no termina con punto y aparte. Seguro. Y no hablando de las personas en ella, no señor.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 La iglesla católica fue la primera iglesia organizada en el mundo, la iglesia católica. Pregúntele a cualquier historiador. Muéstrenme dónde existió alguna organización antes. La católica es la madre de todas. Apocalipsis 17 nos dice así. Allí dice que ella es una ramera y que es madre de prostitutas. No pudieron ser varones, eran hijas, así que fueron las hijas prostitutas, las denominaciones juntamente con ella. Correcto. ¿Qué diferencla hay? Son iguales.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 La mujer más impía de esta ciudad de Long Beach  puede producir una hija virgen. Pero si ésta sigue en las costumbres de su madre, entonces se convierte en lo mismo como su madre. Y eso es exactamente lo que ocurrió con nuestras igleslas protestantes.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Voy a llamarles la atención a una sola iglesia denominacional, la primera iglesia que me habló de Jesucristo cuando yo era un pecador: Los Adventistas del Séptimo Día.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Los Adventistas del Séptimo Día dicen que el Sello de Dios es el sábado, porque un sello muestra una obra terminada, que tal persona había sido sellado en el sábado, y al guardar el sábado lo hace como memorial de que ha sido sellado. Y todos Uds. adventistas saben que así es, el Doctor Smith y esa liga del hogar para la lectura de la Biblla. Tengo todo eso en mi estudio, y también todo lo de los Testigos de Jehová, y tantos más. Cuando alguno se levanta por allí, ya conozco sus puntos; sé por donde van.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora, el sábado no es ningún sello. El sábado fue el sello de Dios sobre la creación; El lo terminó y lo selló (correcto) con su sábado. Pero fue un tipo del sábado del cristiano. Y cuando El terminó con Su creación, les dio el sábado como sello (correcto), significando que había terminado Su creación. Luego, cuando terminó Su plan de salvación, tuvo otro sello.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora mi amigo adventista, quiero hacerle esta pregunta. Eso es correcto. El sábado, la cual es una palabra rara porque en realidad es una palabra hebrea que significa d-e-s-c-a-n-s-o, descanso. Es un día de descanso, un día sábado, cuando dejaban de trabajar. Dios terminó Su trabajo y no volvió más. Hebreos 4 habla de esto, “Porque en cierto lugar dijo: reposó Dios de todas sus obras en el séptimo día. Otra vez, de Davld, hoy, después de tanto tiempo; por medio de Davld, si oyereis su voz, no endurezcáis vuestros corazones. Porque si Jesús les hubiera dado el reposo, no hablaría después de otro día. Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios. Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ¿Cuándo fue que entramos en Su reposo? Ahora, Uds. con los lápices, abran conmigo Isaías 28:10-12. Aquí es donde está. Porque mandamiento tras mandamiento, mandato sobre mandato, renglón tras renglón, línea sobre línea, un poquito allí, otro poquito  allá.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Poruqe en lengua de tartamudos, y en extraña lengua hablará a este pueblo,

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 A los cuales él dijo: Este es el reposo…este es el refrigerio, la cual dije que vendría. Y con todo esto, aquellos no quisieron escuchar, y se fueron meneando la cabeza.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 El dijo que el sello de la conclusión de la salvación… Lutero: justificación. Wesley: santificación. Pero cuando habría de llegar el día de reposo, el verdadero día de descanso, sería cuando “en lengua de tartamudos y en extraña lengua hablará a este pueblo.” Y esa sería una obra terminada. Aleluya. Este es el Sello, este es el reposo. ¿No pueden ver? Hermano, es el Espíritu Santo.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Entonces es cuando uno entra en la obra terminada. Si solamente ha sido justiticado, muy bien. Si ha sido santificado, muy bien. Pero cuando el Espíritu Santo, entonces es una obra completa, Y Dios ha terminado Su obra de salvación y la ha sellado con el bautismo del Espíritu Santo. Amén. ¡Oh, que cosa!.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ¿Cuántos creen eso? El Espíritu Santo en todo lugar en la Biblia muestra una obraterminada. Y Dios terminó Su trabajo. El llamó a Sus discípulos por medio de justificación; los santificó en San Juan 17:17, y les dio poder contra espíritus inmundos. Salieron y lanzaron dlablos, y volvieron regocijando, y El les dijo: “Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos.” [Lucas 10:20] Ahora mis hermanos, deseo hacerles esta pregunta. Si su nombre está escrito en el Cielo, ¿con esto basta? No señor. Judas estaba entre ellos, y era de semejante calibre como todos los demás. El vino caminando por justificación, santificación; oró por los enfermos, y tuvo gran éxito. Pero cuando llegó a pentecostés, allí mostró los colores. Y es exactamente lo que han  hecho hoy las iglesias denominacionales. Han pasad por justificación, santificación, pero cuando es cuestión del bautismo del Espíritu Santo, las lenguas, las señales y maravillas, y que aparecen Angeles, etc., allí ya no quieren tener nada que ver.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y allí es donde las cosas son tan semejantes que hasta los escogidos engañaría si fuera posible. ¡Amén! De todas maneras me van a llamarde  “santo rodador” y me supongo que lo soy. Jamás he rodado, pero si El me lo indicara me pondría a rodar por todo ese pasillo tan duro como pudiera. Mejor sería entrar rodando que no entrar. Muy bien. Noten hermanos, esto es la Verdad.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Recuerden, cuando Jesús llegó, cuando Daniel… Vino al Anciano de días. El Anciano de días cuyo cabello era blanco como la lana, lo que significa que era un juez. Todos losjueces se ponen la peluca de lana blanca. Y era juez, si notan en Apocalipsis estaba ceñido por el pecho, no como los sacerdotes, abajo, pero por los pechos, como juez. Estaba vestido de Juez, y era juez. Por eso es que Juan no lo vio en ningún sábado, o domingo. Más bien lo vio en el día del Señor, la Venida del Señor, como Juez. No era ningún otro día.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Lo vemos acá como lo vio Daniel, y vino con millares y millares de Sus santos. ¿Correcto? Y fueron abierto los libros, y otro libro fue abierto, el cual era el Libro de la vida de todo hombre. Allí es donde aparece la igelsia tibia, las vírgenes dormidas. Acá está la  genuina que viene con El desde la Gloria, después de haber estado en la Cena de la Boda del Cordero. Y allá está el pecador. Estaba en vigencia el Juicio del Gran Trono Blanco. Oh, allí lo tienen. Por acá viene esta iglesia, Judas habiendo rodeado, engañando a través de justificación, por obras llegó a santificación, salió sanando los enfermos y tuvo toda clase de campañas de sanidad, etc. y volvió. Pero cuando fue cuestión de recibir el Espíritu Santo, él mostró claramente sus colores.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora, para Uds. mis amigos wesleyanos, nazarenos, peregrinos de santidad, no para herirles los sentimientos, no anden llamando locos a aquellos que hablan en lenguas. No los llamen de santos rodadores o aleluyas, porque vean: Judas casi llegó.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ud. me dice: “La santificación completa es en realidad el Espíritu Santo.” En eso difiero con usted Santificación  es lo que limpia el vaso; el Espíritu Santo es lo que llena el vaso. Correcto.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Aquí está un vaso. Digamos que lo encontré y está todo embarrado con lodo allá en la jaula de las gallinas. Uds. hermanas, ¿le servirían agua a su en ese vaso? Yo no quisiera ser su esposo. ¿Qué es lo primero que haría? Lo levanta del lodo cenagoso. Ese acto es la justificación. Luego ¿qué hace? Lo pasa por un proceso de hervir y esterilización para limpiarlo. ¿Qué significa santificar? Es una palabra compuesta, del hebreo, que significa “ser limpiado y colocado a un lado para servicio”. Correcto. La palabra santificar en el idioma inglés, significa “hacer limpio”.  En el hebreo significa “hacer santo”. En el griego quiere decir “santificar”. Santificar, hacer santo y hacer limpio es todo lo mismo. Entonces ¿es qué? Santificado y puesto a un lado para servicio.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Pero, “bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados, y colocados en servicio.” Y serán sellados para el día de la redención. Oh, hermanos, es el Sello del Espíritu Santo, ese es el Sello de Dios. Correcto.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora los judíos son los próximos a recibirlo. Los pentecostales lo han tenido, los metodistas, los bautistas, todos salieron de distintas organizaciones y están sentados aquí en esta noche. Yo mismo era bautista. Todavía soy bautista, pero soy bautista pentecostal, con el Espíritu Santo. Soy un bautista nazareno pentecostal presbiteriano. Uds. saben lo que quiero decir. De todo eso. Es que es el Espíritu Santo y eso es lo que importa, y eso fue lo que me selló en el Reino de Dios; y es lo mismo que ha sellado todo metodista, todo católico, todo presbiteriano. Todos somos seres humanos, y por un solo Espíritu no somos unidos en una iglesia, ni que pertenezcamos por una estrechada de manos, ni por una sola agua. Pero por medio de un Espíritu todos somos bautizados en un Cuerpo, por medio del Espíritu Santo, y sellados hasta el día de nuestra redención. Amén. Ese es el Espíritu Santo.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Bien. ¿Lo creen? Recuerden, sobre la Tierra solamente va haber dos clases de gente. Se está haciendo muy tarde y tengo que terminar. ¿Cuántos creen que el Espíritu Santo es el Sello de Dios? Recuerden, lo presentamos de ambos lados. Esta otra iglesia tibia es el hermano denominacional. (¿Ven lo que digo?) Es uno que camina por un lado.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Es como dice allí, muchos son identificados allí en Hebreos, “… si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados.” Por ejemplo, una madre… alguien me hizo la pregunta, “Qué significa eso, si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya nos queda más sacrificios por los pecados?”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Es que aún no ha entrado, solamente ha recivido el conocimiento. Como allá en Israel, cuando estaban ya para cruzar hacia la tierra prometida, enviaron sus espías. Dos de ellos volvieron y dijeron, “Podemos tomar la tierra.” Esos eran Josué y Caleb.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Los demás dijeron, “No podemos.” Y se mantuvieron allí en la frontera hasta morir, y los que creyeron la promesa pasaron y entraron.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Como con una mujer… Si un joven recibe un llamado en su vida y dice, “Pues, mi madre lavó ropa sobre una tabla de lavar para pagar mi educación, y yo deseo ser un ministro.” Muy bien. Se recibe de ministro. Se va y obtiene su grado de Doctor de Filosofía, su bachillerato de artes, o los grados que pueda obtener, y vuelve, y por fin ya es un ministro. Pero luego siemgre está codiciando, y mirando las damas en su iglesia, y quizás hasta fuma y él sabe que no lo debe hacer, y dice, “Dios, esto no se ve bien, siendo un hombre de Dios. Quítame esa cosa.” Allí está santificado. Una vez más ha llegado a la frontera, y mira allá y ve el bautismo del Espíritu Santo, pero dice, “Si hago eso, la denominación me va echar.” Entonces vuelva pues, y muera en la frontera, si así lo desea.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ”El que pecare…” ¿Qué es el pecado? Incredulidad. Quiero que alguien me dé un significado de pecado fuera de incredulidad. “… pero el que no cree, ya ha sido condenado.” Ni siquiera llega a primera. El cometer adulterio no es pecado. El fumar cigarros y el beber no son pecados, son más bien los atributos de la Incredulidad. Si Ud. fuera un creyente no haría tales cosas. Correcto.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Incredulidad. “Si descreyésemos voluntariamente…” Esos son Uds. aquí en esta noche, Uds. presbiterianos, metodistas, y todos los que no tienen el Espíritu Santo. “Si descreyésemos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados.” Cuando uno le da la espalda a Dios, ¿qué está haciendo? Se está sellando del lado afuera y en eso recibe la marca de la bestia y se va alejando igual que Caín, de la Presencia de Dios. Es algo que sacude ¿verdad? Llegar a la línea de la frontera, y luego no creer. Uno lo cree, pero tiene miedo de recibirlo.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ”El que pecare voluntariamente (voluntariamente escoge no creer) después de haber recibido el conocimiento de la verdad…” Citen eso juntamente conmigo, “El que pecare voluntariamente después de haber recibido el conoclmiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
  “Sino una horrenda expectación de juicio de fuego…” Y “… yo pagaré, dice el Señor.” [Romanos 12:l9] “¡Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo!” [Hebreos 10:31] Después de que se le ha sido presentado, y se le ha mostrado que es el Sello de Dios; pero por razón del prestigio, o que tenga que sacrificar algo, o tenga que Salirse de su denominación, o hacer algo así para recibirlo, y luego que Ud. se aleje, ¿sabe lo que hace? Con eso se está sellando fuera del Reino, con la marca de la bestia.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Cuando Dios le dijo a Caín, “Ve y adora como tu hermano. Trae un cordero. Ven y adora como tu hermano, y harás bien. Haz como tu hermano y harás bien.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Pero él no quiso. Dijo, “Esto aquí es lo mejor que puedo ofrecer. O lo recibes, o lo rechazas.” Y desde entonces él fue marcado y se fue de la Presencla de Dios.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora, esto quizás hiera, pero Hermano, cuando llego allá en esa mañana tempestuosa, llamas cayendo por todos lados, y la gente llorando y clamando, y escuchó el sonido del barco de rescate que se acerca, quiero estar seguro que mi boleto está en orden.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Como dijo el viejito negro: “Señor, Tú y yo hablamos de esto hace mucho tiempo, no quiero tener ningún problema cuando llegue al río.” Correcto. No quiero tener ningún problema cuando llegue al río. No Señor. Conviene que se arregle todo ahora.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y después de esta noche, esto está en manos suyas. “El que voluntariamente escoge no creer después de haber recibido el conocimiento de la verdad…” Y viendo el Angel del Señor llegar y comprobar todas las cosas aquí en los últimos días; viendo el Evangelio Eterno predicado por Lutero; viendo la santificación predicada por Juan Wesley; y ahora aquí el Evangelio advirtiendo contra la marca, ¡no le de la espalda, acérquese a Cristo!

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ud. me dice, “Hermano Branham, ¿esa es la marca?”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Si. Permítanme darles una Escritura. Exodo 21:6. Si un siervo (esclavo) había sido vendido, y luego llegara el año de jubileo (era el año cuando los sacerdotes del jubileo tocaban las trompetas, ¿cuántos saben eso?) y se tocaba la trompeta, todo esclavo podía Salir libre, nuevamente a su casa. Si estaba en el campo, desyerbando con el azadón, y alguien lo estaba azotando con el azote, y escuchaba el sonido, decía “¿Qué fue eso?” El sonido de la trompeta del Evangelio, las Buenas Nuevas. Tiraba el azadón al suelo, y le decía al mayordomo, “Ya no tienes gobierno sobre mí. Voy a mi casa, a mi esposa y mis hijos. Fui vendido a la esclavitud, pero ¿escucha Ud. ese sonido de trompeta? Eso significa que yo soy hebreo, y tengo derechos, soy uno que nació con primogenitura. ¡Tengo el derecho de salir libre, sin el dinero de nadie!”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 No era cuestión de que “si tú haces esto, o haces aquello.” La cosa entera estaba basada en gracia. Amén. No era “si tu haces…” Pero “si escuchas la trompeta…” El año de jubileo. El Señor lo predicó, el año agradable, el año de jubileo. Cómo pudiéramos (pero estoy viendo el reloj), pero estamos avisados. Pero “si escuchas la trompeta…” Vean, escuchando, ¿cómo viene la fe? El oír. Y no solamente el oír por el oído, pero si lo está oyendo, eso indica que lo está entendiendo, lo está aceptando. Yo escucho, yo creo.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Esteban dijo, “¡Duros de cerviz, e incircuncisos de corazón y de oídos!” [Hechos 7:51] Incircuncisos. Podían oír con los oídos, pero siendo incircuncisos, no podían creerlo. Incircuncisos de corazón y de oídos para entenderlo.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ”Oh, todo es un misterio para mí.” Como Caín, “O lo aceptas y lo rechazas.” “Me he unido a la iglesia, es lo mejor que puedo hacer.” Muy bien, Caín. Estás señalado con la marca de la bestia y seguirás en tu denominación. Pero puedes venir a Cristo y ser sellado por el Espíritu Santo. Cada quien puede escoger.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora vean. ¿Qué es la trompeta del Evangelio? Las Buenas Nuevas: el Espíritu Santo está presente. ¿Cómo se sabe? Vean cómo obra y las cosas que hace. Son las Buenas Nuevas.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora, ¿qué si este individuo que está desyerbando dijera: “Pues no sé si en verdad deseo irme?” ¡Ay, ay, ay! Al rechazar la oportunidad, ¿qué hacían? Su amo lo llevaba a iglesia metodista, bautista, pentecostal o presbiteriana; y allí lo llevaba a la pared, y con la oreja pegada en la pared, le horadaba la oreja con una lesna. Con eso quedaba señalado o marcado. ¡Y entonces jamás podía ser libre!

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ¡Y si Ud. escucha la Verdad y le da la espalda, entonces su oído está tapado y jamás la escuchará! Ud. se irá de la Presencia de Dios, diciendo: “Mi madre fue presbiteriana, soy igual de bueno como los demás.” Su madre vivió en toda la Luz que tenía, pero esa allá no es Ud. Correcto.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Caifás vivió en toda la Luz que conocía, pero Jesús estaba en la Tierra en aquel tiempo. Todos aquellos creyentes ortodoxos, tenían sus organizaciones y denominaciones, etc. y estaban caminando en toda la Luz que tenían, pero la Luz estaba ante ellos, pero eran duros de cerviz e incircuncisos de corazón y de oídos y ¡no querían hacerlo! Luego Dios los selló, y los condenó allí mismo en Jerusalén, y murieron y cayeron en el infierno. Correcto. Escojan. Crean al Señor Jesucristo y sean llenos del Espíritu Santo. Sean llenos de Su Espíritu, con sus lámparas limpias y claras.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Habrá Luz al atardecer. Correcto. Mientras están brillando las luces del atardecer, ¿por qué no lo reciben? ¿Por qué no se acercan? No vaya a ser que Ud. sea sellado del lado afuera. No se quede sentado allí, muerto, pero más bien crea en el Señor Jesucristo, y sea sellado en el Reino.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ¿Qué es la marca de la bestia? El haber rechazado el Espíritu Santo. La frontera. Después de haber llegado al conocimiento de la verdad. “Porque es imposible que los que una vez fueron iluminados…” [Hebreos 6:4] Habiendo llegado al conocimiento de la verdad, y sabiendo que pueden ver la verdad, y ven el conocimiento de la verdad, y viendo que está presente y que está obrando y que es correcto; teniendo el conocimiento de la verdad y luego apartarse, “… ya no queda más sacrificio por los pecados.” Igual como Caín allá en el principio, así tambien será en el fin. Eso está en Hebreos capitulo l0. Y serán marcados y apartados de la Presencia de Dios, y serán bautista, presbiteriano o pentecostal solamente por denominación, por toda la vida. Servirán a la denominación en vez de servir a Cristo. Servirán a su credo. Sea Ud. católico, metodista, protestante, o lo que sea, pero si es de Cristo entonces está sellado con el Espíritu Santo. Si no, entonces un día de estos será marcado y solamente le servirá a su denominación, y es todo lo que jamás conocerá. Y al final será condenado.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Nuestro Padre Celestial, las horas se están oscureciendo. El tiempo está a la mano. Las naciones están en la ruina. Israel está despertando. Se están cumpliendo todas las señales que la Biblia ha predicho. Nos has prometido todas estas cosas, y dijiste que ocurrirían. Sabemos que es la verdad.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Padre, yo ruego que tengas misericordia hoy, y que salvarás a los perdidos. Concédelo, y que sean sellados con el Espíritu Santo, y que no vayan a despedir al Salvador. Concédelo en el Nombre de Jesucristo. Amén.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ¡Oh, qué cosa! Yo sé que he dicho la verdad. “Mis ovejas oirán mí voz.” Como dijo Jesús, “Habrá señal.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ”¿Pero cómo sabe Ud. que El está presente?”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 El Espíritu Santo está presente ahora mismo. Lo oigo hablar en lenguas y dar la interpretación. He visto señales y maravillas. Y la última señal debiera ser la señal del Mesías. ¿Cuàl fue la última señal que tuvo Abraham antes de quemarse Sodoma? Estuvo parado allí el Angel, Dios mismo en la carne. Ya lo estudiamos, ¿verdad? Abraham lo llamó Elohim, Dios. Llegó allí como un extranjero, y vean cómo llamó a Abraham: Se dirigió a Abraham por su nombre nuevo que apenas había recibido unos días antes. Le dijo, “Abraham”, en vez de Abram. Llamó a Sara por su nombre de princesa. “Abraham, ¿dónde está tu mujer Sara?”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ¿Cómo sabía que estaba casado, y que tenía esposa, y que su nombre era Sara?

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Respondió, “Aquí en la tienda, detrás de ti.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Le dijo, “Yo (pronombre personal) volveré a ti según el tiempo de la vida. Sabes que voy a cumplir lo que te prometí. Ya tienes veinticinco años esperando…”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y Sara, se rió en su corazón, diciendo, “¿Después de envejecida tendré nuevamente deleite con mi señor, siendo que soy vieja pasada de los años de poder engendrar, y él también ya viejo?”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y el Angel dijo, “¿Por qué se ha reído Sara, diciendo en su corazón: ‘Esto no puede suceder.’”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Jesús dijo, “Así como fue en los días de Sodoma así también será en los días de la venida del Hijo del hombre.” ¿Cómo fue que condenó las naciones?

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Cuando estuvo frente a Pedro, le dijo, “Tu nombre es Simón, y eres el hijo de Jonás.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 El dijo, “Ya con eso tengo.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Felipe fue y trajo a Natanael. El dijo, “¿Puede algo bueno salir de Nazaret?”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y Felipe le dijo, “Ven y ve.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y cuando vino y lo vio, le dijo, “He aquí un israelita, en quien no hay engaño.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Le dijo, “Rabí, ¿de dónde me conoces?”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Respondió, “Antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo del árbol, te vi.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Esos fueron los judíos, luego les tocó a los samaritanos. No hubo nada para los gentiles. Nosotros no estábamos buscando ningún Mesías, andábamos con garrote sobre el hombro, aún éramos paganos, adorando ídolos. El no obró nada ante los gentiles.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Pero al hacerlo ante los judíos y los samaritanos, solamente hay tres razones: los descendientes de Sem, Cam, y Jafet. Entonces llegando con la mujer samaritana, dijo, “Tráeme de beber.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ella dijo, “Como judío, no se acostumbra que me pidas de beber, yo siendo samaritana.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Dijo, “Pero si supieras con quién estás hablando… Ve y trae a tu marido.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ella respondió, “No tengo marido.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 El dijo, “Bien has dicho. Has tenido cinco.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ella dijo, “Señor, me parece que eres profeta. Nosotros sabemos, tenemos buenos maestros acá donde vivimos, acá en Samaria. Sabemos que cuando venga el Mesías, El hará estas cosas. Pero ¿tú quién eres?”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Dijo, “Yo soy.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ella corrió por toda la ciudad, clamando “Vengan y vean un Hombre que me ha dicho todas las cosas que he hecho. ¿No es este el mismo Mesías?”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Y la Biblia dice que ellos creyeron que El era el Mesías, basado en lo que El le dijo a la mujer. Ella sabía más con respecto a Dios que la mitad de los predicadores acá en Hollywood. Y ella en su condición, pero era porque había sido entrenada por el Espíritu Santo. allí lo tienen. El es Dios, y todavía es Dios. Ciertamente.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Fijémonos en el árbol aquel día cuando éste estaba mirando hacía abajo. Zaqueo se iba a esconder para verlo de cerca. Pero cuando pasó por allí, se detuvo y dijo, “Zaqueo, ya bájate, vamos a tu casa a comer”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Fíjense también en el ciego Bartimeo, tocándolo. Allá estaba, y clamó, “Oh, Hijo de David, ten misericordia.” Con todo el ruido que había, eso detuvo a Jesús. El lo sabía.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Vean la mujer que tocó el borde de Su vestidura, luego se fue por allí a sentarse. El dijo, “¿Quién me tocó?”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Pedro le reprendió, diciendo, “¿Por qué dices eso? Mira tanta gente que hay aquí, saludándote y llamándote Rabí. ¿Por qué dices eso?”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ”Pero es que me puse débil. Virtud, fuerza Salíó de Mí.” El miró alrededor y vio la mujer que lo hizo y le dijo, “Tu fe te ha salvado. Se te ha terminado el flujo de sangre.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora, El prometió eso mismo para el final de la edad de los gentiles. ¿Cuántos creen eso? Ahora, ¿cumplirá con Su promesa? Yo les reto a que lo crean. Amén. Tal es la confianza que tengo yo que El está presente. ¿Lo creen? Tengan fe y no duden. Crean. La Biblia dice, “Si puedes creer.” ¿Correcto? Crean en el Señor Jesucristo. Esa mujer sentada allí está orando por su hija que está sangrando por dentro. ¿Cree Ud. con todo su corazón? Muy bien. Puede obtener lo que ha pedido. Amén. No conozco la persona, jamás la he visto en mi vida. ¿Creen de todo corazón?

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Allá atrás, ¿no pueden ver esa Luz, parada allá? Está sobre una mujer de color, sentada en la orilla de la fila. Ella tiene un vestido azul, con un cuello rojo y blanco. Está orando por un cuñado que tiene cáncer. Eso es ASÍ DICE EL SENOR. Mujer, póngase de pie, la que llamé. ¿Es todo verdad? así como Ud. ha creído, que así sea. Jamás he visto a la mujer en mi vida. Tengo mi mano en alto, como muestra que nunca la he visto. ¿Creen que El está presente? ¿Qué hizo ella? Ella tocó algo.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Voy a darles mi espalda. Por allí están diciendo, “Los está mirando. Es psicología.” Escuchen y crean. Que el Señor Dios se muestre como Dios.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Estoy viendo un hombre parado ante mí. Yo solamente lo digo, sea quien sea. El hombre está sufriendo del corazón. Tiene puesto un traje oscuro, y una corbata como de coronel. Es un hombre bajo. ¿Ya está de pie? Su nombre es Coats. Crea con todo su corazón y reciba su sanidad, si lo cree de todo corazón. Dios le bendiga. Vuelva a casa y sea sano.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ¿Todos creen? Tengo mis manos alzadas hacia esa Luz. ¿Creen? Ahora pongan sus manos el uno sobre el otro. “Estas señales seguirán a los que creen.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Habrá Luz al atardecer,

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 El camino a la Gloria seguramente hallarás. (¿Lo creen?)

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora oren el uno por el otro. Con sus manos sobre otro, y orando, pueden recibir la sanidad. Y así ni tendremos que tener una línea de oración mañana.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 El Sello de Dios es el bautismo del Espíritu Santo. Y la marca de la bestia es cuando Ud. lo rechaza. Reciban pues el Espíritu Santo.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ¿Cuántos desean el bautismo del Espíritu Santo? Pónganse de pie. ¿Cuántos desean estar sellados en el Reino de Dios por el Espíritu Santo? Pónganse de pie. Póngase de pie y recibalo. Muy bien. Allá en la galería. No le vaya a dar la espalda. Póngase de pie y reciba el Espíritu Santo. Amén. Póngase de pie y créalo.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Ahora, todos Uds. que si tienen el Espíritu Santo, fíjense quiénes están parados. Pónganse Uds. de pie y pongan sus manos sobre ellos. Pongan sus manos sobre aquellos que están buscando el Espíritu Santo. Permitan que los ministros extiendan sus manos hacia acá.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 ”Y mandaron traer a Pedro y a Juan, y poniendo sus manos sobre ellos, el Espíritu Santo vino sobre ellos.”

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Señor Jesús, te entrego este servicio. Señor, llénalos con el Espíritu Santo. Sánalos en el Nombre de Jesucristo.

61-0217 (e) La Marca de la Bestia
 Colocado en Internet por el Tabernáculo de la ciudad de Cali (Colombia)

61-0217 (e) La Marca de la Bestia.

Obra Misionera

criado por elgranamordedios    8:35 pm — Categoría: Sin categoría — Tags:

EL SELLO DE DIOS

16  de febrero de 1961
 Long Beach, California

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Permanezcamos de pie por unos momentos para orar.
Nuestro Padre Celestial, estamos sumamente agradecidos por el privilegio de poder congregamos en el Nombre del Señor Jesucristo. Y ahora aquí ante nosotros está Tu Palabra; y cómo la manejamos con respeto y reverencia, Señor, por cuanto es la Palabra de Dios. Y sucede, si fuera Tu voluntad, que yo debo tratar de explicar un gran tema en esta noche. Y ruego Padre, que el Espíritu Santo me dé las palabras para hablar, las cuales serán de beneficio para la iglesia, y para el bien del Reino de Dios. Concédelo Señor.Tú eres nuestro Padre y te amamos de todo corazón. Y rogamos ahora que nos bendigas.

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Y estaba pensando ¿qué haría yo si tuviera en mis manos en esta noche, en un vaso, una sola gota de la sangre del Señor Jesucristo? Lo guardada muy cerca de mi corazón; y casi tendría temor de respirar. Pero luego Padre, desde Tu punto de vista, has puesto en mis manos algo de mayor valor - aquello que Tu sangre compró - Tu Iglesia, por la cual diste Tu sangre, para salvarla.

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Ahora Señor, ayúdanos para que podamos alimentar al rebaño de Dios, sobre el cual nos ha colocado el Espíritu Santo. Te pedimos esto en el Nombre de Jesús. Amén. Pueden tomar su asiento.
Estamos confiando que el Señor Jesús enviará sobre nosotros Sus bendiciones.

61-0216 (e) El Sello De Dios
  Estaba aquí en el cuarto hace unos momentos, y hubo algo que me sacudió. ¿Cuántos conocen al Hermano Raymond Richey? Está sentado allí en el cuarto, acabo de orar por él. Está sufriendo de exceso de trabajo, y eso ha causado un colapso nervioso y está sufriendo de una parálisis. Está en una condición terrible; es un precioso Hermano.

61-0216 (e) El Sello De Dios
 El Hermano Raymond estaba parado allí en la plataforma aquella noche cuando bajó el Angel del Señor ante miles de personas, cuando yo dije… Fue cuando el Doctor Best estaba debatiendo con el Hermano Bosworth con respecto a mi ministerio.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Yo dije, “Yo no reclamo ser un sanador.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Él dijo, “Solamente los aleluyas creen tales cosas.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Yo hice la pregunta, “¿Cuántos bautistas están presentes, y son miembros de estas iglesias bautistas, que pueden decir y comprobar que han sido sanados por el Señor? Levanten la mano”. Y creo que más de trescientos se pusieron de pie. Dije, “¿Qué de estos?” Dije, “La gente cree en la sanidad Divina. Yo no soy sanador Divino, y nunca he reclamado serlo. Mi literatura se publica en varios idiomas. Yo jamás he reclamado ser un sanador. Sólo reclamo ser siervo de Dios. Ahora, pero si el don de Dios, lo cual Él me dio, con respecto al discernimiento, si se trata de eso, Dios hablará por Sí mismo.” Y en ese momento El vino bajando. Y entonces fue cuando tomaron la fotografía.

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Después de que oré por él, se cayó de rodillas, y me abrazó, y me dijo, “Tengo un mensaje para Ud.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     “Y ¿qué es?”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Dijo, “Deje de predicar tan duro y tan largo. Ud. va terminar igual que yo.” (Y casi llegué a ese extremo en una ocasión.) Dijo, “Hermano Branham, con esas visiones y cosas, yo veo como le afecta todo eso. Yo seguí, y tuve una crisis nerviosa…” Y dijo que se fue a ministrar al exterior y tuvo otra, y ahora si Dios no lo toca, jamás se va levantar. Me dijo, “Ud. no puede lograr más. Siempre habrá aquellos que dirán esto y lo otro, o esto y aquello, etc., pero nada de eso mejora la situación. Siga obrando en su ministerio, y muéstrele al pueblo que Dios lo envió, luego con eso queda concluido. No haga más esfuerzo. Sino, si no…” Y me hizo que le prometiera, parado allí con mis manos en las suyas, dijo, “Hermano Branham ya no haga eso. Recuerde, tengo este aviso de parte del Señor, para decirle que va caminar por el mismo camino como yo, si sigue por allí.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Le respondí, “Muy bien, Hermano.” Pero no le digan eso a mi esposa. Ella tiene a Billy y otros, Leo y Gene, y los demás, por todas partes. Si ellos ven la primera señal de agotamiento, me deben quitar de la plataforma, no importa si quiero irme o no. Si ella supiera que yo andaba tambaleando en la plataforma, estaría llorando y muy preocupada. Es que uno sólo puede cumplir hasta cierto punto, y de allí ya no puede hacer más. Eso es todo.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Me acuerdo de una cierta ocasión de Pablo Rader… ¿Cuántos lo conocieron? Muy bien. Pablo Rader era un gran hombre de Dios. Relató de que en cierta ocasión estaba de viaje en un tren. Iba junto con otro varón, el cual le estaba regañando por haber dormido esa noche en el coche Pullman. Un grupo de ministros estaba de viaje a alguna parte para una convención. Entonces dijo que en el desayuno al día siguiente, este varón se sentó al lado de Pablo y dijo en voz alta, “Alabado sea Dios, pasé la noche sentado, y no gasté el dinero de Dios.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Pablo le respondió: “Alabado sea Dios, yo dormí allá en el Pullman y no gasté al hombre de Dios.” Entonces, ¿de cuál se interesa más Dios, Su dinero o Su varón? Pues Su varón, siempre.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Estamos muy agradecidos. Anoche nos gozamos tremendamente, pienso yo. Y cuando iba saliendo, la atracción del pueblo, del Espíritu Santo, Él bajó entre el pueblo y comenzó a dar discernimiento, allí mismo en la reunión. ¡Cuán glorioso fue eso! Ven y para mí, eso indica que ya se oró por todos en la reunión.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Yo dije, “¿Cuántos hay aquí…?” Dios prometió que lo haría; esa es Su Palabra. ¿No es así? Y Dios cumple Su Palabra, ¿verdad? Yo dije, “¿Cuántos aquí son creyentes? Levanten la mano.” Y todo mundo alzó la mano. Entonces les dije, “Ahora pongan las manos unos sobre otros. Y la Biblia nos dice, ÛEstas señales seguirán a los que creen.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Entonces oramos por todos, como una sola mano unida, para el bien del Reino de Dios. Oh, para mí eso es perfecto.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Hoy estuve en una gasolinera comprando gasolina para el cano, y salió un señor y me miró y dijo, “Ud. es el Hermano Branham.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Dije, “Sí.” Está como a una milla de aquí.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Él dijo, “Yo soy el Hemano Roberts. Mi madre claramente fue sanada del corazón desde que Ud. ha estado allí en la iglesia de Las Asambleas de Dios. Ha tenido un resfriado, pero no ha tenido ningún problema con el corazón desde que Ud. la discernió. Por ahora tiene un resfriado, pero si ella supiera que yo me encontré con Ud. aquí, y le digo que Ud. está orando por ella, de seguro estará rumbo a la reunión. Hará todo lo posible por estar el domingo por la noche.” Me supongo que pertenece a otra iglesia. Pero fue sanada aquí mismo.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Estamos muy agradecidos de éste y tantos más testimonios que están llegando de diversas personas. Me estoy encontrado con personas que fueron sanadas allá en 1946 y 1947, cuando estuvimos. Y aún perseveran, y no han tenido ningún problema.

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Hay una señora en alguna parte, acabo de recibir su carta hoy mismo, y me supongo que está sentada aquí esta noche. Fue sanada de cáncer cuando estuve aquí en el ‘46 ó el ‘47. Después tuvo un tumor muy grande, que le creció a tal grado que tuvieron que llevarla cargada adondequiera que fuera. Era demasiado grande para intervenir con cirugía.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Entonces la trajeron a Jeffersonville, y sucede que yo estaba de paso en el Tabernáculo por una sola noche. Y algunos varones la tenían sentada en un rincón… y ella pasó de visita hace unos días y me relató lo que le sucedió. Ella estaba tan enorme que hasta los diáconos y los síndicos de la iglesia… Ella deseaba recibir la oración, y en el Tabernáculo a veces no oro por la gente, sino solamente el domingo por la mañana (y casi no estoy allí) Pero la habían llevado afuera, atrás del edificio, y la colocaron en el suelo, cerca de donde yo iba salir. Y al pasar, el Espíritu Santo me hizo mirar hacia un lado para mirarla, se le relató su caso, le impusimos las manos. Y hoy ella es igual de normal como cualquier otra persona. Tengo aquí su carta.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     ¿Estará presente la señora y podrá levantar la mano? La otra noche estaba en el culto, ella junto con su esposo. Están aquí, y creo que vienen en un remolque. Hace unos días llegaron a mi casa, y me estaban hablando. Creo que me dijo que había formado amistad con la madre del Hermano Mercer. Algo así me estaba diciendo en la carta. Y pensé que estaría presente. La carta fue escrita la semana pasada. El Hermano Goad me está diciendo que esta familia está allá en la parte derecha. La señora está allá en la parte derecha, la señora que tuvo aquel tumor, la que pasó por mi casa, la que fue sanada. Si está en esa parte derecha, ¿podrá Ud. salir aquí al pasillo para que la gente pueda ver lo que Dios puede hacer por alguien que en realidad ha sido sanada? Estaba de tal tamaño que la tenían que cargar entre varios. ¿No está? Bueno, el Hermano Goad dice que estaban, pero seguramente salieron por un momento. Pero si Ud. se fija, es mi deseo que ella dé su testimonio. Ahora está tan plano como yo, pero antes estaba así con el tumor, como fue que el Señor. Si solamente… Ahora vean…

61-0216 (e) El Sello De Dios
     ¿Qué dije de Dios? Él tiene que… Si alguien más, con un tumor de ese tamaño, actuara igual como actuó ella, Dios tendrá que obrar igual con Ud. como obré con ella. Y sino, entonces Él obró mal cuando la sanó a ella. Dios no puede cometer error.         Entonces lo que hace con uno, lo tiene que repetir con otro.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Hay un solo requisito: Si Ud. puede apropiarse de la misma fe sencilla, eso es todo.

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Hay una señora aquí en un lugar llamado Eureka, California. Cuando yo vine acá hace muchos años, yo nunca había visto un caso como ese; ni siquiera la podían mover de la cama. Hermanas me perdonan esto, pero es que el seno de la señora estaba crecido a tal grado así, estando tan inflado con el tumor. Y su esposo era chofer de taxi. Yo le dije, “Hermano, no entiendo yo como…” La fe mía bajó cuando vi ese caso.         Le pregunté, “¿Ya consultaron con el médico?”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Respondió, “No creemos en consultar con los médicos.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     “Bueno, está bien.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Dijo, “Si muere, muere. Pero nosotros confiamos en Dios.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Yo dije, “Muy bien, esa si es fe genuina.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Dijo, “Hermano Branham, lo único que deseo es que Ud. entre y ponga sus manos sobre mi esposa y ore por ella, y ella sanará.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     ¡Qué cosa! Tengo que confesar, él tenía más fe que yo. Yo apenas estaba comenzando, tenía como un año, y todavía no había visto nada como eso.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Entré y puse mis manos sobre la mujer, y ¿saben qué? (Ahora, esto es lo que ella relató, en una carta. Y podrá estar presente ahora mismo.) Se le abrió el costado y varios galones de agua se le vaciaron; y así de repente se le cerró la herida, y ella ahora pesa como 110 libras. Y no sólo hace todo el que hacer en su casa, pero también le ayuda a todas las vecinas - lo largo de la calle - les ayuda con los niños, les ayuda con la ropa y tantas cosas.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora si otra persona llega ante Dios sobre esa misma base, Él tiene que hacer igual; de otra manera Él obró mal allá. Él hubiera obrado mal cuando sanó a aquella mujer de esa manera, sino lo sana a Ud., tal y cuando Ud. llene los mismos requisitos de fe como hizo ella. Y es basado en una sola cosa: “Yo puedo si vosotros creéis.” Eso es todo.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Entonces, no importa cuánto esfuerzo le ponemos, no es eso, sino que se basa en estar tranquilo y creer. Hemano Roy, allí voy nuevamente. ¿Ya me leyeron la Escritura?

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Se me ha pedido que hable sobre el tema, o más bien, yo mismo anuncié que lo haría, sobre el tema: La Marca de la Bestia y El Sello de Dios. Y es un tema muy tremendo. Y yo pienso que quizás no terminemos con esto en esta noche, y quizás tendremos que continuarlo mañana. Y los que están programados para las entrevistas, creo que el Hermano Mercer me ha dicho que vamos a comenzar a las ocho en la mañana. Es que tengo entrevistas privadas, donde la persona desea saber por medio de la visión; y es algo que no se aprecia aquí en un culto. Es que esto es durante el día también, con estas entrevistas privadas. Recuerden, el que tiene la primera cita, eso es a las ocho. Me acaban de decir eso.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora, en este gran tema de La Marca de la Bestia y El Sello de Dios, hemos escuchado mucho al respecto. Yo he visto dibujos que abarcarían toda esta plataforma respecto a la marca de la bestia y el Sello de Dios. Pero para mí es algo muy sencillo. Es algo tan sencillo para poder mirar en la Palabra y verlo. Creo que tengo aquí como tres o cuatro páginas de Escrituras apuntadas, a las cuales quiero referirme. Mientras estaba pensando en esto hoy en la tarde apunté varias Escrituras en algunas páginas, para poder halladas, y Uds. las podrían apuntar si así desean.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora, es un gran tema, y pienso yo que es un tema muy esencial que debe ser enseñado. Hemos tenido mensajes evangelísticos, hemos tenido sanidad Divina, pero ahora esto debiera estar basado en la Segunda Venida de Cristo.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Hermano Smith, ¿es esa su esposa? Hermana Smith ¿cómo está Ud.? Con razón él es un varón tan fino, con una esposa tan piadosa y santa. Quizás la he visto antes; dicen que detrás de cada hombre bueno hay una buena esposa. Muy bien. Yo sé que en cuanto a mi esposa, si hubiera algún honor para la familia Branham, désela a ella, porque ella es la que… Tiene diez años menos que yo, y con cabello blanco. Y es porque ella se ha mantenido como defensa entre el público y yo. No sé qué haría sin ella. Dios ciertamente me dio una esposa maravillosa. Hermano Smith, son algo maravilloso. Si Él pudiera darle al hombre algo mejor lo hubiera hecho. Correcto. “El que halla esposa halla el bien,” [Proverbios 18:22] nos ha dicho el hombre más sabio de todo los tiempos. Yo pienso que una esposa es lo mejor que un hombre puede tener, aparte de la salvación. Correcto. Es algo hermoso.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora, voy a fijar la Escritura. Primero voy a decirles lo que yo pienso que sea la marca de la bestia, y lo que yo creo que las Escrituras respaldan que sea la marca de la bestia. Luego les voy a decir lo que yo pienso que las Escrituras respaldan que sea el Sello de Dios.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Nosotros sabemos que estas dos cosas tan tremendas son cosas que pronto están culminando en dos grandes poderes mundiales. Ahora mismo el mundo está cautivado por estas dos cosas: la marca de la bestia, y el Sello de Dios.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Algunos lo colocan muy allá en el futuro, otros dice que ya fue en el pasado. Pero yo creo que hay solamente dos respuestas al asunto, que son: el Sello de Dios es el bautismo del Espíritu Santo, y la marca de la bestia es el rechazo de ese Sello. Esas son las únicas dos alternativas. Y les vamos a dar las Escrituras del porqué mientras avanzamos.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora, recuerden, toda la gente sobre la tierra, en los últimos días, o serán sellados con el Sello de Dios, o serán marcados con la marca de la bestia. “Y él causó que todos, pobres, grandes, presos y libres… todos sobre la tierra que recibiesen esta marca, los cuales no tenían el sello, y cuyos nombres no estaban escritos en el Libro de la Vida del Cordero desde la fundación del mundo. Desde la fundación del mundo cuando el Cordero fue sacrificado, y cuando sus nombres fueron puestos en el Libro de la Vida del Cordero.” Esas son las dos cosas tan tremendas.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora, comenzaremos con el Sello de Dios. Y ¿qué es un sello? En primer lugar, un sello en la Biblia - allá en los días cuando la gente no tenía la educación como ahora - el sello de la persona era su firma, así como en el día de hoy usamos nuestro nombre. A veces los romanos y los judíos y otros allá en los países primitivos del oriente, tenían un anillo con su sello, y con eso sellaban los tratos cuando no podían firmar su nombre. Algo sellado con este sello era algo legitimo. Y al intentar copiar eso significaba una multa capital, igual como hoy día para el que pretende firmar el nombre de otro en un cheque. Era una gran multa para el que intentaba copiar ese sello. Y por lo regular, un hombre llevaba su sello en una pulsera en el brazo, o en un anillo. Y así sellaba en lugar de firmar su nombre. Eso mostraba que él lo había sellado.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora, Jesús dijo que en los últimos días (según San Mateo capitulo 24, y el versículo 24), que estos dos espíritus - los que serían sellados por Dios y los que serían marcados por la bestia (el anticristo) - que serían tan semejantes que eso engañaría a los mismos escogidos si fuere posible. Serán tan parecidos…

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Algunas personas dicen, “Pues, el comunismo es la marca de la bestia.” Allí están errados. El comunismo no es la marca de la bestia. A la vez, es, pero no está encabezando… La marca de la bestia es de naturaleza religiosa, muy religiosa. Y tan sutil y astuto, hasta que engañará a los mismos escogidos, si fuere posible. Así de semejante que engañaría a los escogidos, si fuere posible.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Billy Graham dijo hace poco, le estaba escuchando en la radio mientras venía para el culto hace algunos domingos, y estaba predicando, y dijo: “Se oye tanta propaganda de los cigarros, que en un extremo tienen filtro y en el otro tienen el fuego, etc. Pero cualquier hombre que los fume es un insensato.” Y yo creo que tiene razón. Pero dijo, “Tienen tal grado de publicidad que el Diablo ha engañado a los mismos escogidos.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     No creo que el Hermano Graham quiso decirlo así de esa manera. Porque los escogidos no serán engañados. No señor. No serán engañados. Fueron preordenados por Dios y no serán engañados.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Pero Jesús dijo que serían muy semejantes, tan parecidos que los mismos escogidos serían engañados, si fuera posible.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora, deseamos ver de dónde vienen, ¿dónde comenzó todo esto? Como les he dicho, toda secta y toda religión comenzó en Génesis, todo lo que tenemos. Las Asambleas de Dios comenzaron en Génesis. Los Bautistas comenzaron en Génesis; puedo probar eso, sí señor. Toda secta que tenemos, lo puedo probar, comenzó en Génesis. Correcto.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Escudriñe Ud. el libro de Génesis y al darse cuenta qué clase de simiente es, entonces puede ver hacia donde va. ¿Pueden ver? Y si se fija bien, verá que se va desplegando por toda la Biblia, exactamente. Ambos comenzaron en Génesis.               Hallamos que Génesis es el capítulo de las simientes.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y hallamos que la primera instancia en que algún humano fuera marcado comenzó en Génesis, en Génesis 4:15. Dios le puso una señal a Caín. Allí fue la primera vez cuando fue colocada la marca de la bestia, fue sobre Caín. Allí fue el comienzo de esto.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora, Ud. dirá, “¿Caín tuvo la marca de la bestia?”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Muy bien. Fijémonos. Dice, “Tu simiente herirá la cabeza de la serpiente, y su cabeza herirá tu calcañar.” [Génesis 3:15] Fíjense en el linaje de Caín. En esa línea de Caín llegaron a ser científicos, hombres inteligentes, hombres grandes. Pero mientras se fue desarrollando la simiente de Set, llegaron a ser campesinos, pastores de ovejas, agricultores.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Vean bien. La Biblia dice, “Pondré (Dios haciéndolo) enemistad entre tu simiente y la simiente de la serpiente.” Ahora mis hermanos ministros, quédense quietos por unos momentos. Yo sé que siempre me atacan en este punto, pero la Biblia dice que la serpiente tenía simiente. Con eso queda concluido. “La simiente de la serpiente”, como sea que Ud. lo quiera decir. No entraremos en eso. Yo también tengo mi idea al respecto.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Pero sea como sea, la Biblia dice en el principio de Génesis que la serpiente tenía simiente. Y recuerden, la serpiente no era una víbora o reptil cuando comenzó. Era lo más semejante al ser humano. Por miles de años la ciencia ha estado buscando aquel eslabón que falta, entre el hombre y los animales. Lo más cerca que han llegado ha sido el chimpancé, pero no pueden avanzar del chimpancé al ser humano. ¿Por qué? Porque fue una serpiente.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora, si notan bien en Génesis 3:1, la serpiente era la más astuta de todos los animales del campo - un animal, o bestia. No era reptil; era más como el hombre. Se parecía al hombre. Es el eslabón perdido, entre los dos. Porque es la única manera. La simiente del humano no se puede mezclar con la simiente del animal. Pero este tipo era el único que el Diablo pudo utilizar porque era solamente entre el hombre y esta bestia.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     En la genealogía, yo creo en la evolución. Quizá lo primero, cuando no existía nada sino un caos total, las erupciones volcánicas… Uds. saben que Dios es el gran contratista. ¿Lo creen? Un gran contratista siempre hace un inventario de todos los materiales cuando está a punto de comenzar una construcción. Cuando Dios estaba moviendo la Tierra, y estaba creando el calcio, el potasio, y los petróleos, y lo demás; Él estaba, allá entonces, colocando nuestros cuerpos sobre la Tierra, o sea, el material del cual somos formados. Y el gran Espíritu Santo salió de Dios para empollar sobre la Tierra, o sea, arrullar, hacer el amor, como una gallina en su nido. Y pensemos que tuvo alas - no las tuvo - pero pensemos que tuvo alas como una gallina empollando. Él comenzó a empollar sobre la Tierra. Y puedo ver que viene corriendo un poco de calcio, mezclándose con humedad, y con potasio. Y de repente aparece una florcita de Pascua.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y puedo escuchar cuando Él dice, “Padre, ven acá y mira esto.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     “Muy bien, sigue arrullando.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Después de haber arrullado y empollado un poco más, lo que apareció probablemente fue la vegetación y las flores; luego las aves salieron del polvo de la Tierra; luego apareció la vida animal. Y así siguió incrementando más y más el nivel de la vida, hasta que por fin apareció el hombre, a la misma imagen de Dios. ¿No les parece raro que no hubo nada que apareciere en una forma más alta que eso? Es que no hay nada más alto que la imagen de Dios.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Entonces así es como la evolución produjo las cosas de esa manera, pero ellos no pueden cruzarse para hacerse más altos. Dios dijo que cada simiente produce según su género. Y en eso se produjo el hombre.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora, el pecado no comenzó en la Tierra, sino que comenzó en el Cielo; y él fue echado del Cielo y llegó a la Tierra. No había nada más en que él se podía introducir. El animal estaba muy distante, y la simiente no se podía mezclar. Entonces tuvo que introducirse en la serpiente, la cual era un ser más semejante al hombre. Y cuando Dios lo condenó y lo colocó panza abajo, le cambió todos los huesos. La ciencia está tratando de escarbar huesos, pero eso está escondido en los misterios de Dios y Él lo revelará a cualquiera que quiera saber. Seguro.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora vean bien. Él era el más astuto, el más sagaz, con sabiduría, y más inteligente que los demás animales. Le seguía al hombre. “Era astuta, más que todos los animales del campo.” [Génesis 3:1]

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y recuerden, que a Caín le fue dada una señal. Y Ud. me dirá, “Satanás no pudo haber estado en esa serpiente.” Si me sigue ahora mismo hasta II Corintios 11:14, la Biblia dice que él “se disfraza como ángel de luz.” Lo que pasa es que Ud. piensa muy poco de Satanás. Sí señor. El mismo se disfrazó en un ángel de luz. Y si él puede llegar de esa forma, entonces ¿por qué no puede llegar en forma de bestia, lo próximo al hombre?

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Entonces hallamos que por razón de Caín prestándole atención al enemigo, ¿qué sucedió? Él llegó a ser el primer asesino; fue el primero en la Tierra de desplegar celo. Y dígame ¿qué pasó con esa línea pura y directa de Dios a Adán? Es la única conexión: Adán era hijo de Dios. Así nos dice la Biblia [Lucas 3:38]

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Entonces, ¿de dónde vino ese celo? ¿De dónde vino ese asesino? ¿De dónde procedió toda esa clase de espíritu? ¿Salió de Adán? De ninguna manera. Vino más bien de Satanás. Exactamente, de allá vino. Entonces él fue el primer asesino, y fue el primero en mostrar celo. Lucifer tuvo celo con Miguel, y trajo eso a la Tierra, y lo transfirió al hombre.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y Caín, al tomar este mal, así recibió la primera señal. Dios lo marcó. Nadie habría de matarlo, que lo dejaran quieto. Pero recuerden, al haber recibido esta marca o señal, él salió de la Presencia de Dios. Guarden eso. Oh, no tenemos el tiempo suficiente para estudiarlo profundamente, porque aquí podríamos escarbar por seis meses, y aún con eso no alcanzaríamos rayar la superficie.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Él salió de la Presencia de Dios cuando había recibido la marca. Fue a la tierra de Nod y se consiguió una esposa - tipo perfecto de la iglesia, la cual sale de la Presencia de Dios y se consigue una esposa en el mundo. ¡Cuidado! Es algo glorioso. Ahora tenemos que cambiar rápidamente para no tomar mucho tiempo.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Hallamos que Abel, el hermano de Caín… Caín mató a Abel. Y Dios le dio otro hijo a Adán en el lugar de Abel, y este tuvo por nombre Set. Y esta fue una señal de Dios, una señal de muerte y resurrección. Pero Set no fue a la tierra de Nod para conseguir su esposa; Dios le dio una esposa.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Pero Caín con la marca de la bestia encima, fue y consiguió su esposa en la tierra de Nod; pero Set estuvo satisfecho con la escogencia de Dios. Un tipo perfecto de la iglesia denominacional en el día de hoy, que le abre las puertas a cualquier cosa. Pero la verdadera Iglesia del Dios vivo, el Cuerpo de Cristo, solamente se conforma con lo que el Espíritu Santo ha sellado. Perfecto. “Y a unos Dios puso en la iglesia…” [1 Corintios 12:28]

61-0216 (e) El Sello De Dios
     ¿Por cuál vía llegó la señal? ¿Con qué fueron marcadas las iglesias? ¿Cuál fue la señal? Sabemos que Caín tuvo la marca, pero ¿cuál fue la señal? La resurrección. En el día de hoy esa es la marca o señal de la Iglesia, la señal del Espíritu Santo, mostrando que Cristo no está muerto, pero que se levantó de entre los muertos y ha recibido la Iglesia. ¿Pueden ver? Sellando Su Iglesia. Eso comenzó con esos dos jóvenes allá en el huerto del Edén, afuera del huerto.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     La marca de la bestia: un vagabundo, un fugitivo, no sabe para dónde va, y ni sabe qué cosa desea, es un fugitivo.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Pero Set se mantuvo en casa, y estaba allí con su padre. Y Dios le dio una esposa. Y allí comienza el linaje. Y si alguna vez Ud. deseara trazar eso… pues quizás será mejor que deje eso quieto. Sólo deseo probárselo vez, tras vez, tras vez. Sí señor. Sí, allí es donde comenzó.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Algunos creen que comieron manzanas allá en el huerto del Edén, y que con eso fue el primer pecado. ¡Oh hermano! Permítanme decirles esto, y no lo digo como chiste, porque este no es el lugar para chistes. Pero, si el comer manzanas les alerta a las mujeres que están desnudas, entonces nos conviene nuevamente repartir las manzanas. Pienso que lo debiéramos hacer. No fueron manzanas. Todos sabemos eso. Nos damos cuenta, aquí en esta congregación mezclada lo que en realidad fue. Y vemos lo que produjo.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Entonces hallamos que esta fue una marca para distinguir. Fue para diferenciar, para separar. Pero, como decimos, “Tienes una marca en contra tuya,” una marca. Pero nunca se dice, “Tienes un sello en contra tuya.” Se dice, “Tienes una marca en contra tuya.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y el sello es una señal de posesión. Una marca es una distinción. Y la Iglesia es sellada por el Espíritu Santo, mostrando que Él tiene posesión. La Iglesia es propiedad de Dios. Pero la marca de la bestia es algo que significa descarriado y desterrado, el cual rehusó tomar el sello y caminar por el camino provisto por Dios.

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Caín fue desterrado tan pronto como recibió la señal, vimos eso. Abel murió y Set fue levantado para tomar su lugar, y eso fue una señal de resurrección.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Hallamos que estas dos cosas, marca y sello, comenzaron allá en Génesis y vienen por toda la Biblia y acá están en Apocalipsis. También tenemos Escrituras al respecto, mostrando donde esto comenzó en Génesis y termina en Apocalipsis; es que siempre ha existido en una forma u otra.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Estaba predicando hace unos días sobre el tema de la ofrenda o sacrificio de la sangre. Babilonia es mencionada en Génesis, al comienzo de la Biblia. Babilonia es mencionada en el centro de la Biblia. Y Babilonia es mencionada en lo último de la Biblia. Comienza en Génesis y viene hasta Apocalipsis. Todo comienza, esos dos espíritus… Vean, tomemos esto por unos momentos.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Aun allá en el arca existía la paloma y el cuervo. Ambos eran aves y ambos podían volar. Uds. saben que el cuervo es un hipócrita. Sí, es un hipócrita bien hecho. El cuervo puede reposar sobre un caballo muerto, y comer y gritar y batir las alas y gozarse en gran manera. Pero la palomita no puede acercarse a tal cosa. ¿Por qué? Porque no tiene hiel, y por lo tanto no podría digerir aquello. Si comiera eso, moriría. Pero el cuervo puede sentarse allí y comer caballo muerto toda la mañana y luego venir por la tarde y cenar trigo con la paloma. Es un hipócrita.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     ¿Han notado que la paloma no tiene hiel de amargura? Ni tampoco lo tiene cualquier persona que ha sido bautizada con el Espíritu Santo. Toda la amargura se le ha ido. Ambos estaban en el mismo arca, así como se encuentra el hipócrita y el creyente genuino en la misma iglesia, la misma denominación, sentados allí juntos, hasta en la misma banca, sentados juntos.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y deseo que noten otro detalle. ¡Y cómo me gusta hablar de la naturaleza! Y vean, nunca encontrarán a la paloma bañándose. ¿Por qué? No es necesario. Tiene por dentro un aceite que se le sale a través de las plumas y así se mantiene siempre limpio. Y así también es una genuina iglesia: no se le tiene que estar siempre bañando, ni recordando de esto y aquello, sino que tienen un Aceite, un Aceite Santo por dentro - todo creyente - que lo mantiene limpio de las cosas del mundo. Oh, si pudiéramos en alguna ocasión predicar sobre El Cordero y La Paloma.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     El Espíritu Santo adentro del creyente lo mantiene limpio - no de aquello de afuera, lo cual él se lava - sino que esto viene de adentro hacia fuera. Amén. Muchos dicen, “Tengo que ir a confesarme hoy. Tengo que decir esto y aquello. Tengo que confesarme. Tengo que hacer esto…” Pero ¿saben?) El Espíritu Santo está adentro, obrando en el Aceite todo el tiempo: la expiación, manteniendo al creyente limpio.

61-0216 (e) El Sello De Dios
 ”Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.” [Romanos 8:1] Y ¿cómo es que entramos a eso? Por medio de ¿un estrechar de manos? No. Por medio de ¿una carta, o alguna denominación? No. Sino “por medio de un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo…” [1 Corintios 12:13] ¿Libre de juicio? Dios ya juzgó ese cuerpo. Lo juzgó allá en el Calvario, y no será sometido a más juicio.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     “El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna.” No existen dos clases de Vida Eterna, sino una sola. “…tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida.” [San Juan 5:24]

61-0216 (e) El Sello De Dios
     “Y veré la sangre y pasaré de vosotros…” [Éxodo 12:13] Eso me hace sentirme religioso. ¿Por qué? Porque estoy libre del pecado. Correcto. “Todo aquel que es nacido de Dios, no practica el pecado.” [1 Juan 3:9] No puede pecar, la simiente de Dios permanece en él y no puede pecar. No puede ser que yo esté bajo el sacrificio perpetuo del pecado, y a la vez ser un pecador. Es imposible. Nunca se ha visto uno que sea pecador y santo a la vez. Nunca se ha visto un ave que sea blanco y negro a la vez. Nunca se ha visto uno que sea ebrio y sobrio a la vez. No señor. O Ud. es pecador, o es un santo. Eso es todo. Y sí está en Cristo, entonces existe la expiación de Sangre, siempre vigente, clamando, “¡Padre, perdónales, no saben lo que hacen!” Entonces uno puede descansar confiadamente. Amén, me gusta eso. Es tan hermoso como es que el Espíritu Santo nos sella.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Fíjense bien en el cuervo y la paloma. Y notemos de allá con Caín y Abel. Eso fue exactamente Judas y Jesús. Cierto. Fijémonos en el humo cuando Caín mató a Abel allí junto al altar. Ahora bien, Caín… Si justicia fuera lo único que Dios requiere, o bien que uno sea fundamental… Yo siempre he dicho esto de las dos clases de personas: Me encuentro con los Fundamentalistas, y los Pentecostales. Los fundamentalistas pueden ver posicionalmente - del punto de vista de su educación - y saben a dónde están parados; pero no tienen nada de fe. Los pentecostales tiene fe, pero no saben quiénes son. Como he dicho, uno tiene dinero en el banco y no sabe cómo escribir un cheque. El otro sabe cómo escribir el cheque pero no tiene nada de dinero en el banco. Hay que juntarlos.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Entonces vemos eso: los pentecostales son los que tienen la fe; creen, y están llenos de fuego, llenos del Espíritu Santo, pero no saben cómo anclarse en la Palabra, para decir que es ASI DICE EL SEÑOR. Permiten que todo se les escape silbando, con clamores, gritos y corriendo. Si tan solo pudieran ajustarse, entonces veríamos una iglesia bien parada con poder y gloria; y detrás de ellos se escribiría un Libro de Hechos.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Pero noten. Sí, no quise decir… Es que lo emplean todo en gozo en vez de poder y fe. Mantenga eso allí y crea que es la Palabra de Dios. Quédese con eso.

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Pero vean como Caín vino y trajo su sacrificio. Edificó el altar, era miembro de iglesia, era miembro de una denominación; cayó de rodillas ante el altar y oró. Adoró a Dios, entregó su diezmo. Si eso fuera todo lo que Dios requiere, entonces Caín fue igual de justificado como lo fue Abel.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Pero vean, el secreto del asunto fue la revelación. Allí está el problema. La gente no entiende que la Iglesia entera del Dios vivo está edificada sobre una revelación espiritual de Cristo. Jesús así lo dijo en San Mateo 16: “Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia… ” [Mateo 16:17,8]

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Cuando la revelación espiritual de Jesucristo… Y Él es la Palabra: “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros… ” [San Juan 1:1,2,14] Y cuando esa Palabra entra en Ud. es “más cortante que toda espada de dos filos; y discierne hasta los pensamientos y las intenciones del corazón.” [Hebreos 4:12] Allí está la Palabra entrando en la revelación, y toda Palabra de Dios es Verdad.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y Ud. puede confiar su alma en cualquier frase de la Palabra. Revelación, Oh cómo me gusta eso. Creo que eso fija a la iglesia en la posición a donde se puede tener un culto de sanidad Divina. Dios lo dijo, y con eso queda concluido. Allí es todo cuando Dios lo haya dicho. Quédese con eso.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Bien, pero como no había Biblia en aquellos días, por lo tanto le tuvo que ser revelado a Abel. Hebreos capítulo once dice: “Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó testimonio de que era justo…”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Pero Caín dijo, “Pues me imagino que mi madre se comió unas manzanas, y por eso tuvo que vestirse.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Pero Abel sabía que se trataba de sangre, y vida. Algún error se había cometido, y él ofreció la sangre del cordero. Lo puedo ver acercándose con el corderito…

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Oh, el altar de Satanás era mucho más hermoso que el de Abel. Tenía toda clase de frutas y flores, y todo tan hermoso. Y eso mismo es lo que le quiero hacer ver a la iglesia: Hermana, Ud. no tiene que pintarse y vestirse igual a la vecina para estar bien con Dios. No tiene que tener una iglesia con bancas de a mil dólares cada una, y un órgano que les costó millones de dólares, y tantas cosas tan finas. Todo eso viene del infierno. Correcto. Se los puedo probar por la Biblia. Correcto. Caín pensó en tales cosas, “Ofreceré estas cosas.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Pero me imagino que el sacrificio de Abel no era tan atractivo. Probablemente no tenían lienzo (mecate) en aquel día, entonces me imagino que traía al corderito por el pescuezo con una viña de uva. Lo trajo y lo colocó sobre la piedra. No tenía lanza ni cuchillo, así que habrá tomado una piedra filosa. Le estiró la cabeza y comenzó a picarle en el pescuezo. Y el cordero comenzó a gritar y dar patadas, y la sangre lo estaba bañando - gritando, sangrando, muriendo sobre la piedra.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     ¿Qué representaba eso? Cuatro mil años después el Cordero de Dios muriendo, destrozado sobre la Roca de la Eternidad; sangrando, clamando, hablando en lenguas, mientras moría allá en el Calvario.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Oh querido Cordero herido, Tu Sangre preciosa no perderá su poder, hasta cuando la Iglesia redimida de Dios sea salva para jamás pecar.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Nuestros programas educacionales y denominacionales no significarán ni chispa, pero se requiere la Sangre de Jesucristo y nada más para lograrlo. Sí.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Vean cómo va subiendo el humo. Y recuerden, aquí está para Ud., creyente: Abel murió sobre la misma piedra, junto con su cordero. Y todo creyente tiene que hacer lo mismo. Muera Ud. sobre la roca junto con su Cordero.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     El cordero tiene una sola cosa: lana. Y tiene que ceder todo lo que tiene. El no se molesta al respecto. Lo llevan y lo colocan allí, como dice, “y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció…” [Isaías 53:7], y allí lo trasquilan. El no hace reclamo; lo único que tiene lo da de buena gana. Y nosotros decimos que somos cristianos.

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Alguien me escribió una carta hace poco, y allá la tengo. Dijo, “Yo tengo derechos. Yo soy ciudadana americana, y puedo vestirme como me dé la gana.” Siga pues, está bien. Eso muestra que es una cabra. Correcto. Vístase con esa ropa si así lo desea. Pero recuerde, si Ud. es un cordero (es cierto que tiene derechos), pero ¡Ud. rinde sus derechos a favor de Cristo!

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Como ciudadano americano tengo el derecho de emborracharme en esta noche, tengo el derecho de fumar cigarros, soy ciudadano americano, y Ud. también los tiene. Pero nosotros cedemos nuestros derechos, permitimos que nos trasquilen de esas cosas, y actuamos y nos vestimos y vivimos como caballeros y damas. Cedemos nuestros derechos.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Vean el humo subiendo del altar. Subió y se asentó sobre el Calvario. Así como Caín mató a Abel en el altar, Judas mató a Jesús en el altar. Correcto. Y noten también: Sólo se ven tres cruces, ¿verdad? Pero eran cuatro cruces. Jesús estaba en el centro, con un ladrón a cada lado; y luego Judas se ahorcó allá en un árbol de sicómoro. Y también Jesús estaba sobre un madero, “… hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero.)” [Gálatas 3:13] Judas estaba de igual manera sobre una cruz por cuanto estaba sobre un madero. Jesús estaba de igual manera sobre un madero como estaba Judas (”maldito todo el que es colgado en un madero.”)

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Pero vean esto: Allí estaba el Hijo de Dios, Dios hecho manifiesto, el Cual bajó del Cielo y ahora volvía hacia el Cielo, llevando consigo los pecadores arrepentidos. Y allá estaba Judas, el hijo de perdición, el cual vino del infierno y volvía al infierno, llevando consigo los pecadores no arrepentidos, volviendo nuevamente.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Oh, es algo hermoso. Así como Dios abrió el costado de Adán, allá en el huerto, y le quitó una porción para formar una novia. Asimismo Dios abrió el costado de Jesús allí en el Calvario, y sacó la Novia, de Su costado. Es tan hermoso.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Allí en la cruz, como fue, y como esos dos espíritus vinieron desde Caín y Abel, el cuervo y la paloma. Y viéndolo más de cerca, vemos a Caín cuando fue a la tierra de Nod y se consiguió una esposa. Y hallamos que esa esposa… tengo apuntadas las citas pero no entraremos en eso en este tiempo.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Fíjense en Israel. Cuando Israel salió, era como las dos viñas. Vemos como vino siguiendo, y sabemos que siempre ha sido de esa manera. Allí venía Israel, en su camino hacia la tierra prometida, igual como la Iglesia hoy en día. ¿Con qué cosas se encontró? Se encontró con Moab, y mandó palabra a su hermano y le dijo, “¿Podemos cruzar por tu terreno? Si nuestro ganado come algo de tu pradera, te la pagamos. Si toma agua, la pagamos.” Pero éste les negó el permiso.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora escuchen bien. Allí estaba Israel, un pequeño grupo sin afiliación denominacional, pasando por el país, sin lugar a donde acomodarse. Pero estaban en camino a su patria. Moab ya estaba establecido con los dignatarios, contado entre las naciones del mundo. Y fíjense bien lo que ocurrió.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Israel tenía la sangre pura. ¿Se acuerdan como Balaam quiso casarse con ellas, y tuvieron que echar todas esas mujeres? Era la enseñanza o la doctrina de Balaam. Pero noten: allí estaba Moab, creyendo en el mismo Dios como creía Israel. Pero ¿qué fue? Otra esposa ilegitima y equivocada, el hijo de Lot por medio de su propia hija. Es igual como la iglesia natural de hoy que aún no ha nacido de nuevo, la iglesia del mundo cometiendo fornicaciones espirituales con el mundo, y ¡no están viviendo fiel a Dios! Es un tipo muy hermoso.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Noten que fundamentalmente hablando (y Uds. hermanos fundamentalistas, no les quiero pellizcar muy duro, pero quiero que lo sientan) Pero noten, allí venía el obispo, Balaam. Y vino allí porque el rey le había dijo, “Ve allá y maldice a ese pueblo. No los quiero por aquí. Ellos no pueden tener un culto de sanidad aquí. Siempre están hablando de la sanidad. Dicen que tienen una serpiente de bronce, y todos la miran y sanan. Dicen que comen maná del Cielo. Yo no vi nada de eso. Es pura tontería. Y por lo tanto quiero que vengas y los maldigas. No queremos que se mezcle nada de eso en nuestra denominación. Mantenlos fuera de aquí.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Noten que él era igual en lo fundamental como lo era Israel. Levantó siete altares, con sus siete sacrificios de cameros, igual como estaban haciendo allá en el campamento de Israel. Eran los mismos sacrificios. Pero lo que Balaam falló en ver fue la Peña golpeada, la serpiente de bronce, el júbilo del rey que tenían en el campamento. El falló en ver la Columna de Fuego que siempre iba delante de ellos.

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Y así también es hoy. Dicen, “¿Perteneces allá con aquellos pentecostales? Son un grupo de aleluyas.” (Antes eran, ya no son.) “¿Perteneces allá?” Pero es que fallan en ver la Columna de Fuego. Pero ahora, para que estén seguros de poder verla, tenemos aquí una fotografía de la Columna, científicamente probada. Amén. Sí. [página 2]

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Fallaron en ver la Columna de Fuego y el júbilo en el campamento que “hay un rey entre nosotros.” (Amén) El Rey Jesús. Ellos allá fallaron en verlo. El falló en ver la expiación de sangre. Dicen, “Pues yo conozco a un hombre pentecostal que se escapó con la esposa de otro.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Pues yo conozco a bautistas y presbiterianos que han hecho igual, hasta católicos y más. Correcto. Entonces la salsa para el ganso es la misma para la gansa. La olla no le puede decir negro al sartén. Todos somos humanos y estamos sujetos a todas esas cosas entre nuestra gente. Pero Dios lidia con nosotros como individuos, quienquiera que seamos. Entonces la bendición pentecostal es correcta.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Noten a Israel y Moab. Y ahora es lo mismo. Hallamos que la iglesia permite cualquier cosa. Toman la actitud denominacional de que pueden recibir a cualquiera. Dicen, “Pues, si Ud. viene y es bautizado en nuestra iglesia, y se pone de pie y dice que cree que Jesús es el Hijo de Dios, le daremos el bautismo en nuestra iglesia y pondremos su nombre en el registro.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     ¿No se da cuenta Ud. que el Diablo también cree? Seguro. Les expliqué la otra noche que era como intentando sumergir una tortuga. Eso no le afectó en nada, tampoco le ayudó. Apenas con fuego se le podía hacer que se moviera. Y es lo que se requiere para la iglesia hoy, un poco de fuego del Espíritu Santo, para que se mueva.

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Pero recuerden, el Espíritu Santo no aceptará a esa persona sucia en el Cuerpo de Cristo. Y eso muestra que el Cuerpo de Cristo no es una denominación, porque es más bien el Cuerpo místico de Cristo, y por medio de un espíritu todos somos bautizados en él.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Yo creo que cuando llevamos mujeres y hombres a las aguas bautismales y si allí mismo nos damos cuenta que en realidad no son cristianos de corazón, no debemos bautizarlos. Hace algún tiempo cuando iba yo hacia el río con un grupo de personas. Y una mujer llegó y se bajó de su carro, arreglándose el cabello, y se me arrimó y dijo,        “Hermano Branham, ¿me va zambullir en el agua?”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Le respondí, “A Ud. no. Ud. no es digna.” Correcto.

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Iban a tener un culto de cantos en la iglesia, y una joven no tenía suficiente dinero para arreglarse el cabello (a su gusto) para subir a la plataforma para cantar. Y su anciana madre trabajó lavando ropa en una tabla de lavar para que tuviera para el peinado. Cuando descubrí eso no la permití cantar. Le dije, “No eres digna de cantar allí. Ese lugar debe mantenerse limpio.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y ese es el problema hoy con las iglesias. La corrupción está desde el púlpito hasta el sótano. Correcto. ¡Arreglen eso! Precisamos nuevamente de la escobilla chapada a la antigua en la iglesia.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Está el ejemplo del negrito que estaban dedicando como ministro un día. Los ancianos estaban alrededor, y dijeron, “Señor, envuélvelo en tela de harpillera, échale kerosén y préndelo con fuego para el bien del Evangelio.” Eso es lo que necesitamos hoy, ¡encendido, suelto y que corra!

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Yo antes trabajaba con ganado y había que marcar los becerros. Agarrábamos el becerro y lo amarrábamos y así estaba sujeto. Alguien me dijo, “¿No tiene Ud. vergüenza de haberles dado con ese fierro caliente?” De ninguna manera. Yo le colocaba el fierro, y él se enojaba y daba patadas, eso sí. Cuando lo soltábamos gritaba y lloraba, y se ponía a correr, pero de allí en adelante sabíamos a quién pertenecía. Correcto. Hasta cuando moría.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y les digo hermanos, se requiere mucha gracia para venir al altar y quedarse allí hasta que el Espíritu Santo le quemé un sello hasta lo profundo. Ud. quizá llore y clame y se porte algo raro, pero de allí en adelante Ud. sabe en dónde pertenece. Correcto.        Porque estará sellado en el reino de Dios por medio del Espíritu Santo. Y ese es el sello.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Recuerden, el Espíritu Santo viene para sellar los que Dios ya conoció de antemano. Correcto. Jesús no vino diciendo, “Pues, yo moriré y quizás uno que otro me tenga lástima, y me mirarán y quizás, ojalá, pensarán que yo sufrí tanto que eso les quebrantará el corazón, y así vendrán.” No, no. Tales no van a venir de ninguna manera. Ud. no le puede decir al cerdo que está errado cuando está comiendo allá en medio del estiércol. Si él pudiera hablar, le diría rápidamente: “Yo trataré con mis negocios, tú trata con los tuyos.” Se requiere una conversión, y Dios tiene que hacerlo.

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Ningún hombre viene a Jesús a menos que Dios no lo llame primero. Se requiere la obra del Espíritu Santo para aun cambiar su corazón. Alguien dijo, “Yo estaba buscando y buscando a Dios.” No, no. Dios lo estaba buscando a Ud., no era el caso que Ud. estaba buscando a Dios. Dios lo busca a Ud.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Muy bien. El Espíritu Santo no está para recibir cualquier clase de esposa. No recibe a alguien que esté fumando, o alguien que esté tomando, o alguien que esté viviendo inmoralmente, o alguien que esté entretenido con toda clase de cosas del mundo. Porque la Palabra dice, “Si amas al mundo, y las cosas del mundo, entonces el amor de Dios ni siquiera está en ustedes.” [1 Juan 2:15]

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Pero el Espíritu Santo viene para sellar en el Cuerpo la esposa de Jesucristo, la cual él preconoció antes de la fundación del mundo. Siendo Dios, por preconocimiento, Él pudo ver quién lo recibiría y quién no. Y el Espíritu Santo viene y recibe esa Novia. Esa es la que se lleva.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Pero la iglesia dice… Había un himno que cantábamos mucho, y ojalá no suene esto como sacrílego, pero cantábamos “Vengan todos dice Cristo a cenar.” Y le pusieron otras palabras un poco distinto, y me perdonan si con esto les tropiezo de alguna manera. Decía, “Únanse, el pastor dice, únanse. Cuando quieran pueden tener sus ventas de helados, pueden contar sus cuentos sucios, pueden masticar el tabaco, o fumar cigarrillos, pero el pastor le llama a la congregación, venga y únanse.” En vez de que vengan a cenar. ¡Qué diferencia!

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Algún hombre, con tal que tenga un poco de dinero, y puede contribuir, lo ponen de diácono, y no importa que tenga dos o tres esposas. Lo tienen allí porque es un hombre con influencia entre el pueblo. A mí no me importa si todo el pueblo los odia, lo que me interesa es que tengan influencia en el Cielo, con el Espíritu Santo, y así puedan tener influencia entre el pueblo. Pero con muchos es simplemente el caso de “vengan y únanse.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Le hice la pregunta a una dama hace poco, “¿Son Uds. cristianas?”

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Y me respondió, “Para que Ud. sepa, yo soy americana.” Como si eso tuviera algo que ver con la pregunta. Estábamos en Suiza.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     El Hermano Bosworth dijo que en cierta ocasión le hizo la misma pregunta a una mujer, y ella le dijo, “Para que Ud. sepa, yo enciendo una vela cada noche.” Como si eso tuviera algo que ver con el cristianismo - encendiendo una vela cada noche. ¡A esto uno tiene que nacer, al Reino de Dios!

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora, hallamos esos espíritus. Vean bien. Allí por el mismo tiempo cuando Jesús apareció en la escena, también apareció Judas. Al mismo tiempo cuando se fue Jesús de la escena, también y casi el mismo día se fue Judas. Para el tiempo cuando apareció el Espíritu Santo en la escena, ¿qué pasó? Apareció en la escena el anticristo. Así lo dijo Juan, “Hijitos, no seáis engañados por esto, el anticristo ya está obrando en el mundo.” [1 Juan 2:18] No es que vendría en estos últimos días, ya estaba obrando allá entonces; siempre ha estado.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y vean bien. Por allí cuando el anticristo se está levantando y llevándose todas las iglesias, y aún nuestra iglesia pentecostal, al gran depósito de cadáveres, iglesias de la ONU, Uds. entienden lo que quiero decir. Y entiendo que algunas de nuestras organizaciones pentecostales se están metiendo en eso. ¡Vean qué tan lejos del Espíritu de Dios pueden irse cuando comienzan a extraviarse! Cuando dan un paso a un lado del Camino Angosto, allí se van resbalando. Correcto. Es que uno tiene que venir nuevamente a donde dejó el camino. Correcto.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     La confederación de iglesias que formará la imagen a la bestia. Y todos sabemos eso. Allí está todo, trabajando en forma unida, para traer todas las iglesias en unidad, y así unidos podremos combatir el comunismo. ¡No se preocupe Ud. por el comunismo, ese no es el enemigo! Hay tres cortinas. Yo digo esto en el Nombre del Señor, y que no se les olvide: Hay una cortina de hierro, una cortina de bambú, y la cortina púrpura. Fíjense bien en la cortina púrpura. Vigile esa bien.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y como es que ahora vemos al anticristo desenvolviéndose, tomando control en la nación, y hasta han elegido su propio candidato. Todas las demás iglesias se van uniendo, formando una sola cabeza eclesiástica. Los obispos anglicanos van ahora a Roma para consultar con el Papa, la primera vez en centenares de años. Es que todos están llegando a la cabeza.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y nosotros los protestantes nos quedamos quietos, “Sí, está bien, sigan.” Es que se ha enfriado el asunto. No la vamos a parar. Esto no va parar. Inclusive se va a poner peor, así dice la Biblia: Que la iglesia pentecostal, en los últimos días… sabemos que es la edad de Laodicea que se pone tibia y Dios la vomita de Su boca, porque le da asco, y ya no la puede aguantar así como está.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora, prosigamos para ver algunos de estos sellos y escudriñarlas por unos momentos. Veamos Ezequiel capítulo 9. Y allí hallamos que el profeta pudo ver de antemano la primera venida de la Iglesia. Vemos que él llamó al profeta y él miró hacia las puertas de arriba y dijo, “¿Has visto algo semejante?” Y de allá venían cuatro verdugos con instrumentos en sus manos para destruir. Léanlo en Ezequiel 9. Y recuerden, esa matanza era solamente para Jerusalén. “Pasa por la ciudad.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Pero antes de que pasaran por la ciudad, hallaron que algo más ocurrió. Salió un varón vestido de lino, que traía a su cintura un tintero de escribano. Y detuvo a los verdugos y les dijo que no entraran a la ciudad hasta que primero entrara el varón vestido de lino con el tintero de escribano; y pasara por la ciudad de Jerusalén y colocara un sello o una marca en todos aquellos que gimen y que claman a causa de todas las abominaciones que se hacen en medio de ella.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora, este que tiene el tintero en la cintura es el Espíritu Santo. Y noten que después que entró, luego les dio libertad a estos verdugos con los instrumentos de destrucción. Dijo, “Matad a viejos, jóvenes y vírgenes, niños y mujeres, hasta que no quede ninguno; pero a todo aquel sobre el cual hubiere señal, no os acercaréis.” [Ezequiel 9:6]

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora, ¿cuándo ocurrió eso? Esa fue la primitiva iglesia pentecostal, cuando el Espíritu Santo barrió y señaló a la Iglesia. Y noten bien la historia. Si en alguna ocasión hayan leído las escrituras de Josefo, cuando relató de la gran batalla como en el año 96 d.C., cuando todo el pueblo… Cuando vino el Espíritu Santo en el tiempo de Jesús, mostrando la señal del Mesías, probando que Él era el Mesías. Después de que ascendió y se transportó a la Gloria, envió el Espíritu Santo y ungió a los Apóstoles, ellos salieron, obrando las mismas señales como Él. Tenían el poder del Señor. Hablaron en lenguas, clamaron; el gran viento que rugía los llenó. Y salieron bajo tal grado de sello que dejaron quemadas las ciudades con el Espíritu Santo. ¿Y qué hicieron éstos? Se mofaron de ellos, se rieron de ellos. Correcto.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Jesús dijo, “Si hablan en contra de Mí, Yo se los perdono, pero cuando haya venido el Espíritu Santo, una sola palabra en contra jamás será perdonada.” [Mateo 12:32] Y aquellos sellaron su destino eterno cuando se mofaron de las personas que estaban llenos del Espíritu Santo.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Jesús les dijo: “Llegará el tiempo…” Y hay que poner mucha atención porque muchos maestros… Allá le hicieron tres preguntas distintas a Jesús, en Mateo 24. Y Él les dio respuesta a cada una. Y de allí se basan los adventistas del séptimo día al citar, “Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo (o sábado)” [Mateo 24:20]

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Le preguntaron, “¿Cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida, y del fin del mundo?” Son las tres preguntas que le hicieron. Y Él las explicó en perfecto orden así como se las habían preguntado. Y todo eso ocurrió y la historia muestra que es la verdad.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     ¿Qué tanto importaría hoy si la huida de la ciudad fuera en el sábado? En aquel tiempo las puertas de la ciudad estaban cerradas en el día sábado. Mostró claramente que no sería universalmente porque en una parte seria verano y en otra parte invierno. “Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en el día de reposo (sábado)” Porque en aquel día, se les advirtió, dijo, “los que están en Jerusalén, que huyan a Judea.”" En el invierno Judea se encontraba con nieve. “Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en día de reposo.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Pero cuando llegó Tito… Y Jesús les dijo, “Pero cuando viereis a Jerusalén rodeada de ejércitos, el que esté en el campo, no vuelva atrás para tomar su capa. Pero más bien váyanse para los montes de Judea tan pronto como puedan. ¡ Salgan de allí! Porque van a blasfemar el Espíritu Santo. Y si blasfeman el Espíritu Santo entonces toman la marca de la bestia, y no hay nada más que destrucción.” [Lucas 21 y Mateo 24]

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Aquellos judíos, cuando vieron que se aproximaba la tormenta, entonces dijeron, “Nos reuniremos en la ciudad y en la Casa de Jehová, y nos pondremos a orar.” ¿No suena muy religioso y tan suave? Es que Satanás se lo puede pintar tan real. Seguro.

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Pero recuerden, Josefo habló de una gente que era gente caníbal. Dijo: “Había un grupo de gente que seguía a Jesús de Nazareth, el Cual andaba sanando a los enfermos.” Dijo: “Pilatos lo mató y éstos se robaron el cuerpo y por allá lo partieron y se lo comieron, era gente caníbal.” Pero lo que estaban haciendo era que estaban participando de la Comunión del Cuerpo del Señor.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Él dijo, “Ninguno de ellos pereció por cuanto todos huyeron hacia Judea así como las Escrituras les habían instruido; tal como Jesús les había instruido.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Pero todos aquellos judíos huyeron a Jerusalén, y dijeron, “Ahora nos reuniremos en la Casa de Dios. Y el gran Jehová que siempre ha estado con nosotros bajará y correrá los ejércitos de Tito. Eso hará.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Pero ¿qué hicieron ellos? Habían pecado en contra del Espíritu Santo. Se habían mofado del poder del Espíritu Santo cuando estaba operando. A Jesucristo, el Cual estaba obrando y mostrándoles que Él era Su Mesías, a Él llamaron “Belcebú”. Lo llamaron de Diablo. Le dijeron que lo que traía era alguna clase de telepatía. Dijeron que era un Diablo y que las obras que estaba haciendo eran obras del Diablo. A ellos les tocaba el castigo.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora, hermanos, esperen. No tenemos suficiente tiempo esta noche, pero mañana deseo mostrarles que los Estados Unidos ha hecho lo mismo. Exactamente. Se los probaré por las Escrituras, mañana, Dios mediante. Como es que los Estados Unidos ha hecho lo mismo exactamente, en estos cuarenta años que han pasado. Se han mofado y los han llamado de aleluyas, fanáticos pentecostales, y cuánto más. Y el Señor ha estado obrando con señales y maravillas, y las iglesias grandes los miran de lejos y se mofan. Pero ahora en estos últimos días ¿qué ha sucedido?

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Permítanme traerles las Escrituras, ¿están listos? Yo no estoy de acuerdo con mi precioso hermano David du Plessis, yendo allá con el Dr. Micaiah, y todas las iglesias grandes, y ¿ahora qué van a decir?

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Los presbiterianos están diciendo, “Necesitamos los que hablan en lenguas. Necesitamos que reciban el bautismo del Espíritu Santo. Necesitamos a los que tienen don de sanidad Divina.” ¿Por qué no lo aceptaron cuarenta años atrás cuando primero salió en vez de hacerle tanta burla? Jamás lo recibirán. Están muertos. Ellos y toda denominación están muertos. Correcto. Jamás se levantarán. Ninguna denominación volverá a levantarse.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Asambleas, ya tuvieron su día. Unidad, ya tuvieron su día. Cuadrangular, ya tuvieron su día en el tiempo de la Sra. McPherson. La antigua escuela de las Asambleas tuvo su día. Y ¿qué han hecho? Se han denominado y se han separado, y jamás entrarán como denominación porque esa fue un orden católico desde el principio, y que Dios condenó desde el principio, y jamás entrará; ya sea bautista, presbiteriano, o cualquiera. Pero Dios sacará los corazones hambrientos de toda denominación, porque son los únicos que recibirá - aquellos que han sido sellados por el Espíritu Santo.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ya tomaron la marca de la bestia. Miren bien. La iglesia pentecostal ya mostró claramente sus colores. Ahora ha sido vomitada. Jesús está del lado afuera, tocando en la puerta, deseando entrar. ¿Qué está tocando? El toque de Mesías, y mucho más, y aún lo rechazan. Ciertamente.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Pero ¿qué ha ocurrido? ¿En qué día estamos viviendo? ¡Oh, hermano! ¿En qué día está Ud. viviendo? No piensen que estoy loco, ojalá no sea así. Si estoy loco, entonces déjenme como estoy. Me siento mejor así a como estaba antes. Les digo hermanos y hermanas, ¿de qué se trata esta señal? De que estamos en el tiempo del fin.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     ¿Qué dijo Jesús con relación a las vírgenes dormidas? Ud. dice, “¿Le llama Ud. vírgenes a esas iglesias?” Igual como lo era Caín, lo mismo. Adoran, pero las vírgenes dormidas no tenían aceite en las lámparas. ¿Correcto? Entonces cuando descubrió que era mucho más tarde de lo que ella pensaba - el comunismo se le estaba acercando - entonces dijo: “Oh, danos de tu Aceite. ¿Cómo es que se obtiene este Espíritu Santo?”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     “Tienen que ir allá con el que lo vende.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Y recuerden, en la misma hora cuando las vírgenes dormidas fueron a comprar el aceite, entonces es cuando vino el Novio. ¿No lo pueden ver? Si los presbiterianos y los episcopales y los demás están buscando el Espíritu Santo, les conviene arreglar la lámpara. Arréglela, compóngala; sí, necesita una arreglada. A los pentecostales les conviene estar arreglando la mecha. Amén. Corten y aparten al mundo. Ya se les ha carbonizado la mecha y está en malas condiciones.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Vean. La mecha, es algo tremendo. Yo antes vigilaba. Una verdadera mecha de Dios es un creyente. Por acá en un extremo tiene lumbre, y el otro extremo está en el aceite, sacando aceite para producir fuego. ¡Qué iglesia, qué poder, qué tremendo lugar para estar! Aleluya.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     La misma Luz del Evangelio que brilló en el oriente está brillando en el occidente. ¡En el tiempo del atardecer habrá luz! Pentecostales, levántense y arreglen las lámparas, corten el mundo, las modas del mundo, corten todas las cosas del mundo. Alístense, la hora está a la mano.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     En la misma hora cuando aquellas fueron para conseguir… ¿Qué ocurrió? ¿Qué pasó? Entonces fue cuando entró el Novio. América ha blasfemado el Espíritu Santo, se ha burlado desde cuando llegó a la escena hace como cuarenta o cincuenta años. Constantemente se ha burlado. Las iglesias se han burlado y se han mostrado. Ahora están sacando la cabeza para decir, “Quisiéramos tener un poco de eso.” Pero cuando ellas comienzan a pedir, esa es la señal para nosotros de comenzar a arreglar las lámparas. Dios ha levantado algunos predicadores para arreglar las lámparas.

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Les digo, lo que necesitamos hoy día es alguien que sepa arreglar lámparas, para que la verdadera luz pentecostal… Cuando uno tiene una lámpara que está toda carbonizada, y tiene carbón en la mecha, eso sólo le produce humo. Y ese es el problema que tenemos: demasiado carbón en la lámpara, y por lo tanto el fuego no quema bien, no está entrando suficiente aire de abajo. Lo que necesitamos es un buen tiempo para respirar, nuevamente un buen aliento fresco desde el Cielo del bautismo del Espíritu Santo; y el Espíritu Santo obrando en la iglesia con señales y maravillas - el verdadero Sello de Dios.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Dicen, “Pues iré con las asambleas, si no me tratan bien, entonces me iré allá con los de la cuadrangular.” Oh qué luz tan humeada y carbonizada. ¡Arregle su lámpara! Prepárense, estamos en el tiempo del fin.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Pero sí lo harán. Alguien lo va predicar. Alguien lo va contar. En alguna parte habrá algunos que lo van a captar. Correcto. No sé cuántos serán, porque dice que “así como fue en los días de Noé, así también será en la venida del Hijo del hombre, cuando ocho almas fueron salvas.” Así que no sé yo cuántos lo captarán, pero habrá algunos que arreglarán su lámpara. Eso es todo. Es tiempo de arreglar la lámpara.

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Y cuando la virgen dormida salió, la cual ya había recibido la marca de la bestia… Ud. dice, “¿Marca de la bestia, esa es?” Sí señor. También Caín recibió la marca y salió. ¿Qué es? Cuando la iglesia bautista, la iglesia pentecostal, la iglesia presbiteriana tomó la marca de la bestia en vez de recibir el Espíritu Santo, entonces fue cuando salieron de la Presencia de Dios y se formaron su organización. ¿Qué hicieron? Se tomaron una esposa falsa, una esposa falsa del mundo. Trajeron a toda clase de Jezabel pintada y cuánto más con cabello corto, vestidas de pantalones cortos, falditas y las modas de Hollywood; y los ministros recibieron a diáconos con dos y tres esposas.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ud. me dice, “Ud. siempre está hablando en contra de nuestras mujeres.” Muy bien, varones, yo les voy a dar una buena peinada. Permítanme decirles esto: Cualquier hombre que permite que su esposa fume cigarrillos y se vista de pantalones cortos, tengo muy poco respeto que aún sea hombre. Él es tan afeminado que no sabe ni en qué lado pertenece. Tal persona no es un hombre. Correcto. Aleluya. A tal persona le falta mucho para ser hombre. Oh, él puede medir casi dos metros de alto y puede pesar cien kilos, pero para mí eso no significa hombre. Y eso muestra quien manda en su hogar. Ella pisa bien duro con un pie, y grita: “¡Te digo ahora mismo que..!” Y Ud. se sujeta como un gatito enfermo. ¿Qué le pasa? Lo que en realidad necesitamos hoy día son hombres, necesitamos predicadores del Evangelio.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y cualquier predicador que se pare en el púlpito y deja de hablar de estas cosas, yo tendría poco respeto en cuanto a que si fuera llamado de Dios. Correcto. Cualquier hombre que tenga vergüenza de pararse en el púlpito y anunciar la Verdad de Dios, cuando él bien sabe que es una cosa inmoral que una mujer se corte el cabello. Un hombre tiene derecho de dejar su esposa y darle un divorcio cuando se corta el cabello. Así dice la Biblia. [1 Corintios 11] ¿Quién es la cabeza de la mujer? Su esposo. Y la Biblia dice que si ella se corta el cabello está deshonrando su cabeza. No se debe vivir con ninguna mujer deshonrada. Amén. En eso ella se corta su gloria. Y la iglesia también cuando hace lo mismo, se corta la fuente de gloria. Oh Dios, ¿por qué digo estas cosas? Porque son la Verdad.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     No necesitamos gente que se acomoda y que esté cediendo; más bien necesitamos hombres y mujeres que se paren fijos por la justicia y la rectitud; que puedan decir la verdad, sin importar qué sea.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     El sello de Dios. Hermanos, arreglen sus lámparas. Permitan que la luz del Espíritu Santo brille nuevamente con frescura. Ya se está haciendo oscuro. Es un tiempo bien tremendo. Se está oscureciendo.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Hace algún tiempo yo venia de viaje por avión de Dallas hacia Indiana, y de repente se levantó una tormenta. Y el avión tuvo que aterrizar en Memphis. Me acomodaron en aquel hotel tan fino allí. Me dijeron, “Lo llamaremos por la mañana a las siete.         Tendremos aquí un transporte para llevarlo.” Yo ya había pagado el viaje, y ellos tuvieron que alojarme en el hotel esa noche. Me estuve un rato esa noche escribiendo algunas cartas a mis amigos. Al día siguiente me levanté, y salí para enviar las cartas, y pensé: “Tengo que apurarme porque pronto van a venir a buscarnos a cierta hora.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Procedí por cierta calle, caminando rápido, y el Espíritu Santo me dijo, “Detente.” Miré por todos lados, y allí estaba parado un policía de padres irlandeses. Y pensé, “Seguramente no fue él quien dijo eso.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Comencé a caminar nuevamente y escuché, “Ven acá a un lado.” Había allí una tienda que vendía equipo para la pesca, y me acerqué y pensé que haría como que estuviera viendo eso para que él no me sospechara de algo. Y me acerqué a la tienda y comencé a ver las cosas, y dije, “Padre Celestial, ¿eras Tú quien me hablaste?”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Me dijo, “Date la vuelta y ve hacia el norte y sigue caminando.” Respondí, “Sí Padre.” Y así seguí. ¿Creen Uds. que los hijos de Dios deben ser guiados por el Espíritu de Dios? Es lo que pasa, tenemos las lámparas tan humeadas que no ya podemos distinguir nada.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Entonces seguí caminando y caminando y caminando, y pensé, “Pues ya es tiempo para que se vaya el avión.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Pero Él me seguía diciendo que caminara, y yo seguí caminando. Seguí y fui hasta donde ya estaba del otro lado donde tienen la sección de los negros. Y ya era tarde, el sol estaba muy alto. Y pensé, “Pues ya perdí el vuelo. Pero Él dijo que caminara, pues quizás quiere que me vaya a pie hasta mi casa. Seguiré caminando. Dejaré mi equipaje allá.” Mi equipaje estaba todavía en el hotel y yo traía esas cartas. Seguí caminando. Y pensé “Pues, Señor…”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Pero algo me decía, “Sigue caminando, sigue caminando.” Y yo seguí caminando, era lo único que podía hacer. No importa cómo parezca, siga hacia delante. Si Dios dice que se haga, siga hacia delante. Así es como se hace. Así es como Ud. puede sanar. Siga caminando.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     “Ayer no podía mover el dedo para nada. Pero hoy ya lo puedo mover tanto así. Alabado sea Dios. Mañana lo moveré otro tanto, y pasado mañana más todavía. Y de repente estaré bien.” Es cuestión de seguir caminando.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Entonces ya estaba del otro lado de Memphis, e iba caminando por una parte donde sólo vive gente de color, casitas muy pobres. Pensé, “¿qué estoy haciendo acá? Pero Él dijo que siguiera caminado, y si quisiera que volteara para algún lado me lo hubiera dicho.” Y así seguí caminando.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y estaba cantando ese himno que Uds. pentecostales cantan, “Estaban reunidos en el aposento alto, orando en Su Nombre, bautizados con el Espíritu Santo, luego bajó el poder para entrar en servicio. Y lo que Él hizo por ellos allá, hará lo mismo por ti, estoy tan contento de poder decir que yo soy uno igual a ellos.” Lo han escuchado, estoy seguro. “Estas personas quizá no tengan mucha educación, ni se jactan de mucha fama terrenal, todos han recibido su pentecostés por fe en el Nombre de Jesús. Y ahora están contando por todos lados que Su poder es igual hoy, estoy tan contento de poder decir que yo soy uno igual a ellos.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Iba por allí cantando eso para mí mismo, y vi más adelante que había una señora negra recostada en el portón. Y era un día muy hermoso de la primavera, todas las flores de madreselva dando su fragancia. Uds. piensan que la flor del naranjo tiene olor agradable, esperen para cuando puedan oler la madreselva in Indiana. Y ella tenía una camisa de varón atada en la cabeza, tenía una cara muy grande y gorda. Y la vi, y continué caminando, y cuando llegué más cerca, ella se comenzó a reír, y las lágrimas le corrían por las mejillas.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Le dije, “Buenos días, tía.” (Así es como les saludamos a la gente negra allá en el sur.)

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y ella respondió, “Buenos días, pastor.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y le pregunté, “¿Cómo sabía Ud. que yo soy pastor?”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Dijo, “Yo ya sabía que Ud. venía.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Pensé, “Padre, ¿será aquí? ¿Me has enviado a esta negrita?” Y ella estaba allí parada. Dije, “¿Cómo sabe que yo soy pastor?”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ella dijo, “Ha leído Ud. el relato de la mujer sunamita?” [II Reyes 4]

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Dije, “Oh, sí.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ella dijo, “Yo soy esa clase de mujer. No tuve hijos. Y le dije al Señor que si Él me diera un niño, que entonces yo lo criaría para servirle a Él. Y así fue. El Señor me dio un niño y yo trabajé lavando ropa sobre una tabla de lavar para proveerle la vida. Y ha sido un muchacho muy fino, pero escogió un mal camino y se metió con compañeros muy malos.” Y ella era una fina hermana pentecostal. Y dijo, “Él tomó el camino equivocado y ha contraído una horrible enfermedad social. Yo no sabía nada de eso, y ahora no pueden ayudarlo para nada. Su corazón está muy acabado y está allí acostado, muriendo. Y anoche yo rogué con Dios toda la noche. Y pastor, ya tiene dos días inconsciente. Y anoche oré toda la noche, y le dije al Señor, ‘Tú me has dado este niño, y yo soy tu sierva, ahora ¿dónde está aquel Eliseo?’ Seguí orando, y así de rodillas me quedé dormida como a las dos de la mañana. Soñé que el Señor me dijo que viniera y me recostara aquí en este portón, y dijo, ‘El va venir caminando por la calle vestido en un traje color canela, y con un sombrerito de igual color.’ Y yo he estado aquí esperando desde antes del amanecer. Lo vi que venía y sabía que Ud. era.” Eso es pentecostés, el genuino pentecostés.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Le dije, “Mi nombre es Branham. ¿En alguna ocasión ha oído de mí?”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Dijo, “No, pastor Branham, nunca he oído de Ud. Perdóneme, pero nunca he oído de Ud. ¿No gusta pasar?”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Dije, “Sí hermana. Gracias.” Ya no dije nada. Pensé, “Aquí tiene que ser.” Cuando entré, tenían una parte de un arado amarrado de una cadena al portón para que cerrara de nuevo. Entramos a una casita de dos cuartos, muy sencillo. Y yo he estado en palacio de reyes, cuando fui para orar por el Rey Jorge de Inglaterra; y he estado con Gustavo allá en Suecia; y he estado así en palacios de varios reyes, hasta el Rey Farouk, y muchos otros lugares con potentados y monarcas. De los más grandes del mundo de hoy día, he tenido el privilegio de entrar y hablar con ellos, en entrevistas. He estado en hogares muy lindos, pero nunca he tenido mejor bienvenida o que me haya sentido tan en casa como en esa chocita de la negrita en aquella mañana.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Cuando entré, no había ninguna alfombra en el piso, la cama sencilla estaba de aquel lado. Y tenía un letrero sobre la puerta, que decía, “Dios bendiga nuestro hogar.” He estado en hogares de gente que se dice ser cristiana, y con fotos inmorales y sucias en las paredes. Pero aquí yo me sentí como en casa.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Miré y allí sobre la cama estaba un varón negro, bien crecido y parecía pesar algunos ochenta kilos. El tenía la cobija en la mano, gimiendo. Le pregunté, “Hermano, ¿qué le pasa?”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ella me dijo, “Pastor, él no ha hablado en dos días.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y él decía, “Está muy oscuro. Está muy oscuro. No sé para donde voy.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y la hermana se me acercó y dijo, “Pastor, él piensa que está en algún río o en el mar, y está oscuro, y está remando el barco y no puede ver hacia donde va. Y ya van dos días que está diciendo lo mismo.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y dije, “¡Qué tremenda lástima!” Y le dije, “Mire, tía, mi ministerio, yo acabo de venir de Dallas, Texas, yo oro por los enfermos.” Ella no tenía ningún interés en eso.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Dijo, “Una cosa quiero decir, pastor. Yo quiero que Ud. ore, y si el Dios del Cielo me permite escuchar a mi hijo decir ‘Madre, todo está bien. Soy salvo.’ Entonces estaré dispuesta a dejarlo ir. Pero he trabajado tan duro y he orado tanto por mi hijo, y me da lástima verlo morir de esta manera, sabiendo que se va perdido, en esta condición recaída como está. Si solamente puedo oírlo decir, ‘Mamá, todo está bien, estoy listo para partir.’ ¿Desea Ud. orar?”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Dije, “Muy bien, tía.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y nos arrodillamos en el piso. Tenía la camisa de su hijo atada en la cabeza, y tenía unas mejillas grandes, y era una mujer muy grande. Ella se arrodilló, y yo pensé, dije, “Tía, Ud. comience la oración.” Oh, hermanos, si yo no supiera hasta ese momento que era pentecostal, entonces sí yo lo hubiera sabido. ¡Qué oración!

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Esa hermana presentó una oración que hacía que los pelos se me pararan. Ella oró y estaba hablando con Dios como que le había hablado muchas veces antes. Ella sabía con Quién estaba hablando. Eso me dejó el corazón tan lleno. Y cuando hubo terminado, le dio un beso en la cabeza y dijo, “Dios te bendiga hijito de mi corazón.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Pensé, “Allí está la cosa.” “Dios te bendiga hijito de mi corazón.” Aunque él había traído desgracia al hogar, y siendo un muchacho grande y robusto. No importa lo que había hecho, todavía era el niño de esa madre; porque el amor de madre aún se le extendía. Pensé, “Sí, correcto.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y la Biblia dice, “¿Puede la madre olvidarse de su niño de pecho? Quizá, pero yo no me puedo olvidar de vosotros, vuestros nombres están escritos en las palmas de mis manos.” [Isaías 49:15,16] ¡Qué tremendo amor, que Dios jamás se olvidará! Aunque nuestras lámparas están humeadas, El todavía nos ama. Arreglemos nuestras pobres lámparas hermanos. Destaquémonos. Preparémonos para encontrar al Señor Jesús. Limpiémonos y arreglemos todo, oremos y corrijamos todo.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Allí, ella le besó de esa manera. Y él dijo, “Oh mamá, está tan oscuro. Está muy oscuro,” y jalando la cobija.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y yo me agarré de sus pies, fríos y mojados, como si estuviera muriendo. Y dije, “Hermano, ¿me escuchas?”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y él dijo, “Oh mamá está oscuro.” Traté de hablarle pero él no sabía nada. Estaba temblando y la saliva le salía de la boca. Y dijo, “Oh mamá, está oscuro, está oscuro. No sé hacia donde va mi barco.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Entonces ella comenzó a llorar, secándose las mejillas. Dijo, “Pastor, ¿ve lo que le digo?”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Dije, “Sí hermana.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Dijo, “Ahora ¿puede orar Ud.?”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Dije, “Sí hermana.” Y me arrodillé. Le dije, “Ud. arrodíllese aquí también.” Puse mis manos en sus pies, y dije, “Padre Celestial, ya pasaron de las nueve. Mi avión ya se fue desde hace tiempo. Ruego que tengas misericordia. Yo no sé por qué me has traído hasta acá. Seguramente este es el lugar. Porque yo no hubiera venido por aquí si no me hubieras guiado. Y esta mujer parada aquí, jamás nos guías en vano.     Siempre nos muestras lo que estás haciendo. Ruego Padre, si fuera Tu voluntad, que permitas que el muchacho… Concede a la hermana su petición y que él sea salvo y también ruego que sanes su cuerpo.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y mientras aún oraba, él dijo, “Mamá, mamá, está esclareciendo en la habitación.     Se está poniendo claro en la habitación.” En unos pocos momentos estaba sentado al lado de la cama, hablando con nosotros. Me puso por el hombro ese gran brazo negro.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Dije, “En realidad tengo que irme.” Me fui por la calle, y tomé un taxi. Corrí en el hotel y agarré mi equipaje, y pensé que iría a buscar un vuelo por la noche. Era justamente después de la guerra y era muy difícil conseguir un vuelo. Y cuando yo iba llegando, anunciaron, “Ultima llamada para el vuelo 172 para Louisville.” Ese avión se detuvo en la pista todo ese tiempo. Me fui en el mismo vuelo. Dios hace que todo obre para bien. ¿Verdad?

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Como un año después yo iba… [En este momento baja el Espíritu y habla en lenguas a través de un hermano. Otro hermano da la interpretación: "Llamando, llamando, llamando, he aquí el Espíritu de Dios está llamando. Aun en esta hora me está hablando a mí. Escucha la Voz del Señor, te está hablando a ti en esta hora. ¿Le entregarás tu corazón? ¿Te entregarás a Él? Oh, te digo, el tiempo está muy corto.     Jesús pronto volverá. Entrégale tu corazón, entrégate por completo. Oh, te digo, te está llamando, te está llamando. Si te entregas entonces habrá luz, habrá luz. Pero si rechazas el Espíritu entonces habrá oscuridad, y cuán grande es esa oscuridad."]

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Padre, Oh Padre, cómo te agradecemos por esta amonestación que nos has dado. Señor, yo sé que no es en vano. Oh Dios, permite que la gente vea que solamente estamos intentando impulsarlos que arreglen sus lámparas, para así preparamos; la hora se está aproximando, Señor, cuando todas estas señales: la virgen dormida ahora anda buscando el aceite, todas estas cosas. Y luego escuchar Tu Espíritu bajar y vindicar el Mensaje que es la Verdad. Dios, ruego que bendigas a este pueblo.         Permite que sean avisados de parte de Dios en esta noche, y que no tengan descanso hasta cuando hayan arreglado las lámparas, y se hayan preparado para encontrar al Novio. Concédelo Padre. Amén.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     ¡Cuán hermoso! ¿Notaron cómo fue que ese hombre… notaron cómo? Y Uds. gente pentecostal ¿cómo es que les está estorbando el discernimiento? Vean cuánto mayor es esto que aquello. El mismo sonido de la voz que daba aquel hombre, y luego la interpretación fue igual. Fue casi de lo mismo largo, y los mismos párrafos y todo. Es el Espíritu Santo. Les digo la Verdad. Es la Verdad.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Oh amigo pecador, busca al Señor ahora mismo. Clama a Él mientras puede oírte. Escúchalo es mi oración.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Quiero decirles lo que ocurrió. Un año después estaba pasando por allí en el tren, viajando para Phoenix. Y si han estado en Memphis, viniendo del oriente, uno llega así. Me bajé del tren y comencé a caminar por allí. En el tren le cobran a uno cincuenta centavos por un sándwich muy pequeño; y esperé hasta llegar a donde podía bajar y comprarme unas hamburguesas. Me compraba una bolsa llena y me subía nuevamente al tren. Y con eso podía vivir. No creo yo en tomar el dinero de los santos y gastarlo en cosas como eso. Iba a donde estaba el puesto, y oí alguien que decía,     “Hola, Pastor Branham.” Miré alrededor, y allí estaba uno de los que ayudan con el equipaje.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Le dije, “Hola.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Me dijo, “Espere un momento.” Se acercó y me preguntó, “¿Cómo está Ud.?”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Dije, “Pues yo estoy muy bien. No creo que lo conozco.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Dijo, “Sí, Ud. me conoce.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Dije, “Pues quizás se me ha escapado de la mente.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Dijo, “¿Se acuerda de cuando venía caminando por la calle una cierta mañana, y vino a donde estaba un muchacho moribundo con una enfermedad venérea?” Dije,     “¿Ud. no es aquel?”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Dijo, “Sí, yo soy. Y no solamente estoy sano, pero también soy salvo.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Oh, aún no se ha relatado ni la mitad. ¿Qué más puede hacer el querido, amado, precioso Padre Celestial para avisamos y hacer que nos arreglemos? ¿Qué más puede hacer? ¿Le aman? ¿Le aman de todo corazón, con toda su alma, y con toda su fuerza?

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora, mientras inclinamos nuestros rostros por unos momentos, ¿cuántos inconversos hay aquí? Levanten la mano y con eso digan: “Dios, pon fuego en mi lámpara en esta noche. Señor, enciende mi vela y permite que pueda arder por Cristo hasta el día que yo muera. Ahora me estoy alineando con los pocos despreciados del Señor.” Déjenme ver las manos. Amigo pecador, ¿puedes levantar la mano para recibir a Cristo como tu Salvador? ¿Pueden levantar las manos? Allá arriba o acá en el piso principal. Cada noche extendemos la red. Quizás hubiera uno o dos aquí en esta noche, levanten la mano por favor. ¿Un pecador en alguna parte? Diga, “Yo quiero recibir el Espíritu Santo.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Recuerden, o tendrán el Espíritu Santo, o tomarán la marca de la bestia. Solamente hay dos clases. Mañana entraremos en eso. Hoy apenas puse el gran fundamento para luego terminarlo mañana.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Levante su mano y diga, “Yo deseo eso Hermano Branham” Dios te bendiga joven. El Señor te bendiga. Muy bien. Hijo, que Dios te dé el deseo de tu corazón. ¿Alguien más? Levántese y diga, “Yo deseo recibir a Cristo.” Dios le bendiga señora. Muy bien. Eso fue algo muy valiente. ¿Alguien más? Levántese y diga, “Yo recibiré a Cristo. Yo lo recibiré.” ¿En la galería, allá en el rincón? Sí, veo su mano, querido amigo. ¿Alguien más? Veamos, alguien más que dirá, “Yo recibiré a Cristo como mi Salvador. Yo levanto mi mano a El y…”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y recuerden, cuando levantan la mano en serio, eso allí queda concluido. Eso es para siempre. Dios lo toma a Ud. según lo que Ud. dice. Dígalo en serio, levante su mano, y vea lo que sucede.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Muy bien, otro allá en la galería. Dios le bendiga. Sí, muy bien. Levante su mano y vea el sentido que viene sobre Ud. Si Ud. es un inconverso, levante su mano. Sí una joven sentada aquí enfrente. Dios le bendiga hermana. ¿Otro? Estaré esperando. Dios le bendiga, allá. Otro. Dios le bendiga allá, niño. Dios sea contigo niño. Dios ciertamente lo hará. “Yo quiero aceptar a Cristo como mi Salvador.” Dios le bendiga a Ud., allá atrás. Otro. “Quiero aceptar a Cristo como mi Salvador. Ahora mismo, en este lugar donde estoy sentado, estoy convencido que necesito a Cristo. Yo sé y siempre he creído que vendría un tiempo de separación, cuando Dios habría de separar la Iglesia Verdadera.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Lo hará. La va llevar a casa. Ahora mismo la está preparando. ¿Se anima Ud. a venir a unirse con Jesucristo, al entregar su corazón a Él? Continúe en la iglesia dondequiera que esté, pero entregue su corazón a Él.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     En las denominaciones, una es casi igual a la otra, la que sea, dondequiera que Ud. tiene su compañerismo, la gente que Ud. ama, eso está bien. Si Ud. pertenece a la cuadrangular, no se cambie a las asambleas. Y si pertenece a las asambleas, no vaya a cambiarse a la cuadrangular. Quédese allí donde está, y ame al Señor, dondequiera que esté.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Uno es bautizado en el Cuerpo de Cristo. Entonces la organización donde Ud. pertenece, eso no lo salva, ni tiene nada que ver, solamente es un lugar donde la gente viene. Y los verdaderos hermanos conocemos eso, todos sabemos eso. Ciertamente.     ¿Habrá otro que desea levantar la mano antes de que oremos? Dios te bendiga hija. ¿Habrá otro? Levantando su mano Ud. está diciendo, “Sobre la base de la Sangre derramada, lo que Jesús hizo por mí, y Hermano Branham, lo que he escuchado de Ud. esta noche; Yo no creo que Ud. nos diría algo errado. Yo ciertamente creo que Ud. es el siervo de Dios. Y basado en el mensaje que Ud. ha… porque la fe viene por el oído, escuchando la Palabra de Dios.” Entraremos en eso más profundo mañana, al terminar el bautismo del Espíritu Santo y la marca de la bestia.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Entonces, levantando su mano, “Basándome en la Sangre venida de Cristo, levanto mi mano hacia El, diciendo con eso, ‘Yo quiero que seas mi Salvador, ahora mismo.’” ¿Habrá otro antes de que oremos? Dios le bendiga a Ud. señorita. Muy bien. Que Dios sea con Ud., mi hermana. ¿Habrá otro? Dios les bendiga a Uds., mis hermanas, sentadas aquí. Muy bien. ¿Otro? Allá atrás. Dios le bendiga, mi hermano. Es la diferencia entre la muerte y la vida.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora, Uds. que han levantado su mano, ¿qué tal si esta fuera su última noche en esta Tierra? Y en algún momento entre ahora y el amanecer, Ud. se despierta del sueño y el corazón le estaría fallando, sus venas ya no tendrían el calor y las manos se estarían enfriando; Ud. estaría agarrándose de la almohada mientras muere. El doctor se va de la puerta y dice, “No, es un infarto al corazón, ya se fue.” Y Ud. le escucha decir eso.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     ¿No sería maravilloso saber que Ud. levantó su mano? Oh cuan dulce, cuan contento estaría Ud. ¿Qué tal si al regresar a su hogar tiene un accidente y se encuentra tirado al lado del camino, sangrando? Se escucha que viene la ambulancia pero Ud. sabe que ya viene demasiado tarde. Pero Ud. sabe que levantó su mano a Cristo. Entonces puede decir, “Que así sea. De todas maneras tengo que irme en algún tiempo, estoy listo ahora, y esta es la hora para irme.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Levante su mano, y haga esa decisión singular ahora mismo, mi hermano y hermana. Levante su mano. Ud. dirá, “Hermano Branham, ¿por qué le ruega Ud. a la gente? Este no es su tabernáculo, esta no es su iglesia.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Yo sé muy bien. El Hermano Buntane, mi hermano, es el pastor. Esta iglesia pertenece a las Asambleas de Dios, y las Asambleas de Dios son uno de mis más grandes patrocinadores entre los pentecostales en todo el mundo. Y aún con todo eso, y tanto que los amo, esa no es la razón. Es que los amo a Uds., cada uno como individuo. No quiero que Ud. se pierda.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Tuve una visión, ojalá tenga suficiente tiempo para relatarla, lo que sucedió hace unos días. Vi la Gloria, y vi mucha gente. Vi una mujer que vino y me abrazó. Yo he sido un poco duro con las mujeres, y vi esa mujer, la más hermosa que jamás he visto, y ella me llamó su querido hermano.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y yo pregunté, “¿Por qué dijo eso?”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Dijo, “Tenía más de noventa años cuando la guiaste a Cristo.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Dije, “Oh Dios, si tan solamente puedo volver, haré todo lo posible para persuadir, rogar, pedir, haré todo lo posible…”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     ¿No querrá Ud. levantar la mano y con eso decir, “Yo acepto a Cristo como mi Salvador?” Seguramente, si Dios me permite hacer lo que hago para Él, debo tener alguna idea de cómo recibirlo. ¿Habrá aquí algún miembro de la iglesia que se ha vuelto tibio (todos con los rostros inclinados), un miembro de la iglesia que se ha vuelto tibio, Ud. ha profesado que conoce a Cristo, pero en realidad, en su corazón no es así? Pero Ud. desea conocerlo, levante la mano. Algún miembro de iglesia. Dios le bendiga, señor. Hermano, Dios le bendiga. Dios le bendiga. ¿Alguien más? Algún miembro de iglesia, y diga “Yo quiero conocer a Cristo. Pertenezco a la iglesia.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Y yo no puedo decir nada en contra de eso. Prefiero que pertenezca a la iglesia que estar en la calle sin nada. Siga con su iglesia, pero deseo que por favor venga y reciba el Sello de Dios. Porque si no lo tiene, la Biblia dice que solamente hay dos clases. Esperen para mañana y verán. Son dos clases. Una clase tendrá la marca de la bestia, y la otra tendrá el Sello de Dios - así como Caín y Set allá en el huerto del Edén. Llega a eso mismo. ¿Levantará su mano, uno más antes de orar? Dios le bendiga señora.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Nuestro Padre Celestial, he visto muchas manos levantadas en esta noche. La mayoría son inconversos y desean el perdón de los pecados. Dos alzaron la mano, indicando que eran miembros de la iglesia, y aún no te conocían, y no están sellados en el Reino.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Padre, traigo estas Escrituras aquí ante ti. Tú dijiste en Tu Palabra: “El que oyere mi palabra (y Señor, hasta donde pude la he predicado) y creyere en el que me ha enviado, tal tiene Vida Eterna.” Ahora, Padre, Tú dijiste eso; es exactamente lo que dijiste. Y lo traigo nuevamente a Tu memoria. Esta gente ha oído esa Palabra y han creído en Aquel que te envió. Ahora, dijiste que tienen - ahora mismo, tiempo presente - tienen (tiempo presente) Vida Eterna. Y que no entrarán en el juicio sino que han pasado de muerte a vida. ¿Cuándo lo hicieron? Cuando levantaron la mano y dijeron que creían. Ahora Señor, Tú dijiste eso, y estoy reclamando esas almas.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Satanás, ya no los puedes retener. Son hijos de Dios ahora mismo. Estoy trayendo todo esto ante ti. Tienes que quitar tus manos de sus vidas. Ahora ya son de Dios. Yo los reclamo para Él. Los reclamo como trofeos del amor de Cristo en el Calvario. Te reto a un debate. Tú no tienes poder legal. No tienes poder sobre ellos. Ni en el principio lo tenías, solamente estabas amenazando con engaño. En el Calvario Cristo te quitó todo lo que tenías; allí te quitó todo poder que jamás has tenido, y ahora no eres más que un fanfarrón y ahora te hemos demandado. Estos ahora son hijos de Dios.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y Padre, Tú dijiste “El que viniere a mí, de ninguna manera lo echaré.” Tú lo prometiste, y yo sé que es la verdad. Dijiste que les darías Vida Eterna y que los levantarías en el día postrero. Y entonces tienen la plena seguridad de subir en la resurrección, tan seguro como el hecho de que están sentados en este edificio en esta noche.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora Padre, te pido una cosa más. Llénalos con el Espíritu Santo. Concédelo Señor. Llénalos con el Espíritu Santo. No permitas que su alma tenga paz; que por toda la noche su almohada sea dura, y que la cama parezca piedra, hasta que por fin estén de rodillas, clamando: “Dios, lléname con el Espíritu Santo.” Que busquen la Biblia y la lean y ven Tú a ellos e interprétales la Palabra. Y que no tengan paz. Son Tus hijos, y la hora ya es muy tarde. Yo ruego que puedan hallar esa paz que sobrepasa todo entendimiento por medio de Jesucristo.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Estos miembros de iglesia que levantaron su mano. Yo te doy gracias por ellos. Han profesado y han entrado a una iglesia, pero se dan cuenta que solamente siendo miembro de iglesia, serían marcados como una mujer de mala fama. Entraremos en eso mañana si fuera Tu voluntad, Padre. Mostrándoles cómo es que están marcados como una novia falsa. La Novia verdadera tiene Aceite en su lámpara. Ruego Padre que les des Aceite en su lámpara en esta noche. Que los miembros de iglesia sean llenos del Espíritu Santo en esta misma noche. Concédelo Señor. Yo ruego esto, no para ser cruel, pero como su hermano, sabiendo que al perder el Cielo se pierde todo. ¿Qué significa este corto tiempo de vida a la luz de lo que es la Eternidad? Se derrite a la nada, porque nunca comenzó.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y Padre, ruego que los levantes en el día postrero a los Reinos Eternos de la Gloría, contigo. Concédelo. Son Tuyos. Yo ruego esto y te los entrego en el Nombre de Cristo.

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Ahora siguiendo con los rostros inclinados, voy a pedir a cada uno que levantó su mano, póngase de pie. No voy a pedir que vengan para acá, no hay suficiente lugar.     Pero todos los que levantaron la mano, y son sinceros con Dios, pónganse de pie por un momento. Cada persona que levantó la mano, póngase de pie, en todos lugares, en la galería, en todo lugar, póngase de píe.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Jesús dijo, “El que me confesare ante los hombres, al tal yo confesaré ante mi Padre y los santos ángeles.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora quiero que Uds. que son miembros de la iglesia, y en particular Uds. cristianos, que miren alrededor y vean quiénes son. Ahora estréchenle la mano y digan: “Dios le bendiga. Bienvenido al Reino de Dios, peregrino.” De media vuelta y salúdelos. Diga, “Bienvenido al Reino de Dios.” Muy bien.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     El Señor sea con todos Uds. Muy bien. Dios les bendiga. Pueden tomar su asiento. Muy bien. Ahora voy a pedirles algo. No fallen en buscar un pastor, y si nunca han sido bautizados en bautismo cristiano, busquen a un pastor, la iglesia de su escogencia, y bautícense en agua en el compañerismo de esa iglesia. Y al haber hecho eso, entonces busquen el bautismo del Espíritu Santo, hasta haber sido lleno del Espíritu Santo, y entonces,

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Me encontraré con cada uno de Uds.,

61-0216 (e) El Sello De Dios
     En aquella mañana,

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Al lado del Río brillante,

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Cuando todas las tristezas hayan sido desvanecidas.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Estaré cerca del portón cuando lo abran,

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Al final del día largo de esta vida.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Me encontraré contigo en esa mañana,

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Con un “¿Cómo estás?”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y nos sentaremos al lado del río,

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y con rapto, renovaremos las amistades.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Me conocerás en aquella mañana,

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Por la sonrisa que llevaré.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Te encontraré en la mañana,

61-0216 (e) El Sello De Dios
     En la ciudad construida cuadrangular.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Padre Dios, ellos son Tuyos, sellados en el Reino de Dios. El Espíritu Santo está lidiando con ellos. Ahora ruego que pueda encontrarme con cada uno en aquella mañana, en aquella ribera esplendorosa. Entonces habrán desvanecido todas las tristezas. Oh Padre, ¿no será maravilloso? Con los corazones llenos de gozo, y cantando. Será un tiempo glorioso. Son Tuyos. Y mego que los guardes por Tu Gracia hasta cuando nos encontremos en aquel Río en aquella mañana. Amén.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora, ¿no se sienten bien? ¿No le hace sentirse muy bien? Ud. dirá, “Hermano Branham…” Ahora para los nuevos convertidos que han entrado al Reino, le voy a pedir al Padre si Él hará algo. Tengo derecho de pedirle, ahora, inconversos han venido. Creo que podremos hallar favor con Él, ¿piensan igual?

61-0216 (e) El Sello De Dios
     ¿Cuántos están enfermos? Levanten la mano. Enfermo y necesitado. Muy bien.

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Voy a dar media vuelta, con mi espalda hacia Uds., para mostrarles que estamos en los últimos días. ¿Cuántos se acuerdan de la lección, cómo fue que el Angel del Señor, Dios, bajó y moró en carne humana, y comió de la carne? Habló como cualquier ser humano. Sin embargo, Dios estaba en carne humana, un poco antes de la quema de Sodoma. Y Jesús dijo que aparecería la misma clase de señal en la venida del Hijo del hombre. ¿Lo creemos todos? Revisamos todo es en las lecciones, para mostrar lo que Él hizo.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora, aquí no hay una sola persona que yo conozco. Creo que andaba de casería hace algunas semanas con este joven sentado aquí. ¿No es Ud. un pariente de mi buen amigo..? Ud. es el cuñado del Hermano Norman. Creo que así es. Muy bien. Es la única persona, además del Hermano y la Hermana Smith, sentados aquí, y el Hermano Gene. Son todos los que conozco. Sí y allá está la Hermana Upshaw. Dios le bendiga. Oh cómo yo amaba al Hermano Willie Upshaw.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Hermano Cobb, aquella noche en el culto, cuando miré y vi… Estaba tratando de hablar, y vi cómo fue que se cayó de aquella carreta y se lastimó la espalda, y vi que no podían hacer nada para ayudarlo. Nunca había oído de él en toda mi vida, y allí estaba, Willie B Upshaw. Dije, “¿Cómo..?” Luego cuando volví a la conciencia me preguntaron, “¿Qué de aquel hombre?”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Dije, “En una ocasión intentó llegar a ser presidente.” Y lo hubieran elegido si no fuera por su posición firme en contra del whisky y las cosas erradas. El partido Demócrata lo hubiera elegido, pero se paró firme. Dije, “Ud. ha estado en estas muletas y en sillas de medas por sesenta y seis años, pero ahora Dios lo ha librado.” Y cuán dulce.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Cuando yo llegue del otro lado, voy a ver a un joven guapo que va llegar y va decir, “Hermano Branham, ¿se acuerda de mí? Yo soy el Hermano Upshaw.” Y allí estará su querida, estarán juntos. Me acuerdo cómo Ud. lloró esa noche, Hermana Upshaw, cuando vio que se levantó y corrió hasta la plataforma y con los dedos tocó los pies, como a los ochenta años. Cómo es que Dios puede hacer cosas tan tremendas. Muy bien.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     El Angel del Señor estuvo allí con su espalda hacia allá. Ahora, espero que todos Uds. capten esto. Yo no soy el Angel del Señor. Yo soy William Branham, yo soy su hermano. Pero allá Él estaba morando en carne humana que El mismo había creado y simplemente desapareció. ¿Creen eso?

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora, ¿creen que aquello fue Dios? La Biblia dice que fue Dios. Abraham dijo que era. ¿De qué era una señal? De que en los últimos días… Ahora recuerden, cuando El vino en los días del Señor Jesús, Dios moró en Jesús. ¿No creen eso? Ese era el Cuerpo nacido de la virgen, una Simiente que vino de Dios mismo. Y en esa célula de sangre, cuando fue roto en el Calvario - por nuestros pecados - entonces eso santificó la Iglesia para que el Espíritu Santo pudiese morar en la Iglesia y así continuar las obras de Dios. “Seréis mis testigos después de que habéis recibido poder.” Correcto.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora, sí yo he dicho la verdad, entonces que el Espíritu Santo le hable a Ud. en esta noche. Yo le voy a dar mi espalda, y Uds. oren. Vean si no es el mismo Espíritu Santo. Y Él tiene que obrar con Uds. igual como obra conmigo.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Algunos de Uds. hermanos, oren por aquellos en la congregación, Uds. ministros.

61-0216 (e) El Sello De Dios
 El Padre Celestial sabe que yo hago esto con ningún otro propósito sino que la Palabra que he predicado pueda ser manifestado a la iglesia en este día, porque la iglesia pentecostal se ha apartado de Dios y tiene que volver. Es la edad de Laodicea.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Y Dios, si he dicho algo en contra de alguna persona, para herirlos, y que no fueras Tú diciéndome, ruego que me perdones, Señor. Porque lo he hecho exactamente como me lo has dado. Ruego Padre, que lo vindiques. Yo hablé de ti, ahora habla, mostrando que yo he dicho la Verdad. Entrego todo esto a ti en el Nombre del Señor Jesús.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Hay algunos centenares de personas sentadas aquí, y muchos están enfermos; yo no conozco a nadie, pero Tú sí los conoces. Yo ruego que cumplas Tu Palabra.     Cuando viniste a la Tierra, dijiste que hiciste esas cosas para que se cumpliese aquello hablado por el profeta Isaías con respecto a lo que el Mesías haría. Ahora Padre, que se cumpla nuevamente, porque lo has prometido y por eso es que lo permites. En el Nombre de Cristo. Amén.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Hay muchos orando. Si alguien, como aquella dama, pudiera tocar Sus vestiduras… Sí, ante mí se está formado una visión, y sucede que sí es una mujer. De donde estoy parado, ella está sentada acá a mi derecha. Ella está sufriendo de un problema con la vesícula, también tiene problemas del corazón. Con mi espalda hacia Uds., si pronunció su nombre quizás ella pueda entender. Sra. Hanson, póngase de pie y reciba su sanidad. Aún no me he dado la vuelta.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     ¿Ahora creen? Tengan fe. ¿Dónde estaba la señora? Estaba por acá, ¿allí? ¿Señora, fueron ciertas esas cosas? ¿Somos desconocidos? Si así es mueva su mano. ¿Todo fue la verdad?

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Entonces el mismo Angel de Dios que estaba sentado allá en Sodoma y Gomorra para darle una señal a Abraham para que supiera que la hora estaba llegando para la quema de Sodoma, el mismo está aquí en esta noche. (Solamente un don para permitirme descansar.)

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Lo veo sobre otra persona. Estoy viendo una visión de una mujer sentada aquí, orando. Ella tiene diabetes. Sra. Finch, ¿cree Ud. que Dios la va sanar? Si así es, póngase de pie. Levante la mano. Yo no la conozco, ¿es verdad? Si es la verdad, mueva la mano. ¿Ese es su problema? Muy bien. Ud. tocó algo, ¿verdad? Pero no me tocó a mí, ¿verdad? Ud. tocó a Dios. Dios le bendiga.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ud., joven, rascándose la nariz, ¿qué piensa? Ud. también necesita algo de Dios. ¿Ud. cree? Si Dios me muestra cuál es su problema… Ud. no tiene tarjeta de oración, no, no hay tarjetas. ¿Cree Ud. que yo soy Su profeta, o quiero decir Su siervo? Me perdonan haber dicho eso, yo no soy profeta, soy solamente Su siervo. Le están molestando los nervios, muy nervioso. ¿Es correcto? Si es la verdad, levante su mano. ¿Cree Ud. que lo que yo diga así sucederá? ¿Lo cree? Cómo Su profeta ¿está Ud. dispuesto a obedecerme? Entonces yo le quito ese nerviosismo en el Nombre de Jesucristo. Jamás vaya Ud. a hablar de eso. Vaya y sea sano.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     ¿No dijo nuestro Señor, “Si dijereis a este monte muévete…?” Si tan solo puedes creer.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Hay un varón sentado allá, mirándome. Desea venir aquí, y tiene el deseo de que le pongan mis manos. Correcto. Si Ud. cree allí donde está sentado, le dejaría ese endurecimiento arterial. ¿Lo hará? Sentado allá atrás, un poco canoso, con lentes, sentado allí, mirándome. Si Ud. cree de todo corazón, y no lo duda. ¿Lo cree?

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Vean, [la Luz] dio una vuelta y se fue de ese hombre, y él quedó sin nada. Ud. que se está frotando los ojos y miró hacia atrás, ese es.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     La dama sentada aquí, ahora está sobre Ud. Y Ud. tiene enfermedad del corazón. ¿Piensa que Dios la puede sanar? Sí, Ud. allí. Muy bien. Puede tener la sanidad, es suya.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Manténganse en alerta, listos para captarlo a cualquier momento.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ud. es una persona muy amorosa, y tiene mucha fe, y tiene muy buen contacto con Dios. No la conozco, pero ¿cree Ud. que Dios puede sanar esa enfermedad del corazón que Ud. también tiene? También tiene un problema con la pierna. ¿Verdad? Sí, tiene una hija inconversa, por la cual está orando. Correcto. Ud. no es de aquí, es de la parte norte de Hollywood. ¿Ahora sabe de quién estoy hablando? ¿Desea que pronuncie su nombre? Sra. Beard. Póngase de pie y acéptelo.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     ¿Creen Uds.? Amigos, ¿qué es? Señora, ¿son verdad esas cosas? Si así es mueva la mano. ¿Ahora creen? Nunca en mi vida he visto esa mujer. Ahora todo el edificio… Ya me tocaron aquí, y con eso sé que ya es suficiente. Me vigilan de cerca y saben cuando es suficiente.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora, permítame decirles amigos, yo les he dicho la Verdad. Dios ha vindicado que les he dicho la Verdad. La misma unción de Dios que está predicando esta Palabra y diciendo estas cosas, es la misma unción que declara que Dios está presente haciendo las mismas cosas. ¿Lo creen así de todo corazón? ¿Cuántos desean recibir el Espíritu Santo? Levanten la mano, diciendo “Yo deseo recibir el Espíritu Santo.”

61-0216 (e) El Sello De Dios
     El pastor me ha dicho que por allí tienen un cuarto, esperando que vengan para que puedan allí orar por Ud. ¿Por qué no lo reciben? Vayan allí y reciban el Espíritu Santo.

61-0216 (e) El Sello De Dios
 Pongámonos todos de pie, de una sola vez. Levantemos nuestras manos y démosle alabanza a Dios. Todos de su propia manera. Solamente crean.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Padre Celestial, a ti doy gloria y alabanza por todas las obras poderosas y todas las cosas que has hecho. Tú eres el Dios infalible. Tú eres aquel que es el mismo ayer, y hoy, y por todos los siglos; nunca fallas.

61-0216 (e) El Sello De Dios
     Ahora pongan sus manos sobre los que tienen a cada lado para recibir sanidad y el Espíritu Santo. Ahora ore Ud. por esa persona a su lado. Uds. allá en la galería, allá, pongan sus manos el uno sobre el otro. Oren el uno por el otro para que puedan recibir el Espíritu Santo. Ahora mismo Dios les puede dar a todos el bautismo del Espíritu Santo. Todos crean.

criado por elgranamordedios    8:29 pm — Categoría: Sin categoría — Tags:

EXPECTACIÓN

5 de febrero de 1961 A.M.
Tucson, Arizona E.U.A.

61-0205 (t) Expectacion
 1  Muchas gracias, hermano, y estoy muy contento de estar aquí. Que el Señor los bendiga. Pueden sentarse. Ciertamente tengo un gran privilegio en esta mañana de pararme en el púlpito en Tucson, por primera vez en mi vida. Yo estaba pensando mientras venía aquí en esta mañana de cuántas ciudades por todo el mundo, que el Señor me ha dado el privilegio de visitar, y hablar con las congregaciones, y esta mañana siendo mi primera vez, aquí en América, de estar en esta hermosa ciudad.

61-0205 (t) Expectacion
 2  Desde que he estado aquí, hemos aprendido a amar a su gente, y su atmósfera, su buen clima, las hermosas montañas, los desiertos. Hay algo acerca de ella que me hace anhelar el quedarme aquí. Es tan pacífico. Estábamos en el desierto ayer, mirando alrededor y parece que cuando uno está allá, que Dios habla. No hay prisa por nada, ellos no van a ninguna parte, no se entusiasman por nada, sólo están quietos y relajados. Y parece ser que mucho de eso es como su gente que yo encuentro aquí, relajada. No hay prisa. Nosotros no estamos…sin prisa para hacer algo, y ése es un buen lugar para un ministro nervioso, para que él pueda aquietarse. No hay prisa. La vida tiene sus…Tal ajetreo, como nosotros lo llamamos “corriendo de aquí para allá”, y nosotros tenemos que terminar esto en unos cuantos minutos, y lo otro en cierto periodo de tiempo. Parece que cuando uno viene aquí: “Bueno, ¿cuál es la prisa?” Y a mí me gusta eso.

61-0205 (t) Expectacion
 3  Y ahora, uno puede aprender otra cosa en el desierto que yo pienso que nos pudiera ser algo de beneficio, en fijarnos en todas esas espinas de cactus. Cuando yo…Uds. ven esas espinas, y yo no creo que habría una máquina que pudiera afilar una así de puntiaguda. Mi hijo pudiera decir “amén” a eso, porque tuvimos que sacárselas a él todo el día de ayer. Y ahora, si ese pequeño cactus estuviera-estuviera en mi estado, se hubiera desenvuelto y sería una hoja blanda y hermosa, porque lo que es, es una hoja enrollada. Y la naturaleza la ha aguzado de esa manera. Esa es de la manera que se protege a sí mismo. Sería bueno para nosotros pensar de eso sólo por un momento.

61-0205 (t) Expectacion
 4  Ahora, ponga agua en este desierto y déjela aquí por varios años, ese cactus saldría con hojas en él, serían blandas. Y es de ésa manera que las iglesias se ponen algunas veces cuando funcionamos sin agua espiritual. Nos enrollamos muy apretados y nos picamos uno al otro. Pero ponga el agua en eso, lo ablandará, y lo hará flexible, y…Yo pienso que para eso es que nosotros tenemos iglesias, es en donde tenemos agua espiritual que nos mantiene dulces y blandos para que Dios pueda usarnos; y flexibles, no picándonos uno al otro, sino solamente recargándonos blandamente y dulcemente sobre el hombro del otro compañero, y cada uno de nosotros llevando la carga de uno y el otro, y así cumpliendo la ley de Cristo.

61-0205 (t) Expectacion
 5  Conocí a su pastorcito. Fue la primera vez en mi vida que lo he visto, y es un gran hermanito. Yo estoy agradecido de que él tiene esta iglesia maravillosa aquí y esta congregación. Y luego mi buen amigo, uno de sus miembros aquí…El Hermano Norman, la Hermana Norman, los visitaban a Uds., pero ahora ellos han tomado residencia, yo pienso, para quedarse. Yo no los culpo. Y él me dijo: “Cuando construía esta iglesia”, dijo él: “Cuando yo clavé el último escalón, el clavo allí”, dijo: “Yo dije, ‘¡Oh, Dios!, permite que mi amigo, el Hermano Branham, camine sobre este escalón algún día para hablar a la congregación”. Y él estaba parado allá atrás llorando al respecto hace unos momentos, cómo Dios había contestado su oración. Y yo estoy muy contento por el privilegio de estar aquí. Uds. son una gente…Conocí…La única cosa que sé como llamarlo, es Hermano Tony. Yo no pudiera pronunciar ese nombre Italiano. Y lo conocí, y él es un hombre fino. Y otro hombre, creo que ellos lo llaman Otto-Otto, algo como eso. Yo no soy muy bueno para pronunciar nombres. Y estábamos teniendo la conferencia internacional ayer. Estaba allí un Alemán, y un Italiano, y muchos más, y yo estaba allí como un Irlandés. Así que yo dije: “Esta es una conferencia internacional”. Muchos de los hermanos, algunos de ellos habían estado en ultramar y peleando con las naciones, y demás, con las diferentes naciones. Pero si todos Uds. pudieran sentirse como nos sentimos ayer, parados en el desierto, no habría más guerra, seríamos hermanos. Cristo es la respuesta. Mirando sobre este hermoso valle, y montañas encumbradas, rodeándole, y eso me gusta. Estaba sentado allá arriba, mirando sobre la…esta ciudad y yo pensé: “¿Cuántos buscadores de oro en los días pasados han pasado por este terreno y murieron aquí mismo en el desierto, buscando una mina de oro?” Y esos días están por terminarse, pero le damos gracias a Dios que nosotros hemos encontrado la mina de oro. Si Uds. no la escarban aquí en sus montañas; Uds. la reciben de los cielos. Y ahora, hoy, nosotros no buscamos ya más, pero nosotros “sospechamos” que Dios cumplirá toda promesa que una vez hizo, y verterá sobre nosotros Sus abundantes bendiciones.

61-0205 (t) Expectacion
 6  Y El permanece Dios, y Su corazón está tan ansioso de darnos lo que nosotros pedimos como lo estamos para pedir, y más que eso; porque “El amó tanto al mundo, que El dio a Su Hijo unigénito, para que el que en El creyera no pereciera, sino tuviera Vida Eterna”. Y si El nos amó cuando eramos pecadores, separados de la economía de Dios, cuánto mucho más El está dispuesto en esta mañana de darnos mucho más abundantemente, más allá de lo que pudiéramos hacer o pensar.

61-0205 (t) Expectacion
 7  Y hemos venido a la ciudad para visitar. Mañana saldremos para California, allá en la parte norte alta, y a diferentes partes del mundo. Pero ciertamente es un gran privilegio para mí el pararme aquí en esta mañana en esta iglesia hermosa, de las Asambleas de Dios. Ellos han sido algunos de mis grandes patrocinadores por todo el mundo. Gente fina pertenece a esta organización, ministros finos, laicos finos. Yo pienso que todo el pueblo de Dios es fino. Dondequiera que los encuentra, son gente fina.

61-0205 (t) Expectacion
 8  Y siendo un misionero y que he viajado mucho, como siete veces alrededor del mundo, he encontrado que el Espíritu Santo…Ud. va como a Tailandia, Japón, Africa del Sur, allá con los Hotentotes, y esos lugares allá, en que hombres y mujeres vienen a la iglesia sin nada de ropa puesta, porque no saben algo mejor. Decenas de millares de ellos acostados juntos. Si Ud. pudiera hablar su lenguaje, y preguntara: “¿Cuál es su mano derecha y su izquierda?” Ellos no sabrían acerca de lo que Ud. estaría hablando. Todo lo que ellos saben, es matar lo que pueden para comer, ellos no pueden…cualquier manera de conseguir algo para comer para sobrevivir, al igual que un animal lo haría.

61-0205 (t) Expectacion
 9  Pero hay una cosa que los hace como nosotros. Ud. párese en una congregación como ésa y permita que el Espíritu Santo caiga en ellos, ellos harán la misma cosa que Ud. hace cuando Ud. recibe el Espíritu Santo, actúan de la misma manera. Eso nos muestra que Dios no hace acepción de persona o de nación. Como Hechos 4 dice, que Pedro dijo que percibía que Dios no tenía acepción de ninguna nación, sino de todos los que le temen…Y así que nosotros tenemos algo en común: Ese es, Jesucristo. Llamé a mi esposa hace un rato y está cerca de cero allá; y aún las escuelas están cerradas por la nieve, encerradas a causa de la nieve y las carreteras tan resbalosas. Si alguien es del Este, Ud. debería de estar alegre que Ud. está aquí en el Oeste ahora, porque está muy frío. Así que nosotros no pudiéramos tener cosas en común con mi estado y este estado, pero nosotros sí lo tenemos con mi Dios y su Dios, porque es el mismo Dios. Yo vengo esta mañana como para introducir el ministerio que el Señor Jesús me ha permitido llevar alrededor del mundo. Y yo pensé que durante la mañana de la escuela Dominical, le daría a la gente una oportunidad para que yo pudiera explicarles a ellos (siendo que estamos aquí sólo por una noche) que…cómo…ellos pudieran recibir a Cristo para la sanidad de sus cuerpos. Y las cositas raras, estando aquí por primera vez, algo pudiera parecer un poquito extraño para Uds. “¿Por qué ellos no lo hacen de esta manera? ¿Por qué ellos no lo hacen de esta otra manera?” Yo pudiera explicar eso.

61-0205 (t) Expectacion
 10  Ahora, por lo general cuando llegamos a una ciudad cuando ellos están teniendo una reunión grande, bueno, nosotros-nosotros pedimos la cooperación y la afiliación de todas las iglesias para que se junten, para que Cristo no esté dividido entre nosotros; El es el mismo Cristo entre todos nosotros. Y tratamos de reunir todas las denominaciones, Metodistas, Bautistas, Pentecostales, Iglesias de Dios, la Santidad, y todos, juntos. Y entonces sentarnos juntos en lugares celestiales en Cristo Jesús, con expectaciones de que Dios derramará su Espíritu sobre nosotros y hacer “lo mucho más abundante”. Y ahora…Y entonces cuando nosotros…Para hacer eso…

61-0205 (t) Expectacion
 11  Yo siempre he hecho esta declaración. Todos saben que yo era un Misionero Bautista, y yo soy un Misionero Bautista que recibió el Espíritu Santo. Así que basado en eso, yo no creo que Pentecostés es una organización. Yo creo que Pentecostés es una experiencia que cualquiera que quisiera, pudiera venir y recibir. Nosotros no podemos trazar un cerco alrededor de él, porque no es, se dispersa más allá de nuestros cercos, ¿ven Uds.?

61-0205 (t) Expectacion
 12  Así que yo creo que una persona es salva, si él es un Metodista, Bautista, Católico, o lo que pudiera ser, si él está confiando solemnemente en Jesucristo por Su gracia. Pero si él es un Católico y creyendo que la iglesia lo salva, entonces él está perdido. Si él es un Pentecostal y cree que la iglesia lo salva, él está perdido. Pero no importa lo que él es, a cuál iglesia va, si él solemnemente está dependiendo en la Sangre y méritos de Jesucristo, él es salvo, a mí no me interesa en cuál iglesia él esté. Porque es por fe que somos salvos, y eso por gracia.

61-0205 (t) Expectacion
 13  Yo solía conducir ganado, llevando a donde lo juntábamos allá en Colorado. A lo largo del valle del Río Molestoso, la Asociación Hereford pastorea ese valle. (Yo me supongo que Uds. tienen las mismas leyes aquí y para obtener la marca, la tarjeta, la Cámara de Comercio y demás). Y si Ud. puede producir una tonelada de heno en su granja, bueno, entonces Ud. puede enviar su ganado allí (la granja producirá una tonelada de heno por vaca), para el derecho de pastoreo en el bosque.

61-0205 (t) Expectacion
 14  Ellos tienen una cerca larga con puertas por donde subíamos al Río Molestoso, la horquilla occidental, la horquilla oriental, del Río Molestoso. Y muchas veces me senté allí en la mañana del acorralamiento de primavera, conduciendo al ganado, ponía mi pierna a través del cuerno de la silla, y observaba al guardabosques allí parado, observando esas vacas pasar. Un día sentado allí, yo pensé: “Está es la manera que será en el Cielo cuando lleguemos al gran portón”.

61-0205 (t) Expectacion
 15  Y me fijé que pasando por allí, había como quince o dieciséis marcas diferentes de ganado que pasaban por allí. Algunas de ellas es La Barra de Diamante, ésa es la del Señor Grimes allá en el rancho; El Señor Jefferies, La Pata de Pavo; y diferentes marcas. El guardabosques no estaba fijándose tanto en las marcas. El no estaba poniéndole atención a eso; sino que él estaba buscando la etiqueta de sangre en la oreja, porque Ud. no puede poner una vaca en esos pastos, a menos que sea un ganado de pura sangre. Y así es como ellos entendían lo que era uno de pura sangre, tenía que tener la prueba de sangre.

61-0205 (t) Expectacion
 16  Yo pensé: “Así será exactamente como será en el día del juicio. El no se fijará que marca yo llevo, si soy Bautista o Pentecostal o Presbiteriano, sino que El se fijará en la Sangre, la etiqueta de Sangre. ‘Cuando Yo vea la Sangre, pasaré de vosotros’”. Nosotros entramos por lo que somos; no quienes somos.

61-0205 (t) Expectacion
 17  Ahora, cuando vengamos al servicio en esta noche…¿Cómo a qué horas empieza el servicio, hermanos? A las siete cuarenta y cinco. Entonces como a las 6:30, me supongo, entre 6:00 y 6:30, enviaré a alguno de ellos que venga y reparta las tarjetas de oración a la gente, un poquito antes del servicio, para que no interfieran al principiar el servicio. Y permitan que la gente enferma venga aquí enfrente, para que yo pueda estar cerca de ellos. Y entonces habrá tarjetas de oración. El muchacho vendrá y traerá muchas tarjetas, y las mezclará todas aquí delante de Uds., y luego repartirá a cada uno una tarjeta de oración, ¿ven?, si Ud. quiere. Cada uno que quiera una tarjeta de oración la puede obtener. Por lo tanto, la razón que lo hacemos de esa manera…Solíamos enviar en una reunión tantas…Cada pastor que estaba cooperando, nosotros le enviábamos cien tarjetas para su congregación. Bueno, el primero metía a su grupo, y allí terminaba. El resto de ellos no entraban, porque tal vez estando allí sólo como por tres noches, yo no podía meter tanta gente en la línea. Entonces nos dimos cuenta que no funcionaría. Así que entonces, escogí a un ministro que fuera conmigo a repartir tarjetas de oración, y él pertenecía a una organización; y cuando él no mostraba un poquito de favor para su propia organización, bueno, entonces eso se ponía un poquito delicado. Así que entonces, generalmente yo llamaba diez o quince personas a la plataforma para empezar. Bueno, si ellos no tenían la tarjeta de oración del uno al quince, bueno, ellos nada más la tiraban en el piso. Ellos no la querían, porque no serían llamados. Así que, nos dimos cuenta que eso no funcionaría. Luego yo escogí a un niño, como uno de estos muchachitos, y le decía: “Sube aquí hijito”, (o una niñita, como la que está sentada en los muslos de la mamá). Yo le preguntaba: “¿Sabes contar?” “Sí, señor”. “Entonces empieza a contar”. Empezábamos, “tres, cuatro, cinco, seis”, hasta donde él paraba; yo empezaba desde allí. Bueno, créalo o no lo crea, todavía tenemos cuerpos humanos; la madre sabía en dónde decirle al jovencito que parara para su tarjeta. Así que nos dimos cuenta que eso no funcionaría. Así que entonces, luego agarramos a un hombre en la línea de oración, una vez, vendiendo tarjetas de oración a la gente para que fueran los primeros en la plataforma. Así que eso no funcionaría.

61-0205 (t) Expectacion
 18  Así que una noche el Señor me reveló dejar que un hombre viniera y repartiera las tarjetas de oración y se parara delante de la audiencia y las mezclara todas. Entonces éste pudiera recibir la número uno, ése otro el treinta y cinco y áquel, el sesenta y dos, y el siguiente a ese número. Todas estarían mezcladas. Y entonces eso mostraría que el hombre que estaba repartiendo las tarjetas de oración, no era el que las trajo aquí arriba, porque él no sabía. Estaban todas mezcladas. Sin embargo, entonces cuando yo llegaba a la reunión, bueno, algunas veces yo empezaba en el número uno, algunas veces en el veinticinco o en el cincuenta. Algunas veces yo tomaba los que estaban sentados en esta banca (en mi mente, mientras estaba hablando), y lo multiplicaba por los que estaban en este lado. Oh, de cualquier manera. De esa manera lo deja a la entera soberanía de la congregación. Y entre paréntesis, hay una relación como de cincuenta a uno sanado en la audiencia, que han sido sanados en la plataforma.

61-0205 (t) Expectacion
 19  El mensaje no es para tratar de sanar a alguien, porque la sanidad es algo que ya ha sido comprada. La salvación ha sido comprada. Ud. no fue salvo la semana pasada, o el año pasado, o hace cinco años. Ud. fue salvo cuando Jesús murió por Ud. en el Calvario. Allí fue su salvación. Y ahora, Ud. solamente la aceptó hace dos semanas, o hace dos años, o lo que fuera. Y así es como fue con la sanidad. “El fue herido por nuestras transgresiones, por Sus llagas fuimos (tiempo pasado), sanados. Así que es solamente para hacer a la gente que vea, que se dé cuenta, que la Presencia de Cristo está cerca. Eso es lo que trae los resultados de miles de personas que han sido sanadas. Ahora, antes que nos acerquemos a la Palabra, acerquémonos primero al Autor, en una pequeña oración mientras inclinamos nuestros rostros. Nuestro bondadoso Padre Celestial, estamos acercándonos a Tu santidad en esta mañana en el todo suficiente Nombre de Jesucristo, Tu Hijo, porque hemos sido enseñados por El en la Palabra, que si nosotros pedimos al Padre algo en Su Nombre, será concedido. No tenemos otro nombre en el que podamos descansar seguros de que El nos oirá, únicamente por ese todo suficiente Nombre del Señor Jesús. Nosotros te damos gracias, primero, Padre, por lo que Tú ya has hecho por nosotros, las muchas bendiciones, la gracia multiforme que Tú nos has otorgado. También te damos gracias por la gracia que tenemos en esta mañana de pararnos en esta iglesia nueva, que es un memorial edificado aquí en la ciudad, levantada aquí para la gloria de Dios, para que pecadores desobedientes pudieran entrar y ser salvos; para que los enfermos que están más allá del alcance del doctor de la tierra, más allá del alcance del entendimiento de ellos, que todavía puedan venir a los poderes altos, el Todopoderoso, y ser sanados. ¡Oh, cuánto te amamos, Padre! ¡Cuánto te damos gracias por esto!

61-0205 (t) Expectacion
 20  Y somos gente privilegiada…pensando de los Rusos en esta mañana con el gran Sputnik allá en los cielos, con un hombre sentado dentro de él, y escuchar su corazón latir desde allá, hasta la tierra. ¡Cuán cerca, el tiempo del fin está aquí!…venir sobre la nación y es: “¡Rendirse o mueren!” ¡Oh, Dios! Pensar lo que sería si ellos llegaran a tirar esos proyectiles atómicos. La tierra se sacudiría fuera de su órbita, y el tiempo no sería más.

61-0205 (t) Expectacion
 21  Pero hemos sido enseñados en la bendita Palabra, que antes que esto suceda, la Iglesia se va al Hogar para estar con su Señor. ¡Oh, así como Noé entró en el arca antes que la lluvia cayera, como Lot fue sacado de Sodoma antes que el fuego cayera! Señor, nosotros creemos que la Iglesia será sacada de la tierra antes de que la gran destrucción venga. Estamos tan contentos de saber, que estamos aproximándonos a ese tiempo.

61-0205 (t) Expectacion
 22  Y Padre, mientras miramos en esta mañana y sabemos que pudiera suceder antes de la noche, esta nación, o el mundo, pudiera ser explotado en pedazos. Alguna nación pequeña, o algún fanático suelta uno de esos proyectiles y todos están apuntados uno al otro, y allí iría. Pero antes que eso suceda, Dios, el rapto, la trompeta sonará y seremos arrebatados en el aire para encontrar a nuestro Señor. ¿Qué tipo de gente deberíamos de ser en esta mañana? Feliz, levantando nuestros rostros mientras vemos a la higuera brotar, y las grandes señales y la ciencia diciendo que son tres minutos para la media noche. A cualquier hora pudiera suceder. ¡Oh Dios, toca a la Iglesia en esta mañana, Señor, con Tu poder y con Tu sabiduría multiforme! ¡Tócala hoy!, y permite que Tus grandes alas se abran sobre este edificio pequeño hoy; y mete a los hijos allí, como la gallina hace con sus polluelos, y nutre a los enfermos de regreso a la sanidad, físicamente y espiritualmente. Concédelo, Señor. Bendice a esta iglesia. Bendice el propósito por el cual está parada aquí, la causa que ella representa; al pastor, los ancianos, los diáconos, los síndicos y al laico, y todos los forasteros dentro del edificio. No únicamente a esta iglesia, sino oramos que Tú bendigas a cada iglesia en todo el mundo. Y debido a esta pequeña reunión hoy, permite que empiece un avivamiento a la antigua, que abarque a Arizona de lado a lado. Concédelo, Señor. Humildemente inclinamos nuestros rostros en Tu Presencia para dar gracias, porque lo pedimos en el Nombre de Jesús, Tu amado Hijo, nuestro Salvador. Amén. Ahora, no para predicar, sino sólo para establecer un poquito de orden, preparando corazones para el evento de esta noche, para que creamos que nuestro Padre Celestial nos encontrará. Y después tal vez, en alguna fecha conveniente, Dios mediante, nos gustaría regresar, tal vez con más tiempo para que pudiéramos juntarnos y reunir a los hermanos. Nosotros estamos solamente visitando.

61-0205 (t) Expectacion
 23  Pero me gustaría leer en San Lucas, el segundo capítulo y el versículo veinticinco, versículo veintiséis:

Y le había sido revelado por el Espíritu Santo, que no vería la muerte, antes que viese al ungido del Señor.
61-0205 (t) Expectacion
 24  Yo voy a usar el tema de “Expectación”. Las expectaciones, generalmente están basadas en una fe. Ud. tiene que tener fe antes que Ud. pueda esperar algo. Y ahora, como muchos de los siervos de Dios en el Antiguo Testamento…Fe viene por el oír, el oír de la Palabra. Y yo con frecuencia he citado esto, de que Dios está obligado a Su Palabra. Me gustaría leer sólo una o dos palabras de Ella, porque lo que yo diga fallará, porque yo soy un hombre, pero Su Palabra no puede fallar porque es Dios. Que…Dios cuando ha sido llamado a la escena en cualquier ocasión para hacer una decisión…Y la primera decisión que Dios hace, tiene que ser la misma decisión cada vez.

61-0205 (t) Expectacion
 25  Ahora, allí es en donde Ud. debe solemnemente basar su fe, en: “ASI DICE EL SEÑOR”. Ud. debe de creerlo, que es la Palabra de Dios. Y ésa es la única esperanza que tenemos, la única esperanza substancial que tenemos, es en la Palabra de Dios. Y ahora, Dios siendo infinito, y no puede hacer un error, y El es perfecto, por lo tanto, todas Sus-todas Sus promesas deben de ser perfectas como El es perfecto. “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios…Y el Verbo se hizo carne y habitó entre nosotros”. La Palabra misma. Por lo tanto, la Biblia es la Palabra de Dios. Ella es Dios Mismo puesto en papel.

61-0205 (t) Expectacion
 26  Porque ningún hombre es mejor que su palabra. Si yo no puedo tomar la palabra de un hombre, yo no puedo tener ningunos tratos con él. El debe de ser honesto, él debe de ser verdadero, y especialmente si él profesa ser un Cristiano

61-0205 (t) Expectacion
 27  Ahora, eso es tan sólo un texto cortito, pero no es cuán largo es. No es la calidad…o la cantidad; es la calidad de la Palabra. Eso es lo que es: Es la Palabra de Dios. Simeón aquí, de la antigüedad, dijo que se le había prometido por el Espíritu Santo que no vería muerte antes que viera al Ungido del Señor. El tenía el derecho de esperarlo, porque Dios se lo había revelado a él por el Espíritu Santo. El tenía una razón de reverlarlo.

61-0205 (t) Expectacion
 28  Ahora, nos dimos cuenta que Abraham, de la antigüedad, cuando él era de setenta y cinco años de edad y su esposa de sesenta y cinco (Sara), cómo Dios habló con él y le reveló que él iba a tener un bebé por Sara, su esposa. El era estéril y ella era infértil. Y ellos habían estado de esta manera toda su vida, pero aún así Dios le dijo que él iba a tener un hijo por Sara.

61-0205 (t) Expectacion
 29  Y El le pidió que él se separara debido a esta promesa. Y así es de la manera que lo tenemos que hacer. Cuando tomamos a Dios en Su Palabra, tenemos nosotros mismos que separarnos de todas las cosas alrededor, que son contrarias a esa Palabra. Ud. no puede ir a la gente y decir: “¿Piensa Ud. que yo recibí mi sanidad? ¿Piensa Ud….?” No es lo que ellos piensan, eso no tiene nada que ver en esto. Es lo que Ud. piensa. Depende de Ud. Así que se le pidió que se separara, y él lo hizo así con grandes expectaciones de recibir al hijo.

61-0205 (t) Expectacion
 30  Ahora, nos damos cuenta que ese hijo nunca llegó hasta después de veinticinco años. Pero en lugar de debilitarse porque nunca ocurrió en el primer mes, él se fortaleció todo el tiempo, porque sus expectaciones eran más grandes. Si Sara era un mes más anciana, eso sería un mes más grande en las expectaciones, porque Dios cumple Su Palabra. Sería más mejor para ella el tener el hijo a la edad de cien años, que sería a la edad de los sesenta años de edad. ¿Ven lo que quiero decir? Era un milagro más grande cada vez. Y él nunca se debilitó, sino que se fortaleció todo el tiempo

61-0205 (t) Expectacion
 31  Ahora, nosotros somos los hijos de Abraham. La Biblia lo dijo. Nosotros, estando muertos en Cristo, participamos de la simiente de Abraham, y somos herederos de acuerdo a la promesa. Somos herederos de la promesa con Abraham, porque a Abraham se le fue dada la promesa. Y ahora, si somos Sus herederos con Abraham, entonces somos los hijos de Abraham. Y la misma fe que Abraham tuvo, nosotros la tenemos, que cuando Dios hace una promesa, sabemos que va a suceder. No puede hacer algo más. ¿Pudieran Uds. imaginarse a Abraham saliendo…? Digamos que lo hizo, él y Sara. El era de setenta y cinco y ella de sesenta y cinco. Eso es como quince, veinte años pasada la menopausia. Y ella era su media hermana. El estaba viviendo con ella desde que ella se había casado con él, probablemente dieciséis o diecisiete años de edad, y sin hijos. Y Dios le apareció a él y le dijo que ella iba a tener un bebé. Ahora, Abraham esperó que eso sucediera, porque Dios así lo dijo.

61-0205 (t) Expectacion
 32  Yo puedo imaginarme…¿Pudieran Uds. imaginarse a un anciano de setenta años de edad y a una mujer de sesenta y cinco, ir a ver al doctor para hacer arreglos con el hospital para tener el bebé? ¿Qué le diría la gente a ellos? ¿Qué diría el doctor? “El anciano está…algo está mal mentalmente. Hay algo mal en ese anciano”. Bueno, cada hombre o mujer que toma a Dios por fe, y acepta Sus promesas, es considerado por este mundo como una clase de loco o fanático, porque las cosas de este mundo son tan necias para Dios. Lo que el hombre llama grande, Dios lo llama necedad. Ahora, pero Abraham lo creyó. Ahora, los primeros veintiocho días después…(ella estando como quince, veinte años pasada la menopausia), “¿cómo te sientes, cariño?” “No hay ninguna diferencia”. “Bueno, alabado sea Dios, vamos a tener al bebé de todas maneras”. Había tanta expectación, tal vez Sara había tejido unas botitas, y una cobijita, y…¿Por qué? Ella estaba en expectación que algo sucediera. Esa es la razón por la cual sucedió. Pasó años tras año, y Abraham se fortaleció más y más, dando gloria a Dios. Y finalmente, sucedió, porque él esperaba que sucediera. Después de que ella tenía noventa años de edad, mejor dicho, que él tenía noventa. “¿Qué piensas al respecto ahora, Abraham? ¿Estás para desistir?” “No, señor, vamos a tener el bebé de todas maneras. Tenemos la ropa guardada, y tenemos todo listo”. “¿Por cuánto tiempo la has tenido?” “Por veinticinco años, pero Dios enviará el bebé de todas maneras”.

61-0205 (t) Expectacion
 33  Me gusta eso. ¿Ven?, es positivo. Dios lo dijo así, y eso lo da por terminado. Cuando Dios hace una decisión, El tiene que hacerla Eterna. Ahora, yo puedo hacer una decisión, y cinco minutos después, tengo que regresar y hacer otra, porque yo estaba equivocado en áquella. Uds. pueden también, porque somos finitos. Pero Dios, siendo infinito, no puede hacer un error. El es el Dios infalible, omnipotente, omnipresente, e infinito. Amén. Cuando El hace Su decisión, queda establecida para siempre. El no puede retroceder y decir: “Yo estaba errado”. El no puede hacerlo

61-0205 (t) Expectacion
 34  Y si Dios hizo una decisión en el principio que en fe, si nosotros creemos Su Palabra, El hará que cada promesa venga a suceder, entonces Dios todavía es el Dios infinito para Sus promesas. No puede fallar. Tiene que ser de esa manera. Es positivo. Ud. tiene que llegar a esa posición, si Ud. toma Su Palabra, creerla.

61-0205 (t) Expectacion
 35  Ahora, si El hubiera dicho…Bueno, como las iglesias dicen que, no…algunos ministros dicen que los días de los milagros han pasado, Dios no sana a los enfermos ya más. Si Dios fue llamado a la escena para un hombre enfermo y lo sanó en base a su fe, si otro hombre enfermo viene a El, El tiene que hacer la misma cosa, o El actuó mal cuando El sanó al primer hombre.

61-0205 (t) Expectacion
 36  Si El da a uno el Espíritu Santo que le obedeció, en la Biblia, exactamente como El prometió allí en Hechos…El dijo: “La promesa es para vosotros y para vuestros hijos, para aquellos que están lejos, y para cuantos el Señor nuestro Dios llamaré”. Si un hombre llena esos requerimientos, Dios está obligado por Su Palabra a llenarlo con el Espíritu Santo. Porque si El no lo hizo, entonces El cometió un error. Y si Dios cometió un error, El es un hombre y no un, y no Dios, entonces El es finito, así como nosotros somos. Así que ¿ven Uds.?, como hijos de Abraham tomamos la promesa de Dios y nos agarramos de ella. No importa lo que suceda, nos agarramos de allí, sin titubear, porque Dios lo dijo así y eso lo da por terminado.

61-0205 (t) Expectacion
 37  Ahora, Ud. no puede fanfarronearlo; Ud. tiene que tenerlo. Ud. no puede nada más fanfarronearlo. Eso no fanfarroneará. Satanás no es un…El sabe si Ud. está fanfarroneando o no. Pero cuando Ud. no está fanfarroneando, él también lo sabe. Cuando algo se ancla en lo profundo de su corazón que Ud. sabe que es así, entonces algo va a suceder. Abraham creyó eso. El creyó a Dios. El tomó a Dios en Su Palabra. Y bajo expectaciones, él esperó veinticinco años con esa expectación haciéndose más grande y más grande. Y finalmente el bebé nació, porque él estaba esperándolo.

61-0205 (t) Expectacion
 38  El mismo se separó. Y si Uds. se fijan por lo que él esperó…Dios le dijo que se separara de toda su parentela, y Dios nunca más lo bendijo, hasta que él le obedeció completamente. Mientras que su padre estaba con él, bueno, el anciano causaba problemas. Y luego él se metió con Lot, y entonces Lot causó problemas. Y todo…hasta que él mismo se separó y se apartó de toda incredulidad, se la sacudió. Entonces Dios descendió y habló con él, y algo sucedió. Y cuando nosotros nos deshagamos de todos los espíritus de incredulidad y solamente tomemos a Dios en Su Palabra…”A mí no me interesa lo que Fulano y Zutano o Fulano y Mengano dijo, Dios ha hecho la promesa. Yo me paro allí mismo”. Entonces Dios responderá.

61-0205 (t) Expectacion
 39  Pero recuerde, El lo bendijo y El lo guardó, y demás, o lo sustentó, y lo guió de lugar a lugar; pero El nunca lo bendijo completamente y le dio la promesa, hasta que él mismo se separó completamente de toda cosita del mundo. Permitió a su sobrino ir a Sodoma si él quería, y el resto de ellos, Fulano y Zutano. Su padre murió. Y entonces Dios le dijo: “Levántate y mira a la tierra. Yo te la doy toda a ti. Mira al este, al norte, al oeste y al sur”. Yo pienso que esta es la manera, si una iglesia, un pueblo, alguna vez llega a un lugar en donde ellos mismos completamente se separan de las cosas del mundo, entonces Uds. pueden mirar cada promesa en la Biblia. Todas son de Uds.

61-0205 (t) Expectacion
 40  Es como una gran galería. Por un Espíritu somos bautizados en una galería. Alguna gente sólo entra en la galería por el Espíritu Santo para decir: “Bueno, gracias al Señor, yo entré. Gracias al Señor, estoy aquí”.

61-0205 (t) Expectacion
 41  Eso no es. Para mí…¿Qué le dijo Dios a Abraham? “Levántate y mira a lo largo de la tierra. Toda te pertenece a ti”. Esa es la manera, cuando yo vine a Cristo, yo quise mirar alrededor. No solamente saber que El me salvó, sino ¿qué más tengo yo allí adentro? Si alguien me da una galería grande y yo entro en ella, me gustaría examinar la cosa, ver lo que yo tengo. Eso es el problema con los Cristianos hoy. Ellos fallan en examinar las promesas de Dios y ver que ellas son, “para el que quiera, que venga”. Si está un poquito alto, yo consigo una escalera y me subo en ella, miro en los estantes y veo lo que a mí me pertenece.

61-0205 (t) Expectacion
 42  Uds. Cristianos algunas veces no examinan y se dan cuenta qué les pertenece a Uds. La sanidad es de Uds., la salvación es de Uds., el gozo es de Uds., la paz…cada promesa en la Biblia es de Uds. Cuando un hombre es lleno con el Espíritu Santo, Dios le da a él una chequera con el Nombre de Jesús escrito en la parte de abajo de ella. ¡Envíelo! No tenga temor de escribirlo. ¡Envíelo!, y El enviará Sus bendiciones abundantes sobre Ud. de lo que El prometió.

61-0205 (t) Expectacion
 43  Moisés había perdido las esperanzas. El estaba allá en la parte de atrás del desierto pastoreando las ovejas de su suegro, Jetro, cuando una mañana en la parte de atrás del desierto, él vio una zarza ardiendo. El entró en la presencia de esta zarza. Aunque Moisés era un teólogo, porque él estaba entrenado en la sabiduría y todas las enseñanzas de los Egipcios (habiéndosele dicho por su madre que él fue llamado por un propósito), y toda su experiencia teológica llegó a ser nada para él. Yo no estoy menospreciando las experiencias teológicas. Pero yo estoy diciendo que nunca tomarán el lugar de esa experiencia que Ud. tiene cuando Ud. encuentra a Dios. Algo sucede. El llega a ser una nueva criatura. Algunas veces lo hace a Ud. hacer cosas raras para el mundo. Yo pudiera imaginarme a Moisés a la mañana siguiente (con Séfora sentada en la mula con el pequeño Gersom sobre su cadera), yendo para conquistar a Egipto, y una vara en su mano como bastón para caminar, las barbas volándole a uno y al otro lado…Y, “¿a dónde vas, Moisés?” “Voy a Egipto a conquistarlo”. La invasión de un solo hombre. Es como un hombre yendo a Rusia a conquistarla. Un hombre anciano de cien años de edad, su esposa sentada en la mula con el bebé, yendo allá a conquistar. Pero lo cierto es que lo hizo, porque Dios hizo la promesa, y Moisés estaba esperando que Dios cumpliera Su promesa.

61-0205 (t) Expectacion
 44  El-él-él mató a los Egipcios. El salió allá una vez y mató a uno fuera de la voluntad de Dios, y eso fue una mancha en sus manos; regresó la siguiente vez y mató a toda la nación, eso fue una gloria en sus manos. Porque una vez Moisés lo hizo, y la siguiente vez Dios lo hizo. Eso hace la diferencia. El estaba esperando que Dios lo liberara, porque: “Yo he oído su clamor; Yo he visto sus aflicciones y Yo (pronombre personal), he descendido para liberarlos, y Yo te estoy enviando a ti, Moisés, en Mi lugar”. Eso lo hizo. El ha visto su sufrimiento. El ha visto al doctor decir: “Yo no puedo hacer nada más al respecto”. El ha descendido en la forma del Espíritu Santo para tomar control, si Ud. solamente le permite hacerlo. Esté esperando que El lo haga, sabiendo que El lo prometió, agárrese de Su Palabra. El dijo que El lo haría, por lo tanto esté esperándolo.

61-0205 (t) Expectacion
 45  Simeón, un hombre de gran reputación, Simeón era un anciano sabio, y él era un…tenía una gran reputación entre la gente (si Uds. alguna vez han leído su historia); y él era un hombre honorable. Y pudieran Uds. imaginarse a un anciano allí, como casi de ochenta y algo de años de edad, diciendo por dondequiera: “Bueno, Uds. saben, yo no voy a morir hasta que yo vea al Ungido del Señor”. Me puedo imaginar a algunos de los rabinos diciendo: “Saben qué, el pobre anciano, es de dar lástima. El anciano está un poquito fuera de sí. Nosotros hemos estado esperando al Mesías por cuatrocientos años. Desde el Edén nuestro pueblo esperó al Mesías; y aquí estamos en la cautividad Romana. Todo se ha cerrado…toda la evidencia de que estas cosas van a suceder lo excluye de nosotros, nosotros estamos en esclavitud. Nosotros ni siquiera somos una nación ya más, estamos desunidos de la manera que estamos bajo el gobierno Romano. Y aquí este anciano con un pie en la tumba y con el otro casi en ella, y todavía él dice que él va a ver al Ungido del Señor”. Oh…Ellos pudieran decir: “¡Qué cosa, eso nunca sucederá!” Pero Simeón sabía que iba a suceder. Me puedo imaginar algunos de los rabinos jóvenes diciendo: “Bueno, dejen en paz al anciano. El no hace daño; él no lastimará a nadie. Pero él anda aquí alrededor testificando a todos que él va a hacer esto, y va a hacer eso, y que él va a vivir para ver la venida del Mesías, y así de esa manera”. “Bueno, Simeón, ¿cuál es tu razón? ¿Porqué dices tal cosa como ésa? ¿Qué te hace decir…? Cuando David lo esperaba, cuando Elías lo esperaba y los profetas de antaño, y nosotros lo hemos estado esperando en cada edad…Y ahora los días de los milagros han pasado y todo está oscuro. Hace cuatrocientos años que tuvimos un profeta, Malaquías; y tú estás aquí, tú estás diciendo que tú no vas a morir hasta que veas al Mesías. ¿Cómo sabes tú que va a ser verdad?” “Porque me fue revelado por el Espíritu Santo”.

61-0205 (t) Expectacion
 46  Allí está el fundamento de él. Eso debe de ser su fundamento. Eso debe de ser mi fundamento. Cuando el Espíritu Santo lo revela a nosotros y es de acuerdo a la Palabra, no hay nada que lo va a detener, cuando es revelado a Uds. por el Espíritu Santo, y Uds. miran aquí y es una promesa en la Palabra.

61-0205 (t) Expectacion
 47  Ahora, sanidad Divina es una promesa en la Palabra. Ahora, si el Espíritu Santo se lo revela a Uds., que El ha muerto para sanarlos de la misma manera que los salvó, entonces vengan con expectaciones de recibirla, y Dios seguramente verá que Uds. la reciban. Ahora, Uds. pudieran…El doctor pudiera decir: “Ahora bien, déjenlos en paz. No los dañará, creo yo. Van a morir de todas maneras”.

61-0205 (t) Expectacion
 48  Pero sólo recuerden Uds., si Dios hizo la promesa, Uds. quédense con ella no importa cuáles sean las circunstancias. Si Uds. dicen: “Bueno yo tengo cáncer”. “Yo tengo tuberculosis”, eso no tiene nada que ver con eso. Si Dios se lo ha revelado, Dios cumple Su promesa, eso es todo.

61-0205 (t) Expectacion
 49  Con frecuencia pienso de Jonás. Pensando de síntomas, la gente mira a sus síntomas. Jonás tenía un caso verdadero de síntomas. El estaba en el vientre de la ballena con sus manos y pies atados, y estaba en el fondo del vientre de la ballena con todo el vómito, y en el fondo del mar, en un mar tempestuoso. Ahora, él tenía algunos síntomas. Si él miraba para este lado, era vientre de ballena; para ese lado era vientre de ballena; a dondequiera que él miraba, era vientre de ballena. Ahora, no hay nadie aquí en esa condición tan mala, estoy seguro.

61-0205 (t) Expectacion
 50  ¿Pero saben Uds. qué dijo él? El dijo: “Son vanidades ilusorias. Yo no las creeré”. ¿Qué dijo él? “Una vez más miraré hacía Tu santo templo”.

61-0205 (t) Expectacion
 51  Porque él sabía que cuando ese templo fue dedicado, el día que Salomón dedicó el templo, él oró y dijo: “Señor, si Tu pueblo está en dificultades en cualquier parte y mirare hacia este templo santo, escucha entonces desde el Cielo”. Y él sabía que Dios escuchó la oración de ese hombre. ¿Y saben Uds. lo que hizo Dios? Lo mantuvo vivo allí por tres días y noches, lo llevó a Nínive. Probablemente le tomó tanto así al pez para nadar por el agua para llevarlo allá. Pero él estuvo en el vientre de la ballena, tres días y tres noches. El estaba esperando que Dios hiciera algo, porque él había llenado los requisitos. Dios había hecho la promesa y él la creyó.

61-0205 (t) Expectacion
 52  Y si Jonás, bajo esas circunstancias podía hacer obrar un milagro como ése de parte de Dios, porque era de acuerdo a la Palabra, era de acuerdo a su fe…Y si él podía hacer eso bajo esas circunstancias, cuánto mucho más podemos ser sanados en esta mañana, cuando no miramos a un templo hecho de manos. Salomón finalmente apostató. Sus esposas lo apartaron de Dios. Pero nosotros miramos hacia la diestra de Dios en donde se sienta Jesús con Su propia Sangre, para siempre vivo para hacer interseciones sobre nuestra confesión. ¡Cuánto mucho más podemos llamar a cualquier clase de enfermedad, “una vanidad ilusoria”! Yo no la creo. ‘El fue herido por nuestras transgresiones, El fue molido por nuestros pecados, el castigo de nuestra paz fue sobre El y por Sus llagas fuimos nosotros sanados’. “Entonces, Satanás, sigue tu camino, sal de aquí”. ¿Ven? Yo creo a Dios. Yo estoy esperando que suceda”. Allí lo tienen. “Si no sucede en estos momentos, sucederá después de un rato. Si no sucede hoy, sucederá mañana. Si no sucede mañana, será la siguiente semana. Lo que sea, va a suceder de todas maneras. Dios así lo dijo”. Allí lo tienen Uds. Ahora, Uds. están llegando a un nivel en donde tienen fe. Estén esperándolo. Lo que Dios dijo que El haría, Dios lo hará. El no puede mentir.

61-0205 (t) Expectacion
 53  Así que Simeón…de una gran reputación…No hay ninguna diferencia respecto a reputación. Eso es lo que…mucho está entrando a nuestras iglesias. Aun a las iglesias Pentecostales. Muchas modas, mucho rep-…cosa, como nosotros tenemos grandes reputaciones, Uds. saben, en la sociedad, y cosas. Lo que necesitamos es una religión chapeada a la antigua, profundamente sincera, clara como el cielo, una religión que mate al pecado. Lo que necesitamos es una escopeta de doble cañón, algo que predique el Evangelio sin compromiso, y dejar a las astillas que caigan en donde ellas quieran caer, y seguir cortándolas. Nosotros necesitamos hombres de Dios que se paren con poder, que pongan a la iglesia otra vez en el lugar en donde debería de estar.

61-0205 (t) Expectacion
 54  Algo está mal. Nos damos cuenta de eso. Todos lo sabemos. Estamos conscientes de eso. Nuestras iglesias están cayéndose, haciéndose débiles. Lo que necesitamos no es una nueva organización para que se levante, lo que necesitamos no es otra lluvia tardía; lo que necesitamos es regresar a la fe en la Palabra de Dios y la Biblia de Dios. Regresar a la iglesia a una experiencia sacudidora del alma, eso es lo que necesitamos. Una limpieza, una enderezada, en todas nuestras iglesias y nuestras organizaciones

61-0205 (t) Expectacion
 55  Dejen de trazar esas líneas divisorias, sólo esto y eso. Una cierta organización el otro día, porque yo dejé a otro ministro sentarse en la plataforma que no pertenecía a la organización de ellos, él dijo: “Nosotros hemos trazado una línea. Te hemos dejado afuera de ella, Hermano Branham, afuera, afuera de nuestro círculo”. Yo dije: “Yo estoy trazando otra tan grande…para meterlos otra vez”. Yo dije: “Así que Uds. no pueden empujarme para afuera”. Correcto. “Yo trazaré una línea por encima de la de Uds. y los meteré de regreso otra vez”. ¿Ven?

61-0205 (t) Expectacion
 56  Eso es para…Nosotros somos hermanos. “No estamos divididos; todos somos un cuerpo”. Correcto. Nosotros somos Cristianos, nacidos de Su Espíritu, lavados en Su sangre. Somos Cristianos. Deberíamos actuar como Cristianos; deberíamos comportarnos como Cristianos, hombres y mujeres. Permítanme decirles que eso es una cosa que la iglesia está careciendo hoy día, es comportarse ella como Cristianos. Vamos y actuamos como moscas muertas. Es terrible. Sin fe, no lo suficiente, como si fuera tinta para poner un punto en una “i”. Definitivamente hemos perdido algo. Lo que deberíamos de hacer es tener nuestros hombros erguidos.

61-0205 (t) Expectacion
 57  Años atrás solían vender esclavos en los mercados de esclavos aquí en el sur, especialmente allá en Georgia, y demás, cuando…Y ellos iban a ultramar, a Africa, y los Bóers, traían los esclavos. Los llevaban allá a Jamaica, y los transportaban a Florida, y los vendían, vidas humanas. Eso estaba mal. Dios hizo al hombre, y el hombre hizo esclavos. Ninguna persona es para ser un esclavo. Nosotros somos libres en Cristo. Nosotros no somos esclavos de ninguna nación, no somos esclavos de ninguna organización. Nosotros somos hombres y mujeres de Dios. Extendamos nuestros brazos a todo hermano caído, no importa en dónde él esté. Hay cabida para todos nosotros. Así que cuando lleguemos a un punto…

61-0205 (t) Expectacion
 58  Iban de un lado a otro, a comprar a estos esclavos en las diferentes plantaciones. Les ponían etiquetas de venta, al igual que un automóvil usado o un automóvil en algún lote. Así que salían de un lado a otro y compraban estos esclavos. Tomaban un…Yo leí de Abraham Lincoln, un gran sureño. El se bajó de un barco allí en Nueva Orleans, y los vio en un hoyo para esclavos allí, subastando a un hombre de gran tamaño, un negro fuerte, de gran tamaño. Y su pobrecita esposa parada allí con dos bebés, llorando, porque ellos lo iban a vender a él para cruzarlo con mujeres más grandes y saludables, para hacer esclavos más grandes. Abraham Lincoln alzó su puño de esta manera y dijo: “Eso está mal. Algún día la golpearé duro, aunque me cueste mi vida”. Y la perdió, pero la golpeó. También él la rompió.

61-0205 (t) Expectacion
 59  Permítame decirle hermano, la incredulidad es del diablo. Permíteme golpearla, Señor. A mí no me interesa si me cuesta mi vida. Permíteme romper esa cosa que está por toda la iglesia, esas fronteras, y demás, para que veamos que por un Espíritu todos somos bautizados en un cuerpo y somos Cristianos. Nosotros somos hermanos. No importa si un hombre pertenece a la Iglesia de Dios y yo pertenezco a las Asambleas, y éste es un Bautista, o Presbiteriano; nosotros somos hermanos, lo que somos, somos hermanos en Cristo. Rompámosla. Derrumbemos estas fronteras. Nosotros podemos extender nuestros brazos a todo hermano. Aquí hace algún tiempo, ellos decían: “Hermano Branham, si Ud. tan sólo se uniera a nuestra organización…” Yo dije: “No, yo estoy con su organización, pero les voy a decir lo que voy a hacer, yo voy a extender mis brazos a ambos lados para todos”. Eso es…Todos nosotros somos uno en Cristo. Un día este comprador de esclavos llegó a una plantación. El dijo: “¿Cuántos esclavos tienes? El dijo: “Más de cien”. Dijo: “Me gustaría mirarlos”. “Muy bien”. Todos ellos estaban trabajando, y estaban…ellos estaban entristecidos. Habían llegado a un punto en donde ellos sabían que nunca regresarían a su tierra natal otra vez, y nunca verían a papá y a mamá, y nunca verían a los hijos ya más, y demás, y ellos-ellos estaban muy melancólicos. Y recibían azotes y azotes para hacerlos trabajar; para hacerlos moverse y trabajar, para lo que ellos tenían que hacer. Un día cuando ese comprador de esclavos vino, él se fijó cómo él estaba azotando a esos esclavos, haciéndolos trabajar a todos excepto a un joven. Ellos no tenían que azotarlo. Con los hombros erguidos, el rostro levantado; siempre estaba listo, en cualquier momento. Y el comprador de esclavos dijo: “Me gustaría comprar a ese muchacho”. “Oh”, dijo el propietario: “El no está de venta. No puedo venderlo”. “Bueno”, dijo él: “He notado que tú no tienes que corregirlo”. Dijo: “No”. Dijo: “¿Por qué es eso?” Dijo: “Es él el jefe sobre todos ellos?” Dijo: “No, él es un esclavo”. Dijo: “Tal vez lo alimentas diferente que los otros esclavos”. Dijo: “No, todos ellos comen juntos en la galera, es sólo un esclavo”. “Bueno”, dijo: “¿Qué lo hace a él tan diferente del resto de ellos?”

61-0205 (t) Expectacion
 60  El dijo: “Yo me preguntaba también, hasta que me di cuenta un día que allá en su tierra natal, de donde él viene, Africa, su padre es el rey de la tribu. Y aunque él es un extranjero, él sabe sin embargo que él es un hijo de un rey, y él mismo se comporta como tal”.

61-0205 (t) Expectacion
 61  ¡Oh, Dios! Nosotros somos los hijos y las hijas de Dios, el hijo del Rey del cielo. ¿Cómo deberíamos entonces de comportarnos? ¿Debiluchos…cobardes? No, señor. “Mi Padre es rico con mansiones y tierras, El tiene la riqueza del mundo en Sus manos. De rubíes y diamantes y plata y oro, Sus cofres están llenos, El tiene riquezas incalculables”. Porque somos hijos del Rey, comportémonos…

61-0205 (t) Expectacion
 62  Mujeres, no sean como el mundo. No se vistan como el mundo. No sean estas cosas modernas, y toda esta cosa que ellos están haciendo. Apártense de eso. Ud. es una hija del Rey. Caballeros, Uds. hermanos, Uds. no tienen que ser pisoteados y arrinconados. Uds. son hijos del Rey. Sí, párese saque su pecho, hágale frente. Seguramente es…

61-0205 (t) Expectacion
 63  Estamos esperando que Dios haga algo por nosotros. El no puede hacer algo por nosotros cuando estamos todos desanimados como algo medio muerto. El quiere una iglesia viva. El quiere que los miembros allí adentro sean piedras vivas edificados en una casa de fe. Créalo, acéptelo, tomando Su Palabra. Ahora, Ud. dice: “Bueno, yo tengo una gran reputación, Hermano Branham. Yo soy un hombre de negocios. Yo juego baraja en mi sociedad”. A mí no me interesa lo que Ud. tenga hermano, no hay una sociedad más grande en el mundo que la sociedad de Jesucristo.

61-0205 (t) Expectacion
 64  Y Ud. nunca se unirá a ella. Ud. dice: “Bueno, yo soy un miembro de una iglesia”. Solamente hay una Iglesia, solamente hay un Camino, una Puerta, y ésa es Jesucristo. El que entra de alguna otra manera es como un ladrón y un robador. Y por un Espíritu todos somos bautizados en ese cuerpo. Correcto, y somos hermanos. Sí, señor. Y nosotros somos hijos e hijas del Rey. Nosotros nos deberíamos de comportar bien. Nuestras reputaciones son nada en la tierra, pero es en el Cielo en donde queremos que nuestra-nuestra posición esté, delante de Dios. Ahora, nos damos cuenta…llevemos a Simeón más adelante…(Veo que tengo como cinco minutos más). Llevémoslo un poquito más adelante. Nos damos cuenta que Simeón tenía una razón buena por lo que estaba haciendo, porque el Espíritu Santo se lo había revelado a él que no iba a ver la muerte. No importa qué, cuán anciano él estaba, o algo al respecto, cuántos otros habían fallado tratando de verlo a El, pero él mismo como un individuo iba a ver al Ungido del Señor. Oh, hermano, hermana, si Ud. pudiera recibir el Espíritu Santo para que se lo revelara a Ud. en estos momentos: “Yo soy el que va a ser sanado. Sí, señor. Yo no sé lo que el resto de ellos van a hacer, pero va a ser mi momento. Esta es la hora de mi sanidad”. “Este es el momento en que voy a recibir el Espíritu Santo. Dios me lo ha revelado a mí. Yo lo voy a recibir”. Diferente, algo sucederá.

61-0205 (t) Expectacion
 65  ”Como un abismo llamando a otro abismo. A la voz de Tus canales”, dijo David. En otras palabras, si hay un abismo aquí adentro llamando, tiene que haber un abismo allá afuera para responder a ese llamado. En otras palabras…¿Cuántos creen que les gustaría tener una caminata más cerca con Dios? Levanten sus manos. Muy bien. ¿Cuántos creen que Dios es un Sanador? Levanten sus manos. Seguro. Bueno, ahora, si Uds. tienen algo adentro diciéndoles a Uds. eso, tiene que haber algo allá afuera para responder a ese anhelo.

61-0205 (t) Expectacion
 66  Por ejemplo, como esto: Antes que hubiera una aleta en la espalda de un pez, tenía que haber primero agua para que él nadara, o él no hubiera tenido una aleta. Antes que hubiera un árbol para crecer en la tierra, tenía que haber primero una tierra, o no hubiera habido un-un árbol para crecer en ella.

61-0205 (t) Expectacion
 67  Aquí, hace un tiempo…Estaba pensando (yo cité esto recientemente), que un niño en nuestra ciudad, él estaba…se comía todos lo borradores de sus lápices en la escuela. Y el maestro le escribió a su madre. Y su madre, un día, lo encontró afuera en el porche de atrás, comiéndose el pedal de una bicicleta. Así que, era hule. Y así es que ellos lo llevaron al laboratorio a examinar al pequeñito para saber qué estaba mal. Y el doctor encontró que su cuerpecito necesitaba azufre. Ahora, Ud. encuentra azufre en el hule. Ahora fíjense…Mientras había un deseo allí adentro por azufre, tenía que haber primero azufre…Oh, hermano, ¿ven lo que quiero decir? Tiene que haber azufre primero allí afuera, antes que haya un deseo aquí adentro. ¿Lo ven?

61-0205 (t) Expectacion
 68  Esa es la razón que hay más de Dios para Ud. Esa es la razón que hay sanidad Divina para Ud., porque Ud. la está buscando. Esa es la razón que hubo un Dios quien…Abraham estaba buscando, cuyo constructor y hacedor era Dios. El estaba esperándola, porque Dios había hecho la promesa. ¿Lo ven Uds.?

61-0205 (t) Expectacion
 69  Aquí…Antes que pueda haber una creación, tiene que haber un Creador para crear la creación. Y mientras Ud. sienta que Ud. está creyendo en sanidad Divina, hay una fuente abierta en alguna parte. Mientras Ud. esté creyendo que hay un Dios que lo llenará a Ud. con el Espíritu Santo, hay una fuente abierta en alguna parte o Ud. nunca lo desearía. Otros…Muchos otros no lo desean ¿ven?, porque no es revelado a ellos. Pero es revelado a Ud. ¿Por qué? ¿Por quién? (Me siento muy religioso ahorita). ¿Ven? ¿Qué es? Es que es revelado a Ud. por el Espíritu Santo, el mismo Espíritu Santo que se lo reveló a Simeón.

61-0205 (t) Expectacion
 70  Y mientras El lo ha revelado, hay una fuente abierta en alguna parte. ¡Oh, si tan sólo lo pudiéramos ver! La fuente está abierta en alguna parte, porque es revelado a Ud. por el Espíritu Santo, Dios es un Sanador. ¿En dónde está esa fuente? Dios llena con el Espíritu Santo. ¿En dónde está esa fuente? ¿Ven?, hay una fuente ahora, o Ud. no tendría ese deseo en su corazón. Así que eso…Eso hace que Ud. pierda todos sus pensamientos de todo lo demás, porque eso anula todo. Le llena lo más profundo de su ser al creer en ello. Ahora, no hay dos Espíritus Santos. Hay solamente un Espíritu Santo, y el mismo Espíritu Santo que se lo reveló a Simeón se lo ha revelado a Ud.; revelado por el Espíritu Santo.

61-0205 (t) Expectacion
 71  ”Hay una fuente llena con Sangre, que sale de las venas de Emanuel. Los pecadores se sumergen en el torrente y pierden todas sus manchas de culpabilidad”. Eso es para cada pecador. Pedro dijo allí en el día de Pentecostés, dijo: “Arrepentíos, cada uno de vosotros y bautícese en el Nombre de Jesucristo para la remisión de vuestros pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque la promesa…” ¡Oh, hermano! ¿Cómo puede Ud. tomarla y ponerla en alguna cosa histórica? “La promesa es para vosotros, para vuestros hijos, para aquellos que están lejos aun a cuantos el Señor nuestro Dios llamare”. [Porción no grabada en la cinta-Ed.]…?…lleno de las bendiciones Pentecostales, el poder de Dios tratando de llevarse a Su Iglesia. El no falla. El no mengua. El está tan resplandeciente y refrescante hoy día, como siempre lo ha estado y siempre lo estará. El es Eterno. Oh, sí.

61-0205 (t) Expectacion
 72  Los hijos de Dios son guiados por el Espíritu de Dios. (David DuPlessis una vez dijo acerca de-acerca de los hijos de Dios)…Los hijos de Dios son guiados por el Espíritu de Dios. Todos Uds. creen eso, ¿qué no? Los hijos de Dios son guiados por el Espíritu de Dios. Ahora, el problema de esto es, la iglesia hoy día…(El dijo: “Nosotros tenemos muchos nietos”.) Pero Dios no tiene nietos. Ahora, Uds. Metodistas, pongan atención por un momento. Yo quiero decirles algo. Si todavía tuviéramos hijos e hijas de Dios, Metodistas, sería bueno. Si tenemos hijos e hijas de Dios, Bautistas, está bien, Luteranos, Nazarenos, Peregrinos de la Santidad o Pentecostales. Pero como el resto de ellos hicieron así nosotros los Pentecostales. Estamos tomando a nuestros hijos y los estamos metiendo en la iglesia, porque nosotros estamos allí, haciéndolos miembros de la iglesia Pentecostal.

61-0205 (t) Expectacion
 73  ¡Esos son nietos! ¡Dios no tiene nietos! Esos mismos hijos e hijas deben de pagar el mismo precio que nosotros pagamos, y recibir el Espíritu Santo lo mismo que nosotros. No hay nietos. Dios no los recibe de esa manera. Son hijos e hijas. No hay nietos. Dios no tiene ni uno. No hay tal cosa con Dios. Bueno, Uds. dicen: “Yo pertenezco a la iglesia Metodista. Mi madre pertenece allí”. ¡Eso es un nieto! ¡Dios no tiene! Ud. es un nieto para la iglesia Metodista, Ud. es un nieto para la iglesia Pentecostal, pero Dios no tiene ningún nieto. Cada hombre y mujer tiene que nacer otra vez individualmente, hijos e hijas de Dios. Eso es lo que los hace a ellos llenos del Espíritu y llenos de Vida.

61-0205 (t) Expectacion
 74  El tiempo de la primavera viene. Después de un tiempo todos los pajaritos aquí se paran en la copa de los cactus y arbustos allá, se hacen un nido. Y una madre pájara puede hacerse un nidito bonito y hacerlo tan confortable para sus bebés, poner un nido lleno de huevos. Y ella puede sentarse en esos huevos y ser tan fiel y voltearlos sólo un poco, y tener tanta hambre, y que ella misma se prive de alimento, a tal grado que esté tan débil que no pueda volar del nido. Si esa madre pájara no ha estado con el compañero, esos huevos nunca empollarán. Correcto. Ellos no son fecundos. La corriente de sangre viene del sexo masculino, la hemoglobina. Eso es verdad. La mujer únicamente produce el óvulo (la hembra), pero del macho es de donde la fecundidad viene.

61-0205 (t) Expectacion
 75  Ese es el problema con las iglesias hoy día. Nuestro pueblo Pentecostal…(No diciendo nada contra esta iglesia extraordinaria y su pastor extraordinario. Lo conocí, yo sé lo que él cree). Pero hoy día obtenemos iglesias más grandes que nunca hemos tenido y nuestra fe se está disminuyendo. ¿Cuál es el problema? ¿Ven?, estamos metiendo miembros, nietos…[Porción no grabada en la cinta-Ed.]…?…Lo que necesitamos, hermano…No esa pájara. Como dije, ella pudiera sentarse allí en ese nido hasta que ella esté tan débil que no pudiera volar de él. Pero si ella no ha estado con el compañero, ¿qué harán esos huevos? Se quedarán allí y se pudrirán. Uds. saben eso por sus gallinas. Ellos se quedan allí y se pudren.

61-0205 (t) Expectacion
 76  Solamente hay una cosa por hacer, hermano, limpie el nido. Correcto. Eso es lo que nuestros movimientos Pentecostales necesitan hoy, es un tiempo de limpiamiento del nido. Sacar los huevos podridos del nido. Metiendo miembros y haciéndolos diáconos y demás, y palmeándolos en la espalda porque ellos dan un poquito más a la iglesia; no saben más de Dios que un Hotentote sabe de un caballero Egipcio. Correcto. Lo que necesitamos es una experiencia de nacer de nuevo, regresando al bautismo del Espíritu Santo, con la verdadera y genuina fe Pentecostal de Dios en la iglesia, ejercitada en nuestra iglesia. Eso lo lleva a donde uno es guiado por el Espíritu Santo. Cuando la Palabra habla, Ud. dice: “Amén” a Ella, y la cree.

61-0205 (t) Expectacion
 77  Simeón movido por el Espíritu Santo, y allí él tenía la promesa. Ahora, para terminar, yo pudiera decir esto. Digamos que viene una sazón…Las noticias no se dispersaban entonces como ahora. Mire a la pequeña María. Ella estaba esperando también, una virgen. Ella nunca conoció un hombre, pero el Espíritu Santo la encontró y dijo: “Ese santo Ser que te nacerá, será-será del Espíritu Santo. Dios va a ser Padre de este Hijo”. Bueno, ella esperaba que Dios cumpliera Su Palabra. Ella no anduvo diciendo: “Mira, espera. Veré…hasta que sienta vida, luego iré a testificar”. No, no. No es lo que Ud. sienta. Jesús nunca dijo: “¿Lo sentiste?” El dijo: “¿Lo creíste?” Ud. créalo.

61-0205 (t) Expectacion
 78  Alguien dice: “Bueno, yo no siento ninguna diferencia”. Eso no tiene nada que ver con eso. No está hablando acerca de su mano exterior y de su cuerpo exterior: El está hablando acerca de su interior que lo cree. Eso controla todo lo demás. Dijo: “¿Lo creíste?”

61-0205 (t) Expectacion
 79  María, tan pronto como el Angel le dijo, ella dijo: “He aquí la sierva del Señor. Hágase a mí conforme a Tu Palabra”. Ella salió rápidamente a las montañas de Judea, testificando. Fue y le dijo a Elizabet, su prima, que ella iba a tener un bebé, sin conocer a ningún hombre. Pues Elisabet estaba asombrada, dijo…(Y el pequeño Juan, Uds. saben, él ya tenía seis meses, formado en la matriz de su madre, sin vida).

61-0205 (t) Expectacion
 80  El gran Angel le apareció a Zacarías, y él dudó la Palabra de Dios. El dijo: “Estarás mudo hasta el tiempo que el bebé nazca”. (Ud. sabe, Dios puede de estas piedras levantar hijos a Abraham. Si Ud. no quiere aceptarlo, alguien más lo hará). Y él dijo…Cuando él se dio cuenta…

61-0205 (t) Expectacion
 81  Ella dio la salutación, ella dijo: “Oh, el Espíritu Santo vendrá sobre mí, y yo voy a concebir. Y este santo Ser, será llamado el Hijo de Dios, y yo lo llamaré Jesús”. Ahora, el pequeño Juan tenía seis meses sin moverse. Cualquiera sabe que eso no es normal. De tres a cuatro meses a lo mucho, y luego aquí son seis meses y él no se había movido. Pero tan pronto como ella escuchó la salutación de María, en su oído, otra esperando, otra esperando, ambas…

61-0205 (t) Expectacion
 82  Y cuando María dijo…nombró el Nombre del Señor Jesús, era la primera vez que ese Nombre había sido hablado por labios humanos, un pequeño bebé muerto en el vientre de su madre brincó de gozo. Y Juan recibió el Espíritu Santo en el vientre de su madre y empezó a saltar de gozo. Y si la primera vez que el Nombre de Jesucristo fue hablado por labios humanos hizo a un bebé muerto saltar de gozo en el vientre de su madre, ¡qué debería hacer en una iglesia nacida otra vez, para recibir fe por poder! No estoy excitado, yo sé en dónde estoy. ¿Ven? pero es que me siento bien algunas veces cuando empiezo a hablar acerca de esas cosas. ¿Ven? Correcto, porque es la verdad; ese Nombre de Jesucristo tiene Vida; y cuando se habla con poder y fe, no hay nada que se parará en Su Presencia. Eso es exactamente lo correcto. Oh, seguro, hijos e hijas de Dios. Ahora, digamos que Simeón estaba sentado en su estudio. Tal vez el lunes por la mañana. Todos los sacerdotes están en sus trabajos. (Y habían como dos millones y medio de Judíos en Palestina en ese tiempo, así que muchos bebés habían nacido por la noche; en el octavo día los varones tenían que ser circuncidados). Pensemos que Simeón está sentado atrás en su oficina. El tiene la Palabra, él la está examinando de esta manera. Y él llega al pergamino, tal vez en Isaías-Isaías 6:9: “Un hijo nos es nacido, un hijo nos es dado”, y demás. “Su Nombre será llamado Consejero, Príncipe de Paz, Dios Todopoderoso, el Padre Eterno”. Yo puedo imaginármelo sentado allí. Ahora, todo ese tiempo la pequeña María iba en camino allá para que circuncidaran a su bebé. Ella entra a la línea de oración, o lo que haya sido, la línea para ir a la circuncisión. Todos los bebés estaban vestidos en pequeñas y hermosas obras finas de tejido, Uds. saben. Y bonitos muchachitos, sin dientes, Uds. saben, y los amo. Y veo los pequeñitos allí, y madres, dulces, con sus pequeños bebés; pero aquí El tenía…envuelto en Sus pañales. Uds. saben de dónde los agarraron, del yugo de un buey en el establo, ¡y aún siendo el mismo Creador de los cielos y de la tierra!

61-0205 (t) Expectacion
 83  Y nosotros nos ponemos un traje de cincuenta dólares y alzamos nuestro rostro, de tal manera que si lloviera nos ahogaríamos, y nuestro Salvador nació aun sin pañales para envolverlo. “Las zorras tienen sus cuevas, los pájaros del aire tiene nidos, pero el Hijo del hombre no tiene un lugar para recostar Su cabeza”. ¿Quiénes somos? ¿Cómo deberíamos…? “Bueno, yo pertenezco a la iglesia más grande de esta ciudad”. ¡Oh, Dios, hermano y hermana, si Ud. se siente así, Ud. está alejándose de Dios allí mismo! “Dios, tiene…El está obligado a mí”. ¡El no está obligado a nada! ¡Ud. está obligado a El! El ha hecho Su parte. Ud. tiene que creer así como el resto de ellos creyó. Ud. tiene que venir de la misma manera que ellos creyeron.

61-0205 (t) Expectacion
 84  Puedo ver a Simeón allá atrás. Y de pronto la pequeña María entra en el edificio. Yo puedo ver a todas las mujeres guardando una distancia. Me imagino que Uds. pueblo nacido otra vez, saben lo que quiero decir. Ella estaba parada allí. Las mujeres no se acercaban, decían: “Ves a esa mujer allí…ella tuvo ese bebé fuera del santo matrimonio. Ella y José se habían casado hacía un par de meses y ella ya estaba preñada antes que naciera. Ella ya estaba preñada antes que estuviera casada, mejor dicho. ¿Ven? “Ese es un hijo ilegítimo. Mírenla cargando ese hijo ilegítimo en el templo de Dios. ¡Apártense de ella!” (Esa es de la manera que verdaderos creyentes…) Pero María, cargando ese pequeño Bebé en sus brazos…Tal vez estaba en pañales sacados del yugo de un…?…yugo de un buey en el establo. Tal vez estaba, pero en su corazón ella sabía de Quién era ese hijo. Así es de esa manera con cada creyente. Ud. sabe que el doctor pudiera decir: “Oh, no crea ese fanatismo”. Su madre pudiera decirlo, su esposo pudiera decirlo, su esposa pudiera decirlo, pero Ud. sabe cuando algo ha sido nacido en su corazón. Dios se lo ha revelado a Ud. Ud. está esperando que algo suceda. “¡No vaya a esa iglesia. Ud. no necesita ir allí!” Está bien. Ud. irá sin prestarles atención, si algo está allí adentro. ¿Ven? “Oh, ellos son un montón de santos rodadores”. No tiene nada que ver lo que Ud. los llame. Pudiera ser…sus pañales…pudieran ser muy comunes, pero sin embargo yo sé lo que está envuelto en ellos. Yo sé lo que está envuelto en pañales Pentecostales. Sí, señor. Yo sé que tenemos todo en ellos, pero sin embargo hay…el Espíritu Santo está envuelto en eso, también. Exactamente.

61-0205 (t) Expectacion
 85  Cargando en sus brazos de esta manera…A ella no le importó lo que el resto de ellos…Todos ellos guardaron su distancia. Cuando Ud. recibe el Espíritu Santo, Ud. está marcado. Todos, ellos lo marcan a Ud. Ellos saben. Ellos lo saben. Dicen: “Ah, ella es una de esa gente que habla en lenguas; ella va a ese grupo Pentecostal. ¡Apártense de ella! No la invite a ella a la fiesta de barajas”. No se preocupe, si ella tiene el Espíritu Santo ella no irá de todas maneras. Así que, así que…?…Así que allí lo tiene Ud….?…Después de un tiempo, vemos a lo largo allí en el otro cuarto, como que están cuchicheando y riéndose, Uds. saben. “Ven, ésa es ella. Esa es una de ellos. ¿Ven? Esa es ella”. Ella sabía. No importa, ella le estaba poniendo atención a su Bebé. Ella sabía Quién era El. Eso significaba para ella más que todas las sociedades y todo lo que había. Todos ellos los que no creyeron, no tenían que creer, pero ella sabía lo que tenía. Nosotros somos de esa manera. Sabemos lo que tenemos. Sabemos lo que esa promesa es.

61-0205 (t) Expectacion
 86  Ahora, aquí está El en el templo, por primera vez, Dios en Su templo en forma humana. Dios estaba en Cristo reconciliando al mundo para El mismo. Aquí está El, un pequeñito bebé Jehová ahora, acostado en los brazos de su madre. Solamente un pequeñito como el resto de ellos, pero había una diferencia allí. Esa…?…”Bueno, nosotros vamos a la iglesia lo mismo que tú”, pero hay una diferencia allí ¿ven?, dondequiera que Ud. encuentra el lugar correcto, la cosa correcta.

61-0205 (t) Expectacion
 87  Aquí viene ella atravesando el edificio. Ahora, si el Espíritu Santo había revelado eso a Simeón, depende del Espíritu Santo el ver que El cumpla Su Palabra. (Un pequeño drama aquí ahora). Simeón estaba en el templo, allí orando. Cuando menos piensa, ¿qué sucede? Cuando él está leyendo esa Escritura, el Espíritu Santo dice: “¡Pónte de pie, Simeón!” “No, ¿a dónde quieres que vaya? ¿Qué es lo que quieres que yo haga?” Esos no son sus negocios; haga lo que El le dijo a Ud. Póngase de pie. Aquí viene él. “Empieza a caminar”. “¿A dónde voy?” “No importa, sólo continúa caminando”. ¡Camina! ¿Creen Uds. que los hijos y las hijas de Dios son guiados por el Espíritu Santo? Aquí ellos empiezan a caminar. “¿A dónde voy?” “No importa, sólo continúa caminando”. “Camino…”Ellos vieron al anciano Simeón salir delante de la audiencia, miró todo allí de arriba a abajo. “¿A dónde voy, Padre?” “Solamente ve aquí a esta pequeña línea de mujeres, que está allá”, (unas docientas de ellas). Aquí viene él. “Preguntándose, ¿qué pasará?” El llevaba el pergamino, Isaías, el libro, el pergamino, Isaías 9:6. Pone su dedo sobre él, tal vez. (El Espíritu Santo hace cosas extrañas algunas veces. ¿Creen eso, hermanos? Cosas extrañas). Aquí viene él, caminando. La primera cosa que hace, es llegar exactamente en donde estaba esta mujercita. Ahora, ¿ven Uds.?, ellos no tenían televisión en esos días, no tenían radio, ni prensa, sólo de labio a oído. Y no se había dispersado que este bebé había nacido. ¿Ven? El sólo estaba…Bueno, era raro de todas maneras. Nadie lo había puesto en el periódico. Si hubiera sucedido hoy, ellos nunca lo hubieran puesto en el periódico, a menos de que hubieran querido escandalizarlo, o algo.

61-0205 (t) Expectacion
 88  Así que, aquí viene y Simeón se detuvo delante de ella. Y cuando él mira allí…¿Ven?, se le había revelado a él por el Espíritu Santo, que no vería muerte hasta que encontrara al Ungido del Señor. Y la misma cosa de la que la gente se estaba burlando, el Espíritu Santo, lo guió directamente a El. ¿No creen Uds. que El los guió a Uds. en esta mañana de la misma manera? ¿La misma cosa? ¿El mismo Espíritu Santo? Lo guió allí. El estaba esperando ver este Cristo, y él caminó allí; y tan pronto como él lo vio, él lo reconoció. Ahora, Ud. venga esta noche. Venga Ud.; sólo siéntese si Ud. es un escéptico. Siéntese, tome un asiento. Sólo observe por unos cuantos minutos. ¿Está Ud. esperando verlo a El en la escena en esta noche? Yo sí. ¿Ven? Yo estoy esperando. El lo hará, si Ud. lo está esperando.

61-0205 (t) Expectacion
 89  Y tan pronto como él lo encontró-encontró al bebé, tomó al bebé de los brazos de la madre, y se lo puso contra su propio corazón, y dijo: “Señor, despide a Tu siervo en paz, de acuerdo a Tu Palabra, pues mis ojos han visto Tu salvación”. ¡Oh, hermano! Guiado por el Espíritu Santo! Ahora, guarden estas palabras en sus corazones, y vigilen en esta noche para ver la salvación de Dios. (Yo voy a parar en un momento). Uds. guarden eso en sus mentes; permitan al Espíritu Santo guiarlo en esta noche a ver la salvación de Dios. El prometió que El lo haría en los últimos días. ¡Vean si El lo hace! ¿Ven? Esperando, hoy tengan grandes expectaciones, como él tuvo.

61-0205 (t) Expectacion
 90  Y había otra en ese día que estaba esperando. (Me referiré a ella para terminar). Su nombre era Ana. Ella era una profetisa. Ella estaba en el templo, ciega. Pero ella podía ver más allá de las paredes de ese templo. Yo espero que cada organización particular, hoy día, pueda ver más allá de las paredes de su organización. Su organización está bien, pero vea más allá de las paredes de ella. ¿Ven? Mientras Ana la ciega estaba sentada allí, de pronto…Ella estaba buscando también la consolación de Israel, pero estaba ciega. El Espíritu Santo le ha de haber dicho a ella: “¡Ponte de pie, Ana!” Ella se puso de pie. Y aquí viene ella, caminando, guiada por el Espíritu Santo, por entre la gente. ¿Cómo lo hizo? Ella lo estaba esperando, y el Espíritu Santo la estaba guiando. Esa anciana, mujer ciega, guiada por entre la gente, acercándose. (Aquí estaba Simeón; las lágrimas corriendo por su barba nívea. “Señor, despide a Tu siervo en paz”).

61-0205 (t) Expectacion
 91  Me pregunto qué pensaría la multitud cuchicheante entonces. ¿Ven? ¿Qué era este gran alboroto? “Bueno”, ellos dijeron: “Es la anciana Ana; ella está ciega. Y allí está Simeón; él está anciano y como que está fuera de sí”. Pero ellos estaban parados en el lugar correcto. No importa en qué condición ellos estaban, ellos estaban parados en el lugar correcto. Allí es en donde yo quiero pararme. ¡Dios, permite pararme en el lugar correcto!

61-0205 (t) Expectacion
 92  Y aquí viene ella caminando para llegar allá. Ahora, si el Espíritu Santo pudo guiar a esa anciana ciega por toda esa gente para llegar a El, ¿cuánto mucho más puede El guiarlo a Ud. por estas calles en esta noche?…Viniendo a encontrar el lugar en donde creemos que El sanará al enfermo, que El salvará al perdido. Y aquí viene ella. Y tan pronto como ella llegó allí (ella también encontró el lugar), ella levantó sus manos y bendijo a Dios y habló de El, y habló del aguijón que estaría en el corazón de María, y demás, y profetizó. ¿Ven?, ella era una profetiza, y el Espíritu de Dios estaba sobre ella. Y Dios guió a esa anciana mujer ciega a través de las multitudes hasta que llegó a ese lugar, porque ella estaba esperando que El viniera. Yo estoy esperándolo. Si Ud. está esperándolo, Dios cumplirá nuestras expectaciones.

61-0205 (t) Expectacion
 93  Un gran músico, hace unos cuantos años aquí, fue a Rusia. El estaba tocando una obertura, y él estaba tocando tan estupendamente, a tal grado que el pueblo Ruso estaba gritando con toda su voz. Se pararon y gritaron y gritaron y aplaudieron, para que él tocara una vez más. Y él, y él se paró (escuchen ahora), y ellos-ellos gritaron otra vez, y golpearon el piso con los pies, para que él tocara otra vez esta gran obertura. Y él…Ellos se fijaron en el muchacho. Ellos dijeron: “Debe de estar fuera de sí. El no está prestando atención a nuestro aplauso. No lo está notando. Nosotros estamos tratando de llamarlo a que toque otra vez”. Pero ellos se fijaron que él se quedó así, con la mirada ida. Así que después de un momento ellos voltearon para mirar. El no estaba poniendo nada de atención al aplauso de la gente; sino a su profesor anciano, el maestro anciano, estaba sentado arriba en la audiencia. El quería ver lo que él decía al respecto. El quería saber si él aplaudiría, o movería su cabeza, si estaba bien hecha. A él no le importó lo que la gente decía; él quería ver lo que él diría.

61-0205 (t) Expectacion
 94  Y si la gente le dice a Ud. que los días de los milagros han pasado, Jesucristo no es el mismo ayer, hoy, y por los siglos, no se fije en lo que la gente está diciendo, pero mire hacia arriba, al Maestro quien escribió las Palabras. Mantenga sus ojos dirigidos allá arriba. ¿Ven?, lo que El dice al respecto.

 Si sanidad Divina está bien, escudriñe Su Palabra hoy, y venga esperando en esta noche.

 ¿Podemos inclinar nuestros rostros por un momento? Misericordioso Señor, yo estoy agradecido por esta pequeña audiencia que está sentada aquí ahora, esperando. Yo pido que Tú deposites algunas simientes en sus corazones, para que ellos vengan en esta noche con tales expectaciones, que el cojo caminará, el ciego verá. Permite que no haya ni una persona enferma entre nosotros en esta noche. Permite que todo problema cardiaco sea sanado, los cánceres. Y permite que Tu Espíritu descienda, y aun en sus hogares en esta tarde, permite que ellos sean sanados antes que aun lleguen a la iglesia. Estamos esperando, Señor, grandes cosas. Así que guía a la gente a la casa de Dios en esta noche. Guía al pecador, ese joven desobediente, el querido bebé de su madre al que ella limpió sus lágrimas, y ahora él está tirado en el piso de las cantinas; esa hija desobediente, afuera toda la noche. Permite que el Espíritu Santo hable y guíe sus pies a la casa de Dios y luego al altar en esta noche, para encontrar a Cristo el Salvador de ellos. Y permite que nosotros como Simeón de antaño, con brazos de fe, abracemos al precioso Señor Jesús en nuestros corazones en esta noche, y haz nuestro corazón la cuna. Permite que nuestra experiencia con El sea como un pañal (de yugo de buey), que nos haga vivir diferente de aquí en adelante. Bendice a nuestro hermanito pastor aquí, y estos otros ministros, y quienquiera que esté en la iglesia, Señor, hoy. Bendice…confiando que Tú darás a cada iglesia un gran servicio hoy. Permite que sea un día que nunca olvidemos. Mantennos fuertes ahora para servirte. Bendice al pueblo mientras se van a sus hogares. Lo pedimos en el Nombre de Jesucristo. Amén.

 Mientras entrego el servicio al pastor, lo siento haberlos detenido tan tarde. Yo sé que Uds. se van a las doce y es un cuarto pasadas las doce. Pero esto es algo leve para mí. Algunas veces cuando tengo…Yo no sé cuando parar, me siento tan bien. Así que algunas veces yo estoy aquí dos o tres horas así. Así que me gusta, cuando una audiencia con una buena respuesta como ésta…

 Voy a venir con expectaciones en esta noche de que Dios hará cosas grandes, maravillosas para nosotros. Hasta entonces, Dios sea siempre con Uds., mientras entrego el servicio de regreso a su pastor, y un millón de gracias por escucharme, a todos Uds.


criado por elgranamordedios    8:24 pm — Categoría: Sin categoría — Tags:

VOLVEOS AL NORTE

Por William Marrion Branham
 ENERO 29, 1961. PHOENIX, ARIZONA.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 En el primer capítulo de Deuteronomio comenzando con el verso 5. [Alguien lee la Escritura.-Editor]

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 De ésta parte del Jordán, en tierra de Moab, resolvió Moisés declarar esta ley, diciendo: Jehová nuestro Dios nos habló en Horeb, diciendo: Harto habéis estado en este monte;

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Volveos, partíos e id al monte del Amorrheo, y a todas sus comarcas, en el llano, en el monte, y en los valles, y al mediodía, y a la costa de la mar, a la tierra del Cananeo, y el Líbano, hasta el gran río Eufrates. Mirad, yo he dado la tierra en vuestra presencia; entrad y poseed la tierra que Jehová juró a vuestros padres Abraham, Isaac y Jacob, que les daría a ellos y su simiente después de ellos.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Y yo os hablé entonces, diciendo: yo no puedo llevaros solo: Jehová vuestro Dios os ha multiplicado, y he aquí sois hoy vosotros como las estrellas del cielo en multitud. ¡Jehová Dios de vuestros padres añada sobre vosotros como sois mil veces, y os bendiga, como os ha prometido!

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 ¿Cómo llevaré yo solo vuestras molestias, vuestras cargas, y vuestros pleitos? Dadme de entre vosotros, de vuestras tribus, varones sabios y entendidos y expertos, para que yo os ponga por vuestros jefes.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Y los días que anduvimos de Cades-Barnea hasta que pasamos el arroyo de Zered, fueron treinta y ocho años; hasta que se acabó toda la generación de los hombres de guerra del medio del campo, como Jehová les había jurado.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Y también la mano de Jehová fue sobre ellos para destruirlos de en medio del campo, hasta acabarlos.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Y aconteció que cuando se hubieron acabado de morir todos los hombres de guerra de entre el pueblo,

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Jehová me habló, diciendo: Tú pasarás hoy el término de Moab, a Ar.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Un resfriado… Satán me lo pasó a mí y yo se lo regresé, él me lo regresó y yo se lo pasé a él. Así que solo me mantuve de esa forma hasta el tiempo para irme a dedicar a la iglesia, y entonces finalmente yo me alejé de él y fui a dedicar a la iglesia. Y estando parado sobre esta caja en esta mañana… eso me recuerda cuando mamá me ponía sobre una caja para lavar los trastes. Bueno, espero que limpiemos todo en esta tarde, así que el Señor le bendiga.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Tuve que hacer algunos anuncios el otro día en Houston, me dieron aquí un papel que dice, “Por favor anuncie que el Hno. Van Heuf, un ministro que nos visita estará en Phoenix, Arizona del 27 de febrero al 5 de marzo”. Recuerde eso. Ahora, creo que mañana por la noche el Hno. Oral Roberts va a hablar aquí, ¿Quizás en este mismo auditorio? En el comedor. El Hno. Oral es ciertamente una obra maestra de Dios en el púlpito, es un hombre maravilloso de Dios, un hombre de fe. Estoy seguro que le hará a Ud. bien venir y oír al Hno. Roberts mañana por la noche. Y entonces es el desayuno por la mañana y todo lo demás… ya he visto alguno de ellos detrás de las cortinas que tienen sus boletos y todo lo demás. Eso está bien. Así que, estamos siempre contentos de estar en estas convenciones.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Yo sé que Ud. tiene algo que sigue en unos minutos -inmediatamente después de que termine de hablar, algún tipo de servicio. Y cortaré mis palabras lo más que se pueda. Otra cosa, estoy un poco ronco y lo otro es que ustedes…  ya hemos estado aquí por dos horas, y sé que Ud. está cansado.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Ahora, el próximo domingo si el Señor lo permite (el próximo domingo va a ser el 5 de febrero) habrá oración por los enfermos en Las Asambleas de Dios en Tucson Arizona, comenzando a las 7:30. Y luego vamos a viajar hacia la costa occidental, a los Angeles, y Long Beach, creo que así es, luego, alrededor de Bakersfield por los siguientes servicios, y entonces vamos a ir al este. Y espero si Dios lo permite estar en Zurich al mismo tiempo que esos hombres estén allá, y también en Jerusalén. Me gustaría ir a Jerusalén una vez y ver la tierra donde nuestro Señor estuvo.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Quiero saludar a muchos de mis buenos amigos aquí. Veo al Hno. Dickson y al Hno. Rhodes, y a muchos de ellos. Me tomaría un poquito de tiempo para nombrarlos. Y hace unos momentos vi aquí al Hno. Smith, y él vino y arrojó sus brazos alrededor de mí -Que maravilloso tiempo de compañerismo.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Ahora, así como leemos las Escrituras me gustaría tomar un texto, y si Ud. nombrara eso, sería del versículo 3 del segundo capítulo de Deuteronomio: “Ya has acampado suficiente en esta montaña, volveos al norte”. Me gustaría hablar del tema: “Volveos al norte”:

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Era difícil que Israel pensara que la tierra prometida estaba alejada cuarenta años, cuando estaban danzando, gritando, regocijándose en el otro lado del mar rojo, cuando estaban únicamente a unos cuantos días de ella. No era sino un tiempo muy corto. Creo que Ud. podría llegar por automóvil probablemente en una hora y media. Ud. podía caminar y durar dos días, o tres o cuatro o algo así para llegar muy fácil a la tierra prometida.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Y ellos pensaban que ya casi estaban allí, y tenían un gran tiempo de jubileo al gritar y alabar a Dios, y ver lo que Dios había hecho por ellos, y eso… hubiera sido difícil hacerlos creer que estaban alejados cuarenta años de esa promesa-de la promesa completa de Dios que El les prometió. La Gracia les había provisto una gran cosa, les había provisto un cordero de pascua, les había provisto un profeta, y luego la Gracia les había provisto un Angel. El cordero pascual era por sus pecados, el profeta era su instructor, el Angel era su guía. La Gracia les había provisto todo a ellos, pero en lugar de eso, quisieron una ley.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Y esta Gracia les había provisto un escape de Egipto antes que ellos tuvieran una ley. Y luego la Gracia les había provisto uno de los avivamientos más grandes que jamás habían tenido. Y ellos vieron grandes poderes de Dios en este avivamiento, habían visto la luz del sol mientras el resto del mundo estaba en oscuridad, en este avivamiento habían visto la poderosa mano de Dios libertar a su gente, sacándolos de la esclavitud hacia la liberación. Y en este avivamiento después de que cruzaron el mar rojo encontraron detrás de ellos todos sus enemigos muertos en ese Mar Rojo. ¿Por qué querrían agregar algo más a eso?.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Ellos se pararon así como nuestros padres pentecostales lo hicieron hace como cuarenta años, o un poquito mejor, después de que nosotros habíamos visto las mismas cosas que ellos vieron, uno de los avivamientos más poderosos que la iglesia jamás ha tenido. Vimos sanidad Divina, la gente sacada de la esclavitud a la libertad estando atada por ataduras de denominaciones y todo lo demás, La Gracia había provisto todo lo que ellos necesitaban: Un ángel de Dios para dirigirlos, profetas, grandes hombres.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Oí decir el otro día, que cuando tenían los servicios en la calle Azusa aquí en California, que ellos pensaban que era una desgracia meter los himnarios en el servicio, ellos cantaban en el Espíritu, así como el Espíritu les guiaba así cantaban. Ellos danzaban en el Espíritu. Ellos tuvieron un gran tiempo. Y aceptaron la Palabra de Dios en Santificación para separarse de sus pecados, y sabían que habían pasado de muerte a vida. ¡Qué avivamiento tuvieron hace cuarenta años!.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Pero así como lo hizo Israel, así también nuestros padres cometieron el error fatal- una cosa que los detuvo en el desierto otros cuarenta años. Encontramos que en lugar de estar satisfechos con eso que ellos tenían, y lo que Dios había hecho por ellos, y ver las obras de Sus manos, el fruto de Gracia proveyéndoles todo de lo que tenían necesidad, y aún más que eso, tanto que no tenían necesidad de tener un himnario, desearía haber visto esos días.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Pero Israel en lo natural después de todas esas cosas… esto es Israel en lo espiritual. Así como Dios llevaba a Su gente a la tierra prometida en lo natural, El está llevando a Su iglesia a la tierra prometida en lo espiritual. Ellos iban en el camino teniendo un gran tiempo, pero, aún así, después que la Gracia había provisto todo lo que necesitaban, aún ellos querían algo para hacer ellos mismos, que pudieran mostrarle a Dios que tenían algo para hacer.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Y eso es lo que la iglesia pierde al entrar en esa condición. Cuando Ud., yo, o cualquiera trata de poner la mano sobre la obra de Dios y agregar algo a eso, o tomar algo y quitárselo… Nosotros debemos dejarlo justamente en la forma que Dios nos lo ha provisto. Sólo dejar que el avivamiento se mueva así como el Espíritu se mueve.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Esa gente estaba únicamente a ocho o diez días de la promesa completa de Dios, si ellos en aquel día hubieran seguido el liderazgo del Espíritu Santo… nuestros padres estuvieron sólo a unos cuantos días de la promesa completa de Dios, si ellos sólo hubieran ido adelante y seguido el liderazgo del Espíritu Santo, pero tuvimos que hacer algo así como aquellos lo hicieron.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 El error más fatal que Israel alguna vez hizo fue en Éxodo 19, después que se les había provisto la Gracia, y se les había dado el avivamiento, aún así, pidieron una ley. Pensaron que podían tener escuelas, ministros entrenados teológicamente, y ser justamente como el resto de la gente, tener algo para que pudieran hacer ruido con eso, y separarlos uno del otro, romper el compañerismo de hermandad: “Nosotros creemos esto, y aquello”. Si sólo lo hubieran dejado seguir como Dios lo llevaba, todo hubiera estado bien. Pero nosotros siempre tratamos de poner nuestras ideas en ello, y cuando inyectamos nuestras ideas, cuando inyectamos nuestra teología hacia el Espíritu de Dios, eso aleja al Espíritu de Dios, así fue en aquel día. Ellos estaban en el camino, pero querían algo que pudieran hacer por si mismos.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Y por ese ruido y ese llevadero encontraron que alejaron el Espíritu de Dios de ellos, fue un gran error. Fue un gran error, cuando nosotros hicimos la misma cosa- nuestros padres. Cuando el Espíritu Santo cayó primero en la calle Azusa y en otras muchas partes del mundo, si tan solo hubiéramos dejado el liderazgo del Espíritu Santo seguir, -mantener el mundo afuera y proseguir, y sólo dejar que el Espíritu Santo dirigiera, nosotros hubiéramos estado en la tierra prometida. Pero hemos estado cuarenta y tantos años alejados de eso, y así como ellos lo hicieron nosotros también lo hemos hecho.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Alguna cosa vino a la iglesia, y quisimos denominarnos en lugar de continuar y amar a los hermanos y proseguir, ¿O por qué no dejar eso? Cada planta que mi Padre Celestial no ha plantado será desarraigada. ¿ Qué bien hará sacar la escoria de una barrera denominacional para conservar a otro afuera? Siempre pensamos lo que viene.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Ahora, hay una pequeña historia que va así, quizás no es muy apropiado decirlo en el púlpito ante gente llena del Espíritu Santo, a la cual tengo el privilegio de hablarles. Pero se dice que tres changos estaban sentado en un árbol mirándose el uno al otro, y miraron a los pobres seres humanos y dijeron, “¿No son ellos miserables? y dicen que provienen de nosotros, eso es un error, porque nunca nosotros pondríamos una cerca en el árbol de cocos para evitarle a nuestros hermanos los changos comer los mismos cocos que estamos comiendo”. Así es el ser humano, la iglesia siempre ha sido así.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Una vez, cuando Israel quería actuar como el resto de las naciones, querían un rey, querían que Samuel les diera un rey. Bueno, Samuel les dijo, “Esto no trabajará, Dios es su Rey, dejen que Dios sea su Rey”. Pero ellos querían un rey porque querían actuar como las demás naciones, querían actuar como los filisteos y el resto de las naciones -copiar al mundo en lugar de dejar que Dios fuera su Rey.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Y Samuel su viejo y fiel profeta llamó a Israel y les dijo, “¿Les he dicho algo a Uds. en el Nombre Del Señor que no haya acontecido? ¿Les he dicho alguna cosa en el Nombre del Señor que no sucedió? ¿Les he pedido dinero, o les he quitado algo a Uds.?”. “No, no nos has pedido dinero, tampoco nos has dicho algo en el Nombre del Señor que no haya acontecido, pero, aún así, queremos un rey”.   Vea, el hombre quiere hacer algo, mostrar su autoridad, mostrar cuan grande es, o cuán diferente puede ser de alguien más, o del resto de la gente. Allí es cuando Dios sale fuera del cuadro, exactamente.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Ahora, como entonces fue Israel, así ha sido siempre, ahí había una multitud mixta, algunos querían una cosa, otros querían otra. Así lo tenemos hoy, usualmente uno en un lado, y el otro es el que gana.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Fue lo mismo en el concilio de Nicea, cuando se sentaron nuestras iglesias, uno quería una cosa y el otro otra. El pequeño grupo pentecostal fue sacado, y la organización tomó eso. Y después del concilio de Nicea los hechos de los nicolaítas se convirtieron en una doctrina y formaron su propia fe, pusieron sus propios hombres, y tomaron todo… Y así como dije el otro día, “Nico” significa “Conquistar” “Nicolaítas” Significa conquistar al laico y poner toda la santidad en un hombre: “Hagan como yo digo, traigan el dinero a la iglesia, y que él haga el perdón de pecados, que él sea el que haga las oraciones y todo lo demás”. Esa no es la voluntad de Dios, porque Eso viene entre los laicos, a todos, Ud. es un individuo. Dios trató con Israel como una nación, pero con Ud. y conmigo como individuos. Nosotros ponemos por nuestros pecados ante Dios a nuestro Salvador.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Y vemos esa multitud mixta… el amor es esto… dos hijos de Isaac y Rebeca representan al mundo hoy. Cada vez que hay un avivamiento, hay gemelos naciendo. Cada vez que tenemos un avivamiento nacen gemelos. Jacob y Esaú eran gemelos y uno de ellos era un hombre que seguía al mundo, y el otro era espiritual. Esaú era tan bueno como Jacob, si lo mira, a él le gustaba cuidar a su viejo y ciego padre que era un profeta, moralmente era un buen muchacho y era trabajador. Jacob quizá sólo era un muchacho que andaba alrededor de mamá, lo que llamamos un afeminadito. Así que Esaú era amado, un hombre natural del mundo, que nunca le importó nada esa primogenitura. Pero para Jacob no había diferencia en como la consiguiera, en su mente había una sola cosa, y era esa primogenitura, no importaba lo que algo más… o cómo la consiguiera.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Así es con la iglesia nacida espiritualmente. Cuando la iglesia protestante tuvo un avivamiento, y Lutero, Wesley, Knox, Calvino, y todos los que a través de las edades tuvieron un avivamiento eso produjo gemelos. Cuando pentecostés tuvo un avivamiento, eso produjo gemelos; cuando Moisés tuvo un avivamiento en Egipto también produjo gemelos, una multitud mixta.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Uno como el mundo, que quería actuar como el mundo, hacer lo que el mundo, y copiar su mensaje. Los otros no les interesa nada lo que el mundo diga, cuán clásico se vea o no, ellos tienen una cosa en común, y es agarrarse de la Palabra, mantenerse agarrados de Dios. Esa es la manera en que siempre ha sido, y es así como es hoy todavía, amigos, agárrense de la primogenitura. A Jacob no le importaba cuánto le llamaran un afeminado, o como la consiguió -la cosa es que lo hizo. Y así es hoy, no hay diferencia para la gente que es espiritual. Cuantas veces las iglesias se comprometen y llegan al lugar que sólo saludan de manos al predicador.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Es como David Duplessis dijo hace mucho, que Dios no tiene nietos, y eso es verdad. Nuestras iglesias traen a los jóvenes, y los sientan, y ponen sus manos sobre la iglesia. Pero ellos nunca vienen a través del proceso de nacer de nuevo y ser llenos del Espíritu Santo. Los metemos a la iglesia, ¿Pero qué tenemos? un montón de jóvenes con corte de cabello flat-top [De cepillo.-Traductor] que corren sobre los asientos y viven como el resto del mundo. Las mujeres con su cabello encrespado y usando maquillaje y todo lo demás. Es una desgracia la clase de patrón que siguen ellos del mundo, en lugar de regresar al punto de partida espiritual.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Ellos quieren otro gran movimiento en nuestras grandes iglesias y tratan de ser más grandes que el otro, y cortan la cabeza del otro y trabajan para nuestras organizaciones y denominaciones. ¿Qué tenemos? Estamos observando un montón de gente híbrida en lugar de hijos de Dios nacidos de nuevo. Eso es cierto. Híbridos -una de las gentes mas rudas en el mundo. Un híbrido nunca puede cruzarse así mismo de nuevo. Cuando nace una mula… la mula no puede hacer nada sino sólo ser una mula. Eso es todo lo que es. Así nace, es una mula, un medio híbrido, porque está entre un caballo y un… la mula no sabe quién es su papá, o su mamá, o de dónde viene, o a dónde va, es sólo ignorante como puede serlo. No tiene gentileza, no puede hablarle, sólo para sus orejas y hace, “Honk, honk” con sus grandes oídos hacia atrás.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 A veces yo predico a muchas de esas mulas que no saben más de Dios, de lo que mas sabría un hotentote de una noche egipcia. Para sus orejas y dice, “Los días de los milagros pasaron, no hay tal cosa”. Es un híbrido. Pudiera pertenecer a una organización pentecostal, o a otra organización. Pero uno que es nacido de nuevo…

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Lo que yo más amo es a un genuino y caballeroso caballo pura sangre. Lo que me gusta es una experiencia pentecostal como a un pura sangre, uno que sabe de dónde viene, que sabe qué tiene, que sabe a dónde va, con un espíritu amable, de mansedumbre, de Espíritu Santo y compañerismo, que alcanza a cruzar la línea y estrecha sus manos con otro Hno. y lo lleva aún al lugar de ser un Hermano del mismo reino. No importa cómo fue él bautizado, o rociado, o que se derramó sobre de él, o lo que haya hecho, si él unió las manos, brincó hacia arriba y hacia abajo, o lo que haya hecho, de todas formas es un Hermano Mientras tenga el Espíritu Santo es un Hermano Y el genuino pura raza nacido de nuevo - hombres y mujeres pentecostales que creen eso con todos sus corazones. Ciertamente.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Ahora, esos avivamientos gemelos, trae a un hombre que quiere construir escuelas, la iglesia está tratando de esquivar ese asunto del nuevo nacimiento, Hoy metemos a la gente por el bautismo en agua en la iglesia. Ud. pudiera meterlos en la iglesia, pero nunca los pondrá dentro de Cristo por el bautismo en agua, Ud. tiene que nacer de nuevo por el Espíritu.  Eso es cierto.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Así como digo frecuentemente, lo digo de nuevo, no me interesa qué tipo de nacimiento sea, cualquier nacimiento es un batidero, si es en un gallinero, o en la hoja de un maíz, o en un cuarto en un hospital decorado de color rosa, es una revoltura. Y también el nuevo nacimiento es una revoltura, lo hará hacer cosas que Ud. nunca pensó, hará que llore, gima, clame, levante sus manos y llore, y todo tipo de señales y todo lo demás. Y encarar al primer grupo almidonado de estilo propio. Pero a Ud. no le interesa mientras consiga ese nacimiento. Ud. tiene que nacer de nuevo para ver el Reino de Dios, es nacer de nuevo, y viene al lugar a donde ellos están tratando de esquivar el asunto al meter miembros, prometiéndoles, “Nuestra organización va más alta que la otra”. Eso no vale nada, ¡Ni una cosa!.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Lo que cuenta es el Reino de Dios, trabajar todos por un lugar. Si pertenezco a la iglesia bautista, o las asambleas, o a los unitarios, o a los trinitarios, quintenarios, o lo que sea. Queremos trabajar por un principio y es por nuestro Padre Celestial -el traer Hijos nacidos de nuevo hacia ese Reino aquí arriba. Fuera de eso, trabajamos en vano, tratando de hacer algo por una institución hecha por un hombre, que caerá tan seguro como dos por dos son cuatro, tiene que caer, porque es del hombre. Únicamente lo de Dios puede permanecer.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 No tengo nada en contra de ellos, eso está bien y bonito, pero cuando Ud. pone esas barreras para que no pueda tener compañerismo el uno con el otro, es cuando se pone mal. Se ha dicho que a mí no me gustan las organizaciones, me gusta la gente en las organizaciones…  las organizaciones están bien mientras no lleguen a un lugar y digan, “Nosotros creemos esto, y el resto de Uds. aléjense de eso. Y nosotros no cooperaremos con ese grupo de los hombres de negocio o cualquier cosa mientras a ellos les guste la forma en que lo hacen. Si ellos fueran organización…” Cuando lleguen a ser una organización, entonces me alejo de ellos. Eso es exactamente correcto, yo no creo eso, sino que somos Hermanos y tenemos compañerismo al seguir el liderazgo del Espíritu. Eso es exactamente lo que me gusta de eso.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Una multitud mixta. Ellos tenían una ley y fueron al monte Sinaí a obtenerla para que así pudieran tener todos los grados de doctor y todo tipo de cosas. Y lo primero que sabe, es que se metieron en problemas. Ahora, la ley sirvió su propósito, todo estaba muy bien en su día, la ley obró muy bien y sirvió su propósito, como también las denominaciones han obrado bien, y todo está bien con su propósito, pero recuerde, la ley nunca los metió a la tierra prometida, Josué los metió a ellos -Gracia, no la ley. Y tampoco será la denominación, ninguna jamás hará que la iglesia de Dios entre, será la Gracia de Dios la que ha sido derramada en sus corazones por el bautismo del Espíritu Santo, y es la que nos hará entrar a la tierra prometida, entrar hacia las bendiciones completas de Dios. Ciertamente que sí. Ellos cometieron un error fatal cuando hicieron eso

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Eso sirvió su propósito muy bien, pero el tiempo vino cuando ya no servía más. Dios la dejó morir y así poder tomar la Gracia y hacerlos cruzar y colocarlos posicionalmente en sus lugares en la tierra prometida. Así que la Gracia Dios pondrá a cada cosa… profetas, maestros, y todo lo demás. Las denominaciones no pueden hacer eso porque tienen un montón de presbíteros para poner las manos encima. No significará mas que arrojar agua sobre de ellos. Se necesita el Espíritu Santo para “Sepárame a Pablo y a Bernabé”. Se requirió el Espíritu Santo para separar a esos hombres y mujeres y colocarlos en su posición en Cristo. Eso es verdad.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Ahora, encontramos que ellos viajaron de ahí a Cades Barnea y ahí fue donde ellos hicieron su error más fatal que alguna vez hayan hecho. Israel cometió un gran error cuando vinieron a Cades Barnea. Cuando ellos habían numerado… tenían sus doce diferentes cabezas, doce grupos diferentes de ellos. Y ellos no salieron a la tierra prometida para espiar, para ver lo que podían conseguir… cualquier información que hubiera dentro. Y ellos regresaron, pero vemos que diez de esos grupos dijeron, “Es imposible tomarla, no podemos hacerlo, es mucho trabajo, somos pequeños al lado de ellos, porque nos miramos como langostas”.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Pero ahí había dos que tenían evidencia, ellos habían estado en algún lado, y cuando regresaron tenían los frutos de la tierra, ellos regresaron sabiendo que habían estado adentro, y trajeron de regreso la evidencia de que era una tierra buena. Y así es como llegamos a nuestro avivamiento aquí, así como la puesta de unos huevos de gallina, dos salidos de una buena puesta de huevos.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Y la primer cosa que Ud. sabe es que José y Caleb regresaron con la evidencia de que la tierra era buena, tenían una evidencia. Pero esa no era toda, ellos solo tenían una evidencia. Y eso es lo que los pentecostales consiguieron cuando cruzaron sobre la tierra hacia el desierto, sobre el Mar Rojo, y encontraron allí su linaje. Ellos comenzaron a hablar en lenguas como una evidencia de que habían estado allí, ellos sabían que había algo bueno, sabían que había alguna tierra en algún lado que estaba más allá de cualquier cosa que habían alcanzado. Eso es cierto.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Pero esas no son todas las cosas, nos asentamos en eso, salimos y plantamos eso, eso es cierto. Dios dijo, “Si hubiera uno entre Uds. que viniera y hablara en lenguas, y otro viene y dice, ‘Bueno, están todos locos, pero si uno profetiza y revela los secretos del corazón, entonces aquél postrará y dirá ‘Seguramente Dios es con Uds.”. Pablo fue el que dijo eso. Ahora nos detuvimos en una evidencia y fue el hablar en lenguas diciendo que era el Espíritu Santo, lo cual está bien, eso es cierto. Esa es la evidencia del Espíritu Santo, pero mire cómo otras cosas van a ir tan bien.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Pero tan pronto como Ud. lo obtiene tenemos que denominarnos para mantener a los otros afuera, construir una barda alrededor de nuestro árbol de cocos, que nadie pueda más conseguir de ahí sino nosotros. Es la razón que el resto de nosotros no vamos a ningún lado porque son nuestras propias ideas egoístas en lugar de dejar al Espíritu Santo que enraíce en nosotros. Y hemos esperado por 40 años y nada ha sucedido, están ustedes en el mismo lugar, en la misma vieja cosa.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Encontramos que ellos hicieron un error fatal, y levantaron un montón de grandes peleadores. (Hombres de guerra) ¡Hmmm! eso es lo que tenemos, un montón de peleadores. Uno dice, “Bendito sea Dios, yo soy de la asamblea, Uds. son Unitarios y no tiene nada que hacer conmigo, Uds. iglesia de Dios. Nosotros lo tenemos”.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 La iglesia de Dios dice, “Bendito sea Dios, nosotros somos los que lo tenemos, tenemos el nombre profetizado”. Los unitarios dicen, “Lo tenemos porque bautizamos correctamente. ¡Aleluya!”. ¡Uds. montón de peleoneros!. Dios dice, “Siéntate aquí hasta que mueras”. Eso es exactamente correcto. La Biblia dice que ellos permanecieron allí hasta que todos los viejos peleoneros (Hombres de guerra) murieron. Amén. Eso es exactamente correcto. El los dejó permanecer allí hasta que todos lo viejos peleoneros murieron. La Biblia dice eso, que esos peleoneros que estaban peleando sobre los límites de la organización, “No tienen que tener compañerismo con ese grupo, ellos son un grupo de buitres. Y esto y aquello”. Mientras Uds. tengan eso en su cabeza, permanecerán sentados allí sobre la montaña muriéndose de hambre.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 ¿Alguna vez pensó qué es lo que esa gente hizo por cuarenta años? ¿No estando ni aún a cuarenta días lejos de ahí? Dios los puso ahí por cuarenta años, eso fue lo que pasó hace mucho tiempo atrás. Yo creo que… algunos de ellos hablan de la venida del Señor Jesús, y yo creo que está pasada de tiempo, y creo que es a causa de la iglesia, la razón por la cual está pasada de tiempo. Jesús lo dijo, “Como fue en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre”. En los días de Noé cuando estaba la paciencia de Dios, no queriendo que ninguno pereciera. El esperó para que la gente entrara, y hoy El está esperando para que la iglesia se una.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Yo sé que no es muy popular entre la gente, pero Hermanos, es el mensaje de la hora venir y juntarse. Las almas tienen que moverse juntas, tenemos una iglesia del Dios vivo; Metodistas, Bautistas, Presbiterianos, Luteranos, Unitarios, Trinitarios, Quintenarios, todos nosotros juntos somos un grupo y somos los Hijos de Dios por nacimiento. Eso es exactamente correcto. “Todo lo que el Padre me ha dado vendrá” y cómo va Ud. a venir cuando tiene una barda construida tan alta que no puede tocar los cocos, vea, “Y Ud. tiene que hacer esto, o aquello”. Oh, tanta gente…

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Así como el carcelero de Filipo esa noche cuando dijo, “¿Qué debo de hacer para ser salvo?” ¿Qué haremos? Nosotros les decimos lo que no deben de hacer, “Tiene que dejar de hacer esto, y dejar de hacer aquello, tiene que dejar de hacer esto otro”. El nunca preguntó qué era lo que tenía que dejar de hacer, pero preguntó cómo podía él ser salvo. Es cierto- Pablo no habló en palabras que no se entendieran porque él dijo, “Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo”. Eso es cierto. Traiga la fe de Dios de regreso en la gente para que así ellos sepan que hacer y cómo actuar. No decir, “Venga y únase a nuestro grupo, venga y únase a aquel grupo”. Sólo llévelos a Dios y El cuidará el resto de eso. Llévelos hacia el Reino.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Los viejos peleadores, la Biblia dice que porque ellos no creyeron a los dos hombres… Caleb y Josué calmaron a la multitud. Ahora, hace unos años ellos querían conocer… los Pentecostales y todos los demás querían decir, “Bueno, ahora iremos a todos esos grandes grupos y cosas como esas, y vamos a dejar que el Espíritu Santo nos dirija” Algunos de ellos dijeron, “Dejemos que el Espíritu Santo nos dirija”.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Bueno, algunos nuevos asuntos y diferentes cosas entraron, y si no es de Dios de todas maneras caerá. Así que, por qué no dejamos sólo que sigan adelante y amémonos uno al otro, no peleemos uno al otro. Mientras el diablo pueda tener peleando uno al otro, él no tiene que pelear para nada, él se sentará atrás y tendrá un día de campo viéndolos pelear el uno al otro y riéndose de que usted profesa que tiene el Espíritu Santo pero que se están peleando el uno al otro. Ámense el uno al otro. Jesús dijo, “En esto sabrán todos los hombres que Uds. son mis discípulos, cuando se amen el uno al otro-” Esa es la más grande evidencia del Espíritu Santo que yo conozco, y es cuando Uds. pueden amarse el uno al otro, sí señor, ese es el gran mandamiento, la gran cosa, “Aunque hablaren en nuevas lenguas y de ángeles, pero si no tienen amor de nada sirve”.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Vea, no organice eso aquí en esta evidencia del Espíritu Santo, lo cual está todo bien, yo también lo creo. Pero espere, hay más que eso. (Perdónenme mis Hermanos de color) pero es como el hombre de color allá en el sur que estaba comiendo una sandía, le dieron una pequeña rebanada como esa, pero aquel muchacho quería comer más sandía que eso, él dijo, “¿Cómo te gustó Zambo?” Y él dijo, “Está muy buena, pero hay más de eso”. Así es como cuando Ud. tiene una probada de Dios, cuando el Espíritu Santo viene al servicio, eso es bueno, pero quiero más de eso, hay más de ello, porque El prometió que cada bendición redentiva es nuestra. Sí señor.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Ellos permanecieron sobre la montaña cuarenta años, nosotros hemos permanecido en nuestras denominaciones cuarenta años o discutiendo de esta manera o de la otra. ¿Se ha puesto a pensar lo que esa gente hizo allí en cuarenta años? Bueno, seguro que Dios estaba con ellos así como lo ha estado con nosotros. Ellos habían estado allí por cuarenta años y habían criado a los hijos y Dios los prosperó y tenían buenas cosechas. Ellos habían prosperado ahí, Dios los bendijo, y sanó sus enfermedades, no había ningún débil entre ellos cuando salieron del desierto, pero El los dejó permanecer allí hasta que ese viejo montón de peleoneros salieron, todos murieron.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Eso es exactamente lo que Dios ha hecho hoy, se han asentado y se han unido a esta cosa, se han unido a la iglesia de Dios, y se han unido a esto y aquello, y unir, unir, unir, o, hasta que nos hemos sentado aquí y hemos comprado Cadillac’s, y prosperado en los negocios y etc.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Pero el fin de los cuarenta años hermanos está aquí, hay una nueva generación levantándose. Eso es cierto. Hubo un Josué que se levantó un día y él creyó absolutamente la Palabra de Dios, cada pedazo de la promesa -no únicamente el cuidar de Ud., bendecir su negocio y todo lo demás, pero es más que eso. Dios ha hecho la misma cosa hoy.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Y yo creo que esta organización de los hombres de negocio del Evangelio completo es parte del programa de Dios. No estoy diciéndolo porque estoy parado aquí ante ellos, si lo hiciera sería un hipócrita. Pero lo quiero decir porque ellos no han puesto una estaca y decir, “Esta organización” o “Aquella organización”. Ellos estiraron sus líneas suficientemente lejos al punto que pueden meter a todos. Y esa es la razón que no los he dejado, porque están en el mismo programa que yo creo que es correcto. Y esto ha sido para las Asambleas de Dios, para la Iglesia de Dios, y para la Iglesia Unida, y para todas, aquél que quiera venir que venga para que beba libremente de la fuente de las aguas de vida.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 No tenemos que descansar en la joroba del camello, o en las dos jorobas, o tres, o en las que tenga, o aún en algún viejo burro. No, no hay ninguna diferencia porque hay frutos para todos nosotros aquí en esta casa. Así es como venimos juntos, esa es la razón que tengo compañerismo con los hombres de negocio, porque puedo hablarle a todos los grupos y también puedo traer mi mensaje para que ellos sepan que esta es la cosa en la cual yo creo.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Yo creo que El dijo, “Todos beban de ella” Eso no quiere decir una parte de eso,… lo que Dios puede hacer cuando el hombre puede unirse y romper sus barreras denominacionales. Yo creo que esos hombres que Uds. ven ahora aquí, estos jóvenes que están aquí todos sentados, son el fruto de… los hijos de los viejos peleoneros. Pero éstos no son peleoneros, el nuevo grupo no fueron peleoneros porque El dejó que todos los viejos peleoneros murieran. Y cuando ellos murieron El tomó a sus hijos y los levantó juntamente con Josué y los envió a la promesa completa.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Yo creo que es lo que estamos hoy viendo, lo que esta organización de los hombres cristianos de negocio están haciendo, Dios está usando esto poderosamente y lo continuará haciendo mientras mantengan esas barreras denominacionales rotas. Que no le digan a qué iglesia pertenece; sino pertenecer a la que Ud. quiera.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Pero ellos tratan de llevarle… alejarlo de la disposición de los viejos peleoneros y regresarlo a donde ellos puedan poner sus brazos alrededor de cualquier Hermano, ya sea Metodista, Presbiteriano, Bautista, Unitarios, Trinitarios, o lo que sea; poner sus brazos alrededor de él, él es un Hermano, no lo combata, sino ámelo. Amén. Mientras mantengamos esa actitud, Dios dijo que nos encontrará uno de estos días y creo que nosotros…

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Hemos estado en esta montaña de organización cuarenta años, movámonos hacia delante, movámonos fuera de aquí ministros, mis hermanos. ministros allí, ¿No piensa que hemos estado en esta montaña mucho tiempo? ¿No piensa que hemos peleado, discutido, y hecho ruido, y puesto nuestros límites organizacionales suficiente tiempo?. Partamos de esta montaña y movámonos hacia la tierra prometida, comencemos a escalar y poseer la tierra. Dios les dijo, “Levántense y posean la tierra, todos los viejos peleoneros se han ido ahora, pongan su espada de regreso en su funda, no peleen”.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Escuchen, no hagan el mismo error que sus padres hicieron o estarán aquí por cuarenta años también con las organizaciones cristianas de los hombres… Si Ud. se organiza estará pegado aquí otros cuarenta años. Pero es el tiempo que Dios está llamando a Su Iglesia para moverse, yo creo eso, y note, El dijo, “Ahora Uds. han estado en el monte Seir…” Ahí es a donde está el Hermano denominacional Esaú está sentado, un buen Presbiteriano, Metodista o Bautista.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Ahora, no lo molesten, no discutan con él, sólo pasen y digan, “¿Cómo está Hermano?” Siga caminando, pero Ud. ha estado deseando darle un apretón de manos y clamar que él no tiene nada. Cierto. Recuerde que él tiene lo que Dios le dio, tiene el mismo avivamiento que Ud. Cierto. El tiene… él sabe… “Haga esto, aquello…”

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 ”Yendo al monte Seir, porque se lo he dado a Esaú”. Esa es la parte que se supone que él conoce, es todo lo que sabe, es lo único que sabe, y eso es su denominación. Oh, “Somos esto y lo otro, somos…” Eso es todo lo que él sabe, es todo lo que Dios le dio, “Sólo pásalo, no discutas ni pelees con él, sólo pásalo quietamente. Pero mira aquí, Jacob, tú Jacob Pentecostal -tú nacido realmente de nuevo que tiene la experiencia, que es dirigido por el Espíritu Santo -no vayas y pelees con él”. Pero el Jacob Pentecostal tiene la promesa completa de entrar a la tierra, la cosa que suponía suceder. Dios dijo que El… la cosa completa, y ponerle en la tierra prometida con la Plenitud del Espíritu, con cada operación.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Y así como esa mañana al estar en ese servicio, y verme con mi ministerio espiritual… no tengo mucho de predicador. Pero noté que cuando ellos hablaban acerca de Charles Price muriendo, el Hno. Shakarian profetizándoles que esas cosas vendrían a suceder, oh, mi espíritu se levantó en mí diciendo, “Eso es, eso es, si ellos sólo lo pudieran ver, eso es”.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Nos estamos preparando para ir y tomar la tierra, estamos listos para hacerlo cuando esos hijos de los viejos peleoneros se junten. Oh, Uds. ministros y hermanos aquí en Phoenix, rompan esas barreras denominacionales, ¡Necesitamos otro avivamiento Pentecostal! Podemos unirnos todos dentro de esto. queremos un avivamiento, el Espíritu Santo llamando de regreso a la iglesia y siendo dirigidos por El, que Dios me permita hacerlo, el ir y poseer la tierra.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Pásalos a ellos de largo, no discutas con ellos, sino quieren venir, está bien, sigue adelante y di, “¿Cómo está Ud. Hermano?”, pasa de largo, él es un creyente fronterizo, eso es todo lo que él sabe, estar en esa frontera. Así es como mucha gente son hoy, todo lo que saben es de su denominación, “Yo pertenezco a esto, pertenezco a aquello”.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Le pregunté a una mujer una vez si era una cristiana, y me dijo, “Quiero que entienda que yo enciendo una veladora cada noche”. Eso nada tenía que ver con el cristianismo. Oí a un hombre decir el otro día, “Seguro que yo soy un americano”. Eso nada tiene que ver, es como si un puerco necesitara una silla de montar, no es más que si se pusiera una silla de montar sobre un puerco. ¿Por qué? América no significa Cristianismo, Cristianismo es una experiencia de nacer de nuevo, el bautismo del Espíritu Santo de la iglesia alabando en compañerismo y amando y tolerando. Y el Espíritu Santo toma a la iglesia y hace cosas grandes. Oh seguro, si señor.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 (Sentí como que algo se movió alrededor de mí, no supe lo que fue, no estaba seguro si se había ido ya, si alguien… diciendo, “Alguien está moviendo las cajas alrededor de mí”. Dije, “Aquí voy…”). Si señor, acepte la promesa, ella es para Ud. y para sus hijos, y aquéllos que están lejos, y aún todos aquéllos que el Señor nuestro Dios llamare. Cristianos, Hermanos, Hermanas, hemos estado en esta tierra mucho tiempo, hemos estado alrededor en esta montaña denominacional bastante tiempo.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Hemos estado aquí por cuarenta años desde esa primera evidencia de hablar en lenguas, cuando hay poder desconocido, cuando los recursos son destapados, “Cualquier cosa que pidas en Mi Nombre Yo lo haré, pidan al Padre cualquier cosa en Mi Nombre y Yo lo haré”. Amén, sí, Sanidad Divina, hablar en lenguas, esas son sólo unos cuantos racimos que fueron traídos de regreso cruzando esa línea. ¡La tierra es nuestra! Toda nos pertenece. No teman que el otro vaya a pegarles allí. Sólo únase con él y prosiga. Esa es la forma de hacerlo. Hemos estado en esta montaña por cuarenta años, partamos de aquí y vayamos a la tierra prometida.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Mi oración es que Dios ayude a esos hombres de negocio a mantener sus corazones en unidad. Eso es cierto. Y si los ministros no lo hacen, Dios levantará a los hombres de negocio para hacerlo o algo más, porque al unirse… Porque Su iglesia no puede ir poniendo su brazo en un lado y el otro en otro, El tiene que tener una profecía y el hombre uniéndose, eso es todo lo que le puedo decir, hasta que el cuerpo completo del Señor Jesucristo se levante como una gran Unidad de Dios. Entonces nosotros dejaremos esta montaña e iremos a poseer la tierra prometida. Hasta entonces, yo soy su Hermano, y estoy únicamente peleando por ese único propósito - unir a la iglesia del Dios Vivo-, en un corazón y en un acuerdo. Dios les bendiga.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Volveos Al Norte

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Este mensaje es una predicación directa del Hno. William Marrion Branham y fue grabada inicialmente en cinta con la voz del Profeta de esta Edad, y de allí traducida al español por Fondo para Alcance Misionero, lo más fiel posible a la cinta original, y apegándose lo mejor posible a nuestro idioma, y a la forma de expresarse del Mensajero. Cualquier error en la impresión no es intencional. Esta obra de traducción es sólo para ayudar a que el Mensaje de este día final sea traducido e impreso lo más posible, y llegue a la simiente predestinada.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Estos Mensajes están siendo impresos gracias al esfuerzo de algunos creyentes de este Mensaje.

61-0129 (o) Volveos Al Norte @
 Si alguno desea reimprimir o copiar estos mensajes, por favor no quite estos datos, ya que somos responsables de esta traducción. Le agradeceremos nos comunique, y de ser posible le enviaremos el máster original.

 Traducido y Editado en México por:
 FONDO PARA ALCANCE MISIONERO

criado por elgranamordedios    8:18 pm — Categoría: Sin categoría — Tags:

TOXINA DE PENTECOSTÉS

Predicado por William Marrion Branham

 UEBRANTADO estoy por el quebrantamiento de la hija de mi pueblo; entenebrecido estoy, espanto me ha arrebatado.
 ¿No hay bálsamo en Galaád? ¿No hay ahí médico?
 ¿Por qué pues no hubo medicina para la hija de mi pueblo?
 Jeremías 8:21-22.

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 1    …¿O no hay médico allí? ¿Por qué pues no hubo medicina para la hija de mi pueblo?  Y yo pensé de eso.  ¿No hay bálsamo en Galaád? Tenemos suficiente bálsamo, tenemos doctores. Eso es verdad.
 Usualmente cuando buscamos una toxina…(del Griego Toxikon, “veneno”: sustancia elaborada por los seres vivos en especial por los microbios y que obra como veneno, capaz de producir en el organismo efectos tóxicos..Trad.) hubo un tiempo cuando no había toxina para la varicela, no había toxina para la polio. Pero tenemos esas toxinas ahora, ellas son grandes y nosotros las apreciamos. Y entonces pensé, “¿Cómo encuentro una toxina? La manera que Uds. usualmente encuentran una toxina o Uds. doctores y científicos que buscan esa toxina, la encuentran en algún tipo de química y entonces tratan de ponerla en un cerdo de guinea y ver si él puede sobrevivir, y entonces se la dan a Ud.  Y a veces esas toxinas no trabajan en toda la gente porque quizás ellos no son de la misma condición del cuerpo de ese cerdo de guinea, así que eso no trabajaría correctamente.

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 2       Pero Ud. sabe, Dios tiene una toxina.  Y El nunca la probó en un cerdo de guiñea sino la puso en Su hijo y eso trabajó.  Obró en las horas de tentación, obró en el Calvario y probó ser correcta en la mañana de Pascua.

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 3      Hubo ciento veinte personas que desearon esa toxina, así que ellos subieron al día de Pentecostés ahí en el Aposento Alto, y cada uno de ellos fué inyectado con esa toxina.  Así que cuando la gente enferma comenzó a preguntar, “¿Hay alguna…? ¿Qué debemos de hacer?” Y Pedro les escribió una receta, y esa es una eterna receta, él les dijo, “Porque esta receta es para Uds., y para sus hijos, y para los hijos de sus hijos, y para aquellos que están lejos, y aún cuantos el Señor nuestro Dios llamare”.

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 4      Bueno, ahora si un doctor escribe una receta (Ahora, esa es la forma que yo entiendo) Hay suficiente veneno allí para envenenar el germen que está en el cuerpo, y él tiene que diagnosticar cuán fuerte es ese cuerpo antes de que pueda darle a ellos… llenar su receta.  Bueno, si Ud. toma mucho de esa toxina y no el suficiente antídoto para controlarla, eso matará al paciente.  Entonces si Ud. pone mucho del antídoto en eso y no es suficiente toxina tampoco le hará ningún bien al paciente.
 Y pienso que eso es lo que pasa, y lo que ha pasado alrededor al punto que este pequeño grupito aquí se levantó, y tuvimos barreras denominacionales. Pudimos solo avanzar tan lejos así como nuestras denominaciones Bautistas o Presbiterianas nos dejaron hacerlo.  Pero en esto nosotros regresamos a la receta original, recibir el bautismo del Espíritu Santo, y solo regar el… por donde quiera, Ud. vea.

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 5   Y aquí hay suficiente toxina todavía.  Y esto es diagnosticado exactamente como el doctor Simón Pedro lo diagnosticó.  Y si nosotros solo lo tomamos de acuerdo a la receta (arrepentimiento, no el estrechar las manos, sino primero el arrepentimiento, ponerse bien con Dios), eso tomará el mismo efecto en nosotros así como fué con ellos.  Traerá el mismo tipo de ministerio.  Eso fué probado a este joven que apenas testificó aquí, que… que este es el mensaje de la hora, yo creo -el mensaje pentecostal, el mensaje de Gracia.  ¿Y por qué entretenernos con otra cosa cuando los cielos están llenos de lo genuino. ¿Ve? Así que nosotros tomaríamos la cosa real, tomar la bendición pentecostal genuina.  Y yo creo que eso es de lo que el mundo está hambreando.

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 6       Hace unos días nosotros… (yo no soy demócrata o republicano, soy un cristiano) Así que no menciono esas cosa, pero tomé un viejo libro que el Señor me dio en una visión en 1933 cuando yo sólo me convertí en un ministro, yo iba al tabernáculo Bautista.  Y El me dió una visión en esa mañana y lo primero que recuerdo que vi acerca de un asunto internacional, ahí vi al presidente Roosevelt que estaba en aquel tiempo, y vi que nosotros iríamos a una guerra mundial.  Y entonces también vi  que (eso fué once años antes de que la línea de Maginot fuera construida), vi a Alemania fortificarse en este gran sitio de concreto.  Y también vi cómo se permitía a la mujer votar, lo cual era incorrecto.  Y dije que ellos algún día elegirían al hombre incorrecto, y ellos apenas lo hicieron.  Y entonces…

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 7      Entonces vi el tiempo del fin viniendo, y siete cosas que vi que el Señor me dejó… cinco de ellas ya han acontecido.  Y vi una mujer poderosa levantarse en los Estados Unidos, Ud. puede escribir ésto si quiere hacerlo, porque va a suceder.  Yo no sé… ella está ahora en el camino.  Exactamente, y ella tomó el control, y entonces vi a los Estados Unidos como que había sido quemado por donde quiera, golpeado, o algo así, que habían explotado las rocas y todo lo demás.

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 8     Y entonces vi el tiempo en que habría un aumento de la ciencia.  Y noté que habría un automóvil…  Yo lo tenía escrito aquí, lo tengo ahora mismo conmigo, es un viejo papel amarillo que dice que habría una máquina, un automóvil perfeccionado, y el cual se miraba como un huevo, y tenía vidrio alrededor de él.  Y habría un hombre y una mujer, la familia que estaban sentados ahí de espaldas unos a otros, jugando cartas y el carro viajando por sí mismo.  Algo en los amortiguadores que harían que… no golpearía a los otros al ir hacia adelante.  Y yo vi eso en la televisión  hace unas cuantas noches. ellos tienen esa cosa perfeccionada ahora mismo.

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 9     Vea, todas esas cosas que el Señor habló son verdad, y tenemos dos cosas más todavía que no se han cumplido, y eso será en el tiempo del fin.  Y si alguna vez hubo un tiempo que deberíamos estar tratando de acercar a la gente a Dios es ahora.

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 10     Y pienso de los testimonios así como el de este joven  aquí y del Hno. Serell y… de obedecerlo a El, no importando si alguna gente dice, “Bueno, el espíritu no se sintió bien” eso no hace ninguna diferencia.  Se sentirá bien si Ud. toma su lugar, quizás Ud. estaba supuesto a levantarlo a ese lugar, vea.  El obedeció a Dios, alabó a Dios, y cuando ese hombre entró, él le dió el testimonio de que había realmente hecho el trabajo.  Yo estoy muy contento hoy de estar entre Uds., y así como veo mis años desgastándose y al ver jóvenes como esos viniendo, y si hay un mañana ellos tomarán el Evangelio ese día.

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 11      Los estaré viendo a Uds. mañana por la tarde, a las dos de la tarde si el Señor lo permite.  El Señor les bendiga.  No quise tomar mucho tiempo, Hno. Shakarian, gracias.
 (El Hno. Branham es llamado al púlpito una segunda vez).

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 12   …Santos.  Pudiera ser en nuestra adoración tan sinceros como pudiéramos, pero aún a veces fallamos en ver el genuino Poder de Dios cómo es tan grande entre nosotros.  Ahora, cuando esta visión vino, -muchos de Uds. quizás han estado en los servicios y han visto visiones para ver lo que acontece-.  Y la razón que digo ésto en esta mañana es sólo para… Si Ud. pudiera sólo conocer la Presencia del Señor.  Ellos han tomado una fotografía de esa Luz muchas veces.  Eso es Dios, eso es Dios amigos, porque muestra la misma naturaleza.

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 13     Es como un árbol… yo estuve aquí en Arizona hace un tiempo y encontré un árbol de fruto cítrico que yo pensé que tenía diferentes tipos de fruta en él,.  Quizás era un árbol de naranjas, y yo diría que quizás tenía un limón y lima creciendo en él, -  que ellos crecerían en ese árbol.  Pero Jesús dijo en Mateo 15 -creo- “Yo soy la vid, Uds. las ramas” bueno, ahora si esa rama trajo… si esa viña trajo su primera rama y ellos escribieron un libro de Hechos detrás de ella, y si esa vid verdadera trae otra rama, escribirá otro libro de hechos detrás de ella.  Ahora, vea.  Porque hay un injerto…  Ud. puede injertar esas otras frutas cítricas y vivirán de la vida de ese árbol.

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 14     Y pienso hoy cómo muchas veces en nuestra… no golpeando a nuestras organizaciones ahora, pero nosotros terminamos con un punto final.  Vea, “Nosotros creemos ésto, y eso es todo” Si lo termináramos con un, “Nosotros creemos ésto, más lo que Dios nos mostrará”. Vea, su organización sería diferente.  Pero cuando Ud. lo termina con una coma, o un punto, no hay nada más para agregarse.  Y así como el árbol está creciendo, realmente yo pienso que la iglesia, cualquier organización de iglesia está injertada a la vida de Cristo.  Yo creo eso.

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 15     Es algo que ha sido injertado, o agregado ahí, ha tomado el poder o a quitado el poder del laico y lo ha puesto sobre un ministro, o sobre un obispo, o lo que pudiera ser. Así como dice en Revelación, “Los hechos de los Nicolaítas -nico,” vencer”, y laíta.  Y pienso que en un servicio como este, le da a Dios una oportunidad de trabajar a través del laico, vea, el Poder de Dios trabajar a través del laico.

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 16     Ahora esto fué en 1933, yo todavía era un ministro misionero Bautista.  Tengo 51 años de edad ahora y he visto miles de esas visiones, y muchos de Uds. han estado en los servicios. Ahora sólo pregunto, deseo preguntar si alguna vez ellas fallaron, nunca han fallado. No pueden fallar porque es El.                  
 Ahora, encontramos que eso es nuevo para la iglesia hoy así como también el Poder del Espíritu Santo es nuevo en la iglesia, es la manera que lo vemos aquí. (Yo oigo a los Bautistas, a mis hermanos y a todos los demás testificar). Encontramos que esto es nuevo para la iglesia.  Pero lo que es, es otra rama que salió de la vid.  Y si Ud. lo vigila, actuará justamente como lo hizo en los hechos, como el Espíritu Santo se levantará entre la gente y hablará diferentes cosas.

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 17      Eso fué hace muchos años antes de que el mundo entrara a la guerra, y yo dije, “Hay un dictador ahora que se llama Mussolini, y su primer invasión será a Etiopía, y vencerá, pero él tendrá una desgracia.  Y todo lo que hablé acerca de eso, de siete cosas sobresalientes- quizás mañana pudiera traer ese viejo pedazo de papel y dejar que Ud. lo mirara.  Y mostrar como eso sucedió -cinco cosas perfectamente, y la séptima fué predicha.  Ahora, se habló allí que cuando ellos le dieron a la mujer derechos para votar, que en… yo no tengo nada en contra de… yo he sido llamado (Cinta en blanco).

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 18   …Y sobre la nación se miraba como que había rocas que habían explotado y cráteres humeando y todo lo demás… e inmediatamente después de eso el señor Roosevelt -verdaderamente eso fué en el tiempo de su administración- el mundo entró a la guerra.  Y Mussolini hizo exactamente eso, y vino la línea Maginot, y todo lo demás de lo cual El habló.  Y en cuanto a la lección, sabemos que fueron las mujeres las que eligieron a nuestro presidente ahora.

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 19    Yo soy… justamente como es en el sur, yo siendo un sureño,  me preguntan, “¿Qué acerca de la segregación y todo lo demás?” Yo sólo… es lo que dice el oficio.  Yo como un americano creo en este oficio, en lo que ellos digan, todo está muy bien.  Nosotros respetamos a nuestro presidente por eso.  Hace unos cuantos días algo vino a mí y lo escribí.  Y alguien dijo, (Creo que fué un caballero aquí sentado que tenía lentes oscuros en esta mañana, creo que él estuvo aquí) Dijo,  “El será un verdadero presidente por los primeros cuatro años”. Exactamente correcto.

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 20     Pero Ud. sólo vigile, nosotros hemos pecado en nuestros días de gracia y es más tarde de lo que Ud. piensa.  Vea, la hora se está acercando.  Y recuerde que estamos cerca del fin ahora, yo estoy seguro de eso, muy positivo de eso…  serán los halagos que se me han dado de todos Uds., muchos de Uds. han dicho cosas amables acerca de mi ministerio y todo lo demás.  Dejemos que sea lo que sea, pero si Ud. cree que estamos hablando en el Nombre del Señor, Estados Unidos está terminado.  Eso es cierto.  Y si hay cualquier tiempo para trabajar tendremos que hacerlo ahora mismo, y “Todo lo que el Padre me ha dado vendrá”.  Y vamos a comenzar a echar la red muy duro y rápido.
 Yo aprecio… y lo digo en esta mañana para terminar, para no tomar el tiempo de alguien más, ¿Me perdonan por estar aquí por segunda vez? Creo que mañana por la tarde debo de predicar, y yo desearía que viniera, quiero hablar sobre “Hemos estado en esta montaña por cuarenta años”.

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 21    Así que creo que el Señor me ha ayudado al ayudar y organizar en muchos de los servicios en donde quiera en mi ministerio… nunca he tratado de dejar que mi ministerio se convierta en un show.  Hay una cosa que Jesucristo careció y fué de exhibicionismo.  Alguien dijo no hace mucho, “Hno. Branham, Ud. debería de andar con los grandes fulano y mangano” así como esos hermanos que han estado hablando.  Ahora, mi posición en el cuerpo de Cristo es vigilar los cabos espirituales y ver a dónde están, para eso he sido ordenado, y ese es mi propósito de estar aquí -por el cual me puso aquí Cristo- y es para vigilar la parte espiritual.  Así como a esos que nosotros llamamos “grandes” (Peces gordos)… Vea, ese hombre (aún el que estaba hablando, creo que el Hno. estaba aquí sentado)… Ud. no puede ser un “pez gordo” y ser un cristiano.  La forma de ascender es bajar.  Y el que se humille será exaltado.

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 22      Alguien me llamó no hace mucho, un hombre muy sobresaliente de una gran organización y me dijo, “Hno. Branham, haremos ésto y aquéllo, y ésto y lo otro, si Ud. sólo renuncia de decir ésto y aquéllo”.  ¿Detenerme de decir ésto y aquéllo? Ese es mi ministerio, esa es mi vida, eso es en lo que yo me paro.  Jamás podría comprometerme en la Palabra de Dios por algo.  Debo de pararme exactamente.  Nosotros… dijo, “Bueno, si Ud…. esa es la cosa, Ud. ha estado metido alrededor con un montón de gente de lo más pequeña, los pequeños grupos y todo lo demás así. Salga de eso”.  Vea, el hombre no sabía lo que estaba diciendo.

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 23      Si él sólo supiera que fué la misma cosa que se le fué dicha al Maestro de nuestra vida, al Señor Jesucristo.  Sus propios hermanos le dijeron, “Por qué no vas con Caifás aquí y le haces una gran exhibición, le pegas a los más grandes centros nerviosos.”

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 24     El dijo, “Su hora es siempre, la mía todavía no”. El podía lidiar con pescadores y hombres sin educación quienes no podían leer o escribir.  Vea, lo que el mundo llama bueno Dios llama tonto.

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 25     Me pregunto. ¿Qué tipo de interpretación le darían los clérigos de ese día a la escritura de Isaías 40? Quizás Dios abriría los cielos y enviaría hacia abajo los corredores y Juan el bautista vendría marchando hacia abajo con una banda angelical.  ¿Qué era cuando todos los lugares santos serían bajados y cuando todos los lugares bajos serían subidos, las montañas brincando como corderitos y todas las hojas palmeando sus manos? (Perdone esta expresión, no quiero decirlo de esta forma, sólo para traer un punto)  Un viejo individuo de apariencia desastrosa saliendo del desierto, parado ahí en el lodo, probablemente hasta las rodillas, y quizás se bañaba cada tres o cuatro meses, y con una pieza de cordero alrededor de él envolviéndolo.  Eso es cuando los lugares altos fueron bajados, y los lugares bajos  fueron subidos.

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 26      No algún gran individuo con un gran florero o algo así atrás de él, eso es una camisa almidonada.  Dios quiere hombres, eso es cierto.  Sea humilde.  Y hermanos, me gusta estar entre esa gente.  Y el hombre hizo esa declaración hace un momento de que esos hombres de negocio como éstos…. bueno, a veces hay excavadores de zanjas que no se darían a conocer en una multitud como ésta.  Pero esos hombres quienes tenemos (los hombres de negocio aquí) la fe y cosas así, eso demuestra humildad, que desciende y confiesa esta bendición Pentecostal, y lo que Dios ha hecho a través de ello, ellos son grandes hombres en el mundo, pero si Ud. nota, ellos pagan sus propios gastos y van por donde quiera a través del mundo, sólo para tratar de hacer algo para ayudar a algún otro hermano para que entre a este grupo, dejar que la luz  brille.

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 27     Y pienso que hay gente que… los ha oído gritar y alabar al Señor, y me gusta también eso.  Pero he visto gente que grita y alaba al Señor y no tiene fe suficiente para sanar un dolor de muelas, vea.  Esas son algunas de las bendiciones de Dios, pero cuando se viene al Poder de Dios, es cuando ellos se sientan, el Espíritu Santo… vigile en los servicios cuando viene el discernimiento, todo está quieto, reverentemente acercándose a Dios sacramente, y el temor de Dios moviéndose, y viendo verdadera convicción cambiar las expresiones de los rostros, así como yo he estado observando en este mañana sobre el edificio.

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 28      Para mí este es el más grande desayuno que yo he tenido con el grupo de los hombres del Evangelio, con los hombres de negocios cristianos desde que he estado con ellos.  Ellos son el único grupo al cual yo pertenezco aquí.  Yo no pertenezco al alguna organización, pero este es el único al cual yo pertenezco.  Yo aprecio a este grupo de gente porque, una cosa, es la cosa por la cual yo estoy aquí parado, y aquí están las asambleas, las iglesias de Dios, las cuatro esquinas, Bautista, Presbiteriano, Unitarios, Binetarios, Trinitarios, oh….
 Yo he hablado de ésto así como la pared que Jacobo escarbó.  No pienso que puedo expresarlo correctamente, o nombrar las palabras correctas, pero lo diré para que Ud. lo entienda, él excavó una pared y los filisteos corrieron alejándose de él… lo corrieron de allí.  Y él lo llamó “malicia”, él excavó otro y lo llamó, “Disputa”, entonces él excavó la próxima pared y dijo, “Hay lugar para todos nosotros”. Así que yo pienso que eso es lo que es -hay lugar para todos nosotros, a donde podamos venir juntos y sentarnos juntos en lugares celestiales.  Ninguna barrera denominacional molestándonos, nosotros somos solo un grupo en Cristo.

61-0128 (o) Toxina De Pentecostes @
 29     Si yo pudiera ver todas las grandes iglesias, iglesias espirituales que están peleando, la genuina y verdadera vid que está saliendo de Jesucristo, sólo los grupos de Pentecostés pudieran venir juntos y ser hermanos…. no me interesa acerca de las organizaciones. Ellos pueden mantenerse allí si lo desean, eso es cierto.  Pero no termine solo con un punto, saque una mano y tome al otro individuo, vea.  Vengamos juntos.  Si yo pudiera ver eso suceder (digo esto tan reverentemente como yo sé) si yo pudiera verlo suceder esta mañana, yo estaría listo para decir así como el viejo Simeón, “Señor, deja a tu siervo partir en paz, de acuerdo a Tu Palabra porque mis ojos han visto tu salvación”. Y el tiempo tendrá que venir pronto hermanos, porque vamos a ser forzados a unirnos.  Ud. sólo recuerde eso.  Dios les bendiga.  ·

 Traducido y editado en México por:
 FONDO PARA ALCANCE MISIONER

criado por elgranamordedios    8:12 pm — Categoría: Sin categoría — Tags:

EL MESÍAS

17 de enero de 1961
Shreveport, Louisiana, E.U.A.

61-0117 (t) El Mesías
 1  Pueden sentarse. Pareciera ser como un regreso a casa al volver aquí. Hemos sabido por parte de su pastor, allá atrás, de las cosas maravillosas que el Señor ha estado haciendo aquí en la iglesia local desde la última vez que estuve aquí. Dijo que casi han tenido un constante avivamiento del derramar del Espíritu Santo. Oh, ¿no es maravilloso darle en el blanco al tiempo de Dios, simplemente en el tiempo correcto? Simplemente hace algo por nosotros.

61-0117 (t) El Mesías
 2  Bueno, nosotros hemos tenido uno en el tabernáculo. Yo tuve una serie de temas, (como les estaba diciendo), sobre las últimas siete edades de la iglesia, y ¡oh, hermano! Cuando terminamos el domingo  pasado, con el capítulo 4 de Apocalipsis…mi congregación era como de cuatrocientas personas, o de trescientas cincuenta personas, algo así, y mientras hablaba, (habiendo llamado la fila de oración), y estaba hablando acerca de la reflexión de la Gloria Shekina hacia las estrellas, hacia el mar de cristal, en donde los sacrificios son lavados, Uds. saben, que representan los pecadores, las aguas de separación…

61-0117 (t) El Mesías
 3  Y mientras yo hablaba sobre eso, y me di la vuelta para orar por los enfermos, el Ángel del Señor bajó en presencia de todos ellos, y fue y se puso en el rincón allí. Y trescientas o más personas se pusieron de pie y lo vieron por quince minutos, gritando, llorando, y alabando a Dios. Todos ellos lo miraron. Fue la primera vez en la historia que El viniera de esa forma ante nuestra iglesia; simplemente entró, y se puso en esa dirección allá y allí estuvo.

61-0117 (t) El Mesías
 4  Yo dije: “¿Pueden verlo?” Y todos empezaron a gritar y a caerse. Allí estaba la gran Luz ámbar de la Columna de Fuego, tan perfectamente redonda, allí. Y luego comenzó a sombrearse, y sombreó a cada una de esas edades de la iglesia exactamente como yo las había enseñado, dentro de la Columna de Fuego. Dios sabe que eso es la verdad, estando yo aquí delante de Su Biblia. Estamos viviendo en el tiempo del fin, seguramente que sí.
Oh, estoy tan contento que el profeta prometió que habría luz en el atardecer. En esta hora cuando está tan oscuro en el mundo, y saber que estamos viviendo y caminando en la Luz, la Luz que El prometió que lo haría. El prometió que lo haría, y aquí estamos, un pueblo privilegiado en esta noche, para disfrutar de esas cosas en el tiempo del fin.

61-0117 (t) El Mesías
 5  Ahora recuerden, la Iglesia no será, no será una gran cosa enorme. Siempre ha sido, a través de cada edad, solamente una minoría, solamente una pequeña…Y durante la Edad Media por poco se apagó por completo. Y luego casi se apaga completamente otra vez en esta edad aquí, en la edad de la iglesia de Laodicea.

61-0117 (t) El Mesías
 6  El Hermano Jack me invitó aquí a que predicara esas siete edades de la iglesia en alguna ocasión. Yo espero tener una oportunidad para hacerlo. ¡Oh, en verdad nos gozamos con ellas en casa! ¡Cómo nos bendijo el Espíritu Santo!

 Y ahora nos vamos a ir a Beaumont de aquí, y de allí a la costa occidental; y regresaremos e iremos a Ohio, y nos vendremos por Virginia y Carolina del Norte; y regresando de allí, iremos a Bloomington y a Springfield, Chicago; luego de allí iremos al norte de Columbia Británica, a Fort St. John, y a Grande Praire, a Dawson Creek, y por ese rumbo. Espero regresar para junio, si el Señor lo permite, después de seis meses, para llegar a tiempo tal vez para ultramar, si el Señor lo permite, en ese tiempo.

 Ahora estamos contentos de estar aquí en esta noche, y ver cuántos vinieron con caras brillantes, y con corazones abiertos y…Es simplemente un tiempo maravilloso, ¿no es así? Estamos bajo grandes expectaciones en esta noche; yo estoy esperando que el Señor nos dé a conocer, en esta noche, Su Poder y Gloria; que se muestre El mismo a nosotros. Y si El lo hace o no, entonces le creeremos de igual manera.
61-0117 (t) El Mesías
 7  Acabo de estar con una mujercita que vino de Alemania. Hace unas cuantas semanas perdió su bebé. Y ella estaba por ahí cerca, en California, una vez, cuando trajeron un pequeño bebé que había muerto. Murió una mañana como a las tres o a las cuatro. Los padres habían conducido todo el día, y eran como las tres o cuatro o cinco; sí, como las seis de la tarde. La madre estaba sentada en el asiento de atrás del auto sosteniendo en sus brazos el cuerpecito frío. Y cuando llegaron al lugar adonde yo estaba, en San Bernardino, tomaron al pequeño bebé, y lo trajeron adonde yo estaba. Y yo dije: “Oh, ¿cuánto tiempo tiene de muerto el bebé?”

 Ella dijo: “Desde esta mañana, temprano”.
61-0117 (t) El Mesías
 8  Y yo tomé el cuerpecito frío; ya estaba tieso. Y esta gente estaba parada allí…Yo lo tomé en mis brazos, y empecé a orar a nuestro precioso Señor. Sentí que el bebé estaba poniéndose caliente. Continué sosteniéndolo. Y en unos cuantos minutos empezó a mover los pies, a llorar. Yo se lo entregué a su madre.

61-0117 (t) El Mesías
 9  Ahora, ¿ven Uds.?, no damos a conocer esas cosas, ¿ven? Lo que pasa es que hay demasiado encantamiento hoy en nuestros…Estamos tratando de tener algo grande para anunciar algo. No, no es para eso. El mundo nunca lo recibirá en todo caso. El viene a la Iglesia. Es para la Iglesia, el pueblo de Dios. Estas grandes cosas encantadoras no funcionan en el Reino de Dios. La gente se va a sorprender cuando se dé cuenta quiénes son los creyentes y quiénes quien no son. Será como cuando Juan vino. En la primera Venida de Jesús ahí estaba Ana en el templo, y Juan el Bautista, y unos cuantos que en realidad eran Creyentes, que realmente lo recibieron. Ahora estamos buscando Su Venida.

61-0117 (t) El Mesías
 10  Esta madrecita estaba allí. Su bebé había muerto allá en Alemania. Su esposo es un capellán. Y ellos llamaron como cinco veces, de larga distancia, a través de un día y una noche, pidiéndome que fuera. Dijeron que ellos sabían que Dios iba a resucitar ese pequeño bebé. Yo dije: “Permítanme ir a orar”, y fui y oré. Oré esa tarde, esa noche.

61-0117 (t) El Mesías
 11  Yo les mostraré si los médicos creen o no. Ella ya le había dado mi libro al doctor para que lo leyera, sobre…yo creo que el que se llama: “Un Profeta Visita A África”, o algo así. Y cuando…Ella dijo: “Dios resucitará al bebé”. La madrecita dijo: “Dios resucitará al bebé”. Y el bebé, cuando menos pensaron, había muerto, como eso de cuatro o cinco horas. Así que le avisaron al padre estando él en la base. El bebé estaba muerto. Murió esa noche.

61-0117 (t) El Mesías
 12  Y así que el doctor dijo: “Está bien. Yo les diré que haré”. Dijo: “Iré y volveré a encender el oxígeno”. Y él permitió que el bebé yaciera allí por dos días con el oxígeno encendido, esperando. Y yo estaba aquí orando. Ellos me ofrecieron llevarme allá en un avión. Yo podía irme de aquí en un avión del ejército a Alemania, y regresar el mismo día.

61-0117 (t) El Mesías
 13  Y una mañana al amanecer me levanté, y mi esposa salió del cuarto; ella salió del cuarto. Yo acababa de despertar, y estaba acostado un ratito. Directamente oí algo entrar al cuarto, y miré. Había algo moviéndose en el cuarto. Y yo salté, y dije: “Señor, ¿qué quieres que Tu siervo sepa?”
Dijo: “No reprendas eso. Esa es la mano del Señor”.
Así que logré hablar con ella por teléfono. Le dije: “No, Dios ha llamado su bebé”.
Y así que cuando ella vino a vernos, en la noche, la dejé en casa cuando salí ayer. Ella dijo: “¿Qué fue, Hermano Branham? ¿La debilidad de mi fe?”

61-0117 (t) El Mesías
 14  Yo dije: “Ud. tiene una gran fe. Ud. oró por su bebé. Ud. y su esposo se mantuvieron, en que Dios resucitaría a su bebé”. Y El rehusó hacerlo por razón de que El sabe mejor. Y, aún así, Ud. lo ama. Esa es fe verdadera. Cualquiera, cuando los montes están moviéndose y demás, puede tener fe. Pero deje que vaya a lo contrario una vez, y vea como funciona. Eso es cuando Ud. prueba si tiene fe o no.

61-0117 (t) El Mesías
 15  Cada hijo que a Dios viene debe ser castigado y probado por Dios. Por tanto, recuerde, nuestras pruebas obran paciencia, y la paciencia esperanza, y demás. Así que simplemente nos sostenemos de Dios. Sea que El nos bendiga o no, ahí estamos para creerlo en todo caso, por cuanto El lo prometió, y para ver como se mueve.

61-0117 (t) El Mesías
 16  Ahora antes de abordar el tema, leyendo la Palabra, porque fe viene por el oír, el oír de la Palabra de Dios. Y ahora, no quiero ser muy extenso, debido a que el Hermano Jack cuando me habló y me pidió que pasara por aquí, lo cual yo estuve contento en hacerlo, dijo que tenían algunas personas enfermas que deseaban que se orara por ellas. Así que, bueno, pensamos hacerlo, entonces les hablaría a Uds. un ratito antes de orar por las personas enfermas. Yo mandé a Billy aquí, esta noche, y él dijo que repartió tarjetas de oración, por si acaso hubiera una gran multitud congestionada, bueno, los llamaríamos de las tarjetas de oración. Si no hay, no las necesitaremos. Así que, antes de abordar Su Palabra, abordémoslo a El sólo por un momento de oración.

 ¿Habrá alguno que desearía ser recordado en esta oración en esta noche? Dios les bendiga. Que Dios conteste sus oraciones. El conoce sus necesidades. Ahora, con sus rostros inclinados, me pregunto si hay un pecador varón, o mujer, o muchacho, o muchacha, que diría: “Acuérdese de mí, Hermano Branham, en esta noche ante Dios mientras Ud. ora”. ¿Levantarían sus manos? Dios le bendiga, Dios le bendiga. Dios le bendiga. Muchos, por todo el edificio; hay como diez o quince manos alzadas; pecadores.

 Algunos sin la Luz de Dios en su alma por el Espíritu Santo, levantarían su mano, y dirían: “Acuérdate de mí, Hermano Branham”. Dios les bendiga. Oh, hay simplemente manos por todos lados.

 Nuestro Padre Celestial, estamos abordando Tu Trono de gracia y misericordia. Venimos humildemente en el Nombre de Jesús porque estamos seguros que El nos oirá, pues El dijo: “Cualquier cosa que le pidiereis al Padre en mi Nombre, os lo haré”. Así que, esa es la promesa, la cual sabemos que es verdad. No importa cuánto nuestra incredulidad la estorbe, no obstante es la verdad. Así que estamos creyendo, con todo lo que hay dentro de nosotros, que Tú nos estás escuchando.
61-0117 (t) El Mesías
 17  Nosotros creemos que Tú estás aquí, y que contestarás nuestras oraciones, especialmente para aquellos pecadores quienes alzaron sus manos. Que ellos puedan ver la Luz de Dios en esta noche. Que este altar los encuentre postrados sobre él, rogando misericordia por sus almas pecaminosas. Concédelo, Señor. Yo pido por aquellos que no tienen el Espíritu Santo en su vida para guiarlos. Que Dios venga a esa torre de control en esta noche y tome control, guiando su luz…su vida en esta hora oscura, donde llegará el tiempo en que las naciones no sabrán qué hacer.

Pero Tú eres el Camino, la Verdad, y la Vida. Estamos tan contentos que una vez te hallamos, Señor, hace años, lo cual fue precioso a nuestro corazón. Tú eres nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. [Sal. 46:1-trad.] Yo oro por cada uno de ellos, para que sean llenos con el Espíritu Santo en esta noche.
61-0117 (t) El Mesías
 18  Bendice a los enfermos y a los afligidos que están en el edificio y afuera del edificio, los convalecientes, o donde sea que estén. Suplicamos misericordia para ellos, Padre.

 Ahora te pedimos que bendigas la iglesia; que continúes bendiciéndoles. Te queremos dar las gracias por lo que estás haciendo por este cuerpo local de creyentes aquí: esta gente santa y piadosa quien teme Tu Nombre, Señor, y te creen que Tú vas a venir algún día a recibirnos. Aunque durmamos en el polvo de la tierra no impedirá, porque la Trompeta de Dios sonará y los muertos en Cristo resucitarán primero. En todo caso nos iremos. La muerte no puede pararnos. Nada puede impedirnos a nosotros de encontrarlo.
61-0117 (t) El Mesías
 19  Oh, Dios, estamos tan contentos de tener la Sangre de Jesús aplicada a nuestras almas, Su Espíritu morando dentro de nosotros. Pedimos ahora que Tú nos hagas a cada uno de nosotros ciudadanos del Reino en esta noche. Dios, sana a los enfermos y a los afligidos. Recibe la Gloria para Ti mismo.

 Y mientras que abordamos Tu Palabra ahora para un mensaje para esta congregación que está esperando, algunos esperando para ser bendecidos, otros esperando para ser llenos, algunos esperando para ser sanados, algunos esperando para ser salvos. Permite que el Espíritu Santo ministre a cada uno de nosotros, Señor, según nuestras necesidades. Y mi necesidad profunda ahora, Señor, eres Tú. Ven y habla, oh Dios, y permite que el Espíritu Santo se mueva sobre la Palabra como se movió sobre las aguas en el principio, y dijo: “Sea la luz”, mientras que la Palabra sale, porque lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén.
61-0117 (t) El Mesías
 20  En la lectura, si desean Uds. anotar…me he acostumbrado, en las últimas semanas que he predicado, a anotar porciones de las Escrituras, y tengo como cuatro páginas de estas aquí. No sé cómo podré llegar a ellas [espacio en blanco en la cinta.-Ed.]. Si lo desean hacer, miren, está a su disposición. Ahora, a veces creo que el fin está cerca, pensé quizás enseñar un poco sobre este tema.

61-0117 (t) El Mesías
 21  Pudieran abrir en San Juan el primer capítulo. Y leeremos la primera Escritura del primer capítulo, y la segunda lectura Escritural del capítulo cuatro de San Juan. San Juan, el primer capítulo, y el versículo cuarenta del primer capítulo. Leeremos hasta el cuarenta y tres. Y en el capítulo cuatro, comenzaremos en el versículo veinticuatro, veinticinco y veintiséis. El capítulo uno, versículo cuarenta:

 Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan,
Y habían seguido a Jesús.
Este halló primero a su hermano Simón, y le dijo: Hemos hallado al Mesías (que traducido es, el Cristo).
Y le trajo a Jesús. Y mirándole Jesús, dijo: Tú eres Simón, hijo de Jonás; tú serás llamado Cefas (que quiere decir, Pedro).
Y en el versículo veinticuatro del capítulo cuatro leemos esto:
Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.
Le dijo la mujer: sé que ha de venir el Mesías, llamado el Cristo; cuando El venga nos declarará todas las cosas.

Jesús le dijo: Yo soy, el que habla contigo.
61-0117 (t) El Mesías
 22  Deseo tomar una palabra de cinco letras de allí para un tema: M-e-s-í-a-s, Mesías. [En Español son seis letras.-Ed.] Deseo que mi tema sea alrededor de la palabra: “El Mesías”. La palabra en sí significa: El Ungido, o también puede ser usado como el Rey Ungido. Y también significa: Cristo. Pero primeramente vamos a usarla en este pensamiento del “Rey Ungido”.

61-0117 (t) El Mesías
 23  Aparece primero en Génesis 3:15, si acaso desean anotar algunas Escrituras: la Simiente Prometida de la mujer, quien sería el Ungido. Por todas las Escrituras, todos los profetas hablan de Aquel que habría de venir, el Rey Ungido. A mí me gusta esa palabra: Ungido, el Ungido de Dios. Y El iba a ser un Rey que habría de guiar a Israel a la libertad de todas las naciones, y los iba a hacer gobernantes sobre las naciones. El Rey Ungido haría eso.

61-0117 (t) El Mesías
 24  Yo creo que Jesús de Nazaret cumplió cada descripción de lo que todos los profetas hablaron de lo que sería el Mesías. Yo creo que en Isaías 9:6, cuando Israel había pedido una señal, Dios dijo: “Yo les daré una señal eterna”, una señal, una señal eterna, una que sería para siempre. Dijo: “Una virgen concebirá. Eso será una señal. Y Ése que nacerá de ella, Su Nombre será llamado Consejero, el Príncipe de Paz, el Dios Fuerte y el Padre Eterno”. Y yo creo que Jesús llenó cada descripción de cada promesa que Jehová hizo como el Rey venidero y Mesías.

61-0117 (t) El Mesías
 25  No importa cuántos creyeron grandemente que El fue derrotado en Su obra, El sigue siendo Rey. El es un Rey ahora mismo. El es el Rey de los santos. Así lo dice en Apocalipsis: “Rey de los santos”. [Apoc. 15:3-trad.] El tiene un Reino. ¿No están contentos que pertenecen a ese dominio en esta noche? ¿En el dominio del Ungido? No sólo eso, pero El nos ha hecho reyes y sacerdotes para Dios, ungidos para Dios.

61-0117 (t) El Mesías
 26  Ahora, aunque Jesús llenó todos estos requisitos…Y los Judíos habían leído de estas promesas por años, ¿cómo fue que se les pasó por alto a ellos, y se les pasó sin verlo? Esos teólogos que estaban tan instruidos en las Escrituras, y tan particulares en cuanto a sus Escrituras, y, sin embargo, fallaron en ver que El era el Ungido. Suena como que no pudiera haber sucedido. Pareciera como que ellos lo hubieran conocido; ellos estaban bien instruidos. No obstante Dios cegó sus ojos.

61-0117 (t) El Mesías
 27  Muestra que eso era la mano de Dios. El fue tan claramente dado a conocer. Sus señales como Mesías probaron que El era el Mesías, probaron que El era el Ungido. Y para que ellos fallaran en verlo, de seguro tuvo que haber sido la mano de Dios que los cegó, para que ellos no fallaran en verlo, o mejor dicho, o ellos no hubieran fallado en verlo. Y es lo mismo hoy día. Si el Evangelio está encubierto, está encubierto a los que están ciegos. Y la única manera que ellos pueden recibir vista es a través de Dios.

61-0117 (t) El Mesías
 28  Ahora en Isaías 9:6, no lo vamos a leer, pero El iba a ser el Padre Eterno, el Dios Fuerte. Cuando Dios hizo al hombre en Génesis 1:26, muestra (si están anotando esa Escritura: Génesis 1:26), muestra que Dios hizo al hombre para ser un dios para empezar. El hombre fue hecho para ser un dios, un dios menor. El fue hecho a la imagen y a la semejanza de Dios. El tenía manos como Dios; él tenía pies como Dios, ojos, oídos e inteligencia como Dios, toda su fibra, por cuanto él era un hijo de Dios. Y Jesús se refirió a él como a dios.

61-0117 (t) El Mesías
 29  Jesús dijo: “¿Cómo pueden Uds. condenarme por decir que soy el Hijo de Dios? ¿No está escrito en vuestra ley que sois dioses? Y si llamaron dioses a aquellos a quienes vino la Palabra de Dios, ¿cómo pueden Uds. condenarme cuando digo que soy el Hijo de Dios?” El se estaba refiriendo a los profetas, a los Ungidos, a los Ungidos menores. Jesús estaba tan Ungido, tanto que, El era más que un profeta. Jesús estaba tan Ungido, tanto que, El era corporalmente la plenitud de la Deidad. El era Dios. Los profetas tenían la misma clase de Unción, pero en un estado menor.

61-0117 (t) El Mesías
 30  Y en Génesis 1:26, cuando Dios hizo al hombre, El lo hizo un dios, debido a que le dio dominio. Y él tenía gobierno. El tenía autoridad sobre las aves del cielo, sobre el ganado, sobre los vientos, las olas, los peces del mar, sobre todo. El tenía dominio sobre todo. El era un gobernador, un gobernador ungido, por cuanto era a la semejanza y a la imagen de Dios con un dominio terrenal. Por eso es que la Biblia dice que la tierra está gimiendo, clamando, esperando la manifestación de los hijos de Dios. El mundo está esperando al hombre que regrese a su estado correcto.

61-0117 (t) El Mesías
 31  Ahora, él ha sido hecho a la imagen y a la semejanza de Dios. Esto lo hace…Cuando Dios lo hizo, Dios le dio algo de Su Espíritu, parte de Su Vida, y él está en la semejanza y en la imagen de Dios. Por lo tanto, como aquí en la…El hombre en su condición natural, de la manera que estamos ahora, Uds. pueden ver que él es mucho más que un animal, como tratan de decir que somos, por cuanto el hombre, en su estado caído aún siendo un hijo de Dios caído, el aún puede mejorarse a sí mismo. Tiene inteligencia. El se construye una mejor casa, y mejores condiciones para vivir. El se hace mejores condiciones para viajar por el aire. El puede volar a una velocidad de 1,900 millas [3,059 kilómetros.-trad.] en un avión de reacción, en un cohete.

61-0117 (t) El Mesías
 32  El se ha hecho algo para viajar alrededor del mundo en sólo 24 horas. Envía un satélite ligero al cielo, arriba del espacio adonde el aire está girando (la órbita del mundo), y detenerse y ver al mundo pasar debajo de él; e irse completamente alrededor en veinticuatro horas, simplemente parado inmóvil en un sólo lugar.

 Sube al cielo y se detiene allí, y vuelve a bajar a casa otra vez, simplemente se detiene arriba de la tierra giratoria, donde la tierra está jalando sus corrientes alrededor, formando los vientos y demás, las corrientes. El mundo está girando alrededor como cerca de 2,500 millas por hora [4,025 kilómetros.-trad.] No, yo diré como 1,100 [1,771 kilómetros.-trad.] millas por hora. Hay 2,500 millas alrededor de ella, y está girando alrededor cada 24 horas. Sería cerca de 1,100 millas por hora. Y sube al cielo y desafía eso, se detiene más allá de la gravitación, y se detiene allí, y ve pasar al mundo alrededor de él. El es listo, e inteligente. Y él ha sido formado a la imagen y a la semejanza de Dios, y en él hay luz.
61-0117 (t) El Mesías
 33  Ahora, por ejemplo, cuando un hombre es salvo él esta así como…la luz que entra en él es así como este botoncito blanco en mi camisa. Así es como Dios entra en la parte interior de un hombre. En la parte interior del hombre, o sea, el hombre está formado en el mismo sistema de un tabernáculo: los atrios de afuera, luego el lugar santo, y el Lugar Santísimo; la Gloria Shekina está dentro del velo.

61-0117 (t) El Mesías
 34  Ahora en las puertas exteriores del hombre están sus cinco sentidos que entran a su cuerpo. En el interior, que es su alma, o la…El alma es la naturaleza del espíritu que está adentro de su corazón; produce su alma, que en sí forma la atmósfera alrededor de él. El tiene también cinco entradas.

61-0117 (t) El Mesías
 35  Entonces en el interior él tiene únicamente una puerta, una entrada para entrar a la Gloria Shekina, en donde Dios puede entrar en él y tomar control en la torre de control; y ese camino es a través de la voluntad propia. Si Ud. lo hace o no, eso depende de Ud. Pero esa es la única avenida que está abierta para el hombre por donde Dios puede entrar a su corazón, y eso es a través de la voluntad propia. Eso lo coloca directamente como a Adán y Eva en libre albedrío nuevamente. Ud. puede escoger el bien o el mal, lo que Ud. quiera escoger.

61-0117 (t) El Mesías
 36  Ahora, la voluntad propia…Entonces Dios entra en el hombre, en el corazón, que es el espíritu. Entonces, el espíritu forma el alma, y luego el alma mora en el cuerpo. Ahora cuando un hombre es convertido, por ejemplo, como ese botoncito blanco que empieza en su corazón. Ahora esa parte es Dios. Es Dios. Cuando él es nacido de nuevo con el Espíritu de Dios, el Espíritu de Dios mora en él.

61-0117 (t) El Mesías
 37  Ahora al él permitir que ese Espíritu crezca y saque todas las raíces de amargura, y presione el camino de Dios a través de él otra vez, él puede regresar al mismo estado que estaba cuando él estaba en el huerto del Edén. Jesús dijo en Marcos 11:24: “Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho”. Eso lo coloca de vuelta en supremacía otra vez. Lo coloca de vuelta en el mismo estado.

61-0117 (t) El Mesías
 38  Ahora estamos compuestos de medidas de luz. Dentro de nosotros hay luz cósmica. Ahora, esa luz cósmica es una luz con la que pueden tomar radiografías. La radiografía no viene de la luz radiográfica; viene de la propia luz de uno. Y entonces si esa luz cósmica, digamos, pudiera ser presionada al punto que ya no fuera luz cósmica sino Luz Eterna, Dios pudiera morar supremamente, para pensar por nosotros, caminar por nosotros, hablar por nosotros. Entonces ya no es el hombre, es Dios en el hombre.

 (Me supongo que los estoy ensordeciendo con esta cosa, debido a que la oigo rebotar. Es un sonido horrible. No soy yo; es esto. Ahora, ¿ven?, culpen a eso). Ahora, él tiene luz, vida. La Vida Eterna es la Luz de Dios. Y si él se rinde al Espíritu, entre más llega a no ser un hombre pecador, llega a ser más como Dios.
61-0117 (t) El Mesías
 39  No hace mucho tomaron la radiografía de un hombre orando por un hombre enfermo (La revista Selecciones sacó el informe), y descubrieron un rayo de luz saliendo de uno de los hombres. No de todos ellos, sino que las manos de uno de los hombres reflejaron un rayo de luz al poner una lámina de plomo debajo de la mano del hombre. Me supongo que Uds. mismos lo leyeron.

61-0117 (t) El Mesías
 40  En Inglaterra le dieron libertad a los “sanadores” (así los llamaron), para que fueran a todos los hospitales, y hubo 80 por ciento más sanidades por medio de la Sanidad Divina que lo que las curaciones médicas habían realizado. Selecciones captó eso aquí. Salió en la revista Newsweek, y Selecciones captó eso y le hizo la prueba.

61-0117 (t) El Mesías
 41  Y ellos se han dado cuenta que hay un rayo de luz. Cuando este hombre sinceramente, sin saber que lo estaban haciendo, puso sus manos sobre el hombre y oró una oración en serio, ellos tenían puesto el aparato radiográfico, y descubrieron una luz saliendo de su mano. Dios sabía de lo que se trataba cuando dijo: “Sobre los enfermos pondrán las manos y sanarán”. El sabía de lo que se trataba. ¡Oh, yo deseo ver la Iglesia entrar a ese lugar adonde pueda llegar a ser como Dios desea que sea!

61-0117 (t) El Mesías
 42  Entonces cuando Dios fue hecho carne y llegó a ser el Mesías, y entonces si nosotros podemos rendirnos a nosotros mismos para ser el ungido, como lo fue El, llegamos a ser pequeños mesías, pequeñas luces. Eso es lo que la Iglesia debiera ser: luces, pequeños ungidos. Esa es la Iglesia de Dios.

61-0117 (t) El Mesías
 43  Su Luz permanente es la Luz del Mesías, el Cristo resucitado en Su pueblo, los ungidos, llevando a cabo Su Luz a todas las edades de la iglesia. A veces se apaga totalmente, y luego vuelve otra vez. Los ungidos de Dios, la Iglesia Mesiánica de Dios. Si el Mesías significa El Ungido, y significa Rey, entonces si la Iglesia está ungida por el Espíritu del Mesías, llega a ser un mesías menor, pero, no obstante, un mesías, por cuanto tiene Su Luz, reflejando Su poder, reflejando Su gloria, reflejando Su dominio. Así que sí es Mesías. ¡Oh, cómo lo refleja a El en Su reino, en Su dominio!

61-0117 (t) El Mesías
 44  El problema hoy día es que hemos organizado la iglesia hasta más no poder, y tenemos organización en lugar de la Luz del Mesías. Tenemos la luz de Russel, [el fundador de los Testigos de Jehová.-trad.], la del proselitismo, y todos los otros tipos de luces. ¡Pero lo que necesitamos es la Luz del Mesías! Eso es lo que la iglesia necesita hoy: la Luz del Mesías. ¡Oh, yo lo amo por Su bondad!

61-0117 (t) El Mesías
 45  Ahora, eso es verdad. Mesías llamados por Dios. Dios nos llamó, y nosotros llegamos a ser reyes y sacerdotes para Dios. Así como Jesús fue el Sumo Sacerdote de Dios, nosotros llegamos a ser un sacerdote menor. Jesús fue…La plenitud de Dios habitó en El para resplandecer la expresión de Dios al mundo, pues Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo. Y así como Dios estaba en Cristo reconciliando consigo al mundo, Dios entra a Su Iglesia y unge algunos mesías pequeños. ¡Oh, hermano!, ¿lo pueden ver?

61-0117 (t) El Mesías
 46  ¡Las mismas cosas que hizo están en Su Iglesia! ¡El mismo poder que El tuvo está en Su Iglesia! ¡Y Su Iglesia llega a ser Su dominio, y El es Rey sobre Su dominio, y nosotros somos reyes y sacerdotes ofreciendo sacrificios espirituales a Dios!, los frutos de nuestros labios dándole alabanza a Su Nombre. ¡Amén! ¡Oh, hermano! Ahí lo tienen, pequeños mesías, pequeños mesías, mesías menores, pequeños ungidos. ¿Ungidos sacados de qué? Del Principal. Ungidos sacados del Grande.

61-0117 (t) El Mesías
 47  Oh, cuando Jesús estaba en la tierra, ellos no podían negar que El era el Mesías por cuanto El hizo las señales del Mesías. Los Judíos fueron cegados, y esa es la razón por la cual ellos no lo vieron a El, ni vieron Sus señales como Mesías. Ese es el problema de la iglesia en esta noche. ¡Está ciega!, el mundo de afuera. No lo pueden ver, debido a que el dios de esta tierra los ha cegado a las cosas que son espirituales. Oh, si tan sólo pudiéramos entender.

61-0117 (t) El Mesías
 48  Jesús anduvo haciendo las señales del Mesías, y la gente lo blasfemó. Y si blasfemaron al gran Rey Mesías Ungido, ¿cuánto más no llamarán a los de Su casa, a los de Su Reino? Lo llamaron Beelzebú y cuanto más; ellos lo llaman a uno peor que eso. “Santo rodador, santo saltador”. Alguna cosa u otra. Ellos siempre tienen un nombre escandaloso al respecto porque viene del diablo. Y ellos le llamaron a los de Su casa, El dijo: más de lo que ellos…Si ellos lo llamaron eso a El, ¿qué no le llamarían a los de Su casa? Pero, aún así, lo hace lo mismo.

 Ahora, Ud. dice: “Ahora, Hermano Branham, Jesús tenía la señal del Mesías”. ¿Cómo sabemos cuál fue la señal? Bueno, cuando El vino…La Biblia dice que cuando el Mesías viniera sería un profeta, y mostraría señales del profeta. Cualquier maestro Escritural sabe eso. Moisés dijo: “Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como yo, te levantará Jehová tu Dios”. [Deut.18:15-trad.]

 Y esos…cuando El hizo esas señales mostrándose a Sí mismo, como aquí en el capítulo cuatro cuando El le dijo a la mujer que ella tenía cinco esposos, ella dijo: “Señor, me parece que Tú eres profeta. Nosotros sabemos que cuando venga el Mesías, El nos declarará todas las cosas”.
61-0117 (t) El Mesías
 49  El dijo: “Yo soy, el que habla contigo”.

Ella corrió a la ciudad y les dijo a todos los hombres de la ciudad: “Venid, ved a un hombre que me ha dicho todo cuanto he hecho. ¿No será éste el Mesías?”
61-0117 (t) El Mesías
 50  Jesús mismo dijo: “Si Yo no hago las obras de Mi Padre, entonces no me crean. Si Yo reclamo tener la Unción, y no hago las obras de Dios, por cuanto estoy ungido por El, con El…No soy Yo el que hace las obras. El Padre que mora en Mí, El hace las obras. Y si Yo no hago esas obras, entonces no me crean. Empero si las hago, créanlas”.

61-0117 (t) El Mesías
 51  Ahora, eso fue para el Mesías, para los pequeños mesías, la Iglesia. Aquí viene. ¿Están listos? En San Juan 14:12, Jesús dijo: “El que en Mí cree, las obras que Yo hago, él las hará también”. Pequeños mesías. Eso es correcto. Pequeños mesías, la representación del Mesías en la tierra todavía ahora.

61-0117 (t) El Mesías
 52  En Marcos 16, El dijo: “Id por todo el mundo y predicad el Evangelio a toda criatura. Estas señales seguirán (a los pequeños mesías): El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado. Y estas señales seguirán a los que creen”. ¿Hasta dónde? A todo el mundo. ¿A quién? A toda criatura. Oh, estoy tan contento. ¿Cómo va a quitar eso?

 Dicen: “Es únicamente para los discípulos”.
¿Para los discípulos? El dijo: “A todo el mundo, y a toda criatura. Estas señales seguirán a los que creen”.

61-0117 (t) El Mesías
 53  Me pregunto dónde esa gente que no cree que las señales y prodigios seguirán a los creyentes…¿Cómo puede uno leer la historia de la Iglesia y pensar que cesó con los apóstoles? En las edades de la iglesia, yo he leído los Padres de Nicea, el Concilio de Nicea, oh, todos los escritores antiguos que he podido. He leído las Dos Babilonias de Hislop, y muchos de los otros libros antiguos, y a través de toda la iglesia Católica primitiva. A través de los primeros seiscientos años después de Cristo.

61-0117 (t) El Mesías
 54  Ahí estaba Ireneo, San Martín, Colombo, y todos ellos; cada uno de esos hombres piadosos. Ellos predicaron el bautismo en el Nombre de Jesucristo. Ellos predicaron la remisión de los pecados. Ellos predicaron el hablar en lenguas. Ellos resucitaron los muertos; ellos sanaron a los enfermos. Señales y prodigios les siguieron hasta la Edad Media, y a través de la Edad Media. Ha habido una pequeña minoría por todo el trayecto, manteniendo la Luz del Evangelio brillando. ¿Qué fue? Pequeños mesías. Unos sosteniendo la representación del Reino Mesiánico.

61-0117 (t) El Mesías
 55  Jesús nunca falló. El hizo exactamente lo que estaba comisionado a hacer. Y El vino para establecer un Reino, ¡y lo hizo! ¡El Reino de Dios entra en el corazón por el poder del Espíritu Santo!; trae el Espíritu de Dios sobre una Iglesia ungida para hacer señales y prodigios como El lo hizo, para probar que el Mesías es el Rey de Su Reino. Amén. Me siento con ganas de gritar un poquito ahora.

 Oh, cuando hay tanta gente ofreciendo tarjetas: “Vengan y únanse a nosotros, vengan y únanse a esto”. Y, “Nosotros tenemos la más grande; tenemos esto; tenemos la más costosa”. ¡Qué importa todo eso! Todo es tontería y va a perecer.
61-0117 (t) El Mesías
 56  ¡Pero el Reino de Dios está establecido en el corazón y en el alma de un hombre por la revelación de Jesucristo! Y El dijo: “Sobre esta roca edificaré Mi Iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra Ella”. Sobre esta revelación. Y al tener una revelación uno llega a ser un creyente, y al creer, estas señales seguirán a los que creen.

61-0117 (t) El Mesías
 57  ¿Ven Uds. lo que es el Mesías? El Mesías es el Reino de Dios, los ungidos; aquellos que son ungidos con el mismo Espíritu con el que El fue ungido. Alguien le dijo un día: “¿Se sentarán mis hijos a la diestra y a la siniestra?”

61-0117 (t) El Mesías
 58  El dijo: “¿Podréis beber del vaso que Yo bebo? ¿Podréis ser bautizados con el bautismo con que Soy bautizado?”
Ella dijo: “Sí”.
Y El dijo: “Lo harás. Pero en el Reino, el sentarse a Mi diestra y a Mi siniestra, no es Mío darlo”.

61-0117 (t) El Mesías
 59  Así que muestra que podríamos beber del mismo vaso de persecución, ser llamados Beelzebú o lo que sea que fuera, y aún ser bautizados con el mismo Espíritu con el que El es bautizado. Así que, si El fue llamado Mesías, lo cual lo fue, por cuanto El estaba ungido con ese Espíritu Santo…Y cualquier iglesia que está ungida con el mismo Espíritu Santo es un mesías pequeño; es un dios más pequeño, menor. ¡Y un día, cuando este cuerpo sea resucitado, (yo espero que sea antes), que Dios pueda tomar a un grupo de gente que manifestará Su Poder en toda la dimensión en la cual debiera estar!

61-0117 (t) El Mesías
 60  El Mesías, el Ungido, un Rey que reparte; un Rey. Uds. son reyes y sacerdotes. Reyes para entregar, sacerdotes para ministrar, un mesías. Sus señales habrían de seguir por todas las edades, reflejando Su Luz, Su Presencia con el pueblo de Su Reino.

 Ahora, uno no tiene que morir para obtener esto. Uno tiene que morir espiritualmente, pero no tiene que morir físicamente. Es adentro adonde Dios entra a tomar control de uno. Y a medida que El se presiona hacia uno, no permita ninguna raíz de amargura, odio, malicia, contienda…Eso hará que El se salga otra vez.
61-0117 (t) El Mesías
 61  Simplemente saque todo lo malo y las supersticiones y toda la incredulidad de Ud. Y cada vez que Ud. saca fuera un poco de incredulidad, Dios entra y toma control. Saque la incredulidad…

61-0117 (t) El Mesías
 62  El le dijo a Josué: “Todo lugar que pisare la planta de vuestro pie, te lo doy a ti”. Y en esta noche, al entrar al Reino, el Reino de Dios, sacamos fuera a todos los Filisteos incrédulos, y todo el Amorreo, y los Amalecitas, y lo que fuera; los sacamos fuera de nosotros de esa manera, ¡tomamos posesión! ¡Amén! A mí me gusta eso.
Dicen: “Los días de los milagros han pasado”.
“¡Amorreo, salte de mí! ¡Yo he puesto una huella y he tomado control!”
“No hay tal cosa como ver visiones”.
“¡Amalecita, salte de aquí! Ya voy en camino”.

 Ahí lo tienen. Ud. está presionando hacia fuera. De allí de ese botoncito se está tomando control de sus fibras, esparciéndose, Dios obrando a través de Ud., en Ud., alrededor de Ud.
61-0117 (t) El Mesías
 63  Con razón Elías tendió su cuerpo sobre ese bebé muerto, y revivió. ¡Era Dios en ese hombre! Dios había tomado control. El estaba ungido. Jesús dijo que lo estaba. Cada profeta de Dios en el Antiguo Testamento estaba ungido con el Espíritu Santo. Lo estaban. Entonces eran luces menores. El era la Plenitud de Dios, siendo el Mesías. Entonces ellos eran pequeños mesías, mesías más chicos, pues ellos estaban ungidos con el mismo Espíritu con el cual El estaba ungido, sólo que El lo tenía en plenitud.

61-0117 (t) El Mesías
 64  Y cada hombre hoy que ha recibido el verdadero bautismo del Espíritu Santo, está ungido con el mismo Espíritu con el cual Jesús de Nazaret lo estuvo cuando El anduvo haciendo el bien, sanando a los enfermos. ¡Oh, mi hermano! Eso me hace sentir bien, al saber que El vive hoy.

61-0117 (t) El Mesías
 65  Hay algo con respecto al hombre. ¡El es un dios! ¡El fue hecho para ser un dios! Su propósito aquí sobre la tierra fue para ser un dios, para tener un dominio sobre todo en la tierra. ¡Oh, hermano! Ahora no deje que eso lo tambalee a Ud, por cuanto yo tengo más Escrituras escritas aquí, ¿ve?

61-0117 (t) El Mesías
 66  La otra noche vi en la televisión a un hombre con fe mental síquica poner un vaso de agua allí y hacerse para atrás y ponerse a concentrar en ese vaso de agua hasta que se rompió, simplemente por concentrarse y mirar ese vaso de agua. Y ese vaso se rompió y el agua se derramó.

61-0117 (t) El Mesías
 67  Eso fue pura concentración mental. ¿Por qué? Esa es su fibra. Esa es su compostura. Si él puede hacer eso, si tiene poder en él a través del pensamiento mental, de tal modo que puede romper un vaso de agua, y él siendo un pecador, eso muestra que había algo hecho en ese hombre. El está en un estado caído y pervertido. Pero si ese hombre tan sólo puede volver a Dios, y permitir que Dios entre en él, pues, con ese poder puesto en libertad del Reino de Dios…

61-0117 (t) El Mesías
 68  El no tenía conductor. El era como una escopeta. El disparó a todos lados. Pero si ese espíritu que está en un hombre pudiera ser convertido, y se pusiera a Cristo allí adentro, donde él tiene el conductor…Un conductor es un alambre que lo conduce. Amén. Y permita a un hombre con esa misma fe en el conductor de la Palabra de Dios, ¡él puede resucitar a los muertos, limpiar leprosos, echar fuera demonios! Amén. El está hecho como un dios. El se parece a Dios. Seguro que sí. Esa es la razón que Dios fue hombre, y el hombre fue Dios. Y éstos son sus descendientes, los hombres. El sólo está tratando de echar mano del hombre, tratando de conseguir al hombre en Su mano.

61-0117 (t) El Mesías
 69  Ahora, no conductores. Ahora no toda teología es la clase correcta de conductor, Uds. saben. Hay mucha teología que sirve como un aislamiento en contra de ello. Hay muchas iglesias que dicen que los días de los milagros han pasado; que no hay tal cosa como sanidad Divina; que solamente los diablos hablan en lenguas. Ahora, eso es un aislamiento. Ud. no quiere algo como eso. Apártese de eso. ¡Vuélvanse a la Palabra! ¡La Palabra es el conductor de Dios! El hombre que cree en la Palabra de Dios, que tiene la Palabra de Dios, se para tan alto como estos edificios que están aquí alrededor cuando él sale con esa convicción. Ése es el jefe. Eso conduce al hombre. Conduce el espíritu. Cuando allí adentro…

61-0117 (t) El Mesías
 70  El hombre es hecho para que tenga gran fe. ¿Qué hace…? Yo prediqué aquí en este tabernáculo hace algún tiempo sobre: “Sedientos Por la Vida”. ¿Qué hace a una mujer salir allá y bailar el “rock”? ¿Qué hace a un muchacho, a un chico joven adolescente, hacer eso? Y no sólo eso, ¿pero el abuelo y la abuelita? ¿Por qué lo hacen? ¿Qué los hace salir aquí? ¿Por qué la gente quiere comportarse de la manera que se comportan? Es porque ellos fueron hechos para tener sed por algo. Ellos fueron hechos para tener sed, pero para tener sed de Dios. Y ellos están tratando de callar esa sed santa dejando al diablo amontonar lo que él llama placeres sobre ella.

61-0117 (t) El Mesías
 71  ¡Ud. nunca, nunca, nunca la satisfará hasta que Dios entre y tome control! Ud. puede danzar, puede beber, puede cometer adulterio, Ud. puede hacer lo que Ud. quiera; y Ud. se levantará con dolor de cabeza, y un día en el infierno. Pero la razón que Ud. hace eso es porque Ud. fue hecho a la imagen de Dios para tener sed de Dios. Dios quiere entrar allí. Dios quiere que Su Palabra entre en Ud. y usarla como un conductor. “Dios lo dijo”.

61-0117 (t) El Mesías
 72  Así como en el caso de Abraham. Dios le dijo: “Vas a tener un bebé”.
“¿Cómo sabes que lo vas a tener?”
“¡Dios lo dijo!”
“Tú tienes cien años, ¿cómo puedes tenerlo?”

61-0117 (t) El Mesías
 73  “¡Dios lo dijo!” El estaba ungido. Amén. El estaba ungido. Y él tenía la Palabra, y la Palabra estaba ungida a él. Era un conductor para conducirlo al bebé.

61-0117 (t) El Mesías
 74  ¡Y cualquier hombre o mujer en esta noche que tome esa misma Palabra de Dios: “Por Sus llagas fuimos curados”, y permita que la unción, el Mesías, venga sobre Ud., ese conductor lo llevará directamente a su sanidad! Lo conducirá a su salvación. Oh, a mí simplemente me gusta eso.

61-0117 (t) El Mesías
 75  Eso es lo que hará, por cuanto Ud. fue hecho para tener sed, fue hecho para Dios. Y el diablo trata de pervertirlo a uno, le hace pensar que la está pasando bien aquí afuera; lo mantiene cegado como hizo con los Judíos, hasta el momento que uno cruza el punto divisorio. Y entonces uno está acabado.

61-0117 (t) El Mesías
 76  Es más o menos donde está la nación hoy, y no solamente ésta, sino otras. El mundo no lo creerá. La Biblia dice en segunda de Timoteo 3, que en los últimos días aquí que ellos serían impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios; implacables, calumniadores, intemperantes, y aborrecedores de los que son pequeños mesías; traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios; que tendrán apariencia de piedad.

61-0117 (t) El Mesías
 77  Nunca procuren ese gran evangelismo elegante, y la cosa. Esa no es la manera de Dios de hacerlo. A los Suyos vino, y los Suyos no le recibieron. [Jn.1:11-trad.] El era pequeño. El no…

61-0117 (t) El Mesías
 78  Miren, El vivió allí mismo en Palestina casi toda Su Vida, y yo diría que un ochenta por ciento nunca supo que El estuvo allí. Pero El fue enviado a la iglesia. El fue enviado al pueblo que El iba a recibir. El conocía a los Suyos; los Suyos le conocen. “Mis ovejas conocen Mi voz”. No deje que eso se le pase por alto, Shreveport. Por favor. ¡Reténgalo! “Mis ovejas conocen Mi voz por medio de Mi Palabra”. Mi Palabra, si es enseñada y no declara la misma cosa que hice Yo, entonces es el conductor incorrecto. La posición de Mesías. Así mismo la tienen los aguiluchos. Nosotros sabemos eso.

61-0117 (t) El Mesías
 79  Y ahora decimos que en el hombre, o sea, el hombre (antes de dejar ese tema), el hombre, ¿qué es él? Tiene una mano como Dios, tiene ojos como Dios, tiene oídos como Dios, tiene un cuerpo como Dios. El fue formado como Dios. A él se le dio una tierra y un dominio. El fue hecho dios sobre la tierra, para gobernar la tierra, un dios menor. Dios gobierna el universo, todo. Pero al hombre se le dio la tierra, para gobernar la tierra. El era un pequeño mesías.

61-0117 (t) El Mesías
 80  Y eso es lo que él es en esta noche si logra volver a Dios. El es un pequeño mesías, un mesías menor. Si Mesías significa un ungido, y Ud. está ungido, entonces, ¿qué es Ud.? Eso es exactamente correcto, un pequeño mesías. Le llamamos eso simplemente por motivo de la Palabra hasta que lleguemos un poco más allá en la Escritura a eso. Muy bien.

61-0117 (t) El Mesías
 81  ¿Nunca pensaron de esto? Permítanme decirles algo. Mírenme por un momento. Esta es mi mano, ese es mi dedo, esta es mi oreja, esta es mi nariz; pero, ¿quién soy yo? Eso no soy yo. Eso es algo que me pertenece a mí. ¿Ven? Esta es mi mano, ¿pero quién es el yo a quién le pertenece la mano? ¿Ven?, ésta es únicamente la casa en la que yo vivo. ¿Qué tipo de..

61-0117 (t) El Mesías
 82  Bueno, tiene que haber algo allí adentro llamado el “yo”. El “yo” tiene que estar en algún lugar, por cuanto esto es mío. ¿Lo ven? El “yo” es alguna persona, debido a que soy dueño de algo. Yo tengo una mano, es mía. Bueno, ¿quién es el “yo” a quién le pertenece? Ése es su espíritu. Bueno, depende que clase de espíritu es. A quien uno le presenta sus miembros, ése es de quien uno es siervo.

61-0117 (t) El Mesías
 83  Y entonces si Ud. puede romper un vaso de agua debido a que Ud. tiene telepatía, una concepción mental, y un cierto poder que Ud. puede dejar de ser un ser humano, un poder de fuerza mental que es invisible y desconocido sólo a través de ese ciclo…Si Ud. puede romper un vaso de agua con esa clase de espíritu, un espíritu humano pervertido y condenado, debido a que Ud. fue formado a la imagen de Dios, ¿qué no haría Ud. al permitir al Dios que lo formó que entre en Ud. y lo controle? ¡Amén! Ud. puede traer a cumplimiento cada promesa de Dios. Sí, señor. Cada promesa de Dios se cumplirá. Muy bien.

61-0117 (t) El Mesías
 84  El don de Dios es Su Palabra. Dios prometió…hizo un don, o sea, envió un don. Ud. toma el don y entonces con Su Palabra, allí tiene su conductor. Con un don de Dios…Si Dios le da el don del Espíritu Santo (¿lo creen?), bueno, la Palabra de Dios es un conductor por medio del cual usar ese poder. Lo que el Espíritu Santo le prometió, eso es lo que Ud. puede hacer.

61-0117 (t) El Mesías
 85  “¿Ven?”, esa es la cosa que transmite la Palabra. La Palabra sale, y el Espíritu Santo sigue la Palabra adondequiera que es predicada. Uds. ven a su pastor predicarla. Cuando menos piensan, “Uf”, el Espíritu Santo se va por todo el edificio, ¿ven? Eso es correcto. El es el conductor de la Palabra. La Palabra sale, o sea, la Palabra es el conductor del Espíritu, porque donde es predicada la Palabra, el Espíritu la sigue. Dondequiera que vaya, miren, el Espíritu sigue la Palabra. Oh, me gusta eso. A mí me gusta la sana enseñanza Bíblica, y el Espíritu Santo de la Biblia regresando a confirmar la enseñanza Bíblica.

61-0117 (t) El Mesías
 86  Si el Espíritu Santo no la confirma, entonces Uds. tienen sus alambres cruzados. Uds. tienen un cortocircuito en alguna parte. Sí, señor. Si pueden conectar esa Palabra al dínamo (esa gran cosa que produce la plenitud de la corriente), El va a encender ese alambrito para Uds. Eso es correcto. Y hará cosas para Uds.

61-0117 (t) El Mesías
 87  Cuando Juan el Bautista vino, él era parte de la Palabra. El era como un pequeño mesías. El fue ordenado de Dios por la Palabra. El era un don de Dios que vino al mundo. ¿Creen Uds. eso? Isaías 40 dice que él era la voz de uno que clama en el desierto. Y cuando vino él y entró en su posición para clamar en el desierto, él se mantuvo perfectamente intrépido con ella. Amén. Sí, señor. Hermano, mire qué tan grande fue él.

61-0117 (t) El Mesías
 88  Ahora cuando Dios habló de la venida de Juan, miren, El dijo que los montes saltaron como carneros, [Sal.114:4-trad.] las hojas batieron sus manos, y los lugares altos fueron rebajados, y los lugares bajos fueron alzados. [Isa.40:4-trad.] Yo me imagino que la interpretación teológica de eso era: “Santos hermanos, algún día Dios va a abrir los pasillos del Cielo, dejará caer la escalera de Jacob, y habrá un poderoso profeta que descenderá del cielo; y una escolta angelical viniendo con él, viniendo a la tierra. Y él pisará aquí mismo en el patio, con el templo, o sea, donde está el templo santo. Y si Caifás es el sumo sacerdote, él dirá: ‘Su señoría, yo he descendido.’”

61-0117 (t) El Mesías
 89  ¡Oh, hermano! ¿Qué aconteció? Cuando vino él, era un tipo barbudo saliendo del desierto, arropado con un pedazo de piel de oveja, probablemente sin bañarse sino cada tres meses. Salió allá afuera, parado en barro hasta las rodillas, y dijo: “Arrepiéntanse, porque el Reino de los Cielos está a la mano”. Eso es cuando los montes saltaron como carneros. Eso es cuando las hojas batieron sus manos. Eso es cuando los lugares altos fueron rebajados y los lugares bajos fueron alzados.

61-0117 (t) El Mesías
 90  Lo que el hombre llama grande, Dios llama tontería. Me pregunto si algo de la grandeza de nuestro evangelismo hoy, no es llamado un montón de tontería por Dios: eso de tratar de engrandecer, de alguien…son soberbios y todo lo demás. Sólo me pregunto qué piensa Dios de esto. Mire, El…No es…

61-0117 (t) El Mesías
 91  Este Evangelio no va a sacudir el mundo. No es sacudidor del mundo; es sacudidor de la Iglesia. Sacude a la Iglesia. Ahora mismo, en estos últimos años, la Iglesia ha sido sacudida como nunca, y el mundo no sabe nada al respecto. No se suponía sacudir al mundo. Ellos están muertos de todas maneras. Uds. no pueden sacudir esos viejos cuerpos muertos allá afuera. Ellos están muertos dos veces, y desarraigados. ¿Cómo pueden Uds. hacerlo?

 ”Bueno, yo pertenezco a tal…”
“Bueno, sigan adelante y pertenezcan a ello”, ¿ven? Uno no puede sacudirlos.
“Bueno, mi abuela hizo tal y tal”.

61-0117 (t) El Mesías
 92  Eso…No importa que hizo la abuela, ¿qué está haciendo Dios ahora? ¡Esta es la Luz, caminen en Ella! La abuela vivió en su tiempo. Eso estuvo bien, pero Uds. no pueden vivir en su vida. ¿Por qué no se pone sus vestidos entonces, hermana? (Quizás eso fue un poco grosero, pero…) No, Ud. quiere aceptar la iglesia de ella, pero Ud. no se pondrá su ropa.

61-0117 (t) El Mesías
 93  Todos los verdaderos profetas de Dios clamaron en contra del pecado. Todos los ungidos lo hacen. Eso es verdad. Ellos lo hacen. Y Dios cumple Su Palabra a cada uno de ellos. El siempre lo hace. Dios los llevará…O sea, Uds. recibirán cada promesa si pasan por el banco Pentecostal.

61-0117 (t) El Mesías
 94  Uds. saben, si Uds. hacen un cheque, ellos no pagarán ese cheque hasta que pase por el banco. Tiene que pasar por el banco; entonces el cheque es pagado. Y cuando Ud. dice que se ha arrepentido, y está listo para pasar por el banco Pentecostal de Dios, ¡Dios lo pagará con todo don que El prometió! ¡Amén!

61-0117 (t) El Mesías
 95  Comprueben Hechos 2:38 una vez, y vean si ése es Su banco. Saben Uds., Pablo se encontró con algunas personas en Hechos 19 que no habían pasado por el banco todavía. Sí. El dijo…Oh, ellos estaban gozándose mucho, pero él les dijo: “¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis?”
Dijeron: “Ni siquiera sabemos si hay tal”.
Dijo: “¿Cómo fueron bautizados?”
Dijeron: “Nosotros hemos sido bautizados bien”.
Dijo: “¿Cómo? ¿En qué?”
Dijeron: “En el de Juan”.
Dijo: “Ese ya no funciona. Uds. tienen que pasar por el banco. Dios aseguró Su banco para que pagara todas estas promesas.

61-0117 (t) El Mesías
 96  Pedro dijo en el día de Pentecostés: “Estas promesas son para vosotros, y para vuestros hijos, y para los que están lejos, para cuantos el Señor nuestro Dios llamare”. Y cuando ellos se encontraron con Hechos 2:38, Dios honró el cheque. Pasó por el banco, y volvió otra vez. Ellos empezaron a hablar en lenguas, profetizaron, y glorificaron a Dios.

 Y Dios…¡Cuando un creyente firma su nombre como creyente, pasa por el banco Pentecostal de Dios, con el bautismo del Espíritu Santo, Dios pagará toda promesa y todo lo demás! Su banco es bueno. Sus promesas son verdaderas.
61-0117 (t) El Mesías
 97  Todo está firmado en el Nombre de Jesús. No se puede firmar de otra manera, no funcionará. El no reconoce títulos; El únicamente reconoce el Nombre. ¡Amén! ¿Creen eso? Ciertamente que sí. Sí, señor. Solamente Su Nombre es lo único que El…El dijo: “Pídanle al Padre cualquier cosa en Mi Nombre”. Ahora, no le vayan a poner cuatro o cinco diferentes nombres allí. El no sabe nada al respecto. El cheque se devuelve. Uds. recibirán una invitación falsa.

61-0117 (t) El Mesías
 98  Pero cuando Uds. pasan por el banco…Dios les dirá si pasó por el banco o no. “Lo que pidáis os será concedido. Si permanecéis en Mí, y Mis Palabras permanecen en vosotros, pedid lo que queréis, (Juan 15) y os será hecho.” Correcto. Entonces Uds. tienen la unción. Esos son los mesías, los pequeños mesías, mejor dicho, los mesías menores. Es el mismo don que estaba en El.

61-0117 (t) El Mesías
 99  El obedeció la Palabra y cuando vino para cumplir la Palabra, entonces Dios…El era el Mesías. El era Jesús cuando nació. Pero cuando el Espíritu Santo vino sobre El, después de Su bautismo, El fue ungido con Dios. Dios estaba en El por cuanto El vino a cumplir la Palabra.

61-0117 (t) El Mesías
 100  Al venir Uds. a este altar, vengan a cumplir la Palabra de Dios basándose en la invitación de: “el que quiera, que venga”.
No vengan firmando: “Bueno, Señor, si Tú me sanas de este dolor de estómago, creo que te serviré”. ¡No vengan de esa manera! Venga a decirle que Ud. es un bribón; que Ud. no sirve para nada; que Ud. quiere ser lleno con el Espíritu Santo, y que Ud. no sirve para nada. Ud. no merece nada; Ud. merece morir e irse al infierno. Pero por cuanto El lo ha invitado a que venga: “¡Aquí vengo, Señor! No traigo nada en mis manos, simplemente de Tu cruz me agarro”. Allí lo tienen. El va a honrar eso en ese momento. Hay un bautisterio en el piso de arriba. Vean si El no lleva a cabo Su Palabra. El lo hace siempre, cuando pasa por Su banco. Pero tiene que pasar por el banco.

61-0117 (t) El Mesías
 101  Cuando un hombre dice que cree en Jesús, y lo acepta como su Salvador personal, Dios le da una chequera. El puede pedir todo lo que él quiera, si en la parte de abajo, él firma el Nombre de Jesús allí. No vaya allí con ningún otro porque no funcionará, ¿ven? Uds. tienen que pasar por el verdadero banco Pentecostal. Y cuando pasa por allí, entonces su cheque será reconocido, y siempre las promesas de Dios pagan bien. Cada uno de Sus pequeños mesías reciben su marca de regreso.

61-0117 (t) El Mesías
 102  Estamos viviendo en los últimos días, en el cierre de la edad, la edad de Laodicea, una de las edades más oscuras que jamás ha habido desde la Edad Media. Una edad más hipócrita ahora mismo que lo que fue en aquel entonces. Ellos ni siquiera tuvieron luz. El crepúsculo es una luz engañosa. Cualquiera sabe cuando viaja, que más vale que reduzca la velocidad cuando viene el crepúsculo.  ¿Es eso correcto? Vamos a tener un mensajero en este atardecer. ¿Sabían eso? Dios lo prometió en la edad de Laodicea.

61-0117 (t) El Mesías
 103  Yo estaba leyendo en las Escrituras el otro día arriba de la montaña. Estaba leyendo allí, y el Espíritu Santo me dijo que fuera a un cierto árbol y que me parara allí. El quería hablarme a mí. Yo me quedé allí media hora. El nunca me dijo nada. Yo me acosté debajo del roble, y me tendí. Yo dije: “Señor, Tú me hablaste a mí como a una milla [como 1.61 kilómetros.-trad.] allá arriba, y dijiste que subiera aquí a la montaña (esa cañada del Sportsman, como yo la llamo) y Tú me hablarías. Entonces me mostró, cuando me abrió Malaquías, el capítulo cuatro, y dijo: “He aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios…” (Si lo quieren anotar, es Malaquías 4).

61-0117 (t) El Mesías
 104  Y El dijo: “Los soberbios serán quemados, y los justos caminarán sobre la ceniza de los malos”. Bueno, entonces…Y El dijo: “He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el día de Jehová, grande y terrible. El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y los hijos hacia los padres, o sea, el corazón de los hijos hacia los padres”.
Bueno, yo dije: “Eso está correcto. Yo creo eso. Jesús dijo cuando Sus discípulos le preguntaron eso, ellos dijeron: “Bueno, ¿por qué los…?” Cuando El estaba reclamando ser el Mesías, dijo: “¿Por qué dicen los Escribas que es necesario que Elías venga primero?” [Mat.17:12-trad.]

61-0117 (t) El Mesías
 105  Jesús dijo: “Elías ya vino, y no le conocieron”. Y entonces ellos comprendieron que El se refería a Juan el Bautista. ¿Cuántos leyeron eso? Bueno, oh, todos Uds. han leído la Biblia. Juan el Bautista. Pero acuérdense, ése no era el Elías del cual El habló de los últimos días, por cuanto el mundo nunca ardió ni el milenio se estableció. Fíjense en la Escritura. Fíjense cuando se lee. Abran a Malaquías 4 sólo por un momento. Fíjense allí. Yo nunca sabía eso antes. Yo nunca trato de hablar sobre alguna cosa a menos que el Espíritu Santo me la revele primero. Fíjense en Malaquías 4:5.

 He aquí, yo os envío el profeta Elías, antes que venga el día de Jehová, grande…[Ese gran día terrible en el cual va a quemar la tierra]:
El volverá el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres…

61-0117 (t) El Mesías
 106  Fíjense, la primera vez que vino Elías, él volvió los corazones de los padres, los viejos padres patriarcas, ¿ven?, allá atrás, los Judíos primitivos, a la fe de los hijos quienes acababan de recibirlo, y creyeron en la venida del Mesías. Volvió los corazones de los padres hacia los hijos, y, (una conjunción, ligando la oración), cuando El venga la segunda vez, los corazones de los hijos de regreso a los padres Pentecostales. ¡Aleluya! ¡Allí lo tienen!

61-0117 (t) El Mesías
 107  Por tanto, ¿cómo puede ser la Luz del atardecer cualquier otra cosa sino el regreso a los Hechos otra vez? Correcto. Cuando El dijo antes que ese día llegue, que ardería la tierra como un horno y los justos caminarían sobre la ceniza…¡Oh, hermano, estamos en espera por una Luz que viene! ¡Está aquí!

61-0117 (t) El Mesías
 108  Y recuerden, cuando este Elías venga…Yo les daré algo de su descripción. Cuando venga Elías, ése es el mensajero a la edad de la iglesia Laodiceana. Hallamos a Elías viniendo antes…Recuerden, Elías fue el que subió en un carro; él nunca probó la muerte. Y el mensaje de este gran mensajero que vendrá en este día de cierre en la edad de la iglesia Laodiceana, la Edad Pentecostal, será el que llevará la Iglesia al Rapto. Exactamente. El mismo fue raptado, y él vendrá a la Iglesia para el Rapto.

61-0117 (t) El Mesías
 109  Y recuerden nuevamente…Yo les daré algunas de las descripciones de este hombre. El será enemigo de las mujeres. Claro que sí. Miren lo que fue en Elías: Jezabel. Miren en Juan: Herodías, ¿ven? Otra cosa, él estará firmemente en contra de denominaciones. Miren a Elías; miren a Juan: “No penséis dentro de vosotros mismos, a Abraham tenemos por padre. Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras”. [Mat.3:9-trad.] El odiará denominaciones; él odiará mujeres inmorales. El será un hombre del desierto, viviendo en el desierto, saliendo con su mensaje. Y él volverá los corazones del pueblo…

 Oh, han habido cien Elías que han surgido en los últimos días, Alejandro Dowie, y tantos otros en el mundo hoy día diciendo que son Elías; que son el Elías de este día. Elías volverá a la Iglesia original Pentecostal de Efeso, y traerá ese mismo mensaje al pueblo con señales del Mesías. La Biblia lo dice así.
61-0117 (t) El Mesías
 110  El dijo: “Habrá un día el cual no será día. Pero al caer la tarde habrá luz”. ¿Es correcto? Ahora miren: El sol sale en el oeste. Ahora esto es…Uds. dicen: “Este ha sido un día en el cual…Nosotros somos hijos del día del Evangelio”. Este ha sido un día de tinieblas para los hijos. El Lucero de la mañana sólo anunció la venida en ese entonces, exactamente a lo opuesto de lo que es literalmente, debido a que el Lucero de la mañana que salió allá atrás es el Lucero de la mañana que vocea la venida del Hijo, y uno vocea la ida del Hijo. El sol natural se estaba poniendo cuando esa Estrella voceó el suyo, y el Evangelio apenas estaba entrando. Nosotros somos hijos de la Luz, pero el mundo está ahora en tinieblas.

61-0117 (t) El Mesías
 111  La iglesia ha pasado por la edad más oscura; pasó por la Edad Media. Pero el Lucero de la tarde, el Lucero de la tarde es el que anuncia la Luz. El Lucero de la tarde es el que vocea la Luz a la Iglesia. La Iglesia ha estado viviendo en la minoría, muy abajo, sólo es un grupito. Pero finalmente el día…esa trompeta de Dios sonará y el día prorrumpirá en eternidad. Viene el alba, y este gran Espíritu de Dios que vendrá sobre alguien en estos últimos días, que anunciará este Mensaje, volverá los corazones de los hijos de regreso a los padres Pentecostales.

61-0117 (t) El Mesías
 112  ¿Y cómo fue escrito el Libro de los Hechos? Empiecen a leerlo. Miren cómo lo hemos contaminado con todo tipo de tonterías nuestras. Pero habrá alguien que vendrá un día, una Luz, antes de la partida: esta puerta abierta que está puesta delante de la iglesia. Miren y vean si no viene uno de estos días. Dios enviará a Elías. Tan cierto como estoy parado en este púlpito, El lo enviará. Y ese Elías sacudirá al pueblo regresándolos directamente a la doctrina Pentecostal original.

61-0117 (t) El Mesías
 113  Ahora empiecen en Pentecostés y vean como fue. Vean lo que hicieron. Vean si fue un apretón de manos. Y regresará directamente al principio. Y cuando Pedro predicó en el día del Pentecostés allá atrás, cuando todos ellos fueron bautizados con el Espíritu Santo y hablando en otras lenguas, esos hombres dijeron: “Ahora qué haremos para recibirlo”.

61-0117 (t) El Mesías
 114  Pedro dijo: “Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el Nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo. Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare”. ¡Esa fue la Luz Pentecostal original!

61-0117 (t) El Mesías
 115  Ahora, ése es Lucero de la mañana, ¡y el Lucero de la tarde ha de reflejar la misma Luz otra vez! El clamará con una voz en el desierto del Mesías próximo. El también mostrará las señales del Mesías venidero. El será un profeta de Dios, un gran hombre. Y cuando venga, miren lo que hará. La Biblia habla que él hará esto.

61-0117 (t) El Mesías
 116  También, antes que venga el día, tiene que haber un tiempo en que la Iglesia cumplirá lo que Jesús dijo: “Como sucedió en los días de Sodoma, así también será en la venida del Hijo del Hombre”. Sodoma. El mundo está en un estado sodomita. Todos sabemos eso. ¿Iglesia, es correcto eso? El mundo está en un estado sodomita. Ahora, fíjense. ¿Qué clase de mensaje recibió Sodoma? Ellos tuvieron un Billy Graham moderno que fue allá y les predicó a los intelectuales. Sólo unos cuantos fueron sacados, y ellos estuvieron en desgracia y trajeron desgracia, y la esposa se tornó en una estatua de sal, mirando atrás.

61-0117 (t) El Mesías
 117  Ahora, note eso. Un Ángel se quedó con Abraham. El Ángel que se quedó con Abraham (sin saber quién era, supuestamente), después le dijo: “Abraham: ¿dónde está Sara tu mujer?”
Dijo: “Está en la tienda detrás de Ti”.
Y la Biblia dice que ella estaba en la tienda detrás del Ángel. Y El dijo: “Yo te visitaré según el tiempo de la vida. Yo te prometí ese bebé. Me voy a asegurar que lo recibas”.
Y Sara se rió entre sí. Y al hacerlo, el Ángel del Señor le dijo: “¿Por qué se ha reído Sara?”

61-0117 (t) El Mesías
 118  Ahora, El dijo que eso iba a suceder antes de la venida del Señor. “Como sucedió en los días de Sodoma, así también será en la venida del Señor”. ¿Lo pueden ver, amigos? Va a reflejar la misma clase de Luz que el Lucero de la mañana reflejó. ¿Y qué es lo que va a hacer? Llamar de vuelta a los hijos a la fe de los padres, los padres Pentecostales: Pablo, Silas, Juan, Marcos, Ireneo, San Martín, Colombo, todos esos grandes mártires que predicaron este Evangelio y se aferraron a El, y se mantuvieron directamente con El y fueron echados, cuando el gran grupo clásico empezó a desear una organización.

61-0117 (t) El Mesías
 119  Uds. se fijan que dice en la Biblia allí: “Los hechos de los Nicolaítas”. Entonces, lo que fueron los hechos en una edad de la iglesia, llegó a ser una doctrina. ¿Saben Uds. lo que “Nico” significa? Yo lo busqué. “Nico” significa: “conquistar, vencer”.

61-0117 (t) El Mesías
 120  ¿Vencer qué? El laico. Cuando toda la santidad se concentra en algún hombre, únicamente en un solo hombre, y él es el único que es santo, y él es el que…La iglesia puede vivir de cualquier manera que quiera, y confesarse con él…¡El Espíritu Santo es para quienquiera: el laico y todos! No es la voluntad de Dios que sea únicamente un hombre santo. Es el Espíritu Santo en medio de un pueblo que ha nacido de nuevo, mostrando señales y prodigios. Esa misma Iglesia, ese Lucero de la tarde va a reflejar la misma Luz que reflejó el Lucero de la mañana.

61-0117 (t) El Mesías
 121  Pero miren, cuando venga, habrá un tiempo, dijo El que “no será ni noche ni día”. Uno casi ni puede distinguir; un día tenebroso como el que hemos tenido en nuestro país: lluvioso, tenebroso. Pero al caer la tarde habrá luz. La Luz del atardecer vendrá.

61-0117 (t) El Mesías
 122  Bueno, la Luz del atardecer, el sol en la tarde es el mismo sol que sale en la mañana. La Luz del atardecer reflejará la misma Luz del sol que reflejó en la mañana. Es simplemente la puesta del sol y la salida del sol. ¿Lo pueden ver? Ahora estamos en el tiempo del atardecer. ¡Oh, gracias a Dios por la Luz del atardecer que refleja Su promesa, cumpliéndola!

61-0117 (t) El Mesías
 123  Ahora el mundo está en un estado sodomita. ¡Oh, Sus aguiluchos! Lo tengo anotado aquí, cuando prediqué sobre ello una vez, las luces de la mañana, el Lucero de la mañana, que es el mismo mensaje. Ha sido el atardecer ahora por un largo tiempo. Es un día tenebroso, un día tan peligroso. Recuerden, el crepúsculo es el tiempo más peligroso de todos; al viajar uno tiene que cuidarse. Y este es el día más peligroso en el cual uno ha vivido. La Biblia dice en Mateo 24 que esto sucedería en los últimos días al grado que engañaría si fuere posible a los escogidos.

61-0117 (t) El Mesías
 124  Yo escuché a Billy Graham el otro día decir en un mensaje, dijo: “Los escogidos ya están engañados”. No, no. Los escogidos no van a ser engañados. No, no. Ellos no serán. No. Los miembros de iglesia serán, mas los escogidos no. Ellos fueron escogidos desde la fundación del mundo. Ellos no pueden ser engañados. Hebreos 6 dijo que era imposible. Ellos no serán engañados.

61-0117 (t) El Mesías
 125  Pero es un tiempo peligroso para la iglesia en este tiempo del atardecer, debido a que…Miren, ellos irán a la iglesia, y serán casi igual como los creyentes Pentecostales. Ellos gritarán, danzarán, hablarán lenguas, y todo lo demás, será tan parecido que engañaría si fuere posible a los escogidos. Pero recuerden, la única manera de saber que uno está correcto es seguir el conductor, la Palabra. Saca la Verdad absoluta, ¿ven? Manténganse con el conductor, sean llenos con él. Sí, señor.

61-0117 (t) El Mesías
 126  Ahora nos damos cuenta que esta iglesia Laodiceana, la edad de la iglesia en la cual estamos ahora (si quieren leer acerca de ella, es Apocalipsis, el capítulo 3), vemos lo que se hizo, qué ocurriría cuando este mensaje habría de salir. La iglesia ha sido tan mundana, y se ha organizado a sí misma a tal grado que ha organizado al mismo Dios fuera de ella.

61-0117 (t) El Mesías
 127  La Escritura más patética que he visto es Apocalipsis, el capítulo 3, en la edad de la Iglesia Laodiceana: es Jesús parado fuera de Su propia iglesia, tocando, tratando de entrar de nuevo. En la primera iglesia El estaba caminando entre los siete candeleros de oro, las edades de la iglesia. Pero en Laodicea El estaba afuera, tratando de regresar a su propia iglesia. Muestra lo que esta edad le ha hecho a El.

 Ellos lo sacaron organizándose. Ellos sacaron la doctrina de El organizándose. Ellos sacaron Su Biblia organizándose. Ellos tienen un libro de credos, de filosofías y demás, que ellos leen y aceptan en su lugar. Aceptan confesiones frías en lugar de permitir a Dios entrar y hacer un pequeño mesías de ellos, y darles el bautismo del Espíritu Santo para mostrar señales y prodigios. Sacaron todo esto organizándose, y lo hicieron a El a un lado.
61-0117 (t) El Mesías
 128  Ahora El está afuera, dando Su última súplica, tratando de entrar de nuevo en la puerta. “He aquí Yo estoy a la puerta y llamo”, (la edad de la iglesia Laodiceana), tratando de entrar nuevamente a Su misma iglesia de la cual lo presionaron fuera. ¿No es eso lastimoso? Esa es la cosa más patética de la cual puedo pensar: El en Su iglesia, dando Su vida por esa iglesia, y ellos haciendo de la manera que hicieron. Y El envió la Luz a la iglesia, y ellos dijeron que sí la envió, y ellos la rechazaron y lo empujaron para fuera, y aceptaron algún tipo de credo o alguna cosa que la iglesia ha formulado. Y allí está El, parado afuera tratando de entrar.

61-0117 (t) El Mesías
 129  Ahora sólo permítanme decir esto al concluir, debido a que se está haciendo tarde. Yo tengo como veinte o más Escrituras escritas aquí, pero no habrá tiempo para tocarlas. Permítanme decir esto: ¿Notaron? Afuera de la iglesia. (¿Están escuchando? Digan: “Amén”). Afuera de la iglesia, tratando de entrar. Recuerden: los que están adentro de las denominaciones nunca lo vieron. Son los de afuera que lo vieron. Ellos escucharon un llamado [El Hermano Branham golpea-Ed.], pero ellos no lo vieron.

61-0117 (t) El Mesías
 130  Así es como es hoy. Un hombre que no puede…que va de un lado a otro diciendo hoy: “Bueno, yo nunca vi nada significante. Yo fui allá. Yo nunca vi nada”. ¿Ven?, él no lo puede ver. El está organizado tan fuerte que no puede ver nada. Pero si tan sólo Uds. pueden soltarse lo suficiente para salir afuera a ver quién es el que está parado allá tocando, para ver quién es el que está haciendo estas cosas. ¿Pueden ver lo que quiero decir? Salgan afuera. Afuera.

 No estén tan organizados, porque cuando lo están, Uds. no pueden ver nada. Lo único que pueden ver es su denominación. Pero si pueden salirse para fuera verán a Jesús, en toda Su Gloria y Su misericordia, tratando de entrar a Su pueblo. Oh, yo lo miro parado allí.
61-0117 (t) El Mesías
 131  Yo estaba hablando acerca del Mesías, el Mesías, pequeños mesías. Ellos son la luz de la iglesia hoy, la luz del mundo. Jesús le dijo a sus discípulos: “Vosotros sois la luz del mundo”. [Mat.5: 14-trad.] Ahora, Uds. son la candela asentada sobre un monte, una luz que puede verse en todas partes. Nosotros somos la luz. Si lo somos, nosotros reflejamos Su Luz Mesiánica. La señal Mesiánica sigue a los pequeños mesías lo mismo como siguió al Mesías.

61-0117 (t) El Mesías
 132  Hace algún tiempo aquí en su bella iglesia creo yo que prediqué sobre el tema: Como El Aguila Excita Su Nidada, revolotea sobre sus pollos. [Deut.32:11-trad.] Creo que yo prediqué sobre eso aquí, Hermano Jack, o en algún lugar. Sí, El Aguila Excita Su Nidada.

61-0117 (t) El Mesías
 133  A mí me gusta observar el gran águila. Uds. saben que papá águila…Uds. saben, Dios se llamó a Sí mismo un Aguila. ¿Sabían eso? El llamó a sus profetas águilas. Seguro que sí. El dijo que…Este águila (Jacob), le halló en un yermo de terrible soledad, [Deut.32:10-trad.], y como el águila excita su nidada…Ahora nos damos cuenta que El también se llama a Sí mismo un Aguila, así que, El es Jehová Aguila. Y luego El tiene un montón de aguiluchos: aguiluchos, son como pequeños mesías, aguiluchos.

61-0117 (t) El Mesías
 134  Ahora, yo puedo ver al gran papá águila, al caminar él alrededor del nido. A él le encanta mirar a sus hijos. ¡Oh, hermano! Cómo le encanta mirarlos. ¿A quién se parecen? Se parecen exactamente como él. Ellos no son híbridos. Ellos no son medio buitres ni medio cuervos o algo más. ¡Ellos son águilas! ¡Amén!

61-0117 (t) El Mesías
 135  Eso es lo que nosotros somos hoy. Somos Metodistas, Bautistas, y Asambleas y tal y tal y tal y cual, buitres, cuervos, y todo lo demás, ¿Cómo podemos ser aguiluchos? ¿Cómo podemos ser, cuando vemos la señal de Dios moviéndose entre nosotros, y llamarla otra cosa? ¡Aleluya!

61-0117 (t) El Mesías
 136  A él le gusta, porque él sabe que ellos son de pura sangre. Ellos tienen su carne; ellos tienen su sangre; ellos tienen su espíritu. ¡Amén! Con qué orgullo él cuida a sus águilas al caminar alrededor. Amén.
Los pequeños aguiluchos lo miran a él y dicen: “Qué grande eres tú, qué grande eres tú”. “Mírenme a mí”. ¡Oh, hermano! “Vamos a tomar un vuelo uno de estos días, ¿no es cierto, papá?” ¿Ven? ¡Oh, cómo le gusta mirarlos a ellos! ¡Ellos se parecen a él! ¡Ellos actúan como él! ¡Ellos son su carne, su sangre, su espíritu! ¡Amén!

61-0117 (t) El Mesías
 137  ¡Así es como es la Iglesia de Dios, Sus aguiluchos, Sus pequeños mesías! Ellos se parecen a El, ellos actúan como El, ellos predican como El, ellos hacen las obras que El hizo. “Las cosas que Yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque Yo voy al Padre”. ¡Amén! “¡Estas señales seguirán a Mis aguiluchos!” Amén. “Ellos harán exactamente como Yo hago. Si Mi Espíritu está en ellos, ellos harán las obras que Yo hago. Si ellos no hacen las obras que yo hago, es porque Mi Espíritu no está en ellos”.

 ¿Qué si El mirara a uno de Sus aguiluchos, y cuando menos se pensara tuviera un pico como buitre? El dijera: “Ahora espere un momento. Hay algo mal aquí”.
Un cuervo viejo saltó sobre el nido y empezó a decir: “Caa, caa, caa, los días de los milagros han pasado. Caa, caa, caa, no hay tal cosa como sanidad Divina”. ¡Qué va!, yo les aseguro que El con su tremenda garra lo echaría fuera. Y El lo desnucaría con toda seguridad. ¿Ven? Sí. “Oh, no hay…Eso es telepatía mental. No hay tal cosa como esas cosas en este día”. ¡Buitre de la carne! Y carne muerta, para colmo. Eso es…

61-0117 (t) El Mesías
 138  ¡Dios quiere aguiluchos! ¡El quiere pequeños mesías! ¡El quiere hombres y mujeres quienes tienen señales y prodigios, ungidos! ¡El quiere una iglesia que esté llena con el Espíritu Santo, una iglesia que lo esté reflejando a El, el mismo ayer, hoy, y por los siglos! ¡Dios no murió, El simplemente dio a luz un Reino, y puso a Sus pequeños mesías dentro de él! Amén. Cada palabra que El dice, ellos dicen “amén” a Ella. Eso es correcto. Sí, señor. Ellos se parecen a El, actúan como El; ellos la creen. Ellos tienen el Conductor moviéndose hacia delante con señales y prodigios siguiendo. Ese es el Mesías. El Mesías vive en esta noche. El no está muerto. El está vivo por los siglos de los siglos.

61-0117 (t) El Mesías
 139  ¿Creen Uds. eso? ¿Qué dijo El que sería?
Habrá luz en el atardecer,
La senda a la Gloria ciertamente la hallarán; (¿Es cierto?)
En esas aguas bautismales, está la luz hoy,
Sepultados en el precioso Nombre de Jesús;
Jóvenes y ancianos, arrepiéntanse de todos sus pecados,
Y el Espíritu Santo de seguro entrará;
Las luces del atardecer han llegado,
Es un hecho que Dios y Cristo uno son.

61-0117 (t) El Mesías
 140  ¡El hombre fue hecho para ser un dios! ¡Dios fue hecho para ser un hombre! ¡Oh, Mesías! ¡El gran Jehová habitó en un cuerpo humano! Hizo ese cuerpo como el Suyo para El poder ser un cuerpo humano, un pequeño mesías, para gobernar Su tierra y controlarla. Amén. “Las obras que Yo hago, ellos las harán también”. Oh, a mí me gusta eso.

 Jehová camina de aquí para allá sobre Su trono, y dice: “Ellos son Mis aguiluchos. Ellos son carne de Mi carne, y hueso de Mi hueso. Ellos son nacidos de Mi Espíritu, y lavados en Mi Sangre”. Amén. “Ellos son Míos. Son Míos. Todo lo que Yo les digo, ellos lo creen. ¿Por qué? Porque son águilas. Eso es lo que son. Son águilas, así como Yo soy un Aguila. Ellos son dioses pequeños, mientras que Yo soy un Dios grande. Eso es correcto. Yo soy Papá Jehová. Ellos son Mis hijos”. Allí lo tienen. Así que, El prometió que estas cosas estarían ocurriendo.
61-0117 (t) El Mesías
 141  Ahora, si somos hijos de Su Reino, esas señales deberían de estar dándose a conocer entre nosotros. ¿Es correcto eso? Ahora pudiéramos hablar de ello, conversar sobre ello, y quedarnos toda la noche en ello. Pero, ¿obrarán? Eso es lo que sigue. Eso es lo que sigue. Si obran, entonces es verdad. La Palabra de Dios prometió en San Juan 14:12: “El que en Mí, cree, las obras que Yo hago, él las hará también”. ¿Es correcto? Yo creo eso, ¿y Uds? Muy bien. Inclinemos nuestros rostros por un momento ahora.

61-0117 (t) El Mesías
 142  Padre Dios, la hora ha llegado. Nos damos cuenta que no hay manera para nosotros hallar alguna cosa, no hay ningún lugar a donde ir ahora sino a Jesús. Estamos en el tiempo del fin. Vemos todas estas cosas sucediendo. Vemos nuestra nación en bancarrota. Vemos nuestro mundo en bancarrota. Vemos el comunismo entrando precipitadamente, un espíritu impío llamado la “Cortina de Hierro”. Vemos a otro levantándose allá en China llamado la “Cortina de Bambú”. Y luego vemos a uno levantándose llamado la “Cortina Púrpura”, es la Cortina Romana, tomando control del mundo.

 Ahora, Padre Dios, suplicamos que Tú nos permitas recordar esto: que estas cosas son Tus promesas. Tú nos prometiste estas cosas en el tiempo del atardecer. Estamos tan contentos en verte a Ti cumplir Tu Palabra en nuestras vidas. Suplicamos, Padre, que Tú causes un hambre y sed. Ahora estas cuantas palabras han sido despedazadas y dadas. Suplico que Tú las des a conocer en los corazones del pueblo, para que ellos reconozcan que Dios es un Poder. El es un Poder.
61-0117 (t) El Mesías
 143  Cristo era la Plenitud de Dios. El era el Jehová ungido. El era el Cuerpo ungido de Jehová, Jesús de Nazaret. Dios estaba en Cristo reconciliando Consigo al mundo, y El murió para santificar a la raza humana caída, y regresarlos a ser hijos de Dios otra vez, para ser los ungidos; ungidos con el Espíritu Santo para salir a reflejar Su Reino hasta que El regrese, por todas las siete edades de la iglesia. Y entonces en la última edad, lo hallamos afuera de Su propia iglesia, tratando de volver a entrar nuevamente.

61-0117 (t) El Mesías
 144  Pero El prometió que El enviaría una Luz en ese día, y nosotros la hemos encontrado, Señor. La hemos encontrado, y vemos que es un conductor correcto, debido a que hemos conectado la Palabra, la cual creemos, con el Dios del Cielo quien la prometió; y nos damos cuenta que la corriente que hizo las primeras señales ha vuelto nuevamente y ha hecho las mismas señales Mesiánicas. Por lo tanto Padre, nosotros sabemos que la Palabra que llamamos el conductor es correcta, por cuanto produce cada promesa. Te damos gracias por ello Padre.

 Suplicamos que salves a los que no están salvos, sanes a los enfermos, llenes con el Espíritu Santo a los que lo deseen, y animes a Tu Iglesia. Y entre tanto que esperamos, además, en Ti, Señor, en el culto de sanidad, te encomendamos esta gente y todo a Ti, en el Nombre de Jesús. Amén.

 ¿Qué hora es ahora? (Yo miro el reloj, y no quiero retenerlos mucho tiempo. Tenemos que empezar temprano en la mañana, también). ¿Qué fue lo que El prometió? El prometió que en la tarde habría Luz. El prometió…¿Pueden ver Uds. lo que quiero decir al decir pequeños mesías? Alcen su mano si lo ven. Si Mesías significa ungido, y El fue el Mesías por cuanto El estaba ungido con la Plenitud de Dios, entonces nosotros estamos ungidos, también, con el mismo Espíritu.
61-0117 (t) El Mesías
 145  Ahora Uds. dicen: “¿Cómo sabe uno que está ungido con el mismo Espíritu?” Bueno, es la misma Vida, las mismas cosas que El hizo. “El que cree en Mí, las obras que Yo hago, él las hará también”. ¿Qué dijo en San Juan 5:19? “De cierto, de cierto os digo: No puede el Hijo hacer nada por Sí mismo, sino lo que ve hacer al Padre, también lo hace el Hijo igualmente”. Cualquier pequeño mesías tendría el mismo mensaje. ¿Es cierto eso?

61-0117 (t) El Mesías
 146  Y recuerden: ¿Quién fue el que recibió el bautismo primero, el bautismo del Espíritu Santo? Los Judíos. ¿Quién siguió? Los Samaritanos. Los últimos fueron los Gentiles (¿es correcto?), por cuanto ellos fueron incluidos después de la muerte, sepultura, y resurrección. Y ellos no…Ahora, ellos ciertamente recibieron el mensaje.

61-0117 (t) El Mesías
 147  Ahora observen a la gente de Cam, Sem, y Jafet. Ahora la gente de Cam y la de Jafet habrían de ver…Esas son las tribus de la tierra, las tres tribus de la tierra. Ahora vemos que los Judíos recibieron la señal del Mesías por medio de Jesús. Los Samaritanos la recibieron por medio de Jesús. Más ahora en los últimos días…Ahora los Gentiles no la recibieron, debido a que ellos no andaban buscando un Mesías.

61-0117 (t) El Mesías
 148  Nosotros éramos paganos en esos días, nuestra gente eran los Anglosajones. Nosotros éramos paganos, y adorábamos ídolos. Moabitas y cuanto más, Amorreos y demás, ésa era nuestra gente. Ahora, pero ahora por dos mil años hemos buscado un Mesías.

61-0117 (t) El Mesías
 149  ¿Ahora cómo se dio a conocer a Sí mismo allá atrás? Enviando a Jesús y ungiéndolo con Su propio Espíritu. Y Jesús dijo: “Si Yo no hago las obras de Mi Padre, entonces no me crean”. ¿Es correcto? “Si Yo hago las obras, crean a las obras”. Ahora…¿Por qué? El no se unió a la organización de ellos, a sus denominaciones. El se mantuvo aparte de todas ellas; El los regañó. Y ellos dicen que despedazó sus iglesias, y todo. ¿Creen Uds. que Su Espíritu haría algo menos que eso cuando venga otra vez? El hará lo mismo, debido a que no puede cambiar. Es Dios. Nosotros podemos cambiar. Nuestros seres humanos pueden cambiar, mas Dios no puede cambiar. El tiene que ser el mismo. El es infinito; nosotros somos finitos. Por tanto, El no puede cambiar.

61-0117 (t) El Mesías
 150  Así que, cuando El venga sobre Su Iglesia en los últimos días, ¿qué será? Un pueblo sacado fuera, ungido con el Espíritu de Dios. Ellos serán pequeños mesías, ¿ven? Ellos serán los ungidos. Y si Su Espíritu está en ellos, ellos harán las cosas que El hizo, exactamente. ¿No es cierto eso?

61-0117 (t) El Mesías
 151  Entonces si Uds. dicen…Si Uds. toman eso, y conectan la Palabra con el dínamo, y entonces si la corriente vuelve diciendo que está bien, Uds. tienen una conexión. Si Uds. lo conectan allí y nada sucede, Uds. tienen un aislador en alguna parte, tienen una línea rota en alguna parte, ¿ven? Pero conéctenlo al dínamo, y si la corriente pasa, entonces Uds. tienen un conductor continuo. Uds. tienen un conductor. Y si Uds. quieren creer que así es…

61-0117 (t) El Mesías
 152  Yo les diré como yo lo recibí: yo simplemente vine de la manera que la Biblia lo dijo. Yo nunca varié por alguna denominación. Mi propia iglesia Bautista me echó debido a que no quise ordenar a una mujer predicadora. No es Escritural, y no es correcto. Yo dije: “Más vale que me echen, porque lo tienen que hacer tarde que temprano. Así que, yo me voy a salir antes que lo hagan”. Muy bien.

61-0117 (t) El Mesías
 153  Entonces cuando llegó a toda esta cosa de este día…Cuando yo era apenas un muchacho, antes de escuchar de los Unitarios, los Dualistas, tres dioses, cuatro dioses, o cualquier cosa que tengan, yo creí que había un Dios, y yo creí que Su Nombre era Jesús. Y yo fui bautizado en el Nombre de Jesucristo por un predicador de la iglesia Bautista Misionera, porque yo le pedí que lo hiciera. Yo lo he predicado desde entonces.

61-0117 (t) El Mesías
 154  No hay Escritura en la Biblia…Tráiganme una Escritura en donde alguna persona alguna vez se bautizó en algún otro…Muéstreme un lugar en la Biblia en donde alguna persona alguna vez se bautizó usando los títulos de Padre, Hijo, y Espíritu Santo. O lean la historia y díganme (hasta que las iglesias Católicas se organizaron), si alguna persona alguna vez fue bautizada en el Nombre del Padre, Hijo, y el Espíritu Santo, entonces yo me saldré del púlpito.

61-0117 (t) El Mesías
 155  Es un credo Católico, y todo hombre o mujer bautizado de esa manera, no está bautizado dentro de la Iglesia del Dios vivo. Ellos están bautizados dentro de la Iglesia Católica. Ese es el credo de ellos. Muéstreme en las Escrituras, muéstreme a través de la historia, si alguno fuera de la Iglesia Católica alguna vez lo hizo.

61-0117 (t) El Mesías
 156  Y Lutero lo introdujo, y Wesley después de él. Aquí llegamos a esto. Cada una de esas iglesias, hasta allí, dijo: “No ha negado Mi Nombre”. Pero cuando llegó a esa edad de la iglesia de Tiatira, dijo: “Tienes nombre. Tienes nombre que vives, y estás muerto”. Eso es.

61-0117 (t) El Mesías
 157  Yo no quiero decir que el bautismo en agua en el Nombre Jesús lo salva a uno, pero ese es el bautismo Cristiano correcto. Uno es salvo por fe eso es correcto, por medio de Cristo. Eso es correcto. Pero ese es el bautismo correcto. Esa es la manera que uno será bautizado exactamente; de la manera que uno debe de estar para mantenerse en el orden Bíblico. Uno debe ser bautizado de esa manera.

61-0117 (t) El Mesías
 158  Entonces cuando uno ha recibido el Espíritu Santo y el poder de Dios viene sobre Ud., entonces uno hará las mismas cosas que Jesús hizo, por cuanto es Su Espíritu en uno. Si no, entonces hay algo mal. Eso es correcto. ¡Oh, gloria! Siento como que casi yo mismo pudiera hablar en lenguas ahora.

61-0117 (t) El Mesías
 159  Saben Uds., la primera vez que hablé en lenguas yo estaba en una iglesia Bautista predicando. Yo estaba parado en una plataforma predicando a más no poder, y salté hasta el medio del pasillo, y yo dije algunas palabras en lenguas desconocidas, sin saber lo que dije. Miré alrededor, y toda la congregación estiró sus cuellos y miró alrededor. Y algo me dijo a mí: “Yo soy una roca en tierra calurosa, un refugio en tiempo de tempestad”. Y fue la primera vez que hablé en lenguas. Y, ¡hermano!, yo me di cuenta que había algo real al respecto en algún lugar.

61-0117 (t) El Mesías
 160  Yo no sabía, pero yo seguí hasta que lo encontré. Seguí adelante. Vendí todo, y compré esa gran Perla. ¡Hermano! No importa. Si la Biblia dice…Yo lo creo. No importa cuántas organizaciones, cuántos dicen esto, aquello, o lo otro. Es la Palabra de Dios y es la verdad, yo me quedo con Ella. Eso es todo. Y la única manera que uno lo va a hacer es quedarse Palabra por Palabra con la Biblia.

61-0117 (t) El Mesías
 161  Yo estaba predicando la otra noche sobre aquellos cuatro seres vivientes, tratando de…Y no eran bestias, debido a que las palabras en…Ellos son seres vivientes. En Hebreos, en Apocalipsis mejor dicho, el capítulo cuatro, la palabra traducida es zoon: z-o-o-n, que quiere decir: seres vivientes. En Apocalipsis 11 y Apocalipsis 17 ese es otro nombre del todo, y significa una bestia salvaje indomada. Pero esos eran seres vivientes.

61-0117 (t) El Mesías
 162  Mas bien eran Querubines, como los que estaban en la puerta guardando el Lugar Santo. Los vemos en Ezequiel el capítulo uno, cuando la Luz ámbar de Dios y el arco iris estaban allí, y la Gloria de Dios, de lo cual tenemos una foto. De la misma forma que ellos lo vieron allí, se tomó una foto, y allí estaban justamente en el edificio. Ellos tomaron una foto de la Luz (correcto), exactamente como Ezequiel la vio. De Ezequiel 1:26 al 28 le muestra a uno el cuadro de ello, exactamente como él vio la Gloria de Dios.

61-0117 (t) El Mesías
 163  Ahora, ¿ven?, el ojo de la cámara a veces puede ver cosas que el ojo humano no puede ver. Eso es correcto. Las ven aun cuando los humanos no pueden verlas. Pero nuestros medidores de luz llegan a estar tan embotados. Cuando deberían de ser medidores de luz santos, están tan embotados con tonterías, y denominaciones y cosas; no podemos ver más allá que nuestra nariz o algo como eso. No vemos esas cosas allá a lo lejos.

 Y el Espíritu Santo está aquí hoy. El es el mismo ayer, hoy, y por los siglos, el mismo poder, las mismas señales, las mismas maravillas, el mismo Dios, el mismo bautismo, el mismo Espíritu Santo, la misma cosa. Todo es lo mismo por cuanto El no puede cambiar. Amén.

 Muy bien. Ahora, yo creo que él dijo que él dio las tarjetas de oración A. ¿Es correcto? La tarjeta de oración…[Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]

 ¿Lo creen allá, iglesia? Ese cheque tiene que estar endosado correctamente, o se lo devolverán. De manera clara…no una suposición, pero conociendo verdaderamente lo que es. ¡Ahora llénelo, ahora! El ya ha…

 Ahora, tomemos a una persona enferma. Alguien que esté enfermo levante su mano. Eso es…[Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]
61-0117 (t) El Mesías
 164  …nunca pondrá un pie sobre esta tierra hasta que la Iglesia se haya ido. ¿Cuántos saben eso? Nosotros que vivimos, que habremos quedado, no precederemos o impediremos a los que durmieron. La Trompeta de Dios sonará, resucitaremos y seremos arrebatados para encontrarle en el aire. Eso es correcto. Luego El regresa para darse a conocer a…como José lo hizo a sus hermanos, los 144.000. Pero la Iglesia es raptada, y llevada adentro. Recuerden, cuando José se dio a conocer a sus hermanos, su esposa y todos los demás estaban en el palacio; no había ningún Gentil alrededor. El los despidió a todos.

61-0117 (t) El Mesías
 165  Y así que la edad de la iglesia es despedida en el capítulo tres. Juan fue arrebatado, representando a la Iglesia. Y de allí al 19, ella no aparece otra vez hasta que Ella viene para ser casada con su Novio. Desde el capítulo 4 en adelante es el tiempo de los Judíos, el resultado de ellos.

 Ahora, si Cristo viene y se muestra El mismo vivo en esta noche…Ahora, si lo que yo he dicho es correcto, si yo he dicho correctamente que El es el Mesías, y los creyentes…Eso significa que El es el “Ungido”, y nosotros tenemos Su unción. ¿No hará la unción la misma cosa cada vez? [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]
61-0117 (t) El Mesías
 166  Le amo, hermano. Será muy tarde para hablarle a Ud. de esa manera en el juicio, cuando Ud. ya haya partido de aquí. Yo quiero que Ud. esté listo. Nosotros estamos…Yo no sé cuando El ha de venir. Pero si El viene en esta noche, yo quiero estar listo. Si El no viene hasta la próxima semana, yo quiero estar listo para entonces. Así que yo quiero estar listo. Si yo he de dormir, eso no me impedirá. Yo resucitaré de todas maneras. Pero mientras yo esté aquí, yo quiero que cada porcioncita mía cuente para El, y yo quiero que la de Uds. cuente para El también. Ahora, esta dama aquí, yo no la conozco. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]

61-0117 (t) El Mesías
 167  …haga la misma cosa que fue hecha en Sodoma. ¿Cuántos de Uds. creen eso ahora con todo su corazón? Muy bien. Ahora, yo creo…Ahora, recuerden: para que Uds. no metan la parte humana de ello, Dios sólo obra a través del hombre. ¿Cuántos saben eso? El hombre es dios…Esa es la razón que Jesús fue Dios. Eso es…Dios obró a través de un hombre (¿es correcto eso?), reconciliando a Sí mismo al mundo. Ahora, El fue Mesías. Entonces Uds. y yo llegamos a ser pequeños mesías o mesías menores porque estamos ungidos con el mismo Espíritu. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]

61-0117 (t) El Mesías
 168  …una educación de primaria, y yo no sé nada. La única cosa que yo sé es que yo soy salvo. Eso es todo lo que yo sé. Yo sé que Jesucristo es el Hijo de Dios. El es mi Salvador. Yo le creo a El. Yo creo que El fue Dios manifestado en carne. Yo creo que El murió, resucitó, y regresó en la forma del Espíritu Santo para ungir a la iglesia. Yo creo que cada palabra de esa Biblia es la verdad. Dios me dé fe para hacer que responda. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]

61-0117 (t) El Mesías
 169  …que he visto suceder desde que yo me fui, sólo alrededor de quizás veinte o treinta llamadas al día de diferentes lugares, y allá en casa. Se podrían escribir algunos libros muy buenos de eso. Seguro que sí. Pero nosotros no decimos nada al respecto, sólo de vez en cuando a la iglesia. No lo difundimos. Jesús dijo: “No le digáis a nadie”. Esto es para la Iglesia. Es para los creyentes, ¿ven?

 Ahora, si Ud. es un creyente, veamos si el Espíritu Santo se moverá. Y si lo hace, ¿cuántos de Uds. creerán con todo su corazón? Si hiciera la misma cosa que hizo cuando estuvo en un Hombre llamado Jesús de Nazaret, Ud. creerá que eso de los pequeños mesías es la verdad. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]
61-0117 (t) El Mesías
 170  …hermano, pero es Su Espíritu. Yo soy un pecador, pero es Su Espíritu que tiene que obrar a través de algún lugar. El tiene que tener a alguien por quien obrar, ¿ven? Elías era un hombre sujeto a pasiones semejantes a las nuestras. [Sant.5:17-trad.] ¿Es correcto eso? El tuvo sus altas y bajas. Su mal genio se llenó de indignación. El fue simplemente como yo o como Ud. Pero él oró fervientemente. El fue un profeta. El oró fervientemente y cerró los cielos. Enfrentó la situación y dijo: “Ni lluvia ni rocío caerá hasta que los llame”. El tuvo una respuesta. Esa es la razón que yo estoy parado aquí en esta noche ante esta mujer. Dios lo prometió, y yo creo a Dios. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]

61-0117 (t) El Mesías
 171  …vi en la visión. ¿Cuántos me han escuchado decirlo antes que yo aun fuera a Finlandia? Mire aquí a las manos. El Hermano Jack estaba parado allí mismo cuando sucedió: el niñito muerto exactamente de la manera como habíamos escrito en la cubierta de nuestras Biblias. Allí él volvió a vida. Su pequeño espíritu ya había partido a la tierra de los muertos. Dios lo llamó de regreso.

61-0117 (t) El Mesías
 172  ¿Ve?, el poder mental de un hombre puede agrietar un vaso. Un pecador está hecho para ser de esa manera. Si le permite a Dios que entre allí, él puede volver y traer a la vida a los muertos. ¿Ve?, es Su promesa. Primero Ud. encuentra la voluntad de Dios; después la pone por obra.

 Pero Ud. dirá: “No es la voluntad de Dios en cada…” Sí es la voluntad de Dios. Ya lo hemos visto acontecer. Yo ya lo he visto acontecer en cinco diferentes ocasiones, y yo sé que es la verdad.
61-0117 (t) El Mesías
 173  Ahora aquí está la misma cosa en una forma amateur como Jesús lo hizo al hablarle a la mujer. Anteayer vino un hombre a mi casa y se paró allí, y él dijo…Yo me encaminé a la puerta. Yo iba a enviarlo a la oficina con el Hermano Mercier y ellos. El dijo: “Hermano Branham”.
Yo dije: “Sí”.
El dijo: “¿Pudiera Ud. ayudarme?”
Yo dije: “Bueno, si Ud. va…” Algo me dijo: “Llévalo para adentro de la casa”. Tan pronto como se hubo sentado, yo dije: “No me diga quién es Ud. yo le diré a Ud”. Así comenzó, y le dije todo lo que el Espíritu Santo comenzó a revelarme de toda su vida.
El dijo: “Eso es correcto. Eso es correcto”. El dijo: “Señor, eso es correcto”.

61-0117 (t) El Mesías
 174  Yo dije: “Ud. no vive aquí; Ud. vive en Madison. Ud. ha estado en Evansville, Indiana, y se metió en un cierto tipo de culto allí, ¿verdad?”
“Sí”.
“Ud. pensaba que era una escuela Bíblica”.
El dijo: “¡Santo Dios! Señor, ¿cómo sabe Ud. eso?” Y así que salimos, y él dijo: “Oiga, yo no entiendo eso”.
Y yo dije: “¿Ha estado Ud. alguna vez en una de mis reuniones?”

61-0117 (t) El Mesías
 175  El dijo: “Yo ni aún conocía su nombre hasta hace sólo cinco…hace como veinticinco minutos. Alguien me dijo cuando yo estaba pasando por Lousiville para venir aquí; un hombre llamado Sr. Sandy. Dijo: “Yo nunca había conocido su nombre”.
Yo dije: “Bueno, eso es mi ministerio”.
El dijo: “Si yo lo entiendo bien, Jesús estaba hablando con Sus discípulos y sabía lo que estaba en sus corazones”.
“Eso es correcto”.
El dijo: “Entonces Ése es Dios hablándome a mí a través de Ud.”

Yo dije: “Muchacho, Ud. sabe más que muchos de los que han seguido a las reuniones por un largo tiempo. Eso es correcto”. El dijo: “Bueno, ¡alabado sea Dios, ahora todo eso ha terminado!” Allí lo tiene. Un muchacho que sólo acaba de llegar en avión desde Inglaterra, la misma cosa. Ahora aquí está. Empezó en el Tabernáculo. Esto tiene alrededor de cuarenta y ocho años.

 El es Dios, ¿no es cierto, hermana. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]…persona anciana, una señora anciana, muy anciana. Es su madre. Ella tiene algo mal con su oído, y ella tiene complicaciones, también. ¿No es así? Si eso es correcto, levante su mano. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]

 ¿…tiene Ud. en su mano aquí? Muy bien, Ud. tome eso y póngaselo sobre ella. ¿Cree Ud. que ya está sana? Permítame poner mis manos sobre Ud. Padre Dios, yo pongo mis manos sobre ella en el Nombre de Jesucristo. Que estas cosas vengan a suceder. Pedimos esto para la gloria de Dios en el Nombre de Jesús. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]
61-0117 (t) El Mesías
 176  Ud. ha tenido algo mal con su cabeza, como migrañas. La ha puesto en un quebrantamiento nervioso. Ahora Ud. está sufriendo con debilidad. Sólo parece como…Como cuando se toma una cuerda y se jalonea hasta que todos los hilos están desgastados y eso debilita la tela. Ud. estará muy bien.

 Inés…[Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]…sentada allí orando, la señora con sus brazos doblados, tiene problemas con sus pulmones. Eso es correcto. Acabo de ver dos mujeres. Me pregunto dónde se encuentra la otra. Muy bien, Ud. lo ha tocado. Levante sus manos y diga: “Yo acepto mi sanidad, Señor”. Vaya y sea sana. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]

 …allí, también, tiene dolor de oído. Si él sólo cree con todo su corazón…Muy bien, reciba su sanidad. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]
¿…no es Ud., hermana? Tiene el estómago malo, ¿verdad? Eso es lo que su nerviosismo causó. Le trajo problemas estomacales.
Ud. dice: “Hermano Branham, Ud. adivinó que era nerviosismo. Por estar nervioso, Ud. pensó que yo tenía problemas estomacales”. Alguien pensó eso. No fue ella. Fue alguien más. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]
…que yo lo adiviné. ¿Quisiera que Dios sane a su cuñada, también? ¿Quisiera? ¿Cree Ud. que El me diría qué es lo que tiene ella? Diabetes. Ahora vaya y crea. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]

61-0117 (t) El Mesías
 177  …¡Mesías moviéndose entre nosotros! El está en Ud. también, allá. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]…su hija, ambas sufriendo con problema de tiroides. Si Ud. cree con todo su corazón, Jesucristo la hará sana. Amén. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]

 …en cama. Le digo, la cosa que Ud. necesita es Cristo en su corazón. Ud. necesita ser un Cristiano, aceptar a Cristo como su Salvador. Es mucha la confianza para venir aquí como pecador y tomar el don así, para tener compasión de su madre. Sin duda Dios lo hará. Crea en El ahora mismo para su salvación. Allí lo tiene Ud. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]

 …su problema es. Alguien allá atrás, con una chaqueta como de color amarillo. Eso es. Yo la vi a ella aparecer delante de mí, y yo vi esa Luz detenida aquí, y luego miré hacia allá abajo. Muy bien, El la sanó a Ud. en ese momento. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]

 …sobre su boca, mirándome a mí, diciendo: “Alabado sea el Señor”, así de esa manera. Ud. tiene problemas con su boca y con su cara. ¿No es así? Si eso es verdad, levante su mano. Muy bien, Jesús la hace sana. Vaya a casa y créalo. ¿No es El maravilloso? El es el Señor…[Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]
61-0117 (t) El Mesías
 178  ¿…cree que El lo sanará? ¿A su nietecito? Tiene un crecimiento en la parte de arriba de su cabeza. Señora Pierson, vaya, crea con todo su corazón. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]

 Tú eres el Señor Jesús. Te amamos. Sabemos que Tu Unción está aquí. Pues está por todo el lugar, Señor. Yo oro que el pueblo te reciba ahora como su Salvador y como su Sanador. Concédelo, Señor, en el Nombre de Jesús.
61-0117 (t) El Mesías
 179  Mantengan sus rostros inclinados sólo un minuto. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.] Aconteció hace un ratito. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]…en la línea de oración. La línea de oración está por empezar. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.] Ahora vengan y arrodíllense aquí sólo por un minuto, ¿lo harían? Si Uds. creen en el Mesías, creen que Jesús murió y resucitó, vengan aquí y párense aquí enfrente de mí, aquí en el altar sólo un momento, y oren. Dios le bendiga, señor. El resto de Uds. Ahora, Uds. que desean aceptar a Cristo como su Salvador, y…vengan aquí ahora. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]

 Venga, amigo pecador. Venga, venga a Cristo ahora, la única esperanza, la única oportunidad. Las luces del atardecer están brillando. Venga, mientras es de día, mientras Ud. puede venir. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]
61-0117 (t) El Mesías
 180  …todos se están hundiendo. Están acabados. El día ya ha terminado, la noche está avanzada. El atardecer y el día está avanzado, y la noche está aconteciendo. El Lucero de la tarde está esparciendo Su Luz. Miren, el crepúsculo es un tiempo peligroso. No se quede en su asiento. Venga aquí, Ud. que está sin Cristo, Ud. que quiere conocerle como su Salvador. Venga aquí y arrodíllese mientras que El está sanando a los enfermos. El sana a ambos, alma y cuerpo. Oren, Uds. que tienen el Espíritu Santo, mientras estos pecadores están llorando aquí en el altar. Oren: “Que Dios les ayude”. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]

61-0117 (t) El Mesías
 181  …una dama joven como Ud., ¿y nerviosa? ¿Cree Ud. que El sanará ese nerviosismo? Ud. lo ha tenido toda su vida. ¿Cree Ud. que El la sanará? Permítame poner mis manos sobre Ud. Yo creo que el Espíritu Santo está aquí. Yo creo que la unción está aquí. Oh Jesús, esta pobre jovencita, atada con este demonio de opresión…¡Sal de ella, Satanás! ¡Yo te conjuro por el Dios viviente que salgas de ella! Tú no puedes detenerla por más tiempo. Sal de ella. Ud. va a estar bien. Vaya, crea con todo su corazón. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]

61-0117 (t) El Mesías
 182  ¿Cree Ud. que Dios le sanará su corazón y la hará sana? Yo pongo mis manos sobre mi hermana en el Nombre de Jesucristo para que sea hecha sana. Yo lo pido en el Nombre de Jesucristo. Amén. Yo pongo mis manos sobre la hermana en el Nombre de Jesucristo. Que ella sea hecha sana. Amén. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]

 ¿…creyentes aquí? Oh, bien. Ahora, mientras yo estoy orando por…¿Cuántos quieren que se ore por ellos? Levanten sus manos. Muy bien. Ahora, por qué no ponen sus manos el uno al otro, mientras yo estoy orando aquí. Sólo pongan sus…Uds. son creyentes. El Espíritu…Ud. es un pequeño mesías igual que cualquier otro, si Ud. es un creyente. ¿Es correcto eso? ¿A quiénes seguirán estas señales? A los, l-o-s, plural, que creen. ¿Es correcto eso? “Si ponen sus (sus), sus manos sobre los enfermos, sanarán”. ¿Es correcto eso? Muy bien, sólo inclinen sus rostros y estén orando unos por los otros ahora, mientras yo estoy orando por…[Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]
61-0117 (t) El Mesías
 183  ¿En dónde está el Hermano L.C.? En verdad Ud. ha perdido mucho peso desde que lo miré hace algunos años. Un día comí en su casa. Yo no sé la razón por la cuál Ud. está aquí. Ud. sabe eso. Pero le podría ayudar si yo solamente le hablo por un minuto. ¿Lo haría? Ya que yo lo conozco a Ud. tan bien, le podría ayudar si yo le hablo a Ud. Yo sabía que Ud….[Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]…me encantó ese bagre que Ud. me cocinó. Yo lo aprecié.

 He captado su espíritu ahora. Ud. se dio cuenta que algo aconteció en ese momento. Yo capté su espíritu. Ud. ha tenido muchos problemas. Ud. ha estado en el hospital o algo. Ud. ha estado…Eso es correcto. Ud. tiene complicaciones; ha estado simplemente quebrantada y nerviosa, y ha tenido problemas con sus oídos. Eso es correcto. Muy nerviosa y quebrantada. ¿Cree Ud. que yo puedo quitárselo todo por el Nombre de Jesucristo? Venga. Tú, demonio, que tratas de sujetar a esta mujer piadosa, yo te reto en el Nombre de Jesucristo. Sal de ella. Yo la hago libre en el Nombre de Jesucristo. Vaya a casa y sea sana. [Falta de claridad en las palabras.-Ed.]
61-0117 (t) El Mesías
 184  ¿Se da cuenta que con ese cáncer Ud. morirá si Dios no la sana? ¿Cree Ud. que El la sanará? Yo pongo mis manos sobre esta mujer y reto a este demonio en el Nombre de Jesús a que salga de ella. Amén. Yo pongo mis manos sobre esta mujer y reto a este demonio en el Nombre de Jesucristo que salga de ella. Amén. Ya está hecho. Está bien. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.] Algo acaba de sucederle a Ud., ¿verdad? Ud. se puso toda emocionada al respecto, ¿verdad? Lléveselo con Ud. en su regreso. [Espacio en blanco en la cinta.-Ed.]

 …Pero Dios es el Sanador de ello, ¿no es cierto? En el Nombre de Jesucristo que se vaya de ella, y que sea hecha sana.

 [La congregación repite después del Hermano Branham]: Jesús, yo creo que Tú eres el Hijo de Dios. Yo creo que Tú eres el Mesías. Yo creo que Tú gobiernas en Tu Reino, del cual yo soy una parte por mi fe en Tu obra consumada. Tú nos hiciste esta promesa, que estas señales seguirán a los que creen: si ponen sus manos sobre los enfermos, sanarán. Yo soy un creyente; perdona mi incredulidad. Un creyente tiene sus manos sobre mí. Yo estoy orando por ese creyente; ese creyente está orando por mí. Yo acepto mi sanidad a base de Tu Palabra. Yo puedo sentirlo cerca como Conductor, conduciendo la Palabra para sanarme. [Falta de claridad en las palabras.-Ed.].

 Ahora, ¡Satanás, yo te reto [Falta de claridad en las palabras.-Ed.] en el Nombre de Jesucristo que salgas de estas personas!
61-0117 (t) El Mesías
 185  Pónganse de pie ahora. Acepten su sanidad. Alaben a Dios con todo su corazón. ¡Gloria, Aleluya! ¡Alabado sea Dios!

criado por elgranamordedios    5:27 pm — Categoría: Sin categoría — Tags:

APOCALIPSIS CAPITULO CUATR4O PARTE III

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 1  Buenos días, clase Bíblica. ¿Y cómo se sienten todos esta mañana?  Bien, espero.  Amén.  Nosotros más o menos… este fue más o menos un corto aviso que tuvimos para decir que estaríamos aquí esta mañana, por causa de que no tenía el … mi itinerario hecho todavía de cuándo me iría.  Y siendo ahora que está hecho para los próximos seis meses, pues, entonces, pensé que sería mejor tener el servicio esta mañana, porque será algún tiempo antes de que pueda regresar de nuevo, que yo sepa; quizás este otoño.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 2  Y yo … estaremos saliendo ahora la semana que viene para allá a Beaumont, Texas, donde comenzaremos allá la próxima semana y llevaremos a cabo una reunión de cerca de ocho o diez días allí con la asociación de los-los independientes y diferentes iglesias.  Es patrocinada en realidad por las iglesias del Nombre de Jesús allá en Beaumont, Texas, donde tuvimos la gran reunión hace algún tiempo, poco después de que esta fotografía fue tomada.  Y ellos … Yo sé que ellos pusieron en servicio un vagón allá … creo que veintisiete vagones … o un tren con veintisiete vagones, viniendo a la reunión en Beaumont.  Allí es donde el alcalde de la ciudad tuvo la procesión y pasó por las calles, y todos ellos.  Tuvimos un gran tiempo en Beaumont, y estamos regresando esta próxima semana, Y entonces esperábamos pasar por San Antonio, pero no nos va a quedar tiempo al regreso.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 3  Y de allí vamos a Phoenix, a Los Ángeles, luego a Long Beach.  Y-y regresamos, si el Sefior quiere, y volvemos a la Costa del Este, regresando a Virginia y Carolina del Sur.  Regresamos entonces a Bloomington, Illinois.  Y de allí a la Escuela Secundaria Lane Tech, la última semana en abril, con los Hombres Cristianos de Negocios.  Y luego salgo de allí para ir a la parte norte de Columbia Británica, arriba hacia Alaska, y estar allí hasta junio.  Y, entonces, estamos esperando tener un gran tiempo.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 4  Orando entonces si la investigación de … bajo la cual he estado por un tiempo, por el impuesto sobre la renta, concerniente a la iglesia aquí, haya terminado para ese tiempo.  Y entonces nosotros vamos a … Entonces si terminó, yo podré ir a ultramar en junio, lo cual estaría muy bien para África; para junio, julio, y agosto, en-en África.  Así que yo ciertamente necesito sus oraciones.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 5  Y estamos esperando la Venida del Señor.  Todas estas cosas son “si así es la voluntad del Señor”, ¿ven?  No sabemos, El podría … Estas no son exactamente guianzas, solamente juntamos todas las invitaciones y oramos sobre ellas, le preguntamos al Señor: “¿En qué dirección deberíamos ir?” Y-y parece como que, entonces, no dejo que todo dependa de mí mismo, dejo que otros piensen sobre eso, que oren sobre eso.  Y entonces parecía como que todos parecíamos ser guiados a ir hacia el oeste, sur y oeste en esta ocasión.  Así que entonces teníamos invitaciones por todas partes, así que empezamos de una en una.  Y el primer lugar que cayó en mi corazón fue o Beaumont o San Antonio.  As! que verificamos, teníamos invitaciones en ambos lugares.  Y el…

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 6  Llamamos a uno en Beaumont.  Y siendo que ellos tenían cuarenta y dos iglesias en cooperación, de los Pentecostales Unidos y demás, pensamos que con un gran auditorio sería mejor darles cerca de diez días en vez de dar cinco y cinco a cada lugar.  Yo pienso que si uno lo centraliza de esa manera es mejor.  Entonces, hay-hay muchas personas necesitadas alrededor de Beaumont y allí por toda esa lejana parte petrolera de Texas, y así que estamos esperando un gran tiempo en Beaumont.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 7  Y, ahora, nunca tratamos de ir a donde hay centros grandes y lugares grandes.  Pero tratamos de ir como el Señor nos guía a ir, no importa cuán pequeño o cuán grande, con tal de que el Señor esté guiando.  Ahora, en cualquier momento, El podría darnos un llamamiento Macedonio y dejaríamos el campo en cualquier momento para cualquier cosa que El nos llamare a hacer, en cualquier parte.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 8  Y en verdad hemos disfrutado este tiempo de compañerismo alrededor de la Palabra de Dios con Uds. finas personas.  Confío que Uds. serán fieles ahora y vendrán a la iglesia y obedecerán las enseñanzas de la Biblia a través de nuestro noble hermano aquí, el Hermano Neville, al cual yo recomiendo mucho como siervo del Señor Dios, y siguiendo adelante más y más profundamente con Dios, y estoy tan contento por eso.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 9  Y a la pequeña iglesia, los amonesto en el Nombre del Señor Jesús que crezcan en la gracia de Dios, manténganse firmes y miren hacia el Calvario todo el tiempo, quitando todas las raíces de amargura de su corazón y alma, que Dios pueda utilizarlos en cualquier momento.  Si Uds. alguna vez sienten hacer algo, o una revelación o algo viene a Uds. extrañamente, algo advirtiendo o algo, ¡tengan cuidado!  Satanás es tan astuto y mañoso a más no poder. ¿Ven?  Pónganlo con la Palabra de Dios y consúltenle a su pastor. ¿Ven?

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 10  Y Uds. encuentran dones y demás entrando gradualmente en la iglesia, y la operación de estos dones.  Antes de que Uds. permitan que sean operados y cosas, primero … Lo sienten presionando en su corazón … Ahora, el enemigo es bien astuto. ¿Ven?  Y eso es lo que desbarata a las iglesias cada vez, es un don verdadero operado mal. ¿Ven?  Algo que Dios está tratando de hacer, y operado mal, eso va-eso va simplemente a … No sólo los dañará a Uds., sino que va a hacer pedazos a toda la iglesia. ¿Ven?  Consúltenlo, examinen eso a fondo por toda la Biblia, entonces pruébenlo y vean si es Dios o no.  Sigan examinándolo y probándolo, vean si está perfectamente en línea y conforme a la Palabra.  Entonces Uds. están bien, ¿ven?

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 11  Siempre y cuando la Palabra haya dicho que estaría aquí, que operaría de esta cierta manera, quédense con eso.  No se desvíen, no importa lo que haga cualquiera, cuán real parezca ser.  Si no se refleja en las Escrituras de Génesis a Apocalipsis, déjenlo en paz.  No se arriesguen, estamos en los últimos días cuando Satanás es tan engañoso como pudiera ser.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 12  Perdonen si trato de tomar el lugar de un jefe; yo no soy un jefe.  Pero me siento hacia Uds. como Pablo dijo allá atrás acerca de su congregación una vez: “Vosotros sois las estrellas en mi corona”.  Cuando cruce a la tierra al otro lado más allá, y los encuentre en esa condición glorificada, yo quiero que Uds. se paren allí para brillar como las estrellas. ¿Ven?  Y yo-yo quiero que Uds. estén allá, y yo quiero estar allá.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 13  Y recuerdo en mi visión cuando vi la Presencia del Señor, o Su pueblo en esa Tierra gloriosa más allá, miré alrededor y les dije … Y ellos me dijeron que El me juzgaría primero por el Evangelio que predico.  Dije: “¡Exactamente como lo predicó Pablo!  “

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 14  Y esos millones de personas gritaron: “¡Estamos descansando en eso!” ¿Ven?  Ahora, quiero que eso sea así.  Y vamos a encontrarnos allá algún día.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 15  Y Dios nunca envió al Hermano Neville y a mí para ser jefes, de ninguna manera.  Solamente somos sus hermanos, ¿ven Uds.?, instructores en el Evangelio.  Así que todos trabajemos juntos.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 16  Y alguna vez si-si algo que está operando tiene que ser llamado o-o se dice algo al respecto, es reprendido o algo por el estilo, y la persona que tiene ese don lo rechaza, sólo recuerden … lo rechaza, recuerden, el don no estaba correcto.  No era Dios en primer lugar.  El Espíritu de Dios siempre está listo para corrección, dulce y humilde, dispuesto. ¿Ven?  Si se pone de pie y dice: “Yo lo voy a hacer de todas maneras”, Uds. saben cómo algunas veces … Sólo recuerden, los espíritus arrogantes no son de Dios. ¿Ven?  Así que por qué aceptar un substituto cuando todo, toda la tierra, está llena de la Gloria de Dios, ¿ven Uds.?, el verdadero poder de Dios. ¿Por qué vamos a aceptar un substituto?  Estamos demasiado avanzados en el día ahora; pero, recuerden, la Biblia ha dicho que él entraría como un … tan astuto como pudiera ser, y engañaría a los Escogidos si fuere posible. ¿Ven?

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 17  Y, ahora, a veces pensamos que somos los Escogidos, y espero que lo seamos, pero permanezcamos en línea con la Biblia.  Y entonces si todo está correcto a través de la Escritura, y en orden en la Escritura, trayendo Gloria a Dios y el honor de la iglesia, y demás, entonces sabemos que es de Dios porque la Biblia lo respalda.  Pero sólo nuestra teoría no lo respalda, eso no hará bien, fracasa.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 18  Así que entonces si algo nos impresionó, no importa cuán real parezca, si no es correcto, si no es Escritural, desháganse de eso ahora mismo; porque hay-hay Uno verdadero esperando, ¿ven Uds.?

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 19  Así que, oren ahora.  Y siempre, y hagan lo que hagan, oren por mí.  Oren por mí porque estamos entrando a los campos por últimas veces, en mi opinión.  Estamos ahora yendo…

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 20  Y, recuerden, grandes cosas están sucediendo, no es conocido en el mundo.  Jesús vino, vivió, murió y fue sacrificado, regresó a la Gloria, y millones ni siquiera supieron nunca nada al respecto. ¿Ven?  No es florido, grande, enorme; es “El vino a los Suyos”, ¿ven?  Y el. . .”El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias”.  No a los de afuera, “a la Iglesia”.  Es la Iglesia la que recibe su sacudida.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 21  Yo solía pensar diferente a eso hasta que un día El me habló; me hizo regresar a la Palabra y pensar cómo todos los profetas hablaron de cuando Juan vino, dijeron: “Los lugares altos serían bajados, y los lugares bajos serían alzados”. ¡Y cómo el poder de Dios obraría!  Y la-la. . . “Todas las montañas saltarían como corderitos, y las hojas darían palmadas de aplauso”.  Pues, eso parecía como que algo realmente iba a suceder. ¿Ven?  Y cuando lo hizo, ¿qué sucedió?  Un hombre salió del desierto, probablemente con una barba crecida y un pedazo viejo de piel de oveja envuelto alrededor de él.  No había comodidades allá afuera en el desierto.  El había estado allí desde que tenía nueve años de edad, y tenía treinta entonces.  Salió caminando del desierto, arremetiendo, predicando el arrepentimiento, parado en el lodo hasta sus rodillas, probablemente, en las riberas del Jordán.  Y eso es cuando los lugares altos fueron bajados y los lugares bajos fueron alzados. ¿Ven?  Eso es…

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 22  Uno tiene que tener entendimiento espiritual.  Recuerden, Dios nunca habitó y nunca habitará, en esta tierra, en glamour.  El está en contra de eso.  El nunca … Los grandes mensajes nunca serán “hagan grandes tales y tales y tales y. . .’ No lo hace de esa manera.  Sus siervos no obran de esa manera.  Su glamour y gloria es de lo alto.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 23  Ayer, o hace dos días, al salir hacia Kentucky, allá en Kentucky con mi buen amigo, el Hermano Banks Wood, había una mujer policía parada allí afuera, y él dijo: “Huy, es mejor que reduzcamos la velocidad”, dijo, “ella es ruda”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 24  Y yo dije: “Sí, eso es correcto”.  Yo dije: “Cuando una nación llega a un punto donde millones son empleados y tienen que tomar mujeres y hacerlas policías y pararlas allá afuera, y taxistas y cosas como esas, es una de las grandes manchas sobre nuestra nación”.  Ella tiene tanto negocio allá afuera como un-como un conejo en una olla de grasa. ¿Ven?  No es-no es-es su lugar.  Y dije: “Eso solía molestarme tanto, pero ahora comienzo a recordar: ‘Pues, con razón, este no-este no es nuestro reino, no somos de este mundo”‘.  Ellos han … uno…

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 25  ¿Por qué las mujeres (nuestras mujeres), no usan su-su cabello corto, y maquillaje, y “rock and roll”, y todas estas cosas?  Pues, la gente va a iglesias ordinarias y cosas, piensa que está bien. ¿Por qué?  Eso … Ellos-ellos son Americanos, ellos son Americanos, tienen un espíritu americano.  Nosotros no somos Americanos, somos Cristianos.  Vivimos … nuestro espíritu es de otro Reino.  Si nuestro espíritu fuera de este reino entonces adoraríamos con estas cosas, entonces adoraríamos todos estos cantos vulgares y adoraríamos todo este “rock and roll”.  “Dondequiera esté vuestro corazón, allí están vuestros tesoros”.  Y nuestros tesoros están en lo alto.  Así que por lo tanto vamos a un Reino.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 26  Este no es nuestro hogar, sólo estamos morando aquí tratando de sacar a otros ciudadanos de la oscuridad.  Y vamos a una ciudad, quizás celebramos una campaña a nivel de toda la ciudad, trabajando duro por una semana o diez días, por un alma preciosa allá afuera; una, sólo una sentada allá afuera.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 27  Uds. pudieran decir: “La reunión fue un gran éxito, cinco mil vinieron al altar”; quizás no haya ni uno de ellos salvo, ni uno de ellos. ¿Ven?  Y quizás haya … Uds. pudieran pensar allí: “Solamente dos personas vinieron al altar”; pero uno de ellos podría ser una joya.  Nosotros sólo estamos pescando con red en el arroyo.  Dios escoge el pez, El sabe cuál es pez y cuál no es.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 28  Así que, ¿ven?, sólo estamos predicando.  Y recuerden Uds. están haciendo lo mismo en este tabernáculo.  Pero siempre recuerden esto: “Mis ovejas conocen Mi Voz”.  Y la Voz de Dios es Su Palabra.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 29  Yo estaba pensando el otro día cómo esta gente que dice que nunca hubo … Una cierta denominación de iglesias que dice que: “La sanidad Divina no era correcta.  Nunca se le dio a nadie un don de sanidad Divina sino a San Pablo o a los apóstoles, a los doce en el aposento alto.  A ellos se les dio el don de sanidad Divina, y eso fue todo.  Asunto arreglado”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 30  Pero, ¿ven Uds.?, a través de este maravilloso cuadro que el Hermano Willie preparó aquí tan maravillosamente para nosotros, ese hilito ha estado a través de las iglesias por todo el camino. ¿Me pregunto qué dice esa misma denominación acerca de la historia de la Iglesia, acerca de Ireneo, acerca de San Martín?  Y todos aquellos mártires a través de la edad, por centenares de años después de la muerte de los apóstoles, hablaron en lenguas y sanaron a los enfermos y levantaron a los muertos e hicieron milagros, toda la Iglesia. ¿Me pregunto qué acerca de ellos, si sólo fue para los apóstoles?

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 31  ¿Ven cuán estrecho es?  Ellos no tienen entendimiento espiritual, eso es todo. ¿Ven?  “¡Ciegos! ¡Muertos en pecado y delitos!” Pecado significa “incredulidad”.  Cualquier cosa en incredulidad es pecado.  Si un hombre tiene un-un título así de largo (y D.D. [Doctor en Divinidad.-Traductor], doble L., Ph.D. [Doctor en Filosofía.-Traductor], L.L.D. [Doctor en Derecho.-Traductor]), y dice: “No hay tal cosa como sanidad Divina o el bautismo del Espíritu Santo”, el hombre está muerto en pecado.  El pudiera ser capaz de explicar toda clase de misterios en la Biblia, pero su misma vida (su testimonio), prueba que él está muerto.  El está muerto en pecado y delitos porque es un pecador.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 32  Pecado es incredulidad.  Cualquiera debería … Pecado no es-no es cometer adulterio y fumar cigarrillos y bailar y comportarse de esa manera.  Eso no es pecado, esos son los atributos de la incredulidad.  Pero un-un creyente.. . No importa si un hombre no toma, no fuma, no hace estas cosas, nunca dijo una mala palabra, guarda todos los diez mandamientos, él todavía puede ser un negro pecador, ¿ven?, tan rancio como pudiera ser. ¡Si él niega cualquier cosa del poder de Dios, es un pecador!  La palabra pecado es “incredulidad”.  Ahora, Uds. sólo averigüen, vean si eso es correcto o no.  Un incrédulo en la Palabra de Dios, es un pecador, él no puede entrar en ese Reino de los Cielos.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 33  Ahora, oh, pensé entonces esta mañana, proponerme por la voluntad del Señor, por el mandamiento del Espíritu Santo, venir al tabernáculo otra vez y quizás tenerlos a todos Uds. dos o tres horas.  Pero quiero terminar el libro del capítulo 4 de Apocalipsis antes de irme.  Y ahora espero que esto no sea pesado para Uds., espero que sea-sea glorioso para Uds.  Espero que sea algo que les haga bien y les ayude en los días que han de venir más adelante.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 34  Y ahora quizás … Le dije a Billy que viniera aquí esta mañana y repartiera tarjetas de oración si hubiere desconocidos entre nosotros, porque vamos a irnos, y ahora, y no sé cuándo vamos a regresar.  Sólo Dios sabe eso.  Y yo quería … pensé quizás la última reunión si … y cuando él me llamó entonces como-como a las nueve y dijo: “Papá, hay algunas personas allí para que se ore por ellas.  Les he preguntado, pero”, dijo, “son personas que-son personas que vienen a la iglesia todo el tiempo”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 35  Yo dije: “Entonces no repartas ninguna tarjeta de oración, ¿ven?” Yo dije: “Porque esas son personas … Si tenemos oración por los enfermos esta mañana, llamaremos a la gente y oraremos por ellos”.  Pero yo dije: “Si son-son personas que vienen al tabernáculo que conocemos … No, yo quiero algún desconocido”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 36  Y él dijo entonces, él salió allí hace unos minutos cuando se encontró conmigo parado allí afuera, dijo: “Bueno, repartí algunas tarjetas de oración”.  Dijo: “Repartí tarjetas de oración, sólo a unas cuantas allí adentro”.  Dijo: “Ud. puede hacer lo que quiera”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 37  Yo dije: “Bueno, veremos cómo se desarrolla el mensaje, veremos dónde estamos, y luego iremos.  Yo. . . “

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 38  El dijo: “Pues, muchas de las personas querían tarjetas de oración, por supuesto, pero”, dijo, “eran personas que están allí en la iglesia”. ¿Ven?

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 39  Bueno, nosotros sabemos que Dios es Dios. ¡Y, hermano, las cosas que El hace!  Pues, el-el teléfono suena todo el tiempo, de personas con diferentes cosas, de cositas pequeñas algunas veces, y ¡cómo Dios contesta la oración!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 40  Me pregunto si esa damita o su esposo ¿está aquí de allá de New Albany, que trajeron a ese bebé asfixiado con neumonía la otra noche, a mi casa, como a las doce, a la una?  Allá, bien. ¿Cómo está el bebé? [El hombre en la congregación dice: "¡Bien!"-Editor] Estupendo, qué bueno, muy bien.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 41  Déjenme mostrarles, ¿ven?, es algo que no sabrían, que no se publica cuando el Espíritu Santo habla.  Fred Sothmann, nuestro precioso hermano, Fred; lo oí decir “Amén” hace un rato, pero no pude localizarlo. ¿En dónde está? ¿Está aquí?  Aquí, aquí mismo, el Hermano Fred Sothmann.  Y para mostrar cuán sencillo es … El tenía unos amigos que venían, el cual era el Hermano Welch Evans, yo supongo, no sé.  Ellos tenían un remolque habitable allí, habían cerrado la puerta con llave y Fred perdió las llaves, y estaban buscando por todas partes y no podían hallarlas en ninguna parte.  Y el Hermano Welch venía en camino.  Así que llegó el día en que él habría de llegar y cosas, ellos no podían hallar la llave en ninguna parte, así que él llamó a la casa, dijo: “Hermano Branham, ¿dónde están las llaves? ¿Dónde las hallaríamos?”

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 42  Ahora, eso podría dejar perplejos a algunos de Uds., que un hombre haga una pregunta como esa.  Pero esperen sólo un momento, ¿recuerdan a los hijos de Isaí que buscaban las mulas?  “Así que si yo tuviera qué ofrecer en mi mano, lo llevaría allá y mostraría … preguntaría, se lo daría al profeta, y quizás él nos diría dónde estaban aquellas mulas”. ¿Recuerdan eso?

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 43  Y mientras él iba caminando por la calle ellos encontraron al profeta.  El dijo: “Uds. están buscando aquellas mulas”.  Dijo: “Bueno, regresen a casa”, dijo, “ellas ya regresaron”. ¿Es correcto eso?

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 44  Yo oré.  Fred fue y recogió las llaves. ¿Lo ven? ¿Ven?

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 45  Hermano Ed Dalton, ¿dónde está Ud.? ¿Dónde está Ed Dalton?  Sé que él está aquí en alguna parte, lo vi hace un rato.  Oh, allá atrás está.  El me oyó a través del intercomunicador o el sistema de altavoces.  La otra noche una llamada entró y el Hermano Ed estaba en un problema serio.  Yo quería ayudarlo.  “No”, dijo, “sólo quiero que Ud. le pida a Dios”.  Le pedí al Señor que lo ayudara.  Y el día siguiente su esposa llamó, alguien llegó al rescate.  Muy bien. ¿Es correcto eso, Hermano Ed?

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 46  ¿Ven?, El sólo es Dios.  Eso es todo, El sólo es Dios. ¿Ven?, El está-El está todo el tiempo constantemente de un lugar a otro, de un lugar a otro.  No importa qué problema sea, El es Dios.  Nosotros no vamos por ahí y nos jactamos acerca de esas cosas, no debemos hacerlo.  Sólo no permitan que la mano derecha o la mano izquierda sepa lo que la mano derecha está haciendo.  Lo hablamos entre nosotros pero no anunciamos eso en alguna parte.  Porque eso es orgullo propio, como: “Dios sólo podría hacerlo para una persona”.  El lo haría para cualquiera que-que le crea a El. ¡Es creer, fe!  Cualquier cosa-cualquier cosa que Uds. quieran hacer, sean lo que sean sus pensamientos, llévenselos a Dios.  El-El-El-El provee todo. ¿No es correcto eso?  Así que El contesta la oración.  El es un … Dios es un Padre que responde la oración.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 47  Ahora, así que por lo tanto en … Yo pensé, terminando en estas últimas reuniones y demás, como estábamos. . como estamos haciendo, que nosotros-nosotros quizás tendríamos algo de discernimiento a lo último de la reunión, si el Señor quiere, y quizás durante el tiempo de la reunión.  Nosotros simplemente no sabemos lo que El va a hacer.  Me gusta de esa manera.  No establezcan una cierta cosa, sólo permitan que El haga como El quiera.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 48  Ahora busquen el capítulo 4 del Libro de Apocalipsis, y detengan el reloj.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 49  [Un hombre dice: "¿Hermano Bill?"-Editor] ¿Sí?  Sí, hermano. [El hermano comienza a testificar.  Espacio en blanco en la cinta.] Ciertamente, creo eso.  Sin lugar a dudas, creo eso.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 50  Aquí, el Hermano Welch Evans, pienso que es él, sentado allá atrás.  Permítame … Mientras abrimos en Apocalipsis 4.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 51  Aquí no hace mucho, todos Uds. oyeron y leyeron en los periódicos acerca de esta banda en Louisville que se roba estos carros, los llevan a alguna parte en Kentucky, muy rápido.  Y en Kentucky uno ni siquiera tiene que tener un título [Título de propiedad del vehículo.-Traductor], ellos le hacen uno en Kentucky.  Así que uno sólo … lo único que tiene que hacer es llevarlo allá y venderlo.  Así que ellos toman estos carros y los meten y los pintan de nuevo, y sacan esos carros y los venden.  Y todo lo que Ud. tiene que tener es el número del motor y-y ellos le hacen un título.  Así que ellos sólo toman el carro de la calle y se lo llevan muy rápido y lo meten a algún taller en alguna parte, cambian toda la cosa por completo, ¿ven?, y-y lo pintan de nuevo y todo, lo sacan y lo venden.  Hay un crimen organizado de eso, y especialmente por todos los Estados Unidos, y gran-gran parte de eso está en Kentucky.  Leí un artículo en el periódico aquí no hace mucho acerca de eso.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 52  Pues, el precioso Hermano Evans, grande y de buen corazón, y su familia, manejan hasta aquí desde Macon, Georgia, cada domingo para escuchar el Evangelio. ¡Y, oh, qué leales, y qué verdaderos amigos!  Luego él va allá a la Cafetería de Miller donde…

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 53  No estoy haciendo propaganda para Miller, pero ciertamente pienso que ellos tienen la mejor comida en Kentucky; en Louisville, Kentucky, de todas maneras.  Hasta donde … Ahora, no me refiero a los hogares particulares donde he comido allá, ahora, yo me refiero a … Uds. saben, afuera.  Y yo como allí, también.  Puedo alimentar a mi familia allí más barato que lo que la puedo alimentar en casa.  Eso es correcto.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 54  Así que entro allá, y así que el Hermano Evans entra y se consigue algo para comer y estaciona su carro allí afuera.  Cuando él sale (con toda su ropa), y la familia y todos ellos, él no tenía ningún carro ni nada.  Todo había desaparecido.  Pues, el pobre hombre, el Hermano Evans es un hombre como todos nosotros, él tiene un pequeño negocio allá y trabaja en carros, compra carros destrozados y los arregla.  Es un hombre pobre, y gasta su dinero en venir aquí porque él cree en este tipo de Evangelio.  Estoy orando que Dios les envíe un mensajero allá en alguna parte, para ayudarlos en esa región.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 55  Ahora, el Hermano Evans vino, así que él no sabía qué hacer.  El había notificado a la policía y no pudieron hallarlo.  Así que vino a casa, y él y el Hermano Fred y demás, nos sentamos en el cuarto y hablamos sobre eso.  Yo dije … Ahora, lo hacemos de esa manera, nos sentamos en el cuarto, averiguamos lo que sucede, y luego nos acercamos a Dios.  Así que cuando le pedimos al Señor que hiciera regresar al hombre que tenía el carro, hacerlo dar vuelta y enviarlo de regreso, dondequiera que estuviese.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 56  Usualmente ellos los llevan allá alrededor de Bowling Green o alguna parte, los sacan de aquí de la zona de peligro, ¿ven Uds.?, para que pudieran … hasta que los pintan de nuevo y los arreglan.  Este era un carro bonito, pienso que era una camioneta. ¿Es correcto eso, Hermano Evans?  Era una-una camioneta.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 57  Así que, y así que lo que pasó, nos arrodillamos y oramos.  Y el Señor nos dio testimonio, todo estaba bien, todo estaba bien.  Así que entonces el poder del Señor entró con nosotros.  El Hermano Evans sale y se pone en marcha, guiado para ir por cierto camino.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 58  El regresó aquí mismo a Jeffersonville.  El carro fue robado en Louisville; aquí estaba su carro estacionado allí con más o menos suficiente gasolina para sacarlos a todos de ella, y lo llevaron bastante cerca de Bowling Green y regresaron.  Ellos salieron del carro, pararon el carro, dejaron la llave en él, se fueron caminando y lo dejaron estacionado allí, aquí mismo en Jeffersonville donde él podría hallarlo; no en Louisville, aquí en Jeff. [En Jeffersonville. -Traductor], lo trajeron de regreso.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 59  Uds. saben, el Señor puede hacer que los pájaros le obedezcan, El puede hacer que el hombre le obedezca, El puede hacer que su enemigo le obedezca.  El … Sí, señor, El es Dios.  Aquí estaba su carro sin que le faltara una sola cosa, sólo como medio tanque de gasolina donde él casi había llegado a Bowling Green, y el Espíritu Santo debe haber dicho: “¡Da la vuelta!  Regresa allá y lleva ese carro a Jeffersonville.  Estaciónalo aquí mismo en la calle, y estaciónalo aquí mismo, porque voy a enviarlo exactamente por este camino y por este camino para que lo encuentre”. ¿Es correcto eso, Hermano Welch?  Eso es correcto.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 60  ¡El es Dios!  El contesta la oración, Hermano Roy.  El sólo… Esa es … Hermano Slaughter, esa es exactamente la misma cosa, El sanó a su perrito.  Y sé que El sana, El contesta la oración, El aún hace milagros, El todavía es Dios, El va a… ¡Siempre fue Dios, El siempre será Dios!

 El-El es Dios sobre el tejado (¿Qué es eso que el hermano canta aquí en la iglesia?), Dios en la cocina, Dios allá en la granja, Dios en el automóvil, El es Dios en todas partes,
 Todo El es-es Dios hasta la médula, Dios.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 61  ¡Oh, qué maravilloso!  Empezaríamos a predicar después de un rato y nunca entraríamos en esta lección.

 Muy bien, inclinemos nuestros rostros sólo un momento para orar.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 62  Misericordioso Padre Celestial, estamos tan encariñados de Tu Santa Palabra al grado que nuestros corazones arden dentro de nosotros, cuando sabemos que Tu Espíritu desciende entre nosotros y allí nos habla, y nuestros corazones extienden la mano y lo toman.  Y nosotros simplemente nos sentimos tan bien por Eso, Señor.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 63  Y saber que en esta hora oscura donde hay tanta confusión … Como dijo el profeta: “En los últimos días vendrá un hambre”, algo por el estilo, “no de pan y de agua, sino por oír la verdadera Palabra de Dios; y los hombres viajarían del este al oeste, del norte y del sur, buscando encontrar la verdadera Palabra de Dios”. ¡Palabra! ¿Qué es la Palabra?  Jesús es la Palabra: “La Palabra fue hecha carne, y habitó entre nosotros”.  Para ver la manifestación de la verdadera Palabra de Dios hecha manifiesta según las Escrituras y cumplida, que, cómo la gente viajaría y buscaría y fallaría en hallarla.  Oh Dios, estamos tan contentos, tan contentos de que lo hallamos a El hace años, precioso a nuestro corazón, y ver que no estamos confundidos ni un poquito.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 64  Oh Dios, Tú dijiste: “Los que conocen a su Dios actuarán en aquel día”.  Y aquí estamos en los últimos días, viendo todas las cosas que Jesús dijo que sucederían, siendo manifestadas entre nosotros.  Las mismas señales, maravillas, milagros hechos, haciéndolo de la misma manera que El lo hizo.  Como El dijo: “Como fue en los días de Sodoma, así será en la Venida del Hijo del Hombre”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 65  Y, Señor, Tú permítenos, por el Espíritu Santo, extender a mano a esa Palabra y tomar esas cosas verdaderas y relacionarlas al Calvario, por medio de la Palabra, y ver que en El tenemos la plenitud.  Y las riquezas y las bendiciones y la gloria y todo va a El que es el Digno, que vino y tomó el Libro de la mano derecha del que estaba sentado en el Trono, y El mismo se sentó en él, porque fue inmolado desde el principio del mundo.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 66  Nosotros hablamos de El esta mañana, Padre.  Rogamos que Tú bendigas nuestros corazones.  Deja que Su Espíritu se mueva entre nosotros y nos bendiga, y enriquezca nuestra experiencia, y sane las enfermedades entre nosotros, y nos dé gracia vencedora.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 67  Dios, mientras yo salgo más allá en los campos para hacer frente al enemigo, que pueda darme cuenta que estoy guarnecido cada hora por la oración.  Oh, cómo dependo de esa guarnición, el enemigo aproximándose, pero sé que la guarnición se sostiene porque madres y padres, y muchachos y muchachas, Cristianos, nacidos de nuevo con la experiencia, personas que van con destino al cielo están de rodillas orando: “¡Oh Dios, da liberación!” Y, Padre, rogamos que Tú nos permitas salir a las líneas del enemigo allá fuera y conquistemos toda alma preciosa que está esperando.  Hazlo, Señor, sácalos de la oscuridad a la Luz.  Porque lo pedimos en el Nombre de Jesús.  Amén.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 68  Ahora en el capítulo 4 del Libro de Apocalipsis.  Terminamos el capítulo 3, y seamos algo reverentes y trataré de no retenerlos mucho tiempo.  Pero en este tercer capitulo, la Iglesia subió como un tipo, cuando Juan fue levantado.  La Iglesia subió, y desde ese tiempo en adelante está tratando con Israel, hasta la Venida de nuevo. ¿No ven cómo es?  La gente hoy, cómo dicen: “Algo grande va a sacudir al mundo entero y todo”. ¡Eso no es Escritural!  No, señor.  La siguiente cosa en orden es la partida de la Iglesia.  Lean en Las Edades de la Iglesia, ven Uds. qué …

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 69  Ahora, estas otras cosas que han de tomar lugar, es durante el tiempo de la Ceremonia de las Bodas cuando la Iglesia está en la Gloria.  Dios vuelve con grandes maravillas qué realizar, milagros internacionales y cosas, por medio de los Judíos, no va a la Iglesia en lo absoluto.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 70  En el capítulo 3, termina la edad de la Iglesia.  Eso es correcto.  Y la edad de la Iglesia termina con una minoría tan pequeña que hallamos … Sólo escuchen aquí.  Yo-yo leí esto otra vez esta mañana, casi me hizo pedazos, el lugar y la actitud de Cristo al final de la edad de la Iglesia, que se encuentra desde el versículo 20 al versículo 22 de Apocalipsis 3. Piénsenlo: ¡Cristo, al final, dónde está El! ¿Dónde está El al final de la edad de la Iglesia?  Afuera de Su Iglesia, empujado fuera por denominaciones y credos. ¿Cuál es Su actitud?  Tratando de entrar de nuevo. ¡Esa es una condición lamentable!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 71  Entonces nos damos cuenta aquí, “después de estas cosas”, él oyó una Voz, estaba hablándole.  Que, oh, estaba … El Espíritu dejó la tierra.  “Después de estas cosas”, comienza el capítulo 1, o-o versículo 1:

 Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo;…
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 72  Apocalipsis 4:1, después de que la Iglesia se ha ido, entonces una-una Puerta fue abierta.  Y pasamos por todo eso y encontramos que ese era Cristo, era la Puerta.  Y la misma Voz que andaba en medio de los siete candeleros de oro era también la misma Voz que él oyó en el Cielo, diciendo: “Sube acá”.  Juan subió.  Eso representó a la Iglesia yéndose en el Rapto.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 73  Juan subió en el Espíritu, fue arrebatado al Cielo y vio anticipadamente todas las cosas que Dios prometió y le dijo a los discípulos: “¿Qué a Uds. si él queda hasta que Yo venga?” El vio la venida del Señor y qué iba a suceder.  El vio en la tierra lo que iba a suceder sobre la tierra hasta el Rapto de la Iglesia, y fue arrebatado y se le mostró todo aun pasando el Milenio.  Oh, ¿no es maravilloso eso?

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 74  Ahora, lo dejamos el domingo pasado en el capítulo 4 y el versículo 4.

 Y en derredor del trono había veinticuatro tronos; y vi sentados en los tronos a veinticuatro ancianos, vestidos de ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 75  Ahora, averiguamos que estos eran ancianos.  Un anciano nunca se aplica a un Ángel o a cualquier Ser.  Es un ser humano redimido, ¡ancianos!  Porque ellos … Tronos, coronas, dominios nunca se refieren a Ángeles.  Pero las coronas y tronos, etc., pertenecen a seres humanos.  Y estos ancianos estaban coronados y vestidos y sentados sobre tronos.  Y los hallamos en otras partes de la Escritura que ellos eran los doce apóstoles y eran los doce patriarcas.  “Veinticuatro” de ellos, que quiere decir veinticuatro: doce apóstoles, doce patriarcas.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 76  Y, averiguamos, que aun la ciudad que desciende de Dios del Cielo … Después de que la tierra es hecha explotar y está toda hecha pedazos y no queda nada sobre la tierra sino cenizas volcánicas (eso es todo lo que va a quedar), el mar ya no existirá más.  El mar se secará.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 77  Como yo le estaba hablando anoche a alguien, o ayer, en alguna parte, la tierra una vez estaba así, recta, alrededor del sol, el mismo calor por todas partes de arriba abajo.  Allá en los bancos de hielo británicos, Uds. pueden abrir con explosivos quinientos pies [Como ciento cincuenta y dos metros. Traductor] y hallar palmeras.  Vino repentinamente, las congeló como la refrigeración ahora.  Como la deshidratación, y demás, y sus refrigeradores y congeladores que guardan fresas y cosas, por años y años y años venideros. ¿Ven?  Esa es la misma manera en que fue en ese tiempo.  Rápidamente vino una destrucción antediluviano e inundó toda la tierra.  Y cuando lo hizo, poderes atómicos la hicieron salirse fuera de sus órbitas sacudiéndola, y se congeló y allí quedó. ¿Ven?  Excaven y Uds. pueden hallarlas, allá alrededor de las zonas árticas y cosas, palmeras y demás.  Mostró que una vez estuvo habitada bellamente, establecida.  Pero ahora está hecha hacia atrás por la sacudida.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 78  Ahora, donde yo pienso que Dios obtuvo esa agua, cuando el Génesis empieza, Génesis 1: “La tierra estaba desordenada, y vacía, y el agua estaba sobre el abismo.  El Espíritu de Dios se movía sobre las aguas, dijo: ‘Sea la luz”‘.  Dios separó entonces la tierra y el agua, lo cual hizo la tierra.  Pero toda la tierra estaba cubierta.  Ahora, lo que El hizo, El sólo … a través de la atmósfera, El sólo … atmósfera es … Las atmósferas están llenas con hidrógeno y oxígeno, y demás.  Entonces El sólo la levantó de la tierra y la separó.  No había mar en la tierra entonces.  Dios regaba la tierra, ni siquiera caía la lluvia.  El la regaba a través de manantiales y cosas, irrigación.  Entonces cuando El … Lo único que El hizo entonces…

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 79  Cuando el hombre la sacó de su órbita por medio de explosiones, hacia un lado, ¿qué sucedió?  La arrojó hacia atrás en la … el calor aquí abajo, y el frío allá arriba.  Y el calor y el frío, ¿qué acumulan?  Siéntanlo aquí en esas ventanas ahora mismo, caliente aquí adentro y frío afuera. ¿Ven el sudor?  Y la lluvia no es nada más que sudor, transpiración.  Y el agua es cenizas.  Y así que entonces cuando…

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 80  Me gusta ese canto:

 Tú pusiste Tu mano, precioso Señor, sobre las praderas,
 Pusiste Tu maravillosa mano sobre el campo; Señor, Tú derramaste la fuente,
 Levantaste la montaña,
 ¡Oh!  Señor, mantén Tu preciosa mano sobre
                     mí.
 Tú hiciste las nubes, formaste las nubes que hicieron la lluvia,
 De la lluvia hiciste el mar, del mar trajiste las nubes,
 Para darnos vida abundantemente;
 Tú sostienes la tierra y los cielos bajo Tu mandato, Señor,
 ¡Oh!  Por favor mantén Tu preciosa mano sobre mí. (¡Oh, cuán grande!  Sí, el Dios de los Cielos.)

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 81  Entonces en este gran tiempo, está inclinada hacia atrás así ahora, y El nos hizo una promesa: “¡No más agua, sino fuego esta vez!” En vez de arrojarla … Ellos arrojaron a la tierra alejándola del sol, por supuesto, se enfrió.  Si Uds. la arrojan al sol, se quemará.  Y así como El la destruyó con agua y puso el arco iris en el cielo, El “ya no lo haría”, ¡ahora El dio una promesa que El “la quemaría!” Así que allí uno llega a donde el pecado y todo glamour y toda inmundicia…

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 82  Y no hace mucho tiempo yo cabalgaba por las praderas.  Cuando era un muchachito solía pensar, tomaba mis libros de historia y geografía y pensaba en las grandes llanuras del oeste.  “Algún día”, dije, “viviré allí pacífica y tranquilamente donde no hay pecado, y vagaré por los campos y cazaré como los Indios.  Y yo-yo viviré allí, una vida pacífica, todos los días de mi vida”.  Pero ahora es … el hombre blanco ha estado allí.  Donde el hombre blanco va, el pecado está con él.  El es el más grande asesino y homicida de toda la gente en la tierra, es el hombre blanco. ¡El es el renegado de todos los colores!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 83  Aquí no hace mucho en el periódico, (El Hermano Thom aquí de África), vi un artículo en el periódico hace dos semanas, creo que fue, y él dijo … ellos dijeron: “Si a los Americanos todavía se les permite ir a África, de aquí a diez años el gran león Africano se habrá extinguido completamente, los elefantes”.  Los renegados disparan dondequiera que pueden.  Una foto de dos machos grandes tratando de apoyar a un macho herido.  Parecía que lágrimas corrían de sus ojos.  Ellos no querían las … eran machos … no querían que las hembras murieran.  Y cada uno sosteniéndolo por su lado, así, para evitar que ella cayera a su … al suelo.  Hecha pedazos a balazos.  Un hombre que le disparará a cualquier cosa de esa manera, no merece tener un arma en su mano.  Eso es correcto.  Uds. no tienen suficiente sentido común para manejarla.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 84  Ahora, hace un par de años, tratando de conducir una manada, de alces, hacia mi buen amigo, el Hermano Roy Roberson y demás allá atrás, donde yo servía de guía allá en Colorado; sabía que teníamos una buena manada.  Jeff y yo los tuvimos allá arriba por años y años, cerca de ochenta cabezas de alces.  Y yo oí que ellos dejaron que algunos de estos tipos de oficina de Denver fueran allá con estas blusas pantalones puestos, pantalones con encajes, ¿esos son cazadores? ¡Ja!  Ahí llegaron ellos allá arriba, un montón, en jeeps y cosas como esas, entraron en nuestro territorio allá.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 85  Y yo estaba arreando estos alces a través de la montaña detrás de ellos, como a una milla o dos, y ellos iban siendo conducidos.  Uno tiene que mantenerlos dispersados, los grandes y viejos machos y cosas; si no lo hace, uno divide su manada.  Son como criar ganado o cualquier cosa.  Los animales salvajes debieran ser lo mismo para nosotros.  No es un blanco.  Si Uds. quieren tirar al blanco ellos tienen un campo de tiro aquí en donde disparar.  Eso es correcto.  Es una desgracia hacer una matanza de las cosas de esa manera. ¡Es pecaminoso, es impío!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 86  Y conté ciento veintitrés disparos como de ametralladoras, disparando desde sus hombros.  Y a la mañana siguiente, el Hermano Banks Wood aquí conmigo, subimos a la montaña y yo conté diecinueve lechos sangrientos.  No sabían nada acerca de cazar; si Uds. le disparan a un animal grande de esa manera, Uds. quizás lo hieran suficientemente profundo para matarlo.  Ellos se dieron rienda suelta: “bang, bang, bang”, disparándole a uno luego al otro.  Pues, ellos morirán. ¿Y qué va a… ? Después de que la fiebre se establece en ellos, si uno los hallara, no sirven para nada, se descomponen inmediatamente; y los que se alimentan de carroña, coyotes y cosas, se los comen.  Diecinueve lechos sangrientos, machos grandes, pezuñas así de gruesas, y sangre saliendo a chorros a dos pies de distancia de donde había sido perforado de esa manera con esas armas.  No deberían permitirle a un renegado como ese tener un arma en su mano.  Eso es correcto.  El no tiene el sentido común para manejar un arma.  Oh, es tremendo, pecaminoso hacerlo de esa manera.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 87  Eso es horrible, pero eso es el Americano. ¡Canadá, Uds., gente preciosa de Canadá!  Si América sigue adelante, Canadá va a ser tan vil como América, después de un rato.  Acérquense a las fronteras de Canadá en cualquier parte, Uds. tienen esa atmósfera Americana.  Esta América es la prostituta de las naciones.  Eso es exactamente lo que ella es, y ella va a ser peor que nunca ahora. ¡Ella está llegando a su fin!  La Biblia habla de su funesto destino, dice cómo va a ser ella.  América: vil, podrida, inmunda, buena para nada.  Eso es exactamente correcto.  Ella ha sido una gran nación.  Ella ha llevado el mensaje del Evangelio. ¿Qué la hace ser como ella es?  Porque ella ha rechazado el Mensaje del Evangelio, rechazó la Verdad.  Ella es horrible.  Su merecido viene en camino, no se preocupen.  Lo vi en la visión como ASÍ DICE EL SEÑOR!  Viene en camino.  Ella va a pagar por sus pecados.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 88  Allá cuando América era América, ella era una gran nación.  La más grande que el mundo conoció alguna vez desde Israel, fue América, pero ella sí que se ha contaminado a sí misma ahora.  Ella ha rechazado el Mensaje.  Ella no tomó nada sino sólo … Ahora ella misma se … Uds. pueden ver en dónde está ella ahora.  Todos saben eso, en la última elección muestra dónde está su posición espiritual.  Aja.  Ella no sabe.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 89  Ahora, estos ancianos sentados sobre el trono con su corona.  Ahora el versículo 5, vamos a empezar.

 Y del trono salían relámpagos … truenos … voces; y delante del trono ardían siete lámparas con fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 90  ¡Oh, yo amo esto! ¿Y Uds.? Oh, yo-yo siento como que mi saco me queda, Uds. saben.  Yo sólo … cuando … Oh, quiero decir una saco espiritual, por supuesto, Uds. saben.  Muy bien.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 91  “Del Trono”.  Hablemos de este Trono ahora por unos cuantos minutos.  Este no era un Trono de misericordia, el Trono de la misericordia ha terminado; ya no hay misericordia, está sin misericordia. ¿Cómo vamos a … Cómo va el tribunal a ser el tribunal de Cristo, el tribunal, el Juicio del Trono Blanco? ¿Va haber misericordia entonces?  No hay ni una pizca de misericordia para ser dada.  En el Trono de juicio Uds. podrían gritar “misericordia” hasta que ya no pudieran gritar más, y daría lo mismo que vayan a gritar al aire en alguna parte, porque ya no hay más misericordia.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 92  ¡Hoy es el día de misericordia!  Ahora volvamos aquí al Antiguo Testamento sólo un poquito y averigüemos qué es misericordia.  Volvamos y veamos qué le sucedió a este Trono.  Este Trono, por supuesto, es el-el tribunal.  Y hoy la-la razón de que hay misericordia, es porque el propiciatorio está rociado con una expiación. ¡Sangre!  Y mientras haya Sangre sobre el tribunal, entonces ya no es juicio, es misericordia, porque Algo murió para detener el juicio.  Si lo ven, digan: “Amén”. [La congregación dice: "¡Amén!"-Editor] Mientras haya Sangre sobre el propiciatorio, mostró que Algo murió para detener el juicio. ¡Pero cuando la Iglesia es raptada, el propiciatorio llega a ser un tribunal!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 93  Allá en el Antiguo … en el Nuevo Testamento aquí, también: “Y el santuario”.  Eso es donde el-el jurado … en el santuario, el juez en el tribunal en el santuario.  Ahora, ese tribunal y el santuario llegó a estar lleno de humo. ¿Qué era eso?  Como el Monte Sinaí, ¡juicio!  La misericordia había dejado el-el Trono de Dios.  Dios va a juzgar al mundo sin misericordia. ¿Cuántos saben eso?

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 94  El sólo va a reconocer una cosa en aquel día, ¿qué es?  Sangre.  Eso es lo único que aplacó a un Dios enojado.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 95  Adán y Eva hicieron tan buenos delantales como cualquier Metodista, Bautista, Presbiteriano, o Pentecostal pudiera hacerlo, cubrió su desnudez.  Pero Dios podía ver a través de eso, así que El mató algo y tomó las pieles muertas del … las pieles del animal muerto y lo cubrió.  Sangre tenía que tomar su lugar.  Eso detuvo Su ira, El vio la sangre y retrocedió de ella, porque algo había derramado su vida. ¡Oh Dios!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 96  ¡Piénsenlo!  Lo único que hará retroceder a Dios, es Sangre.  Y sólo hay una Sangre ante la cual El retrocederá, y ese es Su propio Hijo.  Cuando El vea que es la Sangre de Su propio Hijo, El retrocederá.  Porque ese es el don que Dios le ha dado a Su Hijo, para redimir a aquellos a quienes El antes conoció, y eso hace retroceder a Dios de Su juicio.  Pero cuando esa Sangre es quitada, entonces todo lo que fue conocido antes ha sido llamado dentro del precioso Cuerpo, Su Iglesia ha sido preparada y arrebatada, entonces la ira de Dios está sobre la gente.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 97  ¡Oh, hermano, nunca quiera Ud. pararse allí!  Permítanme pararme delante de una ametralladora, permítanme ser cortado en pedazos, permítanme ser aserrado pulgada por pulgada, permitan que suceda cualquier cosa, (como el juramento de los Caballeros de Colón), permítanles abrir mi barriga y quemar azufre y todo lo demás en mí, y que mis brazos y piernas sean cortados, cualquier cosa que sea, pero nunca permitan que me pare ante ese Juicio del Trono Blanco delante de Dios.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 98  Oh, permítanme llevar este pequeño trono aquí delante del propiciatorio de Cristo y aceptar Su Sangre.  Nada en mis brazos traigo, Señor.

 Ningún-ningún otro manantial conozco,
 Sólo de Jesús la Sangre; (eso es todo lo que sé).
 Esta es toda mi esperanza y apoyo, Sólo de Jesús la Sangre.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 99  Con razón Eddie Pruitt … rechazaron su canto.  Cuando él era un Cristiano, un Cristiano fiel, ellos no querían comprar sus cantos.  Un día él dijo: “Yo escribiré uno (y algún día), que ellos van a recibir”, (y la gente estaba queriendo algo más moderno en los cantos religiosos).  Un día allí el Espíritu Santo lo tomó, y él agarró la pluma y escribió:

 ¡Aclamen todos el poder del Nombre de Jesús!  Dejen que los Ángeles postrados caigan; Traigan la diadema real,
 Y corónenlo Señor de señores.

 Porque en Cristo, la Roca sólida, me paro;
 Todo otro terreno es arena movediza,
 Todo otro terreno es arena movediza.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 100  ¡Sea la iglesia, sea amigo, sea enemigo, sea nación, sean riquezas, sea pobreza, sea bueno, o sea lo que sea, todos los otros terrenos son arena movediza!  Esa es la única cosa, finalmente va a desaparecer.  Pero:

 … Cristo, esa Roca sólida, me paro; Todo otro terreno es arena movediza. (Tengan eso en mente.)
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 101  ¡Fíjense!  Vamos a Levítico 16, y leamos en la parte de atrás, bien atrás en la parte de atrás de la Biblia ahora, en las leyes Levíticas, y veamos aquí en Levíticas … Levítico el capítulo 16.  Y comencemos con el versículo 14 del capítulo 16.  Oh, me-me gusta tomarme mi tiempo en estas cosas, sacarlas a luz.  Levítico 4 … o Levítico 16:14.

 Tomará luego de la sangre del becerro, y la rociará con su dedo hacia el propiciatorio (¡sobre el propiciatorio!  Observen, vamos a entrar en esto después de un rato.) … al lado oriental;…
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 102  No olviden esa palabra: “¡Al lado oriental!” ¿De dónde va a venir Jesús?  Del este, en una nube de Gloria. ¿Dónde sale el s-o-l?  En el este. ¿Dónde va a salir el H-i-j-o? [En el inglés, las palabras "sol" e "hijo" suenan igual y casi se escriben igual.-Traductor] En el este. ¿Dónde estaba colocado el propiciatorio?  Hacia el este. ¿Por qué los tengo a todos Uds. sentados de esta manera hacia el este? ¿Por qué?  El altar está hacia el este.  Lo veremos después de un rato, cuán hermosamente, voy a dibujarlo.  Le pedí a cuantos pude que trajeran papeles y demás, para dibujar estos mapas en unos minutos.  Muy bien.
 …  la rociará… al lado oriental; hacia el propiciatorio
 .    esparcirá con su dedo siete veces… aquella sangre.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 103  Oh, ¿no es hermoso eso?  “Siete veces hacia el este”. ¿Qué es?  Las Siete Edades de la Iglesia serán cubiertas por la Sangre. ¡Aleluya!  La Sangre de Jesucristo es tan suficiente, ayer, hoy, y por los siglos, y para cada edad, para salvar a todo pecador, sanar a toda persona enferma, traer todo milagro, toda señal a cumplimiento.  “Siete veces”, allá muy atrás en el Antiguo Testamento, mil cuatrocientos noventa años antes de que Cristo viniera. ¡Piénselo!  Símbolo, “siete veces. . . “

 Después degollará el macho cabrío… expiación por el pecado del pueblo, y llevará la sangre con el … tras el velo, para hacer con la sangre como hizo con la sangre del becerro,… la esparcirá sobre el propiciatorio y delante del propiciatorio.

 Así purificará el santuario, a causa las … de las impurezas de los hijos de Israel, de sus delitos y de todos sus pecados; de la misma manera hará también al tabernáculo de reunión, el cual reside entre ellos que está en medio de sus impurezas.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 104  ¿Qué era?  “El propiciatorio”. ¿Dónde están ellos ahora? ¿Y allí dentro del arca estaba la qué?  La ley.  Y la ley, quebrantar un mandamiento era morir sin misericordia.  Pero siendo que uno podía recibir misericordia, la sangre tenía que estar sobre el altar.  Ellos rocían el propiciatorio.  Y el propiciatorio es el altar donde uno se arrodilla y pide misericordia.  Lejos esté de nosotros que lo quitemos alguna vez de nuestras iglesias, el altar antiguo donde el hombre puede arrodillarse y clamar a Dios por misericordia.  Y la misericordia es rica, y está fluyendo libremente de la Sangre del Señor Jesús.  Ahora, también, esa es la misericordia.  Eso es el propiciatorio.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 105  Pero Uds. se dan cuenta aquí, que no era un propiciatorio, porque habían “relámpagos y truenos y voces”.  No hay relámpagos y truenos en la misericordia.  Eso es juicio.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 106  Vayamos a Éxodo, el capítulo 19 de Éxodo y el versículo 16.  Éxodo, el capítulo 19 de Éxodo, y comencemos con el versículo 16.

 Aconteció … (Escuchen lo que … cuando Dios subió al Monte Sinaí).

 Aconteció que al tercer día, cuando vino la mañana, vinieron trueno … relámpago, y espesa nube sobre la montaña, y sonido de una bocina [La Biblia en inglés dice "trompeta" en vez de "bocina".-Traductor] muy fuerte; … (¿Qué es la voz de la trompeta?  El arcángel) … y se estremeció … (¡Escuchen!) … se estremeció todo el pueblo… estaba en el campamento.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 107  “¡Juicio!” ¡Fuiu!  Ellos habían marchado hasta allí y Dios les había dado gracia para viajar, pero ellos habían exigido una ley.  Ellos … Dios quería que ellos fueran interdenominacionales;
 ellos querían hacer una denominación de eso, algo sobre lo cual pudieran discutir, en vez de solamente seguir a Dios y vivir bajo Su jurisdicción, bajo Su poder.  La gracia había provisto un profeta, la gracia había provisto una expiación (un cordero), la gracia había provisto todas estas cosas, y sin embargo ellos querían juicio.  Ellos querían algo que pudieran hacer.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 108  Dios dijo: “Reúnelos, les permitiré saber lo que es.  Yo les mostraré lo que es”. ¡Lean! ¡Escuchen!  Y la voz de la trompeta llegó a ser más y más fuerte hasta que sacudió la tierra. ¿Ven Uds. lo que es el juicio?  Yo no quiero eso. ¡Denme misericordia!  Y la…

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 109  [El Hermano Freddice: "¿Hermano Branham?"-Editor]Sí. [Le pide al Hermano Branham su última referencia de las Escrituras.] Esa fue Éxodo, el-el-el capítulo 19 y el versículo 16, Hermano Fred.  Éxodo 19:16.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 110  Ahora fíjense en el versículo 17:

 Y Moisés sacó del campamento al pueblo para recibir a Dios; … (¡Oh, hermano!  Quiero recibirlo en paz, no así) … y se detuvieron al pie de la montaña, muy lejos.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 111  Recuerden, esa montaña tenía líneas dibujadas alrededor de ella.  Aun si una vaca tocaba esa montaña, tenía que morir allí mismo, no podía entrar en la Presencia de Dios.  Y Dios. . . “Y Moisés sacó al pueblo”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 112  Ahora el versículo 18, el siguiente versículo:

 Todo el monte Sinaí humeaba, porque Jehová había descendido sobre él en fuego; … humeando y ardiendo como un horno.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 113  ¿Cómo descendió El?  No en Su Gloria “Shekinah”, sino en la
 ira de Sus juicios.

 ’ ‘ ‘ y el humo subía como el humo de un horno, y toda la montaña se estremecía en gran manera. (Hermano, ¡yo no quiero estar allí!)

 El sonido de la bocina iba aumentando en extremo; Moisés habló, y Dios le respondía con voz tronante. (Moisés habló; no el pueblo, ellos estaban temblando en gran manera.)

 Y-y descendió Jehová sobre el monte Sinaí, sobre la cumbre de la montaña; y llamó Jehová a Moisés a la cumbre de la montaña, y Moisés subió.

 Y Jehová dijo a Moisés: Desciende, y ordena al pueblo que no traspase los límites para ver a Jehová, porque caerá multitud de ellos.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 114  [Espacio en blanco en la cinta.-Editor] Gente se sienta en la parte trasera de la iglesia y se ríe de alguien que está hablando en lenguas o danzando en el Espíritu; ¡perdidos, blasfemaron al Espíritu Santo, sellados para siempre!  “Al que hable una palabra contra el Espíritu Santo nunca le será perdonado en este siglo, ni en el venidero”. ¡No vean Eso! ¡Apártense de Eso o de lo contrario acéptenlo!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 115  Es mejor que dejemos esa Escritura.  Sigan leyéndola, el resto de ella, vean lo que Dios dijo.  Y el pueblo dijo: “Oh Moisés, habla tú. ¡Ya no permitas que Dios hable!  Deseamos ahora no haber pedido esto”. ¿Ven?  “Que tú nos hables, Moisés.  Si Dios habla, todos nosotros moriremos”. ¿Ven?  Dios había hecho una expiación.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 116  Ahora, “La Voz del Trono”.  Fíjense en este Trono: “delante del Trono estaban las siete estrellas”, la Voz de las estrellas.  “Voces”, ¿ven Uds.? Había más aquí en Apocalipsis 4, o 5, encontramos: “Y del Trono salían relámpagos, truenos y voces”.  No una voz; “voces”, plural. ¿Qué era?  Dios hablándole a la iglesia, reflejándose a Sí mismo a través de los siete Espíritus. ¡Cuando el verdadero ungido de Dios habla, es la Voz de Dios!  El rechazarlo es quitar el candelero. ¿Ven?  “Voces”, la Voz de las Siete Edades de la Iglesia (aquí en la esquina), las voces hablando con truenos y relámpagos.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 117  Hoy en día ellos son de esta manera: “Bueno, no creemos en decir ‘infierno’ en el púlpito”. ¡Oh, misericordia!  Tan… ¡Ja! ¡Necesitamos hombres de Dios, hombres que no se contengan!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 118  Ahora, no todos pueden ser predicadores, pero Ud. tiene una voz.  Y si Ud. no puede predicarle a la gente un sermón … Si Ud. es un predicador, Ud. está llamado al púlpito a predicar.  Si Ud. no lo es, Ud. aún es un predicador, pero vívale al pueblo un sermón.  Que su sermón sea vivido, y es la Voz de Dios que le traerá reproche a aquellos que lo rechazan.  Ellos dirán: “Nadie puede señalar con su dedo la vida de él o de ella.  Ellos son dulces, viviendo … Ellos … Si alguna vez hubo un hombre de Dios, es ese hombre o esa mujer”. ¿Ve?, viva sus sermones.  No trate de predicarles si Ud. no es llamado para ser predicador; se va a confundir todo, de todas maneras, y a enredarse, y Ud. va a enredar al pueblo, y Ud. no sabrá … Pues, Ud.-Ud. los arruinará a ellos y también a Ud. mismo. ¡Sólo viva su sermón!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 119  El predicador es llamado a predicar el suyo, y a vivirlo también.  Si no puede vivirlo, entonces deje de predicarlo.  Pero Ud. debe vivir sus sermones.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 120  Muy bien, aquí había “voces”.  Oh, cómo necesitamos en Jeffersonville miles de voces vividas, el trueno de Dios tronando en dulzura y santidad, pureza, vidas inmaculadas, caminando
 alrededor en la tierra hoy, sin una mancha.  Sí, señor, Cristianos verdaderos, esos son truenos contra el enemigo.  Al Diablo no le importa qué tan fuerte pueda Ud. gritar; al Diablo no le importa cuánto pueda Ud. brincar o cuánto pueda Ud. hacer esto o gritar.  Pero lo que lastima al Diablo es ver esa vida santificada y santa consagrada a Dios; díganle cualquier cosa, llámenlo cualquier cosa, es tan dulce como puede ser y sigue adelante. ¡Oh, hermano!  Eso lo arroja lejos, ese es el trueno que sacude al Diablo.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 121  Así como, “Bueno”, dicen Uds., “si él pudiera predicar como un Billy Graham o un Oral Roberts, o alguien, un gran orador influyente, él sería. . . ” ¡Oh, no!  Algunas veces el Diablo se ríe de eso.  El no le presta ninguna atención a eso de ninguna manera.  Uds. obtengan toda la teología-teología que quieran y todo el entrenamiento del seminario, y el Diablo sólo se sienta atrás y se ríe de eso. ¡Pero cuando ve esa Vida!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 122  Miren a esos discípulos allí abajo, ese niño maniático en ese día con epilepsia, diciendo: “¡Sal de él, diablo! ¡Sal de él, diablo! ¡Sal de él, diablo!”

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 123  El diablo sentado allí, dijo: “Ahora, ¿no están haciendo una vergüenza de Uds. mismos?  Ahora, ¿ven Uds. lo que están haciendo?  Jesús les dijo, El los comisionó, que fueran a echarme fuera.  Ni uno de Uds. puede hacerlo”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 124  Pero, hermano, cuando ellos lo vieron a El venir, Uno que venía caminando discretamente.  Aja. ¡Oh, hermano!  El no tuvo que decir nada.  Ese diablo ya estaba muerto de miedo en ese momento.  El sabía que tenía que irse, sí, porque allí venía una Vida; no solamente un sermón, sino una Vida.  Dijo: “Sal de él”. ¡Oh, hermano! ¡Eso lo hizo!  Discretamente; sin duda, El sabía lo que estaba haciendo.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 125  Ahora, “Voces”, las voces de las siete trompetas, o voces de las siete estrellas, siete mensajeros.  Pero ahora observen aquí:

 … y delante del trono … siete lámparas … las cuales son los siete espíritus de Dios.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 126  “Siete lámparas”.  Dibujemos un poquito aquí, el Trono, el lugar santo, la congregación.  Aquí estaban (una, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete), siete estrellas, siete lámparas, siete mensajeros, siete Espíritus; no queriendo decir en lo absoluto que Dios está en siete Espíritus, sino “siete manifestaciones del mismo Espíritu Santo”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 127  ¿Dónde está el Espíritu Santo?  Aquí en el Trono, brillando en cada edad de la Iglesia.  Esta edad de la iglesia está reflejando de esta manera, las voces de Dios, Jesucristo el mismo ayer, hoy, y por los siglos. ¿Ven?, siete, habían “voces”.  “Y siete lámparas encendidas”, siete Espíritus, “las cuales son los siete Espíritus de Dios

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 128  ¿Recuerdan que hace un par de domingos entramos en eso, el gran diamante?  Pero es cortado en muchas diferentes maneras para reflejar el fuego y las luces de él.  Esa es la manera: “Jesucristo es el principio de la creación de Dios”, Apocalipsis 1. ¿Es correcto eso?  Entonces, ¿cuándo fue creado Dios?  El es el principio de la creación de Dios.  Y Dios es Eterno. ¿Es correcto eso?  Pero cuando Dios fue creado … cuando un pequeño bebé que fue concebido en el vientre de una madre, una virgen.  Y ella comenzó a desarrollar estas células dentro de ella para dar a luz este pequeño bebé, ese fue el principio de la creación de Dios: “Porque Dios fue hecho carne y habitó entre nosotros, y llegó a ser Emanuel, ‘Dios con nosotros’, el principio de la creación de Dios”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 129  Entonces en esa gran Joya que vino del polvo … porque El fue hecho del polvo. ¿Es correcto eso?  El comió alimentos como yo, comió alimentos como Uds. lo hacen.  Lo cual, el polvo del cuerpo, El llegó a ser calcio, potasa, petróleo, luz cósmica, pero en El moraba la Luz Eterna.  Con razón los magos le dijeron a la Estrella: “Guíanos a tu Luz perfecta”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 130  Ellos sólo estaban reflejando la Luz de Una Luz perfecta.  Y allí estaba El, la Luz perfecta de Dios, el principio de la creación de Dios.  Ahora, allí adentro estaba El…

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 131  ¿Cómo pudo El reflejarse a Sí mismo de nuevo a Sus estrellas de la tierra, después de que los magos lo vieron a El en el Cielo, y ellos llegaron a ser espíritus ministradores aquí en la tierra?  “El herido fue (el gran Diamante, cortado), por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados, el castigo de nuestra paz sobre El, por Su llaga fuimos nosotros curados”. ¿Qué estaba haciendo? ¡Reflejando!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 132  Cualquier hombre que afirma ser un siervo de Dios, que niega la sanidad Divina y Su poder, no está recibiendo su luz de ese Diamante, no está recibiendo su luz de ese Trono.  Porque lo está reflejando a El el mismo ayer, hoy, y por los siglos, en las siete estrellas y las Siete Edades de la Iglesia.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 133  ¡Oh, alabado sea Dios!  Supongo que es apropiado que un ministro adore a Dios desde el púlpito, con acción de gracias y alabanza y honor y poder.  Oh, cuán real, cómo estremece mi alma al grado que siento que podría gritar, y correr y saltar tan alto como pudiera saltar, porque hay Algo dentro de mí que me cambió de lo que yo era.  No soy lo que debería ser, y no soy lo que quiero ser, pero sé que he sido cambiado de lo que solía ser. ¡Algo ha sucedido, algo tomó lugar!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 134  ¡Y pararme aquí y ver esta Palabra Eterna que ha soportado toda tormenta!  Cuando ellos trataron de quemar las Biblias y todo, sin embargo siguió adelante, porque Ella dice: “Cielos y tierra pasarán, pero Mi Palabra no pasará”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 135  Aquí cerca de Chicago ahora, y una Biblia está sobre un púlpito de una iglesia.  Hace mucho, antes de la Primera Guerra Mundial, un misionero tuvo … Un hombre fue convertido, y quería darle a este misionero una Biblia, dijo: “No puedo darle ésta, mi madre me dio ésta”.  Dijo: “Cuando llegue a casa le enviaré una”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 136  El emprendió el regreso cruzando el mar y un submarino Alemán voló totalmente el-el barco.  Nunca hallaron ni un pedazo de él.  Y dos años más tarde, muy lejos en la costa, vieron una caja flotar.  Algunos de ellos pensaron que podría ser algo que se había ahogado, así que ellos sacaron la caja y la abrieron, dos hombres caminando.  Y allí adentro, lo único que lo sobrevivió, estaba esa Biblia que él le estaba enviando al misionero.  Está sobre un púlpito aquí cerca de Chicago hoy, en una iglesia Metodista: “Cielos y tierra pasarán, pero Mi Palabra no pasará”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 137  Durante el tiempo de la inundación aquí, en 1937, esta iglesita vieja, cuando los pisos de barro y demás que estaban en ella, nosotros podíamos pasar por encima de ella aquí en un-en un bote de remos.  Las inundaciones subieron, y esa noche cuando prediqué el Evangelio y dejé mi Biblia abierta sobre el púlpito cuando me fui a casa.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 138  Prediciendo que esa inundación vendría, dije: “Vi una medida de veintidós pies [Seis metros y medio.-Traductor] aquí abajo sobre la Calle Spring”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 139  El anciano Hermano Jim Wisehart y demás se rieron de mí. ¿Recuerda Ud. eso, Hermano George?  Yo dije … El-él dijo: “Oh, Billy, en 1884 sólo hubo cerca de seis pulgadas [Cerca de quince centímetros.-Traductor] sobre la Calle Spring”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 140  Yo dije: “Vi a un hombre descender de los cielos, y tomó una regla para medir y lo metió allí en la Calle Spring, dijo: ‘Veintidós pies”‘.

 El dijo: “Tú sólo estás excitado”.

 Yo dije: “¡No estoy excitado! ¡Es ASÍ DICE EL SEÑOR!”
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 141  Pregúntenles cuántos pies hubo sobre la Calle Spring. ¡Veintidós pies exactos!  Exactamente.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 142  Y esa antigua Biblia donde había estado predicando esa noche … Comenzó a llover, las inundaciones se abrieron paso y demás, y esta vieja iglesia … Los asientos subieron directamente hasta el techo, la Biblia subió directamente hasta el techo, pasando por aquí con toda esa agua levantándolo.  El púlpito subió directamente.  Ellos bajaron directamente; y cada asiento se asentó exactamente en el mismo lugar, y la Biblia quedó exactamente en el mismo lugar, y toda esa agua, y todavía abierta, en el mismo capítulo en el mismo lugar.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 143  “Cielos y tierra pasarán, pero Mi Palabra nunca pasará”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 144  ¡Cómo esa Biblia flotó en esa agua salada por dos años sin ni siquiera ensuciar las palabras en Ella!  Las Palabras de Dios son verdaderas.  Amén.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 145  Recuerdo después de eso, el anciano Hermano Wisehart estaba tan satisfecho con eso, cada vez que le daba un dolor en su brazo … Le dio algún mal cuando llegó a tener como setenta y cinco años de edad, le dio reumatismo.  El dolor le molestaba aquí, él corría a tomar la Biblia, y la abría, la colocaba allí encima, otro dolor aquí.  Fui allí un día y él tenía tantas Biblias sobre él que yo no podía ver al Hermano Jim, ¡él tenía Biblias por todas partes sobre él!  El dijo: “¡Es la promesa de Dios!” Eso es.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 146  “Cielos y tierra pasarán, pero Mi Palabra nunca pasará”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 147  ¿Recuerdan al anciano que solía venir y verme?  Y ninguno de su gente está aquí, no me parece.  Yo solía ayudarle un poco, Uds. saben, a seguir adelante, porque él estaba viejo y necesitaba dinero y él venía.  El dijo … Un día yo me iba para Canadá, me di la vuelta, acababa de salir del portón, y él dijo: “Billy, mi hijo, uno de estos días Ud. volverá y el viejo tío Jim ya no va a estar arrastrándose aquí de arriba abajo por este camino”.  Esa fue la última vez.  Cuando yo estaba en Canadá, recibí un telegrama; él había muerto allí afuera en los brazos de la Hermana Morgan.  El tuvo un ataque al corazón, y ellos lo llevaron al hospital, él alzó la vista hacia ella y falleció.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 148  Hermana Margie, ¿está ella aquí esta mañana?  Ella normalmente viene.  Todos Uds. saben.  Uno de los grandes casos de cáncer donde allá en el Hospital Bautista ella había estado muerta por diecisiete años, en los registros de la Clínica Médica allí, de “morir de cáncer”, hace diecisiete años.  Ella vive en la Avenida Knobloch 412, trabajando como enfermera en el hospital aquí. ¡Oh, sublime gracia, cuán dulce sonido!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 149  Jim Toro Robertson, un abogado en Louisville, y todos nosotros conocemos a Jim Toro.  Eso es lo que lo trajo a creer en este Mensaje, él fue allá.  Y su padre es uno de los jefes del personal de esa junta allí en el hospital.  El fue y lo investigó, para averiguar si era verdad que ella se estaba muriendo con cáncer, y que fue desahuciada y enviada a la casa, y pensaban, hasta donde ellos sabían, que ella ya estaba muerta.  Y su padre lo investigó desde el principio hasta el fin, y es la verdad.  Y Jim Tom dijo: “Es una mentira; ella está sentada aquí mismo ahora, yo puedo llevarlo a ella”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 150  Oh, oh, El-El es un Dios verdadero, ¿no es así?  Estoy tan contento de que El puede ver por encima de nuestros errores, ¿y Uds.? Nos hace amarlo con todo nuestro corazón.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 151  Tronos, relámpagos … ¿Qué?  “Siete lámparas”, o lámparas, o siete estrellas, llamados “siete Espíritus”, queriendo decir la mani-. . siete manifestaciones del Espíritu Santo de las Siete Edades de la Iglesia en … siete propiciatorios para la gente.  Aquí están ellas: siete propiciatorios, siete propiciatorios, siete iglesias, siete estrellas, siete manifestaciones, siete Espíritus, siete lámparas. ¡Oh, hermano, qué perfecto es Dios!  Cada…

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 152  Ya sea en la neumática de la Biblia, la neumática de la Biblia es la cosa más perfecta que hay en la tierra.  Uds. no pueden hallar un error desde Génesis hasta Apocalipsis, en la neumática de la Biblia.  No hay otra pieza de literatura escrita en que Uds. no puedan hallar un error antes de leer tres versos; pero no en la Biblia.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 153  Por más de doscientos años ellos han estado tratando de añadir una frase a la oración del Señor, o quitar una de Ella. ¡Es perfecta!  Uds. no le pueden añadir más o quitar más.  Ellos han estado pensando que harían la oración un poquito mejor.  Ellos tratarán de meter esto en Ella, y poner aquello en Ella, o quitar esto de Ella; eso simplemente no es correcto. ¿Ven?, ¡es perfecta!  Todos los caminos de Dios son perfectos.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 154  Por lo tanto somos imperfectos, pero El dijo: “Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre en los Cielos es perfecto”. ¿Cómo podemos serlo?  A través de la preciosa Sangre de Jesucristo, para olvidarnos de nosotros mismos y sólo vivir en El.  Allí lo tienen. ¡Cuán precioso es!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 155  Muy bien, el versículo 6 ahora si entramos en él.  “Siete lámparas “.

 Y delante del trono había… un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, y en derredor del trono cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 156  ¡Oh, hermano! ¡Miren esto!  “Seres vivientes llenos de ojos, llenos de ojos delante y de-. . . ” Ahora esperen.

 … delante del trono había… un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, cuatro … y en derredor del trono cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 157  Ahora el “mar de vidrio”.  Uds. que van a … Yo … A esto le falta mucho para ser un símbolo aquí, pero quiero borrar esto por un momento.  Ahora, ahora queremos estudiar aquí sólo un poquito.  El mar de vidrio está simbolizado en el antiguo templo, porque a Moisés le ordenó Dios que construyera el templo sobre la tierra como él lo vio en los cielos.  Todos saben eso.  Muy bien.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 158  Y permítanme sólo dibujar un poquito aquí ahora, diciendo, aquí estaba el arca en el Antiguo Testamento, muy bien, lo siguiente, eso era llamado “lugar Santísimo”.  Y el siguiente lugar aquí era el altar, que era llamado “el lugar santo”.  Y un poco antes de aquí estaba el “mar de bronce”, es llamado.  En otras palabras, era un lugar donde los sacrificios-sacrificios eran lavados, eran lavados aquí antes de que fueran recibidos sobre … en el altar; en el altar de bronce, o altar de bronce donde el sacrificio era quemado.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 159  Ahora, queremos observar esto ahora donde el … dónde estaba.  Ahora-ahora, en este mar de vidrio … estaba delante del Trono y delante del lugar santo.  Sólo … Ahora recuerden, los siete candeleros de oro estaban aquí de esta manera, y entraban en una fuente. ¿Ven?  Ahora, esa es la que refleja la luz del lugar santo hacia afuera aquí.  Ahora, si Uds.. . Uds. no tienen que anotar esto a menos que Uds. quieran, pero eso es … Yo tengo algo más aquí que yo mismo dibujé, sobre lo cual quería hablarles.  Pero ahora, ¿ven Uds.?, esto era llamado el mar de bronce; no era así de grande, fue puesto más o menos en posición en el templo.  Fue puesto como de esta manera aquí, el mar de bronce, era una fuente hecha de bronce donde lavaban los sacrificios.  Antes que los sacrificios fueran quemados o aceptados, ellos tenían que ser lavados.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 160  ¡Oh, no haría eso un sermón ahora mismo! ¡Oh, hermano! ¿No haría eso-no haría eso sólo… ? ¡Eso me impresiona, “lavado”!  Antes de que cualquier sacrificio es recibido para Dios, primero tiene que ser lavado. ¿Cómo?  No emocionalmente, sino lavado por la Palabra.  Ahora, podríamos regresar y ver dónde este rabí Judío … cuando yo estaba predicando sobre ese sermón de las aguas de purificación, la vaca alazana, aguas que fueron guardadas, que fueron hechas aguas de purificación.  Y antes de que podamos alguna vez venir a Dios con verdadera fe, primero tenemos que venir por las aguas de purificación.  Sí, señor. ¿Uds. tienen que venir por medio de qué? ¡La Palabra!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 161  Oh, permítanme ver si puedo decir esto para que Uds., cada uno, lo capte.  Ahora pónganse a pensar espiritualmente.  Quítense el tocado de guerra y pónganse a pensar espiritualmente ahora, porque aquí viene algo.  “Lavado antes de que pueda ser recibido en el altar”, primero tiene que ser lavado por las aguas de purificación.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 162  Ahora abran conmigo rápidamente en Efesios 5, mantengan su lugar y retrocedan sólo unas cuantas páginas, retrocediendo a Efesios el capítulo 5 y el versículo 26:

 Para santificarla, habiéndole purificado … (la Iglesia, de la cual está hablando).
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 163  ¿Ven?, ahora, permítanme retroceder un poquito más que eso.  Retrocedan como al versículo 21, mientras están buscando:

 Someteos unos a otros en el temor de Dios.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 164  “Someteos”.  Congregación, sométanse a su pastor.  Pastor, sométase a su congregación.  Si un grupito se levanta, no se ponga del lado de ninguno, sométase a toda la congregación.  Congregación, si empiezan un grupito, sométanse a su pastor en el temor de Dios. ¿Ven? ¡Oh, hermano! ¡Jm!

 Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor, porque él es su señor.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 165  Uds. las mujeres, ¿cuántas saben eso?  Eso es exactamente correcto.  La Biblia así lo dijo en el principio.  Aún es de la misma manera.

 Las casadas estén sujetas a su propio marido, como al Señor;

 Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador. (Asimismo lo es el marido.)
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 166  Uds. deberían saber eso, Uds. gente casada y adultos, o hijos que tienen suficiente edad para conocer las cosas de la vida.  Muy bien.
 … como al Señor;

 Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador.

 Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo.

 Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, (¡No la pisotee!  Si Ud. hace eso, no es apto para ser un esposo.  Eso es correcto.)

 Para…
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 167  Escuchen, ¡aquí está!  Cáptenlo ahora:

 Para santificarla, Sabiéndola purificado en el lavamiento del agua por la [La congregación dice: "¡Palabra!'-Editor]
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 168  Entonces, cada adorador que alguna vez llega a tener acceso a Esto tiene que venir por la Palabra.  Hay demasiados que vienen de otra manera.  Yo creo en pequeñas historias y cosas, acerca de que “mamá murió hace muchos años y ella lo está esperando en el Cielo”, eso está bien después de que la Palabra ha sido aplicada.  Mucha gente viene al altar porque ellos se quieren encontrar con su madre en el Cielo.  Eso está bien, Uds. deberían hacer eso, pero esa no es la razón por la cual Uds. vienen al altar. ¡Uds. vienen al altar confesando sus pecados porque Cristo murió en lugar de Uds., por medio de la Palabra!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 169  Entonces, cualquier sacrificio que no viene según la Palabra no es aceptado entonces. ¿Es correcto eso? (Oh, hermano, me desagrada decir esto.  Oh, me desagrada decirlo.  Perdónenme por decirlo.) Por esa razón Hechos 19 está en la Biblia: “¿Han recibido el Espíritu Santo desde que creyeron?”

 Ellos dijeron: “Nosotros … no sabemos si hay. . .
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 170  Dijo: “¿Entonces cómo fueron bautizados? ¿Por qué no han entrado Aquí?”

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 171  ¡Ellos vinieron de otra manera aparte de la Palabra!  Dijeron: “Oh, nosotros pasamos a través de la fórmula, fuimos bautizados … Juan”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 172  El dijo: “Eso no va a funcionar.  Juan sólo bautizó para arrepentimiento, no para perdón de pecados”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 173  Y cuando oyeron Esto, fueron bautizados de nuevo. ¿Por qué? ¡Por la Palabra!  “Lavados por las aguas de la Palabra”.  La Palabra dice: “¡El Nombre de Jesucristo!  ” ¡Cualquier cosa que le añade alguna otra cosa a Eso es falso!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 174  Ahora, mi precioso hermano, sé que esto es una cinta también.  Ahora, no se exciten.  Permítanme decir esto con el amor de Dios, la hora se ha acercado en que yo ya no puedo quedarme quieto sobre estas cosas, estamos demasiado cerca a la Venida. ¿Ven?  “¡Trinitarianismo es del Diablo!” Digo eso ¡ASÍ DICE EL SEÑOR!  Miren de donde vino.  Vino del Concilio de Nicea cuando la iglesia Católica llegó al poder.  La palabra “trinidad” ni siquiera es mencionada en todo el Libro de la Biblia.  Y en cuanto a tres Dioses, eso es del infierno.  Hay un Dios.  Eso es exactamente correcto.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 175  “Ahora, ¿dicen Uds. entonces… ? ¿Creen Uds. que toda esta gente que-que son trinitarios son del infierno?” No, señor, Creo que ellos son Cristianos.  Pero la hora está acercándose, hermano, que ellos están sinceramente equivocados.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 176  Cualquier hombre, en cualquier parte, en cualquier momento, que quiera hablar sobre el tema, venga a mí; cualquier ministro, obispo, arzobispo, sea lo que Ud. sea.  Y esto está grabado, irá alrededor del mundo.  Yo pido en amor fraternal, que cualquier persona que me oiga en esta cinta alrededor del mundo, que venga a mí y me muestre un texto de la Escritura o un párrafo en cualquier historia (que sea historia auténtica), donde alguna persona fue bautizada alguna vez en el nombre del “Padre, Hijo, y Espíritu Santo” hasta que ellos se organizaron en la iglesia Católica, yo cambiaré mi doctrina. ¡Cada persona fue bautizada en el Nombre de Jesucristo!  Y mis preciosos hermanos, sus ojos están cegados a esas cosas. ¡Rueguen que Dios les dé Luz!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 177  Ahora, si Uds. tienen Escrituras para apoyarlo, estaré esperándolo o esperando oír su llamada.  Uds. están, Uds., más allá de esta cinta, están andando voluntariamente en ignorancia espiritual si no me retan sobre eso.  Si quieren saber qué es Luz y qué es oscuridad, preguntémosle a Dios.  Recuerden, yo digo ¡ASÍ DICE EL SEÑOR!  Si Uds. creen que yo soy Su siervo … Y si eso no fue conforme a la Palabra, eso estaría errado.  Entonces si no es conforme a la Palabra, es su deber venir a corregirme, aja, ver qué sucede. ¡Es un error!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 178  Yo creo que muchos millares de personas trinitarias que creen en tres Dioses son salvos, porque no conocen nada distinto.  Vamos a llegar a eso más adelante en el mensaje.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 179  Ahora, no detengan todos Uds. sus cintas y se salgan de la casa.  Uds. hermanos trinitarios escuchen Esto.  Pero quédense quietos unos minutos.  Uds. se lo deben a sí mismos.  Uds. se lo deben a su congregación. ¿Ven?  No dejen de recibir las cintas, sólo permanezcan con Ello.  Escudríñenlo por la Palabra y vean si está correcto.  La Biblia dice: “Examinadlo todo”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 180  Yo sé que eso no es popular, tampoco lo fue Jesús, tampoco lo fue el Mensaje, siempre.  Uds. me amaron cuando vine a sanar a los enfermos y a los afligidos entre Uds., Uds. pensaron que eso era grande, grandes multitudes y aumentó a la iglesia.  Ahora, Jesús hizo la misma cosa hasta que un día El tuvo que llegar a la Verdad.  Y cuando lo hizo, aun setenta se alejaron de El.  Y El se dio vuelta hacia el resto, a los doce, y dijo: “¿Queréis acaso iros también vosotros?”

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 181  Y Pedro dijo esas palabras notables: “Señor, ¿a quién iríamos, porque sólo Tus Palabras son Eternas?”

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 182  ¡Y sólo la Palabra de Dios es Eterna!  Y encuéntrenme alguna parte en que Dios haya hecho bautizar a alguien alguna vez en el nombre del “Padre, Hijo, Espíritu Santo”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 183  ¿Fueron Uds. a Mateo 28:19, “Padre, Hijo, y Espíritu Santo”, donde Mateo dijo, “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el Nombre del Padre, Hijo, Espíritu Santo”?  Y cualquiera que piensa que “Padre, Hijo, Espíritu Santo” es un nombre, muestra que hay algo malo con su educación, ahora, para que un estudiante del séptimo grado le diga eso a obispos que están escuchando Esto.  Padre no es un nombre, Hijo no es nombre, y Espíritu Santo no es nombre.  Son títulos que corresponden al Nombre, (de Padre, Hijo, Espíritu Santo), el cual es Jesucristo.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 184  Recuerden, eso no es con enojo, eso ha sido dicho en amor y respeto piadoso, con amor y consideración por todo el Cuerpo de Cristo a donde soy invitado por mis hermanos trinitarios (y por todo el mundo), para venir y predicar en sus congregaciones. Pero nunca lo menciono cuando estoy entre Uds.  Quiero ser … A menos que Ud. mismo me lo pida, e iré a la parroquia con Ud. y hablaré con Ud. acerca de eso.  Pero delante de su congregación, eso los agitaría.  Es su deber recibir la Revelación e ir a enseñarle a su rebaño, Ud. es el pastor del rebaño.  Estoy hablándole a ministros.  Si Ud. no entiende, venga, sentémonos y discutámoslo juntos.  La Biblia dice: “Examinadlo todo, y retened lo bueno”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 185  “Mar de vidrio”, donde el sacrificio era lavado … Y nosotros somos lavados … Oh, no olviden eso, vamos a regresar a eso después de un rato: “Lavado por el agua de la Palabra”.  Entonces uno tiene que oír la Palabra antes de que uno pueda entrar allí, porque sólo hay una manera en que uno puede acercarse a Dios, eso es por fe. ¿Es correcto eso?  “La fe es por el oír, el oír la Palabra”, lavando nuestra conciencia.  No para encontrarse con un hombre, no para encontrarse con papá, no para encontrarse con mamá, no para encontrarse con el bebé, (todo eso es verdad, vamos a hacer eso), pero a lo primero que tenemos que llegar es a la avenida de Dios para acercarnos para ser lavados cuando oigamos la Palabra de Dios.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 186  Por fe estamos caminando.  Gracia, “lo que Dios hizo por Uds.” Eso es correcto.  Uds. le creyeron a Dios, Uds. creen en Dios; y en cuanto Uds. se arrepienten, Uds. ya han sido perdonados.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 187  Como yo le estaba diciendo a un hermano ayer, más o menos se confundió un poquito sobre eso, y dije: “Mire, hermano, si Ud. dijera algo para herir los sentimientos de su esposa, inmediatamente Ud. se compadecería de ella, Ud. siente el haberío hecho, Ud. ya está arrepentido en su corazón.  Eso es correcto.  Pero Ud. tiene que ir a decírselo.  Ud. tiene que ir y decir: ‘Querida, yo-yo siento haber dicho eso’.  Entonces Ud. se ha arrepentido totalmente”.  Ahora, así es con Dios.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 188  Un hombre que fuera y dijera: “Herí sus sentimientos, da lo mismo, le diré que lo siento pero realmente no lo siento”, Ud. es un hipócrita. ¿Ven?, eso es correcto, eso nunca será recibido por Dios.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 189  Uds. tienen que estar totalmente arrepentidos por sus pecados.  Entonces cuando Uds. saben que están arrepentidos de sus pecados, y entonces: “Arrepentimiento, y bautícense en el Nombre de Jesucristo para perdón de vuestros pecados; y recibiréis perdón, recibiréis el Espíritu Santo”. ¿Ven?, sencillo, Dios lo ha hecho tan sencillo,

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 190  Aquí el … nos damos cuenta aquí en el “mar de vidrio”, que fue comparado al cristal.  Ahora, el mar de vidrio es simbolizado, tipificado por el mar de bronce.  Este es el mar de vidrio, en el

 Cielo.  Moisés lo vio como un mar de vidrio e hizo lo que fue llamado el “mar de bronce”, un altar de bronce, sacrificio de bronce … altar de bronce, mejor dicho.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 191  ¿Saben Uds. de qué habla el bronce en la Biblia?  Juicio.  El hizo una serpiente de bronce. ¿Qué significa una serpiente?  El símbolo de serpiente quería decir “pecado ya juzgado”, en el huerto del Edén, cuando, “Tu calcañal herirá su cabeza; su cabeza herirá el calcañal”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 192  Y bronce representa “Juicio Divino”; el altar de bronce, donde el sacrificio era quemado; fuente de bronce, donde era lavado por el agua de la Palabra. ¿Ven?  Elías, en sus días, salió y alzó la vista, y dijo: “Los cielos parecen como bronce”, (Juicio Divino sobre una nación rechazada). ¡Oh, hermano! ¡Bronce, de bronce!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 193  Ahora estamos en la “fuente”.  Y en … Fíjense, que esta fuente estaba vacía y era tan clara como el cristal. ¿Por qué? ¡La Iglesia ya había sido redimida!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 194  Ahora, ahora nos damos cuenta un poco más tarde, sin embargo, cuando los santos de la Tribulación aparecen, la encontramos de nuevo llena de fuego. ¿Sabían Uds.. . .? ¿Les gustaría leer eso?  Vayamos a Apocalipsis ahora, el capítulo 15, el versículo 2, y leamos donde vemos este fuego de bronce de nuevo.  Muy bien.

 Vi otro ángel … Vi en el cielo otra señal ‘ grande y admirable: siete ángeles que tenían … siete plagas postreras; porque en ellas se consumaba con la ira de Dios.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 195  Ahora la “ira” de Dios.  Observen:

 Vi también como si fuera un mar de vidrio mezclado con fuego;. . .(ahora observen) … y aquellos que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y la marca y el número de su nombre, parados sobre el mar de vidrio, con … arpas de Dios.

 Y cantaron el cántico de Moisés siervo de Dios,…
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 196  Oh, ¿lo ven?  “Período de Tribulación”. ¡Oh! ¿Tienen prisa? [La congregación dice: "¡No!"-Editor] Muy bien, escuchen, fijémonos en algo aquí.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 197  ¿Cómo venimos?  Tenemos que venir (la Iglesia Gentil), a esta Palabra, mar de vidrio, el agua, el agua de la Palabra (¿es correcto eso?), reconocer la Palabra de la manera que está escrita.  Entonces el sacrificio es recibido y lleno del Espíritu Santo desde adentro, brillando a través, la Luz de esa edad.  De este … Aquí viene saliendo del lugar santo entra aquí, saliendo de la estrella entra aquí. ¿Lo entienden?

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 198  Fíjense ahora al final de esta edad, Juan cuando él vio el mar de bronce allí, era “claro como cristal”. ¿Qué era?  La Palabra había sido quitada de la tierra, raptada en la Iglesia, y era “clara como cristal”, ya no había Sangre, la edad de la Iglesia había terminado.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 199  Ahora en Apocalipsis 15, el remanente de la Simiente de la mujer, los cuales eran los santos de la Tribulación que pasaron por la Tribulación, fueron hallados (¡miren!), en pie sobre este mar.  Y estaba lleno de fuego, sangre, llamas rojas lamiendo, el fuego de Dios.  Ellos habían obtenido la victoria sobre la bestia (Roma), sobre su número, sobre la letra de su nombre, y sobre su imagen (la Confederación de Iglesias), y habían salido.  Y a través de la predicación de Moisés y Ellas, aquellos dos profetas que aparecerán a Israel para sacar el … este grupo de gente, esos santos del período de la Tribulación, allá en ese tiempo que van a ser traídos adentro.  La…

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 200  ¿Ven?, la Iglesia ya fue raptada ahora, pero recuerden, la Esposa está en el Trono.  El período de Tribulación … Vivió en los reinos, afuera, y trajo a todos sus reyes y su honor y gloria a la Ciudad.  Cuando lleguemos a Apocalipsis 22, lo verán.  Si están anotando esto y reteniéndolo, cuando lleguemos a eso Uds. verán lo que queremos decir.  No tenemos tiempo para ver toda cosita y estudiarlo de arriba abajo, sino tocar los puntos sobresalientes de ello.  Entonces algún día, quizás, si el Señor quiere, tendremos mucho tiempo para hablar sobre eso.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 201  Ahora, estos santos del período de la Tribulación que aparecen, habían pasado a través de gran Tribulación. (¡La Iglesia no pasará por la Tribulación! ¿Ven Uds. que ellos ya estaban en la Gloria?) Y aquí están los santos de la Tribulación, los santificados que habían … siendo que es mi culpa y la de Uds. que ellos nunca hablan oído la Palabra.  Si la oyeron y la rechazaron, ellos siguieron al infierno, ellos fueron echados a las tinieblas de afuera porque rechazaron la Palabra.  Pero si ellos nunca la habían oído, Dios es justo, el período de la Tribulación viene a ellos.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 202  Ahora fíjense por un momento, piensen, “lavados por la misma Palabra”, porque es el mismo altar, es el mismo mar de vidrio y la misma Palabra.  Apocalipsis 2:5, Apocalipsis 15: (mejor dicho), 2 al 5. Ahora fíjense, por un momento.  Ahora, nosotros nunca les llevamos la Palabra, por esa razón ellos-ellos estaban así.  Nosotros nunca les llevamos la Palabra, vamos a ser responsables.  Así que no vamos a poder alcanzar a toda la gente; la Iglesia no lo va a hacer (en esta edad), la que tiene la Verdad.  Porque ellos van a pasar por la Tribulación, ellos no son los Santos que murieron allá atrás en aquellas edades de la iglesia, porque él dijo: “Ellos han salido de la gran Tribulación”, y la gran Tribulación es aún futuro, después de que la Iglesia se va al Hogar.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 203  . . ¡Escuchen!  Vamos un poquito más adelante, quiero ver que clase de Palabra oyeron ellos.  Ahora vamos a comenzar de nuevo en el versículo dos del capítulo 15.

 Vi también como si fuera un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia … su imagen,. . su marca… el número de su nombre, parados sobre el mar de vidrio, con … arpas de Dios.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 204  Ahora, ¿ven?, ellos nunca habían entrado, pero habían escuchado la Palabra.  Ellos habían oído la Palabra.  Ahora, escuchen, vean qué clase de Doctrina oyeron, vean si se compara con la Iglesia ahora.

 Y cantaron el cántico de Moisés siervo de Dios (eso es, después de que Moisés había cruzado al otro lado), y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; … (¿Quién es ese Cordero? ¡El Señor Dios Todopoderoso!). . justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 205  ¿Ven lo que ellos reconocieron que era El?  No una tercera persona en una trinidad, sino “¡el Señor Dios Todopoderoso, el Rey de los Santos!” ¡Escuchen! ¿Están listos?  Versículo 4:

 ¿Quién no te temerá, oh Señor (S mayúscula-e-ñ-o-r, Elohim), y glorificará… Quién es el que queda que no te temerá … y glorificará tu nombre?…
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 206  Fue lavado por las mismas aguas por las cuales Uds. están siendo lavados ahora, escuchando la Palabra, en la fe y poder de Jesucristo siendo el Todopoderoso.  Es toda la Revelación en el principio.  Toda la cosa está envuelta en la Revelación de quién es Jesucristo: “¡Dios hecho carne entre nosotros!”

 … Grandes y maravillosas son tu Nombre…

 ¿Quién no te temerá … y honrará tu nombre?  Tú eres … pues sólo tú eres santo; por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán, porque tus juicios se han manifestado.

 En otras palabras: Vemos lo que significa no recibirlo, Tus juicios están siendo manifestados.  Así que aquí estamos de pie, estamos lavados ahora, estamos siendo lavados por el agua después de que hemos venido a través del período de la Tribulación.  Nos hemos parado firmes por Ti y te creímos, y ahora estamos de pie sobre el mar de vidrio, y estamos honrándote y glorificándose en el reflejo de Tu Santo Nombre.  Y Tus candeleros son verdaderos y Tus juicios son justos.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 107  ¡Oh, hermano!  Nos podemos quedar una semana en eso.  “Bautismo del Espíritu Santo”, dibujemos algo aquí ahora, sólo un momento, tengo algo que quiero dibujar.  Ahora vamos a … ¿por qué no vemos eso allí mismo donde estamos?

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 208  Ahora, si nos fijamos, éste es un gran cuadro.  Ahora, aquí está el lugar Santísimo.  Muy bien.  Aquí está el lugar santo.  Y aquí está, el primero, antes de llegar allí, está el-el mar.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 209  Muy bien, ahora fíjense. ¿Cómo nos acercamos a Dios?  “La fe viene por el oír”, oír la Palabra de Dios que está siendo reflejada desde el lugar Santísimo dentro del mensajero de la edad.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 210  Allá en … Y eso, en el templo de Salomón, dio el reflejo, esos candeleros reflejaban sus luces dentro de la fuente de bronce.  Así que, aquí, el ángel de la edad de la iglesia está reflejando en esa agua quién es este Hombre que está aquí adentro, reflejando Su misericordia, Su Palabra, Su Juicio, Su Nombre.  Todo es reflejado aquí adentro donde Ud. es separado por creerlo. ¿Lo captan?

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 211  Fíjense cuán hermoso es esto aquí, hablamos sobre esto el otro día.  Observen aquí, aquí, “Justificados, pues, justificados por la fe”.  Muy bien, en segundo lugar, después de ser lavados, “santificados”.  Y, entonces, llenos del Espíritu Santo. ¡Justificación, santificación, bautismo del Espíritu Santo! ¿Lo ven? ¿Cómo fue su Mensaje?  Justificación por el oír; santificación es lo que Uds. hacen; y con respecto a lo que Uds. hicieron en apreciación de eso, Dios los selló por medio del Espíritu Santo.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 212  Ahora a Ud., mi hermano Bautista, quiero preguntarle algo.  Ud. dice: “¿Qué más podía hacer Abraham sino creer a Dios?  Y Dios se lo contó por justicia”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 213  Eso es todo lo que él podía hacer, aquí mismo, El le creyó a Dios.  Pero Dios, para aceptar su creencia, le dio el sello de la circuncisión y lo selló, mostrando que Dios había aceptado su fe.  Y si Uds. profesan fe en Dios, y nunca han sido sellados por el Espíritu Santo … Efesios 4:30, si quieren anotarlo, Efesios 4:30: “¡No contrastéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados!” Y Uds. no han sido sellados hasta que han recibido el Espíritu Santo.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 214  ¿Cuánto tiempo dura, hasta el próximo avivamiento?  “Hasta nuestra redención, el gran Día de redención”.  No hay manera de alejarse de El.  Uds. no pueden alejarse de El, porque El no se alejará de Uds. ¿Ven?  “Porque fuisteis sellados hasta el Día de vuestra redención.” “No hay nada futuro, nada presente, peligros, hambre, sed, muerte, ni nada, puede separarnos del amor de Dios que es en Cristo”.  Pablo dijo: “¡Estoy completamente seguro de eso!” ¡Allí lo tienen!  Allí lo tienen, Uds. están sellados hasta el Día de su redención.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 115  Fíjense, eso lo traerá hasta el domingo pasado-pasado otra vez. ¿Tengo tiempo?  Yo sólo … Observen, observen esto, el espíritu … espíritu, alma, y cuerpo.  Muy bien, ¿ven?: cuerpo, alma, espíritu.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 216  Ahora permítanme borrar eso y preparar algo aquí para Uds.  Ahora voy a dibujar algo aquí.  No tuve oportunidad de dibujarlo el domingo pasado, así que yo mismo lo tengo dibujado aquí en este pedazo de papel amarillo.  Lo quiero de tal manera que Uds. puedan copiarlo y puedan ver lo que quiero decir, ahora, Uds. con sus lápices.  Ahora, éste es el cuerpo; y ésta es el alma; y éste es el E (mayúscula)-s-p-í-r-i-t-u, Espíritu, el Espíritu Santo.  Muy bien.  Ahora, de eso estamos hechos.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 217  Si se fijaron aquí, lugar santo, lugar Santísimo; aquí el altar, el lugar santo; y aquí el mar-el mar, allí es donde Uds. oyen la Palabra: “La fe es por el oír, el oír la Palabra”, purificación, mar de purificación, mar de purificación.  Ahora fíjense en esto.  Ahora, solamente hay una entrada para entrar aquí, y eso es que Ud. tiene que venir aquí primero. ¿Es correcto eso?

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 218  Ahora, quisiera tener espacio, yo pondría aquí, “las-las vírgenes”.  Cuando el … La “Cena de las Bodas”, otra. ¿Ven cómo entró aquí este hombre en la Cena de las Bodas, y él entró de alguna otra forma?  Aquí estaba la Puerta.  Jesús dijo: “Yo Soy la Puerta”.  Y esta mesa de boda estaba allí y toda la gente sentada alrededor, y aquí estaba un hombre aquí arriba que no tenía un Vestido de Bodas puesto.  Y cuando el Rey entró, El dijo: “¿Cómo llegaste aquí, mi amigo? ¿Cómo pudiste entrar aquí?” Eso mostró que él no entró por esta Puerta.  El entró por una ventana o entró por la parte de atrás, o a través de algún credo o denominación. ¡El no entró por la Puerta!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 219  Porque en el viejo oriente ellos aún tienen la misma cosa, el novio que va a casarse, él da las invitaciones y le suple el vestido a todos los que él ha invitado.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 220  ¡Oh, cómo da vueltas y vueltas mi corazón cuando pienso en eso!  “Ninguno puede venir a Mí, a menos que Mi Padre le dé una invitación primero, y todo lo que el Padre me ha dado, vendrá a Mí”. ¿Cómo fuimos llamados?  Antes de la fundación del mundo nuestros nombres fueron puestos en el Libro de la Vida del Cordero, para ver la Luz, para recibir el Espíritu Santo para andar en El.  Nuestros nombres (cuando el Cordero fue inmolado), fueron puestos en el Libro al mismo tiempo que el Nombre del Cordero fue puesto allí.  La Biblia, llegaremos a eso después de un rato, dice: “él engañó a todos sobre la tierra cuyos nombres no están escritos en el Libro de la Vida del Cordero desde la fundación del mundo”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 221  Fíjense, entonces si él … el novio mismo, cuando él se paraba a la puerta.  Y el hombre traía la invitación, decía: “Aquí está “.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 222  “Gracias”.  El tomaba la invitación, la ponía aquí abajo, y le ponía un vestido para que todos se vieran igual. ¡Me gusta eso! ¿Ven?  En el poder de Dios, en la Iglesia del Dios viviente, el rico, el pobre, el esclavo, el libre, el negro, el blanco, el moreno, el amarillo, todos se ven igual porque están vestidos con el mismo Poder del Espíritu Santo. ¿Ven?

 Ahora, eso mostró que él no entró por la Puerta.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 223  Ahora, fíjense aquí.  Oh, si un hombre trataba de entrar en el lugar Santísimo, (alguien, algún maestro de la Biblia dígame), si alguien empezaba a entrar a este lugar Santísimo sin pasar por aquí, él moría.  El hijo de Aarón tomó fuego extraño un día, algún fuego denominacional, (cuando no era fuego denominacional), y ellos murieron a la puerta. ¿Es correcto eso? 0 fueron los hijos de Elí, creo yo.  Los hijos de Elí los llevaron adentro, cuando eso representaba a los hijos de Aarón el cual era el sacerdote.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 224  Ahora, ahora, hay una manera de entrar en el cuerpo. ¿Cómo es controlado este cuerpo?  Ahora, observen atentamente ahora y alisten sus lápices.  Aquí está la puerta en este lado que entra en el cuerpo: uno, dos, tres, cuatro, cinco.  Ahora, ¿han dibujado eso?  Ahora, la primera puerta aquí es: vista, olfato, oído, y gusto, y tacto o sentir (cualquiera que sea, no importa).  Ahora, esos son los sentidos en el cuerpo. ¿Es correcto eso? ¿Cuántos saben que seis sentidos controlan el cuerpo?  Ahora, tenemos un alma después de que uno pasa a través de esto.  Los sentidos están afuera, ese es el sistema externo.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 225  Ahora, aquí adentro hay uno, dos, tres, cuatro, cinco, cinco atributos en el alma.  Ahora, ¿quieren Uds. anotarlos?  El primero es la imaginación, imaginación.  El segundo es la conciencia.  Y el tercero es la memoria.  Y el cuarto es la razón.  Y el quinto es el afecto.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 226  Ahora, ¿los anotaron todos?  Si no, entonces déjenme saberlo ahora. ¿Los tienen todos anotados?  Vista, gusto, tacto, olfato, y oído; el cuerpo, eso es la entrada al cuerpo.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 227  El alma es imaginación, conciencia, memoria, razón, y afecto, son los sentidos o los atributos, como los sentidos del alma.  Y el alma es la naturaleza del espíritu que está adentro, porque el alma sólo manifiesta una atmósfera de lo que está adentro de uno.  Toma el lugar de santificación, el alma, está allí en la misma categoría.  Muy bien, ahora, ¿anotaron todos-todos eso?  Muy bien.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 228  Ahora, para esta puerta hay sólo una, una puerta, que es llamada “voluntad propia”.  Ud. es el jefe de lo que entra allí. ¿Y qué hace? ¿Qué es esto?  El cuerpo tiene que ser lavado, la fuente; santificado, aquí, lleno del Espíritu Santo, aquí, y esto se convierte en el tribunal de Dios otra vez, donde Dios está en su corazón, si Ud. hace algo errado, diga: “Oh, hice mal”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 229  Algunas personas, las mujeres, dicen: “No me condena usar-usar cabello corto”.  “No me condena usar manicura o maquillaje”, cualquier cosa que sea.  “No me condena ir a los bailes.  No me condena decir una mentira piadosa.  No me condena jugar naipes en mi fiesta de naipes”. ¿Sabe por qué?  Ud. no tiene nada qué condenar.  “Eso no hace que me duela mi conciencia”.  Ud. tiene tanta conciencia como una culebra tiene caderas.  Así que Ud. sólo … Ud. no tiene conciencia, no hay nada allí que le duela. ¡Ud. es del mundo!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 230  ¡Pero lo desafío a que permita que Jesucristo entre aquí y trate de hacerlo una vez!  Hermano, Ud. será condenado tanto que Ud. se retirará y sacudirá esa cosa de su cabeza tan seguro como de que estoy parado aquí, porque El es santo.  Escuchen, estoy citando la Escritura: “Si amáis esas cosas que es el mundo, las cosas del mundo, es porque el amor de Dios ni siquiera está en vosotros”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 231  “¿Cómo es la voluntad propia? ¿Por qué le llama a eso voluntad propia, Hermano Branham?” Porque pone a un hombre y a una mujer de nuevo así como Adán y Eva en el huerto del Edén. ¿Sobre qué? ¡Los dos árboles!  Voluntad propia, éste es muerte.  Este es Vida, voluntad propia.  Inmoral… ¡Libre albedrío!  Dios colocó al primer hombre, a Adán y a Eva, aquí mismo con libre albedrío.  El los coloca a Uds. en el mismo lugar.  Y la única forma en que Uds. pueden arreglar esta cosa aquí adentro es su voluntad propia. ¡Aleluya! ¡Su voluntad propia!  Uds. tienen que desear hacer la Voluntad de Dios.  Uds. tienen que alejarse de su propia voluntad para permitir que entre la Voluntad de Dios, porque este es el único canal que conduce al corazón.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 232  Oh, Uds. pueden unirse a la iglesia, Uds.  Bautistas y Presbiterianos.  Y Uds.  Metodistas y Peregrinos de Santidad pueden venir a la santificación.  Pero tienen que querer hacer la Voluntad de Dios, voluntad propia, para permitir que el Espíritu Santo entre aquí, para producir: “Estas señales seguirán a los que creen.  En Mi Nombre echarán fuera demonios.  Hablarán nuevas lenguas.  Sobre los enfermos pondrán sus manos o tomarán en sus manos cosas mortíferas, y demás.  Estas señales seguirán a los que-que han dejado que su voluntad llegue a ser Mi Voluntad, y las obras que Yo hago ellos las harán también”.  Espero que no lo pasen por alto.  Hay un deseo de hacer la Voluntad de Dios. ¿Ven Uds. lo que quiero decir?

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 233  Miren aquí, hablando acerca del lugar santo, la fuente.  Aquí están las luces, los candeleros (uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete), cada uno de ellos tiene una luz. ¿De dónde están recibiendo su luz? ¿Dónde está la Luz reflejada, a dónde se está reflejando?  No se está reflejando aquí en un rincón sobre alguna denominación. ¡Está reflejándose aquí atrás a la Palabra!  Son aguas de purificación. ¡Fuiu!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 234  “Porque debe ser predicado en Su Nombre”, (Lucas 24: … 49), “el arrepentimiento y el perdón de pecados a todas las naciones, comenzando desde Jerusalén”. ¿Cómo se enseñó el arrepentimiento y el perdón de pecados en Jerusalén? ¿Hasta dónde va esto?  A todo el mundo.  “Arrepentios”, dijo Pedro, en Hechos 2:38, “y bautícense en el Nombre de Jesucristo para perdón de sus pecados”.  Ese mensaje ha de ir a todo el mundo, y entonces el fin vendrá.  Entonces será el fin, después de que este Mensaje haya ido a todo el mundo.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 235  ¿Cómo reflejarán luz estos candeleros aquí sobre alguna denominación Metodista, Presbiteriana, o Pentecostal? ¡Pues, claro que no!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 236  Se refleja aquí adentro como el “YO SOY”, no el “Yo era”.  No tres o cuatro diferentes personas, sino Dios sentado allí adentro reflejándose a Sí mismo a cada una de esas iglesias.  Miren allá atrás y vean lo que ellas hicieron, (acabamos de pasar por la historia), ellos lo reflejaron como El era, como El es, y como El siempre será.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 237  “El que era. . . ” En cuanto Juan lo vio-vio por primera vez, dijo: “El que Era, que Es, y que Ha de venir, el Dios Todopoderoso, la creación de Dios, el Alfa, la Omega, el Principio y el Fin”.  Esa es la verdadera Luz que debe ser reflejada. ¿Lo ven? ¡Amén! ¡Fuiu!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 238  Pasan de las doce, y yo-yo tengo … Escuchen, démonos prisa para que puedan copiarlo.  Me desagrada retenerlos mucho tiempo, pero no sé cuándo los voy a ver de nuevo. ¿Ven?  Y quiero que capten esto, amigos, esto es Vida.  Ahora, miren, no quiero decir que es porque yo lo estoy diciendo.  Si-si estoy reflejando esa clase, entonces soy … Uds.-Uds. mal entienden mi corazón.  No estoy tratando de reflejar: “Oh, esto es sólo… Uds. no son nada”.  Yo no estoy tratando de hacer eso.  Si no han recibido la Luz, estoy tratando de dirigirlos a Uno que está aquí.  No al que está aquí en este púlpito, al que está allí en ese Trono.  Y ese Trono tiene que llegar a estar en sus corazones, entonces verán exactamente la misma cosa que está reflejando aquí.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 239  ¿Qué es esto aquí arriba?  Está reflejando Esto.  Y esto es Esto, la Palabra.  Lavados por las aguas de la Palabra, por la Palabra; lavados (a través de las aguas de purificación) de las cosas del mundo-del mundo, por la Palabra.  La Palabra dice que El es el mismo ayer y por los siglos.  No dice: “El es el mismo en la edad Pentecostal, allá con los discípulos, luego en la siguiente edad El cambió”.  No, ¡El es el mismo! ¿Ven?  Uds. no pueden hacerla decir nada más.  Podríamos quedarnos en una de esas cosas por horas, pero espero que estén captándolo ahora.  Si Dios los ha llamado, lo van a captar.  Eso es lo que creo.  Muy bien, señor.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 240  Ahora, ¿qué es?  Justificación, santificación, bautismo del Espíritu Santo; alma, cuerpo, espíritu; todos son lo mismo.  Ahora, la lámpara está reflejando la Palabra. ¿Qué refleja la verdadera Palabra? ¿Qué haría esta lámpara, si estuviese recibiendo su reflejo de esta Gloria “Shekinah”?  Reflejaría la Gloria “Shekinah”. ¿Es correcto eso?

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 241  Si Uds. la recibieron en un seminario, la luz de Uds., Uds. reflejarán el seminario.  Si la recibieron en un seminario Metodista, Uds. reflejarán el Metodismo. ¡Uds. reflejan!  Si Uds. la recibieron en un seminario Pentecostal, Uds. reflejarán el Pentecostalismo.  Pero si la recibieron en la Gloria de Dios, junto a la zarza ardiente…

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 242  Pues, cuando Moisés salió de Su Presencia, él tenía que poner algo sobre su rostro, así, la gente ni siquiera podía mirarlo. ¿Es correcto eso?  El estaba lleno del poder de Dios.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 243  Esteban, un hombre lleno del Espíritu Santo.  Tratar de pararlo, pues, era como tratar de apagar una casa en un día con mucho viento, en un fuego; apagar el fuego de ella … en una casa ardiendo en un día de mucho viento.  Oh, entre más-entre más lo soplaban, peor se ponía.  Pues, Uds. no lo podían parar.  Lo metieron a rastras y lo pusieron delante de la Corte del Sanedrín, la Biblia dice: “El estaba de pie allí, parecía un ángel”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 244  Ahora, no creo que un “ángel” sólo quería decir que él era un cierto Ser parado allí; sino que, un ángel sabe exactamente de qué está hablando.  Asimismo cualquier ángel, un mensajero de la edad de la Iglesia, no tiene que regresar y ver qué piensa el seminario.  El sabe lo que Dios dijo en Su Biblia, el poder que se está reflejando para probar que El es el mismo ayer, hoy, y por los siglos.  El no tiene miedo, él está diciendo exactamente lo que él sabe que es la Verdad.  Y Dios está parado allí mismo respaldándolo con la misma clase de señales y maravillas, y con la misma Palabra. ¡Ese es un ángel!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 245  Esteban se paró allí, dijo: “Yo sé de qué estoy hablando”.  Dijo: “Duros de cerviz, e incircuncisos de corazón y oídos, vosotros resistís-resistís siempre al Espíritu Santo. ¡Como vuestros padres, así también vosotros!” Dijo: “¿Cuál de vuestros padres no ha matado a los profetas y luego les construyó sus tumbas?”

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 246  Uds. denominaciones, ¿cuál de Uds. no ha hecho la misma cosa? ¿Ven? ¡Construyen grandes castillos de paredes blanqueadas y morgues y cosas aquí alrededor, y luego hablan de Dios!  Uds. son los que lo pusieron a El en la morgue, Uds. son los que lo pusieron a El en la tumba.  Esa es la misma cosa que lo puso en la tumba allá atrás, fue una gran iglesia blanca con apariencia de castillo, las denominaciones, Fariseos y Saduceos que lo pusieron allí y luego tratan de construir un memorial a El.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 247  Déjenme decirles que Cristo es un Ser viviente.  El no es alguna cosa que murió, El es Algo que “resucitó de los muertos y vive para siempre”. ¡Oh, hermano! ¡Seguro! ¿Qué hace? ¿Refleja qué?  Está reflejando de aquí, ¿qué sería eso?  Eso sería… ¿Cuál es el verdadero reflejo de El?  Entonces lo primero que reflejaría, sería Su Nombre. ¿Es correcto eso?  Reflejaría Su Nombre.  Lo siguiente que reflejaría, sería Su poder. ¿Ven lo que quiero decir?  Reflejaría todo lo que El es.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 248  Así que si esto se está reflejando a esta edad aquí, todo lo que El era, ¡entonces El es el mismo! ¡Oh, gloria! ¡Gloria! ¿Qué es esto?  Está reflejándolo como El era, como El es, como El siempre será, porque está viniendo directamente del Trono de Dios; Jesucristo el mismo ayer, hoy, y por los siglos; el mismo Dios, el mismo Poder, la misma Gloria, todo lo mismo.  El es el mismo ayer, hoy, y por los siglos. ¡Oh, hermano!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 249  Lleguemos un poquito más adelante.  Ahora, tomemos el resto de este versículo 6 aquí, del capítulo 4. Tengo algunos comentarios escritos aquí sobre eso, y quiero darme prisa y terminarlo si puedo.  Ahora, el-el resto, después de que dejen este cap-. . después de que dejemos este versículo, simplemente da vueltas, diciendo lo que ellos hicieron.  Veamos si podemos terminar allí.  “Vidrio, mar de vidrio”, ahora sabemos lo que eso era.

 … y junto al trono, … cuatro seres vivientes, las bestias…
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 250  Ahora, ahora, ¿cuántos tienen una versión revisada de la Biblia?  En su versión revisada, dice: “Seres vivientes”.  Pues, yo me preguntaba ¿por qué ésta King James dice aquí… ? … que eran cuatro “bestias’? [En la versión King James de la Biblia en inglés dice "bestias" en vez de "seres vivientes" como dice la Biblia en español.-Traductor] Bueno, yo me consigo un diccionario griego-griego, y regreso al diccionario Bíblico y averiguo lo que eso quería decir.  Ahora, aquí está lo que es.  Ahora, fíjense bien.  La palabra traducida aquí, ahora Uds. anótenlo para que también puedan investigarlo, y estar seguros. ¿Ven?, quiero que Uds. anoten lo que digo, ¿ven?, si pueden y quieren.  Muy bien, la versión revisada dice: “Seres vivientes”, en esto.  Ahora observen.

 … y había cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 251  Y Sigue adelante y describe los “seres vivientes”, a lo cual llegaremos en un momento.  Ahora, el ser viviente aquí está representado. ¿Tienen Uds. una nota marginal en su Biblia, sobre-sobre bestias? [En la Biblia en inglés dice "bestias" en vez de "seres vivientes" como dice la Biblia en español. Traductor] Si la tienen, vayan a la nota marginal.  Yo noto que el Dr. Seofield aquí lo ha marcado en la suya.  Las bestias significa, él tiene aquí, dice: “Seres vivientes”. ¡Oh!  Ahora, observen.  La palabra griega allí es: “Z, doble o, m” … o es “Z, doble o, n”, “Z, doble o, n”.  Ahora, en-en el griego, se llama Zoon que significa “un Ser”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 252  Ahora, no es así … si lo quieren leer ahora.  No tenemos tiempo.  Iba a leerlo, pero no lo tengo.  Anoten Apocalipsis 11, 13 y 17. Ahora, ahí donde está bestia, en los capítulos en Apocalipsis 11, 13 y 17, es llamado bestias de la misma manera; pero las bestias allí, la interpretación es “t-h-e-r-i-o-n”, therion.  La palabra, la palabra griega therion, la cual significa “una bestia salvaje e indómita”.  Therion, que significa “una bestia salvaje e indómita”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 253  Pero Zoon significa “un Ser”, ¿ven?, “Cuatro Seres (Zoon) vivientes”.  No las bestias “salvajes”, therion; sino, “Zoon, Seres vivientes”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 254  Y therion son “salvajes, indómitas y feroces”.  En otras palabras, si Uds. observan el capítulo 11: “la bestia de Roma”.  El capítulo 13: “los Estados Unidos”.  El capítulo 17: “ambos Estados Unidos y Roma”, de las iglesias denominacionales consolidadas con el Catolicismo las hace no convertidas, indómitas con respecto al Evangelio. ¡Huuy! ¡Indómitas!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 255  “Bendito sea Dios, venimos de la gran iglesia Metodista, la Bautista, la Presbiteriana, la denominación Pentecostal. ¡Sabemos lo que estamos hablando! ¡Nadie necesita … va a decirnos!” Allí lo tienen. ¡Indómitos! ¡No convertidos! ¡Sin afecto natural! ¡Implacables! ¡Calumniadores! ¡Intemperantes! ¡Aborrecedores de lo bueno!  Que tendrán apariencias de…

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 256  [Espacio en blanco en la cinta.-Editor]. . veremos eso ahora.  Me gustaría romper esa cosa en pedazos ahora mismo, pero yo … para que esto quedara en esta cinta, de todas maneras.  Pero no tenemos tiempo de hacerlo.  Ahora Uds. entienden.  Cuántos entienden, digan: “Amén”. [La congregación dice: "Amén".] ¿Ven?, estos son…

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 251  ¿Qué es Zoon (Z, doble o, n)?  Seres vivientes.  Puede ser pronunciado “Zoon”, Z, doble o, n. ¿Cómo se pronunciaría eso, “Zoon”?  “Zoon”, diría yo.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 258  Y therion es t-h-e-r-i-o-n, “therion”, ¿ven?  Así que eso significa “bestias indómitas, feroces, salvajes”.  Eso es lo que esas bestias … Tomen Uds. sus … consigan su diccionario griego y vayan y vean si esa no es la misma palabra.  Miren allí adentro y véanlo.  Consigan su-su libro de texto griego, consigan su Diaglott Enfático y averigüen si eso no es verdad, que eso es verdad, que significa “una bestia indómita”, en Apocalipsis 11, 13 y-y 17.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 259  Y aquí en Apocalipsis 4, significa un “Ser viviente” no una bestia; pero es llamado “bestia”, pero no lo es.  Lo mismo es en Ezequiel 1:. . . -ocho, 1 al 28, es.  Quizás lleguemos a eso en un momento.

 Muy bien: “Bestia salvaje, indómita, no convertida”. ¡Indómitos!
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 260  Pero éstos son “Seres vivientes”. ¿Qué son ellos?  No son Ángeles.  Les diré qué, leamos en Apocalipsis 5, al otro lado de la página.  Apocalipsis 5, y versículo 11.

 Y miré, y oí la voz de muchos ángeles (”Ángeles”, plural), en derredor del Trono, … (”y” es una conjunción) … y de los seres vivientes, y… ancianos;…
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 261  ¿Ven?, “y”, una conjunción. ¿Ven?  No eran Andeles, tampoco eran ancianos, eran “Seres vivientes” junto al Trono.  Oh, ¿no aman esto? ¡Seres vivientes!  No son Ángeles, porque esto lo prueba aquí mismo, ¿ven?

 … miré, y oí la voz de muchos ángeles en derredor del trono, y de los seres vivientes, y de los ancianos;…
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 262  Ahora, hay tres categorías diferentes aquí.  Espero que todos Uds. anotaron este sistema aquí ahora.  Ahora quiero mostrarles.  Hay tres categorías diferentes de él, tres especies diferentes, (ahora miren), alrededor del Trono.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 263  Aquí está el Trono.  Ahora, lo primero en este Trono son cuatro Seres vivientes.  Afuera de eso hay veinticuatro (de esa manera), ancianos sentados sobre el tro-. . sobre su-su trono, pequeños tronos abajo.  Y alrededor de esto, hay grandes huestes de Ángeles alrededor del Trono. ¡Oh, oh, oh! ¿Ven lo que quiero decir?  Todos son diferentes, el uno del otro.  Allí hay Ángeles; aquí hay ancianos; y aquí hay Seres vivientes.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 264  No dejemos eso por un momento.  Detengámonos allí un momento, “Seres vivientes”. ¿Qué son si no son Ángeles, ni son hombres redimidos? ¿Qué son ellos? ¿Les gustaría saber?  Aquí está mi interpretación.  Espero que sea correcta; creo que lo es.  Ellos son los guardias de Dios de Su Trono.  Ahora, vamos a borrar esto dentro de poco.  Ahora, ¿ven Uds.?, ellos no son-ellos no son Ángeles ni hombres.  No son bestias salvajes.  Son Seres, “Seres vivientes”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 265  Ahora, aquí está el Trono de Dios.  Y estos son Sus guardias.  Leamos sólo un poquito de eso y averigüemos en unos minutos. ¿Ven?, ellos son Ángeles de Dios o los guardias de Dios de Su Trono, y ellos … Vayamos … sólo-sólo un momento, regresemos a Ezequiel.  Yo-yo tengo estas cosas escritas aquí, y me desagrada pasarlas por alto y saber que esto es una… Regresemos a Ezequiel el capítulo 1, y comencemos con el versículo 12 al 17, sólo un momento.

 Y cada uno caminaba derecho hacia adelante;…
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 266  Ahora vamos a ver en unos cuantos minutos … Y recuerden este versículo 7 aquí, y vean qué parecían ellos aquí en el versículo 7 del mismo capítulo de Apocalipsis, “los cuatro”.

 Y el primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero era rostro… tenía… de un hombre; y los cuatro seres vivientes eran semejantes a águilas volando… el cuarto… semejante a un águila volando.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 267  Ahora, cuando Ezequiel vio la Gloria de Dios, vio lo mismo que Juan vio. ¿Recuerdan el domingo pasado cómo vimos “la Gloria de Dios”, y vimos la fotografía donde El hizo que se la tomaran con nosotros? ¿Recuerdan eso?  “La Gloria de Dios”, lo mismo que Ezequiel vio, lo mismo vio Juan, aquí está hoy.  Hace a Jesucristo el mismo en el tiempo de Ezequiel, lo mismo estaba aquí en la tierra, el mismo Dios está aquí con nosotros hoy; el mismo ayer, hoy, y por los siglos; el que Era, que Es, y que Ha de venir; la entrada al alma, cuerpo, y espíritu; el mar de bronce (la Palabra), el Santificador de nuestra alma y el que Llena con el Espíritu Santo.  Lo mismo, ¿ven? ¡exactamente lo mismo!

  268  Ahora observen esto.  Muy bien.
 … Y el espíritu … dondequiera que iban ahora que anduviesen, andaban; y cuando andaban, no se volvían.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 269  No podían darse vuelta.  Si iban en esta dirección, iban como un hombre; yendo en esta dirección, iban como un águila; yendo en esta dirección, iban como un buey; yendo en esta dirección, iban como un león. ¡Ellos no podían ir hacia atrás!  Tenían que ir hacia adelante a todas partes que iban, cada una de las bestias.  Ahora, ¿qué es lo que significa bestia en la Biblia?  Poder.  Muy bien, significa “un poder”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 270  Ahora:

 Cuanto a la semejanza de los seres vivientes, y su aspecto era como de carbones de fuego encendidos, como visión de hachones encendidos que andaba entre los seres vivientes; y el fuego resplandecía, y del fuego salía Luz (ese es Dios).  Del fuego salió Luz (ahora, no luz cósmica), la Luz Eterna.

 Y los seres vivientes corrían y volteaban. . . (veamos) … los seres vivientes corrían y volvían y a semejanza de relámpagos.

 Mientras yo miraba los seres vivientes, he aquí una rueda sobre la tierra junto a los seres vivientes, a los cuatro lados.

 El aspecto de las ruedas … su obra era semejante… color del crisólito.  Y las cuatro tenían una misma semejanza; su apariencia y su obra eran como una rueda en medio de rueda.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 271  “¿Cuál es el símbolo aquí, Hermano Branham? ¿Qué es?” Significa que estos guardias-estos guardias eran el arca de Dios … Ellos estaban viajando, rodando sobre ruedas cuando Ezequiel los vio; pero cuando Juan los vio, ellos ya habían llegado a su posición correcta en el Cielo.  El arca de Dios estaba en la tierra, rodando sobre ruedas, mientras la llevaban de lugar en lugar, significaba que estaba viajando, ellos la llevaron por todo el camino a través del desierto y la metieron del todo en el templo y así por el estilo; pero ahora es recibida arriba porque la edad de la Iglesia ha terminado, y es recibida arriba en la Gloria. ¿Ven?  Está estacionaria ahora, en el Cielo, con todos los Ángeles y cosas alrededor de ella.  Los encontramos después de un rato quitándose sus coronas y postrándose sobre sus rostros y dándole gloria a El. ¿Ven?  Eran los guardias de Dios del templo, del arca.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 272  Ahora, recuerden los guardias de Dios del arca, o del propiciatorio.  Ahora, recuerden.  Los… ¿Cuántos vio Juan, cuántos?  Cuatro. ¿Cuántos-cuántos vio él?  El vio cuatro, también, cuatro Seres vivientes.  Ahora observen, ambos vieron la misma visión.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 273  Y cuatro es el número de la tierra. ¿Sabían eso? ¿Cuántos saben ahora, antes de que tengamos que entrar en ello, que cuatro es un número terrenal? ¡Seguro!  Como los cuatro Hebreos … Es un terren-. . . Es un número de la tierra, de “liberación, liberación”.  Ahora, mantengan eso en sus mentes, “liberación”, porque voy a tocar eso fuertemente, en un momento. ¿Ven?, “¡Liberación!” Ahora, había tres jóvenes Hebreos en el horno de fuego, pero el Cuarto llegó, fue liberación.  Lázaro estuvo en el sepulcro tres días, pero cuando el cuarto llegó, él fue liberado.  Cuatro es el número de Dios de “liberación”, así que eso mostró que estos Seres deben haber tenido algo que ver con la tierra.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 274  Espero que Uds. no estén muy hambrientos ahora.  Espero que su apetito espiritual sea un poco-un poco superior que su apetito natural ahora. ¿Ven?  Muy bien.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 275  Ahora fíjense: “Ellos tienen ojos”, (aquí en Ezequiel),enfrente y atrás y por dentro”.  Leamos eso.  Miren aquí, ¿ven? ¿Ven Uds. aquí?, creo que ellos hablaron aquí, “seres vivientes”, cuatro caras, como un águila, y alas, llenos de ojos por fuera y por dentro.  Miren aquí:

 Y los cuatro seres vivientes y cada uno tenía seis ala, … alrededor…
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 276  “Y ellos volaban”, y demás, “y tenían ojos por fuera, por dentro, y por detrás”.  Eso hablaba de su inteligencia.  Ellos sabían qué era, qué es, y qué vendrá; porque ellos estaban allí en el Propiciatorio, tan cerca al grado que ellos ni siquiera eran humanos. (Guardias del templo … o no guardias del templo, los guardias del templo son los ciento cuarenta y cuatro mil).  Pero estos son los guardias del propiciatorio, los guardias del Trono.  El trono allí mismo junto a Dios, “Seres vivientes”, lo que está enseguida de Dios, parados allí.  Su inteligencia, ellos saben qué era, qué es, qué vendrá.  Ellos tenían “ojos por fuera”, mostrando lo que ellos podían ver, qué habría de venir; “ojos por dentro”, que saben todo ahora; y “ojos atrás”, los cuales sabían lo que era.  Lo que era, lo que es, lo que vendrá, reflejando a través de las edades de la iglesia “al que Era, al que Es, y que Ha de venir: Jesucristo, el mismo ayer, hoy, y por los siglos”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 277  Reténgalos ahora.  Vamos a remachar-remachar esa cosa totalmente por medio del pizarrón en unos minutos.  Obsérvenlo.  Ahora, sólo un momento.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 278  Revela la inteligencia de ellos, y mostró que ellos conocían, conocen … Ellos conocían todo el futuro y el presente y el pasado, y todo al respecto.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 279  Y sus … Ellos eran incansables.  Ellos nunca se cansaban.  Ellos no podían estar conectados en nada con el hombre, él se cansa.  Pero ellos eran incansables, ellos cantaban: “¡Santo, santo, santo! ¡Santo, santo, santo! ¡Santo, santo, santo, Señor Dios Todopoderoso! ¡Santo, santo, santo!”, todo el día y toda la noche a través de cada edad.  “¡Santo!”

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 280  Retrocedamos sólo un momento.  Retrocedamos, tengo una Escritura en mente, Isaías 6, rápidamente. ¡Observen!  Isaías vio exactamente lo mismo.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 281  Toda visión del Señor … Eso es lo que digo.  Si las visiones que tenemos hoy no son exactamente visiones de la Biblia, entonces están erradas.  Si ellas reflejan, o, cualquier revelación que muestra a Dios todo menos lo que El siempre fue, es una revelación errada.  Toda la Iglesia está edificada sobre eso, Mateo 17.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 212  Veamos, Isaías, el capítulo 6. Este joven profeta había estado apoyándose en los brazos del buen rey, y él le había comprado toda clase de buena ropa.  Y él era un profeta, y él la pasaba bien allí.  Pero un día el rey murió; así que él tuvo que-él tuvo que valerse por sí mismo.  Así que él descendió al templo a orar.  Porque él comenzó a salir de entre allí donde estaban los lugares del rey, entonces, para conseguir una … El buen rey era un hombre bueno y santo.  Pero él salió y vio cómo estaba viviendo el pueblo, así que él descendió al Templo.  Ahora escuchen.

 En el año que murió el rey Usías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo. (¡Gloria!)

 ¿Qué son “Sus faldas”?  Hay: “Ángeles, Seres”, Sus faldas que lo seguían.  Las faldas es lo que viene atrás, ¿ven?  “Sus faldas llenaban el templo”.

 Y por encima de él había serafines; y cada uno de ellos tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban.

 Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, Jehová de los ejércitos; toda la tierra está llena de. . gloria.

 Y cuando los quiciales de las puertas se estremecieron con la voz del que clamaba, y la casa se llenó de humo. (¡Hermano! ¡Oh, hermano!)
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 284  Eso muestra que las visiones son exactamente iguales para cada uno de esos hombres.  “¡Santo, santo, santo!” Son incansables, día y noche: “¡Santo, santo, santo, al Señor!”

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 285  Retrocedamos sólo un momento ahora, para estar seguros de que tenemos a estos individuos correctamente.  La primera vez que estos guardias fueron mencionados es en Génesis.  Ahora, recuerden, todo lo que predicamos tiene que venir de Génesis a Apocalipsis.  Cualquier vez que vaya a ser cuestionado, vengan a preguntarme. ¿Ven? ¡Debe ser toda la Biblia, no sólo parte de Ella, porque Dios no cambia!  Lo que El era en Génesis, El lo es hoy, y El lo fue en la edad del medio. ¡El siempre es el mismo! ¿Ven?  Ahora, en Génesis, cuando estos Querubines … Así es como llegué a encontrarlos, tuve que ir atrás para descubrir lo que eran en el principio.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 286  Vayamos a Génesis 3:24, sólo por un momento ahora.  Génesis, el capítulo 3 y el versículo 24. ¿Lo aman? [La congregación dice: "¡Sí!"-Editor] Muy bien.  Ahora empecemos como del versículo 22. ¡Me-me gusta Esto!  Esto es algo que yo sólo quiero poner aquí, sólo un poquito adicional, pero esto podrá servir de mucho provecho algún día.

 Y dijo Jehová… He aquí el hombre es … uno de nosotros,…
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 287  Ahora, mis amorosas y preciosas y queridas hermanas (déjenme decirlo de esa manera), no piensen que estoy desacreditando la-la lealtad y la joya llena de gracia y preciosa de la feminidad.  Estoy tratando de mostrar aquí lo que una mujer… ¡Por favor!  Y Uds. en la cinta, Uds. mujeres que van a estar escuchando esta cinta, yo no estoy tratando de escarnecerías, solamente soy un siervo del Señor para traer Luz.  La cosa más baja y la más inmoral y la más inmunda sobre la tierra es una mujer cuando ella es mala.  Y la joya más preciosa que hay para un hombre, aparte de su salvación, es una buena mujer.  Y yo estoy hablándole a aquélla baja, inmoral, degradada.  Y voy a mostrarles aquí mismo mientras estamos en eso, más vale mostrarles porqué yo … que la Biblia enseña que las mujeres no sean predicadoras, pastoras, maestras, o cualquier otra cosa en la iglesia.  Ahora escuchen esto:

 Y dijo Jehová … He aquí el hombre es … uno de nosotros, … (ahora, El nunca dijo que la mujer ha llegado a ser uno, “el hombre ha llegado a ser uno”) … y sabe el bien y el mal; … (la mujer no, ella fue engañada. ¿Lo ven?)
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 288  Ahora, Pablo dijo: “No permito a la mujer enseñar o ejercer ningún dominio, sino … porque Adán fue formado primero, y después Eva.  Y Adán no fue engañado, sino la mujer fue engañada”.  Así que ella no llegó a ser una de Dios.  Ella no conocía la diferencia, ella fue engañada. ¿Lo captan?  Si es así, digan: “Amén”, para que yo … [La congregación dice: "Amén".-Editor]

 … dijo Jehová … He aquí el hombre es uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; y sabe ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre.

 Y lo sacó Jehová del huerto del Edén, para que labrase la tierra de que fue tomado.

 Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto de Edén querubines, y una espada volando espada encendida que se revolvía por todos lados, (¿Ven las cuatro bestias?  Sólo hay cuatro direcciones a las que Uds. pueden ir, ¿ven?: este, norte, oeste, y sur) … Estos Querubines tenían una espada encendida a la puerta del huerto, para guardar el camino del árbol de la vida. (Porque, si el hombre alguna vez echara mano del Árbol de la Vida, entonces él podría vivir para siempre.)
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 289  Y estos Querubines, mencionados primero, fueron colocados a la puerta este del huerto, yendo en cuatro direcciones.  Yo debería haber hecho eso un poco diferente; yo no puedo hacerle justicia a las órdenes de Dios y cosas como esa, pero yo-yo sólo … para que sepan lo que quiero decir. [El Hermano Branham dibuja en el pizarrón.-Editor] Allí está el huerto del Edén.  Y ésta es la puerta aquí mismo, se abre aquí, se abre de par en par, y en esta puerta habían Querubines. ¡Querubines!  Y, recuerden, no dice “un Querubín”, dice “Querubines”.  Querubines fueron puestos allí ¿para guardar qué?  El Árbol de la Vida.  Eso es lo que habían de guardar, el camino del Árbol de la Vida.  El camino, ¿quién es el Camino?  Jesús. ¿De dónde se reflejaba?  Aquí está el lugar santo, aquí están los Querubines.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 290  Ahora observen, anoten todo esto.  Aquí está el santo santo … este lugar Santísimo, el lugar Santísimo; este es el lugar santo; y aquí está el mar; y aquí está la luz, los candeleros, los siete que reflejan la Luz de aquí, aquí adentro, aquí adentro, aquí adentro, aquí adentro, aquí adentro, aquí adentro. ¿Ven? ¿Qué reflejan ellos?  Ellos están guardando y reflejando con el fuego de Dios el camino al Árbol de la Vida. ¿Ven?, no puede venir de aquí (un seminario Presbiteriano o un seminario Pentecostal), tiene que venir de Aquí, reflejando la Luz.  Muy bien.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 291  Uds. se fijan, estos-estos Querubines que Juan vio aquí, deben haber estado interesados en guardar el Árbol de la Vida, así que ellos deben estar interesados en seres humanos. 0 lean Génesis, regresando a Génesis de nuevo: “Ellos guardaban el Árbol de la Vida, lo protegían, el camino de la Vida”. ¡El camino de la Vida! ¿Cómo es el camino?  Jesús dijo: “Yo soy el Camino.  Yo soy aquel Pan que vino de Dios, del Cielo.  Si alguno comiere este Pan, vivirá para siempre”.  Ahora hay un camino de regreso a ese Árbol de la Vida. ¿Lo captan?

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 292  Ahora, en esto, quiero mostrar ahora y aclarar esto, es un altar.  Ahora, este debe haber sido un altar en el huerto del Edén.  Les diré porqué. ¿Recuerdan Uds. que ambos, Caín y Abel, llegaron aquí para adorar?  Así que eso mostró que el altar de Dios fue movido y puesto aquí en el huerto del Edén, y el único camino de regreso al Edén es a través del altar.  Aquí lo tienen de nuevo, ¿ven?, de regreso al Edén a través del altar.  Y ellos habían de guardar ese camino allí, protegerlo, para que no pudieran regresar allí hasta que este altar fuese cubierto con sangre.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 293  (¡Oh Dios! ¿No puede la gente ver eso?) ¿Ven?, ¡nada sino la Sangre!  Tiene que haber una expiación, un propiciatorio allí, este altar de juicio debe llegar a ser un propiciatorio; y cuando este altar, si la Sangre es quitada, allí estará en ese Día de juicio el fuego de la ira de Dios para guardar ese Árbol de nuevo.  Solamente una cosa entrará por esta puerta al Edén de nuevo, será a través de la Sangre de Jesucristo. ¿Lo ven?

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 294  Ahora fíjense.  Sí, ahora Caín. . Oh, aquí está Caín; y aquí está Abel, Abel.  Muy bien.  Ahora, ambos muchachos llegaron a esta puerta para adorar. ¿Es correcto eso?  Así que debe haber sido el altar de Dios. ¿Es correcto eso?  Y delante de este altar edificaron otro altar en substitución.  Aquí está el verdadero altar de Dios, está en el corazón del hombre.  Entonces hay otro altar aquí abajo, lo cual estaba representando el lugar Santísimo en el lugar santo.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 295  ¡Oh! ¡Oh!  Me dan ganas de hablar en lenguas. ¡Oh, hermano, la gloria! ¿No pueden ver que esto es perfecto? ¡Fíjense!  Oh, la razón de que dije eso, es porque no puedo hallar palabras suficientes en mi propio dialecto inglés para expresar lo que siento. ¿Ven?, algo tiene que expresarse.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 296  Como el Hermano Rowe, un diplomático para el Presidente … o como de cuatro o cinco Presidentes diferentes, él dijo: “Oh, Hermano Branham, una noche vine a la reunión”.  El dijo: “Yo no sabía qué hacer”, dijo él, “estuve parado allí afuera”.  Y él dijo: “Oh”, dijo, “he amado al Señor toda mi vida”.  El dijo: “He sido un”, (creo yo), “Episcopal”.  El dijo: “Yo pensaba que conocía al Señor”.  El dijo: “Y una noche miré alrededor, no sabía qué hacer”.  Dijo: “Yo-yo no hubiera entrado por nada, pero”, dijo, “oí la Palabra que venía.  Oh, comenzó a venir”.  El dijo: “Yo empecé a caminar de arriba abajo afuera de la carpa, caminando de arriba abajo”, y dijo, “directamente no podía esperar para llegar a la puerta y me deslicé debajo de ella cuando el llamamiento al altar fue hecho, y corrí al altar y caí, dije: ‘¡Señor, soy un pecador!”‘ Y dijo: “Entonces El me llenó con Su Espíritu Santo”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 297  Y dijo: “Yo puedo hablar ocho diferentes idiomas”, porque él es un diplomático. ¿Ven?  El es un-él es un … él-él es un diplomático para el Presidente, y siempre lo ha sido, desde Woodrow Wilson en adelante.  El es un diplomático para cada uno de nuestros Presidentes, diplomático en el extranjero, puede hablar cualquier idioma extranjero.  El dijo: “Yo prácticamente conozco todo idioma conocido y escrito en el mundo”.  Pero dijo: “Yo estaba tan lleno de gloria que no podía perder … usar ninguno de ellos para alabarlo a El, así que el Señor me dio uno nuevo del Cielo con qué alabarlo”. ¡Oh! ¡Oh!  Allí lo tienen.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 298  “Guardando esta puerta”.  Caín y Abel llegaron aquí para adorar.  Así que debe haber sido un altar que ellos guardan (¿es correcto eso?), estos Querubines.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 299  Otra cosa, fíjense, aquí hay otra evidencia.  Caín… ¡Observen la Biblia ahora!  Yo haría que abrieran allí, pero no importa, lo encuentran en Génesis.  Muy bien, observen.  Caín salió, Caín salió de la Presencia del Señor de la puerta en el huerto.  Así que la Presencia del Señor debe haber estado en el altar, y el altar estaba a la puerta. ¡Gloria! ¡Oh!  Muy bien.  Es el lugar de la morada de Dios, en Su altar.  Ahora, Caín salió de la Presencia del Señor, de este lugar. ¿Quieren anotarlo?  Génesis 4:16, si quieren anotarlo.  Ahora, ahora, ¿tienen todo eso, verdad, escrito?

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 300  Ahora tengo algo más que quiero dibujar aquí un momento.  Sólo espero que ninguno de sus frijoles se quemen, o algo.  Ahora fíjense … Que se quemen, eso está bien, van a perecer de todas maneras.  Pensemos-pensemos en esto aquí, esto es-esto es lo que es-que es verdadero.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 301  Moisés fue llevado al Cielo, Moisés, llevado de la tierra al Cielo y vio el altar de Dios. ¿Es correcto eso?  Estoy tratando de probar mi punto aquí.  Uds. saben lo que estoy tratando de hacer, ¿verdad?  Muy bien.  El subió a la Presencia de Dios.  Y cuando él descendió de la Presencia de Dios, él dijo … Dios le dijo a Moisés: “Haz todo en la tierra modelado como en el Cielo”. ¿Es correcto eso?  Muy bien.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 302  Ahora, entonces cuando él lo hizo, cuando hizo el arca del pacto, él puso dos Querubines para guardar el arca. ¿Ven lo que es? Era el templo … era el altar, el guardia del Trono.  Los dos Querubines, El dijo: “Moldéalos de bronce y pon sus alas tocándose así’, porque eso es exactamente lo que él vio en el Cielo.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 303  Eso es exactamente lo que Juan vio en el Cielo, estos cuatro Querubines a los cuatro lados del arca, del Trono en el Cielo.  Ellos eran los guardias del arca.  Querubines, guardias en el propiciatorio.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 304  Si quieren leer esa Escritura (no tenemos tiempo de ir a ella), anoten Éxodo 25:10-22.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 305  Ahora, ellos guardan el propiciatorio cuando Dios está en Su Gloria “Shekinah”. ¿Dónde estaba la Gloria “Shekinah”?  En el propiciatorio. ¿Es correcto eso?  Ellos guardan esa Gloria “Shekinah”. ¡Fuiu! ¡Escuchen, amigos!  Entonces eso muestra que todo bribón no puede venir allí y tomar de Eso.  Uno tiene que estar preparado antes de que pueda entrar a la Presencia de Ella.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 306  Miren a Aarón, en tipo.  Antes … Ahora, recuerden, la congregación en aquellos días ni siquiera podía acercársela de ninguna manera.  Pero cuando Aarón entró. . .¿Cuántas veces entró él a El?  Una vez al año. ¿Cómo tenía él… ? El tenía que traer puesta cierta ropa que había sido hecha con ciertas manos, un tipo peculiar de ropa.  El tenía que estar vestido de tal manera.  El tenía una granada y una campanilla, que cada vez que caminaba tocaba “Santo, santo, santo, al Señor”.  El estaba acercándose al propiciatorio, con la sangre.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 307  Y él tenía que ser ungido con un cierto aceite, perfumado con cierto perfume hecho de la rosa de Sarón.  Y Jesús era esa Rosa de Sarón.  Y, fíjense, una rosa es una cosa bella, tiene perfume en ella.  Pero antes de que el perfume pueda salir, la rosa tiene que ser triturada, y entonces el perfume es exprimido de la rosa.  Jesús, en Su vida, era la vida más hermosa alguna vez vivida; pero El no podía permanecer de esa manera, porque El tenía que ungir a Su Iglesia (para acercarse a Su Santidad), así que Su vida fue exprimida.  Y el mismo Espíritu Santo que estaba sobre El es puesto sobre la Iglesia, y El lo hace el mismo ayer, y hoy, y por los siglos, la Rosa de Sarón, el perfume de ella.  La persona que está acercándose entrando a este lugar Santísimo tiene que ser ungido con el mismo Espíritu Santo.  Y mientras él camina: “Santo, santo, santo, al. . . “, (no con un puro en la boca), “¡Santo!”, (no con su cuello volteado), “Santo, santo, santo”, vestido de la santidad de Jesucristo. ¡Qué maravilloso eres Tú! ¡Oh!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 308  Ahora, “el propiciatorio”.  Ahora, el propiciatorio está en el corazón, el centro donde está el resplandor de Su-Su Gloria en todos Sus hijos, la Gloria “Shekinah” en el corazón humano.  Aquí está el corazón humano. ¿Es correcto eso? ¿Es ese el propiciatorio? ¿Cómo pasan Uds. a través de él entrando en Eso a través de estos diferentes sistemas?  A través de voluntad propia, voluntad propia.  Entra aquí, y pasa por allí, sale ¿qué?  La Gloria “Shekinah”. ¿Qué … ? … es la Gloria “Shekinah”?  Es la Presencia de Dios.  Y cuando un hombre está caminando, o una mujer, él está reflejando la Gloria “Shekinah”.  El no va a casas de juego y-y se comporta así, y sale aquí y niega la Palabra.  No importa lo que la gente dice, él tiene su corazón puesto en una cosa: Dios.  Y si él es verdaderamente llamado por Dios entonces Jesucristo se refleja a Sí mismo a través de él con la Gloria “Shekinah”, haciendo las mismas cosas que El hizo allá atrás, manifestando el mismo Evangelio, predicando la misma Palabra, la misma Palabra siendo manifestada en la misma medida que fue entonces, así como fue verdaderamente en Pentecostés es medido de nuevo. ¡Oh, hermano!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 309  “Propiciatorio”.  Ezequiel y Juan ambos vieron las mismas cosas.  Ahora, fíjense, ahora estamos por llegar al final, dentro de poco.  Ahora, aquí es donde quiero que Uds. capten algo. ¡Oh, por favor no se lo pierdan!  Ahora, ¿cuántos saben que esos Querubines eran Seres vivientes y no bestias?  Ellos eran los … un orden alto.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 310  Ahora, ¿es un Ángel de un orden más alto que el hombre o de un orden más bajo? [La congregación dice: "Más bajo".Editor] Muy bien, señor. ¿Cuál es mayor, un hijo de Dios o un Ángel? ¡Un hijo de Dios! ¿A cuál oiría Dios mejor, a un Ángel parado allí delante de El suplicando algo, o a uno de todos Uds. suplicando? ¡A uno de Uds.! ¿Ven?  Porque Uds. son hijos e hijas.  Ellos son-ellos son siervos. ¿Ven?  Ellos son siervos, y Uds. son hijos e hijas.  Así que ¿ven qué autoridad tienen Uds.?, este es el lugar para usarla.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 311  Ahora, quiero que Uds. se fijen aquí, esto es hermoso. ¡Oh, hermano!  Déjenme llegar aquí y omitir algo de esto para que yo pueda llegar a esto.  Tomen sus lápices ahora, esto es lo que realmente quería que Uds. dibujaran. [El Hermano Branham hace un dibujo en el pizarrón.-Editor] Quizás es mejor que lo haga un poco más pequeño.  Ahora, Israel en su viaje, cuando ellos acampaban, ahora observen bien esto, ellos acampaban: uno, dos, tres, cuatro. (No, los coloqué mal.) Uno, dos, tres; uno, dos, tres; uno, dos, tres; uno, dos, tres; de esa manera acampaban alrededor del propiciatorio.  Ahora, y todos Uds. saben eso, Uds. han observado esto, han leído en el Antiguo Testamento.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 312  Ahora, en el lado del este, el lado del este, aquí mismo, lo voy a escribir para que estén seguros de captarlo.  Este, al lado del este siempre estaba Judá.  Esta es la puerta, J-u-d-á, Judá.  Y con Judá … era la cabeza de tres tribus con su bandera, tres tribus con su bandera, la bandera de Judá.  Uds. recuerden… ¿Cuántos vieron Los Diez Mandamientos, Los Diez Mandamientos de Cecil DeMille?  Muy bien.  Y lo leen aquí mismo en la Escritura, en la Escritura allí, mejor dicho, ese era Judá en el lado del este.  Muy bien.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 313  Al lado del oeste, aquí abajo, ahora anótenlo, (pueden leerlo en … es sobre el Éxodo, y demás, a medida ellos iban saliendo), estaba Efraín, E-f.  Y él tenía tres tribus con su bandera.  Muy bien, Efraín.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 314  Ahora, y al lado del sur estaba Rubén, R-u-b, con tres tribus, y su bandera.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 315  Y al lado del norte estaba Dan, Dan con tres tribus, y tres tribus y su bandera.  Muy bien.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 316  Ahora, de esa manera acampaban.  Ahora, recuerden, leamos ahora en la Escritura para que veamos esto exacta y correctamente.  Comenzaré de nuevo en el versículo siete:

 El … ser viviente era parecido a un león; el segundo … parecido a un becerro o un buey joven; el tercero era semejante al rostro de un hombre; y los cuatro era … y… cuarto era semejante a un águila volando.

 Y los cuatro seres vivientes cada uno tenía seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, … es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y que vendrá.

 Y siempre que estos seres vivientes daban gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos,

 Los veinticuatro ancianos se postraron delante del que está sentado en el trono, y adoraron, al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas-echan sus coronas delante del trono, diciendo:

 Señor, digno eres de recibir la gloria… la honra. . . el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen… creadas.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 317  Ahora, ahora observen Uds.  Al lado del este, lado del este, ¿qué clase de rostro vio él? ¿Se fijaron Uds.? Era un león, I-e-ó-n, esa era la bandera.  Esa era la-esa era la bandera oficial de Judá.  Porque El es … Jesús salió de la… ¡Verdad!  Y El es el León de la tribu de Judá.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 318  Ahora, ¿cuántos han visto alguna vez el zodíaco?  Muchos de Uds. saben lo que es; las estrellas, ¿ven?  Esa fue la primera Biblia de Dios.  Ahora, ¿de dónde comienza, el primer número en el zodíaco, la primera figura? ¡Es la virgen! ¿Es correcto eso? ¿Cuál es el último?  Leo, el león.  La Primera Venida y la Segunda Venida de Cristo, por todo eso.  Ellos tienen el cáncer cruzado … o la edad cruzada, es exactamente donde están los peces cruzados, la cual es la edad del cáncer, y ya pasamos por ella.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 319  Fíjense en la pirámide cuando él la construyó, en el tiempo de Enoc, cada piedra estaba allí.  Ellos podían medir esas cosas exactamente y predecir las guerras y cosas.  Todo está completo excepto la Piedra de Corona. ¿Por qué? ¿Se fijan Uds. en el billete de un dólar?  Sáquenlo y miren, la corona no está puesta en ella. ¿Por qué?  Nunca fue coronada.  Cristo es la Piedra de Corona que fue rechazada, El era la Piedra de Corona rechazada.  El va a volver muy pronto.  Observen cómo esa Iglesia, muy atrás allá en la edad Luterana, bien ancha en la base; luego llegó a ser una minoría, un poquito más una minoría, un poquito más hasta que llega hasta acá; después de que deja la edad Pentecostal, entonces llega a cada piedra para encajar exactamente para poner esa corona allí, una Iglesia que traerá a Jesús el mismo ayer, hoy, y por los siglos. ¡Tan perfecto como pudiera ser!
 Ahora, El era el León de la tribu de Judá.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 320  Ahora, cualquiera que haya leído alguna vez la Biblia sabe cuál era el número de Dan, o que-que Dan … Quiero decir qué, sí, qué era Dan.  El suyo, El era un águila.  Eso es correcto.  El era un águila.  Alguien ha estado leyendo la Biblia.  El era un águila.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 321  Ahora, Rubén era el hombre.  El era el primero, el más perverso del grupo. ¿No dijo así Jacobo en-en Génesis 49?  “Rubén, tú eres el primero de mi vigor; pero como agua, tú subiste a mi lecho y mancillaste mi lecho”, y cohabitó con la concubina de su padre. ¿Ven?, esa es la inmoralidad del ser humano, ¿ven?  El animal no tiene esas inmoralidades, el león, ninguna de estas cosas tiene eso; pero el hombre sí lo tiene, anda con la esposa del prójimo y así por el estilo.  Así como… Exactamente lo mismo, todo está completado.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 322  Ahora, esto aquí abajo, éste, Dan era un águila.  Y, éste, Rubén era el rostro del hombre.  Y Efraín es el buey. ¿Captan ahora el cuadro allí?  Efraín … Ahí está la manera en que acampaban, en la Biblia.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 323  Ahora, si se fijan, Dan es la cabeza de tres tribus, Judá es la cabeza de tres tribus, Rubén es la cabeza de tres tribus, y Efraín es la cabeza de tres tribus.  Tres cuatros dan doce, las doce tribus de Israel. ¿Ven?, cada una con su bandera; y la bandera de Judá era un león; la bandera de Rubén, el hombre; la bandera de Efraín, un buey; la bandera de-de-de Dan era un águila.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 324  Ahora miren aquí de nuevo lo que dijo Juan: “Y uno tenía el rostro. . . ” Leamos aquí ahora, sólo veamos si no es la misma cosa como era en el Cielo:

 El primer ser viviente era semejante a un león; Judá … el segundo era semejante a un becerro; eso es un buey joven… el tercero era el rostro de un hombre; y el cuarto era… un águila volando.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 325  Exactamente las tribus de Israel acampadas alrededor, guardando, estos guardias terrenales del derecho al arca. ¡Aleluya! ¿No lo ven?

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 326  ¡Aquí!  Misericordia, propiciatorio, “propiciatorio”.  Nada podía acercarse de ninguna manera sin cruzar esas tribus. ¿Cruzar qué?  El león; cruzar el hombre, la inteligencia del hombre; y cruzar el caballo de tiro, como un buey; cruzar el águila, la rapidez de ella. ¿Ven?  El Cielo, la tierra, en medio, y todo alrededor; ¿ven Uds.?, ellos eran guardias.  Y encima de eso estaba la Columna de Fuego.  Hermano, nada tocaba ese propiciatorio sin el acercamiento…

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 327  y lo único que s e le podía acercar era a través de la sangre.  Aarón entraba allí una vez al año con la sangre. ¿Lo ven ahora?  Ahora, observen.  Cada cabeza de tres tribus guardaba el propiciatorio, el propiciatorio del Antiguo Testamento.  Ahora, ¿anotaron eso, todos?  Ahora, aquí está uno completamente nuevo, hermano.  Escuchen esto, luego nos iremos.  Ahora, recuerden, esos eran los guardias del Antiguo Testamento. ¿Cuántos que lo han leído alguna vez en la Biblia, saben que eso es correcto? ¿Ven?, esos son los guardias del Antiguo Testamento.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 328  Ahora estamos viviendo en otra edad. ¡Gloria! ¡Oh, yo amo esta edad! ¿Y Uds.? Ahora, Dios tiene un propiciatorio hoy que debe ser guardado. ¿Creen eso? ¿Dónde se encuentra el propiciatorio?  En el corazón del hombre. ¿Dónde entró al corazón del hombre?  En el Día de Pentecostés cuando el Espíritu Santo (el cual es Dios), entró en corazones humanos. ¿Es correcto eso?  Ahora marquemos esto aquí abajo, y prepárense para dibujarlo si quieren.  Pentecostés, P-e-n-t, pondré Pentecostés.  Este es el propiciatorio, el Espíritu Santo.  Pondré aquí adentro … Les diré qué, para hacerlo más apropiado, pongamos aquí la “Paloma” que significa … el ave, ¿ven?  Muy bien, guardando el propiciatorio, ahora ¿tiene Dios guardias para el propiciatorio hoy?  Sí.  Ahora, observen cuán hermoso esto es trazado.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 329  Yo estaba sentado el otro día y vi esto, y salté y corrí dando vueltas y vueltas y vueltas alrededor de la silla, diciendo: “¡Gloria! ¡Gloria! ¡Gloria! ¡Gloria! ¡Gloria!”, dando vueltas y vueltas.  Charlie, yo … como lo hago allá en los bosques algunas veces.  Hermana Nellie, si actúo así, Ud. me echará de su casa… ? … Oh, pasé un tiempo glorioso.  Ahora observen qué era, lo que el Señor hizo.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 330  Ahora, Pentecostés, después de Pentecostés, escribió un Libro de ¿qué?  Hechos del Espíritu Santo, H-e-c-h-o-s. ¿Es correcto eso? ¿Con qué comienzan los Hechos, lo primero para entrar a la salvación?  Hechos 2:38. ¿Es correcto eso, Hermano Neville? ¿Es correcto eso?  “Fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas.  Y Pedro se puso de pie y les predicó un sermón.  Ellos dijeron: ‘¿Qué podemos hacer? ¿Cómo vamos a entrar en eso?’ El dijo, en Hechos 2:38: ‘Arrepentios, y bautícese cada uno de vosotros en el Nombre de Jesucristo”‘.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 331  Ahora recuerden, Dios tiene algunos guardias para ese para ese propiciatorio. ¿Cuál es ese guardia del propiciatorio?  Muy bien.  M-a-t, Mateo, al este; Lucas, Lucas; Marcos; y Juan.  Todos los cuatro Evangelios de ellos vindican el Libro de los Hechos por venir, ellos lo guardan en cualquier parte que Uds. quieran mirarlo.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 332  Sólo tomemos uno, sólo uno, no tenemos tiempo.  Yo tengo veinte o más escritos aquí, pero sólo tomemos uno sobre este tema para salvación. ¿Vamos a tener tiempo para orar?  No, es la una, así que supongo que no vamos a tener, a menos que todos Uds. quieran orar por los enfermos.  Ahora, tengo-tengo, sí, bastante tiempo. ¿Ven? [Un hermano dice: "Tómese todo el día".-Editor] Muy bien.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 333  Ahora, ¡fíjense en esto!  Mateo, Marcos, Lucas, y Juan, ¿qué es? Un número terrenal, de los Evangelios, cuatro.  Muy bien, fíjense.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 334  Ahora Mateo 28:19. 28, ahora, allí es adonde Uds. hermanos trinitarios van, 28:19.  Muy bien.  Mateo, en la última parte del capítulo, dijo: “Por tanto, id, haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el Nombre del Padre, Hijo, y Espíritu Santo”; pero aquí llega Pentecostés, y Pedro dijo: “Arrepentios, y bautícense en el Nombre de Jesús”.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 335  Algo está equivocado allí.  “Mateo, ¿eres tú ese guardia de la puerta del este?”

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 336  ¿Cómo es la puerta?  La puerta es ¿qué?  Jesús.  Jesús dijo: “Estrecha es la puerta”. ¿Es correcto eso? ¿Se escribe … ? ¿Cómo se escribe, e-s-t-r-e-c-h-o o e-s-t-r-e-c-h-a? [En inglés se usaron dos palabras que se pronuncian igual y se escriben casi igual pero que tienen diferente significado.-Traductor] E-s-t-r-e-c-h-o significa “agua”, “agua es la puerta”. ¿Cómo entran Uds.? “Arrepentios cada uno de vosotros y bautícese en el Nombre de Jesucristo”, abre las puertas. ¡Eh! ¡Fuiu!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 337  “Oh, pero, Hermano Branham, Ud. tiene Mateo 28:19 allí”.  Eso es exactamente correcto.  “Pero, Mateo, ¿eres tú un guardia de eso?”

 ”Seguro, soy completamente el guardia”.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 338  Ahora encuentren Mateo 1:18 y vean qué dice, vean si guarda-guarda esto.  Vean si Mateo 1:18 está guardando Mateo 1 … 28 y Hechos 2:38. ¡Vean si lo guarda!

 El nacimiento de Jesucristo fue así-así:…
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 339  “Aquí está Dios el Padre, Dios el Hijo, Dios el Espíritu Santo”, ellos tratan de decir.
 … nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 340  ¿Cuál? ¡Eso los hace Uno a ambos!  “Y todo esto aconteció para que … Y he aquí. . . ”
 José su marido, como era justo,… no queriendo infamarla, quiso dejarla así.
 . . . he aquí un ángel del Señor, descendiendo, vino sobre él (Uds. saben), y dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es. (¿Ven?)
 Y dará a luz un hijo, … llamarán su nombre
 JESÚS, . . .
        Todo esto aconteció para que se cumpliese por medio del profeta…
 Lo cual, una virgen concebirá … (Isaías 9:6) una virgen concebirá y dará a luz un hijo,

 Y llamarás su nombre … [La congregación dice:
 "Emanuel'.-Editorl

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 341  ¿Lo guarda?  "Padre, Hijo, y Espíritu Santo", Padre, Hijo, y Espíritu Santo, sólo esto: títulos para ese único Nombre.  Así que el guardia se para allí mismo para respaldarlo. ¿Lo captan? ¡Oh, hermano!  Ahora, ¿cuántos saben eso? ¡Aquí está!  El es un guardia.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 342  Ahora, sólo dejemos ... Yo tengo un montón de otras para salvación, tomen estas otras.  Pero ahora si vamos a tener una línea de oración en un momento, por unos diez minutos tratemos algo más aquí sólo un momento.  Tomemos algunas Escrituras ahora. ¿Dónde las escribí?  Aquí están.  Muy bien.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 343  Ahora tomemos y veamos si Mateo aquí arriba ahora lo va a proteger para sanidad Divina. ¿Tienen sus lápices y cosas ahora, para que anoten esto?  Muy bien.  Vean si Mateo divide ... lo va a proteger.  Veamos Mateo 10:1.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 344  Tomemos y veamos si Juan ... sólo uno o dos, tomemos dos, o uno o dos ... ? ... Juan 14:12, y 15:7.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 345  ¡Veamos si están protegiendo la sanidad Divina alrededor del Trono de Dios!  Marcos 16, Marcos 11:21 y 22.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 346  Lucas 10:1 al 12, y Lucas 11:29 al 31.  Sigamos algunos de ellos, veamos si guardan, veamos si guardan el derecho a la sanidad Divina así como guardan la puerta para el bautismo en el Nombre de Jesús.  Pudiéramos llevarlo por cada una de ellas.  Eso es correcto.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 347  Ahora regresemos y veamos Mateo 10:1.  Volvamos atrás ahora para que nosotros ... y entonces vamos a terminar como dentro de otros cinco, diez minutos, como máximo, si el Señor quiere.  Muy bien, abramos en Mateo 10, veamos si Mateo protege los Hechos de los apóstoles.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 348  ¿Pensaban Uds. que-que Dios no pone un guardia alrededor de Su Palabra?  Aquí está ese buey, león, hombre, águila. ¿No están aún en su puesto en esas puertas aquí en la tierra ahora mismo?  Son los Evangelios, los cuatro Evangelios. ¿Ven?  Y, fíjense, en toda dirección en que ellos iban, iban directamente hacia adelante.  Ellos no se contradicen uno al otro, ellos se quedan el uno con el otro. ¿Ven?  Uno va con la astucia de un hombre; el otro va con la rapidez de un águila; el otro es un pastor ... Uno es evangelista, para volar como evangelista, ¿ven?; el otro es un pastor; el otro es fuerte; el otro es astuto. ¿Ven?, protegido a cada lado, ¡Dios está protegiendo este Evangelio del Espíritu Santo! ¡Créalo, hermano!  Muy bien.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 149  Ahora tomemos Mateo 10:1.

 Entonces llamando a sus doce discípulos, les dio autoridad ... (¡Mm!)

 Estaban reunidos en el aposento alto, Orando en Su Nombre,
 Bautizados con el Espíritu Santo, Y vino poder para servir;
 Lo que El hizo por ellos aquel día Lo mismo hará por ti,
 Es mi gozo el decir que soy de El.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 350  Oh, apacigüen a los bebés sólo por un momento ahora.  Sólo escuchen, escuchen atentamente:

 y les dio autoridad sobre los espíritus inmundos,...
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 351  Muchos pastores dejan que los espíritus inmundos se queden en sus iglesias; las mujeres se visten, actúan ... y fiestas de naipes, juegos de bunco, bailes, ventas de comida allí. ¡Oh, misericordia!

 ... sobre los espíritus inmundos, para que los echasen fuera, y para sanar toda enfermedad y toda dolencias.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 352  ¿Ven a ese guardia en su puesto allí en la puerta? ¡El guardia del Evangelio para respaldar ese Libro de los Hechos que fue escrito!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 353  Ahora, oí a un gran maestro no hace mucho, dijo, el... uno ... un gran hombre, un buen hombre, lo conocí, estreché su mano, un buen hermano.  El dijo: "Pero los Hechos de los apóstoles fueron sólo la armazón para la Iglesia". ¡Ja!  En otras palabras, él tenía la armazón aquí afuera, ¿ven?  Cuando, los Hechos de los apóstoles estaban adentro, y estos Evangelios son el armazón para mantenerlo unido y protegerlo.  Ven cómo la-la-la mente de un hombre puede hacer cualquier cosa.  Yo hubiera pensado lo mismo si no fuera por El. ¿Ven?

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 354  La armazón, pentecostés no fue la armazón del Evangelio. ¡Los cuatro Evangelios son la armazón para respaldar a pentecostés!  Después de que ellos tenían armada esta armazón, pentecostés vino a existencia. ¿Es correcto eso? ¿Cuál fue escrito primero, el Libro de los Hechos o los-o los apóstoles?  Los apóstoles.  Jesús anduvo haciendo obras y prediciendo lo que vendría, y Mateo, Marcos, Lucas, y Juan, esos cuatro guardias vinieron y estaban escribiendo todo lo que ellos veían suceder, contándolo exactamente como es, cómo iba a suceder, qué iba a suceder.  Entonces al mismo tiempo ellos la armaron por todos lados, ¡y aquí venía! ¡Amén!  Mateo, Marcos, Lucas, y Juan, son la armazón, o la obra de guardia que protege el templo principal, el Trono, la Bendición pentecostal.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 355  No denominación Pentecostal, hermano, hermana, ellos están totalmente atrás fuera de toda la cosa, aja, más atrás que cualquier otra iglesia.  Ellos están más lejos de lo que estaban los Luteranos.  Los Luteranos se mantuvieron un poco mejor que ellos, y eso es correcto, más parecidos.  Exactamente correcto, Gene, porque, ahora, yo no vi a Jesús afuera de la iglesia Luterana, tratando de entrar, pero estaba tratando ... porque pienso que El nunca lo estuvo para comenzar.  Porque El-El estaba en la iglesia Pentecostal y fue echado fuera.  Eso es correcto.

 Ahora, Mateo 10:1
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 356  Ahora vayamos aquí a Juan 14:12 y veamos si-si-si Juan va a respaldar y proteger las cosas preciosas de pentecostés.  En Juan, capítulo 14 y el versículo 12.  Jesús es el que habla:

 De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 357  Oh, hermano, esa puerta allí, ese águila estaba sentada allí mismo, porque ese es el servicio evangelístico, Uds. saben, volando como un águila.  Rapidez, sube directamente a la tierra profética allá arriba, ¿ven Uds.?, y ve anticipadamente cosas y dice cosas que eran, que son, y que vendrán. ¿Ven?  Sentada allí mismo, protegiéndolo: "¡Las obras que Yo hago!" Observen esa águila, ¿ven?

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 358  Aquí está el león, la firmeza.  Jesús les dio poder.  Y El lo protege, El protege Hechos 2:38.  El la lleva allá arriba, ese león.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 359  Aquí viene esa rapidez del Evangelio, con esta águila, diciendo: "Estas obras que Yo hago vosotros las haréis también.  Más que esto haréis", ¡vuela por el mundo con El!  Como la paloma a la que le quitaron la cabeza de su compañero, y fue puesta bajo la sangre, rociada, clamando: "Santo, santo, santo, al Señor", limpiaba al leproso.  Sí.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 360  Ahora tengo otro allí, Juan 15:7.  Vayamos al capítulo 15, el versículo 7:

 Si permanecéis en mí, ahora, y mis palabras ... (no las palabras del seminario) ... mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 361  ¿Es correcto eso?  Entonces ese Evangelio protegía aquí mismo.  Esta Bendición pentecostal está protegida por Juan y su Evangelio; está protegida por Mateo, su Evangelio.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 362  Ahora vamos al siguiente Evangelio, Marcos, el capítulo 16, para ver si Marcos protegía esta Bendición pentecostal.  Marcos, el capítulo 16.  Ahora comencemos aquí como del ... después de que habla de la resurrección.  Ahora continuemos hasta que lleguemos como al-al versículo 14 de Marcos 16:

 Después se apareció a los once mismos, estando ellos sentados a la mesa, y les reprochó su incredulidad y dureza de corazón, porque no habían creído a los que le habían visto resucitado.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 363  Ellos no les creyeron a los que estaban tratando de decirles el mensaje. ¿Ven?, de esa manera es hoy.  La gente que tiene un testimonio del Espíritu Santo; la gente dijo: "Tonterías, ellos son un montón de santos rodadores".  Y El les reprochó por la dureza de su corazón, ¿ven?, y su incredulidad; que lo habían conocido a El en Su resurrección.

 Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 364  ¿Qué?  A predicar estas, Esto.  Sólo hay un Evangelio; cuatro guardias.  "¡Predicad este Evangelio a toda criatura!" Ahora, recuerden, El está diciendo en ambos ... todos los cuatro guardias (Mateo, Marcos, Lucas, y Juan), ¿ven?, "¡Predicad el Evangelio a toda criatura!"

 El que creyere y fuere bautizado, será salvo; y el que no creyere, será condenado. (¿Ven?  Uds. tienen que entrar en este bautismo aquí.)

 El que creyere y fuere bautizado, será salvo;... el que no creyere será condenado. (¡Oh hermano, crea, por favor!)

 Y.  . .(conjunción, para unir el resto de las oraciones) ... Y estas señales seguirán a los que creen:...
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 365  Pues, ahora, veamos, ¿que dicen los Metodistas?  "Si puede gritar, vivir una buena vida".  Los Bautistas dicen: "Sólo tenga fe y sea bautizado".  Los Episcopales dicen: "Párese como un Episcopal, así, e inclínese cuando se está salmodiando".  Los Católicos dicen: "Digan un 'Ave María"'.  Los Pentecostales
 dicen: "Únase a nuestra denominación.  Sea bautizado en el
 Nombre de 'Padre, Hijo, y Espíritu Santo"'.  Allí van. ¿Ven? ... estas señales seguirán a los que creen: En mi

 nombre ... (No hay "Padre, Hijo, Espíritu Santo" con

 respecto a eso) ... En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas;

 Tomarán en las manos serpientes, ... si bebieren cosa mortífera, no les hará daño; sobre los enfermos pondrán sus manos, y sanarán. (¡Amén! ¡Oh, hermano!)
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 366  Ahora regresen al 11, y entonces casi estamos listos para terminar.  Mateo 11, y tengo 20 y 21, Jesús es el que habla.  En todos estos es Jesús el que habla, ahora, no hay ni uno de ellos en que no sea Jesús el que habla, en todos.

 Al día siguiente, cuando llegaron cerca de Betania, tuvo hambre.

 Y viendo... una higuera
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 367  Eso es cuando El maldijo al árbol, eso es Mateo 21.  Yo
 tengo... :12, está más adelante, Marcos 11:21 y 22.

 Entonces Pedro, acordándose, le dijo: Maestro, mira, la higuera que maldijiste en el camino...
                       Respondió Jesús, y le dijo: Tened fe en Dios. (¿Ven?)
 Porque de cierto os digo (entonces, es por dentro). . . os digo que cualquiera que dijere a este monte: Quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino cree que será hecho lo que dice, lo que diga le puede ser hecho-le será hecho.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 368  Vaya, la puerta del sur está protegida por el buey.  La puerta del norte está protegida por el león, la puerta del norte... Quiero decir la puerta del este.  Y la puerta del norte está protegida por el águila volando, Juan, el evangelista.  Entonces el médico en este lado, Lucas, el hombre.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 369  Ahora veamos lo que Lucas dice.  Vean Lucas, el primer capí-. . Creo que tenemos Lucas 10:1 al 12, y es-es la comisión.  Todos Uds. saben lo que es, pero ... Lucas, el capítulo 10, y 1 al 12. Muy bien, podríamos seguir adelante y leerlo todo, pero no vamos a tener tiempo para hacer eso.  "Id. . . " Voy a comenzar en el versículo 3:

 Id, he aquí yo os envío como corderos en medio de lobos.

 No llevéis bolsa, ni alforja, ... ¿ven?, no vayan en algún nombre de la denominación, vayan como Yo los envío. ¿Ven?  No vayan con la seguridad de que van a recibir cien mil dólares por este avivamiento; si no, no vayan, ¿ven Uds.? Planeen sus campañas, El dijo: Vayan adonde Yo los estoy enviando, ¿ven?

 No llevéis bolsa, ni alforja, ni calzado; ... a nadie saludéis por el camino.  No pasen y digan: "Iré y veré cómo están, cómo les va a éstos, cómo éstos. . . " Sigan adelante adonde Yo los envío.  No le presten atención a nadie más.

 En cualquier casa donde entréis, ... decid: Paz sea a esta casa.

 ' ' ' si hubiere allí algún hijo de paz, vuestra paz regresará ... reposará sobre él; y si no, se regresará a vosotros.

 Y posad en aquella misma hora, en aquella misma casa,... (mejor dicho) ... comiendo y bebiendo lo que os den;... (ahora, toda esta cosa acerca de "no comer carne, y demás", ¡válgame Dios! ¿Ven?) ... porque el obrero es digno de su salario.  No os paséis de casa en casa. (Ir con los Jones hoy, a comer, e ir con la-la siguiente pareja el día siguiente, y la siguiente pareja después.) ¡Quédense allí mismo!
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 370  Eso es cuando voy a una reunión, Uds. saben, por qué me quedo en el hotel, y me quedo allí mismo, allí es exactamente donde encuentro paz. ¿Ven? ¡No pasen de casa en casa!
 En cualquier ciudad donde entréis allí, cuando os reciban, comed lo que os pongan delante;
          Y sanad a los enfermos, sanad a los enfermos que en ella haya, y decidles: se ha acercado a                   
           vosotros el reino de Dios.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 371   Pero ahora déjeme leer el siguiente versículo:
 Mas a cualquier ciudad donde entréis, y no os reciban, saliendo de la ciudad en el mismo día...
        Aun el polvo de la ciudad, que se ha pegado a-a nuestros pies, lo ... (veamos ahora) ... Aun el... Y aun el polvo de vuestra ciudad, que se ha pegado a nuestros pies, lo sacudimos contra vosotros.  Pero esto sabed, que el reino de Dios se ha acercado a vosotros.
 Y os digo que en el día del juicio será más tolerable el castigo para Sodoma, que para aquella ciudad.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 372  ¡Oh, hermano, con esa bendita seguridad!  Si ellos no los ven, no los reciben, sigan adelante, sólo digan: "Bueno, si Uds. no me quieren, yo me sacudiré el polvo, y de mis zapatos, y me voy".  En otras palabras, digan: "No tomé nada; si comí algo, le pagaré por ello; y sigamos adelante".  El dijo: "De cierto. . . " Y cada una de aquellas ciudades a las que ellos fueron y no fueron recibidos, cada una de ellas está hundida y ya no existe hoy.  Y cada ciudad-ciudad que los recibió, está en pie hasta este día.  Allí lo tienen.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 373  Ahora, uno más, luego terminamos.  Veamos, vimos el 10. 11:29 al 31, Lucas 11:29 al 31, luego vamos a terminar. ¡Oh, yo amo Esto!

 Y apiñándose las multitudes...
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 374  Veamos, ¿tengo yo ... ? ¿Es ese Lucas, Lucas 11:29?  Sí, yo supongo que ésta va a ser.  Sí:

 Y apiñándose las multitudes, comenzó a decir: Esta generación es mala; demandan señal, pero señal no le será. dada, sino la señal de Jonás.

 Porque así como Jonás fue señal a Nínive, también ... será el Hijo del Hombre a esta generación.

 La reina del Sur se levantará en el juicio con ... esta generación, y la condenará; cuando ella vino de los fines de la tierra para oír la sabiduría de Salomón, y he aquí más que Salomón en este lugar.

 Los hombres de Nínive se levantarán en el juicio con esta generación, y la condenarán; pues a la predicación de Jonás se arrepintieron, y he aquí más que Jonás en este lugar.
61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 375  ¿Qué estoy diciendo ahora?  Terminando, tendré que dejar ir el resto.  Pero, terminando, quiero decir esto porque los he retenido tanto tiempo. ¿Qué está diciendo El aquí?  "Vendrá un día en que una generación mala y adúltera", (¡ahora recuerden!), "buscará una sefial.  Y ésta es una generación mala y adúltera".  Y El dijo: "Esa generación recibirá una señal". ¿De qué tipo? ... ? ... por el resto de la Biblia, la señal de Jonás.  "Jonás estuvo en el vientre del gran pez tres días y noches; así debe estar el Hijo del Hombre en el vientre de la-la tierra tres días y noches". ¿Qué va a ser?  La señal de la resurrección. ¿Ven?  La señal de la resurrección será hecha en una generación mala y adúltera, y fue hecha en el Libro de los Hechos.  Jesús resucitó de los muertos, entró en Pedro, Jacobo, y Juan, y los apóstoles, y ellos hicieron este Libro de los Hechos (no eran los hechos de los apóstoles), eran los hechos del Espíritu Santo obrando en los apóstoles.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 376  No es un hombre hoy; es el Espíritu Santo obrando a través de un hombre, u hombres, ¿ven?, el que hace la obra.  No es el hombre; el hombre sólo es un vaso, ¿ven?, pero el Espíritu Santo es el Aceite que está en ese vaso. ¿Ven?

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 377  Y miren lo que ellos hicieron, miren las señales que hicieron de Jesús.  Ellos tuvieron que reconocerlos porque ... Ellos-ellos-ellos eran ignorantes, sin letras, Pedro y Juan. ¡Pero ellos tuvieron que reconocer, que ellos habían estado con Jesús!  Ellos hicieron las cosas que El hizo, Así que, ¿ven Uds.?, cada Libro en la Biblia, cada ... los cuatro Libros, los cuatro Evangelios protegen la Bendición pentecostal con cada Escritura para respaldar exactamente lo que ellos dijeron.  Y ahora los Hechos de los apóstoles vindican hoy con los cuatro Evangelios que Jesucristo es el mismo ayer, hoy, y por los siglos. ¿Lo aman?

 Estaban reunidos en ese aposento alto, Orando en Su Nombre,
 Bautizados con el Espíritu Santo, Y vino poder para servir;
 Lo que El hizo por ellos aquel día, Lo mismo hará por ti,
 Es mi gozo el decir que soy de El.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 378  Permítanme cantarlo:
 Estaban reunidos en el aposento alto, Orando en Su Nombre,
 Bautizados con el Espíritu Santo,
 Y vino poder para servir; (eso es lo que necesitamos hoy).
 Lo que El hizo por ellos aquel día, Lo mismo hará por ti,
 Es mi gozo el decir que soy de El.

 Aunque no sea gente educada (no ... Así como Pedro, Jacobo y Juan),
 Ni tenga fama mundanal,
 Han recibido su Pentecostés,
 Bautizados en el Nombre de Jesús;
 Y están diciendo ahora, por doquier,
 Su poder es aún igual (el mismo que era),
 Es mi gozo el decir que soy de El.
 Soy de El, soy de El,

 Es mi gozo el decir que soy de El.  Uno de El, soy de El.

 Oh, es mi gozo el decir que soy de El.

 Oh, vengan mis hermanos, busquen esta
                    bendición
 Que limpiará su corazón de pecado,
 Que hará que empiecen a sonar las campanas de gozo,
 Y mantendrá tu alma ardiendo;
 Oh, está ardiendo ahora en mi corazón.  Oh, gloria a Su Nombre,
 Es mi gozo el decir que soy de El.  Soy de El, soy de El,

 Es mi gozo el decir que soy de El; ¡aleluya!  Soy de El, soy de El,
 Es mi gozo el decir que soy de El.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 379  [Espacio en blanco en la cinta.-Editor] Engaña a muchas de esas personas.  Son … Muchas personas aquí fuera en las calles que van a la iglesia, pertenecen a las iglesias, ellos están engañados como Eva estuvo en el principio.  Ellos no saben la diferencia.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 380  ¡Oh, vengan a tomar el Árbol de la Vida!  Ahora, en vez de los Querubines … Quiero decir algo.  En vez de que esos Querubines estén guardando este Trono, están aquí afuera buscando, tratando de dirigir a la gente, guardarlos hasta el Trono, tratando de traerlos por la puerta, volviendo al Árbol de la Vida de nuevo, para que ellos puedan tomar Esto.  Jesús dijo: “Yo soy el Pan de Vida que descendió de Dios del Cielo.  El que come Mi Carne y bebe Mi Sangre, tiene Vida Eterna; y lo resucitaré en el día postrero”.  Eso es correcto. ¡Oh, estoy tan contento!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 381  ¿Cuántos enfermos hay en la sala?  Veamos sus manos, levanten sus manos.  Muy bien.  Cuántos tienen … ¿Es eso … Le-le entendí a Billy? ¿Dónde está? ¿Repartió él tarjetas de oración? ¿Hizo… ? [Espacio en blanco en la cinta.-Editor] Muy bien, ¿quién tiene… ? [Espacio en blanco en la cinta.]

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 382  Ahora miren en esta dirección, todos Uds.  Ahora, exactamente así es cuando viene bajo la Gloria aquí, ¿ven? ¿Ven?, viene una Luz aquí.  Uds. están moviéndose aquí, ¿ven Uds.? Ahora, miren, es sólo-es sólo un reflejo, Ese es sólo un reflejo, ¿ven?  No es la Luz.  Aquí está la Luz suspendida aquí mismo, ¿ven?, aquí mismo donde esta mujer.  Yo la capté por casualidad y pensé que estaba sobre alguien.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 383  Ahora, Uds. están viendo una y yo estoy viendo dos.  Una de ellas es la natural, y la otra es la Sobrenatural.  Hay un hombre sentado aquí afuera, bajo esta línea mirando hacia esa Luz.  Le dio.  El es de Seymour, Indiana, y él tiene … tuvo un ataque.  Si cree Ud., señor, Dios lo va a sanar de ese ataque. ¡Amén! ¡Crea ahora!

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 384  ¿Cree Ud. con todo su corazón?  Entonces si el Señor Dios, Creador de cielos y tierra, me permite hacer algo para probarle que es Dios, entonces ¿creerá Ud. con todo su corazón?  Su-su condición es una condición nerviosa causada por una-una-una menopausia. ¿Cree Ud. que Dios la va a sanar?  Ud. tampoco es de aquí.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 381  [Espacio en blanco en la cinta.-Editor] ¿ … cuál es su problema? ¿Y, al hacerlo así, que El lo sanaría? [Espacio en blanco en la cinta.] … podría sanarla, porque no es Ud. la que está deseando ser sanada, es su hijo. ¿Ve?  El está en Virginia. ¿Cree Ud. que yo puedo decirle qué está mal en él, por medio de la ayuda de Dios?  El tiene úlceras.  Eso es correcto.  Y hay otra cosa mal en él, él no es salvo.  Y Ud. está orando por él.  Ahora, Sra.  Baker, regrese de nuevo a Somerset y crea con todo su corazón, y Jesucristo lo va a sanar. 386 [Espacio en blanco en la cinta.-Editor] … ?… sanarlo, ¿lo acepta Ud. como su Sanador?  Si Ud. pudiera… [Espacio en blanco en la cinta.] … sanador.  Pablo dijo una vez … [Espacio en blanco en la cinta.]

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 387  Esta audiencia de gente que ha escuchado atentamente hasta muy avanzado el día, Señor, ahora, Señor Dios, yo ruego que Tus misericordias y bondad reposen sobre ellos.

61-0108 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte III
 388  Satanás, te desafío en el Nombre de Jesucristo, ¡sal fuera de esta gente!  Ellos se han quedado para escuchar el Evangelio.  Tú no puedes retenerlos más. ¡Que el poder del Diablo que ha atado a esta gente, se vaya!            

criado por elgranamordedios    5:02 pm — Categoría: Sin categoría — Tags:

APOCALIPSIS CAPITULO 4 PARTE 11

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 1  Estoy tan contento de estar aquí nuevamente esta mañana.
 Estaba pensando en cómo esta nieve … Ahora, y ahora si estuviéramos en Colorado, esta nieve sería muy suave y mullida, y estaríamos como a cuarenta grados bajo cero.  Y uno pudiera [El Hermano Branham exhala.-Editor] soplar así, y se iría directamente para abajo hacia el polvo.  Y sería así durante todo el invierno.  Pero ahora, como aquí, en este … como una zona intermedia, ahora se pone muy húmedo y fangoso y mal, y se le parece de manera que yo-yo quisiera tan sólo poder volar lejos, allá a Arizona, y esperar hasta que venga la primavera y luego regresar.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 2  Así es como todos tenemos catarros, los gérmenes y cosas ahora yacen sobre la tierra y se congelan y luego se descongelan, y luego se congelan y luego se descongelan.  Y eso sube y lo respiramos, y nos dan dolores de garganta, dolores de cabeza, y dolores y malestares.  Y, oh, oh, qué tiempo, qué lugar.
 Pero hay una tierra más allá del río, Que le llaman el dulce más allá,

 Y sólo alcanzamos esa ribera por grado de fe; Uno por uno ganamos ese portal,
 Para habitar allí con los inmortales,
 Algún día ellos tocarán esas campanas
 doradas por ti y por mí.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 3  Allí es donde vamos al Hogar para quedarnos entonces, ¿no es así?  Ese es el día que estamos esperando.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 4  Ahora, anoche yo ciertamente disfruté esos sermones maravillosos y las cosas que oí de mis hermanos. ¿Dónde está Pat Tyler, está él esta mañana?  Pat, oh, no lo vi sentado allí tan presente y real.  Y-y yo-yo no lo vi sentado allí.  La primera vez que yo haya tenido a Pat. . oído a Pat hablar.  Ciertamente disfruté eso, estoy seguro que todos lo disfrutamos.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 5  Y luego el hermanito que dio ese testimonio ardiente como sermón aquí, que realmente sonó como una ametralladora disparando.  Algún hermano, lo conocí, de Ohio. ¿Está él aquí esta mañana, en alguna parte?  El Hermano Neville comentó acerca de que él dispara tan rápidamente.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 6  Luego el Hermano J. T. Parnell.  Y-y pienso que no llegaron al Hermano Beeler. ¿Y está él, el Hermano Parnell aquí?  El Hermano Parnell y el Hermano Beeler, no estoy seguro, pensé que vi al Hermano Beeler.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 7  Estas luces, este es un … Cuando construyan el nuevo tabernáculo, espero que ellos arreglen la cosa diferente, un poco diferente.  Este es nuestro primero, experimental.  Y así que si alguna vez conseguirnos uno nuevo, pues, queremos algo un poco diferente de éste; uno no puede ver; me gusta que un tabernáculo sea construido algo inclinado hacia abajo así, la audiencia.  Uno está mirando directamente a su audiencia todo el tiempo.  Y entonces especialmente en la reunión de discernimiento, uno puede ir alrededor. ¿Ven?, verlos alrededor así, de arriba abajo.  Y, luego, aun si uno tuviera que tener un pequeño balcón para salir, es mejor.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 8  Si Billy está aquí, el Hermano Littlefield me llamó anoche y él va a enviar las descripciones de ese tabernáculo que dediqué allí, el cual los arquitectos … Hermano Woods, costó, me parece, quinientos dólares sólo para que el arquitecto lo dibujara.  Y él-él va a enviar eso con el precio y todo de todo el material y cada dos por cuatro [Tabla de dos pulgadas (cinco centímetros) de grueso por cuatro (diez centímetros) de ancho.-Traductor], y tanto por tanto que va en él.  Y él nos lo va a enviar, y quiere venir; y dijo que él va a ir a ver a los madereros y demás, y verá si puede conseguir que hagan un-un descuento como lo hicieron con el suyo.  Es un tabernáculo hermoso, no muy grande, pero es una estructura hermosa.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 9  Así que le dije, yo dije: “Yo-yo le daré eso a los síndicos y diáconos tan pronto como Ud. se lo envíe a Bill-Billy y-y entonces dejaremos que ellos vean lo que la asignación… cuánto tienen que tener para empezar su edificio”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 10  El dijo: “Cuando Ud. lo haga, yo vendré, me pondré un par de overoles y me quedaré con Uds. durante ese tiempo”.  El Hermano Littlefield es un hombre tan lleno de gracia, un hombre amable, muy bueno.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 11  Ahora, ¿se sienten preparados todos Uds. para comenzar el año nuevo ahora?  Comenzar el año nuevo.  Vamos a comenzarlo correctamente, sirviendo al Señor. ¿Cuántos se levantaron esta mañana y le dieron gracias a El por el año viejo y todo lo que significó, y le pidieron que olvidara lo pasado?  Así que, nosotros lo hicimos al lado de la cama cuando nos levantamos, y vinimos a la mesa y donde usualmente tenemos un pequeño altar familiar, ellos se juntan alrededor de la mesa y oran.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 12  Y así que siempre tratamos de hacerlo una costumbre de orar en la noche antes de acostarnos.  Yo he hecho eso, desde que me convertí.  Me levanto por la mañana, y está muy oscuro y muy neblinoso para que yo camine, yo-yo no sé por dónde voy.  Pero si tan sólo le pido a El que tome mi mano y me guíe a través del día.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 13  Luego yo recuerdo, aquí al otro lado de la calle, cuando tan sólo era un joven, y Billy Paul tenía como tres años de edad, o cuatro, y vivíamos al otro lado de la calle.  Y una noche él quería tomar agua, y estaba allá en la cocina, con el cucharón en el balde.  Y yo dije. - Oh, yo estaba tan cansado, yo había trabajado duro todo el día y predicado la mitad de la noche.  Y-y él dijo: “Papá, yo-yo quiero tomar agua”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 14  Y yo dije: “Billy, sólo ve allí a la cocina, está sobre la mesita”.  Yo dije…

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 15  El se levantó y frotó sus ojos, y miró por allí, él dijo: “Papá, tengo miedo de ir”. ¿Ven?

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 16  Y dije: “Pues, eso es … está bien”.  Yo dije: “Sólo ve, querido, y toma.  Papá está tan cansado”.  Sólo es una corta distancia, como a esa ventana.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 17  Y él-él dijo: “Pero tengo miedo de ir, papá”. ¿Ven?

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 18  Pues, me levanté con el pequeño.  Y alargó la mano y tomó mi mano, y fue una cosa buena; no habíamos caminado cuatro o cinco pasos cuando él dio con una alfombra donde Meda había encerado el piso, y sobre una pieza de linóleo, y Uds. saben cómo es eso.  Y él se resbaló, pero yo tenía su mano, y él entonces me apretó un poquito más fuerte.  Y entonces me paré allí un poquito, y pensé: “Dios, eso es correcto”. ¿Ven?  “Yo no quiero dar un paso sin que Tú sostengas mi mano, porque no sé cuándo voy a resbalarme”. ¿Ven Uds.? “Y mientras pueda sentir Tu gran y poderosa mano sujetar la mía, yo sé que Tú me sostendrás en los tiempos de mi. . . ” ¿Ven?

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 19  Así que yo trato de hacer una costumbre de eso, de-de mantener mi mano en la Suya.  Y algunas veces he hecho cosas que parecían ridículas ante mis ojos, tales cosas que parecen tan fuera de lo natural a la mente humana; pero si tan sólo las dejamos en paz, yo me doy cuenta que era la única cosa que podía ser hecha para estar correcto.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 20  Uds. saben, las cosas que no parecen correctas aquí, si Dios los guía a ellas, estarán bien aquí en alguna parte, ¿ven Uds.?, porque El sabe cómo guiar.  Así que, al ver que El es nuestra gracia toda suficiente, y todo de lo cual tenemos necesidad o nos importa, está en El, entonces hagamos todo lo demás a un lado excepto a El y aferrémonos a la mano incambiable de Dios.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 21  Solíamos cantar un canto aquí, no lo he oído cantarse en mucho tiempo.  Ahora, yo no puedo cantar y hay … No creo que hay desconocidos con nosotros.  Así que yo … Esa es la razón de que pruebo estos cantitos, Uds. saben, porque me encanta. ¡Y Gene, si Ud. deja que esto vaya a dar por medio de esa cinta al público!  Solía cantar un pequeño canto aquí:
 Ve, el tiempo transitorio.

 Nada en tierra quedará-quedará.  Pon tu fe en aquello Eternal, ¡En el incambiable Dios!
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 22  ¿Cuántos de Uds. han oído el canto?  Oh, yo lo amo, ¿y Uds.?  Tratemos un verso de él:

 ¡En el incambiable Dios! ¡En el incambiable Dios!  Pon tu fe en aquello Eternal, ¡En el incambiable Dios!
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 23  Tratemos un verso:

 Cuando cese tu jornada,
 Y si fuiste fiel a Dios,
 Un hogar tendrás en Gloria,
 Y será felicidad.

 ¡En el incambiable Dios! ¡En el incambiable Dios!  Pon tu fe en aquello Eternal, ¡En el incambiable Dios!
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 24  Pongámonos de pie ahora un momento para orar, si Uds. desean, mientras levantamos una de nuestras manos a Dios y cantamos eso de nuevo:

 ¡En el incambiable Dios! ¡En el incambiable Dios!  Pon tu fe en aquello Eternal, ¡En el incambiable Dios!

 No codiciéis vanidades, De este mundo tan atroz, Pon tu fe en aquello Eternal, Que jamás perecerá.
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 25  Padre Celestial, mientras estamos de pie, Señor, oh, me gusta cantar esos viejos cantos, penetran profundamente en la parte interior de nuestro corazón y sacan la expresión de nuestro amor a Ti, el Dios viviente.  Y así como levantamos nuestras manos, Señor, esta mañana, fue un pequeño memorial que: “Sostén nuestras manos, Señor”.  Como estaba contando acerca de Billy Paul, de cómo él se agarró de mi mano, él hubiera caído si no hubiera sido que yo estaba sosteniéndolo. ¡Y, oh Dios, cuántas veces nosotros hubiéramos caído si Tú no hubieras sostenido nuestra mano!  Pensando en cómo él, sin madre, siendo un bebé … y cómo es que … cómo en el curso de la vida, que los caminos que él había tomado, hubiera muerto hace mucho tiempo, pero hubo una gran Mano que podía alcanzar donde la mía no podía alcanzar, y tomar control.  Ahora, estamos tan agradecidos por eso.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 26  Estoy tan contento de saber, Señor, que cuando sentimos nuestra alma separándose de este cuerpo, que todavía hay una mano a la cual podemos alargar la mano y tomarla, que nos guiará a pasar el río.  Te agradecemos por estas cosas, esta seguridad, esta bendita seguridad que tenemos, un Ancla del alma, que nos mantiene firmes mientras caminamos en esta jornada o navegando en el solemne mar de la vida.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 27  Y rogamos, Padre, como dijo el poeta: “El desanimado, y un hermano naufragado, al ver nuestra estabilidad (equilibrados), viéndolo, tomará aliento de nuevo, o tomará ánimo de nuevo y se esforzará de nuevo”; sabiendo que el Dios todo suficiente, si. tropezamos o caemos, Su gran mano está ahí para ayudarnos.  Su gracia es suficiente.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 28  Ahora rogamos, Dios, que nosotros, esta mañana, comencemos el año nuevo con himnos y cantando y regocijándonos, y sabiendo que Dios nos guiará a través de la jornada de la vida y por el río de la muerte, a esa Tierra prometida.  Nuestros ojos miran más allá de las corrientes crecidas del Jordán esta mañana, donde los campos de-de trébol y los campos de plantas de hoja perenne están creciendo, y rogamos, Dios, que nuestras almas capten esa visión y que nunca la suelten.  Algún día cuando tengamos que ir a ese arroyo donde cruza, que, como el Elías de la antigüedad, el Manto de Dios herirá los arroyos de la muerte y pasaremos sin ningún temor.  Concédelo, Señor.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 29  Ayúdanos mientras nos acercamos a Tu Palabra.  Oh, Señor, yo ruego que Tu Espíritu Santo unja estas Palabras.  Ciertamente somos insuficientes para enseñarles, no siendo un maestro.  Sabemos que la única manera en que podremos saberlo es de que ese gran Maestro principal venga y tome Su-Su lugar de morada en nuestros corazones, y-y subyugue nuestras mentes de tal manera (y nuestros pensamientos), al grado que nosotros … El interprete las Santas Escrituras a nosotros.  Solemnemente estamos dependiendo en eso.  Piensa en eso, Dios.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 30  Oh, qué maravilloso que un Padre viviente como ese, que era desde … ese es el mismo nacimiento de la Eternidad, que descendiera a seres mortales y nos ayudara, y trajera Su Palabra y la pusiera en nuestras bocas y corazones y oídos para que pudiéramos oírla y vivir, para redimirnos de una maldición con la cual no tuvimos nada que ver en que viniera, Padre, porque fue hecho por la raza humana y somos los descendientes de esa-esa primera pareja.  “Y nacimos en pecado, en maldad fuimos formados”.  Pero un Dios justo y viviente sabe que nosotros no tuvimos nada que ver con eso, pero ha hecho una vía de escape y nos dio el privilegio de venir. ¡Cuán contentos estamos de que hemos venido a la Casa del Padre!

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 31  Rogamos ahora que Tú bendigas nuestra iglesia aquí, al Hermano Neville, nuestro-nuestro valeroso pastor, Tu humilde siervo.  Rogamos por nuestros diáconos y nuestros síndicos, que Tú les des el año más grande que ellos hayan tenido.  Concédelo, Señor.  Dales una larga vida.  Fortalécelos, Señor, ellos son Tus siervos.  Que ellos siempre puedan mantenerse valientes en el puesto del deber.  Bendice al laico, a los-los miembros, a Tus hijos amados que vienen a esta casa.  Dios, reclamamos el alma de cada uno de ellos que cruza la entrada de esta casa.  La reclamamos para Ti, Señor.  Ayúdanos a ser tales ministros que traerán la Palabra tan sencilla y fielmente, por el Espíritu Santo, que ellos anhelarán ser como Tú, Señor.  Concédelo.  Sana a los enfermos y a los afligidos que entren.  Y por todo alrededor del mundo, concédelo en cada casa de Dios.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 12  Finalmente, cuando Tú hayas terminado, Señor, que podamos entrar en Tus portales, para sentarnos a la mesa de bienvenida de Dios, y comer y vivir juntos a través de las edades incesantes.  Hasta entonces, que tengamos salud y fuerza, felicidad, gozo, poder y fortaleza, y las bendiciones del Espíritu Santo para guiarnos.  Lo pedimos en el Nombre de Jesús.  Amén. (Pueden sentarse.)

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 33  Yo aprecio esa buena música esta mañana.  Y apenas llegué a tiempo, conversando con mi buen amigo, el Hermano Skaggs, y-y el Hermano Gene allá atrás, y otro hermano en la-la puerta.  Al grado que, sólo pude oír parte de ella, pero estaba entrando muy hermosa en la grabadora.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 34  ¿Cómo están disfrutando todos las Revelaciones? ¿Muy bien?  Creo bastante como mi niñita, Sara, allá atrás, ha llegado a ser 46 revoluciones” para mí, sólo son revoluciones una y otra vez.  Uds. saben, yo quisiera que tuviéramos ahora hasta casi marzo o abril, sólo para poner un lienzo muy grande aquí a lo largo de la parte de atrás, y venir durante el día y dibujar esos cuadros y todo el cuadro, y levantarlos y bajarlos como persianas, Uds. saben, como siempre he soñado de tener alguna vez un tabernáculo muy grande en alguna parte donde pudiera alargar la mano y jalar este cuadro para abajo, que atraviese toda la plataforma; y revelaciones y las interpretaciones que el Señor me ha dado, y tomar un puntero y comenzar por allí y traer estas edades.  Luego nosotros terminamos con ese, subimos ese, jalamos el otro para abajo así y comenzamos con ese, y enseñamos sobre ese completamente.  Oh, eso sería como un pequeño cielo, ¿no es así?  Sentarnos durante todo el invierno, pasarlo sentados con el Señor.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 35  ¡Es tan bueno estar a solas con El!  Uds. saben, solíamos cantar un canto: “Hay veces que me gusta estar a solas con Cristo mi Señor, yo puedo decirle todos mis problemas a solas”. ¿Ven?, así debemos estar.  Ellos solían cantar, Roy Davis, solía cantar un cantito: Escabúllete Y Ora Con Jesús.  Todo señala. . . todo lo que Uds. pueden ver siempre cae directamente en la línea de Jesucristo, ¿no es así? guiará a pasar el río.  Te agradecemos por estas cosas, esta seguridad, esta bendita seguridad que tenemos, un Ancla del alma, que nos mantiene firmes mientras caminamos en esta jornada o navegando en el solemne mar de la vida.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 27  Y rogamos, Padre, como dijo el poeta: “El desanimado, y un hermano naufragado, al ver nuestra estabilidad (equilibrados), viéndolo, tomará aliento de nuevo, o tomará ánimo de nuevo y se esforzará de nuevo”; sabiendo que el Dios todo suficiente, si. tropezamos o caemos, Su gran mano está ahí para ayudarnos.  Su gracia es suficiente.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 28  Ahora rogamos, Dios, que nosotros, esta mañana, comencemos el año nuevo con himnos y cantando y regocijándonos, y sabiendo que Dios nos guiará a través de la jornada de la vida y por el río de la muerte, a esa Tierra prometida.  Nuestros ojos miran más allá de las corrientes crecidas del Jordán esta mañana, donde los campos de-de trébol y los campos de plantas de hoja perenne están creciendo, y rogamos, Dios, que nuestras almas capten esa visión y que nunca la suelten.  Algún día cuando tengamos que ir a ese arroyo donde cruza, que, como el Elías de la antigüedad, el Manto de Dios herirá los arroyos de la muerte y pasaremos sin ningún temor.  Concédelo, Señor.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 29  Ayúdanos mientras nos acercamos a Tu Palabra.  Oh, Señor, yo ruego que Tu Espíritu Santo unja estas Palabras.  Ciertamente somos insuficientes para enseñarles, no siendo un maestro.  Sabemos que la única manera en que podremos saberlo es de que ese gran Maestro principal venga y tome Su-Su lugar de morada en nuestros corazones, y-y subyugue nuestras mentes de tal manera (y nuestros pensamientos), al grado que nosotros … El interprete las Santas Escrituras a nosotros.  Solemnemente estamos dependiendo en eso.  Piensa en eso, Dios.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 30  Oh, qué maravilloso que un Padre viviente como ese, que era desde … ese es el mismo nacimiento de la Eternidad, que descendiera a seres mortales y nos ayudara, y trajera Su Palabra y la pusiera en nuestras bocas y corazones y oídos para que pudiéramos oírla y vivir, para redimirnos de una maldición con la cual no tuvimos nada que ver en que viniera, Padre, porque fue hecho por la raza humana y somos los descendientes de esa-esa primera pareja.  “Y nacimos en pecado, en maldad fuimos formados”.  Pero un Dios justo y viviente sabe que nosotros no tuvimos nada que ver con eso, pero ha hecho una vía de escape y nos dio el privilegio de venir. ¡Cuán contentos estamos de que hemos venido a la Casa del Padre!

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 31  Rogamos ahora que Tú bendigas nuestra iglesia aquí, al Hermano Neville, nuestro-nuestro valeroso pastor, Tu humilde siervo.  Rogamos por nuestros diáconos y nuestros síndicos, que Tú les des el año más grande que ellos hayan tenido.  Concédelo, Señor.  Dales una larga vida.  Fortalécelos, Señor, ellos son Tus siervos.  Que ellos siempre puedan mantenerse valientes en el puesto del deber.  Bendice al laico, a los-los miembros, a Tus hijos amados que vienen a esta casa.  Dios, reclamamos el alma de cada uno de ellos que cruza la entrada de esta casa.  La reclamamos para Ti, Señor.  Ayúdanos a ser tales ministros que traerán la Palabra tan sencilla y fielmente, por el Espíritu Santo, que ellos anhelarán ser como Tú, Señor.  Concédelo.  Sana a los enfermos y a los afligidos que entren.  Y por todo alrededor del mundo, concédelo en cada casa de Dios.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 32  Finalmente, cuando Tú hayas terminado, Señor, que podamos entrar en Tus portales, para sentarnos a la mesa de bienvenida de Dios, y comer y vivir juntos a través de las edades incesantes.  Hasta entonces, que tengamos salud y fuerza, felicidad, gozo, poder y fortaleza, y las bendiciones del Espíritu Santo para guiarnos.  Lo pedimos en el Nombre de Jesús.  Amén. (Pueden sentarse.)

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 33  Yo aprecio esa buena música esta mañana.  Y apenas llegué a tiempo, conversando con mi buen amigo, el Hermano Skaggs, y-y el Hermano Gene allá atrás, y otro hermano en la-la puerta.  Al grado que, sólo pude oír parte de ella, pero estaba entrando muy hermosa en la grabadora.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 34  ¿Cómo están disfrutando todos las Revelaciones? ¿Muy bien?  Creo bastante como mi niñita, Sara, allá atrás, ha llegado a ser  “revoluciones” para mí, sólo son revoluciones una y otra vez.  Uds. saben, yo quisiera que tuviéramos ahora hasta casi marzo o abril, sólo para poner un lienzo muy grande aquí a lo largo de la parte de atrás, y venir durante el día y dibujar esos cuadros y todo el cuadro, y levantarlos y bajarlos como persianas, Uds. saben, como siempre he soñado de tener alguna vez un tabernáculo muy grande en alguna parte donde pudiera alargar la mano y jalar este cuadro para abajo, que atraviese toda la plataforma; y revelaciones y las interpretaciones que el Señor me ha dado, y tomar un puntero y comenzar por allí y traer estas edades.  Luego nosotros terminamos con ese, subimos ese, jalamos el otro para abajo así y comenzamos con ese, y enseñamos sobre ese completamente.  Oh, eso sería como un pequeño cielo, ¿no es así?  Sentarnos durante todo el invierno, pasarlo sentados con el Señor.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 35  ¡Es tan bueno estar a solas con El!  Uds. saben, solíamos cantar un canto: “Hay veces que me gusta estar a solas con Cristo mi Señor, yo puedo decirle todos mis problemas a solas”. ¿Ven?, así debemos estar.  Ellos solían cantar, Roy Davis, solía cantar un cantito: Escabúllete Y Ora Con Jesús.  Todo señala. . todo lo que Uds. pueden ver siempre cae directamente en la línea de Jesucristo, ¿no es así?

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 36  Ahora, sobre las edades de la iglesia de las cuales hablamos, los últimos ocho días en la reunión … Luego anoche creo que llegamos al versículo 2 del capítulo 4 de Apocalipsis.  Y yo supongo que todos Uds. estuvieron aquí anoche para-para captarlo.  Y así que yo quizás si recorro uno o dos versículos de él esta mañana, y 0 hasta dónde guiará el Señor, yo no sé.  He llegado como al sexto o séptimo versículo aquí, sólo un pequeño contexto escrito donde puedo regresar en las diferentes partes de las Escrituras y sacar esas cosas, y lo que estudié ayer.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 37  Y ahora, nos damos cuenta, terminamos anoche, creo, en el versículo 2, comenzando en el 3, creo que fue.  Y terminamos con “La Voz de la trompeta”. ¿No es correcto eso: “La Voz sonando”?  Permítanme leerlo todo para que regresemos ahora.

 Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como si era de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá, y yo te mostraré las cosas … sucederán después de estas.

 Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado.

  Y el aspecto del que estaba sentado en el trono …que
             estaba sentado era semejante a piedra….jaspe
             y… cornalina, y había en derredor del trono un arco
             iris, semejante en aspecto a la esmeralda.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 38  Ahora ¡esta hermosa, oh, hermosa lección!  Y esta mañana, poco antes de que yo viniera, llegué aquí al versículo 6, yo pensé: “Oh, hermano, no puedo pasar de eso, porque aquí hay algo en este versículo 6 que quiero que todas las personas escuchen muy bien, cuando lleguemos a estas bestias”.  Las diferentes definiciones de estas bestias aquí, viendo en el original, uno es una clase de bestia, y las otras cuatro bestias son otra.  Una es de un animal, en el Griego, como “animales salvajes”.  Esta otra no está traducida correctamente en la King James [Versión de la Biblia en inglés.-Traductor], porque no son bestias [En la Biblia en inglés dice "bestias" en vez de "seres vivientes" como dice en la Biblia en español.-Traductor], son “Seres vivientes”.  Y cómo esos Seres, lo que eran, no eran humanos ni tampoco eran Ángeles.  Así que son “Seres vivientes”, y cómo ellos tenían cuatro rostros y cuatro … Oh, hermano, traemos eso directamente al Evangelio, y lo traemos de nuevo y lo colocamos hoy en día tan perfectamente como aquí.  Y, recuerden, cuatro, es un número terrenal. ¿Ven?  Y es una lección hermosa allí, y así que yo-yo estoy muy seguro que no entraremos en eso; quizás lo haremos. ¡Pero es tan maravilloso!

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 39  Entonces, si el Señor quiere, entonces si estamos aquí, quizás el próximo domingo podemos tratar eso de nuevo; tratar, de continuar, a ver si podemos terminar este capítulo 4 antes de que nos vayamos.  No sabemos exactamente todavía dónde vamos a comenzar de nuevo.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 40  Ahora, nos damos cuenta que “después”.  “Después de estas cosas”.  Después quería decir que “Después de que las edades de la iglesia habían cesado”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 41  Entonces Juan fue llamado a subir más alto, “sube acá”, que significa “sube aquí arriba”.  El le mostró todo lo que iba a suceder en el mundo de la-la edad de la Iglesia.  Entonces después de que las edades de la iglesia habían terminado, nos damos cuenta entonces que Juan era un tipo de todo creyente verdadero que será llamado por Cristo a lo Alto. ¿Es correcto eso?  Llamado: “Sube acá”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 42  Y nos damos cuenta que la Voz que le habló era la Voz de una trompeta, clara, bien determinada, y era la misma Voz que le habló aquí en la tierra. ¿Ven?, mientras El estaba en medio de los siete candeleros de oro, El estaba hablando a … o desde.  Oh, me gusta eso: “Hablando desde los candeleros”. ¿Ven?, El estaba en los candeleros, hablándole desde ellos a Su Iglesia.  Luego cuando la edad de la iglesia había cesado, El dejó la tierra y subió al Cielo y llamó a Sus Redimidos para arriba con El.  Oh, ¿no es hermoso eso?  Yo-yo … Oh, eso hace que mi corazón salte.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 43  Y recuerden, a medida traemos estas cosas, quiero especialmente que los convertidos jóvenes como la Hermana Ina aquí, y … Ina, mejor dicho, y su esposo, y Rodney y su esposa, y Charlie y demás, que entiendan que estas cosas, y muchos de Uds. los jóvenes que acaban de venir al Señor, que no han llegado muy lejos por el camino todavía, sólo lo han saboreado a El y vieron que El es bueno y misericordioso.  Ahora, fíjense en esto, que estas cosas que estamos hablando, lo que estamos tratando de hacer es establecer su fe, que cuando Dios dice algo tiene que suceder. ¡Eso simplemente no va a fallar!  No importa … Puede parecer que es un millón de millas … y nunca puede suceder, pero Dios lo hará que se mueva y hará que suceda.  Y El hace eso para probarlo a uno.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 44  Vean lo que El le dijo a Abraham.  “Lleva a tu hijo aquí arriba de la colina y mátalo”, después de que él lo había esperado veinticinco años.  Y El dijo: “Llévalo aquí arriba y mátalo”. ¿Cómo?  “Yo voy a hacerte padre de naciones”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 45  Y Abraham, de cien años de edad; su esposa, de noventa; y su único hijo … Abraham tenía cerca de ciento quince entonces.  Así que él dijo: “¿Cómo va a ser él, cómo-cómo puede ser?  Si yo, un hombre viejo, tan viejo como soy, y esperé veinticinco años … Tú me diste la promesa a los setenta y cinco, y heme aquí de cien.  Y Sara tenía sesenta y cinco, y ahora ella tiene noventa. ¿Cómo?  Después de que hemos tenido a este bebé … Y Tú me dijiste allá hace mucho, hace veinticinco años cuando yo tenía setenta y cinco años de edad, que yo iba a tener el bebé después de vivir con Sara todos estos años; yo era estéril y ella no era fértil.  Así que entonces ¿cómo?  Sin embargo, Tú me hiciste fértil y la hiciste a ella fértil, y luego viniste y nos diste este bebé.  Y lo hemos criado hasta los quince años de edad, y Tú dijiste que a través de este niño Tú: ‘Bendecirías a los Gentiles y a toda nación en el mundo’, y me harías padre aun de los Gentiles, me harías padre.  Entonces en las edades que han de venir, Señor, que Tú me harías padre de toda nación bajo el cielo a través de este niño.  Y a través de este niño vendría un Redentor, y a través de ese Redentor redimirías toda la raza humana. ¿Cómo vas a hacerlo, Señor?” Ese no fue el pensamiento de Abraham, esa no fue la pregunta de Abraham. ¡Obediencia!  El no dijo: “¿Cómo vas a hacerlo?”

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 46  “No es asunto mío.  Tú lo dijiste, así que yo sé que Tu Palabra es correcta, si Tú puedes cumplir Tu Palabra para mí y mostrarme que cuando yo tenía setenta y cinco años de edad; cuando Tú me llamaste y me dijiste: ‘Sepárate y viaja a una tierra extraña’, he estado en esta tierra por veinticinco años.  He quedado, siendo un hombre viejo, viviendo con una esposa con la que he vivido desde que ella era una muchacha”, su media hermana.  “Y entonces yo … todo este tiempo.  Y Tú me diste este bebé que Tú prometiste.  Lo recibí como uno de entre los muertos.  Y si Tú dices ‘mátalo’, Tú eres capaz de resucitarlo de entre los muertos de nuevo”. ¡Oh, hermano!  Esa es la manera, eso es.  Y El lo hizo.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 47  Y tan pronto él obedeció a Dios totalmente, apartó el cabello de Isaac de su cara, sacó la lanza para matar al … su propio hijo, su hijo unigénito.  Dios estaba mostrando un ejemplo, mostrándonos. ¿Para qué hizo El eso?  El no tenía que hacerlo.  Pero lo hizo para que Uds. y yo, pudiéramos mirar estas cosas en este día terrible y oscuro donde los corazones de los hombres están tan llenos de maldad, para que sepamos que Dios cumple Su promesa.  No importa cuán insuficiente parezca ser, cuán imposible pueda ser, Dios todavía sigue siendo Dios y El cumple cada promesa que hizo.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 48  Eso es lo que estoy tratando de decirles cuando nos paramos aquí en un servicio de sanidad.  Nos paramos aquí y Ud. dice: “Estoy enfermo”.  Y Ud.. . No hay duda, Ud. está enfermo. ¡Pero Dios cumple Su promesa!  Entonces El descenderá.  Ahora, ¿ven?, El hizo una expiación aquí que El-que El los sanaría.  Eso es lo que El ha hecho.  Ahora lo único que El les pide que hagan es creer eso, que se aferren a eso así como lo hizo Abraham.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 49  “Bueno, el doctor dice que yo-yo viviré un día más”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 50  No me importa.  Eso está bien, eso es todo lo que el hombre sabe, eso es lo mejor que él sabe. ¿Cómo iba Abraham a recibir este niño después de que ya lo había colocado aquí arriba, y la Palabra de Dios le dijo que “fuera a matar al muchacho”? ¿Cómo iba a hacerlo?  Ese no es el asunto.  Dios dijo que lo hiciera y asunto concluido.  “¿Cómo me voy a mejorar y el médico dice que no me puedo mejorar?” Yo … eso no es mi … para que yo lo cuestione; es tomar la Palabra de Dios.  Y tan pronto eso es revelado a Ud. de que Ud. va a mejorar, entonces Ud.-Ud. sólo recuerde que Ud. va a mejorar.  No hay nada que se lo pueda impedir.  Eso es correcto. ¿Ven?

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 51  Así que cuando Abraham totalmente en obediencia… ¿Cómo va a hacerlo El?  En el último momento, los últimos cinco minutos vinieron, los últimos tres minutos, los últimos dos minutos, el último minuto, los últimos treinta segundos, el último segundo vino, cuando la mano ya estaba arriba lista para quitarle la vida al muchacho, Dios dijo: “Detente allí mismo.  Detente allí mismo, ¿ves?  Yo veo que tú realmente confías en Mí. Ahora, Yo sólo hice esto, Abraham, para mostrarle al Tabernáculo Branham en los días venideros, ¿ves?, que va … que-que ellos deben confiar en Mí. ¡Ellos no deben dudar de Mí en lo absoluto! ¡Confiar en Mí!  “

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 52  Más o menos en ese tiempo, él … Aquí estaba un sacrificio, él nunca lo hizo en vano.  No, él nunca lo hizo en vano, porque en ese mismo momento un-un cordero baló, un carnerito había sido enganchado por los cuernos allá en el desierto.  Y cuántas veces hemos pasado por eso. ¿Cómo llegó ese carnero allá? ¿Cómo, a través de todos esos animales salvajes?  A cien millas [Ciento sesenta y un kilómetros.-Traductor] de la civilización, entre leones, chacales, lobos, toda clase de animales salvajes allá atrás, bien arriba sobre la cima de la montaña donde no hay agua ni pasto, ¿qué estaba haciendo allí?  Dios lo creó, lo colocó allí.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 53  ¡Y verlo a El en nuestros días en que estamos viviendo!  Ahora, esta mañana voy a tener que contar un montón de cosas personales para decirlo, para llegar a lo que quiero decir.  Por eso estoy poniendo una base para esto de la manera en que lo estoy haciendo, antes de comenzar con esto.  Quiero que entiendan que estas cosas que suenan personales, no es la intención de que sean personales.  Ellas sólo son traídas para darles un ejemplo para que su fe pueda descansar solemnemente en la fe que está en Cristo, para que puedan descansar sobre Su promesa.  Porque Dios cumple Su promesa tan perfectamente como puede ser, ahora mostrándonos.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 54  Y miren a ese mismo Jehová-jireh, como Abraham lo llamó a El, lo cual en Hebreo significa: “Dios proveerá para Sí mismo un sacrificio”.  Dios puede hacer eso.  El hizo Su camino.  Si El dijo … El le dijo a Noé …

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 55  Uds. dijeron: “Pues, eso sólo fue a Abraham”.  No. El lo dijo por toda la edad, y El aún lo está diciendo.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 56  El le dijo a Noé allá atrás, a lo que vamos a entrar esta mañana: “Va a llover”.  Pues no había
 … nunca hubo una nube en el cielo.  La corriente más grande de agua era un arroyo donde Dios
 irrigaba la tierra, un pequeño manantial en alguna parte.  Esa era la corriente más grande de agua
 que había.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 57  Ahora, la gente dice: “¿Cómo va a caer agua de allá arriba?  Muéstreme dónde está allá arriba en todo ese sol caliente, ¿ven?, si hay algo allá arriba”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 58  “Si Dios dijo ‘construye un arca, que viene’, es asunto mío construir el arca y prepararme, porque viene.  El es Jehová-jireh, El puede proveer agua allá arriba”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 59  Y lo único que El hizo fue permitir que el hombre, hombre insensato y tonto, hiciera exactamente con Su ciencia, para cumplir lo que El sabía que vendría.  Dios nunca destruyó al mundo; el hombre destruye al mundo.  Dios no destruye nada, Dios trata de preservar todo.  El hombre se destruye a sí mismo por medio de su conocimiento, como él lo hizo en el huerto del Edén en el árbol, y demás.  Y así que algún fanático echó mano de algún poder atómico, en alguna parte, que ellos lo tenían.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 60  Ellos-ellos podían trabajar con él entonces, porque podían hacer cosas con él entonces que nosotros no hemos aprendido todavía.  No estamos tan adelantados.  Quizás se necesiten tres o cuatro años todavía, o más, antes de que podamos hacerlo, para hacer lo que ellos hicieron.  Ellos construyeron las pirámides y las esfinges y demás.  Nosotros nunca podríamos hacer eso.  No podríamos reproducir eso, no hay manera de que lo hagamos, a menos de que pudiéramos obtener un poder atómico.  El poder de la gasolina, el poder eléctrico, no levantaría una de esas rocas, no la movería del suelo.  Y algunas de ellas son de una cuadra de alto, arriba en el aire, y pesaban un billón de toneladas. ¿Cómo las subieron allí arriba? ¿Ven?, ellos sabían.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 61  Y ellos soltaron eso, alguien dejó que una de esas bombas atómicas apareciera en la pantalla de algunos otros, allá en aquellos días, porque: “Como fue en los días de Noé, como fue, esa clase de civilización, esa clase de gente inteligente; como fue en los días de Noé, así también será, así también será en la venida del Hijo del Hombre”. ¡Una repetición de lo que fue! ¿Ven?

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 62  Aquí no hace mucho excavaron unos acueductos modernos, estaban aquí-aquí en México antes de la inundación antediluviano.  Uds. lo vieron en el periódico.  Esos son acueductos modernos así como los tenemos ahora, que se hundieron tan profundamente debajo de la tierra; alguna cosa atómica los cubrió.  Ella estalló y pasó por encima así. ¿Ven?

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 63  Ahora, “como fue en los días de Noé”, hombres inteligentes, hombres inteligentes con sus poderes atómicos y todo, podían construir pirámides y esfinges y demás.  “Como fue en ese día, así será”.  Pero la obra ha de ser acortada en este día, porque ha de ser sacado un pueblo Raptado.  Como Enoc, ha de haber un pueblo trasladado.  Estamos en esa clase esta mañana, el pueblo que es trasladado como lo fue Noé a través del diluvio.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 64  Pero recuerden, antes… ¡No olviden esto!  Antes de que una gota de lluvia cayera, antes de que hubiera una cosa en el cielo, antes de que Noé hubiera-hubiera tenido terminada el arca, Enoc fue llevado al Hogar.  Enoc fue raptado sin morir, sólo comenzó a caminar un día, y-y la gravitación perdió su poder sobre él.  Y él halló que un pie estaba un poco más alto, y el otro pie un poco más alto, y otro pie un poco más alto, y cuando menos lo esperan, él dijo: “Hasta luego, mundo”.  Sólo continuó caminando hacia arriba a la Gloria.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 65  Y cuando Noé miró alrededor y no pudo hallar a Enoc en ninguna parte, él miró alrededor y no sabía para dónde se había ido Enoc, entonces él dijo: “Ahora es tiempo de ponernos a construir el arca”. ¿Ven?  Se pusieron a trabajar en el arca para trasladar el remanente.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 66  Esa es la misma cosa que sucede aquí mismo.  La Iglesia fue llevada al Cielo, y Juan ahora es traído arriba con Ella como un tipo de los resucitados, como lo vimos anoche.  Y nos dimos cuenta que esta misma Voz que lo llamó a mirar atrás en la tierra, fue la misma Voz que lo llamó a que subiera.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 67  ¡Oh, todo Cristiano!  La misma Voz, Charlie, que lo llamó un día allá en Kentucky, que se: “Diera vuelta”, es la misma Voz que lo llamará, “¡Sube!” ¿No está contento de eso, Hermano Evans?  La Voz que dijo: “Date vuelta”, la misma Voz dijo, “¡Sube!” ¡Oh, hermano!  Ahí está, ¡qué llamado! ¡Qué realidad!  Clara, bien determinada como una trompeta: “¡Date vuelta, sírveme!  Sube adonde Yo estoy”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 68  Allí los vimos representados: a aquellos que murieron, Moisés para representar a los santos que murieron, resucitó; Elías, con su grupo en el último día, parado allí con su grupo Raptado. ¡Todos ante el Señor Jesús!  Juan reveló eso.  Jesús les dijo que él no moriría, y qué a ellos si él viviera hasta que viera Su venida.  Y los discípulos sacaron un dicho.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 69  Oh, yo quisiera poder entrar muy, muy profundamente ahora mismo, por unos cuantos minutos, para la iglesia.  Todos saben … Y cada uno vive una-una vida privada con Dios.  Es un asunto individual, cosas del Espíritu que lo lleva a uno a lugares de los cuales uno ni siquiera se atrevería a hablar.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 70  He notado esto en mi propio pequeño y humilde ministerio, que hay muchas veces que yo he dicho algo y no he sabido por qué lo dije, y no parece que está bien (pero sin embargo alguien dirá algo), pero yo observo y esa cosa llegará a eso tan perfectamente como pudiera. ¡Dios lo hará suceder!  Cuando yo quería decir algo, yo decía: “Bueno, ahora, esperen un momento.  Ese individuo, tal y tal, esto va a suceder aquí, ahora eso-eso sólo tiene que ser de esa manera”.  Pues, realmente, yo-yo no sé porqué lo dije.  Y cuando menos lo esperan, es exactamente de esa manera. ¡Dios lo hace!

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 71  Ahora, cuando estos discípulos habían dicho: “Oh, Jesús dijo que ‘este hombre no moriría”‘.  Jesús nunca dijo eso.

 Jesús dijo: “¿Qué a ti si él vive hasta que Yo venga?”
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 72  Pero ver a los discípulos hacer un dicho de eso, entonces Jesús extendió Su mano hacia abajo y tomó a Juan y lo levantó y le permitió ensayar toda la cosa, ver el ensayo de la Venida del Señor.  Juan vio a la Iglesia, él vio el final de la edad de la Iglesia, él vio el fin de los Judíos, él vio la Segunda Venida, él vio todo el orden.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 73  Y miren lo que Dios tuvo que hacer; hervirlo en grasa por cerca de veinticuatro horas allá, para dejarlos ver que él era Divino, que el Espíritu Divino había ungido la-la parte del alma … (eso de afuera, lo terrenal, o como sea que lo llamen, la carne humana), lo había impactado tan Divinamente al grado que grasa ardiente y caliente por veinticuatro horas ni siquiera pudo quemarlo.  Estaban tratando de sacar el Espíritu Santo de un hombre hirviéndolo; Uds. no pueden hacer eso.  Entonces lo pusieron en la isla de Patmos, y él escribió el Libro, y regresó y predicó varios años. ¿Ven?

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 74  Por supuesto, ahora, él tuvo que soportar un nombre malo: “El era un adivino, él era brujo”. ¿Cuántos saben que Juan fue llamado brujo? ¡Sin lugar a dudas!  Jesús también fue llamado así. ¿Ven? ¿Ven?, el mundo no sabe nada acerca de estas cosas.  “El era un adivinador de pensamientos”. ¿Ven?  Ellos decían que “El era tan brujo al grado que él embrujó esa grasa, que la grasa no pudo quemarlo porque él la embrujó”, sólo porque él no estaba de acuerdo con sus ideas Católicas.  Eso era todo.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 75  El era un siervo de Dios que … humilde, tenía una pequeña misión allá que él cuidaba.  El no toleraba esas cosas grandes, y así que Dios sólo lo guardó y lo preservó.  Así lo hizo El con San Martín e Ireneo, y por toda la edad.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 76  Y El está haciendo la misma cosa hoy, viniendo hasta acá.  Ahora, nunca olviden esto, que Dios prometió grandes sacudimientos, y grandes y poderosas obras.  Ahora, escriban esto en sus notas que están escribiendo, ¿ven, ven?, que lo que el hombre llama “poderoso y grande”, Dios lo llama “¡Tontería!” Y lo que el hombre llama “tontería”, Dios lo llama “¡Grande!” No olviden eso, ¿ven?, no lo olviden.  Eso les ayudará en los años venideros, porque estamos buscando algo más grande cada vez.  Y estamos recibiendo algo más grande todo el tiempo, pero la gente del mundo no lo sabe.  Tampoco lo sabían en los días de Noé, tampoco lo sabían en los días de Juan, en los días de Jesús, en los días de los apóstoles, en los días de Ireneo, cualquiera de esos días, ellos nunca lo supieron.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 77  Aun Juana de Arco, ella era una mujercita santa.  Cuando ella era nada más una muchacha, Dios le habló en visiones, y un Ángel le habló. ¿Saben Uds. lo que dijo la iglesia Católica?  “Ella es una bruja”.  Y ellos la pusieron en un poste y la mataron quemándola, los sacerdotes Católicos lo hicieron; la mataron, la sentenciaron a muerte como “una bruja”, y Juana de Arco murió como una bruja.  Cerca de doscientos años más tarde, ellos descubrieron que ella no era una bruja, ella era una-una discípula de Cristo.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 78  Ellos le hicieron la misma cosa a todos los santos.  Jesús dijo: “¿A quiénes de vosotros vuestros padres no persiguieron? ¿Cuál de los profetas vino que no hayan rechazado ellos?” Dijo: “Paredes blanqueadas”.  Dijo: “Vosotros-vosotros vais y-y ponéis el adorno sobre las tumbas de los profetas, y vosotros mismos sois los que los pusieron allí adentro”. ¡Jm! ¡Oh! ¡Oh! ¿Ven?  El no se anduvo con rodeos, ¿ven?, El simplemente se los dijo.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 79  “Generación de culebras”, dijo Juan, “¿quién os enseño a huir de la ira venidera?  No comencéis a decir que ‘tenéis a Abraham’ por padre, ‘nosotros pertenecemos a ciertas grandes organizaciones”‘.

 ”¿Eres Cristiano?”
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 80  “Oh, soy Metodista.  Soy Presbiteriano.  Soy Pentecostal”.  Eso no es en lo absoluto.  Eso tiene tanto que ver como-como como-como-como la nieve con la luz del sol. ¿Ven?  No tiene nada que ver con Eso.  Si Ud. es Cristiano, Ud. es un siervo de Dios nacido de nuevo.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 81  Ahora, ahora, cuando Juan vino, lo vimos anoche.  Ahora recuerden, cuando Uds. lleguen a esto … Para el contexto del asunto, yo-yo les dije entonces.  Recuerden, el mundo está recibiendo el sacudimiento más fuerte que haya recibido alguna vez, ahora mismo, el mundo eclesiástico.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 82  Ahora recuerden, sin duda, en los días de-de Juan, los días de Jesús, habían grandes festivales y grandes oradores en sus días, grandes hombres intelectuales, y ellos atraían millares de millares de personas. ¿Qué haría Caifás si él llamara a una-una reunión?  El traería a todo Jerusalén, reuniría a todo Israel, de todas partes.  Otro dijo: “Oh, ahora si Caifás dice una tal y tal cosa, eso sería magnífico”.  “Oh, ¿cree Ud. las Escrituras, rabí, reverendo, doctor, obispo? ¿Cree Ud. las Escrituras?”

     “¡Por supuesto, creo las Escrituras, yo soy un erudito
 célebre!  “

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 83  “Muy bien.  Ahora, la Biblia dice aquí que vendría un tiempo en que habrá un-un. . .’Todos los montes saltarán como carneritos, todas las hojas darán palmadas de aplauso, y todos los lugares altos serán bajados y hechos bajos, todos los lugares bajos serán alzados y hechos altos.  Y será hecho por la voz de uno que clama en el desierto’. ¿Cree eso, rabí, reverendo, doctor, pastor?”

 ”¡Seguro, yo creo eso!”

 ”¿Cómo va a suceder?”
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 84  “Oh, Dios enviará a un hombre poderoso a la tierra algún día.  Oh, él será grande.  El será una voz de uno que clama en el desierto, o él va a precursor al Mesías que va a venir.  Y cuando El venga, no hay duda en mi mente que él descenderá del Cielo y descenderá al templo.  El descenderá al templo, y dirá: ‘Ahora, vamos a tomar a todos los Romanos y los mataremos a golpes.  Eso es todo.  Vamos a vencer a todos los Romanos’.  Y-y entonces El va a decir: ‘¡Desciende, Mesías!’ Y el Mesías va a descender, y vamos a moldear todas nuestras podaderas en … o nuestras espadas en rejas de arado y podaderas, y ya no habrá guerras”.  Aja, esa es la interpretación de ellos.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 85  ¿Pero qué sucedió cuando vino? ¿Qué sucedió?  No hubo despliegue del Cielo, que ellos hayan visto.  Hubo uno, pero no lo vieron.  No lo vieron. ¿Ven? ¿Cuándo saltaron todos los montes como carneritos? ¿Cuándo se bajaron todos los lugares altos y se alzaron los lugares bajos?  Un predicador de cara vellosa salió caminando del desierto y ni siquiera sabía su abecedario.  Según la historia, él entró al desierto a la edad de nueve años y no apareció de nuevo hasta que tenía treinta años de edad.  El vivía de las langostas y miel silvestre.  Langostas son saltamontes, esos saltamontes largos.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 86  Ellos se los comen todo el tiempo.  Bueno, Uds. los pueden comprar aquí mismo en el … No piensen que eso es malo, porque Uds. pueden comprarlos aquí mismo en el supermercado si los desean, abejorros, abejas, langostas, serpientes de cascabel, cualquier cosa que Uds. quieran, ¿ven?

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 87  Así que él vivía de langostas y miel silvestre. ¡Qué régimen alimenticio!  Pero él fue guardado por el poder de Dios.  El no se vestía con su cuello volteado; como alguien dijo anoche, el Hermano Parnell o alguno de ellos.  El no se vestía con un saco de faldones largos, y todo lo referente a eso.  Salió del desierto con un gran pedazo de piel de oveja envuelto a su alrededor.  Como yo he dicho, quizás … Nosotros tenemos que tomar un baño cada día, y tal vez él no tomaba uno cada tres o cuatro meses, allá afuera en el desierto.  Yo no sé.  No había mucho que ver en él.  El no tenía un púlpito.  El no iba a ciudades grandes y tenía grandes campañas.  El se paró allá afuera en las riberas del Jordán, con el lodo hasta sus rodillas, y dijo: “¡Generación de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera?” Sí, ahí es cuando los lugares altos fueron hechos bajos, ¿ven?, y los lugares bajos hechos altos.  Aja.  Sí, señor.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 88  Entonces, lo primero que sucede, ellos estaban esperando al Mesías que descendiera con Ángeles y cosas, y que se asentase sobre las bóvedas allá afuera y en el templo en donde ellos habían edificado para que El llegara allí (así como estamos edificando lugares grandísimos hoy por todas las naciones y demás). ¿Ven? ¿Y cuándo vino El?  El pasó por alto cada una de esas sinagogas, cada una de esas organizaciones, y descendió a un establo.  Ellos lo forzaron a hacer eso.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 89  Eso es lo que es hoy.  El está forzado a hacer cosas, forzado a hacerlo, forzado a ser interdenominacional, porque Su Mensaje no coopera con las denominaciones.  Su Mensaje hoy, predicado por Sus ministros, es interdenominacional porque las denominaciones lo echaron fuera.  La Biblia así lo dice.  El está afuera, tocando, tratando de entrar (¿ven?), en Su propia iglesia.  Ahí es donde está. ¿Ven?, es lo mismo hoy.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 90  Así que, recuerden, lo que le parece grande al hombre, es pequeño delante de Dios.  Ahora, esa es la razón por la cual Uds. no tienen que tener muchas flores.  Y cuando Dios venga otra vez, cuando Jesús venga de nuevo, Uds. se sorprenderán, de esa pequeña lavandera allá en el callejón.  Aja.  Uds. se sorprenderán, de ese hombre que no dice nada, que guarda sus secretos para sí mismo caminando delante de Dios, humilde.  Uds. se sorprenderán.  Va a…

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 91  Yo prediqué no hace mucho, En El Juicio… Las Sorpresas En El Juicio.  No va a ser una sorpresa ver al contrabandista de licores allá, él sabe que él va.  Seguro.  No va a ser una sorpresa ver al mentiroso, al adúltero, todo allá, eso … Pero la sorpresa será, y la decepción será, aquellos que pensaban que iban; aja, sí, y entonces ser rechazados.  Aquellos que dijeron: “Pues, espere un momento, mi madre perteneció a esta iglesia, mi padre perteneció a esta iglesia, mi abuelo, abuela.  He sido un miembro allí toda mi vida”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 92  “Apártate de Mí, hacedor de maldad, Yo ni siquiera te conocí”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 93  Miren los días cuando el pequeño y anciano Simeón, un hombre desconocido, sin reputación, no sabemos nada de él en la Biblia.  Pero la Biblia dice: “Le había sido revelado por el Espíritu Santo”.  Allí está él, allí lo tienen, que: “El no moriría hasta que viera al-al Ungido del Señor”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 94  Entonces miren quién era Juan el Bautista, alguna clase de hombre raro, un leñador allá en los bosques.  Fue revelado a él.  Salió predicando el Mensaje. ¡Miren eso!

 ¿Quién era la pequeña Ana?
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 95  La pequeña virgen, María, allá en la-la ciudad de Nazaret (tan vil como Jeffersonville), y donde el pecado y todo abundaban, pero ella se había conservado a sí misma pura porque sabía que había un Mesías que vendría algún día. ¿Ven?

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 96  José, un carpintero, había perdido a su esposa y-y estaba cortejando a esta muchachita.  Y fue a través de allí que el Espíritu Santo llegó a eso.  Y entonces el mundo viene y le da un mal nombre, como “santo rodador, pentecostal”. ¿Ven?, le da un mal nombre: “Pues, ese, ella … ese niño nació fuera del santo matrimonio”. ¿Ven?, ellos creían eso, y parecía que era así.  Pero Dios hace eso para cegar los ojos de los sabios y de los entendidos, y lo revela a los niños que aprenderán.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 97  Yo espero que haya suficiente base para cuando llegue a algo después de un rato.  Voy a mostrarles. ¿Ven Uds. este aceite?  Ahora, lo que les he dicho, la base, para ver que no es el hombre, es Dios, yo señalaré a esto.  Muy bien.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 98  Ahora: “Sube acá”, fue la Voz.  Y cuando él abrió él oyó la trompeta sonar, y entonces inmediatamente Juan estaba en el Espíritu, estaba en el Espíritu, y tan pronto él entró en el Espíritu él comenzó a ver cosas.  Uno comienza a ver cosas cuando uno entra en el Espíritu.  Primero uno tiene que entrar en el Espíritu. ¿Es correcto eso?

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 99  Ahora, qué si Uds. fueran a un partido de pelota, y Uds. dicen: “A mí en verdad me gusta el béisbol”.  Aja.  Y Uds. se consiguen un asiento de primera fila, allá en el asiento de palco y Uds. están observando a los Yankees o Bulldogs [Equipos de béisbol.-Traductor], quienquiera que sean, jugando.  Y todos ellos están teniendo un gran partido allí afuera.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 100  Y su equipo está por perder, y de repente el moderno Babe Ruth coloca su bate de esta manera y dice: “¿Ven allá lejos?” Tienen tres hombres en base.  ” ¡Bam!  “, y la hace salir fuera de la vista; se quita su gorra y se abanica; camina a la primera base y mira alrededor; todos esos hombres yendo a segunda base, se dan la mano con el hombre de segunda base; camina, regresa caminando tranquilamente a la base meta, hace una reverencia. ¡Pues, oh! ¡Oh! ¡Los gritos, los brincos, las aclamaciones, los gritos de “Viva”!  Pues, ellos…

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 101  Yo en realidad los he visto tomar estos. . . ¿Recuerdan el viejo sombrero de paja?  Fui a un partido de béisbol un día y vi a un hombre que pegó un jonrón.  Y este hombre que estaba sentado enfrente de mí con un sombrero de paja, se emocionó mucho; él tomó su sombrero, lo jaló hacia abajo, le puso a él un cuello alrededor así donde la tapa salió. ¡Pues, él estaba pasándolo en grande!  El-él estaba tan fuera de sí que no sabía lo que estaba haciendo.  Pateando y vitoreando y gritando y saltando.  Pues, ahora, ¿saben Uds. lo que pienso?, él ciertamente tenía … él era un-él era un … él amaba el béisbol.  El era un entusiasta del béisbol, así como un entusiasta del cigarrillo o entusiasta del whisky.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 102  Yo soy un entusiasta de Jesús.  Sí.  Yo amo eso.  Yo … Si uno llega a ser un entusiasta de Jesús, ¿ven Uds.?, un entusiasta de algo.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 103  Entonces pudieran Uds. imaginarse a ese hombre decir: “Oh, … seguro, … Yo soy un entusiasta del béisbol”.  Y su equipo está por perder, y los vio venir y ganar el partido de esa manera, él miró alrededor y: “Sí, … supongo que eso estuvo bien”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 104  Oigan, ¿él ama el béisbol? ¡Oh, él es tremendo!

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 105  Uds. dirían: “Pues, a Ud.-a Ud. no le gusta, ¿verdad? ¡Hay algo que no está bien en Ud.!” Todo buen entusiasta del béisbol diría: “¿Qué pasa con ese hombre?  Algo no está bien en él.  Mírenlo sentado allí”. ¡Ja!  Eso es tan…

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 106  Aten cabos ahora, ¿ven? ¡Oh, cuando uno es un entusiasta de
 Jesús, y uno siente el Espíritu Santo hacer que penetren esas
 Palabras, entonces algo clama! ¡Oh, uno llega a estar fuera de sí!

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 107  Yo espero que este hombre me perdone, él está sentado aquí cerca.  El hombre grande, alto y de pelo negro sentado aquí, que estaba parado allí afuera una noche en el vestíbulo, y alguien dijo algo más o menos … ayuda, Uds. saben, más o menos bendiciéndolo de esa manera.  Y el pobre muchacho tuvo un tiempo terrible, yo sé que su-su esposa lo dejó y lo demandó para divorciarse porque él amaba al Señor Jesús.  Eso es correcto.  Y alguien dijo algo acerca de Jesús, Uds. saben, él era como uno de esos entusiastas.  Y él había estado en la guerra y había sido herido, y todo; sentí lástima por él.  Vino al hogar con un … sus hijos y esposa.  Entonces él-él le prometió al Señor que le serviría, y en cuanto el Señor comenzó a bendecidlo y él se arregló con Dios, su esposa se dio vuelta y lo demandó para divorciarse y lo dejó.  Lo dejó sin decirle nada.  Pero él todavía era un entusiasta.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 108  Y cuando él se paró allí una noche y alguien dijo algo acerca de Jesús, algo, cuán grande era El, así, él dijo: “¡Oh, Gloria!” Lanzó sus brazos hacia adelante, y he aquí sus puños estaban

 salidos atravesando la pared así.  El no se dio cuenta de lo que hizo.  Tenía sus puños metidos en la pared.  El dijo: “Hermano Bill, yo pagaré eso”.  Creo que el Hermano Wood vino y puso el pedazo, puso otro pedazo.  A nosotros no nos importó eso, Hermano Ben, nosotros sólo-nosotros sólo estamos contentos de que Ud. es un entusiasta. ¿Ven?
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 109  Cuando el Espíritu Santo le hace algo a uno, uno no puede quedarse quieto, hay algo que rebosa.  Amén. ¡Fuiu!  Seguro, algo toma control, un entusiasta de Cristo.  Cuando uno ama al Señor, hay algo en uno tratando de alcanzar, agarrando, hambriento y sediento, Jesús dijo: “Bienaventurados son, porque ellos serán saciados.  Bienaventurados son aun de tener sed, sea que lo tengan o no”. ¿Cuántos quieren más de Dios?  Muy bien.  Pues, el hecho de que Uds. quieren más de Dios, Uds. son bienaventurados sólo por eso.  Si Uds. no lo tienen, Uds. aun son bienaventurados.  “Y bienaventurados los que tienen hambre y sed”.  Uds. son bienaventurados sólo por tener hambre y sed.  Porque Uds. lo quieren, son bienaventurados.  Porque hay mucha gente que no lo quiere.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 110  ¿Recuerdan mi sermón de la otra noche? ¿Ven?, como el retrasado mental, él guardó la caja y tiró el regalo. ¿Ven?  No tomen la caja, tomen el Regalo.  Muy bien.

 Ahora, al instante… en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado.
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 111  Ahora fíjense, un poco más tarde, o lo vimos anoche, creo, que sobre este Trono que … Nos damos cuenta que primero no había nada en el Trono, y ahora hay Alguien en el Trono así que mostró que Jesús había subido con Su Iglesia a la Gloria y estaba sentado en Su propio Trono.  “Sentado en el Trono”, eso es después de la edad de la Iglesia.  Ahora, ahora, queremos llegar a eso después de un rato.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 112  Ahora Uds. dicen: “Pues, ¿dónde está Su trono hoy?” Ahora, Hermano Neville, si yo paso eso por alto, Ud. me pregunta después de un rato, dónde está Su trono hoy.  Creo que llegaré hasta ese punto.  “¿Dónde está Su trono ahora si El no está en Su Trono ahora?” El no está en Su Trono ahora.  No, -señor.

  113 Muy bien, ahora:

 Y el aspecto del que estaba sentado era semejante a piedra … jaspe y … cornalina, y había alrededor del trono un arco iris, semejante en apariencia … en el aspecto a la esmeralda.
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 114  Ahora, tomemos ahora el versículo 3, para empezar.  Y así que “jaspe”, Este que estaba sentado en el Trono el aspecto de El era … En otras palabras, cuando uno lo miraba a El, ¡El estaba en tal esplendor, tal hermosura!  Oh, yo quiero verlo a El. ¿Y Uds.?

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 115  Un día … Yo recuerdo a la Hermana Cadle, la Hermana Ho-ward Cadle, creo que muchos de Uds. la recuerdan.  Yo estaba al otro lado de la calle allí.  Y mi esposa, que está allí sentada ahora, se acuerda, ella tenía frío, en el cuarto.  Y me levanté, y tenía una estufita vieja allí afuera con una… horneábamos nuestro pan arriba en el horno, en el tubo.  Y yo… hacia mucho frío y el viento estaba soplando, era invierno, había nieve en la tierra, y el viento bajaba por la chimenea, y yo no podía lograr que esa cosa encendiera, para salvar mi vida.  Y yo estaba tan afligido acerca de eso.  Y ponía un poco adentro, se apagaba de nuevo.  Billy tenía frío y ella tenía frío, yo estaba tratando de encender un fuego.  Y entonces encendí por casualidad el radio, y unos cuantos minutos para calentarse, se calentó, comenzó a sonar, y la Hermana Cadle estaba cantando: “Cuando llegue a esa Tierra, en una costa lejana, quiero ver a Jesús. ¿Y Uds.?” ¡Oh, hermano!

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 116  Yo me senté en medio del piso y me quedé allí sentado y empecé a llorar.  Uds. saben cómo ella podía cantar allí, esa dulce voz suya de sinsonte.  Yo quiero oírla cuando cruce la frontera más allá; decía: “Quiero ver a Jesús. ¿Y Uds.?”

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 117  Pensé: “Oh Dios, sí, yo quiero verlo a El algún día.  Cuando las flores ya hayan pasado en las carrozas, yo quiero ver a Jesús”.  Cómo… ¡Verle en Su Trono, Su hermosura, Su esplendor!  Y cómo … Oh, quiero pararme donde se paró Juan, para que pueda solamente estar de pie y verlo a El.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 118  Aquí hace algún tiempo, allá … el tiempo de la esclavitud.  Yo digo esto con respecto a mis amigos de color que están aquí esta mañana.  Había un anciano de color, y él era un … fue a un lugarcito, al que solía ir.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 119  Y solían hacer esto en Kentucky, tener cantos.  Quizás mamá Cox y demás pueden recordar cuando solían ir y cantaban, Uds. saben, salían a las casas y ellos tocaban un órgano, los jóvenes, y todos cantaban.  Solían hacerlo aquí arriba en Utica, y alrededor en los lugares del campo.  Ahora tienen un cuarto de galón [Aproximadamente un litro.-Traductor] de whisky, allá en alguna parte en una fiesta de “rock and roll”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 120  Pero, entonces, ellos cantaban himnos.  En una de estas antiguas reuniones de cantar himnos, había un anciano de color que fue salvado.  Y el Señor lo llamó a predicar, y al día siguiente él andaba diciéndole a los esclavos en la plantación.  El
 dijo: “El Señor me salvó anoche y me ha llamado a predicarle a
 mis hermanos”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 121  Y finalmente llegó hasta el dueño del rancho o al dueño de
 la plantación.  El lo llamó, y dijo: “Sambo, quiero que entres aquí”.  Dijo: “Sube a mi oficina”.

 El dijo: “Sí, señor”, caminó a la oficina.
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 122  El dijo: “¿Qué es esto que oigo que estás esparciendo entre los esclavos, entre esos hombres allí afuera, mis obreros, mis esclavos, que el Señor te hizo libre?”

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 123  Dijo: “Sí, señor”.  El dijo: “Jefe, yo soy su esclavo”.  El dijo: “Yo fui comprado con su dinero, pero. . . ” El dijo: “Pero la manera en que Dios me liberó anoche, Jesús me liberó de una vida de pecado y vergüenza, y de una vida de muerte.  El me liberó “.
 El dijo: “Sambo, ¿lo dices en serio?” El dijo: “Lo digo en serio”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 124  El dijo: “Los oí decir que tú ibas a empezar a predicar aquí alrededor a tu-tu pueblo en las plantaciones y cosas”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 125  Dijo: “¡Sí, señor!” Dijo: “Eso es lo que me propongo hacer, predicar este Evangelio a mi pueblo”.

 Dijo: “¿Lo dices en serio, Sambo?” El dijo: “Lo digo en serio”.
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 126  Dijo: “Ven, ven conmigo a la-a la corte, yo también voy a darte tu libertad.  Eres libre de mí, y eres libre de toda esclavitud.  Yo te compré, eres mío, y te estoy poniendo en libertad para que puedas predicar el Evangelio a tu pueblo”.  El fue y firmó la emancipación, a la proclamación, y fue puesto en libertad.  El iba a … ya no podía ser vendido como esclavo.  El era un hombre libre para predicar el Evangelio.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 127  El predicó entre sus hermanos por años.  Muchas personas blancas fueron convertidas bajo su ministerio.  Un día el anciano llegó al punto de morir.  El había predicado por treinta o cuarenta años o más.  Y cuando él llegó al punto de morir, él estaba acostado en el cuarto, y muchos de sus hermanos blancos se habían congregado alrededor en el cuarto y como por dos o tres horas ellos pensaron que él había partido.  Entonces cuando finalmente despertó y miró alrededor en el cuarto, él dijo…
 ”¿Dónde estaba Ud., Sambo?”

 El dijo: “Oh, ¿he regresado aquí de nuevo? ¿He regresado de nuevo?”

 El dijo: “¿Qué pasa, Sambo?”

 Dijo: “Oh, yo crucé a la otra Tierra”.  El dijo: “Cuéntanos acerca de ella”.
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 128  El dijo: “Pues, yo acababa de entrar en Su Presencia”.  Y dijo: “Cuando me paré allí”, dijo él, “había un Ángel que se acercó, dijo: ‘¿Es su nombre Sambo Tal y tal?”‘

 El dijo: “Sí, señor, lo es”.  El dijo: “Entre”.
 ”Entré, y lo vi a El sentado allí”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 129  El dijo: “Sambo, venga aquí ahora, después de que lo haya visto a El quiero que venga aquí afuera, queremos darle su túnica, queremos darle su arpa, queremos darle su corona”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 130  Sambo dijo: “No me hable de arpas, coronas y túnicas”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 131  Dijo: “Pero se ha ganado una recompensa, queremos darle su recompensa”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 132  Dijo: “No hable acerca de mí y acerca de las recompensas”.  Dijo: “Sólo permítame estar de pie y verlo a El por mil años.  Esa será mi recompensa”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 133  Pienso que más o menos así nos sentiríamos todos: “Sólo permítame estar de pie y verlo a El”.  Oh, tendré que tener un cuerpo diferente del que tengo ahora, cada fibra de su ser sólo para verlo a El.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 134  Allí se paró Juan y lo vio a El sentado en el Trono, y el aspecto de El era semejante a piedra de jaspe y de cornalina.  Ahora, todas las cosas y cada palabra tiene un significado en la Biblia.  Ahora, “piedra de jaspe y de cornalina”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 135  Ahora, si Uds. se fijan, esto se compara con el resto de las Escrituras.  En las partes de atrás de las Escrituras, El era Alfa, Omega, El era el Principio y el Fin; El era el Primero y el Ultimo, El era Padre, Hijo, y Espíritu Santo.  El era Todo, y todo estaba incluido en El.  Mateo 17 muestra que, arriba en el Monte de la Transfiguración, todo había sido reunido en El.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 136  Ahora, “jaspe” era una-era una piedra, y “cornalina” era una piedra. (Ahora, llegaremos a sus colores después de un poco).  Ahora, quiero que Uds. se fijen en eso, cada uno de los patriarcas cuando nacieron.  Sin embargo, toda persona, tiene una piedra de nacimiento. [Piedra que simboliza el mes en que nació.-Traductor] La mía, yo nací en abril, el diamante.  Y diferentes meses representan diferentes piedras.  Pues, con los patriarcas fue lo mismo.  Cada vez que un patriarca, cuando él nacía, él tenía una piedra de nacimiento.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 137  Y sólo para detenernos aquí mismo por un momento.  Cuando aquellas madres Hebreas … Permítame mostrarle una Palabra Divina, amigo, para que su fe sea edificada segura en la Palabra.  Cada vez, esas madres Hebreas, cuando estaban de parto, dando dolores de parto, para nacer … dar a luz a estos hijos, las mismas palabras que ella pronunciaba en su nacimiento le daba al hombre (el bebé que nacía de ella), su nombre, y lo colocó en posición en Palestina donde él va a estar en la venida del Señor. ¡Los dolores de parto en esta madre! Como, Efraín significa “junto al mar”. ¿Ven?  Y a Efraín se le dio su porción junto al mar.  Y, digamos, Judá significó … No sé lo que la palabra significa, pero podría averiguarlo.  Ahora, ¿ven?, ahí es donde no tengo tiempo, estas cosas pequeñas, para averiguar esas cosas.  Pero entonces regresando, y Judá, sea lo que sea que Judá signifique, significó su posición colocado entre los hijos de Israel.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 138  Y tomen en Génesis 48 y 49, Uds. se darán cuenta allí que Jacob, cuando él estaba muriendo, apoyado sobre su cayado, ciego, él les dijo a aquellos hijos la posición en donde iban a estar ellos en el fin del mundo.  Y ellos están colocados en posición allí ahora mismo desde que regresaron a su patria.  Le dijo a José: “Tú eres vid fructífera junto al muro”, ¿ven?, “junto a la fuente”, el agua.  Se extendió sobre él.  El dijo: “Tú has confiado en el Señor Dios.  Tú fortaleciste tu-tu rama”, (Los Estados Unidos, ¿ven?), “en el Señor, pero algún día esa vid se extendería nuevamente sobre el muro”.  Y allí está ella, allí mismo ahora.  Exactamente lo que él dijo hace cerca de tres mil años, regresando de nuevo.  Le dijo a Efraín que había mojado su pie en aceite, y Efraín se estableció allí mismo donde están los grandes pozos de petróleo.  Exactamente.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 139  Las palabras de aquella gente, ¿qué había en aquellos mortales? ¡Dios tomando sus fibras y moviéndose en ellos!

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 140  Parecía como cuando el Imperio Romano los esparció, cuando otros los esparcieron, cuando ellos fueron aborrecidos por Hitler, a miles de millones de millones les inyectaron burbujas en sus venas y murieron, Uds. podían ver sus cuerpos colgando en los cercos con sus bebés y todo lo demás, y huesos … y los tomaron e hicieron abono de sus huesos.  Los sacaban afuera y los inyectaban, y los ponían en el vagón.  Entonces salían, para el tiempo en que ellos salían cerca del comienzo, ellos estaban cantando: “El Mesías vendrá y beberemos la sangre de la uva de nuevo”.  Cuando ellos descendían, muriendo, esos Judíos, caminando allí alrededor, sabiendo que unos cuantos latidos y su corazón llegaría a su fin.  Y ellos descendían, cantando: “Veremos al Mesías viniendo”. ¡Oh, hermano!  Haciendo abono de los huesos de ellos.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 141  Muchos de Uds. soldados aquí saben eso y lo vieron.  Me paré en el terreno donde los quemaron y todo lo demás, allí, Hitler y demás.  Y miren a Stalin y a Rusia y todos ellos, hicieron la misma cosa.  Eso es correcto.  Pero ese Judío, ¿qué pasaba?  El fue forzado a regresar a su patria.  Allí es donde están en pie.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 142  Yo tengo esa gran película: Tres Minutos Antes De La Media Noche.  Cuando esos Judíos llegaron, les estaban preguntando, dijeron: “¿Para qué están regresando Uds., para morir en la patria?  “

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 143  Dijeron: “Nosotros hemos venido para ver al Mesías”.  Amén. ¡Jm!  Estamos en el tiempo del fin.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 144  Cada uno de esos niños cuando nacían, tenían una piedra de nacimiento.  Y cuando Aarón, el sumo sacerdote sobre cada uno de esos hijos, tenía un pectoral sobre él, su vestuario.  Eso es lo que quiero posponer solamente por un poco más de tiempo, para entrar en este versículo 6, porque eso introduce todo símbolo del Antiguo Testamento ahí mismo.  Cada … todo el mobiliario y todo en el Antiguo Testamento era un modelo de lo que fue visto en el Cielo, modelado para el ser humano.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 145  Y aquí está el pectoral de Aarón, él era un sumo sacerdote.  Fíjense, la piedra de nacimiento de cada tribu estaba representada allí.  Una de las piedras de nacimiento, puso su piedra allí adentro, la tribu de Efraín, la tribu de Manases, la tribu de Gad, la tribu de Benjamín, todos fueron representados aquí adentro.  Y así es como … Entonces ellos toman esas piedras de nacimiento, esas gemas bonitas, y las cuelgan en el poste así.  Si un profeta profetizaba, y si estaba correcto o no, ellos lo llevaban a él a este Urim Tumim y dejaban que dijera su profecía.  Si una Luz sagrada se encendía allí y empezaba a hacer destellar estas piedras a la vez, era Dios hablando.  Era para toda la tribu, todas ellas, cada tribu.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 146  Ahora, en éstas, la primera piedra.  La primera, ¿cuántos saben quién fue el primer hijo? ¿Cuál era su nombre?  Rubén.  Muy bien. ¿Quién fue el último?  Benjamín.  Eso es correcto.  La piedra de nacimiento de Rubén era “jaspe”, la piedra de nacimiento de Benjamín era “cornalina” [En la Biblia en español aparece en el Antiguo Testamento como piedra sárdica, sardio y cornerina.-Traductor]. El aspecto de El era semejante a “Rubén y Benjamín”, el Primero y el Ultimo, el que Era, que Es, y que Ha de venir, El era el Alfa (A) en el alfabeto griego, la Omega (Z) en el alfabeto griego.  El era el Primero, el Ultimo, El era de Benjamín a Rubén, de Rubén a Benjamín. ¡Oh, hermano!  Allí estaba El, “El aspecto semejante a piedra de cornalina y como piedra de jaspe”. ¡El estaba sentado en este Trono!

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 147  ¿Les gustaría a todos Uds. verlo sentado en Su Gloria? vayamos a Apocalipsis 21:10, rápidamente, y sólo echémosle una mirada a El aquí.  Muy bien, 21:10 al 11.

 Y me llevó en el Espíritu a un monte grande y alto, y me enseñó la gran ciudad santa de Jerusalén, que descendía del cielo, de Dios,

 Teniendo la gloria de Dios … teniendo la gloria de Dios.  Y su fulgor era semejante al de una piedra preciosísima, como jasperosa, diáfana como el cristal.
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 148  “Su fulgor”. ¡La Luz! ¿Quién es la Luz?  “La Ciudad no tiene necesidad del sol, porque el Cordero es su Lumbrera”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 149  Piedra de “jaspe, cornalina”.  La Gloria de Dios es Jesucristo, la Gloria de Jesucristo es Su Iglesia.  Y El era el Primero. ¿Qué era El?  El era el Principio del tiempo, El es el Fin del tiempo.  El era el Primero de los patriarcas, El es el Ultimo de los patriarcas.  El era la Iglesia que estaba en el … El era el-el Espíritu que estaba en la Iglesia de Efeso, El es el Espíritu de la Iglesia en Laodicea.  El es el Primero y el Ultimo, de A a Z, el Primero, el Ultimo. ¡El que Era y que Ha de venir, la Raíz y el Linaje de David, la Estrella de la Mañana, el Lirio de los Valles, la Rosa de Sarón!  Oh, hay cuatrocientos y pico títulos en la Biblia con relación a El. ¡Piensen en eso, lo que El era!  Y sin embargo El era el humilde Señor Jesús que nació en un pesebre para las alabanzas de Dios.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 150  Cualquier cosa que es humilde, obsérvenla porque eso es correcto.  Cualquier cosa que es grande es una cosa engreída, así que no le presten atención; ¿ven?, es un montón de viento, y no es nada.  Muy bien.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 151  Ahora, “El aspecto de El era semejante a piedra de jaspe y de cornalina”.  Regresemos.  Tienen … Tenemos un poco de tiempo, ¿no es así?  Tenemos cerca de cuarenta minutos todavía.  Fijémonos, vayamos a Ezequiel 1. Retrocedan en la Biblia al Antiguo Testamento, a Ezequiel, y leamos aquí donde también Ezequiel lo vio.  Y comparemos estas Escrituras ahora y veamos dónde estamos.  Ezequiel el capítulo 1, muy bien, ahora leamos por un momento.  Ahora voy a leer los primeros cinco versículos, y luego vamos a leer, yo tengo marcado aquí, desde el 26 al 28.  Pero leamos ahora los primeros versículos del capítulo 1 de Ezequiel, el profeta.  Muy bien.

 Y aconteció en el año treinta, en el mes cuarto, a los cinco días del mes,… estando yo en medio de los cautivos-en medio de los cautivos junto al río Quebar,… (¿Es correcto eso, Quebar?  Q-u-e-b-a-r, Quebar)… y los cielos se abrieron, y vi una visión de Dios.

 Y en. . .(ahora observen) … En el mes en que fue deportado el rey Joaquín, a los cinco días del mes,

 Vino palabra de Jehová al sacerdote Ezequiel hijo de Buzi, en la tierra de… Caldeos, junto al río de Quebar, vino … sobre él la mano de Jehová.

 Y miré, y he aquí venía del norte un viento tempestuoso,…
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 152  Observen a este profeta aquí, quinientos noventa y cinco años antes de la venida de Cristo, miren cómo su visión se compara con Juan:

 … venía del norte un viento tempestuoso, y una gran nube, … un fuego desenvolviéndose, y alrededor de él el resplandor, y en medio del fuego algo que parecía como bronce refulgente, [En la Biblia en inglés dice: "Color ámbar".-Traductor]

 Y en medio de ella la figura de cuatro seres vivientes. Y esta era su apariencia: había en ellos una semejanza de hombre.
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 153  Fíjense en el color del Espíritu de Dios que estaba sobre la semejanza de estos cuatro Seres, era ámbar.  Ambar es verde amarillento.  Ahora, observen [El Hermano Branham hace una pausa y da golpecitos sobre algo para ilustrar.-Editor] “verde amarillento”, ámbar, oh, El es el mismo ayer … El se reveló a Sí mismo a Ezequiel, en medio de la visión de Ezequiel.  Esta Luz que él vio que venía sobre los cuatro Seres vivientes era verde amarillento.  Cuando El vino a Juan, El apareció en el esmeralda, que también es “verde amarillento”.  El viene ahora al revelador en verde amarillento.  El viene a nosotros en verde amarillento, ¡la Luz!  Anden en la Luz, El es la Luz.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 154  Vayamos al versículo 26 ahora, para que podamos leer hasta el 28.  El versículo 26: “Y sobre la. . . ” Oh, cuando lleguen a casa, quiero que Uds. marquen eso, léanlo todo.  Para ahorrar tiempo:

 Y sobre la expansión que había sobre sus cabezas se veía la figura de piedra que parecía de piedra de cornalina; y sobre la figura del trono había una semejanza que parecía de hombre sentado sobre él. (Ese era el Hijo del Hombre, ¿ven?, Cristo.)
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 155  Ahora observen cómo estaba, cómo estaba vestido El aquí:

 Y vi apariencia como de bronces refulgente [En la Biblia en inglés dice: "Color ámbar".-Traductor] (observen, alrededor de este Hijo del Hombre), como apariencia de un fuego en ella en derredor-ella en derredor, desde el aspecto de sus lomos…
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 156  ¡Escuchen!  Sean espirituales, sean comprensivos, y en sus
 propios corazones aquí. ¡Yo los conjuro en el Nombre de Jesús, guarden esto para sí mismos! ¡Pero sólo recuerden cuán maravilloso!

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 157  “yo . . . “Comencemos de nuevo en el versículo 27. ¡Escuchen, todos! ¡Ahora sean comprensivos!

 Y vi apariencia como de bronce refulgente [En la Biblia en inglés dice: "Color ámbar".-Traductor] (eso es verde amarillento), como apariencia de fuego … de ella alrededor, (fuego alrededor del verde ámbar),

 ahora desde el aspecto de sus lomos para arriba; desde sus lomos para arriba; y desde sus lomos para abajo, vi que parecía como fuego, y que tenía resplandor en derredor. (¡Fuego alrededor!)

 Como parece el arco iris y en el color el día que llueve, así era el parecer del resplandor en derredor. Esta fue la visión y la semejanza y la gloria de Jehová.  Y cuando yo la vi, me postré sobre mi rostro, y oí la voz de uno que hablaba.
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 158  ¡Observen! ¿Están listos? ¡Escuchen!  Retengan esto ahora, sólo recuerden, esto es para que sepan. (Gene, Ud. puede retener esta cinta). ¡Escuchen! (No, no tengo que retenerla allí, está bien.) Yo quiero decir que guarde la cinta, que le permita esto a la Iglesia. ¡Fíjense en esto!  Ahora, para que sepan que el color de la Luz que está con el Señor, y la Luz del Señor que sigue al Señor, y es como el Señor, es ámbar, verde amarillento.  Ese es el mismo color de la Luz que está con nosotros hoy, como los científicos han tomado su fotografía, verde amarillento, ámbar.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 159  Cuando yo era un muchachito, y lo vi por primera vez, ¿recuerdan Uds., los veteranos aquí?  Yo siempre les dije antes de que la fotografía fuera tomada: “Era verde amarillento, lo cual es ámbar”.  Ahora, para que sepan que el Espíritu del Señor…

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 160  El dijo, cuando lo vio desde los lomos del Ser viviente que estaba en su presencia: “Desde sus lomos para arriba era como fuego, una Luz desde Sus lomos para abajo, estaba cubierto con Luz.  Y alrededor había muchos colores semejante a un arco iris”. ¿Es correcto eso?

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 161  Quiero que Uds. recuerden, Dios todavía existe en los mismos colores, “desde los lomos para arriba, fuego, color ámbar”, tomada con una cámara de película o con una cámara a colores, “ámbar desde los lomos para arriba, desde los lomos para abajo, y por todos lados, muchos colores como los que están en el arco iris en el cielo después de una lluvia”. ¡Jesucristo el mismo ayer, hoy, y por los siglos!  El Espíritu Santo está aún en Su poder, está aún en Su Iglesia en este último día.  Allí lo tienen.  No yo, yo únicamente estaba parado allí, pero fue una fotografía que fue tomada.  Quiero que Uds. miren eso, exactamente lo que vio Ezequiel.  Los mismos colores, la misma manera, y actuó de la misma manera, y carne de la misma manera, de los Seres vivientes. ¿Qué es?  Los Seres vivientes representan a la Iglesia viviente, la Iglesia que está viviendo por el poder y la resurrección de Cristo.  Aquellos mismos colores ámbar lo han cubierto desde los lomos para arriba, desde los lomos para abajo.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 162  ¡No hay nada más que suponer, la ciencia ha tomado su fotografía!  Miren sus colores, sólo miren los colores de fuego allí adentro. ¿Ven?  El arco iris.  Miren este color esmeralda amarillento.  Ahora, en esta cámara, era sólo una cámara común de fotógrafo.  En esta cámara habían fotografías a color, a colores, color Kodachrome.  Miren el color esmeralda allí.  Si yo pudiera ponerla sobre una luz en alguna parte donde Uds. pudieran verla allí atrás. ¿Pueden ver ahora?  “Semejante a un arco iris”, miren los rayos que vienen de un lado al otro como el arco iris, cada uno de un color diferente.  Vamos a entrar en eso
 en unos minutos, ¿qué son esos colores y qué reflejan?

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 163  ¡Oh!  Eso hace a mi pobre corazón saltar de gozo.  Y saber que en este día en que estamos
 viviendo, que Cristo … cuando todos los otros terrenos son arenas movedizas, todos los otros
 terrenos.  Yo pienso: “¿Por qué no puedo decir eso? ¿Por qué no puedo hacer que el mundo lo
 vea?” El mundo no fue destinado a verlo. ¡El mundo no lo va a ver, ellos nunca lo van a ver!
 ¡Pero la Iglesia está recibiendo el sacudimiento más grande que haya recibido alguna vez!

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 164  En aquellos días no podían haber tomado una fotografía de Ello.  Ellos pueden ahora porque ellos tienen los aparatos mecánicos.  Los que están tratando de usar la mecánica para negar a Dios, vienen de nuevo y prueban que hay un Dios.  Eso es correcto, “Esmeralda”.  Ahora, recuerden, yo nunca inventé eso, yo estoy leyéndoselos de la Biblia.  Observen mientras leo, y miren, y he aquí que es el mismo Señor Dios, no hay ninguna diferencia.  Observen el versículo 27:

 Y vi apariencia… de bronce refulgente, como en apariencia de fuego… (¿ven?, como llamas lamiendo).
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 165  ¿Ven?, colores ámbar surgiendo de un fuego. ¿Lo ven ahora?  Ambar, estos son los colores ámbar surgiendo de un fuego.  Aquí abajo dice:

 Y parece como un arco iris o un arco iris, en los días después de que llueve, … arco iris, en los días después de que llueve,…
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 166  Y había un-un “Ser viviente”.  Lo que Juan representaba, toda la Iglesia, fue llevado arriba.  Se los dije. ¡Una persona aquí en una visión puede representar todo el Cuerpo de Cristo, cubierto!  Ahora observen:

 Y vi apariencia… de bronce refulgente, como apariencia de fuego con ella … y el aspecto… desde el aspecto de sus lomos para arriba; y desde sus lomos para abajo, vi que parecía como fuego,…
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 167  Observen, miren el fuego rociado. ¿Saliendo de qué?  Del arco iris, los siete colores.  Ahora observen, hay exactamente siete colores allí, y el arco iris tiene siete colores.

 … vi que parecía como fuego, y que tenía el resplandor en derredor.

 Como parece un arco iris que está en las nubes el día que llueve, así era el parecer del resplandor en derredor. (Alrededor del Trono de Dios, ¿ven?) Esta fue la visión de la semejanza de la gloria de Jehová. (Ahora, no Jehová, la “gloria” de Jehová.)…
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 168  ¡La gloria de Jehová cubriendo Su Iglesia porque El está en Su Iglesia! ¡Amén!  Oh, suena como tontería a los insensatos, pero qué grande es para aquellos que lo creen. ¿Ven?

 ’ ‘ ‘Esta fue la visión y la semejanza de la gloria de
 Jehová.  Y cuando yo la vi, me postré sobre mi rostro, y

 oí la voz hablar…
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 169  Ahora él sigue adelante y dice lo que la visión significaba, a lo cual no tenemos tiempo de entrar esta mañana.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 170  Ahora, fíjense cómo el Señor en Su gran misericordia nos da estas cosas.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 171  Ahora tomemos otro.  Tanto Ezequiel como Juan lo vieron a El en el misterio de Sus colores y Luz, y lo llamaron “color ámbar”.  Juan más tarde … Uds. que anotan sus … están anotando las Escrituras, Primera de Juan 1:5 al 7. Juan más tarde (y él estuvo en la isla de Patmos cerca de tres años cuando escribió el Libro), cuando él regresó, siendo un anciano en sus noventa años, en Primera de Juan 1:5 y 7, él dijo: “Dios es Luz”.  Juan tuvo una experiencia, él lo había visto y él sabía que El era Luz, Luz, Luz Eterna; no luz cósmica, no luz de lámpara, luz eléctrica, luz del sol, sino ¡Luz Eterna!  Oh, cuánto lo amo a El.  “Dios es Luz”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 172  Fíjense, vamos a regresar ahora y veremos dónde estamos.  Estamos en el versículo 3 todavía. ¿No es así? ¿Vamos a terminarlo?  Eso espero.  Muy bien.

 ’ ‘ ‘ el aspecto de El … era como una piedra de jaspe y sardio; y había alrededor del trono un arco iris, semejante en el aspecto a la esmeralda, verde amarillento.
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 173  Ahora, “arco iris”, Uds. se dan cuenta que era un arco iris.  Regresemos a Génesis 9 y averigüemos, a Génesis 9:13.  Y hallaremos aquí atrás el “arco iris”, cuando apareció por primera vez un arco iris.  Génesis el capítulo 9, y comenzaremos en el versículo 13, Génesis 9:13. ¿Les gusta Esto a todos Uds.? ¡Oh, yo lo amo! ¡No sólo me gusta, yo lo amo!  Miren:

 Mi arco he puesto en las nubes, el cual será por señal (¡Observen!), señal del pacto entre mí y la tierra. (¿Qué? ¿”Entre Mí y Noé”?  No. “Entre Mí y la tierra”.)

 Y sucederá que cuando haga venir nubes sobre la tierra, se dejará ver entonces mi arco en las nubes.

 Y me acordaré del pacto mío, que-que hay entre mí y vosotros … (Ahora El regresa a Su pacto entre ellos, pero el pacto del arco iris … )
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 174  ¿Ven?, el pacto era vida para Noé, de que El lo guardó, pero el pacto que Dios hizo Consigo mismo era un arco iris, que El no iba a … Ahora, les mostraré cuál era el pacto de Noé con Dios, en un momento.  Pero este era el propio pacto de Dios Consigo mismo, amén, un arco iris.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 171  Ahora, nos damos cuenta que un pacto entonces es una “señal”, una señal.  Dios dijo que era una “señal” aquí, ¿no es así? ¿Ven?, “He puesto Mi. . . “

 Mi arco he puesto en las nubes, … (eso es después de la destrucción del mundo, destruido por agua; toda carne excepto Noé-Noé … fue destruida) … el cual será por señal del pacto entre mí y la tierra. (No “Mí y el mundo”, el mundo es un “cosmos”. ¿Ven?) Pero esto es entre mí y la tierra.
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 176  Dios dijo: “Yo hice esa tierra.  Y Yo la traté tan malamente, que Yo la puse patas arriba, y la hice pedazos.  Y-y Yo-Yo-Yo no debería de haber hecho eso, quizás”.  El dijo: “Hasta me-me dio lástima, fue una cosa tan horrible”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 177  ¿Qué piensan Uds. que será cuando El venga ahora en Su ira?  Esté en orden, amigo pecador.

 Oh, estén observando y esperando para contemplar esa escena;
 El viene otra vez. (¿Creen eso?)
 El viene otra vez. (Yo amo eso, ¿y Uds.?) Oh, ¿serían contados como uno de Sus enemigos? (Yo no desearía ser eso, ¿y Uds.?  No, señor.  Ser un enemigo de … o ser un enemigo por El, estar con El estaría bien.  Pero contra El … )
 Sean sin mancha por dentro, estén vigilando y esperando para contemplar esa escena.  El viene otra vez. (¡Jm!)

 Ahora, un pacto, ¿una señal de qué? ¿Una señal de qué?  De un sacrificio que ha sido aceptado.  Ahora busquen Génesis 8:20 y 22.  Ahora, Génesis 8:20 y 22, muy bien, está al otro lado de la página.

 Y edificó Noé un altar a Jehová, y tomó … todo animal limpio y… toda ave limpia, y ofreció holocausto en el altar.

 Y percibió Jehová olor grato; y dijo Jehová en su corazón: No volveré más a maldecir la tierra-maldecir la tierra por causa del hombre; porque el intento del corazón suyo es malo desde su juventud; ni volveré más a destruir a todo ser que vive, como he hecho.
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 179  Y ahora lean el último versículo:

 Y mientras la tierra permanezca, no cesarán la sementera y la siega, el frío y el calor, el verano y el invierno, el día y la noche. (Un pacto.)
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 180  La misma cosa que Juan vio: Jesús, el pacto de Dios aceptado rodeando los cielos.  Y alrededor de El había un arco iris alrededor del Trono, semejante en aspecto a una esmeralda, Luz verde ámbar alrededor del Trono. ¡Alabado sea Dios!

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 181  ¡Observen!  El de Noé se compuso principalmente de … El arco iris de Noé se compuso principalmente de siete colores.  Cualquiera sabe que el arco iris tiene siete colores.  Ahora, ¿cuáles son los colores?  Rojo, anaranjado … violeta.  No, Rojo-rojo, anaranjado … verde, azul, índigo, y violeta.  Esos son los colores del arco iris.  Ahora, tenemos una cosa profunda aquí, y yo voy a tener que tocar los puntos sobresalientes de ellas porque se está haciendo muy tarde.  Ahora, recuerden, anaranjado … o, rojo, anaranjado, amarillo, verde, azul, índigo y violeta.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 182  Ahora, si Uds. se fijan, siete.  Observen.  Siete arco iris … siete colores, quiero decir, un arco iris de siete colores. ¡Eso significaba siete arcos!  Siete arcos, siete iglesias reflejando siete luces, cada luz envuelta dentro de la otra.  Comenzó con rojo, rojo.  Después del rojo viene el anaranjado, el cual es un reflejo del rojo.  Después del anaranjado estaba… después-después del anaranjado viene el amarillo, el cual es rojo y anaranjado mezclados, eso hace amarillo.  Luego verde.  Verde y azul hacen negro.  Luego viene el índigo.  Y luego después del índigo viene el violeta, que es una parte de azul. ¡Oh, oh, oh, oh, oh! ¡Aleluya! ¿No ven Uds.? Dios, en Su arco iris de siete colores, Su pacto que El hizo, un pacto que confirmó Siete Edades de la Iglesia, de siete colores, que El salvaría a la tierra.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 183  ¿Qué haría El?  Recuerden, El lo hizo con la tierra, Su color.  Pero ahora observen.  Este arco iris solamente, horizontalmente, sólo cubre (en un arco), la mitad de la tierra.  Eso es todo lo que el arco iris de Noé coloreó, solamente cubrió la mitad de la tierra.  Era en un arco, eso es todo lo que uno puede ver. (Pero cuando Juan lo vio a El en Su color de esmeralda, El rodeó todo el Trono de Dios.) La mitad aún no ha sido contada.  El coloreó en esto, la tierra, sólo hace un arco, es sólo la mitad de él; esas son las edades de la iglesia.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 184  Pero cuando Juan lo vio a El en este color ámbar, el color ámbar, El rodeó y cubrió alrededor como un halo. ¡Un halo! [El Hermano Branham se detiene y da golpecitos en algo para ilustrar.-Editor] ¡Un halo de color ámbar rodeó Su ser! ¿Ven?  Un color, un Dios sobre todos, por todos, y en todos, pero hay Siete Edades de la Iglesia.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 185  Observen un gran diamante.  Solían hallarlos. . uno podía hallarlos en África tirados en las calles.  Uno no se atreve a conservar uno, porque no está cortado.  Si uno tiene uno que no está cortado, ellos lo encarcelarían a uno por eso ahora mismo, y le darían cadena perpetua por conservarlo.  Uno tiene que entregarlo tan pronto lo encuentra.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 186  Ahora, ellos toman este diamante … Oh, es una cosa dura.  He visto una trituradora de cuarenta toneladas en pie así, ellos echan-echan esa piedra azul allí dentro, la tritura, machaca esa piedra en algo como ceniza, pero no machaca el diamante.  Esas cuarenta toneladas cuelgan en un eslabón giratorio, aquí arriba, girando con esos grandes engranajes así, triturando esa roca en pedazos; pero un diamante pasará por ella, moverá esa pieza fundida de cuarenta toneladas. ¡Oh!  Cuando es triturado y desciende a través de un cedazo, se cuela para abajo a otros cedazos, es lavado y entonces finalmente pasa por una larga cinta transportadora.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 187  El administrador de esas grandes Minas De Diamantes Kimberley era uno de mis ujieres allí en las líneas, un hermano muy humilde y dulce.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 188  Y entonces como a tres pies [Como noventa centímetros.-Traductor] sobre esa agua, donde fluye, Cosmolina es-es puesta allí. (Uds. saben que … ¿Cómo le llamamos a esa cosa?  Meda, ¿qué es aquello que tenemos en el tarro allí en el gabinete?) ¡Vaselina!  Y ponemos esa vaselina, como una pulgada de profundidad [Como dos centímetros y medio.-Traductor], muy arriba aquí en el resbaladero por el que desciende.  Y fíjense, cada vez que esa roca pasa por encima, rueda sobre esa Vaselina; pero cuando un diamante pasa por encima, se pegará.  Un diamante está seco y se pegará a eso.  Yo los he visto recogerlos, aun esos muy pequeñitos, y separarlos con lentes.  Y les pregunté para qué estaban haciendo eso, ellos dijeron que se los venden a América para agujas de Vietrola [Fabricante de fonógrafos.-Traductor] y cosas; no se desgastan, ¿ven?

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 189  Pero esos grandes diamantes, ahora, allí están, sólo son una bola grande.  Pero cuando … Ellos los toman y toman máquinas eléctricas y los cortan, y hacen un diamante cortado.  Entonces cuando ellos lo cortan, es para reflejar los colores de fuego de su quilate, y también reflejará siete colores.

 Oh, cómo Jesús…
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 190  Oh, Ud. podrá tener mucho dinero, Ud. podrá ser dueño de una flota de Cadillacs, Ud. podrá ser un pastor de alguna morgue muy grande o de una catedral o algo, Ud. podrá ser un obispo o un arzobispo, pero, oh, hermano, cuando Ud. halla esa Joya, ese Diamante, un hombre vende toda la riqueza que él tiene, la regala, todo lo demás.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 191  Miren a la virgen durmiente.  Oh, ¿qué hizo ella?  Ella tuvo que vender algo para comprar su Aceite. ¿Qué tuvo que vender?  Sus viejos credos y denominaciones y cosas.  Ella vendió todo lo que tenía para hallar a Cristo, Cristo, esa gran Joya.  Jesús, ese cuerpo … [Espacio en blanco en la cinta.-Editor] … cuerpo.  Tengo un boleto para ir al Cielo cuando el tren pase por aquí, una de estas mañanas oscuras. ¡Oh, qué bendición!
 Oh, preciosa es esa fuente,

 Que me hace blanco como la nieve;
 Ninguna otra fuente conozco,
 Sólo de Jesús la Sangre.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 192  Ni popularidad, ni cosas grandes, ninguna cosa, ni riquezas, ninguna-ninguna cosa, sólo denme esa Fuente preciosa. ¡Eso es todo!

 Nada en mis brazos traigo yo, Simplemente a Tu Cruz me aferró.
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 193  ¡Esa gran Joya! ¿Qué era?  Era perfecta.  Fue a la edad de treinta y tres años y medio cuando Dios la hizo pasar por la gran máquina golpeadora, cuando El la llevó allá y comenzó a darle forma.  El la cortó, El la trituró, El la machacó.

 … él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestro pecado; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 194  ¿Qué le hizo Dios a ese Hombre perfecto? ¡Sólo hay uno de ellos en el mundo, sólo uno en el mundo, y ese fue El!  Y Dios lo cinceló aquí: “Y El fue herido por nuestras rebeliones”.  Porque yo era pecador, El dejó que la Luz del arco iris de Sus Siete Edades de la Iglesia destellara sobre mí, para que supiera que El fue herido por mis rebeliones.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 195  Allí está su arco iris de siete colores.  “El fue molido por nuestro pecado, el castigo de nuestra paz sobre El, por Su llaga fuimos nosotros curados”.  Dios lo cortó, y lo machacó, y lo trituró, y lo cortó, para que El pudiera reflejar a través de Sus heridas mortales, el perdón de pecados, gozo, paz, paciencia, bondad, mansedumbre, benignidad.  Los siete Espíritus de Dios son los siete frutos del Espíritu que se reflejarían de nuevo en Su pueblo.  El fue herido, moldeado y formado, para que la Luz de Dios brillando a través de ese cuerpo de ese único Hombre pudiera redimir al mundo entero; “Si fuere levantado de la tierra, a todos atraeré a Mí mismo”.  Observen esos colores del arco iris mientras reflexionamos.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 196  Pero cuando Juan lo vio a El aquí, ¿qué era?  El día de redimir había terminado.  Había terminado por completo, así que él lo vio de nuevo en Su condición original, un color ámbar.  No sólo la mitad del mundo, esto puede sólo … El sol solamente puede brillar sobre la mitad del mundo a la vez, ¿ven?, mientras gira alrededor.  Pero cuando Juan lo vio a El, El estaba sentado con aspecto semejante a piedra de jaspe y de cornalina, colores ámbar; mezclen los dos juntos, obtienen ámbar.  “¡Y color ámbar alrededor del Trono!” ¡Oh, hermano!  Oh, yo-yo les digo, que sólo … pudiéramos seguir y seguir.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 197  Siete Espíritus, siete colores, siete edades de la iglesia, siete ministros, siete luces, todo está en siete.  Dios es perfecto en “siete”.  Dios obró seis días, en el séptimo día El descansó.  El mundo existirá seis mil años, los séptimos mil es el Milenio.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 198  Fíjense, en un medio círculo, “la mitad aún no ha sido conocida”.  Ahora, seguramente estas cosas representan algo.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 199  Ahora, en Éxodo 23:13 y en Hebreos 6:12, Dios hizo un pacto Consigo mismo y juró por Sí mismo.  Hebreos 13 nos dice que, o 9:13, que “El juró por Sí mismo”.  No había uno mayor por el cual jurar cuando El le dijo a Abraham y a Isaac, allí El le dijo a Abraham que El haría un pacto con él, un pacto Eterno.  Dios…

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 200  Un pacto siempre es hecho por medio de un juramento, así que no hay nadie … Uds. juran por alguien mayor que Uds.; juran por su madre, juran por su nación, juran por algo, juran por Dios.  Pero Uds. no pueden jurar a menos que haya alguien mayor que Uds.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 201  Y no había nadie mayor que Dios, así que El mismo juró, por Sí mismo. ¡Amén!  Jurando por Sí mismo que El confirmaría este pacto.  Amén. ¡Oh! ¡Fuiu!  Juró por eso, que El “preservaría la Simiente de Abraham”. ¿Qué es la Simiente de Abraham para el Gentil?  El bautismo del Espíritu Santo, la Simiente de Abraham.  Juró por Sí mismo: “Los resucitaré, a cada uno.  Les daré Vida Eterna y los colocaré aquí de nuevo sobre la tierra”.  De qué tenemos que apur-. . que pensar.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 202  Así que lo vemos a El en el arco circular de color verde ámbar.  Este verdoso, ¿qué representa el verde?  Vida.  El verde es siempre verde, siempre permanece verde, es vida. ¿Qué significa?  Que Dios ha prometido, así como juró allá en Génesis, que El ya no … puso el arco iris en el cielo, que El “ya no destruiría este mundo por agua”.  El también hace Su juramento y jura por Sí mismo que El resucitaría a toda la Simiente de Abraham, y este mundo será sometido a todo su juicio estremecedor.  Los juicios que vamos a ver en las lecciones futuras que vienen, les mostrará que este mundo va a vomitar y se volverá volcánico, y estallará en pedazos, y estará patas arriba y todo.  Pero El juró por Sí mismo que El no lo destruirá, sino que El lo allanará de nuevo y pondrá a Sus Hijos en la tierra para ese Milenio. ¡Oh, hermano!

 Estoy vigilando por la venida de ese feliz día Milenial.
 Cuando nuestro bendito Señor vendrá y arrebatará a Su Novia que espera; ¡Oh!  Mi corazón está anhelando, clamando por ese día de dulce liberación,
 Cuando nuestro Salvador volverá a la tierra otra vez.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 203  Oh, cómo estamos anhelando ver ese Día, El prometió que el gran Milenio vendría.  Y otra cosa, la razón por la cual El fue rodeado, El es un Dios cumplidor de pactos. ¡El cumplirá Su pacto!

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 204  Ahora veamos el siguiente versículo, de todas maneras.  Oh, queremos ver uno más, y tenemos más o menos de diez a quince minutos para hacerlo. ¿Están demasiado cansados? [La congregación dice: "No".-Editor] ¿Quieren seguir adelante? ["¡Amén!"] Muy bien, tomemos el versículo 4:

 Y en derredor del trono había veinticuatro tronos; y vi sentados en los tronos a veinticuatro ancianos, vestidos con ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas.
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 205  Quizás no lleguemos hasta el final de ese versículo, pero comencemos el versículo cuatro.  Miren ahora, cuando Juan lo vio a El, con ese color esmeralda alrededor de El, vimos todos los colores, los arco iris, y demás, y de qué se trataba todo.  Ahora en el versículo 4, la primer cosa de la cual habla él aquí, en el versículo 4:

 Y en derredor del trono…
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 206  ¡Observen!  Es un cuadro tan hermoso aquí, no fallen en verlo, “el Trono”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 207  Uds. saben, regresemos a Moisés.  Moisés … No tenemos tiempo para buscarlo, así que Uds. solamente acepten lo que les estoy diciendo.  Moisés, cuando a él se le dio una visión arriba en el Monte Sinaí…

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 208  Yo quiero que Uds. se fijen que éste ya no era un Trono de gracia.  Allí, la sangre había desaparecido, y el sacrificio había regresado de nuevo y ellos habían sido aceptados, y la sangre ya no estaba en el propiciatorio.  Y era ahora un tribunal, porque truenos y relámpagos salían de él. ¿Es correcto eso?

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 209  Recuerden, fue como en el Monte Sinaí.  Cuando Moisés subió al Monte Sinaí, ¿qué sucedió?  Truenos, relámpagos.  Y aun si una vaca o un becerro o una oveja, o cualquiera, aun tocaba el monte, tenía que morir.  La Biblia dice: “Tan grande fue el temblor que aun Moisés se espantó”.  Y Moisés … Dijo: “Quítate tu calzado aquí, tú estás en tierra Santa”.  Josué el gran guerrero, que había de llevar a los hijos al otro lado y dividiría su herencia, solamente podía subir hasta la mitad del monte.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 210  Ahí estaba de pie Moisés allí arriba con los colores de Dios, con destellos y relámpagos y esmeraldas alrededor de él, viendo esos mandamientos ser escritos.  Estando en la Presencia de Dios, esa Voz hablaba: “Moisés, ¿dónde estás?  Quítate tu calzado, tú estás en tierra Santa”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 211  Un tribunal, era ahora, nada podía pararse allí sino los redimidos.  Un pecador no podía acercársela en lo absoluto (había terminado), el tribunal.  Muy bien.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 212  Ahora, Moisés hizo cosas sobre la tierra, hizo el tabernáculo, como las cosas que él vio en el Cielo.  Nosotros sabemos eso, ¿no es así?  Nos damos cuenta que Pablo hizo la misma cosa.  Debe haber … Hebreos 9:23, que Moisés hizo las cosas así como las hizo.  Y Pablo en su visión cuando él subió al Cielo, cuando él enseñó ese gran Libro de Hebreos, él debe haber visto en su visión la misma cosa que vio Moisés, porque él lo dijo, él enseñó ese maravilloso Libro de Hebreos, cómo ese Cristianismo era el ante tipo del Antiguo Testamento.  El era un gran maestro, Pablo lo fue.  Ahora, ese era Su Trono entonces.  Entonces en el…

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 213  Terminemos esto.  No puedo … Yo iba a pasar por alto esto, pero no puedo hacerlo. ¿Dónde está el piza-. . .? ¿Te lo llevaste para atrás? ¿Está atrás, Doc?  Bueno, quizás yo pueda hacer que lo vean desde aquí.  Yo-yo … Ahora, miren, tomen sus lápices y papeles, porque quiero decir algo aquí.  Yo-yo estaba sentado esta mañana, algo vino a mí.  Ahora les diré lo que hice, si Uds. se fijan, yo lo tengo dibujado aquí en la parte de atrás. ¿Ven?  Lo dibujé así como me lo dio el Espíritu, ¿ven?, lo dibujé aquí como iba a ser.  Pero yo-yo quiero decir algo aquí mismo.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 214  Ahora, Dios, cuando El se coloca en el trono, entonces El es Juez. ¿Es correcto eso? ¿Cuándo juzgan los jueces?  Cuando el viene a su tribunal, un trono.  Ahora, yo quiero que observen cómo se hizo en el Antiguo Testamento, cómo fueron hechos los atrios al irse acercando a Su trono, y cómo lo vio Juan aquí.  No vamos a llegar a ello esta mañana, a todo.  Pero cómo vio Juan los mismos atrios del acercamiento a El, y cuál es el acercamiento a Su atrio.  Ahora, oh, yo amo esto.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 215  Ahora, en el Antiguo Testamento, había lo que era llamado la “congregación”, donde el pueblo se congregaba.  Lo primero, antes de que entraran, la congregación.  Para entrar allí, ellos tenían que venir bajo la sangre derramada, atrios exteriores.  Primero ellos entraban a las aguas de purificación, donde la vaca alazana era matada y hacían aguas de purificación.  Ese es el pecador que viene y escucha la Palabra.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 216  Así es como este gran rabí Judío acaba de ser traído al Señor, me oyó predicar sobre eso allá en-en Tulsa.  En Tulsa, ¿no es así?  En Tulsa, Oklahoma.  Y él vino allí, era sólo un espectador.  Y él fue después del servicio, él dijo: “¡Yo sé!” Dijo … El es uno de los siete rabíes sobresalientes del mundo.  Y él vino allí, dijo: “Yo quiero ver lo que esos Hombres Cristianos de Negocios. . . ” El los llamó “Pentecostales”.  “Yo quiero ir allí y sentarme y escuchar”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 217  Y cuando el Señor me hizo hablar sobre ese sacrificio de la vaca alazana, después del servicio, él se encontró con algunos de los hermanos allí atrás, dijo: “Yo quiero conocer al hombre.  Yo sé que él ni siquiera ha tenido educación pero. . . ” Dijo: “Yo soy un rabí Judío que conozco todos esos diferentes acercamientos y cosas como ésas”, dijo, “yo nunca había visto eso en toda mi vida”.  Dijo: “Yo nunca lo había visto”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 218  Y ahora él es un rabí Pentecostal, lleno del Espíritu Santo, yendo a todas partes, predicando el Evangelio.  El se llama a así mismo: “Rabí Pentecostal”.  El fue al Hotel Washington Youree, el otro día cuando nos reunimos allá en la casa del Hermano Jack, y la señora lo conocía, ella dijo: “Rabí”, dijo ella, “le tenemos un buen cuarto, pero”, dijo, “no tenemos televisión”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 219  El dijo: “¡Esas cosas son visiones del infierno’, échelas fuera!  Yo no las quiero allí, de todas maneras; … hizo, yo haría que Ud. la echara fuera”.

 Ella dijo: “¡Rabí!”

 El di o: “Yo soy un rabí Pentecostal”. ¡Aleluya!

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 220  Dijo: “Ahora, cuando Ud. vaya a Israel, Hermano Branham, yo quiero ir con Ud.” Dijo: “Nosotros podemos llevárselo a nuestro pueblo”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 221  Yo dije: “Ahora no, rabí, ahora no.  Ahora no, aún no es la hora, espere un poquito”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 222  Ahora fíjense en estos lugares santos.  Ahora, cuando uno entra a los atrios, lo primero eran los atrios, los atrios exteriores.  Lo siguiente era el altar, donde los sacrificios eran ofrecidos, el altar de bronce.  Luego afuera del altar de bronce, había un velo colgado allí que entraba al lugar Santísimo; allí adentro estaba el propiciatorio, allí estaban los Querubines.  A eso es a lo que yo quiero llegar en nuestra siguiente lección, a esos Querubines que cubren el propiciatorio. ¡Oh, hermano!  Yo … Podríamos permanecer todo el mes en eso, ¿ven?, en ese Querubín.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 223  Ahora, ahora fíjense cuando ellos entraban.  La congregación podía llegar allí; los sacerdotes podían pararse aquí; pero solamente el sumo sacerdote podía entrar allí, una vez al año, llevando la sangre con él.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 224  Y él tenía que estar vestido de cierta manera, cierto vestido; tenía que tener una campana y una granada, una unida a la otra.  Y cuando él caminaba, él tenía que caminar de cierta manera.  Y a medida que él caminaba, el tocaba: “Santo, santo, santo, al Señor.  Santo, santo, santo, al Señor”, esas campanas y granadas sonaban juntas, “¡Santo, santo, santo!” ¿Por qué?  El estaba acercándose a Dios, teniendo la sangre del pacto en sus manos, yendo ante El, llevando la sangre.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 225  Ungido (¡Oh, hermano!), con ciertos perfumes.  Sus vestidos tenían que ser hechos por manos llenas del Espíritu Santo, manos certificadas hacen sus ropas.  La rosa de Sarón, el aceite de la unción, lo derramaban sobre su cabeza, corría por su barba y luego sobre su ser, con el perfume real; una granada y una campana; tomando la sangre de un cordero inocente; y él no se atrevía acercarse a ese velo afuera … él moriría allí mismo donde estaba parado.  Así que él tenía que ir, caminando de cierta manera: “Santo, santo, santo, al Señor.  Santo, santo, santo”, (acercándose a Dios), “al Señor. ¡Santo, santo, santo!”

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 226  Y él iba allí y ofrecía la sangre sobre el propiciatorio, una vez al año.  Y mientras él estaba allí adentro, él tenía el privilegio de ver la Gloria “Shekinah”, cuando la Columna de Fuego, la Luz esmeralda que descendía, que guió a los hijos fuera de Israel.  El hasta llenó de humo el templo para que nadie pudiera verlo.  La Gloria del Señor caía hasta que estaba todo lleno de humo.  Y El mismo entraba, entraba detrás del velo y se asentaba en el propiciatorio en el lugar Santísimo.  “El lugar más Santo”, es llamado, el lugar Santísimo.  Y él tenía que estar vestido de cierta manera, caminar de cierta manera, estar ungido de cierta manera.  El era una persona especial para entrar allí. ¡Cómo debe haberío envidiado la congregación!

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 227  Pero cuando Jesús murió, el velo del templo se rasgó.  No solamente un sumo sacerdote, sino que el que quiera puede tener la misma unción de la Gloria “Shekinah” y caminar una vida santa: “Santo, santo, santo, al Señor”, y acercarse a la misma Presencia de Dios, por medio de la Sangre de Jesucristo delante de él.  Llevarlo a él en una: “Señor Jesús, aquí está un hombre enfermo, él es mi hermano.  El está en un lecho de muerte ahora mismo, para morir.  Estoy acercándome a Ti: ‘Santo, santo, santo, al Señor”‘.
 ”¿Para qué?”

 ”Como sumo sacerdote”.

 ”¿Para qué?”

 ”En favor de mi hermano.  ‘Santo, santo, santo, al Señor”‘.
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 228  ¡Allí lo tienen!  Su diario caminar, su diario hablar, su diario comportamiento, su corazón, su alma, y todo: “Santo, santo, santo, al Señor”.  Ninguna raíz de amargura, ni nada más: “Santo, santo, santo, al Señor.  Santo, santo, santo, al Señor”, a medida comenzamos a acercarnos en favor de nuestro hermano.  El que quiera puede venir, ungido, Sangre delante de él, la Sangre yendo delante de él, tocando: “Santo, santo, santo, al Señor”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 229  Ahora, esos eran los atrios exteriores, el lugar santo.  Y el lugar Santísimo, ese era el santuario de Dios sobre la tierra.  Observen, fue tipificado conforme a aquel del Cielo.  Ahora, vamos a regresar de nuevo a esta misma Escritura.  Oh, oh, mientras pasamos por Apocalipsis, podemos regresar directamente a esto de nuevo. ¿Ven?

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 230  Ahora, Juan, ¿dónde está parado Juan?  En los atrios.  Leamos un poquito más adelante aquí para que capten el cuadro:

 Y del trono salen relámpagos … truenos… voces; y delante del trono ardían … (¡Esperen a que lleguemos a eso!) … siete lámparas de fuego, las cuales son los siete espíritus de Dios reflejando la Luz de Dios en la Iglesia, directamente desde el Trono de Dios.
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 231  No a través de un seminario, no a través de algún obispo; sino desde el Trono de Dios, por una revelación del poder de Su resurrección, ¡haciéndolo a El el mismo ayer y por los siglos!  Esas siete estrellas estando allí reflejando esa Luz, la Luz “Shekinah”, de la Gloria “Shekinah” del lugar Santísimo.  Siete lámparas ardiendo, que están encima de estos candeleros, reflejando Su Luz, Sus colores, de Su poder de Su resurrección, directamente dentro de la Iglesia. ¡Amén!

 Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás.
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 232  Y él sigue adelante y comienza a dar esto, estos seres vivientes, la misma cosa que Ezequiel vio; esos guardias … uno como un hombre, uno como un león, y uno como el águila. ¿Qué era?  Ahora, observen, cuando los traemos y mostramos a ese León de la Tribu de Judá y a todos esos diferentes de sus tribus, que estaban sobre los cuatro muros, y ellos estaban guardando este propiciatorio. ¡Oh, qué cuadro!  Oh, yo sólo … Hay días estupendos por delante.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 233  Así como los vemos, ahora, ese era el Trono de Dios en el Cielo, Moisés lo hizo en la tierra según el modelo, era el Trono de Dios porque Su tribunal estaba representado aquí en la tierra en el lugar Santísimo.  Tuvo … todo Israel venía a ese lugar para hallar misericordia, porque Dios solamente los encontraba bajo la sangre derramada.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 234  Ahora escuchen bien.  Entonces la Gloria “Shekinah” se levantó de ese propiciatorio un día, y se asentó en otro tabernáculo, (¡Amén!), éste: “El Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo”.  El Tribunal de Dios.  “Si lo hablaren contra Mí, les será perdonado”.  Hablen, otro-otro que viene, otro Propiciatorio, hablen. . .”Si hablaren contra el Hijo del Hombre, Yo los perdonaré; pero algún día el Espíritu Santo vendrá a morar en el corazón de la gente, una palabra contra El nunca será perdonada”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 235  Se pone más severo y más severo todo el tiempo, el juicio, porque Dios está continuamente agotando Su paciencia, tratando de conseguir que pecadores vengan a El para ser reconciliados.  Primero, El estaba en los cielos arriba y resplandeció a través de las estrellas.  En segundo, El estaba sobre la tierra resplandeciendo a través de la Gloria “Shekinah”.  Luego, El vino y fue hecho carne y habitó entre nosotros, todavía agotando Su paciencia.  Entonces, El redimió al hombre por medio de Su Sangre, entró en Su Iglesia en la forma del Espíritu Santo, y hablar contra Eso es una cosa sin remedio, perdida.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 236  Ahora pueden ver dónde viene el sacudimiento.  Estamos en un tiempo que ellos no se dan cuenta.  La gente no puede comprender lo que significa.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 237  Ahora, el primer Trono estaba en el Cielo, el tribunal.  El segundo Trono estaba en Cristo.  El tercer Trono está en el hombre.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 238  Ahora permítanme tomar esta pequeña cosa que tengo dibujada aquí.  Vamos a hacer … Desearía tener un pizarrón, y quizás podría hacerlo más razonable para Uds.  Vamos a tomar y dibujar los atrios, sólo hacerlo en un círculo redondo, o, así, cualquiera de los dos.  Ahora vamos a tomar … Yo creo, que quizás así sería lo mejor, vamos a tomar y hacer los atrios.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 239  Ahora, ¿qué es un hombre?  El es un ser trino; cuerpo, alma, y espíritu. ¿Cuántos saben eso?  Observen el acercamiento de Dios. ¿Qué es su corazón? ¿Recuerdan Uds. mi mensaje: “Dios Escogió El Corazón De Un Hombre Para Su Torre De Control’?  El Diablo escogió su cabeza para su torre de control; ¿ven?, él le hace ver cosas, viendo a través de sus ojos.  Pero aun Dios en su corazón le hace creer cosas que él no puede ver. ¿Ven? ¿Ven?, Dios está en su corazón, en el corazón del hombre está el Trono de Dios. ¿Lo captan? ¡El hombre!  Dios hizo Su Trono en el corazón del hombre.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 240  Ahora, observen. ¿Cuál es la primera parte del hombre?  La primera parte del hombre es el cuerpo.  La siguiente parte es su alma, la cual es la naturaleza de su espíritu que lo hace lo que él es. El se acerca ahora.  Ahora, la tercera parte del hombre es su espíritu, y su espíritu está en el centro de su corazón, y en el centro del corazón es donde Dios viene para el Trono.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 241  Uds. recuerdan, recientemente, los-los periódicos anunciaron en Chicago hace como cuatro años, cuando el creyente … incrédulo, mejor dicho, solía decir que “Dios cometió un error a través de Salomón cuando El dijo: ‘Como es el pensamiento del hombre en su corazón”‘.  Dijo: “No hay facultades mentales en el corazón con qué pensar. ¿Cómo podría él pensar con su corazón?  El debe haber querido decir su ‘cabeza”‘.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 242  Si Dios hubiera querido decir su cabeza, él hubiera dicho su “cabeza”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 243  Como Moisés, ¿qué si Moisés … Dios hubiera dicho: “Moisés, quítate tu calzado, tú estás en tierra Santa”; él dijera: “Oh, pues, me quitaré mi sombrero, da lo mismo”?  El dijo “calzado”, El no dijo sombrero, El dijo “calzado”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 244  Y cuando El dijo: “Arrepentios, y bautícense en el Nombre de Jesucristo”, El no quiso decir, “Padre, Hijo, y Espíritu Santo”.  El quiso decir exactamente lo que dijo.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 245  Cuando El dijo: “Os es necesario nacer de nuevo”, El no dijo, “Vosotros deberíais”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 246  El dijo: “Estas señales seguirán a los que creen”, El no dijo, “Quizás los seguirán”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 247  ¡El dice lo que quiere decir!  El es Dios y El no puede retractarse.  El sabe qué es perfecto, así que El lo hace de esa manera, y de esa manera El-El quiere que sea.  Y uno tiene que subir a Eso.  No que El baje a la idea de uno, uno tiene que subir hasta Su idea.  Esa es la diferencia.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 248  Ahora, ahora, sobre este sistema de cuerpo, alma … Ahora, si Uds. toman la palabra alma y la buscan, les dirá en el-en el diccionario Bíblico o el Webster, cualquiera de ellos, que es “la naturaleza del espíritu”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 249  Ahora, aquí está un hombre, digamos, aquí está Fulano de Tal.  Muy bien, Fulano de Tal.  Y aquí está Zutano de Tal.  Muy bien.  Ahora, Fulano de Tal es un hombre, cuerpo, él es hermano de Zutano de Tal.  Ahora, Fulano es un espíritu, alma, cuerpo; y Zutano de Tal es la misma cosa (cuerpo, alma, espíritu). ¿Ven Uds.?, es cuerpo, alma, espíritu.  Ahora, este hombre es malo, vil, engaña, roba, miente, comete adulterio, cualquier cosa mala que él pueda hacer; pero este hombre está lleno de amor, paz, gozo.  Ambos tienen alma, cuerpo, y espíritu.  Pues, ¿cuál es la diferencia?  Este hombre puede regresar y decir: “Yo recuerdo a mi mamá, recuerdo cosas que hicimos cuando éramos muchachos”; ambos pueden.  Ambos tienen espíritus, ambos tienen almas, ambos tienen cuerpos.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 250  Pero la naturaleza del espíritu de este hombre es mala; la naturaleza del espíritu de este hombre es buena. ¿Ven?  Así que la naturaleza del espíritu es el alma del hombre. ¿Ven?  Así que, ahora, Dios está tratando de entrar ¿en qué?  Al espíritu y al corazón del hombre.  Donde el espíritu está es en el corazón.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 251  Uds. saben, y la ciencia dijo (como yo nunca terminé eso), que: “El hombre no podía pensar con su corazón”.  Y la ciencia comienza a descubrir que hay un pequeño compartimiento en el corazón humano (no en el corazón animal, sino en el corazón humano), que ni siquiera tiene una célula de sangre, no hay nada.  Ellos dijeron: “Ese debe ser el lugar que ocupa el alma, o el espíritu”.  Sólo-sólo déjenlos en paz, ellos tomarán sus propias tonterías y probarán a Dios.  Eso es correcto.  Dios hace que los necios testifiquen de El.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 252  Ahora, allí está, grandes titulares en el periódico.  La hijita del Hermano Boze dijo: “Hermano Branham, ¿sabe lo que Ud. estaba diciendo el otro día?” Dijo: “Mire, mire, la ciencia ya lo descubrió”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 253  Yo dije: “¡Pues, bendito sea Dios!  Quiero eso, hermana, quiero-quiero eso”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 254  El alma del hombre es la naturaleza del espíritu, y el espíritu mora en el corazón del hombre.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 255  Ahora, ahora, ¿qué son los atrios exteriores?  Esa es la carne. ¿Ven?  Esa es la primer cosa a la que Uds. vienen, la carne.  Uds. tienen que consumir eso primero.  Uds. tienen que pasar más allá de la carne.  “Yo-yo no tengo ganas de levantarme e ir a la iglesia, los caminos están muy resbalosos.  Yo-yo … Hace mucho calor.  Oh, iglesia, yo no sé”.  Esa es la carne.  Muy bien.  Ahora, Uds. tienen que consumir y caminar a través de eso, Dios tiene que pasar a través de eso.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 256  La próxima vez que El viene, El tiene que entrar al alma, esa es la naturaleza.  “Oh, ¿qué dirán los Jones acerca de mí? ¡Oh, hermano!  Uds. saben, mi iglesia me echará fuera si yo-si yo hago algo así. ¿Ven?” Pero Uds. tienen que caminar a través de eso.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 257  Y cuando Uds. caminan a través de eso, entonces El entra al corazón y allí es donde El ocupa el trono.  Ese es el Espíritu Santo en Uds.  Jesús dijo: “Mucho mejor fuera que una piedra de molino se le colgase de su cuello y se le hundiese en lo profundo del mar, que aun ofender a alguno de estos pequeñitos que creen en Mí”.  No hacerles algún daño; tan sólo ofenderlos, con sólo disgustarles acerca de algo.  Sería mejor que Uds. mismos se ahogaran, o que nunca hubieran nacido en la tierra, que aun ofender a alguno. ¿Lo dijo en serio? [La congregación dice: "Amén".-Editor] ¿Podría El mentir? ["No".] ¿Lo dijeron los Apóstoles?  No. ¡Jesús lo dijo!  Jesús dijo: “Si aun ofendéis a alguno de ellos, estos pequeñitos que creen en Mí”.
 ”¡Estas señales seguirán a los que creen!”

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 258  Algún gran hombre dirá: “¡Oh, yo creo en El! ¡Aleluya!”

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 259  “¿Alguna vez ha hablado Ud. en lenguas, interpretado lenguas, echado fuera demonios, visiones, y demás, como El lo prometió?  “

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 260  “No, esos días ya pasaron”.  El no es un creyente, él es un creyente manufacturado.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 261  Jesús dijo, las últimas palabras que El dijo: “Estas señales seguirán a los que creen, por todo el mundo y a toda criatura”.  Eso es correcto.  “Seguirán al creyente hasta que Yo regrese”.  Esas son las últimas Palabras que El dijo. ¿Cuántos saben eso?  La Biblia, Marcos 16.

 Ahora, ¿ven?, él es un creyente manufacturado.
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 262  Pero cuando Uds. se encuentran a un creyente que realmente cree, con señales que lo siguen, y Uds. ven la humildad de su vida, no es un imitador, saben que él es Cristiano, un artículo verdadero y genuino, quédense quietos.  Se unirán con ellos, comenzarán a moverse, porque Uds. se están moviendo, subiendo por el camino del Rey.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 263  Ahora, ¿qué sucedió?  Observen esto.  Atrios exteriores: era la edad de Lutero, como comenzamos en el Cuerpo de la Iglesia Gentil.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 164  Recuerden, ellos eran Judíos como hasta el tiempo del-del año 606 D.C. cuando entró en Tiatira, casi todos eran Judíos convertidos.  Pero después de los Judíos, eso cayó aquí tanto sobre Judíos como Gentiles (pero mayormente Judíos).  Pero cuando realmente entró en la edad Gentil, vino de este lado, ¿ven?, vino Martín Lutero, Juan Wesley, y demás. ¿Ven?

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 265  Ahora, observen estos tres últimos después de esa Edad del Oscurantismo, llegó a la Edad Media y pasó al otro lado.  Cuando viene, observen estos atrios exteriores. ¿Ven?: carne, alma, espíritu.  Esos atrios exteriores, la carne.  Ese lugar santo: Nazarenos, Peregrinos de Santidad, Metodistas Libres. ¿Ven?  Y luego el lugar Santísimo: vuelve al Pentecostal, donde comenzó en el principio, ¿ven?, vuelve al principio.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 266  Ahora, si Uds. lo están dibujando, quiero marcar.  Ahora hay cinco puertas que entran a la carne, que controlan la carne.  Uds. saben lo que es allí adentro, esos son los cinco sentidos. ¿Cuántos sentidos controlan el cuerpo?  Cinco: vista, gusto, tacto, olfato, oído. ¿Es correcto eso?  Esa es la carne, el atrio exterior, esas son las cosas de las cuales Uds. no pueden depender porque es carne.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 267  Entonces los atrios interiores, tenemos los atrios interiores, lo cual es el siguiente altar.  Y el siguiente altar entra, y entra con-con conciencia, imaginaciones, recuerdos, pasiones, y afecto.  Esos son los cinco sentidos que controlan el atrio interior.  Eso es el alma.  Sentidos de afectos, eso es el alma, amor, y demás.  Y luego lo siguiente en este sentido aquí adentro, habría también recuerdos, y conciencia, y misericordia, y demás, e-e imaginación.  Uds. se sientan e imaginan cosas, ¿cómo lo hacen?  Uds. no lo hacen en su carne; sus sentidos no imaginan.  Es una corte interior dentro de Uds.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 268  Tiene tres puertas. ¿Qué estamos haciendo?  Estamos abriendo ahora, no fallen en verlo.  Viniendo de la carne, los cinco sentidos; a lo siguiente, al alma, los atrios interiores; pero ahora Uds. entran al corazón. ¿Ven?

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 269  Ahora, allí es donde Uds. buenos Peregrinos de Santidad y Metodistas se quedaron allí afuera en ese altar. ¿Ven?  Uds. están en los atrios, Uds.  Luteranos y demás allí atrás en la carne, allí atrás con los cinco sentidos, lo que el ojo puede ver y distinguir. ¿Ven?

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 270  Aquí vienen los Peregrinos de Santidad que eran simplemente los Metodistas Libres, llegaron al siguiente atrio y creyeron en santidad, porque era llamado el lugar santo donde el sacrificio era puesto.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 271  Pero una vez al año entraba el sumo sacerdote al lugar Santísimo lo cual estaba condenado.  Hubo la edad Luterana; luego la edad Metodista; luego Esta edad; las luces de la Iglesia viniendo, lo cual es como en el sistema del ser humano.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 272  Entonces ¿cómo-cómo entramos en Esta?  Ahora, recuerden, había un velo, un velo que colgaba entre el lugar santo y el lugar Santísimo.  En el lugar Santísimo es donde Cristo viene para sentarse en el trono de su corazón, Cristo se coloca en el trono.  El viene a través de Justificación (¿es correcto eso?); Santificación; “Y entonces por un. . .” (¿agua?, ¿por una iglesia?, ¿por un credo?), “por un Espíritu”, de aquí somos todos bautizados en un Cuerpo el cual es el Cuerpo de Cristo. ¿Por medio de qué?  El Espíritu Santo.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 273  ¿Quiénes entran?  Metodistas, Bautistas, Presbiterianos, Pentecostales, el que quiera.  Ese velo, ¿saben Uds. qué es ese velo que vela sus corazones de Ello? ¿Están listos?  El velo es llamado “voluntad propia”. ¿Captan Uds. el cuadro ahora?  Los sentidos allí afuera, los sentidos en el cuerpo y los sentidos del alma, y el velo entre eso y el lugar santo, el lugar Santísimo. ¡Y la única manera en que Uds. pueden entrar allí es tener voluntad propia!  “Porque el que. . . ” ¿Qué? ¿El que da la mano? ¿El que es sumergido? ¿El que se une a la iglesia? ¿El que presenta su carta? ¿El que lo hace? ¡No!  “El que quiera entrar más allá del velo”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 274  Dejen que Cristo venga a los sentidos; dicen: “Pues, yo debería.  Yo no quiero ir al infierno, esa es la cosa.  Me uniré a la iglesia”.  Muy bien, Luterano.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 275  “Pues, le diré qué, yo creo que yo debería vivir una vida diferente, lo que yo pueda”, santificación en el altar.  Muy bien, Metodista.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 276  Muy bien, entonces el que quiera, permitan que pase el velo rasgado. ¡Oh, Gloria sea a Dios!  Estoy al otro lado. ¡Aleluya a Su Nombre! ¡Oh, hermano!  El que quiera, que derribe las cortinas de su propia voluntad y que Dios entre en su corazón. ¡Allí está Cristo en Su tribunal en el corazón humano! ¿Qué ha de suceder?

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 277  Uds. dirán: ? … Yo puedo contar chistes sucios, eso no me condena”. ¿Por qué?  Ud. no tiene nada que pueda condenar.  No hay Nadie allí para-para quitarlo.  No hay Nadie allí para-para condenarlo.  “Pues, le diré”, dicen las mujeres, “yo puedo tener cabello corto, eso no me condena”. ¡No es de extrañarse! ¿Ven?  “Oh, yo-yo puedo usar pantalones cortos, yo puedo hacer esto.  Yo. . . ” El hombre dijo: “No me hace daño fumar puros”.  Dijo: “No me perjudica jugar un poco-un poco de naipes y jugar a los dados”, y cualquier cosa que ellos hacen.  “No me perjudica”.  Y todavía pertenecen a la iglesia, ¿ven?  “No me perjudica hacer esto’. ¿Por qué? ¿Por qué?  No hay nada allí que lo juzgue.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 278  Pero cuando Cristo entra, Uds. han creado un altar en sus corazones y sus pecados son quitados diariamente.  El gran San Pablo dijo: “Cada día muero.  Sin embargo yo vivo, mas no vivo yo, Cristo vive en mí”.  Allí está el velo interior. ¡Oh, hermano, hermana!

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 279  Démonos prisa, yo sé … Oh, no, estoy … no puedo terminarlo, me he pasado del tiempo.  Veamos, déjeme sólo… No, mejor no. ¿Ven?  Quiero tomar los veinticuatro ancianos, y sé que estoy reteniéndoles de su almuerzo.  Nosotros sólo … Veamos, eso … ¿Cuántos dicen que tome los veinticuatro ancianos?  Sólo … [La congregación dice: "¡Amén!"-Editor] Muy bien, sólo un momento.  Muy bien, sólo un momento.  “Veinticuatro ancianos”, entonces, vamos a verlos rápidamente ahora, “alrededor del Trono, y estaban veinti-. . alrededor del Trono”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 280  ¿Ven Uds. ahora lo que … ? ¿Dónde está el Trono ahora?  En el corazón. ¿En el corazón de quién?  Los miembros de las Siete Edades de la Iglesia, ¡Cristo!  “Hablen una palabra en contra, o hecho, Uds. están condenados”, Uds. responderán por eso en el Día del Juicio. ¿Y quién juzgará la tierra?  Los santos juzgarán la tierra.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 281  ¿A quién vio Daniel que venía con millones de millones?  A los Santos.  Los Libros fueron abiertos, pecadores.  Otro Libro fue abierto, el cual era el Libro de la Vida, la virgen durmiente.  Oh, ¿no pueden ver eso?  La iglesia durmiente, aquellas que salieron para encontrar al Esposo, ellas dejaron que el Aceite se les acabara en las lámparas; nunca entraron a esto, nunca dejaron que Cristo tomara control para que El pudiera obrar milagros y hablar en lenguas y hacer maravillas y cosas para comprobar que El vivía en Su Iglesia.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 282  ¿Qué si Jesús hubiera venido a la tierra y hubiera dicho: “Yo Soy Jesús, Yo Soy el Hijo de Dios”, nunca hiciera nada, sólo decir, “Yo-yo iré aquí y me uniré a la iglesia”? ¿Hubiera sido ese el Hijo de Dios?

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 283  ¿Qué dijo El?  “Si no hago las obras de Mi Padre, entonces no me creáis”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 284  ¡Oh, hermano! ¿Pero ven Uds.? Dios se declara a Sí mismo, El ama hacerlo.  El es Jehová.  A El le gusta darse a conocer.  Oh, estoy tan contento de eso.  Sí, señor.  El se me ha dado a conocer, sé que El lo ha hecho a Uds.  Algunos de Uds jóvenes recién convertidos, sin embargo Uds. no … quizás no lo conocen en el poder y las grandes cosas en que los Cristianos de más edad lo conocen, pero Uds. están llegando a eso.  Uds. están subiendo por el camino del Rey.  No … Sólo sigan buscando y persistiendo tan duro como puedan.  Corran, corran y corran tan fuerte como puedan.  No se detengan por nada, sólo sigan adelante.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 285  Como la pobre y anciana Hermana Snelling solía decir:

 Estoy corriendo, corriendo, corriendo, acabo de llegar;
 Corriendo, corriendo, corriendo, acabo de… Corriendo, corriendo, corriendo, y no puedes sentarte. (Pobre alma, ella está allá hoy.)

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 286  Muy bien, ahora, y habían-habían tronos y hay-hay veinti-. . Habían veinticuatro tronos.  Ahora, ¿cuántos serían esos, veinticuatro?  Veinticuatro.  Muy bien.

 ’ ‘ ‘veinticuatro tronos; y vi sentados … sentados en
 los tronos a veinticuatro ancianos (uno sobre cada
 trono), vestidos con ropas blancas, con coronas de oro en sus cabezas.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 287  Ahora, “los veinticuatro ancianos”.  Yo quiero que Uds. se fijen que ellos no eran Seres Angelicales.  Los Ángeles no están asociados, los Seres Celestiales no están asociados con coronas y tronos. ¿Ven?, ellos nunca están asociados, son Ángeles, ellos nunca vencieron.  Si Uds. se fijan un poco después, los cánticos que ellos cantaron, y cosas, prueba que no lo están. ¿Ven?  Ellos cantaron el cántico de redención; así que, los Ángeles no necesitan ser redimidos. ¿Ven?  Muy bien.  Pero ellos-ellos eran hombres redimidos.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 288  Estoy … Uds., no voy a tener tiempo para llegar a esto.  Pero Uds. que están anotándolo.  Si Uds. quieren saber que ellos eran hombres redimidos, vean Mateo 19:28.  Muy bien, Mateo 19:28.  Apocalipsis 3:21, luego… ? … Apocalipsis 20:4, Apocalipsis 2:10, Primera de Pedro 5:2 y 4, Segunda de Timoteo 4:8, eso les permitirá saber que ellos son redimidos.  Yo quería pasar por eso esta mañana, ¿ven Uds.? Y uno lo pudiera escudriñar por semanas, ¿ven Uds.? Ellos no eran-ellos no eran Seres Angelicales, ellos no eran Seres Celestiales, ellos eran hombres redimidos. ¿Ven?  Uds. pueden considerar sus vestidos, la manera en que ellos estaban vestidos; Uds. pueden considerar su posición, la que ellos tenían; consideren los cánticos, lo que ellos cantaban; y sabrán que ellos no eran Seres Angelicales. ¡Mm!

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 289  No me gusta llegar a esto, pero leamos una Escritura más. ¿Lo harían?  Muy bien.  Regresemos a Daniel 7, sólo un momento, aquí atrás, Daniel 7, y sólo leamos una Escritura aquí.  Yo quiero … Así que esto va a ayudarles a Uds. bastante en el resto del mensaje esta mañana.  Estoy seguro que los-que los hará sentirse mucho mejor después de que lean y vean esto, ver lo que Daniel, el capítulo 7 de Daniel, y empecemos ahora desde … Daniel 7, tomemos el noveno capí-. . el versículo 9. Ahora, escuchen bien estas cosas:

 Y estuve mirando hasta que fueron puestos tronos, y se sentó un Anciano de días, cuyo vestido era blanco como la nieve, y cuyo pelo de su cabeza era como lana limpia; su trono llamas de fuego (ven Uds., vuelve de nuevo a ese fuego esmeralda), y las ruedas del mismo, fuego ardiente.

 Y un río de fuego procedía y salía de delante de él; millares de millares le servían, y millones de millones (allí vienen sus Redimidos), asistían delante de él; y el Juez se sentó, y los libros (libros, plural) fueron abiertos.
61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 290  Ahora, fíjense, este juez se sentó. ¿Ven?  Ahora observen.  Daniel, cuando él vio los tronos en el juicio, estaban vacíos, él vio “tronos puestos, que descendieron del Cielo, el Anciano del tiempo descendió del cielo”.  Pero cuando Juan lo vio, el Trono ya estaba ocupado por Jesús, y los tronos para los discípulos y los patriarcas, redimidos, ya estaban llenos. ¿Ven?  Daniel lo vio quinientos años antes del tiempo de Cristo.  Y luego después de Cristo, suman dos mil quinientos años, y Juan estaba viviendo en la edad que ha de venir, y él vio todo esto suceder.  Donde, Daniel no lo vio, él sólo vio al Anciano del tiempo venir, él lo vio a El venir.  Pero cuando Juan lo vio a El, el Trono estaba lleno, ¿ven?, los tronos fueron puestos con el Anciano del tiempo, y el juez se sentó.  Pero cuando Juan lo vio a El, los ancianos todavía no habían sido escogidos en el tiempo de Juan … o en el tiempo de Daniel, ¡pero ellos ya estaban redimidos en el tiempo del fin! … ? … ¡Oh! ¿Oh, no es eso … No es maravilloso El?

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 291  Así que, Daniel 7, él … ¿qué hizo Janiel … hizo Daniel?  El vio de antemano el Juicio, vio que los asientos de los tronos estaban vacíos. ¿Ven?, debían estar vacíos.  Como Juan en su tiempo, después de la Iglesia raptada, ellos estaban ocupados por los ancianos redimidos. ¡Mm!

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 292  ¿Qué significa un anciano?  Si Uds. toman la palabra anciano, yo tengo cerca de … todas estas definiciones anotadas aquí, yo sólo estoy omitiéndolas.  Anciano significa “la cabeza de una ciudad” o “la cabeza de una tribu”.  Un anciano, “la cabeza de algo”.  Por ejemplo yo-yo sería un … El Hermano Neville ahora mismo es un anciano en esta iglesia. ¿Qué es él?  El es la cabeza de este cuerpo local. ¿Ven?  Y el alcalde de la ciudad sería el anciano de esta ciudad; ¿ven?, el anciano de las ciudades. ¿Recuerdan Uds. allá en los tiempos Bíblicos, los ancianos de la ciudad?  Anciano significa “la cabeza de una ciudad” o “la cabeza de una tribu”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 293  Ahora, ¿cuántos eran?  Veinticuatro, veinticuatro ancianos. ¿Es correcto eso?  Ahora… ¡Oh, hermano! ¿Quiénes eran?  Los doce apóstoles y las doce tribus de Israel, los doce patriarcas.  El … Ahora lo vamos a continuar a medida que entremos en las otras lecciones, y probaremos que eso es correcto, así que estoy contento de que están anotándolo ahora. ¿Ven? ¡Los doce patriarcas y las doce tribus de Israel!  Ahora observen.  Jesús dijo que…

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 294  Pedro preguntó un día, dijo: “¿Qué recibiremos?  Hemos dejado padre, madre, esposo, esposa, hijos, todo lo demás, hemos dejado todo”.  Pedro dijo: “Hemos dejado a nuestras esposas, hemos dejado a nuestros hijos, hemos dejado a nuestros padres y madres, nuestras casas y tierras, para seguirte”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 295  El dijo: “De cierto, de cierto os digo, que os sentaréis sobre doce tronos para juzgar a las doce tribus”.  Allí lo tienen, esos son los redimidos, los ancianos redimidos.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 296  Miren-miren a David representando a Cristo. ¿Ven?  Cuando David estaba subiendo al poder, en primer lugar, él pasó un tiempo horrible antes de llegar al poder.  Sin embargo él tenía la unción sobre él, la unción estaba sobre él.  Y un montón de gente pensó que “El sólo era un pequeño renegado, un pequeño tipo que era diferente, tratando de desbaratar algo”.  Pero habían algunos hombres que sabían que él era el rey venidero, ellos se quedaron con él.  Hermano, quiero decir que no los podrían apartar de él, mientras seguían adelante.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 297  Un día él se paró allá arriba en la montaña, miró hacia abajo y vio su pequeña y amada ciudad sitiada por el enemigo.  Y él se paró allí y recordó que cuando él era un muchachito, solía sacar las ovejas por allí y bebía esa agua, esa era verdadera agua. (Hemos hablado de ella aquí no hace mucho: Las Aguas de Vida.) Y allí está él: “Pensar, que yo bebí de ésa”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 298  Y su más mínimo deseo era un mandato a cualquier hombre que él tenía.  Hermano, dos de aquellos hombres agarraron sus espadas y pelearon a través de quince millas [Veinticuatro kilómetros.-Traductor] de Filisteos, cortándolos a diestra y siniestra, para conseguirle un trago de agua de ese pozo.  Ellos sabían que él iba a subir al poder.  Sí, señor.  Una vez, uno de ellos, para salvarlo, saltó a un foso y mató a un león, sin ayuda.  Eran guerreros.  Y cuando-cuando él llegó al poder, ¿saben Uds. lo que hizo?  El hizo a cada uno de ellos gobernador sobre una cierta ciudad.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 299  ¿Ven a Cristo allí?  “El que venciere gobernará sobre una ciudad”. ¡Los vencedores!  Hoy cuando vemos que El está llegando al poder, Cristo gobernará en este mundo.  Alemania, y los Estados Unidos, y todos, tienen que caer, toda nación tiene que caer.  Los reinos de este mundo han llegado a ser los reinos de nuestro Dios y de Su Cristo, y El regirá y reinará sobre ellos.  Eso es correcto.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 300  Sabemos que El está llegando al poder, ¡así que el menor de Sus deseos es un mandato para nosotros!  “El quiere que yo lo represente a El en un pequeño pueblito remoto donde no hay cincuenta centavos de dinero, donde no hay nada, o un pobre montón de gente”, ese es un deseo. ¡Amén!

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 301  “Ud. no tiene que conseguir a tantos, Ud. no tiene que hacer esto, para hacerme saber que El quiere ir”.  Amén.  Eso es todo.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 302  “El quiere que yo haga diferente, actúe diferente”, como estas hermanas y cosas, “si El quiere que yo haga una cierta cosa, bendito sea Dios, es un privilegio para mí hacerlo”. ¡Allí lo tienen!  Nosotros sabemos que El está llegando al poder, no importa lo que el mundo diga.  “Si puedo despojarme de todo peso del pecado que fácilmente me asedia, déjenme correr con paciencia la carrera que tengo por delante.  Déjenme ver hacia el Autor y Consumador de la Fe, Jesucristo”. ¡Llegando al poder!

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 303  Esos “ancianos”, los veinticuatro ancianos.  Muy bien.  Doce … En Apocalipsis; hallamos esto.  En el Libro de Apocalipsis, como en el capítulo 21, hallamos que la ciudad de Jerusalén tenía doce cimientos. ¿Es correcto eso?  Y tenía doce puertas, eran tres a cada lado, tres cuatros son doce.  Exactamente como estaba el tabernáculo en el desierto, porque Juan dijo exactamente y vio exactamente lo mismo que Moisés vio cuando él estaba allá arriba, lo mismo que Pablo vio.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 304  Y ahora nos damos cuenta que los doce cimientos eran nombres de los apóstoles.  Y las doce puertas tienen un nombre de cada tribu en la puerta. ¡Cómo miramos eso y vemos esos doce ancianos, las doce tribus, los doce apóstoles, los doce cimientos, las doce puertas! ¡Oh, hermano!  Tomen esos números de Dios y no pueden fallar en ninguna parte, correrá correctamente en todas partes cada vez.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 305  Esa es la razón, ¿ven Uds.?, que tenemos estos seis días en que el mundo ha trabajado, y estamos bien arriba cerca de este séptimo día ahora.  Los primeros dos mil años, Dios destruyó el agua … el mundo con agua.  Los segundos dos mil años, vino Cristo.  Este es 1961, exactamente a la puerta, sólo un poco de tiempo.  Miren, Jesús dijo: “Ahora, eso no seguirá su curso”, dijo El, “porque tendré que acortar la obra.  Si no lo hago, la bomba atómica destruirá toda carne. ¿Ven Uds.? Por causa de los Escogidos, Yo acortaré la obra en justicia.  Acortarla antes del tiempo”. ¿Ven?, luego los mil años del Milenio, el gran Día.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 306  Mientras que la Iglesia ha obrado contra el pecado por seis mil años, y los séptimos mil años es el Milenio.  Así como Dios duró seis mil años para construir el mundo, y en los séptimos mil años El descansó de todas Sus obras.  Y la Iglesia obra contra el pecado por seis mil años, y en los séptimos mil años la Iglesia descansa.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 307  Las ropas blancas que estaban sobre los ancianos son las acciones justas de los Santos.  Lo blanco significa “justicia”.  Y porque estaban vestidos mostraba que eran “sacerdotes o jueces”, sacerdotes, jueces, profetas, y demás, vestidos de blanco; ¿ven?, lo que ellos eran.  Ellos estaban vestidos de blanco, los veinticuatro ancianos.  Habrá veinticuatro ancianos.  Habrá doce de ellos para las doce tribus de Israel; los doce apóstoles para la Iglesia.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 308  Y ellos estaban sentados en los atrios del gran Rey.  Recuerden, estos, están sentados allí.  Y aquí está la Novia y Cristo sentados en Su Trono, y Su Esposa sentada a Su lado, la Iglesia.  Los veinticuatro ancianos … Los ciento cuarenta y cuatro mil eunucos del templo ministrándole.  Cuando El se levanta, Su Esposa va con El. ¡Oh, hermano!  A través de esa gran Edad que viene, cuando todo el pecado y la apariencia del pecado es…

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 309  Todos los grandes y buenos edificios que la gente tiene en tan alta estima hoy, todo el dinero y concupiscencia y todo el pecado y mujeres bellas y hombres, cualquier cosa que ellos tratan de hacer de sus cuerpos, alguna u otra cosa, es una trampa para que el Diablo envíe sus almas al infierno, perecerán y se pudrirán, y gusanos de la piel se los comerán.  Y en primer lugar, los gusanos de la piel. . todo lo que ellos fueron alguna vez se convertirá en un fuego volcánico para regresar a ser nada sino residuos atómicos y-y todo en ceniza volcánica.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 310  Pero una de estas mañanas, amigo, una de estas mañanas, cuando todo eso termine, ella florecerá de nuevo.  Los campos con su trébol volviéndose blanco y la-la fragancia que sale de la rosa combinará con la flor del Árbol de la Vida, y Cristo volverá alguna mañana.  Cuando las grandes aves, las palomas, se sentarán en los árboles y arrullarán, y ya no habrá muerte y ya no habrá tristeza.  Cristo y Sus Redimidos volverán a la tierra; no serán personas viejas, sino jóvenes para siempre.  Inmortales, nos pararemos a Su semejanza, para brillar más que el sol y las estrellas.
 Me dirijo a esa Ciudad hermosa,

 Que mi Señor ha preparado para los Suyos; Donde todos los redimidos de todas las edades, Cantarán “¡Gloria!” alrededor del Trono Blanco.
 Algunas veces me pongo nostálgico por el
 Cielo,
 Y la gloria que se ha de contemplar,
 ¡Qué gozo será cuando a mi Salvador vea yo, En esa Ciudad hermosa de oro!

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 311  ¡Cuánto anhelo verlo a El! ¡Oh, yo quiero verlo a El! ¡Me dirijo a esa hermosa Ciudad!  Juan la vio, en la isla de Patmos, que descendía como una Novia ataviada para su marido.  La gloria de ella quiero contemplar, algún día.

 Yo quiero verle, y ver Su rostro,
 Allí cantar para siempre de Su gracia salvadera;
 En las calles de la Gloria déjenme elevar mi voz;
 Ya pasó todo afán; en el hogar al fin, siempre para regocijarme.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 312  El resbalarse y deslizarse un poquito en la nieve, el colorcito y labor del día; quisiera que mi esposa y Mabel vinieran y cantaran ese canto para mí, si yo-yo pudiera: “Las dificultades del camino parecerán nada, cuando llegue al final del camino”.  Eso es correcto.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 313  Recuerdo la noche cuando dejé la iglesia para empezar en la obra evangelística, cuando todos Uds. estaban llorando; ninguno de ellos ha quedado, casi, probablemente hay unos cuantos de Uds. aquí.  La Hermana y el Hermano Spencer, y quizás quedan unos-unos cuantos veteranos, cuando ellos lloraron aquí.  Pero cuando el Espíritu Santo dijo: “¡Tú tienes que ir!”

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 314  Y recuerdo mi primera reunión después de estar ausente por meses, Meda vino a Jonesboro, Becky era una bebita pequeñita, vinieron en el antiguo tren Cottonbelt, tardaron días para llegar allí.  Yo estaba parado allí afuera cuando ella entró esa noche.  Tratamos de llegar al auditorio, a tres cuadras de distancia, la policía estaba cuidando las calles.  Hasta las calles estaban llenas.  Tuvieron que llevarme a través de las calles y dar vueltas para entrar al lugar.  Meda dijo: “¿Vinieron ellos para oírte predicar, Bill?”

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 315  Yo dije: “No”.  Luego cantamos:
 Ellos vienen del Este y del Oeste, Ellos vienen de tierras lejanas,

 Para festejar con nuestro Rey, para comer como huéspedes Suyos; ¡Cuán benditos estos peregrinos son!  Contemplando Su santa faz,
 Radiante con amor divino;
 Participantes benditos de Su gracia,
 Como joyas en Su corona brillar.
 Oh, Jesús pronto volverá,
 Nuestras pruebas entonces cesarán.

 Oh, ¿qué si nuestro Señor en este momento
                    viniera
 Por aquellos que están libres de pecado?
 Oh, ¿te traería entonces gozo,

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 0  tristeza y profunda desesperación?
 Cuando nuestro Señor en gloria venga,
 Nos encontraremos en el aire con El.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 316  ¡Amén! ¡Oh, yo lo amo a El! ¿Les traerá tristeza y profunda angustia, o les traerá gozo?  Cuando nuestro Señor en gloria venga, nos encontraremos en el aire con El.  Con esos pensamientos en nuestras mentes, inclinemos nuestros rostros.  Si el Señor quiere, terminaré este servicio en alguna otra ocasión.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 317  Nuestro Padre Celestial, oh, ellos vendrán del Este y del Oeste, ellos vendrán de tierras lejanas.  Estoy pensando en ese gran Rapto.  La gente a la que le he predicado en Africa, India, y alrededor del mundo, cómo veré sus rostros de nuevo.  Muchos de ellos llorando, saliendo hacia el avión, y apoyándose contra las cercas y gritando y llorando.  Estoy pensando de cuando ellos salieron con Pablo una vez, y se arrodillaron y oraron.  El dijo: “Estoy seguro que ninguno de vosotros … muchos de vosotros aquí no verán más mi rostro”.

 Pero ellos vendrán del Este y del Oeste, Ellos vendrán de tierras lejanas,
 Para festejar con nuestro Rey, para comer como huéspedes Suyos;
 Cuán benditos estos peregrinos son;
 Contemplando Su santa faz (en la Gloria esmeralda);
 Radiante con Luz Divina; (no sólo una luz de lámpara o una luz de candela, sino-sino Luz Divina, radiante con Luz Divina).
 Participantes benditos de Su gracia,
                   Como joyas en Su corona brillar.

 Oh, Dios, cuando el carbón de fuego había tocado al profeta,
 Haciéndolo tan puro, tan puro como pudiera ser,
 Cuando la Voz de Dios dijo: “¿Quién irá por nosotros?  ”
 Entonces él respondió: “Heme aquí, envíame a mí

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 318  Oh, envía al Ángel esta mañana, al Querubín con seis alas, como lo vio Isaías, volando por el edificio, clamando: “Santo, santo, santo, al Señor”.  E Isaías el joven profeta dijo: “Soy inmundo de labios, y estoy entre pueblo inmundo, y han visto mis ojos la Gloria del Señor”.  Los pilares del templo se estremecieron.  Y un Ángel tomó las tenazas del altar, y cogió un carbón de fuego y lo tocó con él en sus labios, dijo: “Yo limpio tus labios.  Ahora profetiza, hijo de hombre”.  Envía al Ángel esta mañana, Señor, limpia nuestros labios de cualquier vileza.  Limpia nuestros corazones, y entra, Señor.  Rompe la voluntad propia.  Permite-permite que mi voluntad (en Ti), sea Tu Voluntad, Señor.  Oh, haz Tu Voluntad en mí, oh Dios.  Y permite que yo y mi iglesia y mi pueblo seamos Tuyos, oh, Señor.  Nos encomendamos a Ti.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 319  Y como el poeta siguió diciendo, Padre:

 Millones ahora en pecado y vergüenza están muriendo; (allá en África, en India, alrededor del mundo, miles por hora, encontrándote sin conocerte).

 Millones ahora en pecado y vergüenza están muriendo; (aún, Dios, me rompe el alma en pedazos pensar en eso).
 Escuchen su triste y amargo llanto;
 Apresúrate, hermano, apresúrate al refugio de ellos;
 Rápidamente responde: “Maestro, heme aquí”.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 320  Concédelo, Señor, concédelo de nuevo.  Yo he cometido toda clase de errores, Padre, durante este año pasado, ruego que Tú me perdones por ellos.  Y en este nuevo año, Señor, úngeme de nuevo.  Déjame ir a esos millones sentados allá en pecado y vergüenza, que están muriendo, para llevarles esta gran revelación de Tu Verdad, llevándoles la unción del Espíritu Santo; que en ese día ellos puedan venir del Este y del Oeste, brillando como joyas en Tu Corona.  Ayúdame, Señor, a ir y buscar y sacarlos de la tierra, de la suciedad de la tierra, la suciedad e inmundicia en que están viviendo.  Y permíteles ver a un Dios Santo que los hace limpiarse y vivir como Cristianos, santificados y puros delante de Ti; apartándose del mal, de toda clase de diversiones mundanas, y volviéndose a un Dios viviente, haciéndolos delegados de Tu Reino para ese gran día.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 321  Santifica esta pequeña iglesia esta mañana, Señor.  Santifica con Tu Espíritu a cada persona que está aquí adentro, y permite que el Espíritu Santo entre a sus corazones, a cada uno de nosotros.  Renueva el Espíritu en aquellos que ya abrieron sus corazones a través de su propia voluntad, han negado su propia voluntad y han llegado a conocer Tu Voluntad.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 322  Aquellos jóvenes, Señor, muchos de ellos apenas son pequeños bebés. ¡Cómo los nutres Tú en Tus brazos!  Cómo una madre cuida de sus pequeñitos, secando las lágrimas de sus ojos y-y dándoles cosas especiales porque ella los ama.  Así es como Tú amas a Tus bebés recién nacidos, Señor.  Ellos no pueden caminar todavía, ellos ni siquiera pueden hablar.  Lo único que pueden hacer es llorar y recurrir a mamá.  Oh, Dios, tenlos en Tus brazos, tiernamente, como corderitos, y guíalos hasta que ellos lleguen a ser maduros de manera que puedan caminar.  Entonces guíalos, Señor, a través de las sendas de servicio.  Concédelo.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 323  Perdona nuestros pecados, como perdonamos a aquellos que han pecado contra nosotros.  No nos metas en tentación, mas líbranos del mal.  Porque Tuyo es el Reino, y el Poder, y la gloria, por todos los siglos, por medio del Nombre de Jesucristo.  Amén.

61-0101 (e) Apocalipsis Capítulo Cuatro, Parte II
 124  ¡Que Dios los bendiga!  Yo confío que el Señor ha hecho algo por Uds. esta mañana para que Uds. comiencen el año nuevo sobre esto, que aman a Jesucristo, y algún día Uds. quieren verlo y amarlo y vivir con El para siempre.  Es mi deseo que ninguno de Uds. se pierda, que cada uno de Uds. sea salvo y lleno con el Espíritu Santo, y que sea preservado para ese día de Su Venida, porque yo creo que está a la mano.

 Ahora le devuelvo el servicio al Hermano Neville.

criado por elgranamordedios    4:56 pm — Categoría: Sin categoría — Tags:
« Newer PostsOlder Posts »

Report abuse Close
Am I a spambot? yes definately
http://cristiano.blog.terra.com.mx
 
 
 
Thank you Close

Tu denuncia ha sido enviada.

La misma será procesada para tomar las medidas correctas. Esperamos que continues participando y haciendo crecer al servicio de Terra Blog.